Boletín informativo 91. Diciembre 2022

Page 1

Boletín informativo de Cáritas Diocesana de Sevilla Diciembre 2022 Número 91 CUIDAMOS “Servíos unos a otros por amor” (Gálatas 5, 13)

Sumario

Carta del director

Tiempo de encuentro Campaña Sin Hogar Escuela de Otoño

Nuestras Cáritas Cara a cara. Ismael Checa

Campaña Proyectos Breves

Nuestro hacer con otros

Recomendaciones

Boletín informativo de Cáritas Diocesana de Sevilla

Director de Cáritas Sevilla

Mariano Pérez de Ayala

Jefa de Comunicación

María José Carralero

Realiza Departamento de Comunicación: Ainhoa Ulla

Mercedes Romero

Joaquín Cano Macarena Pérez

Plaza San Martín de Porres, 7. 41010 - Sevilla

Telf: 954 34 71 84 comunic@caritas-sevilla.org www.caritas-sevilla.org Colaboran en este número Mariano Pérez de Ayala

Salvador Diánez Ana Mª Torres

Lourdes Anguas Ismael Checa

Marian Vega

María Dolores Lamote de Grignon Paloma Pérez Valencia

Imprime Impresiones Ordás

Teléfono: 954 35 64 09

Foto de portada Visita del arzobispo Saiz a Centro Amigo

Cáritas Diocesana de Sevilla autoriza la libre difusión y reproducción de los contenidos de esta revista, citando autoría y procedencia.

3 4 6 8 10 12 15 16
21 22
20

Vivir con dignidad

El pasado 3 de noviembre fue presentado un último informe de la fundación FOESSA de Cáritas titulado “El coste de la vida y estrategias para abordarlo”. Dicho estudio propone la construcción del Presupuesto de Referencia para unas Condiciones de Vida Dignas (PRCVD).

Se trata de un sistema que permite abordar la pobreza no solo a partir de los ingresos disponibles, sino que los asocia a las necesidades básicas de los hogares. El PRCVD establece el presupuesto mínimo que necesita una familia para vivir con dignidad en un contexto concreto.

La intención es adaptar dicho presupuesto a las características específicas de cada tipo de hogar, de forma que la pobreza no se defina de manera abstracta, atendiendo únicamente a los ingresos, sino de una forma concreta, en relación con las necesidades de los hogares.

Este indicador contempla no solo el acceso a los alimentos, sino también otros bienes necesarios tales como la vivienda, su equipamiento o suministros (energía o internet).

Además, toma en cuenta el acceso a derechos como la educación, el ocio, los gastos sanitarios o la atención a las situaciones de dependencia. En resumen, el presupuesto resultante es la suma de ocho partidas de gastos necesarios para que cualquier hogar pueda vivir en condiciones de vida dignas.

El estudio subraya como el 31,5% de las familias en nuestro país, tres de cada diez hogares, no cuentan con un presupuesto que garantice unas condiciones de vida digna.

Seis de cada diez hogares vulnerables han reducido el consumo de electricidad, gas o agua y cerca de medio millón de familias con niños han dejado de usar el comedor escolar por no poder pagarlo.

Si antes de la crisis de la inflación, los hogares con ingresos inferiores a 1.500 euros mensuales destinaban a vivienda, alimentación y transporte 61 euros de cada cien euros que ingresaban, al terminar el año estarán dedicando 80 de cada cien. Las familias en peor situación -con ingresos menores a los 1.000 euros- que antes de la crisis se veían obligados a dedicar casi el 70% de esa cantidad exclusivamente a vivienda y alimentación, al finalizar el año superarán los 80 euros de cada 100.

La labor de Cáritas incluye su tarea de dar a conocer la realidad que viven las personas y familias empobrecidas.

El ejercicio de la acción caritativa no puede ser sorda o ciega ante la realidad que viven muchos hermanos y hermanas nuestros, limitándose a una acción que no pasa de lo puramente asistencial.

Ayudar a la promoción de las personas y colaborar en la transformación de la sociedad, exige contar con un conocimiento preciso de la realidad como el que nos arrojan estudios como el presente. Es un servicio más que prestamos a los más pobres, pues ponemos voz y datos a la difícil situación de muchos hogares en nuestro país, para contribuir así a que todos puedan vivir con dignidad.

Sevilla 3
Carta del director
Mariano Pérez de Ayala Director de Cáritas Diocesana de Sevilla

Lo central en la fiesta de Navidad

Se acercan las fiestas de la Natividad del Señor. Fiestas que suponen para muchos vacaciones; paga extraordinaria para quienes tenemos la suerte de no estar en situación de desempleo; días de compras, regalos; de comidas en familia y con amigos y compañeros; días de felicitaciones y parabienes generalizados.

¿Caemos de verdad en la cuenta, a pesar del ajetreo de las “Fiestas de Navidad”, de qué estamos celebrando un nacimiento?

El nacimiento de un Niño, a quien da a luz su Madre en un pesebre, porque no encuentra sitio en la posada del pueblo al que había ido a empadronarse con su esposo y en el que le sobreviene el parto, lejos de su casa.

Un nacimiento que es festejado con sencillez por unos pastores que velan su rebaño. Un nacimiento más, de los muchos que ocurrieron aquella misma noche en el mundo, hace ahora dos mil veintidós años… ¿Un nacimiento más, entre tantos otros? ¿Caemos en la cuenta de la intensidad cósmica del Nacimiento que celebramos los cristianos en Nochebuena?

El Niño Jesús que nace es el Hijo de Dios, la Palabra eterna del Padre, que nueve meses antes se había encarnado en el vientre de María, por obra del Espíritu Santo. Es el Hijo de Dios, la Segunda Persona de la Trinidad, el Hacedor del mundo, el Todopoderoso, el Inefable, el Infinito, Dios mismo en persona

“que no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango, y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos.”

Un Dios que se hace Hombre, para mostrar a los hombres que la salvación no está en el endiosamiento del propio egoísmo, sino en la entrega total del amor: Dios nos ha mostrado en persona - hasta el punto de despojarse de su categoría y de su rango de Dios- que el camino no está en mí mismo, sino que pasa necesariamente por la apertura y la entrega al otro para encontrarnos, no en nosotros mismos, sino juntos en Él.

Ante un Dios Omnipotente, que se manifiesta en la debilidad de un Niño recién nacido; ante un Dios Creador, Dueño y Señor de cielos y tierra, que no tiene ni posada para nacer; ante un Dios de Majestad Infinita, que nace en un pesebre; ante el Señor, que se hace siervo ¿No quedan ridículas nuestras pretensiones de endiosamiento?

