Issuu on Google+

En doble vía

Preescolar y primaria • Boletín institucional • N.º 14 • año 2011

Día de la responsabilidad ferrinista

“Experiencia que nos enseña cómo es el ambiente laboral y el respeto por los demás”

Contenido El día de la responsabilidad: una jornada que va mucho mas allá Construcción del aprendizaje: camino a la significación Malas prácticas educativas para echar a perder a los hijos Un reconocimiento para la labor de los profesores y una práctica de los valores institucionales Recomendados Notas y noticias

2 3 4 6 10 11


Editorial

El día de la responsabilidad: una jornada que va mucho más allá Gabriel Aguirre Guerra*

A

ros de grupos inferiores, de este modo la comunidad estudiantil rinde un homenaje a sus educadores; 2. al participar como actores directos del proyecto, los estudiantes valoran más su sentido y cooperan para que este se desarrolle con éxito; 3. los jóvenes de undécimo asumen esta acción de liderazgo con un alto nivel de responsabilidad, lo que representa un reto laboral que luego replicarán en su vida futura; 4. los egresados suelen hablar con entusiasmo de las bondades del proyecto y del aporte que les ha significado en su formación personal; 5. los estudiantes fortalecen las habilidades para enfrentar trabajos en grupo, manejo de relaciones interpersonales, comunicación con sus compañeros, confianza y seguridad en sí mismos; 6. durante un día, los estudiantes son responsables del cuidado de la planta física y de los recursos de la institución, lo que crea en ellos la conciencia sobre el cuidado y conservación del espacio escolar; 7. la responsabilidad de mantener la buena disciplina en los grupos genera conciencia y mayor responsabilidad haciendo que, en adelante, los jóvenes mejoren su actitud hacia las clases; 8. los estudiantes comprenden la necesidad de prepararse bien antes de presentarse al grupo donde corresponde dictar clase, lo que conlleva una lección de responsabilidad y respeto por el otro; 9. los estudiantes de undécimo deben entregar los talleres corregidos, lo que exige preparación académica previa y una valoración justa del trabajo del otro; 10. esta experiencia representa un motivo más para generar sentido de pertenencia por la institución.

de adquirir conocimientos y favorecer el desarrollo de nuestras capacidades cognitivas, a la escuela acudimos para formarnos como personas y prepararnos para el ejercicio ciudadano. Las instituciones educativas se han constituido especialmente para entregar a las nuevas generaciones lo mejor del saber acumulado por la sociedad, favoreciendo el desarrollo de su potencial humano, la convivencia armónica y el progreso social. La Ley General de Educación establece como propósito esencial de la educación “preparar a los niños para que sean ciudadanos responsables”. Con todo, el proceso de enseñanza–aprendizaje de contenidos y competencias académicas en las ciencias humanas y y ciencias exactas no garantizan por sí mismos la formación integral del educando, es necesario además el desarrollo de habilidades personales y sociales como autocontrol, autodisciplina, buen juicio, interés social, cooperación y la toma responsable de decisiones. Con el propósito de fortalecer estos logros, garantizando la educación y proyección de un buen ciudadano, en el año 1994 el profesor Jorge Eliécer Jaramillo Acosta presentó el proyecto del día de la responsabilidad ferrinista, este se realizó por primera vez en ese año con la colaboración del docente Éder Valerio Jiménez Puche (q. e. p. d.), ambos del área de matemáticas. Este proyecto se concibió como una oportunidad para que los estudiantes en una práctica real asumieran diferentes los roles, en calidad de rector, coordinador, director de grupo o profesor de área, y así atender por un día las labores académicas y compromisos formativos relacionados con la vida institucional y el funcionamiento básico del colegio. Durante los diecisiete años de la aplicación de este proyecto, se observan valiosos aprendizajes: 1. sensibilización de los estudiantes hacia la importante labor que cumple el maestro. Con el liderazgo de los jóvenes de grado once frente a sus compañedemás

