Page 1

RECOMENDACIONES DEL XIII CONGRESO OLIMPICO compilado y traducido por:

Carlos Eduardo Villegas Estrada carlosevillegas@hotmail.com


Contenido

Prefacio del Autor ............................................................... 4 Antecedentes ..................................................................... 6 El papel de los Congresos Olímpicos: ................................. 6 Elección de la ciudad sede del XIII Congreso: ...................... 6 Misión del XIII Congreso Olímpico: ..................................... 7 Objetivos del XIII Congreso ............................................... 7 Metodología del XIII Congreso: .......................................... 7 Contribuciones de Colombia al Congreso Virtual: .................... 8 por Andrés Botero Phillipsbourne ........................................ 8 por Alberto Ferrer Vargas .................................................. 9 Introducción ..................................................................... 10 Programa del Congreso...................................................... 11 Discurso Inaugural del XIII Congreso Olímpico ..................... 12 Las recomendaciones ........................................................ 19 1: El Atleta .................................................................... 19 2: Los Juegos Olímpicos .................................................. 22 3: La Estructura del Movimiento Olímpico .......................... 25 4: Olimpismo y Juventud ................................................ 30 5: La Revolución Digital .................................................. 32 La Carta Olímpica.............................................................. 35 Norma 4:

Congreso Olímpico ......................................... 35

Principios fundamentales del Olimpismo ............................... 36 2


Los Congresos OlĂ­mpicos .................................................... 37 I Congreso, Paris, 1894 .................................................. 37 II Congreso, Le Havre (Francia), 1897 .............................. 38 III Congreso, Bruselas, 1905 ........................................... 38 IV Congreso, Paris, 1906 ................................................. 39 V Congreso, Lausana, 1913 ............................................. 39 VI Congreso, Paris, June 1914 ......................................... 40 VII Congreso, Lausana, 1921 ........................................... 40 VIII Congreso, Praga, 1925: ............................................ 41 IX Congreso, BerlĂ­n, 1930: .............................................. 42 X Congreso, Varna (Bulgaria), 1973 ................................. 43 XI Congreso, Baden-Baden, 1981 ..................................... 44 XII Congreso, Paris, 1994: .............................................. 45

3


Prefacio del Autor El XIII Congreso Olímpico, celebrado recientemente en la ciudad de Copenhague, Dinamarca, tiene un significado histórico tanto para el Movimiento Olímpico en particular, como para la sociedad en general, especialmente los jóvenes del mundo. Teniendo en cuenta que los idiomas oficiales del Comité Olímpico Internacional –COI- son francés e inglés (norma 24, párrafo 1), se hace indispensable una compilación en lengua castellana que contenga los aspectos más relevantes del Congreso. Ésta iniciativa cuenta con el patrocinio de la Fundación Ayuda al Deporte –FAD-, de la cual soy su Director Ejecutivo y se constituye en la primer número de una serie de publicaciones que hemos denominado “Serie deporte y sociedad”, desarrollada como parte de la Misión de la Fundación de contribuir a la promoción de los valores del deporte y los principios del olimpismo. Tuvo el privilegio de estar presente en todas las sesiones del Congreso Olímpico, durante tres días, lo que resultó ser una experiencia fascinante y muy enriquecedora, no solo por la calidad de los participantes y de los trabajos presentados, sino por los contactos establecidos. Todos quienes estamos comprometidos, de una u otra forma, con el deporte, tenemos la responsabilidad social de promover

4


sus valores. Considero, por lo tanto, que es mi obligación compartir estas vivencias y contribuir a difundir las recomendaciones del Congreso entre la Familia Olímpica de habla hispana. Todas las fuentes utilizadas para la compilación del este trabajo, son publicaciones oficiales del Comité Olímpico Internacional, en idioma inglés, las cuales traduje personalmente. Cabe anotar que algunos vocablos del entorno del deporte tales como stakeholders o constituents, no tienen una palabra equivalente en castellano, por lo que se usan términos tales como “partes interesadas” y “partes constitutivas”. Este documento, incluye tanto los antecedentes y procedimientos que llevaron a la convocatoria del XIII Congreso, como el programa y sus recomendaciones, objetivo principal del ejercicio. Adicionalmente se reproducen las contribuciones que Colombia presento al Congreso Virtual, a través de su Miembro COI, Andrés Botero Phillipsbourne y del Secretario General del Comité Olímpico Colombiano, Alberto Ferrer Vargas. Finalmente, se presentan los aspectos más relevantes de los doce Congresos Olímpicos celebrados previos al de Copenhague, iniciando por el de París en 1894 donde se restablecieron los Juegos Olímpicos Como un complemento educativo, se recuerda los principios fundamentales del Olimpismo y la norma 4 de la Carta Olímpica relacionada con el Congreso Olímpico.

