Pulso 90

Page 1

las enfermeras navarras presentaron 20 trabajos al Congreso internacional de enfermería >

lleno completo en Baluarte para la jornada colegial “Cómo gestionar los cuidados” > Unos 350 participantes en el Congreso internacional de enfermería de Familia celebrado en Pamplona

<

REVISTA DEL COLEGIO DE ENFERMERÍA DE NAVARRA

Espectacular simulacro de atentado terrorista en El Sadar organizado por el Colegio

Montserrat teixidor: “las enfermeras pueden desempeñar un papel extraordinario en la humanización”

<

JUNIO 2017 | NÚMERO 90



editorial / editoriala

Carlos Sesma Sánchez Presidente del Colegio de Enfermería de Navarra Nafarroako Erizaintzen Elkargoko Lehendakaria

¿Qué puede hacer el Colegio por mí? Hace unas semanas se celebró en Barcelona el Congreso Internacional de Enfermería, organizado por el Consejo Internacional. Desde el Colegio de Navarra asistimos y presentamos nuestro Colegio en un estand, dando servicio y apoyo a las enfermeras navarras que acudieron al evento y mostrando nuestro proyecto como equipo. También asistimos para recoger otros modelos, poder valorar nuestra posición y comparar y compartir nuestras propuestas. Un tema que se abordó y es recurrente en todos los colegios, se refiere a la escasa participación de las colegiadas. En este sentido, creemos que hay que reformular la pregunta: “¿Qué estamos haciendo mal para que a la colegiada, en general, no le interese la actividad del colegio?” La Organización Colegial tiene como función primordial proteger a la población desde el punto de vista de los cuidados, ejerciendo la regulación de la profesión y otorgando la habilitación para poder ejercer. También, con carácter secundario, ofertar unos servicios a las colegiadas, como el seguro de responsabilidad civil, formación continuada, información sobre los eventos de la profesión, asesoría jurídica, biblioteca, ayudas a la investigación y una lista que se podría hacer más larga y detallada, pero no es necesario ahora. Lo que parece que hemos dejado en este recorrido es que nuestro objeto como enfermeras debe ser la mejora de la salud de las personas, así como liderar y realizar propuestas que mejoren los cuidados. Hemos de demostrar, a través de la evidencia científica, que somos rentables y podemos ejercer cambios en la salud del conjunto de la sociedad, realizando acciones conjuntas, siendo referentes dentro de los sistemas de asistencia. Y también implementando actuaciones de conjunto dirigidas y preparadas tras la identificación de los problemas de salud del entorno. Los colegios tenemos un recorrido histórico y un amparo legal que nos capacita para agrupar a la profesión. Tenemos o podemos conseguir la colaboración necesaria para implementar modelos de asistencia de enfermería eficaces y eficientes. Hay que recoger el conocimiento de las sociedades científicas y colaborar con ellas para su difusión. El reconocimiento de la sociedad en general hacia la profesión vendrá en la medida que nuestras intervenciones tengan resultados palpables. Ahora conocen la profesión enfermera quienes han sufrido patologías del tipo que sea y se han acercado al sistema sanitario en primera persona. Por ello, todos debemos trabajar –sin duda, lo haremos con más fuerza agrupados bajo el amparo del Colegio- para dar a conocer nuestra profesión y que la Enfermería sea conocida y reconocida también por quien apenas ha tenido contacto con el sistema sanitario. El inicio del reconocimiento de las enfermeras como agentes de salud ante la población vendrá cuando seamos capaces de realizar acciones que cambien el curso de la salud dentro de un ámbito, cuando lideremos proyectos de salud que impliquen cambios sustanciales en bienestar. Y para eso no van a venir a buscarnos, sino que tenemos que salir a innovar, crear guías, presentar modelos, afectar a los usuarios y demostrar que es más rentable para las administraciones invertir en enfermeras que generan y promocionan SALUD.

pulso NÚMERO 90 JUNIO 2017

Zer egin dezake Elkargoak niregatik? Orain dela zenbait aste Nazioarteko Erizaintza Biltzarra egin zen Bartzelonan, Nazioarteko Kontseiluak antolatuta. Nafarroako Elkargotik azaldu ginen eta gure Elkargoa stand batean aurkeztu genuen eta, hola, jardunaldira joan ziren nafarroako erizainei zerbitzu eta laguntza eman genien eta gure proiektua talde gisa erakutsi genuen. Horrez gain, beste eredu batzuk hartzeko, gure posizioa balioetsi ahal izateko eta gure proposamenak alderatu eta konpartitzeko ere bertaratu ginen. Hizpide izan zen gai bat, zein elkargo guztietan errepikatzen baita, elkargokideen parte-hartze eskasa izan zen. Ildo horretatik, galdera birformulatu egin behar dela uste dugu: “Zer egiten ari gara gaizki elkargokideari, oro har, elkargoaren jarduna ez interesatzeko?” Elkargoko Erakundeak zaintzaren ikuspuntutik biztanleria babestea du eginkizun nagusi, lanbidea arautuz eta lanbidean aritu ahal izateko gaikuntza emanez. Halaber, bigarren mailan, elkargokideei zerbitzuak eskaintzea: erantzukizun zibileko asegurua, etengabeko prestakuntza, lanbideko gertakarien gaineko informazioa, aholkularitza juridikoa, liburutegia, ikerkuntzarako laguntzak eta luzeago eta xehatuago egin liteke zerrenda, baina orain ez da beharrezkoa. Ibilbide horretan utzi duguna da, antza denez, erizain gisa gure xedea pertsonen osasunaren hobekuntza izan behar dela eta, aldi berean, zaintzak hobetuko dituzten proposamen aintzindariak egitea eta aurrera eramatea. Erakutsi behar dugu, ebidentzia zientifikoaren bitartez, errentagarriak garela eta gizartearen osasunean, oro har, aldaketak eragin ditzakegula, hainbat ekintza elkarrekin eginez, laguntza sistemen barnean erreferenteak izanik. Eta, bestalde, inguruneko osasun arazoak identifikatu ondoren prestaturiko eta zuzenduriko jardun bateratuak gauzatuz ere. Elkargook ibilbide historikoa eta lanbidea biltzeko gaitzen gaituen lege babesa ditugu. Erizaintzako asistentzia eredu eraginkor eta efizienteak gauzatzeko beharrezko laguntza dugu edo lor dezakegu. Sozietate zientifikoen jakintza hartu behar da eta, hori hedatzeko, haiekin lan egin. Gizartearen aitorpena, oro har, gure esku-hartzeek emaitza nabarmenak izaten dituzten neurrian etorriko zaio lanbideari. Orain, edozein motatako patologiak pairaturik osasun sistemara zuzenean agertu direnek ezagutzen dute erizaintza. Horregatik, guztiok lan egin behar dugu -dudarik gabe, indar handiagoz eginen dugu Elkargoaren babesaren pean elkarturik- gure lanbidea ezagutarazteko eta erizaintza osasun sistemarekin harremanik ia izan ez duen jendeak ezagutua eta aitortua izan dadin. Erizainok biztanleriaren aurrean osasun-eragiletzat aitortuak izaten hasiko gara osasunaren bilakaera esparru baten barnean aldatuko dituzten ekintzak egiteko gai izaten garenean, ongizatean funtsezko aldaketak ekarriko dituzten osasun proiektuetako buru izaten garenean. Eta horretarako ez dute gure bila etorri behar, guk atera behar dugu berritzera, gidak sortzera, ereduak aurkeztera, erabiltzaileei eragitera eta administrazioei errentagarriago OSASUNA sortu eta sustatzen duten erizainetan inbertitzea zaiela frogatzera.

Edita y dirige: Colegio Oficial de Enfermería de Navarra / Junta de Gobierno Coordinación y Redacción: Javier Irurtia Maquetación: Az2 Comunicación Publicidad: Colegio Oficial de Enfermería Direcciones: PAMPLONA Pintor Maeztu, 4-1º • 31008 Pamplona Tel. 948 251 243 / Fax. 948 175 358 comunicacion@enfermerianavarra.com www.enfermerianavarra.com TUDELA Camino Caritat, 4, ent • 31500 Tudela Tel. y Fax.: 948 411 578 sedetudela@enfermerianavarra.com Depósito Legal: NA 2.029/1977 ISSN: 11378913 Pulso está incluida en la base de datos Cuiden®

(Fundación Index)


FORMACIÓN

Cerca de 200 participantes y cincuenta heridos en un simulacro de atentado terrorista realizado en el estadio de El Sadar Organizado por el Colegio, junto al alumnado del Experto en Urgencias intervinieron Cruz Roja, DYA, Grupo de Perro de Salvamento de Navarra, Guardia Civil, Policía Foral, Policía Municipal y Policía Nacional

La mayoría de los participantes posó sobre césped de El Sadar al término del ejercicio

Cincuenta heridos, diez de ellos graves, fue el balance ficticio del simulacro realizado el 2 de junio en el estadio de El Sadar, práctica que recreó la situación posterior a un atentado terrorista y contó con la participación de cerca de 200 personas. El ejercicio, organizado por el Colegio, se llevó a cabo como práctica final de la XXII edición del Curso de Experto Universitario en Enfermería de Urgencias. Además de la mayoría del alumnado que ha cursado el posgrado, intervinieron vehículos y personal de Cruz Roja, DYA, Grupo de Perro de Salvamento de Navarra, Guardia Civil, Policía Foral, Policía Municipal y Policía Nacional. Durante todo la práctica, de algo más de una hora de duración, estuvo sobrevolando la zona un helicóptero del Gobierno de Navarra, desde el que realizaba labores de vigilancia un agente de la policía autonómica.

Alumnas atienden, junto a otras asistencias, a una de las heridas

pulso 90 junio 2017

|4


FORMACIÓN

El Grupo Táctico de Respuesta y Rescate de la Guardia Civil se dispone a evacuar a una herida

La simulación se inició con la explosión durante un partido de una mochila depositada por un terrorista en las localidades de Graderío Sur. Parte del público salió por su propio pie de las gradas, pero los heridos de mayor gravedad tuvieron que esperar a ser rescatados. Antes de la llegada de los sanitarios, fue necesario que aseguraran la zona los agentes del Grupo de Intervenciones Especiales (GIE) de la Policía Foral. Posteriormente, accedieron a las gradas miembros del Grupo Táctico de Respuesta y Rescate de la Guardia Civil para evacuar a los heridos. DETONADA UNA SEGUNDA MOCHILA SOSPECHOSA Tras ser trasladados al exterior del estadio, los afectados fueron reagrupados en un puesto sanitario avanzado instalado por DYA para, tras su valoración y estabilización, ser evacuados a distintos centros hospitalarios. Mientras se procedía al traslado de los heridos, agentes de la Unidad de Inter-

Agentes del Grupo de Intervenciones Especiales

Primeras atenciones en el exterior del estadio

vención Policial (UIP) de la Policía Nacional detuvieron al presunto terrorista y, tras una inspección por las gradas, encontraron otra mochila sospechosa. Entonces entraron en escena dos perros pertenecientes a las unidades de desactivación de explosivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional, así como un agente de cada cuerpo protegido con traje antiexplosivo, que procedieron a detonarla mediante una explosión controlada.

Por último, tras darse aviso de que una espectadora se encontraba desaparecida, iniciaron su búsqueda tres canes del Grupo de Perro de Salvamento de Navarra. También tomaron parte en el ejercicio agentes de la Policía Científica de la Policía Nacional. El simulacro fue coordinado por José Mª García de Buen, profesor del Experto, y Emilio J. Muñoz Hermosa, miembros ambos del SAMUR-Protección Civil de Madrid.

Vigésimosegunda edición con 77 alumnos La XXII edición del Curso de Experto Universitario en Enfermería de Urgencias se ha impartido en el Colegio desde noviembre de 2016 por parte de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, centro del Consejo General de Enfermería. La celebración del simulacro tiene como objetivo que los alumnos pongan en práctica lo aprendido y conozcan de primera mano cómo se organiza la atención sanitaria tras un siniestro. Esta edición ha sido cursada por 77 enfermeras y enfermeros: Xabier Alamán, Miguel Albizu, Maider Alegría, Andrea Alonso, Amaia Andueza, Amaia Archanco, Beatriz Argomaniz, Silvia Ariz, Laura Artigas, Sara Baigorri, Miren Isabel Ballesta, Irene Barrientos, Mª Rosa Beasain, Maitane Bermejo, Alicia Carrera, Andrea Carricaburu, Beatriz Casanova, Mikel Cervelló, Leyre María de la Hucha, Loinaz Elizegi, Eduardo Esteban, Maddalen Etxabarri, Cristina Fauste, Paula Flamarique, Ángela García, Lorea García, Yaiza García, Cristina García, Irene Garde, Maite Goicoechea, Irene González, Mª Elena González, Andrea Goñi, Marta Guillén, Ana Ibero, Aitziber Irizibar, Amaia Iturgaiz, Elena Izal, Saioa Izura, Enrique Lázaro, Aintzane Leal, Jesús Lecumberri, Ainhoa Lizarralde, Ana Llorens, Nuria Mª del Pilar López de Sola, Paula López, Iranzu López, María Lozano, Marta Lozano, Paula Mansoa, Hirune Marquínez, Sandra Martínez, Sonia Matarranz, Adriana Matossi, Helena Mezkiritz, Mª del Carmen Molina, Maitane Moreno, Alexandra Bianca, Erika Muñoz, Ester Mur, Jone Olaetxea, Ángela Olaguibel, Sonia Ornia, Amaia Pérez, Ane Rodríguez, Haizea Ruiz, Alba Sáenz, Maite Sáez-Benito, Miriam Salinas, Gloria Trinidad Salto, María Salvatierra, Paula Sango, Edurne Subiza, Maite Urriza, Ana Vaillo, Estíbaliz Zubieta e Iratxe Zugasti.

de la Policía Foral acceden a Graderío Sur

pulso 90 junio 2017

|5


jornada ANUAL DEL COLEGIO

Cumplir promesas y comunicar, valores más importantes de la gestión para los profesionales sanitarios, según Iñaki Gonzalez, técnico de RRHH de la Fundación Hospital de Calahorra En el canal de YotuTube del Colegio están disponibles los vídeos completos de la jornada “Cómo gestionar los cuidados” Cumplir siempre todas las promesas, comunicar comprensiblemente y dar seguridad son, para los profesionales sanitarios, los tres valores más importantes de la gestión. Así lo aseguró Iñaki González, técnico de gestión sanitaria de la Fundación Hospital Calahorra (La Rioja), durante la conferencia inaugural de la jornada “Cómo gestionar los cuidados”. Organizado por el Colegio Oficial de Enfermería de Navarra, el encuentro fue inaugurado por el consejero de Salud, Fernando Domínguez, y el presidente del Colegio, Carlos Sesma. El simposio reunió durante todo el día en Baluarte a un total de 436 enfermeras navarras y abordó cuestiones como el liderazgo, la excelencia y la innovación aplicadas al trabajo diario. La decimotercera jornada anual del Colegio contó con el patrocinio de Banco Sabadell, Laboral Kutxa, Cinfa, Agrupación Mutual Aseguradora (AMA) y Previsión Sanitaria Nacional (PSN). Puede verse completa en el canal de YouTube del Colegio.

Carlos Sesma y Fernando Domínguez en la inauguración de la jornada

ORGANIZACIONES CON “H” DE ALMA En su conferencia, titulada “Gestionar con H-alma las 3 p: profesionales, pacientes y personas”, Iñaki González insistió en la importancia de incorporar la “h” de humanizar en el rol de jefes: “Deben ser humildes, honestos, con sentido del humor y actuar con hechos, no sólo con palabras. Todo esto ayuda a tener una organización con h, con alma”. A la hora de hablar de liderazgo, Iñaki González se refirió al libro de Joan Carles March, “Liderar con corazón”, del que extrajo la siguiente pregunta: “¿Si las personas a las que dirige pudieran decir que us-

Iñaki González pronunció la conferencia inaugural

ted siga siendo el jefe, lo harían?” En este sentido recordó que en las organizaciones sanitarias, “somos personas interactuando con personas y para darnos cuenta debemos olvidarnos de los uniformes, las batas, los pijamas, los camisones...” pulso 90 junio 2017

|6

Sobre la excelencia, otro de los ejes del programa de la jornada, el técnico de la Fundación Hospital Calahorra la definió “como una forma de entender la gestión, que también incluye la manera de tratar al compañero cuando entramos en la oficina a las ocho de la mañana”. Tras enumerar “diez virtudes del héroe cotidiano de la gestión”, Iñaki González señaló tres como las más apreciadas por los profesionales sanitarios en una encuesta que realizó en su blog sobrevivirrhhe.com: “Cumplir siempre todas las promesas, comunicar comprensiblemente y dar seguridad”. PUNTO DE INFLEXIÓN PARA EL CAMBIO DE MODELO Por otro lado, durante la inauguración de la Jornada, el presidente del Colegio de Enfermería, Carlos Sesma, hizo balance


jornada ANUAL DEL COLEGIO

“El simposio abordó cuestiones como el liderazgo, la excelencia y la innovación aplicadas al trabajo diario” de los casi cuatro años de la actual Junta de Gobierno para detenerse en el desarrollo de los puntos que se marcaron como objetivos: “Transparencia, accesibilidad, formación e investigación”. Al mismo tiempo, animó a las colegiadas a “plantear desde el Colegio los proyectos o ideas que se os ocurran a favor de la Enfermería. Tan sólo tenéis que acercaros al Colegio e implicaros, sin miedo ni complejos”. En cuanto al contenido de la Jornada, Carlos Sesma reconoció que surgieron dudas a la hora de elaborar el programa al tratar cuestiones “poco habituales para las enfermeras asistenciales. Sin embargo, entendimos que había que generar un punto de inflexión para el cambio de modelo. Debemos hacer conocedores a todos los miembros de las unidades asistenciales de la importancia de poder participar en este o cualquier proceso de gestión de los equipos de los que formamos parte. No podemos ni debemos quedarnos al margen y esperar a que otros decidan por nosotras”, aseguró el presidente del Colegio. Por su parte, el consejero Fernando Domínguez reconoció que “en las últimas décadas, la disciplina enfermera ha alcanzado un nivel determinante en la atención sanitaria”. En este sentido, aseguró que “es necesario el desarrollo de nuevos roles para Enfermería” que deben relacionarse con “nuevas atribuciones para las que estáis capacitadas”, les indicó a las asistentes. GESTIÓN, EXCELENCIA E INNOVACIÓN La Jornada continuó con una primera mesa redonda, sobre la competencia gestora que se centró en el liderazgo enfermero. Intervinieron Zulema Gancedo, enfermera del Hospital Marqués de Valdecilla (Santander); Maite Soria, directora de Cuidados Sanitarios del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN); y José Ramón Mora, enfermero y gerente del Área de Salud de Tudela.

Un total de 436 enfermeras asistieron a la Jornada

Primera mesa redonda. De izquierda a derecha, Zulema Gancedo, Maite Soria, Montse Torres y José Ramón Mora

Marino Barasoain, Juana Labiano y Nerea Elizondo observan la recreación de un caso de atención a ictus

Montse Antonín, izquierda, y Mª Eugenia Azanza, escuchan el divertido resumen de las payasas de Trokolo Teatro

pulso 90 junio 2017

|7

La segunda de las mesas trató la excelencia, con la exposición de experiencias en Navarra a cargo de Marino Barasoain, director de la Fundación Navarra para la Excelencia; Juana Labiano, directora del Servicio de Calidad de la Clínica Universidad de Navarra; y Ana Mateo, jefa de Área de Desarrollo en Cuidados e Innovación del CHN. Precisamente, para dar a conocer el Proyecto BPSO de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados en el que participa el CHN, se llevó a cabo sobre el escenario una recreación teatralizada de un caso de atención a ictus por parte de Celia Larrea, Rosario Escobedo, Montse Ibero y Leire Mena. Ya por la tarde, la mesa titulada “¿Todavía se puede innovar en enfermería” reunió a Montse Antonín, directora de la Escuela Universitaria de Enfermería Gimbernat; Pedro Soriano, enfermero promotor de la iniciativa #FFPaciente (quien intervino a través de videoconferencia al no poder desplazarse a Pamplona); y Mª Eugenia Azanza, enfermera dedicada a la gestión de datos en ensayos clínicos. Las sesiones se cerraron con una sorpresa: “Clownclusiones”, un resumen en clave de humor del contenido de la Jornada a cargo de dos payasas de Trokolo Teatro que arrancó numerosas carcajadas entre los asistentes.


PROMOCIÓN DE LA SALUD

La iniciativa Lacta en Navarra, premiada en el IX Congreso nacional de Lactancia Materna La iniciativa ‘Lacta en Navarra”, proyecto promovido por un grupo de matronas y enfermeras del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) para fomentar la lactancia y favorecer su práctica en espacios públicos, obtuvo el premio al mejor póster en el IX Congreso Español de Lactancia Materna, celebrado en marzo en Zaragoza. La distinción fue otorgada por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) al equipo promotor de este proyecto, encabezado por Montserrat Port, Iñaki López, Araceli Mejías, Elena Antoñanzas, Susana Urzaiz, Cristina Gómez, Mari Mar Horcada, Isabel Lanzas y Lourdes García. Desde su puesta en marcha, en febrero de 2015, el proyecto ‘Lacta en Navarra” ha conseguido más de 200 adhesiones de instituciones, organizaciones profesiona-

II concurso de fotografía para hacer visible la lactancia

Parte de los autores, delante del póster premiado

les, establecimientos comerciales y otro tipo de organismos públicos y privados comprometidos con esta apuesta por dar visibilidad a la lactancia materna. Entre las entidades que respaldan la iniciativa se encuentran varias bibliotecas, centros cívicos, diferentes ayuntamientos, el Parlamento de Navarra, el Departamento de Salud, centros hospitalarios o el Colegio de Enfermería de Navarra, que participa activamente en la difusión de actividades realizadas por las impulsoras del proyecto.

Cerca de 130 asistentes en la I Jornada de la Asociación Cerca de 130 personas asistieron a la I Jornada de la Asociación Lacta en Navarra-Nafarroan Edoskitu, celebrada el pasado 26 de mayo en Pamplona. El encuentro, que tuvo lugar en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra, se celebró bajo el lema “Comunidad amiga de la lactancia materna. Entre todos haremos que sea posible”. En concreto, la Jornada tenía como principal objetivo “proporcionar información actualizada, conocimientos y habilidades en materia de lactancia ma-

La Jornada se celebró en la UPNA

terna para todos los profesionales involucrados en la atención sanitaria de las madres lactantes y de sus hijas e hijos”.

pulso 90 junio 2017

|8

Hasta el próximo 20 de septiembre está abierto el plazo para participar en la II edición del concurso fotográfico “Lacta en Navarra / Nafarroan Edoskitu“ cuyo objetivo es hacer visible la práctica del amamantamiento fuera del ámbito doméstico. El certamen forma parte de la iniciativa “Lacta en Navarra” y a la primera edición celebrada el año pasado concurrieron un total de 58 fotografías, presentadas por 34 autores. Tal como se indica en las bases del concurso, “las fotografías han de mostrar imágenes de lactancia materna, en las cuales aparezcan madres amamantando a sus hij@s en situaciones de la vida cotidiana: ocio, deporte, vacaciones, lactancia y trabajo, casa, parque, familia, trabajo, noche…” Las imágenes deben enviarse por correo postal o entregarse en mano en la sede del Colegio de Enfermería de Navarra con el siguiente formato: papel fotográfico y tamaño 20 x 25 cm. Cada participante podrá presentar un máximo de dos fotografías. Los premios, que se entregarán en octubre coincidiendo con la Semana de la Lactancia Materna, son los siguientes: primer premio de 150 €, segundo de 100 € y un tercero de 50 €. Las bases completas pueden consultarse en www.lactanavarra.com.


CONGRESO INTERNACIONAL DE FAMILIA

“Las enfermeras tenemos que empoderar a la familia y contar con su experiencia para el cuidado del paciente” Investigadoras de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra expusieron en el XIII Congreso Internacional de Enfermería de Familia un modelo de atención que vela por la salud de toda la familia “Las enfermeras tenemos que empoderar a la familia y contar con su experiencia para el cuidado del paciente”, afirmó en la Universidad de Navarra la profesora Ana Canga. Junto a Nuria Esandi y otras investigadoras de la Facultad de Enfermería, participó en el XIII Congreso Internacional de Enfermería de Familia organizado por el centro académico junto con la International Family Nursing Association (IFNA). Este encuentro, que se celebró en el Museo Universidad de Navarra, ha reunido por primera vez en España alrededor de 350 especialistas de 30 países. Según la experta, el empoderamiento de la familia supone un cambio de paradigma respecto a la relación que los profesionales mantienen en la actualidad con las personas cercanas a cada enfermo: “Se pasa de un enfoque únicamente biomédico centrado en la patología y paternalista -que solo tiene en cuenta la opinión del profesional sanitario- a otro donde el centro es la familia con sus valores, creencias y recursos”. “Cada familia es única y conocerla significa ayudarla con más eficacia. Es necesario tener en cuenta su opinión, centrarse en sus fortalezas y trabajar con ellas”, afirma Ana

Manuel Castells

Ana Canga, izquierda, y Nuria Esandi durante la sesión que impartieron dentro del Congreso

Canga. Esto supone una alianza terapéutica donde la enfermera ejerce de guía y ayuda a la familia a adaptarse a esa situación, a acceder y controlar los recursos, a tener habilidades para comunicarse”. Las investigadoras de la Universidad de Navarra trabajan en este nuevo modelo centrado en la “familia cuidadora soste-

Manuel Castells En el encuentro, celebrado en el Museo Universidad de Navarra, participaron unos 350 especialistas de 30 países

pulso 90 junio 2017

|9

nible”, que consiste en ofrecer herramientas para que esta cuide al paciente enfermo pero al mismo tiempo, siga con su vida familiar, sin que se produzcan crisis. LOS PACIENTES OCULTOS “La mayor parte de los enfermos crónicos y las personas dependientes y mayores están cuidados por el sistema informal, la familia, por el ‘iceberg’ de la atención sanitaria”, explica. Sin embargo, la enfermería actual se centra fundamentalmente en la patología, en el paciente, y olvida el contexto. “Son los pacientes ocultos. Por eso nuestro objetivo es trabajar con la familia como unidad de cuidado. Un enfoque prácticamente novedoso en España, ya que la atención sanitaria está centrada en el enfermo o en el cuidador principal”. De este modo, la Facultad de Enfermería ha puesto en marcha varias asignaturas, troncales y optativas, tanto en el grado como en el máster, así como una línea de doctorado y un programa de investigación, que se implementará en la Clínica Universidad de Navarra.


