Page 1

la revista del socio consumidor Año XLI - Época IV - Nº 212 OCTUBRE 2016 • www.consumer.es

alimentación

salud

bienestar ???

Ortorexia Mitos de la leche desnatada

Apps en beneficio de la salud Cicatrizar heridas

El desarrollo insostenible de España Alabar en exceso

Etiquetado nutricional: la obligación de informar


director: Alejandro Martínez Berriochoa SUBdirectorA: María Hoyos redactora jefe: Rosa Cuevas coordinación de redacción y edición en internet: Miren Rodríguez distribución: Rosa Cuevas INVESTIGACIÓN “A FONDO”: Equipo de EROSKI CONSUMER Responsable: Rosa Cuevas Diseño y elaboración: Cristina Leciñana

sumario

OTROS CONTENIDOS: Nuevas tecnologías: Elena Santos Entrevista: Álex Fernández Muerza Alimentación: Laura Caorsi, Marisa Gómez y Juan Carlos Montero Salud: Montse Arboix E.Doméstica: Blanca Álvarez Bebé: Cristian Vázquez M. Ambiente: Álex Fernández Muerza

Diseño, Maquetación Y PREIMPRESIÓN: DUPLO Comunicación Gráfica (www.duplografic.es) Fotografía: Rubén García y Becky Lawton Impresión: MCC Graphics Redacción y Administración de EROSKI CONSUMER: Eroski Publicaciones. Bº San Agustín, s/n. 48230 Elorrio (Bizkaia) Telf: 946 211 627_Fax: 946 211 222 Depósito legal: TO-707-1997 • ISSN: 2254-6499

Etiquetado nutricional obligatorio ANÁLISIS DE LAS NOVEDADES SOBRE INFORMACIÓN NUTRICIONAL DEL REGLAMENTO EUROPEO EN MATERIA DE ETIQUETADO DE ALIMENTOS

la revista del socio consumidor Edita: EROSKI S. Coop. con el patrocinio de FUNDACIÓN EROSKI • Octubre 2016 - Nº 212 • Tirada: 185.000 ejemplares

www.consumer.es

EROSKI CONSUMER es la revista del socio consumidor de Eroski. La cooperativa Eroski es una asociación de consumidores que dedica sus esfuerzos desde hace más de 25 años a la formación e información de los consumidores. EROSKI CONSUMER defiende los derechos reconocidos a los consumidores de bienes y servicios, con el fin de que puedan ejercerlos de manera responsable y exigir su cumplimiento. EROSKI CONSUMER es un medio de comunicación comprometido con la promoción de hábitos de vida saludables, el consumo sostenible y la conservación del medio ambiente. EROSKI CONSUMER

publica informaciones sobre iniciativas de responsabilidad social de Eroski y sobre los productos de las marcas de Eroski y, excepcionalmente, transmitirá informaciones que Eroski considere de gran interés para sus socios y clientes.


BIENESTAR Y VIDA COTIDIANA

12 12 MASAS PREPARADAS: TRADICIÓN QUE SE RENUEVA Su facilidad de preparación es el punto fuerte de este producto, si bien su consumo conviene que sea esporádico. 34 ORTOREXIA: OBSESIÓN ENFERMIZA POR COMER SANO En este trastorno el origen de la restricción alimentaria es la calidad de los productos alimenticios.

4 nuevastecnologías LA REVOLUCIÓN POKÉMON GO 6 derechos 8 qué nos hainteresado 10 expertos nutricionistas 24 afondo INFORMACIÓN NUTRICIONAL OBLIGATORIA 30 entrevista doble RECICLAJE

212

informeS: 22 alimentación / MITOS SOBRE LA LECHE DESNATADA 34 alimentación / ORTOREXIA 36 economía doméstica / RECLAMAR ENVÍOS EN MAL ESTADO 38 salud / DIFICULTAD PARA CICATRIZAR HERIDAS 40 seguridad alimentaria / FRUTAS DE APARIENCIA RESPLANDECIENTE 46 bebé / el peligro de alabar en exceso 48 salud / apps en beneficio de la salud 50 medio ambiente / el desarrollo insostenible de españa

34

24 42 RECETAS. Menú para principiantes.

50 DESARROLLO INSOSTENIBLE. Nuestro país necesita llevar a cabo numerosas mejoras para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.


nuevastecnologías Pokémon GO

La revolución Pokémon GO Este videojuego para el móvil acumula ya más de 20 millones de usuarios activos al día solo en Estados Unidos, más incluso que Twitter

Pokémon GO llegó a España el pasado 15 de julio, diez días después de su lanzamiento en Estados Unidos. Este videojuego para móvil ha revolucionado este verano a los usuarios de todas las edades y ya acumula más de 20 millones de usuarios activos al día solo en el país norteamericano. El juego ha superado el récord previo de Candy Crush y tiene más usuarios incluso que Twitter.

Características Esta entrega de la saga sigue los conceptos básicos del universo Pokémon. El jugador asume el rol de “entrenador” de pokémones, una serie de criaturas repartidas por todo el mundo, y su objetivo en el juego es atrapar tantas como pueda. Luego, en ubicaciones designadas y conocidas como “gimnasios”, los entrenadores enfrentan a sus pokémones en batallas. La gran novedad de Pokémon GO con respecto a los títulos anteriores, y una de las razones por las que se ha hecho tan popular, es que los pokémones no se buscan en un mapa virtual como el de cualquier otro videojuego, sino en el mundo real. Utilizando la tecnología de realidad aumentada y el geoposicionamiento, el videojuego combina sus gráficos propios con la imagen que el móvil esté enfocando en ese momento con la cámara, dando la sensación 4


un consumo responsable

de que el pokemon existe y está frente al jugador. A lo largo del juego, los entrenadores van subiendo de nivel y ganando nuevos privilegios a medida que progresan (por ejemplo, la posibilidad de entrar en los gimnasios en el nivel 5). Asimismo, los pokémones también pueden evolucionar, creciendo en fuerza y obteniendo nuevos poderes. El objetivo final del juego es coleccionar y evolucionar hasta su nivel máximo a todos los pokémones de la llamada Pokédex, una especie de enciclopedia que engloba todas las especies existentes de estas criaturas.

Razones de su éxito Es probable que el éxito de Pokémon GO se deba a una combinación de factores. Para empezar, el uso de la tecnología de realidad aumentada convierte a Pokémon GO en un juego muy atractivo, incluso para quienes no juegan a videojuegos. Ha logrado convertir una actividad que en general se desarrolla sentado y delante de una pantalla, en una especie de aventura de exploración que se vive en primera persona y en el propio barrio del jugador. La actividad física que requiere este juego está también teniendo consecuencias positivas en las

La mezcla de elementos clásicos de la saga con las novedades de Pokémon GO, incluido el uso de la realidad aumentada, explica el éxito del juego entre usuarios de todas las edades. No obstante, conviene recordar la importancia de hacer un consumo responsable de la tecnología y aplicarlo también a los videojuegos para no convertir una afición en un problema de salud. Tal y como recuerdan los expertos, los videojuegos consumidos con prudencia y moderación tienen múltiples beneficios: desarrollo de la capacidad lógica, estimulación de la agudeza visual y mejora de los reflejos, entre otros. Y, aunque Pokémon GO, por su propia naturaleza, evita el sedentarismo asociado a la mayoría de videojuegos, una combinación equilibrada de tiempo de juego con otras actividades, como la lectura o los deportes, permitirá disfrutar de esos beneficios sin temor a sufrir los peligros de un consumo excesivo. Así, en el caso de niños y adolescentes, es recomendable establecer con ellos una serie de pautas para limitar el tiempo de juego. Estas normas son especialmente importantes en las horas previas al momento de irse a dormir, para evitar posibles trastornos de sueño.

generaciones más jóvenes. Niños que antes se pasaban la tarde sentados en el sofá jugando con el móvil, ahora pasan ese tiempo caminando por la ciudad, explorando rincones que no conocían de ella y socializando con otros pequeños. Incluso hay ejemplos de superación a través de este juego, como el de una madre que contó en Facebook cómo su hijo, a quien diagnosticaron autismo, empezó a comunicarse más y a relacionarse con otros niños gracias al juego. Por su parte, algunos negocios, como bares o cafeterías, han visto cómo la afluencia de público subía de forma exponencial en los últimos días por haber sido asignados como “pokeparadas” por el algoritmo del juego.

Pero también se han dado situaciones inverosímiles y peligrosas. Por ejemplo, una mujer en Estados Unidos encontró un cadáver mientras buscaba pokémones y otro ciudadano del mismo país empotró su coche contra un árbol por ir cazando pokémones mientras conducía. En cualquier caso, lo que es innegable es el impacto social que este juego ha tenido y eso solo en las dos primeras semanas después de su lanzamiento. Aunque la mejor parte se la ha llevado Nintendo, que desde el lanzamiento de Pokémon GO ha subido un 76% en Bolsa. //

5


Derechos

Consultorio Quiero hacer un curso en una academia para preparar una oposición. Dura un año y cuesta 2.500 euros. En los últimos tiempos he visto varias noticias sobre cierres repentinos de academias de enseñanza que incluso han dejado a algunos alumnos con préstamos pendientes en los bancos. ¿Qué precauciones debería tomar antes de decidirme por un centro y contratar el curso?

En efecto. Las academias de enseñanza son uno de los sectores que, con demasiada frecuencia, protagonizan cierres por sorpresa, dejando a los alumnos sin poder terminar los cursos y, en muchos casos, con plazos pendientes de pagar debido a los préstamos suscritos con entidades bancarias. Por lo tanto, antes de contratar un curso con una academia, es conveniente intentar asegurarse de que es una empresa seria y de fiar. Se puede por ejemplo consultar sus datos y posibles incidentes en el Registro Mercantil, en webs que informan sobre la solvencia de las empresas, en foros de consumidores en Internet... En cuanto a la forma de pago, algunas organizaciones de consumidores desaconsejan tanto el pago en metálico por adelantado como la suscripción de préstamos bancarios para el pago a plazos, ya sea un préstamo perso-

nal o uno al consumo vinculado a la prestación del servicio. Aunque en teoría este último ofrece más garantías al consumidor, en la práctica obliga a una dura negociación con la entidad financiera para que quite la deuda pendiente en caso de cese prematuro del servicio, es decir, un cierre por sorpresa de la academia. Por tanto, lo más recomendable es el pago mensual y directo a la academia, de forma que si esta cerrara de repente el alumno perdería como mucho una mensualidad y no se quedaría con una deuda bancaria que saldar. Esa es la forma de pago más recomendable también en los gimnasios, por ejemplo. Y también en centros de estética, odontológicos y similares, otro de los sectores que a veces registra quiebras repentinas. Lo mejor es pagar por el servicio prestado, sin adelantos ni préstamos de ningún tipo.

Mi banco me ha cobrado en los últimos años varias comisiones por tener la cuenta en “números rojos”. Me gustaría saber cómo reclamarlas apoyándome en la sentencia favorable que una organización de consumidores ha logrado contra un banco y que le obliga a eliminar esa comisión a todos sus clientes.

DUDAS LEGALES Diríjase al servicio de atención al cliente de su banco y pida que le devuelvan esas comisiones. Alegue que son abusivas y que no están justificadas (aunque estén previstas en su contrato). Adjunte también en su reclamación una referencia a la citada sentencia que, aunque se encuentra recurrida por el banco afectado, parece que terminará siendo firme y es pionera en su ámbito porque responde a una “acción de cesación”, lo que significa que obliga al banco a eliminar la comisión por números rojos a todos sus clientes actuales y futuros. Su entidad bancaria debe contestarle en un plazo máximo de dos meses. Si no lo hace o si la respuesta es negativa, eleve la queja al Servicio de Reclamaciones del Banco de España o, mejor aún y más rápido, acuda a una orga6

nización de consumidores o a una OMIC y pida que le asesoren y le ayuden para insistir en la reclamación a su banco. Esa queja podría derivar en una demanda judicial (un trámite gratuito en demandas de hasta 2.000 euros y con obligación de pagar abogado y procurador a partir de esa cantidad) y es probable que la sentencia fuera favorable para usted. De hecho, además de la sentencia por acción de cesación citada, hay ya un buen número de sentencias en demandas particulares en distintos tribunales del Estado español que han declarado nulas las cláusulas que habilitan las comisiones por descubierto y han obligado a los bancos demandados a devolver el dinero a sus clientes demandantes.

consultoriolegal@ consumer.es

Si tienes dudas legales, mándanos un email. Tras estudiar las posibilidades de cada caso, los servicios jurídicos de EROSKI CONSUMER sugieren las actuaciones más adecuadas para cada situación. Se trata solo de una orientación. Las cuestiones judiciales son complejas y están llenas de circunstancias que condicionan los casos e influyen en las sentencias. Recuerda que la única contestación a las consultas recibidas será la publicada en estas páginas.


Condenada una aerolínea a indemnizar a una pasajera con movilidad reducida que se cayó al bajar la escalerilla del avión Una persona con movilidad reducida se cayó en el último escalón de la escalerilla de un avión al aterrizar en Mallorca. Sufrió daños en la dentadura, las cervicales, el hombro derecho y la rodilla izquierda, que supusieron cuantiosos gastos médicos y que tardaron en curar 120 días. El juicio, en el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Palma de Mallorca, fue una “batalla” entre testigos. Ante la posible parcialidad de los testimonios de ambas partes y su total contradicción, la prueba clave fue la solicitud de asistencia para personas con movilidad reducida rellenada por el empleado de ese servicio, que ubicaba el inicio de su actuación en la escalerilla. Por lo tanto, el juzgado, en sentencia del 15 de febrero de 2016, condenó a la compañía a indemnizar a la demandante con los 15.830 euros reclamados. El Convenio de Montreal y el Reglamento CE 889/2002 establecen que las aerolíneas deben transportar al viajero sin daño y que el transporte incluye el embarque y el desembarque.

Sentencias

TRANSPORTE SIN DAÑOS

DAÑO MORAL Una tintorería pierde un velo de novia y es condenada a pagar el 70% de su precio original más un 50% de su valor final por daño moral Una tintorería perdió un velo de novia que había recibido para lavar. El cliente demandó al establecimiento en el Juzgado de 1ª Instancia de Pamplona y solicitó que se le pagara el dinero que costó la prenda, 440 euros, más 510 euros por daño moral, ya que se la había prestado un familiar y no podía devolvérsela. La tintorería intentó que la demanda no se admitiera alegando que el cliente no tenía legitimidad para presentarla porque no era el propietario ni el usuario de la prenda. Añadió que, en caso de indemnización, esta no podía ser el cien por cien del precio original porque el velo se había devaluado con el tiempo y el uso. El tribunal no admitió la deslegitimación, pero sí la depreciación, fijándola en un 30% sobre el precio de compra y dejando su valor en 300 euros. También aprobó el daño moral demandado y lo estableció en un 50% de los 300 euros, por lo que la sentencia, del 21 de enero de 2015, condenó al establecimiento a indemnizar a su cliente con 450 euros.

CONTRATOS DE LARGA DURACIÓN Un caso similar puede merecer una sentencia distinta Esta sección recoge sentencias de nuestros tribunales que, por su contenido, afectan a los consumidores y usuarios de todo tipo de productos y servicios. No olvide que ante hechos similares, las cuestiones de prueba, las circunstacias concretas de las partes implicadas e incluso el tribunal que sea competente en la causa puede determinar fallos distintos.