5


Antecedentes El primer Congreso Olímpico celebrado en París en 1894 había restablecido los Juegos Olímpicos de la Antigüedad. Desde entonces, los congresos han examinado temas muy relevantes asociados con la realidad de la época en la que se han celebrado. Las dos últimas ediciones se habían ocupado de varios temas, agrupadas en un tema principal teles como: "Unidos por y para el deporte" tema del Congreso de BadenBaden, Alemania en 1981 o "El Congreso del Centenario o de la Unidad" tema del Congreso de París en 1994. El papel de los Congresos Olímpicos: El Congreso Olímpico, convocado por el Presidente del COI cuando lo estime conveniente, reúne a representantes de todas las partes constitutivas del Movimiento Olímpico, es decir, el Comité Olímpico Internacional, los Comités Olímpicos Nacionales, las Federaciones Deportivas Internacionales, los Comités Organizador para los Juegos Olímpicos, los Atletas, los representantes de Entrenadores, Jueces y los medios de comunicación, así como otros participantes y observadores. El papel del Congreso es consultivo. Elección de la ciudad sede del XIII Congreso: En octubre de 2005, el Comité Ejecutivo del COI aceptó nueve ciudades como candidatos para organizar el XIII Congreso Olímpico en 2009: Atenas, El Cairo, Copenhague, Lausana, Ciudad de México, Pusan, Riga, Singapur, y Taipéi. Estas 6


ciudades fueron propuestas por sus respectivos Comités Olímpicos. En la sesión 118 del COI celebrada en Turín, la ciudad de Copenhague fue designada para organizar tanto el XIII Congreso como la Sesión 121 del COI. Misión del XIII Congreso Olímpico: La misión del XIII Congreso Olímpico era examinar el estado del Movimiento Olímpico en la actual sociedad mundial en permanente evolución, recopilando información, buscando opiniones sobre su futuro y presentando orientaciones, propuestas y recomendaciones a todas las partes constitutivas y demás interesadas en el Movimiento Olímpico para su promoción y desarrollo armónico en el interior de la comunidad en general. Objetivos del XIII Congreso Convocado por iniciativa del presidente Jacques Rogge, el objetivo del XIII Congreso Olímpico erá reunir a todas las partes constituyentes del Movimiento Olímpico para estudiar el funcionamiento actual del movimiento y definir sus principales orientaciones futuras. Metodología del XIII Congreso: La metodología del Congreso incluyó una fase preliminar muy importante, el Congreso Olímpico Virtual, que ofreció una oportunidad única para enviar contribuciones, desde octubre de 2007 hasta febrero de 2009; resultando en 453 valiosas e inspiradoras contribuciones de la Familia Olímpica y 1.319 del público en general. Estas contribuciones fueron publicadas en francés e inglés para ser consideradas por el Congreso. Las ideas, propuestas y reflexiones contenidas en las contribuciones fueron registradas y tomadas en consideración en la formulación de las recomendaciones. Adicionalmente, grupos de trabajo y comisiones fueron designados con el mandato de analizar y tratar todas las recomendaciones recibidas tanto del Congreso Olímpico Virtual como del propio Congreso.

7


Contribuciones de Colombia al Congreso Virtual: por Andrés Botero Phillipsbourne Miembro COI por Colombia

Propuestas para reforzar y promover el Movimiento Olímpico

1.

Que la Carta Olímpica sea reconocida por la Organización de las Naciones Unidas;

2.

Que las Naciones Unidas trabajen con los Comités Olímpicos Nacionales y los Comités Organizadores de los Juegos Olímpicos a fin de tramitar, más rápidamente, los visados para atletas y oficiales que viajan alrededor del mundo;

3.

