Issuu on Google+

BOLETÍN INFORMATIVO DEL CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. (MÉXICO, D.F.) NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CONTENIDO 1. SOBRE LA ACTIVIDAD DEL 30 DE MAYO Texto de Rebeca Montemayor

El Centro Basilea de Investigación y Apoyo, A.C., organizado en julio de 1999, es un organismo ecuménico, de inspiración protestante y reformada, que busca contribuir al diálogo con todas las tendencias ideológicas, la investigación sobre temas teológicos y sociales, y la solidaridad con las causas sociales encaminadas al mejoramiento humano.

2. SOBRE LA ACTIVIDAD DEL 27 DE JUNIO Texto de Rubén Arjona Mejía 3. NUEVA PUBLICACIÓN Y PRÓXIMA ACTIVIDAD  Essays from the Diaspora (Ensayos desde la diáspora), de Luis N. Rivera-Pagán 4. DOCUMENTO  Eberhard Busch Un recorrido histórico por los puntos de vista reformados sobre la relación entre la Iglesia y el Estado

5. TRES POEMAS DE LA ANTOLOGÍA LO SAGRADO Y LO DIVINO. GRANDES POEMAS RELIGIOSOS DEL SIGLO XX (MÉXICO, PLANETA, 2002) 6. SUGERENCIAS PARA LEER 7. RESEÑA BIBLIOGRÁFICA  Christopher Domínguez Michael ¿Quién teme a Carlos Monsiváis?


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

8. NOTICIAS 1. SOBRE LA ACTIVIDAD DEL 30 DE MAYO

“¿Teología pastoral en América Latina?, me resalta la dedicación del doctor Rodríguez a su hija Raquel,

EN OCASIÓN DE LA PRESENTACIÓN

en el día de su ordenación al ministerio pastoral.

DEL LIBRO INTRODUCCIÓN A LA

Ambos elementos me acercan a la persona del autor,

TEOLOGÍA, DE JOSÉ DAVID

como teólogo, pastor y padre tierno. Eso me anima a

RODRÍGUEZ Rebeca Montemayor Para salvar equívocos terminológicos, la definición de obra abierta, si bien sirve para delinear una nueva dialéctica entre obra e intérprete, debe asumirse como tal en virtud de una convención que nos permita abstraerla de otros posibles y legítimos significados de esta expresión. Una obra de arte (Un texto es un objeto producido por un autor que organiza una trama de efectos comunicativos de modo que cada posible usuario (lector) pueda comprender (a través del juego de respuestas a la configuración de efectos sentida como estímulo por la sensibilidad y por la inteligencia) la obra misma, la forma originaria imaginada por el autor. UMBERTO ECO, Obra abierta

iniciar la lectura, por donde debe de ser, por el principio… Leer un texto de hace más de una década (aun con las sabias palabras a la edición actual), es extraño, pues de pronto uno lee los acontecimientos sociales, políticos y religiosos que han ido quedando en la historia de América Latina, como huellas indelebles. A veces como promesas esperanzadoras en su momento, pero a la distancia, nos provocan reacciones de desencanto y frustración, por los resultados en la coyuntura actual de nuestros pueblos. Sin embargo es un texto que con toda claridad,

sabiduría,

experiencia,

dedicación

y

sencillez, abre una puerta, no para escribir una Introducción a la Teología Latinoamericana, sino para introducir-nos en la recreación de la memoria histórica, pero, como se vislumbra con toda humildad

La obra de arte/texto que nos convoca hoy como

en el autor, dejarnos abiertas las posibilidades de

usuarios/lectores y lectoras, es la presentación del

recrear, ahora desde nuestro recién estrenado siglo

libro del doctor José David Rodríguez, Introducción

21, un proyecto que sea capaz de renovar y

a la teología, que concebimos como una obra

resignificar nuestra tarea teológica. Así percibo el

abierta, pues el mismo autor la define como un

texto del doctor Rodríguez: memoria y proyecto.

ensayo introductorio y notas preliminares. De entrada nos sentimos libres para el abordaje de una reflexión y comentarios sobre la misma.

Quiero pues apuntar algunas consideraciones al texto que nos ocupa. Del horizonte de la teología latinoamericana, me

Como una extraña costumbre, no sé si por ser

gusta el abordaje de no creer que la teología de la

zurda, cuando tomo un libro por vez primera, lo

liberación es un nuevo tema de reflexión teológica,

hojeo de atrás para adelante, y a veces me encuentro

sino una forma nueva de hacer teología. Esto nos

con agradables sorpresas. Del texto que nos ocupa,

afirma que al autor le interesa reflexionar sobre los

me encuentro con un apéndice, que no es para nada

cómos y por dónde ha de caminar una teología desde

un apéndice, pues descubro elementos bibliográficos

América Latina. Aquí es importante destacar que,

ricos en contenido teológico, que permiten una

precisamente, desde nuestra actualidad, esto resulta

visualización general de los autores más relevantes y

impredecible, pues las preguntas en la última década

significativos para el autor. Y después en su epílogo

son acerca de la sobrevivencia, viabilidad y/o

2


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. resistencia de la teología de la liberación. ¿Cómo se

siga diciendo que las mujeres somos todavía sujetos

replantea ahora la utopía, para que se constituya en

emergentes en la teología, pues ya salimos hace

un aporte fresco y renovador de la fe en nuestros

tiempo de la superficie. Ciertamente no soy

contextos? Esto se relaciona con la definición de la

triunfalista sobre la situación de las mujeres haciendo

tarea teológica, que pienso que sería más pertinente

teología, sin embargo, hay que reconocer los

siempre afirmar, una constante redefinición de la

avances.

tarea teológica, pues las realidades, en tanto

Especial atención merece para el autor un

humanas, son impredecibles, cambiantes, como la

apartado de Teología y hermenéutica, pues es

teología debe ser “un discurso situado y fechado,

fundamental la reflexión como portadores del

como lo es todo fenómeno histórico”, como apunta el

mensaje

autor. Es así que se nos ubica y recuerda que hacer

latinoamericanos. Es claro en sus inclinaciones

teología es integrar la fe, como acción de la Palabra

metodológicas, que comparto, para ubicarnos en lo

de Dios, en la vida misma de los seres humanos, las

que él llama la necesidad de una “renovación

comunidades de fe, la sociedad misma.

hermenéutica”, que integra una hermenéutica situada

cristiano,

desde

nuestros

contextos

¿Quién es realmente el sujeto que hace teología?

con más conciencia y sensibilidad hacia las

Introduce con esta siempre acuciante y nunca (hasta

realidades de vida (o de muerte) de nuestros pueblos.

ahora) bien comprendida y acertada respuesta a esta

La hermenéutica, en tanto teoría de la comprensión,

pregunta. Me parece que el autor equilibra bien su

busca eso, comprender la lectura de los dos textos:

crítica hacia la iglesia dogmática, como jerarquía e

una relectura de la Biblia que toma en serio no sólo

institución, pero apunta a las otras vertientes de

el texto bíblico, sino también el texto de la realidad

apertura que se empiezan a dar, desde su tiempo,

histórica latinoamericana. Se concatena este tema, el

acerca de la inserción de la otra iglesia, que

de la hermenéutica, con la reflexión que hace el autor

acompaña y anima a los otros sujetos, llamados

acerca del criterio de validación del discurso

emergentes, para que se descubran a sí mismos y

teológico, que sin asombro el autor nos corrobora su

mismas, como hacedores de teología, bajo la

locus teológico, Jesucristo es el discurso de Dios,

concepción de una palabra de Dios viva y liberadora.

como principio, medio y fin de la tarea teológica; sin

Es muy acertada la crítica que hace, desde su

dejar de lado la encarnación, como la tarea y misión,

tradición reformada, a los teólogos que dan origen a

desde una perspectiva cristocéntrica, que anima al

esta ruptura con la tradición dogmática eclesial de la

seguimiento de Jesús. Él es el acontecimiento de

Reforma Protestante. Asimismo, no olvida las

Dios, que acontece en la verdad revelada a las y los

corrientes alternas que siempre corren a la par de los

cristianos, que viven la comunidad de fe, como un

movimientos históricos, que dieron lugar al quehacer

locus de interpelación entre lo divino y lo humano.

teológico desde un ámbito más popular y de

En una teología latinoamericana no puede

comunidad. Celebro que toque, aunque de manera

evadirse un tema que se ha vuelto central también en

incipiente, pero comprensible (desde su tiempo), a la

nuestra reflexión, una espiritualidad evangélica

mujer como sujeto emergente del quehacer teológico.

latino-americana, que con toda sensibilidad y acierto

No puedo evitar aquí, hacer el recorrido de una

el

década donde hay toda una sistematización del

espiritualidad es una resignificación de la vida en el

trabajo de reflexión teológico de las mujeres en

Espíritu, que el autor define: “el crecimiento en la

América Latina. No estoy de acuerdo con que hoy se

„vida en el espíritu‟ conduce a un compromiso vital

doctor

Rodríguez

toca

en

su

texto.

La

3


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. con la Verdad. En este contexto, lo opuesto a la

siendo tan válidos como ciertos y necesarios, somos

Verdad no es el error, sino la injusticia. Servir a la

pueblo de Dios, cuerpo de Cristo, que es allí donde la

Verdad en América Latina, significa identificar con

revelación de Dios tiene lugar y habla a la

nombres y apellidos las formas históricas de la

comunidad, para infundir vida, aliento y esperanza.

injusticia”. Pero esta espiritualidad no se vive en

Es la iglesia, la comunidad donde se afirma la vida,

aislamiento, sino en la comunidad, que dignifica la

el crecimiento y desarrollo como personas. Es la

vida y promueve su desarrollo. La espiritualidad

comunidad de fe, la iglesia que es sacramento de la

liberadora es la que no sólo despierta a la vida

salvación y misión en el mundo.

contemplativa (que es necesaria), sino a la acción

En

sus

notas

de

conclusión,

me

parece

solidaria y amorosa con los que más sufren el

significativo que el doctor Rodríguez nos descubra

despojo y la injusticia.

más de su persona, en su recorrido de formación

Como un planteamiento metodológico, más

teológica, docente y pastoral. Es algo que aprecio

intencionado, aunque el autor las llama “Notas para

siempre en los autores, pues detrás de las líneas que

una teología latinoamericana”, nos favorece con una

uno lee, está la vida misma, que, por la experiencia y

guía de claves teológicas. La Biblia, la encarnación,

trayectoria del autor, definitivamente enriquece

los signos de los tiempos, la sensibilidad pastoral;

nuestra comprensión de esa teología que se hace en

“una teología como ejercicio de reflexión crítica

el camino.

sobre la praxis cristiana a la luz de la fe”. Y ante

Agradezco la lectura del texto, que como se

todo, apunta el doctor Rodríguez, una teología

apuntó en el principio, “queda como una obra

latinoamericana es una teología de la Cruz, “Dios nos

abierta, como es abierto el debate: la solución es

habla con mayor elocuencia desde la encarnación y

esperada y deseada, pero debe venir del concurso

el Calvario”. Sin dejar la esperanza cristiana, que

consciente del lector y lectora. La apertura se hace

apunta hacia la resurrección. (Sin obviar las “Notas

instrumento

para una teología evangélica puertorriqueña”, sólo

revolucionaria” (U. Eco, op. cit., p. 74, añadido mío:

anoto que es un buen ejercicio y desafío para realizar

“y de teología”).

lo mismo en cada uno de nuestros pueblos.)

de

pedagogía

—y de

teología—

Y una reflexión última, quizá teológica: “Y

Y como una afirmación reiterativa, ya para

dediqué mi corazón a conocer la sabiduría y también

terminar este recorrido, el autor nos llama a

a entender las locuras y los desvaríos, a veces, esto es

reconocer y asumir “El contexto vivencial de la

aflicción de espíritu… pero, si Cristo no hubiera

reflexión teológica”, que es la iglesia, y nos insiste en

resucitado,

una

(Eclesiastés 1.17 y I Corintios 15.14).

resignificación

de

la

eclesiología

entonces

vana

sería

nuestra

fe”

latinoamericana, pues los símbolos bíblicos siguen

4


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

2. SOBRE LA ACTIVIDAD DEL 27 DE JUNIO

la portada. Habiendo aprendido el inglés con el método gramatical, no pude evadir la tentación de