*Coordinador de convivencia

En doble vía • Boletín institucional del Colegio Ferrini • N.º 14 • 2011

Rectora: Nidia Gómez

Coordinadora de preescolar: Coordinadora de primaria y bilingüe: Coordinadora convivencia de primaria: Coordinadores de bachillerato:

Elízabeth Bermúdez Yovanna Franco Amparo Zapata Gabriel Aguirre Yóly Albani Díez

Comité editorial: Coordinación general: Coordinación editorial e impresión: Correo electrónico:

2

Nidia Gómez Milton Vásquez Míriam Velásquez Milton Vásquez departamento de publicaciones comunicaciones@colegioferrini.edu.co


Maestros al tablero

Construcción del aprendizaje: camino a la significación Cecilia Castañeda Vásquez*

El maestro de hoy es un facilitador de estos procesos y quien debe concebir a sus estudiantes como gestores autónomos y constituyentes de símbolos infinitos, que crean y recrean a través del lenguaje, los números, los códigos y su cuerpo.

A

prendizaje es, sin lugar a dudas, una

sos y quien debe concebir a sus estudiantes como gestores autónomos y constituyentes de símbolos infinitos, que crean y recrean a través del lenguaje, los números, los códigos y su cuerpo. El papel protagónico del niño y todo lo que se relaciona con él cobra gran relevancia porque depende en gran medida de la riqueza de los estímulos y de los factores externos asociados que él pueda configurar sus nuevas concepciones y proyectarlas a la sociedad, poniendo en escena esas experiencias aprendidas y probando sus posibilidades también en los contextos sociales, con una postura crítica y autónoma frente a los nuevos retos y propuestas que emergen en la sociedad. Podemos decir entonces que todos los agentes que influyen en la construcción del conocimiento y de sentido —familia, escuela y sociedad— son realmente trascendentales en este proceso, y deben propiciar en los niños el ya mencionado desarrollo de experiencias significativas, con adquisiciones reales que partan desde sus imaginarios, concepciones e intereses, así como de la lectura particular de sus contextos. Por consiguiente, en el hogar deben fortalecerse espacios de diálogo para socializar dichas adquisiciones, con el fin de darles un lugar superior a todas las experiencias de los pequeños, en los que se privilegien además sus formas de pensar y se les dé un lugar especial a sus puntos de vista, sus argumentos, propuestas y opiniones. De esta forma, ese mundo simbólico que apenas empiezan a explorar no será solo reconocido y recreado en la escuela, sino que será parte de su diario vivir, lo que hará de este proceso una rica y válida posibilidad de aprendizaje.

palabra que convoca muchos significantes, como ‘escuela’, ‘estudiante’, ‘educación’ y ‘maestro’, pero es importante resaltar que hablar de aprendizaje es aludir a procesos que van mucho más allá del simple logro de conocimientos; es adentrarnos en la construcción y adquisición de la significación, entendida esta como la facultad de los seres humanos para transformar e interpretar sus experiencias y dotarlas de sentido. Ahora bien, este camino a la significación, en que los seres humanos configuramos símbolos, nos expresamos e interpretamos, empieza a través del lenguaje. Desde muy temprana edad nos convertimos en los principales agentes y protagonistas de nuestros aprendizajes; de nuestros padres adquirimos mediante la mímesis (o imitación natural de la forma de hablar, moverse y actuar de otras personas) múltiples palabras, sonidos y percepciones del mundo; pero es en la escuela donde evidenciamos nuestros saberes previos, puntos de vista, particularidades e intereses; en la cotidianidad con los otros alcanzamos nuevos descubrimientos y ampliamos nuestras representaciones mentales sobre el universo que nos rodea. Por tanto, aprender es un proceso social, que tiene que ver con la interacción, donde participan diversos actores: la familia, los maestros y los niños. Estos últimos son los más importantes, pues son ellos el punto de partida para ensamblar —a través de sus concepciones significativas— competencias e interpretaciones frente a los nuevos saberes que adquieren a través de sus experiencias, capacidades y subjetividades. Por todo esto, el maestro de hoy es un facilitador de estos proce-

* Docente de lengua castellana

3


Sicología De buenas intenciones…

Malas prácticas educativas para echar a perder los hijos Gloria Estela Villegas Monsalve*

El niño debe asumir su lugar frente a los hechos y no solo esperar a que sean los adultos quienes impongan una pena que pasará rápido sin que él se comprometa, se apene, resuelva o se motive a actuar en consecuencia.