JORNADAS

Fomentar la figura de la enfermera especializada en asistencia circulatoria mecánica, objetivo de la Jornada celebrada en Pamplona Al encuentro organizado por la Clínica Universidad de Navarra asistieron más de 180 profesionales Fomentar la figura de la enfermera especializada en la coordinación y gestión de sistemas circulatorios mecánicos ha sido el principal objetivo de la II Jornada de Asistencia Circulatoria Mecánica (ACM) celebrada en Pamplona el 24 y 25 de marzo. Bajo el lema, “La enfermera, piedra angular en el cuidado”, el simposio organizado por la Clínica Universidad de Navarra reunió a más de 180 profesionales para analizar y valorar los últimos dispositivos que sustituyen total o parcialmente la función del corazón. El encuentro surge de la creciente implantación de sistemas de asistencia circulatoria mecánica en pacientes con problemas graves de la función cardíaca. Estos dispositivos son capaces de generar flujo circulatorio para sustituir parcial o totalmente la función del corazón. “Queremos fomentar la capacitación de los profesionales de la salud en el manejo de pacientes con estos dispositivos, ya que se trata de un nuevo reto en nuestra profesión”, explica Rosana Goñi, enfermera de práctica avanzada en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Universidad de Navarra y una de las tres miembros del comité organizador, junto a las enfermeras Leticia Jimeno y Elena Regaira. ROL DE ENFERMERÍA ESPECIALIZADO El curso contó con la presencia de ponentes internacionales, procedentes de Inglaterra, Alemania o Francia, además de profesionales de Madrid, Barcelona, Valencia y Pamplona. “Consideramos que el poder aprender de profesionales con reconocida experiencia, tanto nacional como internacional, fomenta el intercambio de experiencias y conocimientos, y se traduce en una mayor calidad en el cuidado del paciente”, asegura Leticia Jimeno, enfer-

Manuel Castells

De izquierda a derecha, Elena Regaira, Leticia Jimeno, Gregorio Rábago y Rosana Goñi, del comité organizador de la Jornada

“Hasta hace dos años no se había organizado ningún evento de este tipo dirigido a Enfermería” mera del Departamento de Cirugía Cardiaca de la Clínica Universidad de Navarra. “Hace dos años organizamos las primeras Jornadas de ACM, pero hasta ese momento no se había organizado ningún evento de este tipo destinado a profesionales de enfermería”, explica Leticia Jimeno. “Ante la gran acogida que tuvieron las jornadas previas, decidimos repetir, ya que consideramos de vital importancia que el personal de enfermería esté al tanto sobre las últimas novedades de los dispositivos de asistencia mecánica, algo muy reciente en nuestro país”, añade. Así, aunque la terapia mediante un sistema circulatorio mecánico está cada vez pulso 90 junio 2017

| 10

más estandarizada en España, “en países como Estados Unidos, Francia, Inglaterra o Alemania hay miles de casos a día de hoy, por lo que existe un rol de enfermería especializado en coordinar y gestionar este tipo de dispositivos, que además son el nexo de unión entre el paciente, la familia y el médico”, explica el doctor Rábago, subdirector del Departamento de Cirugía Cardíaca de la Clínica. “Con estas jornadas queremos fomentar que esta figura esté muy presente en nuestro país, ya que el papel del profesional de la enfermería es fundamental”, concreta. Las sesiones se dirigieron a profesionales especializados de las Unidades de Cuidados Intensivos, Áreas de Hospitalización y Consultas de Cardiología, así como a todos aquellos relacionados con el manejo de pacientes con dispositivos de asistencia circulatoria mecánica. “Además, se ha ofrecido la oportunidad de asistir a diversos talleres, que han permitido una visión práctica del uso de los dispositivos mecánicos”, cuenta.


PREMIOS

La lactancia tiene un efecto positivo sobre la tensión arterial de mujeres que han padecido hipertensión gestacional, concluye un estudio de tres matronas del CHN El póster resultante de la investigación ha sido premiado en el congreso de la Federación Española de Asociaciones Pro-Lactancia Materna (FEDALMA) La lactancia materna tiene un efecto positivo sobre la tensión arterial de mujeres que han padecido hipertensión gestacional. Así lo apuntan las conclusiones de un estudio elaborado por tres matronas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) que resultó premiado en el XIV Congreso FEDALMA. El trabajo, titulado “Efecto cardioprotector de la lactancia materna en mujeres con trastornos hipertensivos en el embarazo”, obtuvo el premio al mejor póster en la modalidad de Profesionales Sanitarios concedido por la Federación Española de Asociaciones Pro-Lactancia Materna (FEDALMA) en su congreso celebrado el 21 y 22 de abril en Villafranca del Penedés (Barcelona). Las autoras del trabajo galardonado son tres matronas del Servicio de Ginecología y Obstetricia del CHN: Arashelly Huamantica Oroz y Laura Alonso Fernández (2ª Maternal), y Carolina Méndez Meca (Unidad de Partos y Urgencias). RIESGOS DE LA HIPERTENSIÓN GESTACIONAL Y LA PREECLAMPSIA La investigación parte de que las mujeres con hipertensión gestacional presentan mayor riesgo de desarrollar posteriormente tensión arterial elevada y cardiopatía isquémica. Igualmente, en el póster se recuerda que las mujeres con antecedentes de preeclampsia tienen el doble de riesgo que las mujeres normotensas de desarrollar enfermedades cardiovasculares entre los 5 y 15 años posteriores al embarazo. Por ello, las autoras pretendían “identificar comportamientos que ayuden a reducir estos riesgos”. En este sentido indican que, además de los numerosos beneficios ya conocidos de la lactancia, “recientemente se ha descubierto que a largo plazo tiene efectos favorables en la tensión arterial de la madre. La hipótesis que explica estos beneficios es que la oxitocina

Las autoras del póster. Desde la izquierda: Carolina Méndez, Laura Alonso y Arashelly Huamantica

-segregada durante el amamantamientodisminuye la secreción de cortisol y hormona adrenocorticotrópica y aumenta la actividad alfa 2 adrenérgica, lo que produce una disminución de la tensión arterial. También se observa disminución de lípidos, de obesidad y una reducción sustancial de enfermedades cardiovasculares”. PREVIENE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES Así, tal como se indica en las conclusiones del póster, “en la revisión se ha encontrado el efecto positivo de la lactancia materna sobre la tensión arterial en mujeres con antecedentes de hipertensión gestacional, pero no en mujeres que han tenido preeclampsia”. Según las autoras, este resultado “parece reflejar diferencias subyacentes entre la fisiopatología de la hipertensión gestacional y la preeclampsia”. Igualmente, -apuntan Arashelly Huamantica, Laura Alonso y Carolina Méndez“los estudios revisados demuestran que la lactancia materna previene la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares, aunque no está del todo claro pulso 90 junio 2017

| 11

si actúa con un factor de protección per se. Es decir, las investigaciones publicadas hasta ahora no afirman al 100% que la lactancia por sí sola tenga efecto cardioprotector o si se debe a su acción junto con la dieta, o al hecho de disminuir de peso, o todo en su conjunto lo que ayuda a disminuir la tensión arterial, el colesterol, la glucosa... y así disminuir el riesgo de las enfermedades cardiovasculares”. Del mismo modo, las conclusiones del póster indican que “la lactancia materna durante periodos superiores a seis meses no solo proporciona beneficios para la salud, sino que además puede proteger a la madre de la morbimortalidad por enfermedades cardiovasculares”. Por ello, las autoras del póster premiado abogan por promover el amamantamiento “a la vista de sus numerosos efectos positivos para la salud de la mujer”. La metodología utilizada por las matronas del CHN para llevar a cabo el estudio ha consistido en la búsqueda de literatura científica en distintas bases de datos, publicada durante el periodo comprendido entre junio de 2012 y febrero de 2017.


NOTICIAS DE ENFERMERÍA

Un trabajo sobre la información que recibe el paciente en situación terminal, premiado en el I Concurso de Investigación en Enfermería del Hospital San Juan de Dios Elena Rodríguez, enfermera de Cuidados Paliativos, es la autora del estudio ganador Elena Rodríguez Ganuza, de disfagia en una unidad de meenfermera de Cuidados Padia-larga estancia”; y el estudio liativos, resultó ganadora del de Iratxe Sancho Espinosa, enferI Concurso de Investigación mera de Medicina Interna, que se en Enfermería convocado por ha centrado en el “Valor de una el Hospital San Juan de Dios herramienta de cribado de una (HSJD) de Pamplona con un sola pregunta en el despistaje de trabajo sobre la información delirium por parte de enfermería que recibe el paciente en sien pacientes con cáncer en una tuación terminal. unidad de oncología”. El galardón se entregó en el Tanto los dos finalistas como el centro de Beloso durante la jortrabajo premiado fueron expuesnada científica celebrada el 16 tos en la jornada científica, en la de mayo con motivo del Día Inque la profesora de la UPNA Leternacional de la Enfermería. ticia San Martín Rodríguez proDesde la izquierda, Iratxe Sancho, Susana Martínez (directora de Enfermería del HSJD), Gracias al trabajo premianunció una comunicación sobre Lorena Pérez y Elena Rodríguez do, “Reflexión ético-legal de la los “Retos de futuro en enfermeconspiración de silencio en paría”. En concreto, se refirió princientes terminales”, Elena Rodríguez re- sentado por Lorena Pérez Arnedo, enfer- cipalmente a tres cuestiones de interés cibirá una beca de 500 € para continuar mera de la Unidad Asistencial de Tudela, para la profesión: la práctica avanzada, con su formación y labor de investigación. con el “Estudio observacional descriptivo la investigación e innovación y el reto de Esta primera edición del Concurso ha para el diagnóstico y prevención de com- cómo construir entornos de trabajo atratenido otros dos trabajos finalistas: el pre- plicaciones respiratorias a través del test yentes.

Veinticinco aniversario de la XII Promoción de Enfermería de la UPNA El pasado 3 de junio, los miembros de la XII Promoción de la Diplomatura en Enfermería (1989-1992) de la Universidad Pública de Navarra celebraron los 25 años desde que terminaron sus estudios. Por ese motivo, compartieron una comida en el restaurante El Colegio de Pamplona. En la imagen, de izquierda a derecha, en la fila de arriba aparecen Joaquina Lerga, Beatriz Galarraga, Mirari San Martín, Maria Teresa Lleyda, Itziar Iraizoz (profesora), Elena Sancho, Susana Barbería, Berta Gordo, Maria José Perez, Montserrat Velasco, Javier Gil, David Fernández, Silvana Garcés, Elena Santesteban, Esther

Abaurrea, Susana Alonso e Idoia Jimenez. Fila del centro: Maria Ángeles Velasco, Belén Rodriguez, Idoia Goikoa, Maria Ángeles Goñi e Izaskun Larrayoz.

pulso 90 junio 2017

| 12

Fila inferior: Paula González de la Riva, Maria Luisa Martínez, Maria José Samaniego, Mari Carmen Monreal, Ana Pilar Ruiz, Esperanza Refoyo y Carmen Urbina.


NOTICIAS DE ENFERMERÍA

Dos enfermeras reaniman a un hombre que sufrió un atragantamiento en un bar de Pamplona Laura Zorraquino y Susana Domínguez estaban comiendo en el mismo establecimiento cuando la víctima se desplomó El pasado 2 de mayo, los periódicos locales daban cuenta de la actuación de dos clientas en un bar de la Chantrea (Pamplona) que lograron reanimar a un hombre de 64 años que se atragantó mientras comía. Las dos clientas eran dos enfermeras -Laura Zorraquino y Susana Domínguez- que el 1 de mayo celebraban una comida en ese bar con un grupo de padres, cuyos hijos pertenecen al mismo club de patinaje. “Estábamos comiendo cuando alguien comentó que un hombre se había caído al suelo, pero pensaba que estaba ebrio. En realidad, estaba comiendo con tres amigos, empezó a toser, al parecer atragantado, cayó sobre la mesa y después al suelo. De repente, otra chica que estaba comiendo gritó ‘A este hombre le pasa algo’. Le vi en el suelo y me levanté corriendo para ver qué le ocurría. En un segundo, Susana ya estaba a mi lado”, recuerda Laura Zorraquino Salvo, enfermera de la Clínica Psiquiátrica Padre Menni. Su compañera, Susana Domínguez Artázcoz, enfermera de la UCI-B del Complejo Hospitalario de Navarra, apunta que “al principio tenía pulso. Le dimos un golpe en el pecho para intentar desobstruir

rea. Finalmente, recuperó el pulso y el color, pero no le trasladaron hasta que lograron extraer el trozo de carne que le obstruía la vía”, detallan Susana y Laura.

Las enfermeras Laura Zorraquino, izquierda, y Susana Domínguez

la vía aérea e hicimos barrido en el interior de la boca, pero no encontramos ningún alimento. Entonces se paró y empecé con el masaje cardiaco”. Enseguida llegaron dos agentes de la Policía Municipal, uno de los cuales relevó a Susana en el masaje cardiaco, y al poco tiempo la enfermera y médico de la UVI móvil que continuaron la reanimación con el LUCAS, un sistema automático de compresión torácica. “Les dijimos que éramos enfermeras, así que mientras le monitorizaban y cogían una vía, nos dejaron mascarilla y un ambú para que nos ocupáramos de la vía aé-

COORDINADAS Y TRANQUILAS Aunque era la primera vez que se enfrentaban a una situación así, ambas se muestran sorprendidas de su reacción: “Actuamos de manera coordinada, espontánea y con tranquilidad. Parecía que todo iba rodado. Del resto de comensales, nadie se levantó de su sitio, ni gritó. Incluso tuvimos la suerte de que los niños estuvieran fuera del bar jugando y, gracias a que una madre salió para evitar que entraran, no se enteraron de nada”. La buena sensación que se les quedó a Laura y Susana por su actuación, “especialmente cuando ves que se lo llevaban en la ambulancia con pulso”, se oscureció posteriormente al enterarse de que la víctima finalmente falleció tras unos días en la UCI. Les queda la satisfacción de haber puesto todo de su parte por reanimarle y las palabras de reconocimiento del cocinero del local: “Menos mal que había alguien en el bar que ha hecho algo”.

Madres y padres, destinatarios de las charlas y talleres organizados por el Día de la Matrona en Navarra Padres y madres fueron los principales destinatarios de las charlas y talleres organizadas por la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA) el 5 de mayo con motivo del Día Internacional de la Matrona, que se celebró en Civican. Bajo el título “Matronas, madres y familias. ¡Compañeros de vida!”, la jornada comenzó con un taller sobre “Moxibustión en el embarazo”, a cargo de la matrona Sonsoles Constante. Le siguió una charla

sobre musicoterapia prenatal, impartida por las musicoterapeutas Sandra Azcona y Haizea Loira. Ya por la tarde, el sexólogo Silberio Sáez habló sobre “Ser hombre y mujer ante la llegada de los hijos. Afectando (les) y afectando (nos). Un viaje de ida y vuelta”. Al inicio de la jornada, hubo una sesión dirigida exclusivamente a matronas acerca de la “Terapia craneosacral perinatal”. pulso 90 junio 2017

| 13

La jornada se celebró el 5 de mayo en Civican


CONGRESO DE PATOLOGÍA DIGESTIVA

Monsterrat Teixidor: “Cuidar del otro es un acto de humanidad” La ex decana del Consejo de Colegios de Enfermería de Cataluña considera fundamental el respeto al paciente en la comunicación terapéutica “Cuidar del otro es un acto de humanidad, implica una preocupación por el ser humano. Esta preocupación nos ha llevado a querer ser una profesión, profundizar en conocimientos y entender cada vez más la complejidad del ser humano”. Así lo entiende la enfermera Montserrat Teixidor Freixa, quien pronunció la conferencia inaugural del XIV Congreso Nacional de la Asociación Española de Enfermería de Patología Digestiva (AEEPD), celebrado en Pamplona. Miembro de la Academia Americana de Enfermería y de la Federación Española de Enfermeras Docentes, Montserrat Teixidor ha sido directora de la Escuela Universitaria de Enfermería Santa Madrona de Barcelona (1987-2010) y decana del Consejo de Colegios de Enfermeras y Enfermeros de Cataluña (2010-2016). Actualmente es vicepresidenta, en representación de España, en la red europea PRAQSI y vocal del Círculo de Salud, un foro de debate y reflexión para la mejora y evolución del sistema sanitario catalán. PARADIGMA HUMANISTA PARA LA AUTONOMÍA DEL PACIENTE Montserrat Teixidor tituló su conferencia inaugural “La humanización del cuidado”, dos conceptos que a su juicio no pueden ir separados. “En el momento actual, el paradigma científico no responde completamente a todo lo que necesitan las personas y basta con mirar al entorno: voluntades anticipadas, consentimiento informado, prácticas centradas en la persona…” Por ello, añade, “si se quiere responder al ser humano como persona única, el paradigma humanista es el único que busca absolutamente la autonomía de la persona y debe estar inspirado totalmente por valores como la empatía”. Aunque cita conceptos como autonomía, empoderamiento y paciente experto, la enfermera catalana advierte que “no estamos hablando de un sistema para quitarnos trabajo de encima, sino que al paciente le deben acompañar los profesionales, ayudándole a vivir la situación; porque junto a los

Montserrat Teixidor ha sido directora de la Escuela Universitaria de Enfermería Santa Madrona durante 23 años

“El paradigma científico no responde completamente a todo lo que necesitan las personas” aspectos físicos, están los psicológicos, emocionales, espirituales… De lo contrario, no es posible el empoderamiento”. Por ello, apunta Montserrat Teixidor, para llevar a cabo una “atención integrada, holística, es preciso tener en cuenta que cada persona es diferente a nivel mental y existencial. Esto no es posible si los profesionales no interiorizamos aspectos como la empatía, la disponibilidad o la delicadeza. Los resultados de salud los consigue la persona y nosotros le podremos ayudar, pero no ejerciendo poder sobre el otro, sino haciendo copulso 90 junio 2017

| 14

sas con el otro y con su familia, entendiendo lo que realmente le preocupa”. RESPETAR LOS VALORES DE LA OTRA PERSONA El humanismo, afirma, “impregna absolutamente el pensamiento enfermero”. A la hora de explicarlo, la enfermera catalana detalla que la actitud humanista consiste en “respetar los valores de la otra persona, del paciente, independientemente de los míos. La magia del humanismo se basa en descentrarse de uno mismo para centrarse en el otro”. En este sentido, recuerda que ayudar a una persona en situación de sufrimiento “requiere de mucha humanidad, pero sentida. No conseguiré crear una alianza o relación de confianza si esa persona no se da cuenta de que verdaderamente me importa”. Y en la misma línea, considera imprescindible tener presente el respeto, más tratándose de comunicación terapéutica: “Hay


CONGRESO DE PATOLOGÍA DIGESTIVA

pacientes que pueden ser desagradables o tratarnos mal. Debemos respetar y entender que todo ser humano tiene valor. En esa situación, hemos de ser tolerantes, aunque no lo fuéramos en una relación social”. DEMOSTRAR LOS BENEFICIOS DEL CUIDADO HUMANISTA Por otro lado, Montserrat Teixidor destaca la importancia de demostrar que el cuidado humanista de Enfermería aporta beneficios a la salud. “Hay muchos aspectos subjetivos visibles, pero no se les da el valor suficiente, como el confort, la higiene, una adecuada alimentación o tener alrededor a las personas significativas para el paciente. Esto es el cuidado: todo lo que sitúa a la persona en las mejores condiciones para que su organismo responda a la situación de enfermedad”. Al mismo tiempo, recuerda, ya se cuenta con muestras de evidencia sobre los beneficios del cuidado humanista. “Según investigaciones realizadas mediante análisis clínicos, cuando existe realmente empatía, es decir el otro siente que de verdad nos importa, se segrega oxitocina, la hormona del bienestar que contribuye al proceso de sanación”. Igualmente, asegura que “cuidar es un acto maravilloso, un acto de vida: dar y recibir vida”. Añade que las enfermeras pueden desempeñar un “papel extraordinario en la humanización” porque están permanentemente cerca del paciente. Precisamente, considera que esa presencia es un privilegio: “Los demás van y vienen, pero la enfermera es quién está cuando surge la crisis y el sufrimiento existencial, que muchas veces es peor que el físico”. Por último, para dar valor a los aspectos del cuidado humanista, reivindica nuevos sistemas de evaluación en las instituciones sanitarias. Además de una revisión constante del trabajo del profesional, aboga por copiar del modelo anglosajón, “donde se da la misma importancia a los aspectos humanos que a los instrumentales o técnicos de la atención sanitaria”. Por ello, reclama que los cuestionarios de evaluación sean más cualitativos: “En vez de preguntar solo si le han atendido bien los profesionales, deberían ser más concretas con cuestiones del tipo a: ‘¿Le han interrumpido el sueño por la noche? ¿Le han explicado antes de la intervención en qué consistiría? ¿Le han permitido tener a las personas más significativas para usted a su lado?’, por ejemplo”.

El Congreso de la Asociación de Enfermería de Patología Digestiva reunió en Pamplona a más de 130 enfermeras de todo el país

Inauguración del congreso. De izquierda a derecha, Carmen Rumeu (directora de Enfermería de la CUN), Mercedes Pérez (decana de la Facultad de la UN), Carmen Fuertes, Guillermo José García (presidente de la AEEPD), Yolanda Montes (vicedecana de la Facultad de la UPNA) y Maite Soria (directora de Enfermería del CHN)

“Hoy en día las instituciones piden excelencia en los servicios, pero para conseguirla los profesionales de la Enfermería no pueden perder de vista el fundamento de su trabajo, que es el cuidado al paciente”, explicó Carmen Fuertes, presidenta del comité organizador del XIV Congreso Nacional de la Asociación Española de Enfermería de Patología Digestiva (AEEPD), que se celebró en la Universidad Pública de Navarra del 1 al 3 de junio. El encuentro contó con la presencia de 130 participantes procedentes de diversos centros hospitalarios españoles, además de la Clínica y el Complejo Hospitalario, como el Gregorio Marañón de Madrid, Hospital Clínic de Barcelona, Zaragoza, el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y La Fe de Valencia, entre otros. “Nuestra mirada está puesta en entender si estamos dando los pasos correctos para llegar a la excelencia, valorando si dejamos nuestra huella sin perder la esencia de nuestra profesión”, indicó la presidenta del comité y enfermera de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra.

pulso 90 junio 2017

| 15

ENFOQUES DESDE DISTINTOS NIVELES ASISTENCIALES Así, durante el simposio científico, se dieron a conocer los últimos avances en los cuidados por parte de los profesionales de la enfermería en las diferentes situaciones de la patología digestiva, con enfoques desde distintos niveles asistenciales. Carmen Fuertes recalcó la necesidad de dedicar tiempo a las competencias humanísticas en el cuidado de los enfermos como, por ejemplo, “escuchar los miedos de los pacientes, sus preocupaciones, acompañarles y apoyarles en la enfermedad... aspectos que muchas veces no se ven, pero marcan la diferencia para conseguir la excelencia”, añadió. En la organización de este evento científico participaron la Universidad y la Clínica Universidad de Navarra, así como la Universidad Pública de Navarra y el Complejo Hospitalario de Navarra. “Hay que valorar este ejemplo de colaboración entre el ámbito público y privado que, sin duda, enriquecerá el contenido del Congreso al abordarlo desde distintas perspectivas”, afirmó Carmen Fuertes. También el Colegio de Enfermería de Navarra se encontraba entre los colaboradores del encuentro.


