Issuu on Google+

En doble vía

Bachillerato • Boletín institucional • N.º 14 • año 2011 Contenido El día de la responsabilidad: una jornada que va mucho mas allá Qué debe aprenderse en la época del afán, la tecnología y el interés por lo material Los retrasados no existen Una experiencia muy buena que deja muchas enseñanzas Recomendados Notas y noticias

2 3 5 7 11 11

“El día de la responsabilidad ferrinista pone a prueba todo lo que hemos aprendido”


Editorial

El día de la responsabilidad: una jornada que va mucho más allá Gabriel Aguirre Guerra*

A

ros de grupos inferiores, de este modo la comunidad estudiantil rinde un homenaje a sus educadores; 2. al participar como actores directos del proyecto, los estudiantes valoran más su sentido y cooperan para que este se desarrolle con éxito; 3. los jóvenes de undécimo asumen esta acción de liderazgo con un alto nivel de responsabilidad, lo que representa un reto laboral que luego replicarán en su vida futura; 4. los egresados suelen hablar con entusiasmo de las bondades del proyecto y del aporte que les ha significado en su formación personal; 5. los estudiantes fortalecen las habilidades para enfrentar trabajos en grupo, manejo de relaciones interpersonales, comunicación con sus compañeros, confianza y seguridad en sí mismos; 6. durante un día, los estudiantes son responsables del cuidado de la planta física y de los recursos de la institución, lo que crea en ellos la conciencia sobre el cuidado y conservación del espacio escolar; 7. la responsabilidad de mantener la buena disciplina en los grupos genera conciencia y mayor responsabilidad haciendo que, en adelante, los jóvenes mejoren su actitud hacia las clases; 8. los estudiantes comprenden la necesidad de prepararse bien antes de presentarse al grupo donde corresponde dictar clase, lo que conlleva una lección de responsabilidad y respeto por el otro; 9. los estudiantes de undécimo deben entregar los talleres corregidos, lo que exige preparación académica previa y una valoración justa del trabajo del otro; 10. esta experiencia representa un motivo más para generar sentido de pertenencia por la institución.

de adquirir conocimientos y favorecer el desarrollo de nuestras capacidades cognitivas, a la escuela acudimos para formarnos como personas y prepararnos para el ejercicio ciudadano. Las instituciones educativas se han constituido especialmente para entregar a las nuevas generaciones lo mejor del saber acumulado por la sociedad, favoreciendo el desarrollo de su potencial humano, la convivencia armónica y el progreso social. La Ley General de Educación establece como propósito esencial de la educación “preparar a los niños para que sean ciudadanos responsables”. Con todo, el proceso de enseñanza–aprendizaje de contenidos y competencias académicas en las ciencias humanas y y ciencias exactas no garantizan por sí mismos la formación integral del educando, es necesario además el desarrollo de habilidades personales y sociales como autocontrol, autodisciplina, buen juicio, interés social, cooperación y la toma responsable de decisiones. Con el propósito de fortalecer estos logros, garantizando la educación y proyección de un buen ciudadano, en el año 1994 el profesor Jorge Eliécer Jaramillo Acosta presentó el proyecto del día de la responsabilidad ferrinista, este se realizó por primera vez en ese año con la colaboración del docente Éder Valerio Jiménez Puche (q. e. p. d.), ambos del área de matemáticas. Este proyecto se concibió como una oportunidad para que los estudiantes en una práctica real asumieran diferentes los roles, en calidad de rector, coordinador, director de grupo o profesor de área, y así atender por un día las labores académicas y compromisos formativos relacionados con la vida institucional y el funcionamiento básico del colegio. Durante los diecisiete años de la aplicación de este proyecto, se observan valiosos aprendizajes: 1. sensibilización de los estudiantes hacia la importante labor que cumple el maestro. Con el liderazgo de los jóvenes de grado once frente a sus compañedemás

*Coordinador de convivencia

En doble vía • Boletín institucional del Colegio Ferrini • N.º 14 • 2011

Rectora: Nidia Gómez

Coordinadora de preescolar: Coordinadora de primaria y bilingüe: Coordinadora convivencia de primaria: Coordinadores de bachillerato:

Elízabeth Bermúdez Yovanna Franco Amparo Zapata Gabriel Aguirre Yóly Albani Díez

Comité editorial: Coordinación general: Coordinación editorial e impresión: Correo electrónico:

