Issuu on Google+

路~ ,.:lA ... I

-'

'

Digitalizado por

l l lllllllllnstituto

:!!:J: ~=~~~n!~~:

UCONACULrA-


lr-$

~ ' :\*}• . . t

'

.. ~..

~

v'

~-

Digitalizado por

III'MII ~~~~~~~~ UCONAC~LTJ

de •.rim~ .,.,• ...,.• Bellas Artes

f


es el temor que le producen los relampagos a m1 muJer durante el embarazo.

SECRET ARIA DE EDUCACION PUBLICA

Secretario: V (ctor Bravo Ahuja Subsecretario de Cultura Popular y Educaci6n Extraescolar: Gonzalo Aguirre Beltran INSTITUTO NACIONAL DE BELLAS ARTES Y LITERATURA

Director General: Sergio Galindo Subdirector General: Alejandro Alarcon Nava Subdirector Tecnico: Fernando Gamboa

REVISTRDE

BELLAS

ARTES

Direcci6n: Oscar Oliva Redacci6n: Aurelio Gonzalez Administraci6n: Rossina Larrafiaga Diseno: Rafael Lopez Castro Lz, colaboracion sera solicitada por Ia direccion; no devolveremos origin ales enviados espontaneamente ni acusaremos su recibo. De Jo aqu f publicado responden solo los firmantes. La propiedad intelectual de las obras que aparecen revierte a sus autores; solo elias pueden autorizar su reproduccion total o parcial. (Registro en tramite) Correspondencia: Revista de Bellas Artes. Palacio de Bellas Artes, Mexico 1, D. F. Tel. 512-60-43. Precio del ejemplar: $ 15.00 M.N. Suscripcion anual, 6 entregas: $ 90.00 One year, 6 issues: U.S. $ 9.00

!lยงMI Jmpreso

en Jmprenta Madero, Avena 102, Mexico 13. D. F.

Digitalizado par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


Pero hay una cosa que no saben. Ayer recibf carta de un am1go meteorologo.

Digitalizado par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


No debe malinterpretarse esto del aparato. Quiero intensamente a m1 mujer.

SUMARIO En Ia cornisa EL APARATO cuento exacto de Gerardo de Ia Torres 2

Ignacio Osorio Romero MARCO VALERIO MARCIAL

9

Ramon Xirau OCTAVIO PAZ: DISCOS VISUALES. TOPOEMAS

12

40 AI\JOS DEL PALACIO DE BELLAS ARTES

18

Elena Jordana EL OFICIO DE ESCRITOR. ENTREVISTA A RENE AVILES FABILA

23

EL ARTE FOTOGRAFICO DE CA RLOS FERNANDEZ CARNAVAL DE H.UEJOTZINGO

29

VIDA CULTURAL Y ARTISTICA

39

Antonio Rodriguez UN CUARTO DE SIGLO DE LA "PLASTICA MEXICA NA"

48

Luis a josefi na Hernandez APOSTASIA (teatro)

17 SEPTIEMBRE-OCTUBRE 1974 IN EVA EPOCA lnstituto

BellasArtes


Pero sucede que cada vez que hay tormenta elc:ktrica, por lejana que sea,

Marco Valerio Marcial Introduccion y traducci6n

Ignacio Osorio Romero

La poesia de Marco Valerio Marcial ha sufrido Ia misma suerte que muchos textos de Ia poesfa latina en Mexico. Sometidos a los intereses de Ia literatura y Ia liturgia cristiana todos aquellos autores que danaban las "buenas costumbres" o podfan inquietar Ia "tran•Jilidad espiritual" de los clerigos, ...,n ignorados o su lectura se,da. Asf, Ia poesfa de Mar-

cial fue y no fue conocida en Mexico. Me explicare. Durante Ia Colonia, aparecieron con relativa frecuencia los textos de Marcial an tologados en los textos dedicados a Ia ensenanza de Ia lengua latina pero los epigramas eran cuidadosamente seleccionados y amputados de todo lo que tuviera relaci6n con los "enemigos" del alma: "el mundo, el demonio y Ia carne". Asf que Ia lectura que se hizo de Marcial fue interesada y parcial. Su influencia, aun asf, se dej6 sentir en las letras novohispanas. Tanto en Ia escrita en espanol como en latfn. Respecto a las traducciones, tenemos que senalar las primeras que aparecen a principios del siglo XIX en El Diario de Mexico, y las que se encuentran en los poet as de Ia Guerra de Independencia; los treinta epigramas que tradujo don jose Marfa Vigil y que publico en 1899 en Ia Oficina Tipografica de Ia Secretaria de Fomento . En Ia literatura moderna encontramos las mas hermosas y fieles traducciones: los 44 epigramas traducidos por Ruben Bonifaz Nuno y Amparo Gaos incluidos en Ia Antolog(a de Ia poesfa latina publicada por Ia U AM y Ia preciosa traduccion d.e . Emesu:> Carde-

Uigltallzaao par

nal publicada primero en Cuadernos Universitarios (Leon, Nicaragua, Num. 13, IX/1959}, y despues con modificaciones, en su libro Epigramas, (Mexico, 1961). Con Ia esperanza de poder entregar algun d fa Ia version completa de toda Ia obra de Marcial, presento ahora algunos de sus texlrtfutefao grado de elaboraNacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


mi muJer se convierte en un gatito acobardado y se acoge a m1 proteccion.

Este a quien lees, este a qui en tu asedias, es el Marcial en todo el orbe noto po r sus punzantes Iibras de epigramas: a quien, lector sap iente, tributaste, sintiendola el y en vida, aquella gloria que t ienen - muertos ya- pocos poetas. II Tu que quieres llevar contigo a todas partes mis Iibras y buscas te acompafien en largos viajes, compra estos a los que el pergamino en pequefias tablillas oprime: da los grandes a esc ri nios, yo en una mano quepo. Para que no ignores d6nde se me vende y andes errante por toda Ia ciudad ; seguro estaras si te gu (o: Pregunta por Segundo , Iiberto de l docto lucense, atras del atrio de Ia Paz y el Foro de Palas. Ill

2.Prefieres habitar, pequefio libro , las librer las del Argileto aunque mis escrinios de t i esten vaclos? lgnoras, ay, ignoras de Ia Roma soberana el gusto dif(cil, Creeme, el pueblo de Marte critica mucho. En ninguna parte mayores burlas: j6venes, viejos y nifios nariz de rinoceronte tienen. Mientras oyes gran ovaci6n y mientras repartes los besos puedes ser mante ado y lanzado a los astros. Pero tu; no padezcas los frecuentes borrones del amo, ni que pluma triste tus bromas tache; Deseas volar, lascivo, por auras etereas, ve, huye; pero en casa estarlas mas seguro. IV

Si ac aso tro piezas, Cesar, con mis librillos, dep6n el cefio , seno r de las tierras. A tolerar las bromas se han avezado tus triunfos y no avergu enza el jefe ser objeto de bromas. Te ruego que leas mis poem as con el mismo semblante con que miras a Tim ele y a Latino el mimo. La censu ra pu ede permitir las bromas inocuas; mi pagina es libertin a, honesta mi vida . IX

Qui e res , Cota, parecer hombre bello y grande: qui en es hombre bell o , Cota, es hombre pequeiio.

X Ge mello Ia mano de Maronilla busca y acosa y desea y suplica y regala. 2.Acaso es muy guapa ? Nada existc 2.Q ue, pues, hay, en ,ell ~ qu t; atrae y

0 1g1ta11zaao par

fm~ituto

~aciCfnat>de

BellasArtes

t_.CONACULTA


De otra manera pocas veces me busca; en ocasiones m me dirige Ia palabra. XV

Julio, a quien he de recordar mas que a ningun compafiero si algo vale fe longa y afiejos derechos, ya casi te apremia el dos veces trigesimo consul y tu vida cuenta pocos d (as apenas. Mal habras diferido las casas aunque veas negarsete pueden y juzga que solo esto, lo que fue, era tuyo. Una cadena de fatigas y cuitas se estanca las aiegr(as no duran sino vuelan fugaces . Estas prendelas con ambas manos y con abrazo entero y as( escapan a veces resbalando del seno. Decir "vivire", creeme, no es propio de sabios: manana Ia vida es insegura: vive ahara. XVI

Hay buenos, otros hay mediocres, muchos hay maios de los que lees aqu (. No de otra man era, Avito, se hace un libra. XVIII

l.Por que te gusta, Tuca, mezclar ei viejo Falerno con mostos gu ardados en vaticanas vasijas? lQue bien te hicieron, dime, los pesimos vinos? 2.0 que mal te hicieron los buenos vinos? Por nosotros pase: pero es un crimen aduiterar el Falerno y agregar venenos mortaies al vino campania. Quiza merezcan morir tus invitados : pero una afora tan preciosa morir no merece. XIX

Si recuerdo, Aelia, cuatro dientes ten las: Una tos tiro dos y otra, dos : Ya puedes toser segura en Ia vida: Nada te hara una tos tercera. XXIII

No invitas, Cota, sino a quien contigo se bafia y solo los bafios te dan convidados. Me pregu ntaba, Cota, por que n unca me hab las invitado: ahara se que no te he gustado desnudo . XXVIII

Quien crea que Acerra huele a vino en Ia noche se equivoca. Acerra siempre bebe hasta ei amanecer. XXXII

No te amo, Sabidio, y no puedo d Solo puedo d.e.ci r e ~to ~..11o te am

U1g1ta11zdao par

t_.CONACULTA


Por eso, una tarde en que fui a Ia ciudad y me ofrecieron el aparato, que XXXIV

Siempre pecas, Lesbia, con las f>uertas abiertas y sin vigfas y no ociJitas tus amores clandestinos; te agrada mas el testigo que el amante pues no te placen los goces si en alga se ignoran. Par el contrario, Ia prostituta aleja al testigo con velos y penumbra y pocas rend ijas hay en el lupanar del Summoeno. Que al menos Chion o lade te ensefien pudor: esconden a las cortesanas deshonestas y las seiiales. ne parece muy dura Ia censura? Te prohibo, Lesbia, que te ostentes, no que ames. XXXV

Te quejas, Cornelio, que escriba versos poco severos que el maestro no puede leer en Ia escuela : pero estos Iibras, como los maridos a sus esposas, no pueden gustar sin el miembro. lQue pasa si me ordenas decir himeneo sin palabras de himeneo? lQuien viste las Floralia y quien permite el pudor de gran senora a las meretrices? Esta es Ia ley de los versos jocosos, no podrfan gustar si 路 no despertaran comez6n. Par ella te ruego que deponiendo Ia severidad perdones mis juegos y bromas y no quieras castrar mis Iibras. Nada hay mas torpe que Priapo metido a sacerdote de Cibeles. XXXVII

Liberas Ia carga de tu vientre en oro y no te . avergUenza, Baso, beber, en m(sero vidrio. Asf pues, cagas mas caro.

XLI Te crees cortes, Cecilia. No lo eres, creeme. lQue eres? Un buf6n, un buhonero transtiberino que cambia azufres amarillos par trozos de vidrio, como quien vende garbanzo mojado al corrillo de vagos, como un guardian y encantador de vfboras, como los '"Iiies esclavos de los comerciantes en salazones, como el ronco cocinero que ofrece par todas partes sus salchichones humeantes a los indolentes borrachos, co-路 mo un mal poeta callejero, como un desvergonzado maestro de Cadiz, como es Ia boca mordaz de un viejo deshonesto. Par lo cual deja ya de creerte lo que solo a ti, Cecilia, pareces: el que puede veneer con tt..is chistes a Babba y al mismo Tettio Caballo. No es dado a todos tener olfato: q uien bromea con l~l!lt<r cidad no es aq ~L T.etti.o sililO un c Nacional de

u1g1ta llzaao par

Bellas Artes

t_.CONACULTA


estaba arrumbado en el sotano de una ferreterla, lo adquirl sm pensarlo XLVI Cuando dices Hedyle "apurate, hazlo si lo haces", Venus languidece de pronto e impotente se interrumpe. Hazme esperar: contenido ire mas veloz. Dime, Hedyle, si apuras para que no me apure.

Lll Te encomiendo, Quintiliano, mis Iibras -si puedo llamar m(os a los Iibras que recita tu amigo el poeta-: si se quejan de grave esclavitud, acude como salvador y ayudalos lo suficiente, y cuando el se llame su dueiio, di que son m los y escritos por mi mana. Si tres o cuatro veces gritaras esto, impodras pudor al plagiario.

LIV Si todavla, Fusco, tienes algo libre para amar (pues tienes aqul y alia amigos), te pido un Iugar, si sabra, y no me rechaces porque sea extra no para ti: todos tus viej os am igos lo fueron. Tu solo observa si el extraiio que esta dispuesto puede ser viejo amigo. LV Si quieres, Front6n, gloria del ejercito y el foro, conocer en breve los deseos de tu amigo Marco, esto desea: arar un campo propio aunque no grande y ama los ocios austeros en las pequefias casas. lQuien frecuentara los frlos mosaicos de marmol de Esparta o torpe llevara los buenos d (as si le es permitido desenredar feliz ante el fuego las redes colmadas con el botfn del campo y del bosque y eager el pez que salta en sedal sacudido y escurrir Ia rubia miel en Ia roja vasija? lY si Ia vllica gorda colma las mesas toscas y ceniza no comprada prepara los huevos de las propias gallinas? Quisiera que no ame esta vida quien no me ama y que palido viva en Ia urbana burocracia. LVI Azotada por continuas lluvias Ia vendimia esta anegada: No puedes, aunque lo desees, tabernero, vender vino. LVII lPreguntas, Flaco, a que amiga quiero o Rechazo a Ia muy facil y a Ia muy Aquello que esta en e l medi a y en Ni quiero lo ,que.iltQ.rmen ta ni q

u1g1ta 11zaao par

rechazo? diffcil. I:H!!titlfiยง epto. l~aqa!Ql3.11llcert.C.CONACULTA Bellas Artes


dos veces; en realidad, sin pensarlo una sola vez:

casi me lo regalaron.

LXI Verona ama los versos del sabio poeta, Mantua es feliz con Virgilio, Ia tierra del Apon es estimada por Livio no menos que por Stella y Flaco, el imbrffero Nilo aplaude a Apolodoro y los Pelignos resuenan por Nason, Ia elocuente Cordoba proclama a los dos Senecas y al unico Lucano; Ia festiva Cadiz se alegra por su Canio y Merida con mi Daciano. Nuestra Bflbilis, que no me olvidara, se gloriara de ti, Liciniano. LXIV Sabemos que eres bella y joven, es verdad, y rica lquh~n puede negarlo?, pero cuando te alabas demasiado, Fabula, ni eres rica ni bella ni joven. LXVII Siempre me dices, Cirilo: "eres un hom~e demasiado libre". Pero lquien dice de ti, Cirilo: "eres u n hombre Iibre "? LXVIII De cuanto hace Rufo nada existe para el fuera de Nevia. Si se alegra, si llora, si calla, habla de ella. Come, brinda, pide, niega, asiente: solo existe Nevia; si Nevia no existiera, serfa mudo. AI escribir ayer un saludo a su padre, dijo: "Nevia mi luz, Nevia, mi vida, buenos dfas." Nevi a leyo esto y rio .con u n moh fn . No solo existe Nevia. lPor que enloqueces, hombre insensato? LXXI Bebamos seis cop as por Lesbia, siete por Justina, cinco por Licas, cuatro por Lydia, tres por Ida. Toda amiga sea aquilatada por el vino servido, y ya que ninguna viene, ven tu, suefio. LXXIII Cuando se pudo, nadie hubo en Ia ciudad, Ciciliano, que amara gratis a tu mujer. Pero ahora, con guardias puestos, tiene un gran numero de amantes. Eres hombre inteligente. LXXXVII Engulle avidamente pastillas de Cosmo para que al d Ia siguiente, Fescennia, no tengas el mal olor del vino. Estos desayuno dientes pero l}.<lda.t i~ l pid ~ n

u1g1 a 1zaao

de

t_.CONACULTA


Vivimos en una casa de campo, donde me dedico a escribir y ella a cuidar eructo desde los mas hondo del vientre. l Este mal olor mezclado con pastillas olorosas no huele peor y Ianza mas lejos Ia doble pestilencia de tu aliento? As( pues, ya deja engafios muy conocidos y ardientes que denuncian y se, simplemente , una borracha. LXXXVIII Alcimo que raptado a tu sefior en Ia flor de los afios labicana tierra cubre con leve cesped, recibe no los vacilantes bloques de marmol de Paras que para caer vano trabajo dan a Ia muerte sino humildes bojs y opacas de pampanos sombras, prados que verdean bafiados con mi llanto; recibe, caro nifio, de mi dolor testimonio; este homenaje para ti vivira tiempo eterno . â&#x20AC;˘ando Lachesis haya hilado hasta el fin mis ultimos afios, no de otro modo mando que mis cenizas yazcan. LXIV Dos extantes de Falerno vierte, Calixto, y en el disuelve, Alcimo, estivas nieves; y empapese sin medida con amomo mi humedo pelo, d6blense mis sienes con entrelazadas rosas. Vivir nos ordenan los tan cercanos sepulcros pues ensefian que pueden morir los mismos dioses. IN TONGILIONEM (Ill, 84) lQue dice tu puta? No dije, Tongilion, tu mujer: lQuien, pues? , tu lengua. IN NAEVOLUM (Ill, 71) A tu esclavo le duele el miembro; a ti, Naovele, el culo: no soy adivino, pero conozco que haces. AD APICIUM (Ill, 80) Sabre nadie preguntas, a nadie maldices, Apicio: se dice, sin embargo, que tienes lengua mala.

Digitalizado par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


sus rosales y a dar sobras de Ia comida a los pobres que de vez en vez se

Octavia Paz: Discos visuales. Topoemas 0 ) Ramon Xirau

Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


G acercan a solicitar ayuda. No puedo negar que es una muJer muy compasiva.

I

Muchos poe mas de Octavio Paz son poemas cfclicos, poemas del tiempo circul ar. Esto no significa que los eternos retornos constituyan Ia idea y Ia vivencia esencial de Ia obra de Paz; esta vivencia esencial se llama presente, presencia o, mejor, "presencia amada". Es indudable, con todo, que de Piedra de sol a Viento entero, son mani fiestos ciclos y tiempos circulares aun cuando especialmente en Viento entero los cfrculos se anulen precisamente ante Ia presencia. Me ocupo aqu f de dos libros de Octavio Paz que, a primera vista, podrfan parecer menores: Discos visuales y Topoemas. 1 lQue es lo que es menor en poesfa? No creo que un poema sea medible; un poema vale por lo que nos dice y tanto en Discos visuales como en Topoemas lo que se dice es, a Ia vez, el mundo de los ciclos, y el eje de las pr.esencias. l.Que significado tiene un universo circular? Puede indicar un universo de repeticiones pero indica sobre todo - lo ha demostrado 1 Sobre los Discos visuales vease Sau l Yurkievi ch, Topoemas, Enriqu e Pezz o路 ni, Discos visuales. Ambos aparecen en Angel F lores, ed ., Aproximaciones a

Octavia Paz, Mortiz, 7974.

brillantemente Mircea Eliade- un centro del mundo (templo, monte, arbol , casa). Tres ejemplos me parecen suficientes para indicar el sentido de ciclos y cfrculos en Ia obra de Paz; ejemplos que, en su misma presencia escueta y grafica pueden servir para entender, de manera mas general, algunos de los mecanismos de su poesfa. El primer ejemplo procede de Discos visuales. El cuarto disco visual tiene por centro Ia doble imagen complementaria de los arboles y los labios. Si movemos el disco de derecha a izquierda (el disco podrfa tambien leerse de izquierda a derecha), obtene mos Ia siguiente serie sucesiva: "EI agua baja (hasta los arboles)"; "EI cielo sube (hasta los labios)"; "el bosque (abajo)"; "arriba (el agua)"; "el viento /por los caminos/"; "Quietud desde el (pozo)" ; "EI cubo es negro es libre"; "el agua baja hasta (los arboles)"; "el cielo sube hasta (los labios)" 2 Si consideramos las iniagenes situadas cerca del centro del disco obtenemos esta secuencia: arbo les, abajo, pozo, arboles, !abios. En su esplendido intento de 2 Co loco e n t re pa rentesis las im agenes que estan mas cerca del centro del disco.

