Page 1


Los

héroes gemelos

contra los tres gigantes Humberto Ak’abal • Luis Garay

Las historias del Popol vuh


Wuqub Kaqix– Siete Guacamaya, el orgulloso S

olo había un poco de claridad sobre la Tierra, cuando aún no se mostraba el sol y no se miraba la cara de la luna, ni de las estrellas. Y allí, entre las sombras, se paseaba un ser orgulloso que se llamaba Wuqub Kaqix– Siete Guacamaya. —Yo soy el más grande por encima de todos los seres creados, decía. Yo soy el sol, soy la claridad, soy la luna. Grande es mi resplandor, mis ojos son de plata, resplandecen como preciosas piedras verdes. Mis dientes relucen rellenos de piedras finas y mi nariz tiene brillo de luna. Cuando salgo frente a mi trono de plata, toda la tierra se ilumina. La vista de mis ojos alcanza lejos. Así hablaba Wuqub Kaqix. Pero él no era el sol. Él solamente presumía con el brillo de sus joyas, de sus plumas y de sus riquezas. Su vista no cubría todo el mundo. Su ambición era hacerse grande y dominar.

2


3


En ese entonces, había dos muchachos. Uno se llamaba Junajpu–Uno Cerbatanero y el otro Xbalamke­–Pequeño Sol. Ellos verdaderamente eran dioses. Y como vieron el mal que hacía el orgulloso, hablaron entre ellos:

4

—No está bien cómo se comporta este Señor. Así que, cuando él esté comiendo, le tiraremos bodoques de barro seco con nuestras cerbatanas, para darle una lección. Y salieron con su cerbatana al hombro.


A Wuqub Kaqix le gustaban los nances, era su comida favorita, tenía un árbol grande de esa fruta. Todos los días iba a su árbol de nance y trepaba por sus ramas. Un día, Wuqub Kaqix tenía mucha hambre, así que fue en busca de su árbol y se sentó entre sus ramas a comer nances. En eso estaba, cuando sintió un tiro de cerbatana que le dio en la mandíbula. Gritando se dejó venir de su árbol al suelo. Junajpu corrió para rematarlo, pero Wuqub Kaqix se defendió y en el forcejeo le arrancó un brazo.

5


6


Wuqub Kaqix se levantó del suelo y se fue a su casa. Iba sosteniéndose la mandíbula con una mano y, en la otra, cargaba el brazo de Junajpu. —¿Qué te pasó, mi querido Señor?, preguntó Chimalmat, la mujer de Wuqub Kaqix. —Pues, dos desgraciados me tiraron con su cerbatana y me desencajaron la mandíbula. Me aflojaron los dientes y me duelen mucho. Pero yo le arranqué el brazo a uno de ellos y lo voy a colgar sobre el fuego. Allí lo dejaré colgado para que se seque, porque de seguro vendrán a buscarlo. Así le decía Wuqub Kaqix a su mujer, mientras colgaba el brazo de Junajpu. Los muchachos Junajpu e Xbalamke, después de pensar qué harían, se fueron a hablar con dos viejecitos que tenían los cabellos completamente blancos. Eran muy viejos y humildes. Estaban ya jorobados porque eran muy ancianos. El señor se

llamaba Saqinim Aq y la señora Saqinim Sis, los Abuelos del Tiempo. Los muchachos les dijeron: —Venimos a pedirles favor que nos acompañen para ir a traer nuestro brazo a la casa de Wuqub Kaqix. Nosotros nos volveremos niños e iremos detrás de ustedes. Cuando estemos en su casa, así le dirán a Wuqub Kaqix : “Estos chiquitos que nos acompañan son nuestros nietos, su madre y su padre ya murieron. Por eso, a donde quiera que nosotros vayamos ellos van con nosotros, vamos de casa en casa pidiendo limosna. Pues lo único que sabemos hacer es curar muelas”. —Con mucho gusto, iremos con ustedes, dijeron los viejecitos. Y se pusieron en camino para ir a la casa de Wuqub Kaqix y allí lo encontraron recostado en su trono de plata.

