__MAIN_TEXT__

Page 1

Suplemento deportivo El club de mi barrio - Año 2 - Núm. 9 - Mayo/Junio 2019 - Revista Comunicarnos - Arzobispado de Bs. As.

Número 9

Número 2

Staff Director

Pbro. Adrián Bennardis

Secretaria de redacción

Dalma Villalba

Colaboradores

Pbro. Nicolás “Tano” Angelotti Pbro. Damián Reynoso Pbro. Gastón Colombres Pbro Willy Torres Pbro Juan Isasmendi Pbro Andrés Tocalini Pbro. Fabián BelaY Pbro. Óscar Gallego Josefina Duffo

Diseño

Florencia Laje

Catecismo deportivo ilustración Betina Spigariol

Corrección

Ricardo Rubio

de mi Barrio

Desde el Corazón Desde el corazón de la parroquia, surgió el sueño del CLUB DE MI BARRIO que hoy retumba en cada calle, en cada pasillo, en cada rincón de nuestros barrios. Un sueño que hoy es una realidad. El CLUB DE MI BARRIO, atraviesa toda la ciudad y el gran Buenos Aires. Desde el Club Padre Carlos Mugica en Retiro, hasta el Club Atlético San José en la Matanza. Desde Caacupé Club en Barracas, hasta el San Juan Bosco en José León Suárez, pasando por Fátima y el CAVI en Soldati, el Talita Kum en Lugano, ni hablar del Club Madre del Pueblo en el Bajo Flores o Virgen del Carmen en Ciudad Oculta. Y también están los más recientes y pequeños aún como el Sagrado Corazón en el playón de Chacarita o el Club Atlético María Madre de La Lata en Rosario, a la sombra de la parroquia María Madre de Dios… Inicialmente eran solo escuelitas de fútbol o hockey, o un solo salón para taekwondo, que fueron tomando otro color. El

color de un proyecto comunitario, a largo plazo, un proyecto de pueblo que cuida y promueve a sus niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Clubes parroquiales, clubes de barrio, donde lo deportivo y lo cultural está atravesado por valores profundos de nuestro pueblo sencillo: la FE, la ESPERANZA, el AMOR, el COMPAÑERISMO, el RESPETO. La alegría de PERTENECER. Quiero compartirles unas palabras que hablan de nuestro club, el CAVI, pero que describen a todos nuestros clubes de barrio. “Elegimos tomar el camino más difícil, elegimos avanzar lento pero aprender en el camino. Creemos que si podemos soñarlo, lograrlo, es solo una cuestión de empeño, por eso entrenamos tan duro, por eso venimos todos los días a dar nuestro mejor esfuerzo, porque hay demasiado en juego.

Porque es nuestro presente y también es nuestro futuro, y porque como el pasado es cimiento, aquí, aprendemos a superarnos, día a día, mes a mes, año a año. Aprendemos de nuestros errores y de nuestros aciertos, aprendemos de nuestros profes y queremos ser ejemplo de los más chicos, aprendemos a confiar, a respetar, aprendemos a crecer juntos, aprendemos permanecer unidos, y a no bajar nunca los brazos… y aunque a veces nos pinten la cara, y haya que ir a buscarla adentro, nos vamos a levantar y vamos a empezar de nuevo y otra vez a sentir, y otra vez a entrenar. Porque vale la pena la lucha, si se lucha por lo que se ama… porque no importa el resultado sino jugar en equipo. Porque siempre hay alguien que se nos ofrece de la cabeza a los pies, cuando nos hace falta una mano. Como hacer para no defender estos colores, como hacer para no

transpirar la camiseta, como no dejar el alma en cada jugada, si nos hierve la sangre en la venas, si se me llena el alma de orgullo cuando los veo jugar… si en la cara de cada compañero veo luces de colores que me llenan de alegría, como no sentir esa emoción en mi pecho que empuja por salir. Que salga no más, que salga, que nuestro grito se oiga más allá de las barreras, que explote nuestro corazón y de la vuelta al mundo su onda expansiva. Que se enteren todos, que sepan, que también aquí en este rincón del mundo se libra una batalla en la que a la larga todos seremos vencedores.” Eso son los clubes de nuestros barrios una batalla cotidiana por la VIDA. La vida en ABUNDANCIA que Jesús nos regala en la sonrisa de cada chico y chica. Padre Adrián Bennardis Pquia. Virgen Inmaculada - Villa Soldati


La Liga Liffeba es un proyecto a largo plazo, donde las protagonistas son las chicas de los clubes, sobre todo las más pequeñas, donde todas

puedan tener una competencia el fin de semana, que les dé encuadre, motivación, compromiso, responsabilidad, que en todo el barrio empiece a haber el movimiento de ver nenas de 6 años en adelante jugar. Es un desafío enorme, sobre todo en un año, tan complejo a nivel económico, todos los clubes estamos luchando en conjunto con las familias para seguir adelante y entre todos nos ayudamos a construimos este espacio pensando en las pibas.