Digitalizado par

poesfa concreta (es decir, ideografica y no caligramatica al modo de Apollinaire), Paz ha escrito un poema mul tiple fundado en cinco imagenes-eje (cinco presencias): arboles, abajo, arboles, arriba, labios que emanan de una sola imagen central (arboles-labios). Una estructura a fin puede encontrarse en algunos de los Topoemas. Por ejemplo en el titulado " Nagarjuna": N I E G

Nl

0

EGO

A pesar de su apariencia ludicpor lo demas el juego es tambien poesfa- este poema nos muestra que Ia negaci6n (Niego) puede ser Ia negaci6n del "yo" y que en tal caso el poema, indirectamente, remite a otra realidad, otra realidad aquf solamente sugerida porque esta mas alia tanto del lenguaje que afirma como del lenguaje que niega.3 Especialmente interesante tambien especfficamente circulares "Movimiento reversible", poema o en el mov iNru:;il:m;:lefum~CONACULTA BellasArtes


G Pero esto de Ia compasi6n no va conm1go 01 con Ia sirvienta; a mf me dice

.\ I.

T I E ,\ l I' 0

IHHE\EHS1BLE

\

:1 ' I HIS H :-1 .\ :-1 H â&#x20AC;˘â&#x20AC;˘ .L \ :¡1 1\ I \ ., 1\

Espejo de aguas contrarias y complementarias "Monumento reversible" se limita exclusivamente a nombrar los elementos. La descripcion se ha reducido a Ia nominacion directa, y el nombre se convierte en imagen. En "Symbolism in the Visual Arts", Aniela Jaffe escribe: " La orientacion espacial realizada por Brahma y Buda puede considerarse como simbolica de Ia necesidad humana de orientacion" (en, C. G. J ung, Man and His Symbols., Londres. Aldus Books p. 240). Si apl icamos esta idea mas Ia idea del eje del mundo que analiza Eliade a Ia interpretacion de uno de los aspectos de Ia poesfa de Paz -aun sin seguir hasta sus ultimas consecuencias el pensamiento jungiano- vemos que Ia noci6n que Octavia Paz se hace del tiempo esta parcialmente relacionada con el tiempo cfclico; pero vemos ademas-en cada imagen, en cada breve serie de poemas-imagen - que el tiempo que preside a los ciclos es el que nombran las imagenes hechas presencias. Aun dentro del tiempo cfclico cuenta sabre todo, luminoso, Iucido, el tiempo inmediato de Ia vida Intima capaz de fijar el movimiento y convertirlo en permanencia. Concluyo con lo que podrfa ser una hipotesis. Por media de las descripciones, metaforas, rupturas, reconstrucciones, Ia poesfa de Octavia Paz implica vastos sistemas complejos. Estos sistemas estan claramente presentes en los grandes poemas que son "Himno entre ruinas", "Piedra de sol", "Salamandra", "Viento entero", "Blanco", poe mas en los cuales Ia pureza de Ia imagen es siempre deslumbrante. No es menos deslumbrante en estos breves poemas concentrados de Discos visua/es y Topoemas en los cuales se encuentra Ia imagen pura, ajena a Ia metafora y a Ia descripcion. Tanto en el caso de los poem as largos como en los que aqul he intentado analizar brevemente persiste siempre Ia vision ultima, Ia vision que en "Viento entero" es: presencia chorro de evidencias. IIIIII

Digitalizado par

lnstituto Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


G todo el tiempo

inutil; a Ia sirvienta le dice cosas terribles y a veces


G Ia hace llorar.

La sirvienta Ia so porta porque tiene dos hijos pequenos.

Uno de los factores que han determinado el incremento cu ltural del pals durante las ultimas decadas fue, indudab lemente, Ia creaci6n de un centro que convoc6 todas Ias m anifestaciones art( sticas y cualitativamente las difundi6 a todos los sectores y centros de poblaci6n de Ia naci6n. No fue una tarea facil, naturalmente hubo que enfrentarse a muchos obstaculos de diversa fndole, tanto en el orden social econ6m ico y politico como en el artlstico y cultural. Antiguamente se habfan hecho ya varios intentos a este respecto que no cristalizaron. Durante el regimen porfirista hubo proyectos que, aunque absurdamente elitistas, dieron Iugar a Ia construcci6n de un Teatro Nacion al que reunirla todas las caracterfsticas de un gran teatro, capaz de igualar y au n superar en dimensiones, recursos tecnicos y suntuosidad a los mej ores teatros existentes en el mundo en aquella epoca. La obra fue iniciada en 1904, ano en que se echaron los cimientos de lo que deb Ia ser el suntuoso Teatro Nacional y s61o hasta el ano de 1934 se logr6 concluir Ia construcci6n de lo que vino a se r el Palacio de Bellas Artes.


0 Alguna vez mi muJer golpe6 al mayor porque lo encontr6 robando galletas

LTA


G de Ia despensa. En esa ocasion me enoje mucho y le dije a Mariana que no

La idea de construir un Palacio de Bellas Artes se origin6 en el prop6sito de res tau rar el antiguo Teatro Nacional (antes Teatro Santa-Anna). El Gobierno de Ia Republica encomend6 el proyecto de restauraci6n al arquitecto Adamo Boari, qu ien tam bien proyect6 y construy6 el edificio de Correos de Ia ciudad de Mexico. Debido a Ia naturaleza del subsuelo de Ia ciudad de Mexico, que ofrece dificultades para Ia construcci6n de edificios pesados, se encomend6 el problema de Ia cimentaci6n al arqliitecto W. H. Birkmire, consultor especialista de Nueva York, quien adopt6 el sistema de emparrillado de viguetas, relleno de concreto que forma Ia llamada "plataforma flotante". La casa Milliken Brothers, de Chicago, que fue Ia constructora, principi6 Ia cimentaci6n el 22 de enero y Ia termin6 el 30 de julio de 1905. Las obras de construcci6n del Teatro Nacional alcanzaron su maxima intensidad entre 1908 y 1910, afio este ultimo en que esta116 Ia revoluci6n y ech6 por tierra los planes del regimen porfirista, hacienda decaer Ia obra e interrumpiendola totalmente en el afio de1913 . Por fin, despues de 20 afios, en

el afio de 1932 fue reanudada Ia construcci6n de este edificio. Se abandon6 el proyecto original de Adamo Boari por inadecuado, para realizar Ia nueva idea, que distaba mucho de tener los afanes de lujo y ostentaci6n pretendidos a principios de siglo por el regimen porfirista. Este nuevo proyecto creado por el arquitecto Federico Mariscal, en 1930, a solicitud del presidente de Ia Republica don Pascual Ortiz Rubio corregla errores de Ia composici6n arquitect6nica y ampliaba las posibilidades del edificio al utilizar los grandes espacios vaclos y aplicarlos a usos practicos, esto es, salas de exposici6n. En 1932 el ingeniero Alberto J. Pani visit6 las obras de construecion con el fin de exam inar el proyecto. El ingeniero Pani, secretario de Hacienda y Credito Publico, deseaba saber las posibilidades que existlan para concluir Ia obra, atendiendo no al aspecto tecnico sino a las necesidades que podrla satisfacer Ia obra completada en el aspecto social o de utilidad publica. No se trataba de concluirla por concluirla, sino de hacer un profunda analisis de Ia situaci6n para saber hasta que punto se imponla el sacrificio econQ.ql.iw qt;e exigfa

u1g1tauzaao por

Ia tarea de concluir Ia obra emprendida. El ingeniero Pani al considerar Ia conveniencia de proseguir o no las obras pens6 en un Palacio de Bellas Artes sede de una instituci6n de servicio social que atendiera de una manera directa el fomento y Ia difusi6n del arte y Ia cultura en sus mas altas manifestaciones. Por consiguiente se imponfa adaptar el edificio para que cumpliera las necesidades de Ia instituci6n que el imaginaba. Las obras se reiniciaron en el mes de julio de 1932 bajo Ia direcci6n inmediata del arquitecto Federico Mariscal supervisado por el ingeniero. Pani . Las obras fueron adm inistradas por el Departamento de Bienes Nacionales y el edificio estaba term in ado el d Ia 10 de marzo de 1934. Pero para concluir efectivamente Ia obra, era necesario crear una instituci6 n, un organismo aut6nomo que tuviera como asiento el Palacio de Bellas Artes y se encargara de resolver sus problemas en su aspecto econ6mico cultural o educativo solucionando el problema de Ia utilizac i6n adecuada del edificio. de las obras, al

~nrud@orMGQNACULTA

BellasArtes


G volviera

a hacerlo.

AI

nino, a ocultas,

le

regale

una bolsa de gall etas.

trego por riguroso inventario al Departamento de Bienes Nacionales de Ia Secretarfa de Hacienda y esta a Ia Secretarfa de Educaci6n Publica, en cumplimiento del acuerdo presidencial que lo asignaba a dicha dependencia. El 29 de septiembre de 1934, en una ceremonia oficial, el Preside nte de Ia Republica declar6 inaugurado "el Palacio de Bellas Artes, instituci6n de cultura nacional, que realizara uno de los puntos basicos del programa revolucionario", confirmando asf las declaraciones del Lie. Eduardo Vasconcelos, secretario de Educaci6n, qu ien hab Ia manifestado que este serfa el "primer paso en Ia marcha de una instituci6n compleja que debemos ver no como un timbre de vanidad municipal, sino como 6rgano uti!". As( el edificio pas6 a ser una dependencia del Departamento de Bellas Artes, como se llam6 primeramente, que mas adelante se le denomin6 Direcci6n General de Educaci6n Extraescolar y Estetica. En el ario de 1945, el licenciado Miguel Aleman Valdes, entonces candidato a Ia Presidencia de Ia Republica, anunci6 su intenci6n de tmsititatd:uto con mas amplias i~oo~a,i ~c~GONAWLTA BellasArtes


G Siguiendo con el aparato, debo comentarles que lo instale en Ia azotea.

de crear un proyecto de ley a Ia Comisi6n Cultural del Comite Nacional Alemanista. Esta comisi6n formul6 el Plan de Bellas Artes a principios del ano de 1946. El proyecto de ley, con ten ido en el plan, fue estudiado y aprobado por Ia Secretarfa de Educaci6n Pub Iica en d iciembre de 1946, y en vi ado ensegu ida al poder Legislativo, siendo hecho ley por las Cimaras y promulgado en el Diario Oficial de Ia Federaci6n el 31 de diciembre de ese mismo ano . En 1945 el licenciado Miguel Aleman habfa dicho : "Si es verdad que debemos pugnar con todas nuestras fuerzas para que desaparezca de nuestro pafs el analfabetismo y por que todos los ninos y j6venes tengan por lo menos una educaci6n secundaria, tambien es cierto que el progreso de fin itivo de Ia naci6n no es posible sin el concurso de quienes hayan obtenido una educaci6n superior, tecnica o cultural", y agreg6: "Con el objeto de estimular a quienes se encuentran dotados de genio artfstico se creara el lnstituto de Bellas Artes, como un organismo descentralizado pero sujeto a Ia orientaci6n que le imparte el Estado y a donde concurriran quienes hayan desco~ llado en las bellas artes, auditivas o

plasticas". El primero de enero de 1947 el lnstituto Nacional de Bellas Artes empez6 a funcionar segun preceptos de su reciente ley, promulgada el d fa anterior. Desd e entonces el lnstituto Nacional de Bellas Artes ha multiplicado su labor ampliandose, creando escu elas de musica, danza, teatro, opera y artes plasticas, hacienda posible as( que los j6venes artistas reciban una preparaci6n profesional completa. A Ia vez que procur6 desarrollar un campo adecuado en el que pudieran tener eco sus actividades artfsticas . El lnstituto se extendi6 a todos los rincones del pafs, rescatando valores culturales y capacitando e impulsando incluso en el extranjero, a los j6venes artistas. En forma con stante el INBA presenta espectaculos, exposiciones y conciertos tanto a nivel nacional como internacional, en el Palacio de Bellas Artes, en teatros, aud itorios, museos y galerfas de Ia capital y de los Estados de Ia Republica por medio de sus dependencias especializadas en las diversas areas artfsticas y las Casas de Ia Cultura e Institutos Regionales. A traves de 40 anos el Palac io de Bellas Artes re,cj i6 en .sus e,sce-

Uiglta 11zaao par

narios a actores mexicanos como dona Virginia Fabregas, Marfa Teresa Montoya, Fernando Soler, Alfredo Gomez de Ia Vega y a extranjeros como Margarita Xirgu, Louis Jouvet, Ernesto Vilchis, Luis Sandrini, Madeleine Renauld, Madeleine Ozeray, Jose Seguelke y muchos mas; a musicos, compositores, cantantes y d irectores de orquesta como Revueltas, Chavez, Moncayo, Herrera de Ia Fuente, Stravinski, Stokowski, Ansermet, Hindemith, Arrau, Gieseking, Brailowsky, Rubinstein, Marian Anderson, Dagmara Renina, Marfa Callas, Renata Scoto, Placido Domingo, Gilda Cruz; a bailarines como los que formaban parte del Ballet de Montecarlo, del Ballet Theatre, del Sadler Wells, del Ballet Bolshoi, sin contar a Catharine Dunham, Margot Fonteyn, Maya Plisetskaya y tantos otros artistas y espectaculos de gran categorfa internacional . As(, a cuarenta a nos de su in auguraci6n, el Palacio de Bellas Artes es una muestra de los esfuerzos por afinar el ambiente cultural de Mexico y mantener al publico en contacto con las manifestaciones artfsticas nacionales y extranjeras, llmffitm@ ndien do a las diverd\laa:iiimatdei t~<Ci:GNACULTA BellasArtes


G Las instrucciones eran prec1sas y qued6 muy bien. Lo pinte de amarillo y

EL OFICIO DE ESCRITOR Entrevista a:

Rene Aviles Fabila Elena Jordana

EJ: En vez de hablar sobre Rene Aviles Fabila transcribe un fragmento de ÂŁ1 gran solitario de Palacio, donde encuentro algu nas caracterfsticas de su obra. "Epitafio para un dictador latinoamericano. A mis posibles hijos, por si desean ser militares. Tom6 el poder mediante un golpe de Estado,/ Con Ia guerrera cubierta de medallas se

dec lar6 Presidente Eterno y fu e aprobado unanimemente por el Congreso,/ Gobern6 a su pueblo con mano de acero y por poco vende el territorio a los capitalistas extranjeros y nacionales que financiaron su cuartelazo y siempre lo apoyaron,/ Qu iso hacer grande a su patri a y embell ec i6 Ia capital llenando los jard ~es de ,:~rd illt s y

u1g1tauzaao par

los lagos de truchas que el desagradecido y hambriento pueblo devor6,/ Borr6 las posibilidades de opos ici6n considerandolas alta traici6n,/ Erigi6 universidades pero olvid6 hacer escuelas de enseiianza prim aria,/ lnaugur6 pu entes qu e se derru mbaro n al paso del primer v .......... u.v and6 constru ir lfneas

<hliaBio~m d!l"ett.CONAEULTA BellasArtes


G le hice creer a Mariana que es un palomar. No se atrevera a comprobarlo .

dogma de Ia infa libilidad presidencial,/ En un vasto territorio trat6 de ganarle te rrene a\ mar,/ Di o ejemplo de modestia viviendo en tan solo unas cuantas hectareas de arid a tierra recubierta de marmol,/ Pu so en Ia carce l a sus enemigos y a um e n t6 las fuerzas policiacas creand o u n nu mero mayo r de empl eas,/ Cre6 Ia Presidencia Hereditaria,/ En vari os discursos liquid o los grandes problemas nacionales e h izo desaparecer el hambre y Ia mise ri a por dec retos qu e no pud o leer Ia pobl ac io n analfa beta,/ Increment6 Ia deud a pub lica,/ Evit6 Ia sobrepob laci6n co n eficac ia: matand o estudi antes y enemigos po liticos,/ AI fin fa llec io de una congestio n estom acal./ Descanse en paz (y ojala no resucite) . Amen." En este trozo podemos observar hac ia donde apu nta Ia iron Ia de Aviles Fabil a, sin concesiones ridiculiza al mili tari smo, al estado de cosas im pe rante en Ia mayo rfa de los pa ises de America Latina. Rene, como muchos otros escritores de nu estro continen te, ti ene una clara vision sobre los problemas politicos que nos afectan. Y as ( hallamos Ii bras como el citado o como N ueva Utop/a (y los guerrilleros). Si n embargo, este autor tambien navega en otras aguas: las

del genera fantastico; una ond a muy imagin ativa qu e parte de hechos aparen temente absurd os y que al fin al resultan metafo ras de Ia realid ad_ Veam os un ejemplo brevisimo, tomad o de La desaparici6n de Hollywood: " Los fa ntasmas y yo. Siempre estuve acosado por el temor a los fa ntasmas, hasta que distraidamente pase de una habitacion a otra sin utilizar los medias comunes." Ah ora le pregun taremos a Rene como empezo a escribir, un poco de su vid a, en fin, que pretende con su literatura. Tenes Ia palabra. RAF: Nunca he sab ido contestar co n prec isio n; tales in terrogan tes me confu nde n. De pronto empece a esc rib ir. No fu i ni no prod igio, me di o por Ia literatu ra ya en Ia preparatoria, cuando j ose Agustin practicamente habia escrito su primera nove la y Gerardo de Ia To rre era ya un aceptab le cuentista y un agudo observador del medio que lo rodeaba. Escribia por van idad, por ser diferente a Ia mayorfa de mis co mpafieros de escuela. Pero desde luego, el ambi ente fa mili ar contribuy6: mi mama en vez de regalarme una maqui na su madora me obsequio una de escri bir y un gran numero de obras Iiterarias. T ampocf:)i~lÂĽÂŁfl iÂĽcfdtfrpor

co n exacti tu d Ia razo n de mis libros. Los escribo y nada mas. Aunque a veces estos libros esten co nd icionados por motivos externos. EJ : 2. Prim ero fue Los juegos? RAF: Publicado si. Pero al momen to de Ia pu blicac ion de esta novela ya te nia confecc ionados varios de los cuentos que aparec ieron en Hacia el fin del mundo. Los juegos tuvo un cfecto explosivo: un lib ro que jamas ha116 edi tor, qu e en cuestio n de meses desaparecieron dos ed iciones y que me provoc6 un buen nu mero de enem istades. Despues de 1968 nu nca mas ha estado en librerias. Yo mismo conservo solo un par de ejemp lares. Una obrita cali ficada por Joaqu in Dfez-Canedo como maligna. Y tal vez tenga raz6n. EJ: 2. Y La lluvia no mota alas f!ores, cuales son los temas pri ncipales? RAF : Es un tema u nico : el amo1- y los prob lemas de Ia pareja. EJ: Un tema que vos casi no has t ratado . RAF : En efecto. Hasta hace unos d las La lluvia era un caso so li tario en mi bibliografia. Estoy a pu nto de conclui r una novela que trata el mismo asun to: TantalrtsJllf!tome ir]J.f1_resa ~c;] r~~

M'Q~~lli-ULTA


G Lo instale hace dos meses y hasta Ia fecha no ha dado ningun resultado.

