Page 1


¿LOS MEJORES 20 ESTILOS DE BODA PARA TÍ !


PRÓLOGO Por: Luisa Fernanda Sánchez Gordillo Todo el mundo tiene un estilo característico que marca su vida y su día a día. Un estilo que hace que los familiares y amigos te reconozcan y te recuerden cuando ven algún objeto que te identifica. Puede que este estilo vaya marcado según las personas cercanas, la geografía o el poder económico pero sin duda, la única persona que puede establecer tu estilo eres tú. Por eso siempre aconsejamos que el día de tu boda tiene que ser un día en el que te identifiques y sientas que todos los detalles que te acompañan van de la mano con tu personalidad. Como bien te contábamos en el post sobre cómo escoger tu vestido de novia, no intentes seguir la tendencia y déjate llevar por tu instinto. Seguro que así, acertarás. Por eso a continuación te presentamos los 20 mejores estilos de bodas pensando en tus gustos y lo que viene para ti y tu pareja.


LA BODA DE SIEMPRE Cuando pensamos en una boda clásica quizá nos puede venir a la cabeza una boda aburrida, sin alicientes ni diversión pero eso hace tiempo que acabó. Como te he comentado antes, el estilo de tu boda tiene que ir muy acorde con tu día a día así que si tu vida gira a un entorno clásico y elegante, ¿por qué no trasladarlo a tu gran día? Inspirados por la boda real entre el príncipe William y Kate Middleton, los event planners rescatan el estilo clásico y tradicional que se impone una vez más con vestidos delicados, femeninos y de cortes ultra elegantes. Escotes discretos, colas bordadas, mangas de encaje, velos esti-

lo catedral, tiaras resplandecientes, cabellos sueltos o en imponentes recogidos, detalles de seda en inmaculado blanco, el estilo clásico es la consigna Si están buscando un estilo sofisticado, sencillo y elegante. Nada mejor que un estilo clásico.Desde las invitaciones hasta el pastel, todo debe de ir entonado con los mismos colores y estilos. Esto ayudará a crear una armonía en la decoración de la boda.Para la decoración, nada mejor que utilizar colores ivory, blanco o incluso el marfil. No duden en incorporarlos a los centros de mesa, mantelería, invitaciones, pastel, etc.Un jardín o un salón antiguo pueden ser el marco perfecto


para una boda de este estilo. Si es al aire libre es recomendable usar velas para la decoración. Si prefieren una boda en un salón pueden buscar uno con candelabros y donde predomine el blanco. El vestido de novia también debe ser muy elegante. Pueden ir a la segura escogiendo un vestido delicado de escote discreto. No duden en agregar un velo estilo catedral y mangas de encaje. En la mesa también es importante mantener la elegancia. Utilizar copas y platillos con decoraciones doradas le dará un toque de buen gusto. Además de elegir cuidadosamente tu ajuar, déjate llevar por una decoración sobria, con imponentes arreglos oversize y chandeliers, o una delicada mezcla de arreglos en flores de tonos soft, iluminados por miles de velas. Un ramo atado en el tallo con listones de seda o terciopelo y decorado con broches, brillantes o perlas combina a la perfección. El escenario: un jardín clásico, una mansión, un salón donde impere el blanco o una galería de arte. Se trata del tipo de boda más tradicional, la cual se viene utilizando desde hace muchos años, donde se inclina al uso de detalles ele-

gantes con el objetivo de hacer una boda por todo lo alto. Esta no emplea elementos que le hagan ver la decoración exagerada, y siempre tienden a probar cosas diferentes. La decoración que se crea es elegante pero a la vez simple y sobria, punto que le hace diferenciar de los demás tipos de bodas. En este no se utilizan elementos decorativos de color que rompan con el diseño tradicional, donde todo se centra a una decoración sutil y monocromática. Una decoración de boda clásica y romántica nunca pasa de moda. La clase y el estilo siempre permanecen. Centros de mesa para una boda en la noche diseñados con rosas blancas, hortensias y agapandos en bases doradas haciendo juego con candelabros de herrería. Escotes discretos, colas bordadas, mangas de encaje, velos estilo catedral, tiaras resplandecientes, cabellos sueltos o en imponentes recogidos, detalles de seda en inmaculado blanco, el estilo clásico es la consigna. Si están buscando un estilo sofisticado, sencillo y elegante. colores y estilos. Esto ayudará a crear una armonía en la decoración de la boda.


VINTAGE


ESTILO REBELDE Hoy, el estilo Vintage es uno de los favoritos a la hora de elegir un estilo para una celebración, principalmente para las bodas. A pesar de ser tan aclamado muchas personas, no saben de dónde proviene o cuáles son sus características. En esta ocasión les voy a explicar un poco sobre este estilo: El estilo Vintage es inspirado en los años 30’s y 40’s durante la posmodernidad. Surgió como un tipo de rebeldía que buscaba volver al pasado para evitar continuar con los desastres del presente. Para poder viajar al pasado se utilizan artículos de la época como libros máquinas de escribir, vestuario, teléfonos, relojes, fotografías, entre otros. Los artefactos de este estilo deben de tener como mínimo 20 años desde su creación para ser llamados vintage, pero no son


tan viejos como para ser considerados antigüedades. Existen dos formas de representar el estilo vintage. La primera la explico mejor con una imagen de una fan de este estilo Dita Von Teese. Ella representa el vintage glamuroso y sexy. Este se caracteriza por el uso de tonalidades fuertes como el rojo sangre, el uso de plumas y muchas, muchas perlas, es más atrevido y elegante. La otra manera de evocar este estilo es en su forma más femenina y romántica, la favorita de todos y de la que más les voy a comentar. Este estilo es más romántico y femenino, a diferencia del Vintage Glamuroso las to-

nalidades usadas son pasteles como el salmón, palo rosa, beige, celeste entre otros. Este también usa perlas pero sin exagerar, el uso del encaje es primordial y el uso del brillo es totalmente aceptable. En cuanto a Bodas, el estilo Vintage Romántico viene acompañado de mucho arte crafty o bien “manualidades”. Estos detalles además de ser muy ingeniosos nos dejan como resultado una decoración 100% personalizada y al final es lo que todos buscamos. Podemos optar por diversas paletas de color para nuestra decoración, aunque los tonos pasteles se amoldan como un guante a la decoración victoriana .


Para las que no quieran renunciar al tradicional y evocador vestido largo blanco, la inspiración que te proponemos es el impecable estilo minimal neoyorquino de los años 90. Un slip dress o un vestido de líneas simples, de finos tirantes, sin mangas o incluso de manga larga lucirá perfecto en una celebración de noche glamourosa y cosmopolita. En línea con la estética elegante y sofisticada de una boda urban chic, lo mejor es apostar por el clásico traje en negro, gris o azul oscuro con corbata y/o chaleco, pero si tu pareja quiere lucir una imagen impecable e innovadora, el esmoquin es la mejor opción para una boda en horario nocturno.

Los años pasan y el estilo vintage ya no es sólo una tendencia, sino que se ha convertido en todo un estilo de vida para las parejas. Las bodas que llevan esta temática conquistan instantáneamente por los detalles que involucran en la ambientación, así como en la decoración y los colores de los que hacen uso. Para que lleves tu boda el concepto de vintage a otro nivel, no dejes de ver estas increíbles ideas en decoración para que todo luzca ¡ultra trendy! asi que animate a probrar en tu boda el estilo vintage, hoy dia esta muy de moda por sus colores clasicos y variados obejtos de la epoca antigua . para el futuro novio tambien esta el ideal traje .