Cuando nos endiosamos creyéndonos por nuestro egoísmo el centro del mundo, el más importante, el primero, el más bueno... Cuando nos endiosamos juzgando y condenando al hermano y no perdonándolo, porque es él, no yo, quien tiene que rebajarse y reconocer su error. Cuando nos endiosamos cayendo en la violencia de la guerra, de la prepotencia, de la insolidaridad, de la injusticia, de la explotación del oprimido...que nos lleva al desastre en que hemos convertido nuestro mundo, como describe el profeta Isaías

la gente irá de una parte a otra, oprimida y con hambre, y por el hambre se pondrán furiosos. Maldecirán a su rey y a su Dios. Volverán la cara hacia arriba y después mirarán al suelo, y no encontrarán más que miseria y oscuridad, tinieblas y angustia. Todo lo cubrirá la noche. Y el oprimido no podrá escapar. (Is 8, 21-22)

Sevilla 4 Tiempo de encuentro
Salvador Diánez Delegado episcopal en Cáritas Diocesana de Sevilla

¿No queda la humanidad en el mayor de los ridículos? Pero el Señor Jesús no nace para ridiculizarnos: lo hace para salvarnos de nuestro ridículo. No ha nacido Dios en Belén, ni va a morir en el Gólgota, para reprocharnos nada, sino para ofrecernos la luz y la gracia de la salvación:

“El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierras de sombras, y una luz les brilló.” (Is)

Nosotros somos ese pueblo; el Niño es nuestra luz. ¿Qué más queremos y podemos desear?

Ante tal acontecimiento ¿Cuál ha de ser nuestra actitud de creyentes? No ha de ser otra que la de preguntarnos ¿Dónde estás, Señor Jesús? Recibiendo todos y cada uno de nosotros como respuesta las palabras del ángel a los pastores:

“Aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”

Yo os invito, hoy y siempre, a responder como hicieron los pastores:

“Vamos derechos a Belén, a ver eso que ha pasado y que nos ha comunicado el Señor. Fueron corriendo y encontraron a María y a José y al niño acostado en el pesebre”

Sabemos perfectamente dónde están los belenes y los pañales y los pesebres de nuestro tiempo y de nuestra sociedad y de nuestra naturaleza humana...representados en tantas situaciones de vulnerabilidad y pobreza, donde la vida y la esperanza vencen.

En ellos, sólo en ellos, encontraremos al Señor Jesús, como bellamente reza la felicitación navideña de Cáritas diocesana, que sabe muchísimo de encontrar a Jesús en los pobres:

“Solo el Amor lo ilumina todo. Celebremos que Dios nace de nuevo para iluminar la vida de todas las personas con la energía más poderosa: el Amor”.

Sevilla 5 Tiempo de encuentro

Las Cáritas andaluzas atendieron a 5.237 personas sin hogar en 2021 con 4,5 millones de euros

Cáritas Regional de Andalucía y Cáritas Diocesana de Sevilla, presentaron el pasado 25 de octubre en rueda de prensa la Campaña de Personas Sin Hogar “FUERA DE COBERTURA”, que denuncia una vez más la falta de acceso a derechos, y la desprotección social que sufren las personas que forman parte de este colectivo.

Francisco Sánchez, vicepresidente de la institución, afirmó que “queremos visibilizar que miles de personas y familias sin hogar sufren la vulneración de sus derechos sin que exista una apuesta rotunda por parte de la sociedad y de las políticas públicas por modificar dichas situaciones”.

Comentó además que “las entidades que venimos acompañando a personas y familias en situación de calle y sin vivienda, vemos cómo aumentan y se diversifican las situaciones de exclusión, y somos testigos del aumento del riesgo de que muchas más personas puedan terminar en dichas situaciones; pero también de que cuando se dedican recursos, atención y cuidado a las personas, se puede contribuir a dignificar su existencia y a que puedan recuperar espacios, derechos y afectos”. 5.237 personas atendidas con 4,5 millones de euros en Andalucía.

En relación a esto, Mariano Pérez de Ayala, presidente de la Regional, dio cuenta de la cobertura que la institución ha desarrollado en Andalucía con este colectivo durante 2021.

Así, las Cáritas andaluzas contaron el pasado año con doce centros residenciales, cinco viviendas tuteladas o semituteladas, seis centros de día, cuatro centros sociales, un dispositivo de noche permanente, un dispositivo de emergencia, siete proyectos de atención en calle y un proyecto de atención en asentamientos.

Desde estos recursos, se pudo atender a 5.237 personas en situación de sin hogar, gracias a la labor de 665 agentes voluntarios, al trabajo de 115 personas contratadas y a una inversión económica de 4,5 millones de euros para el mantenimiento de la red de centros y servicios de atención a las situaciones de sinhogarismo. De estos recursos, el 42% procede de fondos propios de las distintas Cáritas y un 58% de fondos públicos.

El perfil mayoritario atendido por la institución se mantiene como en años anteriores, hombre español, soltero, de entre 36 y 60 años, con estudios primarios.

Sevilla 6 Campaña
La organización atendió en Sevilla a 487 personas sin hogar a través de cuatro proyectos de atención en calle y el Centro Amigo. El perfil mayoritario atendido por la institución es hombre, español, soltero, de entre 36 y 60 años, con estudios primarios.

La cobertura de Cáritas en Sevilla

Pérez de Ayala, director de Cáritas Diocesana de Sevilla, dio los datos de atención que la institución de la Iglesia ofreció en la capital hispalense.

Cáritas atendió en Sevilla a 487 personas sin hogar a través dos líneas de intervención: La atención en calle a 448 personas en los siguientes proyectos parroquiales:

“Beato Pedro Dónders” de la Cáritas Parroquial (CP) del Santísimo Redentor (Nervión). 136 personas atendidas.

“Lázaro”de la CP de San Sebastián (Porvenir). 78 personas atendidas.

“Levántate y Anda”de la CP de San Vicente Mártir (Centro). 185 personas atendidas.

“Emaús”del Arciprestazgo de Los Remedios (Los Remedios). 49 personas atendidas.

Y Centro Amigo, el recurso residencial para personas sin hogar de Cáritas Diocesana, que el pasado año acogió a 39 personas, ofreciendo acompañamiento socioeducativo y apoyo a la incorporación social. Además de los dos pisos de transición a la vida autónoma que Cáritas posee para facilitar el paso del centro a la integración de nuevo en la sociedad ayudándose de sus propios medios. En total, seis personas finalizaron su proceso de integración durante 2021.

Para llevar a cabo esta acción, Cáritas Sevilla contó con 245 voluntarios/as en calle, 35 en Centro Amigo, y el trabajo de 20 técnicos.

Los fondos destinados para la atención de este colectivo fueron de 985.729 €, de los cuales, 899.382 € se emplearon en Centro Amigo. Cabe destacar que el 69% procede de fondos propios.

Su director destacó también la preocupación de la institución por prevenir las situaciones de sinhogarismo que pueden causarse por la pérdida del trabajo, la falta de recursos económicos o incluso problemas de salud mental, que han hecho prestar especial atención a las Cáritas parroquiales en su servicio de acogida para cubrir necesidades que pudieran evitar la pérdida del hogar o tener que habitar una infravivienda. Para prevenirlo, Cáritas invirtió en 2021, 978.572 € en gastos relacionados con la vivienda, como el pago de hipotecas, alquileres, suministros… una cantidad

que supone en torno al 22,5 % de la inversión total en atención primaria, un 5% más que el año anterior.

Un sistema que dé cobertura y no excluya

Bajo el lema que presenta la campaña de sensibilización, ambas Cáritas han llamado, una vez más, a los organismos competentes, a no dejar “FUERA DE COBERTURA” a las personas que forman parte de este colectivo, y con las que la organización se muestra especialmente cercana, pues son personas en situación de grave exclusión que quedan casi al completo al margen de la sociedad.