cu ltades para desarrollar el am or en palses como el nuestro. Muchos prejuicios, nula educaci6n sexual, herencia cat61ica, atraso econ6mico, cultural y cosas por el estilo nos obligan a tener relaciones poco normales, mas bien insanas. Ej : i.Y por que causas publicastes tu novela El gran solitario de Palacio fuera de Mexico, justo en Buenos Aires? RAF : Ninguna raz6n especial. Yo estaba en Pan's, Mortiz acababa de editar La 1/uvia, de pronto Fabril decidi6 crear una colecci6n de au to res latinoamericanos y alii quede, junto a Carlos Droguett, Clara Silvia y otros mas. Despues hubo rumores sobre Ia censura mexicana ejerciendo control sobre esta novela. Rumores, efectivamente. EJ: i.Has tenido problemas con Ia censu ra? RAF: Sf, en Espana. Hasta hoy ninguno de mis Iibras ha podido entrar. Todo empez6 con Hacia el fin del mundo, segdn informes del Fondo de Cultura Econ6mica este volumen de cuentos fue prohibido por sus ataques a Ia rei igi6n y su fraseologla subversiva. Ahora, en Mexico no hay censura. Pero tam poco hay por que ejercerla. Aqu ( practicamente nadie lee, mira los tirajes y, sobre todo, los consumi-

co, Ia tomo, aunque de cualquier fo rma no me limite a Ia cr6nica ni al reportaje. A decir verdad lo ideal serla conjuntar a un gran narrador con alguien que tuviera cosas interesant(simas que contar. Normalmente una cosa excluye a Ia otra. Yo poco uso Ia experiencia propia como tema de mis Iibras. Sin embargo, cuando uno utiliza Ia primera persona, los lectores suelen pensar que el autor narra su vida o algo muy parecido. Temo que esto sucedera con mi proxima novela, Tantadel. Habra que aclarar que ni soy mi propio bi6grafo ni me propuse contar mi vida. Sucede que a veces uno se mete en el personaje y entonces este actua de manera muy semejante a\ narrador. EJ: Has viajado mucho. i.Esto ha influido en tu literatura? RAF : Poco. En La desaparici6n de Hollywood estan cuatro o cinco cuentos que escrib( motivado por cosas que vi en Paris, que senti al recorrer sus museos, sus calles, sus monumentos. Fuera de eso nada. Pense escribir una novela en Ia que dos personajes masculinos recorrfan Europa; en ella utilizarla mis experiencias; pero fuego sent ( que lnatitu~Utl tanto rid fcu~i ~~e1 1 ~iof1?1 ~diACO~LTA en el caso de Ia '[jf~ft~~it~fftf 'por BellasArtes

dores. Imaginate si los obreros y los campesinos tuvieran acceso a Ios Iibros, si comprendieran a Marx, a Lenin, a Guevara, a Mao, si estuvieran menos enajenados, menos estupidizados. Tenemos un elevado numero de analfabetos. y los grupos que leen pertenecen, en su mayor(a, a Ia llamada clase media, a los que van a Ia universidad, a los que pueden comprar Iibras. Y estas personas son absolutamente inofensivas, su maxima aspiraci6n es Ia de ser honorables profesionistas, hacer una bonita carrera polltica dentro del PRI-Estado. As( enfocadas las cosas, Ia literatura pierde fuerza, nunca llega a provocar reacciones violentas, hablo de cierto tipo de literatura, desde luego. Ej: i.Que Iugar tienen tus experiencias en tus Iibras, hasta que punto te son utiles en Ia creaci6n? RAF: Considero que el trabajo del escritor es producto de Ia invenci6n, en todo caso Ia anecdota es punto de partida, materia prima y hay que transformarla, no narrarla tal cual. La mayor parte de mis Iibras pertenecen al mundo de Ia imaginaci6n, el realismo poco camina conmigo. Ahora, cuando Ia realidad supera a Ia ficci6n como


G La verdad es que las tormentas han estado ausentes las ultimas semanas.

Fuentes y prefer( dejarla. Ahora me felicito. EJ: Decime, Rene, lcomo somas vistas en Europa? RAF: Mira, Elena, con el agotamiento de las literaturas europea y norteamericana, con Ia irrupcion del estupidamente llamado boom, en Paris, en Barcelona, en ciudades inglesas y alemanas, comenzaron a conocer algo de Ia producci6n latinoamericana. Hubo un momenta en que nuestros narradores y poetas gozaron de cierto prestigio en clrculos intelectuales. Pero esto jamas paso de Ia cu riosidad exotica, del querer saber que sucede en esos pa(ses lejanos de America Latina, donde hay guerrilleros, indios, miseria, sol, palmeras, muchos militares y cosas por el estilo. La prueba es que nunca ninguno (quiza solo Neruda o Asturias merced al Premia Nobel), penetr6 en los grandes publicos. En Europa leen poco a los escritores latinoamericanos y Ia mejor prueba es que sus ediciones nunca se agotan. Nos leen en las sesiones de literatura hispanica de las universidades. Lamento danar el chovinismo que cada latinoamericano lleva en lo mas (ntimo de su mal alimentado cuerpo. Pero es una real idad tremenda. Hay cr(ticos europeos

como Gunther Lorenz (quien acaba de publicar un libro: algo as( como Latinoamerica, voces de un continente), que piensa que Ia literatura aquf confeccionada es Ia mejor del mundo. Exagerado: pone a pa(ses a competir individualmente con todo un continente de mas de doscientos millones de habitantes. No obstante, dejemos a un lado este pesimismo: total, que importa que en Europa nos conozcan o no. Sucede que seguimos con los ojos puestos en las metropolis, envidiando al hombre blanco, deseando que nos consideren su igual, y aunque hay muchas razones para ello, solo mostramos Ia mentalidad de colonizados. lEscribirfan peor Vargas Llosa o Cortazar si nunca hubieran salida de sus pa(ses? Me parece que serfa lo mismo. C{;rvantes paso buena parte de su vida en Espana, y Borges s61o ha salida temporalmente, y velo, ha escrito paginas notables, dignas de Ia mas rigurosa seleccion. EJ: lEn lo politico? lLos viajes han sido utiles? RAF: Naturalmente. En los pafses socialistas (o casi) de Europa descubrf que habfa Coca-cola y Pepsi-cola y otras transnacionales (para usar el term ino), adem as de in iciativa privatyigit~li~~Sapor

aprend f lo que es una verdadera democracia burguesa, escuche a los comunistas utilizar los medias estatales para atacar al Estado, en Espana vi el rostra del fascismo (un tanto avejentado pero vivo al fin y al cabo), en Portugal note las inquietudes de quienes rechazaban Ia dictadura y el colonialismo, en Cuba vi un socialismo magnifico, estupendo, en pleno crecimiento. EJ : Parece que vos estas impresionado con Cuba. RAF: Efectivamente, Elena. Es algo maravilloso. Un pueblo trabajando para abandonar el atraso, un pueblo que lee, que participa en las decisiones, que ha cambiado sus valores abandonando las estupideces de una sociedad de consumo, de iniciativa privada. En Cuba presenciamos el nacimiento de una nueva moral, por completo distinta a Ia nuestra. EJ: Vos sos militante del PC, laceptar fas prem ios del Estado o cosas parecidas? RAF: Preferirfa sacarme Ia loter(a. No deseo ningun compromiso con el Estado mexicano. Recuerda Ia posicion de Sartre: todo es empezar a hacer concesiones a Ia burgues(a y nadie te detiene. AI a~ll<itlll~rla ser millonario e 路 I , lasArtes

etA芦>NACULTA


G

..,

Hace unos dlas comenzo a nublarse el cielo y note que Mariana se agitaba .

-

..

I .

.

..... ... .I , ,. ....

..

.• ~·

,..~

..r

..

.' ,~...;

'

EJ: lSos optim ista respecto a Ia literatura mexicana? RAF: No mucho. Los grandes, y esto lo he dicho otras veces, estan exhaustos, mientras que los j6venes no parecen capaces de superar lo hecho. Pese a todo, ah f estan Jose Agust fn, Roberto Paramo, Gerardo de Ia Torre, por citar solo narradores, y otros que estan magnlficamente dotados. Unicamente espero que no terminen incorporados al PRI o formando parte de las comitivas presidenciales. No lo resistirfa. La cultura oficial ya esta bien representada con Benitez, Paz, Fuentes o Cuevas. EJ: lVos comes de lo que escribls? RAF: Claro que no . Ya hubiera muerto de hambre. Durante largos diez afios fui maestro. Ahora trabajo en una editorial semioficial, y escribo para algun diario capitalino. Mis regalfas apenas me permi· ten comprar algunos discos o libros. Pero no es mi caso solamente, pocos escritores mexicanos logran vivir de Ia venta de sus obras. Segun han dicho ellos mismos, unicamente Spota, Fuentes, Yanez y otros por el estilo obtienen ingresos altos que les permiten un aceptable nivel de vida. Pero no olvidemos que Fuentes siempre ha teni-

do dinero, Spota trabaja en veinte cosas y Yanez ha sido funcionario. EJ: Y vos, lescribfs a menudo o solo cuando llega Ia "inspiraci6n"? RAF: Escribo con frecuencia. No creo en Ia inspiracion. Claro existen ciertas condiciones 6ptimas para que un escritor trabaje, pero nada mas. La inspiraci6n es un invento de los cursis romanticos. No logro imaginar musas revoloteando sobre mi cabeza. Uno tiene Ia obligaci6n de pensar siempre en terminos literarios y convertir Ia abominable realidad en literatura. Y para ello es necesario que aparezca el rigor, Ia disciplina. EJ: lSupones que vivfs en completa libertad? RAF: Desde luego que no. Y esta pregunta habrla que hacersela a los campesinos que organizan marchas para protestar contra sus explotadores, a Ramon Danzos, por ejemplo, a los obreros que no pueden hacer huelgas mas que a traves de las centrales obreras manipuladas por lfderes vetustos y perfectamente corruptos. en Mexico sf tenemos libertad, podrfa decir cualquier honorable paterfamilia tarado, de esos que de su trabajo corren a ver television y que los domingos se dedi-G.an •.i! rn ml!frar

u1gr(a 1zacro par

nuestras escasas zonas verdes, ellos tienen libertad, como Ia tiene el intelectual sumiso. Yo, francamente, no Ia siento. El presidente pide crfticas, anuncia Ia mas completa libertad, pero se olvida de que, como sefial6 Cosfo Villegas, Mexico carece de los mas elementales canales para expresar' dichas crfticas o ejercer Ia libertad. Estamos dentro de un enorme cfrculo vicioso y ningun tipo de "apertura" cambiara las cosas ni el camino de Mexico hacia el capitalismo. EJ: lCrees en que Ia literatura es un medio de cambio? RAF: La literatura no modifica a Ia realidad , en todo caso puede contribuir en tanto sea capaz de vulgarizar ideas revolucionarias. El cambio se ejerce gracias a los economistas, a los pol fticos, y al decir esto no pienso en nuestros j6venes diputados o cuasi ministros, pienso en otro tipo de economista, en otro tipo de politico. El reino de Ia literatura es otro y es menos terrenal. Utilizar a las artes para dar mensajes es simplemente caer en el realismo socialista. De cualquier forma, Elena, estos son problemas muy serios como para tratarse a Ia ligera, merecen, sin duda, ~~~tidos en otro sitio ::t ~~·~ri<l~nilCONA~ULTA 1

1


G Me puse muy contento y sal{ a dar un paseo nada mas para ver su reaccion.

EL ARTE FOTOGRAFICO DE CARLOS FERNANDEZ


Reacciono exactamente como lo imagine: me exigio que no hiciera tonterlas.

CARNAVAL DE HUEJ OTZIN GO Fotografias de Carlos Fernandez La fotograffa muchas veces se convierte en documento unico e incomparable de hechos, costumbres y tradiciones que el tiempo va modificando hasta hacerlos ajenos a su origen. Es entonces cuando el fot6grafo tiene que ser observador y conservador de su tiempo, que Ia tecnica aprendida debe dejar de ser una cadena para convertirse simplemente en una herramienta del artista que intenta preservar lo que ve, en una forma que vaya mas alia de lo meramente documental. En Ia fotografia existen dos caminos. Uno el del trabajo en el laboratorio por media del cual se transforma un negativo para obtener una ob ra 路solamente inspirada en alga real. El otro es el plasmar lo que se ha contemplado, tratar de reproducir lo que se ha vista, de lo que se ha participado y en cierta forma vivido. Para ella el trabajo del fot6grafo se realiza en el Iugar de Ia acci6n, en el momenta en que se toma Ia fotograffa que luego se imprimita con el mfnimo de cortes o arreglos. Carnaval de Huejotzingo es un trabajo de este ultimo tipo, son las visiones capturadas a lo largo de dace alios; es Ia historia en imagenes de un bandido generoso, Agustin Lorenzo, y su cuadrilla de asaltantes dirigida por su lugarteniente y amigo, " EI Meco". Todos los alios al llegar el martes de carnaval bajan de Ia sierra a Ia plaza de Huejotz ingo contingentes carnavalescos de indios Serranos, Zacapoaxtlas y Aztecas, y de Zapadores, Zuavos, Turcos y Negros, todos estos llegados con las tropas de Napol eon Ill. Todos estos grupos y Ia cuadrilla de Agustin Lorenzo reviven Ia antigua historia en Ia cual Agustin Lorenzo rapta a Ia hija del Corregid or espaiiol y huye a Ia sierra del

tamina estas manifestaciones populares, Ia belleza estetica y Ia pureza de los trajes de este carnaval se estan perdiendo, de ahf que esta selecci6n de fotograffas adquiera, aparte de su valor artfstico, Ia dimension de documento de una de las mas impresionantes fiestas del folclor poblano y nacional. Las fotograf(as aquf presentadas no son mas que una minima selecci6 n, de entre mas de mil fotograffas en color, que intenta mostrar ~l[[[ll~mlr rlhlltit楼(oel valor del Carnaval UCONACULTA Pero el progreso rrif~HaH<tMI~tpor f~-~~~.@i~.de ,,:.,:,,.-.,, Bellas Aries

lztaccfhuatl a ocultarse de sus perseguidores y casarse con su bella pretendida. Esta leyenda es Ia que el pueblo de Hu ejotz ingo representa y vive todos los martes de carnaval desde las ocho de Ia manana hasta las seis de Ia tarde, con todo lo que tiene de violento y festivo. Es un dfa en el cual se olvida el surco, Ia rutina y Ia opresi6n para seguir a un rebelde llamado Agustin Lorenzo que sigue vivo en las tradiciones de su pueblo.


G "Si te mojas, es seguro que agarres una pulmonfa. Eres especial para eso".


G No lo dijo porque le preocupe mi salud, sino porque despues quien me cuida

italizado por


C0 y todo lo de mas. Pero yo se que no quer Ia estar sola durante Ia tor menta.


G Por desgracia, el viento se llevo las nubes y mis esperanzas se frustraron.


G Tengo un poco mas de 50 anos y mi mujer cumpli6 hace poco los 22. Eso dice.

VIDA CULTURAL Y ARTISTICA Internacional La pluma de oro de Belgrado reuni6 este afio a mas de

cien artistas de Yugoslavia y otros pafses europeos. Esta exposici6n tiene por objeto Ia difusi6n del arte de Ia ilustraci6n, que naci6 con los miniaturistas medicvales y que se eclips6 con el invento de Ia imprenta para resurgir con el descubrimiento de Ia tecnica del aguafuerte. La muestra incluyo todas las tecnicas y un amp Iio panorama de las aplicaciones de Ia ilustracion. Ah f se expusieron desde manu ales de lectura para nifios y libros de imagenes infantiles hasta las formas mas elaboradas de Ia ilustraci6n, que es cuando esta deja de ser una mera interpretacion del tex to escrito. Existe el proyecto de que La p/uma de oro de Belgrado se convierta, a partir del afio proximo, en un certamen bienal mundial de Ia ilustracion, que contenga las mejores manifestaciones de esta especial izci6n de las artes plasticas, que esta viviendo un nuevo auge.

â&#x20AC;˘

Organo electr6nico para el Carnegie Hall de Nueva York. Uno de los escenarios con mejor acustica de los Estados Unidos es el Carnegie Hall construido en 1891. Recientemente se present6 Ia disyuntiva de correr el riesgo de perder esta magn ffica acustica al tener que hacer modificaciones estructurales para instalar un nuevo organo tubular o evitar estas modificaciones instalando un organo electr6nico. La decision fue favorable a esta ultima opci6n, y asf el Carnegie Hall cuenta ahora con el 6rgano electr6nico mas avanzado y caro del mundo (2 500 000 pesos). El instrumento posee 192 bocinas, osciladores, filtros, circuitos impresos y generadores de frecuencia, asl como un regulador de ciclos por segundo que le permite adaptarse a Ia frecuencia particular de cualquier orquesta. Por lo que respecta al sonido en concierto Ia crftica neoyorquina ha sido unanime en sefialar las excelencias de este instrumento capaz de interpretar con igual brillantez las obras del barroco, que las romanticas 0 las del siglo XX. En Ia serie inaugural de conciertos participaran organ istas tan destacados como Virgil Fox, Pierre Cochereau, Fernando Germani y Claire Coci .

â&#x20AC;˘

Leonardo en Washington. En el Museo Nacional de Historia y Tecnologfa de Washington se ha presentado una de las colecciones mas grandes de dibujos de Leonardo de Vinci, solo comparab le a Ia excepcional muestra de los trabajos de este genio renacentista en poder de Ia fami lia real britanica celebrada en 1969 en el Pal ac io de Buckingham. La ex posicion efectuada en el mu seo norteamericano es Ia mas amplia realizada en este continente e incluye, casi exclusivamente, dibujos tecnicos. La muestra es simu ltanea a Ia ed ici6n facsfmil

La pluma de oro de Belgrado


0 Una amiga suya que nos visit6 en enero me revelo que anda cerca de los 30. Leonardo en Washington

en cinco volumenes de los llamados Codices de Madrid - dos de ellos descubiertos recientemente- preparada por Ladislao Reti para Ia McGraw-Hill.

Peter Brook presentara en Parfs Timon de A tenas. Peter Brook, una de las figuras mas importantes del teatro moderno transformara Ia sala parisina Les Bouffes du Nord en un escenario isabelino para Ia presentacion de Timon de A tenas, en version de jean Claude Carriere, en Ia cual se podra ver el trabajo realizado en los ultimos tres arios por los actores del Centro lnternacional de Estudios Teatrales. Posteriormente Brook - quien tiene firmado con Ia sala un acuerdo para presentar ocho trabajos teatrales en los proximos cinco arios-- llevara a Ia escena Les lks, historia de una tribu de Uganda, seg6n el libro de Colin Turnbull.

Las Memorias de Pablo Neruda fueron publicadas en ltalia con motivo del primer aniversario de Ia muerte del gran poeta chileno; se trata de un libro de 500 pagirras en el cual se mezclan las poesfas de Neruda con Ia narracion de encuentros y episodios en los ·cuales el poeta fue el protagonista.

Nueva obra de Hochhut. El autor de Ia tan discutida obra sobre Pfo XII,£/ vicario, Rolf Hochhut, acaba de estrenar en Essen su ultima produccion. La obra en cuestion es Lis/strata y Ia OTAN, Ia cual presenta, como su titulo indica, al personaje de Aristofanes en nuestra epoca, en un momento en el cual los hombres tratan de vender a Ia OT AN Ia pequefia isla natal griega; en Ia pieza las mujeres no solo desobedecen a sus maridos sino que incluso gustan de visitar los lechos ajenos, con lo cual Hochhut trata de hacer una comedia punzante sobre Ia emancipacion de Ia mujer y el futuro politico economico de Europa. La pieza fue considerada por Ia crltica alemana como una obra minuciosamente construida pero mas apta para ser leida que representada, por sus drasticas alusiones fuera de programa a temas de actualidad .