Reducida al mínimo la indemnización a una empresa de ascensores por no adaptar el contrato a un cambio en la ley Una comunidad de vecinos había suscrito un contrato de mantenimiento de 10 años con una empresa de ascensores, pero lo rescindió de forma anticipada y sin avisar con la antelación estipulada. La compañía demandó a la comunidad ante el Juzgado de 1ª Instancia de Albacete, que les condenó a indemnizar a la empresa con 7.156 euros. Sin embargo, la comunidad recurrió ante la Audiencia Provincial por entender abusiva la cláusula de duración del contrato. En sentencia del 2 de febrero de 2016, esta le dio la razón, pues la sociedad no había modificado el contrato, tal y como obligaba el cambio introducido en 2007 en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios: “en los contratos de prestación de servicios o suministro de productos de tracto sucesivo o continuado se prohíben las cláusulas que establezcan plazos de duración excesiva o limitaciones que excluyan u obstaculicen el derecho del consumidor a poner fin al contrato”. Así pues, la Audiencia declaró nula esa cláusula y rebajó la indemnización a 217 euros, los correspondientes a los 90 días del preaviso de rescisión que la comunidad no respetó y al que estaba obligada. 7


El rincón del lector

Hazte nuestro amigo y síguenos en Redes

qué nos hainteresado

Los que más gustan en nuestro Facebook

Legumbres en ensalada para los días de calor A 211 personas les gusta esto

¿Cenar pasta engorda? El sol pasa factura, cuídate A 80 personas les gusta esto

Falsos mitos sobre la congelación que potencian el desperdicio de alimentos A 67 personas les gusta esto

nuestro Top Twitter es la otra red social en la que EROSKI CONSUMER (@eroskiconsumer, @E_CONSUMERma- con información específica sobre Medio Ambiente- y @caminoasantiago -el twitter de la Guía del Camino a Santiago-) tiene una presencia muy activa. Este es el ranking de nuestros tuits más retuiteados:

1. ¿Sonríen los perros? 2. Oihane Cabezas, experta en contaminación del mar 3. Disruptores endocrinos en el plato

Para responder a esta pregunta hay que tener claro cómo funcionan los carbohidratos cuando se ingieren. Al tomar hidratos de carbono, lo primero que hace el organismo es reponer las reservas de glucógeno (es la forma que tiene el cuerpo de almacenar glucosa, tanto en el hígado como en el músculo). Una vez que estas reservas están llenas, el resto de azúcar (aquel que se encuentra en exceso) irá a transformarse en grasa. Esto puede darse en cualquier momento del día. La situación idónea sería que los hidratos que se ingieren durante la noche repongan el gasto de energía del día. Pero esto ocurrirá siempre y cuando se haya hecho algo de actividad física durante la jornada y, por supuesto, no se haya repuesto ya anteriormente en otras comidas. Depende mucho, por tanto, de cómo estén de llenas las reservas de glucógeno. Por esta razón, el hecho aislado de comer hidratos por la noche no es lo que hace engordar. Lo que hace aumentar de peso es el exceso calórico total y mantenido durante varios días. Si uno se excede todas las noches, será más fácil que tenga un exceso calórico. Más información en www.consumer.es/alimentacion

Los responsables de la revista EROSKI CONSUMER atendemos directamente las inquietudes, EROSKI CONSUMER, RESPONDE. Los responsables de la revista EROSKI CONSUMER atendemos las inquietudes, sugerencias e impresiones de los lectores sobre los contenidos de la publicación. Su opinión es muy valiosa para nosotros y queremos contar con su colaboración para mejorar.

Puede contactar con nosotros:

Por teléfono: de lunes a viernes, de 10:00 a 12:00, en el 946 211 627 y 946 211 487. Por email: info@consumer.es En redes sociales: a través de nuestro perfil en Facebook y en Twitter (leer normas de uso).

8


Aplicaciones para reclamar

Indispensables cuando vas al campo

Alimentos que pueden causar alergias al perro

Hay numerosos servicios online y aplicaciones de móvil que han simplificado el proceso de reclamación. Estos son algunos de los más conocidos: - Reclamador.es (www.reclamador.es/). Permite presentar quejas de cualquier tipo, desde una caída por la calle hasta un problema de carácter laboral, incluyendo también las más comunes (compañías de telecomunicaciones y banca), así como reclamaciones por problemas con viajes. Primero, intentará llegar a un acuerdo con la compañía, pero si no lo logra, recurrirá a la demanda judicial. El servicio no tiene ningún coste inicial. Solo cobra si la queja tiene éxito y se consigue una indemnización, de la que obtiene un porcentaje variable. - AirHelp (www.airhelp.com/es/). Está especializada en problemas con aerolíneas: vuelos retrasados o cancelados, overbooking, daños en el equipaje, maletas perdidas... Para presentar una queja, solo hay que facilitar los datos del vuelo y AirHelp se encarga de todas las gestiones. - Refund.me (www.refund.me/es/). Permite reclamar a la compañía aérea por algún problema con el vuelo, el equipaje, la conexión con otro avión, etc. Hay que rellenar un formulario con los datos del viaje y el servicio utilizará esta información para comprobar si hay o no derecho a indemnización. En caso positivo, se iniciarán los correspondientes trámites. El servicio solo tendrá que pagarse si al final se consigue la indemnización. Será una comisión del 25% sobre el total de la compensación.

Estos son algunos de los elementos indispensables ante una salida al monte: - Agua. Llevar entre uno y dos litros de agua por día. Puede transportarse en botellas reutilizables que mantienen la temperatura y son resistentes a golpes. Otra opción son los zumos de frutas o las bebidas isotónicas, que reponen las sales minerales perdidas al sudar. - Comida. Bocadillo, galletas, barritas energéticas, fruta fresca y frutos secos sirven para recuperar fuerzas y ofrecen energía extra para continuar. - Navaja multiusos con una o dos hojas, sacacorchos, abrelatas y tijeras pueden sacar a más de uno de un apuro. - Crema solar. Hay que aplicarse la crema a menudo, incluso en días que no son soleados, sobre todo en cara y brazos. - Botiquín. Con suero fisiológico, desinfectante, gasas, esparadrapo, tiritas, venda autoadhesiva, antiinflamatorios o analgésicos, cremas para picaduras de insectos y una manta isotérmica que puede ayudar a mantener la temperatura corporal. - Pañuelos de celulosa. Son más prácticos y tienen más usos que el papel higiénico. Cuando se hayan utilizado, no deben abandonarse en el entorno y mucho menos quemarlos. - Móvil inteligente. Para llamar al 112 en caso de accidente o problema grave, ofrecer un mapa de la zona (llevarlo descargado por si falla la conexión) y un sistema de orientación GPS. Para que no falle es recomendable cargarlo al 100% antes de salir y llevar una batería externa también bien cargada.

Los perros, como las personas, también pueden sufrir alergia a determinados alimentos o ingredientes. La mayoría de las alergias alimentarias se deben a determinadas proteínas presentes en leches, carnes y pescados, pero también hay algunos canes con intolerancia a los aditivos de los alimentos. - La leche. Un caso frecuente de este tipo de alergias alimentarias es la intolerancia a la leche, común en los perros adultos. Mientras que los gatos mayores conservan buena parte de las enzimas que destruyen las proteínas de leche y yogures, los canes adultos las pierden. Esta es la razón por la que los perros adultos no deben ingerir leche ni derivados, como yogures, queso u otros productos lácteos. La lactosa se encuentra entre los siete alimentos más peligrosos para los canes, por el riesgo de provocarles alergia, según el manual Servicios Bio-Médicos. - Carne de ternera. Entre las comidas que más alergia pueden provocar a los perros están algunas carnes, entre ellas, la de vaca o ternera. De hecho, un estudio alimentario realizado por un grupo de científicos estadounidenses concluye que la carne de vaca está entre los ingredientes que más intolerancia causa en los perros.

Más información en www.consumer.es/tecnologia

Más información en www.consumer.es/medio-ambiente

Más información en www.consumer.es/mascotas

9


los expertos nutricionistas DE EROSKI CONSUMER RESPONDEN

Este verano he cogido unos kilos de más y me gustaría saber si las llamadas dietas depurativas son efectivas para bajar peso. No me gustaría sufrir el efecto “yoyó” y recuperar después el doble de los kilos que vaya eliminando. Las llamadas dietas “detox” o dietas depurativas prometen eliminar toxinas a través de distintos métodos como el ayuno, las restricciones de alimentos o los zumos diuréticos, entre otros, con el objetivo de perder peso de forma rápida y depurar supuestamente el organismo. Sin embargo, debe saber que la pérdida de peso por sí misma no la causa la depuración del organismo, sino la restricción calórica severa que la acompaña. Además, la escasez calórica y nutritiva de esa dieta depurativa puede desencadenar fácilmente una recuperación del peso inicial cuando se retoma el consumo de los alimentos habituales, provocando el llamado efecto “yoyó” que usted comenta. Para los científicos, estas dietas se basan en un concepto inexistente. El aparato digestivo necesita relajarse después de los excesos, pero no precisa dietas desintoxicantes, para eso ya está el hígado y los riñones que limpian las toxinas de nuestro

organismo. Uno de los mayores detractores de las dietas “detox” o depurativas en el mundo es Edzard Ernst, profesor de la Universidad de Exeter (Reino Unido). No solo sostiene que no existe evidencia científica que avale este tipo de dietas, sino que las afirmaciones sobre estas supuestas toxinas son equivocadas y peligrosas, y una cuestión de marketing. Por otro lado, el Instituto de Obesidad (IOB) subraya que con estas dietas se pierde peso, pero que cuando se vuelve a comer de manera organizada, lo que se ha perdido se recupera inmediatamente. Aconsejan, por tanto, una dieta hipocalórica, supervisada por un profesional con un seguimiento cada poco tiempo y que incluya variedad de alimentos con un orden. Recomiendan también regímenes equilibrados y adaptados a cada paciente, con especial atención a sus hábitos de vida, así como al incremento de la actividad física de forma regular.

Mi hijo de tres años está muy delgado. Come fatal, pero tiene bastante tripa. Varias personas me han comentado que quizá sea celiaco. ¿Cómo se puede determinar si lo es y en qué consisten las pruebas? En niños de la edad de su hijo, las manifestaciones clínicas más frecuentes de la enfermedad celiaca son la distensión abdominal (bastante tripa como nos comenta), diarrea crónica, falta de apetito, vómitos, dolor abdominal recurrente, apatía y malnutrición, entre otras. Le aconsejamos que acuda a su pediatra y, si existen datos clínicos y analíticos que sugieran el diagnóstico de celiaquía, le mandará al pediatra gastroenterólogo para llegar a un diagnóstico seguro. El diagnostico de sospecha de la enfermedad celiaca se realiza mediante un examen clínico cuidadoso y una analítica de

sangre. Para un diagnóstico seguro, es imprescindible realizar una biopsia intestinal, que consiste en la extracción de una muestra de tejido del intestino delgado superior para ver si está o no dañado. Para realizar esta prueba no se debe retirar el gluten de la dieta. Un correcto diagnóstico de la celiaquía es esencial, tanto para evitar dietas restrictivas innecesarias, como para abordar de manera correcta la pauta alimentaria cuando la enfermedad se ha confirmado. La Federación de Asociaciones de Celíacos Españoles (FACE) ofrece abundante información.

El objeto del Consultorio Nutricional es ofrecer una respuesta a las dudas que pueden surgir a los consumidores sobre cualquier aspecto vinculado con la alimentación, nutrición y dietética. Nuestros expertos nutricionistas seleccionarán de entre todas las cuestiones que lleguen a través del consultorio online, disponible en www.consumer.es/alimentacion, dos consultas, que se responderán en esta sección de la revista.

10


ABC de la nutrición

Se habla de…

La calidad de la proteína

Impuesto al azúcar añadido

Las proteínas son el constituyente principal de las células y son necesarias para el crecimiento, la reparación y la continua renovación de los tejidos corporales. En su estructura se componen de aminoácidos: el organismo puede sintetizar algunos (son los llamados no esenciales), pero no otros (los esenciales), que debe aportar la dieta. La calidad de la proteína depende en gran parte de la composición de sus aminoácidos. Si la proteína ingerida contiene todos los aminoácidos esenciales en las proporciones necesarias, se dice que es de alto valor biológico. Por el contrario, si tiene pequeñas cantidades de uno de los dos tipos, será de menor calidad. En general, las proteínas de los alimentos de origen animal tienen mayor valor biológico que las de procedencia vegetal, pero aunque estas últimas son de menor calidad que las animales, cuando se combinan con cereales y legumbres, pueden reemplazar a la leche, la carne o los huevos. Por ejemplo, en garbanzos con arroz, lentejas con pan u otras combinaciones. También se pueden combinar alimentos de origen vegetal y animal, es decir, incluir cereales o legumbres, junto a una pequeña cantidad de carne o huevos, para que los aminoácidos de estos últimos alimentos complementen a los que carecen los primeros y lograr juntos una proteína de buena calidad. Se trata de aprovechar la combinación de distintos alimentos para compensar unos con otros la carencia nutricional. A esto se le llama complementación proteica.

Los científicos advierten del peligro de la cantidad de azúcar añadido que contienen las bebidas azucaradas y los productos procesados como cereales industriales, latas de bebida carbonatada, batidos, bollería industrial, pizzas o salchichas, entre otros. Un equipo de investigadores españoles pertenecientes a la red CIBEROBN del Instituto de Salud Carlos III ha publicado un informe que señala directamente a las bebidas azucaradas, incluyendo las light y los zumos de fruta envasados, como causantes del aumento del riesgo a sufrir síndrome metabólico. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó en 2015 una directriz mundial para reducir la ingesta de “azucares libres” (distintos de los intrínsecos y saludables que encontramos de forma natural en frutas y verduras) al 10% y 5% de la ingesta calórica total. La OMS sostiene que el establecimiento de un impuesto al azúcar puede desincentivar el consumo y, a su vez, reducir los niveles de sobrepeso, obesidad e incluso la diabetes. Países como México, Francia o Italia han puesto en marcha impuestos elevados sobre productos edulcorados para reducir su consumo. Reino Unido impondrá esta medida a las bebidas azucaradas dentro de dos años. Por su parte, la Sociedad Española de Salud Publica y Administración Sanitaria se ha mostrado a favor de tasar el consumo de bebidas azucaradas o comida basura para desincentivar su consumo. Una opinión similar a la de la Sociedad Española de Epidemiologia o la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

Los consejos del mes

Hierro para mejorar el rendimiento El hierro es un componente esencial para el organismo. Sin él la sangre no transporta el oxígeno por los órganos de la manera adecuada. Cuando los niveles de hierro disminuyen, el cuerpo se siente fatigado y cansado sin haber hecho mucho esfuerzo, provocando además mal humor y cansancio. Un estudio reciente llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos alerta sobre las posibles consecuencias de tener bajos niveles de hierro. El objetivo del estudio era analizar cómo una deficiencia de hierro en mujeres sin anemia y en edad reproductiva podría afectar al rendimiento en tareas mentales. Los resultados mostraron que tener un buen nivel de hierro se asociaba con mejores tiempos de reacción y de retención, y mejor capacidad de planificación. Además, demostraron que este mineral no es solamente esencial en personas anémicas, sino también en jóvenes sanos, ya que mantiene activo el cerebro. Por ello, es importante consumir alimentos ricos en hierro: carnes rojas con moderación, pescado, yema de huevo, lentejas y cereales para conseguir el aporte de hierro que necesita nuestro cuerpo. Es recomendable combinarlos con otros ricos en vitamina C, para favorecer la absorción de este mineral.

Supervisar las dietas vegetarianas en niños La Agència de Salut Pública de Catalunya, en su guía “Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (0-3 años)”, asegura que la alimentación vegetariana y la vegana, bien planeadas y suplementadas cuando sea preciso, pueden satisfacer las necesidades de niños y adolescentes. Según Álex Vidal, profesor en Nutrición de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), todas las personas, incluidos los niños, pueden seguir una dieta vegana, siempre y cuando la supervise un dietista o nutricionista que garantice que no hay ningún déficit. Una de las carencias más importantes con la que se encuentran los veganos es la vitamina B12. En el mundo vegetal son pocas las fuentes disponibles de esta vitamina y no siempre tienen una absorción correcta. Se escoja la dieta que se escoja para los niños, Vidal deja claro que debe ser equilibrada para garantizar todos los nutrientes necesarios para el crecimiento y el desarrollo correctos del menor. Una dieta bien planificada debe basarse en frutas y verduras (si puede ser de temporada), en fuentes proteicas de calidad (en el caso de este tipo de dietas, legumbres y derivados, frutos secos, semillas, cereales) y en un buen aporte de grasas (como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos o el aguacate).

11


guía de compra masas preparadas

Masas preparadas: tradición que se renueva

El punto fuerte de este tipo de producto es su facilidad de preparación, a pesar de que conviene que su frecuencia de consumo sea esporádica

Son numerosos los expertos que subrayan la conveniencia de volver a los fogones con el fin de llevar una alimentación saludable. Razón por la que recomiendan dominar dos o tres recetas de cada grupo de alimentos para que nuestra programación alimenticia no caiga en el aburrimiento y se adapte a nuestras necesidades y también a nuestros gustos. Las masas elaboradas que se comercializan en el supermercado ayudan a lograrlo, ya que recogen el testigo de la tradición y permiten disfrutar de los sabores familiares de antaño, con un ahorro de tiempo y energía destacable. Las tartas, pasteles, empanadas, quichés, pizzas, etc. son el resultado de sumarle a una masa, fermentada o no y más o menos dulce, un relleno que puede consistir en frutas, verduras, hortalizas, carnes, pescados y quesos, entre otros. El concepto ha evolucionado a través de los tiempos dada la paralela evolución en los métodos de cocción, de composición de las propias masas y de preferencias culturales.