AMBIENTE NATURAL Desde hace algunos años, el estilo rústico se ha convertido en una tendencia, y es que quién podría negarse a una decoración 100% natural, simple y capaz de enamorar a cualquiera. Así que aquí te decimos los elementos que no pueden faltar en el 2016 para una decoración con este lindo estilo. El estilo rústico es perfecto para bodas al aire libre, en alguna hacienda o en el campo. Convierte toda la naturaleza que te rodea en parte de la decoración, con muchas flores, árboles y pasto por doquier. En otros estilos, vemos centros de mesa súper elaborados, pero la simpleza de la decoración rústica apuesta por un estilo mucho más natural en los centros de mesa y también en el ramo de novia. Elige como elemento principal unas hermosas y sencillas suculentas que no necesitan de más para crear arreglos súper lindos y naturales Para los centros de mesa puedes colocar pequeñas cubetitas de metal con un efecto desgastado y llenarlas de nubecitas. Para el ramo de novia corta algunas flores y amárralas con cintillo de encaje, no tiene que verse muy elaborado, recuerda que


AMBIENTE FRESCO la sencillez y lo natural harán que sea un ramo único, hermoso y muy al estilo rústico. Que todos los muebles que elijas para decorar, así como las mesas y sillas sean de madera. A estas les puedes dar un toque medio antiguo o bien dejarlas al natural. El punto de estilo es la simpleza de las cosas y por ello te recomendamos no utilizar manteles, pero también podrías elegir un simple camino de mesa de encaje para dar un toque único y un poco más elegante. Cualquier color que desees incluir recuerda darle un toque desgastado y limpio para que se adapte a la perfección con la simpleza del estilo rústico. Pon letreros en blanco sobre madera para dar indicaciones a los invitados o también elije letreros en pizarrón para algo un poco más moderno, pero sin dejar atrás la sencillez del estilo rústico. Son muchísimos los elementos que puedes incluir en la decoración de una boda al estilo rústico. Convierte tu boda en día súper natural y lleno de simples y sencillos detalles, que en conjunto creerán una hermosa y rústica decoración. Sin duda este estilo de bodas es ideal para ti. .


LA BODA QUE SIEMORE HAS SOÑADO

Porque una boda romántica siempre desPorque una boda romántica siempre destila la eletila la elegancia y calidez que un evento gancia y calidez que un evento así necesita. Unas así necesita. Unas pinceladas de armopinceladas de armonía y equilibrio que se pueden nía y equilibrio que se pueden conseguir conseguir de varias maneras. Tanto con la decorade varias maneras. Tanto con la decoración como con los colores, al igual que los aromas ción como con los colores, al igual que y la música, son las claves principales para que los aromas y la música, son las claves nuestra boda sea calificada como la más romántiprincipales para que nuestra boda sea caca de todas. Para lograr una decoración para boda lificada como la más romántica de todas. romántica así como un concepto de boda romántiPara lograr una decoración para boda roco, es muy importante que durante la organización mántica así como un concepto de boda rode la boda los novios piensen en plasmar detalles mántico, es muy importante que durante románticos en todos los elementos de la boda.


La decoración para boda romántica deberá de estar presente desde el color de la boda, las flores de la boda hasta el vestido de novia, el traje de novio y las fotografías de la boda. Aquí está el truco de casi todo y es que, necesitamos una decoración acorde con nuestra idea de boda. Las luces que siempre nos pueden aportar esa elegancia y buen gusto, ya sea en un salón o quizás al aire libre. Puedes disponer de pequeñas bombillas que se van intercalando por el techo para dar más intensidad al momento. De esta manera, tendremos un ambiente más ténue y será perfecto para establecer una suave conexión con todos los presentes.


la organización de la boda los novios pien Para la decoracion tienes que intentar que sean siempre sencillos y apostar por el cristal como material principal. Por eso, se aconseja unos jarrones de cristal con agua y flores que sean en tonos delicados para no romper la magia del momento. Juega con la asimetría y deja que haya jarrones más altos y otros más bajos para que la originalidad también esté presente en una boda más romántica. Las velas: siempre son un recurso perfecto y muy romántico. Las puedes colocar tanto en las mesas a modo de camino como en donde se celebre la ceremonia. Al lado de cada silla, para iluminar ese camino que es la nueva vida que vas

a comenzar en muy pocos minutos. Eso sí, hay que tener cuidado con ellas para que no se caigan y no haya problemas mayores. Porque un olor nos puede simbolizar mucho más de lo que pensamos y como no, también tiene que estar en nuestra boda. Es por ello que las rosas no pueden faltar, así como las velas de olor. Simplemente necesitas colocarlas en los puntos estratégicos, es decir, cerca de las mesas o bien en la entrada. Tiene que ser especial y como no, muy romántico. Para completar tu look romántico el cabello debe ir suelto y ondulado, o al menos no totalmente recogido, agrega accesorios como perlas o flores para


COSTUMBRES ORIENTALES Si bien para los que no compartimos esta cultura oriental, los colores y algunos ritos suelen llamarnos la atención, e incluso parecernos un tanto estridentes, lo cierto es que muy lejos de ellos están las ostentaciones dentro de la celebración matrimonial. La ceremonia es muy sencilla y gira en torno a una serie de rituales en los que la pareja hace sus invocaciones y reverencias al cielo y la tierra, para luego pasar a un momento de devoción espiritual sobre sus padres y finalizar con una especie de bendición sobre ellos mismos. Un lugar importante cumplen dentro de estas ceremonias las familias de los novios, quienes intercambiarán regalos en los días anteriores a la boda misma. Como verán cada cultura tiene sus costumbres especiales, aunque observándolas con detenimiento y examinando los principios y motivos por los que se lleva a cabo cada ritual, todas parecen convergen en lo mismo; con diferentes nombres y dioses pero una clara coincidencia en muchos puntos. Si algo predomina en las bodas chinas es el color rojo, para ellos


símbolo inequívoco de amor y prosperidad; se encuentra en los vestidos de los cónyuges, en la decoración, las invitaciones o los envoltorios de los regalos, pero antes de colorear así toda la parafernalia nupcial, el largo proceso del casamiento comienza con la entrada en acción de un intermediario entre las familias, que se encarga de todos los trámites de la pedida de mano. Tras llevar regalos a los padres de la novia, de parte de los del novio, y obtener los datos sobre el nacimiento de la joven, les transmite a éstos últimos la información para su estudio. Un experto decide si, astrológicamente hablando, la unión es próspera y viable,

y en caso afirmativo los padres del novio dan el visto bueno y facilitan los detalles sobre el nacimiento de su hijo, a fin de que sus consuegros lleven a cabo una idéntica comparación astral. Solventado el primer escollo, ambas familias se encuentran cara a cara y evalúan la consonancia de sus hijos entre sí, atendiendo a numerosos aspectos sociales, educacionales y personales. Una vez se decide la celebración de la boda, comienza el intercambio oneroso de ofrendas y regalos entre ambas familias, durante el cual siempre son mejor recompensados los padres de la novia, quienes deciden en última instancia la fecha del convite. Esta formal reciprocidad puede durar hasta dos años, y si bien el dar siempre que se reciba algo es símbolo de educación, tanta generosidad les sirve también para demostrar el estatus social que ostentan y cuánto aprecian a sus vástagos. La novia se prepara para el gran día recluyéndose en una habitación apartada, rodeada de las amigas más cercanas y entonando lamentos y lloros por la pérdida de su familia. El novio, por su parte, se encarga el día antes de la boda de instalar la cama nupcial, si bien la ejecución en sí la suele hacer una persona con un número de hijos considerable, circunstancia que consideran les dará suerte. Ella se arregla el pelo como símbolo de iniciación en la adultez, se viste de rojo, es depurada con rituales de buena suerte, y una vez lista espera a que llegue la procesión


procedente de la casa de su futuro esposo. Éste aparece también engalanado de rojo, tras haber acometido ciertas ceremonias ante el altar familiar, acompañado de un niño que simboliza un buen augurio para su futura descendencia y entre un compendio de música y bailes. Una vez en casa de la novia, cena y le son otorgados nuevos obsequios. Llegado este punto se invierten los papeles, y la novia inicia su marcha hasta la casa del novio, donde éste puede por fin descubrir la bufanda roja que tapaba la cara de su prometida, tras otra serie de rituales.