2

Nidia Gómez Milton Vásquez Míriam Velásquez Milton Vásquez departamento de publicaciones comunicaciones@colegioferrini.edu.co


Maestros al tablero Ver y escuchar, pensar, hablar y escribir

Qué debe aprenderse en la época del afán, la tecnología y el interés por lo material Sergio Valencia Torres*

se sabe), o bien que se va a corregir una destreza que de una u otra forma no se ejecutaba correctamente. La exigencia da por hecho que hoy vemos, pensamos, hablamos y escribimos erróneamente, o que, incluso (por qué no), no lo hacemos en modo alguno. La aclaración es importante porque permite ver el lugar de donde nacen los anteriores interrogantes: hablamos desde nuestro presente; no se trata de una mirada al pasado, ni mucho menos de una mirada futurista, sino que nos acercamos críticamente a los modos de habitar, de vivir que propone la cultura actual. Entendidas así las cosas, ayuda al problema de la formación ver qué tipo de orientaciones modernas son dignas de crítica: qué advertencias pueden hacerse sobre las restricciones transmitidas por la cultura y qué amenazas se encuentran en las distintas prácticas de nuestro tiempo. Un rasgo característico de la época está en pensar cosas como “la opinión corriente enaltece”, en idealizar una cultura rápida que nos hace ser pronto hombres que ganen dinero, y la que no le permite al ser humano más cultura de la necesaria. ¿Cuál es el interés de la cultura?, se pregunta en la actualidad, y se responde: formar hombres que estén en condiciones de ganar dinero, cuya utilidad se mida por su capacidad productiva medida siempre en dinero. Ahora nos avergonzamos del reposo; la meditación prolongada casi produce remordimientos. Se piensa reloj en mano mientras se come, con los ojos fijos en las conexiones electrónicas y las relaciones virtuales; se vive como si se temiera dejar de hacer algo. “Más vale hacer cualquier cosa que no hacer nada”; esta máxima es un ardid para dar el golpe de gracia a todas las aficiones superiores. Y así como con esa precipitación en el trabajo desaparecen las formas para los ojos, sucumben también el sentido de la forma y se pierden la vista y el oído para la melodía del movimiento natural de la que hablaba Aristóteles y que lleva al hombre al deseo de aprender.

Todo hombre por naturaleza desea saber

Metafísica de Aristóteles. … Es decir, aprender.

L

a génesis de este ejercicio de escritura

comienza con el interrogante ¿qué es lo que se debe aprender? Establezcamos en principio las tres razones que abonan la necesidad de los educadores en la actualidad: el estudiante debe aprenderse a ver y a escuchar, así como a pensar y a hablar, además de aprender a escribir; el fin de estas tres razones es una educación selecta. Lo inquietante estriba en una advertencia inicial: la cultura, la constitución humana, la situación –que en modo alguno son lo dado– demandan un trabajo de formación. Tarea, entre otros, de la institución educativa y en persona de nosotros los educadores. En ese sentido todo Hombre es un proyecto. Ahora, ¿qué significa ver y escuchar ?, ¿cuál es el sentido de pensar, hablar y escribir. Aprender supone una de dos cosas, bien que se va a adquirir una destreza nueva (no se aprende lo que ya

