Issuu on Google+


¿en cual encajas?

más que una pregunta, una reflexión sobre los modos de vida actuales


libro a cargo de: Antonio Álvarez Gil y Fernando Pérez del Pulgar coordinación: Antonio Álvarez Gil y Fernando Pérez del Pulgar diseño y maquetación: tuimagina ISBN: Depósito Legal. Escuela de Arquitectura de Málaga. Univerdidad de Málaga Se permite la reproducción total o parcial siempre que se cite su procedencia.


Índice

Otro mundo es Posible,

20

¿En cuál encajas? Silencio, acción...

20

La apuesta por una arquitectura como instalación.

20

Cuando la arquitectura se convierte en arte visual.

20

¿En cuál encajas? Memoria del proyecto.

20

¿En cuál encajas? Reflexión después de la instalación.

20

Créditos y agradecimientos.

20

por José Ramón Moreno Pérez. Director de la Escuela de Arquitectura de Málaga por Antonio Álvarez Gil y Fernando Pérez del Pulga.Profesores de la Escuela de Arquitectura de Málaga Colectivo

Antonnela Montinaro. Fundación gacma. Alumnos autores de la instalación Alumnos autores de la instalación


, e l b i s es po

ooreno Pérez. de Málaga d n u tro m amón M tectiura

Orologo por JoséscRuela de Arqui P e la E d r o t c Dire


dice un texto de este librito, corto en formato y dimensiones -como corresponde a una publicación universitaria en estos tiempos de crísis- pero grande en su contenido y ambicioso en sus pretensiones. Si, otro mundo es posible, dicen estos alumnos de una minúscula Escuela del sur de Europa, desinhibidos, deseosos de demostrar a la sociedad que es posible imaginar, desde el deseo de una ciudad mejor. Entonces, se unen, piensan, hacen de la conversación el medio para la imaginación, de la imaginación el medio para la habitación y de allí pasan a la construcción aprovechando lo que le rodea, las tecnologías, los apoyos, los materiales, reciclan y aposentan a los visitantes en el salón de su casa que ahora está en medio de la calle. Los estudiantes de la Escuela de Málaga le invitan así a una fiesta nocturna, en la que podrá entrar al salón de su casa a través de la gruta donde se refugiaron sus antepasados -eso si, ahora de cajas de cartón, pues la naturaleza es artificial- para asistir a una proyección en la que usted comprobará que la globalización no es sino un continente artificial animado por el confort, rodeado de una mar de pobrezas: todo eso dijeron aquella noche los estudiantes de la Escuela, los que tuvieron oídos -más de 7000- lo escucharon, en silencio: ...otro mundo es posible.


¿En c

Silen

uál e

ncaja

p o r A cio, Fer na n t o n i o Á acción lvare n Profes ores d d o P é z Gil .... r e la E e z y d scuel a de A e l P u lgar rquite ctura

de Má

laga

s?


…es el saber del que a través de siglos permanece sentado a la puerta de su casa mirando con amorosa y burlona mirada el desfile del "gran teatro del mundo". Es la vida que trabaja sin parecerlo, porque trabaja recreándose en la obra. Es el arte. María Zambrano, Antología de Federico García Lorca, Chile 1937

A walking and running circle Warli Tribal Land, Maharashtra, India, 2003. Richard Long.

La instalación, que los alumnos de la Escuela de Arquitectura de Málaga realizaron para la Noche en Blanco, empezaba con la cueva como símbolo del primer cobijo, el hogar primitivo. Este primer hogar evoluciona de una manera sencilla desde el punto de vista formal, pero suficientemente complejo desde el punto de vista conceptual, tanto, como para tardar varios miles de años en concretarse. Se produce lo que podríamos llamar la primera arquitectura, la primera casa. El homo sapiens, marca su territorio en la cueva con un círculo de piedras, muro invisible e intangible que le protege de las miradas del resto de los miembros del clan. Se crea también la primera norma, la de no mirar fuera del circulo, la privacidad. La línea, el círculo, elementos que forman el inicio de la arquitectura. Curiosamente, la línea es el elemento fundamental de esta instalación. Una simple línea dibujada en un suelo negro. La línea como abstracción máxima de la representación del hecho arquitectónico. En esta instalación no se perseguía más, que la interactuación del visitante con la obra realizada, que cada uno encontrara su lugar, su mundo, su círculo. Pero, a diferencia del homo sapiens, que también observara el mundo de los demás, como diría María Zambrano, ese gran teatro del mundo que pasa por delante de nosotros, teatro al que a veces hacemos poco caso, que pasa a hurtadillas y se desvanece.


