Page 1


EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 2

24/03/2015 17:20:39


el infierno Del dibujante

C

onozco a Kiko da Silva desde el mismo momento en que tuve conocimiento de que esta historia comenzaba a borbotearle en la cabeza. O casi. Sea como sea, hace de esto muchos años. En su momento, lo confieso, me dio un pelín de repelús. Circulaba por las páginas de aquel guión inicial y por las viñetas de muestra que había realizado, un alter ego mío que no me resultaba nada tranquilizador. El trato con Kiko continuó y profundizó, fui conociendo su voluntad inquebrantable, su capacidad para ilusionarse con proyectos arriesgados de todo pelaje, su actitud militante y decidida en todo lo que se refería a la historieta. Fui conociendo su querencia, en cierto modo sorprendente, por una escatología infantil de baja intensidad (“moco, caca, culo, pis” a través de su personaje Fiz), y su vertiente emocional no desprovista de un cierto aroma místico. Vi como la capacidad multiforme de su trabajo se manifestaba en su obra como ilustrador infantil, en sus colaboraciones en prensa diaria o en sus series humorísticas en “El Jueves”.

P

or si eso fuera poco, mostró, además, sus inquietudes empresariales o, como eufemísticamente se les llama ahora, “emprendedoras”. La cosa no aparecía de la nada, claro. Kiko fue el elemento aglutinador y dinamizador del colectivo “BDBanda”, que articulaba, más o menos, las iniciativas de un colectivo de jóvenes creadores del área de Vigo y Pontevedra en torno al cómic. Transitó, después, hacia una colaboración con la editorial Factoría K, para poner en marcha una sección de cómic dentro de las líneas editoriales de la casa y, finalmente, puso en marcha su propia editorial, Retranca, con la que puso en la calle una revista humorística mensual con el mismo nombre, ¡en gallego! ¿Alguien da más? Pues sí: Kiko da Silva. Hace tres años puso en funcionamiento el “Garaxe Hermético”, una escuela profesional de cómic e ilustración.

Y

¿por qué cuento aquí todo esto? Porque ahora que el lector lo sabe tal vez pueda valorar de mejor forma el libro que está a punto de comenzar. A mí me parece que, en cierta forma, es una especie de retrato psicológico de su autor. No en lo que cuenta, sino el cómo lo cuenta, en cómo lo estructura.

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 3

Miguelanxo Prado

“El infierno del dibujante” es, en un primer análisis, un ejercicio de estilo. En él, el Kiko multiforme, poliédrico, juega con sus propias influencias, con sus propias fuentes, y nos muestra sus capacidades miméticas y su manera de digerir y apropiarse de las esencias del trabajo de otros autores. La historia universal de la creación: todos procesamos lo que nos ha precedido y está a nuestro alrededor para convertirlo en una propuesta propia. Y ese ejercicio de estilo lo hace a partir de una historia que comenzó a pergeñar hace más de quince años. En eso se nos manifiesta el Kiko persistente y tenaz (el proyecto en el que ahora anda embarcado, “Bajo la sombra de las piedras flotantes”, lo corrobora).

L

a historia, claro, a lo largo de tanto tiempo, ha mutado, cambiado, se ha reescrito. Creo recordar que en un principio, allá en la noche de los tiempos, era más dislocada. Tal y como ha llegado al libro me da la impresión de que, como los buenos vinos, ha envejecido ganando en aromas, en matices, adquiriendo una profunda tonalidad melancólica. No sé si en puridad se puede decir que “El infierno del dibujante” es la historia de un fracaso, pues su protagonista, aunque sistemáticamente llega tarde a la publicación de sus obras, las llega a realizar y con ello culmina, al menos, el proceso creativo. Lo que le falla es el proceso comercial. Pero esa persecución de la originalidad, del éxito profesional, y su continua frustración, nos hace contemplar con ternura y lástima a Manuel Pardo, el protagonista, que no parece un mal tipo y que reacciona sin acritud ante su destino esquivo.

e

l adhesivo para todos esos cambios de estilo, referentes de esos otros autores que, como en una maldición shakespeariana, siempre se le adelantan al protagonista, es el propio Kiko. Quiero decir, el propio Kiko autor. En esas partes podemos apreciar su madurez como dibujante y colorista, lo que podríamos suponer que es el resultado de ese proceso de digestión de influencias y de eclosión de la propia personalidad. Un resultado brillante. “El infierno del dibujante”, por cierto, ganó la novena convocatoria del Premio Castelao de Banda Deseñada que convoca la Diputación de A Coruña.

24/03/2015 17:20:40


Me llamo yMasoynuedibl Parujado,nte.tengo 72 años

Siempre quise ser dibujante de historietas... Llevo intentando toda la vida dedicarme a eso profesionalmente. Tengo talento, pero hubo extrañas circunstancias que me impidieron llegar a publicar mis páginas...

z

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 4

24/03/2015 17:20:41


EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 5

24/03/2015 17:20:43


Sé que ya voy parair...viejoEsta. Pero vez

no me pienso rend sé que lo voy a conseguir. ¡¡¡He creado una historia única, original!!! Y, por suerte, aun existen concursos como el “Premio Castelao de Cómic”, en el que hasta los ancianos como yo tenemos la oportunidad de mostrar nuestro talento. Veré por fin mi obra publicada, estoy seguro.

e

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 6

24/03/2015 17:20:43


EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 7

24/03/2015 17:20:45


A los dibujantes que me hicier on soñar desde niño con dedica rme a la profesión de hacer cómics . Kiko da Silva

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE © Kiko Da Silva 2015 © DIBBUKS, por esta primera edición en castellano de abril 2015 Editores: Ricardo Esteban Pla za

& Marion Duc.