COMENTARIOS AL LIBRO WE BE

pensar en la incongruencia estructural entre el we

JAMMIN. LIBERATING DISCOURSES

(plural) y el be (singular). Pero al ser la expresión de

FROM THE LAND OF THE SEVEN FLAGS,

las mujeres y hombres del Caribe qué importa si es

DE ELISEO PÉREZ ÁLVAREZ

gramaticalmente correcta o no. Lo más importante que es una expresión apropiada porque comunica el sentir

Rubén Arjona Mejía

de un pueblo. Este libro también nos recuerda que debemos estar agradecidos porque muchas mujeres y

Según lo explica nuestro hermano Eliseo, “We be jammin” es una expresión caribeña que tiene que ver con bailar, estar juntos, celebrar, experimentar la liberación. Es claro entonces que este libro es producto del jammin del hermano Eliseo con las hermanas y hermanos de las Islas Vírgenes. recuerda que un sermón sin un contexto no es un sermón; sería en todo caso un conjunto de palabras, un evento sin tiempo ni lugar que sencillamente no ocurre. Retomando esta idea bien podemos afirmar que sin el jammin un sermón no es un sermón. Cuando ocurre el jammin se experimenta también la liberación. Por eso estos mensajes o discursos ser

llamados

precisamente

idioma oficial del sistema de injusticia y opresión. Por otra parte, creo que la lectura de este libro permitir· al lector la liberación homilética. Como lo advierte el hermano Eliseo “este libro no sigue la estructura tÌpica de un sermón”. Algunos modelos

En el prólogo el hermano Justo González nos

merecen

hombres est·n reestructurando y renovando a diario el

“discursos

liberadores”. A lo cual preguntaremos “A quiénes liberan estos discursos? ¿De qué los liberan?”. Las liberadas y los liberados son los que participan en el jammin. Pero también hay que decir que aunque el lector no haya participado del momento preciso e irrepetible de la entrega de estos discursos, no obstante, la liberación también nos alcanza. Desde las primeras páginas se agarra el gusto por el jammin y se empieza a experimentar la liberación. La liberación se experimenta desde que se recibe el libro, es decir, desde que se contempla el retrato de

clásicos de sermones o de bosquejos son tan complejos como los planos del drenaje profundo de la Ciudad de México. Evidentemente, este no es el caso con estos discursos. El jammin no lo permitiría. Y es que cuando uno baila debe bailar al son que le toquen. Otro rasgo que hallé profundamente liberador es el uso del texto. Como subraya el hermano Justo González, los sermones de Eliseo toman en serio la Escritura y su exégesis es profunda pero no se ve, es decir, está implícita. Esta serie de sermones son profundamente

inspiradores

para

aquellos

que

buscamos ser fieles a la Escritura sin ser bibliólatras, vendedores de fórmulas o recitadores de versÌculos. Aquí quisiera referirme a un sermón que para mí ilustra claramente el punto anterior. Se trata del sermón 10, “Let‟s Talk Turkey”, algo así como “Hablemos del Pavo”, basado en la “parábola del gran banquete” según Lucas 14:15-24. En este discurso el hermano Eliseo hace una breve referencia al texto en la que se refiere a la mesa del

5


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. banquete como una equal opportunity table, es decir,

la perspectiva de los marginados. Esto lo lleva a

una mesa abierta en condiciones de equidad, donde

definir con toda claridad y sin tapujos la crítica hacia

hay lugar para todos.

los sistemas de injusticia y opresión. Inclusive una

Para tener acceso a esta mesa, dice Eliseo, tenemos que hacernos 5 preguntas: ¿Cu��ndo puedes

crÌtica sana a algunos considerados intocables como San Agustín, Lutero y al Mesías de Haendel...

comer? ¿Cuánto te tardas en comer? ¿Dónde comes? ¿Qué comes y con quién comes?

Creo que también es importante destacar que, aunque estos sermones fueron dirigidos a las

El discurso se limita a la pregunta ¿qué comes? En

hermanas y hermanos de las Islas Vírgenes, no

seguida Eliseo nos sorprende diciendo que nos va a

obstante su poder liberador nos alcanza porque como

hablar de lo que Jesús no comió, sencillamente porque

se afirma en el sermón 29, Dios también está

América no era conocida en su tiempo.

escribiendo nuestra historia...

¡Qué manera de sacarnos de onda! El predicador

Nosotros

como

nuestros

hermanos

también

nos va hablar de lo que Jesús no comió, en otras

entendemos lo que es la macdonalización de la

palabras, nos va hablar de lo que comen lo habitantes

comida a la que, por cierto, podrÌamos añadir la

de las Islas Vírgenes, o los indígenas de diferentes

walmartización de los mercados.

regiones, o los europeos, o los americanos...

Nosotros también nos dolemos cuando nos damos

El resto del discurso, tal vez cuatro quintas partes,

cuenta de que, mientras miles mueren de hambre, en

se dedican a repasar el menú del Día de Acción de

algunos restaurantes la lechuga o los rábanos son

Gracias. Sí, Eliseo nos repasa el menú: pavo,

decoraciones. Comprendemos la incongruencia entre

pimientos verdes, jitomates, elote, papas, frijoles,

los grandes congeladores que almacenan pasteles

calabazas, chocolate. Sin embargo, no se limita a

durante 17 años y los millones de niños que padecen

mencionar los ingredientes. Puede decirse que lo que

desnutrición.

hace es liberar la historia de cada uno de ellos

Nosotros también entendemos que “el Evangelio

afirmando sus orígenes indÌgenas y explicando cómo

nos llama a resistir una sociedad cuyo Dios es el oro,

fueron adoptados por los europeos.

cuyos sacerdotes son los comerciantes; una sociedad

Aparentemente, podría parecer que el texto no se

que todo lo transforma en mercancía”.

usa o que, en todo caso, se usó como pretexto. Al desarrollar su discurso Eliseo no sólo hace que nos

*

chupemos los dedos sino que en cada renglón afirma que en la mesa del Reino de Dios hay lugar para

Sólo me queda agradecer y aceptar gustoso su

todos.

invitación al jammin, aunque a decir verdad, creo que

Otra característica fundamental de estos discursos

usted ya daba clases de jammin en las aulas del

liberadores es lo que su tía, la hermana Esther Shank,

Seminario Presbiteriano hace algunos años. En todo

es decir, que en este libro “tu teología de la liberación

caso, gracias por inspirarnos a bailar, a carnivalear, a

surge fuerte y clara...” El hermano Eliseo hace una

comer, a caminar; a celebrar la vida y experimentar la

lectura social, económica y política de la Biblia desde

liberación.

6


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

3. Nueva publicación y próxima actividad

Evangelism: The Political and Religious Conquest of the Americas (1992), Los sueños del ciervo:

Luis N. Rivera-Pagán, Essays from the Diaspora [Ensayos desde la diáspora]. México, Centro Basilea de Investigación y Apoyo-El Faro-Centro Luterano de Formación Teológica José David

perspectivas teológicas desde el Caribe (1995), Entre el oro y la fe: el dilema de América (1995), Mito, exilio y demonios: literatura y teología en América Latina (1996), Diálogos y polifonías: perspectivas y reseñas (1999) y Fe y cultura en Puerto Rico (2002). A continuación, presentamos la introducción del

Rodríguez-Lutheran School of Theology at

libro, que será presentado el próximo mes de

Chicago, 2002. 155 pp.

septiembre.

Con enorme placer anunciamos la aparición, en

Introducción

coedición, del libro Essays from the Diaspora, del doctor Luis Rivera-Pagán, profesor durante muchos

Siempre fuimos leales a causas perdidas…

años de la Facultad de Humanidades de la

El éxito es, para nosotros, la muerte del intelecto y

Universidad de Puerto Rico y profesor adjunto del

de la imaginación. JAMES JOYCE, Ulysses, 1922

Seminario Evangélico de ese país, y quien en los meses próximos se incorporará como profesor de ecumenismo del Seminario Presbiteriano de Princeton (EU). Rivera Pagán cursó su doctorado en la Universidad de Yale (EU) e hizo estudios doctorales en la Universidad de Tubingen, Alemania. Es reconocido como uno de los pensadores protestantes latinoamericanos más notables. Su trabajo se ha centrado en la articulación entre la teología y la cultura, y, particularmente, con la literatura. Actualmente forma parte del comité editorial de la revista Signos de Vida, del Consejo Latinoamericano de Iglesias, donde colabora habitualmente. Ha publicado los siguientes libros: A la sombra del Armagedón: reflexiones críticas sobre el desafío nuclear (1988), Senderos teológicos: el pensamiento teológico puertorriqueño (1989), Evangelización y violencia: la conquista de América (1990), A Violent

Entre septiembre de 1999 y mayo de 2000, disfruté el privilegio y el placer de ocupar la cátedra John Alexander Mackay como profesor visitante, en el Seminario Teológico de Princeton. Por ello estoy muy agradecido con el Presidente del Seminario, Thomas William

Gillespie,

el

Decano

de

Asuntos

Académicos, James Franklin Armstrong, y Alan Preston Neely, profesor emérito de Ecumenismo y Misiones (Cátedra Henry Winters Luce), quien generosamente sugirió que se me invitara a tan prestigioso lugar, ocupado en el pasado por teólogos eminentes como Gustavo Gutiérrez y José Míguez Bonino. Fue un periodo de intensos esfuerzos académicos como maestro, conferencista y académico. Por primera vez desde mis estudios doctorales en la Universidad de Yale, me vi obligado a enseñar,

7


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. pensar, exponer y escribir en inglés, en el marco de la

expedición inicial a lo que él llamó “Las Indias”, y

cultura estadounidense. Para este breve volumen, he

que ahora llamamos “las Américas”. Una vez más,

seleccionado seis de los textos que leí, en diferentes

expongo allí mi tesis de que el eje conceptual de la

momentos, durante ese periodo. Pertenecen a

carta no es el “descubrimiento”, sino la posesión, en

diferentes géneros conceptuales e ilustran, por ello, la

nombre de la Cristiandad europea, de aquellas tierras

imaginación dialógica que el intelectual ruso Mijaíl

y personas.

Bajtín consideraba básica para cualquier empresa seria del pensamiento.

1

El

tercer

ensayo

—“La

violencia

de

los

conquistadores y la indignación profética”— fue una

El primero —“Mito, utopía y fe: teología y cultura

contribución histórico-teológica a la conferencia

en América Latina”— procede de mi constante interés

sobre cristianismo y violencia, patrocinada por el

en

inconclusas,

Centro de Ética Cristiana Aplicada, del Wheaton

posibilidades de un diálogo creativo entre la literatura

College. Forma parte de un proceso autocrítico de

latinoamericana y la teología. Profundiza en un

conciencia histórica acerca de las formas que la

proyecto que he concebido desde mis escritos más

religiosidad cristiana ha sido concebida, muchas

tempranos: el encuentro entre las iluminaciones de las

veces, como una fuente de legitimación ideológica

condiciones humanas existenciales ofrecidas por el

para la explotación humana, así como de las maneras

pathos y la imaginación de escritores como Alejo

en que muchos seguidores del Jesús crucificado,

Carpentier, Gabriel García Márquez, Juan Rulfo,

como Bartolomé de las Casas en el siglo XVI, han

Cristina Peri Rossi y Elena Poniatowska, entre

encontrado la gracia y la fuerza para reconstruir esa

muchos otros, y la revisión radical dde la fe cristiana

misma fe como matriz de esperanza y liberación.

las

prometedoras,

aunque

llevada a cabo por algunos teólogos de la liberación, como Gustavo Gutiérrez y Leonardo Boff.

El cuarto ensayo —“Por tiempos como éste. Óscar Romero: obispo, profeta y mártir”— fue una

El segundo ensayo —“Paraíso encontrado: la

conferencia leída en ocasión del vigésimo aniversario

retórica de Colón sobre la posesión”— fue objeto de

del asesinato del Arzobispo Óscar Arnulfo Romero en

una conversación con algunos colegas de la facultad y

la Escuela Teológica de la Universidad Drew, en

estudiantes

Estudios

Madison, Nueva Jersey. Agradezco a los colegas y

Latinoamericanos de la Universidad de Princeton.

amigos Ada María Isasi-Díaz y Otto Maduro, y a la

Fue

revisar

estudiante graduada Mayra Rivera, por la preciosa

crpiticamente, desde la perspectiva de los estudios

oportunidad de participar en un diálogo teológico con

poscoloniales emergentes, un texto antiguo, la

esa comunidad, considerando lo que el teólogo

epístola del 15 de febrero de 1493, enviada por

luterano alemán denominó “el costo del discipulado”.