Si algo aporta el éxito de esta arquitectura efímera, es que cada visitante, cada pareja, cada niño, cada uno de nosotros, encontró su sitio, no importaba que estuviésemos en medio de una calle, a la vista de todos, la fina línea del suelo nos protegía evitando el pudor, la vergüenza. Pero lo más importante, es que todos compartíamos el mismo lugar, la misma ciudad; por un momento nos convertimos por arte de magia, en el vagabundo, el inmigrante, el estudiante, nuestros abuelos o nuestros prósperos vecinos. Todos en un armonioso equilibrio, como un gran baile donde cada uno sabe cuál es su lugar y hacia donde moverse sin pisar a nadie. No importa lo grande que sea el salón, hay sitio para todos. ¿No será que añoramos otras maneras de habitar? Esta instalación pone en entredicho los modos actuales de cómo vivimos, como nos relacionamos, como son nuestras ciudades, nuestras casas. Este mundo loco, donde hasta ahora todo valía, debe cambiar, y por ello, la propuesta de estos alumnos tiene mayor valor. No cabe duda que debemos proponer otras estrategias y que éstas son necesarias. Esta nueva hornada de arquitectos está predispuesta a ello, pero necesitan de la complicidad del resto de sus interlocutores. Esta Escuela apuesta por una arquitectura más solidaria, más sostenible, pero sobre todo más divertida, más humana y más cercana. Lo importante es poder encajar y no sentirse ajeno a lo que nos sucede, somos parte de ese gran teatro del mundo, pero no de su atrezo ni del conjunto de figurantes, somos, cada uno de nosotros, la estrella principal, la que aparece en el cartel con las letras de mayor tamaño, pero también somos el director, el que opina, el que decide. La obra no puede realizarse sin nosotros, la función se suspende. Como ocurrió el día de la Noche en Blanco, debemos dejar atrás nuestras ataduras, ocupar nuestro sitio y respirar hondo porque la función va empezar de nuevo.


Silencio. Acción….. Cuando una obra tiene la propiedad de engendrar en torno suyo un espacio de silencio, promueve una mirada distinta sobre la realidad, una mirada despojada, abstracta, en la que el mundo se nos presenta bajo el signo de la contemplación. A través de ese silencio no se persigue escapar al mundo o suplantarlo, sino, más bien, revelar sus dimensiones ocultas y escondidas. Silencios elocuentes, Carlos Martí. Barcelona 1999.


, La apuesta por una e l b i s o p s uela c e s E arquitectura como instalación a o l d ón. DirectorInstalaciones de n u álaga M e m d iura Ram Catering ctarquitectónico e é t s i o u OtPrroo J q r r de A logo po Aposentar la ciudad La arquitectura del aposentamiento

