Page 1


capítulo

1

Los “implantes” ¿qué es un “implante”? La pregunta reviste su importancia, porque cada vez se oye hablar más de ello: mucha gente piensa que tiene implantes y no obstante carece de mayor información sobre el tema, lo cual, por eso mismo, puede ser terrorífico. Un “implante” (¡y no estoy hablando de los “implantes” del dentista!) también llamado microchip (MC) o transponder, es un cuerpo extraño introducido en un organismo. Puede ser de naturaleza física, aunque poco visible para el ojo humano. Suele presentarse la mayoría de las veces como una minúscula pieza metálica o con la forma de un objeto material del tamaño de un grano de arroz cuya irradiación puede verse cuando se practica la lectura del aura, por ejemplo. Estos implantes pueden ser eliminados con una intervención quirúrgica o simplemente desactivados. Algunos son inamovibles, pero esto lo veremos más adelante. Dentro de la diversidad de implantes existentes,

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 3

27/03/19 09:50


Anne Givaudan los llamados “orgánicos” o “biológicos” presentan una estructura distinta de la que acabo de describir. El adjetivo “biológico” parece extraño en este contexto, pero evoca exactamente lo que es. Estos implantes son muy frecuentes hoy en día: se les suele mezclar con distintos tipos de líquidos para que se integren mejor en el organismo donde van a ser implantados. Pueden incluso estar dotados de una vida autónoma. A este propósito, os voy a contar una experiencia vivida en primera persona. Un día, un alumno de nuestros talleres, que trabajaba como representante de unos microscopios de muy alto nivel, llevaba “casualmente” (pero el caso no existe) un modelo de estos aparatos en su coche. Otra estudiante procedente de Brasil había traído consigo una vacuna masiva, prescrita para evitar las epidemias de gripe. La había traído para que pudiéramos leer su aura y ver qué nos parecía. Como ya habréis presentido y dado que las casualidades no existen, nos pusimos a estudiar la vacuna bajo el microscopio antes de hacer otra cosa. Lo que vimos nos dejó sin palabras: en el líquido flotaba una forma esférica perfecta, extraña a cualquier molécula biológica o química que pudiera contener la vacuna. ¡Sacad vosotros mismos las inevitables conclusiones! Este tipo de implantes, debido a su propia naturaleza, no puede extraerse físicamente, así que sólo se lo puede neutralizar por medios sutiles. Cuando escribía hace algunos años sobre el delicado tema del «gobierno mundial», abordé el problema de los implantes y de los microchips que se introducen abusivamente en los cuerpos humanos. En aquel 4

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 4

27/03/19 09:50


Los “implantes” entonces, muchas personas proclamaron que jamás podría ser inyectada «semejante cosa» en un cuerpo humano. Recordemos que en ese momento los microchips se implantaban fundamentalmente en animales y sobre todo en los caballos, pero ya se preveía que esta práctica se acabaría extendiendo por todo el mundo: el proyecto estaba ya bien estructurado y yo tuve la prueba de ello, a través de artículos y documentación oficial que habían llegado a mis manos1. He aquí dos fotografías de implantes físicos tal como se fabrican hoy en día:

Fig. 1

1 Anne Givaudan, El que viene: de la sumisión a la libertad, Luciérnaga, 2002, y Los dossiers del gobierno mundial: la trama oculta para dominar la humanidad, Ed. Graal, 2004.

5

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 5

27/03/19 09:50


Anne Givaudan

Fig. 2

Así pues, hay que preguntarse: ¿quién los fabrica y para qué? Existen dos tipos de implantes: • los implantes de origen terrestre, construidos por los seres humanos (con tecnología humana o no) • los implantes de origen extraterrestre. implantes de origen terrestre Implantes inyectados en el cuerpo humano Hoy en día se habla cada vez más de introducir microchips en los organismos humanos, de manera consentida o no. Efectivamente, los gobiernos, presionados por los que están por encima de las leyes y sobre todo por encima de quienes creemos que nos gobiernan, ponen en circulación distintos tipos de microchips que supuestamente sirven para «protegernos». 6