Cristóbal Colón a Luis de Santángel, su primer

El quinto ensayo —“Proclamar libertad: el jubileo

reporte de las tierras y gentes encontradas en su

del año 2000 y la pax americana”— intenta conectar

una

en

el

excelente

Programa oportunidad

de para

la visión de la liberación, tenuemente velada en los M. Bajtín, The Dialogic Imagination: Four Essays.

textos bíblicos sobre el año del jubileo, y los

Michael Holquist, ed. Austin, University of Texas Press,

movimientos emancipadores de los pueblos que han

1

1981.

8


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. vivido por más de un siglo bajo la égida de la pax

compartida por pueblos colonizados alrededor del

americana. Se ocupa también del complejo enigma de

mundo, los cuales han llegado a ser también, hoy en

la identidad nacional puertorriqueña. Se reúnen, así,

día, un tema importante en los estudios culturales

la hermenéutica bíblica y la teología política.

poscoloniales.3 Como ha subrayado Homi Bhabha, la

El último ensayo —“Justo Luis González:

diáspora es un importante objeto de análisis crítico

académico, hombre de su comunidad, amigo”— es

debido a que es el contexto existencial sociohistórico

una nota de gratitud hacia un excelente maestro,

de muchos pueblos desplazados del Tercer Mundo:

mentor y amigo, la persona que, hace décadas, me

“Para la demografía del nuevo internacionalismo es la

introdujo para disfrutar las exquisiteces de la historia

historia de la migración poscolonial, los relatos de la

de la teología cristiana. Él es un sobresaliente ejemplo

diáspora

de erudición académica y de creatividad espiritual en

exilio…”.4 En mi propia experiencia en Princeton,

los laberintos existenciales de la diáspora. Los

social y psíquica, me sentí “como muchos otros…

exiliados, o en la diáspora, como ha sido González

cuyas familias están fragmentadas en la diáspora del

casi toda su vida, frecuentemente son llevados por el

exilio”.5

cultural

y política… la poética del

deseo de forjar una nueva comunidad imaginada por

La diáspora implica una dislocación, un proceso

uno mismo y otros que se encuentran en el mismo

doloroso de forjamiento de nuevas estrategias para

predicamento. Éso puede llevar a la frustración y a la

articular las diferencias e identificaciones culturales.

desesperación, pero puede, como en el caso de

El emigrado subsiste en una tensión ambivalente,

González, conducir a una vida de solidaridad

especialmente en las cosmópolis occidentales con sus

transnacional. Cuando el regreso al hogar está fuera

minorías

del horizonte, el peligro de la parálisis siempre acecha

frecuentemente conflictivas que desmienten el mito

detrás de los encantos de la nostalgia, pero también es

del e pluribus unum. Quien vive en la diáspora

la promesa de recrear un nuevo hogar, la patria de fe

frecuentemente se siente, ¡ay!, “como un hombre sin

y la razón en la diáspora.

pasaporte que es devuelto de cada puerto”, el

etnoculturales

heterogéneas

y

El año académico en Princeton me dio también la

angustioso temor que sufre el perseguido cura

oportunidad de compartir, al menos desde las orillas,

borrachín de El poder y la gloria, la magnífica novela

desde los márgenes, los trabajos y esperanzas de la

de Graham Greene.6

diáspora puertorriqueña en Estados Unidos. Como ha demostrado bellamente Arcadio Díaz-Quiñones en un libro reciente, la cultura puertorriqueña no puede ser

3

estudiada ni abordada genuinamente si no se valoran

Exiles, Diasporas. Stanford, Stanford University Press,

adecuadamente su creatividad y significado.2 La

1998.

diáspora ha sido una dimensión crucial en la historia de mi país, Puerto Rico. Es una experiencia

4

Elazar Barkan y Marie-Denise Shelton, eds., Borders,

Homi Bhabha, The Location of Culture. Londres,

Routledge, 2001, p. 5. Original: 1994. 5

Nadine Gordimer, My Son’s Story. Nueva York, Penguin,

1991, p. 265. 2

Arcadio Díaz-Quiñones, El arte de bregar: ensayos. San

Juan, Ediciones Callejón, 2000.

6

Graham Greene, The Power and the Glory, Londres,

Penguin Books, 1990, p. 102. Original: 1940.

9


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. Muchas veces la nostalgia se apodera de su alma,

restauración de un sentido colectivo de identidad y

tal como lo expresan las bellas palabras de la

acción histórica en el país de origen bien puede ser

lamentación bíblica:

mediado por la diáspora”.8 Como ha afirmado provocativamente Walter

Junto a los ríos de Babilonia

Mignolo, la diáspora, lugar de enunciación crítica,

allí nos sentábamos y llorábamos

obliga a repensar la distinción geopolítica, tan

al recordar a Sión…

estimada por los pensadores del Tercer Mundo, entre el centro y la periferia, y al surgimiento de un

¿Cómo podríamos cantar la canción del señor

pensamiento fronterizo que transforma no sólo el

en tierra extraña? (Salmo 137.1, 4

contenido, sino también los términos del diálogo

Con frecuencia, y simultáneamente, el desplazamiento de la migración crea un nuevo espacio de liberación de los apremios y esclavitudes de la comunidad cultural nativa y abre nuevos horizontes, perspectivas y visiones. Para los oprimidos, el exilio en metrópolis como Londres, París o Nueva York, podría conllevar una expansión de la autonomía individual, incluso si su aspecto siniestro y oculto puede llevarlos a la muerte.7 La existencia en la diáspora, como ha reiterado enérgicamente Bhabha, cuestiona las las nociones fijas y estáticas de la identidad cultural comunitaria. Ésta ya no es concebida como una esencia pura que debe preservarse nostálgicamente, sino como un proyecto emancipador que debe modelarse, en un territorio ajeno, en un lenguaje extraño, como un proceso polifónico de imaginación creativa.

7

En

muchos

casos,

sucede

que

“la

intelectual global.9 Las diferencias culturales del emigrado producen significados subalternos que resisten el canibalismo cultural del caldo de cultivo metropolitano. Las comunidades en la diáspora son, para citar de nuevo a Bhabha, “pueblos errantes que no se hallan contenidos dentro del Heim (hogar) de la cultura nacional y su discurso unívoco, sino que son, ellos mismos, las marcas de una frontera movediza que se separa de las fronteras de la nación moderna”.10 La dislocación existencial de la diáspora y su hibridez cultural, recrean las complejas fuentes étnicas

y

raciales

entremezcladas

de

muchas

comunidades migrantes. Al preguntarle a quién le debe lealtad, Clare, la protagonista jamaiquina de la novela No Telephone to Heaven (Sin teléfono para el cielo), de Michelle Cliff, responde: “Tengo en mí al Caribe africano e inglés”.11 Ella es una mestiza que se mueve entre Kingston, Nueva York y Londres,

Éste fue el caso de dos creativos escritores caribeños,

marginados y menospreciados en sus países de origen: el cubano Reinaldo Arenas y el puertorriqueño Manuel

8

Ramos-Otero, quienes encontraron en Nueva York un

Borders, Exiles, Diasporas, p. 5.

horizonte más amplio para su talento literario, un amplio

9

margen de libertad personal y la muerte por el sida. Cf.

Coloniality, Subaltern Knowledges, and Border Thinking.

Rubén Ríos-Ávila, “Caribbean Dislocations: Arenas and

Princeton, Princeton University Press, 2000.

Ramos Otero in New York”, en Sylvia Molloy y Robert M.

10

The Location of Culture, p. 164.

Irwin, eds., Hispanisms and Homosexualities. Durham, NC,

11

Michelle Cliff, No Telephone to Heaven. Nueva York,

Duke University Press, 1998, pp. 101-122.

Plume Books, 1996, p. 189. Original: 1987.

Elazar Barkan y Marie-Denise Shelton, “Introduction”, en Walter D. Mignolo, Local Histories/Global Designs:

10


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. buscando un lugar para llamar a casa, atrapada entre

vivir y ser, en otros tiempos y lugares diferentes,

la búsqueda de solidaridad en el forjamiento de una

histórica y humanamente”.14 El concepto de diáspora

identidad común y la tentación de la lujuria solitaria

podría, entonces, ser un cruce de caminos muy

en una tierra extraña. Formar parte de una diáspora o

significativo para el encuentro, un puente dialéctico,

peregrinaje es un reto complejo y difícil, el cual, para

entre los estudios culturales poscoloniales y la

evitar falsas ilusiones y el triunfalismo utópico, debe

hermenéutica teológica.15

enfrentarse teniendo en mente la soberbia ironía de

Éste es el primer libro que he pensado y escrito

aquel maestro del escepticismo del siglo XX, él

completamente en inglés. Tal es el destino lingüístico

mismo un vagabundo, James Joyce: “Siempre fuimos

de la diáspora, experimentar “el dolor y el placer

leales a causas perdidas… El éxito es, para nosotros,

perverso de escribir en una segunda lengua”, en

la muerte del intelecto y de la imaginación”.12

palabras del excepcional erudito haitiano Michel-

Para las primeras comunidades cristianas, la

Rolph Trouillot.16 La experiencia de la heteroglosia

diáspora fue una perspectiva constante en su camino

(Bajtín), de pensar, hablar y escribir en un idioma

vital y de comprensión de su fe, tal como lo expresa

distinto abre el espacio para una perspectiva de

una carta escrita por un autor anónimo del segundo o

percepción diferente y, en cierto sentido, para una

tercer siglo: “Ellos [los cristianos] participan en todo

comprensión heterodoxa.

como ciudadanos que son y se acomodan a todo,

El libro está dedicado a dos excelentes teólogos

como extranjeros. Cada tierra ajena les es propia, y

luteranos puertorriqueños: José David Rodríguez-

13

La Biblia misma, como

Rivera, quien fue mi profesor en los años sesenta, en

texto sagrado, es una criatura literaria de la diáspora,

el Seminario Evangélico de Puerto Rico, y José David

porque

los

Rodríguez-Hernández, su hijo, quien fue mi discípulo

sufrimientos de la nación hebrea dispersa y el Nuevo

en los setentas, en la misma institución. Ambos

Testamento fue escrito en el griego koiné, la lingua

representan lo mejor de la imaginación teológica

franca de muchas comunidades de la diáspora en la

protestante puertorriqueña; el padre, en la Isla, el hijo,

época helenística. La fe del Nuevo Testamento es, en

en la diáspora noretamericana. Mi vida ha sido

muchos sentidos, un devoto peregrinaje sin fin hacia

bendecida por su erudición y amistad. Mi gratitud es

el inalcanzable fin del mundo y de los tiempos, en

también para Anaida Pascual-Morán, mi esposa,

busca de Dios y de la solidaridad humana. Por tanto,

quien, como siempre, ha sido una lectora crítica y

en la ecumenicidad de la diáspora, “no debemos

perceptiva.

cada patria les es ajena”. el

Antiguo

Testamento

nació

de

cambiar meramente los relatos de nuestras historias, sino transformar nuestro sentido de lo que significa

Works of the Phaters in Translation. Vol. 6. Westminster, MD, The Newman Press, 1961, p. 139.

12

James Joyce, Ulysses. Nueva York, Random House,

14

The Location of Culture, p. 256.

15

Carmelo Álvarez, Una iglesia en diáspora: apuntes para

una eclesiología solidaria. San José, DEI, 1991.

1946, pp. 131-132. Original: 1914.

16

13

the Production of History. Boston, Beacon Press, 1995, p.

“The Epistle to Diognetus”, en Johannes Quasten y

Joseph C, Plumpe, eds., Ancient Christian Writers: The

Michel-Rolph Trouillot, Silencing the Past: Power and

xv.

11


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

12


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

4. DOCUMENTO

contra éstos consistía en que el mensaje de los reformadores era “la raíz de toda desobediencia al

UN RECORRIDO HISTÓRICO POR LOS

orden civil”. Es verdad que Zwinglio tenía en mente puntualizar que los auténticos agitadores eran

PUNTOS DE VISTA REFORMADOS

quienes acusaban a otros de serlo. Calvino replicó

SOBRE LA RELACIÓN ENTRE LA

con las palabras de Elías: “Yo no he agitado a Israel;

IGLESIA Y EL ESTADO

¡pero tú lo has hecho y la casa de tu padre!” (I Reyes 18.17s). Sin embargo, la acusación permitió a los reformadores argumentar que, debido a que ellos no

Eberhard Busch

alentaron rebelión de ningún tipo contra las autoridades civiles, estaban predicando la palabra pura de Dios. La tentación de pensar así fue

H.S. Wilson, ed., Christian Community in a Changing Society. Ginebra, Alianza Reformada Mundial, 1991, pp. 19-29 (Estudios, 23).

reforzada, entonces, por el deseo de distanciarse

Versión de L. Cervantes-Ortiz.

fuertemente el deber de obedecer a las autoridades.

