Page 1


Cuando se inicia un proyecto siempre se debe hacer la siguiente interrogante: ¿Qué debo saber y qué quiero lograr?, esto con el fin de ir determinado la población, contenidos, estándares, además de involucrar el contexto en el que se desenvuelven los estudiantes, solventando así sus necesidades, intereses y expectativas; por otro lado, se deben tomar en cuenta los recursos existentes o los que se han de buscar, tiempo o alcance del proyecto y muy importante si se requiere capacitación u otro tipo de preparación previa por parte de los involucrados. Con el fin de facilitar este tipo de información, en esta unidad se propone el apartado “Empiece con el fin en mente” de la Plantilla para planeamiento del proyecto, en la que se pueden plasmar esas primeras ideas de proyecto y adecuarlas a las necesidades de sus estudiantes, conocimientos y habilidades. Empezando con el fin en mente se podrán mejorar habilidades para planear un proyecto y comunicar a los estudiantes el propósito y el contexto en el que se realizará, esto permitirá fácilmente llegar a plantear un proyecto en forma exitosa.


Paso uno: Desarrolle una idea para un proyecto. Las ideas de un proyecto pueden venir de las necesidades de los estudiantes, eventos o intereses de actualidad, entre otros, pero una vez que se tiene esa idea, hay que ir dándole forma al proyecto, tomando en cuenta los estándares de desempeño y contenidos. Los estándares de desempeños orientan al educador en el diseño de proyectos y oportunidades de aprendizaje. Los indicadores de logro de estos estándares deben conducir al desarrollo de los productos y de la evaluación del proyecto. Se puede examinar la comunidad y ofertas laborales que permitan a los estudiantes involucrarse y solventar problemas y necesidades comunitarias, como también se puede enfocar la atención en controversias que se viven actualmente a nivel nacional o internacional.


Paso dos: Metas de aprendizaje principales. Los estándares de desempeño, al detallar las metas de aprendizaje que deben alcanzar los estudiantes, permitirán determinar cuáles orientaciones satisfacen mejor las necesidades de los estudiantes que realizarán el proyecto, para esto, puede hacerse la siguiente interrogante:

¿En cuáles orientaciones didácticas se sentiría avergonzado que sus estudiantes no pudieran desempeñarse al final del proyecto? Los productos son los que permitirán a los estudiantes evidenciar lo aprendido y deben responder a los estándares propuestos. De esta manera, se espera que se alcance al menos tres estándares por proyecto (tomando en cuenta que se abarquen los siete estándares cuando se finalice el ciclo lectivo). Se recomienda que los estándares de desempeño que se utilicen, puedan ser evaluados al concluir el proyecto y respondan a la oferta educativa nacional.


Paso tres: Pregunta orientadora.


Paso cuatro: Productos principales. La trayectoria de los proyectos se pueden pensar a corto o mediano plazo; esas decisiones deben tomarse antes de comenzar el proyecto y valorando el calendario anual escolar, las herramientas con las que se cuenta, la preparación y alcances de los estudiantes y docentes. Al planificar un proyecto se debe tomar en cuenta cuánto se desea involucrar a los estudiantes en la construcción de ese proyecto, claro está que la autonomía depende del nivel educativo, edad, experiencias y capacidades de los estudiantes. De este modo, los estándares de desempeño son los que pueden orientar al educador a planear esa autonomía en sus proyectos. Se deben pensar productos que promuevan el pensamiento crítico y estrategias que fomenten el dinamismo y la resolución de problemas en los estudiantes. En cuanto al contenido, deben encontrarle sentido a la información y comprender cómo y cuándo usarla.


Paso cuatro: Productos principales. Algunos criterios que se pueden tomar en cuenta son: • ¿Involucra a los estudiantes? • ¿Trata problemáticas auténticas? • ¿Promueve la alfabetización y refuerza habilidades básicas? • ¿Requiere el uso de la tecnología? • ¿Se cuenta con las herramientas necesarias para su desarrollo?


Paso cinco: Audiencia. La audiencia establece la dirección y alcance de un proyecto, pueden ser miembros de la comunidad o estudiantes de su clase u otros grupos. Cada producto deberá estar dirigido a esa audiencia y los resultados finales de ese proyecto deberían ser expuestos por los estudiantes en la presentación de cierre, lo ideal es que su audiencia esté presente para que evalúen si los resultados fueron los esperados.


Referencias bibliográficas Fundación Omar Dengo. Manual para el aprendizaje basado en proyectos: una guía para el aprendizaje basado en proyectos orientados por estándares / Fundación Omar Dengo; traducción por Silvian Hogg.--San José, Costa Rica. Fundación Omar Dengo. Estándares de desempeño de estudiantes en el aprendizaje con tecnologías digitales / Fundación Omar Dengo – San José, Costa Rica: La fod, 2009

Libro fin en mente  

Unidad 3 -ABP