CONGRESO DE PATOLOGÍA DIGESTIVA

Un póster de enfermeras del CHN sobre cuidados en una novedosa técnica endoscópica, premiado en el Congreso Nacional de Patología Digestiva Obra de seis profesionales del Servicio de Digestivo, consiste en un protocolo de cuidados alrededor de la miotomía endoscópica peroral, procedimiento para tratar la acalasia que sólo realizan dos hospitales españoles Un trabajo sobre los cuidados de Enfermería durante una novedosa intervención endoscópica, realizado por seis enfermeras del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), obtuvo el premio a la mejor comunicación póster en el XXIV Congreso Nacional de Enfermería de Patología Digestiva celebrado en Pamplona entre el 1 y el 3 de junio. El estudio galardonado, “Cuidados de Enfermería: miotomía endoscópica peroral (POEM) en el tratamiento de la acalasia”, es obra de Verónica Echarri, Esther Albero, Amaya Martínez, Leyre Aranguren, Amaya Sevillano y Elena Sancho, enfermeras de la unidad D-2º, perteneciente al Servicio de Digestivo del CHN. Las autoras del póster. De izquierda a derecha: Esther Albero, Amaya Sevillano, Verónica Echarri, Leyre Aranguren y Amaya Martínez

TRASTORNO DE LA MOTILIDAD ESOFÁGICA La mencionada técnica endoscópica (POEM por sus siglas en inglés: peroral endoscopic myotomy) se aplica para el tratamiento de la acalasia, dolencia que se produce al no relajarse durante la deglución el anillo muscular donde se unen esófago y estómago, llamado esfínter esofágico inferior (EEI). Este trastorno de la motilidad esofágica produce disfagia, regurgitación, pérdida de peso y dolor retroesternal. Como explican las autoras del póster, “la POEM consiste en seccionar, mediante técnica endoscópica, la capa circular de la EEI por debajo de la unión esófago-gástrica, tras una incisión de la mucosa y posterior creación de un túnel submucoso que permite acceder al esfínter”. Precisamente, el CHN es el segundo hospital español donde se lleva a cabo esta técnica. En concreto, el equipo que la realiza está formado por los médicos Eduardo Albéniz, Fermín Estremera, José Zozaya y Juan Vila. Desde que se empezó

a aplicar, en 2016, han sido tratados 12 pacientes, alguno de ellos procedente de otras comunidades al convertirse el CHN en centro de referencia. Tal como se explica en el póster, la POEM es un procedimiento menos invasivo que la técnica utilizada hasta ahora para tratar la acalasia, la miotomía laparoscópica de Heller, “porque evita dejar cicatriz externa y no requiere procedimiento antirreflujo”. CUIDADOS ESTANDARIZADOS Y SEGURIDAD DEL PACIENTE Con el estudio realizado, las enfermeras del Servicio de Digestivo del CHN tenían como objetivo “elaborar un protocolo de cuidados de Enfermería basados en la evidencia, que los estandarice, al igual que difundirlo con el fin de que sirva de herramienta para su aplicación de forma unificada, garantizando la seguridad del paciente”. pulso 90 junio 2017

| 16

Así, tras una revisión bibliográfica y la consulta a los profesionales implicados en el proceso asistencial de la técnica, “se ha desarrollado un procedimiento de cuidados enfermeros que describe las etapas previas y posteriores a la aplicación de la POEM”. Tal como apuntan las autoras, los cuidados más relevantes que han hallado son “los relacionados con la dieta, la valoración de la disfagia (mediante el test de disfagia), el control del dolor, control de nauseas y vómitos, así como la detección de complicaciones potenciales, tanto a corto como a largo plazo”. En la conclusiones del póster premiado, se apunta que la POEM “está dando buenos resultados a corto plazo”, si bien se reconoce que dada su reciente implantación “la evidencia a largo plazo es todavía insuficiente”. Por último, consideran conveniente llevar a cabo “un seguimiento estrecho en la evolución del paciente para actualizar los cuidados de Enfermería”.


pulso 90 junio 2017

| 17


CONGRESO INTERNACIONAL

Veinte trabajos científicos, aportación de las enfermeras navarras el simposio internacional celebrado en Barcelona Cerca de 9.000 profesionales de todo el mundo, entre ellos 65 navarras, asistieron al Congreso Internacional de Enfermería

Vista del estand del Colegio en el Congreso Internacional de Barcelona

Dos comunicaciones orales y 18 pósteres constituyen la aportación científica de las enfermeras navarras al Congreso Internacional de Enfermería que celebró en Barcelona entre el 27 y el 31 de mayo, con la asistencia de cerca de 9.000 profesionales de todo el mundo. Al simposio, organizado por el Consejo Internacional de Enfermería (CIE) y el Consejo General de Enfermería de España (CGE), asistieron 65 enfermeras navarras. Por su parte, el Colegio de Enfermería de Navarra instaló, junto a otros colegios autonómicos, un estand en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), donde se desarrollaron las distintas sesiones del programa. Además de poder conocer mediante un vídeo y distintas publicaciones las características de la Enfermería navarra, las personas que se acercaron al estand del Colegio navarro tenían a su disposición información turística sobre la Comunidad Foral. Por otro lado, mediante la colocación del adhesivo identificativo, el estand -que contó con el

Numerosas enfermeras de distintos países se acercaron al estand del Colegio

patrocinio de AMA Seguros-, se convirtió en un “Espacio de lactancia”, en sintonía con la campaña “Lacta en Navarra” promovida por un grupo de matronas y enfermeras. De los 4.205 trabajos presentados, el comité científico del CIE admitió 2.466 pulso 90 junio 2017

| 18

(549 comunicaciones orales y 1.917 pósteres). Destaca el hecho de que las enfermeras españolas hayan contribuido con casi un tercio de los trabajos aceptados en el Congreso: 210 comunicaciones orales y 549 pósteres.


CONGRESO INTERNACIONAL

Autores navarros de otro póster aceptado. Ana Izco, izquierda, y Mª José Lasheras, delante del póster que expusieron en Barcelona

De izquierda a derecha, Ismael Bravo, Letizia Suescun, Lara Navascués y Sandra Burguete

APORTACIONES DE ENFERMERAS NAVARRAS En cuanto a las aportaciones de la Enfermería navarra, se admitieron dos comunicaciones orales. La primera, cuya autora es Lara Morales Quinto, supervisora de la Residencia de Ancianos Nuestra Señora de Gracia (Tudela), aborda la aplicación de la gimnasia bioenergética en la enfermería, tanto para profesionales como pacientes. Su título es “Cómo afrontar con energía nuestros retos. Respira hondo, busca en tu interior y transmite buenas vibraciones”. La segunda de la comunicaciones orales, titulada “El paciente difícil, detección de dificultades y estrategias para la mejora en su cuidado: contratransferencia negativa”, es obra de Mª Nieves Izco García (Complejo Hospitalario de Navarra), Montserrat Fernández Rubio (Hospital Donostia, Gipuzkoa); Carmen Delia Marrero Medina, profesora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Lanzarote); y Edurne Recalde Lamelas, (Esteve Teijin Healthcare, Pamplona). Igualmente, durante los días del simposio se expusieron en el Congreso Internacional de Enfermería de Barcelona los 18 pósteres elaborados por enfermeras navarras: • Desayuno saludable en niños (Laura López, Mª Del Mar Blasco y Sonia Portoles). • Propuesta para mejorar la accesibilidad de los usuarios a los servicios de los centros de salud (Itsaso Elizalde). • Desarrollo e implantación de un registro de la actividad enfermera en una unidad de radiodiagnóstico hospitalario (Milagros García, Maite Valencia, Pilar Sola y Cristina Zarranz). • Catéter central de acceso periférico (PICC) por enfermería de anestesia en el ámbito quirúrgico (Mª Luisa Hernando, Nerea Garijo, Marta Martiarena, Katerin Guerra, Lidia Zaratiegui y Yolanda Álvarez). • Escala PUSH: monitorización de la cicatrización de úlceras por presión (Maitane De Carlos, María Ibarrola y Amaya Pérez). • Experiencia de aprendizaje relacional en el Practicum de Enfermería (Jose Maria García, Raquel Sáenz, Yolanda Montes, Mª Ángeles Esteban, Elena Irigaray y Mª Esperanza Rayón). • La hipotermia terapéutica en la encefalopatia hipoxico-hipoxemica (Isabel Fidalgo, Miriam Unciti y Maite Fuertes). • Una aproximación a los cuidados invisibles desde la enfermería (Mª Isabel Pagola, Montse Fernández, Carmen Delia Marrero, Borja Gil, María Nieves Izco e Itziar Berasain). • Desarrollo de la versión española de la escala de Somerville (2009) Patient´s Perceptions of Feeling Known by Their Nurses (Amparo Zaragoza, Elena Osácar, Cristina Oroviogoicoechea y Mª Isabel Saracibar). • Limitación del esfuerzo terapéutico (Lara Navascués, Letizia Suescun, Sandra Burguete e Ismael Bravo). • Evaluación de enfermería para la prevención de los riesgos en el transporte de pacientes en ambulancia urgente (Tania Arenal y Tomas Belzunegui). • El desafío de la motivación en equipos de trabajo singulares (Ana Izco, Maria José Lasheras y Asunción Merino). • Influencia del entorno en el hábito de caminar de la población adulta del área metropolitana de Pamplona (Mª Rosario Orzanco, Francisco Guillén, Inés Aguinaga, Mª Dolores Redín y Lourdes Sainz). • Revisión bibliográfica: el colecho y la muerte súbita del lactante (Nagore Rodríguez, Carmen García, Laura Catalán y Maite Valencia). • Elaboración y propuesta de implementación de un tríptico informativo para pacientes y acompañantes en un servicio de urgencias hospitalarias (Mª Pilar Sola, Cristina Zarranz, Maite Valencia, Milagros García, Laura Azparren y Amaia Saralegui). • Uso de “ventilación jet” en ablaciones y cierre de orejuela: experiencia y cuidados de enfermería en un caso clínico (Eva María Solans). • Entornos positivos para la práctica profesional (Teresa Cornet, Miriam Diez de Arizaleta, Berta Moriones, Olalla Moriones, Teresa Andía y Lucía Bazal). • Perfil y evolución de la notificación espontánea de sospechas de reacciones adversas por el personal de enfermería en navarra a lo largo de los 5 últimos años (Montse Torres, Gabriela Elizondo y María Luisa Saldaña).

pulso 90 junio 2017

| 19


CONGRESO INTERNACIONAL

Cómo detectar y superar una relación complicada con un paciente difícil La comunicación presentada en Barcelona por Nieves Izco, Montserrat Fernández, Carmen Delia Marrero y Edurne Recalde propone estrategias para abordar la contratransferencia negativa Cómo abordar y superar una relación complicada con un paciente difícil es el contenido de la comunicación presenNieves Izco exponiendo tada en el Congreso la comunicación Internacional de Enfermería de Barcelona por un grupo formado por tres enfermeras navarras y una canaria. El estudio parte de que en la relación enfermera-paciente pueden surgir emociones negativas y que la “falta de habilidades para manejar esas situaciones provoca sentimientos de incompetencia profesional, frustración e incluso burnout o síndrome del profesional quemado”. Titulado “El paciente difícil, detección

de dificultades y estrategias para la mejora en su cuidado: contratransferencia negativa”, la comunicación es obra de Mª Nieves Izco García, jefa de unidad de Enfermería de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica 2 del Complejo Hospitalario de Navarra; Montserrat Fernández Rubio, enfermera de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica del Hospital Donostia (Gipuzkoa); Carmen Delia Marrero Medina, profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Lanzarote); y Edurne Recalde Lamelas, enfermera en Esteve Teijin Healthcare (Pamplona). Nieves Izco, Montserrat Fernández y Carmen Delia Marrero son especialistas en Enfermería de Salud Mental. En la comunicación se detallan dos fenómenos que se producen en las relaciones

terapéuticas: transferencia y contratransferencia. Dicha contratransferencia puede ser positiva o negativa. Tal como apuntan las autoras de la comunicación, en la práctica asistencial, “conocer e identificar la contratransferencia negativa influye en la relación terapéutica”. Para ello, proponen distintos cuestionarios validados “en los que poder evaluar y sobreponerse a los pensamientos y sentimientos negativos”. En cuanto a las estrategias para el manejo del paciente difícil, el estudio recomienda “adoptar una actitud evaluativa. Reconocer las emociones propias y no evadirlas, sino aceptarlas. Mejorar las habilidades comunicativas utilizando un estilo asertivo, respetando los derechos del paciente, así como adoptar una actitud hacia el paciente positiva, empática y respetuosa”.

Beneficios para profesionales y pacientes de la gimnasia bioenergética en enfermería La enfermera navarra Lara Morales expuso en Barcelona su comunicación sobre esta técnica que combina ejercicios y meditación Los beneficios de aplicar la gimnasia bioenergética en enfermería, tanto para profesionales como para pacientes, centra la comunicación que presentó la enfermera navarra Lara Morales Quinto en el Congreso Internacional de Enfermería celebrado en Barcelona. La comunicación elaborada por Lara Morales, supervisora de la Residencia de Ancianos Nuestra Señora de Gracia (Tudela), lleva por título “Cómo afrontar con energía nuestros retos. Respira hondo, busca en tu interior y transmite buenas vibraciones”. La gimnasia bionergética, que combina ejercicios y meditación, se dirige a modificar el estado psíquico, emocional y energético de la persona. Con su comunicación, Lara

Morales ha querido “compartir una experiencia eficaz y de fácil aplicación que puede ayudarnos como enfermeras/os”. Al mismo tiempo, destaca los beneficios que se obtienen con esta técnica: “Mejora del estado físico y mental, reducción del estrés y de dolores, aumento de la autoconfianza y de la empatía, mejora en la recepción del interlocutor y logro de los objetivos propuestos”. “Me pareció interesante abordar la aplicación de la gimnasia bioenergética en enfermería, tanto para ayudar a las enfermeras en su trabajo diario, como por la posibilidad de aplicarlo en grupos de pacientes a modo de terapia”, explica la enfermera navarra, quien aprendió esta técnica durante una estancia de año y medio como cooperante (1999pulso 90 junio 2017

| 20

2001) que realizó en Guatemala: “Allí recibí formación en Medicina Tradicional y Salud Bioenergética y el equipo de salud poníamos en práctica esta gimnaPresentación de Lara Morales sia en nuestros gruen Barcelona pos de trabajo con mujeres indígenas”. Posteriormente, y con el fin de asegurarse “de que su aplicación en distintos campos era posible”, Lara Morales ha impartido varios talleres en su entorno.


EMPLEO

La docencia en Formación Profesional, una salida laboral desconocida para Enfermería La presencia de enfermeras en la FP de Navarra es escasa, aunque se imparten ciclos directamente relacionados con la profesión como Cuidados Auxiliares de Enfermería y Emergencias Sanitarias “La docencia en determinadas titulaciones de Formación Profesional es una oportunidad laboral desconocida para la Enfermería y un campo en el que tenemos mucho que aportar”. Así lo afirman Brígida Forcada, Leo Pascual y Maite Rodríguez, enfermeras y profesoras de la Escuela Sanitaria Técnico Profesional de Navarra (ESTNA), situada en Pamplona. En concreto, señalan dos Ciclos de Grados Medio de Formación Profesional en los que consideran fundamental la presencia de enfermeras entre el profesorado: Cuidados Auxiliares de Enfermería y Emergencias Sanitarias, título que el próximo curso se pone en marcha en la ESTNA en la modalidad presencial y que convivirá con la modalidad a distancia, que tiene ya una trayectoria de 6 años. “Además de transmitir conocimientos técnicos, es necesario dar a la formación un enfoque enfermero. Si no has vivido el trabajo de Enfermería, te quedas sólo en la parte técnica. Puedes enseñar teoría, pero difícilmente podrás transmitir la actitud que requieren los cuidados enfermeros, y que se aprenden en el contacto con el equipo sanitario, con el paciente y su familia. Al formar a un Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), también debe enseñarse cómo se escucha a un paciente, cómo se ha de comunicar con las familias, cómo consolar, qué hacer ante la enfermedad y ante la muerte…” NUEVAS PERSPECTIVAS EN LA FP Tal como indican las profesoras de la ESTNA, el Departamento de Educación contrata todos los años profesorado para las especialidades sanitarias de FP, “puestos a los que pueden acceder distintos profesionales con titulaciones universitarias en Ciencias de la Salud, como las enfermeras”.

contacto con el paciente y la práctica asistencial, le diremos que existen convocatorias anuales de formación del profesorado en las empresas que nos permiten mantenernos al día en nuestras habilidades profesionales”. REQUISITOS PARA EL ACCESO A LA DOCENCIA Para poder acceder a ser profesor de FP en la enseñanza pública de Navarra, el primer paso es inscribirse en las listas de contratación temDe izquierda a derecha, Brígida Forcada, Maite Rodríguez y Leo Pascual, enfermeras profesoras de la ESTNA poral del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. “La opción actual sería empezar como contraSin embargo, lamentan, “nos encontramos con que la Enfermería no muestra interés tadas y luego presentarse a una oposición, por la docencia, cuando siempre hemos cuya convocatoria está prevista, en un prindefendido que las enfermeras deben tomar cipio, para junio de 2018”, explican las parte en la formación de las TCAE y de otros profesoras de la ESTNA. En cuanto a requisitos, advierten que, profesionales sanitarios. Quizá sea desconocimiento. Puede que muchas enfermeras además del título de Enfermería, será preno sepan que existe esta salida profesional y ciso contar con el Máster Universitario en Profesorado de Educación Secundaria, que opten por el trabajo asistencial”. Aparte de mostrar su preocupación por sustituye al antiguo Certificado de Adaptala escasa presencia de enfermeras como ción Pedagógica (CAP). Dicho máster para profesoras en la FP pública navarra, Brí- impartir formación en Procesos Sanitarios gida Forcada, Leo Pascual y Maite Rodrí- puede cursarse, entre otras universidades, guez destacan los atractivos de esta salida de manera presencial en la Universidad de profesional: “Es un campo bonito, intere- Zaragoza y, en modalidad semipresencial, sante y muy activo. Desde que empezamos en la Universidad Nebrija. Además de la ESTNA, donde se ofertan hasta ahora se han abierto nuevas perspectivas: nuevos ciclos de FP, se han desarro- dos ciclos en castellano y uno en euskera, llado distintos programas y modalidades el Grado Medio de Cuidados Auxiliares de de formación y han aparecido los progra- Enfermería, se imparte también en otros mas de internacionalización que proyectan tres centros públicos de Navarra: Estella a nuestros estudiantes hacia otros países (CI Politécnico), Tudela (CIP ETI) y desde europeos. Otro campo muy interesante de el próximo curso está prevista la apertura nuestro trabajo es la relación con las em- del ciclo en Elizondo (CIP Elizondo Lanbipresas, ya que se tutorizan las prácticas de Eskola), que será en euskera. En cuanto a centros concertados, este del alumnado en distintos centros sanitaGrado se oferta en dos de Pamplona: rios y asistenciales de la Comunidad”. “Además -añaden- si alguien teme que CPFP Carlos III Colegio Técnico y CPFP esta opción profesional le lleve a perder el María Inmaculada. pulso 90 junio 2017

| 21


ACTUALIDAD COLEGIAL

El Colegio se suma a la campaña “Danos la lata” para los centros asistenciales de San Juan de Dios en África y América Latina El Colegio se sumó a la campaña de recogida de alimentos “Danos la lata”, promovida por el Hospital San Juan de Dios para los centros asistenciales de la Orden en África y América Latina. Con el fin de participar en la iniciativa, el pasado 25 de abril se acercaron al hospital pamplonés el presidente del Colegio, Carlos Sesma, y los vocales Beatriz Erdozain y Nacho González, donde hicieron entrega de alimentos enlatados. En el centro fueron recibidos por el Hermano Gabino Gorostieta, superior de la Comunidad; Susana Martínez, directora de enfermería; y Roberto Santos, delegado de la ONGD Juan Ciudad. La campaña tenía como fin reunir el mayor número posible de latas de conserva (legumbres, verduras, tomate y otros ali-

Desde la izquierda, Gabino Gorostieta, Susana Martínez, Beatriz Erdozain, Carlos Sesma, Nacho González y Roberto Santos

mentos). Esta iniciativa se puso en marcha hace años y en la edición del año pa-

Presentación de Colegio al alumnado de Enfermería de la UPNA El alumnado de 4º curso de Grado de Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra pudo conocer en qué consiste la colegiación y qué ofrece el Colegio, durante la sesión de orientación profesional que se celebró el pasado 27 de marzo. En la presentación del Colegio participaron su vicepresidenta, Arantxa Osinaga Erroz, y uno de sus vocales, Nacho González Herrero, quienes estuvieron acom-

sado Navarra aportó la cantidad de 2.557 kilogramos de comida enlatada.

Nuevo acuerdo comercial con Lidertech Lidertech, empresa de venta, reparación y asesoramiento informático, ofrece las siguientes ventajas a las colegiadas/os: • 10% de descuento en todos los servicios: formateo pcs y portátiles, cambio de sistema operativo, instalación de software, instalación de hardware, eliminación de virus-malwares, traspaso de datos, configuración de pcs, redes inalámbricas, asesoramiento informático, control remoto-asistencia técnica, servicios de mantenimiento, etc. • 5% de descuento en consumibles compatibles: Hp, Brother, Epson, Canon, Oki (cartuchos y tóneres).

De izquierda a derecha, Arantxa Osinaga, Nacho González y Nely Soto

pañados durante la sesión por la profesora Nely Soto Ruiz, responsable de calidad de la Facultad. pulso 90 junio 2017

| 22

Avda. Eulza, 4 bajo (Barañain) www.lidertech.es info@lidertech.es Tel. 948 184 128


ACTUALIDAD COLEGIAL

El Colegio aumenta a 240 e el importe máximo de las becas para la presentación de comunicaciones en congresos La ayuda subvenciona el 50% de la cuota de inscripción La Junta de Gobierno del Colegio ha aprobado aumentar hasta 240 € el importe máximo de las becas para colegiadas/os que presenten comunicaciones científicas en congresos o jornadas. Con el fin de fomentar la investigación y la producción científica en Enfermería, desde el año pasado el Colegio convoca un programa anual de becas para los colegiados que presenten estudios en simposios. Dicha beca subvenciona un 50%del coste de la inscripción del congreso o jornada, siempre que el evento esté relacionado con la Enfermería. Así en la convocatoria de este año, el importe máximo que se subvenciona pasa a ser de 240 €, lo que supone aumentar 60 € respecto a la anterior. Tal como se recoge en las bases, se concederá una beca por colegiado/a y año y sólo será beneficiario un colegiado/a por cada comunicación o póster presentados. CONCEDIDAS DOCE BECAS EL AÑO PASADO Así, durante el año pasado, el Colegio concedió doce becas para la presentación de co-

El importe máximo de las becas para congresos aumenta en 60 €

municaciones científicas en congresos. En concreto, sumaron 1.036 euros, con importes que varían desde los 25 hasta los 180€, ayuda máxima en la anterior convocatoria que sólo se concedió en uno de los casos. Las comunicaciones becadas habían sido presentadas a siete encuentros científicos distintos: XI Simposio Nacional sobre úlceras por presión y heridas crónicas, Jor-

nada Nacional de Enfermería en Cirugía, IV Congreso de la Asociación Catalana de Matronas, 3º Congreso Virtual Iberoamericano de Enfermería (2), 28 Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (3), X Congreso Nacional de la Asociación de Enfermería Comunitaria (3) y VI Congreso Nacional de Equipos de Terapia Intravenosa.

Aprobadas en Asamblea General las cuentas del Colegio correspondientes a 2016 Las cuentas y un documento explicativo pueden consultarse en la Ventanilla Única de Colegiadas/os La Asamblea General del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra, convocada por la Junta de Gobierno, aprobó el 22 de junio-con siete votos a favor y ninguno en contra- las cuentas generales de gastos e ingresos correspondientes al año 2016.

Dichas cuentas y las de años anteriores, así como un documento explicativo de sus distintas partidas y conceptos, se encuentran a disposición de las colegiadas/os en la Ventanilla Única de Colegiadas/os de la página web. Las cuentas están disponibles en la Ventanilla Única de la web para colegiadas/os

pulso 90 junio 2017

| 23


ASESORÍA JURÍDICA

La responsabilidad profesional de la enfermera en el ejercicio de sus funciones Juan Ignacio Sánchez Ezcaray Asesor Jurídico del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra FUNCIONES DE LA ENFERMERA Y RESPONSABILIDAD POR SUS ACTOS U OMISIONES La Ley 44/2003, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias recoge en su artículo 7-a) que “corresponde a los Diplomados universitarios en Enfermería la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como la prevención de enfermedades y discapacidades.” Como puede advertirse de la literalidad de dicho texto, no existe en dicha norma un elenco o catálogo de funciones de enfermería, pues resulta evidente que es difícil determinarlas a la vista de la amplitud de las tareas y deberes que le corresponden a la enfermera por su estatuto profesional y la creciente especialización de la profesión. Existen autores especializados en la materia que consideran que a día de hoy siguen vigentes el cuadro de funciones del personal de Enfermería, recogidas en la Orden del Ministerio de Trabajo de 26 de abril de 1973, hoy derogada, en las que se enumeraban hasta 18 funciones, todas ellas referidas al cuidado, atención y vigilancia del paciente. Lo que parece claro es que la enfermera tiene plena autonomía en el desarrollo de sus funciones y por ello es responsable de los actos que realice y omisiones en que incurra en el ejercicio de su profesión. A la hora de determinar la responsabilidad de la enfermera, bien contractual (derivada de contrato) o extracontractual (sin contrato), debe tenerse en cuenta la doctrina jurisprudencial existente en esta materia que establece como presupuesto que la obligación contractual o extracontractual del personal sanitario, no consiste en obtener en todo caso la cura del enfermo, no es una obligación de resultado (la sanación del paciente), sino una obligación de medios, de proporcionarle los cuidados y aplicar los tratamientos que se requiera según

A la enfermera se le exige la aplicación correcta de los cuidados y de los tratamientos al paciente

el estado de la ciencia. La actuación del personal sanitario debe regirse por la denominada “lex artis ad hoc”, es decir en consideración al caso concreto en que se produce la actuación sanitaria y las circunstancias en que se desarrolle, así como las incidencias inseparables en el normal actuar profesional, es decir que la actuación sanitaria se corresponda con la generalidad de conductas profesionales ante casos análogos, conforme a la profesionalidad del autor. Para la existencia de responsabilidad de los profesionales sanitarios son necesarios los siguientes presupuestos: • existencia de una culpa u omisión por parte del profesional sanitario derivada de no haber actuado conforme a la “lex artis ad hoc”. • producción de un resultado dañoso sufrido por quien reclama la indemnización. • y una adecuada relación de causalidad entre dicho resultado y aquella acción u omisión culpable o negligente. La carga de la prueba de los referidos presupuestos corresponde al perjudicado. A la enfermera le es exigible una actuapulso 90 junio 2017

| 24

ción conforme a la lex artis del sector, es decir una aplicación correcta de los cuidados y de los tratamientos al paciente. La responsabilidad profesional a la enfermera se puede canalizar por distintas vías: • Civil, a fin de reclamar la indemnización de daños y perjuicios con base en los artículos 1.101 (responsabilidad contractual) o 1.902 (responsabilidad extracontractual), ambos del Código Civil. • Penal, que requiere la concurrencia de dolo (intención) o imprudencia grave o temeraria. • Administrativa, en el ámbito de un procedimiento administrativo. SINIESTRALIDAD EN EL COLEGIO DE ENFERMERÍA DE NAVARRA En lo que hace referencia a la siniestralidad declarada por colegiadas en nuestro Colegio, en los tres últimos años ha habido tres declaraciones de siniestro derivados de otras tantas incidencias, significando que uno de ellos tuvo que ver con un acceso ilegítimo a una historia clínica que dio


ASESORÍA JURÍDICA

lugar a un proceso penal que finalizó con acuerdo entre la colegiada investigada y el perjudicado, sin declaración de responsabilidad civil; el segundo caso, fueron iniciadas diligencias penales por un presunto delito de negligencia profesional, que fue sobreseído y archivado al considerarse que los hechos no eran constitutivos de infracción penal; y en tercer lugar, una incidencia con un paciente que no dio lugar a ninguna actuación administrativa ni judicial. Por tanto, debemos felicitarnos ya que estos datos inducen a pensar que en el colectivo de la enfermería navarra existe un alto grado de formación que ha contribuido a un correcto ejercicio de la profesión de enfermería.

