Page 1

OREJA

A

OREJA

MÁS ALLÁ DE LA SONRISA

HAPPY CITY DENVER

ART FOR THE PEOPLE


TABLA DE CONTENIDO 05

Felicidad: Un Amplio Panorama by Deanne Gertner

05

Hey Smiley por Matthew Hoffman

06

La Neurociencia de la Felicidad: Confesiones de un Científica Depresiva por Nicole Garneau, PhD.

07

Godding por Ellin Rosenthal

08

Una Reverencia Al Pacífico por Jonathan White

09

El Lugar Feliz por Emily Vizzo

10

Una Campista Feliz por Kurt Caswell

1112

Sporting smiles, Samuel Speedily Skateboarded Somewhere Spectacular por Noah Larson

13

No es La Magia por Kimberly McClintock El Proyecto Porche Delantero by Amy Lopez, PhD, LCSW

14 15

16 16 17 17 17 17

Happy City: Art for the People es una intervención artística que dura 6 semanas por la ciudad de Denver, con la intención de eliminar obstáculos personales, emocionales, y sociales, junto con cultivar la bienestar de la individual y de la comunidad.

Cuidando a los cuidadores de la ciudad: Apoyo y bienestar integral de los empleados en el Departamento de Seguridad Pública de Denver por Emily Lauck La Mujer Cósmica que Planta por Sheree Brown 444 por Julie Farkas Feliz por Chloe Toler El Sentimiento de Felicidad por Ava Haase Lost in a World por Deven Lucero Intitulado por Jonas Rosenthal

17

Teoría de la Felicidad por Alison Child Tu Sueño (parte 1) por Mathias Svalina

18

Tu Sueño (parte 2) por Mathias Svalina

18

Pata por la Felicidad por Deanne Gertner

18

Mi Comida Feliz por Deanne Gertner

19

Lentes Color de Tomato por Nash Garton

21

Libro Sugerencias por the Denver Public Library

21

Poema Feliz Hogar Feliz Empujando Carritos Bajo Tu Nariz por Molina Speaks

22

Cómo ser feliz (dependiendo a tu signo zodiacal) por Luke Dani Blue

El proyecto se junta las perspectivas de más de 10 artistas, para abordar los ideas de la felicidad y la bienestar comunal, para imaginar una sociedad más conectado. Los sitios para los instalaciones quedan por Denver, e incluyen las calles, callejones, carteleras, pantallas de video, y Union Station, entre otros. El título del proyecto está inspirado por la artista Británica, Stuart Semple, y agradece “Happy City,” la publicación influyente del periodista Canadiense, Charles Montgomery. Su libro pregunta la intersección entre diseño urbano y la ciencia de la felicidad. Happy City: Art for the People es una respuesta, que proviene experiencias artísticas en espacios públicos con la esperanza de promover curiosidad y animar la unidad. En general, este proyecto invoca la pregunta -- ¿puede una ciudad ser feliz? -Happy City: Art for the People esta producido por The Denver Theatre District, con dirección artística desde by Black Cube, en conjunción con unos patrocinadores, incluye Bonfils-Stanton Foundation, Community First Foundation, Denver Arts & Venues, Downtown Denver Business Improvement District, Downtown Denver Partnership, McWHINNEY, P.S. You Are Here, Sage Hospitality y VISIT DENVER. Junto con las instalaciones y contribuciones artísticas, “Happy City” ofrece programación extensiva para incorporar la comunidad. “Happy City” esta disponible entre el 18 de Mayo al 30 de Junio, 2018.


Chinn Wang, Happiness Crest


¿Porque intentar construir una ciudad feliz? Por que lo tenemos que hacer.

LA OBRA

1 – Emotional Baggage Drop (hello stranger), Stuart Semple 2 – Happy Clouds, Stuart Semple

3 – Baker-Miller Pink (billboard), John Roemer

4 – Animated Screens, Theresa Anderson, Milton Melvin Croissant III, Vince McKelvie, and Zach Reini

5 – Soft Something, Matt Barton

6 – Between Us: The Downtown Denver Alleyways Project, Carlos

Frésquez, Kelly Monico, Stuart Semple, Joel Swanson, and Frankie Toan

7 – JUMP (bring us together), Stuart Semple PROGRAMAS Y EVENTOS DE SOCIOS COMUNITARIOS A – Happy Bikes B – Happy Talks

C – Happiness Unpacked, Panel Discussion D – El Paseante

E – How To Measure The Weather, Emmanuel Gallery

F – Rachmaninoff Piano Concerto No. 2 with Happy Clouds G – 10,000 Smiles

H – Welcome! Come In! - The Doors Project

I – Mental Health Center of Denver Community Fish Fry

EN B-CYCLE LUGARES

Hoy en día tenemos los niveles más altos de ansiedad y depresión, y nos afectan a todos -- nosotros mismos, nuestros hijos, nuestras parejas, nuestros familiares. Denver Theatre District (DTD) vió una oportunidad de crear un diálogo para abordar el bienestar mental urbano a través del arte contemporáneo. Happy City invita los ciudadanos a investigar y discutir sobre la salud mental mientras celebran las conexiones humanas y la felicidad. Happy City transforma el ambiente urbano a través de inesperadas experiencias de arte en lugares poco anticipados: calles, callejones, carteleras, el Grand Hall de Union Station y pantallas de video. Cada intervención de arte imagina una sociedad más conectada, una más feliz, una más sana. Esperamos que esta intervenciones de arte puedan desafiar su concepción de Denver y lo que puede ser la ciudad en el futuro.

UNION STATION

W

AZ E

E

1 C

P

7

E O H PA

CA LI FO RN

ST

th

14

IA

CH AM

th

15

ST

AR

th

A

PA

ST

16

Gracias por todo lo que hacen para mejorar nuestro comunidad, David Ehrlich, Executive Director, DTD

th

W

17

YN

KO

O

El crecimiento de Denver ha cobrado un impacto importante en los ciudadanos, especialmente en su salud mental. Queremos que Happy City sirva como un catalizador para el diálogo continuo a la par que Denver experimenta dificultades tanto actualmente como en el futuro. Por ejemplo, es nuestro responsabilidad preguntar si una sede corporativa va a aumentar el bienestar de la comunidad. Es importante que en el futuro no tengamos miedo a preguntarnos a nosotros mismos si somos parte de los problemas o si estamos contribuyendo a las soluciones.

ST

6

4 16th ST MALL

5 2

2

BROAD WAY

3

COLORADO CONVENTION CENTER

COLFAX CIVI C CENTER PARK

H

DENVER ART MUSEU M

2 B

13th AVE

BANNOCK


Felicidad: Un Amplio Panorama Deanne Gertner

La historia de la felicidad está repleta de laderas que desprenden hacia la filosofía, la religión, política, química, psicología, la neurociencia, el capitalismo y el arte. Pero quizá la lingüística permanece como la ruta más larga hacia la felicidad, tensa y resbalosa como una anguila. Daniel Haybron dice en su “Teoría de la Felicidad” que el fundamento de ella es un “lioso fenómeno y constructo social”. Además de ser el vibrante embrollo que Haybron describe, la felicidad es también frustrantemente elusiva y difícil de definir desde una perspectiva personal, ni se diga ya desde una perspectiva social. Como dijo Immanuel Kant: “el concepto de la felicidad es tan indeterminado que aunque todos anhelamos alcanzarla, nunca se puede, de manera definitiva o consistente, decir que es lo que se desea y lo que pretende”. Sin embargo, a pesar de su naturaleza problemática, la felicidad (en el mundo Occidental) tiene tres principales definiciones, cada cual con sus dispares implicaciones: la suerte o fortuna; la Eudaimonia, que significa la felicidad como producto de una vida llena de virtud y significado; y hedonia, la felicidad derivada del placer. Happy (en inglés), proviene del nórdico antiguo happ, que significa “suerte, fortuna”. Durante gran parte de la Historia, la felicidad se apreciaba como un estado excepcional y raro, otorgado sólo a los pocos afortunados. Como Darrin McMahon, PhD. y autor de “La Historia de la Felicidad” expone: “Para muchos personajes antiguos —y para muchos más, tiempo después— la felicidad no era algo

que se pudiera controlar. Estaba a manos de los dioses, dictada por Destino o Fortuna, controlada por las estrellas, no algo con lo que tú o yo pudiéramos contar o crear para nosotros mismos. La felicidad, literalmente, era lo que nos sucedía, y eso, ulteriormente estaba fuera de nuestras manos”. Con limitado conocimiento científico del mundo y control sobre él, puede parecer lógico que más personas aceptaran el dolor y el sufrimiento como el status quo. La noción de suerte como la raíz de la felicidad persistió durante siglos en numerosas culturas. En el 2013, un estudio del Personality and Social Psychology Bulletin (en inglés, el Reporte de Personalidad y Psicología Social) encontró que de 30 países alrededor del mundo, la fortuna o suerte estaba parcialmente presente en 80% de las definiciones de la felicidad. Los países donde las definiciones carecían de suerte o fortuna incluyeron: Estados Unidos, España, Argentina, Ecuador, India y Kenya. Incluso en el mismo idioma, las definiciones de la felicidad varían de un país a otro (inglés australiano vs. inglés americano o español guatemalteco vs español argentino). Las implicaciones de un entendimiento de la felicidad basado en la suerte despojan a la voluntad del individuo de la ecuación y pone en su lugar un énfasis en el azar. Conseguirla tiene todo que ver con el destino. El entendimiento de Eudaimonia proviene de la idea de una vida con buen daimón (espíritu o dios) y aquello significa estar bendecido por una vida digna de admiración. Los filósofos griegos —Sócrates, Platón, Aristóteles— mantuvieron que vivir una buena vida conduce a la felicidad. La felicidad no es una emoción sino, más bien, un resultado dependiente de la moralidad. Aristóteles dijo: “La felicidad es una vida vivida en acuerdo a la virtud”. Aunque este punto de vista tiene logros, los filósofos clásicos reconocieron vicisitudes y entendieron que la vida incluye dolor y sufrimiento. Este entendimiento de la felicidad comparte el concepto del dolor ineludible y la comprensión de que pocos la alcanzarían a través de la definición de suerte/fortuna. Derivando de este entendimiento de la felicidad está el concepto cristiano de la felicidad, el cual prevaleció durante la Edad Media y hasta la Ilustración. McMahon asevera que la felicidad puede ocurrir en una de tres circunstancias: el Jardín del Edén; el Arrebatamiento; o en el Paraíso al llegar la muerte. Como McMahon dice: “...es una condición exaltada, reservada para los elegidos durante un tiempo fuera del tiempo, al final de la Historia”. En este planteamiento, la tierra no es más que una sala de espera y la muerte, una puerta a la felicidad. Sin embargo, durante la Ilustración los conceptos de felicidad mutaron de forma radical hacia el individualismo y lo sensorial, enfocándose más en lo hedónico. La Encyclopédie francesa, la que McMahon describe como la “Biblia de la ilustración Europea”, declara en su artículo sobre la felicidad que el ser feliz es un derecho. Thomas jefferson posteriormente sostendría que el derecho a perseguir la felicidad es una verdad evidente. “Cuando el revolucionario filósofo inglés John Locke”, dice McMahon, ‘declaró al final del siglo XVII que la incumbencia del hombre es ser feliz’, se refería a que no deberíamos asumir que el sufrimiento es nuestro lote principal, y que no deberíamos pedir perdón por los placeres de la Tierra”. Este concepto de felicidad, conectado al placer sensorial, ha persistido hasta hoy como una definición primaria de la felicidad en los Estados Unidos.

Matthew Hoffman, Hey Smiley

Peter N Stearns, en su ensayo “La Historia de la Felicidad” para el Harvard Business Review, documenta como los avances en el confort humano de la clase media, desde la invención de la calefacción hasta la invención del paraguas y las mejoras en la odontología, condujeron este desplazamiento de la felicidad. Además, propone que el nacimiento de los Estados Unidos de


América creó un constructo social de insistente felicidad que a su vez justifica su existencia como nación. “No fue ningún accidente”, afirma Stearns, “que la misma nueva nación, para este momento, revolucionara silenciosamente el enfoque sobre la muerte al introducir el jardín del cementerio, en donde la personas pudieran adueñarse de un sentido de paz, sino es que de felicidad, al contemplar el final de la vida”.

espirituales han luchado durante siglos. En el libro Book of Joy, el Dalai Lama y el arzobispo Desmond Tutu argumentan que la felicidad se debe a la recompensa external, mientras que la alegría es interna y duradera. Es cierto que lo que trae a alguien la felicidad externa y temporal puede variar. Pero lo que nos permite obtener una felicidad interna duradera (la alegría de estar vivo) se reduce a una cosa, estar en paz suficiente con nosotros mismos para amar y ser amados: la conexión humana.

La revolución de la felicidad durante la Ilustración permitió a grupos de individuos, por primera vez en la Historia, ver la felicidad como algo en rango de alcance. “Puede que no tengan que sufrir, como una infalible ley del universo,”, dice McMahon, “que podrían —y deberían— esperar la felicidad en la forma de una buena emoción y placer, como un derecho durante la existencia”.

La historia de nuestra conexión empieza con cómo nuestros cerebros han evolucionado. Los sentidos toman pistas del ambiente y de la personas que nos rodean y envían esa información al cerebro. Cuando el cerebro está sano y funcionando eficientemente, la información se toma, se observa subconscientemente y se eleva al nivel de consciencia. El cerebro envía señales al cuerpo, causando que los músculos se contraigan y que el comportamiento necesario se lleve a cabo con el fin de sobrevivir. La clave de las neuronas en el cerebro es que retransmite la información, priorizando correctamente e iniciando acciones rápidamente, es el trabajo duro de los neurotransmisores.