ESTILO SOBRIO Las bodas bohemias o con toque hippie tienen el encanto de la sencillez y un gran protagonismo de la naturaleza. Por eso se suelen celebrar al aire libre, ya sea en la playa, en el campo o en el bosque. Es muy habitual ver zonas de relax con alfombras y cojines en el suelo cubiertos por tipis. Las novias suelen llevar vestidos ligeros, sin demasiado volumen, y en el cabello una corona de flores. El tul y el crochet son dos tejidos muy presentes en colores blancos que se alegran con el colorido de las flores. ยกSon bodas muy inspiradoras! Una boda bohemia estรก inspirada en el arte y la naturaleza, factores que se encuentran muy de moda en estos tiempos


Por lo general una boda de estilo bohemio, renuncia a la elegancia y el glamour para crear una sensación muy natural con los pies en la tierra sin dejar de lado la implementación de un toque artístico. El estilo puede ser interpretado de varias maneras, que van desde la década de 1960 hippie hasta las épocas francesas de la vendimia. Este estilo debe dar como resultado un entorno natural, tranquilo y un tanto informal, donde pasar un buen rato se convierte en una certeza.He aquí las instrucciones para lograr este estilo: Usa un vestido en telas tenues fluidas y de encaje con capas. Considera la posibilidad

de darle un toque gitano añadiendo estampados o telas coloridas.Cambia el velo tradicional para una corona de flores o una diadema de encaje. ¡Pide a que tus damas lo hagan también! Celebra tu boda al aire libre, sin embargo ten un plan B con una gran marquesina o carpa montada en caso de mal tiempo. Utiliza una mesa larga con un mantel de colores estampados, en lugar de varias mesas redondas. Y en vez de la típica vajilla opta por platos, vasos y cubiertos que no coincidan y usa sillas diferentes. Tener una boda bohemia está de moda, y resulta muy natural y romántica. Pero en muchas ocasio-


nes resulta muy difícil conseguir ese efecto bohemio y hippie que hará de ese día algo especial. Existen muchos elementos que hay que tener en cuenta, y que ayudarán a crear el ambiente ideal. Te contamos algunas pautas para que consigas una boda en este estilo. El entorno debe ser natural.Una playa o una boda en el campo resultarán ideales. En estos lugares puedes utilizar muchos elementos para decorar con un estilo desenfadado. Una zona con cojines, velas como iluminación principal, detalles rústicos como mesas de madera y mantelería sencilla y blanca. Para fundir la decoración con su entorno, las flores deben ser salvajes y deben estar agrupadas prácticamente al azar. Como si durante un paseo por el bosque nos hubiésemos encargado de recolectarlas, dejándolas listas para la boda. Las preferidas son las de lavanda, manzanilla, cardos y otras pequeñas que fácilmente pueden complementar 2 o más de mayor tamaño. Los vestidos de las invitadas deben ir acorde con la boda, por lo que se recomiendan modelos sin detalles lujosos como pedrería, escogiendo diseños con tejidos ligeros. El estilo ibicenco es ideal, aunque también son perfectos los vestidos largos con tonos pastel, con un estilo muy romántico.


Las bodas temáticas dejaron de ser moda hace mucho tiempo. Se convierten en una opción lúdica y original para quienes desean casarse con fiesta incluida, pero también para los que quieren alejarse de las tradiciones de los matrimonios de siempre. Los que eligen esta tendencia, buscan una mayor interacción con la gente, un evento con su sello personal desde la invitación hasta los recordatorios. Para casarse con todas las de la ley bajo este concepto, se necesita mucho más que amor y ganas. Aquellas mujeres

que quieren planificar su boda memorablemente, requieren meter la mano al bolsillo y más que nada, encontrar continuidad en cada detalle tematizado. ¿Fiesta de disfraces o boda?: No está mal que quieres tematizar tu boda al mejor estilo de una fiesta de Halloween, todos con su disfraz. Pero no lo conviertas en una piñata para niños. Debes elegir un tema específico: un evento histórico, una ciudad del mundo, un personaje, un programa de televisión; tu eres la que tiene claro qué quieres expresar con la decoración, ya sea un men-

saje especial, la forma de ser de la pareja, tus gustos, etc. Ten en cuenta que en ese caso los gastos también van para el bolsillo de los invitados si buscas disfraces vistosos y muy completos. Opta por accesorios prácticos: Si quieres regalos, no le des a tus invitados la carga de tener que financiarse trajes costosos. La elección correcta son los accesorios de acuerdo al tema. En cada mesa, bajo las sillas o a la llegada de los invitados, entrega el kit de accesorios que deben ponerse durante toda la fiesta. Puedes comprarlos al con compras previas y tienes


la opción de contar con un accesorio diferente para cada momento del evento. ¿Decoración o pequeños detalles?: Contrario a lo que se cree, la fuerza de las bodas temáticas la dan las simples pinceladas que comienzan con las tarjetas de invitación. Una ambientación y elementos decorativos de acuerdo al tema son imprescindibles para que el evento tenga belleza estética y recordación, pero para que realmente se integren boda-invitados-tema y la gente se “meta en el cuento”, son otros los mecanismos. Realiza tarjetas que desde el principio den a

conocer el tema de la fiesta. Usa formatos diferentes como videos, multimedias , fotografías o algún objeto característico. Sin tanto adorno de caligrafía o sobres, puedes meter un papelito con los datos del evento dentro del objeto que escogiste. Regala suvenires que sean útiles para los invitados o que no se dañen fácilmente. Otro detalle conmemorativo son las leyendas escritas en las mesas, en los vasos del coctel, en los platos de la comida. Puedes citar a tu autor favorito, frases memorables que vayan de acuerdo al tema.Lectura de los

votos sorpresa: Las palabras del novio y la novia son otro toque personalizado de la boda. Escoge un medio diferente al papel y lápiz, como el Blackberry, una fotografía de los dos o un elemento representativo de la pareja. Un video: Prepara una producción audiovisual para la mitad de la fiesta. La boda temática tiene una explicación y un fin. Manifiéstalo de manera graciosa y creativa a través de un video que se proyecte en medio de la reunión. Sin

duda una boda tematica es ideal para ti y tu pareja pues van con lo moderno. y con lo nuevo.


la idea de casarse con una boda en la playa puede haber pasado por la cabeza de cualquier pareja en el comienzo de sus lides prenupciales. Además de romántica y desenfadada, una ceremonia y un fiestón a la orilla del mar suena a diversión tranquila, casi a fiesta de iniciación juvenil, sin grandes protocolos, sin solemnidades ni aforo, sin horas de cierre, ¡sin tacones!, algo natural y sencillo, como aparece en las películas. Pues bien, ese fotograma idílico que evoca tu cabeza al pensar en una boda playera es lo más alejado de la realidad que pueda imaginarse “una boda en la playa es, en realidad, una boda muy exclusiva, con más complejidad técnica que muchas otras. Al menos en el nivel de celebraciones que nosotros trabajamos, puedo decirte que las bodas en la playa son cualquier cosa menos sencillas” lo asegura al teléfono Sira Antequera, fundadora de Sí Quiero y una de las primeras personas que importó a nuestro país la profesión de wedding planner hace ya casi dos décadas. Aporta un consejo a las parejas que hayan pensado en esa opción “que sean realistas con sus expectativas y se planteen cómo es la boda que quieren, qué infraestructuras necesitan, qué horarios son los más adecuados y que cuenten con un profesional que esté acostumbrado a la logística de una boda como esta. Cualquier planteamiento puede llevarse a cabo, Allí trabajan profesionales capacitados no sólo para organizar la boda,