7


El mundo de Wukub Kaqix y sus hijos Por Irene Piedrasanta y Ruud van Akkeren

Las leyendas y algunos mitos cuentan sobre héroes, dioses, personajes y eventos que se supone pasaron en algún pasado remoto. Estas historias se trasmitieron de boca en boca y se reprodujeron en libros, vasijas, murales, dinteles y danzas. Los pueblos que las crearon las consideraban ciertas y algunas tienen un sustento real. La historia de los mayas es una secuencia de épocas, llamadas Soles. El Sol o época en la que vivió la familia de Wukub Kaqix es una de las más antiguas. Es la época de las grandes ciudades como Kaminal Juyú, El Mirador, Takalik Abaj, San Bartolo (en Guatemala) e Izapa, Tierra Nueva y San Miguel (en México). Esta

es la época llamada Preclásico maya y se extendió del 2,000 a.C al 250 d.C. En Kaminal Juyú se encontró una tumba con un señor maya cuya cara estaba cubierta por una máscara de jade que representaba a una guacamaya. En la escultura 10 está su nombre: Siete Guacamaya. En otras esculturas puede verse a toda la familia Siete Guacamaya: Wukub Kaqix, Chimalmat, Sipakna y Kabraqan. Hoy día, Kaminal Juyú está casi completamente enterrada bajo la capital de Guatemala. Su verdadero nombre era Cerro de Maguey y la habitaron los mayas poq´om.

¿Qué pasaba en otras partes del mundo cuando vivía Wukub Kaqix? Preclásico maya

(2,000 a.C. – 250 d.C.) Auge de Kaminal Juyú

400 a.C. 2000 d.C.

a.C. = antes de la Era Cristiana d.C. = despúes de la Era Cristiana ca. = al rededor de

26

1000 a.C.

1500 a.C.

Preclásico maya:

2,000 aC – 250 d.C.

Clásico maya:

250 aC – 900 a.C.

Posclásico maya:

900 dC – 1521 d.C.

500 a.C.

753 a.C. En Egipto se comienza a fabricar vidrio.

El hierro se comienza a utilizar en Grecia y China. Se fabrican herramientas y armas.

150 d.C. 250 d.C.

0

Fundación de Roma.

447 a.C. Construcción del templo Partenón, en Atenas.

214 a.C. Qin Shi Huang inicia la construcción de la muralla china.

Inicio de la Era Cristiana

ca. 100 d.C. El papel se inventa en China. El proceso se le atribuye a Tsai Lun.


Los dentistas mayas

Arreglando los huesos

¡Los médicos mayas fueron sorprendentes y hábiles dentistas! Limaban los dientes para darles formas diferentes. También les abrían cavidades para colocarles pequeñas piezas de jade, jadeíta o pirita de hierro, las que mantenían fijas por medio de un cemento. Extraían las piezas enfermas y rellenaban los dientes cariados utilizando anestésicos. Extraían muelas y las sustituían por piezas talladas en jade, que servían por varios años en la boca de las personas. Dieron nombre propio a los dientes. Combatieron el mal aliento con algunas plantas.

Los mayas trataron las fracturas y las desviaciones de los huesos. Después de ponerlos en su lugar, envolvían esa parte del cuerpo con hierbas machacadas o con resinas. Estos materiales endurecían e inmovilizaban el hueso. Después, lo colocaban entre dos tablas que se sujetaban con bejucos. La práctica de los sacrificios humanos pudo proporcionar a los mayas conocimientos suficientes para hacer amputaciones. Hoy en día, en el área rural de Guatemala, las comadronas y curanderos son fundamentales para atender las necesidades básicas de salud de la población.

Esta dentadura perteneció a un hombre maya de cuarenta o cincuenta años de edad. La dentadura muestra algunos dientes perforados. Fue encontrada en El Salvador.

Pesca en Mesoamérica Las primeras ciudades mesoamericanas fueron edificadas en las cercanías de ríos y lagos. En ellos sus habitantes pescaban peces, camarones y cangrejos, como aparece que lo hacía Zipakna. Los mesoamericanos perfeccionaron el arte de la pesca cuando inventaron la “pita” o mecate, hecha con fibra de maguey. También hicieron cestas (utilizando bejucos y palmas), la atarraya (red redonda) y el trasmallo (conjunto de tres redes).

27


Las guacamayas, aves “principales”

Los poderes destructores de la tierra

Muchos pueblos mesoamericanos pintaron guacamayas en vasijas y códices. También las tejieron y esculpieron. Algunos de estos pueblos fueron los mayas, los zapotecas y los teotihuacanos. A Wukub Kaqix se le llamaba también Deidad Ave Principal.