DIBBUKS. Quintana, 17 2A. 280 08 Madrid. España Tlf: 91.533.9746. www.dibbuk s.com ISBN: 978-84-15850-80-9 Depósito Legal: M-69722015 Diseño y Maquetación: Kiko da Silva. Producción: Estugraf. Impreso en España - Printed

in Spain

Reservados todos los derech os. El contenido de esta publicación no puede ser reproducido ni en todo ni en parte, ni transm itido, ni registrado por ningún sistema de recuperación de información, en ninguna for ma ni por ningún medio, sin el permiso previo , por escrito, de los titulares del copyright.

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 8

“Los buenos artistas copian , los grandes roban” Pablo Picasso (1881 -1973), artista plástico. “Nada de mí es original. Soy la combinación de esfuerzos de todos aquellos a los que he con ocido” Chuck Palahniuk (1962), escritor. “Si robas de un autor es pla gio, si robas de muchos es docume ntación” Wilson Mizner (1876-1933), dramaturgo.

24/03/2015 17:20:45


DIBUJAR EN BRUGUERA ANTONI GUIRAL

L

o de Bruguera duró unos 46 años. Me refiero a las posibilidades profesionales que para guionistas y dibujantes españoles supuso su existencia. Recordemos que, además, Bruguera poseía una agencia propia, Creaciones Editoriales, lo que todavía multiplicaba más aún esas opciones. Digamos que había mucha demanda. Tanto para los tebeos de humor como para los “realistas”, en este último caso más aún para la agencia. Se abría un amplio abanico de opciones. ¿Pero qué supuso todo aquello? De entrada, que para dibujar en Bruguera debías tener un mínimo de calidad; digamos que quienes se iniciaban solían hacerlo en otras editoriales más modestas, que pasar a colaborar para Bruguera era algo así como entrar en Primera División. Por la pecunia, que pagaban más. Por la difusión de tu trabajo, que era mayor. Por supuesto, se trataba de asimilar tu estilo a las exigencias del mercado marcadas por los responsable de la editorial barcelonesa. Nadie, por entonces, al menos hasta los años setenta, se proponía publicar allí su obra personal, entre otras razones porque esa mentalidad todavía no existía, y porque, por supuesto, difícilmente hubiera sido admitido por Bruguera. O sea, se trataba de “trabajo de encargo”, dicho sin ánimo de ofender, porque yo tengo muy claro que ese trabajo es tan digno como el que más.

T

enías incluso la opción, como dibujante, de integrarte en el equipo interno de la editorial. Es decir, dibujar historietas de personajes creados por otros. Ello implicaba un horario fijo, con timbre de entrada y salida, unas exigen-

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 9

cias evidentes y un sueldo también fijo. O bien, sencillamente, dibujabas en casa aquello que te encargaban. Eso sí, desde 1956, y a causa de los contratos que Bruguera obligaba a firmar a todos sus colaboradores artísticos, quedaba claro que los personajes eran de Francisco Bruguera, el editor, y que este los “cedía” para que pudieras laborar con ellos. En esos contratos se hablaba también de que un dibujante tenía que trabajar en exclusiva para Bruguera, y que su obra sería representada a todos los niveles por la agencia. Si eras colaborador de la agencia, también era evidente que ese trabajo no era de tu propiedad, y que lo publicasen las veces que lo publicasen en los países que fuera, cobrabas lo estipulado de entrada, y punto. Pero, ya digo, Bruguera y Creaciones Editoriales pagaban muy bien. Y, por supuesto, nada de devolver tus originales. Por falta de educación en este sentido, porque el país vivía en una férrea dictadura, y porque esa era una reivindicación que prácticamente nadie se planteaba (al menos, ojo, hasta los años setenta).

O

sea, que como dibujante tenías que adaptarte a todo esto. Te garantizaban, incluso por contrato, un trabajo y unos ingresos mínimos al año. El dibujante no cobraba Seguridad Social, pero de alguna manera estaba “asegurado”, al menos mientras el contrato permaneciese vigente. Sí, era una operación comercial. Al fin y al cabo, el trabajo de dibujante de cómics es también eso. Por supervivencia.

24/03/2015 17:21:03


Dibujar historietas sedesdeconvqueir-

tió en una necesidad era muy pequeño. Aun recuerdo la emoción que me producía ir al quiosco para alquilar un ejemplar de “El Capitán Trueno” o “El Cachorro”. Una de las cosas que más me obsesionó desde siempre fue conseguir un estilo propio. Pero a día de hoy aún no sé si lo tengo. Todavía guardo con cariño las primeras viñetas que dibujé en un cuaderno del colegio imitando el estilo del maestro Castelao.

B

EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 10

24/03/2015 17:21:04


EL INFIERNO DEL DIBUJANTE - KIKO DA SILVA.indd 11

24/03/2015 17:21:04

El infierno del dibujante  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you