Nota: El ensayo apareció originalmente sin notas a

Añadieron también que este deber se extendía al uso

pie de página.

de la fuerza por parte del Estado, y que incluso la

ellos mismos de los “entusiastas”, contra quienes trataban

de

transferir

el

cargo

de

rebelión.

Rechazando este cargo, los reformadores enfatizaron

falta de legitimidad de los magistrados no dispensaba ¿Cuál es, con exactitud, el punto de vista reformado

del mismo. Por lo ansiosos que estaban de negar el

acerca de la relación entre la iglesia y el Estado? Mi

cargo de socavar al gobierno, los padres de la

respuesta a esta pregunta enfoca la perspectiva

Reforma frecuentemente hablaron enfáticamente

articulada por la reflexión teológica en los inicios de

sobre este punto. Si se escoge ver sólo este aspecto

las Reformas en Zürich y Ginebra.

del asunto, sería posible leer, incluso, la Institución de Calvino de tal forma que se pueda sobrevalorar la

1. LAS TAREAS DE LA IGLESIA DEL ESTADO DEBEN

obediencia al Estado. Esta postura ha dejado huella

DISTINGUIRSE Y NO CONFUNDIRSE

hasta hoy.

Esto es enfatizado no sólo por Lutero, sino también

Debe decirse, no obstante, que hubo algunas

por Zwinglio y Calvino. Ciertamente la distinción

razones

teológicas

llevada a cabo por la Reforma entre las dos tareas

específicamente espiritual de la iglesia y al mismo

también tenía raíces seculares. Fue, además, una

tiempo para reconocer la tarea específica del Estado.

reacción al desarrollo que se estaba dando en esa

Los

época en el sentido de que las autoridades políticas

sancionando, post factum, la secularidad del Estado

comenzaron a emanciparse de la iglesia. Con su

y, frente a ésta, ya en marcha, retrocediendo a una

distinción entre iglesia y Estado, los reformadores

posición previa de piedad interior. Por el contrario,

consideraron útil este desarrollo y lo reforzaron. Más

ellos balancearon la naciente emancipación secular

aún, ellos articularon su doctrina sobre la iglesia y el

del Estado mediante una emancipación cristiana

Estado bajo la presión de la iglesia católica, quien

donde la iglesia permaneciera en su lugar propio.

intentaba urgir a las autoridades para intervenir en

Debe recordarse que el ímpetu básico que movió a la

contra de los movimientos de reforma. El cargo

ruptura de la Reforma fue el repudio de la arrogancia

reformadores

para

no

insistir

estaban

en

la

tarea

simplemente

13


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. con que el Papa y sus obispos ejercían una soberanía

no pensaban exclusivamente en los términos de la

mundana. Lo que estaba en juego era la crítica de

defensa de Lutero contra la justicia por las obras, por

que una iglesia transformada en Estado, o incluso en

la cual la gente imagina que ellos pueden establecer

un mero apéndice de éste, llega a ser superflua como

una demanda sobre Dios. Ellos también tomaron

iglesia.

posición contra el peligro del paganismo, de la

La verdad que debía ser redescubierta consistía

secularización, de los falsos dioses (un peligro

en que una iglesia puede ser fiel aun al mandamiento

claramente visto en el Antiguo Testamento). Más

de no ocultar la luz bajo un almud sólo siendo

todavía, enfatizaron no sólo la justificación del

actualmente una luz brillante y ardiente, una luz que

pecador por la gracia de Dios, sino también la

existe porque la ilumina la luz del Evangelio. Había

santificación de la humanidad mediante lo que Dios

que reconocer que la iglesia no tiene el derecho a

demanda de ella. Su pregunta, más bien, era no

perder su identidad por cualquier causa. Su identidad

solamente: ¿cómo puedo yo (como individuo)

consiste en ser —según afirma la Confessio

encontrar

Gallicana— “la compañía de los fieles unidos en

preguntaron:

obediencia a la Palabra dicha ( de Dios)”. La iglesia

(colectivamente) vivir en la luz de la gracia de Dios?

pierde esta identidad cuando se somete a los deseos

La diferencia de énfasis también surge, además, en

de los poderes terrenales (como dijo Calvino

vistas de la relación entre la iglesia y el Estado. Al

astutamente) de construir templos que fortalezcan su

delimitar su posición, Lutero tiende a abandonar al

poder, esto es, si la iglesia se permite a sí misma ser

Estado a lo que prescriba la razón humana, esto es, a

usada por el Estado para darle su apoyo religioso. La

lo que las autoridades reglamentan acerca de él.

iglesia es iglesia de Dios y por ello permanece en sí y

Zwinglio y Calvino, por otra parte, tenían reservas

puede oponerse al Estado. La conclusión de esto es

acerca de la autonomía del Estado o de abandonarlo

que el Estado no puede llegar a ser iglesia. Este es el

a sus propios recursos. Según ellos, la cuestión de la

punto donde los reformadores, en una segunda etapa,

vida común de la gente dentro de un Estado no puede

llevaron a cabo la verdad que habían enunciado en la

ser un asunto indiferente para la fe. ¿Por qué no?

controversia con los “entusiastas”: que el Estado

Porque, debido a todas las diferencias que hay entre

también tiene una tarea propia que realizar.

la iglesia y el Estado, ambos permanecen en una

Cualesquiera que sea la actitud de la iglesia hacia el

relación definida uno frente a otro. Primariamente,

Estado, no puede esperar que el Estado deje de serlo.

sin embargo, esta es la relación, no de la iglesia, sino

Así como la iglesia podría hacerse superflua si deja

de Dios, acerca de quien la iglesia testifica ante el

de serlo, no puede hacer superfluo al Estado la mejor

Estado. Este Dios reina también fuera del área donde

de las iglesias. El Estado tiene una tarea que no

se cree en el Evangelio. Él es señor también de las

puede ser reemplazada por la iglesia, y que no debe

cuestiones políticas.

al

Dios ¿Cómo

de

gracia? podría

También mi

se

nación

menospreciar, una tarea que la iglesia no puede

“Si Dios abandona su control absoluto sobre el

realizar. Este es el sentido correcto de la famosa

mundo”, dice Calvino, “al grado de que todo suceda

“doctrina de los dos reinos”.

ciegamente y sin sentido, entonces ha dejado de ser Dios”. Lutero también afirma eso, pero su énfasis

2. LA TAREA DE LA IGLESIA Y LA DEL ESTADO

está más en la manera específica en que Dios está

TIENEN RELACIÓN Y NO DEBEN SEPARARSE

presente en el mundo, comparada con la forma en

Esto lo afirman Zwinglio y Calvino. Una de las tesis

que está presente en el ámbito espiritual. Los

de Gottfried Locher clarifica las implicaciones de

reformadores, por el contrario, apuntaron más hacia

esta afirmación. Según él, los antiguos reformadores

el hecho de que, aun allí, no había nadie más que el

14


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. Dios en quien la iglesia creía, quien lo reglamentaba

época del apóstol Pablo es todavía “siervo de Dios”:

todo. Asimismo, según Calvino, el poder de Dios no

“porque plugo al Señor gobernar el mundo de esta

puede ser entendido como una “autoridad tiránica”

manera,

sino como un poder justo y de gracia. Afirma

autoridades… está resistiendo a Dios”. Pero aclara:

también que Cristo es el “Rey del mundo”, que ya lo

“La razón por la que debemos subordinarnos a los

era aun antes de “revelarse al mundo”, y que este

gobernantes humanos es su institucipón por parte del

Dios rige sobre el Estado. La iglesia está sujeta

orden de Dios”. De nuevo se puede detectar aquí un

también a Dios, igual que los magistrados, y está en

énfasis específicamente reformado. Lutero se inclinó

verdad con una obediencia consciente. De esto se

a creer que las autoridades humanas son siervas de

sigue, no obstante, que aun como ciudadano del

Dios, y que de allí viene su potestad. Calvino, por su

Estado, el cristiano debe obediencia, en primer

parte, creía que el gobernante terrenal es respetado

lugar, a Dios. Lutero fue capaz de resolver el

debido a que uno es siervo de Dios. Hay también

problema de la obediencia a Dios y a los poderes

algo de Extra Calvinisticum en la doctrina de

humanos al hablar una identidad paradójica, así que,

Calvino sobre el Estado, la cual excluye cualquier

por ejemplo, en un mismo acto, una persona podría

identificación de la autoridad de éste con la voluntad

ser (externamente) verdugo y aun así (internamente)

de Dios. Escuchemos a Calvino directamente: “¡Es

alguien que ponga en práctica el Sermón del Monte.

como si Dios, por otorgar a seres mortales poder

la solución de los reformadores al problema fue

sobre la humanidad, les hubiera entregado su derecho

colocar un orden de prioridad: los cristianos deben

a favor de ellos!”. Así Dios permanece libre aun

siempre obediencia primero a Dios y sólo en segundo

cuando se considere la potestad de Dios para instituir

lugar a los poderes humanos. El famoso texto, “Es

el Estado. El gobierno queda subordina a Dios, y

necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”

nuestra

(Hechos 5.29) no era sólo una regla para casos

secundaria a nuestra obediencia a Dios. Una vez más,

extremos, sino una norma fundamental de la vida

en palabras de Calvino: “El Señor es el Rey de todos

cristiana. Para Calvino, los representantes del Estado

los reyes quienes, cuando Dios ha abierto su santa

tenían solamente autoridad relativa y no absoluta,

boca, debe sólo ser escuchado por todos y después de

una idea que lo ayudó a ver expresamente que el

Dios estamos sujetos a quienes poseen la autoridad,

Estado puede ponerse en peligro desde arriba, por

pero sólo en Dios. Si ellos ordenan algo contrario a

sus dirigentes, esto es, cuando hacen absoluta su

Dios, ya no nos corresponde obedecerlos”.

quienquiera

obediencia

que

civil,

se

oponga

entonces,

se

a

las

vuelve

autoridad. El Estado puede también ser comprometido desde

3. PARA LOS CRISTIANOS. EL ESTADO SERÁ VISTO

abajo, sin embargo, por los “bárbaros”, quienes se

COMO JUSTO SÓLO CUANDO LLEVA A CABO SU

rehúsan a reconocer cualquier autoridad del Estado.

TAREA TAL COMO DIOS APLICA SU JUSTICIA

Esto es incorrecto porque Dios es también es Señor

SALVADORA

del ámbito político y los cristianos, por ello, no se

Para Zwinglio y Calvino, la institución divina del

encuentran en un territorio contrario a Dios sino en

Estado no implica la aceptación de todos los

un espacio determinado por él, el cual deben afirmar

gobiernos y de sus estatutos. Tal institución significa,

fundamentalmente. En esta conexión, los primeros

por el contrario, que ha sido establecido para una

reformadores se refieren también a Romanos 13, a

función específica. Calvino denomina, entonces,

pesar de la queja de Zwinglio de que las autoridades

gobierno no sólo a la “autoridad”, sino a la

civiles están muy dispuestas a escuchar este texto.

“administración” (“De politica administratione”).

No obstante, ningún Estado demasiado ideal en la

Más aún, debido a que él distingue entre la voluntad

15


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. de Dios y los actos del Estado, consecuentemente,

materialmente por el mismo Dios tal y como

emerge un potencial revolucionario. Ahora es

instituyó a estos gobernantes. Zwinglio lo dice de

posible, en principio, verificar hasta dónde cumple el

otra manera: los cristianos reconocen al Estado justo

Estado con la función asignada. Pero esto a su vez lo

donde “sus leyes están en conformidad con la

hace más importante para definir con mayor

voluntad divina, la cual es testificada por la iglesia”.

precisión el propósito para el cual, de hecho, fue

No hay lugar así para reintroducir la ley mosaica.

instituido el Estado.