Mientras que esta noción de la felicidad implica muchos impulsos positivos, altruistas y humanitarios, también puede detonar inseguridades, ansiedades y miedos. Stearns cree que la presión por rebosar entre alegría desestima la voluntad del individuo de explorar la insatisfacción. También afirma que “una cultura saturada de felicidad dificulta a las personas a lidiar con la tristeza, tanto en ellas mismas como en otros. McMahon nombra otra faceta de la paradoja de la felicidad, la “felicidad antinatural”, la cual describe como un malestar por no ser feliz. Haybron, por otro lado, cree que la felicidad es antinatural, desde una perspectiva evolutiva: “Los humanos fueron moldeados por la selección natural para ser infelices. La infelicidad provee de un incentivo para continuar luchando por bienes y situaciones que otorgan una mejor diferenciación en favor del éxito reproductivo”. La infelicidad, por lo tanto, es una cualidad evolutiva. Tan pronto se trepe por los escalones de la felicidad, un nuevo peldaño aparece. La ciencia puede, con mucha probabilidad, desafiar nuestras nociones de la felicidad, una vez más, al estudiar las conexiones entre la gratitud y ésta, el ejercicio y ésta, el sueño y ésta, la flora intestinal y ésta, la naturaleza y ésta, el voluntariado y ésta, la meditación y ésta. Puede que lentamente nos acerquemos a una definición más inclusiva de la felicidad, una que incorpore el placer y los grandes propósitos. En su libro The How of Happiness (en inglés: El Cómo de la Felicidad), la investigadora Sonja Lyubomirsky describe la felicidad como “la experience de júbilo, alegría o bienestar positivo, combinado con la sensación de que la vida de uno mismo es buena, significativa y que merece la pena”. ¿Lo único que resta a esta definición? Una pizca de suerte.

La Neurociencia de la Felicidad: Confesiones de un Científica Depresiva Nicole L. Garneau, PhD

Mi ultima sesion de terapia terminó en una explosión de risa. La razón era irónica. Le había dicho a mi terapeuta que había aceptado una invitación para escribir un artículo sobre la neurociencia de la felicidad. La felicidad se siente esquiva para muchas personas y es notoriamente difícil de definir. Pregunté a mi familia, mis amigos, e incluso a extraños que conocí en la calle lo que significaba poder ser feliz, o lo que querían para que sus hijos fueran felices. Se esforzaron por responder, al igual que los científicos, los psicólogos y los líderes

Los neurotransmisores son pequeñas moléculas que ayudan a las neuronas a enviar señales y comunicar a través de impulsos eléctricos. Suena complicado, pero funciona como la ola en un juego de los Rockies. Imagine que cada persona en el estadio es una célula nerviosa. Y que cada célula nerviosa/persona sostiene una cerveza (neurotransmisor excitatorio). Cuando una célula/persona se emociona, la célula tiene un potencial de acción que hace comenzar la onda. Para hacerlo, le entrega su cerveza/neurotransmisor excitatorio a su vecino. Cuando termina de hacer la ola, toma la cerveza de nuevo. El vecino ahora hace lo mismo, entregando su cerveza a la próxima persona para que puedan ser también parte de la acción, y así sucesivamente, la ola continua. En esta analogía, el neurotransmisor es la cerveza enviada por la célula liberadora a la célula receptora, diciéndole que se prepare y abra las puertas para recibir la emoción. Cuando haya terminado, la cerveza (neurotransmisores) es retomada (recaptación) por la célula que la lanzó originalmente, y así está lista para la siguiente onda. Al igual que no todos los estilos de cerveza (ahem, IPAs) causan emoción a toda la gente, ni todos los neurotransmisores. A mi me gusta una cerveza English Brown Ale. Lo mismo ocurre con el cerebro, ambos estilos de neurotransmisores son necesarios para que funcione en la manera que debería. Pero si tiene baja calidad, cerveza “podrida” (neurotransmisores), para empezar, o con un desorden en el cerebro que lleva a la cerveza descuidada entregas, hace que sea difícil para el cerebro procesar limpiamente esa inundación de información que viene a través de los sentidos, controlar emociones iniciar el comportamiento correcto. Esta desorganización causa estragos en usted, física y mentalmente, y no sorprende que relaciones ya que resulta extremadamente difícil de conectar con otros. Eso es lo que ocurrió a mi cerebro. Debido a la genética, tengo un neurotransmisor inhibidor de baja calidad llamada serotonina. Como una cerveza podrida, mi serotonina está bien, pero no genial, y, bueno, como una cerveza podrida, si uno la necesite con suficiente urgencia, cualquier cosa tendrá que ser suficiente. Entonces, eventualmente mi cuerpo se adaptó. Las personas con este cambio genético son menos resilientes al costo neurológico del estrés y el trauma. La serotonina podrida sentó las bases potenciales para un cerebro desordenado, y al agravar esto con un abuso sexual a una edad temprana, y la vergüenza aprendida (que es un sello distintivo de los sobrevivientes de un abuso), la escena se estableció a principios de mi vida para un mayor riesgo de desorganizadas entregas de cerveza. Cuando, primero, perdí un amigo cercano, luego un colega, y después a un miembro familiar en una sucesión rápida en 2017, mi cerebro no pudo gestionar el dolor; a causa de la mala serotonina y la inclinación de mi cerebro a rechazar la cerveza de mala manera, debido a los efectos de las experiencias de la niñez. Por lo tanto,


#Reprueba comunicación neurotransmisora y una capacidad rota para conectar con otros, incluso mi hija. Sabía por estudios científicos sobre padres deprimidos que existía una posibilidad real de destruir el sano funcionamiento cerebro si no trataba mi depresión. Así que dejé de evitarlo. Me apropié y acepté la la mano que me tocó: sufro de depresión. Soy una sobreviviente del abuso sexual, en la niñez. Tengo mala serotonina. Llevaba tambaleado en el acantilado del desequilibrio químico durante años, y finalmente caí. Cuando le dije a mi padre, dijo. “Cuando te rompes el brazo ¿vas a tu amigo para arreglarlo?” Le contesté que no, voy al medico. “Entonces,” continué, “es lógico que cuando te rompas el cerebro necesitas de alguien calificado, también.” Touche. Su mensaje: sin importar cuanto ellos lo quieran — sus amigos, familiares, pareja, etc., no están equipados arreglar su cerebro roto. Luego, hablé con mi terapeuta. Dijo, “te he estado viendo desde hace 10 años, y siempre te recuperas. Esta vez es diferente.” Me recomendó que pusiera mi ego de lado y que programara una cita con mi médico primario. ¡Neurociencia al rescate! Me recetó moléculas pequeñas llamadas SSRIs para bloquear la recaptación de mi mala serotonina por mis neuronas, lo cual deja más disponibles justo donde son son más requeridos. Sin embargo, la medicación no es magia, y estoy aquí para decirles que no les hará feliz. Lo que hace es dar un impulso para dejar de esconderse debajo de las sábanas. Comencé a hacer las cosas que todos nuestros cerebros necesitan para hacernos más resistentes a “los rechazos de de cerveza mal hecha.” No es exactamente ciencia nuclear; moverse, disfrutar, dormir, reflexionar, relajarse, y, sobre todo, pensar positivamente y ser más agradecido. Estas acciones le traerán una base de paz interna, pero no aseguran la felicidad. Que nos lleva devuelta al comienzos; el paso final neurológico en la felicidad es la conexión entre humanos. Cuando nuestras mentes están en paz, cosas buenas nos suceden. Nuestros neurotransmisores forjan una fuerte comunicación entre las neuronas y nuestros cerebros procesan eficientemente la información. Esta ausencia de caos a nivel celular corresponde directamente a la ausencia de caos a nivel de la conciencia, dando lugar a un sentido de paz y positividad. Nos volvemos más abiertos y naturalmente hacemos lo único que la ciencia y la espiritualidad dicen que es lo más importante para la felicidad duradera; abrimos las puertas que normalmente nos impiden conectarnos genuinamente con otros. Esto ocurre porque somos vulnerables y presentamos nuestros seres reales, sin vergüenza ni culpa. Sentimos como si pertenecieramos e iniciamos comportamientos que reflejan paz interna. Apartamos el ego para dar y perdonar; nos permitimos mirar a alguien a los ojos y sonreír. Estos pequeños actos de conexión humana tienen la capacidad debido a las células cerebrales especializadas llamadas neuronas espejo. Estas increíbles neuronas ayudan al cerebro a percibir las acciones y sentimientos de otros y le permiten realmente sentirlo como si el individuo estuviera haciendo y sintiendo, y entonces el cuerpo está inclinado a reflejar lo que percibe. Cuando se sienta bien, en paz, se dará cuenta que no requiere ningún esfuerzo para sentir como no está solo o sola. Levante la cabeza lejos del teléfono y sonría al otro, y entonces, recibirá un diluvio de endorfinas buenas en su cerebro. El acto de conexión humana le trajo la felicidad, e igual de importante, pasó la felicidad a otra persona. De hecho, sus neuronas espejo están trabajando ahora mismo, solo por leer a sonriéndose mutuamente. Y si eres como yo, al sentirse en paz y generoso con usted mismo, su espíritu se siente más vivo. ¿Cómo se vería nuestra ciudad cuando nos miráramos de verdad -- cuando sonreímos a los extraños porque creemos que la única manera de levantarnos es levantarnos juntos? Parece una ciudad que estoy orgullosa de llamar hogar y un lugar que dará forma positiva a mi vida, y a su vez a la vida de mi hija.

Godding

Ellin Rosenthal Mis padres no sólo expulsaron a Dios, estrujaron la espiritualidad por completo de casa. No los resiento por esto. Los quiero mucho y creo que hicieron lo que les pareció correcto. Sin embargo, vine al mundo como alguien en contínua búsqueda a respuestas sobre mi posición existencial. Estaba obsesionada con encontrar una Teoría Unificada del Todo que pudiera, con certidumbre, clarificar un montón de preguntas que tenía sobre esto de ser humano. Esperaba lanzar al universo esta pregunta: ¿lo estoy haciendo bien? Y en respuesta, esperaba que el universo devolviera a mi lado algún profundo entendimiento. Me educaron para entender a las personas religiosas como débiles de mente que creían que Dios era un viejo barbudo sobre un trono “allá arriba”, el cual decidía a quien le daba cáncer y quien ganaba el gran partido. Esta frecuente representación de Dios y los persistentes aullidos parentales de desprecio ante cualquier interés expresado por la religión, crearon en mí un efecto pavloviano que me aflige hasta hoy: cualquier mención de Dios, sin importar el orador o circunstancia, crea en mí la urgencia de salir del cuarto. No fui a la escuela dominical hebrea. No tuve Bar Mitzvah. No fui ni al Bar Mitzvah ni al Bat Mitzvah de otros. Fui a bodas y funerales familiares. Incluso fui a la iglesia un par de veces, con amigos. Sin importar la religión. En cualquier caso, hubiera sido como un alien, petrificada en una sinagoga en donde me hubieran pedido cantar algo en hebreo, o en una iglesia donde no hubiera sabido cuando arrodillarme ni cuando pararme. Decir alien no es exageración. Estoy bien por encima de los cincuenta años y sólo hace relativamente poco aprendí que los judíos se llaman a sí mismos “las personas de la Palabra” o “las personas del Libro”. Hace poco comprendí que John, en el Nuevo Testamento, comienza con “En el principio fue la Palabra”. Pero estas menciones del lenguaje han demostrado ser un portal a una idea personal, una idea que se ha hecho importante para mí, llámalo Dios o no-Dios, o lo que más te acomode. En 1996, mi esposo y yo escogimos el nombre de nuestro hijo, Jaren, de un libro de nombres. El libro decía que significaba “cantar” en hebreo. Mentalmente reconocí la afiliación judía, pero aquello no motivó la decisión. El nombre de mis dos padres empieza con la jota —lo que llamó mi atención. Mi lado de escritora soltó una pequeña risa. “Suena a un gerundio”, me dije. Un gerundio es una palabra que se deriva de un verbo pero que funciona como un sustantivo. Una palabra que es dos cosas a la vez, muy como yo, que siempre he deseado ser muchas cosas.


Una palabra que describe mis otras cosas favoritas: siendo, creando, dudando — todas las palabras que pueden ser verbos y sustantivos, dependiendo de cómo se usen. Una palabra que en su potencial subversión, que en su capacidad de acomodar múltiples formas de ser en el mundo, me trae alegría a todos los niveles. Tan pronto acordamos el nombre de nuestro hijo, el gerundio se convirtió en mi palabra favorita. Aproveché toda oportunidad para hacer chistes de gerundios (Un gerundio y un infinitivo entran a un bar, pensando en beber), para señalar los gerundios dentro de las frases, para expresar la felicidad que el mundo me daba y cómo me recordaban a mi hijo. Dos décadas después. Aunque aún cargaba con ese desagrado de pedigree por el lenguaje religioso en torno a Dios, tuve una creciente disposición a apostar por la idea de que había más detrás de lo que se me enseñó a creer. Llevo dos años en un viaje de preguntas, tratando de averiguar mi propia espiritualidad, entrevistando a familia y amigos, leyendo tratados sobre religión, teología y filosofía. Mi epifanía ocurrió hace algunos meses, cuando mi cuñado, pastor con un doctorado en teología, dijo algo que arrasó conmigo. “Despojando la religión”, dije, “despojando el lenguaje de cualquier religión. ¿Qué es Dios? “Dios es un verbo”, me dijo. “Dios en verdad debería expresarse como un verbo. Dios como un estado del ser”. Tuve tres pensamientos de golpe: Primero: Oh mierda...no sabía que se podía decir eso. Eres miembro del clero. Llevas un collar. Eres, profesionalmente, un hombre de Dios. ¿Por qué no dices que Dios es un viejo barbudo sentado en el trono, gritando a todos que pensar? Segundo, estado del ser, siendo, parece casi un gerundio. Y tercero, si hay alguna idea de Dios de la cual pueda sacar provecho, entonces la única manera de alcanzarlo es creando mi propia palabra, mi propio nombre para el fenómeno que otros llaman Dios. La palabra debe ser un gerundio, porque los humanos estamos siempre vibrando de un estado de ser al otro, siendo de aquí a allá, y para eso necesitaba también una palabra. La declaración de mis padres (Dios no existe), se convirtió entonces, en una sensación vivida, sino es que religiosa (no hay nada más que Dios) la cual evolucionó con la ayuda del entendimiento del clérigo (Dios es), ulteriormente hasta tomar el verbo a un nivel de gerundio: Godding. A través de mi evolucionante comprensión, y una cucharada de humildad para recordarme que nunca seré capaz de clamar que entiendo aquello que yace fuera de mis límites humanos, ahora estoy aprendiendo a ser feliz y a aceptar la certidumbre de mis incertidumbres y la permanencia de mis impermanencias bajo la condición de que, mientras viva, y continuaré buscando significado, lo cual es un gerundio, por cierto. Siempre pensé que sería la última persona en buscar la felicidad a través de Dios. Sin embargo, al final, mi búsqueda ha ciertamente traído una forma de felicidad a través de una palabra que encapsula, lo que he llegado a creer es, mi vocación como ser humano, vis a vis del universo. Deseando, creando, anhelando, siendo. En el diccionario, algún día escribiré “Voluntad de Dios en gerundio: Godding”.