E maneras de maltratar a los hijos o de augurarles un futuro incierto, debido a que el contexto fadiferentes

ven bajo la premisa del placer constante, causa de no pocas muertes y de muchos trastornos sociales.

miliar y social cada vez se torna más adverso y por que los padres no siempre tienen el debido compromiso para asumir el niño que viene; así, este puede ser producto de una relación pasajera, puede ser rechazado por alguno de sus progenitores o por ambos, puede cargar con la frustración de estos o puede verse inmerso en un sistema educativo nocivo, producto de la inexperiencia de los padres o de la confusión acerca de lo que es educar.

“Quiero que tenga todo lo que yo no tuve” Llenar al niño de cosas que lo satisfagan y proveerle todo lo que anhele puede convertir a los padres en esclavos de sus deseos, al punto de que son los hijos quienes mandan y definen qué se hace y cómo se hace. Un niño así crece con la convicción de que no basta más que pedir para recibir y de que no necesita hacer ningún esfuerzo al respecto. Asimismo, tampoco comprende que no todo se puede tener y que la socialización depende de las renuncias a tener: tener las cosas de los demás, tener lo que la naturaleza no ha dado, soportar lo que la vida quita en su transcurso. Una persona así jamás podrá soportar las renuncias que imponen la vida o la sociedad misma, lo que representa una frustración mayor que si se le hubiera enseñado desde un principio que no solo en la vida cuentan sus intereses egoístas, sino también los de los demás.

n

la

modernidad

existen

En el caso de la educación, no siempre es necesario hablar de negligencia por parte de los padres cuando se habla de maleducar a los niños; también las malas prácticas pueden provenir de aquellos más dedicados y comprometidos, pero que lo son en un sentido que termina por pervertir el correcto actuar y la vinculación al orden social. He aquí algunas de las premisas que mueven a algunos de estos “buenos” padres a educar sus pequeños y las consecuencias futuras en cuanto a la toma de responsabilidades, la ganancia de autonomía y la inserción dentro de un colectivo:

“Temo que se sienta humillado o traumatizado si lo enfrento ante lo que es la vida” Enfrentar al niño ante las limitaciones que impone la vida puede ser para los padres una tarea difícil, precisamente por que temen defraudarlos o perder valor ante ellos. Por esto, muchos padres se encargan de proporcionar a los hijos bienes o ilusiones que no corresponden a su realidad. El efecto, en el futuro, será la imposibilidad de asimilar las diferencias sociales o las desventajas entre un ser humano y otro, lo que puede llevar a que un sujeto observe a los demás con recelo y sin ningún miramiento. Es el caso de quienes roban o engañan bajo la convicción de estar en su derecho, sin remordimiento alguno y en situación de víctimas por no haber recibido lo mismo que los demás.

“Mi hijo no debe tener ningún límite en cuanto a su felicidad” Un niño educado bajo esta premisa jamás entenderá que no todo es posible y se dedicará a buscar sin sosiego todo lo que lo haga feliz. En este caso, se conducirá por el mundo como un amo caprichoso con derecho a todo y sin el más mínimo respeto por los demás o por los límites que impone la vida misma. Paradójicamente, la idea insaciable de alcanzar el máximo de bienestar puede llevarlos a gozar de los placeres sin ningún límite, situación que los pone en situación constante de riesgo o que los lleva a encarar una muerte prematura. Es el caso de los adictos o de las personas que vi-