De esta forma, reclamaron medidas públicas que ofrezcan una mayor y mejor protección sanitaria, social, legal y de redes de apoyo. “Necesitamos dar respuesta a la falta de profesionales y citas médicas disponibles, sobre todo en materia de salud mental. Reclamamos unos Servicios Sociales eficaces, que no dilaten en el tiempo medidas urgentes y de vital importancia para muchas personas, como la resolución de la Ley de la Dependencia a quien la solicita. También necesitamos que se lleven a cabo iniciativas como la Iniciativa Legislativa Popular solicitando una regulación extraordinaria de personas extranjeras que faciliten el acceso pleno a derechos de todas las personas en situación de grave exclusión” ha expresado Francisco Sánchez que, además, ha llamado a la sociedad a facilitar las redes de cuidados, apoyo y compromiso ciudadano, de forma que se configuren como un elemento de protección más, ante la contradicción que supone que, a pesar de vivir en “un mundo cada vez más conectado somos capaces de aumentar el aislamiento de personas y colectivos concretos”.

Para finalizar, el presidente regional quiso también reconocer la voluntad y el trabajo iniciado en las distintas mesas estratégicas en las que Cáritas participa a nivel municipal y andaluz con el objetivo de trabajar juntos por los intereses de este colectivo y dar respuesta a sus necesidades más urgentes, como la elaboración de la primera Estrategia Regional de Personas sin Hogar, convocada por la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad de la Junta de Andalucía, en la que Cáritas está participando con sus aportaciones y desde la experiencia de años de trabajo con este colectivo. “Esperamos que pronto se apruebe dicha estrategia y se pueda acometer un trabajo integral y coordinado en beneficio de estas personas, contando para ello con recursos suficientes”, concluyó.

Sevilla 7 Campaña

Todos, de una u otra manera, necesitamos ser cuidados

Me llamo Ana María, pertenezco a la Parroquia de Santa María del Pueblo de Dios y me han solicitado que os cuente mi experiencia en la Escuela de Otoño de este año, cosa que hago con mucho gusto y que a la vez supone una gran responsabilidad: expresar en palabras lo que ha supuesto para mí.

Como he mencionado, pertenezco a la Parroquia de Santa María del Pueblo de Dios, que está junto a la Casa Cuna, y llevo prestando mis servicios como voluntaria en la misma dese 2014, aunque como voluntaria en Cáritas llevo dese 1995. He acudido a todas las Escuelas de Otoño que se han celebrado salvo la del 2013, pues celebramos las Bodas de Oro de mis padres.

Para mí, la Escuela comienza en el mismo momento en que aparece el programa en la página de Cáritas y me inscribo, pues ya, desde ese instante reservo ese fin de semana y empiezo a pensar en los días que vamos a vivir (oración, Eucaristía, celebración, formación, compartir…). Además, tengo la enorme suerte de que todos los años hayan contado conmigo para ayudar con el montaje de la Escuela y este año no ha sido diferente.

Cuando llega el día 4 de noviembre, yo llego a Cáritas Diocesana a la hora indicada por Luis Ángel para cargar las cosas que quedan y trasladarnos a Lantana. Llegar allí es llegar a mi casa, es encontrarme con personas a las que suelo ver una vez al año, pero que me acogen con todo el cariño del mundo y ya el lema de la Escuela CUI-DAMOS se hace presente para mí y me pone en modo “aquí estoy Señor un año más y te doy gracias por ello”.

Cuando partimos hacia Lantana y conforme iba viendo la torre (pues se ve desde lejos), afloraron los sentimientos de Escuelas pasadas, de personas que ya no están, pero todo ello desde la Esperanza, alegría y mirar hacia delante. Nada más llegar nos pusimos manos a la obra y empezamos a descargar los diferentes materiales

(cajas con las bolsas a entregar a los participantes, el material que debe haber en cada taller…), montar las mesas con los carteles informativos por apellidos (para que cada participante pudiera recoger su bolsa y tarjeta identificativa del taller), poner las indicaciones para que todos supieramos movernos por Lantana y saludar a las personas que conocemos de la Residencia desde hace tantos años.

A partir, de las 16:00 horas más o menos, me puse en una mesa, junto con Noemí, para la entrega de la tradicional bolsa, donde tenemos el guión de las ponencias, los horarios, la memoria de este año y un cuaderno que yo, ya empecé a utilizar con la primera ponencia. Sobre las 17:00 horas comenzaron a llegar las personas inscritas en la misma. ¡Qué alegría ver rostros conocidos!, ¡Qué alegría ver rostros nuevos, de personas que participan por primera vez en la Escuela, con todo lo que ello supone!¡qué alegría de abrazos dados! CUI-DAMOS.

Aún no había escuchado la ponencia de Marta López Alonso, ni soy una persona que viva en las periferias, pero qué ciertas son sus palabras de que todos necesitamos de esos cuidados, abrazos, sonrisas…

A las 18:00 horas, me dirigí al salón de actos, donde daba comienzo, oficialmente, la Escuela con la oración y las palabras de bienvenida del arzobispo de Sevilla, don José Ángel Saiz Meneses, que este año sí pudo estar de manera presencial con nosotros y que nos sirvió de acicate para nuestro servicio con los más desfavorecidos.

Tras este saludo, nos dispusimos a escuchar la ponencia a cargo de Francisco José Ruiz Pérez sj, que versó sobre la Vulnerabilidad como camino de ida y vuelta para comprendernos. Una de las cuestiones que más me han gustado de las dos ponencias, es que no han utilizado medios gráficos, como PowerPoint o diapositivas, sino que me han

Sevilla 8 Escuela de Otoño

tenido engachada desde el primer momento con lo que me estaban comunicando.

De la primera ponencia, lo que se me quedó grabado, entre muchas otras ideas, es que todos somos vulnerables de una u otra manera y que hay una vulnerabilidad que no se ve y, por tanto, es más difícil de ser atendida y cuidada.

Tras la ponencia, el equipo de Comunicación nos puso un vídeo de unos cinco minutitos, donde se nos mostró la labor de Cáritas, en las parroquias y en los Proyectos. Terminamos el día con un momentito de convivencia relajada (música, baile, unos frutitos secos..) y la oración.

El día siguiente fue un día muy intenso, que comenzó con la oración, seguida de la ponencia de Marta López, que se centró en el CUIDADO. Todos, de una u otra manera, necesitamos ser cuidados, pero esta necesidad es mayor en aquellas personas más vulnerables (ancianos, parados, mujeres maltratadas, inmigrantes..). Pero, para cuidar, el cuidador también ha de cuidarse, no como acto de egoísmo, sino como acto de Amor y servicio al hermano. Otra idea a destacar es que el CUIDADO va ligado al principio de justicia (necesidades y exigencias).

Tras la ponencia, nos encaminamos a hacernos la foto grupal y, tras la misma, nos dirigimos a nuestros respectivos talleres. El que elegí tenía por título “Facilitando la participación de las personas a las que acompañamos” dirigido por Paco Aperador de los Servicios Generales de Cáritas Española.