El Colegio ofrece cobertura legal a los colegiados para acudir a comparecencias El Colegio ofrece a las colegiadas los servicios de su Asesoría Jurídica para facilitarles cobertura legal en todas las comparecencias que deban realizar en organismos públicos con motivo del ejercicio de su profesión. El Colegio viene observando con cierta frecuencia que quienes forman parte del colectivo profesional de enfermería reciben citaciones o se requiere su presencia para comparecer ante los distintos organismos de la Administración, en relación con hechos sucedidos con ocasión del ejercicio de su profesión. Nos referimos a todo tipo de citaciones o requerimientos para acudir ante los Tribunales de Justicia, o en cualquier otro organismo administrativo, como Servicios Centrales de Salud, Atención Primaria, etc. Por este motivo, el Colegio ofrece a las colegiadas/os la asistencia de su servicio jurídico para otorgar información y asistencia jurídica con presencia del equipo de profesionales que colaboran en el servicio jurídico colegial.

Nulidad de la novación firmada por la entidad bancaria y el cliente para eliminar los efectos de la cláusula suelo En su momento hice referencia en esta misma sección de la revista “PULSO” a la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo dictada en el pasado mes de marzo, en la que condenaba a la entidad bancaria al pago de los intereses percibidos de más por efecto de la cláusula suelo con efectos retroactivos. Pues bien, los Tribunales de Justicia han dado un paso más al dictar el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Pamplona una sentencia en la que establece la nulidad radical de la cláusula suelo que fija un límite de interés mínimo, así como el pacto o acuerdo alcanzado entre la entidad bancaria y el cliente para eliminar los efectos de la cláusula suelo mediante la modificación del tipo de interés inicialmente pactado, concurriendo una renuncia al ejercicio de acciones y posteriores reclamaciones por razón de la cláusula suelo. El supuesto que analiza la sentencia se refiere a un cliente que firmó una escritura de préstamo hipotecario con una entidad bancaria, que incluyó una cláusula suelo (un tipo mínimo a efectos del pago de intereses) sin haber sido objeto de negociación entre las partes y por tanto sin conocimiento del cliente, razón por la cual el Juzgado la considera abusiva y por tanto nula. Conocida la nulidad de la cláusula tras las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo y después por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea, la entidad bancaria negoció con el cliente para sustituir ese tipo mínimo de interés por otra fórmula con otro tipo de interés más favorable al cliente, que lo aceptó firmando una escritura de modificación, tras lo cual renunció al ejercicio de acciones legales contra el banco. PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR La sentencia considera que hay que conceder protección al consumidor en casos como este en el que Banco incluyó en la escritura de préstamo una cláusula que impuso al cliente y que por tanto no fue objeto de negociación entre ambas partes. Y que aun habiendo eliminado el Banco la aplicación del interés mínimo o cláusula suelo, cualquier acuerdo o pacto con el cliente para sustituir el pago de un tipo de interés mínimo por otro distinto también es nulo porque no es posible que una cláusula que es ilegal recobre la legalidad. La sentencia considera que es igualmente nula la renuncia al ejercicio de acciones porque en realidad la considera realizada en “fraude de ley”. La referida sentencia significa un hito más en el camino en materia de la nulidad de las cláusulas suelo, al considerar igualmente nula la renuncia de acciones realizada por el cliente pues la misma viene a representar un fraude de ley al hacer posible la vigencia de una cláusula abusiva.

Nueva sentencia sobre la nulidad de las clausulas suelo, en esta ocasión dictada por un juzgado de Pamplona

pulso 90 junio 2017

| 25



pulso 89 marzo 2017

| 27


INVESTIGACIÓN

Donación de ovocitos destinados a la reproducción asistida

]

INTRODUCCIÓN

La esterilidad es un problema cada vez más frecuente en la población occidental. Afecta a una de cada 6 parejas, es decir, a un 15% de la población[1, 2]. Pese a que el varón es responsable de este problema en un 25/35% de los casos, la principal causa de este incremento en nuestro medio es la edad avanzada de la mujer con deseo reproductivo. Esta tiene su mayor fecundidad entre los 20 y los 30 años, disminuyendo de forma fisiológica a partir de ese momento y siendo este declive más acusado de los 38 años en adelante. Hay que tener en cuenta que el resultado de los tratamientos reproductivos, a excepción de la donación de ovocitos, irán en concordancia con las tasas de fertilidad normales para la edad en que se realiza dicho tratamiento. En una pareja joven menor de 30 años, la fecundidad mensual máxima no supera el 30%. El retraso de la maternidad ha hecho que esta fecundidad disminuya notablemente[1, 3, 4]. La donación de ovocitos es un contrato gratuito, confidencial y formal concertado entre la donante (mujer que dona sus ovocitos), la receptora (mujer que los recibe) y un centro autorizado para que los ovocitos sean utilizados mediante técnicas de reproducción asistida y así conseguir embarazo[5]. Hasta el momento, en España no se disponen de datos completos sobre los ciclos de reproducción asistida. El Registro de actividad de la Sociedad Española de Fertilidad (Registro SEF) es el único de carácter nacional donde, al ser voluntario, se recogen tan sólo los datos del 65% de los centros[6]. METODOLOGÍA Y PALABRAS CLAVE

Autoras Raquel Gómez Ruiz Beatriz Bonet Pérez Lydia Salcedo Clemos Ana Rosa Irache Ferrández Virginia Ezquerro Cordón (Matronas del Hospital Reina Sofía de Tudela, Navarra) Dirección de contacto: ragoruiz@hotmail.es

Resumen La esterilidad es un problema creciente en las parejas en edad reproductiva de los países occidentales, afectando a un 15% de la población o lo que es lo mismo a una de cada 6 parejas. Una de las técnicas más utilizadas para la consecución de embarazo es la Fecundación in Vitro (FIV) con ovocitos donados. Se recurre a ella cuando la mujer carece de ovocitos o estos son de mala calidad. En cuanto a las mujeres que deseen donar sus ovocitos, serán informadas con anterioridad de todo el proceso, respetando siempre su intimidad. La decisión de someterse a este proceso la harán de un modo altruista, libre, voluntario y anónimo. Deben de saber que, si lo desean, pueden revocar su consentimiento firmado al inicio del proceso. El tratamiento farmacológico a seguir será controlado y adecuado para cada caso.

Revisión sistemática de artículos científicos consultando las siguientes bases de datos: Cochrane, Pubmed y Scielo. pulso 90 junio 2017

| 28

]

Revisión de los abstracts y en los casos necesarios de los artículos completos, teniéndose en cuenta la literatura más actual publicada sobre el tema. Al contar con un elevado número de artículos, se acotó la búsqueda quedando incluidos artículos en lengua hispana e inglesa, así como publicaciones con acceso gratuito a su texto completo. Excluidos fueron los artículos no publicados en español e inglés y los de acceso no gratuito. Se ha trabajado con un total de 23 artículos la mayoría publicados entre los años 2005 y 2016. Palabras clave: Donación ovocitos, infertilidad, esterilidad, Fecundación in Vitro (FIV). EXPOSICIÓN DEL TEMA En 1984 tuvieron lugar los primeros nacimientos publicados con donación de ovocitos. Desde ese momento cada vez es más frecuente esta técnica en la reproducción asistida[7, 8]. La publicidad por diferentes medios, siempre respetuosa y sin compensación económica, es la forma por la que más frecuentemente se capta a la mujer donante. Esta nunca será compensada por sus características físicas o por su raza, ni tampoco por el número de ovocitos donados. A las donantes se les aportará una compensación económica por las molestias ocasionadas que está fijada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de Reproducción humana Asistida[5, 9, 10]. Según la legislación vigente, podrán someterse a la donación de ovocitos mujeres entre 18 y 35 años con capacidad de obrar y en buen estado de salud física y psicológica[5, 11, 12]. La ley establece un protocolo, que puede variar ligeramente en cada centro, a través del cual se estudia a las mujeres que desean ser donantes. Cada donante o candidata poseerá una Historia Clínica


INVESTIGACIÓN

El retraso de la maternidad ha hecho que la fecundidad disminuya notablemente

donde se recogerán todos los documentos relacionados con ella y su estudio[5, 13]. Antes de comenzar con el proceso, la donante será informada de un modo claro y comprensible de todos los pasos a seguir. Esta información se le dará de forma verbal y escrita. Deberá firmar un consentimiento informado que podrá revocar en cualquier momento. Es imprescindible que quede constancia de que la donación se realiza de forma libre, voluntaria y consciente[14, 15]. La donante también asume ciertas obligaciones como las relacionadas con la limitación de algunas actividades físicas y la protección frente a un embarazo accidental durante el tratamiento de la estimulación ovárica. Entre los estudios previos a realizar se encuentran los destinados a comprobar la ausencia de enfermedades infecciosas y/o genéticas transmisibles. Los resultados se pondrán a disposición de la donante sin limitación. Si se detectara alguna alteración genética, se le proporcionará acceso a un consejo genético específico. En el caso de que la descendencia obtenida con sus ovocitos presentase enfer-

medades graves que precisasen estudios específicos para conocer su origen o su tratamiento, la donante será requerida de forma anónima. Si la candidata a donante no ha sido seleccionada se le informará de la causa de exclusión. Si se trata de una exclusión por motivos de salud se le remitirá, con un informe, a los servicios médicos más adecuados[16]. Los centros de Terapia de Reproducción Asistida (TRA) garantizarán la intimidad y confidencialidad de los datos de la donante. Se aconseja no llevar a cabo tratamientos de donación o recepción de gametos por el personal o familiares de quienes trabajan en el centro[5, 13]. Indicaciones de la FIV con ovocitos donados Se suele recurrir a tratamientos de FIV con ovocitos donados cuando la mujer receptora carece de ovocitos o estos son de mala calidad. Varias son las causas que pueden conllevar este problema: mujeres sin función ovárica (menopausia precoz, natural o quirúrgica o fallo ovárico primario) o mujeres con función ovárica pero pulso 90 junio 2017

| 29

con alteraciones genéticas, cromosómicas, fracaso repetido de implantación, abortos de repetición o FIV previos con ovocitos de mala calidad[8, 17, 18]. La donación se realizará en un centro de TRA. La selección de ovocitos para la reproducción de hará de acuerdo a características fenotípicas e inmunológicas buscando la mayor similitud posible entre donante y receptora[11]. El centro de TRA contará con los siguientes especialistas: • Ginecóloga/o con experiencia en reproducción humana. Sus funciones son la selección y exploración de las mujeres donantes así como la estimulación ovárica, obtención de ovocitos en implantación de ellos. • Especialista en Ciencias Biomédicas: lleva a cabo la gestión, cultivo, fertilización o vitrificación de los ovocitos desde el momento de su donación hasta su uso definitivo. También es responsable de la identificación de las mujeres donantes y ovocitos donados y de la trazabilidad de los procesos de laboratorio. • Matrona y/o enfermera/o: cuida de la mujer donante y colaboradora del mé-


INVESTIGACIÓN

En casos de esterilidad, la FIV con ovocitos donados es una de las técnicas más utilizadas

dico en todo el proceso. Especialmente implicada en la aplicación y seguimiento del tratamiento farmacológico y en la comunicación con la mujer donante. • Psicóloga/o: evalúa psicológicamente, asesora e informa a la mujer donante y receptora. • Genetista: proporciona asesoramiento genético previo y posterior a la realización de las pruebas genéticas. En caso de diagnósticos proporcionará consejo genético e informe clínico para la mujer donante y si procede, advertirá de la necesidad de asesoramiento genético a sus familiares[16]. Tratamiento farmacológico de la donante De forma natural sólo se desarrolla un óvulo cada mes en los ovarios de una mujer. Por este motivo, con la finalidad de garantizar la eficacia de la donación, la donante recibe un tratamiento para estimular su ciclo ovárico y conseguir así que madure más de un óvulo en el ciclo. No todos los óvulos obtenidos llegan a ser realmente útiles para la donación. Algunos no

evolucionan normalmente y no llegan a completar la maduración, mientras que otros no serán fecundados por causas que todavía se desconocen. Dicha estimulación será controlada cuidadosamente a fin de evitar respuestas ováricas excesivas que pongan en riesgo la salud de la donante. En cada centro se decidirá el tipo de tratamiento a utilizar en función de las preferencias y experiencia del grupo de profesionales que estén realizando la técnica[11, 19]. La gonadotrofinas son las más utilizadas para la estimulación ovárica. La dosis se pauta de forma individualizada y se irá ajustando en función de la respuesta ovárica producida controlándose ecográfica y hormonalmente. El pico ovulatorio se produce con un bolo de análogo agonista que permite reducir el riesgo de hiperestimulación ovárica. Poco antes del momento de la ovulación, se obtienen los óvulos directamente de los ovarios por aspiración ecográfica. La punción ovárica se realiza en quirófano y con anestesia general. Antes de esto, la donante acudirá a la consulta de pulso 90 junio 2017

| 30

preanestesia para reducir los riesgos y ser informada del procedimiento anestésico y su recuperación. Previo al alta de quirófano se comprobará el estado y las constantes vitales de la mujer. Tras la intervención se le entrega un informe escrito en el que aparecen datos sobre la anestesia, la intervención realizada y los cuidados postoperatorios. También se garantiza que la donante vuelve a su domicilio acompañada de un adulto y se le advierte de que ante cualquier complicación debe de acudir al centro[19, 20, 21, 22]. Legislación sobre la donación de ovocitos La normativa actual sobre la reproducción humana asistida viene reflejada en dos textos: • Ley 14/2006 de mayo de 2006 sobre técnicas de reproducción asistida humana. Este marco jurídico regula las ayudas que la medicina puede ofrecer para solventar los problemas de esterilidad o de infertilidad de la pareja, tanto desde el punto de vista médico como ético o jurídico[5].


iNVeStiGaCiÓN

• Real Decreto 1301/2006 sobre la calidad y seguridad para las donaciones de células y tejidos humanos[23]. La inexistencia del Registro Nacional de Donantes previsto en la Ley 14/2006 impide que los centros puedan comprobar fehacientemente las donaciones previas de una mujer donante y cumplir así la normativa legal sobre la limitación del número de nacidos vivos en España por cada mujer donante (este no ha de ser superior a 6)[5]. Es importante la realización de auditorías e inspecciones para regular los centros donde se realizan las TRA como establece el RD 1301/2006. CONCLUSIONES • La donación de gametos (ovocitos) es un contrato gratuito, formal y secreto entre la donante y el centro médico, que se formalizará por escrito y que podrá ser revocado en cualquier momento[5, 14, 19]. • La donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial[5, 9, 10]. • Las donantes de óvulos deben tener 18 años y no superar los 35 años, tener capacidad de obrar y estar en buen estado de salud psíquica y física[5, 11, 12]. • La donación se deberá formalizar mediante un contrato escrito y voluntario y después de que la donante haya recibido una información completa de todo el procedimiento[5, 19]. • Imprescindible ofrecer las máximas garantías de calidad a lo largo del proceso con técnicas y personal especializado[5, 14]. • En caso de que la donante ya tuviera hijos, no deben ser más de seis y no se aceptará en ningún caso que pudiera tener más de seis hijos como fruto de sus donaciones[5]. • Se debe garantizar la máxima similitud fenotípica e inmunológica entre las donantes disponibles y la receptora[5, 11]. • Los programas de donación de nuestro país mejorarían si se pusiera en marcha un Registro de donantes[5, 6]. • Las auditorías previstas en la normativa actual se necesitan para asegurar la seguridad en los programas de donación de ovocitos, evitando la profesionalización de mujeres donantes y la comercialización de la donación[5, 23].

Bibliografía 1. Sociedad Española de Fertilidad. “Libro Blanco Sociosanitario de la Infertilidad en España: situación actual y perspectivas” Imago Concept and Image Development,SL. Madrid 2011. 2. Registro de la Sociedad Española de Fertilidad. Técnicas de Reproducción Asistida (IA y FIV/ICSI). Año 2012. 3. Nadal J. “La Donación de Óvulos Hoy”. RIF.VOL 23-nº6- Nov-Dic 2006. 4. Rowe T. Fertility and a woman’s age. J ReprodMed 2006 Mar: 51(3); 157-63. 5. Ley 14/ 2006, de 26 de Mayo, sobre Técnicas de Reproducción Asistida. BOE nº 126 de 27 de Mayo de 2006:19 .947. 6. Marqueta J, Editorial RIF, 2012. 7. Lutjen P.J., Trounson A., Leeton J., Findlay J., Wood C., Renou P.- “The establishment and maintenance of pregnancy using in vitro fertilization and embryo donation in a patient with primary ovarian failure”. Nature. 1984 Jan 12-18; 307 (5947): 174-5. 8. Sher G., Keskintepe L., Mukaida T., Kesintepe M., Ginsbur M., Agca Y. et al. Selective vitrification of euploid oocytes markdly improves survival fertilization and pregnancy-generating potential. ReprodBiomed Online 2008; 17: 524- 529. 9. Nadal J. “La Donación de óvulos: una solución imprescindible”. El Periódico de Cataluña .2013. 10. Nadal J., Ballesca J.L.,- Donación de Ovocitos, Capítulo 6 .Págs 79-82 Editorial Momento Medico .Madrid .2010. 11. Boada M., Nadal, J.: Recomendaciones sobre la donación de ovocitos: Capítulo VIII. Recomendaciones de la SEF. Manual de estudio y tratamiento de la pareja estéril. Jun. 2007. Págs. 350-353. 12. Nadal J., “Criterios de selección en las primeras 525 donantes de óvulos” - RIF. VolXVI. Nº 5, septiembre 1999. 13. Guidelines forgamete and embryo donation: a practice Committe report. Fertil and Steril 2008; 20: S30-S44. 14. Feyto L., Aspectos Éticos de la donación de óvulos - Editorial Momento Médico. 2010. Capítulo 8. 15. The incidence of both serious and minor complications in Young women under going oocyte donation. Kara Maxwell, Ina Cholst and Zev Rosenwaks. Fertility&Sterility Vol.90.Nº .6, December 2008. 16. Grupo de Interés de Ética y Buena Práctica de la Sociedad Española de Fertilidad. Donación de óvulos con fines reproductivos. Manual de buena práctica clínica en Reproducción. Madrid, 2016. 17. Romeu A., Monzo A., Romeu M. Editorial Momento Médico, Capítulo 2. pp 33-43. Donación de Ovocitos.2010. 18. Nadal J., Boada M.: Manual de buena práctica clínica en la donación de óvulos. Grupo de Ética y Buena Praxis de la SEF .2014. En Prensa. 19. Nadal J., Herrero J.: Tratamiento farmacológico en la estimulación de donantes de óvulos. Capítulo 11; pags-139-155, Donación de Ovocitos Editorial Momento Médico.2010. 20. Nadal. J., Palomares J.L.: Antagonistas de la Gn-RH en reproducción asistida. Update 2009. Vol 1.Nº. 1. 21. A prospective, radomized, controled trial comparing three different gonadotropin regimens in oocyte donors: ovarian response, in vitro fertilization outcome, and analysis of cost minimization. Marco Melo, Jose Bellver, Nicolas Garrido, Marcos Meseguer, Antonio Pellicer, and Jose Remohi. Fertility&Sterility. Vol.94 Nº 3,August2010. 22. Griesinger G., Kolibianakis E.M., Papanicolau E.G., Devroy P., Dietrik K., Vansteirteghem A., Ejdrup H., Humaidan P.: Triggering of final oocyte maduration with gonadotrofin-realising hormone. Human Reprod, may 2005. 23. Real Decreto 1301/2006 (BOE 270 de 11 de noviembre de 2006).

pulso 90 junio 2017

| 31



INVESTIGACIÓN

]

]

Tratamiento de las quemaduras térmicas: medidas básicas de evacuación y traslado en un gran quemado INTRODUCCIÓN

Autora Sara Marín Arriazu (Graduada en Enfermería. Hospital Reina Sofía, Tudela) Dirección de contacto: saramaar.92@gmail.com

Resumen En España, anualmente, 120.000 personas sufren algún tipo de quemaduras; el 5% de éstas requieren cuidados hospitalarios, siendo su extensión y severidad dos aspectos fundamentales a la hora de determinar el modo inicial de actuar. La supervivencia para quemaduras con una Superficie Corporal Quemada (SCQ) máxima de 80% es de hasta un 50%. Las edades extremas son las que auguran un peor pronóstico, ya que en la infancia la pérdida de calor se produce de forma más rápida, y en la vejez la producción de calor se ve disminuida por una disminución del metabolismo basal. El paciente quemado puede ser manejado en distintos niveles dependiendo de las características de la quemadura: atención primaria, hospital de nivel II y III, urgencias extrahospitalarias y Unidad de Grandes Quemados. El principal objetivo del tratamiento de las quemaduras es la prevención de complicaciones y alivio de los síntomas. Lo que se pretende conseguir con la realización de este trabajo es elaborar una guía visual basada en información científica para la evacuación y el traslado de un gran quemado, siendo la revisión bibliográfica, realizada principalmente en bases de datos, la metodología empleada para la elaboración de la guía visual. Por lo tanto, cabe destacar la importancia de conocer la forma más óptima de proceder ante un gran quemado, ya que la primera valoración y actuación es determinante para la supervivencia y las posibles secuelas que pueda tener este tipo de lesión. Palabras clave: Guía de Práctica Clínica, Quemaduras, Unidades de Quemados.

pulso 90 junio 2017

| 33

Cuando se habla de gran quemado o quemado crítico se refiere a aquella persona que necesita de manera urgente e inmediata ser trasladada a una unidad especializada para ser tratada[1]. Una quemadura de origen térmico (por calor) puede estar provocada por escaldaduras (agua y aceite), llama (fuego), sólido caliente (planchas u horno) y radiaciones UV, ionizantes y/o terapéuticas (oncológicas)[2-4]. Existen unos criterios, elaborados por Gueugniaud y colaboradores, que definen al paciente gran quemado[5]: • SCQ >25% en adultos o > 20 % en infancia y vejez. • Profundidad de la quemadura > 10%. • Quemaduras en cara y/o cuello. • Quemaduras por inhalación. • Quemadura con traumatismo asociado. • Quemaduras en pacientes con enfermedades previas graves (ASA II o mayor). Aparte de los criterios arriba citados, la American Burn Association (ABA) estableció unos parámetros a partir de los cuales aconsejan traslado a un centro especializado, debido a las repercusiones que esas situaciones pueden acarrear[5] [6]: - Quemaduras de segundo y tercer grado, SCQ > 10%. Edad inferior a 10 años o superior a 50. - Quemaduras de segundo y tercer grado, SCQ > 20%. Edad comprendida entre 10-50 años. - Quemaduras de tercer grado con una SCQ > 5%, cualquier edad. - Lesión pulmonar por inhalación. - Quemaduras eléctricas, incluyendo las originadas por rayo. - Quemadura químicas graves. - Quemaduras que afectan a manos, cara, pies, genitales, perinéo articulaciones mayores. - Quemaduras en pacientes con enfermedades asociadas previas, que pueden aumentar la morbilidad (insuficiencia renal, i. cardíaca, HTA, EPOC, obesidad mórbida…)[7].


INVESTIGACIÓN

- Quemaduras acompañadas de otro traumatismo. - Quemaduras en pacientes que precisan intervención social, emocional o rehabilitadora a largo plazo. Hay que tener presentes una serie de aspectos a la hora de enfrentarse a este tipo de situaciones: - La asistencia inicial va a determinar la supervivencia, además de influir en el pronóstico y el resultado final de la evolución[8]. - Un gran quemado se maneja como un paciente poli traumatizado, siguiendo el ABCDE[9-11]. - El no poder canalizar una vía periférica no debe ser un aspecto que retrase el traslado a urgencias. La ABA recomienda que la vía e/v no es fundamental si el paciente se encuentra a una distancia inferior de 60 minutos al hospital[7]. - El manejo inicial no debe focalizarse en el tratamiento de las quemaduras; por ello, no se deben desbridar las flictenas ni aplicar nada tópico[11-12]. En España, 300 de cada 100.000 habitantes se queman requiriendo atención médica; mientras que 14 de cada 100.000 requieren ingreso hospitalario tras la quemadura[13]. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en el año 2015, 3.257 personas (2.027 hombres y 1.230 mujeres) fueron dadas de alta de un centro hospitalario español debido a quemaduras[14]. El objetivo principal del trabajo es elaborar una guía visual, basada en información científica, para la evacuación y el traslado de un gran quemado, sirviendo como elemento de apoyo en el trabajo enfermero a la hora de desarrollar este tipo de cuidados. METODOLOGÍA Se realizó una búsqueda bibliográfica en la base de datos Medline, donde se encontraron 697 resultados; Dialnet (hallándose 488 documentos); y en la biblioteca virtual sciELO, localizándose 150 artículos de revistas. Con la aplicación de los criterios de inclusión y exclusión, se excluyeron 1281 (692 + 451 + 138) y quedaron 54. De ellos, se leyó el título y abstract, eliminándose 31 por ofrecer información no útil, necesaria para la temática concreta de este trabajo: evacuación y traslado en un gran quemado. De los restantes, se obtuvo el texto completo y tras su lectura resultaron válidos 4, se excluyeron 19 por tratarse exclusivamen-

te del tratamiento en Atención Primaria. Una vez revisada la bibliografía de los artículos válidos, por el método bola de nieve se localizaron 26 artículos más. En total se han utilizado 30 documentos para la elaboración de la guía visual. A través de este gráfico se explica el proceso de búsqueda:

Se aplicará agua durante 5 minutos, con precaución para evitar la hipotermia, en los siguientes casos [17-18]: • El agente es un líquido caliente; se desnudará al accidentado y se verterá agua. • El agente es un sólido como la cera, asfalto o metales; la aplicación de agua servirá para que el agente se enfríe y en-

El periodo de búsqueda ha sido desde noviembre de 2015 a abril de 2016, seleccionando aquellos documentos que cumplían unos criterios de inclusión, los cuales se redactan a continuación: • Año de publicación ≥ 2005. • Idioma: castellano e inglés. • Tema principal: gran quemado.

durezca; sin intentar eliminar los restos adheridos a la piel que con las sucesivas curas se irán despegando • Quemadura producida por vapores calientes. Si la quemadura afecta a la región ocular, ésta será irrigada con abundante agua, a una distancia de 10-15 cm durante un mínimo de 10 minutos, abriendo los ojos con el dedo pulgar e índice[18]. No debe olvidarse retirar aquellos objetos como anillos o relojes, que guardan el calor, pudiendo provocar isquemia vascular; si éstos oponen resistencia no forzar la retirada[4] [7].