Calvino tensa la “libertad” de las naciones para hacer

La respuesta de Calvino es: “Dios instituyó los

sus propias leyes, aunque de tal forma que dichas

poderes terrenos para que administraran el mundo

leyes están en línea con “la perpetua regla del amor”,

con justicia y ley”. Como Lutero, Calvino relaciona

que es el corazón de los mandamientos divinos. Con

la tarea del Estado con la “ley”. De nuevo, sin

todo, el trabajo constante es necesario para mejorar

embargo, su diferente comprensión teológica de la

las leyes y que logren estar “mas de acuerdo” con la

ley los lleva a diferentes conclusiones. Para Lutero,

voluntad de Dios.

la ley tiene una doble función: hacer que los

Aun así, nunca habrá paridad entre la voluntad

pecadores internamente teman la presencia de Dios a

divina y la justicia terrenal. No obstante, puede y

causa de su pecado y disuadirlos externamente de

debe haber una analogía entre la justicia del Estado y

cometer delitos. Según él, a la autoridad civil le

la voluntad de Dios. Cuando preguntamos acerca de

corresponde la segunda función. Básicamente, lo

su contenido, el mandamiento de Dios parece

hace por su mera existencia y, por lo mismo, más o

estrictamente congruente con el evangelio de la

menos independientemente de la legitimidad de

gracia de Dios. Dicho de otro modo, la justicia del

quienes están investidos con esa función y, también,

Estado se conforma a la voluntad de Dios cuando

del contenido de sus leyes. El magistrado es ya “ley”

tiene un carácter esencialmente benéfico para los

en virtud de la mayor autoridad posible que uno tiene

seres humanos. Debido a la diferencia que existe

y puede ejercer para mantener al pueblo bajo control.

entre el mensaje divino y la tarea del Estado,

Así, el cuerpo político es principalmente amenazado

Zwinglio coloca las tareas de ambos bajo el único

desde abajo, por la desobediencia del pueblo. Esta

rubro de la justicia. El Estado está, entonces,

doble función de la ley es reconocida también por

gobernado en conformidad con la voluntad divina no

Zwinglio y Calvino. Para ellos, sin embargo, su

en cuanto a si es un Estado coercitivo o disuasivo, ni

verdadero significado radica no en sus funciones de

por ser simplemente un Estado “cristiano”, sino hasta

disuasión y terror, sino en su contenido específico.

donde cumpla la tarea positiva de ser un Estado

Un gobierno popular, por lo tanto, nunca puede ser

humano, esto es, que provea elementos para una vida

“ley” en sí mismo para el pueblo, y debe distinguirse

común digna de los seres humanos en justicia y paz.

muy bien entre él y la ley. Calvino insiste en que

Iustitia et pax, dice Zwinglio, seguido por Calvino, y

debe definirse el cuerpo político en términos no sólo

también por la Declaración de Barmen. Calvino

de gobernantes y gobernados, sino también con

agrega que los cristianos reconocen un Estado como

referencia a un tercer término, esto es, las “leyes” a

justo donde haya reglas de justicia que busquen

ser obedeceidas por ambos. Pero esto sólo complica

“proveer el bienestar público y la paz para todos”, así

la cuestión acerca de lo que constituye la “justicia y

como que “la humanidad pueda mantenerse en medio

la ley” del Estado.

del pueblo”.

La respuesta de la iglesia es que el contenido de

Sobre esta base, tanto Zwinglio como Calvino

la “justicia y la ley” para la observancia de la cual

ofrecen la siguiente interpretación de la tarea

Dios ha instituido gobernantes también está definido

asignada al Estado según Romanos 13: proteger a los

16


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. buenos de los malvados. El Estado debe, sobre todo,

La respuesta decisiva de Calvino es que, de cara a

proteger a los débiles de los poderosos. Qué tan bien

la injusticia del Estado, la iglesia debe tener en

lo haga, ésta será la piedra de toque para definir su

cuenta que está frecuentemente inclinada a recordar,

grado de humanidad. La “justicia” exigida al Estado

por lo menos nominalmente, a Dios. Con una

“consiste en la compasión hacia los necesitados”,

confianza sin parangón, Calvino señala la verdad:

declara Calvino. Él va a decir, sorprendentemente,

“Dios quita y pone reyes”. “Con dificultad, uno de

que, con el fin de que sus representantes ayuden a los

cada mil cree que Dios rige sobre la tierra”, que Dios

“oprimidos”, “ellos deben estar investidos de poder”.

derriba al poderoso y exalta al humilde; pero es

Los reformadores no niegan que los gobernantes

precisamente esta fe la que es decisiva para la

pueden usar la espada; lo que rechazan es que ésta

Iglesia. Las confesiones Belga y Escocesa expresan

sea parte de la esencia del Estado. El poder, por sí

la confianza de la esperanza que en Dios no estamos

solo, no es suficiente para constituir al Estado. Sus

perdidos y a expensas de la arbitrariedad de

representantes sólo tienen poder para limitar el de los

cualquier compromiso con la injusticia. Por el

poderosos y así proveer justicia y paz, y proteger a

contrario, la justicia se encuentra fundamentada en

las víctimas de la violencia. El uso del poder estatal

Dios. La Confesión belga declara la expectación por

debe estar siempre abierto a la inspección para

el día de Dios, cuando aquellos esclavizados serán

verificar si el Estado está utilizándolo para este

testigos de la venganza que “Dios descargará sobre

propósito. De otro modo, el Estado se volverá

los malvados que los han subyugado tiránicamente,

tiránico y coercitivo.

torturado y martirizado”. Pero, para Calvino, confiar en Dios en medio de tal tribulación excluye cualquier

4. LA TAREA TESTIMONIAL DE LA IGLESIA INCLUYE

idea de que la iglesia debería usar la fuerza para

SU OFICIO COMO CENTINELA DEL ESTADO

defenderse de la injusticia. Incluso en dichas

Los reformadores no estaban ciegos ante el hecho de

circunstancias, la fe no hace pacto con la coerción.

que un Estado genuinamente humano, conforme a la

Cuando la iglesia enfrenta la injusticia, todo lo que

voluntad de Dios, se encuentra presente en la historia

puede hacer es aceptar antes la muerte que aprobar la

sólo de una manera muy rudimentaria. Así, en “las

violencia.

iglesias bajo la cruz” Calvino vio ante él un Estado

Este punto de vista se relaciona con el hecho de

coercitivo que se caracterizaba por la megalomanía

que la iglesia no puede comprometerse directamente

“real”, la “exacción”, la entrega del cordero al lobo,

con ninguna acción política directa. Esto no se aplica

entre otras cosas. Es significativa, también, la

a la actividad política de los cristianos. Karl Barth ha

referencia de Calvino al gobernante que se enseñorea

traducido este punto en términos aplicables a nuestra

sobre sus súbditos “no a causa de su investidura, sino

época secularizada, señalando que un cristiano puede

porque busca tácitamente que sea aprobada”, debido

y debe cooperar políticamente pero de manera

verdaderamente a que todos lo respaldan “con fuerte

“anónima”. En otras palabras, uno no puede decir

aplauso”. ¿Qué debe hacerse cuando el Estado

que actúa en nombre de la iglesia, sino que traduce

fracasa en aquello para lo que fue instituido por

sus

Dios? La pregunta plantea un fuerte conflicto a los

inteligibles para todos. Uno es libre de cooperar, aun

muchos cristianos que comprenden que no están en

en circunstancias extremas, con la resistencia activa.

libertad de respaldar un Estado injusto, algo que

Zwinglio aceptó que una tiranía podía ser removida

Calvino parece mostrar, por ejemplo, en su análisis

“con la ayuda de Dios”. La Confesión Escocesa

de algunos sucesos incluidos en sus comentarios de

incluye esta acción entre enas obras”. Zwinglio y

ciertos libros de la Biblia.

Clavino creían, por supuesto, que no era permisible

convicciones

cristianas

en

argumentos

17


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. para la iglesia obtener la caída de un tirano ni por

permiten” y a la pregunta que hace el poderoso:

personas que por iniciativa propia actúen tan

“¿Qué tiene que ver con el Evangelio?”, Zwinglio

independientemente. Su opinión fue que tal paso

responde: “Es el mismo planteamiento de los

extremo debe, en sí mismo, ser un acto legal llevado

demonios a Jesús: ¿Qué tenemos que ver contigo,

a cabo por personas legalmente designadas para este

Jesús?”. Además, el oficio profético es el de

fin, para que la justicia no sea ejecutada por la

“centinela”: abiertamente y sin temor exponer la

injusticia y, así, un viejo error sea sustituido por uno

verdad de acuerdo con la Palabra de Dios y también

nuevo. Sólo en Teodoro de Beza se encuentra la

llamar a lo malo por su nombre. En palabras del

tendencia a democratizar el derecho a resistir cuando

“Sínodo de Berna” de 1532, este oficio de centinela

afirma que: “Cualquiera puede oponerse activamente

o guardián es inescapable “así como la verdad

a aquellos que, en violación de su mandato, se

siempre lanza y extiende su filo más agudo”. De

arroguen la ultad dde gobernar tiránicamente sobre

hecho,

sus súbditos”. Para él, sin embargo, este es un

equivocadamente a las autoridades que un amigo que

derecho político, no religioso.

dice sí a todo. Porque el segundo las apacigua y les

es

“mejor

ser

blasfemo

que

acusa

No obstante, la iglesia no está “para oponer

da un falso sentido de seguridad, mientras que el

violencia a la violencia” porque ella debe de operar

primero les advierte para que actúen con mayor

“no por la fuerza, sino por la palabra”, porque sólo

rectitud”. Esas son las palabras de una iglesia que es

debe testificar la Palabra de Dios. Los reformadores

un ceninela profético y no una marioneta eclesiástica

estaban convencidos de que donde la proclamación

del gobierno en turno. Sin embargo, aun en este

de la iglesia se ocupa sólo de la Palabra de Dios

oficio de centinela, la iglesia es la iglesia. El punto

según las Escrituras, automáticamente resultará

central de este oficio es que, al ejercitarlo, la iglesia

imposible callar ante el error y la injusticia. Además,

presiona al Estado para que sea un Estado justo.

ha llegado a ser casi característico del estilo reformado dirigirse a los gobernantes directamente,

5. LA TAREA DE UN ESTADO JUSTO INCLUYE

tal como lo hacen las palabras bíblicas, como las del

TAMBIÉN SU RESPONSABILIDAD EN LA LIBERTAD

Antiguo Testamento: “¡No oprimas a los extranjeros!

PARA PREDICAR

¡Escucha al necesitado! ¡Libera al pobre de la mano

La doctrina reformada clásica de la iglesia y el

del opresor! ¡Atiende el clamor del débil!”.

Estado incluye, de hecho, la perspectiva de que, así

Cuando la iglesia actúa de esta forma, siguiendo a

como la iglesia tiene un oficio de vigilancia hacia el

la Palabra, no está haciendo algo insignificante: está

Estado, el Estado tiene una responsabilidad con la

asumiendo una conducta de testimonio de la justicia

iglesia. Esto no implica algún derecho del Estado

divina, la cual siempre es relevante para la justicia

para interferir en la proclamación de la iglesia. Lo

terrenal, dado que ésta es llamada a conformarse más

que significa, más bien, es que el Estado, como tal,

y más a aquélla. Asimismo, de acuerdo con Zwinglio,

tiene que mostrar un interés concreto en mantener la

es la misma Palabra divina la que ve la creciente

existencia dde la iglesia. Para Calvino, esto quiere

conformidad de la justicia terrenal con la justicia

decir que el Estado tenía también que aplicar su

divina, si esta palabra divina es testificada según la

autoridad para asegurar que se obedecieran los Diez

totalidad de las Escrituras. Pero sólo donde eso

Mandamientos y que además estuviera atento al

sucede, el testimonio de la iglesia encontrará no

delito público de blasfemia. Para Zwinglio, significa

únicamente “conformidad”, sino contradicción. Por

algo más: el Estado tenía completa responsabilidad

ejemplo, a la afirmación que establece que uno puede

sobre la iglesia en la predicación, los pastores, las

predicar pero “no más allá de lo que las autoridades

posibles reformas y sus finanzas. Ambos afirmaron

18


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. que la iglesia es el lugar donde se confiesa al Dios

en manos del Estado, pero reconoció su obligación

que rige también extra ecclesiam (fuera de la iglesia)

para que la iglesia mantenga el orden de acuerdo con

y que establece al Estado para la estabilidad del

su naturaleza esencial. De cualquier forma, la iglesia

mundo. Asimismo, el Estado justo, en sus funciones,

podría, de hecho, ser manipulada muy fácilmente por

debe desear y promover la presencia de una iglesia

el Estado.

verdadera y de la predicación de la Palabra de Dios

Para asegurarse de que esto no sucediera, sería

pura dentro de sus fronteras. Estos maestros de la

necesario, también, por supuesto, abandonar la idea

Reforma fueron capaces de afirmar todo esto debido

calviniana de que el Estado promueve la reverencia a

a que aún existía un Estado “cristiano”. Así, mientras

Dios y la protección contra la idolatría. Aquí hay que

el oficio de la iglesia realmente fue el de ser un

decir, con Karl Barth: “La necedad espiritual debe

centinela crítico del Estado, esto le impidió al Estado

ser combatida por medios espirituales, no políticos.

interferir en los asuntos de la iglesia.