Una Reverencia Al Pacífico Jonathan White

Cuando pienso en el Oeste, pienso en el Pacífico, el “golfo pequeño” como lo llamó desde hace mucho tiempo por sus formas pacíficas. Ahora sabemos que no es un golfo pequeño, sino el océano más grande de la planeta. También sabemos que no es pacífico. Crecí en este océano, literalmente, en las playas del sur de California donde las piedras y la arena del continente resbala hasta el mar. Hacía castillos de arena, pescaba el agua, surfeaba las olas que Chinn Wang, WaveSandcastle surgen desde el mar de Bering, durante el invierno, y navegaba miles de millas junto a la costa y más lejos también. Durante mi adolescencia me mudé al Noroeste, donde vivo actualmente, en una isla pequeña cerca de la frontera con Canadá. Como marinero había hecho el viaje desde Seattle a Alaska docenas de veces, son los canales estrechos de la marea los que resuenan en mí con mayor fuerza. Estos son los lugares donde las corrientes tiran con un frenesí de agua blanca mientras que la marea lucha para entrar y salir; lugares a los que un marinero prudente no aventura excepto durante la marea correcta. También son lugares que enfocan la memoria y la imaginación, donde uno puede ver y sentir la luna en el agua. Fue esta costa, estas aguas, las que me invitaron a explorar las mareas en una de las esquinas más remotas del mundo. En Francia, entrevisté a los monjes que vivían en el monasterio envuelto entre las mareas del Mont Saint-Michel; en China, competí con el Dragón de Plata, un barco de 25 pies con el que choqué 80 millas arriba del río Qiantang; y en el Ártico, me metí debajo del hielo con Lukasi Nappaaluk, un mayor Inuit, para buscar mejillones en los huecos dejados por las mareas altas. “Noo lo hagas solo,” alguien me advirtió. Pero no fue necesario . Prácticamente me sujeté a Lukasi mientras bajábamos por el hueco pequeño que talló, aterrizando siete pies más abajo, en un mundo inferior, oscuro y cálido. Durante unos minutos estuve desorientado. Mis lentes y mi cámara se empañaron imediatemente. Mientras mis ojos se adaptaban, noté que el piso del mar retrocedió en algunos lugares, permitiendo bastante espacio para estar totalmente de pie. Una luz azul tenue penetraba desde arriba por donde el hielo era fino o fracturado. Piezas de alga y detritus estaban atascados aleatoriamente al techo–evidencia de la última marea alta. Lukasi coleccionaba los mejillones mientras que yo sentía, í sin moverme, mi respiro superficial y rápido, notando el ambiente raro. Sentía como su hubiera bajado a un reino completamente desconocido e inesperado, como el hueco pequeño nos permitió entrar misteriosamente no sólo abajo del hielo, pero también debajo de todo el mar. En un estado de ensueño, me sentía dentro el cuerpo del océano. Sin importar cuán lejos estaba , o cuán profundo, el Pacífico siempre me llamaba. Aquí, busqué las mareas más rápidas y de mayor miedo. En Yaculta Rapids en la costa de BC, choqué con una ola de cuatro pies; en Sergius Narrows, Alaska, casi me volqué sobre un remolino absorbente . A mitad del camino de la costa de BC, intenté navegar a los rápidos de Nakwakto y fuí rechazado. Espere a que el agua se tranquilizara, también, y ví una calma mágica relajarse como una manta. Durante unos minutos, el mundo pareció detenerse. Era como la recompensa luego de horas de meditación, cuando la mente al final se agota y se relaja, y sólo queda la respiración. En ese silencio y la belleza exquisita, uno puede ser convencido que todo en el mundo ha parado, listo para empezar de nuevo con la próxima marea.


El Lugar Feliz Emily Vizzo

sobre una banca, mirando como el sol se pone entre las viejas ramas de árboles perfumados, mascando dulces amargos de cereza de un empaque de celofán. Las luces tempranas del invierno centellean en las ventanas de las tiendas. Un niño corre hacia mí, buscando en mi cara. ¿Qué estás viendo? quiere saber. El científico sale. “Yo creo que ella también es especial,” le dice al niño.

Las Vegas, Nevada: A mil millas por encima de los 100 grados de calor y casi siempre que subo a la piscina, mi tío se suma conmigo, con sus pantalones cortos de amarillo canario, contándome historias sobre la abuela y papá. Mi tía me prepara el almuerzo, dispuesto en una cursi simetría como un almuerzo de primaria: taquitos de frijoles, gajos de naranja, una arreglada pila de lechuga cortada, una cucharada de guacamole. Ceñidas, regordetas y púrpuras uvas. Los taquitos de frijoles son iguales a los taquitos de frijoles que mi papá freía para cenar, puestos a escurrir sobre una toalla de papel doblada. Hablamos sobre la motocicleta que mi papá acababa de comprar para pasear tranquilamente los domingos.

Las dos caras que me buscan brillan pálidas en el oscuridad. Estiro mis brazos para que me levanten.

Floto en el agua salada, con demasiada flojera para patalear, imaginándome a mi papá serpenteando el Valle de Santa Ynez con su nueva y azulada felicidad. Cada vez que un jet flota sobre nosotros, en el espacio aéreo de Nevada, mi tío lo señala y anuncia su destino.

Todo me deleita. Me parezco a las mujeres caminando por las calles. Todos los hombres se parecen a mis tíos. Los dos aún están vivos, y sus esposas pusieron billetes de $20 y bufandas hechas a mano en mi maleta antes de que me fuera. Él, quien se suicidó. Si, los hombres en las calles de Alassio -- se parecen especialmente a él.

“Ése va para Hawaii”, me dice. Estamos encantados, imaginándonos los mai tais en vasos de plástico, las sobrecargos con arreglos florales de plumerías abrochadas a sus pulcros moños de bailarina. Las olas turquesa estrellándose y la guirnalda de orquídeas al llegar. A nuestro alrededor el desierto endurece el calor. O quizás sea al contrario. Mi tía desliza la puerta corrediza, tres cachorros con sus pequeños ladridos junto a sus talones. No hay manera de que mi tío pueda saber que ese jet este rumbo a Hawaii, dice ella. Él dice, sin embargo, que lo sabe con toda seguridad y que ¿quién puede decir que alguien no está volando a Hawaii justo ahora? Alguien allá afuera está en camino, y estamos felices por ellos. Isla de Santa Cruz, California: El ferry que cruza es gris y suave; delfines saltando entre la estela turbia del mar y las aves marinas pescando sobre las algas flotantes. Los científicos y yo desembarcamos hacia el camino del rancho con nuestras mochilas colmadas, a la búsqueda de zorros isleños.

Alassio, Italia: La larga, fría y sinsentido semana entre la Navidad y el Año Nuevo. Había esperado sentir algo importante, una epifanía orquestal de sangre y ancestros, pero en lugar sólo me siento feliz. Los árboles que enfilan la calle están llenos de naranjas. Unos cuantos surfistas azotan entre las aplastantes olas blancas. Llevo un abrigo rojo con capucha y bolsillos satinados.

Valbonne, France: Para la Nochevieja me pongo una falda negra y vieja, una que me ha visto bailar por las calles de Nuevo Orleans. Uso una cuchara pequeña para poner crème fraiche y caviar de patatas troceadas a la mitad: dos tipos. En la fiesta, trago enormes ostras oceánicas que abrillantan mi garganta con agua salada. Atiborro el pan con foie gras. Los hombres llenan un barril con fuegos artificiales de grado comercial y los centelleos retumbantes llueven sobre nuestras cabezas junto a la lluvia real, una ligera neblina brilla en el pelo fino de cada mujer. La mujer a mi lado estudia los patrones sexuales de moscas de fruta, en Niza; lleva un elaborado collar, como un peto de ónix. En la escalera, mareada, eufórica, en los primeros momentos del Año Nuevo, llamo por Facetime a mis sobrinos en California. Estamos planeando una pijamada, una de esas en las que todo el mundo duerme en el suelo y el salón, y en las que al despertar comemos donuts y salimos a la playa.

El aire es aromático en Potato Bay mientras desempacamos nuestros sandwiches y senda abajo debajo del encinillo vemos a los zorros. Tomo fotos de los científicos tomando fotos. Brincamos por encima de piedras y bebemos vino entre la tarde fría y ventosa, esperando a que vuelva el ferry. Mis manos están tan frías que no tengo un buen agarre; me río cuando mis piedras alcanzan el agua y rápidamente se hunden, luego de rebotar un par de veces. Los científicos saltan sobre las piedras, tan lejos que no los podemos ver. Cuando encuentra una piedra que le gusta en particular, me la pasa para que la arroje de vuelta al océano. No puedo parar de hablar de zorros. Ahwahnee, California: La terraza afuera del hotel es amplia y panelada; se abre ante una tela de cielo azul, del color de mis más viejos vaqueros cortos ; los que tienen hilos blancos y abalorios plateados cosidos en los bolsillos traseros. No muy lejos, un collar de caléndulas alrededor de la montaña de otoño. Queremos ver las estrellas en una noche especialmente fría, y el científico sostiene una silla mientras yo trepo hasta el poste de luz y desenrosco la bombilla. Apunta su cámara hacia las constelaciones y yo hago una cama de sábanas y almohadas sobre el tablón. El frío y el invierno y las estrellas fulgurantes me empujan más y más hacia las cobijas de franela. Tengo sueño, de esos que combates, y sigo medio despertando ante las estrellas reales y ante el reflejo de las estrellas en el lente del científico; me las enseña una y otra vez. Cuando, al día siguiente, rompo accidentalmente una botella de vidrio entre el empedrado y mi pulgar, el científico envuelve mi sangre en un pañuelo azul; un tul sobre las cascadas congeladas nos azota con su brillo sobre nuestros rostros adormilados. Es ridícula, esta dulzura de otoño. El científico está dentro del mercado del parque, comprando un par de latas de pinot noir de Oregon para colmar nuestros vasos de papel. Estoy fuera, recostado

Mis sobrinos no saben sostener el teléfono y mi pantalla es como un acuario, con sus pequeñas, jubilosas caras desapareciendo y reapareciendo de golpe.

Chinn Wang, FoxOrchid

Valle de Iao, Maui: Un hombre se detiene al costado de la carretera y compra dos barras de pan de plátano. Comemos el primer pan ahí mismo, en el asiento delantero, el hombre me alimenta el suave y fragante corazón con sus dedos.

“Dejaremos el resto para el pan francés”, me promete. Esa noche nos sentamos en la lluvia, azotando nuestras cabezas a carcajadas. El jardín delantero iluminado a media luz. Ginebra, banana, jasmín, plumeria, gatos silvestres, la línea del tejado de la casa de muñecas de su hija. En San Valentín comemos pizza, los tres. Y jugamos al Clue. cada uno está seguro que ha olfateado el misterio, pero al final nadie estaba ni siquiera cerca de la solución. Toda la semana he sentido el pesado olor a nardos en mi habitación. Mis trajes de baño mojados se apilan en la ducha. Estoy destrozada de felicidad. Costa Norte, Oahu: Nugget y Nala me siguen de un cuarto a otro cuarto, su ancho bulldog inglés camina incómodo sobre sus piernitas. A Nala le gusta revolcarse sobre su espalda en el sol, provocándose comezón con alegría y la panza rosada al aire. Al moverse de izquierda a derecha, aplasta pétalos de plumeria. Durante una caminata en Turtle Bay, le digo a Ash que es hora de sentarme en la arena de la Bahía de Kawela, un espacio verde y protegido por dos arrecifes a media distancia. De entre los arbustos tropicales y los pinos emergió un fibroso y sonriente surfero brasileño. Mayormente hablaba portugués, pero en inglés me preguntó si me gustaba el chocolate. Ash y yo tenemos que sentarnos en la arena, nos reímos a carcajadas por los


Cocoa Puffs. En el bar del hotel ordenamos un cóctel ridículamente batido, empapado de ron, vainilla, bananas y azúcar. Las cola para pagar está repleta de parejas con resaca, con sus trajes de baño en Foodland, empuñando botellas baratas de champaña y mimosas en vasos para llevar. Para mi deleite, mi número Kama’aina aún sirve. Verás, alguien alguna vez me dijo “la felicidad está sobrevalorada”. Ventura, California: Mi hermana baja de mi auto en la mañana de Pascua en un largo vestido azul y blanco de marinera. Nos tomamos turnos arrancando latas oxidadas del cementerio enlodado, congestionado de pasto, en donde nuestra abuela y su hermana están enterradas. La tierra es recia y finalmente tomo un par de pinzas del centro de la consola de mi coche y uso la punta de aguja para sujetar cada borde, delgado y torcido. Sacudimos con fuerza la lata, dislocándola centímetro a centímetro de la tierra. A lo lejos, dos niñas, probablemente hermanas, corren en vestidos blancos y largos de Cenicienta entre las lápidas. Saludamos al hombre en la fila junto a nosotros, usa muletas para moverse por las tumbas y se lava las manos bajo una pequeño grifo mientras coloca pequeños buqués en el suelo. Nuestras lápidas están sucias por la lluvias reciente, limpiamos la faceta con agua. Dejamos orquídeas en el agua fresca. En el jardín trasero, mis sobrinos, con sus camisetas de color melón, me dejarán sostenerlos. Corren tan fuerte sobre el pasto para la familia que, repletos de una alegría más grande que sus pequeños cuerpos, cuando los sostengo el corazón les pulsa, a través de la camisa y hasta mis manos. Después, nos enteramos que el perro de mi tía, el más viejo, se ha ahogado en la piscina en Las Vegas. Santa Bárbara, California: El herbario tiene un vestíbulo en la entrada y las despensas están apiladas con especímenes cuidadosamente limpiados, prensados, montados y congelados. Un amigo nuevo me explica que antes de poder montar los especímenes de abejas primero se deben lavar y secar. Para lavar una abeja, hay que colocarla dentro de una bola infusora de té de hacer inoxidable. Luego, desechar el té de abeja y usar una secadora y cuidadosamente calentar el insecto hasta que el resto de agua se evapore. Escucho con el nombre de felicidad en la boca, como un perfecto capullo de rosa. Los latidos de mis sobrinos, en la punta de mis dedos. El herbario, la historia de que las cosas viven. A fuera la falda de las colinas puede que aún se ase entre incendios. Personas se ahogaron en el lodo y la lluvia del invierno pasado. Una bebé desapareció en las pistas de ski, y nunca la encontramos. Verás, la felicidad las echa de menos. La felicidad será más longeva que todos. Lo vi claramente sobre una carreta vacía, arrastrada por un monje cruzando Constance Avenue, frente a mi coche en reposo. El letrero decía, “voy caminando alrededor del mundo”. Y puede que haya sido una mentira, o un deseo, o un hecho cuantificable; me doy cuenta que todas las piedras que recojo cerca del océano embonan perfectamente en mi mano. La felicidad no es delicada. Hay libros enteros dedicados a la historia de los tulipanes. Lector, si estuvieras más cerca de lo que están estas líneas publicadas, te extendería la mano y te pediría que la tomaras.