sino que también poseen un amplio conocimiento de las licencias y documentos del país que son necesarios para realizar la ceremonia. Además estos resorts ofrecen paquetes completos que incluyen los elementos esenciales de una boda: fotógrafo, ministro o cura, decoración y pastel de bodas. Segundo, en muchos destinos turísticos internacionales hay wedding planners especializados en bodas en la playa. Una vez que los contrates sólo deberás preocuparte por elegir el vestido de tus sueños, los wedding planners se dedicarán al resto. Las bodas en playa también implican menos costos. Muchas veces (dependiendo del destino) los boletos aéreos, la estadía en el hotel y la ceremonia de bodas sale casi la mitad que el costo total de una boda convencional. El costo aumentará si los novios pagan el hospedaje de los invitados, de ser así puede llegar a costar lo mismo que la boda tradicional. ¿Un plus de las bodas en la playa en cuanto costos? Los recién casados se ahorran de pagar la luna de miel simplemente porque ya están allí. Por lo general el mejor clima del destino turístico tiene relación directa con la temporada alta del lugar, consecuentemente hay más turistas, las plazas están llenas y los precios aumentan. Si piensas en casarte durante temporada alta deberás avisarles a los afortunados invitados con 10-12 meses de anticipación. sin duda la boda en la playa es una buena opcion para casarse ya que es al aire libre .


TRADICIONES DE ENSUEÑO En sus espectaculares bodas abundan las danzas, los colores dorados, los tradicionales dulces árabes, además de su deliciosa gastronomía típica, y suelen ser fiestas muy entretenidas. Las danzas es de los aspectos más llamativos de estas celebraciones. La comida y la música juegan un rol muy importante en los festejos, y la madrina es la encargada de contratar la gran carpa beduina, jaima, que se instala en la calle para la gran fiesta, a la que acuden todos los familiares, amigos y vecinos de la pareja En toda boda musulmana el centro de atención está en la mujer, y la ceremonia tradicional, con sus rituales y su simbología, la llevará por un camino de iniciación y preparación como futura esposa.


Usualmente los matrimonios son previamente arreglados, la familia de la novia se encarga de buscar en la misma familia o amistades cercanas, un marido adecuado para su hija. Cuando la pareja es presentada por primera vez, si se gustan podrán verse en unos pocos encuentros más. Siempre en presencia de sus familiares, no podrán tocarse, ni rozarse hasta después de la boda. En estos encuentros la mujer tiene que usar la abaya, túnica negra de mangas largas y hasta el suelo, que oculta el cuerpo comple-

tamente, junto con la hijab, niqab, o burka. Hiyab, es el pañuelo o velo típico que usa la mujer musulmana, dejando sólo enmarcado y a la vista el rostro. Niqab, es una prenda que cubre la cabeza hasta las rodillas, donde únicamente se dejan ver los ojos. Burka, es la prenda que oculta completamente cabeza y cuerpo, con una pequeña rejilla de tela a la altura de los ojos, para poder ver. Una vez ambos están de acuerdo se comprometen, obviando por completo el tiempo de noviazgo, y estableciendo directamente la fecha de


la boda para una o dos semanas después. El compromiso se festeja con una celebración formal, donde asisten los novios, sus padres, hermanos, y los amigos más cercanos. A partir de ese momento, los novios están comprometidos, y pueden presentarse juntos en eventos sociales y públicos. Según la tradición islámica, el matrimonio se considera válido una vez pasa tres estadíos. Cuando se registra oficialmente, luego se celebra con un gran festejo, y finalmente se consuma. El hombre mu-

sulmán puede casarse hasta cuatro veces, siempre y cuando trate a todas sus mujeres por igual. Se crea en torno a la novia un auténtico salón de estética, donde se practica todo un ritual generador de belleza y sensualidad Algunos tratados históricos reflejan las modas y costumbres higiénicas que ya antaño se practicaba, el uso de pasta dental, cremas depilatorias, aceites y espumas aromáticas, con esencias de almizcle, jazmín o violeta. suelen colocarse exuberantes joyas también. Esta genial.


GLAMOUR A TU BODA Todas las ideas para recrear una época maravillosa marcada por el glamour, la decadencia y los excesos Gracias al lanzamiento de la película de El Gran Gatsby, las bodas vintage resurgen con más fuerza que nunca, llenando todos los rincones con detalles de los años 20. La época Art Decó, se caracteriza por ser oscura, pero se puede ilustrar con colores suaves como el rosa, el dorado, el blanco que además combinan a la perfección con una paleta de color nupcial. El espacio de celebración perfecto, sería una finca antigua, que haya sido mantenida a lo largo de los años, pero sin que haya perdido sus características principales. En las mujeres, podremos ver siluetas muy románticas y femeninas. Con tocados muy elaborados, maquillajes donde la mirada se tiñe de grises irisados, y los labios de rojos carmín o burdeos. Los clutchs y los vestidos, todos con cortes de años 20, estarán plagados de pailletes y cuentas. Los zapatos, serán con el “diseño T”, y los guantes de fiesta vuelven a aparecer en los looks, tanto de las invitadas como de la novia. La joyería cobra mucha importancia en las bodas Gran Gatsby, donde veremos de nuevo perlas, plumas, camafeos, broches. A los hombres, los veremos más atractivos que nunca, todos con smoking o trajes de chaqueta de telas muy elaboradas, con


aires de seductores, y con peinados engominados, su mayor inspiración, el Gran Gatsby. La vajilla, cubertería y mantelería, también puede trasladarnos a los años 20, con acabados muy trabajados, tonos suaves, elegantes, y sobrios a la par que elaborados. En la decoración veremos lámparas de araña, muchas flores, muebles de madera nobles con detalles en telas elegantes y muy trabajadas, o enteros de cuero. La iluminación es muy importante, y las lámparas se verán acompañadas de muchas velas. Con un estilo muy elegante y lleno de lujo, la Temática Gran Gatsby combina elementos clásicos con detalles modernos para crear un ambiente único y muy original. Ambientada en los Estados Unidos de 1920, esta temática hace uso del brillo, los cristales y la iluminación para conseguir la opulencia y vistosidad de que esta provista esta tendencia en decoración. Para los centros de mesa que por unanimidad deben ser altos se utilizan plumas blancas para darle el toque carnavalesco y festivo característico de las celebraciones de este personaje ficticio


“INTO THE WOODS” Si buscas un entorno encantador, lleno de magia y que apenas necesita decoración, el bosque puede ser vuestro lugar para celebrar unos de los días más especiales de vuestras vidas. ¡Sobre todo si queréis una boda íntima y sencilla Las ceremonias en el bosque tienen algo mágico y especial que cada vez atrae a más parejas. El contacto con la naturaleza y el ambiente tan especial y único que se crea son perfectos para celebrar un momento tan importante. Una boda es, en muchos aspectos,

como una película o una obra de teatro. Una puesta en escena, una banda sonora y una historia representada frente a una audiencia, los invitados, donde los sentimientos alcanzan su máxima expresión durante la ceremonia. La emoción nos embarga desde su comienzo hasta el “puede besar a la novia”, después, el ambiente se relaja. A la hora de diseñar este tipo de eventos, una acertada elección de las diferentes localizaciones en las que se desarrollará cada acción es fundamental. La ceremonia, el

aperitivo, el reportaje fotográfico, la sesión pre-boda todo ello puede mejorar sustancialmente si el lugar es el adecuado y representa el estilo que queremos imprimir a nuestra boda. Si vuestra boda no es muy grande y os apetece, ¿por qué no casaros en un bosque? Si os gusta la idea, os aconsejamos una ceremonia discreta y especial, que será posible con una decoración mínima. Si escogéis bien, la intimidad será absoluta, probablemente no habrá miradas indiscretas y las fotos serán espectaculares.