Cultura gastronómica Las recetas, las técnicas de cocina y la presentación de los alimentos difieren en función de la cultura y gastronomía propia de cada región. En los orígenes de la civilización Mediterránea (antigua Roma, Grecia, Mesopotamia, Egipto y Arabia) la grasa que se usaba en las masas era el aceite de oliva que, combinado con granos molidos, daba como resultado un tipo de masa rudimentario. Por otra parte, las masas para pasteles tal y como se conocen hoy en día derivan de los ingredientes que se usaban en 12

la Europa Medieval (se incluían grasas como mantequilla, sebo o manteca). El origen de las masas rellenas de carne, por su parte, con masa a base de harina y aceite de oliva (tipo empanada) también es romano y fue en el norte de Europa donde se desarrolló al introducir grasas como la manteca de cerdo o la mantequilla, que permitían que la masa fuese más manejable, fácil de extender con el rodillo y llevar al molde. También está en el Mediterráneo el origen de las masas finas y de múltiples capas como la masa filo y la baklava. Los cruzados introdujeron estas masas dulces en la Europa Medieval donde fueron rápidamente adoptadas. En concreto, la masa de hojaldre tiene sus orígenes en el Renacimiento, siglos XV y XVI, como consecuencia de la evolución de las masas semihojaldradas, como la masa quebrada o brisa.

Masas congeladas La primera referencia que se halla para las masas congeladas como producto de consumo data de mediados de la década de los 50 en Estados Unidos. En 1955 se patentó el proceso de elaboración de la masa congelada enrollada para la elaboración de pasteles (dulces o salados). En este mercado se pueden encontrar, aún a día de hoy, las masas “en lata”, ya preformadas, listas para rellenar, o bien en ”sticks” o barras. En los mercados del siglo XXI podemos encontrar todas estas masas, tanto congeladas como refrigeradas en bloques rectangulares o circulares, listas para desenrollar, rellenar y hornear, lo que las convierte en un recurso que nos permite también ahorrar tiempo.


13


guía de compra masas preparadas

La empanada gallega Respecto a uno de los productos más representativos de la cultura española, como es la empanada gallega, se puede decir que su origen no está claro. Aun así, debemos remontarnos varios siglos atrás porque muy probablemente ese origen esté en la entrada de los árabes en Al-andalus. Estos elaboraban una especie de empanadillas de trigo rellenas con carne de cordero, así como otras variedades, tanto dulces como saladas, que triunfaron en nuestra cultura y que se fueron difundiendo y adaptándose en cada zona del país. Aquellas antiguas y primeras empanadas no eran como las que conocemos hoy en día, sino que se asemejaban a panes, tipo hogaza y redondos, tal vez ya duros, vaciados de su miga y con un relleno jugoso. Es probable que a partir de entonces la empanada haya ido evolucionando. La siguiente etapa en su evolución fue la de cocer dichos panes de manera tradicional, en el horno, con la masa cruda y con los rellenos típicos de tierras gallegas como las xouvas (sardinillas), el pulpo, los berberechos, la carne, etc.

Su lugar en la dieta Los últimos datos de consumo publicados por el propio sector el año pasado revelan que el mercado de masas congeladas en el canal de gran consumo (pan, bollería, bases de pizza y otros) experimentó una fuerte caída en 2015 (perdiendo más de 10 millones de kilos de venta y económicamente casi 17 millones de euros menos). Estas malas cifras se vienen detectando desde 2013. Si concretamos un poco, las bases para pizza pasaron de vender 3,9 millones de kilos a 3,2 (-18%) y las masas para hojaldre también contrajeron sus cifras tanto en volumen como económicamente. Asimismo, son significativos los descensos del apartado “resto de bases congeladas”. Sin embargo, es interesante observar los datos que consiguieron las de bases para pizza sin gluten, 14

que han logrado crecer, aunque no de manera tan significativa como para poder incidir en la mejora global del sector. Pese a todo, en la actualidad, la opción más habitual es comprar las masas ya elaboradas. Este es, precisamente, uno de los puntos fuertes de este tipo de productos: la facilidad con la que permiten crear diferentes y sabrosas recetas, a la vez que se ahorra tiempo en la cocina. Al estudiar los ingredientes de las diversas opciones (pizza, hojaldre, quiché, etc.), nos damos cuenta de que se utilizan ingredientes muy similares entre las distintas marcas. Por regla general, las masas suelen presentar estos ingredientes y por este orden (cabe recordar que el orden dispone la cuantía del ingrediente en el producto): harina de trigo, agua, grasa vegetal -las más utilizadas son palma, aceite de girasol, aceite de oliva, nabina o margarinas-, sal y levadura. Según la marca y la masa, también encontraremos zumo de limón y alcohol y estabilizante E470b. La mayoría de empresas que comercializan masas tienen un compromiso con la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad física y Prevención de la Obesidad) y su Código de Autorregulación de alimentos dirigidos a menores, así como la Prevención de la Obesidad y la Salud (Código PAOS). Estas empresas han logrado, entre otras cosas, la reformulación de la cantidad de sal utilizada en la elaboración de pan sin alterar sus condiciones o reducir al máximo las grasas trans en productos de bollería, panadería y pastelería mediante el empleo de margarinas con niveles prácticamente nulos. El futuro de estos productos pasa por apostar por el I+D+I de manera que estas empresas sigan trabajando en la mejora de los ingredientes utilizados, la composición nutricional y los procesos tecnológicos para elaborar productos que cumplan con la calidad y seguridad alimentaria que requerimos los consumidores.


Tipos de masas Hacer un pan casero, un hojaldre de crema o una pizza personalizada siempre es un plan apetecible. Las masas preparadas pueden facilitar mucho el trabajo, aunque para ello sea preciso conocer las principales características de las masas más comunes: > Masas de pizzas. Se trata de masas fermentadas o leudadas. Son el resultado de la concentración del gas carbónico que produce la levadura en la masa, producidas por un hongo. Durante el tiempo que están fermentando suelen aumentar su tamaño hasta tres veces. El aspecto de estas masas suele ser blando. Se elaboran principalmente con harina de trigo de media fuerza, agua, aceites vegetales, sal y levadura. Resulta una masa muy trabajable, nada pegajosa, que queda muy crujiente si la haces fina y que sube si la dejas reposar más tiempo. Con una panificadora convencional no se tarda más de 30 minutos en tenerla lista. > Masa de hojaldre. La masa de hojaldre requiere de un proceso complejo a la hora de realizarse en casa. Se caracteriza por sus múltiples hojas o capas. Para conseguirlas se incorporan piezas de mantequilla entre la masa que se aplasta, se dobla y se refrigera reiteradamente. No lleva levadura alguna y el aumento de volumen lo adquiere una vez que se hornea. El calor derrite la grasa entre capa y capa de pasta, la cocina, la separa imperfectamente y expande a lo alto el hojaldre, quedando liviana y crujiente. La incorporación de un elemento

ácido en la masa, como puede ser jugo de limón o vinagre, ayuda a que la grasa no se salga de la masa y confiere, además, mejor textura. > Masa quebrada. Suele ser la masa más utilizada para hacer bases de tarta dulces o saladas. Para elaborarla se necesita harina tamizada, sal, azúcar, manteca o mantequilla, yemas o huevos y leche o agua fría. Requiere una manipulación mínima para unir los ingredientes sin homogeneizarlos. Al utilizar harinas flojas, no se incorporan levaduras vivas, pero sí polvo de hornear o gasificante. > Masa brisa. Es muy parecida a la quebrada tanto en elaboración como en ingredientes. La única diferencia entre ellas es que lleva menos huevos y más mantequilla, e incluso a veces leche. Su elaboración más común es la empleada en las pastas de té. Las masas quebradas, brisa o sablé son similares en cuanto a ingredientes diferenciándose únicamente por la proporción de huevos o mantequilla de cada una de ellas. Desde un punto de vista nutricional, apenas hay diferencias entre estas masas. > Masa para empanadas. Para esta masa se requiere harina, sal, levadura de cerveza, azúcar, manteca o margarina, agua tibia y huevos.

La mayoría de empresas que comercializan masas están comprometidas con la Estrategia NAOS y su Código PAOS

15


guía de compra masas preparadas 16

> Harina La ley la define como el producto finamente triturado obtenido de moler grano del trigo (Triticum aestivum o la mezcla de este con el Triticum durum en la proporción máxima 4:1 u 80 por 100 y 20 por 100), maduro, sano, seco e industrialmente limpio. Los productos finalmente triturados de otros cereales deberán añadir al nombre genérico de la harina el del grano del cual proceden. En todas estas masas se usan harinas refinadas, harina a la que, una vez triturada, se remueve el salvado y el germen del grano y se muele únicamente el endospermo (tejido formado en el saco embrionario de las plantas con semilla). La harina blanca es la más común en la elaboración del pan blanco, galletas, pastelería, pastas... Entre los motivos por los cuales la industria alimentaria prefiere elaborar la harina refinada y utilizarla en sus productos destacan la durabilidad, la apariencia y los costes: >El germen es rico en ácidos grasos que se enrancian rápidamente. Al removerlo, la vida útil de la harina incrementa. >Al extraer la parte fibrosa (el germen y el salvado) se obtiene una harina de grano fino y color homogéneo. >Se obtiene una mayor rentabilidad al venderse por separado la harina refinada por un lado, obtener aceite del germen y vender el salvado por otro. Desde el punto de vista nutricional, la harina blanca es en su mayor parte almidón, es decir, un carbohidrato alto en calorías, pobre en micronutrientes y sin fibra. Además, al procesar la harina, el índice glucémico de este alimento aumenta (IG que mide en qué proporción elevan la glucosa en la sangre aquellos alimentos que contienen carbohidratos), de manera que no se trataría de un alimento plenamente recomendable para la población general


Los ingredientes de las masas, uno a uno ¿Cuál es el interés nutricional y tecnológico de los ingredientes principales?:

y, en particular, para las personas con diabetes. No ocurre lo mismo con las versiones 100% integrales.

> Agua La proporción aproximada en este tipo de masas es de 1:3 (25 por 100 y 75 por 100) en relación a la cantidad de harina que se incorpora, aunque esto es un cálculo estimado. La cantidad final que se añadirá dependerá de una serie de circunstancias, como el tipo de consistencia que se pretenda conseguir. Así, si añadimos poca agua, la masa se desarrolla mal en el horno, mientras que un exceso hace que la masa resulte pegajosa y se afloje el pan quedando aplanado. El agua desempeña un papel fundamental en la formación de la masa, en la fermentación, el sabor y frescura finales; en la formación de la masa, ya que en ella se disuelven todos los ingredientes, permitiendo su total incorporación. También hidrata los almidones, que junto con el gluten dan como resultado una masa plástica y elástica.

grasos saturados que no benefician a nuestra salud cardiovascular. El aceite de palma se compone de un 40%-48% de ácidos grasos saturados (principalmente palmítico), un 37%-46% de ácidos grasos monoinstaurados (principalmente oleico) y de un 10% de ácidos grasos poliinsaturados. Los fabricantes utilizan este tipo de grasas por su bajo coste y porque los productos elaborados con grasas hidrogenadas pueden permanecer durante más tiempo en las estanterías de los supermercados, ya que estas grasas tardan más tiempo en enranciarse. Cuando nos referimos a las grasas presentes en los alimentos industrializados, podemos encontrarnos el aceite de nabina, terminología empleada para referirse al aceite de colza y que en España no utiliza prácticamente nadie. El aceite de nabina es perfectamente válido y de mucho más interés nutricional que otros aceites, pero en nuestro país el aceite de colza no es muy popular.

> Levadura > Grasas Utilizar grasas en las masas no es una norma básica, pero sí podemos observar cómo el pan es mucho más flexible y tierno, con lo que ayudamos a alargar su duración una vez cocido. Las grasas pueden aportar nutrientes de interés como, por ejemplo, la vitamina E o varios tipos de antioxidantes. Las grasas, si son de calidad, también son interesantes y saludables. Por eso, cuando ojeemos la lista de ingredientes, debemos optar por los aceites de oliva y de semillas por encima de cualquier otro tipo grasa. La industria de la alimentación suele apostar por grasas neutras sin matices ni gustos, de manera que no interfieran con los ingredientes protagonistas. Desgraciadamente, estas características están presentes en las grasas menos saludables, como el aceite de palma, que contiene ácidos

La saccharomces cerevisiae, el hongo más común dentro de las levaduras, tiene una importancia crucial en panadería, ya que mediante la fermentación de la harina permite su descomposición produciendo otras nuevas, dióxido de carbono en el caso del pan. Esta misma levadura es la que se utiliza para la producción de cerveza. No se sabe a ciencia cierta cuándo se utilizó por primera vez la levadura en panadería, pero se piensa que ya podría haberse usado en el antiguo Egipto, donde se creaba una levadura madre dejando fermentar la harina y el agua durante largos procesos. En panadería se usa para convertir los azúcares fermentables de la masa en dióxido de carbono, haciendo que el pan se expanda y crezca formando burbujas. La levadura está presente en la mayoría de masas que se incluyen

en esta guía, como la masa de pizza (masas leudadas). No obstante, también son posibles las masas sin levadura, como la masa de hojaldre.

> Sal Independientemente de su aportación al sabor del pan o las masas, este ingrediente desempeña otras funciones de gran importancia en su elaboración. Actúa como regulador del proceso de fermentación, simultáneamente mejora la plasticidad de la masa, aumentando la capacidad de hidratación de la harina y, en consecuencia, el rendimiento de la panificación. También favorece la coloración y finura de la corteza resultante. Además, la sal restringe la actividad de las bacterias productoras de ácidos y controla la acción de la levadura, regulando el consumo de azúcares y dando por ello una mejor corteza. La proporción de la sal a agregar será como máximo 2% sobre la materia seca. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de sodio para reducir la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cardiopatía coronaria en adultos. La OMS recomienda reducir el consumo de sodio en los adultos a una cantidad de 2 g/día (o, lo que es lo mismo, 5 g/día de sal común). En este punto, cabe apuntar que reducir el consumo de sal (concretamente el consumo de sodio) no es tan sencillo como quitar el salero de la mesa, ya que el sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, sino también de forma natural en una gran variedad de alimentos, como la leche, la nata, los huevos, la carne, los vegetales y los mariscos. También se encuentra en cantidades mucho mayores en los alimentos procesados, como panes y masas, galletas saladas, carnes procesadas, aperitivos, así como en condimentos como la salsa de soja, la salsa de pescado y los cubitos o pastillas de caldo. 17


Hojaldres con queso ricotta y espárragos trigueros. Volován de champiñones, zanahorias y guisantes salteados. Pizza de tomate asado, mozarella y albahaca. Empanada de espinacas, salmón y huevo duro. Conviene tener en cuenta que, en cuanto a técnica culinaria, es preferible el horneado a la fritura. Asimismo, tener la curiosidad de entrar en la cocina para elaborar un plato más saludable en el que se incluyan estas masas ya preparadas hará que consigamos un mejor resultado y podamos apostar por ellas en caso de falta de tiempo. Las pizzas caseras, quichés, pasteles y tartas ganarán en calidad, sin duda alguna. En alimentación y nutrición la calidad importa y mucho. Controlar los ingredientes que utilizamos es indispensable para aumentar la calidad nutritiva de nuestros platos y llevar una alimentación saludable: utilizar aceite de oliva en vez de aceite de palma, mantequilla en lugar de margarina o jamón en lugar de un sucedáneo son pequeñas decisiones que pueden mejorar nuestra alimentación. Los platos precocinados por definición presentan más hidratos de carbono simples (azúcares) que complejos (integrales), más proteínas y grasas de baja calidad (sucedáneos cárnicos, aceite de palma), menos fibra y una relación muy baja en vitaminas y minerales (deficientes en vitaminas del grupo B y en minerales como el calcio y el hierro), y una cantidad insignificante de antioxidantes. En cuanto a la sal, aunque cada vez se limita más en la industria alimentaria, siempre se encontrará casi con toda probabilidad en mayor cantidad de la que se puede usar elaborando los platos en casa.