Una Campista Feliz Kurt Caswell

Para la ciudad de Denver Cuando era un hombre más joven viajé a la tierra salvaje —principalmente a pie y por canoa -- para probarme, para exponerme al viento y al sol, a la luna, el cielo de la noche, a la lluvia, al frío, a la soledad. Así, las pruebas revelaron las rajas y las debilidades en mi vida, y también me acercaron a los ritmos de la creación. En esos días, cuando me siento digno de estas pruebas y estas pruebas son dignas de mí, voy a la tierra salvaje por algo diferente; voy por la soledad, el refugio, el silencio. Y cuando voy, llevo mi vida conmigo, porque

prefiero vivir la vida que ya tengo en vez de hacer un intento de escapar de ella. Pero lo que mayormente quiero dejar es la mundo mecanizado, el ruido y las plumas de la industria, la mezquindad y las crisis egoístas de las personas. Para todos los que hemos crecido en ella, en sus ciudades y el zumbido sin fin de motores, transformado en un lugar de ruido y distracciones que, nos limitan el crecimiento de la mente, y del cuerpo también, y creo yo, también, del corazón. Para replicar esta dispersión hago camping porque me hace feliz. Tengo una adicción aque mi auto que se convierta en una a utocaravana. Lo mantengo casi todo empacado y listo para ir en cualquier momento. Satisface mis necesidades básicas y, como me gusta llevar mi trabajo conmigo, puse un panel solar para tener electricidad. Conozco un lugar a una hora de mi casa donde es gratis hacer camping y no hay muchas personas: una mesa de picnic, un inodoro básico, un lugar para hacer fogata. No es mucho, que es la razón precisa por la que voy. Sólo unas horas de prepararme y de conducir y estoy allá. Desde mi campamento, veo unas colinas tiernas al norte donde venados pastan, y al sur, una meseta larga subiendo desde un lago alcalino, que a veces está lleno con agua. Durante el otoño y hasta el invierno, el lago se transforma en una avanzada para grullas. Las veo pasando por lo alto mientras se mueven desde el lago por la mañana y volver en la tarde. He visto lagartos cornudos tomando el sol alrededor del lugar para hacer fogata, tarántulas caminando por el camino lleno de huellas de neumáticos y la piel de muda de un serpiente haciendo ruido en el viento caliente. Al atardecer, un par de nidos de grandes búhos llaman desde un viejo álamo en un stand de Hackberry y Osage naranja. Y un poco más tarde, en la oscuridad, los coyotes cantan, y mi perro, tan libre y fácil en su estado primitivo, canta con ellos. Estos ruidos y texturas, el aire fresco entrando después del sol mientras me siento en mi silla con una taza, algo vertido dentro,vertido en mí, me dice que los patrones ansisos de la tierra sobreviven todavía. Mientras me siento y escucho, aún siento un poco de esa ciudad oxidada, pero lentamente, entonces, la actividad en mi mente se calma. En un estudio de 2012, tres psicólogos—Atchley, Atchley, and Strayer— notan que ambos, adultos y niños, pasan menos tiempo en la naturaleza, y pasan más y más tiempo usando “tecnología exigente de , que” entre otras cosas, “requiere con regularidad que damos atencion a eventos repentinos, [y] cambiamos de una tarea a otra.” Todo esto daña la atención, todo el consumo de medios que distrae y el esparcimiento de la mente, nos hace ansiosos e inquietos. ¿Qué pasa en la mente, pregunta el estudio, cuando tecnologías así--principalmente nuestros móviles y tabletas portátiles-- son sacadas, y luego, reemplazadas por una inmersión en la naturaleza? Después de sólo cuatro días en la naturaleza, los sujetos del estudio aumentaron “el rendimiento en la tarea creativa de resolver un problema por 50%.” Con inmersión en la naturaleza, sugiere el estudio, somos más creativos, nuestras mentes funcionan mejor, podemos pensar y actuar y vivir lo mejor que podemos. El estudio “establece que hay cuestas cognitivas asociadas a la exposición constante a un ambiente lleno de tecnología, ambos suburbano y urbano.” Lo que necesitamos, dicen, es más tiempo en “ambientes naturales, como el ambiente en el que evolucionamos,” porque “está asociado que la exposición a este estímulo elicita una fascinación tierna y ambos generan un efecto positivo emocionalmente.” Me gustan mucho estas frases: “una fascinación tierna,” y “positiva emocionalmente.” Y creo que entiendo lo que significan porque en mi pequeño campamento siento una calma y una claridad de mi mente, y siento una ternura sobre mis hombros y mis ojos que no está presente en la ciudad. Salgo de mi camión cuando llego a mi lugar, y el mundo allá está todo frente a mis ojos, el mundo real, lleno de belleza y misterio de nuevo. Aqui tengo tiempo para hacer todo que quiero hacer en casa. Tengo el tiempo para leer, para andar, para cocinar, para hacer nada. Y hacer nada en casa es muy diferente que hacer nada aquí, mientras estoy en el campamento. Es crítico para la salud humana a veces no hacer nada, para dedicarse a, lo que el filósofo alemán, Kant, llamó “lleno de propósito sin un propósito.” Tenemos que terminar nuestras tareas, claro, pero hacer camping nos da una distracción dentro de una vida que normalmente está llena de actividad. Necesitamos descansar , pero no de una manera vaga. Hacer nada durante el campamento tiene un propósito especial. Basado en la luz y en el brillo de objetos naturales, estamos maravillados por la finitud del ser humano contrapuesta a la infinidad del cósmico profundo. Y mientras que esa pensamiento parece grandioso, no tenemos que pensarlo cuan-


Sporting Smiles, Samuel Speedily Skateboarded Somewhere Spectacular, Noah Larson


do estamos en la naturaleza. Mejor simplemente dejar la consciencia de nuestras pequeñas vidas lado ante un océano sin fin de estrellas manifestándose. Mientras hacemos camping, podemos permitir que el propósito de nuestras vidas se quede en una forma sin propósito, un estado que ofrece una fascinación tierna, como el relajante para el ritmo natural de nuestras vidas. En mi lugar, una tarde—fue una tarde de primavera—tenía un pan en el horno, un pollo esperando el asado, y espárragos. El sol, ahora en el horizonte, permitió un poco de humedad en el aire. Mi perro había comido, y ahora buscaba la línea de árboles. Eso por sí solo fue suficiente, pero no fue todo. Estuve mirando un álamo, y sobre él una gran figura, posando con su monto de plumas. Miré hacia otro lado, por un momento para hacer algo, cuando una forma gris apareció sobre mi cabeza. Por encima de mí, ese gran búho cornado se sentó sobre mi camión. Nos miramos el uno al otro pero no dijimos nada porque no había nada que decir. Y entonces el búho tomó vuelo al aire y siguió su camino para volver a la seguridad de los árboles. Permití ese momento calmarse y enfriarse, y luego puse el pollo y el espárrago en el asado.

No es La Magia

Kimberly McClintock Para vivir creativamente es vivir al lado el caos. ~ Robert Grudin, “The Grace of Great Things” Empieza con tu propio cuerpo luego se mueve arriba, pero no demasiado lejos. Nunca trates complacer una ciudad, por ejemplo. ~ Stephen Dunn, “How to Be Happy: Another Memo to Myself” Vivir como artista significa vivir por su ingenio, como lo hacen los ladrones. Sabiendo eso, padres alientan a sus hijos estudiar algo “útil” durante la universidad. Yo tenía padres sensibles así, pero, afortunadamente, míos también fueron malos planificadores y cuando llegó el tiempo pagar la matrícula, y tuve que hacerlo sola. Durante mi tiempo estudiando literatura, Stephen Dunn me enseñó que una mentira que sirve la verdad es más honesto que sentimentalismo; y que el aburrido está en mí, no está en Raymond Carver. Aprendí mucho sobre discernimiento en el MFA programa de Warren Wilson por escuchar a unos miembros futuros de MacArthur, quien en ese tiempo fueron desconocidos, discutiendo la estética, artesanía, y la práctica de escribir. Perseguir esas licenciaturas “inútiles” fue un acto de fe a mí mismo y un compromiso a mi vida como artista, pero terminar pagar mis préstamos estudiantiles el año pasado fue el primero éxito claro que había tenido desde que me gradué. Si tienes ganas de vivir una vida artística, también es probable que estás inclinado a dudar y a la satisfacción. Cualquier sentido resembrando la felicidad durante los 30 años atrás viviendo como artista había estado un biproducto de productividad, que requiere bricolaje el último aprovechando de su ingenio. “Práctica hace perfección,” dicen, pero podría decirse que la perfección elude todas las artistas, incluye la artista más practicada. El proceso es el único elemento de una vida artística que uno puede cometerse y que puede ejecutar perfectamente. Es la única esfera de la vida creativa sobre que la artista tiene control completa. No una obra de arte está terminada, solo está abandonada en la desesperación, dijo Ellen Bryant Voigt citando Valery, o quizás Paul Celan, o quizás DaVinci. De todos modos, cuando aceptamos que nuestras tareas nunca van a darnos satisfacción, podemos ver con más claridad cuando echarlas. Antes de que es la tierra, ya tenemos que estar trabajando en un proyecto nuevo. Usa tan poca energía que posible en decidir de nuevo hoy lo que ya ha decidido al final ayer. No gastes energía preguntándose porque, si lo hace la cosa correcta, su atención está rota y se siente incómodo en general. Lee Rilke; permítase estar tranquilizado que la satisfacción, la vergüenza, la incomodidad, dificultad, y la soledad — la soledad horrible, dolorosa, mortificante — asiste todos los trabajos creativas. Caminar al dentro su mismo y no ver a nadie durante horas, escribió Rilke, eso es lo que tiene que alcanzar. O, como dice una amiga mía Karen, La persona que no pertenece en ningún lugar, pertenece en todas partes. Piensa lo menor posible sobre el mercado. Como dijo Mary Karr hace unos años en el Tattered Cover, siempre estará un mercado para trabajo bueno. Nuestro preocupación es hacer trabajo bueno. El Dalai Lama nos avisa que consideramos nuestra iluminación no más de una vez por década. Podemos

hacer lo mismo con nuestro producto creativo. Dase una década para aprender tu industria sin una persona mirando por encima de su hombro. Haz un trabajo al lado. Que no preguntes a su trabajo creativo sostenerse. Enseñase cómo vivir con poco, cultivar la satisfacción con sencillez. Pregunta una y otra vez, ¿Que requiero? ¿Qué son los obstáculos que están en frente que puedo controlar? Los motociclistas, los esquiadores, y los artistas tienen en común que van donde miran. El trabajo es sagrado. Representar es un regalo. Se lo sirve, no el revés. Trata la práctica de arte con la seriedad que aplica a cualquier otro trabajo. En elegir el trabajo al lado considera que uno llama lo menos de su atención, porque está demasiado interesante, o porque está demasiado aburrido. Pasa las primeras o las últimas horas cuando está despertado durante la semana, la mayoridad de Sábado y un parte de Domingo practicando su arte. Estudia su arte mientras que comes el almuerzo. esta dedicación no va a encariñarse a su jefe. Si su jefe está haciendo su trabajo, puede ver su dedicación como una distracción desde su vocación. Es justo. Renunciar a lo, priorizar sus esfuerzos. Sea sin remordimientos. Que no esperes para permiso, pero no cultives drama. El drama reclama todos los recursos disponibles y con frecuencia está confundida para la vida. Esforzarse, como avisó Sócrates, por saber tú mismo; ser alguien en quien nada se pierde. La meditación es útil hacía este fin. Entrena el mente distinguir entre pensamiento y el pensador, separar del historia, enfocarse. Relaja la mente y el cuerpo mientras enseñar ambos que es posible estar cómodo con la incomodidad. Esta separación también apoya un escepticismo necesario con una consideración a los opiniones a su jefe, padres, pareja, y el comunidad en general. Hay numerosas estrategias para empezar con la meditación; si una falla, busca otra. Ser inflexible en evaluar que esta efectivo para su mismo. Cualquier práctica puede apoyar una historia que se inspira, pero como una regla sospecha lo que quiere cualquier persona, su mismo incluido, que “debe” hacer. Práctica una ocupación diferente que su arte como si fuera su arte. Como concluye Stephen Dunn en una poema, que aquí implementó como una epígrafe, “Aprende como hacer algo: | comida, una caja para los zapatos, a día bueno.” Esquiar y montar una moto están lo que yo he elegido. Estés pasatiempos tienen dos elementos en común: una demanda para todos los recursos disponible, y fronteras que están discreto y flexible. Lo que elige, tiene que recordarse que participación total a veces está hecho sin esfuerzo. Como mis títulos fueron unos actos de fe, también está la práctica diaria del arte. La novela no está escrito antes del almuerzo, como dice Colum McCann. Nada está logrado en un día. Enseña el mente. Mantenga el cuerpo. Estas actividades están tan importante como estudiar y practicar el oficio si la productividad por la terma larga es la meta. Convenientemente, estas actividades también llenan las horas que de lo contrario, ciertamente estarían ocupado por la angustia debilitante. Que, como el drama, está astuto en su habilidad de hacerse pasar por la obra real. Que no es. Estamos lleno de la angustia porque nuestro gusto burla nuestros habilidades (Ira Glass), pero también porque como dice el profesor de la meditación, Peter Williams, El tipo quien estaba relajando al lado el fuego fue comido. Descendemos desde los que sobrevivieron; no relajaron. Y entonces nuestro sentido que la vida está buena y llena de posibilidades hay que estar cultivada -- una mensaje no menos urgente para su comercialización ubicuo y simplificación excesiva. Una vida artística, una vida de la mente, es ambos una decisión y un actitud. Mientras cultivar la sencillez, cultiva también un sentido de la abundancia y, de nuevo, la gratitud. Los días de una artista están llena de momentos de acción decisiva por estas líneas. Cómo pasamos nuestros días escribió Annie Dillard, es como pasamos la vida. Hace su propia plastilina, y su habilidad hacerlo hay que estar renovada rutinariamente. Conocer su mismo significa saber que siente lujoso. Exalta en lo. Ten fe que crea espacio para su imaginación. La libertinaje juiciosa es una expresión de libertad. Conecta con lo que tiene y deja espacio para imaginar. Rutinariamente, las artistas logran lo imposible: hacen algo desde nada. Que bien esta para la corazón saber que saber que no es magia, escribió Mary Oliver sobre Stanley Kunitz. Soy un granjero dijo el porto Jack Gilbert, un granjero de la poema. La artista en babia, siempre soñando, es un mito. Las personas que quieren hacer arte existen entre los mejores equipados para abordar la realidad. Aunque el arte parece magia, no está creado por mago, pero por atletas de la alma cuyos sustentos -- y en la economía de la sabiduría, la economía de artistas, el sustento está medido por producto, sí, pero también por la salud de la práctica -- depende en una evaluación grave de la realidad. ¿Que requiere para actualizar una instalación? ¿Una novela? ¿Una Ciudad Feliz? Una artista sabe que para vivir por su inteligencia hay que quedar la inteligencia, y eso requiere no la magia, pero resolución. La resolución usar la práctica de la satisfecha, y encontrar la felicidad en la acumulación de esfuerzos por días, meses, años.


