Issuu on Google+

Estamos en el año

1938. NUEVA ENCICLOPEDIA ESCOLAR. Veamos el

tratamiento que hace de las unidades que se consideraba que debían

conocerse en el GRADO PRIMERO. (En la actualidad nos conformamos con

que al terminar el Bachillerato sean capaces de manejar las más habituales)


No cabe duda de que estamos ante una buena explicación. Y además tenían claro que todos los metros deberían ser iguales de largos. ¿A dónde iríamos a parar si no? ¡Menos mal que nos lo aclaran...!


Si no tienes un metro al lado ¡No hay problema! Siempre habrá un niño de ocho años a mano.Se ve que en 1938, todos los niños de esa edad debían tener las manos iguales de grandes. Pero ... ¿Y si no dispones de un niño? ¡No hay problema! Seguro que, a mano, siempre tienes unos azulejos corrientes. Está claro que en esa época todos los azulejos y losas medían 20 cm. Con los años, los niños y las niñas de 8 años evolucionaron y se especializaron, (Teoría de la Evolución), desarrollando manos pequeñas, grandes, rellenitas, alargadas, ...

Mientras tanto, las losas y azulejos, para diversificar el producto y alcanzar mayores cuotas de mercado, decidieron, en unos casos, aumentar su tamaño y, en otros, disminuirlo.


No olvidemos que se trata de una medida de

capacidad y los granos (cebada, trigo, avena...) se

medían, en pequeñas cantidades, en unidades de capacidad. La equivalencia con el sistema métrico ya estaba establecida: equivale a 1 dm3.

¡Pura manía de tenderos! ¿Tal vez era más fácil su fabricación?

Hoy encontramos litros con las formas más variadas...

Seguimos evolucionando...



Unidades en los libros de texto antiguos (1)