Semáforo nutricional

guía de compra masas preparadas

¿Es posible establecer una ración saludable de estas masas procesadas? Una ración de masa de pizza u hojaldrada ronda los 60 y los 70 gramos, aunque alguna marca establece la ración en 42 gramos. Sin embargo, en una ración de empanada, la masa que consumimos en nuestra porción no estará por debajo de los 60 u 80 gramos, prácticamente el doble. Los pasteles de hojaldre de carne, volován, pizza o empanadas son, de por sí, preparaciones calóricas. Sin contar con el resto de ingredientes que sirven de relleno, nos pueden aportar entre 160 kcal y 220 kcal. Una ración cocinada y completa de pizza, quiché o pastel salado no será nunca inferior a los 200 o 250 gramos. Estas cantidades siempre vienen establecidas para adultos. Sin embargo, estas preparaciones tienen mucha aceptación entre los más pequeños. Si decidimos incorporar recetas con estas masas a nuestra planificación alimentaria, debemos tener en cuenta el resto de los alimentos que incluimos no solo en la preparación en sí, sino en los demás menús de la semana. De esta manera, una ingesta muy calórica (de alto contenido en hidratos de carbono simples y grasas) se puede compensar con una cena más ligera donde los vegetales sean los protagonistas del plato. Por tanto, teniendo toda esta información en cuenta, la frecuencia de consumo que establecemos para este tipo de masas conviene que sea esporádica, no más de dos o tres ocasiones al mes. El inconveniente es evidente, las recetas tradicionales suelen ser muy calóricas, e incluso, pueden resultar indigestas. Para evitarlo, podemos escoger rellenos saludables y convertir el plato final en una opción más ligera, con menos calorías e igualmente agradable al paladar:

PRINCIPALES PROPIEDADES DE LAS MASAS DE PIZZA, HOJALDRE, BRISA, EMPANADA Y QUEBRADA ¿QUÉ NOS MUESTRA EL SEMÁFORO NUTRICIONAL?* ENERGÍA

En una ración (65 g) de producto

(kcal)

% IR

Masa de pizza refrigerada

180,0

Masa de pizza congelada

135,8

Masa de hojaldre Masa brisa

GRASA

GRASAS SATURADAS

(g)

% IR

(g)

% IR

9,0

4,5

6,8

2,1

6,4

0,3

3,1

0,5

231,0

11,6

260,0

13,0

14,0

20,0

13,3

19,0

Masa de empanada

277,0

Masa de empanadillas (obleas)

221,0

13,9

14,0

11,1

8,5

Masa quebrada

261,3

13,1

15,1

(1)

AZÚCARES (g)

% IR

1,5

29,6

2,6

22,0

7,4

37,0

5,5

27,6

20,0

6,7

12,1

3,3

21,6

7,0

(1)

SAL

FIBRA

(g)

% IR

32,9

1,3

24,4

0,8

22,0

24,4

30,0

33,3

33,5

31,0

16,3

31,1

34,8

26,8

(1)

(g)

% IR(1)

25,0

1,2

5,0

16,6

1,1

4,6

0,6

12,2

1,9

7,9

0,7

14,2

0,4

1,7

34,4

0,7

13,0

0,8

3,3

34,6

1,2

23,0

1,1

4,6

29,8

0,6

12,0

4,1

17,0

(1)

(1)

*Semáforo nutricional resultante de comprar 7 tipos distintos de masas de pizza, hojaldre, brisa empanada y quebrada, según una ración de consumo: 65 g. Los valores corresponden a la media de tres masas industriales de marcas comunes en función del tipo. (1) Indica la proporción aportada respecto a la Ingesta de Referencia (IR) que una persona adulta necesita ingerir de cada nutriente: 2000 kcal, 70 g de grasa, 20 g de grasa saturada, 90 g de azúcares, 5 g de sal y 24 g de fibra. El semáforo nutricional se basa en un sistema de colores: verde-baja cantidad (la aportación es menos del 7,5% de la IR), amarillo-cantidad media (entre el 7,5% y el 20%) y naranja-cantidad alta (más del 20%).

18


Sugerencias de compra ¿Qué tipo de masa nos conviene para cada ocasión? Las siguientes son algunas sugerencias prácticas para elegirlas según el tipo de receta y los comensales.

La mejor masa para aperitivos dulces El hojaldre es una de las masas más complicadas de elaborar en casa. Comprarla hecha, ya sea refrigerada o congelada, supone un gran ahorro de tiempo. Una vez está estirada y horneada, esta masa adquiere volumen, formándose unas capas de masa y aire que le confieren su aspecto y textura característicos. Esta masa es apropiada para hacer pastelitos o tartas para rellenar, como las típicas tartas de hojaldre rellenas de crema pastelera y nata montada. Dos de las recetas más conocidas elaboradas con masa de hojaldre son los cruasanes y las napolitanas.

La mejor para aperitivos salados La masa brisa o la quebrada son idóneas. Su aspecto es parecido a la pasta hojaldrada. La diferencia es que, una vez estirada y horneada, no coge volumen; queda como si fuese una galleta. Se trata de una base rígida que se puede utilizar para hacer tartaletas individuales o, en el caso de prepararlas en moldes más grandes, es idónea como base de tartas saladas (o, también, dulces).

Las mejores masas para diabéticos

Suele ser importante no sobrepasar las raciones de hidratos de carbono en las personas con diabetes. Por tanto, estas preparaciones no deben ser la base de su día a día. Si se desea utilizarlas, el consejo es leer detenidamente la lista de ingredientes de las masas y escoger aquellas que no contengan azúcares añadidos. Si además se pueden escoger masas o preparaciones integrales y con grasas de calidad, mucho mejor.

Las masas para celiacos, sin gluten o con cantidades inferiores a 10 ppm de gluten Se comercializan sobre todo masas para pizza. Las principales marcas industriales que se dedican específicamente a este sector las tienen a la venta. Son un recurso más ocasional que en el caso de las masas de harina de trigo. Sus ingredientes pueden contener azúcar añadido, grasas de baja calidad y muchos más aditivos que las masas tradicionales de harina de trigo. Un producto “sin gluten” puede ser un producto altamente procesado y, por tanto, no tiene por que ser sinónimo de “saludable”.

Para personas con sobrepeso

Pueden ser una opción válida si su consumo es también ocasional. La mejor opción son las masas con ingredientes de calidad y con harinas integrales para que la sensación de saciedad, tras degustar su ración, sea mayor. Si se pretende tener una alimentación ligera se recomienda que el resto de ingredientes que acompañen a la masa sean vegetales, con salsas simples. Hay que recordar que la bebida que acompañe a estas preparaciones debe ser un buen vaso de agua.

19


Apuntes para el ahorro guía de compra masas preparadas

El precio de las masas preparadas varía según las marcas, la presentación y el hecho de que cubran o no necesidades dietéticas especiales. El precio de las que no contienen gluten, por ejemplo, está por encima de la media. A la hora de hacer la compra, conviene tener presente que los formatos familiares suponen un ahorro importante. Esta presentación es interesante para las familias más numerosas o para las ocasiones en las que hay invitados en casa. Si la masa es congelada, puede ser útil para las familias con menos miembros, ya que se puede utilizar una parte del producto y conservar el resto para otra ocasión. Las masas preparadas, por su perfil nutricional, deben ocupar un lugar ocasional en la dieta, de modo que el presupuesto mensual no es muy elevado. Así y todo, como se puede apreciar a continuación en las distintas cestas que hemos elaborado, las diferencias económicas entre unas elecciones y otras sí pueden ser muy significativas. Para elaborar estas cestas comparativas, hemos tenido en cuenta dos modelos diferentes de familia y hemos tomado como referencia la medida de 65 gramos por ración.

www.consumer.es

FAMILIA A: 2 adultos + 1 niños CONSUMO MENSUAL: 260 gramos por persona TOTAL = 780 gramos

CESTA

20

CANTIDAD

PRECIO

500 g 375 g

1,69 euros 0,83 euros

TOTAL Masa hojaldre LA COCINERA (congelada) Masa de pizza TARRADELLAS

875 g 500 g 260 g

2,52 euros 3,39 euros 1,47 euros

TOTAL Masa de hojaldre TARRADELLAS Masa de pizza EROSKI Masa de empanada BONNATURA TOTAL

760 g 260 g 260 g 280 g 800 g

4,86 euros 1,65 euros 1,55 euros 1,69 euros 4,89 euros

Masa de hojaldre LA COCINERA Masa brisa BUITONI Masa fresca de pizza BUITONI TOTAL

230 g 230 g 260 g 720 g

2,25 euros 2,09 euros 2,39 euros 6,73 euros

CONTENIDO Masa de hojaldre en láminas finas (congelada) EROSKI Base de pizza EROSKI BASIC (pack de 3 x 125 g)


FAMILIA B: 3 adultos + 2 niños CONSUMO MENSUAL: 260 gramos por persona TOTAL = 1.300 gramos

CESTA

CANTIDAD

PRECIO

500 g 750 g 280 g 1.530 g

1,69 euros 1,66 euros 1,69 euros 5,04 euros

Masa de hojaldre TARRADELLAS Masa brisa BUITONI Masa de empanada BONNATURA Bases de pizza LA COCINERA (pack 4x130g) TOTAL

260 g 230 g 560 g 260 g 1.310 g

1,65 euros 2,09 euros 3,38 euros 1,55 euros 8,67 euros

Masa hojaldre LA COCINERA (congelada) Masa pizza familiar BUITONI Masa de pizza EROSKI Masa de empanada BONNATURA TOTAL

500 g 385 g 260 g 280 g 1.425 g

3,39 euros 2,99 euros 1,55 euros 1,69 euros 9,62 euros

Masa de hojaldre LA COCINERA Masa pizza finissima BUITONI Masa de empanada BONNATURA Masa brisa BUITONI Masa de pizza TARRADELLAS TOTAL

460 g 250 g 280 g 230 g 260 g 1.480 g

4,50 euros 2,39 euros 1,69 euros 2,09 euros 1,47 euros 12,14 euros

CONTENIDO Masa de hojaldre en láminas finas (congelada) EROSKI Bases de pizza EROSKI (pack 3x125g) Masa de empanada BONNATURA TOTAL

21


alimentación

Mitos sobre la leche desnatada Es uno de los lácteos más consumidos en la actualidad, aunque circulan algunos mitos sobre su composición nutricional y producción

L

os derivados lácteos desnatados forman parte de la compra semanal de muchos hogares. La creciente preocupación sobre el estado de salud y su relación con la alimentación ha promovido un aumento en la adquisición de productos desnatados, light e hipocalóricos. Además, la gama de productos lácteos (leche, yogures, quesos y otros derivados) se está adaptando a las demandas de la sociedad actual. En la actualidad, las leches semi y desnatadas son las más consumidas, a pesar de que circulan algunos mitos sobre su composición nutricional y producción. ¿Qué hay de cierto en ellos?

En la producción

Uno de los mitos más extendidos sostiene que la leche desnatada se produce añadiendo agua a la leche entera. El etiquetado y el control que hoy en día recibe la leche desnatada impide que se lleve a cabo un fraude

22

de estas características sin ser detectado con facilidad a un nivel analítico. Además, la producción de leche desnatada no pasa por diluir la leche entera, sino al contrario: en primer lugar se obtiene la leche, después se le saca la grasa para tratarla y, por último, se le vuelve a añadir en el caso de la semi y la entera. De esta forma, se normaliza el contenido graso de toda la leche producida.

Sobre su contenido nutricional

Existe la falsa creencia de que la leche desnatada no alimenta, es decir, que su contenido nutricional es escaso. Esta afirmación es falsa, puesto que la principal diferencia nutricional entre las diferentes gamas de leche tiene que ver con su contenido graso, pero no afecta al resto de la composición nutricional. El Código Alimentario Español (CAE) define la leche natural como el producto íntegro, no alterado, ni adulterado y sin calostros, del ordeño higiénico, regular, completo e ininterrumpido de las hembras mamíferas domésticas sanas y bien alimentadas.


Esta denominación genérica de leche comprende única y exclusivamente la leche natural de vaca. Las producidas por hembras de otro tipo de animales domésticos se designarán indicando, además, el nombre de la especie correspondiente: leche de oveja, leche de cabra, etc. Las leches semi o desnatadas son modificadas mediante procesos industriales para disminuir la cantidad de grasa de la leche entera. Su contenido nutricional destaca por su elevado porcentaje de agua, que se sitúa entre un 89% y un 92%. La leche es un alimento con un contenido moderado en hidratos de carbono (4,5 g por cada 100 g de alimento, en su mayoría lactosa) y en proteínas (alrededor de 3 g por cada 100 g de alimento), sin que existan distinciones entre leche entera y desnatada a este nivel. La diferencia principal se encuentra en el contenido de grasa de la leche, que se sitúa en un 3,5% en la leche entera (por normativa debe ser mínimo de un 3,2% en la leche UHT), un 1,5% en la leche semi (por normativa debe situarse entre 1,5% y 1,8% en la leche UHT) y un 0% o 0,1% en la leche desnatada (por normativa el máximo es de un 0,3% en la leche UHT). El valor calórico de la leche variará sobre todo según su contenido graso. Así pues, mientras que la leche entera aporta unas 65 kcal por cada 100 ml, la leche desnatada contiene casi la mitad de ese aporte calórico, unas 30 kcal por cada 100 ml.

Por último, la leche no tiene fibra dietética, pero destaca por su contenido en algunos micronutrientes que la hacen fuente interesante de calcio (entre 100 mg y 120 mg por cada 100 g) y vitamina B12. En este sentido, mucha gente cree erróneamente que el contenido de calcio de la leche desnatada difiere en gran medida con respecto al de la leche entera. Nada más lejos de la realidad. Ambas poseen una cantidad de calcio casi equivalente y las dos pueden ayudar a cubrir los requerimientos diarios de calcio. Sí que varía, sin embargo, el contenido en vitamina D, que es menor en las modalidades desnatadas y semidesnatadas.

Sobre la salud

Una de las tendencias dietéticas actuales consiste en evitar al máximo posible la grasa, sobre todo la de origen animal. Por eso, una de las creencias más habituales es que, siempre que se pueda, es mejor tomar leche desnatada. Cabe destacar que la elección entre una leche entera, semi o desnatada dependerá del estado de salud del individuo que la consuma y del resto de su patrón alimentario. Así pues, individuos con algún estado patológico que requiera restricción de la grasa de la dieta deberían optar por beber una leche con contenido graso reducido, mientras que personas en un óptimo estado de salud no tendrían por qué reducir el contenido graso de la leche, aunque sí que deberían evitar otros derivados lácteos ricos en grasas y azúcares.

Recomendaciones y ejemplos de consumo Los lácteos en general y la leche en particular son alimentos que ayudan a conseguir los requerimientos diarios de calcio en la dieta, de manera que, según rango de edad y sexo, el consumo recomendado de lácteos será de 2 a 4 raciones diarias. Si la ingesta de leche se produce en momentos como el desayuno o la merienda, puede acompañarse de fruta variada o cereales sin azúcares añadidos.

www.consumer.es

23


24


Análisis de las novedades sobre información nutricional del Reglamento Europeo sobre Etiquetado de Alimentos

afondo

Información nutricional de obligado cumplimiento

las etiquetas de los productos alimenticios deberán incluir su valor nutricional a partir del 13 de diciembre de este año

Más del 67% de los compradores en España afirma leer la información del etiquetado de los productos alimentarios que adquiere, según el Barómetro AECOC Shopper View (la asociación de fabricantes y distribuidores) que analizó en 2015 los hábitos de compra de los consumidores españoles. Y una de las informaciones a las que más atención prestan es a la nutricional. También EROSKI CONSUMER consultó al respecto a un millar de personas mayores de edad en 2013 y, entre otras conclusiones, pudo verificar que el 81% de quienes afirmaban fijarse en el etiquetado leía siempre la información nutricional. Estos datos prueban el interés de los consumidores por el valor nutricional de todos los alimentos que se llevan a casa. Tanto es así que, a partir del 13 de diciembre de este año, el Reglamento Europeo sobre Etiquetado de Alimentos (Reglamento (UE) Nº 1169/2011) obligará a incluir esta información en las etiquetas de los productos alimenticios, si bien algunos fabricantes ya la han incorporado de forma voluntaria. EROSKI CONSUMER ha analizado la normativa en profundidad con el objetivo de proporcionar a los consumidores una guía sobre lo que encontrarán en relación a la información nutricional en las etiquetas de los productos alimenticios que adquieran a partir del último mes del año. Para ello, se han utilizado diversas fuentes: la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), la Fundación Vasca para la Seguridad Agroalimentaria (Elika) y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU). 25


1

¿CUÁL SERÁ EL CONTENIDO OBLIGATORIO?

A partir del 13 de diciembre, será obligatorio indicar el valor energético y también las cantidades de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. Incluso los fabricantes podrán repetir algunos de estos datos en la cara frontal del envase (solo el valor energético o este y las grasas, las grasas saturadas, los azúcares y la sal). Ya no se podrá indicar la cantidad de sodio, únicamente la de sal. Aunque, si el contenido de la sal se debe exclusivamente a la presencia de sodio naturalmente presente en el alimento, los fabricantes podrán señalarlo cerca de la información nutricional. Puede ocurrir por ejemplo en la leche, las hortalizas, la carne y el pescado; pero no en el jamón, el queso, las aceitunas o las anchoas, a los que se les ha añadido sal durante el proceso de transformación. Por otro lado, en el caso de que se haga una declaración nutricional o de propiedades saludables, se deberá incluir la cantidad de esa sustancia en cuestión, siempre y cuando no forme parte de la lista de nutrientes obligatorios o voluntarios. Un ejemplo pueden ser los ácidos grasos omega-3 o los betaglucanos. Eso sí, no podrá incluirse en la misma tabla nutricional que los nutrientes obligatorios y voluntarios, sino que deberá ir aparte.

2

¿QUÉ PODRÁ INCLUIRSE VOLUNTARIAMENTE?

