Page 1

UMBRAL ANAERÓBICO – CARLOS SANCHIS SANZ

FC Máxima y FC de Reserva Cuando se utiliza la FC para controlar la intensidad del ejercicio, lo hacemos expresándola como un porcentaje de la FCmáx o como porcentaje de la FCR (frecuencia cardíaca de reserva= FCmáx – FC reposo) A partir de los valores de la FC podemos estimar el VO2 correspondiente (+/- 8%) y la ventaja es que esta relación no se ve afectada por el entrenamiento. El problema de utilizar un porcentaje directo de la FCmáx, es que éste no se corresponde con el mismo porcentaje del VO2máx. Es decir, el 60% de la FCmáx (por ejemplo), no es igual al 60% del VO2máx. Esta tabla lo explica de forma visual:

Como resultado, si pretendemos relacionar directamente la FC con el VO2, los porcentajes de la FCmáx nos pueden servir, pero tienen un margen de error que seguramente afectara a la calidad de nuestro entrenamiento. Pero tranquilos, todo en esta vida tiene una solución, y para poder equiparar los porcentajes del VO2 con un valor de FC tenemos la FC de reserva (seguro que habéis oído hablar de ella, e incluso en algunos pulsómetros aparece). La FC de reserva es, simplemente, la diferencia entre la FCmáx y el FC en reposo (FCmáx – FCreposo).

Por tanto, sabiendo la FCmáx (calculada con en una prueba de esfuerzo o con fórmulas de estimación) y sabiendo la FC en reposo (obtenida por la mañana, antes de levantarse de la cama), podemos obtener la FCRMáx (con el método Karvonen), cuyos porcentajes ser relacionan directamente con los porcentajes de nuestro VO2Máx. Es decir, si trabajamos con unas pulsaciones correspondientes al 60 % de la FCRMáx, estaremos trabajando al 60% de nuestro VO2Máx. 1


UMBRAL ANAERÓBICO – CARLOS SANCHIS SANZ Para hallar un porcentaje de la FCRMáx, simplemente aplicaremos esta fórmula: Imaginemos que queremos calcular las pulsaciones correspondientes al 60 % de nuestra FCRMáx…

FCR = [(FCMáx – FCreposo) x 0.6] + FCreposo Todo este proceso complicado tiene su razón de ser en que es el VO2 el que determina las diferentes zonas de entrenamiento, por tanto tenemos que asegurarnos que utilizando nuestras pulsaciones nos acercamos todo lo posible a trabajar el porcentaje de VO2Máx deseado. P.D.: En una prueba de esfuerzo, entre los resultados diversos, puedes comprobar que frecuencia cardíaca corresponde a cada porcentaje de VO2Máx, por lo que toda esta “parafernalia” nos la ahorraríamos. P.D. 2: Lo ideal es que establezcáis un intervalo de intensidades, por ejemplo del 60% al 70% de la FCRMáx, ya que se ha demostrado que es un método más efectivo de asegurar la intensidad de entrenamiento deseada.

2

FC MÁXIMA Y DE RESERVA  

METODO KARVONEN