Evidentemente, esta elección también puede tener sus contras, la dificultad de acceso y el terreno irregular, por lo que deberéis inspeccionar bien con antelación para proporcionar la mayor comodidad posible a los invitados. De hecho, el número de personas ha de ser reducido para que realmente sea factible. Otra alternativa, si el paraje os gusta pero la idea de la ceremonia os parece muy complicada, es la de aprovechar ese bosque tan especial para realizar una “engagement session” o una sesión post-boda sin miedo a romperos el vestido. Llega el buen clima y con él aparece la opción de festejar nuestra boda al aire libre. En lugar de elegir un salón de fiestas, muchas parejas prefieren un festejo rodeado de verde y flores. Los jardines para bodas bien decorados, harán de tu

celebración un momento inolvidable. Otra opción acertada es destacar en los jardines para bodas, el altar de los novios, con una pequeña y romántica pérgola.. Una de las ideas más bonitas y prácticas para decorar tus jardines para bodas, son las guirnaldas confeccionadas con cintas y flores. En un entorno verde, las flores blancas o de colores, darán un toque único y romántico. Ambientar las sillas y espacios con el mismo color que las flores. Otra opción, es colocar ramos de flores en mason jars. Puedes esparcirlos por el parque o colgarlos con alguna cinta o apliqué de las sillas para la ceremonia. Si tomas flores blancas como punto de partida para la ambientación de jardines para bodas, combínalas con puntilla o encaje para lograr un ambiente súper romántico y elegante.


SHABBY


AMBIENTE FRESCO... El estilo shabby chic es un estilo de decoración inspirado en lo viejo, en lo campirano. Muchas veces se confunde con la temática vintage, pero esta inspiración es sofisticada y elegante y que cada vez está más de moda en la decoración de las bodas. Son muchísimos los detalles que puede tener una boda con un estilo shabby chic, pero aquí te los resumimos en 10 indispensables cosas que debe tener tu boda. El color que caracteriza el estilo shabby chic es el color blanco, tanto en paredes como en los muebles. El color blanco da una sensación de amplitud y pureza y es un color súper adaptable a cualquier ambiente. Colores como el rosa, el azul, el menta y todos los tonos pastel son muy característicos de este estilo y siempre deben ir combinados con el blanco, que es el color principal de la decoración. También puedes agregar algún otro color en la decoración, pero siempre recordando utilizar tonos claros o crudos para no romper con el estilo. Ya sean las mesas, las sillas, o algún implemento de decoración como un biombo o espejos, es importante saber que los materiales más utilizados en un estilo shabby chic, son la madera y el hierro y normalmente vemos los muebles pintados de blanco, y para completar el estilo, éstos deben verse avejentados o desgastados. Las telas y tejidos más utilizados para una boda con este tipo de decoración son de un estilo romántico y siempre en tonos claros. El encaje, la gasa y el lino son algunos de los textiles que podrías utilizar. La mantelería debe ser muy simple y romántica, puede ser en tonos pastel, blanco o también en beige o color crema, todo depende de los demás detalles que vayas a implementar en la decoración. Si buscan algo con un poco más de movimiento, puedes optar por telas estampadas en


CON UN TOQUE DE ELEGANCIA flores. Y para el vestido de novia, pues es cuestión de gustos, pero lo más utilizado en bodas de estilo shabby chic son los encajes y cortes muy simples como línea A o línea A modificada, o también el corte de trompeta. El escote corazón es básico, aunque también puedes complementar tu look con un cinturón de pedrería o con una falda amplia de gasa y muchas capas. La porcelana es la vajilla más clásica y más utilizada en este tipo de decoración. Usa platos lisos o también porcelana pintada, como la que tiene tu abuelita en su vitrina. También puedes colocar juegos de té como decoración y lograr un estilo clásico y elegante pero con toque de antigüedad que caracteriza tanto al estilo shabby chic. Para este estilo puedes colocar cuantas flores quieras y en donde quieras, pues es un estilo un tanto campirano y las flores siempre llenan de vida el lugar. ¡Rosas, rosas y más rosas! Juega con diferentes colores como blanco, rosa, malva y amarillo, y completa con follaje verde y nubecitas para dotar de color tus arreglos y también darle aún más textura. No existe nada más romántico que la luz de las velas y con ellas puedes decorar e iluminar al mismo tiempo. Colócalas en jaulas o lámpara antiguas o también en mason jars que están de moda y quedan perfectos con este estilo. También puedes iluminar el lugar con candelabros antiguos y colgarlos aleatoriamente por todo el lugar y a diferentes alturas para dar con un estilo shabby chic aún más romántico y muy al estilo de María Antonieta. Los seating charts cada vez son más usados y en una boda shabby chic pueden quedar increíbles. Utiliza ventanas viejas o biombos avejentados y desgastados para decirle a tus invitados en donde van sentados y al mismo tiempo estarás decorando con esto. Para la numeración de las mesas, puedes colocar números en


AL AIRE LIBRE Una de las ultimas tendencias en cuanto a matrimonios se refiere es la de celebrar esta ocasión en el jardín ya sea de tu propia casa o en casas fincas diseñadas para ello. Ideal para las parejas que desean celebrar su boda de forma íntima dejando de lado la opulencia pero sin perder el lujo y la elegancia.Para los centros de mesa aconsejamos utilizar flores en tonos vivos y cálidos como el rojo, amarillo, lila y azul para lograr un colorido simplemente espectacular en tu boda. Hortensias, claveles y rosas son perfectas para tu boda de jardín. Nuestro país goza de un clima

tropical envidiado por muchos ya que contamos con la presencia del sol casi todo el año, ideal para organizar una boda al mejor estilo campestre. Si te tientan los paisajes, el aire libre y el ambiente campestre para tu matrimonio, este artículo es para ti.Una vez decidido el estilo, tendrás que buscar una hacienda, una finca o un espacio ideal para que tus invitados y los recién casados se sientan en un ambiente completamente adecuado para celebrar el gran día Cuando hablamos de “adecuado” nos referimos a que el sitio cuente con un espacio para acomodar mesas y sillas, instalaciones eléctricas para el montaje de sonido, la iluminación y samovares si tendrás la cena tipo buffet, baños, parqueaderos, un espacio para la pista de baile donde tus invitadas no pierdan sus tacones y todos puedan disfrutar de un día mágico y lleno de diversión Si cuentas con una finca propia o de la familia, debes adecuar los espacios y la infraestructura pensado en ofrecer el banquete a tus familiares y amigos; alquiler de sillas, catering, mesas, mantelería, entre otros. En cuanto a los adornos, ten presente materiales llenos de texturas naturales, el yute es un gran aliado, flores silvestres, colores tierra combinados con tonos cálidos como el rojo, el rosa o el amarillo, incluir frutas y vegetales para dar una sensación real del estilo campestre. sin duda una idea genial para el dia de ti boda.


Llegar a un destino fuera de la ciudad requiere que te tomes el tiempo para diseñar un mapa con todas las indicaciones para que tus invitados no se pierdan, otra opción es contratar un servicio de transporte para que todos estén más cómodos. Al tener un clima tropical, se puede presentar al azar un poco de lluvia o un sol muy fuerte, contratar una carpa será la forma más sencilla de estar preparada.


Una boda gitana, al igual que otras muchas, tiene cosas particulares que la hacen ser diferente al resto. Una boda gitana es original y muy poco o nada tiene que ver con las tradicionales. Los padrinos de la boda gitana suelen ser los mismos del bautizo, aunque muchas veces son los tíos, casi nunca los padres. El traje de la novia está compuesto por dos vestidos. Uno de color rosa que va debajo (símbolo de feminidad), otro blanco, símbolo de pureza, que va por encima y es el que realmente se ve. No puede ser prestado. Siempre es nuevo y generalmente lo ha comprado el suegro. El novio en la boda gitana lleva un traje convencional o típico. En la ceremonia de la boda gitana suelen estar acompañados por damas y pajes con indumentaria apropiada para la ocasión.El día de la boda gitana es una jornada que se vive con mucha alegría por toda la comun.

existe como lo concebimos tradicionalmente. Y la ceremonia religiosa es cristiana. el templo es arreglado con motivos florales, como adoración a Jesús y al Espíritu Santo (a la Cruz).La ceremonia de la boda gitana se envuelve en himnos o cánticos espirituales acompañados de guitarras y otros instrumentos. Siempre son cantados en grupo, evitando hacerlo de forma individual. Así gozan de un coro que será coordinado por un director. A las cinco de la tarde está todo preparado para comenzar. Se prevén unos 45 minutos para la celebración y varios días para el festejo de la boda gitanaYa en el templo, con una muchedumbre que la desborda, se procede a cosumar el lazo matrimonial. El pastor generalmente invita al “Anciano de la iglesia” a que presente en voz alta que se va a realizar.