Si la iglesia rechaza esto, ¿qué va a protegerla de

Debe agregarse que esta visión global de las

todas las clases de reformas que sean impuestas

cosas es impracticable y no sólo a causa de la

algún día por medio de la coerción política?”. Si las

secularización del Estado. Ya resultaba equivocado

tesis de Calvino sobre este tema deben ser

cuando aún había rastros de cristiandad en los

rechazadas, no se puede hacer lo mismo con sus

regímenes. Hubo desastrosas consecuencias en

razones para

aquellos tiempos. Calvino se distanció de las ideas de

formularse, tal vez, como sigue: si el Estado no

Zwinglio, advirtiendo que la iglesia, entonces,

puede convertirse en una institución salvífica, en un

“tendrá que hablar o callar hasta que (los

ídolo, y de este modo en un Estado totalitario,

gobernantes) se lo indiquen”. En realidad, la opinión

necesita un límite. Asimismo, si es un Estado justo,

de Zwinglio le permitió al Estado “domesticar el

afirma sus límites y cuando se deja limitar de esta

oficio ministerial para servir a sus intereses”. Se

manera, deja libre el espacio que la iglesia necesita

abrió la puerta para el surgimiento, incluso dentro de

para llevar a cabo su misión. ¡No se trata de que la

la tradición reformada, de un sistema que no fue

tolerancia del Estado es lo único que permite existir a

menos cuestionable aquí, quizá, que en otras iglesias.

la iglesia! La verdad descubierta por las antiguas

Pero, aun aquí, no existió un sistema iglesia-Estado

iglesias reformadas “bajo la cruz” fue que la iglesia

en donde el texto clásico: “Hay que obedecer a Dios

no es tolerada por el Estado no obstante que

antes que a los hombres”, pudiera invertirse para

permanece bajo la promesa de que “las puertas del

decir: ¡Debemos obedecer primero al Estado y luego,

infierno no prevalecerán contra ella”. A esta

si es compatible con esa obediencia, a Dios! Aun

promesa, no a su poder terrenal, debe la iglesia que

cuando existieron salvaguardas contra los males de

un Estado totalitario se levante, más allá de sus

este sistema, queda el hecho de que en estas

límites, contra la iglesia. Todavía más importante

circunstancias el cumplimiento del oficio profético

resulta el hecho de que el Estado mismo es un Estado

de la iglesia como centinela del Estado se convirtió

justo cuando conscientemente reconoce, también,

más bien en excepción que regla en la historia del

que éste es su límite y deja así espacio para la

cristianismo reformado. Además, mucha de la

proclamación de la iglesia. Al hacerlo, se muestra a

dinamita crítica elaborada en la antigua tradición

sí mismo como siervo de Dios, según Romanos 13.6.

reformada de la iglesia y el Estado fue sepultada.

Nuevamente, este espacio existe para que la iglesia lo

Calvino se anticipó a prevenir este desarrollo, pues él

use adecuadamente, no conforme a los poderes del

lo conoció en embrión. Él trató de asegurar que la

mundo ni refugiándose en una religiosidad centrada

iglesia no abandonaría su organización o su doctrina

en sí misma. La doctrina reformada clásica es sólida

proponerlas. Este asunto puede

19


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. al tomar este camino, en medio de dos alternativas

cual aparece al final de la Confesión Escocesa:

falsas que enfrentó al mismo tiempo. Esta vía abre el

“Levántate, oh Señor, y confunde a tus enemigos, haz

conocimiento de que el Dios de Jesucristo es el “Rey

huir de tu presencia a quienes aborrecen tu nombre

de Reyes”. Con su esperanza en él, la iglesia asume

divino. Da a tus siervos fortaleza para hablar tu

el testimonio de aquello que es mayor que la iglesia,

palabra con valor, y permite que todas las naciones

o sea, la soberanía divina, el reino de Dios. Camina

alcancen tu conocimiento verdadero. ¡Que así sea!”.

hacia el reino con la activa expectación y oración, la

20


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

5. TRES POEMAS DE LA ANTOLOGÍA LO SAGRADO Y LO DIVINO. GRANDES POEMAS RELIGIOSOS DEL SIGLO XX. MÉXICO, PLANETA, 2002  RABINDRANATH TAGORE (INDIA, 1861-1941)

Tal vez detrás de aquella nube hay alguien que trabaja lo mismo que nosotros, y tal vez las estrellas no son más que ventanas encendidas de una fábrica donde Dios tiene que repartir una labor también.

Tú estás aquí Abandonaría estos cantos y salmodias y recitaciones de rosario. ¿A quién rindo culto en este oscuro rincón del templo con todas las puertas cerradas? Abro los ojos y veo que Tú, Dios mío, no estás delante de mí.

Aquí vino y se fue. Vino…, llenó nuestra caja de caudales con millones de siglos y de siglos, nos dejó unas herramientas…

Tú estás allí donde el labrador labra la dura tierra y donde el peón caminero rompe las piedras. Tú estás con ellos bajo el sol y bajo la lluvia, y tu vestido está cubierto de polvo. Me quito el manto sagrado y, como Tú, bajo hasta la tierra polvorienta. ¿Liberación? ¿Dónde se encuentra la liberación? Tú mismo has cargado gozosamente con los lazos de la creación; estás atado a todos nosotros para siempre. Salgo de la meditación y dejo a un lado flores e incienso. ¡Qué importa si mi vestido se rompe y ensucia! Es en el duro trabajo y en el sudor de mi frente donde te encuentro y puedo estar a tu lado. (p. 13)  LEÓN FELIPE (ESPAÑA, 1884-1968)

y se fue. Él, que lo sabe todo, sabe que estando solos, sin dioses que nos miren, trabajamos mejor. Detrás de ti no hay nadie. Nadie. Ni un maestro, ni un amo, ni un patrón. Pero tuyo es el tiempo. El tiempo y esa gubia con que Dios comenzó la creación. (pp. 29-30)

 JORGE DE LIMA (BRASIL, 1895-1953) Poema del cristiano Porque la sangre de Cristo ha caído en mis ojos

La ascensión

mi visión es universal y tiene dimensiones que todos ignoran. Y dexas, Pastor santo,

Los milenios pasados y los futuros

tu grey en este valle hondo, escuro…

no me aturden, pues nazco y naceré,

FRAY LUIS DE LEÓN

pues soy uno con todas las criaturas,

Aquí vino y se fue. Vino…, nos marcó nuestra tarea y se fue.

con todos los seres, con todas las cosas que descompongo y absorbo con los sentidos y comprendo con la inteligencia transfigurada en Cristo.

21


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. Tengo los movimientos ensanchados.

púrpura y de estameña, soy burrísimo como San

Soy ubicuo: estoy en Dios y en la materia;

Cristóbal y sapientísimo como Santo Tomás. Y estoy

soy viejísimo y apenas nací ayer,

loco, loco, completamente loco para siempre, por

estoy empapado en los limos primitivos

todos los siglos, loco de Dios, Amén.

y, al mismo tiempo, resueno las trompetas finales,

Y, siendo la locura de Dios, soy la razón de las

comprendo todas las lenguas, todos los gestos, todos

cosas, el orden y al medida;

los signos,

soy la balanza, la creación, la obediencia;

tengo glóbulos de sangre de las razas más opuestas.

soy el arrepentimiento, soy la humildad;

Puedo enjugar con una simple seña

soy el autor de la pasión y muerte de Jesús;

el llanto de todos los hermanos distantes.

soy la culpa de todo.

Puedo extender sobre todas las cabezas un cielo

Nada soy.

unánime y estrellado.

Miserere mei, Deus, secundum magnam

Llamo a comer conmigo a todos los mendigos,

misericordiam tuam.

y ando sobre las aguas igual que los profetas

(pp. 54-56)

bíblicos. Ya no hay oscuridad para mí. Opero transfusiones de luz en los seres opacos, puedo mutilarme y reproducir mis miembros, como las estrellas de mar, porque creo en la resurrección de la carne y creo en Cristo, y creo en la vida eterna, amén. Y, poseyendo la vida eterna, pueso transgredir las leyes naturales; vengo e iré como una profecía, soy espontáneo como la intuición y la Fe. Soy rápido como la respuesta del Maestro, soy inconsútil como su túnica, soy numeroso como su Iglesia, tengo los brazos abiertos como su Cruz despedazada y rehecha a cada instante, en todas direcciones, en los cuatro puntos cardinales; y sobre los hombros La conduzco a través de toda la oscuridad del mundo, porque tengo la luz eterna en los ojos. Y teniendo la luz eterna en los ojos, soy el mago mayor; resucito en la boca de los tigres, soy un payaso, soy el alfa y la omega, pez, cordero, comedor de saltamontes, soy ridículo, soy tentado y perdonado, soy derribado al suelo y glorificado, tengo mantos de

22


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

6. SUGERENCIAS PARA LEER

volcado sobre nuestro país en los últimos años, sobre todo a partir del triunfo electoral de

 Rubem Alves, Transparências da eternidade.

Vicente Fox.

Campinas, Verus Editora, 2002. Reunión de crónicas, como las llama su autor, sobre el tema religioso, o de Dios, una recurrencia que no puede abandonar con el paso de los años. Se

 Johann Baptist Metz, Dios y tiempo. Nueva teología política. Madrid, Trotta, 2002. La nueva teología política se ha ido conformando

trata de un volumen que concentra el mejor estilo

como una teología eminentemente práctica, una

del Alves de los últimos años.

ciencia “que mira al mundo” y a Dios “en este tiempo”, que incorpora, a diferencia del

 Roberto Blancarte, El sucesor de Juan Pablo II. México, Grijalbo, 2002. Ante la tan cacareada sucesión papal, Blancarte escribe oportunamente este libro para conocer

pensamiento teológico identitario, la situación histórica y cultural de la que parte. Este volumen recoge textos fundamentales para entender las ideas que propugna esta ética de la esperanza.

mejor los entretelones de la elección del próximo gnante vaticano. Como siempre, el autor echa mano de su espléndido conocimiento de la política católica. Y cómo no, si además fue por

 Juan Antonio Monroy, El sueño de la razón. Terrassa, Clie, 1995. Periodista dedicado a la crítica literaria, Monroy

un tiempo funcionario de la embajada mexicana

presenta en este libro un panorama de muchos

en el Vaticano.

escritores y su posible lectura o interpretación desde un punto de vista cristiano. Llama la

 Luciano Jaramillo Cárdenas, ed., ¡Fidelidad! ¡Integridad! Miami, Sociedad Bíblica

atención que no sólo se ocupa de autores en castellano, sino de diversos idiomas.

Internacional-Vida, 2001. Coordinado por un antiguo ejecutivo de las

 Hans de Wit, En la dispersión el texto es patria.

Sociedades Bíblicas Unidas en América Latina,

Introducción a la hermenéutica clásica, moderna

este libro tiene como propósito introducir la

y posmoderna. Tomo I. San José, Universidad

Nueva Versión Internacional de la Biblia al

Bíblica Latinoamericana, 2002.

castellano. Colaboran, entre otros, Alfredo

Hacía mucha falta, desde tiempo atrás, un libro

Tépox Varela, Edesio Sánchez Cetina y Esteban

sobre hermenéutica bíblica que introdujera a los

Voth.

(y las) interesados, conocedores o no, en el fascinante debate contemporáneo sobre este

 D. Kanoussi, comp., El pensamiento conservador en México. México, UAM-Plaza y Valdés, 2002. Como resultado de un coloquio consagrado a este

tema, a la luz del boom filosófico de la hermenéutica, que ahora se nos aparece por todos lados. Sumamente recomendable. Se puede

fascinante tema, este volumen pasa revista a la

solicitar directamente a la UBL: Apartado 901-

avalancha de conservadurismo que se ha

1000, San José, Costa Rica. Cuesta 16 dólares.