Además de los nutrientes obligatorios, se podrán indicar de forma voluntaria las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, los polialcocholes, el almidón, la fibra alimentaria y algunas vitaminas (A, D, E, K, C, tiamina, riboflavina, niacina, B6, ácido fólico, B12, biotina, ácido pantoténico,) y minerales (potasio, cloruro, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, cobre, magnesio, fluoruro, selenio, cromo, molibdeno y yodo) que estén presentes en cantidades significativas. Esto último significa que deberán suponer el 15% de los valores de referencia de nutrientes (VRN) especificados en el reglamento por 100 g o 100 ml en el caso de los productos que no sean bebidas y el 7,5% si lo son.

26

3

¿Cómo se CALCULARÁN LOS VALORES?

La normativa establece una serie de factores conversión. Por ejemplo, 1 gramo de hidratos carbono (salvo los polialcoholes) es igual a kJ o 4 kcal y 1 gramo de grasas es igual a kJ o 9 kcal.

de de 17 37

Las unidades de medida que se utilizarán para la energía serán los kilojulios (kJ) y las kilocalorías (kcal) y el peso irá en gramos (g), miligramos (mg) y microgramos (μg). Siempre deberán indicarse los valores del producto tal y como se venda. También en productos alimenticios en polvo o deshidratados (como sopas), masas para hacer pasteles o pan y té e infusiones. En estos ejemplos, además, se deberá aportar información respecto del alimento ya preparado, siempre que se den las instrucciones de preparación con suficiente detalle y la información se refiera al alimento listo para el consumo. A este respecto hay que añadir que en todos aquellos alimentos que necesiten preparación es obligatorio señalar la forma de preparación. Las cifras declaradas deberán ser valores medios que se basen en un análisis del alimento llevado a cabo por el fabricante, en un cálculo efectuado a partir de valores medios conocidos o efectivos de los ingredientes utilizados o en cálculos a partir de datos generalmente establecidos y aceptados.

4

¿Cómo se expresarán los valores?

El valor energético y todos los nutrientes (los obligatorios y los voluntarios) que se declaren deberán expresarse por 100 g o por 100 ml. Las vitaminas y los minerales tendrán que incluir además el porcentaje de los valores de referencia de nutrientes (VRN) por 100 g o 100 ml. Los fabricantes también podrán indicar el porcentaje de las ingestas de referencia (IR) tanto del valor energético como de los nutrientes que son obligatorios (incluso si los repiten en otro lugar del envase). En estos casos, se incluirá por 100 g o 100 ml y por ración.


Análisis de las novedades sobre información nutricional del Reglamento Europeo sobre Etiquetado de Alimentos

afondo

Al incorporar este dato, tendrán que añadir esta mención: “ingesta de referencia de un adulto medio (8400 kJ/2000 kcal)”. La norma establece que las ingestas de referencia diaria son: 8400 kJ o 2000 kcal de energía, 70 g de grasas totales, 20 g de ácidos grasos saturados, 260 g de hidratos de carbono, 90 g de azúcares, 50 g de proteínas y 6 g de sal.

5

¿SERÁ POSIBLE INDICAR LOS VALORES Por RACIÓN o unidad de consumo?

Expresar los nutrientes por ración o unidad de consumo será voluntario. Podrá hacerse con el valor energético, las grasas, las grasas saturadas, los azúcares y la sal. Eso sí, si se incluye, deberán cumplirse unas condiciones: que el consumidor reconozca fácilmente la porción o unidad de consumo (por ejemplo, una loncha o rebanada, medio envase, cada barrita, etc.), que se cuantifique en el etiquetado y que se indique el número de porciones o unidades de consumo contenidas en el envase.

Excepciones a la norma En líneas generales, los alimentos, también aquellos destinados a una alimentación especial, deberán incluir información nutricional en sus etiquetas.

Una hierba aromática, una especia o mezcla de ellas.

Compuestos para espesar mermeladas.

Sal y sucedáneos de la sal.

Levadura.

Edulcorantes de mesa.

Gomas de mascar.

Aun así, la ley incorpora algunas excepciones: las aguas minerales y los complementos alimenticios por disponer de su propia normativa y también las bebidas con un grado alcohólico volumétrico superior a 1,2%. Otros alimentos libres de incorporar la información nutricional obligatoria son:

Extractos de café y de achicoria, granos de café enteros o molidos y granos de café descafeinados enteros o molidos.

Alimentos en envases cuya superficie mayor sea inferior a 25 cm2.

Productos sin transformar que incluyan un solo ingrediente. Productos transformados cuya única transformación haya consistido en ser curados y que incluyan un solo ingrediente. Agua destinada al consumo humano, incluida aquella a la que se ha añadido anhídrido carbónico o aromas.

Infusiones de hierbas y frutas, té, té descafeinado, té instantáneo o soluble, extracto de té o extracto de té descafeinado que no contengan más ingredientes añadidos que aromas que no modifiquen el valor nutricional del té. Vinagres fermentados y sus sucedáneos, incluidos aquellos cuyos únicos ingredientes añadidos sean aromas. Aromas, aditivos, enzimas alimentarias y coadyuvantes tecnológicos.

Alimentos directamente suministrados por el fabricante en pequeñas cantidades al consumidor final o a establecimientos minoristas. Por su parte, aunque en las bebidas con contenido alcohólico y en los alimentos no envasados la información nutricional no será obligatoria, los fabricantes podrán incorporarla si así lo desean. Incluso se les permite limitarse al valor energético o, en el segundo caso, añadir a ese dato la cantidad de grasas, ácidos grasos saturados, azúcares y sal.

Gelatinas. 27


6

¿Cómo deben presentarse los datos?

Los nutrientes que deban declararse de forma obligatoria y voluntaria deberán incluirse en el mismo campo visual. También tendrán que presentarse en un formato claro y con un orden concreto: primero el valor energético y luego las grasas, las grasas saturadas, los hidratos de carbono, los azúcares, las proteínas, la sal, y las vitaminas y los minerales. Los nutrientes de declaración obligatoria deberán presentarse en una tabla y solo en envases reducidos se permite un formato lineal. Además, el valor energético y la cantidad de nutrientes podrán expresarse mediante formas o símbolos gráficos, además de mediante textos o números, a condición de que se cumplan estos requisitos: basen en estudios rigurosos y válidos ·Secientíficamente sobre los consumidores y no induzcan a engaño al consumidor. sea el resultado de la con·Susultadesarrollo de un amplio abanico de los grupos trabajadores.

28

destinadas a facilitar la comprensión ·Estén del consumidor sobre la contribución o la

importancia de un alimento en relación con el aporte energético y de nutrientes de una dieta. Estén respaldadas por pruebas científicas válidas que demuestren que el consumidor medio comprende tales formas de expresión y presentación. En el caso de otras formas de expresión, estén basadas en las ingestas de referencia armonizadas o, a falta de ellas, en dictámenes científicos generalmente aceptados sobre ingestas de energía o nutrientes. Sean objetivas y no discriminatorias. Su aplicación no suponga obstáculos a la libre circulación de mercancías. Si el valor energético o las cantidades de nutrientes son insignificantes, en lugar de indicar la información sobre esos elementos, se podrá poner: “contiene cantidades insignificantes de...”.

· · · ·

www.consumer.es


Análisis de las novedades sobre información nutricional del Reglamento Europeo sobre Etiquetado de Alimentos

afondo

INFORMACIÓN NUTRICIONAL REGLAMENTARIA* Obligatoria a partir del 13 de diciembre de 2016 La información nutricional deberá ir en el mismo campo visual, expresada con claridad, en orden y en una tabla (si no hay espacio, el formato será lineal). Además, será posible expresar los datos con formas o símbolos gráficos (bajo ciertas condiciones). A continuación, se puede observar un ejemplo hipotético:

Datos obligatorios: z z z

Datos voluntarios:

Valor energético. Cantidad de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal (no sodio).

z

Si se incluyen declaraciones nutricionales o de propiedades saludables, es obligatorio incluir la sustancia en cuestión (por ejemplo, los betaglucanos). Pero en un lugar aparte.

Grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, polialcoholes, almidón y fibra alimentaria.

z

Vitaminas y minerales en cantidades significativas(1).

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

Valor Energético

(Por 100g /Por 100ml)

(Por Porción /Por Unidad)

% Ingestas de Referencia (GDAs/ CDOs) (Por Porción / Por Unidad)*

KJ/Kcal

KJ/Kcal

%

Grasas

g

g

%

de las cuales saturadas

g

g

%

Hidratos de Carbono

g

g

%

de los cuales azúcares

g

g

%

Proteínas

g

g

%

Sal

g

g

%

Por 100g (/Por 100ml) % VRN

Por Porción (/Por Unidad) y % VNR

% Ingestas de Referencia /VRN) por 100g*

Vitamina B12

... µg ...%

... µg ...%

%

Vitamina C

... mg ...%

... mg ...%

%

*Ingesta de referencia de un adulto medio (8400 kJ/2000 kcal).

Expresión: z z

Por 100 g o 100 ml. Se podrá añadir “por ración” y/o el porcentaje de ingesta de referencia(3). En este último caso, el dato deberá ir acompañado de la siguiente mención: “ingesta de referencia de un adulto medio (8400 kJ/2000 kcal)”.

Cálculo de los valores: z z z

Serán los del producto tal y como se vende. Se tendrán en cuenta los valores de conversión(2). Deberán ser valores medios basados en: un análisis del alimento realizado por el fabricante, un cálculo efectuado a partir de valores medios conocidos o efectivos de los ingredientes utilizados y/o cálculos a partir de datos generalmente establecidos y aceptados.

* Los datos que se muestran a continuación únicamente se refieren a los productos de alimentación no exentos a la norma. Existen excepciones. (1) La normativa establece qué vitaminas y minerales pueden incluirse, así como la proporción de las cantidades que se considera significativa. (2) Según la norma, los factores de conversión son: 1 g de hidratos de carbono (salvo los polialcoholes) equivalen a 17 kJ o 4 kcal; 1 g de polialcoholes a 10 kJ o 2,4 kcal; 1 g de proteínas a 17 kJ o 4 kcal; 1 g de grasas a 37 kJ o 9 kcal; 1 g de salatrim a 25 kJ o 6 kcal; 1 g de alcohol (etanol) a 29 kJ o 7 kcal; 1 g de ácidos orgánicos a 13 kJ o 3 kcal; 1 g de fibra alimentaria a 8 kJ o 2 kcal; y 1 g de eritritol a 0 kJ o 0 kcal. (3) Las ingestas de referencia diaria son: 8400 kJ o 2000 kcal de energía, 70 g de grasas totales, 20 g de ácidos grasos saturados, 260 g de hidratos de carbono, 90 g de azúcares, 50 g de proteínas y 6 g de sal.

29


El reciclaje es una de las mejores maneras que tenemos como consumidores de demostrar nuestra conciencia por el medio ambiente. Así lo asegura Asunción Ruiz, directora de la ONG más veterana de España SEO/BirdLife. Ruiz subraya también la necesidad de reciclar más y mejor para reducir nuestro impacto en el entorno y conseguir los objetivos impuestos por Europa, que son cada vez más exigentes. Para ello precisamente recomienda imitar a la naturaleza y, en concreto, a las aves, porque lo aprovechan todo. ¿Por qué es importante el reciclaje? Porque no queda otra, los recursos de la naturaleza son limitados. A las famosas tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) añadiría otras tres más para el consumidor, anteriores incluso a las primeras: reflexionar o ser conscientes de que el concepto de consumismo no está en la naturaleza, reeducar en los valores para que cambiemos y reivindicar con el fin de que haya cambios. Hay quien es contrario a reciclar por considerarlo un trabajo del que se aprovechan algunas empresas. El reciclaje es uno de nuestros actos cotidianos con el que mejor podemos demostrar que estamos concienciados con la conservación del medio ambiente. Pero no todo es reciclar, también es necesario aplicar todas las erres que comentaba con anterioridad. Como ciudadanos tenemos que hacer un consumo consciente, para que se pueda aprovechar al máximo esa basura. Es normal que haya empresas que aprovechen esos residuos, lo criticable sería si se produjera un lucro excesivo. Otra de las razones que esgrimen las personas que no reciclan es que se han visto camiones de la basura que mezclan los diferentes contenedores de reciclaje. La cadena de reciclaje no es perfecta ni nos lo cuentan to30


cara a cara Reciclaje

“No todo es reciclar, también es necesario reflexionar, reeducar y reivindicar” do, pero no por ello hay que dejar de hacerlo. De ahí la erre de reivindicar cualquier irregularidad que veamos. ¿Cómo ayuda el reciclaje a cuidar la naturaleza? El reciclaje es básico para la conservación de la naturaleza. La estrategia europea de la economía circular la señala como uno de sus siete objetivos fundamentales. La naturaleza es una perfecta maquina de reciclaje, somos nosotros los que tenemos que aprender y cambiar. Por ejemplo, muchos fármacos que desechamos acaban en el agua. No reciclar es poner en riesgo nuestra salud. Estamos obligados a hacerlo bien e informarnos ante cualquier duda. ¿En qué medida reciclamos los residuos que generamos? Todavía se está muy lejos de reciclar el 100% de los residuos. Europa acaba de aprobar que para 2030 se reciclen al menos el 80% de los residuos de envases y el 70% de los residuos en general. Estamos lejos de cumplirlo. Otra medida ambiciosa es la prohibición de llevar los residuos a vertederos para 2025, por ser un foco de riesgo de contaminaciones graves (del agua o de incendios, por ejemplo). ¿Los consumidores sabemos reciclar o todavía nos equivocamos al depositar la basura? Hemos avanzado mucho y ya no nos equivocamos tanto al utilizar los contenedores, pero vivimos en la sociedad del sofá: decimos que tenemos lejos el contenedor y nos da pereza. Tenemos que ser mucho más conscientes de contribuir al bien común. Puede haber pequeñas dudas, como los desechos de medicamentos, pero por ello hay que insistir en la educación y en la reeducación. ¿Somos conscientes de lo que sucede con la basura que generamos? No quiero ser catastrofista, pero tenemos que frenar la destrucción que se está produciendo de la naturale-

za. En la actualidad, se habla de la economía circular, que no es otra cosa que imitar a la naturaleza y que puede servirnos incluso para nuestra supervivencia. Con este sistema, la basura pasa a ser un recurso y se le da un valor económico. Por su parte, en la naturaleza, cualquier desecho generado pasa a formar parte de los organismos vivos de hoy o de mañana. Parte de los átomos de nuestro cuerpo han pasado antes por trilobites, dinosaurios, etc. Las aves son un ejemplo de reciclarlo todo. ¿En qué sentido? Hay muchos ejemplos. Algunas especies aprovechan las plumas y pelos caídos de los azores (un tipo de ave rapaz forestal) para hacer sus nidos. El alcotán (que pasa la mayor parte de su tiempo en África) espera a que las cornejas abandonen sus nidos para reutilizarlos. Las aves incluso aprovechan los residuos que desperdiciamos nosotros, como las gaviotas en los vertederos o los gorriones (ave del año 2016) que recolectan las colillas para usarlas en sus nidos. Además, cuando un cadáver se queda en el campo, las diferentes especies carroñeras lo aprovechan todo en un ejemplo de reciclaje y economía colaborativa. La innovación debería basarse más en la imitación de la naturaleza. No se desaprovecha nada. Deberíamos ser mucho más carroñeros y menos pajarracos. ¿Hay algún uso llamativo de residuos que se conviertan luego en productos? Hay algunas empresas, como Ecoalf. Tienen un proyecto muy potente que consiste en aprovechar los residuos plásticos del mar, como las redes de los barcos, para hacer productos textiles. Empeñarse en que no haya residuos es un fantástico banco de empleo verde, hay que trabajar en ecodiseño y en convertir los residuos en productos de calidad.