RESULTADOS Se debe tener en cuenta que el paciente no va a llegar al centro por su propio pie, sino que van a ser los profesionales sanitarios quienes vayan al lugar del suceso. El abordaje de este apartado se va a “dividir” en 8 fases a la hora de pasar a la acción, basado en el protocolo establecido entre “la asistencia médica del servicio contra incendios, de salvamento y protección civil del ayuntamiento de Zaragoza” y el servicio de cirugía plástica y quemados del hospital universitario Miguel Servet de Zaragoza[15]: 1. Neutralizar el agente causante Lo que se pretende en esta fase inicial es alejar/separar al individuo del agente causal para evitar que éste siga realizando su acción[8] [16]. Si nos encontramos ante una persona “en llamas” la haremos rodar por el suelo, la envolveremos en mantas o se usará espuma antiincendios[8]. pulso 90 junio 2017

| 34

2. Reanimación cardiopulmonar, si es necesario[15] 3. Oxigenoterapia Se evalúa la permeabilidad de la vía aérea (VA) y el estado ventilatorio, asegurando siempre la columna cervical en las maniobras[1] [19]. En el 30% de los quemados suelen darse lesiones de vía aérea. La quemadura puede ser a nivel de VA superior y/o inferior[6] [11]. Se sospechará daño inhalatorio si[6] [19-20]: - Quemadura por fuego o exposición a gases en espacio cerrado. - Quemadura por fuego en cara (hollín en cara, vibrisas de la nariz quemadas), cuello o tronco superior.


INVESTIGACIÓN

- Desorientación, compromiso de la consciencia (Escala Glasgow ≤ 8). - Clínica: disnea, estridor, sibilancias. - Antecedentes de patología respiratoria: EPOC, asma… Antes estos casos se realizará una Intubación Oro Traqueal (IOT), bajo criterio del profesional de medicina y en función del estado clínico del paciente[19-20]. Además, una saturación de O2 ≤ 86% también es indicativo de IOT. La valoración neurológica, no solo se realizará en un primer momento, sino que será necesaria una constante reevaluación de la misma, ya que un cambio neurológico puede variar la situación respiratoria. Para esta valoración se utilizará la escala de Glasgow + respuesta pupilar[19] [21]. 4. Resucitación inicial También denominada reanimación hemodinámica o resucitación del paciente quemado. El objetivo es reponer las pérdidas de fluidos, originadas por la evaporación de líquidos, para mejorar la perfusión tisular global, controlar el edema e hipoxia[1] [5-6]. Generalmente, está indicada la reanimación con líquidos en adultos con SCQ > 20%, niños con SCQ > 10%, edades extremas, quemaduras eléctricas, quemaduras de la VA y pacientes con enfermedad renal, pulmonar o cardíaca (en estos dos últimos casos precaución para evitar sobrecarga)[11]. Existen diferentes fórmulas para la reposición volémica, la más empleada es la de Parkland (o de Baxter), aunque no se considera universal[1] [11] [22]. La fórmula de Parkland indica esta pauta a seguir: Peso paciente (kg) x SCQ x 4 mL[10] [22]. A la hora de calcular la SCQ la cifra no debe superar el 50%[23]. El resultado de esta multiplicación es el volumen de líquido que se debe infundir al paciente durante las primeras 24 h. En las primeras 8 h se debe administrar la mitad del resultado de la multiplicación, y en las 16 h posteriores la otra mitad. La perfusión se iniciará preferentemente con Ringer® lactato, en ausencia de él, podría emplearse solución salina isotónica[10] [18] [22]. La fórmula de reposición volémica sirve como “guía”; el parámetro que va a indicar el verdadero estado de perfusión va a ser la diuresis. En adultos una diuresis > 0.5 mL/Kg/h es indicativa de una correcta perfusión de los órganos; mientras que en los niños la cifra se torna en > 1mL/Kg/h[11] [22].

El traslado del paciente al centro de referencia se realizará en una ambulancia medicalizada

A la hora de canalizar la vía periférica se deberá realizar como prioridad en EESS no quemadas, si es inviable se canalizaría en EEII (mayor riesgo de trombosis). Si ninguna de esas dos opciones fueran viables se canalizaría una vía central en área no quemada[18-19]. El enfriamiento precoz y una correcta reanimación van a ser fundamentales para que la zona intermedia isquémica de la quemadura evolucione hacia la curación y no hacia la necrosis[8]. 5. Enfriamiento precoz El objetivo de esta fase es “disipar” el calor, ya que si la temperatura es superior a 44ºC, la piel seguirá lesionándose. Además, se pretende eliminar o compensar la “energía destructiva”, impedir la liberación de sustancias inflamatorias y sobre todo, amansar el dolor[4]. pulso 90 junio 2017

| 35

Hay que tener precaución en la temperatura que adquiera el agua (Tª ambiente: 18-20ºC), ya que si se usa agua muy fría hay riesgo de producir hipotermia por vasoconstricción local, que en algunos casos podría ir acompañada de FV o incluso de asistolia; además de favorecer la profundización de la herida. Por eso es importante controlar la temperatura central del paciente durante el enfriamiento[4] [7] [16]. El modo de proceder será el siguiente[4] [18] [34] : • Retirada de ropa; no arrancar, utilizar tijeras. Si previamente no se ha realizado. • Colocar al paciente en camilla inclinada 15º, controlando que el agua no se acumule en la parte inferior. • Irrigar (no en aspersión) agua potable o suero salino en la zona quemada a unos 20 cm. de la piel y durante 5 min. Cubrir la zona afectada con gasas estériles.


INVESTIGACIÓN

na de las conclusiones obtenidas han sido que con el empleo de este apósito se reduce el riesgo de hipotermia, entre otros motivos debido a la liberación del calor por transferencia al aire; y por otro lado, se produce una menor destrucción del tejido debido a una reducción de la temperatura subcutánea bajo la quemadura. 6. Protección térmica Como el paciente quemado es propenso a la hipotermia, una vez que se haya aplicado WaterJel®, se cubrirán las zonas dañadas con mantas isotérmicas aluminizadas y unas sábanas limpias; además de añadir unas mantas convencionales[15][18]. Si es necesario, se calentarán los sueros que se estén administrando con los dispositivos existentes para ello[15].

Fig. 1: Mecanismo de acción WaterJel® [21]

7. Analgesia El dolor en los pacientes quemados es definido por la Internacional Association for the Study of Pain (IASP) como agudo y grave en el momento instantáneo al trauma, y “continuo con exacerbaciones que declinan gradualmente luego”. Viéndose acentuado al aumentar la respuesta inflamatoria, el edema y la liberación de sustancias vasoactivas[28]. El analgésico de primera elección suele ser un derivado opiáceo, tipo fentanilo[1] [17] [19] [28] . Se recomienda una perfusión continúa de 300 mg de Tramadol + 4 mg de Metamizol + 10 mg de Metoclopramida, diluido en SF de 250 CC. a una velocidad de 30-50 mL/h. Hay que evitar usar analgésicos que depriman el sistema respiratorio y nunca se administrará dicha analgesia por vía Intramuscular (IM)[18].

una pequeña cantidad de aceite de árbol de té, un bacteriostático natural[15] [25]. Actúa como un intercambiador de calor, transfiriéndose fuera de la herida sin perderlo totalmente. La tasa de convección de la herida baja hasta que el área quemada y la superficie del gel se igualan[25]. Este método de enfriamiento ayuda a prevenir la vasoconstricción, limita la profundidad y la extensión y evita el paso de calor de la epidermis a la dermis y al tejido celular subcutáneo.Además, maximiza la disipación de calor y previene la propagación del calor. Por todo ello, no favorece la hipotermia[4] [15] [25]. La eficacia de este apósito ha sido comprobada en varios estudios[15][26-27]; algu-

8. Traslado Esta última fase consiste en trasladar al paciente, una vez estable, al centro de referencia a través de una ambulancia medicalizada. Se realizará la valoración secundaria cuyo objetivo es observar la respuesta al tratamiento, identificar otras posibles lesiones y recopilar datos relevantes, entre otros aspectos[6]. Hay que tener presente estos aspectos importantes, que reflejan un correcto traslado[17-18][20] [29]: • Avisar al centro donde va a ser remitido. • Monitorización electrocardiográfica y hemodinámica (TA y FC), si es posible. • Si quemadura en cara, cuello y/o parte superior del tronco: cabeza elevada 30º.

Quemadura de tercer grado con incisiones (Cedida. Unidad de Grandes Quemados Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza)

Existe un apósito de gel de agua (WaterJel®) que es muy útil para quemaduras térmicas en esta fase, pudiendo emplearse como sustituto del agua potable o suero salino. WaterJel® puede encontrarse en formato de mantas y de vendas, éstas con distintas formas en función de la zona anatómica donde quiera emplearse (cara, extremidades…). El principal objetivo es enfriar la piel, aliviar el dolor (por descenso de su umbral) y proteger la quemadura contra la evaporación y contaminación del aire. Principalmente está compuesto por agua desmineralizada, agentes gelificantes y

pulso 90 junio 2017

| 36


INVESTIGACIÓN

• Si quemadura ocular: se continuará con el lavado. • Si quemadura en EE: elevadas por encima del nivel del tórax. • El paciente deberá presentar sonda vesical. • Realizar informe en donde se recojan los datos más relevantes : o Datos personales. o Lugar y hora del suceso. o Hora de asistencia. o Hora de evacuación. o Tipo y volumen de líquidos/fármacos transfundidos + hora de administración. o Protección antitetánica + hora.

Igual de importante es tener claro lo que nunca debe hacerse: • Aplicar hielo en la zona. • Dar por boca alimentos, fármacos o cualquier sustancia. • Utilizar antisépticos con pigmento. • Administrar de forma profiláctica antibióticos. • Realizar curas. Como consecuencia de esta revisión se elaboró una guía visual, de elaboración propia, a partir de la bibliografía citada, sobre la evacuación y traslado en un gran quemado:

pulso 90 junio 2017

| 37

CONCLUSIONES: 1. El abordaje del tratamiento de las quemaduras puede llegar a implicar gran cantidad de profesionales de distintas áreas, y no solo estrictamente sanitarias; en parte, debido a la variedad de situaciones que puede comprometer un quemado, comenzando su abordaje desde atención primaria hasta su manejo a nivel más especial, como sería en una Unidad de grandes quemados; de ahí la importancia del carácter interdisciplinar que involucra este tipo de situaciones, ya sea para asesorar o intervenir en el proceso 2. Pueden verse implicados en el transcurso del problema, dependiendo de la dimensión del daño, profesionales de enfermería, medicina, nutricionistas, terapeutas ocupacionales, servicios sociales, administrativos [7][19]; siendo crucial una correcta comunicación y coordinación entre ellos. 3. Los profesionales de enfermería tienen un papel muy importante en el tratamiento de este tipo de heridas, careciendo en ocasiones de recursos con los que apoyarse para proceder del modo más adecuado. 4. La morbimortalidad ha disminuido en los últimos años, aunque todavía sigue siendo elevada, debido a los avances en medidas de resucitación, abordaje en lesiones por inhalación y progreso en técnicas quirúrgicas[5] [28]. 5. Aunque no existe ningún estudio que avale el gasto económico que produce un gran quemado, se estima que es muy elevado, debido a la elevada variabilidad en el tratamiento y los diversos criterios clínicos existentes[28] [30], de ahí la importancia de unificar criterios de actuación basándose en una evidencia científica. 6. La asistencia inicial va a determinar la supervivencia, además de influir en el pronóstico y el resultado final de la evolución[8]; teniendo siempre presente que el manejo inicial no debe focalizarse en el tratamiento de las quemaduras[4] [11].


iNVeStiGaCiÓN

Bibliografía 1. García Amigueti FJ, Herrera Morillas F, García Moreno JL, Velázquez Guisado R, Picó Tato S. Manejo y reanimación del paciente quemado. Emergencias y catástrofes [Internet]. 2000 [citado 3 Feb 2016]; 1 (4): 217-24. Disponible en: http://www.medynet.com/usuarios/jraguilar/Manejo_y_reanimacion_del_paciente_quemado.pdf 2. García Collado F, Álvarez Millán S, Ramírez Pizano A, Rivera Fernández C, García Murillo M, Franco García EM. Quemaduras dérmicas superficiales: pauta de actuación con apósito primario único de hidrofibra AG en atención primaria. Enferm Dermatol [Internet]. 2014 [citado 11 ene 2016]; 8 (22): 10-21. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5014760 3. Lorenzo Tapia F. Cuidados enfermeros en la Unidad de Quemados. Málaga: Vértice S.L.; 2008. 4. Aladro Catañeda M, Díez González S. Revisión del tratamiento de las quemaduras. Seapa [Internet]. 2013 [citado 5 Feb 2015]; XI: 12-17. Disponible en: http://www.seapaonline.org/UserFiles/File/Revistas/invierno%202013/Revision_del_tratamiento_de_las_quemaduras.pdf 5. Curiel Balsera E, Prieto Palomino MA, Fernández Jiménez S, Fernández Ortega JF, Mora Ordoñez J, Delgado Amaya M. Epidemiología, manejo inicial y análisis de morbimortalidad del gran quemado. Med. Intensiva [Internet]. 2006 [citado 11 Ene 2016]; 30 (8): 363-639. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S021056912006000800001&lng=es 6. Carrillo Esper R, Peña Pérez CA, De la Torre León T, Espinoza de los Monteros Estrada I, Rosales Gutiérrez AO, Nava López JA. Estado actual sobre el abordaje y manejo del enfermo quemado. Rev Asoc Mex Med Crit y Ter Int [Internet]. 2014 [citado 9 Feb 2016]; 28 (1): 32-45. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/medcri/ti-2014/ti141f.pdf 7. Herndon DN. Tratamiento integral de las quemaduras. 3ª ed. Barcelona: Elsevier Masson; 2009. 8. García Amigueti FJ, Herrera Morillas F, García Moreno JL, Velázquez Guisado R, Picó Tato S. Manejo y reanimación del paciente quemado. Emergencias y catástrofes [Internet]. 2000 [citado 3 Feb 2016]; 1 (4): 217-24. Disponible en: http://www.medynet.com/usuarios/jraguilar/Manejo_y_reanimacion_del_paciente_quemado.pdf 9. Guía práctica clínica para el cuidado de personas que sufren quemaduras. [Internet]. Sevilla: Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. Junta de Andalucía; 2011 [citado 25 nov 2015]. Disponible en: http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_485_ Quemados_Junta_Andalucia_completa.pdf 10. Sánchez Sánchez M, García de Lorenzo y Mateos A. Fluidoterapia en los pacientes quemados críticos. InfoColloids [Internet]. 2008 [citado 3 Feb 2016]; (11). Disponible en: http://www.fresenius-kabi.es/pdf/info_colloides/InfoColloids%2011%20 %20FLUIDOTERAPIA%20EN%20LOS%20PACIENTES%20QUEMADOS%20CR%C3%8DTICOS%20-%20Ene%2011.pdf 11. Ramírez Rivero C, Ramírez Blanco C, Ramírez Blanco MA, Ramírez Blanco N. Manejo del paciente quemado. Revista salud UIS [Internet]. 2007 [citado 10 Feb 2015]; 39: 73-86. Disponible en:http://fccp.org/images/documentos/231Manejo%20 del%20paciente%20quemado%20SaludUIS.pdf 12. Petit Jornet JM. Protocolo de tratamiento de las quemaduras en atención primaria. FMC [Internet]. 2010 [citado 25 Feb 2016]; 17 (3): 7-35. Disponible en: http://www.fmc.es/es/vol-17-num-protocolo-3/sumario/13008629/ 13. Fernández-Morales E, Gálvez-Alcaraz L, Fernández-Crehuet-Navajas J, Gómez-Gracia E, Salinas Martínez J. Epidemiology of burns in Málaga, Spain. Burns 1997; 23: 323-332. 14. Instituto Nacional de Estadística. Encuesta de morbilidad hospitalaria 2015. Resultados nacionales. Altas hospitalarias según el sexo, el motivo del alta y el diagnóstico principal. 940-949 XVII.6 Quemaduras. Disponible en: http://www.ine.es/jaxi/Datos. htm?path=/t15/p414/a2015/l0/&file=01001.px

pulso 90 junio 2017

| 38


iNVeStiGaCiÓN

15. Cester Martínez A, Molina Sánchez MA, Gracia Sos C, González Peirona E, Gondral Elguzábal A. Valoración de la actuación sanitaria extrahospitalaria en accidentados trasladados a una unidad de grandes quemados. Emergencias. 2007; 19 (3): 129-135. Disponible en: http://www.sanitariosbomberos.es/docdocumentos/5.pdf 16. Osakidetza-Servicio vasco de salud. Tratamiento de las quemaduras en atención primaria. Infac. 2005; 13 (5): 21-4. 17. Muñoz García F. Cuidados para la curación de heridas y quemaduras. España: Coslada; 2011. Disponible en: http://salud. asepeyo.es/wp-contentspy/uploads/2011/09/591_Manual_Heridas%20y%20quemaduras.pdf 18. Sáinz de Varanda del Campo C. Guía básica de los cuidados de enfermería al paciente quemado. Zaragoza. Hospital universitario Miguel Servet. Unidad de quemados; 2015 19. Guía clínica gran quemado. [Internet]. Chile: Ministerio de Salud; 2007 [consulta el 28 ene]. Disponible en:http://web. minsal.cl/portal/url/item/7222d6a3774f3535e04001011f01482e.pdf 20. Ledo García MJ, Crespo Llagostera T, Martí Romero MP, Sacristán Vela JL, Padilla Monclús MP, Barniol Llimós N. Tratamiento ambulatorio de las quemaduras. Enferm Dermatol [Internet]. 2010 [citado 11 Ene 2016]; 4 (9): 42-53. Disponible en: http:// dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4317093 21. Abselam Maate M, Abdelkader Maanan M, Alami A, Asensio García MA, Asmae Azami I, Brieva del Rio P, et al. Protocolos Clínico Terapéuticos en Urgencias Extrahospitalarias. Madrid: Instituto Nacional de Gestión Sanitaria; 2013. Colección Editorial de Publicaciones del INGESA: 1.942. 22. Pham T N, Gibran NS. Lesiones térmicas y eléctricas. Clínicas quirúrgicas de Norteamérica. Clínicas quirúrgicas de Norteamérica. 2007; 87:185-206. Disponible en: http://www.elsevierinstituciones.com/ficheros/pdf/504/504v87n01a13122369pdf001.pdf 23. Gorordo-Del sol LA, Hernández-López GD, Zamora-Gómez SE, García-Román MTA, Jiménez-Ruiz A, Tercero-Guevara BI. Atención inicial del paciente quemado en UCI: revisión y algoritmo. Rev Hosp Jua Mex [Internet]. 2015 [citado 3 Feb 2016]; 82(1): 4348. Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/juarez/ju-2015/ju151g.pdf 24. Lorenzo Tapia F. TCAE en la Unidad de Quemados. Málaga: Vértice S.L.; 2008. 25. Merlin MA. A proven approach to pre-hospital burn treatment. [Internet]. Carlstadt; 2007. Disponible en: http://www.waterjel.com/assets/files/pdf/wjmonograph_hp.pdf 26. Castner T. Monitoring of temperatura while cooling burn injuries. Rescue Service. 2000; 1-23:1-9. Disponible en: http:// www.waterjel.com.au/documents/clinial%20studies/monitoring_of_temp.pdf 27. Castner T. Cooling – Out of the bag: WaterJel® - Burn Dressings. Germany. Disponible en: http://www.waterjel.com.au/documents/clinial%20studies/cooling_out_of_the_bag.pdf 28. Sánchez Sánchez M, García de Lorenzo y Mateos A. Fluidoterapia en los pacientes quemados críticos. InfoColloids [Internet]. 2008 [citado 3 Feb 2016]; (11). Disponible en: http://www.fresenius-kabi.es/pdf/info_colloides/InfoColloids%2011%20 %20FLUIDOTERAPIA%20EN%20LOS%20PACIENTES%20QUEMADOS%20CR%C3%8DTICOS%20-%20Ene%2011.pdf 29. Pérez Boluda M, Lara Montenegro J, Ibañez Mata J, Cagigal González L, León Llerena CM. Guía de actuación ante el paciente quemado. [Internet]. Málaga; 2006 [citado 23 Ene 2016]. Disponible en: http://www.eps-salud.com.ar/Pdfs/Guia_Paciente_Quemado.pdf 30. Ramírez Carlos E, Ramírez B. Carlos E, González Luis F, Ramírez N, Vélez K. Fisiopatología del paciente quemado. Rev. Univ. Ind. Santander. Salud. [Internet]. 2010; 42 (1): 55-65. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S012108072010000100007&lng=en

pulso 90 junio 2017

| 39


INVESTIGACIÓN

PAE en una epistaxis en paciente en tratamiento con Sintrom®

]

INTRODUCCIÓN

La hemorragia nasal o epistaxis se trata de un cuadro, generalmente leve, de sangrado por la nariz. Ocurre a cualquier edad, siendo más frecuente en niños y ancianos. Generalmente, es causada por traumatismos nasales, cuerpos extraños, irritación o resequedad del revestimiento de la nariz, rinitis alérgica, abuso de drogas, etc.[1]. Destacar que cualquier trastorno que prolongue el tiempo de coagulación o altere las plaquetas, como en tratamiento con Sintrom®, predispone al sangrado como a una epistaxis. A su vez, una presión arterial elevada, dificulta el control de la hemorragia[1]. Se distinguen epistaxis anteriores y posteriores. Las primeras, de mayor incidencia en niños y jóvenes adultos, generalmente ceden espontáneamente. Mientras, las posteriores, más frecuentes en ancianos, requieren tratamiento médico[1]. Las primeras actuaciones del equipo sanitario van a estar encaminadas en asegurar los primeros auxilios en la epistaxis a nivel extrahospitalario, evitando las complicaciones del sangrado no controlado, pudiendo llegar a un shock hipovolémico. DESCRIPCIÓN DEL CASO Varón de 83 años que solicita ayuda al 112 por sangrado de nariz intenso, a las 2.00 horas. Está en tratamiento con Sintrom®. La llamada es transferida al Centro de Urgencias Extrahospitalarias, donde se acude de forma inmediata al domicilio del usuario. Vive junto a su esposa, quien abre la puerta, en Pamplona en un domicilio los dos solos. En la entrevista se muestra colaborador, orientado en tiempo, espacio y persona. Comenta que no le había pasado desde hacía tiempo y que se encuentra nervioso

Autoras Nahia Arraiza Gulina (Enfermera. Servicio de Oncología. Complejo Hospitalario de Navarra) Idoia Laparte Campo (Enfermera. ASPACE Navarra) Ana Ibero Diaz (Enfermera) Dirección de contacto: nahia_arraiza@hotmail.com

Resumen A continuación, se presenta un caso clínico de un paciente que comienza con un cuadro de epistaxis, asociado a un consumo de anticoagulantes (Sintrom®). Se trata de un varón de edad avanzada, que convive en Pamplona, con su mujer, también de edad avanzada, sin mayor apoyo familiar. Presentan dificultades en el traslado, por lo que, solicitan atención asistencial en domicilio al 112. El tratamiento con anticoagulantes, requiere de un correcto control por parte del paciente, ya que lo hace más susceptible a riesgo de hemorragias y trombos, por exceso o defecto en el efecto terapéutico. El proceso de atención de enfermería (PAE), ha abordado la emergencia del sangrado, así como los aspectos educacionales para la prevención y tratamiento de nuevos sangrados. Palabras clave: epistaxis, tratamiento anticoagulante, atención extrahospitalaria, educación sanitaria.

pulso 89 marzo 2017

| 40

]

por lo mucho que ha sangrado. El sangrado despierta al usuario, por lo que se valora el manchado de la almohada, con un manchado extenso. Al preguntar sobre antecedentes personales, muestra un informe donde se reflejan una fibrilación auricular (diagnosticada en 2010), EPOC tipo 4 (diagnosticado en 2008, sin necesidad de tratamiento con oxígeno. Destacar este detalle, debido a que si se tratase de un paciente con tratamiento con oxígeno, los dispositivos de oxigenoterapia favorecen este tipo de patología) y por último, alteración de la coagulación. Entre la medicación de uso habitual, se encuentran, Sintrom 4mg, Digoxina 0.25 mg, Spiriva inhalación y Seretide inhalación. Destaca nula presión sobre tabique nasal, con sangrado rojizo de moderada cantidad de fosa nasal derecha. A la exploración no se aprecia punto sangrante en la misma. No se visualiza sangrado posterior. Imposibilidad de realizar pruebas complementarias. Se realiza una valoración de signos vitales, obteniendo los siguientes valores: Leve hipotensión 110/60 mmHg, taquicardia en 104 ppm, saturación de oxigeno de 91% y valores de INR de 2. VALORACIÓN GENERAL Se ha llevado a cabo la valoración del caso a partir de los Patrones funcionales de Marjory Gordon. Patrón 1: Percepción-manejo de la salud Alterado. Este patrón se encuentra alterado debido a que el paciente se encuentra sangrando de origen nasal al mismo tiempo que no realiza correctamente la presión sobre el tabique. Patrón 2: Nutricional-Metabólico No se encuentra alterado. A pesar de que comenta haber sangrado en gran cantidad, no existen signos de pérdida sanguínea severa, como podrían ser palidez,


INVESTIGACIÓN

Tabla 1: Análisis de patrones y datos alterados. PATRONES Percepción de la salud

DATOS ALTERADOS

ANÁLISIS

Hemorragia

No se visualiza punto sangrante, aunque si se evidencia sangrado anterior. Se desconoce la causa de hemorragia. Sin embargo, el sangrado nasal se trata de un proceso habitual en este grupo etario, con más afectación además en aquellos bajo tratamiento anticoagulante.