23


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

7. RESEÑA BIBLIOGRÁFICA  Christopher Domínguez Michael ¿QUIÉN TEME A CARLOS MONSIVÁIS? Linda Egan, Carlos Monsiváis. Culture and Chronicle in Contemporary Mexico. Tucson, The University of Arizona Press, 2001. 276 pp. Aparecida en la revista Letras Libres del mes de julio, esta reseña señala muy bien las líneas dominantes del libro de la profesora Egan, quien con buen tino se ha acercado a una de las figuras culturales más importantes de México. Por supuesto, no pasa desapercibido para ella el trasfondo protestante de Monsiváis. Domínguez Michael, una vez más, nos pone al día sobre los libros relevantes para el debate sociopolítico y cultural del país. La omnipresencia de Carlos Monsiváis en la vida política, cultural y literaria de México durante los últimos treinta años lo ha convertido, dada la extrema originalidad de una figura tan poderosa como esquiva, en un gran desconocido. Sus lectores mexicanos, así como los escritores que crecimos bajo sus variadas formas de magisterio, solemos ofrecer a Monsiváis las garantías de un mito (o de una mitología) cuya fecha de fundación se pierde en el origen de nuestros tiempos. Es tentador suponer que el cronista siempre estuvo allí y que ese último trecho del siglo XX mexicano, que va de 1968 a 2000, haya sido, en una medida retórica, más que un episodio de la vida nacional, la obra misma de Monsiváis. La grandeza de Monsiváis radica, acaso, en su capacidad para crear esa ilusión óptica. Esa peregrinación rutinaria que es la vida pública de Monsiváis harta y fatiga, alimenta heréticos deseos parricidas y excita la curiosidad de imaginar si Méxicopodría sobrevivir sin su vigilancia. Pero más allá de las confrontaciones de fondo y de los disgustos pasajeros, siempre queda una evidencia

que yo reconozco sin rubor: existe una cultura mexicana, venerable por su calidad democrática y liberal, que sin Monsiváis sería inconcebible. Me es difícil escribir mayor elogio de un intelectual. Pero la jefatura espiritual, que Monsiváis ejerce sobre esa opinión pública que él tanto contribuyó a rebautizar, ampliando sus límites, como Sociedad Civil, exige una crítica permanente y severa, un auténtico y etimológico reconocimiento. En ese sentido, Carlos Monsiváis. Culture and Chronicle in Contemporary Mexico, de Linda Egan, es algo más que una prudente introducción a la obra; es una herramienta utilísima para iniciar la arqueología del mito de Monsiváis. Este libro está diseñado en dos partes, "Carlos Monsiváis, journalist and theorist", que examina al escritor público, y "Carlos Monsiváis, author", un paseo por cinco de sus libros esenciales, a saber, Días de guardar (1970), Amor perdido (1977), Escenas de pudor y liviandad (1981), Entrada libre (1987) y Los rituales del caos (1995). Dada la incapacidad de los críticos y profesores mexicanos a la hora de escribir sobre nuestros autores vivos (para no hablar de los clásicos), era natural que un primer libro serio sobre Monsiváis se originase en la academia norteamericana, pues la materia de que está hecha la obra monsivaisiana se compone de ingredientes suculentos para llenar esa olla podrida que son los Estudios Culturales. Egan enumera el arco iris reflejado por Monsiváis: economía, política y sociedad, historia, cultura de masas, sexualidad, lenguaje y heteroglosia, así como los siguientes subgéneros de lo popular: melodrama, kitsch, camp, pop, cultura rural y estética de la pobreza. Egan hace notar la poderosa influencia formativa que la cultura de los Estados Unidos, durante los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, ejerció sobre Monsiváis, uno de los hijos más brillantes, en mi opinión, de esa "primera generación de norteamericanos nacidos en México", que él mismo exhibió con sorna. Una de las características que lo distinguen es la ausencia, en su discurso, de cualquier reflejo de antiyanquismo primitivo, pues

24


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. Monsiváis —con el precedente de Salvador Novo y de Octavio Paz— es uno de los pocos intelectuales de su generación que entendió que la frontera con los Estados Unidos, más que profética maldición política, es una vertiginosa ventana a la modernidad cuya ignorancia es tan costosa. Y tras leer Carlos Monsiváis..., compruebo una vieja sospecha: esa cleptomanía cultural que la profesora Egan destaca en el escritor mexicano tiene mucho de whitmanismo. En Monsiváis es legible esa obsesión democrática que el poeta Whitman sufrió durante los años previos a la Guerra Civil, recogiendo todas las voces y todas las imágenes de la cultura callejera de los Estados Unidos para componer ese himno total de lo alto y de lo bajo que es Hojas de hierba. Hay en Monsiváis una pasión poética de esa naturaleza, tanto más admirable porque, careciendo por completo de alma de artista, es un escritor que ha buscado, en cada ciudadano, a un crítico de la vida. Egan no pretende un acercamiento biográfico a Monsiváis —misión casi imposible tratándose de escritores mexicanos vivos o muertos— pero los datos que facilita no son, por conocidos, inútiles. De su educación protestante, cuáquera en particular, quedaron marcas indelebles. Lector de la Biblia, Monsiváis es un buscador de la verdad que vive la pasión evangélica por la palabra y aspira a la sanación de los oprimidos, un profeta puritano que expulsa, una y otra vez, a los mercaderes del templo. Pero, camino a Adrianópolis, este viajero solitario e infatigable acabó por convertirse, acaso a su pesar, en fundador de una iglesia autonombrada la Sociedad Civil, cuyos rituales empezaron por ser caóticos y acabaron por convertirse en una liturgia laica cuyo altar ocupa con frecuencia Carlos Monsiváis, casi siempre para fustigar a su grey. "El pecado fue el tema central de mi niñez y la idea de algún modo... ha seguido rigiéndome hasta ahora", escribió el joven Monsiváis en una declaración que Egan no podía pasar por alto. Esta es la cesura radical entre su origen cristiano y su evolución como uno de los grandes secularizadores intelectuales de la sociedad mexicana, pues ha librado una batalla, casi teológica, contra la noción

de pecado como rasero moral al servicio del poder. Pocos espíritus más liberales y agnósticos que el de Monsiváis. Más allá de su retrato del Niño Fidencio en Los rituales del caos o de su rastreo cotidiano de las procacidades emitidas por los jerarcas de la Iglesia romana, Monsiváis es, venturosamente, algo más que un anticlerical. Estamos ante el más severo y profundo de los anticatólicos mexicanos. A su lado, Martín Luis Guzmán queda como un jacobino autoritario ayuno de cualquier noción de religiosidad. Aunque se cuidaría de declararlo explícitamente, creo que Monsiváis, en buena lid reformada, encuentra consustanciales a la república católica no sólo la superstición y el fanatismo, sino la exaltación nacional de la cultura de la pobreza. Sin los apuntes de Egan me hubiera sido difícil llegar a esta conclusión. Monsiváis, aunque visitó las catacumbas del Partido Comunista Mexicano durante el medio siglo y dejó sentidos homenajes a sus muertos en Amor perdido, es un hombre de izquierdas ajeno al marxismo-leninismo. Gracias a su formación protestante y a la repulsión que siente por toda forma de impunidad, Monsiváis es, a veces en contra de su propia voluntad, un liberal tanto en el sentido norteamericano de la palabra como en la acepción mexicana, juarista del término. Padece de ese amor un tanto inocente por la igualdad y la desobediencia civil que viene de Thoreau, y es un defensor militante del Estado como garante de la laicidad. Ese doble liberalismo permite a Monsiváis pasar pruebas democráticas que otros reprueban, como lo es su decidida y creciente execración del régimen de Fidel Castro. Entre los izquierdistas mexicanos, Monsiváis es de los pocos que encuentran la libertad política y la igualdad social como valores complementarios e inseparables, aunque su actitud ante el EZLN —bien documentada por Egan— es más ambigua que crítica. Se deslinda de la mística sacrificial del neozapatismo, por lo que tiene de repetitivo martirologio cristiano; pero ese "amor por los oprimidos", tan propio de Monsiváis, es también el límite de su lucidez. El rebelde, en su óptica, siempre goza de la razón teológica y el imperativo ético, y

25


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. más aún si es joven, categoría que le permite "equivocarse" en los métodos de lucha. Quienes paralizaron la UNAM durante casi un año nunca dejaron de ser, para Monsiváis, unos chavos comprometidos en batalla desigual y torpe contra un poder político que en todos los casos es maligno. Y, masoquista como suelen serlo los predicadores, ni cuando los activistas del CGH lo maltrataron personalmente, en 1999-2000, se atrevió Monsiváis a despojarlos de su malhumorado, reticente y paternal manto protector. Ante los oprimidos, falsos o verdaderos, Monsiváis se ciega y pone su facilidad dialéctica al servicio de causas que acaban por hundirlo, me imagino, en dolorosas crisis de conciencia. La imagen es bella para la literatura; pero convivir con un "soldado de la paz, la hermandad y la justicia" y con el autonombrado ombudsman de la sociedad, como lo llama Egan con ironía, no es fácil. A diferencia de tantos académicos norteamericanos, Linda Egan parece comprender, a través de Monsiváis, las estrechas relaciones entre la política y la literatura que en México crean las condiciones de reproducción del intelectual público. En Carlos Monsiváis..., Egan acierta al presentarlo como un escritor situado en el pináculo de lo que ella llama "el elitismo intelectual" de México. En los países latinoamericanos, donde la asociación literaria es vista como un aquelarre y se espera del escritor — en tanto que creador coludido con el arte— una pureza angelical, resulta letal para la mojigatería progre que le profesan sus fans presentar a Monsiváis como uno de los grandes mafiosi de nuestra cultura, un animal político, con todo el instinto de sobrevivencia y la sagacidad selvática propios de su especie. * La historia política de la literatura mexicana en la segunda mitad del siglo XX está por escribirse, y Linda Egan concuerda con Enrique Krauze en presentar a Monsiváis como "el padrino de la generación del 68". La partida civil que Monsiváis y sus colaboradores dieron ese año desde La cultura en México fue, a la vez, un memorable episodio de

arrojo democrático y la fuente de legitimación de su grupo durante los años setenta. En 1988, cuando la rebelión electoral neocardenista dividió a esa compleja alianza de profesores, políticos y escritores que era el llamado grupo Nexos, Monsiváis, rodeado como estaba de la aclamación multitudinaria, emprendió la siguiente etapa de su carrera, una jefatura moral basada únicamente en su visibilidad pública y en su probidad ética, sostenida de manera tan sólo vicaria por otra clase de apoyos. Desde entonces, como lo dijo Adolfo Castañón, Monsiváis está destinado a ser el último escritor público que las multitudes mexicanas serán capaces de reconocer. Aplaudido por el público cuando ingresa a una sala de conferencias, detenido por los ciudadanos para sacarse la foto, Monsiváis, más que un candidato en campaña, parece el más exitoso de los predicadores, jerarca de una iglesia invisible que se reúne, al instante, donde se escucha su voz. A través de la obra de Monsiváis encontramos a un mitógrafo y a un etnólogo profesionalmente condenado a sustituir los ídolos derrumbados por sus propias piezas de devoción. Muchos de los iconos populares respetados o tolerados por las élites intelectuales deben su culto a la autorización escrita de Monsiváis, quien encontró en personajes tan variopintos como las actrices de la época dorada del cine mexicano, Agustín Lara, Juan Gabriel, José Alfredo Jiménez, sic transit gloria trevi o Fidel Velázquez, a enternecedores o detestables paradigmas de la mexicanidad. Y dado que, inevitable escritor costumbrista, Monsiváis también dedicó sus afanes interpretativos a luminarias que hoy carecen de cualquier importancia sociológica, como los cantautores Raphael y Emmanuel, o a Raúl Velasco, está en su destino de juez instantáneo sentenciar popularidades de quince minutos. Linda Egan aclara, en Carlos Monsiváis..., la forma en que el cronista socavó el canon de la identidad mexicana. Ante la afanosa búsqueda identitaria, Monsiváis es un analista cultural que casi siempre propone soluciones universales al drama particular del mexicano. Esa búsqueda whitmaniana de seres ordinarios que devienen arquetipos da