Asuncion Ruiz

Directora de SEO/BirdLife

31


cara a cara Reciclaje

“El reciclaje no es un negocio, es una necesidad social”

Nieves Rey

Directora de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes

32

Después de depositar los residuos en el contenedor correspondiente, el proceso de reciclaje continúa en un ciclo en el que intervienen miles de profesionales. Nieves Rey, directora de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes, la entidad sin ánimo de lucro que gestiona el reciclaje de los residuos del contenedor amarillo y azul, destaca que este sector no ha tocado techo en cuanto a creación de puestos de trabajo y de innovación, una labor que beneficia tanto a los ciudadanos como al medio ambiente. ¿Qué ocurre con los residuos después de dejarlos en el contenedor? Los del contenedor amarillo los recoge el camión de nuestro ayuntamiento y los lleva a una de las 94 plantas de tratamiento repartidas por toda España. Los del contenedor azul van a una papelera, donde se aprovechan (el 80% del papel prensa o papel periódico diario comercializado en España procede de ese papel reciclado), y el vidrio va a las vidrieras, donde se generan nuevos envases. En estos dos últimos casos, los residuos van directamente a los recicladores. No hace falta el paso intermedio del amarillo (las plantas de tratamiento) para separar los tres tipos de materiales de los envases recuperados: plástico, metal (aluminio y acero) y briks. ¿En qué consiste este paso intermedio? En estas plantas de tratamiento se separan los materiales y después se llevan a su reciclador correspondiente (hay más de 250 homologados) para convertirse en nueva materia prima y empezar otra vez el círculo del reciclaje. Por ello, no me gusta hablar de basura, sino de residuos como recursos que se transforman en lo que eran o incluso en algo mejor. La gran idea que suena ahora desde Europa, la economía circular, nos señala a em-

presas y gobiernos que los residuos ya no tienen que enterrarse. ¿Cómo funcionan estas plantas clasificadoras? Es como una habitación desordenada que hay que ordenar en paquetes. En estas plantas muchos trabajadores se encargan de que el reciclador reciba perfectamente organizados los materiales. Allí hay operarios, técnicos, responsables de calidad, “triadores” o encargados de separar los materiales, etc. Esos materiales se revisan por si tienen alguna merma o impureza, se lavan y se funden para que puedan aprovecharse de nuevo. En algunas plantas se hace de forma manual y, a medida que se modernizan, de forma automática. ¿Cuántas personas trabajan en el reciclaje? Solo los que tenemos contabilizados alrededor del contenedor amarillo y el azul son 9.600 empleos directos y unos 42.000 indirectos. En la actualidad es una industria muy potente y profesionalizada que ha creado puestos de trabajo que antes no existían. No es como antes, cuando se veía a este sector como algo informal. Ahora hay gente trabajando en innovación para hacer materiales biodegradables, sensores en los contenedores para saber si están llenos y hacer la recogida más eficiente, etc. Es un nicho de empleo verde que sigue creciendo. ¿Se aprovecha todo lo que se recoge en los contenedores? Sí, de lo contrario no habría tantos camiones por la calle, tantas plantas de selección y reciclaje, tantos puestos de trabajo e infraestructuras. Los procesos se optimizan para que, por ejemplo, una planta de reciclado de plástico PET recupere incluso los tapones que no son de este material para generar otras aplicaciones. ¿Son frecuentes los fallos en la recogida de los contenedores, como mezclar en los camiones los diferentes


residuos? No. Puede haber ocurrido en algún caso aislado, hay muchos camiones y medio de millón de contenedores. Si en algún momento algún ayuntamiento o alguna contrata no lo hace bien, lo tenemos que denunciar entre todos. Es la típica excusa de quien no quiere reciclar para ocultar su mala conciencia, pero no tiene sentido porque está todo bien organizado. ¿Qué debemos hacer si vemos algo que no se hace bien? Cualquier situación, como contenedores desbordados o insuficientes, camiones que no pasan frecuentemente, etc., debemos comunicarlo a nuestro ayuntamiento, que es normalmente el responsable de la recogida. Para ello se pueden utilizar los canales clásicos o incluso las redes sociales. Ver una ciudad limpia anima a la gente a participar más. Los críticos con el reciclaje argumentan que este es un negocio que beneficia a unas empresas y que los ciudadanos les hacemos el trabajo. El reciclaje sirve para todos, también para el medio ambiente, y es de las mejores cosas que podemos hacer para cuidar una ciudad. No es un negocio, es una necesidad social que sirve para conseguir nuevos materiales, ahorrar energía, agua, crear puestos de trabajo, etc. Todos queremos una ciudad limpia y el reciclaje contribuye a ello. Sus primeros beneficiarios son los ciudadanos. ¿Qué podemos hacer los ciudadanos para que mejore el reciclaje? Creer en ello y que se convierta en un hábito automático, como cuando nos ponemos el cinturón de seguridad en el coche. Y, al hacerlo todos, avergonzar al que no recicla, que se asuma como un gesto de buen ciudadano. Esta conciencia es cada vez mayor, nunca antes el medio ambiente había importado tanto. Hace falta asentarlo y seguir empujando. www.consumer.es 33


alimentación

Ortorexia: obsesión enfermiza por comer sano Mientras que en la anorexia nerviosa el control dietético se centra en la cantidad, en la ortorexia el origen de la restricción alimentaria es la calidad alimentaria

L

a ortorexia es un trastorno del comportamiento alimentario (TCA), recientemente definido por médicos norteamericanos, que se caracteriza por la obsesión por la comida sana. Su nombre proviene del griego ortho, justo o recto, y de orexia, apetencia. Significa “apetito justo o correcto”. Estos trastornos relacionados con la alimentación son entidades patológicas cada vez más prevalentes y estudiadas en las sociedades industrializadas. Los posibles mecanismos por los cuales un TCA puede instaurarse son diversos y no siempre se encuentra una única explicación o motivo por el que se desarrolla en un individuo. Sin embargo, la presión mediática de la sociedad, sumada a la vulnerabilidad individual y a situaciones de 34

estrés psicológico son claves para el desarrollo de un TCA.

Lo que se sabe

Hoy en día, la ortorexia no está reconocida como un trastorno mental definido. Para diagnosticar a un individuo una alteración mental, los especialistas se ciñen a los manuales médicos que en la actualidad catalogan este tipo de enfermedades y establecen los criterios diagnósticos de cada uno de ellos. El más utilizado es el americano “Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders” (DSM). No obstante, algunos autores opinan que la ortorexia consiste en un trastorno psíquico que podría preceder a la anorexia nerviosa. Y otros especialistas han comprobado que una de las

poblaciones en las que más ortorexia se detecta es en la de pacientes anoréxicos ya recuperados. Con todo, según el DSM-5, este tipo de desorden no está tipificado todavía, aunque podría incluirse en el subgrupo de otros trastornos del comportamiento, como un desorden restrictivo de la ingesta alimentaria. En muchas ocasiones, esta preocupación patológica por la comida sana hace que las personas acaben restringiendo de manera importante su alimentación. Evitan alimentos considerados “no sanos”, como embutidos, carnes, grasas, pan blanco o bollería. Otras veces no comen alimentos industriales, con aditivos o conservantes o con algún ingrediente transgénico. Incluso, en casos más extremos, des-


cartan las frutas y las verduras si no son ecológicas y frescas. Todo ello puede conllevar una restricción alimentaria tal que supone una reducción energética grave, una situación que a veces puede comprometer el aporte calórico que requiere el cuerpo humano y conllevar déficits nutritivos importantes.

Síntomas y consecuencias

Aunque no existe todavía un consenso científico sobre los criterios diagnósticos de este trastorno psiquiátrico, los síntomas que pueden alarmar sobre su aparición son los siguientes: Dedicar un gran número de horas al día (más de tres) a pensar en si su dieta es sana. Preocuparse más por la calidad de los alimentos que por el placer de consumirlos. Disminución de la calidad de vida asociada a los cambios en su alimentación. Sentimiento de culpabilidad si no sigue sus restricciones dietéticas. Planificación excesiva de lo que comerá al día siguiente. Aislamiento social debido a su conducta alimentaria. Así pues, mientras que en la anorexia nerviosa el control dietético se centra en un principio en la cantidad, en la ortorexia el origen de la restricción alimentaria es la calidad alimentaria. No obstante, en ambos trastornos el resultado es un control excesivo de la alimentación que acaba provocando una ingesta insuficiente de nutrientes. De esta manera, las consecuencias de este desorden serán similares a las que se padecen en otros trastornos de la conducta alimentaria en los que hay

De la ortorexia a la anorexia La anorexia nerviosa es un TCA caracterizado por un miedo a la ganancia de peso, con rechazo a mantener un peso corporal normal y con una alteración significativa de la percepción del tamaño corporal. Normalmente, las mujeres con anorexia sufren también amenorrea (ausencia de menstruación) debido a la pérdida de peso. La pérdida de peso se consigue normalmente mediante una reducción de la ingesta energética. Quienes sufren este trastorno disminuyen su ingesta alimentaria de alimentos de elevada densidad calórica, restringiéndola a unos pocos productos alimenticios. Otro de los mecanismos por los que consiguen perder peso son las purgas alimentarias (vómitos, laxantes o diuréticos) o un exceso de ejercicio físico. Así pues, la ortorexia está altamente relacionada con la anorexia. De hecho, muchos autores opinan que puede tratarse de un trastorno que preceda a la anorexia o, en otras ocasiones, que permanezca en personas que hayan sufrido una anorexia nerviosa.

un componente restrictivo de la dieta y, por tanto, un riesgo de desnutrición con todas sus secuelas asociadas: pérdida de peso, masa grasa y masa muscular, desnutrición, anemia, carencias de vitaminas y minerales, depresión, ansiedad y aislamiento social.

Qué hacer en caso de sospecha

En caso de sospecha de cualquier tipo de TCA, resulta imprescindible ponerse en manos de un equipo de especialistas. Estos trastornos deben ser tratados desde sus diferentes vertientes (psico-conductual, médica, psiquiátrica, nutricional) y, según la gravedad, pueden requerir el ingreso hospitalario o en centros especializados. No hay que dudar, por tanto, en consultar a un especialista si se cree que alguna persona cercana puede estar sufriendo este trastorno.

Las personas con ortorexia evitan los alimentos considerados “no sanos” o incluso dejan de comer alimentos industriales, con aditivos o conservantes.

www.consumer.es 35


economía doméstica

Claves para reclamar envíos en mal estado El consumidor dispone de varias vías para solicitar a la empresa de transporte que repare los daños causados

C

uando un paquete llega dañado al domicilio del consumidor, este debe estar preparado y conocer los pasos que debe seguir para solucionar una situación que se repite en demasiadas ocasiones. En líneas generales, es importante reclamar en el momento preciso en que se perciben los daños, así como poner en conocimiento de la empresa de transporte los problemas ocasionados, ya sea por carta certificada o burofax, no solo por correo electrónico. Asimismo, conviene ser exhaustivo y describir detalladamente los daños aportando el mayor número de pruebas. Si no se está conforme con la resolución de la reclamación, el consumidor debe saber que dispone de otras dos vías para tratar de llegar a un acuerdo: acudir a las Juntas Arbitrales de Transporte o a juicio.

1

Reclamar lo antes posible. Cuando se recibe un

paquete, puede llegar con daños aparentes (abierto, con la caja rota, arrugado, etc.) que hacen temer por el estado del contenido. En ese caso, es muy importante dejar constancia de ello en el albarán de entrega del repartidor (este no puede negarse), ya que será la prueba de que el envío ha llegado en mal estado aparente. También conviene redactar cuanto antes una queja al Servicio de Atención al Cliente de la empresa con la que se contrata el envío. Por otro lado, si los daños no se pueden ver con la caja cerrada, pero al

36


Reclamar ante el servicio de Correos abrirla se comprueba que su contenido está dañado, se trata de daños ocultos. En este caso, el plazo para reclamar a la compañía a la que se contrató el transporte es de siete días naturales. Por su parte, cuando el envío se retrasa, hay que formular la queja por escrito en el plazo de 21 días, que deben contarse a partir del día siguiente a la fecha en que estaba prevista la entrega.

2

Plazos de reclamación.

Los periodos de reclamación de las empresas están casi siempre detallados en las condiciones que el consumidor acepta cuando contrata los servicios de la compañía. Hay que tener presente que las quejas realizadas fuera de plazo no se tienen en cuenta. La reclamación se puede hacer por correo electrónico para ganar tiempo, pero también es conveniente llevarla a cabo por carta certificada o burofax para dejar constancia y un justificante de haber presentado la reclamación. Por supuesto, no hay que olvidar firmar el escrito.

3

Describir los daños del envío. Al emitir la reclama-

ción, no basta con manifestar el descontento. Es importante detallar de una forma exhaustiva en qué consisten los daños y, si así se estima, qué cantidad se pide a la empresa de transporte. La reclamación debería incluir los siguientes aspectos:

Cuando el paquete ha sido transportado por Correos, también se puede reclamar. La web de este organismo tiene formularios que facilitan la tarea de emitir las quejas. Además, es posible consultar los plazos de reclamación y las indemnizaciones a las que se tendría derecho, según el tipo de envío realizado y la circunstancia de la reclamación.

Una descripción de los daños con todo detalle y acompañada de fotos y de todas las pruebas posibles. Una reseña del tipo de embalaje, así como de las protecciones que llevaba el paquete, tanto del interior como del exterior. Si es posible, se pueden aportar también imágenes de cómo iba embalado. Una explicación del material que ha sido dañado. Lo habitual es que solo se estropee parte del envío y únicamente se puede reclamar sobre esa parte afectada. La cantidad que se reclama, una valoración que tiene que ir acompañada de un documento que acredite que esa cantidad es justa (por ejemplo, un presupuesto de reparación de los daños que esté desglosado).

4

Recurrir a las Juntas Arbitrales. Cuando un con-

sumidor presenta una reclamación, la empresa tiene la obligación de gestionarla. Lo más común es que se resuelva en los 90 días siguientes a que se haya entregado,

aunque a veces, por su complejidad o necesidad de pruebas, los plazos se alargan y pueden llegar hasta el año. Si todo es correcto y la compañía asume su responsabilidad, se comunica la resolución y la indemnización, y se abona. Si no sucede así o se está disconforme con el fallo de la reclamación, es posible acudir a las Juntas Arbitrales de Transporte (siempre que el importe reclamado sea inferior a 12.000 euros). Tienen varias ventajas: son efectivas (más que reclamar en una Oficina de Consumo), además de rápidas y mucho más baratas que acudir a la vía judicial.

5

Reclamar ante la Justicia. El último paso que

hay que dar si todo falla es ir a juicio. Es la opción menos recomendable, ya que supone un enorme desgaste. Además, es una vía más lenta, costosa y su resultado es también incierto, aunque a veces se convierte en el único modo que tiene un consumidor para reclamar sus derechos. www.consumer.es 37


salud

Dificultad para cicatrizar las heridas La velocidad y la calidad de la cicatrización de una lesión de este tipo dependen de aspectos como sus características y su localización

C

ortarse con un cuchillo o caerse en el parque son accidentes muy comunes que suelen provocar heridas. En la mayoría de los casos, se curan en pocos días, pero el proceso de cicatrización de algunas personas se prolonga y sus lesiones no se cierran hasta pasadas unas semanas.

El proceso

En el mismo momento en el que se produce una herida, el organismo pone en marcha un proceso con el objetivo de restaurar los tejidos. La literatura científica divide este proceso en tres etapas: Fase inflamatoria: determinadas células (macrófagos) eliminan las bacterias y la suciedad, y se origina la 38

migración y multiplicación de otras que actuarán en la etapa siguiente. Fase proliferativa: comenzará a los dos o cinco días de haberse producido la lesión. Durante este periodo, se crean nuevos vasos sanguíneos -que aportan el oxígeno y los nutrientes necesarios a la zona-, aumentan las fibras de colágeno -que forman la estructura- y se constituye el tejido que reemplazará al que ha sido dañado. Una herida aguda debería estar restituida antes de los 10 días. Fase de maduración y remodelado: es la más larga y puede durar incluso más de un año. En esta etapa, la fibra de colágeno utilizada para reparar la herida

se sustituye por otras mucho más resistentes y los vasos sanguíneos que fueron creados para su recuperación también se destruyen. Aquí, el color de la herida empieza a perder el tono enrojecido.