4


“Yo no le pego, pero sí lo premio y lo castigo” Pegarle al niño es un problema que atenta contra su integridad, pero recurrir como medio educativo al premio y al castigo tampoco mejora el panorama, pues se trata de chantajes que alejan a los niños de la responsabilidad de hacer las cosas porque son necesarias y porque existen obligaciones de diferente índole que hay que atender. Lo mismo puede decirse del poder de convicción y la transmisión de la ley que ejercen los padres, lo que queda en entredicho una vez se tiene que recurrir a la consabida “pela” o a cualquier otro chantaje de dar o recibir por hacer lo que es debido. Esto no educa para la vida, del mismo modo en que nadie en edad adulta recibe premios por actuar como le toca ni espera que le peguen por incumplir una norma. Igualmente, vuelve insaciables a los chicos, que cada vez piden mayores cosas por hacer o por cumplir con su deber. Lo que se observa es la distancia que existe entre padres e hijos a la hora de comunicarse y la poca efectividad de la palabra como transmisora de la ley. El efecto en la sociedad: seres que no comprenden la lógica de las leyes, que posiblemente quedan al margen de ellas —sin obligaciones morales con los demás o con un colectivo—, irresponsables y a la espera de que se les diga qué hacer o cómo actuar, y que se sienten necesitados de estímulos para cumplir con lo que deberían hacer.

actos, y es necesario que los padres los interroguen sobres sus motivaciones y sobre la manera en que se harán cargo por lo que hayan hecho. Hay que resarcir los daños y asumir las consecuencias sociales de la acción. De nada sirve “quitarles lo que más les gusta”, pues, con ello, no se los responsabiliza ni se los lleva a asumir consecuentemente una mala acción: admitirla aunque esté pequeño, excusarse por un perjuicio causado, pagar con su dinero lo que han dañado, devolver lo tomado sin permiso, hacer un bien por un mal causado. Tampoco vale protegerlos ni echarles la culpa a los demás por lo que hacen, alegando inocencia o causas justas. El niño debe asumir su lugar frente a los hechos y no solo esperar a que sean los adultos quienes impongan una pena que pasará rápido sin que él se comprometa, se apene, resuelva o se motive a actuar en consecuencia. Si un padre es demasiado permisivo y no pone límites a los niños, posteriormente se los impondrá la cultura, cuando posiblemente ya sea demasiado tarde. Para terminar, recuerde que nadie está exento de errores en la educación, pero lo que sí constituye un problema es repetirlos a sabiendas del mal que causan en la estructuración de los hijos y en su inserción dentro del orden social. Y eso constituye, aun sin querer, un mal-trato y una mala educación que falla en el propósito de darles las herramientas necesarias para vivir con los otros y consigo mismos.

“Tengo que protegerlo; yo pago por lo que él haga” Los niños no son realmente inocentes ante sus

*Sicóloga, especialista en sicoanálisis con niños, sicóloga de primaria

5


Institucional

Día de la responsabilidad ferrinista

Un reconocimiento para la labor de los profesores y una práctica de los valores institucionales

D

esde hace casi dos décadas, cada año y como

Verónica López, once A,

parte de la celebración del día del maestro es una tradición en el Colegio Ferrini la programación del día de la responsabilidad ferrinista; en esta fecha los estudiantes de once asumen la dirección de la institución y se hacen cargo de todas las funciones educativas desde la rectoría hasta las clases, pasando por las diferentes coordinaciones y direcciones de grupo. En doble vía entrevistó a algunos de los estudiantes implicados en este proceso, y estas son sus respuestas y puntos de vista sobre este día educativo, de celebración y especial de práctica de los diferentes valores que la institución fomenta entre sus estudiantes: responsabilidad, autonomía, respeto por el otro y tolerancia.