la soledad y la depresión. Saludar al cartero o hablar con otros padres durante al dejar a los niños en la escuela proveen de la oportunidad de sentirse contactado a otros y a la comunidad en general. Sin embargo, el uso cada vez más común de teléfonos inteligentes está ahora interrumpiendo nuestras interacciones sociales mientras estamos fuera de casa. En vez de charlar con un extraño mientras esperamos el autobús o hablar con el camarero mientras prepara el café la gente se mantiene preocupada con sus pantallas. Estas conversaciones, que parecen sin importancia, son un parte importante para nuestra felicidad, pero estamos perdiéndolas ante los teléfonos, al igual que perdimos conversaciones entre vecinos por el aire acondicionado.

El Proyecto Porche Delantero Amy Lopez, PhD, LCSW

En toda la literatura sobre la felicidad, la necesidad por relaciones positivas está citada rutinariamente como uno de los factores más importantes para vivir una vida feliz. A pesar de esta necesidad, los Americanos informan que se sienten más aislados y desconectados que nunca. Aunque hay numerosos factores que contribuyen a una alza en la soledad, hay cuestionamientos sobre los avances en tecnología y si éstos han tenidos impactos negativos en nuestras relaciones. Hay estudios que indican que el uso aumentado de tecnología para comunicarnos pueden conducir a la depresión, el aislamiento, y una disminución de empatía. Sin embargo, también hay estudios que indican que tener más medios de comunicación nos ayuda a conectarnos más fácilmente y fortalecen nuestras conexiones, a pesar del tiempo y espacio. Aunque los estudios para entender mejor la influencia de la tecnología sobre nuestras relaciones y la convivencia aún están en marcha, no sabemos realmente si el mayor uso de la tecnología es beneficioso para nosotros, nuestros relaciones, o la felicidad. Aunque los estudios actuales son sobre el uso de teléfonos inteligentes y redes sociales, hay una tecnología en especial que ha cambiado como los humanos interactúan y que a menudo pasa desapercibida: el aire acondicionado. Si, lo entendieron bien, el aire acondicionado. Antes de la aparición del aire acondicionado, muchas personas pasaban las tardes afuera para evitar el calor en casa. Cuando pasaban tardes afuera, tenían la oportunidad de conocer a sus vecinos, hablar con otros en la comunidad, y proveer un espacio para sus niños para jugar juntos. Después de que el aire acondicionado fue introducido, la gente empezó a pasar más tiempo dentro sus casas, lejos de sus vecinos. Poco tiempo después de que el aire hizo que fuera más común estar en casa, otros avances en tecnología se sumaron a las ataduras de la gente al interior de la casa; algunas de éstas incluyen: la televisión por cable, videojuegos, y el internet, que permite a las personas trabajar, comprar, y asistir a la escuela sin tener que salir del hogar. Estos lujos modernos reemplazaron las tardes en el porche, juegos de béisbol, y el contacto regular con otras personas en la comunidad. Aunque parecen insignificantes, ha sido demostrado que estos tipos de interacciones diarias con otros en la comunidad mejoran nuestro salud y bienestar en general y son esenciales para tratar

Mientras que nadie quiere dejar su móvil o aire acondicionado (comprensiblemente) no creo que tengamos que ceder por completo ante la tecnología. En vez, tengo una sugerencia que puede aumentar tu felicidad diaria haciendo una cosita: siéntate en el porche delantero. Mi idea de esta actividad para la felicidad me vino por accidente la primavera pasada, cuando alguien estuvo trabajando en el jardín trasero. No podíamos jugar allí atrás, pero de todas maneras teníamos ganas de pasar tiempo afuera. Entonces, en vez de jugar en el jardín trasero, nos movimos al jardín delante. Y cuando pasamos tiempo en el jardín delante, una cosa rara sucedió. Primero, los niños vecinos se sumaron a jugar. Luego, sus padres llegaron para hablar y tomar unas bebidas mientras que los niños jugaban. Después, la gente más arriba en la calle, quienes caminan con su perro cada dia, se detuvieron para saludarnos y se sumaron a la conversación. Después, el hombre de FedEx paró un momento para saludarnos y contarnos sobre las aventuras de su ruta. Dia a dia el grupo creció, y de repente teníamos una fiesta de barrio improvisada unas veces cada semana. En este proceso, conocí a mis vecinos mejor, mi hija conoció nuevos amigos, y encontré personas para cuidar a nuestros peces durante las vacaciones. De repente estábamos más conectados que nunca a nuestros vecinos y me sentía más feliz saber que era parte de una comunidad. Empecé sugerir a mis amigos sobre mis experiencias, y les animé a intentarlo también. Por todo el país, mis familiares empezaron a no hacer nada más que sentarse en sus jardines delanteros. Sus experiencias resultaron en descubrimientos similares. El “Proyecto Porche Delantero” fue un éxito en tanto que las personas cambiaron a las redes sociales por charlas de barrio a la antigua. Mis familiares me informaron que las relaciones con sus vecinos mejoraron, tenían un mayor sentido de comunidad, y en general, reportaron que el proyecto les hizo más felices. Y ni uno de ellos reportó que echaba de menos el aire acondicionado o el televisor. Entonces, si quieres una actividad de felicidad fácil y si quieres hacer el “Proyecto Porche Delantero” también, esto es lo que tienes que hacer: siéntate en tu porche delantero. No lo tienes? Un banco en el parque es suficiente. O una parada de autobús. O una silla en un restaurante. El lugar no es importante. Salir de casa y hablar con otros es lo importante. Presta atención al barrio y saluda a los transeúntes. En los tiempos en que estés tentada a buscar una pantalla, como cuando estás sentado en un aeropuerto, quizás deja el móvil en tu bolsillo por unos minutos. Busca lo que está enfrente e invita a otros a una charla. Puede ser que te haga un poco más feliz, pero también puede hacer compartir la felicidad a otros quien también la necesitan.


Cuidando a los cuidadores de la ciudad: Apoyo y bienestar integral de los empleados en el Departamento de Seguridad Pública de Denver

dar clases a los respondedores de emergencias. El currículo fue diseñado específicamente para tratar el estrés, mantener la calma y el enfoque en situaciones peligrosas, para regular la conexión entre la mente y el cuerpo, para mejorar el sueño, reducir la ira y mejorar la comunicación. Hoy, el interés por el yoga es ha cobrado fuerza y hay clases disponibles para los empleados en una variedad de locaciones cada mes, y ha sido también incorporado a la formación.n. Un empleado de la seguridad civil dijo, “ya no tomo pastillas para dormir, mi estrés ha bajado por lo menos 50%, mi habilidad de manejar situaciones tensas ha mejorado. Tengo más energía y puedo hacer mi trabajo con mayor facilidad porque estoy más enfocado.”

El Departamento de Seguridad consiste de aproximadamente 4,400 empleados en siete agencias (Denver 911, los departamentos de fuego, policía y el sheriff, Correcciones Comunidades, Programas Seguridad de Jóvenes y el Iniciativa de Reducción de Bandas de Denver) y apoyado por la oficina del Director Ejecutivo y Seguridad de Recursos Humanos. Las carreras de la Seguridad Pública son de ritmo rápido, mucho estres y, a veces, el trabajo puede ser mortal. Nuestros empleos corren hacia las situaciones peligrosas en lugar de lejos de ellas. Responden a llamadas urgentes de ayuda y hablan con cuidadanos durante sus momentos más sombríos. Este trabajo duro puede tener un impacto negativo en el salud y el bienestar de los empleados. Sabiendo eso, el Departamento de Seguridad Pública de Denver ha desarrollado un programa comprensivo con el bienestar y para ayudar a los empleados a manejar los factores estresantes, físicos, mentales y emocionales asociados al trabajo de la seguridad pública.

La alta renovación y baja retención son comunes en los centros de llamadas 911 por todo el país. Es una industria difícil, técnicamente, y dura emocionalmente. Para abordarlo , Denver 911 implementó un programa de resiliencia para empleados a través del mindfulness, aplicando un plan de estudios basado en ciencia y diseñado por una organización sin ánimo de lucro. Lo empleados aprenden varias técnicas de meditación, auto-regulación y respiración, todas basadas en ciencia, que los ayuda a desestresar y vaciar la mente, reiniciar y enfocarse. Con el tiempo, estas habilidades ayudan a desarrollar mayor resiliencia contra los estresores negativos y la exposición a eventos traumáticos durante el trabajo. El entrenamiento ha sido extremadamente bien recibido y el compromiso de los empleados en el call center se ha disparado. Los empleados que están más sumergidos y concentrados producen trabajo de mayor calidad y son mucho menos propensos a ausentarse o a abandonar una organización. El número de empleados que se han autoidentificado como campeones, o empleados que están activamente más comprometidos y concentrados con Denver 911, ha incrementado en 24% en dos años. Adicionalmente, 90% de los empleados indican que tienen la intención de permanecer en Denver 911 durante, al menos, 12 meses más. Varios empleados ha identificado el compromiso de su equipo líder al invertir en los empleados y en su bienestar, como un factor crucial para el entorno laboral.

Emily Lauck, Denver Department of Public Safety

El Programa del Departamento del bienestar y resiliencia de Empleos, solo es uno de los recursos ofrecidos para los empleados, provee acceso a recursos gratis o de bajo costo para los empleados de todo el departamento. Cada agencia de seguridad personaliza sus esfuerzos de bienestar para lograr los necesidades individuales de su población activa. La oficina del Director Ejecutivo supervisa el programa desde una perspectiva que cubre todo el departamento, para mejorar los recursos y expandir los efectos del bienestar por las agencias. Nuestro modelo es apoyar y mejorar el trabajo innovador e importante de nuestras agencias para apoyar a sus empleados, y apoyar sus esfuerzos por proveer acceso a servicios apoyados y recursos para todos los empleados del Departamento de Seguridad. Dos esfuerzos estratégicos centrales ayudan a los empleados a fortificar su salud personal: Administración táctica del estrés y Terapia Física. Las personas están interesadas en la seguridad pública porque quieren ayudar a la gente y resolver problemas. Este trabajo provoca pérdidas físicas y emocionales, y es nuestro trabajo apoyarlos a apoyar a la comunidad que sirven. Cuando reciben llamadas de emergencias o responden a situaciones peligrosas, los empleados entran un estado de intenso enfoque y un presión tal que puede causar estrés físico. Con yoga y clases de consciencia plena, enseñamos a manejar el estrés y cómo devolver a un estado de calma. Estudio han demostrado que métodos para manejar el estrés apoyan un mejor sueño, la claridad de pensamiento y mejor comunicación debido a la entraga a la calma. Como explica un policía, “el yoga ayuda a mejorar el bienestar de nuestros policías y ayuda a distribuir la importancia de cuidarnos. Siempre estamos cuidando de otros y nos ayuda tomar unos minutos cada día para relajárnos y enfocárnos en nosotros mismo.” Desde el 2016, el departamento ha contratado instructores de yoga para impartir clases en las estaciones de policía, éstas se enfocan en el manejo del estrés, la relajación y el alivio del dolor físico. Los instructores se juntaron con el personal de la policía para hacer las clases más adaptados a los horarios y cultura de la policía. Durante el verano pasado, el Departamento se reunió con una organización sin fines de lucro para entrenar 18 empleados y 2 civiles como instructores de yoga, específicamente para