En la evaluación del mismo, he puesto dos X en la nota máxima, pues fue genial. Desde el primer momento, Paco nos invitó a la participación y la facilitó. Era un taller con participantes de Cáritas parroquiales de Sevilla, de los pueblos y de los Proyectos. Hubo diálogo, escucha, dudas, interrogantes y alguna que otra recetilla, pero sobre todo, nos llevamos la idea de que sin la participación de las personas a las que acompañamos y su reincorporación a nuestras comunidades, el cambio no es posible.

La Escuela terminaba con la Eucaristía, a la que no pude asistir por motivos personales, pero que seguro que fue el colofón, perfecto, como lo ha sido siempre.

¿Qué me llevo? Vida, Esperanza, fuerza para seguir en la brecha y los abrazos , sonrisas y alguna que otra lagrimita de emoción por todos los momentos vividos. También me llevo el gran detalle que me regalaron por colaborar con la Escuela (otro más, pues como he indicado, qué a gusto me siento siempre) del que destaco un arbolito formado con el Padrenuestro (ahora ocupa el centro del mueble de mi comedor), y una pequeña macetita.

Gracias a Cáritas Diocesana y, especialmente, al Departamento de Formación y Voluntariado por seguir manteniendo este espacio formativo, donde VIVIMOS Y APRENDEMOS, para luego llevar o intentar llevar VIDA a nuestros respectivos espacios de voluntariado, en mi caso, en mi Parroquia y Arciprestazgo.

Sevilla 9 Escuela de Otoño

Cáritas Parroquial de Santa María la Mayor de Pilas

La Parroquia Santa María la Mayor de Pilas (Sevilla) se ubica en el centro del municipio, concretamente en la Calle Párroco Vicente Moya. Pilas es una población que cuenta con 14.716 habitantes, de los que más de 1.500 son venidos de fuera de nuestra localidad.

La Cáritas de nuestra parroquia se funda en el año 1.974, y desde su inicio hasta la actualidad ha tenido un cambio importante, sobre todo en los voluntarios que la conformaban (voluntarios con una edad entre setenta y ochenta años), y que a raíz de la pandemia cesaron en la misma, incorporándose miembros de otros grupos parroquiales (como las catequistas), por lo que la edad de los voluntarios está entre los cuarenta y los cincuenta y cinco años. Actualmente somos catorce voluntarios, además de nuestro Párroco-Presidente y nuestro Vicario Parroquial.

Un voluntariado con muchas ganas de trabajar en ayudar a aquellas personas que llegan a nuestras acogidas.

También centramos nuestros esfuerzos en las formaciones que recibimos tanto por parte de nuestro Párroco o de nuestra Trabajadora Social, que nos está ayudando mucho para hacer unas buenas acogidas.

Nuestra Cáritas acoge a familias de todas las nacionalidades que viven en nuestro municipio, para nosotros todos los hermanos son iguales y como tal, hacemos las acogidas de la misma forma sean ciudadanos españoles o no.

Mayoritariamente acuden a nuestras acogidas personas de edad madura y jóvenes con problemas laborales (se han quedado sin trabajo), a los cuales intentamos ayudar derivándolos y coordinándonos con el Centro Diocesano de Empleo, además de familias inmigrantes en paro, en muchas ocasiones sin saber hablar nuestro idioma. A estas familias las apoyamos con clases de español.

Sevilla 10
Nuestras Cáritas

También atendemos a personas con enfermedades graves a las que intentamos (en todas nuestras posibilidades) hacer acompañamientos a Hospitales, Centros de Salud, Centro de Atención Temprana, etc.

Cabe destacar el buen contacto con nuestras Hermandades, Asociaciones y Grupos Parroquiales ya que entre todos nos implicamos para poder solucionar algún que otro problema que nos llega a nuestra Cáritas.

Además trabajamos todos en la Campaña de Navidad, donde salimos juntos a realizar cuestaciones por las calles de nuestro Pueblo, además de la cuota mensual que aportan cada uno de ellos.

de encuentro y formación para el voluntariado de Cáritas en la diócesis y que desde el año 1996 se celebra en nuestra localidad y donde procuramos acoger de la mejor forma posible a todos los participantes y colaborar en todo lo que necesiten.

En definitiva, entre todo el equipo conseguiremos ayudar a todo el que llegue a nuestras acogidas sea de cualquier religión o procedencia, pues como nos dice el Papa Francisco:

Con la Administración Pública, en nuestro caso Ayuntamiento y Servicios Sociales del mismo, tenemos buena armonía porque entre todos podemos llegar a solucionar los problemas que llegan a nuestras acogidas.

Un momento especial para la parroquia es la celebración de la Escuela de Otoño, momento

QUE REPRESENTAN PERFECTAMENTE A JESÚS”

Sevilla 11 Nuestras Cáritas

Ismael Checa

Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos

“La propia estructura de nuestra sociedad está provocando muchas de estas situaciones de soledad”

Ismael Checa es coordinador del Programa Final de Vida y Soledad en Sevilla. Licenciado en Estudios Eclesiásticos y en Teología Moral, con un máster en bioética y cursando uno de counselling. Formador del Centro de Humanización de la Salud desde hace 20 años. Hace tres inició el proyecto Final de Vida y Soledad en Sevilla. En la actualidad está colaborando a nivel profesional a través del acuerdo que mantiene el Centro de Humanización de la Salud, de los Religiosos Camilos y el Proyecto de Mayores de Cáritas Diocesana de Sevilla.

¿Ha aumentado la soledad no deseada en las personas mayores en los últimos años? ¿Por qué?

La soledad no deseada ha sido un problema creciente en los últimos años, que se ha visto agravado, desgraciadamente, con todo lo acontecido alrededor de la pandemia del COVID-19.

Hasta hace unos años, la soledad no deseada se vinculaba a las sociedades del norte de Europa, pero en la actualidad también está presente en las sociedades de tradición más mediterránea.

Esta circunstancia estaba vinculada a la estructura de las familias tradicionales en una y otra zona. La familia tradicional mediterránea es más extensa, por lo que el entorno familiar se hacía cuidador de

cada una de las situaciones problemáticas. Ahora esto ha cambiado y cada vez los núcleos familiares están más aislados entre sí. También influye el hecho de que nuestra sociedad es cada vez más narcisista, más individualista, por lo que se diluyen los rasgos que enriquecían a una sociedad más comunitaria.

Es cierto que esto nos afecta a todos, a muchos colectivos vulnerables, pero los mayores sufren las consecuencias de una manera más importante.

¿Qué consecuencias tiene esta situación para ellos?

La consecuencia más evidente es el aislamiento social y en algunos casos este aislamiento puede vivirse como una soledad y provocar un sufrimiento

Sevilla 12
Cara a cara

muy intenso. Recientes estudios parecen apuntar que la soledad no deseada también tiene consecuencias en la salud física de las personas.

¿Qué factores inciden en la soledad y la desconexión social más allá de la ausencia de acompañamiento familiar? (Digitalización, falta de recursos, despersonalización y desvinculación social- individualismo...)