rol: coordinadora de preescolar

1. ¿Qué significa para ti ser responsable? Es cumplir con todo aquello que nos ponen, pero sin salirnos de lo que nosotros pensamos, es como la combinación entre lo que nosotros queremos y los educadores nos piden, es llegar a un acuerdo que lleve a la propia responsabilidad. En el mundo en general es servirle a una sociedad, cumplir un compromiso con ella y hacerle un aporte. 2. ¿Qué importancia tiene para la institución el día de la responsabilidad ferrinista? Para mí que los alumnos le cojan más amor al colegio, que tengan más sentido de pertenencia y empiecen a valorar lo que en realidad nos ofrece; que aunque a veces lo critiquemos y nos digan cosas de él es un colegio super bueno. Además de ser responsable es amar al colegio, lo que nosotros mismos creamos, porque si no hubiera estudiantes, no habría colegio. Igual para darle un reconocimiento a los profesores porque hacen una tarea muy complicada. 3. ¿Por qué crees que te seleccionaron como uno de los líderes en este proceso? Creo que lo que más influyó fue el día del niño, pues yo tengo dos ahijados y casi todos tienen uno, ese día yo estaba correteando con el uno y con el otro, mirando qué necesitaban, si alguno lloraba estaba pendiente. Ese mismo día, los profes me dijeron “estábamos preocupados por escoger quien iba a cumplir el rol de directora de preescolar, pues a los niños pequeños todo los afecta, y

6


la coordinadora tiene que estar pendiente de muchas situaciones y vemos en ti la persona para ese rol”, ellos dijeron “ya la encontramos” y se tranquilizaron. De igual manera, todos saben que voy a estudiar pedagogía infantil y algún día yo quiero ser profesora de este colegio y por qué no coordinadora de preescolar. Yo quiero mucho este colegio, para mí ha sido lo mejor: los compañeros, los profes, los coordinadores, la planta física, el personal administrativo, todo, a mí este colegio me ha enseñado mucho. 4. ¿Qué significa para ti estar en el grupo de personas responsables de liderar esta jornada en el colegio? Para mí es muy importante, máxime que mi papel es de coordinadora de preescolar y es el día de la responsabilidad, donde tengo que estar pendiente de mis otras compañeras que están acompañando a los niños 5. ¿Qué opinas de que los estudiantes de once sean quienes se encargan de las labores directivas, académicas y formativas un día al año? Para nosotros es muy importante porque nos enseña que vamos a salir a la sociedad, y el colegio es una sociedad pequeña y cuando salgamos al mundo externo tenemos que tener en cuenta que no todos piensan igual a nosotros; entonces esta experiencia nos enseñará cómo piensan las otras personas, a respetar a los compañeros, cómo es el ambiente laboral, cómo debemos actuar si tenemos un cargo de responsabilidad, por ejemplo jefe, y cómo tratar a sus empleados, aunque en este caso sería docente alumno. 6. ¿Cuál sería tu aporte como líder? La responsabilidad en sí, los conocimientos que tengo y me han enseñado a mí y a los demás alumnos mis profesores. Y como coordinadora, a mis compañeros. 7. ¿Cómo te estás preparando para desempeñar este rol? Fue sencillo, recibí la inducción de la coordinadora de preescolar, me dijo cuál era mi compromiso, básicamente cómo tengo que manejar a las docentes que van a estar, y organizar las zonas de acompañamiento con mis compañeras y las escarapelas; además, el día de la responsabilidad debo llegar más temprano, buscar a mis compañeras, entregarles las escarapelas y estar allá a la hora que es.

7


Institucional Después 1. ¿Qué aprendiste de ese día? Muchas cosas, en verdad lo que yo quiero estudiar sí es pedagogía infantil, esta carrera es para mí, no me voy a equivocar, porque estuve muy pendiente tanto de lo académico como de los niños, voy a relacionarme muy bien con la gente que vaya a trabajar porque me llevé muy bien con mis compañeras. Hablé varias veces con la rectora encargada, Manuela la personera, ella me preguntó que cómo me estaba yendo, le dije que muy bien. Llamé a las casas para averiguar por qué algunos niños no habían venido. 2. ¿Y cuál fue la respuesta de tus compañeras? Excelente, todas siguieron las instrucciones, la planeación que habían dejado las docentes. Todo estuvo muy bien, muy responsables, igual que las niñas de décimo que fueron a apoyarnos, todas muy atentas, muy queridas y se llevaron muy bien con las que estaban trabajando, atendieron muy bien a los niños, estuvieron muy pendientes. Yo estuve pendiente de todo y me sentía muy bien, donde más estuve fue en Estrellitas o en párvulos que son los más pequeñitos, pero igual roté por todas partes, iba, saludaba.