Factores influyentes

La velocidad y la calidad de la cicatrización de una herida dependen de aspectos particulares, como los factores genéticos y las características de la lesión (pérdida de tejido, características de los bordes de la lesión, presencia de tejido desvitalizado o edema, grado de suciedad o cantidad de gérmenes). Así, una herida profunda con pérdida de tejido y cuyos bordes no


ha sido posible aproximar tendrá una evolución más lenta que una herida de bordes limpios que se haya podido suturar sin más. También depende de su localización, ya que la cicatrización es más complicada si se encuentra sobre articulaciones, en zonas húmedas o en aquellas que sufren un roce continuo, como la planta de los pies. Asimismo, hay otros factores que pueden determinar la evolución de este proceso, como detalla el doctor Javier Soldevilla en la “Guía práctica en la atención de las úlceras de la piel”: La edad. A partir de los 25 o 30 años la piel empieza a reducir su capacidad de renovación: se producen modificaciones morfológicas, se pierden fibras elásticas y disminuye su vascularización. Además, el proceso de envejecimiento conlleva cambios hormonales, el sistema inmunológico -que protege frente a patógenos- se va deprimiendo y se corre más peligro de contraer una infección. De la misma manera, a medida que se cumplen años, hay más posibilidad de desarrollar una enfermedad crónica que tiene implicación directa en la cicatrización. El estado de nutrición y de hidratación. La obesidad y la desnutrición entorpecen el proceso de cicatrización debido a la falta de vitaminas (sobre todo A y C), la anemia, la hipoproteinemia (déficit de ingesta de proteínas encargadas de proporcionar el sustrato para la formación del colágeno, importante por su función estructural), el déficit de minerales como el zinc (que intervienen en la reparación de los tejidos) y la falta de hidratación (hace que el tejido de la cicatriz

Primeros auxilios ante una herida Antes de curar cualquier lesión, es imprescindible lavarse las manos a conciencia con agua y jabón, sin olvidar secarlas de forma minuciosa. Aun así, nunca se debe manipular con los dedos la sangre ni el lecho de una herida. Cualquier lesión está contaminada por los microrganismos que hay en la piel, pero una limpieza adecuada ayudará, junto con el sistema inmunológico de cada uno, a que estos no proliferen y se desarrolle una infección. El objetivo de la limpieza es retirar detritus, como restos de tierra o células muertas, que pueden entorpecer la cicatrización y favorecer la infección. Para la limpieza de la herida basta con aplicar una solución fisiológica -preferiblemente a una temperatura de entre 32 ºC y 35 ºC- o, en su defecto, agua potable. Si la herida está muy sucia, puede limpiarse con agua y jabón, pero hay que ser muy cuidadoso en el aclarado y no dejar ningún resto. También se puede usar una solución antiséptica que sea efectiva para un gran número de gérmenes, como la clorhexidina, siempre de acuerdo a las indicaciones terapéuticas del prospecto. Otras soluciones antisépticas empleadas (povidona yodada, alcohol o agua oxigenada) pueden provocar efectos adversos en la piel, como irritación o reacciones alérgicas importantes, además de entorpecer el proceso de cicatrización. Se puede tapar la lesión con un apósito no adherente (hidrocoloide o espuma de poliuretano), pero no se recomienda utilizar algodón, ya que es fácil que se adhiera a los tejidos y provoque dolor y sangrado al retirarlo. Además, si no se quita por completo, sus restos pueden originar una infección. Si la herida es profunda, tiene objetos incrustados o está muy sucia, no se puede limpiar de la forma habitual, presenta una hemorragia de difícil control o está provocada por la mordedura de algún animal o por materiales que pudieran estar contaminados por hongos o bacterias, hay que acudir a un centro sanitario para que la valore un profesional sanitario.

sea más débil). Además, la piel deshidratada es más vulnerable a las agresiones externas. Patologías concomitantes. Sufrir enfermedades cardiovasculares o respiratorias, alergias, diabetes o infecciones altera el proceso de cicatrización, ya sea por la propia afección en el organismo o el efecto de los fármacos utilizados en su tratamiento.

El consumo de tabaco y alcohol. La toma habitual de estas sustancias provoca alteraciones en los vasos sanguíneos y limita la circulación de la sangre hacia todas las capas de la piel, cambios en la coagulación sanguínea o disminución de las células directamente implicadas en la cicatrización. www.consumer.es 39


seguridadalimentaria

Frutas de apariencia resplandeciente A muchas frutas se les aplica cera con el objetivo de proteger el alimento y proporcionar un aspecto brillante

E

l aspecto exterior de alimentos como las frutas es fundamental para los consumidores en el momento de la compra. Se buscan piezas que posean una piel tersa, sin deformaciones y casi perfecta. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los aspectos externos como la presentación, la apariencia, la uniformidad, la madurez o la frescura son componentes fundamentales que se consideran en el momento de la compra. De entre todos los factores externos, el color, tanto en intensidad como en uniformidad, es uno de los aspectos más fácilmente evaluados por el con-

40

sumidor y decisivo en productos como hortalizas de hoja, en las que se asocia a mayor frescura. El encerado permite dar a este tipo de alimentos un aspecto brillante y apetecible, además de disminuir la transpiración de la fruta y prevenir la pérdida de agua. Con todo, también se valora cada vez más la calidad interna, como el sabor, el aroma, la textura o la ausencia de contaminantes.

Cera natural

La mayoría de las frutas y las verduras forman su propia capa de cera natural para ayudar a retener la humedad, mejorar su firmeza y ralentizar la degradación natural del alimento. Debe tenerse en cuenta que son productos

con una importante cantidad de agua y que, tras la cosecha, continúa con el proceso de maduración. Después de recolectarla, la fruta se somete a un lavado minucioso para quitarle la suciedad. Esta limpieza elimina la cera natural que pueda tener el producto. Por este motivo, se aplica cera en algunas frutas, con el fin de reemplazar la cera natural que se pierde durante este proceso. En algunos casos, el encerado se aplica en frutas como cítricos, pepinos o plátanos en los tratamientos poscosecha para alargar su vida útil y preservarlas de hongos y bacterias. Son los agentes de recubrimiento, sustancias por completo inocuas.


Cómo lavar la fruta Si bien se tiene conciencia de la importancia del lavado de los vegetales, no sucede lo mismo con el de las frutas. Quizá porque crecen en los árboles y no están tanto en contacto con el suelo y porque tienen una cubierta externa (la piel) que las aísla de los agentes externos. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que algunas frutas como las fresas crecen muy cerca del suelo, lo que implica que están en contacto con tierra e insectos. También es importante no olvidar que son muchas manos las que tocan las piezas de fruta antes de comprarse, una práctica que obliga a plantearse la necesidad de un buen proceso de limpieza e higienización en casa. El lavado de frutas tiene como objetivo eliminar posibles restos de tierra, fitosanitarios, abonos, bacterias, virus e, incluso, insectos. Lavar la fruta es una de las mejores maneras de reducir riesgos de enfermedades transmitidas por alimentos, sobre todo si se tiene en cuenta que una de las particularidades de este alimento es que se consume crudo y, por tanto, no se somete a ningún proceso de cocción que elimine los patógenos. Aunque la piel de algunas frutas como la sandía o el melón no se coman, es recomendable lavarlas cuando la pieza está entera, antes de partir. El lavado se hará bajo el chorro de agua del grifo, se dejarán escurrir bien y se secarán con un paño limpio o papel de cocina.

Agentes de recubrimiento

El uso de aditivos alimentarios en alimentos responde a una finalidad técnica específica. En la Unión Europea, la legislación en este campo es muy rigurosa. Por tanto, los aditivos aprobados son seguros para el uso alimentario y se designan con un número precedido por la letra E. De entre los numerosos aditivos autorizados y empleados están los agentes de recubrimiento o agentes de glaseado, que se aplican a la superficie de los alimentos para darles un aspecto brillante y revestirlos con una capa protectora. Los agentes más comunes son la cera de abeja (E901) o la cera de carnauba (E903).

Entre las principales razones para usar estas ceras en ciertas frutas está disminuir la transpiración, prevenir la pérdida de agua -por tanto, inhibir la deshidratación- y mejorar la apariencia de los alimentos. Esta técnica, utilizada desde hace muchos años, empezó a usarse para extender la vida útil de frutas como los cítricos. Los agentes de recubrimiento, por eso, forman parte de un proceso industrial en el que se aplica una sustancia sobre la superficie de un alimento para mejorar, sobre todo, las propiedades sensoriales. Se emplean sobre todo en manzanas, melones, pepinos, naranjas, calabaza, tomates o berenjenas. El encerado no mejora la calidad ni el sabor de

estas frutas o verduras, pero sí su apariencia, y mantiene la frescura del alimento mediante la protección contra la pérdida de humedad y posibles contaminaciones. Solo puede utilizarse en dosis quantum satis, es decir, en una dosis adecuada para conseguir el efecto deseado, pero sin que sea más de la necesaria. El uso en cantidades justas es muy importante en estos casos porque un exceso sería contraproducente para la fruta: dificultaría el intercambio gaseoso del alimento con el ambiente y se generarían olores y sabores extraños, además de que también pueden aparecer manchas blancas en su piel. www.consumer.es 41


1,42 € por

recetasoctubre

persona*

Menú para principiantes Existe una estrecha relación entre saber cocinar y disfrutar de una buena salud. Una persona necesita más de 40 nutrientes distintos para mantener un buen estado de salud, pero ningún alimento ni producto alimentario es capaz de suministrarlos todos por sí solo. La combinación y la variedad en el momento de comer es, por tanto, fundamental. Elegir bien cuándo se hace la compra y saber usar del mejor modo lo adquirido es indispensable para comer bien. Como nunca es tarde para iniciarse en la cocina, a continuación proponemos un menú compuesto por tres recetas sencillas para principiantes.

¿Cuántas calorías necesitamos a lo largo del día? % calorías totales Nuestra propuesta

% calorías

20-25% DESAYUNO (400-500 kcal)

- Crujiente de arroz inflado 25% (501 kcal) y frutos secos - Yogur líquido con pulpa de fruta

ALMUERZO

- Zumo de naranja con frambuesa y cerezas

9% (180 kcal)

COMIDA 30-35% (600-700 kcal)

- Judías verdes con salsa bretona* - Huevos mimosa* - Flan de chocolate*

35% (682 kcal)

MERIENDA 5-10% (100-200 kcal)

- Receta de carpaccio de melón 9% (171 kcal) con queso, nueces y crujiente de jamón

CENA 20-25% (400-500 kcal)

- Ensalada de tomate, rabanitos, 22% (438 kcal) remolacha y cebolla salteada - Tortilla de calabacín y pimiento verde - Pan integral de trigo - Fresa y fresón

MÁXIMO

5-10% (100-200 kcal)

2.000 kcal

(*) Platos preparados y explicados en esta revista

42

Primer plato

Segundo plato

Postre

Judías verdes con salsa bretona

Huevos mimosa

Flan de chocolate


Primer plato

4 Para 30’-40’ principiantes

0,27

Judías verdes con salsa bretona

Ingredientes:

Cómo se elabora:

Comentario dietético:

500 g de judías verdes 50 g de apio 50 g de puerro 100 g de cebolla 50 g de champiñones 25 g de mantequilla 30 g de harina 100 ml de vino blanco 250 ml de agua de cocción de las judías verdes

Primero se limpian las judías verdes. Se les quita el hilito que tienen en el lateral con ayuda de un pelador o de un cuchillo pequeño y cada vaina se trocea en tres o cuatro partes. Se cuecen en agua hirviendo con un poco de sal hasta que estén tiernas. Aparte, en otra cacerola con la mantequilla se pocha el apio, el puerro, la cebolla y los champiñones, todos ellos troceados muy finamente (en brunoise). A continuación, se vierte la harina espolvoreada sobre las verduras y después el vino blanco. Una vez que el vino ha reducido, se moja el conjunto con un poco de caldo de verduras para que rebaje su sabor y se pone el punto de sal. La salsa se vierte sobre las judías verdes y se le da un hervor a todo el conjunto. Se sirve inmediatamente.

Las judías verdes son un alimento con estupendas propiedades para el organismo. Poseen una gran capacidad antioxidante gracias a la presencia de vitamina C y de ácidos fenólicos. Son ricas en vitaminas A, K y del grupo B (como la B1, B2, B3, B6, B9) y minerales como el manganeso, magnesio, hierro, potasio, cobre, calcio y fósforo. Destaca también la presencia de fibra. Además, en esta receta se añaden diferentes verduras y hortalizas, todas ellas también ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Se trata en definitiva de un plato nutricionalmente muy rico, aunque la mantequilla eleva su valor energético.

¿Sabes cómo funciona el semáforo? Es un sencillo código de colores que indica si la cantidad de los nutrientes que compone la receta es alta, media o baja. Informa sobre las calorías y los nutrientes más importantes desde el punto de vista de la salud: azúcares, grasa, grasas saturadas y sal. Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la IR (Ingesta de Referencia) es alto (predominan los amarillos). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena. Su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado. Por este motivo, las recetas tienen unos puntos de corte diferentes a los de los productos. El color verde indica que la ración de consumo de cada nutriente aporta menos del 10% de la Ingesta de Referencia. Es decir, una cantidad baja del nutriente. El color amarillo indica que aporta entre el 10% y el 35% de la IR (una cantidad media del nutriente). El color naranja indica que aporta más del 35% de la IR (una cantidad alta del nutriente).

• •

Una ración contiene:

GRASAS CALORÍAS GRASA SATURADAS AZÚCARES

154

8%

5,6g 8%

3g

14%

SAL

5,1g 0,1g 6%

* de la Ingesta de Referencia (IR) para un adulto.

1%

43


Segundo plato

4 Para 15’-20’ principiantes

0,97

Huevos mimosa

Ingredientes:

Cómo se elabora:

8 huevos 150 g de atún en conserva al natural 80 g de palitos de cangrejo 80 g de mayonesa ligera 100 g de lechugas variadas

recetasoctubre

Se pone al fuego un cazo con agua y, cuando esta rompa a hervir, se añade un puñito de sal y un chorrito de vinagre (para que no se rompan los huevos y se pelen mejor), y se introducen los huevos. Se dejan cocer durante 10 minutos, contando desde que el agua hierve de nuevo. Una vez cocidos, se sacan del agua, se enfrían bajo el chorro de agua fría y se pelan. Luego, se cortan por la mitad longitudinalmente, se les quita la yema y se hace una masa uniforme con la mitad de las yemas (se reserva el resto), el atún escurrido, los palitos de cangrejo picados y la mayonesa. Con esta mezcla se rellenan los huevos y se introducen 20 minutos en la nevera. Una vez pasado ese tiempo, se sacan y se colocan sobre una cama de lechuga cortada en el último momento y, si se desea, aliñada ligeramente con un poco sal, vinagre y aceite. Justo en el momento de

Una ración contiene:

GRASAS CALORÍAS GRASA SATURADAS AZÚCARES

297

44

15%

20g

4g

29%

18%

SAL

1,1g 0,5g 1%

* de la Ingesta de Referencia (IR) para un adulto.

8%

servir, se rayan las yemas de huevo cocidas que se habían reservado previamente para que tenga el aspecto de las acacias mimosas, unos árboles que en primavera se llenan de flores amarillas, que dan el nombre a este plato.

Comentario dietético: Tanto los huevos como el cangrejo y el atún son fuentes de proteínas de elevada calidad. El atún es un pescado azul, bajo en calorías, con un elevado contenido de vitaminas A, B y D y calcio y también rico en ácidos grasos omega 3, un alimento muy recomendable para disminuir el colesterol. La mayonesa apenas añade calorías al plato y mejora el sabor general. La lechuga aporta la parte cruda con elevados contenidos de fibra, betacaroteno, hierro, calcio, magnesio y potasio además de vitaminas A, E, C, B1, B2 y B3.

¿Sabes cómo funciona el semáforo? Es un sencillo código de colores que indica si la cantidad de los nutrientes que compone la receta es alta, media o baja. Informa sobre las calorías y los nutrientes más importantes desde el punto de vista de la salud: azúcares, grasa, grasas saturadas y sal. Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la IR (Ingesta de Referencia) es alto (predominan los amarillos). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena. Su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado. Por este motivo, las recetas tienen unos puntos de corte diferentes a los de los productos. El color verde indica que la ración de consumo de cada nutriente aporta menos del 10% de la Ingesta de Referencia. Es decir, una cantidad baja del nutriente. El color amarillo indica que aporta entre el 10% y el 35% de la IR (una cantidad media del nutriente). El color naranja indica que aporta más del 35% de la IR (una cantidad alta del nutriente).

• •


Postre

4 Para 50’-60’ principiantes

0,18

Flan de chocolate

Ingredientes:

Cómo se elabora:

400 ml de batido de chocolate 150 ml de leche 65 g de flan instantáneo (2 sobres) 10 g de azúcar (2 cucharadas) 10 ml de caramelo líquido 40 g de nata montada 30 g de guindas

esta receta no consiste en el flan tradicional de huevo o vainilla. El flan de chocolate se elabora con sobres de flan instantáneo, leche, batido de chocolate, azúcar y caramelo. Por lo tanto, sus ingredientes principales son los lácteos, una fuente importante de calcio. No obstante, hay que tener en cuenta que los lácteos enteros también tienen grasa en su composición y que si se desea reducir el contenido calórico, se ha de optar por lácteos desnatados. En este caso, la nata se puede eliminar para reducir el aporte calórico. Debido a la presencia de azúcar en la receta conviene que las personas diabéticas o con niveles elevados de triglicéridos en sangre Comentario dietético: sustituyan el azúcar y el caramelo por edulEl flan es uno de los postres más típicos y corantes no calóricos o que no abusen del populares de nuestra gastronomía. Pero consumo de este tipo de postres.

Se calienta el batido de chocolate con las dos cucharadas de azúcar. Después, se disuelven los dos sobres de flan instantáneo con la leche fría y, una vez disuelto, se vuelca el conjunto sobre el batido de chocolate. Se espera a que hierva y espese ligeramente dando vueltas constantemente. A continuación, las flaneras se caramelizan ligeramente por dentro con un poco de caramelo líquido y se vierte el flan líquido sobre ellas. Se enfrían en el frigorífico durante una hora como mínimo. Se sirve el flan frío y desmoldado, acompañado del caramelo y de un poco de nata montada con unas guindas troceadas.