Colectivo


La pasada semana un grupo de estudiantes de la Escuela de arquitectura dirigidos por dos profesores de la misma, nos han ofrecido dentro de la Noche en blanco, una instalación -titulada ¿en cuál encajas?- situada en el espacio que separa el edificio del Rectorado del Banco de España. La instalación realizada con materiales reciclados y algunos muebles prestados generosamente por la marca Ikea, proponía un simulacro del espacio doméstico de la casa en medio del espacio público de la ciudad, aprovechando las fachadas de los edificios anexos como pantallas, para proyectar un video en el que se denunciaban los desmanes que el hombre ha llegado a causar en el planeta, con su habitar despilfarrador y depredador del medio donde construye su mundo. Celebración, diversión, ocupación, consumo, denuncia, creatividad e invitación a la participación ciudadana, se daban la mano en este imaginativo espacio-propuesta, que tan solo duró unas pocas horas, siendo la instalación más visitadas de cuantas se realizaron esa noche, cumpliéndose así, uno de los logo que la sociología contemporánea acuño para caracterizar nuestro mundo: un impacto máximo, una obsolescencia inmediata y su consiguiente reciclaje. La cultura arquitectónica, una vez más de la mano de sus jóvenes creadores, se adelanta para indicarnos algunos de los rasgos problemáticos de una producción, cuyos campos de implicación tan extensos como inabarcables, necesita de una reestructuración que la ponga definitivamente al servicio de los ciudadanos, a partir del cuestionamiento de la misma como hecho constructivo, como mera industria del ladrillo.


La reiterada confrontación entre habitar y construir, que ahora vuelve a hacerse presente de la mano de la última crisis económica, está en la base del cuestionamiento que esta instalación aporta al festival cultural de la Noche en Blanco. Lo hace desde una certera intuición, en la que se encuentran elementos provenientes del arte, de la sociología o la comunicación y que hoy se dan la mano en una cultura de masas, de la que los estudiantes forman parte naturalmente. Ofrecer la ciudad como casa de todos, desvelar los mecanismos habitacionales -de ocupación y aposentamiento- a través de los que podemos vivir sus espacios de una manera plena, informar que ese habitar está en contacto con una globalización que conecta lo local con dimensiones y escalas muy lejanas -y algo de todo esto sabe a través del turismo la Costa de Málaga- serían algunas de las consideraciones que, mediante el juego y la apropiación, la instalación ofertaba. Todo ello mediante la arquitectura, mostrando que todo lo que no tiene espacio interior no es tal, como elocuentemente desgrana nuestra tradición, en la que unas sillas y una pequeña mesa frontera al umbral de la casa, en la calle de un barrio, es capaz de sacar ese espacio doméstico al espacio exterior del acerado y allí reunir al grupo humano para celebrar el tiempo de lo cotidiano. Pero las formas de nuestras ciudades se han hecho muy diferente, muy lejanas, necesitadas de otros modos de habitar, frente a los que la sociedad andaluza ha


caminado con dificultad y gozo: por fin la necesidad era superada por el consumo y esa ampliación nos hacía soñar con otras maneras de vivir la ciudad. En esa coyuntura se sitúa esta propuesta de los alumnos de la Escuela de Arquitectura, nos invitan a asomarnos a cómo ellos ven ese tránsito, en el que llevamos ocupados treinta años, para darnos sagaces indicios de cómo comportarnos, de cómo aprovechar esa ocasión para que nuestras vidas se enriquezcan, de los materiales con los que se construye hoy nuestro habitar, de las estrategias espaciales que están disponible para cualquier persona a través de los medios de comunicación, de cómo ellos están incorporados a la ciudad -y de ahí el video proyectado- como informador de nuestra vida cotidiana, formando parte, tanto del interior como del exterior de los ámbitos donde vivimos. Propuesta ligera, desmontable, reciclada, activa, participada, sugerente y lúdica. ¿Y si nuestra ciudad pudiera ser así todos los días? parece lanzarnos este montaje como desafío.

Colectivo

El colectivo eAM´está formado por el conjunto de profesores de la Escuela de Arquitectura de Málaga


Cuando la arquitectura se convierte al te visu en ar nella Montinaro por Anto Fundación gacma

, e l b i s es po scuela

La arquitectura contemporánea se dirige al ojo. La globalización ha hecho que los mismos arquitectos transformen sus obras en iconos, construyendo los mismos edificios en diferentes partes del mundo. Podemos decir pues que la arquitectura se ha convertido en un arte visual, porque busca un impacto inmediato, casi publicitario, como consecuencia de la comercialización del mundo y de las implicaciones económico-políticas que lo rigen.