El Programa de Terapia Física está presente en todo el departamento y es otro de los esfuerzos que promete mayores resultados para el bienestar de los empleados. La intención del Programa tiene dos facetas: ayudar a los empleados a prevenir lesiones y reducir la severidad y duración de éstas, cuando si ocurren. Para lograr esto, el Departamento de Seguridad Pública incorporó a experimentados terapéutas físicos en las academias de entrenamiento, esto provee a todos los empleados del Departamento, tanto uniformados como civiles, de acceso gratuito y directo a tratamiento. Los terapéutas pueden tratar una variedad de lesiones, incluyendo aquellas relacionadas a la compensación de trabajadores. La habilidad de tratar estas lesiones internamente significa que aquellos lesionados en cumplimiento de su deber pueden recibir tratamiento en una instalación del Departamento y por alguien que conoce íntimamente el trabajo que llevan a cabo. Cuando un empleado tiene que lidiar con los impactos psicológicos de una situación, y cuando ésta lleva a una lesión o al estrés mismo causado por la lesión, el equipo de terapia física trabaja de cerca con el paciente para identificar recursos que apoyen el saneamiento de mente y cuerpo. Los físico terapeutas también utilizan una herramienta de movimiento funcional para predecir y mitigar el riesgo individual de cada empleado ante una lesión. Cada recluta es escaneado al principio y al final de las academias de Policía, Bomberos y Sheriff y con algunos simples estiramientos y ejercicios para corregir deficiencias de movimiento. Una variedad de clases para promover la corrección de posturas y estiramientos también están puestas a disposición de los empleados por toda la agencia, entrenando a staff y al equipo de terapia física. Los empleados que comienzan su carrera con un abuena nutrición, hidratación, estiramientos y movimientos correctos están preparados para triunfar en una larga y productiva carrera al servicio de la ciudad, sus residentes


y visitantes. Un empleado del Departamento de Sheriff afirmó: “He dejado de ausentarme por enfermo porque finalmente me siento mejor y listo para ir a trabajar, todo gracias al terapeuta físico”. Nuestro departamento cree que esta proactividad y enfoque preventivo destacan a los servicios de terapia física del resto de la industria clínica. El Programa de Terapia Física es una herramienta clave para que nuestros empleados puedan hacerse cargo de la seguridad en el entorno de trabajo y de su bienestar —queremos que tengan ambas, una larga y saludable carrera, y un retiro donde estén física y mentalmente equipados para disfrutar una una vida de calidad a cambio de su servicio a la ciudad. Dados los peligros del trabajo dinámico llevado a cabo, diariamente, por nuestros empleados, el Departamento lidera en la ciudad en el número y grado de severidad de compensaciones a empleados debido a las lesiones y enfermedades asociadas a la función de labores. Nuestro Departamento está asociado con la

división de Gestión de Riesgo de la ciudad para asegurar que los empleados reciban una rehabilitación de calidad con nuestro Programa, interno, de Terapia Física. Probado en el Departamento de Bomberos, la terapia física desde el departamento creció hasta ser el nacionalmente reconocido Programa de Bienestar Total, el cual que está entre los líderes de la industria de servicios de bomberos. En tan sólo dos años, el Departamento ha reducido los costos compensación de sus trabajadores por casi $8 millones de dólares, se redujo también el tiempo de baja del trabajador lesionado (en promedio 10 días menos de trabajo perdido), y creó un verdadero equipo de terapeutas físicos, proveedores de servicios médicos, y gerentes de reclamo que trabajan para apoyar y sanar a nuestros empleados luego de una lesión o enfermedad laboral. Ovacionamos a nuestras agencias por apoyar el bienestar de los empleados a través de esta variedad de estrategias y seguiremos apoyando el trabajo, bienestar y resiliencia de los empleados. Así como nuestros empleados cuidan de nosotros en nuestros peores días, es nuestro trabajo apoyarlos en sus peores días.

La Mujer Cósmica que Planta Sheree Brown

La Mujer del Tiempo Cósmico se prepara para plantar las semillas que llevarán los elementos de ella misma y que nutrirán a los seres futuros. Ella amaba tanto a sus seres futuros, que ella encontró una manera encarnar y estar cerca de sus hijos por todos sus días terrenales. Cuando necesites una limpieza, creceré en tu umbral. Y aunque trates de arrancarme, creceré bajo el color más brillante, el que no puede ser ignorado. Tu restauración merece ser reconocida. Cuando te duela el corazón, creceré como una fruta, un pétalo y una espina. Las cosas más suaves, las únicas que importan se pueden alcanzar, y la imprudencia será dolorosa y desdeñada. Extiéndete hacia mí cuando necesitas, ambos, ternura y límites. Cuando necesites recordar, que no todo florece durante el dia, que la magia existe en por tu noche, observame florecer abajo la luz de la luna. El veneno o la cura, soy multitudes simultáneas. Cuidao. La Mujer del Tiempo Cósmica planta para preparar para los seres que vienen. La medicina que necesites, yo ya la conoceré. La leo, mientras pasas. Soy la medicina que sobrevivirá a todas tus pruebas. Encuéntrame en las cimas de las montañas brillando bajo el rocío de la mañana. Encuentrame en grietas de concreto y estallando a través de casas de ladrillo. Soy la compañera de tus días felices, soy lo que despierta la imaginación.

Chinn Wang, MoonPlant

Te recordaré de tus raíces y de cómo alcanzar por el cielo. A pesar de lo distraído que estés, siempre estaré cerca. Guardianes del día y de la noche, los cics y el tiempo, las pequeñas plantas dan testimonio a esto//a tu vida sagrada.

J.M. Farkas, 444


Feliz

Intitulado

Una vez, iba caminando hacia casa y escuché una risita. Miré alrededor. Sabía quién era pero, ¿dónde estaba? Le encanta jugar a las escondidas. Ah, y por cierto, se llama Blue. Le puse ese nombre cuando tenía unos tres años y él tenía uno. Es azul con negro y tiene una barriga morada y un cuerno rojo oscuro. Ah, y por cierto, es un unicornio, lo quiero muchisimo. Mi mamá dice es que un espejismo en mi imaginación. Yo sé que es real. Y además, no sé qué quiere decir espejismo, así que no vale que no es real, al menos. Eso es lo que pienso...pero un día Blue desapareció, lo que no me sorprendió porque mi mamá le había gritado por dejar gomitas en el suelo. Estaba triste pero cuando estaba dormida me despertó para ir a la escuela. Lo abracé y le dije: “¿Por qué te fuiste?”. Me dijo, nunca me fui, siempre estuve aquí, en tu corazón.

En verdad quieres saber lo que es la felicidad? De verdad?

El Sentimiento de Felicidad

La felicidad es cuando corres y caes y miras la curva de la Tierra desde la mera cima y todo es cuesta abajo a partir de ahí.

By Chloe Toler, sexto Grado (Pennington Elementary)

Ava Haase, Cuarto Grado (Pennington Elementary)

Para mí, la felicidad es un sentimiento extraño. Casi nunca estoy feliz, pero puedo describir lo que siento al estar feliz. Después de mucho tiempo, por fin puedo ser feliz. Por fin. El mundo, ese lugar frente a mí, es brillante y bonito. Cuando estoy feliz ya no me siento sola. Siento como le importo a las personas, siento como todos se preocupan. Cuando estoy feliz, normalmente estoy con mis amigos. Me hacen sentirme feliz, también mis mascotas, mi familia y mis padres. Todos me hacen sentir feliz. Cuando estoy feliz, trato de aprovecharlo al máximo, así que a veces leo o escribo, me gusta pasar el rato con mis mascotas o, a veces, escucho música o veo anime. Mucho anime y comer. Sé que la felicidad no es una sensación rara para muchas personas, pero para mí es una tormenta. Empieza y termina rápido, pero trato de aprovecharla al máximo.

Perdido en un Mundo

Deven Lucero, Cuarto Grado (Pennington Elementary) Estaba perdido en mi página, no podía volver a encontrarla. Estaba cerrando la puerta, entonces me quedé atascado hasta que alguien se preocupó por abrir de nuevo la puerta a la imaginación. Debí haberme desmayado cuando ví el gran sol imaginario, porque en mi mundo el sol viene por la noche...Y eso me gusta. Creí que estaría estancado para siempre, pero entonces vi al hombre. Parecía confundido por las ideas, luego cerró el libro y yo me entristecí como un globo goteando, aunque cuando miré hacia las plantas iban hacia abajo….estaban tristes y dije que mi objetivo sería hacer al hombre feliz. Al día siguiente, vi el libro abierto y le dije a las plantas que me enseñaran a sonreír, pero el hombre sólo hizo una sonrisita. Me dí por vencido cuando la ví, me dí una palmadita por haberlo intentado y entonces vi una palabra que decía “sólo es el comienzo!”. Intentar otra vez, entonces me levanté e hice otro plan. Y luego vi a la plantas sonreír.

Jonas Rosenthal (Lighthouse Young Authors Collective) La felicidad es cuando despiertas ante un sol brillante en el rostro con un día de cielo azúl, y no hay nada que hacer en el día. La felicidad es cuando bajas la mirada a tu comida favorita (no tu segunda favorita) y te percatas de que no hay que compartirla. La felicidad es cuando un perro se cae de una mesa (¿por qué estaba sobre la mesa?) y aterriza sobre sus patas. La felicidad es cuando levantas la mirada durante una conversación y encuentras que las paredes se han encogido y el mundo parece pequeño y cercano.

La felicidad es cuando ríes por un chiste y quieres parar del dolor, pero no quieres que termine por lo bien que se siente.

Teoría de la Felicidad

Alison Child (Lighthouse Young Authors Collective) Soy una mujer de ciencia, Pero no creo en la ciencia de la felicidad La felicidad no puede ser definida por parámetros o números, Por funciones ni gráficas, Por mediciones de cinta o viales, Simplemente no, Y te diré por qué: La felicidad está en las memorias. calor del sol en mis mejillas y párpados pasto rociado entre mis dedos de pie árboles de nueva inglaterra en otoño mi perra y su cabeza en mi regazo mientras duerme No puedo decirte las fechas en las memorias, O mi edad, No puedo recordar si antes estaba triste o feliz. Lo único que puedo recordar es que las memorias son Teñidas de un suave fervor de alegría leo, y los dedos de mi amor se entrelazan con los míos las sonrisas juguetonas en la mesa mientras mi abuelo gana otra partida de cribbage leer mi libro favorito en pijama mi gato silenciosamente haciendo guardia sobre mi estómago, mientras yazco enferma en el sofá corriendo a través un terreno vacío bajo la lluvia De Autor a Lector, De Padre a Hijo, De Madre a Hija, De Mí a Tí, Espero que recuerden. Deseo que su mente se desvanezca entre una gentil cuna de alegres memorias, Acogedores recuerdos, Apacibles remembranzas. amor risa paz


Tu Sueño (parte 1) Mathias Svalina

Una tornado te sigue por las calles del Denver central. No es un tornado muy grande, en cuanto a tornados: esta tan alto como un edificio de dos pisos. El tornado está considerado, evitando autos y personas, parando antes de cruzar las calles para que el viento no derriba las ciclistas. Pero mientras que tratas evitar el tornado te sigue, siempre una cuadra detrás. Cada vez que te giras para mirarlo, el tornado finge estar interesado en los escapartes de Forever 21 o la tienda de Chrome o Tattered Cover. Vas a través de un callejón, pensando que es imposible que te siguería por el callejón, pero el tornado te sigue por el callejón. Emerge del callejón y te escondes alrededor la esquina y esperas afrontar el tornado. Una brisa empuja una hojas secas desde el callejón. Un viento azota tus mangas y tu pelo. Tímidamente la cima del tornado echa un vistazo y se esconde de nuevo. El tornado detecta una trampa. Guijarros y pedazos de basura y cintas vuelan por el aire al arroyo. El tornado sale. Está parado a tu lado, su viento aporreando constantemente. Notas algo que no habías notado desde lejos. Hay una puerta pequeña y blanco en su lado. Extendas la mano y giras el picaporte. La puerta se abre y un viento fuerte te mete al dentro. La puerta cierra de un golpe. Al dentro el tornado, aunque oyes el viento intenso, el aire esta parada y calma. Alcanza a tu derecha y encuentras un apagador y enciendas la luz. Estas en un cuatro pequeño pero limpio, decorated simplemente pero de buen gusto. Hay un gato negro sentado en una mesa azul. señala una silla con su cabeza y te sientas. El gato, entiendes, es la alma del tornado. El gato te acaricia tu hombre con su mejilla, y mientras eso el viento afuera tranquiliza. Rasca la espalda del gato: el viento se calma más. El gato sube a tu regazo y se gire para que puedes rascar su panza. Rascas su panza y el ruido del viento para totalmente. Acaricia y rasca el gato hasta que ronronea y se queda dormido. Y cuando miras arriba aún no estás en el cuarto pequeño. El tornado ha desaparecido completamente y estas en un prado en las montañas, flores pequeñas y azules con pétales como el número 6 están salpicado por el césped verde. Dos uapití se levantan sus cabezas desde pasturando para inspeccionarte. Saludas a ellos y agitan sus cabezas Chinn Wang, TornadoLightswitch enormes. El gato estira en el sueño.

Tu Sueño (parte 2) Mathias Svalina

Estas pasando frente a Union Station cuando notas un hueco en la tierra. El hueco está encuadrado por vigas de madura vieja. Un par de pistas aceras lleva abajo por el hueco. ¡Es una mina! Se aproxima el borde de la mina, con cuidado, porque has oído sobre que minas viejas pueden ser peligrosas. Al entro luces brillan y el sonido metálico resuena. Esta una mina funcionando! Un sonido mecánico sueño atrás. Un carro de minas esta aproximándose por las pistas. El carro esta vacío, entonces lo sube y entra la mina. Al entra aire esta húmido y fresco. Los ruidos de autos y charlas y el bozinazo del calle resuenan desde la calle mientras que estratos de piedras se cambian de oro a azul a mármol translúcido. Al final el carro llega el fin de la pista. Por todo alrededor personas golpean la piedra con picos y martillos. No sabe para qué están buscando, pero están todos trabajando duro, sus caras muestran su dedicación y gracia. Ahora suena un silbido de más abajo en la mina. Todos los mineros paran sus trabajos y corren al silbido, llevando picos y martillos. Les sigue. Los mineros se han congregados sobre una esquina donde la pared había estado abierto. ¡Lo tenemos! Grita uno de los mineros. ¡Finalmente! Grita otro. Murmullos y gritos de la felicidad y aprobación rebotan desde las paredes de piedra. Los mineros más cerca alcance en el hueco y sacan algo y lo pasan. Como una línea de bomberos, los mineros pasan la cosa desde uno al otro, los en frente sacando más cosas del hueco y pasándolos. Está en el fin, entonces no vee que esta pasando hasta que uno llega. El minero en frente se gira y

con una sonrisa enorme se pasa una torta. ¿Estas están en la piedra? dice. Sí, responde el minero. Hemos estado buscando esta tortas para mucho tiempo. Están las tortas perfectas. Las tortas que están imitadas por las tortas hecho de humanos. Son tortas que ocurra naturalmente. Acepta la torta. ¿Que sabor de torta son? dice. ¿De cereza? ¿Manzana? ¿Chocolate? La minera sonríe más grande. Saca un cuchillo y corta la torta. Una aroma dulce y tentador sale. Corta una pieza de la torta y se la da. En un momento parece de durazno, en el próximo de mora. La minera se dice comerla. La come. El sabor de la torta es de todos los sabores rico: fruta fresca y pan caliente y nube de lluvia y memoria y la alegría y más, todo en el mismo momento. Llora inesperadamente en respuesta. Los mineros han llenado el carro de mina con pilas y pilas de las tortas. Están llevándolas arriba, para que todo el mundo puede disfrutarlas.