Casa de las Americas

Quince arios de Casa de las Americas. En 1969 se fundo una institucion cuyo objetivo se empieza aver. plenamente cumplido: el rescate de Ia verdadera esencia lati noamericana; esta institu cion es Casa de las Americas de Cuba, dirigida desde su fundacion por Haydee Santamaria. En Ia actualidad cuenta con Ia Revista Casa (dirigida por Roberto Fernandez Retamar}, Ia revista de teatro Conjunto y un boletfn de infonnaciones musicales latinoamericanas; organiza el Premio Casa de las Americas en poesla, cuento, novela, ensayo, teatro, testimonio y literatura para nifios; ausp icia el Festival de Teatro Latinoamericano y los Encuentros de PListica y Musica; edita discos de musica y poesia, y publica Ia serie Valoracion multiple y Ia colecci6 n Palabra de esta America; cuenta tambien con Ia biblioteca mas comp leta de todo el continente sobre literatura latinoamericana {cerca de sete nta mil volumenes).

Exposici6n de toda

lrg1StifiitQ de Hap Grieshaber.

.EI'\t ei Mu s!}O

r-M.§gumrur

Drgr a1rzaao

BellasArtes

.t4~NAGULTA


0 De cualquier modo Ia diferencia es considerable y creo que por eso no nos expuesto Ia totalidad de Ia obra grcifica de este pintor y grabador nacido en 1909 y uno de los de mayor renombre mundial de su generacion. La obra de Grieshaber se caracteriza por una profunda compenetracion con Ia naturaleza que se percibe en todos sus grabados en madera polfcromos que le han dado fama mundial. El Museo Gutemberg esta considerado como uno de los mas importantes en el campo de las artes graficas, a nivel internacional.

Peru, soberanos y vasallos

Premio postumo. El Premio Beethoven 1974, otorgado por el Municipio de Bonn, ha sido concedido postumamente al compositor vanguardista italiano Bruno Maderna, por su obra Aura, creada en 1972.

Con una exposicion sobre Peru reabrio sus puertas el Museo de Etnologfa de Francfort. La exposicion Peru, soberanos y vasa/los, seleccion de las 40 000 p iezas que posee este museo aleman sobre etnologla mund ial, fue Ia muestra con Ia cual estreno su nuevo local a orillas del rfo Main. La exposicion pretende dar no solo una vision estetizante o una relacion simplista de causa. efecto sino cotejar los hechos historico-culturales con Ia real idad pol ftica. En esta exposicion se muestra, por medio de objetos autl~nticos, reproducciones, graficas, joyas y atuendos tlpicos, Ia relacion entre soberanos y vasallos, desde los tiempos precolombinos, pasando por el Imperio Inca y Ia Colonia hasta el presente .

Despues de doce afios de no filmar para el cine Rosellini ha iniciado en Castelgandolfo !ta!ia afio 1, pelfcula en Ia cual apareceran las principales figuras del antifascismo en ltalia, como fueron De Gasperi, Bonomi, Parri, Di Vittorio, Togliatti, Nenni y Saragat

ltaliaalio 1 I

,.·'··.·

1

-· -

Los insensatos van muriendo, obra de Peter Handke, fue considerada como Ia pieza mas importante de Ia pasada temporada teatral alemana; en este trabajo el autor de Kaspar intenta presentar con alarde de agudezas, Ia crisis de un gran capitalista entre Ia imagen que ha de representar y Ia realidad .

Exposicion para nifios. En La Habana se ha realizado una muestra de dibujos de Cecilia Aviles Montalvo dedicada a los nifios, en ella, con dibujos suaves, decorativos, sin rebu scamientos alambicados y trasfondos oscuros, el autor intenta atraer Ia atencion de los nifios hacia el arte con obras creadas especialmente para cllos.

Biblioteca infantil de Ia RDA

La temporada de Ballet del Teatro del Liceo de Barcelona reunio destacados grupos, tanto clasicos como modernos de America y Europa. Entre los grupos que se presentaron estuvieron el Ballet del Teatro Nacional de Ia Op era de Belgrado (Yugoslavia), el Ballet de Ia Wallonie (Belgica), el Alwin Nikolais Dance Theater (EUA), el Ballet de Ia Opera Alemana del Rhin (Aiemania), el Royal Festival Ballet (lnglaterra) y el Ball et Nacional del Canadci.

Las bibliotecas infantiles tienen una gran imp ortancia en Ia Republica Democratica Alemana; una ciudad

LTA


G llevamos bien. Por eso y porque no soy un hombre guapo ni muy inteligente. American Ballet Theatre

como Francfort del Oder (capital de provincia) cuenta con ocho bibliotecas infantiles, entre elias una m6vil. Estas bibliotecas suman un total de 28 000 volumenes que son consultados por aproximadamente el 70% de los escolares de esta ciudad alemana. A este desarrollo de las bibliotecas infantiles contribuye grandemente Ia existencia de Ia Editorial lnfantil de Ia RDA que publico el afio pasado 328 tltulos con una tirada total de 7 millones 500 mil ejemplares.

Hansgiinther Hey me

Durante Ia temporada que acaba de terminar el American Ballet Theatre de Nueva York present6 las siguientes coreograffas: Harbinger, de Eliot Feld con musica de Prokofieff; Don Quijote (pas de deux), de Petipa con musica de Minkus; Pillar of Fire, de Anthony Tudor sobre musica de Schonberg; Graduation Dance, de Lichine sobre musica de Johan Strauss; Las sf/fides, de Fokine con musica de Chopin; Apo!o Musageta, de Balanchine con musica y libreto de Igor Stravinsky; Intermezzo, de Feld sobre una partitura de Brahms; Los patinadores, de Frederik Ashton y musica de Meyerbeer; Divertimento . de Napoles, de Bournonville con musica de Paulli, Heisted y Galle; A media noche, de Feld con musica de Mahler; Undertow, de Tudor con musica de Schumann y por ultimo Fancy free, de Robbins con musica de Leonard Bernstein. La orquesta que acompafi6 al American Ballet Theatre en sus presentaciones estuvo dirigida por Akira Endo y David Gilbert.

Arte de Mex ico en Alemania

La donee/fa de Orleans, de Federico Schiller, es una obra romantica que generalmente se considera como imposible de representar hoy en dfa. Pero el director aleman Hansgi.inther Heyme lo ha intentado arremetiendo contra el idealismo de Schiller sin alejarse por ello del texto original. En Ia puesta en escena de Heyme, Juana de Arco nunca es Ia doncella inquebrantable que vive solo para su misi6n, sino que se evade de Ia insoluble d iscrepancia entre Ia idea y Ia real idad de Ia muerte. Juana es mas ella misma en su calda que en Ia exaltada fijaci6n en Ia misi6n encomendada. La escenificaci6n, plastica y muy homogenea, estuvo comentada mediante pasajes del poema didactico de Schiller E/ ideal y Ia vida lefdos durante las representaciones llevadas a cabo en Colonia .

Arte de Mexico en Alemania

Gran exposici6n sobre el Arte de Mexico en Alemania.En Ia "Villa Hugel", situada en las afueras de Essen se present6 durante cas i cuatro meses una importante muestra de Ia producci6n cultural de nuestro pals a traves del arte prehispanico, Ia artesanfa popular y las obras artfsticas del Mexico actual. Las piezas prehispanicas exhibidas provienen del Museo Nacional de Antropologfa, de Ia UNAM, de los museos de etnologfa de Berl fn, Colonia, Mannheim, Franc forty Munich, del Museo Rietberg de Zurich, del Museo Britanico y del Musco Didrichsen de Arte de Helsinski, ademas de las proporcionadas por coleccionistas privados de Alemania, Holanda c lnglaterra. Tambien se exhiben artesanlas de Oaxaca, Jalisco, Puebla y del Valle de Mexico, ~ .. Sjru,j,.e,ir,p~ ~ asf como obras d

Di~rt~iPt~~cpdfb

el~UNA~ULTA


G Tengo dinero, eso s(. Lo suficiente para que vivamos sin complicaciones.

Nacional Septiembre Artes Plasticas

El dfa 5 se inauguro Ia muestra Arte Contemporaneo Aleman en el Musco de Arte Moderno. Esta exposici6n incluy6 Ia creacion gr<ifica de 54 artistas alemanes actuales. Entre los nombres mas destacados de esta colecci6n de Ia Ifnea aerea Lufthansa sc encontraban Albers, Ernst, Knubel, Hartman, Arp, Trier, Nagel, Antes y Schumacher. La colecci6n consta de 130 litograffas, serigraffas, aguafuertes y grabados en madera de las mas diversas corrientes pict6ricas actuales .

La piel de las aguas

El dfa 9 se inauguro en Ia Galerfa jose Clemente Orozco Ia exposicion fotografica intitulada Homo Americanus con visiones del pueblo y las gentes de nuestro continente .

En Ia Galerfa jose Marfa Velasco se inauguro el dfa 20 Ia exposici6n de Enrique Bostelmann, La pie/ de las aguas. Esta muestra incluy6 una serie de trabajos de este fotografo en los cuales se relaciona al hombre, en su vida cotidiana, con el agua .

Margot Fonteyn

: .

La exposicion de grafismos, La palabra como modulo, de · Ricardo Rocha continuo abierta al publico durante todo el mes en las salas 4 y 5 del Palacio de Bellas Artes.

El tiempo magico, 35 pinturas de Luis Covarrubias, continuo exponiendose en el Musco de Arte Moderno durante el presente mes.

El d fa 10 se inauguro en el Musco de Arte Moderno Ia exposici6n de 30 pinturas recientes de Rufino Tamayo. Estas obras forman parte de una gran coleccion que sc expondra, a partir de febrero de 1975, en el Palacio Strozzi de Florencia, ltalia, y en noviembre de este afio en el Musco de Arte Moderno de Ia Villa de Parfs; esta colecci6n incluira, ademas de los trabajos presentados en el museo de Chapultepec, obras en poder de diversos coleccionistas privados de Estados Unidos y Europa.

Ballet Kabardinka

La demencia de Isabel de Portugal, oleo de Pelegrfn Clave, y diversos bocetos y dibujos sabre esta obra, continuo exponiendosc en Ia sala de exposiciones temporales del Musco de San Carlos, durante todo el mes .

La exposicion de homenaje a los miembros fundadores del Salon de Ia Plastica Mexicana, continuo abierta al publico en dicho salon hasta el d fa 10.

• •

Psiquismos, obras de Aguirre Tinoco, estuvo en Ia Galerfa Chapultepec hasta el dfa 17 .

Durante todos los martes, jueves y sabados del mes, sc proyectaron en el Musco de Arte Moderno pelfculas sabre arte.

ULTA


G Ella ha insistido en que nos vayamos a Ia ciudad, pero a eso sl me opongo. Maya Plisentskaya

Danza La extraordinaria figura de Ia danza clasica mundial Margot Fonteyn, se presento con el New London Ballet, en el Palacio de Bellas Artes los dfas 2, 7, 8 y 9 interpretando selecciones de los ballets que mas fama lc han dado . En estas presentaciones estuvo acompanada por David Wall, solista del Royal Festival Ballet. Esta fue Ia primera vez que se presento en Mexico esta bai larina inglesa que hizo epoca como pareja de Nureyev en el Sadlers Wells Ballet.

El Ballet Bolshoi, con su primera bai larin a Maya Plisetkaya, se present6 en Ia Sala de Espectaculos de Bellas Artes los dlas 25, 27 y 30. Esta companfa es el mas alto exponente de Ia escuela rusa de danza y representa uno de los valores coreograficos de mas importancia en el mundo .

La Companfa de Danza de Ia Universidad Veracruzana se presento en el Teatro de Ia Danza y en el patio oval del Museo de San Carlos dentro de los festejos culturales con motivo del aniversario de dicha institucion cultural.

•El ballet ruso del Caucaso

Kabardinka se present6 en el Auditorio Nacional del 3 al 15 con un programa de musica, cantos y danza folc16ricas de esa region rusa. Esta com pan fa intepret6 toda Ia rica y colorida trad ici6n popular co sac a con un magn (fico vestuario, y acompanada por los instrumentos musicales tradicionalcs .

• Leopoldo H ager

El Ballet Folk/6rico de Mexico, dirigido por Amalia Hernandez, dio durante este mes 17 funciones en el Palacio de Bellas Artes.

Literatura

Los d las 13, 20, 27 y 29 se llevo a cabo en Ia Pinacoteca Virreinal, el Salon de Ia Plastica Mexicana, el Musco de San Carlos y Ia Casa de Lago, respectivamente, el ciclo de lecturas poeticas Poesia no eres tu, de Rosario Castellanos. Los actores encargados de dramatizar los textos de Ia escritora mexicana recientemente fa ll ecid a, fueron Claudio Obregon, Marta Aura, Sonia Montero y Alejandro Aura, bajo Ia dirccci6n del maestro Marco Antonio Montero . Ruggiero Ricci

Los d las 2 y 30 se ll evaro n a cabo en Ia Sala Ponce lecturas de obras ineditas de Raul Torres y Salvador Jaramillo, respectivamente .

•La -exposicion

de libros, discos y folograffas de Ia Republica Socialista de Rumania continuo abierta al publico en Ia Sala Nacional del Palacio de Bellas Artes. Musica La Compaiila Nacional de Opera present6 Madame Butterfly, de Puccini y A ida, de Verdi los dfas 1, 5, 12, 15, 19 y 22, , en el Palacio de ·fioUa.s Ar1<:a. Nacional de t_.CONACULTA

Dl~lta 1IZauo par

Bellas Artes


G Las ciudades son feas y peligrosas, y no hay tranquilidad para escribir. La Orquesta Sinf6nica Nacional inicio su temporada de otoiio 1974 con Ia cual conmemora su XXV aniversario. El concierto inaugural (d las 27 y 29) estuvo a cargo de Edouard van Remoortel con Louis Kentner como solista al piano .

Daniel Heifetz

Bajo Ia direcci6n de Leopoldo Hager Ia OSN dio un par de conciertos extraordinarios los dfas 3 y 10, en los cuales actuaron como solistas al viol fn Daniel Heifetz y Ruggiero Ricci, respectivamente .

La Orquesta Filarm6nica de Ia UNAM termin6 su temporada en el Palacio de Bellas Artes con dos conciertos efectuados el d fa 6 y el d fa 13. En el primero de ellos estuvo dirigida por Luis Herrera de Ia Fuente con Bosco Correro como solista y en el segundo Ia condujo james Loughran y el solista fue Janos Starker.

Richard Stover

La Orquesta Sinf6nica del Estado de Mexico continuo su tern porada 1974 en Bellas Artes, con cuatro conciertos en los cuales estuvo dirigida por su director titular, Enrique Batiz, y actuaron como solistas Jeffrey Siegel, Christine Walevska, Sergiu Luca y Alexis Weissenberg. Estos conciertos se llevaron a cabo los dfas 7, 14, 21 y 28 .

La II Temporada de Musica de Camara en Ia Pinacoteca continuo con Ia presentaci6n de Ia Orquesta de Camara de Ia Universidad Veracruzana, el Quinteto de Flautas Dulces de Ia misma instituci6n y de Ia Orquesta de Camara de Bellas Artes, los dfas 5, 12 y 26 .

Tambien en Ia Pinacoteca Virreinal del ex convento de San Diego, pero auspiciados por el INBA y juventudes Musicales, se presentaron el d(a 3 Ia .guitarrista Leticia Alba; el 10, Emilio Angulo, pianista; el 17, el guitarrista Mario Beltran del Rio y el 24 el bajo Enrique Leff acompaiiado por Ia pianista Guadalupe Parrondo .

El guitarrista estadounidense e investigador de Ia musica latinoamericana para guitarra, Richard Stover, dio un recital en Ia Sala Ponce el dfa 3 .

El grupo coral infantil, Los niiios cantores de Viena, dio dos recitales en el Palacio de Bellas Artes los dfas 20 y 23, interpretando musica de autores clasicos .

El guitarrista Hector Avila se present6 en Ia Sala Ponce el dfa 13. Teatro Cuarteto, obra de Whitehead, interpretada por Ana Martin, Marfa Rojo, Octavio Galindo y Jose Alonso y dirigida por Nancy Cardenas, continuo su temporada en el Teatro del Granero .

El purgatorio, de William B. Yeats se presento bajo Ia direccion de Alberto Rudich, de martes a domingos en el teatro El Gale6n.

Niiios Cantores de Viena


G Me case con Mariana hace 5 anos y desde entonces hemos ocupado esta casa. Los pasayos locos

£1 universo de los payasos locos, obra infantil escrita y dirigida por La banda de los payasos locos, continuo con sus presentaciones en el teatro El Galeon .

La obra de jose Agustin sobre Ia corrupci6n del sistema carcelario en Mexico, C/rculo vicioso, continuo presentandose al publico, bajo Ia direcci6n de Mario Alcantara, en Ia Sala Villaurrutia de Ia Escuela de Arte Dramatico del INBA.

Octubre Artes Plasticas El d fa 1 se inauguro en Ia Sala Nacional del Palacio de Bellas Artes Ia exposicion Homenaje a Lilia Carrillo; esta rnuestra fue una gran retrospectiva que incluyo 117 de. las obras de esta joven e inquieta artista, muerta recientemente, que inicio Ia ruptura con las escuelas oficiales de pintura y abri6 las puertas al arte abstracto. Las obras presentadas abarcan el periodo comprendido entre 1957 y 1974 e incluyen Ia ultima obra (inconclusa} de Lilia Carrillo .

En Ia Galerfa Jose Clemente Orozco se inaugur6 el dfa 9 Ia exposicion fotogratica de Hector Garcia intitulada Quetzalc6atl, Pepsicoatl y Anexas. En Ia exhibici6n de este fot6grafo mexicano con experiencia (estudios y exposiciones) internacional se mostraron sus impresiones sobre temas tan variados como los indios coras, Tepito, Siqueiros y los movimientos estudiantiles .

El d fa 17 se inaugur6 en el Musco de Arte Moderno, Ia exposicion de 20 pinturas y 32 acrflicos tallados del artista cinetico argentino Rogelio Polesello. Las obras mostradas representan una concepcion muy particular del arte optico tanto en Ia pintura como en Ia escultura. En este mismo museo el d fa 24 se abrio al publico Ia exhibicion de esculturas de Angela Gurrfa .

Nucauchi Llacta

En las salas 1, 2 y 3 de Ia Galerfa Chapultepec se inauguraron el dfa 22 las exposiciones de Evangelina Elizondo e lvette Gavilondo. La primera expuso oleos y Ia segunda obras recientes realizadas en diversas tecnicas .

La palabra como modulo, obras de Ricardo Rocha continuo abierta al publico en las Salas 4 y 5 del Palacio de Bellas Artes.

Las obras. recientes sobre temas latinoamericanos del pintor aleman Wolfg1ng Frankestein se presentaron durante todo el mes en Ia Galerfa del tercer piso del Palacio de Bell as Artes .

La exposicion de oleos recientes de Tamayo, que proximamente se presentara en Europa, continuo abierta al publico duran I ah:rtitutpen el Mu sco de Arte Modefilfilo. d Nacional de t ..CONACULTA

D1g1ta 1za o par

Bellas Artes


G En Ia ciudad comence a escribir dos novelas y desist( a las pocas paginas. Durante los d fas 25, 26 y 27 se realizo en Ia Sal a lnternacional y en el vestfbulo del Palacio de Bellas Artes una exposicion-subasta de obras de arte mexicano actual pro damnificados de Honduras. Esta exposicion incluyo mas de 650 obras de 280 pintores, proporcionadas por los propios autores o por las galerfa que los representan, y fue un grandioso panorama de las artes plasticas de nuestro pafs.

Renato Leduc

Danza El Ballet Bolshoi continuo su temporada en nuestro pals con tres funciones en el Palacio de Bellas Artes los dlas 1, 2 y 4. Esta compaiila rusa, considerada por muchos como Ia mejor del mundo, cuenta entre sus principales solistas a Maya Plisentskaya.