26


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. escasa munición al multiculturalismo, pues Monsiváis es un viejo pluralista, que busca en la exploración de la diferencia un sistema de valores universales. Ello es notorio en su actitud ante la agenda indígena o el indianismo del EZLN. Simpatiza con el derecho de rebelión de los indígenas ante una realidad oprobiosa sin apelar al color de la tierra, al síndrome de la pirámide y al derecho de sangre. Un momento capital en ese desarrollo, captado por Egan, fue cuando Monsiváis (rompiendo con el Octavio Paz de El laberinto de la soledad, el menos legible hoy día) dijo que la matanza del 2 de octubre había liquidado "la supuesta intimidad del mexicano y la muerte". Leyéndolo con cuidado, queda claro lo lejos que Monsiváis está de la fascistoide noción del México profundo, obra de Bonfil Batalla, tragicómico padre del nuevo racismo mexicano. Para Monsiváis, parafraseando a Marshal Berman, la identidad se desvanece en el aire. Carlos Monsiváis... es, también, una restitución de Monsiváis como hombre de libros, como autor de una bibliografía, aspecto a menudo oscurecido por su popularidad mediática. Linda Egan permite releer libros tan extraordinarios como Días de guardar o Amor perdido, lo mismo que lamentar, como yo lo hago, la recurrencia con que Monsiváis, periodista a destajo al estilo decimonónico, envilece sus logros estilísticos —de los que muchos somos deudores— sustituyendo las frases por los párrafos, confiado en que sus eternos lectores llevan décadas estudiando su jerga gramatical. Y es lástima que Egan no haya tenido tiempo de examinar Salvador Novo. Lo marginal en el centro (2000), en mi opinión, el más personal y desgarrador de los libros de Monsiváis, la pieza que lo conecta de manera definitiva con la gran tradición literaria mexicana. Es notorio que mis deudas como lector de Egan dejan poco espacio para mis diferencias con ella, la mayoría insalvables, pues conciernen a la preceptiva teórica y literaria que cada crítico está en su derecho de ejercer. Pero me hubiera gustado que Egan se olvidase por un momento de sus estudiantes para explicarnos a los bárbaros, con amplitud, por qué considera que el discurso de Monsiváis es

neobaroque, (post)modern o neocolonial, como si esas categorías teoréticas fuesen de comprensión infusa más allá de los campus californianos. Y en el caso del último término, dado que como eurocentrista considero tan neocolonial a Monsiváis como a Norman Mailer, creo que la esforzada progenitura que Egan buscó en Bernal Díaz del Castillo, para legitimar la crónica mexicana del siglo XX, resultó un fracaso, a menos que se nos presente al escritor-soldado de La Antigua como el primero de los escritores postmodernos, puntada de la que son muy capaces en los Estados Unidos. Tras la lectura de Carlos Monsiváis..., de Linda Egan, me quedo con la imagen de Monsiváis como el marginal que viajó hacia el centro, el espectador que se transformó en espectáculo, un liberal que cree en la utopía como distribución equitativa de la esperanza. Pero ese escritor no es el solitario solidario aplaudido por sus feligreses, sino un pesimista que se sabe, con inmenso dolor, predestinado para salvarse, convencido de que las buenas obras a nadie redimen. Monsiváis viaja a las regiones inferiores, aterrado ante la sonora trompeta del Apocalipsis, y profetiza actuando como un coleccionista de las palabras, los gestos y las conductas que componen esta nación. Si México desaparece —digo, es un decir—, por lo menos una pareja de cada especie sobrevivirá en el arca de Carlos Monsiváis, y al menos uno de cada uno de nuestros objetos tendrá su réplica en ese museo, no tan imaginario, que es su obra.

27


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C.

8.NOTICIAS

llevará a cabo del 3 al 5 de septiembre de este año. El tema de las conferencias es “Las culturas

 CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE LA REFORMA PROTESTANTE EN LA UAM-AZCAPOTZALCO Los días 15, 17 y 19 del mes de julio se llevó a cabo la Semana de la Reforma Protestante en la Universidad

Autónoma

Metropolitana,

latinoamericanas en la

globalización”. En su

momento, las haremos circular por cortesía de Isedet. El doctor René Krüger, rector de la institución amablemente nos ha hecho llegar el programa, que presentamos a continuación.

unidad

Azcapotzalco. Las actividades fueron las siguientes:

Martes 3 de septiembre, 20.00 hrs.

conferencias a cargo de Carlos Martínez, Alfredo

“Las relaciones actuales entre cultura y sociedad en

Echegollen, Carlos Garma y Leopoldo CervantesOrtiz, entre otros, así como la representación de una obra basada en la vida de Jan Huss.

América Latina” Esta ponencia tratará la relación entre cultura, modernidad y desarrollo; y abarcará las siguientes cuestiones: la investigación de la temática en distintas ciencias sociales y en los estudios

 PRIMERA REUNIÓN PROGRAMÁTICA DE LA

transdisciplinarios; el proceso que va desde las

ASOCIACIÓN TEOLÓGICA ECUMÉNICA DE

culturas

MÉXICO (ATEM)

comunicacionales; globalización e interculturalidad;

La ATEM anuncia e invita a su primera Reunión Programática, donde se abordará el tema “El papel de la teología y las iglesias en la coyuntura actual, nacional e internacional”, que tendrá lugar los días 12 y 13 de septiembre del presente año, de las 9 a las

tradicionales

a

las

industrias

la recomposición de las identidades locales y nacionales en la etapa neoliberal; migraciones, choque de culturas e hibridación; la construcción actual de un espacio sociocultural latinoamericano. Reactores: Doctor Alejandro Grimson y doctora Nancy Bedford

18 horas, en San José del Altillo, avenida Universidad 1700, colonia Santa Catarina Coyoacán,

Miércoles 4 de septiembre, 20.00 hrs.

a media cuadra del metro Miguel Ángel de Quevedo,

“Economía y cultura: las industrias culturales”.

tel. 56 59 66 06. Para participar o asociarse, hay que inscribirse antes del 15 de agosto con Miguel Ángel Sánchez Carlos (Centro de Estudios Ecuménicos), a

Esta segunda ponencia se ocupar· del estado del arte en el estudio de las relaciones entre economía y cultura; el paralelismo y la desconexión de las investigaciones

en

América

Latina;

el

lugar

los tels. 56 82 97 40 y 55 23 21 14, o al correo

estratégico de las industrias culturales en el

electrónico serecumenico@hotmail.com

desarrollo de algunos países latinoamericanos y las diferencias entre las industrias editorial, musical y

 NÉSTOR GARCÍA CANCLINI EN LAS CÁTEDRAS El doctor Néstor García Canclini, profesor e de

la

UAM-Iztapalapa,

y

las

relaciones

económico-

culturales con Europa y los Estados Unidos.

CARNAHAN DEL ISEDET investigador

cinematográfica;

será

el

conferenciante invitado en las tradicionales Cátedras Carnahan, del Instituto Superior Evangélico de Estudios Teológicos (Isedet), flamante Instituto

Reactores: Licenciado Alberto Quevedo y doctor Guillermo Hansen. Jueves 4 de septiembre, 20.00 hrs. “Escenarios de un latinoamericanismo crítico”.

Universitario, de Buenos Aires, Argentina, que se

28


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. La

tercera

y

última

sobre

Civilização Brasileira); Las culturas populares en el

desglobalización, pobreza y crisis de las culturas

capitalismo. México, Nueva Imagen, 1982; y La

populares, abarcando las siguientes cuestiones: el

Habana, Casa de las Américas, 1982. (En inglés:

ejemplo de las artesanías; cómo ir más allá de la

Universidad de Austin, Texas, con el título

oposición global-local; propuestas para desarrollar

Transforming

tareas socioculturales estratégicas: tareas posibles de

Mexico, 1993); Políticas culturales en América

gobiernos, organismos internacionales y sociedad

Latina.

civil;

desarrollo

introducción; coautores: Guillermo Bonfil, José

tecnológico-cultural y reformas legislativas; la

Joaquín Brunner, Jean Franco, Oscar Landi y Sergio

redefinición transnacional de las políticas culturales

Miceli), México, Grijalbo, 1987; Culturas híbridas.

y de la ciudadanía.

Estrategias para entrar y salir de la modernidad.

Reactores: Doctora Mónica Lacarrieu y doctor

México, Grijalbo-Conaculta, 1990. (En inglés,

Néstor Míguez.

portugués e italiano); La educación y la cultura ante

agendas

de

ponencia

tratará

investigación;

Modernity.

(Néstor

García

Popular

Culture

Canclini,

editor

en e

el Tratado de Libre Comercio. Néstor García Jueves 5 de septiembre, de 10.00 a 13.15 hrs.

Canclini y Gilberto Guevara Niebla, coeditores.

Taller de reflexión y profundización de las

México, Nexos-Nueva Imagen, 1993; Los nuevos

conferencias del martes 3 y el miércoles 4.

espectadores. Cine, televisión y video en México.

Dinámica del taller:

Néstor García Canclini (coord.), México, Instituto

10:00 a 11.30 hrs.: Panel de discusión con Néstor

Mexicano de Cinematografía

García Canclini.

Consumidores

y

Panelistas invitados: Licenciado Pablo Wright,

multiculturales

de

licenciada Claudia Briones, licenciada Claudia

Grijalbo, 1995. (En inglés, portugués e italiano); La

Lombardo, doctor Francisco Diez, licenciado Hugo

ciudad de los viajeros. Travesías e imaginarios

Santos, doctor Pablo Andiñach.

urbanos: México 1940-2000. En colaboración con

11.45 a 13.15 hrs.: Discusión con los participantes

Alejandro Castellanos y Ana Rosas Mantecón.

inscritos.

México, Grijalbo-UAM, 1996; La globalización

Se ofrece Certificado de Asistencia

imaginada. Barcelona-Buenos Aires-México, Paidós,

(Imcine), 1994;

ciudadanos. la

globalización.

Conflictos México,

1999. Datos del conferencista

Néstor García Canclini ha publicado 202

El doctor Néstor García Canclini, oriundo de la

artículos en revistas especializadas sobre temas de

Argentina, es doctor en filosofía (Universidad de La

ciencias sociales, filosofÌa, arte e investigación

Plata, Argentina, 1975; y Universidad de París,

cultural en

Francia, 1978), y profesor-investigador en la

portugués. Fue profesor visitante en las universidades

Universidad

Metropolitana

de Stanford, Austin, Barcelona, Buenos Aires y São

(Departamento de Antropología) de la Ciudad de

Paulo. Ha sido consultor de la UNESCO, CLACSO,

México.

el SELA y PNUD. Pertenece a varias sociedades

Algunos

Autónoma

de

su

principales

libros

español, inglés, francés, alemán y

son:

científicas (Academia de la Investigación Científica

Epistemología e historia. La dialéctica entre sujeto y

de México, Latin American Studies Association, y

estructura en Merleau-Ponty. México, UNAM,

otras) y es miembro

1979; La producción simbólica. Teoría y método en

revistas de Estados Unidos, México y Argentina.

de consejos editoriales en

sociología del arte. México, Siglo XXI, 1979, 4a.

Ha recibido la Beca John Simon Guggenheim

edición. (En portugués: Río de Janeiro, Editora

Memorial (1982) y varias becas y subsidios para

29


BOLETÍN INFORMATIVO NÚM. 7, JULIO-SEPTIEMBRE DE 2002 CENTRO BASILEA DE INVESTIGACIÓN Y APOYO, A.C. investigaciÓn del CONICET, de Argentina (1969),

alguna iglesia evangélica, colaboró con la revista

de la OrganizaciÓn de Estados Americanos (1988-

Cristianismo y sociedad, del movimiento Iglesia y

1989), del gobierno francés (1988), del Conacyt de

Sociedad en América Latina (ISAL), manifestando

México (1989) y de la Rockefeller Foundation (1993-1995). El libro Las culturas populares en el capitalismo

desde entonces por dónde se encaminarían sus intereses intelectuales. Al llegar exiliado a México,

obtuvo el premio de ensayo Casa de las Américas en

fue acogido por la Comunidad Teológica. De modo

1981. El libro Culturas híbridas recibió el premio al

que ahora su “retorno” a una institución tan

mejor libro sobre América Latina de los años 1991-

emblemática como Isedet, lo vuelve a relacionar, así

1992. A todo lo anterior habría que agregar que García

sea sólo parcialmente, con el protestantismo..

Canclini en su juventud, cuando estuvo vinculado a

30


boletin 07