Lo que más rescatamos es que es un espacio llevado adelante por las personas de los barrios, esta Liga sale desde una necesidad, de no tener torneos que nos representen verdaderamente y también surge de la decisión de tomar la posta, y armarla, toda, el arbitraje por

ejemplo lo hacen las chicas de los barrios que se están formando, se ganan unos

mangos y van transitando un camino, nosotros como profes somos felices de que a fin de año las chicas se encuentren bailen, festejen que se sientan alegría de que sus clubes las acompañan siempre, de que puedan jugar al futbol, eso tiene un valor enorme que no nos podemos imaginar. La Liga es anual y tiene una Apertura y un Clausura, este año va a ser con ida y vuelta, vamos a tener Copa de Oro y Copa de Plata, también Campeonas anuales por los dos torneos. Y para sostener competencias tan largas, siempre necesitamos y buscamos apoyo entreclubes y de otras personas. Ojalá este año podamos tener una competencia tan increíble como la del año pasado.

El CLUB CLUB Atlético Fátima Compartir momentos únicos Ángel Agustín Barrios, tiene 16 años y asiste al club desde Ángel hace dos. Como todos sus amigos, iban al club, un día aceptó la invitación, “mis amigos iban y me decían que vayan, me pareció muy bueno el ámbito y me quede”, comenta.

Villa Soldati

Liga de Fútbol Femenino Barrial - Liffeba Nosotras nos organizamos y jugamos

“Lo que más me gusta del club, es que no parece un club, porque cada entrenamiento es más que un entrenamiento, somos todos amigos disfrutando de lo más lindo, que es jugar al fútbol. Y por eso sigo con ellos desde que llegué. Me gustarían algunos cambios, del establecimiento más que nada, como reflectores para poder entrenar a la tarde, porque en invierno entrenamos poco por falta de luz, se pueda arreglar un poco la cancha, para poder estar mejor. Después es todo muy bueno. A mí el club me hace sentir bien porque me despejo de todo y solo me concentro en compartir con mis amigos, ya sea en los partidos o en los entrenamiento, es un lugar donde podes conocer gente buena y compartir momentos únicos”.

Llevar con orgullo los colores de la camiseta CLUB Padre Carlos Mugica

Villa 31 - Retiro

Ángel Barrios tiene 18 años y es capitán de la categoría juvenil que integran los 2001/2002/2003 “Llegué al club por medio de algunos chicos, de mi misma categoría, y me quedé porque me gustó cómo los profes de fútbol 11 llevaban el grupo, además para mí el club, es muy importante porque me da muchos momentos buenos, que en 2

otra parte no encontrás, como el encuentro con Boca Social en La Bombonerita, para nosotros fue una experiencia única jugar ahí y ojalá este año

se repita. Preferimos usar la camiseta de Mugica porque además de un equipo de fútbol, somos un grupo unido en el cual todos tiramos para el mismo lado, es un orgullo y queremos dejar bien parado al barrio desde lo futbolístico y la calidad humana, y sabemos que lo estamos haciendo. Andrea Vera, tiene 14 años, es capitana de la categoría quinta, ella practica hockey, al igual que Ángel, coincide es

que usar la camiseta de Mugica no solo es orgullo, sino alegría, pasión,

Andrea

llevar los colores de la camiseta, es todo para ella. Además nos cuenta como mejoró, no solo sus rutinas, sino su humor y su salud, el Club, para Andrea es su vida. Tanto Ángel, como Andrea, son dos jóvenes que gracias al Club, están creciendo en espacios sanos y con la bendición de tener otras oportunidades en la vida.