¿Sabes cómo funciona el semáforo? Es un sencillo código de colores que indica si la cantidad de los nutrientes que compone la receta es alta, media o baja. Informa sobre las calorías y los nutrientes más importantes desde el punto de vista de la salud: azúcares, grasa, grasas saturadas y sal. Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la IR (Ingesta de Referencia) es alto (predominan los amarillos). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena. Su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado. Por este motivo, las recetas tienen unos puntos de corte diferentes a los de los productos. El color verde indica que la ración de consumo de cada nutriente aporta menos del 10% de la Ingesta de Referencia. Es decir, una cantidad baja del nutriente. El color amarillo indica que aporta entre el 10% y el 35% de la IR (una cantidad media del nutriente). El color naranja indica que aporta más del 35% de la IR (una cantidad alta del nutriente).

• •

Una ración contiene:

GRASAS CALORÍAS GRASA SATURADAS AZÚCARES

237

12%

SAL

9g

5g

20g 0,2g

13%

25%

22%

* de la Ingesta de Referencia (IR) para un adulto.

3%

45


bebé

El peligro de alabar en exceso Los menores que reciben demasiados elogios dependen demasiado de la opinión de los demás y tienden a portarse bien solo cuando existe la perspectiva de una recompensa

S

e llama refuerzo positivo a la práctica de elogiar y premiar las buenas conductas. Para muchos especialistas, es la manera más beneficiosa de criar a los hijos, ya que, además de promover actitudes positivas, se alimenta su autoestima. Sin embargo, hay quienes detectan riesgos si esta práctica se realiza en exceso. Este tipo de refuerzo positivo es un arma de doble filo, ya que los menores pueden convertirse en adictos a los elogios, reacios a asumir riesgos, intolerantes a la frustración y dependientes de la aprobación de los demás. Un estudio realizado en 2007 en Estados Unidos reveló que los alumnos que recibían más elogios se volvían más reacios a asumir riesgos y eran menos tolerantes a las frustraciones. Estas personas desarrollan una menor tendencia a afrontar clases en las que no les va tan bien o en las que no están seguros de si tendrán éxito por el temor de dañar la imagen positiva que los demás han creado de ellos a fuerza de elogiarlos.

Motivos

Uno de los principales especialistas en contra de los elogios a los pequeños es el estadounidense Alfie Kohn, autor de varios libros sobre educación y crianza. En uno de sus textos más conocidos enumera “Cinco razones para dejar de decir: ¡muy bien!”: 46


El experimento

1

Manipular a los niños.

Las recompensas verbales se pueden convertir en una herramienta para que el adulto consiga que el menor haga lo que él quiere. Es decir, la conducta elogiada podría beneficiar al adulto y que este la persiga como una especie de extorsión.

2

Crear adictos a los elogios. En general, el objetivo

que se persigue al alabar a un niño por su comportamiento es aumentar su autoestima. Sin embargo, el efecto puede ser el opuesto: que el pequeño, en vez de tener más confianza en sí mismo, sea cada vez más dependiente de los elogios de los adultos. Y, en lugar de ganar seguridad, la pierde.

3

El investigador Carol Dweck y otros expertos de la Universidad de Stanford (EE.UU.) realizaron un estudio que llegó a conclusiones reveladoras. Ofrecieron una serie de puzles simples a un grupo de 400 alumnos de 11 años. Tras resolverlos, cada estudiante recibió -junto con su calificación- una evaluación breve de seis palabras. A una mitad de los niños (grupo A) se les elogió por su inteligencia, mientras que a la otra mitad (grupo B) se les destacó el esfuerzo realizado. Más tarde, se consultó a los pequeños acerca de cómo preferían que fuera la siguiente prueba: fácil o difícil. Entre los niños del grupo A, dos tercios eligieron la opción fácil. En el grupo B, 9 de cada 10 eligieron la difícil. Los primeros no querían poner en riesgo su condición de “inteligentes”. Los segundos, en cambio, querían saber hasta dónde los podía llevar su trabajo. En una tercera fase, se sometió a los alumnos a un rompecabezas tan difícil que ninguno de ellos lo pudo superar. Pero los del grupo B lo intentaron durante más tiempo y disfrutaron más de la tarea sin perder confianza en sí mismos -como les ocurrió a los del grupo A-. Por último, se les entregaron unos puzles con el mismo grado de dificultad que los de la primera prueba. En los niños del grupo A, el rendimiento cayó en un 20%. En los del grupo B, se incrementó en un 30%. Los resultados fueron tan sorprendentes que los investigadores repitieron tres veces el experimento con menores de otras ciudades y de diferentes grupos étnicos. En todos los casos, se concluyó que “elogiar la inteligencia de los niños perjudica su motivación y esto perjudica su rendimiento”, según Dweck.

Quitar el placer. Los elo-

gios pueden hacer que el niño pierda el placer y el orgullo de disfrutar de sus propios logros. Cuando un adulto le dice “muy bien”, lo está juzgando, le está diciendo cómo debe sentirse e impide que el pequeño lo decida por sí mismo.

4

Reducir el interés. Halagar

al niño cada vez que hace algo o se comporta de determinada manera provoca, con el tiempo, que su objetivo deje de ser el comportamiento en sí mismo y pase a ser el elogio. Si ocurre esto, cuando la posibilidad del elogio desaparece, el menor pierde el interés en seguir haciéndolo.

5

Disminuir el desempeño. Así, Joan LeFebvre, profesora de la

Distintos estudios han demostrado que los niños elogiados por realizar un trabajo tienden a bajar el rendimiento en los siguientes, a diferencia de los que no recibieron alabanzas. Se debe en parte a la pérdida del placer y del interés, pero también a que los pequeños elogiados se vuelven menos propensos a correr riesgos en el futuro por miedo a perder las recompensas verbales que han recibido.

Universidad de Wisconsin (EE.UU.), explica que se debe estimular en vez de elogiar. El estímulo señala lo que el niño ha hecho, pero le permite evaluar su propio esfuerzo. El elogio, en cambio, se centra en la mirada y la evaluación del adulto. Su resultados se observan en el corto plazo, pero resultan perjudiciales en periodos de larga duración. www.consumer.es 47


salud

Apps en beneficio de la salud Las aplicaciones y los accesorios móviles pueden ser un recurso muy ventajoso para promover comportamientos saludables

L

as aplicaciones móviles y sus accesorios también se han integrado en el mundo de la salud. En la actualidad, existen más de 165.000 apps relacionadas con esta materia, según el último informe del Institute for Healthcare Informatics (IHM), “Patient Adoption of mHealth: Use, Evidence and Remaining Barriers to Mainstream Acceptance”: un 70% corresponde a aplicaciones de bienestar y ejercicio físico y el otro 30% se dirige a profesionales de la salud y a sus pacientes. La publicación del IHM añade que una de cada diez apps puede conectarse a un dispositivo o sensor que facilita su uso y permite al usuario recopilar datos. Es más, en los últimos dos años, el porcentaje de aplicaciones de salud con la posibilidad de conectarse a las redes aumentó de un 26% a un 34%. Desde la perspectiva de salud pública, este escenario supone una oportunidad en la promoción de hábitos de vida saludables, a la vez que potencia la cultura de la prevención y de la responsabilidad individual, tanto en la salud como en el control de enfermedades.

48


Menos sedentarismo

Endomondo, Strava, Runtastic, Pedometer, MySwimPro o Google Fit son algunas de las apps más populares para llevar un control de la actividad física regular. La mayoría de ellas son gratuitas, aunque disponen también de opciones avanzadas de pago. También existen en el mercado distintos accesorios -como las pulseras de fitness o los relojes inteligentes- que facilitan la tarea de ponerse o mantenerse en forma. Este tipo de aplicaciones móviles, dirigidas al deporte en general o especializadas en una modalidad deportiva, registran datos como tiempo, distancia, velocidad y altitud y, si la actividad lo permite, realizan un mapa del recorrido. Otras cuentan con planes de entrenamiento o rutinas establecidas. Para conseguir que el usuario se mantenga activo, incluyen elementos de motivación como mensajes de ánimo -mediante voz o mensaje escrito-. La mayoría, además, permite compartir el ranking personal en redes sociales o enviarlos mediante otras aplicaciones como WhatsApp o correo electrónico. Algunos estudios científicos destacan la utilidad de estas aplicaciones y dispositivos. Es el caso de la revisión “El uso de podómetros para incrementar la actividad física en población adulta” (2015), llevada a cabo por expertos de la Universidad de Valencia, Red de Excelencia de Promoción de la Salud Mental (PROMOSAM), la Universidad Jaime I de Castellón y el CIBER de Fisiopatología, Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) del Instituto Carlos III, que concluye que son una herramienta eficaz en la lucha contra el sedentarismo y la obesidad, además de que facilitan el autocontrol y aumentan la motivación del usuario para lograr objetivos.

Control de enfermedades crónicas Los profesionales de salud y las sociedades científicas muestran cada vez más interés por estos programas por ser herramientas útiles, sobre todo, en aspectos de control y tratamiento de enfermedades crónicas. Eso sí, hay que tener en cuenta que, pese al valor añadido que suponen, nunca reemplazan el papel de los profesionales de la salud. Así, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica ha creado Polen Control y Pólenes Móvil, que permiten saber en todo momento la cantidad de polen que hay en el ambiente y evitar los ataques de alergia. A su vez, el profesional médico puede seguir la evolución de los síntomas de los pacientes y relacionarlos con los niveles polínicos. Para la diabetes, se han desarrollado algunas aplicaciones -como SocialDiabetes -que permiten controlar, entre otros aspectos, las ingestas, el nivel de glucemia y las pautas de insulina. De esta forma, el usuario puede tener mayor control y autonomía. Existen otras, como Instant Heart Rate, que son capaces de medir la frecuencia cardiaca a través de la pantalla y analizarlo. Además, muchas ofrecen la opción de que el registro quede incluido en la historia clínica del paciente. En el ámbito de la pediatría también se han creado programas dirigidos a la salud infantil, como las desarrolladas por profesionales del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) o las recomendadas por la Academia Americana de Pediatría: iPediatric -con un práctico identificador de síntomas del bebé- o Kids Doc.

Otros hábitos de vida saludables

Asimismo, se han desarrollado apps que ayudan a adquirir o mantener otro tipo de hábitos saludables diferentes a la práctica de ejercicio físico. Un ejemplo son aquellas que animan a dejar de fumar o que conciencian sobre la importancia de un buen descanso nocturno -controlan cuánto y cómo se duerme y calculan el mejor momento para despertarse-. Otras ayudan a mantener a raya el estrés, como Checking Stress, a través de la cual el usuario puede visualizar su grado de estrés. Por su parte, las apps diseñadas para llevar una alimentación sana y controlar el peso tienen mucha aceptación.

Si bien hay que tener claro que no sustituyen las pautas dietéticas de los dietistas-nutricionistas u otros profesionales de la salud, sí son útiles para llevar un control diario de las comidas. Eso sí, se debe huir de aquellas que prometen perder peso de forma fácil y en pocos días, ya que estas dietas milagro pueden comprometer la salud. En definitiva, la lista de aplicaciones que pueden ser beneficiosas para cuidar la salud es interminable. Las hay para todas las edades y condiciones: para el embarazo, la lactancia materna -de la Asociación Española de Pediatría- e, incluso para estimular la higiene dental entre el público infantil. www.consumer.es 49


medioambiente

El desarrollo insostenible de España Nuestro país necesita llevar a cabo numerosas mejoras para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas

N

aciones Unidas aprobó el año pasado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que plantean a los países de todo el mundo 17 metas para 2030. Este organismo internacional reconocía por primera vez que el desarrollo humano o se hace de forma sostenible o no será posible. En este sentido, el Observatorio de Sostenibilidad (OS) ha publicado un informe, “SOS’16”, donde se analiza por primera vez la sostenibilidad en España según el nuevo esquema de los ODS. El trabajo maneja 55 indicadores cuantitativos ambientales, económicos y sociales, con datos de varias instituciones y organizaciones, y hace una exhaustiva radiografía de la sostenibilidad de nuestro país. Concluye que el desarrollo en España es insostenible en la actualidad. Esta radiografía de la sostenibilidad española se puede resumir en 12 puntos:

1

Ocupación del suelo y la costa. Entre 1987 y 2011

se han transformado en superficie artificial unas 600.000 hectáreas, casi la misma extensión urbanizada en milenios de historia, según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN). Especialmente llamativa es la ocupación de la costa, donde en ese mismo periodo se urbanizaron cada día una media de más de dos hectáreas en los primeros 500 metros de litoral. Así, en 22 años se ha pasado de 58.000 hectáreas de superficie artificial a cerca de 76.000. También se observa un aumento de superficies forestales y una disminución de las agrarias en casi 200.000 hectáreas anuales.

50

2

Cambio climático. En 2015,

las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se incrementaron un 4% con respecto a 2014, mientras que las de casi todos los países de la Unión Europea (UE) presentaron fuertes reducciones. Y eso a pesar de las evidencias y los estudios que demuestran la severidad del cambio climático en España.

3

Calidad del aire. En 2015

unos 10 millones de ciudadanos en nuestro país sufrieron un Índice de Calidad del Aire (ICA) deficiente, malo o muy malo, según datos del Barcelona Supercomputing Center (BSC). El dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono fueron los principales contaminantes con implicaciones para la salud.

4

Agua. Como dato positivo, el volumen total consumido ha disminuido un 5,7% entre 2010 y 2013. Esto revela mayor eficiencia y también más agua para los ecosistemas. Sin embargo, la UE ha interpuesto sucesivas denuncias (la última en 2015) por falta de depuración de aguas residuales urbanas (solo se depuran el 84% del total). Además, en el 60% de las demarcaciones hidrográficas la proporción de masas de agua en buen estado no llega a la mitad, según el análisis de la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA).

5

Economía y sociedad.

Los indicadores señalan una situación muy complicada para los ciudadanos. El desempleo, si bien se atisban mejoras incipientes, sigue arrojando datos preocupantes, en especial el juvenil y el de larga du-


renovables fotovoltaica y eólica han experimentado un parón. La pobreza energética ha aumentado un 22% entre 2012 y 2014 situándose por encima de la media de la UE27.

7

ración. También inquietan otros elementos como la renta disponible neta o el incremento de la desigualdad y la pobreza. Por su parte, en sanidad y en educación se observa una fuerte disminución de la inversión y, en vivienda, se ha comprobado la dificultad del primer acceso, a pesar del importante parque de casas vacías. La proporción de vivienda protegida se queda muy lejos de la media europea. Por último, el índice de percepción de la corrupción sigue siendo muy elevado y la inversión en ayuda y cooperación sigue siendo muy baja.

6

Energía. El uso del carbón creció en 2015 más de un 23% con respecto a 2014 (fue la segunda fuente de energía más empleada tras la nuclear), lo que ha incrementado las emisiones de GEI. Además de tener una elevada dependencia energética, las energías

Residuos. Las tasas de recuperación y reciclaje de residuos de envases son aceptables, no así la de otros como los peligrosos, que no se tratan adecuadamente. La economía circular, uno de los ODS, implica la reducción de los residuos y el aumento de la recuperación y el reciclaje, además de apelar a una mayor participación social. Aun así, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 78,7% de las personas que declaraban reciclar de forma habitual en 2013 pasaron a 70,8% en 2015.

8

Movilidad. El transporte modal sigue basado en el coche y el camión. Se olvida el transporte de mercancías por ferrocarril y se han construido infraestructuras como las radiales sin ninguna finalidad.

9

Felicidad. Según el índice Better Life de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), España está por debajo de la media, mientras que en el indicador de la felicidad de Naciones Unidas figura en el puesto 37 de 149, aunque es el noveno país del mundo que más felicidad ha perdido.

10

Agricultura, ganadería y pesca. A pe-

sar de que la producción agroganadera ecológica aumenta (desde 2014 España es el primer exportador de productos agrícolas ecológicos de la UE), se envía a otros mercados que pueden pagarlos. Por otra parte, se sigue incrementando el uso de fertilizantes y pesticidas. En cuanto a la pesca, el informe reclama más análisis, en especial para la pesca extractiva.

11

Desperdicio de alimentos. En 2015 los

hogares españoles desecharon cada semana 25.500 toneladas de alimentos, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). Nuestro país se sitúa en el séptimo puesto de la UE.

12

Naturaleza. El informe destaca la diversidad y la cantidad de Espacios Naturales Protegidos, como la Red Natura 2000. Sin embargo, los incendios forestales son la principal amenaza para los ecosistemas forestales y la biodiversidad. El fuego ha devastado 7,7 millones de hectáreas en los últimos 50 años. Según el MAGRAMA, se han producido 223.783 incendios forestales entre 2001 y 2014 (1,5 millones de hectáreas quemadas). www.consumer.es 51


Un consumidor informado en 4 idiomas

¡QUE LA LENGUA NO TE LIMITE! www.consumer.es

Accede con este código a la revista en

Accede con este código a la revista en

castellano EUSKERA

Accede con este código a la revista en

Accede con este código a la revista en

GALLEGO

CATALÁN

Revista Consumer Eroski 212 - Octubre 2016  

La revista del socio consumidor. Con el informe de portada "Etiquetado nutricional: la obligación de informar", además con los siguientes te...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you