pendiente de todo, igual es una tradición que lleva muchos años en el colegio. Yo aprendí mucho, mucho y muy feliz. Ojalá se volviera a repetir y no fuera un día sino una semana, sería muy bueno que los profesores no estuvieran y que también los estudiantes cumplieran papeles como el de portero, claro que ese sería un paso más allá porque implicaría aún más responsabilidad. Igual todos nos comportamos muy bien, nos felicitaron, especialmente Margarita la coordinadora del día, porque estuvo impecable, que estuvimos excelente; y las niñas de décimo, también.

3. ¿Qué diferencia ves entre el antes y el después de esta experiencia? En el antes estaba muy preocupada, estresada, tensionada, qué voy a hacer, cómo nos irán a recibir los niños, si habría caos, rebeldía, estaba muy preocupada. Pero cuando llegué, aunque hubo algunos detalles, pero que diga uno ¡qué susto!, ¿cómo lo vamos a asumir?, no, todo estuvo muy tranquilo, porque los niños no dan el tipo de problemas que puede dar uno de los grandes. Para mí fue más tranquilizante el después y luego la experiencia que todos los onces nos reunimos para compartir y tomar unas fotos fue muy buena, muy gratificante.

5. ¿Qué recomendaciones harías para experiencias futuras? Que lo hagan más de una vez porque la experiencia es muy buena, incluso los de once estábamos diciendo que deberíamos hablar para hacer otro día de estos porque ese día el compromiso fue bastante y de todos, entonces en el año deberían de ser dos o tres y hasta en cada periodo un día de la responsabilidad ferrinista, o también uno en el primer periodo y otro en el último, para rotar los cargos administrativos y de docencia y así todos tendríamos mayor experiencia.

4. ¿Qué crees que no ven quienes están afuera de esa experiencia? Que uno tiene que tener mucha responsabilidad como lo indica el nombre del día, porque uno está haciendo el papel de los maestros, y los que no están en esa posición creen que es algo muy fácil, pero no es así, uno si tiene que tener un alto grado de responsabilidad frente a esa situación de manejar un grupo, una planta física, de estar

Edwin Caicedo Sterling, once A, rol: director de sexto A

1. ¿Qué significa para ti ser responsable? Es cumplir, por ejemplo, en el colegio con las tareas que nos encomienden los profesores, estudiar, entregar todo a tiempo. En la casa cumplir con las tareas que le asignan a uno los padres. En general es colaborar, contribuir con lo que te co-

8


rresponde según el grupo al que perteneces, responder positivamente a lo que los otros esperan de uno. Y desarrollar la responsabilidad en los niños para que vayan creciendo y siendo mejores personas. 2. ¿Qué importancia tiene para la institución el día de la responsabilidad ferrinista? Mucha, porque es una preparación para los jóvenes de once antes de graduarse, qué carrera quieren estudiar, si una tecnología, una carrera profesional o qué camino quieren seguir en la vida, así se pone a prueba lo que hemos aprendido en nuestro proceso de aprendizaje. 3. ¿Por qué crees que te seleccionaron como uno de los líderes en este proceso? Porque soy responsable, tengo quince años pero soy callado, buen estudiante y creo que por mi comportamiento consideraron que era la persona adecuada para estar dirigiendo a los pequeños y dándoles un ejemplo para que ellos actúen. 4. ¿Qué significa para ti estar en el grupo de personas que lideraron esta jornada en el colegio? Me sentía bien y orgulloso de representar una figura de autoridad y poder dejar algo mío en ellos y enseñarles cómo se deben comportar. 5. ¿Qué opinas de que los estudiantes de once sean quienes se encargan de las labores directivas, académicas y formativas un día al año? Creo que está bien, pues los de once somos los mayores del colegio y debemos demostrar que ya tenemos cierta capacidad para formar a otros y tener paciencia con los niños pequeños, debemos demostrar lo que hemos aprendido pues hemos sido estudiantes y debemos saber orientarlos, tenerles paciencia y tratarlos bien, en cambio los de grados inferiores podrían impacientarse. 6. ¿Qué crees que aportaste ese día? Creo que ellos vieron en mí a una persona seria, callada, juiciosa; entonces ellos pueden pensar “cuando nos toque a nosotros el día de la responsabilidad quiero ser como él”, 7. ¿Cómo te preparaste para desempeñar este rol? Siempre tuve temor y pena porque era la primera vez que iba a desempeñar ese rol, estaba ner-