o la E aga e d d r o n t u ál irec M D e . m d n ó a r o iu am

OtPrrologo por José R

itect u q r A e Llegamos de esta manera a una doble vertiente en la que, por un lado se enfatiza d al arquitecto "superstar"

y por el otro se desvirtúan, cuando no se aniquilan las estructuras culturales específicas de cada cultura, despersonalizándolas y privándolas de esa "geografía emocional" que hace de una ciudad un espacio para vivir, en el que el hombre afianza su identidad y se reconoce en el trato que establece con las cosas. Hace más de 50 años Martin Heidegger recordaba que "la manera según la cual los hombres somos en la tierra es el Buan, el habitar "1.

F. Gehry, Hotel Marques de Riscal. Elciego. Álava; Museo Guggenheim Bilbao; Walt Disney Concert Hall, Los Angeles


La arquitectura debería estar pues social y culturalmente orientada, pero muchas veces se dirige a la creación de monumentos referenciales, sirviendo más para unos fines egocéntricos y limitados que para los seres humanos y su goce. Con palabras Manuel de Solà-Morales "El éxito publicitario de la mayoría de las arquitecturas más famosas es un enemigo. No sé si es una tumba, pero desde luego es una enfermedad"2. En el ámbito del arte conceptual y su reflexiones acerca de la arquitectura, numerosos artistas han desarrollado su discurso estético planteando cuestiones en torno al espacio público, el urbanismo y sus consecuencias sociales, abordando temas como la arquitectura efímera, el reciclaje, las estrategias de ocupación e intervención urbana, la incorporación de prótesis a edificios construidos o la participación ciudadana en los procesos de toma de decisión sobre asuntos urbanísticos. Artistas como Carlos Garaicoa o Santiago Cirugeda revindican planteamientos artísticos involucrados en el espacio público a través de acciones urbanas en las que incorporan elementos en la vía pública, provocando el desconcierto y la participación activa de los transeúntes, aunque tan sólo sea a nivel de utopia, de juego y de propuesta que tal vez pueda llegar a realizarse o tal vez no,.. lo que importa es dar forma a un sueño.

1 "Construir, habitar, pensar" conferencia, 1951. 2 "Me interesa la piel de las ciudades". Entrevista, El País semanal 12/10/2008. 3. Chuck Palahniuk, El club de lucha, El Aleph Editores, Barcelona 1999.

En un mundo, dominado por la publicidad, que nos hace pensar que lo necesitamos todo, menos lo que realmente necesitamos, la frase de Fernando Savater "Mi sueño es el de Picasso, tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres", marca la paradoja de esta sociedad en la que estamos subyugados por las cosas y como en la novela de Palahniuk "Lo que poseemos acaba poseyéndonos "3. Quizá el secreto de la felicidad cifre realmente en no tener más necesidades que la de encontrar un lugar en el mundo donde nos sintamos parte de lo que nos rodea, y capaces de compartirlo con los demás, para volver a formar parte de ese hogar común que nos ha tocado en suerte.


Al verlo con esa perspectiva, nuestro "espacio vital" se dilata y se extiende: ya no son las cuatro paredes de la casa, casa "búnker" o casa "cárcel", madriguera-refugio que hay que defender contra el "enemigo", ni las calles de los barrios suburbanos, ese mundillo deshumanizado y deshumanizante sin alma ni historia, que acaba deconstruyendo la ciudad y la vida social y simbólica que se desarrolla en sus formas espaciales: "de la vida asociativa de la ciudad se pasa a la vida disociativa o disociada, [...] se recrea una suma de individualismos que compiten entre sí y desconfían unos de otros"4. En una ciudad "de" y "para" el hombre, para vivir y - ¿por qué no? - para ver, que como la Zaira y la Tamara de Italo Calvino, nos cuenta su pasado "en las esquinas de las calles, en las rejas de las ventanas, en los pasamanos de las escaleras..."5 y "La mirada recorre las calles como páginas escritas ", ya no hay enemigos, sino personas, y, como ellas, sus casas, sus calles y sus ciudades deben aprender a abrirse y a comunicar.

