El arte, ¡menuda cochinada!

Page 1

Manchas las hay de muchas clases. Pequeñas, grandes, poquita cosa, enormes, de todos los colores y de todas las formas. Las hay de nacimiento (como las pecas) o adquiridas (como las verrugas), ¡están por todas partes! Rara vez apreciadas por los padres, las manchas hacen las delicias de los niños... y de los artistas. Miró, Pollock, Calder, Klee, Rothko y muchos más sintieron fascinación por este procedimiento artístico de una libertad loca, ¡hasta transformar sus manchas en verdaderas obras maestras! Este cuaderno de actividades es un espacio de creación y de iniciación para artistas noveles, un lugar donde ensuciarse libremente y donde manchar se convertirá no solo en una fuente de conocimiento sino sobre todo de diversión. Guiado a lo largo de sus páginas por un simpático cerdito, el joven manchista aprenderá nuevas técnicas para crear magníficas obras, y podrá descubrir sus propios recursos artísticos.

EL’ARTE, ¡menuda COCHINADA!

EL’ARTE, menuda ¡ COCHINADA!

EL’ARTE, menuda ¡ COCHINADA!

Solo una consigna: ¡mancha hasta (hinch)arte de creatividad!

Pequeño manual de la mancha bien hecha


MI CUADERNO DE MANCHAS Hete aquí una muy buena noticia: ¡por fin podrás manchar lo que te dé la gana! Ya no tendrás que aguantar la lata de siempre: «¡No, que vas a manchar!», «¡serás cochino!», «sé más cuidadoso, ¡lo estás dejando todo perdido!». Antes de la existencia de este cuaderno, las manchas estaban prohibidas. Ahora, cuando sientas la necesidad de desahogarte, ¡podrás recurrir a tu cuaderno de manchas! Podrás experimentar el efecto relajante de tu cuaderno y llenarlo de manchas, grandes o pequeñas: manchas salpicadas, manchas sopladas, manchas deslizantes, manchas pulverizadas, o dobladas, o trituradas hasta el infinito, o diluidas, o saladas...; y descubrir cómo utilizar determinados objetos de uso diario (botellas, esponjas, latas de conserva, algodón, sal, cinta adhesiva...) para desarrollar tu talento potencial como manchista. Al crear tus manchas más bonitas, descubrirás que ha habido antes que tú muchos artistas aficionados a salpicar la tela, seducidos por el poder fascinante y cautivador de las manchas: Jackson Pollock, Paul Klee, Joan Miró, Sam Francis, Pierre Alechinsky, Cy Twombly, Max Ernst, August Macke, Mark Rothko, Alexander Calder van a ayudarte a hacer manchas, proponiéndote imitarles un poco.

2


¿Cómo se hacen las manchas? Todo el mundo cree que hacer manchas es fácil, ¡pero no es verdad! Uno no llega a campeón de las manchas así como así. ¡Las manchas que hacemos todos los días sin hacerlas a propósito son manchas para la lavadora! En este cuaderno, las manchas tienen algo más, permiten entrar en un mundo mágico y apasionante que solo te pertenecerá a ti. Porque cada mancha es única, ¡y cada manchista también! Asimismo, las manchas poseen virtudes que irás descubriendo en tu cuaderno.

Entonces, ¿cómo sabremos si la mancha nos ha salido bien? De entrada, conociendo su personalidad, porque hay manchas de todas clases: grandes, pequeñas, manchas salpicadas, manchas pulverizadas, sopladas, aplastadas, dobladas, diluidas, saladas, ¡e incluso anudadas!

Dominando el pincel, porque este no es una varita mágica, tienes que controlarlo tú; a menudo las manchas son caprichosas, les encanta meterse donde nadie las espera, ¡así que no te dejes avasallar! Si alguna mancha termina en la pared, en un mueble o en una alfombra (a ellas les encanta), corres el riesgo de tener problemas con tus padres. De modo que concéntrate para conservar el control de tu mano, no es la mancha quien toma las decisiones, sino tú.

Aprendiendo a hacerlas, aunque no sea fácil reproducirlas, porque las manchas no se pueden amaestrar fácilmente, son pero que muy escurridizas. Así pues, ¡aprenderás distintos trucos sencillos que siempre funcionan! Solo practicando conseguirás que se vuelvan un poco más dóciles.

Finalmente, observando las manchas de los artistas de renombre, comprenderás que hacer manchas es muy agradable e incluso fantástico. También descubrirás que hay algunas más bonitas que otras. Además, ¡algunas son tan increíbles que están expuestas en los museos!

3


QUE PUEDES NECESITAR

Acuarelas Pasteles

Gouaches

Sal gorda 4

Tintas de colores

Un globo

Una jeringa de cocina

Pinceles variados (pequeĂąos, medianos y grandes)


Un poco de agua Lápices de colores Un rodillo de espuma Algunas hojas de papel Canson

Frascos

Trocitos de algodón Un vaporizador reciclado

Un bastón

Hojas de papel de periódico

Cinta adhesiva

Una esponja Botellas o vasos de plástico vacíos

Papel absorbente

Platos de papel o cartón 5


LA MANCHA GOTA

La conoces muy bien, ยกes la mรกs famosa! Es la que se te cae del pincel sin que lo hagas aposta, ยกcuando no quieres! Hay que desconfiar de ella y, si no quieres verla, tendrรกs que secar bien el pincel en el borde del vaso de agua.

LAS PEQUENAS 6

LAS MEDIANAS


El ma e la manc stro e d ha go

ta

JOA

NM IRO

SU PUNTO FUERTE Es una mancha sencilla, fácil de hacer, con la que podrás crear fuegos artificiales de manchas. ¡Qué felicidad!