3


Maestros al tablero

Observamos pues una manipulación del tiempo y la atribución de un sentido a la actividad del hombre. Las consecuencias: el revestimiento negativo sobre toda actividad ociosa, entendida esta como debe ser, una actividad nacida en el puro interés contemplativo que parte del deseo de aprender y carece de todo interés material y, por supuesto, la valoración excesivamente positiva del trabajo. Más allá de que estos sean los medios característicos en que el poder se manifiesta en la modernidad, acá interesa subrayar el horizonte que la época concede a todo mirar: en medio de esa conmoción “se pierde la vista y el oído para la melodía del movimiento natural del aprender”, es decir, el horizonte ya ni siquiera es visible (y no precisamente porque ocupe un lugar lejano). En este punto, no pueden dejar de sentirse las consecuencias de la tecnificación industrial y la tecnología de las comunicaciones, la indicación de que la ciencia configura unas disposiciones especiales de actividad y unas formas de pensar que amenazan con restringir la experiencia, de padecer una tecnificación en las prácticas de la vida. Si nos acostumbramos a transformar toda experiencia en un juego de preguntas y respuestas dialécticas, en un simple asunto de razonamiento, pronto veremos que, al cabo, el hombre queda reducido a agitar sus huesos como un esqueleto. Entonces, ¿cómo es posible que la juventud no se aterre ante el espectáculo que ofrecen esos esqueletos y que siga abandonándose a la ciencia ciegamente, sin elección y sin medida? A esto añádase la desinformación que proviene de los periódicos y los medios de comunicación. ¿Es otra cosa la prensa y medios de comunicación que un ruido ciego y permanente que distrae los oídos y los sentidos en una falsa dirección? Los medios de comunicación como lugar donde se vierte toda la actualidad, los diarios como formadores de hombres inquietos, que acumulan información y van de un lado a otro; en esta formación se ve de nuevo otro peligro y motivo de queja. Y también se asquea frente al estilo que propone la escritura periodística, que exige un gusto capaz de leerla: nuestro modo de tratar la lengua materna, revela hasta qué punto apreciamos el arte y nuestra relación con el lenguaje, con eso observamos cuánto congeniamos con estas experiencias propias de ser hombre. Frente al erudito podemos afirmar: “Si alguien se analiza por medio de opiniones ajenas, ¿qué de extraño tendrá que no vea en sí mismo sino las opiniones ajenas? Y así es

cómo son, cómo viven y cómo miran las cosas los sabios de hoy”. De esta manera, podemos analizar en ciertos usos modernos de cosas como la ciencia, los periódicos, la apropiación del tiempo, el culto por el dinero y por la erudición, síntomas de una cultura sospechosa. Ver en la postración a los pies del Estado una señal de desconfianza. Se pretende un igualamiento en las conductas de los hombres, y frente al igualamiento una ausencia de gobierno de sí. Observamos nuestro tiempo bajo la imposibilidad de la diferenciación, nunca del igualamiento. Así podemos describir al hombre típico actual: ¿qué es lo mediocre en el hombre típico? Que no considera como necesario el reverso de las cosas, que combate las calamidades como si pudieran evitarse (ausencia de espíritu trágico), que no quiere tomar una cosa juntamente con la otra (taxativo y excluyente), que querría borrar y extinguir el típico carácter de una cosa, de un estado de ánimo, de una época, de una persona, aprobando solo una parte de sus cualidades propias y tratando de abolir las demás. Descrito así, el hombre moderno encuentra su símil más cercano en los caballos de carga que son parchados en los ojos para evitar toda distracción: característica típica del hombre es su incapacidad para ver, escuchar, pensar, hablar y escribir. Lo anterior se perfila como una generalidad. Bien daría para un estudio dedicado a una crítica de la cultura actual y del ¿qué se debe aprender en dicha cultura? Aquí nos interesa señalar los problemas típicos de nuestro tiempo, conformadores de una forma especial de ver, escuchar, pensar, hablar y escribir que determina la formación de los jóvenes en su experiencia frente al conocimiento. A partir de allí podemos mirar con otros ojos el problema de la formación, volviendo siempre fundamentalmente, nosotros los educadores, los padres de familia y los mismos jóvenes protagonistas en este proceso de formación, una y otra vez a las preguntas iniciales: ¿qué es lo que se debe aprender?, ¿qué significa ver y escuchar?, ¿cuál es el sentido del pensar, hablar y escribir, en nuestro tiempo, para de forma idílica poder entender de nuevo como algún día Aristóteles que “… Todo hombre por naturaleza desea saber”, es decir, aprender.

* Docente de filosofía

4


Sicología

Los retrasados no existen* Bianca Agudelo Quintero**

Cuando la pulsión de saber está interdicta, el deseo se queda en la puerta. De la misma manera que el anoréxico no come nada, el sujeto en estado de anorexia escolar pondrá toda su energía para no saber nada. Anny Cordié