Creo que la propia estructura de nuestra sociedad está provocando muchas de estas situaciones de soledad. Como antes comentaba, hemos cambiado, nuestra estructura social es diferente y en ocasiones parece que no estamos sabiendo adaptarnos del todo.

Lo digital ha sido un buen recurso, sobre todo en los momentos de aislamiento. Pensemos en la cantidad de situaciones salvadas durante la pandemia. Pero, al mismo tiempo, posee un doble filo que puede volverse peligroso.

Lo digital te deja solo en una soledad aislante, de modo que si no actúas en modo virtual, es como si no existieras. Cuando no ha existido una buena capacitación, este obstáculo se vuelve casi insalvable.

¿Cómo respondéis desde el Centro de Humanización de la Salud a esta realidad?

Como sabéis el Centro de Humanización de la Salud pertenece a los Religiosos Camilos y participa, como ellos, del carisma de su fundador, Camilo de Lellis. Este santo italiano, transformó el modo de cuidar a los enfermos y necesitados, alentando a sus compañeros a poner “más corazón en las manos”.

Con esa mirada humanizadora pretendemos ayudar a paliar el sufrimiento que genera la soledad en la última etapa de la vida con proyectos como el que aquí estamos desarrollando.

“La Caixa”, busca precisamente lo que antes te comentaba, paliar el sufrimiento que añade la soledad no deseada a la etapa final de la vida.

Para ello, promovemos la creación de una red de entidades que hagan posible un voluntariado transformador que pueda hacerse presente en la etapa final de la vida con un acompañamiento de calidad.

A través del proyecto Final de Vida y Soledad ayudamos, por una parte, a identificar a las personas que se encuentren viviendo esta realidad y, por otra, dotamos de herramientas a las personas voluntarias para acompañar de modo eficiente la dimensión espiritual de aquellos que se encuentran viviendo una etapa tan importante como la del final de sus vidas.

¿Cómo puede mejorar la calidad de vida de este colectivo?

En nuestra sociedad hemos ido desnaturalizando la realidad de la muerte, de modo que vivimos de espaldas a ella. Pero cuando nos hacemos mayores, por muy vitales que nos encontremos, vivimos la experiencia de su cercanía, a través de la muerte de los amigos, de los procesos de enfermedad, de nuestra propia experiencia…

El Centro de Humanización de la Salud (CEHS) es:

- Una plataforma de animación y formación especializada en la humanización de la salud, la enfermedad, la dependencia, la intervención social, el acompañamiento al final de la vida y la cooperación para el desarrollo.

- Un medio para la promoción de una nueva cultura sensible a los valores humanos y las aspiraciones más hondas de la persona.

- Una institución interdisciplinar y abierta a la colaboración con otras entidades y centros.

¿En qué consiste el proyecto “Final de vida y soledad”?

Este proyecto, que está financiado por la Fundación

- Hunde sus raíces en el humanismo cristiano y en su inspiración evangélica.

Sevilla 13
Cara a
cara

Ante esta situación, la soledad se convierte en una compañera con la que se hace difícil la convivencia. Si en esta situación cuento con alguien que me acompaña, que me escucha, que me ayuda a afrontar mis miedos y me devuelve una mirada de esperanza, puede ayudarme a vivir mi propia realidad con menos sufrimiento. Y esto aporta calidad de vida.

Se ha comenzado un trabajo compartido de formación al voluntariado de los proyectos de mayores de Cáritas Diocesana. ¿En qué consiste? ¿Qué beneficios aporta?

El proyecto Final de Vida y Soledad ha firmado un convenio con Cáritas Diocesana de Sevilla para colaborar en la formación del voluntariado del programa de mayores, al tiempo que damos pasos en la creación de esa red de colaboración entre entidades. En la formación que estamos dando a los voluntarios tratamos de sensibilizar sobre la realidad de la soledad no deseada y enseñamos las herramientas básicas para la relación de ayuda y el acompañamiento a las personas que viven en esta realidad. Creemos que un voluntario formado, con conocimiento y herramientas, puede ayudar de un modo más preciso y aportar un beneficio real a la persona a la que acompaña.

¿Qué importancia cobra la formación en este ámbito?

Está muy bien ser voluntarioso, tener buena intención, pero eso no debería bastar. Cuando intervenimos en el proceso vital de una persona, debemos hacerlo con sumo respeto, sabiendo lo que se hace y aspirando a realizar un bien

concreto. Aquí es donde la formación juega un papel definitivo, donde la formación aporta calidad a la intervención y prestigia a la misma acción voluntaria.

¿Cuáles son las prioridades y retos necesarios a trabajar con las personas mayores para mejorar su situación y calidad de vida?

En ocasiones la soledad no se puede elegir y, evidentemente, unas horas de acompañamiento a la semana no pueden solucionar el problema. Sin embargo, sí podemos enseñar algunas estrategias de afrontamiento para la soledad, cultivar vínculos significativos y observar la propia realidad con una mirada esperanzada. Podemos contribuir a que las personas mayores vivan intensamente su vida, del modo más activo posible.

La “cultura del descarte” que critica el Papa Francisco se centra en los colectivos que no “producen” a la sociedad, siendo los mayores parte de ese colectivo, ¿Cuál debe ser nuestra forma de actuar ante esto?

Parece evidente que estamos llamados a estar en este mundo de un modo diferente y en la medida de los posible, contribuir a su transformación. De nuevo apelo al lema de San Camilo, que sigue estando vigente en este caso: “más corazón en las manos”. Cuando planteamos hacer las cosas con corazón, con amor, estamos haciendo que este mundo sea más humano, más amable y más alejado del corsé de la productividad que tanto sufrimiento provoca. La gente no sobra en este mundo, ni se puede desechar a nadie como si fuera un electrodoméstico viejo. Por eso estamos llamados a la acoger y acompañar a todo aquel que se encuentre en situación de vulnerabilidad.

Sevilla 14
Cara a cara

Somos lo que damos. Somos Amor.

En Cáritas trabajamos y acompañamos muchas realidades sociales, dolorosas y complejas, que afectan a la dignidad y a los derechos humanos de las personas. La sensación de que sus vidas están en nuestras manos muchas veces nos genera angustia, frustración e impotencia. Al compartir con otros nuestras inquietudes y lo que somos, nos damos cuenta de que no podemos salvar a nadie, pero juntos podemos ayudarnos a vislumbrar cómo dar y reflejar nuestra mejor versión para acompañar de forma integral las vidas de otros.

Como dice el papa Francisco: “nadie se salva sólo, nos salvamos juntos”. Tenemos un inmenso reto por delante.

Con ocasión de esta celebración del 75 aniversario de Cáritas Española, el papa Francisco invita a Cáritas a discernir qué caminos estamos llamados a recorrer: el camino de los últimos, el camino de la misericordia y el camino de la renovación para responder a la realidad de este mundo en el que vivimos tan cambiante.

El amor de Dios gratuito y generoso se hace don en nuestra diversidad para enriquecer y llenar de luz y color la vida. Y en este tiempo necesitamos esto, más color, más alegría, más esperanza.