En la cosmovisión maya, Sipakna y Kabraqan son los poderes destructores de la tierra: el temblor, el terremoto. En realidad, ambos son el mismo personaje.

La danza de Las Guacamayas El culto a Siete Guacamaya, en Kaminal Juyú, estaba a cargo de la familia (linaje) Muun. En algún momento de la historia, esta familia se fue a vivir a Santa Cruz Verapaz (Guatemala). Pero el culto no se perdió. En Santa Cruz Verapaz se baila todavía una danza llamada Las Guacamayas; Ma Muun es el padre ancestral del pueblo y su nawal es la guacamaya.

Cabrakan es el temblor de tierra… Tenían creído, y aún lo tienen hoy, que debajo de la tierra está un gigante, que es el que sustenta la tierra, al cual llaman Cipacnay. Cuando se menea, tiembla la tierra, y… este es el dios de los temblores. Esto lo escribió fray Tomás de Coto, en 1656, en un diccionario colonial. Todavía hoy, en los pueblos de las Verapaces (Guatemala) y entre los totonacas (México) se narran cuentos de gigantes ocultos en cuevas, algunas veces llamados Sipakna.

Junahpu–Uno Cerbatanero, disparándole a Wukub Kaqix, la Deidad Ave Principal. Junahpu es también un día del calendario, un día para respetar y honrar a los ancestros.

28


Sipakna y los cuatrocientos muchachos El palo volador representa el palo que cargaron los cuatrocientos muchachos. Cubulco (Guatemala), Cuetzalan y Papantla (México) son tres pueblos mesoamericanos en los que se vuela el palo volador durante las ferias patronales.

Con polvo pintaban a los prisioneros de guerra Kabraqan perdió su fuerza después de comer un pájaro pintado con tierra blanca, el tizate. Antiguamente, los guerreros llevaban tizate o sajkab, además de su arco y escudo. Este polvo blanco les servía para pintar a los prisioneros de guerra, antes de sacrificarlos. Por eso, desde el momento que Kabraqan devora al pájaro cubierto de tizate, se sabe que habría de morir.

Ciudades mayas del Período Preclásico

Romchen Punta Laguna

Loltún Cave

golfo de México

Cuello

ww w.cro ps edu.c om

Río Azul

El Mirador

MÉXICO

Nakbé

Lamanai

San Bartolo BELICE

Chiapa de Corzo Altar de Sacrificios

Ceibal

mar Caribe

G UAT E M A L A

N NO

Izapa

Takalik

Ocós La Blanca Abaj La Victoria

s para hacer Encuentra dos proyectos maya a la platafor(collar y palo de lluvia) entrando ta: ma CROPS, de editorial Piedrasan

p enínsula d e Yuc atán

E

O

Kaminal Juyú

SE

SO

S

Bilbao El Baúl Monte Alto Chalchuapa

océano Pacífico

NE

HONDURAS

E L S A LVA D O R

N I C A R AG UA

29


¿Y si hubieras nacido en el tiempo de los mayas? ¿Cuánto sabes de ellos?, ¿cómo vivían?, ¿cuáles eran sus alimentos?, ¿cómo se transportaban? En un cuaderno escribe una columna con los números del 1 al 24. Después lee y responde las preguntas. Escribe un “SÍ” si crees que los mayas contaban con esos artefactos, animales y alimentos o si tenían esos conocimientos. Escribe una “NO” si crees que no los conocían. Después, chequea tus respuestas con las que te damos. pinceles

13.

vasos de vidrio

2.

miel

14.

medicinas

3.

canoas y remos

15.

escritura

4.

sombreros

16.

caballos

5.

carretas

17.

6.

armas de fuego

cisternas para conservar agua

7.

pelotas de hule

18.

cuchillos de metal

8.

café

19.

joyas

9.

leche

20.

10.

chocolate

instrumentos musicales

21.

11.

perros

juguetes

22.

12.

libros

trajes

23.

gallinas

Mesoamérica

Área que habitaron los mayas

Respuestas: 1.sí; 2.sí; 3.sí; 4.sí; 5.no; 6.no; 7.sí; 8.no; 9.no; 10.sí; 11.sí; 12.sí; 13.no; 14.sí; 15.sí; 16.no; 17.si; 18.no; 19;sí 20;sí 21;sí 22;sí 23;no

30

1.


Observa la ilustración y describe cómo vivían los mayas.

31


Los héroes gemelos contra los tres gigantes  

Colección, Las historias del Popol Vuh

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you