Pata por la Felicidad Deanne Gertner

Conexiones fuertes y comprensivos entre personas son un factor importante para mejorar su felicidad. Ciencia muestra que animales también pueden proveer alivio a stress, ansiedad, y a la soledad. Terapia de animales está ganando popularidad clínicamente. Según el Human Animal Bond Research Institute, intervención de animales para la trauma, especialmente para el trastorno por estrés postraumático, muestra una mejora para ambos la depresión y ansiedad para la paciente. Los investigadores suponen que los beneficios pueden estar atribuidos a la habilidad de animales provocar emociones positivas, minimizar pensamientos del peligro, ayudar individuales en conectarse con otras personas por el animal, y servir como un enfoque positiva external de atención. Esa fuerza externa salvó Julie Barton desde su mismo. Cuando tenía 22, ha graduado la universidad hace un año, y se desplomó en el piso de su cocina en Manhattan, seriamente deprimida. Su madre vino para cocinar y la llevó a casa en Ohio, donde Julie trabajaba con muchas psiquiatras y terapeutas, pero no ayudaban. Un día Julie decidió adoptar un cachorro Golden Retriever quien se llamó Bunker. Sus memorias Dog Medicine: How My Dog Saved Me From Myself muestra las maneras sorprendentes que los animales pueden ayudarnos por poner el enfoque en algo afuera nosotros. Este enfoque exterior puede mejorar no solo la depresión, pero también de la enfermedad de memoria. Por ejemplo el Catalina Springs Memory Care Center y el Pima Animal Care in Arizona, quien fueron destacados en el Today Show en 2016. Los pacientes con Alzheimer y con la demencia alimentan con biberón dos gatitos de peso más bajo que el normal para tres horas atrás diez días. Rebecca Hamilton, el director de servicios de salud en Catalina Springs, dijo, “fue increíble cuánta alegría y luz provenían está animals pequeñas. Los residentes saben que están haciendo trabajo importante y están contribuyendo a su comunidad...Creo que esta provocando más que memorias, esta terapeútico tener algo para amar, acariciar, y estar amados. La exhibición actual en el Denver Art Museum, Stampede: Animals in Art muestra como animales han cautivados artistas por historia en una instalación que incluye numerosos departamentos, y que junta más de 300 objetos de la colección permanente del museo. La sección “querido” de la exhibición destaca las conexiones personales, vínculos increíbles, nivel intenso de amistad, y el servicio mutual entre las personas con sus mascotas. El texto de la sección dice: “Colorado consistente está clasificado como uno de los estados más aceptado de mascotas, ilustrando la importancia de las mascotas en nuestras vidas y en las vidas de nuestros familiares. Conectando con animales puede servir para satisfacer necesidades emocionales y sociales. El trabajo mostrado aquí captura estas comunicaciones personales además de las personalidades, peculiaridades, temperamentos, y amistad de nuestras mascotas.” El museo también participa en el programa nacional Hearts for Art, mediante el cual los visitantes están invitados demostrar su amor para una obra preferida por poner una corazón hecho de papel en el piso enfrente la obra. Made in China por Sui Jianguo y CAN-CAN por Yayoi Kusama fueron los más gustados en 2018: Dibujando con inspiración por juguetes de dinosaurios masa producido en China, Jin Guo transformó los juguetes barato esculturas enormes, sus panzas estampado con “Hecho en China,” una frase conocido y ubicuo como Coca-Cola. El acabado brillante y rojo de cereza hace los visitantes sonreir.


Información de crédito de la foto: Sui Jianguo, Made in China, 2005, Edition 1 of 4. Painted cast bronze. Gift from Vicki and Kent Logan to the Collection of the Denver Art Museum © Sui Jianguo. Photo Courtesy of the Denver Art Museum. Photo by @moietmaviedemaman at the Denver Art Museum.

JUSTIN CUCCI, EDIBLE BEATS (ROOT DOWN, LINGER, OPHELIA’S ELECTRIC SOAPBOX, VITAL ROOT) “Si puedo hacer algo que alguien ansía comer, algo delicioso y sano usando ingredientes frescos y comidas sin procesar, no solo mi paladar está feliz, mi cuerpo también está feliz. Para mí, la clave está en crear comidas que nutren por color y textura y niveles de sabores. Hacer este tipo de comida para mí o para otras personas se siente como el reto final porque al final del día la gente quiere cosas que ricas y normalmente usamos ingredientes que no son sanas. Entonces, si puedo hacer una comida sin gluten o lácteos o que es vegana y nadie se entera que faltan esas cosas, entonces mi alma esta feliz. Básicamente, significa juntar una variedad de comidad que va, por ejemplo, así (mi cena la mayoridad de noches: una ensalada no-ensalada): Boniato de miso, aguacate, quinoa negra, Chili Yuba (el piel del tofu), crema de castaña de caju, una mezcla de super semillas, menta, rúcula, col rizada (o cualquier verdura que se desee), pomelo (o cualquier fruta baja en azúcar)

Kusama, quien ahora es un octogenaria, había luchado con problemas de salud mental desde que tenía 10 años. Desde 1977 había elegido vivir en un hospital para salud mental en Tokyo para abordar trastornos de los nervios y alucinaciones, y considera crear arte como una forma de terapia. Según Rebecca Hart, la Curadora de Vicki and Kent Logan de Modern and Contemporary Art en el Denver Art Museum, “Kusama empezó hacer perros tamaño de vida como componentes de instalaciones más grandes en 2010, y esta escultura es un gran ejemplo. El boca abierta de CAN CAN parece hablar o sonreir, y los lunares y colores vibrantes esta caracteristicas de su estilo de firma

CAROLINE GLOVER, ANNETTE “¡Cualquier cosa que pueda cocinar con mi esposo en casa en un día libre! Normalmente queremos hacer algo rapido y facil y sano -- asi podemos pasar más tiempo disfrutando la comida juntos. Uno de nuestros favoritos es quinoa con verduras asadas y chimichurri y cualquier tipo de queso que queramos.” ALEX SEIDEL, FRUITION & MERCANTILE DINING & PROVISION “Me encanta el pollo asado y verduras. Es una comida que hace a todo el mundo feliz, es sana y fácil.” JASON SHEEHAN, EX CRÍTICO DE COMIDA PARA THE WESTWORD Y ESCRITOR ACTUAL PARA LA PHILADELPHIA MAGAZINE “Hay un restaurante mexicano en algún lugar al Oeste -- queda cerca de la I-25, entre Albuquerque y Denver. Tiene sillas de plástico afelpadas, horas a la tarde, y papas con salsa en cada mesa. No recuerdo el nombre, el pueblo ni la noche que estuve. Mi recuerdo está descolorido como una foto vieja que he buscado mucho y traigo conmigo desde hace años. Tacos fritos, cerveza fría, papas saladas y dos personas sentadas en una mesa el lado las ventanas, nada más. Mi esposa antes de ser mi esposa, dedos apenas tocando, sonriendo como idiotas jóvenes y enamorados. En ese momento congelado existe todo lo que me importa sobre la comida-amor, memoria, conexión, añoranza, sorpresa. In that frozen moment exists everything that matters to me about food--love, memory, connection, longing, surprise. El asombro del momento. Además, si recuerdo bien, los tacos también eran muy ricos.”

Yayoi Kusama, CAN-CAN, 2010. Fiberglass, plastic, urethane and paint; 38-1/2 x 52-3/4 x 23-1/2 in. Collection of Robert and Lisa Kessler. © Yayoi Kusama. Photo Courtesy of the Denver Art Museum.

Mi Comida Feliz

Chefs y gourmets sobre lo que les gustan comer y cocinar. FRANK BONANNO, BONANNO CONCEPTS (MIZUNA, OSTERIA MARCO, BONES, GREEN RUSSELL, ETC.) “Si estoy cocinando para alguien, la pasta hace a todo el mundo feliz. Para mi hay algo zen al cortar, enrollar, y formar -- un arte que me calma y me centra. Luego hay una forma de magia en compartir algo que requiere mucho enfoque. El acto de compartir es un acto de la felicidad, también... pero si estoy solo, y es muy tarde durante la noche, en la cocina fresca después de trabajar, entonces sería totalmente una pizza. ¿¿Quién no sonríe con una pizza??”

Lentes Color de Tomato Nash Garton

De verdad yo considero La cosmología de los tomates Muy Importante

Me despierto en la mañana y pienso en tomates. Duermo durante la noche y sueño sobre tomates. Veo el mundo por lentes de color tomate, me me hace feliz. En vez de ver comida para la vente en las estantes en el súper, veo una historia larga que extiende por centurias, personas, y lugares. Tomates no son sola un producto básico. Los tomates son una cultura. Tomates me ayuda inspirar las personas en una manera constructiva y autentica, y siempre me introducen a nuevos oportunidades y intereses. Use el tomate como una herramienta para iniciar interacciones positivas por el mundo.

Desde ahora, voy a conectar los puntos en mi propia manera. -Bill Watterson


La mayoridad de la gente en esta planeta imediamente puede reconocer un tomate. Están deliciosos y nutrivos. Están un ingrediente básico en comidas por el mundo, y están un pilar económico para muchas comunidades. Más de 100 millones toneladas esta crecido por el mundo cada año. Están procesados y consumidos en cada manera imaginado. Tomates pueden estar concentrados, hecho en el asado, frito, secado por el sol, escabechado, y polveado. Yo prefiero comerlos fresco desde la viña con un chapiteo de aceite de oliva y un poco de sal. El Departamento de agricultura en el EEUU estima que la Americana típica come más de 22 libras de tomates cada año.

El marinero Holandés tiene hambre Tomates con pescado encurtido “Cátsup” o “Kétchup?”

Este condimento de sabor tomate está el ejemplo por excelencia de tomates facilitando un intercambio cultural. Al fin del siglo 17, marineros Europeos en Asia fueron expuestos a una salsa de pescado encurtido se llamaba “kê-chiap.” La salsa evolucionó a incluir azúcar y tomates mientras que fue compartido por el mundo. Al final, en el siglo 19 tuvimos el condimento moderno que esta ubíquita en restaurantes hoy en día. Pregunta a alguien sí le gustan los tomates, y con frecuencia responden con una cuenta. La narrativa de los tomates y humanos había estado conectado íntimamente por miles de años. Después de los conquistadores Españoles y misionarios introdujeron el tomate a Europa y al Pacífico en el siglo 16, no pasó mucho tiempo hasta que el tomate creció a ser una fuerza global para el intercambio cultural. La historia está llena con anécdotas y tratados ambos grandes y pequeños con respeto al tomates (este esfuerzo esperemos no está lo menor sobre todos de ellos). Esta apropiada que uno de los recursos primeros que describe el tomate pre-Colombiano fue uno Español llamado el primero antropólogo del mundo. Bernardino de Sahagún fue un fraile Franciscano en el siglo 16 en América Central. Sahagún escribió tratados numerosos sobre la cultura Azteca, e incluía en su beca la primera receta para la salsa: [Ellos] venden comidas, salsas, salsas picantes, salsas de jugos, rallado con chile, con semillas de squash, con tomates, ... una salsa de tomates grandes, una salsa de tomates típicos, salsa de tipas varias mezclada con hierbas agrias -Sahagún, grabado 1545 -1590 traducido 1950 -1982 Las aztecas creían que el tomate fue sagrado y rico. Las Americana Nativas daban cestas llena de la fruta a paredes recién casado como una oferta de la fertilidad. La palabra tomate, que en vez es una apropiación Española de la palabra Azteca xitomatl. Traducido vagamente, la palabra Azteca para tomate significa “ombligo jugoso hinchada.” Botanistas modernas en general han acordados con esta carectizacion, así que los tomates son de verdad bayas grandes cuyas fruta está desarrollado desde los ovarios de la planta.

Un tomate entra Un bar de vegetables Y dice, “no soy una fruta!”

En 1883, el Presidente Chester Arthur puso tarifas en vegetables importados pero no en frutas importadas. Un vendedor de vegetables de Nueva York respondió con una demanda reclamando una excepción a la tarifa en los vendos de sus tomates porque fueron clasificados biológicamente como una fruta. El U.S. Supreme Court ruled en el caso Nix vs. Hedden, (149 U.S. 304) que tomates deben ser legalmente considerados un vegetable a causa del pensamiento común de su estatus así. Un juez notó que, aunque fue común que la fruta fue servido como un postre, fue más común servirlos para la cena. ¡Yo considero los tomates una fruta y un postre rico! A veces conozco a alguien quien no le gustan los tomates tanto como

yo. No anticipó que las personas disfrutan los tomates, pero a veces su aversión puede manifestar en el extremo.

Jesús odia los tomates. - tomatoesareevil.com

Yo creo que los tomates están maravillosos, pero mitos sobre la natura mala de tomates están comunes y persistentes. Las hojas de los tomates contienen unos alcaloides dañados como solanina, pero las frutas están totalmente seguros para la mayoridad de consumadores. La reputación mala de tomates puede estar en parte contribuido al título científico para tomates que todavía usamos hoy en día, Solanaceae Solanum Lycopersicon. Las plantas de la familia Solanaceae están referidos comúnmente como nightshades y unos relativos del tomate fueron conocidos como venenosas y fueron asociados con la brujería en Europa durante el siglo 16. Esta asociación inspiró el botanista Alemán referir a un cuento local cuando llamó el género de tomates Lycopersicon, o “melocotón del lobo.” En el cuento, un melocotón venenosa esta usada como un cebo para capturar un hombre lobo especialmente malo. Los tomates han producidos muchos ejemplos de éxitos reales a pesar de su pasado como cuentos poco entendidos.