El acto civil no. Éste, con las manos en alto, expresa una mezcla de oración y petición en beneficio de los novios. La asamblea va afirmando las peticiones espontáneas. Finaliza con “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, que se cierra con un concluyente: “Amén” de todos los presentes. A continuación -y muy similar al rito matrimonial católico, donde se promete fidelidad, amor, ayuda, etc.- llega el momento que todos esperan: “Yo os declaro marido y mujer”. La multitud rompe el

silencio cantando efusivamente. El júbilo colectivo se impregna de buenos deseos y la algarabía pone final a la ceremonia. Éstas están ligadas a la cultura y población gitana, pueblo asociado tradicionalmente a su naturaleza nómada. Pero, si existen algunas características que definan los matrimonios gitanos son, por ejemplo, la temprana edad en que se casan, la obligatoriedad por parte de la novia de llegar virgen al matrimonio, está prohibido además el divorcio y las relaciones al margen del


matrimonio. En lo que respecta a la celebración de la boda ésta sigue los preceptos y rituales propios de la religión evangelista que profesan gran parte de la etnia gitana. Asimismo, otro de los rasgos que definen las bodas gitanas es la exageración y pomposidad de los vestidos, zapatos, trajes, faldas, joyería y blusas que lucen tanto ellos como ellas. Modelos que no son ajenos al boato de los automóviles, carruajes o calesas tirados por caballos con los que se desplazan hasta el lugar de la celebración. En

este caso, no podemos decir evidentemente que el pueblo gitano sea consecuente con el lema: menos es más. A pesar de la influencia de la cultura contemporánea el pueblo gitano es fiel a las tradiciones propias de su cultura. A continuación -y muy similar al rito matrimonial católico, donde se promete fidelidad, amor, ayuda, etc. sin duda una gran celebracion , no hay que descartar probar otras culturas y mas si es en tu boda. una celebracion giatana tiene sus ventajas y es que puedes pasarla bien.


ESTILO ÚNICO

El estilo industrial para una boda está lleno de personalidad y originalidad. Se suelen elegir lugares que parecen inhóspitos, pero que cuando se decoran de la manera adecuada se vuelven únicos y llenos de encanto. La decoración suele ser sencilla, telas, guirnaldas, luces... todo ello con el blanco como protagonista. La iluminación es primordial para hacer del lugar un espacio íntimo y cálido. Conoce todas las claves para hacer tu boda al estilo industrial. ¡Tus invitados siempre recordarán tu boda como única! El estilo industrial nació en los años 50 cuando decenas de artistas de Nueva York -con mucho talento pero pocos ingresos- se instalaron en naves industriales dotándolas de un nuevo uso y acuñando así una nueva corriente estética. Paredes de ladrillo visto, grandes espacios abiertos y elementos originales del oficio que estas fábricas desempeñaban eran los ingredientes básicos de una nueva estética. Muchos años después, esta corriente llegó a las revistas de decoración y, como

suele pasar, una vez digerida la tendencia llegó al universo de las bodas. No es la primera vez que esto ocurre. Ya ha pasado con estilos como el rústico, el shabby chic y otras tantas tendencias de decoración que han pasado a formar parte de las preferencias nupciales. Al fin y al cabo, una boda no deja de ser un espacio decorado -según la orden estética de turno- con mimo para una ocasión especial. Todo muy comprensible cuando se trataba de corrientes tan románticas y fotogénicas como las ya citadas: muebles decapados, flores sacadas de los mejores relatos oníricos.Todo tan delicado que hacía fácil subirse al carro de la tendencia. Pero, oh vaya, nadie predijo que querrías para tu boda enormes vigas de metal oxidado y bobinas gigantes de madera como mesa de cóctel. Sí, has leído bien. Con este tipo de cosas soñarás -aunque todavía no lo sepas- cuando empieces a organizar el banquete. Probablemente sí pero esto simplemente se debe a que desconoces la existencia


de lugares tan mágicos como La Estación. Bajo el subtítulo de "Industrial Events" una ya vislumbra el potencial de esta estética y puede adivinar que la suya será una de esas bodas que todavía tuvo la capacidad de sorprender a sus invitados. Este espacio recién inaugurado, escenario de series y películas, promete convertirse en uno de los más solicitados de la temporada. Con la sierra de Guadarrama como testigo -a escasos minutos de Madrid- esta antigua fábrica de ladrillo cuenta con varios espacios diá-

fanos para transformarlos según las necesidades de cada celebración. Una auténtica estación de tren en la puerta y una capilla propia terminan por convencer hasta a los más reticentes con la tendencia -probablemente el novio y/o la madre-. A pesar de los peros que toda persona con cierta capacidad crítica pudiera poner a este estilo industrial, lo cierto es que no se puede negar que tiene un punto cinematográfico y romántico evidente. Otro punto a favor, es que al ser un espacio abierto, normalmen-


te de colores neutros, se puede amoldar a los gustos estéticos de cualquier pareja. Bodas de Cuento The wedding designers, saben bien cómo sacarle partido a este estilo. Ellos ya han organizado alguna que otra boda industrial con resultados espectaculares. "Para los novios que quieran seguir esta tendencia pero de una manera más light, les recomendaríamos que usasen elementos de estilo industrial y los combinasen con una paleta de color suave. Por ejemplo, en una boda que hicimos en una nave usamos ro-

sas blancas, bobinas de cable y muchas velas para decorar bodegones. Pueden usar sillas tipo Tolix, mesas de madera sin mantel, cajas de metal para decorar en ciertos rincones..." También tienen claro lo que no debe faltar nunca: "elementos auténticos como bombillas Edison o lámparas de metal, bobinas de cable, mobiliario propio de la actividad de esa fábrica o nave para darle ese toque ad-hoc y que se pueden usar para buffets de comida, crear bodegones o puntos de decoración. sin duda una gran idea.


Este estilo se caracteriza por muebles con destellos dorados, cojines de seda, lámparas de araña y espejos decorativos, entre otros muchos elementos. El estilo glam se inspira en la época dorada de la industria del cine de Hollywood y en la imagen de una de las mayores musas de este estilo, Marylin Monroe. Lujo, glamour, brillos y elegancia son algunos de los elementos que definen este estilo. Esta tendencia ha calado hondo en la decoración de bodas. Si crees que una boda glam puede ser el concepto perfecto para tu boda, ¡sigue leyendo! ¡Querrás saber hasta el último detalle! La novia glam. ¿Cómo es una novia glam? Una novia glam es muy segura de sí misma y tiene un estilo sofisticado, que nada tiene que ver con lo tradicional o romántico. Los vestidos de las novias glam son entallados y con líneas muy marcadas: un escote pronunciado, telas ceñidas al cuerpo y mucha pedrería. En estos vestidos predominan los brillantes, las lentejuelas y las transparencias. El atrevimiento con el que se visten las novias glam no es apto para las tímidas. El lugar. Organiza tu boda glam de noche en un espacio que cuente con una elegante iluminación que de vida a los numerosos detalles que abundan en este tipo de boda. Las bodas glam ofrecen muchas posibilidades donde celebrar el evento, todas ellas muy elegantes. Elige un hotel famoso, un convento o palacio ostentoso o un jardín o