Barrio Pruitt-Igoe ,Saint Louis Barrio le Vele, Scampia, Secondigliano

En la propuesta de los alumnos de la Escuela de Arquitectura de Málaga, "¿EN CUAL ENCAJAS?", presentada durante la Noche en Blanco, también percibimos el deseo de arrojar una mirada crítica sobre el estado actual de la vivienda, desde una perspectiva social, para reformular el modo de construir el ambiente. Los alumnos han ido creando distintos ámbitos domésticos a pié de calle con objetos de decoración de segunda mano, cartones, colchones, proyecciones y sonidos, planteando un hogar polifacético y multifuncional.

4. Rubén Pesci, La ciudad in-urbana, CEPA,La Plata, 1985. 5. Italo Calvino, Las ciudades invisibles, Plaza, Madrid, 1998.


6. Carlos Garaicoa. La Generazione delle immagini. Postmedia books. 2003.

El visitante/ciudadano puede decidir sobre su entorno inmediato, tratándose de una arquitectura efímera "portátil": un despliegue de creatividad que intenta proponer un nuevo modelo, en el que la arquitectura vuelva a ser una disciplina para el hombre, que enfatice los perfiles y el contenido humanos, desarrolle la capacidad de soñar y proyectarse a un futuro sostenible, que cuide al ambiente y a sus habitantes. Hoy en día son ya muchos los arquitectos y urbanistas que apuestan por una construcción que recupere una dimensión "natural" sin perder su calidad técnica y tecnológica. Edificios como el Kitchen Monument, en el que una burbuja neumática se convierte en espacio efímero y polifuncional, capaz de viajar, como un sueño, a todas parte, y de dar cabida a todo lo que une o divierte, fiesta, espectáculo, refugio... o el puente peatonal del estudio Miró Rivera, que une la fuerza del acero con la ligereza de la caña parecen hacer efectivas las palabras de Carlos Garaicoa "Estoy profundamente convencido de que la arquitectura representa un puente entre la memoria colectiva y el futuro, en el que las utopías y los sueños pueden hacerse realidad "6.

Otro mundo es posible.

Colectivo Raumlaborberlin, Kitchen Monument

Miró Rivera Architects, Puente peatona, lago Austin Texas


¿en cuál encajas?

Noche en blanco,Málaga 9 de Mayo de 2009 Memoria del proyecto, por los alumnos autores


Concepto.

Esta propuesta tiene como finalidad arrojar una mirada crítica sobre el estado de la vivienda desde una perspectiva social, así como lo paradójico de su situación actual, haciendo un recorrido virtual a través de las formas de crear distintos ámbitos domésticos, evolucionando en un giro drástico, una inyección de dinamismo a través de una ruptura con el plano y hacia una composición amorfa, evocando el fin y la vuelta al inicio.

Descripción.

La obra consiste en la creación de una calle superpuesta a la actual, definida por siete espacios domésticos dibujados en el pavimento, con sus siete formas de habitar materializadas mediante cajas, muebles y habitantes. Se ambientará el "barrio" con distintos efectos sonoros, música y proyecciones temáticas (de producción propia). Se propone proyectar videos sobre, el Banco de España, y el muro de c/Guillén Sotelo, recreando escenas de la vida cotidiana. A medida que se suceden los espacios domésticos, la vivienda da paso a una progresiva desvinculación real de la propuesta, transformando el plano de las casas en la extensión de un remolino de cajas de cartón a modo de cueva primigenia, que a su vez, se descompone en una fantasía de formas sugerentes que abarcan al que llega a visitar el conjunto y despiden al que se marcha. La iluminación del conjunto se realizará mediante lámparas y luminarias que formarán parte del mobiliario interno de las viviendas, creando una atmósfera íntima que invite a la exploración de las mismas, así como focos que realcen las formas escultóricas de las composiciones de cajas más sugerentes.


Miradas.