El dla 3 se presentaron, en funcion de gala, en el Palacio de Bellas Artes los grupos folcloricos ecuatorianos Peguche, Nucauchi L/acta, que intepretan Ia musica y los bailes populares del Ecuador en su forma autentica. Estos grupos die ron una funci6n popular el d fa 6 antes de partir a una gira por varias ciudades de provincia .

El Ballet Fo!k/6rico de Mexico, bajo Ia direcci6n de Amalia Hernandez, interpret6 coreograffas de su directora en las 13 funciones que realizo en Ia Sala de Espectaculos del Palacio de Bellas Artes durante este mes.

Alejandro Kahan

Literatura El d Ia 4 concluyo en el Salon de Ia Plastica Mexican a el ciclo de lecturas poeticas organizado por el Departamento de Literatura del INBA, en homenaje a Rosario Castellanos, institulado Poesfa no eres tu.

Los dlas 7 y 18 se llevaron a cabo lecturas de obras ineditas de Emilio Carballido y Lus Bruno Ruiz, respectivamente, en Ia Sala Ponce .

Los d fas 18, 25, 27 y 31 se efectuaron sesiones correspondientes al ciclo de lecturas dramaticas de textos de Renato Leduc. Este ciclo, llamado Fabulas y poemas de Renata Leduc, se llevo a cabo en Ia Pinacoteca Virreinal, el Salon de Ia Plastica Mexicana, Ia Casa del Lago y el Auditorio del Museo de San Carlos. Las lecturas estuvieron a cargo de Martha Aura, Sonia Montero, Claudio Obregon y Alejandro Aura, dirigidos por Marco Antonio Montero. Musica La Orquesta Sinf6nica Nacional continuo con su Temporada de Otofio 1974, dedicada a Ia influencia del romanticismo musical aleman sabre Ia musica latinaamericana, con cuatro pares de concierto efectuados los d( as 4, 6, 11, 13, 18, 20, 25 y 27. Estos conciertos estuvieron conducidos por Edouard van Remoortel (director principal invitado de Ia temporada) y Alejandro Kahan. Los solistas fueron Ruben Islas (fl auta), Alfonso Moreno (guitarra), V fetor Urban (organo) y Michel Beroff (piano).

Victor Urban

r~


0 No se puede escribir alia. Si no es el telefono es el carmcero, o alguna Viviano Valdes

La Orquesta Sinf6nica del Estado de Mexico se present6 en el Palacio de Bellas Artes los d fas 5, 12 y 19 bajo Ia direcci6n de Michel Charry, Alexis Hauser y Guy Taylor. Como solistas participaron Jose Arias y Paul Brody. En estos conciertos Ia OSEM interpret6 obras de Mozart, Strauss, Stravinsky, Erb, Boccherini, Sibelius, Milhaud, Ward y Dvorak .

•El cantante uruguayo de temas folcl6ricos y sociales, Daniel Viglietti, se present6 en el Teatro Jimenez Rueda y en Ia Sal a Ponce los d las 2 y 5 .

Bela Rudenko

Durante Ia II Temporada de Musica de Cimara en Ia Pinacoteca Virreinal se presentaron en este mes en d icho recinto Ia soprano sovietica Bela Rudenko acompaiiada por Ia pianista Nina Svetlanova (d fa 3); Ia Camerata lnstru mental de Mexico (d fa 10); el Cuarteto de Bellas Artes (d fa 17); Ia Orquesta de C.imara de Ia Ciudad de Mexico con Viviano Valdes como solista al piano interpretando obras de Mozart (d las 22 y 24) y el Coro de Madrigalistas (dfa 31).

Dentro del ciclo Martes en Ia Pinacoteca J uventudes Musicales de Mexico y el INBA presentaron al pianista Sergio Peiia (dla 1); al dueto guitarrfstico de Dulce Marfa Blanco y Javier Martinez (dfa 8); al grupo de folclor espaiiol fundado por Luis Rius Zun6n: £/ Candi/ (d fa 15) y el espectaculo titulado Danzas y musica de las cortes europeas del siglo XVI (dla 29) .

El XIII Festival de Musical Judfa se llev6 a cabo en el Palacio de Bellas Artes los dfas 15, 22 y 29 e incluy6 Ia presentaci6n del violinista Schmuell Azkhenazi, del coro Hazamir y del pianista David Bar lllan .

El grupo de Los Folc!oristas se present6 los dfas 7, 14 y 21 en el Palacio de Bellas Artes con un nuevo repertorio de musica y canciones folc16ricas de latinaamerica, producto de sus investigaciones, recopilaciones e intercambios con otros grupos folcl6ricos del continente .

Nuevo teatro musical de Mauricio Kagel

La Orquesta de Camara de Ia Ciudad de Mexico se present6 en el Palacio de Bellas Artes el d fa 8 con el pianista austriaco Jorg Demus como solista.

Lauro Flores y Patricia Romero dieron los d fas 9 y 23, respectivamente, recitales de piano en Ia Sala Ponce.

Teatro Mauricio Kagel y su conjunto de Colonia para un nuevo teatro musical se presentaron en el Teatro Jimenez Rueda el dfa 14, con obras de su inspirac i6n.

y La Quijotita y su prima se presentaron durante todo el mes con el Teatro Espacio 15, dirigido por Hector Azar, en temporada de teatro escular, en el Teatro Jimenez Rueda.

La pfcara Justina

Tambien en temporada de teatro escolar se presentaron La paz ficticia (T e itmlitllkl Rueda) y_ £/ nifio ~T~~trR Com onfort). Nacional de t_.CONACULTA 1

D 1gn:a 1zaao par

Bellas Artes


0 visita. Yo siempre he pensado que para escribir se necesita talento y paz.

Un cuarto de siglo de la "Plcistica Mexicana" Antonio Rodriguez

Un Salon que se distingue de las galer/as comerciales por el {omento de los nuevos valores y por Ia participaci6n de los artistas, en forma de cogobierno,a Ia vida interna de Ia instituci6n.

Rosa Castillo. Mujer recostada


G El talento me lo descubrio un amigo a qUien le escribfa cartas comerciales.

Feliciano Peiia. Pedregal de Picacho

Luis Ortiz Monasterio. Nube

Cuando hablamos de galer/as de arte pensamos inmediatamente en instituciones mercantiles que actuan como clemento intermediario entre el artista y el comprador. En realidad, el marchand de tableaux, nombre con que en todas partes se designa al dueiio de una galerfa, se dedica fundamentalmente a Ia compra y venta de cuadros o, por supuesto, de otros objetos de arte. Esto no quiere decir que por su caracter comercial Ia galerfa de arte sea solo y siempre mera institucion de lucro que supedita a cada instante el arte al comercio. Bastan dos o tres galerfas, entre muchas otras, para negar el facil manique(smo en que muchos incurren al atribuir exclusivamente afanes de lucro a instituciones que mantienen un trato cotidi ano con el arte y los artistas. Ambroise Voll ard fue sin dud a un esplendido vendedor, y nadie lo despreci ara por eso; pero fue, a Ia vez, y por eso ocupa un sitio en Ia his tori a del arte, un magnIfico promotor. Abrio las puertas de su galer(a a los impresionistas cuando estos segufan siendo boicoteados por Ia sociedad de su tiempo - lo que le costo perder Ia a~tacjtd Q · Q_inwres

u1g1 auzaao par

como Puvis de Chavannes- ; busco desesperadamente a Cezanne en el momento en que el pintor de las man zanas respond Ia al menosprecio con Ia soledad y promovio Ia es tampa en soberbias ediciones - las famosas Ediciones Vollardque constituyeron un verdadero estlmulo al resurgimiento del grabado bajo Ia forma creadora - no de reproduccion- que por entonces solo muy esporadicamente pose(a_ De una produccion que fue tan amplia como selecta, podremos recordar: Paral/element, de Verlaine, ilustrado por Pierre Bonnard; Les Fleurs du Mal, de Baudelaire, con maderas, de Emile Bernard;, Le Jardin des Sup/ices, de Mirbeau, para el cual h izo Rod in esplendidas litograffas; Les Fables, de La Fontaine, con aguafuertes de Marc Chagal, y, en fin, el famoso Chef d 'Oeuvre inconuue, de Balzac, ilustrado magistralmente con maderas y aguafuertes de Picasso. Daniei-Henrry Kahnweiler fue tambien gran vendedor - de otro modo no se hubiera puesto el de Malaga en sus manos ... - pero fu e, ante todo, un hombre que vivio para el arte. El hecho de haber abandonado una carrera proBalsa de Londres

le'ffl€lftl9el fi!emU«<ONAGULTA BellasArtes


G Dijo que m1s cartas eran muy particulares; eran cartas de un escritor y no bleaux en Paris - en una epoca en que esta actividad era mucho menos comercial que en nuestros d I as- lo define. Dueno de galerlas, promotor de Picasso cuando el autor de Les demoiselles d'A vignon era vis to como una promesa frustrada (" ique perdida para el arte moderno! ", dijeron algunos pintores al ver el horrendo cuadro); Kahnweiler, fue, ademas, un historiador al cual es menester recurrir para documentarse sobre algunos aspectos del arte de este siglo. El descubri6, antes de cualquier otro, Ia importancia de Ia escul tura de Picasso y Ia exalt6 en esplendido libro editado y prefaciado por eL Mis galer/as y mis pintores y su ensayo sobre E/ nacimiento del cubismo, demuestran que en Kahnweiler el hombre de arte (promotor, esteta, crltico) era por lo menos tan importante como el marchand de tableaux. La galerla Denise Renee, de Paris, ha representado tambien un papel muy importante en Ia promoci6n del arte moderno. Cuando en 1955 present6 Ia exposici6n con el tema de ÂŁ/ movimiento el arte cinetico estaba en su primera o segunda infancia (no olvidamos los afanes de los constructivistas rusos ni las realizaciones de Moholy-Nagy); pero de esta exposici6n, en Ia cual participaron Agam, Pol Bury, Calder, Marcel Duchamp, Jesus Rafael Soto, Tinguely, Vasarely y Jacobsen) naci6 practicamente el movimiento cinetico en Francia. El G.R.A.V. (Groupe de Recherches d'Art Visuel) que se form6 en Paris el afio de 1960, debe seguramente a Ia citada galerla el impulse que Ia nueva tendencia recibi6 en Francia y en el mundo entero lmponi endose sobre Ia opinion publica, que al principia rechaz6 el cinetismo como arte, Ia Galerla Denise Renee, por medio de sus exposiciones y de sus valoradores catalogos, ha contribuido al surgimiento y evaluaci6n de artistas que hoy gozan de fama mundial como Le Pare, Yvaral, Agam, Vasarely y otros. La indiscutible aportaci6n de al gunas o muchas galerlas al arte de

Hector Xavier. Apunte de Orozco

nuestro tiempo no excluye, por otro lado, el aspecto comercial de sus operaciones. Much as viven excl usivamente para vender. Son 6rganos, como cualesquiera otros, de Ia sociedad de consume - o, de compra-ventaen Ia cual vivimos. Venden cuadros como podrlan vender perfumes u objetos de lujo. La funci6n social o espiritual del arte es para elias, cosa secundaria. No faltan, por supuesto, las galerfas cuyos duefios y empleados superiores aquilatan perfectamente el valor del cuadro, del grabado o de Ia escultura como obra de arte. Pero esas galerfas tienen que vender para poder vivir, viven, natura/mente, de Ia obra de arte que venden. Por regia general, los dealers deducen de Ia venta de cada obra de arte un 33% de su valor comercia!_ Algunos elevan esa ganancia (por supuesto bruta) al 50%. Es Ia parte que les toea en Ia creaci6n artfstica. Las exposiciones corren por cuenta de Ia galerfa; pero cuando se trata de un artista cuya obra no se vende, o se vende poco, el alquiler del local y los gastos inherentes (catalogo, fotograffas, coctel) incumben al pintor o al escultor.

Digitalizado par


G de un hombre de negocios, y no importaba que hablara de acc1ones y bonos. Galerfas hay que imponen exclusividad a sus artistas. Aceptan promover su obra, pero a condici6n de que el no se conffe a otro dealer ni exhiba sin su consentimiento en otro Iugar. El artista pertenece as(, como los fu tbol istas, a Ia empresa que los regentea. La exclusividad reviste tambien, a veces, Ia forma de contratos por medio de los cuales el artista se compromete a producir un numero determi nado de cuadros al afio, al semestre o al mes. La Iibertad que tanto anhela, en Ia cual cifra su poder creativo, se ve as( condicionada por un convenio que indiscu.. tiblemente da pan, pero amarra. Por otro lado, el dealer o marchand de tableaux, con el reguladar de Ia compra-venta que es Ia demanda (y tambien Ia oferta) influye, con harta frecuencia en Ia naturaleza de Ia obra: "esto ya no se vende: aquel!o sf". Desde Ia irrupci6n del movimiento muralista hasta el nacimiento del Salon de Ia P!Ostica Mexicana-Galerfa de Ventas Libres, Mexico cont6 con pocas galerlas de arte. Unas vivian al margen de otros negocios, como simple complemento (libros, papel, tapiz, marcos, flores); otras dependian del Estado* y no falt6 galerfa que, instal ada en residencia particular, al modo de los salones literarios del pasado, viviera de las relaciones sociales de su propietario. Con el auge de Ia burgues(a nacional debido a Ia pacificaci6n del pals y a Ia participaci6n virtual de Mexico en Ia Segunda Guerra, el cuadro de caballete, que antes fuera vituperado por el Sindicato de Pintores y Escultores Revolucionarios (.. . "repudiamos Ia pintura //amado de caballete y todo el arte de cenaculo ultra-intelectual par aristocratico . . . " ) irrumpe con extraord inario lmpetu . Se producla mucho; pero el mercado era estrecho y las galer(as precarias y los vendedores estrictos.

Amador Lugo. Crateres y volcanes

Jose Chavez Morado. Tigre y flor Cordelia Urueta. Laberinto

* G. F. Led ez ma diri gi6 Ia que , en Ia Sec re taria de Edu cac i6n Publi ca, expuso Ia obra de Foujita; Carlos Merida y Orozco Rome ro diri gieron Ia qu e f un cion6 e n e l ves tibulo de Be ll as Artes. 1 ~tQln , exc lusivamen~e una

Digitalizado por 'i

,..~

cNMitlflal de BellasArtes

1 t_.COr.ACULTA


G Mi mujer tiene otra opinion. Dice que escribo mamarrachadas, estupideces. '' Decoracion", de Venustiano Carranza, que durante varios afios realizo importante labor (salones de grabado y de pintura con edicion de valiosos catalogos) rechazo en cierta ocasion un linoleo de Mendez por su caracter pol ltico. Esto origino un movimiento de protesta que llevo a Ia desaparicion del establecimiento. "La Galer(a de Arte Mexicano", cuya directora (lnes Amor) ha desempefiado en las artes de Mexico un papel que urge evaluar, fue siempre muy estricta. Exhibir en su local o bajo su respaldo, equiva1Ia y equivale a un espaldarazo de calidad. La "Galerfa Central de Arte Modern a Misrach i" vend Ia sabre todo Ia obra de los mas afamados pintores: Rivera, Orozco, Tamayo, Siqueiros y pocos mas. Se imp on (a por lo tanto Ia creacion de un establecimiento que abriera posibilidades a los numerosos artistas que al margen del muralismo (o en forma concomitante) pintaban cuadros de caballete y necesitaban asegurar su existencia vendiend olos. AI inaugurar sus actividades, el 18 de noviembre de 1949, con una exposicion de Feliciano Pefia, el Salon de Ia P!Ostica Mexicana-Galer/a de Ventas Libres, aparece como una respuesta a las condiciones y a las necesid ades del pals. No es por casual id ad que en el proyecto de Estatutos concebido en 1947 par Fernando Gmmboa, ento nces jefe del Departamento de Artes Pl asticas del INBA, se hable, en primer Iugar, de establ ecer una "sa/a de venta de pinturas, libres de costa para los artistas, con e/ objeto de estimular e/ mercado de arte mexicano de buena ca/idad." Susana Gamboa asume Ia direccion del Salon con el proposito bien definido de contribuir a Ia creaci6n de un mercado para el arte de Mex ico (entonces muy precario) y de liberar a/ artista de todo compromiso, (economico) o de exclusividad, con las galerlas. lnstalada en el local de Ia Galeria Mont-Orendain (de algu n prestigio pero de escaso exito) el nuevo Salon aparecio remozado con Ia museograf(a que Gamboa por entonces habla introducido en Mexi co.

Marla Izquierdo. Las tres gracias Rufino Tamayo. Lunatico


8 Ella,

claro, no

sabe

nada

Leopolda Mendez. Camino al pared6n Manuel Rodriguez Lozano. Desprendimiento

de literatura.

.,

Habla por rencor, por aversion. La Pldstica abrio de inmediato las puertas a jovenes artistas como Luis Nishizawa y Carlos Sanchez M. (esplendido pintor del Mexico callejero y nocturno) cuya obra algunos afios antes nos habfa deslumbrado y que nadie se atrevia a presentar. Tamayo, que por ese tiempo solo muy esporadicamente exhibfa en Mexico, presento en Ia Plastica una esplendida exposicion (formaba parte de ella el cuadro Musicas Dormidas) que dio motivo a un encontrado movimiento de opinion. En el periodo de Carmen Barreda, que se extiende de 1953 a 1964, Ia Ptastica Mexicana adquiere nuevas caracterlsticas: en vez de recibir el producto /ntegro de Ia venta de sus obras, el artista acepta que le descuenten, primero 10%, despues 13%, para gastos del Salon y las exposiciones colectivas anuales se convierten, despues de un proceso de transicion (salones de invierno y de verano) en sa/ones de los Nuevas Valores. Del primero, que se realiz6 en 1953, falta Ia documentacion respectiva, y Ia memoria de los que entonces vivimos esos acontecimientos falla. El primer Salon para el cual se constituyo un Jurado se realizo en 1954. Crespo de Ia Serna, J ustino Fernandez y Vfctor. M. Reyes, seleccionaron, como premia de adquisici6n las siguientes obras: A nunciaci6n, de Raul Anguiano, Maternidad, de Castro Pacheco, y La Era, de Guillermo Meza. Se recomendo, tambi en, que se adqui路 riera, una Anunciacion de Luis Nishizawa. En "Cuevas por Cuevas" (pag. 63) resuena aun el eco de Ia sacudida que este Salon de lnvierno provoc6. El Patronato de Ia Plastica Mexicana, que durante este periodo fue creado, instituyo el Salon de los Nuevas Va/ores que ha funcionado con Iigeras interrupciones, hasta el afio de 1973. Con el sistema de las ventas fibres (sin recargo para el artista) y el descubrimiento de los nuevas valores (tres premios de igual val fa los artistas escogidos por un ~titV:tl搂c) se dis~~~r .. ~

~ef.!WJ1119ept~A~~~Mt.ULTA BellasArtes


G Ademas nunca ha leldo lo que escribo y prometo que jamas se lo ensenare. de las demas galerlas de arte comerciales. Durante este periodo -Carmen Barreda- se llevaron tambien a efecto tan importantes actos como Ia exposici6n de Permeke y Ia de los artistas huespedes en Ia cual participaron Climent, Luna, Prieto, Sousa, Gunther Gerzso, Math las Goeritz y otros. Tamayo exhibi6, en este periodo, el famoso cuadro-mural ÂŁ/ Hombre, que pinto para Ia Universidad de Dallas. Trasladado a otro Iugar (el antiguo local fue reclamado por los influyentes dueiios de un cabaret... ) y bajo otras directoras (Gabriela Orozco, josefina Torres, Lourdes Chumacero y Mercedes lturbe el Salon de Ia Ptastica ha continuado, con mas o menos incidentes, Ia trayectoria que en noviembre de 1949 inici6. En noviembre de 1974 estamos obi igados a responder a esta pregunta: lCumpli6 el Salon de Ia Plastica las tareas que motivaron su fundacion? lSe justifica en Ia actualidad su existencia? A nuestro parecer, Ia respuesta es afirmativa. Contribuy6 realmente, como se