Presión inadecuada

Conocimientos deficientes sobre la contención de epixtasis. El usuario comenta no haber sufrido tal sangrado desde hace tiempo por lo que puede ser que no haya recibido la formación necesaria o la haya olvidado. Resulta un área de trabajo de enfermería mediante educación.

Actividad Ejercicio

Inmovilidad

Secundaria a la patología. Debido a la situación sangrante, el usuario debe permanecer quieto lo que le impide realizar otras actividades.

Sueño Descanso

Sueño interrumpido

Consultan a las 2.00 de la mañana, por sangrado nasal que le despierta. Consecuentemente se produce una alteración en el hábito de sueño y descanso del usuario y el familiar. Alteración que se va a ver agudizada por el estado de nerviosismo del paciente.

Tolerancia al estrés

Nerviosismo Taquicardia (104x’)

Conocimientos sobre el efecto del Sintrom sobre la coagulación sanguínea. Refiere saber que un sangrado puede ser grave en su situación, lo cual provoca nerviosismo y alarma. Al mismo tiempo que resulta desagradable el continuo sangrado de origen nasal. La taquicardia se relaciona con este estado de nerviosismo y alarma, como respuesta a la activación del sistema nervioso simpático. Fuente: Elaboración propia

relleno capilar retardado, hipotensión, sudoración, bajo nivel de conciencia, etc. Signo de pliegue negativo. Patrón 3: Eliminación No se obtienen datos que posibiliten la valoración de este patrón.

Patrón 4: Actividad-Ejercicio Alterado. Este patrón se encuentra alterado debido a que el paciente debe mantenerse sentado no pudiendo realizar actividad o ejercicio alguno, hasta no controlar la hemorragia. pulso 89 marzo 2017

| 41

Patrón 5: Sueño-descanso Alterado. Consulta a la 2.00 horas de la madrugada por episodio de sangrado que interfiere totalmente su ritmo de sueño y descanso. Patrón 6: Cognitivo-Perceptivo No alterado. El paciente se encontraba consciente y orientado en tres esferas. Patrón 7: Autopercepción-autoconcepto. No se obtienen datos que posibiliten la valoración de este patrón. Patrón 8: Rol-relaciones No se obtienen datos que posibiliten la valoración de este patrón. Patrón 9: Sexualidad-reproducción No se obtienen datos que posibiliten la valoración de este patrón. Patrón 10: Adaptación-tolerancia al estrés Alterado. El usuario presenta signos y síntomas de nerviosismo, como taquicardia y expresiones de gravedad. Debido a su tratamiento con Sintrom refiere saber que un sangrado puede ser grave. Patrón 11: Valores-creencias No se obtienen datos que posibiliten la valoración de este patrón. Patrón 11: Valores-creencias No se obtienen datos que posibiliten la valoración de este patrón. PROBLEMAS INDEPENDIENTES(PI)-COMPLICACIÓN POTENCIALES (CP) • PI: Epistaxis secundario a alteración en la coagulación, edad avanzada, sequedad de la fosa nasal. NOC: Severidad de la pérdida de sangre o Pérdida sanguínea visible. o Aumento de la frecuencia cardíaca apical. NIC: Disminución de la hemorragia nasal o Vigilar la cantidad y naturaleza de la pérdida de sangre. o Identificar la causa de la hemorragia. o Promover la reducción del estrés. o Mantener las vías aéreas despejadas. o Enseñar al paciente a que evite el traumatismo de las fosas nasales. • CP: Shock hipovolémico secundario a pérdida severa de sangre. NOC: Severidad de la pérdida de sangre o Pérdida sanguínea visible. o Disminución de la presión arterial sistólica. o Disminución de la presión arterial diastólica.


iNVeStiGaCiÓN

Bibliografía 1. Grupo CTO. Manual CTO de enfermería. 6ª Edición, tomo II. Madrid. 2014. Pág. 612. ISBN: 9788415865-02-5. 2. Escala de valoración por patrones de Marjory Gordon, 2015. 3. Herdman TH, editor. NANDA International. Diagnósticos enfermeros: definiciones y clasificación 20152017. Madrid: Elsevier; 2014.

La hemorragia nasal o epistaxis es un cuadro generalmente leve

o Palidez de las membranas cutáneas y mucosas. o Aumento de la frecuencia cardíaca apical. NIC: Prevención de la hemorragia o Vigilar al paciente de cerca por si produce hemorragias. o Proteger al paciente de traumas que puedan ocasionar. hemorragias. o Evitar procedimientos invasivos. DIAGNÓSTICO, PLANIFICACIÓN Y EJECUCIÓN DE LOS CUIDADOS • NANDA: (00146) Ansiedad relacionado con sangrado nasal con ideas de gravedad manifestado por nerviosismo, expresiones de preocupación y taquicardia. NOC: Nivel de ansiedad o Inquietud. o Ansiedad verbalizada. o Aumento de la velocidad del pulso. NIC: Disminución de la ansiedad o Explicar todos los procedimientos, incluyendo las posibles sensaciones que se han de experimentar durante el procedimiento. o Utilizar un enfoque sereno que dé seguridad. o Reforzar el comportamiento, si procede. IMPLICACIONES PARA LA PRÁCTICA CLÍNICA Enfermería tiene un papel fundamental en la contención de la hemorragia en una urgencia de epistaxis. Sin embargo, posteriormente se le debe sumar también, para una correcta calidad en los cuidados, una formación al usuario y la familia sobre métodos de prevención y taponamien-

to ante un sangrado nasal, de acuerdo a las características individuales (frecuencia epistaxis, causa de sangrado, edad, tipo de taponamiento, etc.) En primer lugar, las indicaciones irán dirigidas hacia la prevención. • Es recomendable favorecer la humedad de la fosa nasal, debido a que la sequedad es una causa de epistaxis. La correcta ventilación, favorecer la hidratación oral mediante agua u otros líquidos y nasal por medio de bálsamos o cremas son medidas que deben tomar. • Se debe evitar hurgarse la nariz, por el hecho de que facilita la rotura de alguno de los pequeños vasos que la irrigan. Al mismo tiempo que cuando se suene, no es recomendable hacerlo bruscamente. • Con respecto a su condición de tratamiento con Sintrom®, como muy bien sabía, favorece la hemorragia por lo que llevar un buen control de la medicación y consultas de enfermería resulta importantísimo. Aún y todo, como ya se ha comentado, las epistaxis y con mayor frecuencia en este grupo etario, se tratan de un cuadro frecuente, por lo que las medidas a seguir una vez comenzado deben ser trasmitidas al usuario y familia: • Si comienza a sangrar por la nariz, lo que debe hacer es intentar mantener la calma. Con unas pequeñas instrucciones que se le deben enseñar el mismo paciente puede hacer una gran labor de contención. • Debe primero, colocar la cabeza hacia delante, mientras se encuentra sentado. Echar la cabeza hacia atrás no es una práctica recomendable. • Debe colocar, un dedo sobre en tabipulso 89 marzo 2017

| 42

4. Moorhead S, Johnson M, Maas Swanson E, editores. Clasificación de resultados de enfermería (NOC). 5ªEd. Madrid: Elsevier; 2014. 5. Bulechek GM, Butcher HK, McCloskey-Dochterman J, editores. Clasificación de intervenciones de enfermería (NIC). 6ªEd. Madrid: Elsevier; 2014.

que nasal de la nariz y presionar de forma continua durante al menos 10-15 minutos, con la cabeza en la posición antes comentada. La duración del tiempo indicado es fundamental. • Se pueden aplicar compresas de hielo en la nariz. • Posteriormente, volver a valorar si sangra y si fuera necesario, llamar al servicio de urgencias 112. • En caso de colocación de taponamiento nasal anterior, se deberá retirar el mismo en un plazo de 48 h, en su Centro de Salud. CONCLUSIONES Ante un caso de emergencia, resulta imprescindible un correcto abordaje de los primeros auxilios. Una vez controlado, la valoración se debe expandir, de forma exhaustiva a los aspectos educacionales y conocimiento, familia y entorno, del paciente. De esta manera, se logra un proceso de atención de enfermería integral, de acuerdo a las necesidades del paciente y familia. Es esencial descubrir los conocimientos previos acerca de la enfermedad del paciente, para conseguir un buen control de la enfermedad y evitar complicaciones de la misma. Enfermería tiene una labor de educación para la salud fundamental, que se extiende además en todos sus niveles asistenciales.


INVESTIGACIÓN

Conocimiento de los pacientes sobre las instrucciones que reciben al alta en urgencias

]

INTRODUCCIÓN

Autora

]

Helena Ruiz Pérez (Enfermera. UCI-A. Complejo Hospitalario de Navarra) Dirección de contacto: helenagui4@hotmail.com

Resumen Introducción: la transmisión de la información entre sanitario-paciente es uno de los requisitos indispensables para lograr calidad y seguridad en la atención sanitaria. Cuando la comunicación es ineficaz al alta del servicio, los pacientes dejan el hospital sin el conocimiento necesario para cuidar adecuadamente de sí mismos en su domicilio. Objetivo: evaluar el nivel de comprensión y la percepción de los pacientes atendidos en urgencias respecto a las instrucciones de alta. Método: estudio descriptivo prospectivo mediante una encuesta realizada a 150 pacientes que acudieron a urgencias de un hospital comarcal. Se registró el nivel de comprensión de los pacientes sobre el informe de alta: Diagnostico, Atención en urgencias, Cuidados en el domicilio e Instrucciones de vuelta al servicio. Se evaluó tanto la comprensión de los pacientes como el grado de acuerdo entre sus respuestas y los informes médicos, mediante una escala de concordancia (no concordancia, mínima concordancia, concordancia parcial, bastante concordancia y completa concordancia). Resultados: El 73% de los pacientes tienen una comprensión deficiente en una o más partes del informe de alta. El déficit de información es mayor en “instrucciones de vuelta a urgencias” (38%) seguido de “cuidados en domicilio” (35%). Conclusiones: La mayoría de los pacientes abandonan el servicio de urgencias con un conocimiento deficiente sobre sus instrucciones al alta. Además, no son conscientes de su falta de comprensión. Palabras clave: Educación en salud, comprensión, alta del paciente, servicios médicos de urgencias

pulso 90 junio 2017

| 43

En la actualidad, la seguridad y la calidad son temas de gran importancia internacional en la atención sanitaria, siendo la transmisión de la información entre sanitario-paciente uno de los requisitos indispensables para lograrlos[1]. Cuando hay una comunicación ineficaz entre el personal sanitario y el paciente al alta del servicio, los pacientes dejan el hospital sin el conocimiento necesario para cuidar adecuadamente de sí mismos en su domicilio y corren el riesgo de sufrir eventos adversos y producir un aumento de la utilización de recursos, incluyendo las visitas a consulta o la hospitalización[2,3]. En determinados servicios, como el de urgencias, la comunicación se ve afectada por distintos factores ambientales como una carga de trabajo impredecible, una atención simultánea a múltiples pacientes, falta de tiempo, falta de relación a largo plazo con el paciente, altos niveles de incertidumbre... Esto junto con los factores específicos de cada paciente (demográficos, culturales, raciales...) dificultan la transmisión de la información al alta[5]. Numerosos estudios han demostrado que los pacientes tienen un déficit de compresión de las instrucciones al alta al menos en un área de sus cuidados (tratamiento, diagnostico...)[4,6,8]. Según Engel et al. este problema de compresión se encontraba en más de un tercio de los pacientes que acudían a urgencias[4]. Las enfermeras de urgencias poseen una gran capacidad de observación y evaluación de los pacientes, debido a su estrecho seguimiento a tiempo completo durante su estancia en el servicio (el equipo de atención médica proporciona una intervención más episódica) lo que le permite un contacto frecuente con el enfermo, consiguiendo una buena comunicación y entendimiento con este. Estas habilidades y oportunidades la convierten en un intermediario dentro del equipo sanitario,


INVESTIGACIÓN

TABLA 1: Escala de concordancia EJEMPLOS

DIAGNÓSTICO Y CAUSA

PACIENTE

INFORME ALTA

DATOS OMITIDOS O DISCORDANTES

PUNTUACIÓN

Hígado con grasa

Esteatosis hepática

Es un dato discordante

Bastante concordancia

CUIDADOS EN URGENCIAS

Me han realizado una radiografía de tórax y me han sacado sangre. Todo estaba bien.

Le realizan una radiografía de tórax, analítica de sangre y realizan electrocardiograma

Omite el electrocardiograma, el cual es fundamental ya que el paciente acude a urgencias por dolor torácico

Concordancia parcial

CUIDADOS A DOMICILIO

Med: Paracetamol© y Omeprazol©.

Med:Paracetamol©, Enantyum©, Clexane© y Omeprazol©. Recomendación: reposo en cama 3 semanas, puede levantarse al sillón

Omite: Clexane© y Enantyum©. También que puede levantarse al sillón

Mínima concordancia

Recomendación: Reposo en cama 3 semanas

INSTRUCCIONES DE VUELTA

Nada

siendo por ello una pieza clave en la planificación y comunicación del alta. Para hacer frente a los problemas de entrega de información al alta en el servicio de urgencias, es esencial conocer y definir previamente dónde se encuentran y cuáles son los déficits en la comprensión de los pacientes en las instrucciones de alta con detalle y especificidad. Esto supondrá un rediseño de la actuación sanitaria para lograr una mayor eficacia de los procesos asistenciales correspondientes. OBJETIVOS Evaluar el nivel de comprensión y la percepción de los pacientes atendidos en urgencias respecto a las instrucciones de alta. MATERIAL Y MÉTODO Se realizó un estudio descriptivo prospectivo mediante una encuesta a los pacientes que acudan al servicio de urgencias del Hospital García Orcoyen (Estella) o a sus cuidadores tras haber recibido las instrucciones del alta en el servicio.

Si empeoramiento de la sintomatología volver a urgencias

Muestra ​La muestra del estudio se ha estimado en 150 pacientes, tratados en el servicio de urgencias, para conseguir un nivel de confianza de 0,95 y una precisión del 0,80 en el estudio. Para poder participar en el estudio los pacientes tenían que entender y hablar castellano, además de aceptar participar en el estudio mediante la firma del consentimiento informado. Se consideraron criterios de exclusión del estudio: • Menores de 18 años. • Con incapacidad para hablar o escuchar. • Ingresos en planta u otro hospital. • Diagnóstico primario de intoxicación o abuso de cualquier droga. • Aquellos que requieren una interven- ción médica inmediata. • Aquellos que residen en un centro penitenciario. • Antecedentes de enfermedad psiquiátrica significativa, demencia o deterioro cognitivo. Variables e instrumento de medida Se recogen datos socio-demográficos pulso 89 marzo 2017

| 44

Ninguna concordancia

básicos y educativos. Además, se registraron datos sobre el nivel de comprensión por parte del paciente sobre las instrucciones al alta en el servicio de urgencias a través de las siguientes variables: a) Diagnóstico: basándose en los signos y síntomas del paciente identificar la enfermedad o dolencia que le hace acudir al servicio de urgencias b) Cuidados realizados durante su estancia en el servicio (tratamientos y pruebas): aquellos cuidados que se le realizan en el servicio al paciente tanto para averiguar lo que le ocurre (pruebas complementarias) como para disminuir los síntomas que lo provocan (tratamiento). c) Cuidados después del alta (recetas, cuidados y seguimiento): medidas que los sanitarios mandan cumplir al paciente para mitigar y eliminar la causa que le llevó a acudir a urgencias. d) Instrucciones para volver al servicio de urgencias: la descripción de signos y síntomas que si el paciente nota le deben obligar a volver al servicio de urgencias. Para ello, se usó un cuestionario publicado por Engel et al. que será cumplimentado por el entrevistador. En este estudio,


INVESTIGACIÓN

no se va a realizar el cuestionario de forma completa, únicamente se realizarán las partes referentes a las variables que se van a medir (parte 5 y 6)[4]. El instrumento para analizar los datos es una escala de concordancia que analizará la información que aporta el paciente en la entrevista con la que aparece en el informe de alta. La escala consta de 5 puntos (no concordancia, mínima concordancia, concordancia parcial, bastante concordancia y completa concordancia). La tabla 2 muestra un ejemplo de cómo se clasifican los datos, los cuales han sido extraídos de entrevistas realizadas a los pacientes y la correspondiente revisión con el informe de alta dado en urgencias. Los ejemplos corresponden a los 4 dominios de analizados, con puntuaciones desde “no concordancia” a “bastante concordancia”. Esta escala y su guía de uso proviene del estudio Engel KG et al. (Tabla 1). También se han incluido otras 2 escala de 5 puntos tipo Likert para identificar el nivel de comprensión y de dificultad de los pacientes a la hora de recibir la información de alta sobre cada una de las variables expuestas anteriormente. La escala de nivel de comprensión valora lo que el paciente ha entendido de cada variable, individualmente (1-Ninguna comprensión a 5-Comprensión perfecta). Una puntuación menor de “Perfectamente” (5) y “Bastante” (4) se interpretará como una falta de comprensión de la información recibida. Este nivel de percepción se compara con el nivel de concordancia entre el informe de alta y lo que ha entendido el paciente (obtenido en el análisis anterior) para comprobar que es lo que el paciente cree que ha percibido y lo que realmente percibe. La escala de dificultad valora si el paciente ha encontrado dificultad a la hora de entender al profesional en alguna de las variables (1-Ninguna dificultad a 5-Muchas dificultades). Procedimiento de recogida de información La encuesta se realizó inmediatamente después de dar las instrucciones del alta de forma oral y con el informe escrito o mientras el paciente espera el informe escrito tras haberse producido la comunicación oral de las instrucciones. El personal sanitario es consciente del estudio, pero desconoce el contenido de la encuesta. La recolección de datos se llevó a cabo en 2014 entre los meses de marzo y mayo, en horario de mañana o de tarde. Se reali-

TABLA 2: Datos Demográficos DATOS DEMOGRÁFICOS

%

n

Femenino

55%

82

Masculino

45%

68

Ninguna

19%

28

Obligatoria

44%

66

Bachillerato

11%

17

Formación Profesional (FP)

17%

25

Universidad

9%

14

Sexo

Estudios

zó cualquier día de la semana durante las 9-21 horas, evitando las horas nocturnas ya que el número de pacientes que acuden en este horario es menor. Los pacientes se eligieron de forma aleatoria al azar, se les iba preguntando cuando eran dados de alta si querían participar en el estudio. Únicamente entraban los que cumplieron con los criterios del estudio los días elegidos para la recolección de datos. Analisis de datos El análisis estadístico se realizó con el programa SPSS para Windows, versión 21.0, utilizándose técnicas descriptivas (medias, frecuencias, etc.) y técnicas de análisis bivariable para variables cualitativas (Chi-cuadrado). Aspectos éticos Se elaboró un consentimiento informado para los participantes en el estudio, el cual se firmó antes de realizar la entrevista. Asimismo, todas las personas participantes en la investigación fueron informadas sobre el proceso y los objetivos del estudio. Para asegurar la confidencialidad de los datos y el anonimato de los participantes las entrevistas fueron clasificadas por un código alfanumérico y fueron tratadas de forma confidencial conforme establece la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/99. S ​ e realizó la evaluación del proyecto por parte del Comité Ético de Investigación pulso 90 junio 2017

| 45

del Sistema Navarro de Salud y se consiguió su consentimiento para la realización del mismo. RESULTADOS Durante el periodo de estudio, 150 pacientes estuvieron de acuerdo en hacerlo (únicamente 5 pacientes rechazaron participar en la muestra por falta de tiempo para poder realizar la entrevista). La edad media fue de 55 años (DS 22) con un rango de edades de 18-91 años (Tabla 2). En el análisis de los datos se muestra que más de la mitad de los pacientes obtienen puntuaciones de completa o bastante concordancia en los cuatro dominios estudiados. Es decir, que más de la mitad de los pacientes responden la entrevista con lo que se indica en el informe de alta que se les ha entregado. Observándose que el dominio de cuidados en urgencias es el que mejor interiorizan frente al dominio de las instrucciones de vuelta a urgencias, el cual tiene peores puntuaciones con un 38% de déficit de comprensión (menor de bastante concordancia). Además, se observa como en un 16% de los casos no hay concordancia entre la respuesta del paciente y lo que pone en el informe de alta (Tabla 3). Aunque muchos pacientes demuestran una muy buena comprensión de las instrucciones de alta (concordancia completa o bastante concordancia) la Figura 1 muestra que sólo el 27% de los pacien-


INVESTIGACIÓN

TABLA 3: Distribución de los puntos de concordancia por dominios (%) DOMINIO

COMPLETA CONCORDANCIA

BASTANTE CONCORDANCIA

CONCORDANCIA PARCIAL

MÍNIMA CONCORDANCIA

NO CONCORDANCIA

Diagnóstico

43

25

18

12

3

Cuidados en Urgencias

63

12

19

5

1

Cuidados en Domicilio

45

21

19

14

2

Instrucciones de vuelta

57

5

9

13

16

FIGURA 1: Déficit de comprensión

35 30

Nº de pacientes (%)

tes tenían una completa o bastante concordancia en los 4 dominios, lo que significa que el 73% de los pacientes tiene una comprensión deficiente (una puntuación menor de bastante concordancia) en al menos 1 dominio (Figura 1). La mayoría de los pacientes perciben una comprensión completa de la información aportada por el médico al alta y el 90% de la muestra no encuentra ninguna dificultad en comprender las órdenes al alta. Pero esto no quiere decir que la comprensión real de los pacientes sea la que ellos han percibido. ​Al comparar lo que pone en el informe de alta con las respuestas del paciente sobre su proceso (cada uno de los dominios estudiados: diagnostico, cuidados...) se obtienen ciertas incongruencias y pérdidas de información. Si analizamos esta falta o error en la información con la percepción del paciente sobre la información recibida a la salida de urgencias obtenemos los resultados de la Tabla 4. ​La tabla muestra que de las preguntas realizadas a los pacientes (un total de 600 preguntas) sobre cómo han percibido la información dada de cada uno de los dominios (la escala va de “perfecta comprensión” a “ninguna comprensión”), 488 respuestas han sido contestadas por los pacientes como “perfecta comprensión” y únicamente 3 respuestas como “ninguna comprensión”. Pero del total de respuestas de “perfecta comprensión”, el 30% no han sido comprendidas de forma adecuada por el paciente, tanto por un error en la información que aporta o por falta de ella. Y por tanto, salen de urgencias con una mala comprensión de parte

25

32

20

30

27

15

9

10

2

5 0

0

1

2

3

4

Nº de discordancias del informe de alta (se considera que la comprensión es mala cuando la concordancia entre el informe de alta y lo que dice el paciente es menor a “bastante concordancia”). Es decir, lo que muestra la tabla es que la comprensión real del paciente se encuentra por debajo de lo que el mismo percibe. DISCUSIÓN ​A lo largo de todo el estudio se puede observar como el 73% de los pacientes tienen una comprensión deficiente (por debajo de bastante concordancia) en una o más partes del informe de alta de urgencias, lo que significa que no toda la información es comprendida de forma clara y precisa por los pacientes. Los déficit de información son, sobre todo, en la categopulso 90 junio 2017

| 46

ría de signos y síntomas por los que el paciente debe volver al servicio de urgencias (un 16% de respuestas sin ninguna concordancia), seguido de los cuidados que debe llevar a cabo en el domicilio, tanto medicación como recomendaciones clínicas (con un 35% de respuestas con una concordancia menor a bastante). Lo que aumenta la preocupación de que los pacientes puedan adherirse a cumplir unas instrucciones y recomendaciones una vez abandonen el servicio. E ​ n comparación con el estudio de Engel et al.[4], donde un 22% de los pacientes tuvieron una completa comprensión de la información del informe de alta y un 78% de los pacientes tuvieron algún déficit de comprensión en al menos una parte del informe, nuestro estudio tiene peores resultados. Esto se debe a que únicamente un


INVESTIGACIÓN

TABLA 4: Percepción de la comprensión de los pacientes: “Buena” indica una completa o bastante comprensión siendo “Mala” el resto de compresiones de la escala COMPRENSIÓN PACIENTE

Nº PREGUNTAS

BUENA COMPRENSIÓN

MALA COMPRENSIÓN

TOTAL

1: Nada

3

33%

67%

100%

2: Poca

2

100%

0%

100%

3: Suficiente

35

57%

43%

100%

4: Bastante

72

57%

43%

100%

488

70%

30%

100%

5. Perfectamente

9% de los pacientes tienen una completa comprensión del informe. Este mismo autor realizó en el año 2012 otro artículo similar[6] (evalúa 5 dominios: diagnostico, medicación, cuidados en el hogar, seguimiento e instrucciones de vuelta a urgencias) cuyos resultados son similares a nuestro estudio, donde un 92% de pacientes tuvieron algún déficit en al menos un dominio. ​Al final del estudio se ha observado que el déficit de comprensión es en gran medida en la categoría de instrucciones de vuelta a urgencias y cuidados en el domicilio. Comparando estos resultados con los dos artículos de Engel citados anteriormente[4,6] se observan las mismas conclusiones. En su primer artículo[4], los cuidados a domicilio son los menos comprendidos por los pacientes con un 34% de déficit (menor de concordancia completa). En el siguiente estudio[6], al dividir esta categoría en dos (medicación y recomendaciones) los resultados cambiaron, se observó que las discordancias eran mayores en las recomendaciones a domicilio (60%) y las instrucciones de vuelta a urgencias (55%). El déficit de comprensión en la parte de “instrucciones de vuelta a urgencias”, puede ser debido a que la explicación sobre los signos y síntomas concretos por los cuales se debe volver a urgencias no se da a todos los pacientes. En la mayoría de los informes de alta no aparece nada con respecto a esta parte del informe o pone: “Si empeoramiento de los síntomas volver al servicio de urgencias” (el promedio de duración del proceso de alta es menor a 4 minutos y, únicamente, un 34% de los pacientes de

urgencias reciben instrucciones concretas de cuando volver al servicio o que hacer si el problema vuelve a aparecer[7]). Las instrucciones deben ser más concretas según el diagnóstico de cada paciente debido a que este tipo de indicaciones pueden hacer que los pacientes consulten de forma más habitual el servicio de urgencias para casos en los que deberían ir a su consulta de atención primaria. Además, en el peor de los casos, puede que aparezcan nuevos signos o síntomas relacionados con un mismo proceso que los pacientes no sepan identificar y por el que no acudan a urgencias de inmediato. Esto también ocurre en la parte de “cuidados en el domicilio”, pero como muestra el estudio de Engel et al.[6], no se debe a que los pacientes desconozcan la medicación que se les receta sino al resto de consejos sobre cómo calmar algunos de los síntomas o recomendaciones para mejorar. Son estas pautas las que muchos de los pacientes olvidan. Esto es debido sobre todo a dos causas[6]: 1) Los médicos no dan grandes explicaciones sobre esta parte del informe, centrándose más en la medicación que se receta a los pacientes. 1) Estas recomendaciones son omitidas en los informes de alta en gran parte de los pacientes, muchos de los cuales indican estas pautas en las entrevistas, pero al revisar los informes esto no aparece. Estas últimas conclusiones[6], también se observan en el presente estudio, debido a que la mayoría de los errores o falta de información aportada por los pacientes en el dominio de “Cuidados al domicipulso 90 junio 2017

| 47

lio”, no eran de medicación sino del resto de cuidados. Una de las causas por las que esto puede ocurrir es porque algunas de estas recomendaciones sobre “Cuidados al domicilio” son dadas por enfermeras, las cuales no toman parte en los informes de alta de urgencias en ningún caso. Por todo ello, se debería concretar más en estas partes del alta, además de explicar de forma clara y calmada la situación clínica a los pacientes. ​Por ultimo indicar que la comprensión que percibe el paciente se encuentra por encima de su comprensión real (el 81% de los pacientes dicen comprender todo a la perfección, pero de ellos el 37% tiene una mala comprensión). Por ello durante la comunicación verbal hay que priorizar la información que se da, los pacientes recuerdan menos cantidad de información cuando se les da más. Es fundamental usar la retroalimentación (es la información recurrente o información de regreso, que permite la comprensión y el control de las comunicaciones) puede ayudar a eliminar parte de los malentendidos y mejorar la comprensión por parte del receptor[9]. Otras recomendaciones que se pueden dar a la hora del alta es aportar a los pacientes el informe de alta tradicional junto con una hoja con instrucciones concretas de su patología (lo que se ha demostrado que mejora los resultados[6]). Los nuevos estudios indican[10] que una intervención de seguimiento realizando una simple entrevista previa antes de abandonar el servicio y una llamada posterior de seguimiento mejora la adhesión


iNVeStiGaCiÓN

Bibliografía 1. Joint Commission. 2007 National Patient Safety Goals (new for 2012). Available at: http://www.jointcommission.org/standards_information/npsgs.aspx. Accessed Jun 14, 2012 2. Han CY, Barnard A, Chapman H. Discharge planning in the emergency department: a comprehensive approach. J Emerg Nurs. 2009;35(6):525-7. 3. Hastings SN, Barrett A, Weinberger M, Oddone EZ, Ragsdale L, Hocker M, et al. Older patients’ understanding of emergency department discharge information and its relationship with adverse outcomes. J Patient Saf. 2011;7(1):19-25.