Que todo lo que tenga que ver con los Juegos Olímpicos Juveniles se incluya en la Carta Olímpica (La Carta Olímpica actualmente en vigor no contiene ninguna referencia a los Juegos Olímpicos Juveniles);

4.

Eliminar de la Carta Olímpica el parágrafo 1.6 del texto de aplicación de la Norma 29, que dice así: “Los miembros de un Comité Olímpico Nacional (CON) a excepción del personal administrativo profesional, no aceptarán ningún tipo de compensación o de gratificación por los servicios que cumplan en función de sus cargos. Se les puede reembolsar sus gastos de transporte y alojamiento, así como otros gastos justificados relacionados con sus funciones”.

5.

Darle un estatus o nivel jerárquico a los Juegos Mundiales, organizados bajo el auspicio del Comité Olímpico Internacional (COI). 8


por Alberto Ferrer Vargas Secretario General del COC

1.

Extender de 70 a 76 años el límite de edad para los miembros del Comité Olímpico Internacional –COI-. Conforme al parágrafo 3.3 de la Norma 16, “Todo miembro del COI pierde su calidad como tal al fin del año civil en el que cumple 70 años...” Un miembro COI a sus 70 años de edad, no sólo tiene una vasta experiencia y conocimiento del Movimiento Olímpico, sino que están en plena posesión de sus facultades. Esta competencia y experiencia no deben perderse.

2.

Retirar de la Carta Olímpica la regla que estipula que deportes mecánicos no figuren en el programa de los Juegos Olímpicos. Como la igualdad de oportunidades constituyen uno de los objetivos del Milenio, se propone implementar el lema del restaurador de los Juegos Olímpicos, Barón Pierre de Coubertin: "Todo el deporte para todas las personas".

3.

Programa de los Juegos Olímpicos: inclusión y exclusión de los deportes: Dado que los deportes se miden en términos de niveles de audiencia de televisión, se recomienda que los dos deportes con el menor rating sean eliminados del programa de Juegos Olímpicos de verano e integrados al programa de los Juegos Mundiales; a cambio, los dos deportes con la mayor rating en los Juegos Mundiales deben tener la posibilidad de pasar al programa de los Juegos Olímpicos.

9


Introducción El XIII Congreso Olímpico se celebró entre el 3 y el 5 de octubre de 2009 en Copenhague, capital de Dinamarca, de conformidad con el Artículo 4 de la Carta Olímpica (ver anexo 1) y estuvo presidido por el Presidente de la Comité Olímpico Internacional COI-, el Belga Jacques Rogge. En el Congreso participaron 1.249 delegados y observadores, incluidos los miembros actuales y miembros honorarios del COI, presidentes, secretarios generales y otros representantes de las Federaciones Deportivas Internacionales –FIs- y de los Comités Olímpicos Nacionales – CONs-; atletas, entrenadores, jueces, árbitros, delegados técnicos, funcionarios; delegados de los Comités Organizadores de los Juegos Olímpicos 2010, 2012, 2014 y 2016, representantes de las ciudades candidatas para celebrar futuros Juegos Olímpicos; representantes de la Agencia Mundial Antidopaje –AMA-, del Tribunal de Arbitraje Deportivo –TAD-; así como representantes de un gran número de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales internacionales; representantes del público y observadores. También asistieron representantes de los medios de comunicación. El Congreso fue inaugurado en presencia del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon y del Presidente de Timor Oriental, José Ramos-Horta, Premio Nobel de la Paz en 1996. El Movimiento Olímpico en la Sociedad fue el tema principal del Congreso, el cual se dividió en 5 subtemas:

10


Programa del Congreso El Congreso consideró los siguientes temas y subtemas: Tema 1: El atleta 1.1. La relación entre atletas, clubes, federaciones y la CONs 1.2. Protección de la salud en el entrenamiento y la competencia 1.3. La vida social y profesional de los atletas durante y después de la competencia de elite. Tema 2: Los Juegos Olímpicos 2.1. Cómo mantener los juegos como un evento principal 2.2. Valores Olímpicos 2.3. Universalidad y los países en desarrollo Tema 3: La Estructura del Movimiento Olímpico. 3.1. La autonomía del Movimiento Olímpico 3.2. Buen gobierno y ética 3.3. Las relaciones entre el Movimiento Olímpico y las partes interesadas Tema 4: Olimpismo y Juventud. 4.1. Avanzar hacia una sociedad activa 4.2. Es el deporte competitivo aún atractivo 4.3. Eventos deportivos de juventud Tema 5: La revolución digital 5.1. Un nuevo manejo de los derechos deportivos 5.2. Cómo aumentar el tamaño de la audiencia de deporte 5.3. Comunicación con las partes interesadas en la era digital

11


Discurso Inaugural del XIII Congreso Olímpico Por Jacques Rogge Presidente del COI 3 de octubre de 2009 – 9h15

Estimados colegas, damas y Caballeros. Bienvenidos al XIII Congreso Olímpico. Nos hemos reunido en esta hermosa ciudad para hacer un balance del Movimiento Olímpico, para considerar donde estamos hoy y donde queremos estar en el futuro. Cada rama de la familia olímpica está representada. Por primera vez, tenemos en el Congreso representantes del público. Y, en otro significativo primero, el público y los miembros de la familia olímpica fueron invitados a aportar sus ideas online como parte de nuestro "Congreso Olímpico Virtual". Esas contribuciones sirven como un valioso punto de partida para las discusiones que tendremos en los próximos días. Estamos muy honrados con la presencia de nuestro orador principal, el Secretario General de las Naciones Unidas Sr. Ban Ki-moon. Gracias señor Secretario General por su apoyo y por traernos la presencia de las Naciones del mundo. Hemos asumido la responsabilidad social de nuestro Movimiento. Hemos puesto el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente en el centro de nuestras acciones y hemos adoptado la

12


Agenda 21 de las Naciones Unidas. Hemos adoptado los objetivos de desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas y hemos desarrollado una gran alianza con la ONU en el campo de la Tregua Olímpica, del desarrollo a través del deporte, de la educación, de la ayuda humanitaria y de la protección de la salud. También estamos muy honrados con la presencia de nuestro orador principal de mañana, Sr. José Manuel Ramos-Horta, Presidente de Timor Oriental y quien compartió el Premio Nobel de la paz de 1996. Pierre de Coubertin, el fundador de nuestro Movimiento, dijo que el papel del Congreso es proporcionarle “una guía intelectual" a nuestro Movimiento. Él convocó el primer Congreso en 1894 en la Sorbona en París para dar vida a su sueño de revivir los Juegos Olímpicos de la Antigüedad. Imagínense por un momento, cómo reaccionaría de Coubertin si pudiera ver en lo que se ha convertido en de su creación: El estaría, sin duda, muy orgulloso de que su visión de un movimiento global se ha convertido en una realidad, con 205 Comités Olímpicos y muchas Federaciones Internacionales actuando en los cinco continentes. Estaría encantado de que los valores que más apreciaba -juego limpio, respeto, amistad y excelencia- siguen siendo la prioridad del movimiento que fundó. Estaría sorprendido de que más de 4 billones de personas tienen la oportunidad de experimentar, casi instantáneamente, a través de diversos canales de los medios de comunicación, la emoción, la pasión y la magia de los Juegos. Estaría satisfecho de que el Movimiento reposa sobre una sólida base financiera que puede, incluso, soportar una recesión económica mundial y que permite a ricos y pobres reunirse y compartir valores comunes. Estaría tranquilo de que compartimos su desprecio por los tramposos y que estamos trabajando duro para erradicar el dopaje, la corrupción y el arreglo de partidos.