‘ ’ P : la persona, el niño, el adolescente que no cumple a cabalidad con los estánor retraso podemos siempre hacernos la misma idea

dares preestablecidos dentro de su sociedad; que casi siempre es rechazado y del que nunca se esperaría mayor cosa; una persona que nunca va a sobresalir y que a “duras penas” podrá encontrar un trabajo, una pareja, y tendrá hijos y su vida nunca será vista con mayor éxito. Esta es una de las grandes carencias que tiene muestra cultura actual, en que cada vez más nos vamos a los extremos: si una persona no es exitosa y “feliz”, pasa automáticamente a ser una persona sin éxito y con una felicidad que siempre quedará en duda, ya que si no tiene éxito, es probable que carezca de los recursos para comprar la felicidad que se nos exige, en momentos como estos cuando, con un clic, podemos obtener la información que queramos en menos del tiempo que podríamos imaginar. No queda tiempo para preguntarnos por el sujeto fracasado; preguntarnos si realmente es fracasado o si existe algo que subyace a este fracaso. El fracaso escolar está ahí, pero debemos tener en cuenta que, más que fracaso, es una inhibición de tipo intelectual que se traduce como pérdida del deseo por el conocimiento. Esta inhibición podría verse como un conflicto, que lleva a que el sujeto —en este caso el niño o el adolescente— se paralice y bloquee toda forma posible de realización.

Los niños y adolescentes necesitan la confianza de los demás 5


Sicología

Dentro del tema sobre el fracaso escolar, además de los efectos que encontramos referentes al niño (el principal perturbado) y a su familia, encontramos a los maestros como participantes activos de este conflicto —y por ‘activos’ no podemos pensar en ‘responsables’—; pero como maestros, estas personas son las encargadas de la transmisión de conocimiento: por parte de ellos, más que un afán por enseñar, también debe encontrarse un interés por integrar lo que sucede dentro de la vida escolar y la vida síquica de sus alumnos. Es posible pensar que, con la ayuda adecuada, el niño o adolescente se “recuperará” de su fracaso y volverá a encaminarse por el sendero del conocimiento, pero como ya se mencionó, el fracaso escolar aparece como la pérdida del deseo de saber. Pero, ¿después de la perdida de este deseo, qué sucede con el niño o el adolescente? Debemos tener en cuenta que no todos los niños y adolescentes van a responder de la misma forma ante el fracaso escolar; un claro ejemplo es la imagen del famoso Bart Simpson, niño con graves problemas de aprendizaje, niño con fracaso escolar que tiene problemas de comportamiento, y busca hacerse notar mediante acciones distintas a las escolares; que se convirtió en el payaso del grupo; ha ido multiplicando sus “barbaridades” para imponerse a sus compañeros y obtener otro tipo de prestigio frente a ellos; pero ¿quién no se ha reído con las locuras de Bart y ha disfrutado viéndolo cómo se

convierte en un rebelde, capítulo tras capítulo?, sin pensar que, más allá de la ficción, actualmente niños como él abundan en las escuelas y que cada vez es más imposible hacer que no sean pensados como problemas, que sean pensados como sujetos, que no se les imponga un deseo, que se les brinde la posibilidad de construir su propio deseo por el hacer y el conocer. ¿Cómo evitar el fracaso escolar?

• Proteja al muchacho de una severa y excesiva carga de perfeccionamiento;

• no culpabilice solo a una de las partes: estudiante, maestros o padres;

• observe cómo es el desempeño escolar y, cuando se presente el momento del reconocimiento, hágalo.

Los niños y adolescentes necesitan de la confianza de los demás, y ante la falta de reconocimiento de sus esfuerzos por parte de los otros, los trastornos emocionales se presentan y retoman al niño o adolescente en un momento en el que no sabe cuál camino es de su elección. * Este título alude al texto de Anny Cordié, Los retrasados no existen, psicoanálisis de niños con fracaso escolar. ** Sicóloga de bachillerato

6


Institucional

Día de la responsabilidad ferrinista

Una experiencia muy buena que deja muchas enseñanzas

D

esde hace casi dos décadas, cada año

y como parte de la celebración del día del maestro es una tradición en el Colegio Ferrini la programación del día de la responsabilidad ferrinista; en esta fecha los estudiantes de once asumen la dirección de la institución y se hacen cargo de todas las funciones educativas desde la rectoría hasta las clases, pasando por las diferentes coordinaciones y direcciones de grupo. En doble vía entrevistó a algunos de los estudiantes implicados en este proceso, y estas son sus respuestas y puntos de vista sobre este día educativo, de celebración y especial práctica de los diferentes valores que la institución fomenta entre sus estudiantes: responsabilidad, autonomía, tolerancia y respeto por el otro.