La mayoría de los pacientes abandona urgencias con un

4. Engel KG, Heisler M, Smith DM, Robinson CH, Forman JH, Ubel PA. Patient comprehension of emergency department care and instructions: are patients aware of when they do not understand? Ann Emerg Med. 2009;53(4):454-61.e15.

conocimiento deficiente sobre sus instrucciones al alta

al tratamiento por parte de los pacientes. Esta práctica puede llevarse a cabo en el servicio de urgencias según un estudio canadiense[11], una enfermera dedicada a la coordinación de la planificación del alta de los pacientes puede reducir el retorno de pacientes al servicio de urgencias y ayuda a los ciudadanos a integrarse mejor en el sistema de salud de la comunidad. CONCLUSIÓN Los pacientes abandonan el servicio de urgencias sin una completa comprensión sobre el tratamiento que deben seguir. Este conocimiento deficiente es más frecuente en el ámbito de recomendaciones clínicas (cuidado personal, no medicación) e instrucciones de cuándo deben volver a urgencias (signos y síntomas que deben hacer que el paciente vuelva al servicio de inmediato). Esto indica que en el proceso de comunicación de las instrucciones de alta se pone más énfasis en unos aspectos (diagnostico, cuidados realizados en urgencias y medicación) que, en otros, tanto en la comunicación verbal como escrita. Para conseguir mejorar estos resultados se necesita realizar un informe estructurado, presentado verbalmente y por escrito, con señales visuales para mejorar la memoria. Actualmente, se está avanzado mucho con las nuevas tecnologías (vídeos antes de dar el alta a los pacientes, vídeos de descarga móvil...) que han mostrado prometedores resultados preliminares, pero deben seguir investigándose.

5. DeVoe JE, Wallace LS, Fryer GE. Measuring patients’ perceptions of communication with healthcare providers: do differences in demographic and socioeconomic characteristics matter? Health Expect. 2009;12(1):70-80. 6. Engel KG, Buckley BA, Forth VE, McCarthy DM, Ellison EP, Schmidt MJ, et al. Patient understanding of emergency department discharge instructions: where are knowledge deficits greatest? Acad Emerg Med. 2012;19(9):E1035-44. 7. Vashi A, Rhodes KV. “Sign right here and you’re good to go”: a content analysis of audiotaped emergency department discharge instructions. Ann Emerg Med. 2011;57(4):315-22.e1. 8. Alberti TL, Nannini A. Patient comprehension of discharge instructions from the emergency department: a literature review. J Am Assoc Nurse Pract. 2013;25(4):186-94. 9. Samuels-Kalow ME, Stack AM, Porter SC. Effective Discharge Communication in the Emergency Department. Annals of Emergency Medicine.2012;60(2):152-159. 10. Haynes RB, Ackloo E, Sahota N, et al. Interventions for Enhancing Medication Adherence. Cochrane Database Syst Rev.2008;(2):CD000011. 11. Guttman R. Case Management of the Frail Elderly in the Community. Clin Nurs Spec.1999;13:174-178.

pulso 90 junio 2017

| 48



INVESTIGACIÓN

Cuidados paliativos de enfermería al paciente terminal y su familia

]

INTRODUCCIÓN

Los especialistas definen la enfermedad terminal como un proceso avanzado, progresivo, sin posibilidades razonables de respuesta a tratamientos médicos, y con un pronóstico de vida corto[1]. En este escenario cabe diferenciar los cuidados de soporte, de los que se proporcionan ante la evidencia de agonía y muerte próximas. Los denominados “cuidados de soporte” describen el ejercicio de los cuidados proporcionados en todas aquellas enfermedades crónicas debilitantes que aún no pueden ser catalogadas en fase terminal. Estos se ofrecen a pacientes en situación de sufrimiento pero que todavía admiten un régimen de tratamiento activo para su enfermedad. Como ejemplo, se beneficiarían de los mismos los enfermos oncológicos en tratamiento específico, y los enfermos crónicos avanzados, pluripatológicos y sintomáticos persistentes, que no están en situación terminal[2]. En ese sentido, McNamara et al[3] propusieron un listado de enfermedades que estimaron subsidiarias de recibir cuidados paliativos: cáncer, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, enfermedad crónica pulmonar obstructiva, enfermedad de la neurona motora/ELA, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Huntington, enfermedad de Alzheimer y SIDA. Atendiendo a un perfil sociodemográfico, los solteros, divorciados, viudos, y los mayores de 75 años son un grupo clave de atención de cuidados en fin de vida a nivel extrahospitalario, sin contar con los que padecen cáncer de origen hematológico, cáncer de pulmón, y personas con discapacidades[4]. Estas patologías originan un fuerte impacto emocional en los mismos enfermos, en sus familias y amigos, y en los propios profesionales sanitarios[5,6]. En estas condiciones, el objetivo principal de los sistemas de salud debe ser el de proporcionar la mejor calidad de vida posible, sin intentar alargar artificialmente su supervivencia, más allá de lo que se con-

Autora María Osés Zubiri (Enfermera. Estudiante de doctorado. Departamento de Ciencias de la Salud. UPNA)

Dirección de contacto: oses.41674@e.unavarra.es

Resumen Los cuidados paliativos que reciben los pacientes y sus familiares se brindan ante la proximidad de la muerte y en base a unas necesidades biopsicosociales y espirituales, inspiradas en una perspectiva humanista e integral. Los estudios demuestran que el empleo de los cuidados paliativos produce una satisfacción y beneficio positivos, tanto para la familia, los cuidadores, y para el personal sanitario. De forma multidisciplinar, la enfermería es líder para proporcionar los mejores cuidados paliativos, en cuanto a calidad asistencial y satisfacción de los usuarios de salud. Este texto revisa las generalidades que actualmente se asocian al concepto de cuidados paliativos, y desarrolla por otro lado las competencias que debe adquirir el profesional de enfermería, que han de ir ligadas a una formación continua reglada y acorde al nivel de requerimientos que se le precise. Palabras clave: enfermería, cuidados paliativos.

pulso 90 junio 2017

| 50

]

sidere razonable, y en función del estado del conocimiento científico actual[7]. En este contexto, se desarrolla un modelo de cuidados paliativos de atención multidisciplinar e integral, que permite abordar las necesidades del paciente en situación terminal[8] (Figura 1). La mayoría de los pacientes prefiere morir en su domicilio en vez de en el ámbito hospitalario[9] y esta tendencia desde hace unos años se está modificando[10]. A pesar de ello, se necesitan más esfuerzos para reducir las muertes intrahospitalarias en cuanto mejoras en las instalaciones y en la formación del personal cuidador. Los enfermos terminales y sus familias transmiten todavía insatisfacción ante el cuidado terminal por razones que el profesional identifica como falta de tiempo para el cuidado, mala organización en el trabajo, escaso apoyo y cooperación, falta de autonomía, limitados recursos materiales, subdesarrollo de empatía y falta de formación[11]. DESARROLLO DEL TEMA Desde la formación del movimiento Hospice liderado por Cicely Saunders en los años 70 en Inglaterra, actualmente sólo 20 países tienen una red de cuidados paliativos integrada en su sistema sanitario, en su mayoría en régimen concertado[12]. De este informe a nivel internacional, se concluye que la dotación de programas en cuidados paliativos, así como su implantación, la accesibilidad, y el uso por parte de los ciudadanos, es diferente según el país se considere desarrollado, en vías de desarrollo o subdesarrollado. Según el Plan Nacional de Cuidados Paliativos (2010-2014), los ciudadanos españoles tienen derecho a recibir cuidados paliativos en su domicilio o en los hospitales. Sin embargo, un 70% de la población desconoce qué son y cómo funcionan. Desde que se hiciera público este informe en 2007, el reto ha sido siempre acabar con la disparidad entre regiones[13]. En España,


INVESTIGACIÓN

FIGURA 1. Factores que influyen en la atención del cuidado paliativo

CONTEXTO

PATOLOGÍA

FORMACIÓN

Paciente + Familia + Personal sanitario

CUIDADOS PALIATIVOS FIGURA 2. Modelo de atención en cuidados paliativos

100%

C U I D A D O

Fase curativa Duelo

Cuidados paliativos 0% TIEMPO Fase terminal se han instaurado 458 programas, casi un 10% más de los existentes hace 15 años, compuestos por equipos de soporte domiciliario y hospitalario, así como dos centros especializados (en Madrid y Málaga) [14,15]. En la comunidad Foral de Navarra contamos con la ley foral 8/2011 de 24 de marzo de derechos y garantías de la persona en el proceso de la muerte, que describe los servicios disponibles de cuidados paliativos, así como el acceso a las voluntades anticipadas para el paciente[16]. Existe una gran variabilidad en la provisión de cuidados paliativos dependiendo del lugar donde se prescriban, fundamentalmente en residencias de ancianos, hospitales convencionales y servicios de atención primaria. En este contexto, el tipo de

Muerte

patología que padece el paciente, la perspectiva que su familia tenga sobre la enfermedad, así como el nivel de formación que presenten los profesionales sanitarios, influirán en el correcto afrontamiento y manejo de la situación[17] (Figura 2). Desde la perspectiva enfermera, se brindan los cuidados paliativos teniendo en cuenta que la calidad de estos incrementa la probabilidad de conseguir los objetivos de salud esperados, de acuerdo con el conocimiento profesional actual[18]. Los profesionales enfermeros sienten la responsabilidad de identificarse social y profesionalmente como figuras que brindan un cuidado al final de la vida a través de funciones como servir, ayudar, acompañar, apoyar, abogar, educar y realizar el rol de pulso 90 junio 2017

| 51

representante (sustituyendo a familiares para hacer arreglos del funeral, realizar llamadas a otros familiares mientras el duelo inicial tras el fallecimiento, etc.). La enfermera debe reconocer las fases del cuidado dentro del proceso de la enfermedad terminal[19]. Éstas se centran en la comodidad del individuo, el alivio del dolor, el control de los síntomas, y en un apoyo psicológico y espiritual adecuados[20]. Requieren una planificación avanzada y una intervención gradual[21]. Investigaciones recientes confirman una pobre formación de enfermería en ese tema[21]. Conocer las aptitudes y competencias de enfermería, entendidas como conocimiento para gestionar el cuidado paliativo, favorece la disminución de la ansiedad y el burnout[23].


iNVeStiGaCiÓN

Bibliografía 1. Sociedad española de cuidados paliativos (SECPAL). Guía de cuidados paliativos. [Online].; 2014 [cited 2016 Nov 3. Available from: http://www.secpal.com/guia-cuidados-paliativos-1.

Los cuidados paliativos se prestan a pacientes y familiares ante la proximidad de la muerte

En el plano asistencial, destaca el desarrollo del programa NECPAL, una herramienta que identifica los pacientes con enfermedades crónicas avanzadas que precisan de cuidados paliativos[24]. En cuanto a campañas sociales de participación y sensibilización en cuidados paliativos, hoy en día podemos encontrar en la redes sociales #paliativos visibles y #gentedcuidado, impulsadas por la Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECP) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL)[25] (Figuras 3 y 4).

Figuras 3 y 4 en relación a las campañas de sensibilización de Cuidados paliativos de la SECPAL. Fuente: SECPAL. 2016

Para profundizar en la investigación y formación de este tema, se pueden emplear distintas teorías de rango medio que sirven de guía en la elaboración de planes de cuidados, como son la teoría del final tranquilo de la vida en el momento de la

agonía[26], la teoría del confort en pacientes sedados, la teoría de los síntomas desagradables en el abordaje de las complicaciones sintomatológicas[27], o la teoría humanística de enfermería para el abordaje de la comunicación[28]. CONCLUSIONES El aumento de la esperanza de vida y la mayor supervivencia ante las enfermedades crónicas emergentes hace que cada vez sea mayor el número de personas que precisan tratamientos paliativos en las últimas fases de su vida[29]. Es necesario reconocer a los pacientes subsidiarios de cuidados paliativos[30] y, además asesorarles adecuadamente para que sepan beneficiarse de un programa adecuado a sus necesidades[31]. Los avances en la tecnología médica y los cambios en las causas de muerte hacen necesario que la enfermera se involucre en mayor medida en los servicios de atención al cuidado al final de la vida. Junto con el resto del equipo debe esforzarse en aliviar los síntomas, facilitar los procesos de adaptación a la situación de terminalidad, contribuir a la comunicación paciente-familia-equipo y colaborar con los diferentes recursos humanos potencialmente implicados[32]. El objetivo es, en palabras de Cicely Saunders, dar el “cuidado preciso para el paciente preciso y en el momento preciso”[33]. De este modo, resulta una prioridad el desarrollo de criterios de referencia capaces de entender responsabilidades colaborativas y propias enfermería en este campo, con el fin de que asuma y lidere una estrategia de cuidados paliativos excelente y competitiva, que sea acorde a sus diferentes contextos y particularidades[34]. pulso 90 junio 2017

| 52

2. Benítez del Rosario M. Conceptos y fundamentos de los Cuidados Paliativos. In Benitez del Rosario M, Salinas Martín A. Cuidados Paliativos y Atención Primaria. Aspectos de Organización. Barcelona: Springer; 2000. p. 45-55. 3. Mc Namara B, Rosenwax L, Holman D. A method for defining and estimating the Palliative Care Population. J Pain. Sympton Manage. 2006 Jul; 32(1): p. 5-12. 4. Gao W, Ho Y, Verne J, Glickman M, Higginson I, Gomes B. Changing patterns in place of cancer death in England: a population-based study. London: GUIDE_Care project; 2013. 5. Kulkarni P, Kulkarni P, Ghooi R, Bhatwadekar M, Thatte N, Anavkar V. Stress among care givers: the impact of nursing a relative with cancer. Indian J Palliat Care. 2014 Jan; 31(9). 6. Hall S, Goddard C, Stewart F, Higginson I. Implementing a quality improvement programme in palliative care in care homes: a qualitative study. BMC Geriatr. 2011 Jun; 11(31): p. 11-31. 7. Arrighi E, Blancafort S, Jovell A, Navarro Rubio M. Quality of cancer care in Spain: recommendations of a patients’ jury. Eur J Cancer Care. 2015 May; 24(3): p. 387-94. 8. Escuela Andaluza de Salud Pública. Consejería de Salud y bienestar Social. [Online]. Sevilla; 2013 [cited 2013 jun 11. Available from: http://www.juntadeandalucia.es/ salud/sites/csalud/contenidos/ Noticias/2013/11/dia07/Noticia23946. 9. Cortés Pradilla H, Correa Ospina O, Alonso-Babarro A. Preferencia del lugar de muerte y factores relacionados en personas mayores en la isla mediterránea de Ibiza. Rev. Col. Anest. 2011 Jul; 39(2): p. 174-188.


iNVeStiGaCiÓN

10. Simon S, Gomes B, Koeskeroglu P, Higginson I, Bausewein C. Population, mortality and place of death in Germany (1950-2050) - implications for end-of-life care in the future. Public Health. 2012; I(26): p. 937-946. 11. Wallerstedt B, Andershed B. Caring for dying patients outside special palliative care settings: experiences from a nursing perspective. Scand J Caring Sci. 2007; 21(1): p. 32-40. 12. Connor SR, Sepulveda Bermedo MC. Global atlas of palliative care. Worldwide palliative care alliance, WHO; 2014. 13. Gobierno de España. Estrategia en Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud. Actualización 2010-2014. Madrid: Ministerio de sanidad, política social e igualdad; 2011. 14.Oriol I. Informe de la situación actual de cuidados paliativos. AECC, Área de Programas y Servicios. Área de relaciones Institucionales. Observatorio; 2014. 15. Centeno C. Programas de cuidados paliativos en España. Med Paliativa. 2001; 8(2): p. 85-99. 16. Gobierno de Navarra. Ley Foral 8/2011, de 24 de marzo, de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de la muerte. Boletín Oficial de Navarra. 2011 Abril;(65). 17. Ryan T, Ingleton C, Gardiner C, Parker C, Gott M, Noble B. Symptom burden, palliative care need and predictors of physical and psychological discomfort in two UK hospitals. BMC Palliative Care 2013. 2013; 12(11). 18. Naylor MD. Nursing Intervention Research and Quality of Care. Influencing the Future of Healthcare. Nurs Res. 2003;(52): p. 380-5. 19. Lopera M. Nursing care of patients during the dying process: a painful professional and human function. Invest Educ Enferm. 2015; 33(2): p. 297-304. 20. Rizzo RF. Major issues relating to end-of-life care: Ethical, legal and medical from a historical perspective. International Journal of Social Economics. 2005; 32(1): p. 34-54. 21. Nelson. A death with dignity: A nurse’s story of the end of life of her mother. Nursing Forum. 2013 April-June; 48(2): p. 134138. 22. Kim S, Hwang W. Palliative care for those with heart failure: Nurses’ knowledge, attitude, and preparedness to practice. Eur J Cardiovasc Nurs. 2014. 23.Neimeyer R. Constructions of death and loss: Evolution of a research program. Personal Construct Theory & Practice. 2004: p. 8-22. 24. Instituto Catalán de Oncología. Programa NECPAL. [Online].; 2016 [cited 2016 Dic 11. Available from: http://ico.gencat. cat/es/professionals/serveis_i_programes/observatori_qualy/programes/programa_necpal. 25. SECPAL. Paliativos visibles. [Online].; 2015 [cited 2016 Dic 7. Available from: http://www.secpal.com/Dia-Mundial-2015-Ayudanos-a-hacer-mas-visibles-los-cuidados-paliativos-paliativosVisibles. 26. Sánchez García O, Domínguez Rodríguez MC. Plan de cuidados para el paciente en situación de agonía en atención primaria. ENE, Revista de Enfermería. 2010 ago; 4(2): p. 71-82. 27. Achury Saldaña DM. Aplicación de la teoría de los síntomas desagradables en el manejo del dolor. Investigación en Enfermería: Imagen y Desarrollo. 2007 enero-junio; 9(1): p. 7-18. 28. França J, Costa S, Lopes M, Nóbrega M, França I. Importancia de la comunicación en los cuidados paliativos en oncología pediátrica: un enfoque en la teoría humanística de enfermería. Rev. Latino-Am. Enfermagem. 2013; 21(3): p. 1-7. 29. Davies E, Higginson I. Hechos sólidos. Cuidados paliativos en Europa: WHO; 2004. 30. Mercadante S, Valle A, Sabba S, Orlando A, Guolo F, Gulmini L, et al. Pattern and characteristics of advanced cancer patients admitted to hospices in Italy. Palermo: La Maddalena Cancer Center; 2013 April. 31. Kirolos I, Tamariz L, Schultz E, Diaz Y, Wood B, Palacio A. Interventions to improve hospice and palliative care referral: a systematic review. 2014; 17(8): p. 957-64. 32. Martinez Cruz M, Monleón Just M, Carretero Lanchas Y, García Baquero Merino M. Enfermería en cuidados paliativos y al final de la vida: Elsevier; 2012. 33. Davies E, Higginson IJ. Mejores Cuidados Paliativos para Personas Mayores. Copenhagen: OMS Europa, Oficina Regional de la OMS; 2004. 34. Izumi S, Nagae H, Sakurai C, Imamura E. Defining end-of-life care from perspectives of nursing ethics. E.Nurs Ethics. 2012; 19(5): p. 608-18.

pulso 90 junio 2017

| 53


INVESTIGACIÓN

Lavado quirúrgico de manos con solución de base alcohólica Autoras

]

INTRODUCCIÓN

]

Ana Eraso Fernández Lucía Arnedo Ladrón Patricia Sanz Martínez María Jose Ariño Serrano Nerea Cornago Navascués (Enfermeras. Área Quirúrgica. Hospital Reina Sofía. Tudela) Dirección de contacto: anaeraso3@hotmail.com

Resumen La higiene de manos es clave para una atención quirúrgica segura. Las infecciones del área quirúrgica (IAQ) complicandel 2% al 5% de todos los procedimientos quirúrgicos. Muchos de los factores de riesgo son la edad avanzada, enfermedades asociadas importantes, cirugía de urgencia, además de una mala praxis por parte del personal sanitario. El lavado de manos es la medida más importante a tomar en la prevención de infecciones nosocomiales, para ello se pueden utilizar diferentes técnicas y materiales que analizaremos básicamente centrándonos en la desinfección quirúrgica de manos (DQM) con solución de base alcohólica (SBA), con el objetivo de conocer bien este producto, así como su utilización para la prevención de las infecciones quirúrgicas y las ventajas que tiene frente a otros productos utilizados para el mismo fin. Los productos de higiene de manos, sobre todo jabones y detergentes, son causa de dermatitis irritativa en los profesionales sanitarios, ésta es una de las razones por las que cada vez se utilizan más las SBA, ya que tienen una mejor tolerancia dérmica, siendo menos irritantes para la piel gracias a los emolientes y humectantes que contienen. Se ha demostrado en múltiples estudios científicos que las SBA son eficaces para prevenir la transmisión de patógenos hospitalarios, incluso en mayor medida que los jabones no antisépticos o jabones antisépticos; aunque éstas no son apropiadas cuando las manos están visiblemente sucias o contaminadas con abundante material proteico. Palabras clave: Solución de base alcohólica, lavado de manos, lavado quirúrgico de manos, desinfección quirúrgica de manos, infección quirúrgica.

En el área hospitalaria, el lavado de manos es la primera medida a tomar para lograr una reducción en el número de infecciones, es una acción simple, pero su incumplimiento por parte de los profesionales supone un problema mundial[1]. Dentro del área quirúrgica, antes de realizar cualquier intervención quirúrgica, es importante proceder a un correcto lavado quirúrgico de manos (LQM) del personal, para evitar la transferencia de microorganismos entre el personal y pacientes. Su finalidad es la eliminación de la suciedad, materia orgánica, flora transitoria y flora residente con el objetivo de reducir el mayor número de gérmenes patógenos de manos y antebrazos, previniendo así infecciones graves que conllevan una mortalidad, morbilidad y unos costes elevados[2]. Para controlar la infección quirúrgica es importante tener en cuenta algunas medidas como son la esterilización del instrumental, llevar el correcto uniforme quirúrgico, limpieza de superficies, colocación de filtros en los grifos, realización de una correcta técnica quirúrgica, corte del vello con maquinilla en lugar de rasurado, profilaxis antibiótica, control de la glucemia y la temperatura del enfermo intraquirófano. A estas medidas hay que añadir la antisepsia del campo quirúrgico, en el enfermo, y de las manos-antebrazos, en el equipo quirúrgico. En los últimos años se están introduciendo soluciones alcohólicas en lugar de clorhexidina o povidona iodada, que eran la técnica tradicional para la antisepsia del equipo quirúrgico, con muy buenos resultados. INFECCIONES EN EL ÁREA QUIRÚRGICA La infección de localización quirúrgica representa el 14% de las infecciones nosocomiales[3].

pulso 90 junio 2017

| 54


INVESTIGACIÓN

Las IAQ complican del 2% al 5% de las operaciones. Entre los pacientes hospitalizados, las IAQ son responsables del 14% al 31% de las infecciones y generan una hospitalización más prolongada y unos costes más elevados, además estos pacientes tienen un 60% más de probabilidades de ingresar a la unidad de cuidados intensivos (UCI)[4]. PREVENCIÓN MEDIANTE EL LAVADO DE MANOS Los microorganismos que causan las IAQ se adquieren durante la operación y son gérmenes endógenos del área quirúrgica o, con menor frecuencia, gérmenes exógenos que provienen de equipos quirúrgicos o del personal contaminado, de ahí la importancia de una buena DQM. Los métodos de prevención de la IAQ comienzan y finalizan en el quirófano, siéndo el LQM una de las medidas más influyentes. Dentro del área quirúrgica hay una serie de principios higiénicos básicos para evitar la transmisión de microorganismos: • Vestir correctamente bata, gorro, mascarilla y calzas. Es aconsejable que los pijamas de quirófano sean de distinto color que los del resto del hospital. La misma praxis se debería seguir con el calzado de quirófano (zuecos). • Lavado de manos antes y después de entrar en contacto con el paciente o su entorno. • LQM del equipo, cirujanos y enfermera quirúrgica. MOMENTOS PARA EL LAVADO DE MANOS DENTRO DEL ÁREA QUIRÚRGICA Dentro del área quirúrgica, uno de cada dos miembros del personal sanitario no se lava las manos cuando es necesario, provocando así que un 31% de los pacientes intervenidos contraigan infecciones quirúrgicas, alargando con ello su hospitalización de entre unos 3 a 20 días[5]. Por todo ello es necesario tener claro los momentos en los que hay que proceder a la desinfección higiénica de manos: • Antes del contacto con el paciente. • Después del contacto con el paciente. • Antes de realizar una técnica invasiva. • Después del contacto con fluidos.