13


Estaría muy satisfecho de que nos seguimos enfocando en la juventud. De Coubertin señaló el problema de la inactividad de la juventud hace más de un siglo. El estaría consternado al saber que esto todavía es un problema; pero tranquilo de saber que estamos haciendo algo al respecto. Estaría entusiasmado de saber sobre nuestros planes para los primeros Juegos Olímpicos Juveniles el próximo año. Definitivamente estaría de acuerdo con que la parte educativa de estos juegos es la más importante. Se sorprendería de que está cerca el día en que 50% de los atletas en los Juegos sean mujeres. Tenemos más por hacer, pero hemos alcanzado grandes progresos. Las reglas de los Juegos Olímpicos Juveniles prevén la paridad global de género. Y, por primera vez, las mujeres competirán en todos los deportes del programa de los Juegos de 2012. De Coubertin sabía que el Movimiento tenía que adaptarse a los cambios sociales permaneciendo fiel a sus valores fundamentales. Como él, lo indicó, "El Espíritu Olímpico no es propiedad ni de una raza ni de una edad". El Movimiento que de Coubertin creó hace 115 años es más fuerte que nunca. Es nuestra responsabilidad mantenerlo fuerte. Estamos aquí para compartir ideas sobre la forma de mantener y fortalecer nuestro Movimiento y los valores Olímpicos en este nuevo milenio. El tema central de este Congreso es "El Movimiento Olímpico y Sociedad". Es un tema muy amplio, pero es apropiado porque se refiere a nuestra razón de ser. Existimos para servir a la sociedad, para poner el deporte al servicio de la humanidad. Utilizamos la gracia del deporte para fomentar la salud física y mental y para promover valores universales de entendimiento mutuo y paz, solidaridad, excelencia, amistad, respeto y juego limpio. Como una organización deportiva basada en valores, no podemos cambiar el mundo por nuestra propia cuenta. Pero 14


podemos -y lo haremos- ayudar a convertirlo en un mejor lugar. Tenemos una obligación especial de poner nuestros valores en acción en nombre de los atletas y los jóvenes: los atletas, porque ellos son el corazón de nuestro Movimiento; los jóvenes, porque ellos son nuestro futuro. El Movimiento Olímpico dedica considerable tiempo, energía y recursos para apoyar a los atletas; 92% de los ingresos que llegan al Comité Olímpico Internacional pasan directamente a las Federaciones Internacionales, a los Comités Olímpicos Nacionales, a los Organizadores de los Juegos, y a otros miembros de la Familia Olímpica que les sirven directamente a los atletas. Nuestro programa de Solidaridad Olímpica ofrece apoyo financiero y ayuda en la preparación de los atletas que la necesitan. Nuestros rigurosos esfuerzos de lucha contra el dopaje contribuyen a proteger la salud de los atletas, así como la justicia de la competencia. Hacemos mucho para los atletas, pero tenemos que hacer más. Nuestra obligación se extiende a prestarles asistencia con su vida social y profesional, tanto durante como después de sus años de alta competencia. La Comisión de Atletas del COI ha desarrollado una estrategia muy exitosa en este campo. Tiene que hacerse más con nuestras partes interesadas en la esfera social: los gobiernos y el mundo de la educación y de la economía. Los Atletas no están actuando solos, ellos están rodeados por un entorno influyente. Debemos asegurarnos de que técnicos, entrenadores, administradores y otros en posiciones de influencia actúen en el mejor interés de los atletas. No hay lugar en el deporte para una mentalidad de “ganar a cualquier costo”. Un primer lugar que pone en peligro la salud y la seguridad de un atleta no es una victoria, es una vergüenza. Y nosotros debemos ser tan duros con quienes fomentan y facilitan el dopaje como lo somos con los atletas que se enredan con el dopaje. 15