Jovan Guerra once A, rol: profesor de ciencias naturales en noveno

1. ¿Qué significa para ti ser responsable? Significa no solo cumplir con los deberes, sino saber lo que uno tiene que hacer, ¡pero bien!, uno tiene que saber obrar para ser responsable. 2. ¿Qué importancia tiene para la institución el día de la responsabilidad ferrinista? Para mí, en general, siempre ha sido lo mismo, es una positiva experiencia. El año pasado yo colaboré en la atención a los profesores, me pareció muy bueno porque ellos desarrollan actividades relacionadas con el quehacer docente, pues ese día se conmemora la labor de ellos, que son una parte importante de nuestra sociedad porque nos enseñan a vivir, especialmente algunos como el profe de filosofía, que es mi director de grupo, a quien

7


Institucional considero un buen profesor porque nos da consejos de vida, además de enseñarnos en la clase, nos enfrenta con aprendizajes para la vida. Ese día aprendemos a valorarlos más.

lestar, porque sé que a algunos les gusta molestar ese día y si ellos me responden cómo voy a actuar, ya que se trata siempre de ser respetuoso con el otro.

3. ¿Por qué crees que te seleccionaron como uno de los líderes en este proceso? Porque estoy cursando el último grado de bachillerato y como somos los mayores a todos nos ponen alguna responsabilidad; yo tomé la iniciativa de ser profesor de ciencias porque me gusta esa materia.

Después 1. ¿Qué aprendiste de ese día? Aprendí varias cosas; una, para ser responsable definitivamente uno necesita tener calma, porque si no ese día no lo iban a tomar a uno en serio; otra, la tolerancia, uno de los estudiantes venía una y otra vez y siempre me preguntaba lo mismo y yo le respondía, mejor dicho, yo lo toleraba mucho, aunque no era cansón. En la generalidad los estudiantes eran callados, se acercaban poco al no ser nosotros los profesores originales.

4. ¿Qué significa para ti estar en el grupo de personas responsables de liderar esta jornada en el colegio? Me siento muy bien porque va a ser la primera vez que tengo esa experiencia, y aunque me toca un grupo difícil, creo que estoy preparado mental e intelectualmente para asumirla, aunque es probable que traten de molestar pero debo saber cómo los mantengo calmados, tengo el control del grupo y si me preguntan algo debo saber cómo les tengo que responder, pues esa es mi labor como docente ese día. Tradicionalmente en mi grupo respetamos a los compañeros que llegaron a asumir esa responsabilidad, pero en otros grupos es más difícil, más que todo en los sextos porque vienen de la etapa de juego de primaria.

2. ¿Y cuál fue la respuesta de tus compañeros? Muy agradable porque ellos estaban haciendo lo que habían elegido, querían ser directores de grupo y les iba muy bien con los estudiantes porque supongo que ya tenían una conexión anterior y por eso lo eligieron, era agradable y no los molestaban. Trabajamos como equipo para mantener la disciplina y para responder las preguntas respecto a las ciencias. 3. ¿Qué diferencia ves entre el antes y el después de esta experiencia? Sentí que sí cumplí lo que quería hacer que era ser aceptado y respetado por los estudiantes, no me llevé sorpresas.

5. ¿Qué opinas de que los estudiantes de grado once sean quienes se encargan de las labores directivas, académicas y formativas un día al año? Me parece una buena experiencia y es formativa para ubicarnos en los futuros trabajos, además para poder prosperar en una actividad que requiere responsabilidad.

4. ¿Qué crees que no ven quienes están afuera de esa experiencia? Lo diferente que pueden ser las personas respecto al rol que uno tenga, cuando yo estoy como estudiante no es que me irrespeten, sino que simplemente no nos hablamos porque tenemos poco contacto con los de noveno, pero siendo profesor me respetaron más de lo común. En cuanto a la organización y logística, creo que este año estuvo mejor que en los anteriores.

6. ¿Cuál sería tu aporte como líder? Me gustaría agradecer a los profesores porque uno no ve una materia solo, puesto que el estudiante cuando la pierde dice “el profesor me la montó”, pero eso no es así. Y si uno la gana, debería decir que fue gracias al profesor porque la educación es un trabajo conjunto.

5. ¿Qué sugerencias harías para futuras experiencias? Que todos, como lo hicimos este año, traigan los talleres preparados para explicarle a los estudiantes; que asistan todos los estudiantes como en un día normal porque hubo grupos en los que faltaron algunas personas y esta es una experiencia muy buena que me gustaría que todos vivieran.