David Alfaro Siqueiros. Cuauhtemoc

propuso, a Ia formaci6n de un mercado nacional de arte (no nos importa excesivamente el aspecto comercial; pero a el esta asociado todo movimiento artlstico de nuestros d las); consagr6 a varios pintores (de Alfonso Michel, por ejemplo, solo se conoda su leyenda);

ha dado origen a diversos movimientos de opinion (protestas, actos de solidaridad, controversias),

promovi6 Ia aparici6n de numerosos artistas; fino/mente cre6 un sistema de cogobierno. Si otras galer!as venden mas, esta puede enorgullecerse de constituir, por sf misma, un organo susceptible de sacudir a Ia opinion publica, de actuar como factor ideologico, de ac udir en ayuda de otros hombres (como en el caso del pin tor Carlos Jurado sobre el cual pend fa, en cierto pals de America Latina una amenaza de muerte), de mostrar c6mo los artistas pueden, en cierta forma, regir sus propios destinos. En Ia promocion de los nuevos valores reside, para nosotros, Ia diferencia capital entre Ia Plastica

Angel Bracho. Contaminaci6n


G Bueno, se lo podrla mostrar s1 las cosas cambiaran, s1 hubiera un arreglo. Mexicana y las demas galerlas. Pero no todos piensan asl. Este aiio de 1974 no se efectuo este concurso y el proyecto de Estatutos elaborado por el actual Consejo, lo desecha. Se dice, en contra del Salon, que da motivo, en los concursos y jurados, a favoritismos y equivocaciones. Tal vez. El juez, sea magistrado, crltico o creador, es siempre falible. Por otro lado, las artes dificilmente pueden eludir los vicios del medio en el cual viven. Pero no deben haber sido muy numerosos y graves los errores o pecados de los jueces en los concursos ya que Ia mayor parte de Ios artistas premiados (Soriano, Corzas, Coronel, Vlady, Sjolander, Aceves Navarro, Bejar, Nakatani, Pedro Cervantes, Zuniga, Gerardo Cantu, Ceniceros, Climent, Messeguer, Capdevila), ocupan hoy un Iugar de rei ieve en las artes de Mexico y del mundo. lQue los premios dan origen a d escontentos, pol emicas, sacudidas? iCiaro! pero lque movimiento artlstico se desarrolla en Ia calma bucol ica (muchas veces tragica) de una siembra de trigo o de rna lz? l Y desde cuando aiioran los artistas Ia "dolce calma", que seguramente les impedirla ser artistas? La vida cultural va siempre acompafiada de las envidias de un Rafael, de las intrigas de un Bramante, de Ia arrogancia de un Greco, de Ia insolenci a de un lngres, de las burlas de un Picasso, de Ia mordacidad de un Rivera, de las bofetad as de un Siqueiros, de Ia rebeld Ia de un Cu evas. La vida artlstica, que no solo se desarrolla en el taller o en el estudio, se organiza y conforma al calor de todas las tormentas. El Salon de los Nuevos Valores constituye a no dud arlo - y permftasenos Ia repeticion- el rasgo diferenci ador por excelenci a de un Galerla que piensa mas en el fome nto del arte que en las ventas. La P/astica Mexicana no funcion a, obviamente, en fo rma optima. Cada integrante solo tiene derecho - por razones de espacio- a

Diego Rivera. Arboles mulatos

Luis Nishizawa. )uchiteca enhebrando flores

Digitalizado par

ca~AAC~A~ULTA


G Para eso se necesita una buena tormenta, con muchos truenos y relampagos. AI contrario de las mas importantes galerfas de arte y museos del mundo, Ia Plastica no edita catalogos con estudios de cada expositor. El Salon carece de autenticos archivos: de catalogos, de fichas biograficas y documentales, fotograffas a bl anco y negro, diapositivas isiquiera de Ia obra exhibida en sus salas! , de bibliograffa artfstica, aunque limitada a cada uno de sus integrantes y, en ultimo extrema, a cada uno de sus eventos. Por fortuna el Salon de Ia Plastica Mexicana esta dirigido por una persona - Mercedes Iturbe- que por su in tel igencia, rectitud y respeto a los artistas, esta en condiciones de contribuir poderosamente a Ia superacion de las deficiencias sefialadas. En resumen , y por las razones aducidas - promocion de nuevos valores, desplazamiento del sentido comercial a un discreto segundo plano, participacion democratica de los artistas en Ia gerencia superior de su propio organismo- e! Salon de Ia Plastica ha cumplido y cumple una importante misi6n. Es cierto que al lado de artistas de gran talla cuenta con otros de menor nivel. Democracia y elite dificilmente se conjugan. Puede sin embargo afirmarse que en el Salon de Ia Plastica estan representadas, con un escaso margen de sectarismo, todas las tendencias, 0 las mas vitales del arte contemporaneo de Mexico Y esto tambien cuenta. En Ia medida en que lleve a cabo una intensa y depurada labor - salones estrictos, catalogos valoradores, confrontaciones estimul antes, direccion respetable- el Salon de Ia Plastica se vera enriquecido con Ia presencia de nuevos y dis. tinguidos artistas y reforzara su papel en Ia vida cultural del pals.

Fuentes: arc hi vo precario del Salon (aetas de jurados y recibos, por adqu isici6n de obras de los a rtistas, Estatutos ); prensa de Ia epoca; programas de las exposiciones, y testimoni os personales de Victor M. Reyes, Susana Gamboa, Carmen Barreda, Gabrie la Orozco y Mercedes Itu rbe .

Arturo Garcia Bustos. La muerte del mariscal Budionin

Guillermo Meza. Autorretrato

t_.CONACULTA


G Y s1 es de noche meJor, porque entonces vend ria a refugiarse en m 1 lecho.

Apostasia Luisa Josefina Hernandez Obra estrenada en el II Festival de Teatro Latinoamericano, auspiciad a por Ia UNAM, en 1972 .


G No digo que fueramos a hacer el amor, antes serla capaz de darse un tiro, REPARTO:

7 JUECES

AUGUR

JULIAN

PADRE

JUAN

MARTA 2 MUJ ERES

Aparecen los siete jueces, Ia mujer Martha y el padre de julirin, todos rodeando a ju/i(m, quien debera dar Ia impresion de ser un prisionero aunque no se vea maniatado. Si es posib/e debera escucharse una marcha vagamente bfblica tocada en un instrumento de viento de los mas primitivos. Han 1/egado at desierto, alii se detienen, se colocan en posicion ritual, Martha, j ulidn y su padre arrodillados, podr/a suponerse que se trata de un bautismo o de un matrimonio. La actitud de julidn es impenetrable. De pronto se escucha Ia voz femenina de un augur, fuera del desierto, fuera del alcance de los jueces y comprensible para todos. AUGUR:

Yo vi Ia paloma, era Ia serial, era el significado. Aquel, el elegido de las palomas, serfa Ia luz de nuestro pueblo, Ia distinci6n divina, e路l que abriera el camino, el hombre que nos dara nombre y sitio en Ia historia de los hombres y Iugar en el reino de los cielos.

JUEZ 1: (A julidn.) lRenuncias a tu casa y a tu padre? JULIAN:

(Quien nunca to mira de frente.) S (, senor. JUEZ 2:

lRenuncias al placer ae Ia comida? JULIAN:

sr,

senor.

JUEZ 3:

lRenuncias a las comodidades de tu techo ? JULIAN:

sr, senor.

JUEZ 4:

lRenuncias a Ia esposa que se te habfa elegido? JULIAN:

sr,

senor.

JUEZ 5:

lRenuncias a Ia comparifa de los hombres? JULIAN :

S I, senor.


G pero podrla haber una caricia, un momento bello. Eso es todo lo que pido. JUEZ 6: Quedas en Ia soledad, en Ia desnudez, en el hambre yen el silencio. lEst<is conforme? JULIAN: s (, senor. JUEZ 7: Que asf sea. Los jueces apartan a Martha y a! padre, quienes dan Ia espa/da a j u/i(m y se acercan a et para quitar/e Ia ropa, se /e deja s6/o un !Otigo. Ahara e/ cuerpo de ju/i(m es como el de un asceta aun no mortificado. Los jueces sin anadir pa/abra se a/ejan para colocarse en sus /ugares yo fijos, tal vez rodeando el Augur. El padre y Martha se a!ejan sin volver Ia cabeza.

PADRE: (Con un deja brutal) Estoy orgulloso, estoy muy orgulloso.(La mira.) lEstas triste? MARTA: Nunca dije yo que quisiera casarme con julian. Nunca lo dije. PADRE: Viviras en mi casa y tendras Ia ventajas de cualquiera de mis hijas o de mis nueras. MARTHA: Eso espero. AUGUR: Vi un hombre en el desierto, desnudo, hambriento y tembloroso y a ese hombre le fueron reveladas las divinas palabras. Y el fue Ia fu ente de Ia voz, el mensajero duefio del anuncio. j u!iGn sacude e/ lOtigo con rabia, se echo of sueto, se queda inm6vil. Pronto aparece juan, de su misma edad. Es facil ver que j uliGn esta desesperado pero no quiere desperdiciar fuerzas. juan tiene mas ropa que ju!iGn, pero harapienta. juliGn to ve hasta que el publico ya to ha examinado a su gusto, se sobresalta.

JULIAN: 路 lQue? lQuien eres? JUAN: Me llamo Juan. JULIAN: lQue quieres? (5e da cuenta de que nada pueden robarle sino e/ !Otigo.} l Esto? JUAN: No. (Hace ademdn de irse, juliGn to ve a/ejarse y se angustia.) JULIAN : Oye .. . no te vayas. lViste como me trajeron? Uuan asiente.) lY sabes por que? JUAN: 51, por eso vine. JULIAN : (Muy enojado, sin oirlo.) Yo, yo soy el mentecato que movf el latigo en el aire de pura furia, l sabes? de pura furia y no se como arrastre una paloma que jamas habfa visto y no se como me vi rodeado de

Digitalizado par

LTA


G En realidad no se como fue a embarazarse Mariana, si hacfamos tan poco el gentuza que gritaba que yo era no se quien. La paloma estaba en el suelo, sangrante, y me llevaron a Ia casa de los jueces. Y se present6 mi padre al oir Ia noticia, se mostr6 complacido y complaciente, dijo que era un honor, que su hijo era elegido, se llen6 de alegrfa al ver que yo era y no otro el elegido y me trajo con ellos y me abandon6 . .. Uulir!Jn flora de rabia, se revuelca en e/ sue/o.) JUAN: (Temblando de fr/o . ) Se hace de noche. Se sienta en cuclillas. Lentamente ju/iGn se calma, se estremece. Por frfo se acerca a juan.

JULIAN: Dame algo para el frfo. Uuan /o cubre con sus harapos.) Mi padre es comerciante, mi casa tiene alfombras y tapices, mi !echo, edredones de seda, mis comidas son suntuosas, gano dinero sin mayor esfuerzo, tengo cinco caballos, mi ropa es abundante, bebo vino y el agua no me gusta, fumo el mejor tabaco y he gozado el placer de las mujeres. Se pega a! cuerpo de juan buscando calor, casi se adormece. juan no ha cerrado los ojos, de pronto extiende una mana a Ia altura de su cara.

JUAN : No puedo dejar de ver esta paloma. AUGUR: El hombre debfa veneer el frfo, el hambre, olvidarse del cuerpo para que sus sentidos se agigantaran y ya todos abiertos se ex tendieran por Ia superficie del universo y hasta ellos llegara Ia pal abra. Asf debfa ser. J UEZ 1: No das medida en el tiempo. J UEZ 2: No das otra seiial que Ia paloma. J UEZ 3: Te parece bastante porque en nuestra tierra no hay palomas. J UEZ 4: La ignorancia es comun al hombre. J UEZ 5: La equivocaci6n es imposible a los ojos de Dios. JUEZ 6: Somos ciegos. J UEZ 7: El ciego que obedece ha alcanzado Ia luz. £/ interior designado como Ia casa de juliGn. Debe dar Ia impresi6n de un harem. A /If esta Martha, tendida y rodeada de comodidades, con dos mujeres.

MUJER 1: (Como plafiidera.) Oh Martha, te quedaste sin marido, no lo gozaras. No tendras hijos, no veras crecer tu vientre, no sentiras los dolores del parto, no meceras a tu hijo entre tu s brazos, ni sentiras sus manecitas en tus pechos. ilnfeliz!

MUJER 2: Cuando vengan nuestros esposos y nos !Ieven con ellos, tu te quedaras sola y no sabras que pensar porque el destino no te dio tiempo de conocer al tuyo y no tienes recuerdos. No sabes de sus manos, ni de su boca, ni de los suaves olores de Ia carne .. . iPobre Martha! Esperan que ella diga a/go, pero ella se acomoda entre las telas.

MUJER 1: Hablanos. Desahoga tu dolor. Haznos preguntas. Martha se muestra indiferente.

MUJER 2: LNo hubieras preferido quedarte en casa de tus padres? Allf tal vez hubiera venido un hombre y te hubiera pedido como esposa... MARTA: LA m f? LA Ia prometida del elegido? Lo hubieran apedreado por sacrflego. Y si me hubiera buscado un extranjero, uno que no supiera... tambien lo hubieran apedreado y por peores razones. MUJER 1: LEstas muy triste? MUJER 2: LTemes contiarnos tus dolores? Martha se rfe de pronto y se pone en pie. (Su actitud es procaz.)

MARTA: iMiren mi tristeza y mis dolores! A compafiandose con pa/madas empieza a bailar violentamente: a/egrfa, sexo, vu/garidad y co/era. (Las mujeres se tapan los ojos y le dan Ia espalda.}

MUJER 1: (Pfafiidera.) Se ha vue Ito loca. MUJER 2: (Entre /agrimas. ) Pobre mujer. Esto era de esperarse. iQue destino! iQue destino! · Martha cae de nuevo en sus a/mohadones y las mira con ironfa en e/ momenta exacto en que se aparece e/ padre de julirin.

PADRE: LQue escandalo es este? LQue haceis en este cuarto? iFuera! (Las dos mujeres sa/en humildemente. Examina e/ rostra de Martha que le parece perfectomente tranquilo.) Son tontas ... Tal vez ... tal vez sea Ia envidia. LNo te parece? MARTA: LEnvidia de que? PADRE: Mis otros hijos dmtitt!IID de trabajo, no son ~at:~~nf\ll@eh atl~QNA£ULTA .. Jl1ql.os. ~n sum

D1gn:auzaao par

BellasArtes


G amor y ella se valfa de toda clase de metodos anticonceptivos. Un olvido. res ... y a elias tampoco. Tu eres Ia prometida de un elegido y yo soy su padre. MARTA: lQue sefial dio Julian de ser distinto mientras vivi6 contigo? PADRE: Ninguna. Era exactamente igual a sus hermanos ... de peor caracter, un poco sanguinaria ... con los animales, por supuesto. Pero ahora ... ahora todo el pueblo me abre sus puertas, me hacen regalos: vino, comida, telas. Antes rein6 en mi casa Ia abundancia, ahora empezamos a repletar nuestras bodegas. Y por haber sido prometida suya seras Ia preferida entre mis hijos y las mujeres de mis hijos. iPide! (Martha, con las manos debajo de Ia cabeza, en actitud caprichosa e imaginativa, empieza a pedir, a/ tiempo que se aye Ia vocecil/a del Augur. MARTA: Telas rojas de lana y algod6n. AUGUR: Su pie! se ha de volver una grieta con el viento nocturno. MARTHA: Cordero asado bajo tierra con una salsa espesa. AUGUR: Su carne se ha de apagar y los huesos se adivinaran bajo Ia pie! negruzca. Comera datiles y ha de beber agua. MARTHA: Para Ia pared de mi cuarto, un tapiz con una escena de amor. AUGUR: Creceran sus cabellos y su barba, creceran sus ufias, aprendera a correr con el paso de las bestias, se desorbitaran sus ojos, ardera de d Ia y temblara de noche. MARTHA: Y que nose me acerquen las mujeres y los nifios. PADRE: As( se hara. Nada me cuesta complacerte si ya soy tan afortunado. AUGUR: En el oasis ha de tomar su alimento de datiles y agua fresca. juan y julidn se separan, este Ultimo con e/ tatigo, quedan uno frente a/ otro. JULIAN: (Moviendo el /Otigo.) Los pajaros vuelan demasiado alto. Los datiles se revientan cuando quiero bajarlos con el latigo. No tengo costumbre de tomar agua con las manos ni de beber en el suelo como los perros. No puedo comer mas de seis datiles juntos porque me enfermo y me revuelco de dolor. Uuan saca de los andrajos una flauta de cafia y trata de tocar torpemente.) EI agua tam bien me ha hecho dafio. Ni una sola noche he podido separarme de tu cuerpo para no morir de frio. Y apestas a pastor que es imposible y tu cuerpo es frio y tus harapos son ligeros y hieden y de dla hay que buscar Ia

sombra del oasis y all I estas tu. Por ultimo te he preguntado ya mil veces quien eres y que quieres y no hay forma de sacar nada en claro porque hablas poco y mal. JUAN: Soy pastor de ovejas. JULIAN: Ya lo se. lQue quieres? JUAN: Yo no se nada, no entiendo nada. Se que debo estar aqul. JULIAN: lC6mo te atreves a compartir mi vida? JUAN: Yo note busco. JULIAN: (Furioso.) Yo te busco, lverdad? lCrees que me morirfa sin tu calor y tu peste? ~Su ira no impresiona a juan. j u/i(m levan ta e/ lOtigo y juan no se mueve, par fin to deja caer en media del desierto, despacio.) Bueno, esta parte es Ia tuya y esta Ia m Ia. No te me acerques, no me mires, y no me hables. Hemos terminado. juan toea Ia flauta. AUGUR: El silencio es prop1c1o para Ia meditaci6n, para el ayuno, es propicio para Ia revelaci6n. El hombre en el desierto afinara su 0 fdo y sus ojos, vera y oira. Asl ha de ser. A hora estan los dos cuerpos ten didos en el desierto, uno a cada /ado del !Otigo, juan tiene los ojos cerrados, juliOn abiertos. julidn hab/a como si e/ otro to oyera y se desesperara porque no da senates de hacerlo. JULIAN: lCuantos d las han pasado? (Mira a/ otro, e/ ltJtigo esta entre elias.) He perdido Ia cuenta. Ya no tengo hambre, mi est6mago esta tan reseco como mi cuerpo, solo Ia lengua se me mueve en Ia boca, es como un gusano路 intranquilo con vida propia. lPor que no se me dio Ia oportunidad de huir? Desde que mate Ia paloma no me han dejado solo ni un segundo ... iY tu eres un espla! Buscaron y encontraron al hombre mas miserable de mi raza para que me siguiera, un miserable que aceptara no comer, no beber, no vestir! iQue miserables! Oye, lcual es tu recompensa? Cuerpo vendido, tiempo desperdiciado, dime lcual es tu recompensa? lCuanto te pagaron? lQue delicias se te han prometido? JUAN: (Sin abrir los ojos.) Yo no te vigilo. JULIAN: Si quisiera regresar al pueblo me matarfas. JUAN: No. JULIAN: Sf. JUAN:

oigitstfn


G Cuando se dio cuenta de su estado se enoj6 mucho y me imput6 Ia tonterla. apartado de m (, partiste en dos el desierto para que estuvieramos en lugares distintos y no te apartas de tu propia seiial. El desierto es grande y no te alejas del Ifmite que tu mismo pusiste. JULIAN: ;_y tu? ZPor que note vas tu? JUAN: Yo no puse llmites. Elegf mi sitio y eso es todo. Si no quieres verme. . . ademas, eres tu quien me habla. Yo no te hablo. JULIAN: Cerdo. No puedo irme porque temo que me robes el latigo, no hay otro como este, mi padre lo mand6 traer de Ia ciudad extraiia que esta del otro lado del desierto, all f don de hacen los mejores pun ales, los cuchillos, las copas cinceladas. JUAN : Pon otra seiial.

f u/i(m tom a e/ /Otigo y fuego de hacerlo vibrar to deja caer de nuevo.