TU GESTO ES IMPORTANTE

LAS GRANDES

Una vez tengas el pincel lleno de pintura bien líquida o de tinta, sitúa tu mano bastante por encima de la hoja. Normalmente la mancha gota cae sola, pero si no es el caso, acerca la mano a la hoja y vuelve a retirarla, más o menos aprisa. ¡Esta enérgica sacudida en vertical será suficiente para que aparezca la mancha! 7


JOAN MIRO

?

¿Cuál de las señoras es la que se empolva? ¡Probablemente la que tiene una mancha roja en la mejilla!

MATERIAL - Gouaches - Tintas de colores - Pinceles (uno pequeño y uno grande) - Una esponja - Una hoja grande de papel Canson

POR SI QUIERES JUGAR... MUJER EMPOLVANDOSE, 1949

JOAN MIRO (1893-1983) El pintor catalán Joan Miró adora las manchas. Observa su cuadro, ha dejado caer en él manchas gota marrones, muy pequeñas, y otras manchas mucho más grandes. Sobre la base de estas manchas, luego se inventó unas señoras con vestidos de colores que bailan en medio de las estrellas... ¿Te apetece intentarlo? 8

1 Coge una hoja de papel o una tela. Moja el pincel en la pintura y haz unas gotitas. 2 Las manchas más transparentes están hechas con tinta; coge el pincel más grande y mójalo en el tarro. Procura no sumergirlo demasiado, o escurre el pincel enseguida. 3 Las grandes manchas blancas están hechas con cemento o yeso. Tú puedes utilizar arena, obtendrás una superficie un poco granulada. 4 Cuando consideres que ya has hecho suficientes manchas, espera a que el fondo se haya secado bien antes de crear figuras humanas encima.


9


LA MANCHA ESCURRIDA ¡Es la supermancha por excelencia! Es la mancha seguida más a menudo de reproches, todos los padres la temen... ¡Sin duda por eso es la mancha que te apetece más hacer y volver a hacer!

MANCHAS ESCURRIDAS MULTICOLOR 10


SU PUNTO FUERTE

d

El gran m a m a ancha e es l e s CY

TWO

MBL

tro urrida c

Cuando estés en tu taller, tienes todo el derecho a experimentarla. Que nadie te niegue este derecho fantástico. ¡Por fin podrás hacer las manchas chorreantes más increíbles del mundo! Te entregarás a ellas en cuerpo y alma, porque son unas manchas extraordinarias y liberadoras.

Y

TU GESTO ES IMPORTANTE Es fácil, ¡solo debes aprovechar la ley de la gravedad! Pega una hoja de papel en la pared, y procura proteger bien el suelo y el trozo de pared que queda debajo del papel. ¡Paf! Si no chorrea, diluye la pintura, si te pasa eso es que debe de ser demasiado espesa. ¡Y a ver qué ocurre! 11


Italia. Como Leonardo da Vinci, es muy apreciado en Francia; pintó un techo del Museo del Louvre, ¡a pocos pasos de La Gioconda!

?

Cy Twombly vivió buena parte de su vida en el mismo país que Leonardo da Vinci. ¿Cuál es?

CY TWOMBLY

MATERIAL -

Gouaches Tintas de colores Un pincel grande Cinta adhesiva Papel absorbente Papel de periódico Una hoja grande de papel Canson

POR SI QUIERES JUGAR...

SIN TITULO: ROSAS, 2008

CY TWOMBLY (1928-2011) Desde el principio de su carrera, el artista estadounidense Cy Twombly siente pasión por los colores, las manchas, los garabatos y los remolinos de colores. Lo que es increíble es que sus manchas siempre son hermosas, poéticas y juguetonas. Como él, seguramente tú también sentirás un placer enorme realizando manchas escurridas. ¿Te apetece intentarlo?

12

1 Cubre la pared con papel de periódico y a continuación pega la hoja de papel Canson encima. Coloca en el suelo papel de periódico y papel absorbente. 2 Moja el pincel en el gouache y pinta muy aprisa círculos amplios en el papel. Como el pincel está muy cargado de pintura, ¡esta se deslizará por el papel! 3 Elige otro color y crea una espiral justo en medio del círculo. La pintura resbalará por el papel hacia abajo. 4 Si has hecho rosas como las de Cy Twombly, también puedes escribir un poema de unos pocos versos, o imaginar un alfabeto inventado. 5 Puedes hacer varios dibujos y, como Cy Twombly, presentarlos juntos. ¡Qué bonito ramillete!


13


LA MANCHA NUBE

La mancha nube es la más dulce y la más tranquila de las manchas. ¡Y también es muy fácil hacerla! Está claro que se parece a una nube, un poco redonda, un poco blandita. Va a llevarte muy lejos, ¡ya lo verás!

MANCHAS REALIZADAS CON ALGODON 14


SU PUNTO FUERTE Es una mancha tranquila, serena, que puede llevarte a inventar muchas otras manchas impresas (o imprimidas), utilizando los más variados objetos (esponja, bastoncillo, tapón de corcho, peine... la lista es infinita).

El ma a man estro ch de l a

nu K RO THK O

be

MAR

TU GESTO ES IMPORTANTE

MANCHAS HECHAS CON UN GLOBO

Necesitas un globo (pide a un adulto que te lo hinche si tú no puedes). Mójalo en la pintura y apriétalo con suavidad (¡te conviene que no estalle!) sobre el papel. ¿Resultado? Una mancha más bien redonda con algunas líneas blancas si trabajas con un papel blanco. Ejerciendo más o menos presión sobre el globo podrás modificar la forma de la mancha. También puedes mojar el globo en distintos colores de tu paleta, porque mezclarlos va a permitirte crear otras formas y nuevos matices. ¡Usa tu imaginación! También puedes utilizar trocitos de algodón para mojar en la pintura. 15