7. ¿Cómo te estás preparando para desempeñar este rol? Primero, haciendo los talleres y consultando lo que no sé porque no voy a ir allá sin saber nada, y segundo, pensando qué les voy a decir respecto a la disciplina, por ejemplo, cuando empiecen a mo-

8


Saber institucional

Valentina Rodríguez, once B, rol: profesora de castellano en décimos 1. ¿Qué significa para ti ser responsable? Hay muchos puntos de vista. Uno, cumplir unos deberes para luego tener sus retribuciones, tú sabes que tienes unas metas, una responsabilidad y unos objetivos que debes cumplir, sino los cumples no tienes esa retribución. Por ejemplo, mi responsabilidad en este momento es cumplir con mi jornada estudiantil, ser una buena estudiante, la responsabilidad de otras personas es trabajar. 2. ¿Qué importancia tiene para la institución el día de la responsabilidad ferrinista? Es una tradición de diecisiete años ya, entonces es parte de la filosofía de nuestro colegio que los estudiantes asumamos como docentes un día, que dictemos clase, esto nos aterriza mucho, lo que me parece muy interesante. 3. ¿Por qué crees que te seleccionaron como uno de los líderes en este proceso? Me seleccionaron para castellano porque me encanta esa materia, es una en las que mejor me desempeño; también por la empatía docente – estudiante que he desarrollado con el profesor Oswaldo en temas académicos, he estado mucho tiempo como alumna de él y prestando el servicio social, tengo las bases para dictar una clase de castellano. Esta experiencia nos permite comprender lo difícil de la labor del docente. 4. ¿Qué significa para ti estar en el grupo de personas responsables de liderar esta jornada en el colegio? Sinceramente me siento feliz, porque como he estudiado toda la vida en el colegio, en lo personal sé qué es lo bueno y qué debe mejorar, si los profes me consideran una líder positiva por decirlo de alguna manera y una persona que da un ejemplo digno de ser seguido es porque tengo un buen comportamiento. 5. ¿Qué opinas de que los estudiantes de grado once sean quienes se encargan de las labores directivas, académicas y formativas un día al año? Muy importante, a mí ese proyecto me encanta, es una cosa totalmente fuera de lo cotidiano en este colegio, a nosotros los estudiantes nos aterrizan: nos entregan el colegio en nuestras manos,

9


Institucional pues asumimos el papel de líderes como rectora, coordinadores o docentes. “Ustedes ya están en el nivel más alto, son los más responsables del colegio” y nos dan la oportunidad de demostrarlo, de mirar cómo nos comportamos. En preescolar, primaria y bachillerato nos educaron para ser unos líderes positivos, y el día de la responsabilidad ferrinista va a estar a prueba todo lo que hemos aprendido.

de pensar y hablar, pero fuimos al grano sobre lo que tenían que aprender. 3. ¿Qué diferencia viste entre el antes y el después de esta experiencia? Total, todo estuvo demasiado organizado, en especial por la profesora Margarita, para sacar adelante esa jornada de responsabilidad. A ella le quedaba muy fácil ir a un grupo y decirle a un estudiante, te toca este grupo o materia, pero no, ella fue por cada salón diciendo: tengo tantos estudiantes, quién quiere en primaria, quién en bachillerato, en cuál materia, se tomó ese trabajo, es muy tesa, se metió en el papel. Yo me imaginaba un desorden ese día, pero todos sabíamos a lo que íbamos. Fue excelente.

6. ¿Cuál sería tu aporte como líder? Yo no quiero dictar una clase cotidiana como la da un profesor, yo quiero dar una clase siendo un líder positivo, siendo docente pero desde mi punto de vista de estudiante: ¿a mí cómo me gustarían que me dieran una clase?, y uno cómo aprende, hablando y haciendo cosas.

4. ¿Qué crees que no ven quienes están por fuera de esa experiencia? Lo duro que es ser profesor. Yo poseo un conocimiento sobre el que tengo que profundizar y lo debo impartir a treinta, cuarenta personas que no todas aprenden igual, entienden con las mismas palabras ni reaccionan igual. Los estudiantes no vemos el esfuerzo que hacen los profesores, la paciencia que tienen que tener, son muchas cosas que uno no valora del trabajo que ellos tienen. A mí esa experiencia me enseñó a valorarlos. Yo ya no soy capaz de llegar a una clase con poca disposición, ¡me da pena!