• Después del contacto con el entorno, objetos inanimados y equipo médico. PRODUCTOS PARA EL LAVADO QUIRÚRGICO DE MANOS Hay diferentes productos con los que podemos realizar el LQM, pero los que más comúnmente te encuentras en las diferentes áreas quirúrgicas para la DQM son las SBA (cada día más utilizada), y los cepillos con clorhexidina o yodo: Alcoholes Las SBA son productos desinfectantes cutáneos, que tienen la propiedad de matar las cepas de virus y bacterias que pueden ser transmitidas por contacto directo de las manos con superficies y objetos contaminados. Es un producto antiséptico de manos para piel intacta, tolerante con la piel, dermatológicamente testado que asegura una rápida y fiable reducción de la carga bacteriana, provocando la muerte de los microorganismos. Tiene un amplio espectro de acción: bactericida, fungicida, tuberculicida, virucida frente a virus con envoltura (incluyendo HBV, HIV, HCV), adenovirus, papovavirus y rotavirus. Reduce la flora transitoria en más de un 99’99 % en 30 segundos y consigue una desinfección quirúrgica de manos en un minuto y medio. Biguanidinas: Clorhexidina Irrita la piel en función de su concentración (los productos al 4% causan dermatitis si se usan con frecuencia). Es más activa frente a gram-positivos que frente a gram-negativos y hongos y apenas tiene actividad frente a micobacterias. La actividad antimicrobiana tarda más tiempo en alcanzarse que con los alcoholes. Yodo y yodóforos Estos productos irritan y tiñen la piel. Poseen actividad bactericida frente a gram positivos, gram negativos y las formas vegetativas, también son activos frente a micobacterias, hongos y virus. Su actividad antimicrobiana se modifica por el pH, temperatura, tiempo de exposición y se reduce de forma importante en presencia de fluidos biológicos como la sangre o esputos. pulso 90 junio 2017

| 55

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS SOLUCIONES DE BASE ALCOHÓLICA VENTAJAS • Amplio espectro antimicrobiano. • No es irritante para la piel ya que contiene agentes emolientes, lo que hace que disminuyan las dermatitis y la sequedad de piel producida por el lavado continuo de manos[6]. • Acción rápida, por lo que en situaciones de urgencia es la mejor opción. • No necesita lavado de manos previo. • No necesita secado, ya que se evapora por si solo rápidamente. • Fácil aplicación. • Amplia disponibilidad, sin necesitar recursos técnicos o materiales como ocurre con el lavado de manos con agua y jabón. • Supone menos costes que el lavado quirúrgico con agua y jabón. • Efecto persistente, mantenido durante toda la operación, durando más que si realizamos el lavado con agua y jabón. • Efecto residual, ya que tras la desinfección, los microorganismos que llegan a la superficie de la piel, con el sudor por ejemplo, deben ser eliminados, esto es de gran importancia ya que el 25% de los guantes quirúrgicos sufren perforaciones durante su uso. INCONVENIENTES • Pierde eficacia después de diez usos consecutivos. • Son inflamables y volátiles por lo que hay que tener precaución a la hora de su almacenaje. • Algunos factores como el tiempo de contacto, el volumen usado o la humedad de las manos pueden influir en su eficacia. • No es eficaz contra el clostridium difficile. RECOMENDACIONES BASADAS EN LA EVIDENCIA Se recomienda su utilización tanto en el LQM, dentro del área quirúrgica, como en el lavado de manos en todo el ámbito médico, ya que puede prevenir la transmisión de patógenos hospitalarios. Diferentes estudios han demostrado que el lavado quirúrgico con SBA es más eficaz que si lo realizamos con jabones no


INVESTIGACIÓN

Imagen 1

1

Palmas juntas

3

Pliegues interdigitales (palmas)

5

Pulgares

antisépticos o con povidona iodada o clorhexidina[6]. Recientemente se ha demostrado que el lavado sin cepillado con SBA puede ser tan o más eficaz que el lavado con cepillado tradicional con clorhexidina o con yodo[7]. La DQM por frotación con una SBA en lugar del uso de jabón antiséptico se re-

2

Dorso y pliegues interdigitales de ambas manos

4

Dorso de los dedos

6

Puntas de los dedos y uñas

comienda en diferentes estudios que han demostrado que se adhieren mejor a la piel, aportando además una mejor tolerancia[8,9]. PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN Antes de realizar el LQM es necesario quipulso 90 junio 2017

| 56

tarse todas las joyas y no llevar esmalte de uñas ya que son dos vehículos de microorganismos patógenos, además comprobaremos no tener ninguna herida y que las uñas no sobresalgan de las yemas de los dedos para evitar perforaciones en los guantes. Durante todo el proceso hay que tener la cantidad suficiente de SBA como para man-


iNVeStiGaCiÓN

tener la zona húmeda; las dosis se van aplicando en tiempos para las distintas zonas: • Cubrir todo el área de la piel de la mano al antebrazo frotando con movimientos circulares hasta llegar al codo. • Realizar lo mismo que en el paso anterior pero llegando sólo al tercio distal de los antebrazos. • Frotarse las manos con la solución de base alcohólica, centrándose principalmente en la desinfección de pulgares, palmas de las manos y yemas de los dedos que es en donde se concentran el mayor número de bacterias (Imagen 1). 1. Frotarse las palmas de las manos entre sí con movimientos circulares. 2. Frotarse la palma de una mano contra el dorso de la otra mano con los dedos entrelazados y viceversa. 3. Frotarse las palmas de las manos con los dedos entrelazados. 4. Frotarse el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta agarrándose los dedos y viceversa. 5. Frotarse con movimiento de rotación el pulgar de una mano atrapándolo con la mano contraria y viceversa. 6. Frotarse la punta de los dedos de una mano contra la palma de la otra con movimientos de rotación y viceversa. El proceso debe durar lo recomendado por el fabricante (en el caso del sterillium es un minuto y medio). Mantener en todo momento las manos por encima del nivel de los codos y esperar a la total evaporación de la solución antes de colocarse los guantes, evitando así cualquier irritación producida por el alcohol residual en contacto con el guante[10]. CONCLUSIONES

Bibliografía 1. World Health Organization. WHO Guidelines on Hand Hygiene in Health Care: a Summary. 2009. 2. Soufir L, Timsit JF, Mahe C, et al. Attributable morbidity and mortality of catheter-related septicemia in critically ill patients: a matched, risk adjusted, cohort study. Infect Control HospEpidemiol1999;20:396e401. 3. Smyth E.T., McIlvenny G., Enstone J.E., Emmerson A.M., Humphreys H., Fitzpatrick F., et al. Four Country Healthcare Associated Infection Prevalence Survey 2006: Overview of the Results. J Hosp Infect 2008;69:230-48. 4. Reilly J, Cairns S, Fleming S, et al. Results from the second Scottish national prevalence survey: the changing epidemiology of healthcare-associated infection in Scotland. J HospInfect 2012; 82(3):170–4. 5. World Health Organization. WHO La higiene de manos y el recorrido del paciente quirúrgico. 2016. http://www.who.int/gpsc/5may/hh_infographic_A3_ES.pdf?ua=1 6. A. Batalla, I. García-Doval, C. de la Torre. Productos de higiene y antisepsia de manos: su empleo y relación con el eccema de manos en los profesionales sanitarios. Servicio de Dermatología, Complejo Hospitalario de Pontevedra, Pontevedra, España. Recibido 04 febrero 2011, Aceptado 19 junio 2011. 2012;103:1927 - Vol. 103 Núm.3 DOI: 10.1016/j.ad.2011.06.005. Disponible en: http:// www.actasdermo.org/es/productos-higiene-antisepsia-manos-su/articulo/ S0001731011003255/. 7. Operating Department. HBN 26. NHS Estates. HMSO. 1991. 8. Kramer A, Bernig T, Kampf G. Clinical double-blind trial on the dermal tolerance and effect on skin hydratation of a new ethanol-based hand gel. J Hosp Infect 2002;51:114e120. 11. Kampf G, Kramer A. Epidemiologic background of hand hygiene and evaluation of the most important agents for scrubs and rubs. ClinMicrobiol Rev 2004;17:863e893. 9. Labadie JC, Kampf G, Lejeune B, et al. Recommendations for surgical hand disinfection requirements, implementation and need for research. A proposal by representatives of SFHH, DGHM and DGKH for a European discussion. J HospInfect2002;51:312e315. 10.Protocolo de higiene de manos y uso correcto de guantes del servicio gallego de salud. Abril 2012.

Un adecuado LQM reduce el riesgo de contraer IAQ. Esta acción es una medida primordial para reducir la incidencia y la propagación de los microorganismos, conservando la seguridad del paciente y contribuyendo a disminuir la morbilidad y mortalidad, además de disminuir el coste que todo ello genera. El uso de SBA para el LQM supone un ahorro en cuanto a costes materiales y de tiempo, además de sus grandes ventajas, entre las que destacan su amplio espectro antimicrobiano y su gran tolerancia dérmica, siendo recomendado en diferentes estudios. pulso 90 junio 2017

| 57



INVESTIGACIÓN

Educación para la salud y cuidados del trauma perineal postparto Autoras

]

INTRODUCCIÓN

]

Lydia Salcedo Clemos Ana Rosa Irache Ferrandez Virginia Ezquerro Cordón Raquel Gómez Ruiz Beatriz Bonet Pérez​​ (Matronas. Hospital Reina Sofía. Tudela. Navarra) Dirección de contacto: lydia.salcedo.clemos@navarra.es

Resumen La mayoría de las mujeres son madres a lo largo de su vida, y para ello deben pasar obligatoriamente por el proceso del parto, donde una gran cantidad de ellas sufre desgarros o episiotomías (trauma perineal). Según refleja un artículo del XXXII Congreso Nacional de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) en 2013, la incidencia del trauma perineal de cualquier tipo es del 85%, mientras que los desgarros graves (grado 3 y 4) tienen una incidencia comprendida entre el 0,5% y un 7%. Una de las principales complicaciones derivadas de los desgarros es el dolor perineal, que aparece en un 42% de mujeres justo después del parto, y se reduce al 22% a las 8 semanas del parto, y 10% transcurridas 12 semanas. En cuanto a las complicaciones que generan los desgarros perineales, éstas aparecen en un porcentaje relativamente bajo (16,1%) de las mujeres que sufren un desgarro, siendo las más frecuentes el hematoma perineal, el edema en la zona de sutura y la incontinencia urinaria y fecal. Es importante resaltar la responsabilidad de los profesionales sanitarios, que atienden a la mujer en su postparto, de ofrecer cuidados y atención de calidad de acuerdo a la evidencia científica disponible. Ofrecer educación sanitaria sobre los cuidados y signos de alerta favorece la responsabilidad de las mujeres ante su proceso de recuperación. En este trabajo conceptual, se trata la visión desde la atención del trauma perineal de bajo grado en los cuidados postparto y el manejo de las complicaciones más frecuentes. Palabras clave: periodo postparto, trauma perineal, cuidados

pulso 90 junio 2017

| 59

Cada año, millones de mujeres en todo el mundo sufren un traumatismo en el periné durante el parto. Este puede ir de las formas más leves como es el hematoma o las laceraciones, a los desgarros de cuarto grado como su forma más grave. Además alrededor del 6% de estas mujeres tienen complicaciones de la herida a corto plazo tales como la infección y dehiscencia[1]. Algunas mujeres también estarán en riesgo de padecer problemas a largo plazo, como dispareunia, dolor, incontinencia urinaria y fecal, prolapso de órganos pélvicos, y problemas psicosociales. La evaluación y reparación correcta es esencial para ayudar a reducir las complicaciones a largo plazo[1]. Esta revisión se centra en los cuidados y consejos para el tratamiento postparto del trauma perineal relacionado con el parto que no implique perjuicio para el complejo del esfínter anal, es decir, traumatismo perineal de primer y segundo grado, incluida dentro de este último grupo la episiotomía. El objetivo es obtener la mejor evidencia científica disponible, para prestar cuidados de calidad en el postparto y hacer participes de estos cuidados a las mujeres con el fin de evitar la aparición de complicaciones, haciendo una correcta identificación y manejo de las mismas. METODOLOGÍA Se realizó una búsqueda de estudios y artículos en diferentes bases de datos biomédicas: Pubmed, Cochrane Library, EMBASE.com y LILACS. También se revisaron los protocolos asistenciales y guías de práctica de sociedades científicas españolas, como la Sociedad Española de Obstetricia (SEGO) y de ámbito internacional como la Royal College of Midwifes, el Servicio Nacional de Salud Inglés (NHS), o el Instituto nacional para la salud y los cuidados de excelencia (NICE).


INVESTIGACIÓN

EXPOSICIÓN DEL TEMA ANALIZADO Tabla 1. Consejos postnatales para las mujeres con trauma perineal Manejo y recomendaciones En la mayoría de las mujeres, los desgarros perineales se curan con una rapidez razonable y baja morbilidad a largo plazo[1]. Los detalles del trauma perineal, como tipo de reparación empleada, el lugar de la lesión, además de información sobre los signos y síntomas de infección, deberán ser comunicados a la paciente, ya que esto, permitirá gestionar y controlar su propia recuperación con mayor eficacia (NICE 2006)[2-3]. En las sucesivas revisiones postparto será necesario preguntar a las mujeres, de forma rutinaria sobre el dolor u otras molestias que puedan estar experimentando, además se debe realizar periódicamente una observación y examen de la zona perineal para evaluar el progreso de curación y excluir síntomas de infección (NICE, 2006). Será fundamental para garantizar una observación completa que la mujer adopte, en lo posible, una posición cómoda para que el periné pueda verse fácilmente[4]. La matrona, revisará en la historia clínica los factores sistémicos que pueden retrasar la curación, tales como anemia, obesidad, malnutrición, tabaquismo y los antecedentes médicos y posibles tratamientos farmacológicos que tome la paciente con el fin de evaluar los riesgos[1-4]. Para favorecer la cicatrización debe aconsejarse en los primeros días después del parto que las mujeres eviten estar mucho tiempo sentadas o de pie. El uso de flotadores, provoca compresión de la zona favoreciendo la congestión y aumenta el riesgo de dehiscencia, por lo que su uso no es aconsejable por rutina. Si existe dolor para sentarse, lo mejor es apoyar la espalda en el respaldo y contraer las nalgas para sentarse, resultará menos doloroso[5-6]. Es recomendable el uso de compresas sanitarias compatibles con la maternidad, realizando cambios frecuentes, cada 2-3 horas con el objetivo de mantener la herida limpia y seca. Se deberán lavar cuidadosamente la zona de adelante hacia atrás, no más de dos veces al día, para evitar la infección. Estudios concluyen que la cicatrización de heridas óptima se producen en un ambiente húmedo (Boyle, 2006) por lo que las prácticas como aconsejar a las mujeres que se sequen su periné con un secador de pelo debe ser desaconsejado. En todo caso, si quiere usarse, será siempre

• Asegurar una buena higiene perineal, mantener el área limpia y seca. • Cambio frecuente de compresa. • Lavarse las manos frecuentemente, especialmente antes y después de los cambios de compresa. • Ducha diaria, asegurándose de que el periné se lava con jabón de ph neutro, arrastrando de adelante hacia atrás y aclarando con abundante agua corriente. • Es importante que la herida se seque, ya sea con palmaditas suavemente con una toalla suave y limpia o con un secador de pelo con aire fresco. • Cada vez que se defeque, será necesario limpiarse de adelante hacia atrás y posteriormente lavar la zona. • Estar atentos a los signos y síntomas de la infección perineal: aumento en el dolor, secreción excesiva o cambio de color o mal olor, inflamación, hematoma… • Tomar analgesia prescrita si es necesario. • Mantener una dieta equilibrada con la ingesta adecuada de líquidos. • Llevar a cabo una actividad física regular, suave, como caminar. • Comenzar los ejercicios de músculos del suelo pélvico a los 5-7 días del parto.

con aire frío. Ya que el abuso de uso y el aire caliente pueden producir quemaduras y que los bordes de la herida se “acartonen”, dificultando la cicatrización. Se debe asesorar sobre tomar una dieta, rica en frutas y verduras con vitamina C, y beber abundantes líquidos, ya que esto puede prevenir el estreñimiento, favoreciendo la cicatrización, aunque esta evidencia carece de estudios firmes. Cuando una mujer se sienta cómoda, la matrona debe animarle a comenzar el entrenamiento muscular del suelo pélvico, asegurándose de que están familiarizados con la técnica correcta y la importancia de la adherencia a largo plazo[7]. Se debe informar de que es posible tener dolor o molestias en las dos primeras semanas después parto vaginal que puede afectar a su movilidad. Las mujeres deben conocer que estos síntomas son normales en etapas particulares de curación. Es importante discutir una analgesia adecuada, teniendo en cuenta el historial médico y la compatibilidad con la lactancia maternal. pulso 90 junio 2017

| 60

Los tratamientos no farmacológicos, como la aplicación tópica de hielo y compresas de gel frías aplicadas en la zona perineal puede proporcionar confort a corto plazo[8-9]. El descanso con las extremidades en alto puede favorecer el drenaje y la reducción del edema. Muchas mujeres estarán preocupadas por la reanudación de las relaciones sexuales. El coito debe reanudarse cuando las mujeres se sientan cómodas. Es importante ofrecer consejos sobre el uso de métodos anticonceptivos a todas las mujeres dentro de las primeras 2-3 semanas después del nacimiento. (NICE2006)[4-8]. Complicaciones más frecuentes relacionadas con trauma perineal El miedo a los desgarros, la infección de la herida y la dehiscencia de la sutura son las principales preocupaciones para las mujeres. Además de la infección, las complicaciones como adherencias y áreas de sobre-granulación pueden aparecer y con-


INVESTIGACIÓN

El trauma perineal durante el parto tiene una incidencia del 85 %

ducir a la morbilidad a largo plazo, lo cual puede tener efectos perjudiciales sobre la salud física y psicosocial de las mujeres así como su bienestar sexual[2]. Infección La detección temprana de la infección de la herida perineal es una parte importante de la función post-natal de la matrona. Las tasas de infección de la herida varían ampliamente, y con la falta de integración de los sistemas atención primaria y especializada hace que sea difícil para capturar estos datos actualmente. La escala REEDA, en la que se valoran 5 ítems (enrojecimiento, edema, equimosis, secreción, aproximación) otorgándoles un valor numérico, es un instrumento de medida del proceso de cicatrización del periné como consecuencia de una episiotomía y/o laceración. Aunque por sí misma no es precisa ya que, estudios ratifican la diferencia de puntuación entre los evaluadores en la aplicación de la escala[11]. Por lo que la valoración global de los signos y síntomas sugestivos de infección será imprescindible (Tabla 2). Para el correcto tratamiento se debería recoger cultivos para identificar los microorganismos causantes, pero en la práctica clínica a veces no es viable, estando indicando en este caso el uso de antibióticos de amplio espectro.

La toma de muestras por rutina en ausencia de signos clínicos de infección es posible que revelen bacterias y flora no patógena y por lo tanto no está recomendado.

Tabla 2. Signos y síntomas sugestivos de infección • Incremento en el dolor • Edema • Formación de un absceso • Celulitis • Eritema • Exudado excesivo • Exudado mal oliente • Sensación de malestar general • Pirexia • Dehiscencia de la herida

Dehiscencia de la herida La dehiscencia de la herida, ya sea parcial o completa, es consecuencia a menupulso 90 junio 2017

| 61

do de una infección, por lo que la cobertura antibiótica con un antibiótico de amplio espectro favorece el manejo expectante, curándose la herida por segunda intención. Algunos estudios recomiendan una sutura secundaria una vez que la infección ha sido excluida o tratada. Los defensores de la afirmación argumentan que por segunda intención, se favorece la creación de cicatrices sobre granuladas con riesgo aumentado de infección. Por el contrario, los estudios clínicos que apoyan el tratamiento expectante argumentan que volver a suturar, al ser un procedimiento quirúrgico adicional, conlleva un riesgo de recurrencia de infección de la herida y dehiscencia. La revisión sistemática Cochrane, publicada en Septiembre de 2013, concluye que actualmente no existen pruebas de alto nivel en apoyo de cualquiera de las opciones[12]. La lesión debe ser supervisada periódicamente durante todo el proceso de curación, con visitas sucesivas e individualizar el manejo en cada caso. Formación excesiva de tejido de granulación La curación de las heridas perineales por primera o segunda intención puede resultar en la formación de la granulación excesiva de tejido.


iNVeStiGaCiÓN

Las mujeres mencionan comúnmente lo que se percibe como una zona de piel que sangra con facilidad al tocar. En la mayoría de los casos esto puede ser fácilmente tratado, empleando nitrato de plata de manera ambulatoria. En raras ocasiones, se requiere la extirpación quirúrgica o cauterización con anestesia. Por el contrario, excesiva formación de tejido cicatricial o mala alineación de los tejidos podría requerir cirugía reconstructiva. Hematoma Puede aparecer en áreas vulvares o vaginales y es extremadamente doloroso. El personal encargado de los cuidados postparto deben hacer una valoración detallada de la zona y estar atentos a los signos y síntomas, dado que en ocasiones puede estar oculto y originar problemas en las horas siguientes al parto. Para su tratamiento y el manejo del dolor, puede ser necesaria la prescripción de fármacos. La aplicación tópica de hielo puede mejorar las molestias[9]. Se recomendará la realización de ejercicios del suelo pélvico para favorecer la circulación de la zona y favorecer el drenaje[7]. CONCLUSIONES El trauma perineal estará presente en aproximadamente un 85% de mujeres que tienen un parto vaginal. Este trauma es valorado como una de las grandes preocupaciones de las gestantes. Para reducir la morbilidad asociada al trauma, se debe realizar un esfuerzo en la Educación para la salud en las pacientes, con 2 objetivos. 1) Responsabilizarse de su salud, sabiendo reconocer los signos y síntomas antes los cuales deberá pedir consejo sanitario. 2) Conozcan y apliquen los cuidados necesarios para reducir la aparición de complicaciones y favorecer la pronta recuperación. Por otro lado es responsabilidad de los profesionales ajustarse a las recomendaciones que marca la evidencia científica, haciendo un seguimiento y asesoramiento de las mujeres durante el postparto y realizando un manejo y tratamiento activo ante la aparición de complicaciones. Algunas medidas requieren de estudios de investigación más complejos para dar universalidad a su práctica.

Bibliografía 1. Webb S, Sherburn M, Ismail MK. Managing perineal trauma after childbirth BMJ 2014;349:g6829 2. The Royal College of Midwives. Evidence based guidelines. 2012. Suturing de Perineum. 3. Mohamed, H. A. E., & El-Nagger, N. S. (2012). Effect of self perineal care instructions on episiotomy pain and wound healing of postpartum women. J Am Sci, 8(6), 640-50. 4. NICE (National Institute for care and Health Excellence). Clinical guideline [CG37]. Routine Postnatal Care of Women and Their Babies. London: Royal College of General Practitioners (UK). Published date: July 2006 5. Bick D; Bassett S. Examine the best way to manage postnatal perineal trauma and pain. Midwives magazine: Issue 2013. 6. NICE (National Institute for care and Health Excellence). Clinical guideline [CG37]. Postnatal care up to 8 weeks after birth. London: Royal College of General Practitioners (UK). Published date: July 2006 Last updated: February 2015. 7. Boyle R, Hay-Smith EJ, Cody JD, Morkved S. (2012) Pelvic floor muscle training for prevention and treatment of urinary and faecal incontinence in antenatal and postnatal women. Cochrane Database of Systematic Reviews 10: CD007471. 8. Petersen, M. R. (2011). Review of interventions to relieve postpartum pain from perineal trauma. MCN: The American Journal of Maternal/ChildNursing, 36(4), 241-245. 9. East CE, Begg L, Henshall NE, Marchant PR, Wallace K. (2012) Local cooling for relieving pain from perineal trauma sustained during childbirth. Cochrane Database of Systematic Reviews 5: CD006304 10. Chiarelli, P., & Cockburn, J. (1999). Postpartum perineal management and best practice. Australian College of Midwives Incorporated Journal, 12(1), 14-18. 11. Alvarenga MB, Francisco AA, Oliveira SMJV, Silva FMB, Shimoda GT, Damiani LP. Evaluación de la curación de episiotomía: confiabilidad de la escala de Enrojecimiento, Edema, Equimosis, Drenaje, Aproximación (REEDA). Rev. Latino-Am. Enfermagem ene.-feb. 2015; 23(1):162-8. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/ rlae/v23n1/es_0104-1169-rlae-23-01-00162.pdf 12. Dudley LM, Kettle C, Ismail KMK. Secondary suturing compared to non-suturing for broken down perineal wounds following childbirth. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 9. Art. No.: CD008977. DOI: 10.1002/14651858. CD008977.pub2

pulso 90 junio 2017

| 62