JULIAN : Pesa demasiado. Acabaras por robarmelo, no hay remedio. JUAN: Pesa demasiado tambien para mi. JULIAN: ilo levantaste mientras yo dormfa? JUAN : Le doy credito a tus palabras. JULIAN: (Rie.) Ah , ah, ah . .. ZPor que me esplas? (juan calla como si pen sara en otra cosa.) ZSabes lo que se espera de mf? (juan asiente.) Bueno, dlmelo. (juan calla.) Cerdo. Nido de piojos, pastor de ovejas, vagabundo, comerciante de tiempo, de vida, de tu cuerpo. JUAN: (De pronto, con dignidad.) Dej a de vigilarme, quiero estar solo. Se pone en pie, f u/i(m se asusta.

JULIAN: No tengo fuerzas para pelear. No quieras matarme. JUAN : No quiero. JULIAN: ZAd6nde vas? JUAN : A una parte de mi desierto donde tus ojos no me vean ni mi presencia te moleste. Ademas, es necesario que este solo. JULIAN : No te vayas, yo no quiero estar solo. (juan sigue alej(Jndose.) Te segui re. (Levanta e/ /Otigo, to enrolla, se toea Ia frente como si estuviera sudando del esfuerzo, tira e/ /Otigo, ya no ve a f uan.) Es un hechicero, una fuerza del mal encarnada y enviada para que yo no cumpla mi cometido. A distancia me ha de enviar sus efluvios para que yo jamas ... (Se sienta.) Nadie dijo cuanto tiempo hade durar mi estancia, nadie sabe el mensaje, nadie sospecha Ia


0 Por esos dlas advert( que casi no me hablaba ni me permitla acariciarla. v1s1on ... iQue estupidez! Me han hecho depositario de un posible secreto que nadie puede negar que poseo ... No me atrevo, sin embargo, a decir cualquier cosa, temo a los jueces. (Levanta el tatigo y empieza a salir del area desierto.) Temo a mi padre, temo a los jueces, temo a mi pueblo, temo a mis hermanos. (Aicanza el area del interior de su casa y cae en Ia puerto, viene a abrir su padre.) PADRE: (AI ver el cuerpo.) lQue es esto? iMujeres, mujeres! iAqul, en Ia puerta! (Aparecen Martha y las otras dos quienes en el mas estricto silencio cargan a julifJn y lo depositan entre almohadas, julifJn aparece inconsciente, jesus con Martha y Magdalena, El padre lo sacude.) Hijo mlo, hijo mlo. Tienes Ia obligaci6n de decir que ha pasado. MUJER 1: Padre, su cuerpo esta frio, pero su frente arde. MUJER 2: Ha muerto en vida. Esto es cosa extraiia. PADRE: Debo entrevistarme con los siete jueces. Ellos deben saber: .. lEsta enfermo realmente? 0 ... (Las dos /loran, Martha contempla Ia escena con reserva.) Exam lnalo tu, Martha, tienes mas sensatez. MARTHA: No necesito exam in arlo. Se hart6 de estar en el desierto sin comer ni beber, con frfo y calor en el cuerpo y sin buen lecho. Ahora se finge mudo. MUJER: 1: iTu casi eres su esposa! MARTHA: No lo fui. MUJER 2: Una mujer no delata a su marido. MARTHA: No es mi marido. Es un mentiroso y un cobarde. Y yo no tengo obligaciones para con el. E/ padre mira a julifJn y comprende que Martha tiene raz6n, se indigna.

PADRE: (Pomposamente.) iPero las tendras! Mi hijo ha vuelto a casa despues de cumplir su misi6n, pronto ha sido y es bueno porque su prometida lo esperaba impaciente. Te casaras con el. MARTHA: Pero si no he dicho nada ... PADRE: Para ti es un honor y es tu obligaci6n. Tu hace tiempo que lo aceptaste como esposo. Es como si lo fuera. MUJER 1: (Hip6crita.) Que Ia felicidad presida tu lecho. MUJER 2:(Hip6crita.) Que sus semillas florezcan en muchos hijos ... AUGUR: All f en el desierto esta el hombre, sus carnes crujen y se ennegrecen, su piel cae a pedazos, tiene frio y hambre, no habla, espera. Dentro de su alma va creciendo Ia II lhatitd4P ser el T'A â&#x20AC;˘ â&#x20AC;˘QlQSo bril Lan, sus o nllll)ll~lol.mti:\\,,UL 1

D 1gn:auzaao par


0 En

un

principio

considere que se trataba de una cns1s pasaJera

J UEZ 1:

Yo no veo. JUEZ 2: Yo no oigo. J UEZ 3: Yo no se. JUEZ 4: A mis ofdos llegan palabras bien distintas. JUEZ 5: Lo que sabemos no coincide con Ia adivinaci6n. J UEZ 6: Nuestra sabidurfa queda puesta a prueba. J UEZ 7: Venceremos por obediencia. La sabidurfa es cerrar los ojos y los oldos para escuchar Ia voz abierta de quien sabe lo que ignoramos. Se presentan ante el recinto de los jueces las dos mujeres, Martha y e/ padre 1/evando en brazos a julkin como si fuera un para/ftico, no habla ni se mueve; de vez en cuando abre los ojos.

PADRE: Senores, mi hijo Julian ha cumplido su misi6n en el desierto y el desierto me lo ha devuelto. Miradlo. Desde el d fa en que lleg6, no ha dicho una sola palabra, ni se ha movido. El desierto necesitaba un martir, aquf lo teneis. (Los jueces permanecen inm6vi/es.) El pueblo se siente defraud ado, aped rea mi casa, nos ha seguido en medio de los mas horribles insultos, todos estan en contra nuestra. J UEZ 1: lQue solicitas de nosotros? PADRE: Deseo que mi hijo contraiga matrimonio con su prometida, que ha estado bajo mi custodia desde que el se fue. JUEZ 2: lEn que forma puede ayudarte esa ceremonia? PADRE: Dandole normalidad a Ia situaci6n. No es uso corriente que las prometidas vivan en Ia misma casa sin casarse. Tampoco es correcto que yo Ia vuelva a su casa. Tambien es bueno que se sepa que mi hijo no ha cafdo en desgracia a vuestros ojos. JUEZ 3: Nuestros ojos no miran igual que los suyos. PADRE: Lo se de sobra. Por eso me permito buscar vuestro favor. Apedrean mi casa. Ya no puedo salir a Ia calle. JUEZ 4: lHa tra(do tu hijo un mensaje? PADRE: Mi hijo ha regresado mudo, senor. Tampoco parece ofr cuando se le habla. El desierto se llev6 su alma. J UEZ 5: lPiensas que a eso se le puede poner algun remedio? PADRE: No se, senor. Yo pienso que no tiene remedio. Me conformo con que se lleve al cabo el matrimonio.

y prefer(

JUEZ 6: ( Vagamente bur/6n.) Con poco te conform as. PADRE: Soy humilde, senor. JUEZ 7: Sea. Bajan los siete jueces de sus sitia/es y se acercan a/ grupo. Hacen que j u/i(m y Martha se to men de Ia mana.

J UEZ 1: Ya que tu hijo es sordo y mudo abreviaremos Ia ceremonia. Esta imagen debe ser muy primitiva, pero debe dar a/ mismo tiempo Ia sensaci6n de anormalidad. Es Martha Ia que se casa con j ulkin y no reefprocamen te.

J UEZ 2: Mujer, laceptas por esposo a este hombre? MARTHA: Sl. JUEZ 3: Hombre, ldas el consentimiento de tu hijo? PADRE: Sf.

JUEZ 4: Mujeres, recordad que sois testigos. MUJERES: Lo recordaremos. JUEZ 5: Estais casados. Apenas acaba de decirlo wando todos se /levan las monos a Ia cabeza, porque hay una nube de palomas que cae sobre ellos. Los jueces se retiran espantando/as con dignidad, julirin no se mueve, las mujeres gritan.

MARTHA: (A terrorizada.) Palomas, palomas, palomas. lDe d6nde sale tanta paloma? (Se tira a/ sue/o cubriendose Ia cabeza sin de jar de gritar.) iSon horribles! ipalomas, palomas! PADRE: (Asustando/as con fiereza.) iEs un milagro! iEs un milagro para mi hijo, el martir del desierto! (Patea a las mujeres.) iAyudadme a levantarlo, quiero que el pueblo lo vea, que todos vean al martir del desierto cuyas bodas han provocado una lluvia de palomas! iVamos! iVamos, digo! iA pasearlo por las calles! Vuelven a sacar a julirin como en procesi6n, para ser observado por e/ pueblo, las mujeres asustadas, e/ padre jubi/oso y sin dejar de anunciar e/ milagro. Luego se hace e/ si/encio. JUEZ 6:

.1ÂŁf, su sitioJ lH D.1g1ta 1zaao par

t_.CONACULTA


0 hacerme el desentendido, pero poco despues aprecie Ia gravedad del asunto: JUEZ 7: No hemos visto ni oido. AUGUR: (En un tono que noes e/ de Ia profecfa.) La paloma es distinta, de acuerdo con sus usos. Su vida Intima, de todos conocida, es intachable. Sublime es el efecto del esposo por Ia esposa, madre ejemplar es ella, los polluelos se crfan bajo el mayor de los cuidados y desde nifios aprenden los tratos del amor. Su vida oficial es otra cosa. Hay palomas dedicadas al mensaje, a Ia diplomacia, a Ia adivinaci6n, al sfmbolo, a Ia sefial secreta de Ia que se derivan el apremio y Ia venganza. Cumplidas son, esforzadas, valientes, agresivas o dulces. Muchas han muerto en el cumplimiento de su misi6n. Otras han matado. Se las venera por temor al futuro . julkin ha sido conducido a su casa. Ahara esta en su !echo y Martha a su !ado.

MARTHA: Ya estamos solos. Me parece que podrfas hablar. (Lo mira, el cierra los ojos. } No te hagas el estupido, a mf no me engafias. Ya Ia gente vio tu milagro, cerdo, hijo de cerdo. lNo oyes? (Lo sacude, juliOn abre los ojos; Ia mira con odio y vuelve Ia cabeza a un !ado, ella se rfe.) Ya te entendf. Si hablas, echas a perder todo; si oyes ya no eres un martir; si comes como todo el mundo, recobras las fuerzas y tendras ganas de salir, de caminar y . .. de hacerme tu esposa. Bueno. Voy a traerte un pufiado de datiles y un poco de agua, eso te ha de bastar para muchos, muchlsimos dfas. Se va riendo. j u/i(m Ia ve ir. No sabemos que piensa.

AUGUR: iC6mo se fortalece! iCuanto jubilo al verlo! Su alma vibra como una hoguera grande, como una rosa roja, palpita como estrellas. Y nadie puede verlos sino yo. y por ahora solo yo puedo ser feliz, mirandolo. iC6mo te amo y te admiro! Asf habras de ser amado y admirado por muchos hombres en Ia tierra. Eternamente. Aparece Ia casa de ju!kin, su padre y Martha.

PADRE: tNo puedes hacer que hable? MARTHA: No. Lo he insultado. Casi lo he dejado morir de hambre. No habla. PADRE: Un hombre que se ha convertido en martir debiera exigir algo. Asf son las cosas en el mundo. Si no exiges se olvidan de ti. MARTHA: (Con desprecio. } Come seis datiles diarios y bebe un trago de agua. No quiere tener fuerza. PADRE: Debiera pedir un templo para el solo, con sirvientes,

con ofrendas. Algo que Ia gente vea ... y utilice; asf he visto yo uno. MARTHA: No habla porque no tiene mensaje que dar. PADRE: Yo querla decirte ... El bien de el es el tuyo, tno lo has pensado? Bien, (no te parece que volvi6 demasiado pronto del desierto? MARTHA: Tal vez. (Que estas pensando? PADRE: Debieramos... Volverlo al desierto. De noche, entre los dos. MARTHA: tY si se lo comen las aves de rapifia? PADRE: Tu podrfas quedarte all f unos d (as... MARTHA: tCuantos? PADRE: Te mandan~ comida. MARTHA: lCuantos? PADRE: No mas de quince. Solo para ver si hay un cambio. Mi prestigio durara poco. El pueblo me mira y murmura. Los hombres serios no quieren negociar conmigo. Nos apedrearon de nuevo. MARTHA: Y yo, (que gano con ello? PADRE: Si el se repone, compartiras sus ganancias. Si no, te hare compartir las mfas. . . y en cualquiera de los casos te regalare dos brazaletes de oro, uno para cada brazo. Siempre ganas, nada pierdes. MARTHA: Esta bien. Si no llega Ia comida a tiempo, regresare sola en cuanto tenga hambre. JUEZ 1: El tiempo se apresura, lo siento. J UEZ 2: Grandes sucesos, prometedores de sucesos mas grandes. JUEZ 3: Hemos elegido Ia oscuridad por obediencia. JUEZ 4: La incomprensi6n, por sabidurla. J UEZ 5: La paciencia, por merito. JUEZ 6: El silencio, por ser Ia inteligencia. JUEZ 7: Los hechos, Ia realidad, el juicio de los hombres y Ia fe son cosas muy distintas. Llegada de julkin, Martha y e/ padre a/ desierto. A/If esta juan, con Ia flauta en Ia mana, mudo e inm6vil. E! padre no /o ve. Martha y el padre vienen cansadfsimos de arrastrar a ju!idn.

PADRE: Aqu ( te dejo.

Digit~F!

IIO:$Jtllielllta. La comida durara Nacional de BellasArtes

t ..CONACULTA


G era Ia separacion

definitiva, Ia ruptura total, el salto al vaclo absoluto.

MARTHA: Que prisa tienes. PADRE: La tengo. (Los ve con impaciencia y a/go de Mstima.) iMaldito sea el momento en que fui padre de un elegido! iUn hijo invalido y con mala fama! i Mi casa aped read a! i Mis negocios casi en quiebra! lPara que, para que, para que necesitaba Ia paz de mi vida un elegido? Se va tirandose de las barbas y los cabellos. Martha se sienta en e/ suelo, junto a ju!iOn.

MARTHA: Viejo farsante, digno padre de un hijo farsante. (Mueve con el pie a julirin.) Oye, ya puedes hablar, ya se fue, y si no tienes mensaje aqu f a nadie le importa. En efecto, ju!iOn se sienta.

JULIAN: lYase fue? MARTHA: Descarado. Te lo estoy diciendo. JULIAN: (Debit, se arrastra.) Dame el latigo. MARTHA: (Sefiala e/ bulto de Ia com ida.) All f esta. Por suerte me acorde de traerlo. Uulirin to co toea a Ia mitad del espacio-desierto.) lQue haces? JULIAN: El lfmite. Este lado es el mfo. MARTHA: lY el otro? j ulirin se tiende en e/ suelo.

JULIAN: Callate. AI fin podre dormir. Cierra los ojos y Martha se separa de e/ si/enciosamente, saca un pedazo de pan y to mordisquea. Brinca por encima del /Otigo y pasa a/ /ado de juan hasta quedar parada junto a el, a/ verlo grita. juan no se mueve. Martha va tranquilizandose poco a poco,

MARTHA: lQuien eres? Me das miedo. Nunca nadie me habfa dado tanto miedo. (En un murmullo.) Dime quien eres. Dime por favor quien eres.(Rompe a 1/orar nerviosa.) Dime quien eres, quien eres, quien eres ... JUAN: Un pastor de ovejas. MARTHA: Ah. Hablas. Un pastor de ovejas. (Lo mira, se ve el pan en las manos.) lQu ieres ... ? Es pan. JUAN: Mi cuerpo ya no se lleva con el pan. MARTHA: lNo? lCu;into tiempo hace que estas aqu f?


0 lCuantos m1mos intente, cuantos regalos le hice, cuantas palabras malgaste? JUAN: No se. MARTHA: ZCuanto te falta? jUAN: No se. MARTHA: (Sol/ozante.) Tienes una fl auta. JUAN: Sf.

MARTHA: ZTocas? JUAN: A veces. MARTHA: Pareces ciego. Siento que no me ves. ZQue ves? JUAN : Llamas. Martha deja de 1/orar. Va mas alta del terror y Ia compasi6n, hasta e/ asombro y una vergiJenza que no se explica; con Ia boca tapada, como para contener gritos convulsos, se aleja. Ha abandonado a ambos, a ninguno de elias parece importarle. Es como e/ retab/o de dos santones.

JULIAN: Nadie me sacara de este desierto. La casa me agobiaba, los olores a comida me repugnaban , el !echo blanduzco me lastimaba el cuerpo, las voces eran demasic,tdo agudas, las paredes demasiado altas y gruesas. Estaba entre el ahogo y Ia locura. He aprendido pues, lo que se suponfa que debfa saber desde el principia. El ayuno, el insomnia, el silencio, Ia soledad y Ia pobreza. Ya soy asf porque no puedo evitarlo. Eso es lo que se llama el fin de un aprendizaje: era y no soy, soy lo que nunca fui. Ahora estoy listo para ver y ofr cosas extraordinarias, mis ojos y mis ofdos atreviesan el aire. JUAN : Llamas. Este es un desierto de fuego. Se seca el aire, se queman Ia tierra y el aire. Esta abriendose un cam ino de fuego entre mi coraz6n y una divina boca y una divina voz que ha de decirme lo que espero. Un camino seiialado con estatuas ard ientes unas veces, otras con arboles rojos y crujientes, otras es si mplemen te una cinta ardorosa que calc ina las pisadas de mi alma. Ah, pero avanzo, sf, y siento que avanzo . J UEZ 1: Augur, no calles. Se adivinan tormentas y enigmas insolubles. El augur duerme. JUEZ 2: Se acerca nuestra prueba porque hacia el este se ven dos remolinos, uno rojo y uno negro. Como dos avisperos. j UEZ 3: Mas que nunca se nos exigen hoy los trabajos de Ia fe. Rep itamoslos. JUEZ 4: Confianza, obediencia, entereza y olvido de los datos del mundo.

JUEZ 5: No es cierto que un hombre llamado julian haya sido llevado al desierto, haya regresado y haya de nuevo desaparecido, porque sus viajes no han interrumpido Ia vision continua del Augur. Se que no debo arriesgar conclusiones, pero tal parece que Ia existencia y los quehaceres del llamado julian poco alteran los grandes designios del universo. JUEZ6: No es cierto que desde nuestro recinto se mire sobre el desierto un torbellino rojo y uno negro. El Augur, que no se asoma a las ventanas, ni sube a los techos, no ve otra cosa que reflejos de oro. JUEZ 7: lnvencible sea nuestra fe. Famosa nuestra sabidurfa. Repito: confianza, obediencia, entereza y olvido de las cosas del mundo. Quedan en silencio, sus rostros severos y angustiados. f.stamos en casa de julidn. Martha esta sentada en e/ sue/a, abstrafda, las otras dos mujeres Ia moles tan.