7. ¿Cómo te estás preparando para desempeñar este rol? A nosotros nos entregaron unos talleres que debemos estudiar, pero no es solo estudiarlos sino tener cultura general, entonces me preparo leyendo el taller por si nos hacen una pregunta.

Después 1. ¿Qué aprendiste de ese día? Aprendí a ser responsable, a valorar los profesores y a considerarlos demasiado, es una labor muy pesada, hay que ser muy paciente, tolerante, tener mucha capacidad de explicar, tener la disponibilidad, yo soy el que sé y mi deber es de enseñar así algunos no estén comprometidos en aprender. Me gustó mucho esta actividad, es algo que te muestra el colegio desde otro punto de vista, nosotros los estudiantes lo vemos como venimos, nos enseñan y ya. Aprendimos que no es para nada fácil ponerte frente a treinta personas a darles una clase, es un trabajo difícil.

5. ¿Qué recomendaciones harías para experiencias futuras? Que siempre tengan presente nuestro punto de vista, los estudiantes de sexto, séptimo y octavo tienen unas ideas fabulosas, con unos aportes diferentes a los estudiantes de once, pues tienen un punto de vista muy distinto, el de niños. Nosotros ya estamos en la pubertad, pensando en otras cosas, ya nos vamos, ellos están ubicados en el colegio, son los que van a quedar, van a seguir. ¿Te imaginas el Ferrini dentro de diez años? ¡Qué maravilla! Yo voy a llegar a la universidad orgullosa a decir: salí del Ferrini. Nosotros estuvimos desde preescolar, pasando por primaria y bachillerato, recibiendo una formación y el día de la responsabilidad se pone a prueba todo eso que nos transmitieron; “adelante, nosotros les dimos una formación y ustedes van a salir al mundo a trabajar, a seguir estudiando, muestren sus capacidades. Van a salir al mundo solitos sin un profesor diciéndoles qué tienen que hacer”.

2. ¿Y cuál fue la respuesta de tus compañeros? Super animados, el que era rector, coordinador o profesor, lo tomamos con mucha responsabilidad y nos metimos en el cuento. Los estudiantes cuando les exigíamos nos decían “pero se la creen, pues, por qué no hacen un reporte”. Yo me creía profesora de español. Me pareció muy bueno, por mí que se repitiera. Yo soy cero rutina, les expliqué la literatura en la época de Romeo y Julieta, pero no lo hice desde la historia, sino desde la actualidad, poniendo ejemplos; tuvimos una charla educativa, donde ellos aportaban desde su forma

10


Notas y noticias

Recomendados

Película Cadena de favores Director: Mimi Leder (Estados Unidos, 2000)

Un profesor, con el rostro y el alma llenos de cicatrices obtenidas en la infancia, les asigna a sus estudiantes la tarea de buscar métodos para mejorar al mundo —por lo menos a la comunidad que los rodea—. Uno de los chicos toma muy en serio la propuesta de su profesor e inventa un sistema ingeniosamente simple: su idea consiste en ayudar a tres personas en algo que no podrían lograr por sí mismos, y en lugar de que el favor le sea devuelto, cada una de esas tres personas deben ayudar a otras tres personas, y así sucesivamente.

Deportes

Multicampeones de yudo De nuevo nuestros estudiantes deportistas de yudo lograron el primer lugar en la clasificación general, convirtiéndose en el mejor equipo del departamento en el I festival y campeonato estudiantil de yudo 2011 que se realizó el entre el 15 y el 17 de abril en el coliseo de combate Jigoro Kano de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín. Los estudiantes del Colegio Ferrini que obtuvieron un total de nueve medallas de oro fueron: Santiago Garzón Díaz, de sexto A; Juan Pablo Hernández, de noveno D; Steeven David Echavarría, once B; Daniel Campiño Ospina y Sara Zapata Hernández de once B y Sebastián Díaz Arbeláez de primero B; y tres de plata: David Felipe Díaz Arbeláez de séptimo B; Juan Manuel Delgado de décimo B y Sara Campiño Ospina de noveno A. Asimismo, nuestro colegio fue campeón general nacional en la categoría sub 18 en el Intercolegiado de Federación Colombiana de Yudo, que se realizó en Jumbo Valle entre el 28 de abril y el 1 de mayo del presente año. Los estudiantes que participaron por el Colegio Ferrini y obtuvieron medalla de oro fueron: Santiago Garzón Díaz, de sexto A; Juan Pablo Hernández, noveno D y Juan Manuel Delgado, décimo B. Lograron medalla de plata: Steeven David Echavarría, once B; Sara Campiño Ospina, noveno A. Asimismo, Daniel Campiño Ospina de once B obtuvo el séptimo puesto.