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 6

27/03/19 09:50


Los “implantes” Así pues, encontramos: • microchips para los prisioneros, que permiten localizarlos en caso de fuga o de recidiva, lo cual nos hace pensar que una persona que no tiene nada que reprocharse se encuentra protegida; • microchips para las personas que pierden la memoria, de manera de poder encontrarlas; • microchips para los niños (preferentemente los ricos), por si fueran raptados; • microchips con información médica para acceder más fácilmente a los servicios de salud en caso de accidente; • microchips para entrar en las discotecas sin necesidad de documentación, de tarjetas o de dinero físico susceptibles de ser robados. El club Baya Beach en Barcelona, por ejemplo, ha puesto en práctica este sistema. Como podéis constatar, hay tantas propuestas como presión mercantil y son muchos los seres humanos que ven en esta tecnología una fuente de confort y de protección sin percatarse de que a fuerza de protegerse se van creando su propia prisión. Ya no queremos correr riesgos y quien nos gobiernan lo sabe… Acabo de abrir el número 17 de la interesante revista francesa «We demain» y descubro el siguiente artículo de Lucile Morin sobre los implantes «Mutant qu’il y aura des hommes»2 . He aquí unas pocas líneas que presentan el tema: 2 N.d.T.: el título es un juego de palabras intraducible a partir de la frase “mientras exista el ser humano”, en francés tant qu’il y aura des hommes, y la palabras mutant, que significa “mutante”.

7

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 7

27/03/19 09:50


Anne Givaudan «Cuando uno se hace implantar un microchip, un captador o una telecámara, está convirtiendo su cuerpo en un laboratorio de fusión entre el hombre y la tecnología. Los biohackers, a un tiempo geeks y artistas, forman una tribu sin fronteras que pretende traspasar los límites biológicos y anticipar un futuro […] cada vez más cercano: en el mundo ya son unas 30.000 las personas portadoras de microchips». Existen, por ejemplo, unos dispositivos de aumento sensorial accesibles al gran público por un precio totalmente aceptable. Hay otro tipo de implantes que permiten vibrar cada vez que se produce un terremoto, para sentirse conectado con la Tierra en un mundo desconectado. En Suecia, varios empleados de la sociedad Epicenter llevan implantes para acceder a los portales de seguridad, así como a todo aquello que antes precisaba del uso de tarjetas, llaves u otros objetos molestos. Kevin Warwick, profesor de cibernética en Coventry en el Reino Unido, escribe substancialmente: «He nacido humano pero ha sido un accidente del destino»; por supuesto, su sueño es convertirse en un cyborg. A continuación, un extracto de un reportaje sobre él publicado el 31 de enero de 2008 por Laurent Burkhalter, con montaje de Charles D. Fischer: «”No quiero ser un ser humano, quiero ser un cyborg. Es cierto que los humanos son capaces de realizar bastantes cosas, pero son muy limitados”. El investigador británico Kevin Warwick marca la pauta: le gusta provocar… Hace algunos años se convirtió en 8

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 8

27/03/19 09:50


Los “implantes” el primer cyborg al hacerse implantar un microchip en el brazo para estudiar su sistema nervioso. Al mover la mano, las señales nerviosas procedentes de su cerebro eran interceptadas en parte por el microchip y retransmitidas hacia una mano robotizada […]. Kevin consiguió también mandar órdenes a su mano robotizada a través del Atlántico, transmitiendo sus señales nerviosas por Internet.

Fig. 3

Por supuesto que este tipo de experimentos podrían ser beneficiosos en el ámbito médico, favoreciendo el desarrollo de prótesis robotizadas. Pero el propio Kevin evoca la posibilidad de una aplicación militar: ”Si eres soldado, ya no tienes por qué estar en el campo de batalla. Puedes quedarte en casa, con toda segu9

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 9

27/03/19 09:50


Anne Givaudan ridad, y utilizar tu cerebro para manipular armas a distancia. Puedes estar leyendo el periódico en tu sofá al tiempo que haces volar al enemigo por los aires”. Kevin Warwick sueña actualmente con poner en relación dos cerebros gracias a un microchip. Según él, de esta manera las personas podrían comunicar directamente por el pensamiento, sin hablar. ”¿Para qué tendría que seguir existiendo la palabra, que es imperfecta, en un futuro, si tendremos la posibilidad de comunicar directamente con pensamientos, colores, conceptos?”. Kevin Warwick está buscando en estos momentos a una pareja que se ofrezca para hacer de conejos de indias. Su esposa Irena, que ya participó en uno de sus experimentos, se ha negado a que le implanten un microchip en el cerebro». Podéis ver el implante de este investigador en youtube; el vídeo lleva por título Kevin Warwick’s Braingate Implant3. Llegados a este punto, un ser humano normal se convertirá en un inadaptado, escasamente competente en un mundo de superpoderosos seres artificiales. Venimos del fin de la Atlántida, donde la facilidad tecnológica robotizó a los seres humanos al tiempo que humanizaba a los robots. El continente, deshumanizado, sucumbió en cuerpo y alma, sumergido por el amor al poder y por la superpotencia ficticia. Todo esto nos lleva simplemente a olvidar lo más importante: ser un superhombre nunca depende de la tecnología sino del desarrollo de nuestras capaci3 https://www.youtube.com/watch?v=LW6tcuBJ6-w