salón exclusivo. Puedes transformar cualquiera de estos espacios en ambiente glamurosos gracias a todos los elementos de decoración que puedes agregar. Los colores de una boda glam. El contraste de colores es clave en la decoración de una boda glam. Los colores favoritos de este estilo son el blanco combinado con escarlata, púrpura e incluso negro. Las parejas que optan por una boda glam buscan, ante todo, crear un ambiente de lujo y elegancia, más que de romanticismo. Además, si quieres que tu boda luzca despampanante combina colores metálicos con blanco y negro.Las flores. Las flores en una boda glam deberán ser llamativas. El color de las flores dependerá de los colores elegidos para la decoración de la boda, pues habrá que combinarlos. Por ejemplo, si has optado por un contraste blanco-púrpura en la decoración de la boda, elige flores moradas. Una flor ideal para una boda glam es la orquídea, pues podemos encontrarla en diferentes variantes y su belleza es desbordante y es muy vistosa. La iluminación en una boda glam. Crear una decoración elegante y sofisticada es el objetivo de toda boda glam. Por eso, las bodas glam se celebran de noche, ya que con la iluminación correcta podemos crear ambientes exuberantes llenos de estilo. Los candelabros de cristal o las lámparas de araña son excelentes opciones para bodas glam con un aire de ostentación.


Tip: El uso de colores metálicos combinados con blanco y negro son un éxito si lo que quieres es que el lugar luzca despampanante. Solo cuida que los metálicos no predominen pues darán una imagen exagerada y nada elegante; el más recomendable es el plata. En las bodas glam, los colores contrastantes y la elegancia son elementos fundamentales


UNA BODA FUERA DE SERIE Estos últimos años, la moda de las bodas urbanas, campestres y rurales se impuso con fuerza. Bodas fuera de la ciudad donde la naturaleza era la protagonista y el escenario del ‘si, quiero’. Sin embargo, para la próxima temporada de primavera, el momento estrella de las bodas, vuelven a sonar las campanas de las bodas urbanas como escenario trendy para celebrar tu enlace. Así que si eres una de esas enamoradas de la ciudad, de los rascacielos y el bullicio cosmopolita, ¡estás de enhorabuena! Estos dos estilos de boda son muy diferentes, sin duda, por eso os traemos los tips para disfrutar y organizar una boda con estilo en pleno asfalto. Lo que más nos gusta es el ambiente de las fotografías. El álbum de boda tendrá un encanto muy particular con edificios, farolas y coches como escenario

de fondo. Aunque nos declaramos enamoradas de las imágenes de grandes ciudades como Nueva York, en las urbes de nuestro país también podemos encontrar escenarios muy bonitos. Además, puedes buscar localizaciones originales como el Museo del Traje de Madrid si eres una amante de la moda o celebrarlo en uno de los últimos pisos de algún rascacielos, disfrutando de tu ciudad al anochecer con una vistas inolvidables Si eres de las que el tema de la paja y las flores no le convence, no lo dudes, consigue la boda de tus sueños en tu ciudad favorita, ¡vuelven a ser la tendencia más it! Entorno urbano. Si las bodas en el campse situaban en lugares idílicos al aire libre, las bodas urbanas no les tienen nada que envidiar. Busca una azotea de algún edificio u hotel con vistas a la ciudad. También


puedes elegir algún lugar emblemático, un jardín urbano, una antigua fábrica o una nave industrial, darán ese toque moderno y alternativo que cautivará a tus invitados. Además, puede que por las fechas en las que te casas sea difícil celebrar una boda al aire libre por las condiciones climatológicas. Decoración. ¡Inspírate en las rooftops neoyorkinas! Sobre todo si has elegido una terraza o ático como escenario de tu boda. Luces colgantes, velas y mesas en tonos blanco, negro y oro para conseguir una decoración minimal. Si has elegido un espacio industrial puedes dejar las paredes de ladrillos, colgar espejos o letras luminosas para dar más luz y lograr el perfecto contraste. Puedes mejorar el lugar con muebles vintage y realzar ese estilo usando cubertería en cobre y tonos blancos para los bajoplatos o vajilla. El look de la novia, elegante y chic. Puedes usar un traje pan-

talón o un mono, darle un aire urbano a tu vestido usando una chupa de cuero o decidirte por un diseño lencero sexy y sofisticado. Para terminar, haced vuestra sesión de fotos en medio de la ciudad, ofrece infinidad de magníficos escenarios. Desayunando en vuestra cafetería favorita, cogiendo el metro, montados en un descapotable vintage o parados en un paso de cebra.. En primavera las bodas lucen mucho en grandes espacios al aire libre, a ser posible fuera de la ciudad y en contacto con la naturaleza, pero si tu pareja y tú sois más de asfalto y preferís disfrutar de una celebración en pleno centro urbano, apostad por una boda de estilo urban chic exclusiva, diferente y llena de detalles. Para dejar a tus invitados con la boca abierta, opciones inusuales como un museo (Museo del Traje), una antigua fábrica o nave industrial, una bodega o cualquier espacio moderno y alternativo.


Te recomendamos que, si finalmente os habéis decidido por una fantástica azotea o ático, la boda sea de tarde para que, además de disfrutar de las vistas al skyline y las luces de la ciudad al atardecer, ofrezcáis a vuestros invitados una cena sofisticada (cocina de autor) con una buena selección de vinos. No olvides dar protagonismo tanto al aperitivo (por ejemplo, rincones temáticos como barra de sushi o de gintonics y cocktails) como al postre, colocando varios candy bars o mesas de dulces (cupcakes, galletas, macarons, trufas, chocolates, frutas bañadas con chocolate, bombones) para hacer las delicias de tus invitados más golosos. Una alternativa fresca al tradicional banquete e ideal para espacios industriales es el brunch, así que si te atrae la idea de ofrecer un ágape informal a mediodía en tu boda de ciudad.


CONTAGIATE CON EL ESTILO QUE ESTA DE MODA En una boda hipster, todo tiene un aire desenfadado, alternativo, con un estilismo que recuerda mucho a los años 60. Las celebraciones suelen hacerse la aire libre, en graneros, en campos de trigo, en fábricas de pan abandonadas… Todo con una decoración retro pero muy, muy, muy colorista. Por raro que parezca, los hipsters también se casan. Son los más modernos, siempre a la vanguardia, pero mal que les pese, también acaban cumpliendo una de las tradiciones más antiguas desde que el mundo es mundo: el matrimonio. No se trata de bodas al uso, si no de bodas hechas a su medida, con elementos característicos muy definidos, que incluso han generado un nuevo estándar de boda temática en el que se han especializado algunas empresas de wedding planners, como los chicos de Popelin Happy Weddings.} Estéticamente son ceremonias con mucho encanto, con una especial atención a los detalles, elementos vintage dentro de un marco rural y ambiente desenfadado. Podría parecer una boda improvisada, pero detrás de cada jarrón con flores dispuestas al azar hay más producción que en el peinado de la Reina Isabel II. Boda hipster es sinónimo de boda campestre: un bosque, un prado, o una ermita escondida en el monte, son las localizaciones más repetidas en este tipo de enlaces. La decoración debe ser camaleónica


y estar integrada totalmente en el medio: siempre tomando como base la escena natural se huye de los elementos que puedan desentonar. Letras con bombillas, luces en los árboles, banderolas, botellas de vidrio con flores y alpacas de paja, entre otros, ayudan a crear una atmósfera que podría definirse como realismo romántico. No pueden faltar las pizarras, ya sean para señalizar, o como libro de firmas para que los invitados os escriban cualquier tipo de mensaje a los novios. Tampoco está de más un photocall con caretas y bigotes, para sacarles a los convidados más que una simple dedicatoria. Las instantáneas resultantes le dan un toque divertido al álbum de bodas, y los intentos de poses, unas tomas falsas para el vídeo. En una boda hipster hay que olvidarse de la uniformidad de vasos, platos, cubertería y sillas. Cada cosa de una casa, para romper la monotonía, pero eso sí, siguiendo el mismo concepto. También mezcla de flores, en la que predominan las silvestres y de temporada: violetas, mimosas, margaritas, y si es invierno, el muérdago y el acebo pueden ser una buena opción. Obviamente una novia hipster no puede decantarse por un vestido tradicional, no llegan a ser las Helena Bonham Carter de las bodas.