9


Institucional

Recomendados Película

vioso por enfrentar el grupo, no me sentía bien, estaba incómodo, como ido, pero entonces pensé cuál era mi papel y qué hacía mi director de grupo, tomé lista; el día anterior fui al grupo, hablé con el director y me presenté ante los estudiantes. 8. ¿Qué aprendiste de ese día? A tener más paciencia, ahora sí ve uno cómo lidian los profesores, pues los estudiantes solo desean hacer lo que quieren, el profesor los corrige y les exige, ellos se molestan y le responden, pero no ven cómo molestan y hacen de difícil la labor de los maestros. 9. ¿Y cuál fue la respuesta de tus compañeros? Ellos prepararon bien el tema, sacaron las fotocopias, explicaban, les preguntaban y ellos respondían. Había algunos embalados porque los llamaban de todos lados. La verdad mi sueño nunca ha sido ser profesor

Desde mi cielo Director: Peter Jackson (Reino Unido-Estados Unidos-Nueva Zelanda, 2009)

Una familia se desmorona a raíz del asesinato de Susie, la hija mayor. Ella, desde un cielo muy particular, observa cómo su familia no puede hacerse a la idea de su desaparición, y tampoco encuentra el camino para alejarse de ellos. Entre tanto, todos aprenden de esta experiencia y logran superar un evento tan traumático como es la muerte. Es una película llena de esperanza, pues logra vencer el desconsuelo y las ideas de venganza que casi acaban con las vidas de los protagonistas.

10. ¿Qué diferencia ves entre el antes y el después de esta experiencia? En realidad no encuentro diferencia porque encontré lo que esperaba, iba como director de grupo, a compartir con niños pequeños, que pensaba iban a portarse mal aunque en el fondo esperaba que no lo hicieran. Todo pasó como lo esperaba, sabía que era un grupo difícil, incluso más que un grupo de noveno o décimo.

Libro

11. ¿Qué crees que no ven quienes están afuera de esa experiencia? Los estudiantes que están afuera pueden creer que es un juego, que ese es un día libre y que como no están los profesores nosotros no representamos autoridad, entonces piensan hacer al principio lo que quieren, pero cuando uno les demuestra seguridad y autoridad, ahí se dan cuenta que no pueden hacer lo que quieren, siguen las reglas establecidas y se comportan de una manera normal.

Maltrato infantil. Teoría y clínica sicoanalítica Héctor Gallo, Editorial Universidad de Antioquia, 2008

El autor señala que en un niño maltratado lo que sufre más profundamente (más que su cuerpo) es su realidad síquica. Asimismo, sostiene que los males que marchitan la subjetividad no se alivian con la institucionalización ni la mera protección: es necesario darle la palabra al niño que sufre y comprender cómo se ha visto afectado en lo personal y en su ser más íntimo, para así darle continuidad a su vida, a pesar de lo traumático del hecho.

12. ¿Qué recomendaciones harías para experiencias futuras? Que los estudiantes colaboren, sean más conscientes y se porten bien. Me correspondió ser director de grupo en sexto A, y algunos pretendían hacer lo que ellos querían, pero no, tampoco les gritaba, les decía jóvenes silencio, y qué significa, es como implantar en los niños una semillita para que vayan siendo mejores personas. La verdad es que yo nunca fui necio, siempre fui muy callado.