en primera persona

Thiago Mateo Martínez, tiene 12 años y es categoría infantil masculino, del Club Social y Deportivo Sagrado Corazón, en el Playón de Chacarita. Este club lleva aproximadamente 3 años trabajando en el barrio, este año

tienen dos sedes, una en la Capilla, para los más chicos, dentro del Barrio y otra en una escuela, a una cuadra del barrio, donde practican de lunes a jueves, de 16 a 17;30hs Thiago nos cuenta que llegó al Club, gracias a la capilla, dice que, “empezó desde chiquito”, también que siempre lo motivan a seguir los profes que tuvo y los compañeros con los

que comparte cada día. “Lo que más me gusta de cada entrenamiento es poder compartir con mis amigos y probar cosas nuevas, por suerte la relación con los profes y mis compañeros, son muy buenas, nos tratamos muy bien, siempre hay buena onda, y disfrutamos cada jornada, el club es como si fuera la escuela, pero sin que me obliguen a venir, aunque no quiero faltar, lo mejor que brinda el club es práctica, poder jugar con los mis amigos y poder disfrutar del fútbol”.

porque éramos de la Villa, fue muy loco, ser los ganadores de ese primer premio, a veces el no dejar las cosas por la mitad, no solo da premios, sino bendiciones. El espacio que construimos es muy impor-

tante porque ayudamos a terminar los estudios y que salgan adelante y que hagan lo que les gusta hacer, más que un club, somos una familia, una gran familia. Este año, seguimos creciendo y ojalá un día podamos llegar a to-

dos los pibes y las pibas del barrio. Yo ahora soy profe de la categoría más chiquita (2010 y 2011), por eso sigo, así como una vez apostaron por mí, yo quiero seguir haciéndolo. Porque eso hace la familia”.

jugar un Mundial, en España, con los equipos de todo el mundo, y que el equipo ganador de ese mundial, en Madrid, de Equipo Amateur, va a ver la final de las Champions League. Esta es una victoria que celebramos con todos los profes, con todas las familias del Club, porque no son casualidades que se dan, porque cuando las

autoridades, que en este casos son el Padre Guille, Blanqui, apoyan en todo y hacen que todo el espacio funcione, después los equipos que se arman y las familias que acompañan y las pibas que creen en lo que hacemos y confían en nosotros, son todas las partes de las cosas que vamos caminando, como Club y los resultados van llegando solos, es una alegría enorme, pensando todo el tiempo en ellas, para que puedan conocer el mundo y demostrar lo que saben hacer, dentro y fuera de la cancha, porque son realmente increíbles”.

Thiago

Alexis

CLUB Atlético Virgen del Carmen

Ciudad Oculta, Villa 15

Alexis está en el club desde los 10 años, hoy tiene 19 y cuando empezó todavía no se llamaba Club Atlético Virgen del Carmen si no Centro Deportivo Recreativo Virgen del Carmen, “vivir este proceso durante todo este tiempo es algo hermoso, es increíble como todo puede cambiar para bien. El Club ayuda mucho porque aleja

a los pibes más chicos de la calle y tienen un espacio donde vienen a jugar, a divertirse, a conocer gente que quizás no sabía que vivían en el mismo barrio, para mí el Club está marcado en mi corazón, después de jugar en la Bombonera y conocer al Papa Francisco, es imposible que no marque, eso fue en el 2016 cuando Boca Social hizo un torneo, y era el primer torneo que jugábamos porque no nos dejaban entrar a ninguno

El Club de mi Barrio llegó a España

De la 31 a Madrid

El Torneo Gatorade, 5 vs 5, surgió de una invitación de Racing Solidario, nos llegó la propuesta solo dos semanas antes, pero al ver la posibilidad de que las pibas puedan jugar, esa categoría, que venimos acompañando hace bastante tiempo, en el Club, gratuitamente, no dudamos en presentarnos, como desventaja puedo decir que solo se pueden elegir 6 jugadoras, y en un Club tan masivo, no está bueno, pero también entendemos que el deporte, cuanto más profesional se va haciendo

o más grandes sean los premios, es como un embudo, el torneo duro dos días, en San Isidro, las chicas, jugaron con otros clubes, de otros lugares, una competencia bastante linda, la final fue un espectáculo, muy emocionante, mil cámaras, luces, famosos, pantallas gigantes, anunciando todo el tiempo el premio del viaje, que nosotras habíamos puesto en segundo plano, porque lo importante era poder sumar experiencia, No queríamos generar una ilusión, sino disfrutar del

momento. Jugamos la Final, contra un muy buen equipo llamado La Junta, pero nuestro equipo salió muy bien plantado, nuestra arquera, salió mejor arquera, nuestra delantera, salió goleadora, se ganó 3 a 0, y recién ahí nos dimos cuenta que era verdad lo del premio, que las chicas ya se están preparando para