Debido a la carga conceptual de la instalación, ésta presenta una multiplicidad de matices que aportan una gran variedad de posibles interpretaciones: - Critica al sistema económico capitalista actual. Aprovechando la ubicación en un lateral del Banco de España, se reflexiona sobre la vivienda desde lo irreal de su posesión, lo etéreo de su propiedad, en definitiva, poniendo al descubierto la esclavitud de la estructura social en relación con sus bienes, creando seres humanos que poseen lo que acabará poseyéndonos (vasallaje hacia el banco). -Reflexión fenomenológica de la espacialidad de la casa, donde lo verdaderamente importante son sus habitantes, sus recuerdos, sus olores, su música, y en resumen, sus rincones inmateriales. - Desmaterialización del concepto de casa hacia un gesto caótico que incita a la reinvención, a la originalidad como vuelta al origen; una tormenta de cartón recordándonos la cueva como génesis, el primer refugio. - Análisis acerca de los modos de habitar en relación con su estrato social correspondiente (pobres, inmigrantes, jóvenes, acomodados, etc…) con lo que ello supone en cuanto a tipo de mobiliario, iluminación, dimensión, etc… - Interacción con el público, en el que por momentos se convierten en habitantes o moradores, lo que provoca la creación de un nuevo lugar efímero, que al igual que la vida de las casas, se agota o destruye (por tanto, deja de tener sentido) cuando no contiene vida en su interior.


Noche en blanco,MĂĄlaga 9 de Mayo de 2009 Los dĂ­as previos


¿e

? s a j a c n n cuál e stalación

e la in d s é u p s e d Reflexión autores Alumnos


Quién iba a decirnos que después de los contratiempos que supusieron los asuntos del "vuelva usted mañana" -tan propios de nuestra ciudad- que vivimos la tarde antes del estreno, además de las inclemencias del tiempo -menudo chaparrón a mediodía-, todo saldría a pedir de boca. Y tanto que sí. Tan sólo 24 horas antes de la inauguración oficial de la instalación, la calle en la que debíamos ubicarla se encontraba aún sin vallar y bien surtida de coches, ya que, al parecer, se traspapeló la orden del ayuntamiento. La situación se nos presentaba crítica, ya que nuestra idea era instalar la moqueta y los muebles esa misma noche, para que al día siguiente nos pudiéramos dedicar a montar las cajas, caracterizar las casas y ultimar detalles; pero el estigma que nos persigue a algunos pre-arquitectos de hacer las cosas la noche antes de la entrega, nos aporta ciertas dotes de animal nocturno que nos permitieron paliar el retraso de la tarde trabajando de madrugada. A eso de las once de la noche, con la calle por fin despejada de vehículos a golpe de grúa, comenzaron a extenderse los metros y metros de suelo negro con los planos dibujados. Parecía que no iban a encajar nunca. A la mañana siguiente con los cuerpos bien cargados de cansancio por el trabajo acumulado de los últimos días, se comienza a fijar definitivamente la tela y siguen los interminables viajes de ida y vuelta al taller cargados de muebles y cajas. El ambiente era de ilusión. La propuesta comenzaba a tomar forma con la alfombra limpia, los arcos de la cueva, los primeros muebles y la banda sonora a punto. Sin embargo, el color grisáceo con el que había amanecido el cielo, anunciaba lo que parecía impensable los días anteriores: iba a llover. Y llovió. Cuando las primeras gotas empezaron a caer, nos hicimos los suecos, como pensando que eso no podía estar pasando, que seguro que solo serían cuatro gotas. Pero cuando arreció la lluvia y tuvimos que guardar apresuradamente las cajas y sacar los plásticos para cubrir los muebles, en aquel momento, el panorama cambió radicalmente. Desolación. Era obvio que si continuaba lloviendo la propuesta se tendría que cancelar. Debido a esto lo que antes eran "¡qué chulo va a quedar!", dieron paso a los "tanto trabajo para nada…". El descanso forzoso hizo que los ánimos cayeran en picado, y de poco valía bailar a lo Gene Nelly en Cantando bajo la lluvia para intentar animar a la tropa. Todo parecía perdido. Pero tan súbitamente como vino, se fue. Con poca convicción al principio y con la urgencia del retraso después, comenzó la actividad más vertiginosa: todos nos pusimos frenéticos enchufando lámparas, pegando cajas, colgando carteles, montando totems, proyectando videos,… En medio de todo aquel jaleo, empezaron a pasar por allí los primeros curiosos, con esa pregunta estrella que dice algo así como: "Oye, ¿qué es lo que habéis montado aquí?". No sabíamos si la hora oficial de la inauguración había llegado ya, si habíamos terminado de montarlo todo o no, pero de repente y sin saber cómo, una mano invisible nos arrebató nuestra propuesta para regalársela a todo el que por allí se acercó; un momento difuso en el que los visitantes se hicieron residentes, se apoderaron de la instalación, la hicieron suya. Fue una sensación indescriptible la que nos invadió al percibir cómo lo que hasta entonces no había sido más que un puñado de