Seas o no de algún equipo de Cáritas o de una comunidad de la parroquia, seas persona trabajadora o voluntaria, te dediques a la acción social o realices otra tarea, nuestra misión común es hacer del amor un faro que sirva para alumbrar la vida, los proyectos y los sueños, que dé sentido a nuestro horizonte y que sepamos vislumbrar la esperanza y las oportunidades para tantas personas que viven agobiadas por el dolor, la injusticia y la tristeza de nuestro tiempo. Seamos luz en medio de la oscuridad.

Nuestros objetivos para este curso son:

Tomar conciencia y reflexionar sobre nuestro compromiso cristiano, sobre nuestra forma de involucrarnos y participar en la reconstrucción de una Iglesia y una sociedad más fraterna.

Animar la necesidad de reforzar los vínculos y la interdependencia en las distintas comunidades cristianas, parroquiales y diocesanas, e invitar a estrechar lazos colaborativos con otras entidades, asociaciones o grupos para trabajar en la defensa y cuidado de la dignidad de las personas más pobres y sus derechos humanos.

Celebrar el sentido de nuestra misión y vocación por los últimos que parte de los valores evangélicos de amor y servicio a los demás.

Puedes consultar los materiales disponibles sobre la campaña en nuestra página web caritas-sevilla.org

Sevilla 15 Campaña

El arzobispo de Sevilla visita los centros y los proyectos de Cáritas Diocesana

Como ya hiciera a su llegada a la ciudad con el Centro Diocesano de Empleo, el arzobispo de Sevilla, don José Ángel Saiz Meneses ha visitado en los últimos meses la empresa de inserción sociolaboral de Cáritas BioAlverde, el Centro Amigo, y por último el Proyecto Nazaret, de atención a personas migrantes.

Durante su visita a Bioalverde, pudo conocer las instalaciones y el funcionamiento del proyecto, charlar detenidamente con los trabajadores de la finca y del proyecto textil, y así como hiciera en su momento don Juan José Asenjo, monseñor Saiz Meneses plantó también un olivo, como signo del compromiso que la Iglesia de Sevilla tiene con el cuidado de la Creación, con las personas más desfavorecidas y su presencia en el ejercicio de la caridad a través de Cáritas Diocesana de Sevilla.

Pocos días después visitó el Centro Amigo, donde pudo descubrir con mayor profundidad las funciones y servicios que en él se prestan, destinado a la acogida y el acompañamiento de personas sin hogar y en situación severa de exclusión. Tras la visita a las instalaciones y dialogar con los técnicos y voluntarios de los

proyectos de atención en calle, compartió con los residentes un rato de convivencia.

En su última visita, que tuvo lugar en el Proyecto Nazaret, conoció de mano de los técnicos y voluntarios los servicios que presta el proyecto, como las clases de español o de cocina, la asesoría jurídica, el área de acompañamiento y atención social o el aula de informática.

Después, se reunió con el equipo técnico y el equipo motor de voluntariado para conocer la experiencia personal y profesional de los integrantes del proyecto y compartir un rato de reflexión en torno a los principales objetivos de trabajo, como la integración y la promoción social y laboral de estas personas.

Como en las anteriores visitas, el encuentro finalizó con un rato de convivencia con los participantes del proyecto y un aperitivo preparado por los alumnos del Curso Básico de Cocina que presta el Centro Diocesano de Empleo para las personas migrantes.

Sevilla 16 Proyectos

Cáritas Diocesana de Sevilla abre el primer ecomercado en Nervión

“Esta apertura nos permite generar nuevos puestos de empleo y continuar ofreciendo oportunidades a las personas con las que trabajamos”, afirmó Pérez de Ayala, que además ha resaltado que, con iniciativas como esta se da una “alternativa de consumo sostenible y solidario a la sociedad”.

En el nuevo local se pueden adquirir productos frescos y envasados con certificación ecológica como hortalizas de la finca que la empresa posee en Montequinto, pastas o especias a granel, lácteos y otros artículos que superan las 200 referencias.

Como novedad, este espacio también dispone de una zona de restauración donde sirven desayunos y tapas que cuentan con especialidades como la tostada con sobrasada vegetal, el queso de cabra o vinos de Cazalla de la Sierra y cerveza de San José de la Rinconada.

La entidad, que gestiona desde hace cinco años otro establecimiento de venta directa en su finca de Olivar de Quintos, espera repetir el éxito del

mismo fomentando un comercio de cercanía y respeto medioambiental.

“Es por ello que BioAlverde aúna el cuidado de la Casa Común y el cuidado a la persona, poniéndola en el centro de nuestro día a día”, aclara Manuel Hernández, responsable del departamento de Economía Social de Cáritas Diocesana de Sevilla. “Con esta apertura, son ya más de veinte los puestos de inserción sociolaboral que actualmente gestionamos y desde los que acompañamos a las personas para mejorar sus capacidades laborales y personales en busca de un empleo digno”, recalca.

El espacio está abierto al público en horario de martes a viernes de 08:00 a 14:30 y de 17:00 a 19:30 y sábados de 09:30 a 14:00.

Sevilla 17
Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Diocesana de Sevilla, inauguró el pasado mes de septiembre el establecimiento situado en la Plaza Pintor Amalio García del Moral, en pleno barrio de Nervión.
Proyectos

Proyectos

Diferentes miradas, sentimientos encontrados.

Desde la visita que realiza Cáritas Diocesana a la ciudad de Nador (Marruecos) el pasado 25 de octubre, mi mirada hacia las costas españolas es diferente más sobrecogedora e interpelante. Cada vez que iba por las costas de Cádiz, por el parque natural del Estrecho de Gibraltar, donde el viento jugaba a favor para divisar las costas marroquíes con un mar y un cielo azul, con noches estrelladas y mar en calma, parecía obtener una sensación de estar viendo un paisaje natural precioso. Pero repentinamente la mirada se me iba a una realidad que ahora entiendo mejor que nunca: a la de vidas que por allí pasan, intentando llegar a la costa y que muchas no logran, yaciendo en lo más hondo de la inmensidad del mar. Con este viaje he podido entender más si cabe el sentimiento de todas aquellas personas que miran el horizonte desde la “otra orilla” con el deseo de intentar obtener el sueño que les condujo a estar en ese lugar.

Esta quizás sea una de las enseñanzas de esta visita que ahora relato. El viaje estaba programado para marzo de 2020 y por la pandemia se pospuso hasta el momento más óptimo para viajar sin ninguna complicación. Todo comenzó en 20182019 cuando Cáritas Diocesana de Sevilla incorpora

en su plan estratégico la Dimensión Universal de la Caridad desde el marco de la Cooperación Fraterna, poniendo en práctica la fraternidad con la Delegación Diocesana de Migraciones de Nador y la colaboración en algunos de sus proyectos. Ahora era el momento de que los tres integrantes de esta Cáritas Diocesana y el referente de Movilidad Humana en Cooperación Internacional de Cáritas Española en esta zona pudieramos conocer la realidad desde el terreno durante seis días.

Nuestra entrada en el país fue por la frontera de Melilla, la cual fue una primera impresión fuerte, pues sólo hay un único paso fronterizo de los tres que cuentan, esto hace que haya colas interminables para poder entrar y salir del país y que paralice parte de la economía de ambos lados de la frontera. Tuvimos suerte y no esperamos mucho tiempo, el paso se fue estrechando poco a poco hasta pasar por un mínimo torno de hierro para acceder al corredor con rejas elevadas hasta los 5-6 metros, donde corría una ligera sensación de opresión sin conocer aún lo que veríamos en los días siguientes.