Lugares y eventos Festival internacional de tango de Medellín Del 24 al 28 de junio, cientos de actividades animan la ciudad. Demostraciones en los diferentes parques, presentaciones artísticas, audiciones musicales y exposiciones representativas; se destaca, además, el primer World Tango Championships. La inauguración será en el parque de los Pies Descalzos.

10


Notas y noticias Nuestros deportistas Campeones de yudo Sebastián Díaz Arbeláez, primero B, obtuvo medalla de oro en el I festival y campeonato estudiantil de yudo 2011 que se realizó el entre el 15 y el 17 de abril en el coliseo de combate Jigoro Kano de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín. Los estudiantes que representaron al colegio obtuvieron el campeonato general, con nueve medallas de oro y tres de plata. Nado sincronizado

Salomé Rueda de quinto C participará en representación de nuestro país en el campeonato de nado sincronizado que se realizará en Lima Perú en el mes de julio. Natación Estudiante músico Gamaliel David Roa Martínez de quinto C forma parte de la Escuela de Música de Robledo, pertenece a la Red de Escuela de Música de Medellín, un programa de la Alcaldía, en convenio con la Universidad de Antioquia. Mediante el proceso de selección en la Red ha participado en las orquestas sinfónicas infantil e intermedia, integra la Banda Sinfónica Juvenil como percusionista, donde ha recibido reconocimiento de sus directores por su talento musical por parte, especialmente del maestro español Óscar Navarro en el concierto de clausura del segundo Congreso Internacional de Música para Banda, realizado en Medellín el pasado mes de abril. La creatividad Los estudiantes del Colegio Ferrini de los grados primero y segundo en su proceso de formación musical, específicamente en de la misma, han trabajado en el primer semestre la apreciación de la obra Las cuatro estaciones de Antonio Vivaldi. Como manifestación de su creatividad los estudiantes han elaborado dibujos alusivos a la primavera y al verano; por su lado los estudiantes de bachillerato compusieron poemas, cuentos y escritos basados en esta misma obra.

Camilo Herrera Mendoza de quinto A participó en el mes de abril en el torneo de natación que se realizo en Valledupar, obtuvo dos medallas de bronce y una de plata.

11


Notas y noticias

Lucha anti dengue Los estudiantes que hacen parte del programa de lucha contra el dengue de Medellín asistieron al lanzamiento de los comandos estudiantiles anti dengue, el 24 de mayo en el coliseo Iván de Bedout, donde recibieron el chaleco y la gorra que los distingue como miembros de este grupo. A esta actividad festiva asistieron el alcalde de Medellín y los secretarios de educación y salud. Esta actividad sirvió para resaltar la importante labor que realizan estos niños por la salud de la población de la ciudad. Desde el 2007 la Secretarías de Salud y de Educación Municipal realizan un proceso de información, educación y comunicación con la población educativa de la ciudad con el objetivo de que los niños sean multiplicadores de las acciones para prevenir la propagación del dengue y actuar asertivamente cuando éste se presenta. Proyecto ecológico El nivel tercero del colegio desarrolló durante el segundo periodo un proyecto de aula ecológico, el cual pretende promover el cuidado y protección del medio ambiente en su entorno escolar. Algunas de las actividades que realizaron fueron la adopción de los monos que visitan diariamente el entorno natural de primaria, la elaboración de un botón con material reciclable como miembros del comité ecológico, el conocimiento y cuidado de nuestros árboles y plantas mediante la visita de un ingeniero forestal, carteles que invitan al ahorro de los servicios públicos, y el mejoramiento de la jardinera del patio central y campañas de reciclaje, entre otros. Asimismo, cada semana realizaron actividades del club ecológico conformado por los estudiantes que generaron conciencia ambiental en la comunidad educativa no solo en el desarrollo del proyecto sino de manera permanente.


14 En doble vía