ideas, objetos y dibujos, se tornó de manera repentina en algo físicamente palpable, cierto, real, al verlo en manos de personas que no conocíamos, ajenos completamente a nuestras ideas pero que pasaron a ser cómplices, una parte fundamental del conjunto. La idea inicial era que los propios alumnos haríamos de actores-habitantes, de manera que la posición del visitante era la del espectador que contemplaba la escena. Sin embargo, antes de que reaccionáramos, la gente entraba en cada casa, se sentaba en las sillas, abrían los cajones, veían la televisión, se tumbaban en las camas,… todo con una naturalidad que nos hizo quedarnos atónitos al darnos cuenta de que habíamos pasado a ser nosotros los espectadores, uno más con los visitantes, que nos maravillábamos de cómo todos disfrutaban y se hacían fotos con cada detalle de su vivienda preferida. Se nos habían tornado los papeles. Al caer la noche, el ambiente sonoro y la luz de las lámparas inundaron el lugar de la atmósfera propia de una casa, convirtiéndose en algo más. Ya no se trataba de un rincón entre edificios y un puñado de enseres domésticos. La calle no era tal, el barrio se respiraba, el ámbito urbano se tornó doméstico. La vista superior de la instalación desde el paseo de la Alcazaba era algo así como la prueba de fuego, donde comprobaríamos el antes y el después, del proyecto a la realidad, ya que desde ahí fue desde donde hicimos la foto base para el fotomontaje de la propuesta. Al grupillo de personas que se encontraba por allí se le oía cuchichear "Se parece a Dogville…" y responder "Sí, pero está guapísimo". Aquellos comentarios furtivos que se le escapaban a la gente al pasar nos henchían de satisfacción. Uno de los momentos más emocionantes fue subir para verlo todo desde arriba y disertar entre nosotros: "Señores, nuestra primera obra construida". Una de las anécdotas curiosas vino por parte de una mujer mayor que nos dijo al recibir uno de los flyer que regalábamos de recuerdo: "Ah, gracias, ¿dónde tenemos que votar por cuál es en la que encajamos?". Nos quedamos perplejos al darnos cuenta de que la propia experimentación del evento le había dado vida propia y creado nuevas facetas que habían pasado desapercibidas para todos nosotros. Comentó un amigo arquitecto: "Esto es fantástico, estaba sentado ahí en el sillón mirando a la gente…y es que esto es una calle habitada, como una casa colectiva, qué pena que no podamos disfrutar de esto todos los días". En la propia memoria del proyecto expresamos múltiples lecturas, pero no podíamos imaginar que fuese a ser la propia gente la que descubriera nuevos enfoques. Así fue como, durante unas cuantas horas de la "Noche en Blanco" , una calle de Málaga se convirtió en la casa de todos los que pasaban por allí. Gracias a esta experiencia aprendimos una de esas lecciones que sólo se aprenden en la práctica. Gracias a la aportación espontánea de la gente que nos visitó, aprendimos a reconocer cómo llega un momento en el que el proyecto deja de pertenecerte como ente creativo para pasar a ser un todo colectivo con las personas que hacen uso de él.