Debemos considerar la creación de una Comisión de Entrenadores que permita un diálogo para abordar estos temas. Colaboración y relaciones armoniosas entre las ligas profesionales y las Federaciones Internacionales son claves para una exitosa participación en los Juegos. Hablaremos acerca de estos temas en el sub-tema "Los Atletas". Cumplir nuestras responsabilidades frente a los jóvenes es otra misión central que viene de nuestros valores fundadores. El deporte es una herramienta poderosa para inculcar valores en los jóvenes. La actividad física promueve cuerpos sanos y mentes sanas; enseña disciplina, auto-respeto y la importancia de establecer objetivos; demuestra el valor del juego limpio y el respeto por los otros. A finales del siglo XIX, de Coubertin se preocupó por que la juventud en su nativa Francia se estaba alejando de la actividad física. Hoy en día, vemos el mismo problema reflejado en la creciente tasa de obesidad juvenil en todo el mundo. El deporte y otras actividades físicas ahora compiten con formas de entretenimiento basadas en sofisticadas tecnología, y muy frecuentemente pierden. Los Juegos Olímpicos Juveniles y otras iniciativas de COI nos ayudaran a afrontar estos desafíos. Tenemos que hacer más. Bajo el sub-tema "Olimpismo y Juventud", exploraremos maneras para comprometer e inspirar a los jóvenes del mundo de tal manera que puedan disfrutar de la diversión y de las recompensas duraderas del deporte. Nuestro compromiso con los valores comienza dentro de nuestras propias organizaciones. No podemos esperar que otros se adhieran a altos estándares éticos si no lo hacemos nosotros mismos. No podemos esperar una conducta adecuada en el campo de juego si no tenemos un buen gobierno dentro de la Familia Olímpica. Debemos asegurarnos de que nuestra estructura organizativa está diseñad para satisfacer las necesidades de los atletas. Hemos tomado una serie de pasos, en los últimos años, para mejorar nuestras estructuras organizativas. Nos hemos

16


asegurado de que la Comisión de Atletas es una fuerte defensora de los atletas. También hemos trabajado duro para proteger la autonomía del deporte, un tema que requiere una atención constante. Hablaremos de estos importantes temas y tópicos relacionados en el sub-tema, "La estructura del Movimiento Olímpico". Otro sub-tema, "Los Juegos Olímpicos" se centrará en nuestros eventos estelares, los Juegos Olímpicos, los Juegos Olímpicos de invierno y los Juegos Olímpicos Juveniles. Su estatus de eventos deportivos más importantes del mundo es crítico para el éxito de nuestro Movimiento. Los juegos no son un fin por sí mismos; son un medio para alcanzar un fin. Le debemos ofrecer a los Atletas una organización perfecta de los Juegos. Lo más importante es conservar la capacidad de los Juegos para encender un sueño en la juventud. La misión del COI es perpetuar este sueño. Hemos establecido un procedimiento para garantizar que regularmente revisemos y actualicemos el Programa Olímpico. Hemos establecido un programa de transferencia de conocimientos para garantizar que la ciudad sede se beneficie de la experiencia pasada. Examinamos el tamaño, la complejidad y el costo de los Juegos. Mientras trabajamos para mantener la popularidad y la magia de los Juegos, debemos también concentrarnos en nuestros valores y la necesidad de garantizar que las Naciones en vía de desarrollo puedan participar plenamente. El quinto sub-tema, "La revolución digital", explorará nuevas maneras de utilizar el alcance y poder de los medios de comunicación para promover los valores Olímpicos y la práctica del deporte. La televisión transformó nuestro Movimiento y llevó los juegos a una audiencia global. Nuevos medios digitales y sociales han expandido nuestro alcance y nos ayudarán a construir nuevas relaciones, especialmente con los jóvenes. Como pueden ver, tenemos mucho que discutir. Estos son tiempos apasionantes para el Movimiento Olímpico. Nos 17


enfrentamos a algunos significativos retos externos: presiones económicas, cambios sociales, interferencias políticas y todos los otros problemas que pueden infiltrarse en el mundo del deporte. Sin embargo, nuestro futuro ofrece muchas más oportunidades que desafíos. Aún después de más de un siglo, estamos encontrando nuevas formulas de fortalecer la base que inició de Coubertin: Hemos aumentado la transparencia y mejorado el buen gobierno dentro del Movimiento. Hemos tomado las medidas necesarias para garantizar que las preocupaciones de los atletas sean escuchadas y resueltas. Hemos disminuido la brecha de género en el deporte. Hemos establecido nuevos records de participación global y audiencia en los Juegos Olímpicos. Hemos fortalecido nuestras reservas financieras para ayudar a quienes lo necesitan y para protegerse contra desafíos imprevistos. Hemos hecho grandes progresos en la lucha contra el dopaje y arreglo de partidos. Y, lo más importante, hemos permanecido fieles a nuestros valores fundamentales. Estamos aquí para continuar buscando la mejoría. Al afrontar esta tarea, debemos pensar con la audacia y la valentía de nuestro fundador. No encontraremos todas las respuestas ni resolveremos cada tema en este Congreso. Vamos a tener desacuerdos. Pero un debate abierto, honesto y animado, nos conducirá en la dirección correcta. Ahora es nuestro turno de proyectar el futuro. Estamos aquí para asegurarnos de que el Movimiento Olímpico continuarán sirviendo a los atletas, a los jóvenes del mundo y la sociedad en general por las próximas décadas. Gracias por venir. Gracias por prestarle su energía y su intelecto a esta importante causa. 18