MUJER1: Abandonaste a tu marido en el desierto . MUJER 2: Dfnos Ia verdad ... Zlo ahogaste? Zlo enterraste vivo? MUJER 1: No te saldras con Ia tuya. Mientras no se sepa de cierto no seras viuda y si se encuentra su cuerpo se hade saber quien lo mat6. MUJER 2: (Bur/ana.) No habra otro matrimonio. MUJER 1: (Hip6crita.) Cuentanos. (Martha no con testa. ) Bueno, nos has ahorrado algunas caminatas nocturnas. Quien sabe cuantas. MUJER 2: Di algo. Mira, Zque te cuesta decir que muri6 de frio Ia primera noche? Iran por el y lo traeran en hombros, picoteado de pajaros, ni siquiera lo reconoceremos. Entonces seras viuda, haras tu duelo y el padre estara satisfecho. Te dara Ia dote. Te casaras. MUJER 1: ZNo quieres un esposo que no haga otro milagro que los que hacen los hombres por Ia noche? Las dos se r/en, abrazadas. Aparece e/ padre. Se cohfben.

MUJER 2: Padre, esta exhausta. Nunca hemos visto una mujer tan cansada como ella. PADRE: Entonces, Zpor que Ia atormentais como dos vfboras? Fuera. Fuera de aquf, imujerzuelas! (Sa/en las dos con aire humilde. A Martha.) Cuentame que ocurri6. ZEs verdad que julian ha muerto? MARTHA: (Distra/da.) T . 路.ilrena del desierto

D1gr(a 1zaao par


0 No lo recuerdo. Pero a los pocos d las se desato una tormenta terrorlfica y PADRE: tQue dijo? MARTHA: No lo recuerdo bien, pero no necesitaba mis cuidados, mas bien hubiera sido yo un estorbo. PADRE: tCrees que cumplira? MARTHA: Asf parece. PADRE: tSera elegido y martir? MARTHA: Habl6, se movi6, escuch6. Es todo lo que puedo decir. PADRE: Seras recompensada. (Martha no contesta.) tNo dices nada? MARTHA: . Nada. PADRE: Lo jure. Toma los brazaletes. (Se los pone a Martha en el regazo.) Dime una cosa mas. tNadie te ha vis to? MARTHA: No. PADRE: tNo has encontrado alma viviente en tu camino? MARTHA: No. PADRE: Entonces dire que ha desaparecido. Dare a entender que se trata de un milagro nuevo, inexplicable para mi. lMe oyes? MARTHA: Sf. PADRE: Te sienta bien esa tristeza. No serfa bien visto que no te angustiara Ia ausencia de tu esposo.

Sale el padre y queda sola Martha. Es Ia imagen de una melancolfa atroz y sin remedio. AUGUR: AI fin. La profecla se cumple. He visto pasar el mensaje por en medio del cielo, rumbo al desierto. Era como Ia luz de mil estrellas juntas, era como un inmenso relampago. Era Ia luz misma. (En voz baja.) lNo escuchas el estrepito? Cad a grano de arena ha cambiado de sitio en el mundo, el aire cruje, las hojas y los petalos se tienden mientras el fruto estalla. Ah, ique gloria! ique gloria! ique gloria!

En el espacio-desierto hay dos santos casi iguales en actitud,juliGn mas desnudo que juan, ei!Otigo entre el!os. Los dos en un extasis que es casi el estravismo. JULIAN: Por el hambre, por el frfo, por el silencio, por Ia dureza de este suelo y Ia desnudez de mi cuerpo, puedo ver. Veo pasar en tropel hombres rojos, pasar todos los blancos, amarill 11 路 路 hombreli dfi mu 路 atACON,AWLTA

D1g1ta uzaao par

Bellas Artes


8 eso Ia precipit6 a m1s brazos. Cada relampago propiciaba el enlazamiento. sus vestidos pobres, mediocres y a los ricos con los tocados de piedras preciosas. Yeo siglos de humanidad, son tambien los hombres venideros que se transforman por fuera y no por dentro, veo a los hijos, de los hijos, de los hijos. Todos van hacia alia, hacia un suceso que los ha de llamar eternamente. Yeo a los animales. Los caballos van rapido, ligeros como el viento van los elefantes, los venados y las gacelas, pesados y ruidosos van los rinocerontes, los hipop6tamos salen de los pantanos y corren con sus crfas. Ah, y las aves, ruido de alas y plumas. Nunca antes vi a las aguilas volar con las ciguefias, nunca vi una atenci6n tan desmedida. (Casi para desmayarse.) Han pasado. Y ahora .. . ahora desfilan las estrellas, el cielo se deshace y el viajero perdera su gufa, todos aquellos que se hall an en camino perderan Ia vereda e iran al mismo sitio. (Se cubre Ia cora.) No puedo mas. Ya no puedo ver mas. juan entre tanto, no ha dicho palabra, aunque es obvio que no pierde detal/e de su propia vision. As!, como un sonambulo, se pone en pie y sale del espacio-desierto, no se sabe hacia d6nde; j ulidn se repone, esta fuerte, energico, tom a e/ lcitigo y busca a juan.

JULIAN: ZD6nde estas, andrajoso? Andrajo vivo, Zd6nde te escondes? Peste del mundo, Zd6nde pones tu cuerpo impregnado de olor a borrego? (No Ia hal/a.) iJuan! ZD6nde estas? W6nde estas, lad r6n de mensajes? Habra ido al pueblo, se habra apropiado de todo lo que vi para contarlo. Asf, asi, yo le habre de matar con este latigo. (Hace restallar el lcitigo en forma iracunda, como sabre el cuerpo de un hombre, se canso.) Basta, no me ha de llevar Ia delantera y si lo encuentro en el camino ... (Levanto e/lcitigo de nuevo y sale del espacio-desierto.) Los siete jueces estcin arrodillados en actitud de adoraci6n. J UEZ 1:

Gloria, gloria, gloria. JUEZ 2: En tu reino, senor, no hay mas que jubilo. JU EZ 3: Perfecta es nuestra dicha. JUEZ 4: Todo es alegrfa. J UEZ 5: Gozar de esta dicha es el unico privilegio del hombre. J UEZ 6: Y se nos ha dado, y se nos ha dado. J UEZ 7: Damos gracias por este jubilo.

,

~;~;t::K···\. .

.

'•

Los jueces podr!an cantar una especie de himno sin tetra para dar gracias y expresar una alegr/a sobrenatural. De pronto estci j ulicin entre elias. L/eno de soberbia se coloca en el centro, y los jueces par primera vez Ia miran con una naturalidad absoluta.

.

.....

r ~ ·)·

Digitalizado par

LTA


G Fue, en mucho tiempo, lo mas parecido a una noche de amor, pero sm amor. JULIAN: J ueces, vengo a deciros que mi universo entero se ha convertido en una corriente milagrosa que viene hacia este sitio, nuestra ciudad es bendita y sagrada. Yo lo he visto, juro que lo he visto. J UEZ 1: Gran privilegio es. JULIAN: Debeis estar satisfechos. Llega el fin de mis trabajos. El resultado de mis esfuerzos... Todo se ha cumplido. JUEZ 2: ZBuscas tal vez una recompensa? JULIAN: (lnseguro, despues hip6crita.) Me conformo con daros cuen ta ... con traer esa satisfacci6n a vuestro recinto. JUEZ 3: Lo agradecemos y queremos saber que recompensa deseas. JULIAN: Tanto como desear. . . JUEZ 4: Busca en tu mente. Debe de haber algun deseo, algo ... JULIAN: No deseo nada. Pero mi vision exigfa que ... se construyera un templo. JUEZ 5: ZAd6nde? ZEn esta ciudad? JULIAN: En el desierto, pero cerca del mar, no en medio, no en medio del desierto. JUEZ 6: Te sera dado. En ese instante aparecen Martha y el padre junto a ju/i(m. Ella inexpresiva y el complacido. julian los mira con repugnancia.

JUEZ 7: (Con un deja de ironia.) Ve ahora a gozar tu dicha familiar. Se a/ejan. julidn sigue mirando con disgusto a Martha y a su padre.

PADRE: (Za/amero.) Hijo, hijo mlo, Zno nos reconoces? ZNo nos abrazas? Estis frente a tu padre y frente a tu esposa. JULIAN : (Se rfe. ) Vamos a mi casa, estamos en Ia calle. Echo a andar sin dejar de refrse, moviendo e/ tatigo; el padre y Martha to preceden hasta 1/egar a/ espacio-casa. A II f se encuen tran las cufiadas sonrientes y obsequiosas.

MUJERES: Bienvenido. Bienvenido el martir del desierto.

ju/iOn /evanta e/ tatigo, las azota, gritan y corren, las persigue divertido. Martha impasible, el padre aterrorizado.

e/

JULIAN: (AI padre.) ZQuienes dijiste que me esperaban? PADRE: ZYo? Ah, sf. Tu padre y tu esposa. JULIAN: Te equivocaste, me esperaban mi siervo y mi amante. Torno a Martha par una mana, sin que ella provoque reacci6n a/guna.

PADRE: ZAd6nde van? JULIAN: AI desierto, cerca del mar, adonde haran el templo. No puedo dormir en una casa, ni comer esa comida. Slguenos, trae Ia ropa de esta y alimento para que se nutra. Quiero que coma carne en abundancia y beba vi no, quiero una buena am ante, Zentendido? PADRE: Sf. JULIAN: Procura todo y sfguenos. Vuelve a/ espacio-desierto con Martha. A/If Ia tiro at sue/a y le hace e/ amor.

AUGUR: Su voz es ronca, pero inigualable resulta Ia dulzura de sus palabras. Torpe su ademan y temeroso de ofender. Nadie lo vio que no lo hubiera amado. La gente se detiene a escucharlo y sus corazones enternecen, trae lagrimas a los ojos y una felicidad pre sen te y duradera. En sus cam inos deja un rastro de lagrimas y miel. J UEZ 1: Yo tambien lloro. J UEZ 2: A m( me palpita el pecho y no encuentro Ia calma. JUEZ 3: ZNo habeis visto Ia primavera este aiio? La misma naturaleza se estremece. J UEZ 4: Un sinnumero de presencias beneficas anima nuestra tierra y respirar es una bendici6n. JUEZ 5: i Nad ie ha merecido esto y se nos da! La generosidad no tiene Ifmite. JUEZ 6: Extraiia es Ia felicidad. JUEZ 7: Los mandatos de Dios no se comprenden, pero Ia dicha es cierta. julidn con un manto riqufsimo y e/ tatigo en Ia mana. Martha sentada, junto a un odre de vino y un plato de c\rnatill,tiarte con un cuchil/o ,qrande y Nacional de t ..CONACULTA

. . D1g1tanzado 1

BellasArtes


Desde entonces se me

.' ocurno

0 Ia idea de instalar un pararrayos en Ia casa.

JULIAN: El templo es grande, tiene cupulas. Cuando lo visito soy feliz porque es mfo. A veces, al entrar a un recinto, viene el presentimiento de que aquel es el sitio de las acciones claves de Ia vida. No hay templo sin Julian, ni Julian se halla en casa cuando no esta en el templo. (La mira con sentimientos encontrados; coloca el !Otigo como en media cfrculo a Ia espa/da de ella; se /e enfrenta.) Y este es tu recinto. Aquf eres lujuriosa, aquf te embriagas y comes con exceso, aqu f te poseen Ia pereza, Ia ira y Ia soberbia. Aqul me insultas y me haces gemir. Aqu f d isfrutas y acaparas las viandas, las tel as y las joy as, aqu I exiges lo que los otros tienen en su casa y los odias. Esta es tu casa. A veces me pregunto como es posible que puedas agitar hasta ese punto un pedazo de arena tan pequeno. Y no te ves feliz . Vamos, hablame, insultame como otras veces. MARTHA: Nada de cuanto puedo decirte te hiere de verdad. Uu!idn se r/e. ) Me he dejado corromper de tristeza . . . Uu!kin se r/e mas.) La verdad es que no te insulto real mente. Nos divertimos. JULIAN: Eres Ia verdadera mitad mfa. MARTHA: ZY si no fuera? JULIAN: Lo ocultas maravillosamente. MARTHA: ZNunca podre ser Ia m itad de otro? JULIAN : Es tarde. (Se presenta e/ padre). PADRE: (A julkin.) ZNo mandas otra cosa? JULIAN: Nada, ya .. . ZQue tal van tus negocios? PADRE : (Taciturno.) Florecen . He vendido ya tres veces el contenido de mis bodegas a los hombres que vienen a construir el templo. Les he servido de intermedia路 rio, he ganado mas dinero que nunca. JULIAN: i. Y estas triste porque el templo se acaba? PADRE: No. Estoy triste porque se van . Disfrutaba su companfa. JULIAN: Disfrutara.s Ia nuestra. El aire del mar te hace bien . (Burton. ) El mares una especie de pro mesa .. PADRE: (lgual) El mar . .. 51. (5e vuelve a un /ado desde donde se puede ver el mar. Su cuerpo cambia de actitud y j ulidn Ia percibe.) JULIAN: i.Que has visto? PADRE: No se que veo . Ven . julian se acerca, fuego Martha, los tres miran como fascinados.

MARTHA: (Par fin, muy suavemente.) Es un velero. iQue par de vel as blancas! iQue majestuosidad! iC6mo se acerca! Se acerca. Y en el hay un solo hombre, ahora lo veo. Llega a Ia orilla, las velas caen y el hombre .... Da un inmenso grito de reconocimiento y terror, fuego se echo a/ sue/a.

JULIAN: (Con sequedad a/ padre.) Vete. Dejame solo con este hombre . PADRE: ZLo conoces? JULIAN: Dije que te fueras . (EI padre obedece pero decide espiar Ia entrevista, aparece juan; es e! mismo, mas flaco, mucho mas hermosa, envue/to en una sencil/a tunica blanca. ) JULIAN: ZQue quieres? i.C6mo te atreves a entrar en mis dominios? ZQue has hecho? i.De d6nde vienes? JUAN: Viajo . Pretendo solamente repetir el mensaje y seguir adelante. No te dare molestias. JULIAN: ZEI mensaje? ZQue mensaje? JUAN: El que me fue revelado en el desierto. JULIAN: ZA ti? (Cage e!!Otigo.) Dilo inmediatamente. JUAN: (En extasis, grita.) Que Dios ha de bajar a este mundo nuestro en carne de hombre, que ha de convivir con los hombres y nacer de mujer; que ha de morir en tratos con los hombres y esa muerte ha de ser el suceso que cambie Ia tex tura del mundo, su esencia y su mecanica. Ha de ser pronto y en estas tierras vuestras que por su vida seran benditas y malditas eternamente por su muerte. Asf, asf ha de ser. julkin, muy a pesar suyo esta aterrorizado, juan empieza a recobrar Ia conciencia, Martha toma e/ !dtigo de manos de julkin y se Ia ofrece a juan.

MARTHA: Senor, matame a latigazos. Te lo ruego porque hace mucho tiempo que no puedo vivir. En el desierto te llevaste mi alma y dejaste aquf mi cuerpo, senor, y yo no lo soporto. Te llevaste mi alma y me dejaste esta carrona viva, exigente, sin embargo, ya podrida. Senor, mata mi cuerpo porque soy peor que los cadaveres abandon ados. De m ( co men los pajaros, las hienas y los perros; ipero estoy viva! Di tu si es justo esto. JUAN: (Ronco:) Yo no puedo matar. MARTHA : Mlrame. Si me amaras por un instante, temblarfas de lastima. Bien que me matarfas. JU AN: I lnstituto

Digi~~f~~dB ~<tJ~u

I de

t~CONACULTA


G Viaje a Ia ciudad para adquirirlo y en ese viaje me ofrecieron el aparato. MARTHA: l.Quien puede? Uuan se pone el dedo sabre los /abios para implicar silencio.) Dlmelo. JUAN: (Muy quedo.) La muerte es cosa que se encuentra a cada paso y que no existe sin embargo. Aquel que muere, no ha de morir jamas. MARTHA: /.No hay salida entonces? juan mueve suavemente Ia cabeza en forma negativa. Los dos se miran hasta e/ fonda del alma. julian los contemp/a con un in mensa despecho. Como si fuera un movimiento mecanico toma el cuchil/o del sue/a y to disimula. JULIAN : (AI tiempo que se aparta y Martha se sienta en e/ sue/a.) Juan, ven a ver el templo. JUAN: /.Hay alguien? JULIAN: No hay nadie. JUAN: Ustima, me hubiera gustado decir all ( el mensaje, as( ha sucedido en otros pueblos. JULIAN: l.Muchos? JUAN: Este es el ultimo. Entran en el recin to del temp/a. All/ julidn toma una actitud de euforia extraiia. juan con los ojos bajos y los brazos cruzados. JULIAN: l.Por que fuiste al desierto? JUAN : 0( lo que declan de Ia paloma y yo, desde pequefio, llevaba en el pecho pintada en Ia piel, Ia imagen de una paloma. JULIAN: l.Qu ien te Ia pinto ? JUAN : Nadie. Asl era mi piel. JULIAN: Muestramela. juan empieza a desabrocharse Ia tunica y julian aprovecha que tiene Ia cabeza baja para !evantar e/ cuchillo y cortarsela. Cae juan a/ sue/a; simultaneamente Martha y el padre empiezan a gritar. PADRE: Es un temblor de tierra. Se oscurecen los cielos, el agua del mar se ha reti rado y apenas es una raya azul. Ah, l.d6nde esta Ia luz? L06nde esta el mar? Mujer, vamos a morir, Ah , mujer, vamos a morir. La tiro a/ sue/a en media de /amentos. Martha gritando y tambaleandose se dirige a/ temp/a, /leva el !Otigo en Ia mana. A ll/ ve a juliOn, como un enfermo, con el cuchillo en Ia mana y el

LTA


8 Lo demas ya lo saben: Ia instalacion, Ia pintura y Ia mentira del palomar. cadaver de juan. Calla mientras comprende Ia magnitud de /o que ha pasado, fuego le da el ldtigo a j uliirn ..

MARTHA: Tom a, para que te ahorques. JULIAN: (Niega con temor.} No. No. No quiero. (Ella se rfe.) No te vayas, Ia tierra tiembla. MARTHA : (Aiejdndose.) Voy a buscar el mar. El mar que es una raya azul en el horizonte, voy a buscar el mar. Martha penetra en e/ espacio mar, que es fango y arena. 拢/ temblor se ha calmado.

PADRE: (Quedo.) Martha. Martha, cuidado, i.no ves venir el mar? i.No lo oyes? Parece que va a cubrirlo todo. Ve un momenta venire/ agua y huye.

JULIAN : Porque vino a demostrarme que el era el santo y yo el brujo. Porque me hi zo sentir que el era el cuerdo y yo el loco. Porque me hizo ver que su senal era autentica y Ia mla una patrana. Porque me hizo escuchar su mensaje y yo no escuche nada. Porque ocup6 en el desierto Ia parte sagrada y a mf me dej6 vivir en Ia profana. Porque me necesit6 y yo, sin saberlo, me he prestado a servirlo ... (Terminada esta especie de letanfa, mira a/ cielo, sonde.) Veo venir palomas, mas grandes, mas blancas y mas poderosas que las otras palomas. Veo venir palomas sanguinarias, con el pico de fuego y las garras de alumbre ... Veo venir mi muerte. Mi piel desgarrada, mis ojos arrancados, mis lab ios macerados, mi lengua hecha pedazos, mis orejas sangrantes . .. (Levanto e/ ldtigo antes de dar el primer golpe.) Es inutil, son much as. Que as f sea. Y quede escrito que para hacer un santo, fue necesario que ex istiera un hombre como yo. Se abandona y empezamos a o(r sus gritos en medio de un espantoso aleteo. Los siete jueces ocupan sus !ugares en e/ templo y juan, como en Ia Resurrecci6n, se coloca en medio de ellos, traslucido y vibrante. Los jueces oran. A poco se presenta de rodillas e/ padre de juliirn.

AUGUR: (Cantando.) Dios sea loado. PADR E: (Como un rezo men or y apresurado. } No se me perm ita el error. AUGUR : Dios sea loado. PADR E: Se me mantenga lejos del error. AUGUR: Dios sea loado. PADRE: Dios se apiade del error cometido y lo perdone.

i路

Digitali~ado

LTA


Revista de Bellas Artes, núm. 17, 1974