Sevilla 18

Nos acogieron de la DDM (Delegación Diocesana de Migraciones de Nador) directamente su director Alvar Sánchez (recientemente restituido) y la coordinadora de gestión de proyectos Maje Martín y toda la comunidad parroquial (la comunidad de Jesuitas, la comunidad de Las Hijas de la Caridad y la comunidad de La Divina Infantita) llegando a ser unas 10 personas, con las que compartimos durante esos 6 días la vida comunitaria sencilla, en la que reina la Fe, la Esperanza y la Caridad.

El trabajo que desarrolla la DDM de Nador es la atención a la persona más vulnerable (especialmente a la mujer embarazada y a los niños) en el ámbito social, psicosocial y sanitario, intentado llegar a la población de los países de origen para su sensibilización e información del trayecto migratorio. Es por ello que tuvimos jornadas de trabajo con todos los equipos que conforman la DDM: el de Nador, Al Hoceima, El Aaiún y el equipo de Senegal. Ha sido una experiencia productiva e interesante el ver cómo se pueden compartir los movimientos migratorios desde las “dos miradas”, dicho de otra manera, desde el origen, el tránsito y el destino, que en algunas ocasiones puede ser Sevilla y ha podido pasar por nuestros recursos o incluso por nuestras Cáritas parroquiales.

Estos equipos lo conforman personas sumamente flexibles ante las situaciones inesperadas e incluso de urgencias que surgen en su día a día, pues los contextos de movilidad cambian cada día, y lo que podía ser una posible salida por Melilla en la espera en el Gourougou, hoy cambia la ruta por la imposibilidad de “cruzar” al otro lado.

Después de recorrer los kilómetros limítrofes delimitados a la perfección por una mastodóntica valla (por definirlo de alguna manera), me cuestiono qué es lo que debe ser para una persona enfrentarse a eso… no me cabe la menor duda que la desesperación, la opresión o la miseria son los motores de ese camino y algunas de las decisiones que los han llevado a él… un paisaje desolador que nos dejaba paralizados al contemplar tal barbaridad hecha por los seres humanos. Un rato de viaje al monte Gourougou nos ayudó a ir asimilando y entendiendo.

En nuestra visita, recorrimos también toda la ciudad y parte de los pueblos más rurales hasta llegar al cabo de Tres Forcas, una tierra árida y pedregosa, donde el clima sigue siendo cálido en estas fechas, lugares de contrates en los que nos han acogido de manera sencilla. Dos realidades tan opuestas y diferentes: la opresión y la esperanza. Y eso es lo que persevera en esta tierra y en los que aquí trabajan. Es lo que hacen en su día a día: con el AMOR, el RESPETO y la ALEGRÍA que transmiten en sus intervenciones con todas las personas que pasan por alguno de los programas de la DDM y en los que nuestra Cáritas Diocesana participa y colabora.

Antes de finalizar con este artículo, el último día de nuestra visita, pudimos ser testigos de uno de los momentos más especiales para una comunidad, los últimos votos de un sacerdote. Por todo lo vivido en esta primera visita, debemos dar las GRACIAS a todo el equipo de la DDM Nador, a la Comunidad parroquial, especialmente a la comunidad de jesuitas por abrirnos las puertas de su pequeña comunidad, formando parte de ella sin distinción de raza, sexo o religión en la que la FE es el sustento, la ESPERANZA es la motivación, la CARIDAD es la razón del trabajo y el AMOR como fundamento en el día a día, poniendo en práctica el lema de nuestra Campaña Institucional: Somos lo que damos. Somos AMOR.

Sevilla 19
Proyectos

Salvador Diánez y Victoria Martín, nuevos delegado y secretaria general de Cáritas Diocesana

El pasado mes de junio, el arzobispo de Sevilla dio a conocer los nombramientos y traslados que constituirían los nuevos destinos pastorales para este curso pastoral. Entre ellos estaba el nombramiento como Vicario episcopal de Pastoral Social y delegado episcopal en Cáritas Diocesana de Sevilla a Salvador Diánez, actual delegado diocesano de Migraciones y párroco de Nuestro Padre Jesús y San Sebastián de Lora del Río.

En septiembre tuvo lugar el nombramiento por parte del arzobispo de Sevilla a propuesta de la dirección de Cáritas Diocesana de Victoria Martín como secretaria general de Cáritas Diocesana, relevando del cargo a Pedro Ruiz Morcillo. Victoria lleva más de 23 años trabajando en la institución donde ejercía el cargo de coordinadora general hasta este nombramiento.

Siempre Así protagoniza el Villancico de Cáritas en 2022

Como ya hicieran anteriormente Pastora Soler o Ainhoa Arteta, este año es el grupo sevillano Siempre Así quien pone voz al ya tradicional villancico navideño de Cáritas, apoyando así la campaña de Navidad “Solo el amor lo ilumina todo”.

En esta ocasión, el villancico elegido ha sido el popular “Los peces en el río”, y la grabación ha tenido lugar en el Centro Diocesano de Empleo, acompañados por participantes de los diferentes programas y formaciones del centro.

La finalidad de este villancico es recaudar fondos

con fines sociales y reforzar la labor de ayuda a las familias en riesgo de exclusión y pobreza y los distintos proyectos de promoción de las 70 Cáritas Diocesanas que conforman Cáritas Española.

Sevilla 20 Breves

Villa Teresita

La comunidad religiosa “Villa Teresita” está presente en Sevilla y realiza su misión desde el año 1978. Sus objetivos están de acuerdo con la misión y fin que pretende realizar, es decir su trabajo se dirige siempre a la mujer y se amplía a su entorno según las circunstancias. “Villa Teresita” desde sus inicios ha puesto en marcha proyectos que favorezcan el desarrollo integral de las mujeres que hayan sufrido algún tipo de violencia de género, que se encuentran en situación de exclusión social, ejercen la prostitución y/o han sido víctimas de las redes de trata de personas con fines de explotación sexual.

Actualmente Villa Teresita en Sevilla realiza el Proyecto de atención integral a mujeres en situación de prostitución y/o víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Este proyecto consta de cuatro actividades que se llevan a cabo para tal fin. En primer lugar, siendo la esencia de Villa Teresita, es la Casa-Hogar, un lugar en el que poder ofrecerles a las mujeres que así lo deseen un hogar familiar donde puedan comenzar de nuevo y tener otra oportunidad; en segundo lugar la actividad Nuevas Rutas, está dirigida a mujeres que se encuentran en situación activa de prostitución, acercándonos allí donde ellas están, creando lazos y estrechando vínculos que nos permitan poder ayudarlas a salir de la situación en la que se encuentran; en tercer lugar la Atención y escucha, se trata de un lugar habilitado para atender las demandas de las mujeres con las que trabajamos en los diferentes contextos, siendo un espacio íntimo y de confianza en el que se sientan seguras y puedan expresar sus situaciones de vida para poder ser ayudadas; por último, la actividad formativa Nuevos Retos, tiene como objeto potenciar la integración de mujeres que acaban de llegar al país en su mayoría, y no tienen conocimientos básicos de la lengua, ni costumbres.