El d铆a de la instalaci贸n


o a di s tienen derech ]” le ño pa es s lo [… da. “Todos digna y adecua una vivienda Artículo 47 de

la Constitució

n Española (1

978).

sfrutar de


“La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.”

Platón (427 a.C.-347 a.C.), filósofo


“Trabaja uno toda la vida para comprar una casa, y cuando, por fin, la casa ya es de uno... no hay quien viva en ella.” Arthur Miller (1915-2005), dramaturgo.


“L ar r a c ar iba ida ; la d e Ed s ol s h u uar ida mi do rid llan Ga lea ad no es te po (19 hor rqu 40izo e s ), e scr nta e e itor l e jerc yp imp e v erio lica erti dis ta. res calm p et en uo te y mu de tuo sd .” e


es el hogar ciudad, que la y ; o d a v ri s el hogar p casa, que e ra st e u n s o m “Todos tene l. público.” e intelectua 86), político Enrique Tier

no Galván (1

918-19


"La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida.“ El Club de la Lucha (1996), novela de Chuck Palahniuk.


humanos, pero s de derechos recho de ver, oír ta lis as ns te o ex el de das ha publicad tiene más que “Naciones Uniayoría de la humanidad no a. itor y periodist o (1940-), escr la inmensa m uardo Galean Ed y callar.”


“Para c Johann

onocer

Wolfga ng

a la gen

Goethe

te hay

(1749-1

que ir a

832), po

su casa

eta y dra

.”

maturg

o.


con uenta c e s sino a casa n u e . v p o e ta ué sir itor y r c s “De qe situarla.” e ), -1 8 6 2 dond (1817 D H enr y

avid T

h o re a

u

ble tolera a t e n un pla


“Todos somos susceptibles de acabaruna convertidos en sin techo, basta quenos cadena de circunstancias penosas ello que despojen temporalmente de todo aquuridad.” formaba un edificio de aparente seg . Maneras de vivir de Daniel Ruiz


“El verdadero prog pero para eso hacereso social no consiste en aumen tar las necesidades falta ser humildes , sino en reducirla .” s Mahatma Gandhi

voluntariamente;

(1869-1948), polĂ­ti

co y pensador.


ir, dec s a, e a. ierr e cuids.” t a n l qu cio n e struir edifi o s les con nta ar. mortaen el e leva t i hab los ga r qu nte omo esplie strui e iam a c e d on rop aner itar s n el c p r es la m ab y e rui ar es omo hnto… t s fo. n Co habit truir c cimie ), filóso º 1 l 6 e s “ º E on r 7 -19 2 El c a el c 889 1 d º ( i 3 cu er egg que eid rtin Ma

H


eso por otras cosas, el procan en tre en , es n ió ac nsform “La civiliz s manadas se tra s comunidades la el que las primitiva de a, ic án ec aym una analogía, tosc sectos sociales.” in s lo de s ca ni gá or . Aldous Huxley (18

94-1963), novelista,

ensayista y poeta


“Los poderes públicos promoverán las condiciones para la participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural.” Artículo 48 de la Constitución Española (1978).


Profesores coordinadores: Antonio Álvarez Gil - Fernando Pérez del Pulgar Alumnos Laura Díaz del Pino Enrique España Naveira Jose Francisco Fernández Díaz Teófilo García Ruíz de Mier Juan Antonio Postigo Castillo Francisco Carlos Ruíz Burgos Ana Alejandra Alcántara Olea

Marina Díaz García Pedro García Sáez José Jiménez Pérez Úrsula Martín Codes Juan Manuel Mateos Delgado Daniel Natoli Rojo José Alberto Simón Montesinos Agradecimientos

Vicerrectorado de Cultura, Universidad de Málaga Excmo Ayuntamiendo de Málaga, Área de Cultura IKEA Málaga

Málaga 18 de Junio de 2009

"El conocimiento de la belleza es el verdadero camino y el primer peldaño hacia la comprensión de las cosas que son buenas" John Ruskin



¿En cual encajas?