Libro Padres brillantes, maestros fascinantes Augusto Cury, Editorial Planeta, 2010

Este libro nos presenta las tremendas dificultades a las que nos enfrentamos quienes tenemos la bonita tarea de educar, y cómo hoy en día no basta con ser un buen padre o un buen maestro: hay que ser brillante y fascinante. Augusto Cury nos presenta unos principios básicos para llegar a convertirnos en esos padres o maestros que dejan verdadera huella, utilizando la creatividad, la emoción y la afectividad.

Eventos V Feria Aeronáutica Internacional de Rionegro F-Air Del 6 al 10 de julio, en el aeropuerto José María Córdoba se podrá apreciar un espectáculo compuesto de una revista estática en la plataforma del aeropuerto y una demostración aérea con aviones de combate y helicópteros de la Fuerza Aérea. También habrá rueda de negocios y un espacio académico en que se expondrán nuevos planes de navegación aérea, entre otros temas de interés.

Natación Natasha Álvarez de sexto D obtuvo medalla de bronce en el campeonato nacional infantil interligas de clavados, en la modalidad de plataforma 5 m, que se realizó en Cali entre el 29 de abril y el 3 de mayo Lucha La estudiante Solany Ospina de décimo B ganó medalla de oro y el campeonato nacional de lucha olímpica en la categoría sub 15, 38 kg, en el certamen que se realizó en Palmira Valle, el pasado 12 de abril.

11


Notas y noticias

Lucha anti dengue Los estudiantes que hacen parte del programa de lucha contra el dengue de Medellín asistieron al lanzamiento de los comandos estudiantiles anti dengue, el 24 de mayo en el coliseo Iván de Bedout, donde recibieron el chaleco y la gorra que los distingue como miembros de este grupo. A esta actividad festiva asistieron el alcalde de Medellín y los secretarios de educación y salud. Esta actividad sirvió para resaltar la importante labor que realizan estos niños por la salud de la población de la ciudad. Desde el 2007 la Secretarías de Salud y de Educación Municipal realizan un proceso de información, educación y comunicación con la población educativa de la ciudad con el objetivo de que los niños sean multiplicadores de las acciones para prevenir la propagación del dengue y actuar asertivamente cuando éste se presenta. Nuevos integrantes de Asopadres El pasado 30 de abril, los padres de familia del colegio eligieron los representantes para la asociación de padres para el año 2011-2012. Los nuevos integrantes son: Presidente: Gloria Estella Hernández Ortiz Vicepresidente: Liana Marcela Ríos Henao Tesorera: María Isley Rendón Mejía Secretaria: Jenny Yurley Escudero Múnera Fiscal: Luz Estella Yepes Garcés Vocales: María Patricia Toro Botero, Silvia Mary Zuluaga Giraldo y Marisol Restrepo Henao. Felicitaciones y muchos éxitos en su gestión. Día del trabajador Como ya es tradicional, el 5 de mayo los estudiantes del colegio con la participación activa de los representantes de grupo y los gestores de paz, rindieron un sentido homenaje a los empleados operativos y de

servicios generales de la institución, a quienes entregaron anchetas realizadas con el aporte de los estudiantes y de las familias ferrinistas. Gracias a todos por su colaboración e interés. Día del maestro El colegio celebró el día clásico del educador el viernes 13 de mayo, es esta oportunidad y como reconocimiento a su comprometida labor participaron de un día de sol en Los Tamarindos. El siguiente aparte de un escrito de la actual personera del colegio resume muy bien el papel que estas personas desempeñan en la sociedad de hoy: “¿Ves esa persona sentada en su escritorio, inundada de trabajo, papeles, tareas y llamadas pendientes, leyendo lo que escribiste, calculaste o aprendiste? Esa persona que decidió dedicar su labor a un joven como tú, que te enseña una lección con fervor, que estudia y se actualiza para dirigir una generación, ese es tu maestro”.


14 En doble vía