10

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 10

27/03/19 09:50


Los “implantes” dades humanes y sobrehumanas, que superan con creces las de cualquier robot. Cualquiera de nosotros puede desarrollar sus sentidos sutiles de una manera espectacular pero eso requiere un recorrido interior más exigente en tiempo y energía que una simple operación quirúrgica… Los implantes que he descrito hasta aquí son visibles, perfectamente legales y se nos anima incluso a usarlos, aduciendo razones de protección o de experimentación. Aunque pueda pasar por una conspiradora o una denunciante, quisiera recordar aquí que toda esta tecnología está orientada hacia un objetivo que no es precisamente el de liberar al ser humano. Tomemos el ejemplo de los piercings. Han estado y siguen estando de moda y hoy en día se les ha añadido una “mejora”: la última tendencia son los piercings hechos bajo la piel. He aquí un ejemplo en el siguiente artículo4: «En pos de una nueva estética, dotados de diodos luminosos y de una pequeña batería de 3 voltios, estos implantes bautizados “Northstar V1” se iluminan durante unos diez minutos cada vez que sus propietarios pasan por el campo magnético de un imán. Para poder beneficiar de esta coquetería, no obstante, hay que pasar por el quirófano. Para que los LED Northstar V1 puedan instalarse bajo la piel de la 4 http://www.gentside.com/humour/northstar-v1-les-ledssous-la-peau-la-nouvelle-tendance-en-matiere-de-modificationcorporelle_art72469.html

11

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 11

27/03/19 09:50


Anne Givaudan mano o del brazo, es preciso pasar por una operación quirúrgica que suele durar unos 15 minutos. […] Para los adeptos de esta nueva moda, el efecto buscado es ante todo estético: sirven para dar luz a sus tatuajes o tener el aspecto de cyborgs. […] Quien la define “acto quirúrgico” obviamente también dice que esta práctica implica riesgos para la salud, sobre todo porque de momento no se realiza en el ámbito médico, y por lo tanto sin garantías de higiene o seguridad». Para ver fotos relativas a estos implantes os aconsejo la siguiente página: https://motherboard.vice.com/fr/article/qk38zm/ les-biohackers-qui-simplantent-des-led-sous-la-peau

Fig. 4 – Foto procedente de la página Mailonline, 30 de junio del 2017.

12

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 12

27/03/19 09:50


Los “implantes” La difusión de los piercings primero y, hoy en día, la de los piercings luminosos, tiende a hacer que un acto como el implante de un microchip resulte algo banal y vanguardista. Como las distintas substancias tóxicas que circulan y destruyen poco a poco a los jóvenes de las generaciones siguientes a la nuestra, los piercings se convertirán en implantes capaces de generar emociones y de condicionar a quienes aún hubieran podido rebelarse. Más allá de todo esto, existen otros tipos de implantes menos conocidos y que nos instalan sin haberlo autorizado: nos los imponen e introducen en el cuerpo cuando estamos en coma, durante las operaciones, durante las terapias, con las inyecciones o durante las vacunaciones masivas. Estos implantes proporcionan importante información sobre nosotros, aunque las personas que nos los inyectan ignoran casi siempre que lo están haciendo. A priori, esta información no es comprometedora siempre que nos mantengamos en la vía de lo que nos proponen quienes supuestamente nos protegen. Mientras algunos de estos implantes facilitan información sobre la persona que los lleva, y sólo ejercen como «vigías», otros son más perniciosos. He visto lo fácil que resulta eliminar a un grupo de individuos indeseables, o una etnia minoritaria gracias a estos implantes. Basta con introducir una codificación específica en el implante antes de lanzar un virus que alcanzará a un grupo de hombres, mujeres y niños portadores de estos microchips inyectados durante una vacunación masiva, por ejemplo. 13

ES021 - Implantes tripa 201903127.indd 13

27/03/19 09:50

Profile for Edizioni Amrita

Implantes y entidades parásitas - Anne Givaudan  

Todos hemos oído hablar de posesiones, maldiciones, entidades que habitan en cuerpos ajenos y otros «parásitos» energéticos o psíquicos, has...

Implantes y entidades parásitas - Anne Givaudan  

Todos hemos oído hablar de posesiones, maldiciones, entidades que habitan en cuerpos ajenos y otros «parásitos» energéticos o psíquicos, has...

Advertisement