Playón de Chacarita

Más que un club, somos una FAMILIA

CLUB social y deportivo Un CLUB que va Sagrado Corazón creciendo de a poco

3


Barrio La lata - Rosario

Club Atlético María Madre de La Lata Ayer un sueño, hoy una realidad La Parroquia María Madre de Dios anclada en el corazón del barrio La Lata, en la ciudad de Rosario se ha convertido en los últi-

mos años en un motor de evangelización y promoción humana y es allí donde comienza a gestarse la idea de un “club parroquial”, idea que termina de concretizarse a co-

mienzos del 2017, fundándose el “Club Atlético María Madre de la Lata”. Fe, promoción humana y social, prevención y deporte se unen en un mismo espacio, que se transforma en la primera experiencia en esta diócesis de

o m s i c e t Ca rtivo a PALABRA de DIOS L depo

En nsiulennccaio vas a jugar La gente va llegando a la cancha. Llegan solos, en familia, con amigos. Llegan en colectivo, en auto, en tren, caminando o como pueden, pero llegan. Dejan casa, mujeres, hijos, dejan trabajos, dejan todo por ir a alentar. Alentar a su equipo, al de sus colores, al que los representa, el que los hace reír, cantar, saltar y también llorar.

La idea es una sola: alentar. Lo único que vale la pena cuando juega mi equipo es alentarlo, animarlo, motivar-

lo a ir para adelante, a dejar todo. Qué feo es que un equipo juegue sin hinchada, en silencio, sin aliento.

Pquia San José

Pquia Virgen de Caacupé

rápido, esos cuando estamos muy contentos porque tenemos amigos y en casa las cosas andan bien. El Amor de Dios nunca abandona, su cariño nunca hará que juguemos en silencio. Sólo tenés que hacer una cosa: escuchar al Cielo, que es la tribuna de arriba, la que alienta más que nadie; y escuchar a la tierra, toda esa gente que te quiere ver ganar en la vida y que te alienta también. Escuchá bien, abrí mucho tus oídos: en silencio nunca vas a jugar.

Pquia Cristo Obrero

Los más difíciles, como cuando nos sentimos heridos y tristes porque nos va mal en la escuela o porque hay muchos problemas en casa; y los que se liquidan

Pquia María Madre de Dios

Pquia María Madre de la Esperanza

4

Para que eso no nos pase en la vida, Dios nos dejó su Palabra que está escrita en la Biblia, para que escuchemos su aliento, sus consejos, sus deseos. Pero también están María, los Santos, y nuestros seres queridos que ya están en el Cielo. Ellos son la mejor hinchada para jugar todos los partidos de la vida.

Capilla Sagrado Corazón

Pquia Virgen Inmaculada

Pquia María Madre del Pueblo

cual se firmó un comodato para el uso del lugar. La construcción demoró apenas unas tres semanas y en todas las tareas, salvo en el llaneado, participaron los jóvenes de la cooperativa de La Lata. Ellos desmalezaron, cavaron los pozos y colocaron los postes de luz, además de pintar la cancha. Pero esto es sólo el comienzo. Ya lanzaron una campaña para conseguir materiales de construcción para poder hacer un vestuario con baños, y, para más adelante, en La Lata sueñan con poder techarla algún día, y construir encima de los vestuarios más salones para poder hacer otros deportes y actividades para los chicos. Amparados bajo el manto de la Virgen, en el Club María Madre de la Lata no dejan de soñar.

DIOS NOS ALIENTA La Palabra de Dios (Mt 7,24-25)

Pquia Virgen del Carmen

Pquia San Pablo Apóstol

un club perteneciente a una Parroquia. El club que cuenta con diferentes disciplinas deportivas va creciendo día a día, y hoy está de festejo porque después de tanto esfuerzo, a principios de mayo inauguran su propia cancha. A partir de ahora los más de 200 chicos y chicas del barrio La Lata, que entrenan futsal, y hasta hace poco desarrollaba las actividades en las plazas y en los espacios abiertos que conseguía, hoy contarán con un lugar propio. La nueva cancha ubicada a pocas cuadras de la parroquia está en donde era un terreno baldío que pertenecía a otra parroquia, con la

Pquia Nuestra Señora de Fátima

Pquia San Juan Bosco

24. Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. 25. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.

Propuesta con fe: “La mejor jugada”. Es un buen momento para hacer la entrega de la Palabra de Dios a los chicos.

Profile for Comunicarnos

El Club de mi Barrio Nº9  

El Club de mi Barrio Nº9  

Advertisement