Una maneja larga a la cima Radiador hill de Charlie Tomates de oro

Durante los años 1930, un mecánico se llamaba Marshal Cletus Byles vivía en un hill en Logan, Virigina Oeste. Estaba conocido por el pueblo como “Radiador Charlie,” un apodo que ganó llenando el líquido en los jalopies recalentados después de la subida a su tienda. Charlie planted unos variedades de tomates que le gustaba mejor en un círculo atrás su casa, y atrás años crio los más fuertes entre ellos. La resuelta fue un tomate grande y de color rosa-oro que fue dulce. Las semillas de tomates de Radiador Charlie fueron muy populares y vendían tan bien que pudo pagar la hipoteca de su granja durante el peor del “Gran Depresión.” Esa raza de tomate había estado llamado “Radiador Charlie’s Mortgage Lifter” desde entonces, y todavía esta crecido hoy. Tuve unos en mi jardín el verano pasado.

Mi vida es un punto perdido entre miles de otros puntos. -Yayoi Kusama

Cuando miro alrededor, veo un universo de tierra y plantas manchado con puntos rojos, naranjas, y amarillos. Mi vista centrado en tomates no impide mi visión. En vez, enfoque como un lente. La capacidad del tomate conectar el mundial con el personal es mi parte favorito sobre ellos. La historia del tomate y de la raza humana continua abrir hasta una futura más feliz, Humanos y tomates ya están pasando tiempo juntos en el Estación Espacial Internacional, después de todo.


Happy City Libro Sugerencias

¡Libros y canciones que te harán sonreír! Denver Public Library. LIBROS ADULTOS Los 10 secretos de la abundante felicidad por Adam J Jackson Un abrazo al corazón por Adriana Páramo Moguel Cuentos para educar niños felices por Ibarrola López de Davalillo Objetivo: felicidad por Gretchen Rubin La sociedad literaria y del pastel de cáscara de papa de Guernsey por Mary Ann Shaffer Dónde estás, Bernadette por Maria Semple El Proyecto Esposa por Graeme Simsion Uno mas Uno por Jojo Moyes La felicidad despues del orden por Marie Kondo

LIBROS JUVENILES El príncipe feliz por Oscar Wilde Hoy estoy alegre por Clara Peñalver Pete el gato por Eric Litwin José El Chevere por Eric Litwin Pato va en bici por David Shanon Sueños con Maisy por Lucy Cousins Somos primos por Diane Gonzales Bertrand ¡Muchas gracias! por Isabel Minhos Martin

Poema Feliz Hogar Feliz Empujando Carritos Bajo Tu Nariz Molina Speaks cuando el exterior es taciturno encontrar la felicidad en la ciudad que arranca tu futuro de debajo de tus pies y los de tus vecinos, la realidad esfumando a los vagabundos, cero chistes y ningún rastro de cinismo tu turno hacia adentro, afuera: boca arriba, piensas en casa y encuentras

:

pequeños! dedos! chiquitos! dedos! pensamientos! pequeños! caminos! códigos oníricos de imaginación derivándote por la puerta trasera hasta los areneros de la esperanza donde los pequeños entes de Denver flotan como nubes mutando de momentos a historias que soplan como pequeñas burbujas con pequeñas palabras pequeños rugidos pequeños ronroneos grandes pasiones como astronaves por pequeñas cosas las vastas chispas se desdibujan— silbando zumbando deseando circulando mundos desdoblando multiversos es torbellino pequeños pasos y pequeñas preguntas con gigantes declaraciones pequeño amor pequeño amor tienes toda mi suave paciencia — (abejas zumbando)

“¡para! la oyes papá, oyes la música? no es la música de los altavoces

si pequeña, es la música de la vida aquella que no debes perder

¿oyes la música?!”

caminamos brincamos saltamos carcajeamos pausamos vimos el resto de arte de gente de calle de vida empujando carritos, familias jugando fútbol en el parque con los espíritus, jazz negro en el Día de la Emancipación plumas Pow Wom redobles y chispas

las flores en los árboles se abren el sol de verano en auge las hojas amarillas caen y comemos el cayente jugo de nieve pintamos sin reglas bailamos en círculo todo el largo día hasta el sombrío trastreando el movimiento cíclico de la luna cantando las canciones del gentío. mientras las grúas brean y los taladros barrenan las joyas de la ciudad a dos pies tres pies cuatro pies de altura y algo de mudanza de colores empujando carritos leoninos en mundos de aceras de la fama de la pequeña magia fácil. de. sobrever. entre. los. trajes. grises. y. porta.folios. persiguiendo. rentabilidad. es. esto. progreso. es. esto. lógico. alguna. fuerza. del. mercado. imparable? pero este pequeño alegre poema! las joyas de la ciudad viven bajo narices de bulldócers en futuras formas, hogares y sus corazones! los gigantes se detienen a oler las flores?

Mi mamá por Anthony Browne Mi papá por Anthony Browne Mi hermano por Anthony Browne Lola con alas por Polly Dunbar Está bien ser diferente por Tod Parr Botas nuevas por Guido Van Genecheten

Chinn Wang, SunSkyline


Cómo ser feliz (dependiendo a tu signo zodiacal) Luke Dani Blue

Cada signo zodiacal tiene su propia idea de la felicidad – y si tiene siquiera importancia. Para Cáncer, la felicidad es tiempo en familia, libre de presión (un saco de patatas fritas tampoco hacen mal), mientras que para Géminis todo está bien mientras se le gane al aburrimiento. Escorpión prefiere el dolor a la diversión (¿hay alguna diferencia?) y no le preguntes a Capricornio, orientado a resultados, sobre la felicidad, a menos que quieras dos grandes ojos en blanco. Quizás nunca alcances el estándar de felicidad de alguien más. Puede que biológicamente estés programado para la depresión, o simplemente valores más la paz o la presencia (como tú, Piscis). La astrología dice si, mil veces sí, a echar por la ventana los criterios de otras personas (mientras no le caiga en la cabeza a nadie). La astrología es la manera del universo de decirte: haz lo tuyo, cariño. Hacer que tu signo sonría, a su manera especial, y todo para construir confianza, aceptar tus talentos naturales y tener un ojo puesto en el ego. ¿No sabes por dónde empezar? ¡Qué afortunado! Escribí un acordeón muy útil. Aries Talento Especial: Liderazgo; pirómano creativo, ambicioso raramente retenido por las opiniones de otros. Monstruo Egóico: Pensar que la cooperación y el compromiso te convertirán en un perdedor. Constructor de Confianza: Toma una idea y compromete a ella hasta que alcances el objetivo deseado. Te despertaste inspirado con la idea de empezar un negocio de coaching, investigaste en internet, pagaste por una licencia de negocio y 45 minutos después...estabas enlatando 8 mil pepinillos??? ¡Enfócate, Aries! Eres una estrella para comenzar, pero sólo ganas si terminas lo que empiezas. Tauro Talento Especial: La imparable fuerza de un peñasco rodando cuesta abajo por la montaña; creador de placeres corporales y hermosos objetos. Monstruo Egóico: Terquedad patológica. Constructor de Confianza: Construye lo que más valoras. Un tauro que valora los panes endulzados puede convertirse en un pastelero profesional mediante horas placenteras junto al horno, probando deliciosas magdalenas, tartas, pasteles y capas de confecciones. Sin embargo, recuerda: el crecimiento sano te mantiene fuerte. Para continuar dominando el oficio de los antojos, necesitas adaptar tu estilo para incluir a los ayudantes. Géminis Talento Especial: Haz las mejores preguntas, y consigue las respuestas más interesantes; flexibilidad; astucia; genialidad para las multitareas; acróbata verbal. Monstruo Egóico: Manipulación como forma recreativa contra el temido aburrimiento Constructor de Confianza: Explora todas tus curiosidades a través de diversos medios —discusiones con amigos, con los cajeros de supermercado, la niñera del hijo del mejor amigo de tu madre, en internet, libros, películas, enseñanza, escritura. Evita la basura mental y el nihilismo invirtiendo la mayor parte de tu tiempo en intereses significativos y tomando pausas para reflexionar sobre lo que has acumulado. Cáncer Talento Especial: Inteligencia emocional; creatividad; talento para nutrir a otros; entender la necesidad de las personas; hábil con niños pequeños. Monstruo Egóico: La necesidad de sentir que tus sentimientos son reconocidos, todo el tiempo. Constructor de Confianza: Conviértete en tu mejor motivador desarrollando espectaculares habilidades emocionales, incluyendo límites amorosos en cuanto a la auto-indulgencia. Un mal humor prolongado no tiene por qué desviarse de esa camaradería que tienes contigo mismo cuando tienes confianza. Sacrifica el confort instantáneo por lo que te beneficia a tí y a las personas que te rodean a largo plazo. (Es lo que un buen padre hace). Leo Talento Especial: Entretenimiento; imaginación; talento para el escenario; liderazgo; ser único y brillante; romance; básicamente todo, cabrón. Monstruo Egóico: Necesidad de atención de una público seleccionado (una sola persona cuenta como público) Constructor de Confianza: Eres la mejor versión de tí mismo cuando te presentas tal cual eres y alimentas a los demás con las vibras que te gustaría recibir. Autenticidad —especialmente cuando expone tu debilidad— y actuar por amor hace que te ganes la ovación de la vida. Virgo Talento Especial: Ojo de joyero para los detalles; resolver problemas; gurú de la salud y la nutrición; en general, un sabelotodo. Monstruo Egóico: Tu autoestima está anclada a que te salga todo perfecto. Constructor de Confianza: Reduce tu ansiedad desviando la atención hacia tí mismo y redirígela a tu trabajo. Sí que puedes tolerar la crítica negativa (nadie es tan cruel como tu propio editor interno) y contribuye tus habilidades a un proyecto interesante

y valioso, ya sea una asociación de padres que trabaja para los estudiantes o un video musical que necesite un bailarín/cantante (hola, Virgos Beyoncé), o lo que sea que te haga brillar por dentro. Libra Talento Especial: Un ojo para la belleza; increíbles habilidades sociales; la habilidad de ver las dos caras de un problema (mente legal innata); creador de relaciones y placeres. Monstruo Egóico: La necesidad de sentirse apreciado y/o razonable. Constructor de Confianza: A los libra les encanta el sistema de compañeros, así que acoge tus talentos por pares. Ya sea que eres un paralegal ayudando al lado desaventajado en una pelea legal migratoria e injusta, o ya seas un poeta que se puso de acuerdo con un amigo con fechas límite para mantener la motivación en alto, cuando te sientes más logrado es cuando haces algo por los demás. Escorpio Talento Especial: Psicólogo e investigador por naturaleza; detector humano de mentiras; pasión; increíble ambición —nunca se dará por vencido una vez descubras lo que quieres. Monstruo Egóico: La sensación de sentirse subyugado. Constructor de Confianza: Adéntrate en tus miedos como si fueran fuego y en los que te gusta quemarte (¡te gusta de verdad!). Una experiencia intensa —enamorarse, acompañar a un amigo a través de un duelo, conducir una ópera de cuatro horas, echarse un alto clavado a la piscina o tomar un voto de silencio — desenmascara tu verdadero poder (siempre estuvo ahí, contigo). Sagitario Talento Especial: Maestro; predicador; narrador; creador de significado; creador de fiestas para uno. Monstruo Egoíco: Pensar que tienes la razón. Constructor de Confianza: Estás en una aventura que durará décadas, Sag, y eso requiere un constante descubrimiento y aprendizaje. Cuando te pesa la cabeza de lo mucho que sabes, pierdes contacto con la chispa y el vigor de lo que no conoces. Los viajes, lecturas y estudios desafiantes te espabilan de tus suposiciones. Entre más te abras, más conectado te sentirás con la vida. Capricornio Talento Especial: Transformar el caos en orden; eres capaz de ver todo el panorama y descifrar el camino; imbatible determinación; paciencia en el mentorado (cuando llegues a la vejez). Monstruo Egóico: Obsesión por mantener el control (olvidando lo que realmente te importa). Constructor de Confianza: Sabes lo que quieres pero sobreestimas lo difícil que es llegar ahí. Eres el arquitecto de tu propio proceso, así que constrúyelo de manera que incorpore el amor, la amistad, el aprendizaje y la oportunidad de desatar y crear errores productivos. Aquarius Talento Especial: Originalidad; experiencia observando a otros; entendimiento intelectual; buen trabajo y juego en equipo. Monstruo Egóico: Sentimiento de superioridad. Constructor de Confianza: Tiendes a vivir de en tu cabeza y unos pasos por delante, en el futuro. Para sentirte visto y competente y motivado, necesitas hacer algo concreto con aquellas ideas locas y geniales. Tus resultados no serán exactamente iguales a lo que aparecieron en tu mente, pero tendrás la emoción de una nueva, apasionante experiencia que te llevará de vuelta al laboratorio mental. Piscis Talento Especial: Compasión; imaginación; sensibilidad por los invisibles; reacción fluida ante la energía de otros. Monstruo Egóico: Presentarte como un héroe o una víctima. Constructor de Confianza: Paradójicamente, para sentirte visto, tienes que dejar ir la preocupación de cómo los otros te ven. Manifiesta el mundo interior que llevas, a través de juegos creativos (¡jugar también cuenta!), una comunidad espiritual o religiosa o pasando el tiempo con aquellos que la sociedad considera invisibles. Manifestando activamente tus visiones sobre la realidad, tú te haces real también.


OREJA A OREJA

Oreja A Oreja: Más Allá de la Sonrisa  

Happy City: Art for the People es una intervención artística que dura 6 semanas por la ciudad de Denver, con la intención de eliminar obs...

Oreja A Oreja: Más Allá de la Sonrisa  

Happy City: Art for the People es una intervención artística que dura 6 semanas por la ciudad de Denver, con la intención de eliminar obs...