Issuu on Google+

EL NÚMERO DE ORO:

Φ

Pitágoras y sus seguidores formaban una especie de escuela o comunidad. Para ellos, el número cinco tenía un atractivo especial: su símbolo era una estrella de cinco puntas y les interesaba especialmente la figura del pentágono.

El lema de la escuela pitagórica fue todo es número y su emblema un pentágono regular estrellado. En el pentágono encontraron el número Φ llamado número áureo (de oro ).Es un número irracional que refleja la relación entre el lado de un pentágono y su diagonal. Φ = d/l El cociente entre la parte más larga y la más corta en que una diagonal corta a otra ...

... En el pentágono estrellado figura el número áureo infinidad de veces. Φ = D/d

El valor del número de oro es:

Φ=

1+ 5 = 1'6180339887... 2

Pitágoras descubrió la magia de las matemáticas en la estrella de cinco puntas. Escondido dentro de esta figura esta el secreto para formar el rectángulo de oro que los griegos admiraban por sus proporciones y sus cualidades mágicas. La estrella contiene el rectángulo áureo infinidad de veces.

El número de oro es conocido y utilizado por arquitectos, escultores y pintores. Las proporciones áureas han sido consideradas perfectas desde la Antigua Grecia hasta nuestros días.

Un rectángulo con las proporciones perfectas tiene la particularidad de que si se quita un cuadrado la parte restante vuelve a tener los proporciones perfectas

y

rectángulos

así

indefinidamente.

tienen

exactamente

Todos las

los

mismas

proporciones.

Φ=

l arg o ancho

Para los griegos la sección de oro representaba la ley matemática de la belleza. La encontramos a cada momento en su arquitectura clásica. Uno de los más famosos edificios de la Antigua Grecia el Partenón de Atenas (siglo V a.C.) utiliza el número áureo como elemento de diseño en su construcción. Si tomamos como elemento inicial la altura, dándole el valor 1, veremos que la base frontal es 161803398...´, es decir, la base del frente es la altura multiplicada por Φ. Pero si analizamos los distintos elementos que forman la construcción, veremos que la relación se repite. Foto del Partenón

EL PARTENÓN El Partenón es un templo griego situado en la Acrópolis de Atenas y dedicado a la diosa atenea. Esta construcción es uno de los ejemplos más claros del saber en geometría por parte de los matemáticos y arquitectos griegos. Estos consiguieron que el efecto visual que produjera el Partenón no fuera la deformación que se produce al estar situado debajo de grandes monumentos; por ello, lo que hicieron fue deformarlo en su construcción para conseguir el efecto visual perfecto. La Gran Pirámide de Keops, anterior a El Partenón, la maravillosa construcción egipcia tiene el número de oro como parte de su estructura. Si dividimos la altura de cualquiera de los tres triángulos que forman la pirámide entre su lado observaremos que es igual a 2 Φ (dos veces el número áureo). Foto de la Gran Pirámide de Keops

También en su escultura se pueden encontrar las proporciones de oro. Foto de columnas de templos griegos

Foto de la Venus de Milo

En los siglos que vinieron, el rectángulo mágico dominó la idea de la belleza en la arquitectura, la escultura y la pintura. Foto de Notre-Dame de París

Foto del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada

Foto del Escorial

Pintores del Renacimiento como Leonardo da Vinci utilizaron el número de oro en sus obras. Foto de la Gioconda

La armonía entre las proporciones para hacer un trazado del hombre perfecto se plasma en el dibujo que Leonardo da Vinci hizo para ilustrar, en 1509, el libro La Divina Proporción de Lucca Pacioli. En la obra se explican las proporciones que han de guardar las construcciones

de índole artística. La propuesta se basa en las

relaciones áureas: la relación entre la altura del hombre y la distancia del ombligo a la punta de los dedos de la mano es el número de oro

Foto el Hombre de Vitrubio

Foto de la Venus de Boticelli

En la actualidad, los pintores modernos han redescubierto la magia de estas proporciones. Salvador Dalí tomó de los grandes maestros del Renacimiento el estudio de las proporciones patentes en obras como: El Cristo de la Cruz (1950, Glasgow, Art Museum). El Cristo en sí está incluido en una perspectiva basada en la ley Renacentista de la Divina Proporción.

La Madona de Port Lligart (1945, Wisconsin University).

Equilibrio interactivo de una pluma de cisne (1946). Cabeza rafaelesca estallando (1951). Corpus hipercubicus (1954, Nueva York Museum of Modern Art).

En toda la infinidad de formas de la naturaleza hay una lógica matemática. La proporción áurea se encuentra muy a menudo en las espirales. Si trazamos una espiral como la del dibujo , obtendríamos la llamada espiral áurea, presente en objetos naturales tales como la concha del Nautilus, y en un gran número de moluscos. foto del nautilus En la distribución de las semillas del girasol: foto del girasol Si contamos es número de espirales de una piña encontraremos que siempre es igual a uno de los números de la sucesión de Fibonacci: 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, ... Dicha sucesión tiene importantes aplicaciones en Ciencias de la Naturaleza y cada término de ella se obtiene sumando los dos anteriores a él. Curiosamente, si vas dividiendo cada término por su siguiente en la sucesión, verás que salen aproximaciones cada vez mejores del número de oro. Eso no es extraño, ya que en realidad el límite de tales divisiones es el número de oro. Las caracolas crecen en función de proporciones áureas. Fotos de caracolas

En el hombre, las falanges de nuestra mano guardan esta proporción, lo mismo que la longitud de la cabeza y su anchura. El número de oro aparece en multitud de animales, plantas u objetos pentagonales: estrellas de mar, flores de cinco pétalos como la petunia, ...

El rectángulo áureo aparece en multitud de objetos cotidianos como tarjetas de crédito, carnets de identidad, cintas de casettes, tabletas de chocolate, tarjetas postales, etc. El motivo de que todos estos objetos guarden esta relación es porque al parecer nuestra capacidad perceptiva se acomoda más fácilmente a estas dimensiones.

Fotos de objetos cotidianos

Hay matemáticas en el Arte, la Música, La Naturaleza en todo y tal como los griegos lo adivinaron.

"TODO ESTÁ REGIDO POR NÚMEROS Y FORMAS MATEMÁTICAS" Pitágoras.

A la divina proporción Rafael Alberti A ti, maravillosa disciplina, media, extrema razón de la hermosura, que claramente acata la clausura viva en la malla de tu ley divina.

A ti, cárcel feliz de la retina, áurea sección, celeste cuadratura, misteriosa fontana de mesura que el universo armónico origina.

A ti, mar de los sueños angulares, flor de las cinco formas regulares, dodecaedro azul, arco sonoro.

Luces por alas un compás ardiente. Tu canto es una esfera transparente. A ti, divina proporción de oro.


El numero de Oro