TU BODA PARTICULAR Una decoración de bodas minimalista se basa en la sencillez y armonía de elementos. Aunque no fue una tendencia destacada en la pasada temporada, sigue siendo una opción muy clásica para la decoración de tu boda. No debes confundir el minimalismo con simplicidad, ya que es sinónimo de sobriedad: un estilo elegante que, aunque pueda parecer básico, pone toda la atención en los detalles. Usa elementos naturales: aunque el minimalismo es más popular en las ciudades, los detalles de una boda con este estilo no riñen con los toques más naturales. Disponer de posaplatos en madera y otros elementos de aspecto rústico aportan un aire descomplicado y natural a la decoración. Una de las principales características de este tipo de decoraciones son los centros de mesa que dejan de lado los jarrones de cristal, los complejos arreglos florales y demás. Por ejemplo, disponer pequeñas “cajas” de ramilletes con flores silvestres de colores como el rosa pálido, lavanda y azul es una combinación muy chic. Como mencionamos anteriormente, el cuidado en los detalles es

fundamental en el minimalismo: sin importar que parezcan nimios, en conjunto, forman el estilo que deseas darle a tu ceremonia. Parte de una de las tendencias esta temporada es el uso de mesas rectangulares, cuya forma y disposición brindan una mayor movilidad a los invitados en el lugar de la recepción. La iluminación debe ser lo más natural posible, evitando los reflectores de luces fluorescentes o demasiado fuertes para que la naturalidad del ambiente no pierda su encanto. El minimalismo es un estilo muy elegante y sofisticado, parte de su atractivo es que no busca llamar la atención con arreglos demasiado cargados o saturando colores. Por ejemplo, disponer velas en pequeños cubos de cristal crean una atmosfera íntima y romántica. El ponqué de boda debe ir en armonía con el resto de la decoración, por lo cual es aconsejable no elegir tortas de vino o chocolate sino inclinarse preferiblemente por la vainilla, el pastillaje en tonos beige y pequeñas flores para que no se vea muy cargado. Algunos accesorios de decoración, como cin-


ESTILO SUAVE tas y pequeños collares de perlas son ideales para darle un toque más fresco. El predominio del color blanco, combinado con tonos suaves, es uno de los detalles que complementa este tipo de decoración y crea efectos armónicos y delicados. ¡Todo un triunfo para una boda romántica y absolutamente glamorosa! Lo que más me llama la atención de las bodas minimalistas es que vienen de una inspiración muy Japonesa, con colores blancos y negros que denotan pulcritud. Para lograr un estilo minimalista, vamos a quitar excesos de decoración, listones y extravagancias para dejar solo lo esencial. Como color en invitaciones, manteles, arreglos y porcelana podemos usar negro aunque es preferible armonizar con distintos colores con para no caer en lo monótono, por ejemplo azul grisáceo pero también es sutil el verde olivo, expresso, marfil, ámbar o dorado. La intención es reducir para crear un efecto máximo de sofisticación. Si están pensando en decorar su boda al estilo minimalista lo más importante es saber

qué tipo de elementos escoger para mantener siempre el estilo. Es por eso que les hemos preparado estos útiles consejos que podrán usar de guía para que su decoración luzca equilibrada, de buen gusto y minimalista. Los colores que más se usan en las decoraciones minimalistas son los colores claros como el blanco o el beige. Y pueden agregar algunos elementos contrastantes como el negro, el gris o el café. También pueden contrastarlo con un color más vibrante como un rojo o naranja pero intenten usarlos sólo para crear pequeños contrastes. Para mantener el estilo esencialista olvídese de manteles estampados o de diferentes colores. Traten de usar manteles lisos y blancos y crear la decoración con pequeños contrastes en las servilletas o algún otro accesorio. Los centros de mesa deben igualmente ser sencillos pero sin perder la elegancia. Para las que no quieran renunciar al tradicional y evocador vestido largo blanco, la inspiración que te proponemos es el impecable estilo minimal neoyorquino de los años 90.


“INTO THE SNOW” Cuando se piensa en la época ideal para celebrar una boda, a la mayoría les viene primero a la cabeza el verano, otros dirán la primaverá, algunos el otoño y sólo unos pocos se atreverán siquiera a pensar en el invierno. Tendemos a asociar el invierno con el frío y la lluvia, pero el paisaje en invierno presenta una belleza sin igual. Un paisaje totalmente blanco, los copos de nieve cayendo del cielo... ¡Podríamos tener una verdadera boda de cuento en invierno! Si has decidido casarte en invierno o aún te lo estás pensando, en Westwing te presentamos magníficas ideas para que le saques el mayor provecho a este día tan especial en esta época del año. Las bodas en invierno ofrecen un amplio abanico de po-

sibilidades. Tanto el vestido de novia como los pequeños detalles decorativos, como flores de papel, pueden llenar de magia este gran acontecimiento. ¡Incorpora la magia del invierno a tu boda y ¡crea la boda invernal de tus sueños! Las bodas en invierno son inusuales y poco vistas y celebradas. Sin embargo, ofrecen infinidad de posibilidades y formas de convertirlas en un evento único, distinto y elegante. Las bodas en invierno te permiten jugar con muchos elementos que no tienes en las bodas que se celebran en primavera, otoño o verano. Reuniendo los detalles idóneos, puedes hacer que tu boda en invierno sea una boda única. Una de las ventajas de las que disfrutarás si te casas en invierno es que


es temporada baja, por lo que podrás elegir con más facilidad el lugar donde celebrar la boda. En verano es difícil encontrar salones de boda libres, mientras que en invierno será más fácil elegir el lugar de ensueño de tu boda. El paisaje invernal también es otro punto a tu favor. En verano, nos guste o no, la naturaleza no luce tan espectacular como lo hace con la nieve en invierno. ¿Te imaginas caminar al altar en un entorno singular cubierto totalmente de nieve? Sin duda, es una estampa perfecta para tu álbum de fotos de boda. Una boda en invierno resulta muy elegante, no sólo por las sofisticadas prendas de vestir como abrigos, vestidos largos, cuellos altos o guantes, sino también por la gama de colores que ofrece. Los colores más buscados en una boda en invierno son los propios de esta estación del año: blanco, azul celeste y toda la gama de tonos metálicos. El color por excelencia del invierno es el blanco y, casualmente, también es el de la mayoría de las novias. Imagínate el contraste que


puedes lograr combinando el magnífico paisaje bañado de blanco por la nieve con el blanco polar tan propio de un vestido de novia. El azul combinado con el blanco logran un contraste muy invernal en la decoración de tu boda. Manteles de color celeste, una vajilla blanca , centros de mesa con flores blancas son sólo algunas de las opciones que esta combinación de colores ofrece. Combina el gris y el rosa palo: manteles para boda en gris, centros de mesa con flores blancas y rosas, cristalería o invitaciones en gris con pequeños detalles en rosa. Una alternativa menos habitual, aunque totalmente soprendente es emplear los colores menta, lavanda y morado en la decoración de tu boda. Imagínate un vestido de novia en color menta, mesas de madera también en menta, el ramo de novia en tonos morados, centros de mesa con jarrones de cristal en color lavanda y una mesa de postres en menta y morado. ¿Acaso no suena apetecible?


LUISA FERNANDA SÁNCHEZ GORDILLO

Entrega final LUISA SANCHEZ  
Entrega final LUISA SANCHEZ  
Advertisement