Para ello se crea un espacio educativo en el que se imparten diferentes talleres con el fin de disminuir la situación de vulnerabilidad social en la que se encuentran.

La colaboración de Cáritas con Villa Teresita durante el 2022 ha sido clave para la lucha contra la trata con fines de explotación sexual y para las mujeres en situación de prostitución, ya que gracias a ello, hemos podido ofrecer recursos con los que Villa Teresita no cuenta, logrando así una intervención integral con cada mujer que se ha derivado. El total de mujeres derivadas a Cáritas diocesana durante el 2022, hasta la fecha ha sido de 27.

Durante este año hemos derivado a cinco mujeres al Proyecto Nazaret para clases de español, todas ellas en situación de vulnerabilidad extrema, mientras residían en nuestro recurso de acogida. En la actualidad tres de ellas continúan recibiendo dicha formación.

Por otro lado, en el Centro Diocesano de Empleo este año hemos realizado tres derivaciones una mujer víctima de trata procedente de Venezuela, otra mujer que se encontraba en situación de prostitución, y otra mujer solicitante de protección internacional que hoy día está realizando el curso de cocina, motivándola en su proceso de inserción socio-laboral. Las tres también residentes de nuestro recurso de acogida.

Por último, el Fondo Diocesano de Cáritas, que ha sido fundamental para el proceso de cada mujer a la que se le ha realizado alguna ayuda. Sobre todo destacar que de las 21 mujeres derivadas, tres de ellas han logrado, gracias a estas ayudas, salir de la situación de prostitución.

Se han realizado ayudas muy variadas como de alquiler, suministros, gastos relativos a la educación y formación, transporte, alimentación e higiene, odontología, óptica y adquisición de nuevas tecnologías.

Por todo lo anterior, agradecer la coordinación y colaboración de Cáritas en la atención integral de las mujeres en situaciones de prostitución o trata con fines de explotación sexual, sin esta, el trabajo realizado no habría sido posible.

Sevilla 21 Hacer con otros
María Dolores Lamote de Grignon Auxiliares del Buen Pastor - “Villa Teresita” Sevila

Hasta el último hombre

Título: Hasta el último hombre

Director: Mel Gibson

Género: Bélico. Drama. Biografía

Duración: 131 min. Año: 2016

Nunca imaginamos que recomendaríamos una película bélica, pero esta sin duda nos ha tocado el corazón. En un momento como el actual en el que los conflictos bélicos marcan las noticias diarias, y en el que la guerra de Ucrania está tambaleando todo el sistema mundial, nos encontramos con una historia que nos removerá por dentro. Precisamente por la temática que tiene, quizás no sea apta para todos los públicos, especialmente para los y las más sensibles, puesto que las escenas de la guerra que nos aparecen llegan cargadas con todo el horror que una guerra supone, sin edulcorar y sin paños calientes, algo a lo que su director Mel Gibson ya nos tiene acostumbrados. Pero merece la pena llegar hasta el final porque nos encontramos con un film donde el ejemplo de coherencia vital en el que salvaguardar los principios y valores que imperan en la vida del protagonista, no pasará desapercibido, reflejando los momentos de dificultad a los que uno se enfrenta en la propia misión a la que está encomendado. “Mientras los demás arrebatan vidas, yo las salvaré”. La película narra la historia real de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la sangrienta batalla de Okinawa durante la segunda guerra mundial, convirtiéndose en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense. Un hombre que, sin llevarse mérito alguno, en todo momento hace de mediación, pues se sabe y se siente instrumento de Dios. Él reconoce que quien salva a través del él es Dios. La actitud del joven Doss nos recuerda la actitud vital

que toda persona voluntaria debe experimentar, en la que cada persona cuenta sin distinción. Doss posee una sensibilidad para percibir al otro como el valor más preciado, siendo capaz de superar las diferencias políticas, raciales, de ideas… para darse por completo devolviendo bien por mal. Porque sabe que tiene una misión, salvar a todos los posibles… Siempre hay algo más que podemos hacer, a pesar de las dificultades y sin desfallecer, aunque la historia nos muestre que el abandono en este caso estaría más que justificado. Parte de la película recoge el proceso de entrenamiento de los soldados que van a acudir a la guerra. En la vida real cualquier acción para que sea exitosa debe ser precedida de la preparación y la formación. No podemos olvidar que el resultado final de la acción es consecuencia del entrenamiento previo. En ese sentido, si realmente queremos que nuestro voluntariado sea eficaz y que contribuya a la transformación social, se hace necesario que nos formemos para poder dar respuestas de mayor calidad.

Al igual que a cualquiera de nosotros, a Doss le llegan las dudas, tiene momentos de dificultades, de incomprensión, rechazo… situaciones que pueden darse también en cualquier ámbito de nuestra vida, incluido en nuestra acción voluntaria. A veces dudamos de si nuestra pequeña aportación es significativa, si tiene sentido lo que hacemos, si realmente podemos contribuir a mejorar la vida de las personas con las que diariamente nos encontramos. Esas dudas pueden venir de nuestro entorno, familiares, amigos… Es en ese momento cuando se hace más precisa la determinación de la fuerza interior que actúa como convicción de respuesta a una llamada, al compromiso por los demás. Es nuestra opción personal por Dios, por la Vida, por el ser humano. Esperamos que esta trama nos haga reflexionar de tal manera que podamos reconocernos en el protagonista y nos ayude a profundizar en lo que nos mueve día a día para buscar las mejores opciones que ayuden a dignificar la vida de tantas personas con las que cada día trabajamos.

Sevilla 22 Recomendaciones

SERVICIOS GENERALES DE CÁRITAS DIOCESANA DE SEVILLA

(información y orientación general sobre programas y servicios)

Plaza San Martín de Porres, 7 41010-SEVILLA

Teléfono (centralita): 954 34 71 84 Correo-e: info@caritas-sevilla.org

CENTRO AMIGO

C/ Santísimo Cristo de las Tres Caídas, 4 41010-SEVILLA

Teléfonos: 954 54 29 60

CENTRO DIOCESANO DE EMPLEO

C/ Chucena, 22- 24 41006 Sevilla (Barriada de Palmete) Teléfonos: 954 50 12 62

PROYECTO NAZARET

C/ Ciclismo, 46-48 41020-SEVILLA Teléfono: 954 21 65 46 Toda la información en: www.caritas-sevilla.org Servicios generales de Cáritas Diocesana de Sevilla: Plaza San Martín de Porres, 7. 41010-SEVILLA. Tlf.: 954 34 71 84

Trabajando por la Justicia

Sevilla 23
D/Dña...................................................................................................................................NIF Dirección...................................................................................................................................................................................................... Localidad...............................................................................................CP..........................Provincia......................................................... Teléfono.........................................Móvil..........................................Correo electrónico......................................................................... Aportación de..........................................euros..........mensuales............trimestrales..............anuales................................................ Domiciliando en banco o caja.........................................IBAN............................................................................................................... Firma
Fecha

SOLO EL AMOR LO ILUMINA TODO