Las recomendaciones 1: El Atleta Todos los atletas están en el corazón del Movimiento Olímpico. Ellos están apoyados por grandes estructuras que incluyen, en particular, Clubes locales, Federaciones Nacionales e Internacionales y Comités Olímpicos Nacionales. Como modelos para la sociedad, los atletas pueden prestar una gran contribución al Movimiento Olímpico, elevando el perfil del deporte y la recreación en las comunidades y convirtiéndose en abanderados de futuras generaciones. Loa Atletas deben ser motivados para jugar un papel integral en la organización y desarrollo del deporte en el siglo XXI.

1.

Los Atletas tienen que incluirse en los órganos de decisión del Movimiento Olímpico a través de la Comisión de Atletas y otras posiciones donde tengan pleno derecho a voto;

2.

Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben garantizar que los atletas puedan competir en igualdad de condiciones a través de estándares impecables de juzgamiento y arbitraje; reglas y normas del más alto orden; y una absoluta ética integral de los jueces y árbitros. Estos objetivos deben combinarse con la implementación efectiva e imparcial de estándares técnicos y equipos, y con la igualdad de acceso de todos los atletas a implementación deportiva de la más alta calidad;

19


3.

La lucha contra el dopaje es una prioridad imperiosa para todo el Movimiento Olímpico. Si bien todos los componentes del Movimiento Olímpico deben participar implacablemente en la lucha contra el dopaje y acoger el concepto de cero tolerancia; igualmente los atletas y sus representantes deben contribuir activamente a garantizar que la trampa no tenga lugar en el deporte Olímpico y que se le dé la máxima importancia a la búsqueda del principio Olímpico del juego limpio;

4.

Proteger la salud física y psicológica de todos los atletas, tiene que ser una prioridad fundamental para todo el Movimiento Olímpico. Tiene que prestarse atención a las necesidades específicas de los atletas con discapacidades. Como apoyo a estos objetivos del COI y los demás componentes del Movimiento Olímpico, deben implementarse programas educativos, que contengan información sobre los métodos de entrenamiento, protección de la salud específica para cada género y prevención de lesiones. Tales programas deben estar basados en las Guias Médicas del COI y deben difundirse ampliamente en los Juegos Olímpicos, los Juegos Olímpicos Juveniles y otras importantes competencias internacionales. Programas de información proactivos deben organizarse a nivel nacional, y deporte por deporte, a través de organizaciones deportivas nacionales e internacionales, los Comités Olímpicos Nacionales, colegios y otras instituciones educativas;

5.

Todas las partes constitutivas y demás partes interesadas en el Movimiento Olímpico deben tener en cuenta las tendencias actuales de sobrecargas de trabajo, horarios y calendarios de entrenamiento y competencia, que puede ser perjudicial para los atletas, especialmente los juveniles, desde la perspectiva del rendimiento, la salud y el compromiso; y debe tomar medidas apropiadas para evitar esta escalada donde sea necesario;

6.

Todos los involucrados con el Movimiento Olímpico deben desarrollar e implementar un código de conducta estándar y un sistema de certificación con el fin de proteger los derechos de los atletas frente a los empresarios, dirigentes y 20


patrocinadores. Este sistema también debe proporcionarle a los atletas las herramientas y el conocimiento para administrar eficazmente estas relaciones y para compartir e intercambiar modelos exitosos;

7.

Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben respaldar la importancia de combinar educación y deporte. Debe darse prioridad al desarrollo de programas para atletas orientados a adquirir habilidades de por vida. El Movimiento Olímpico en colaboración con los padres, entrenadores y miembros del entorno de los atletas deben incitar y promover su participación en programas académicos, tanto durante sus años de competencia, como después del retiro de la alta competencia. Esto permitirá que combinen la educación y el deporte sin problemas, a través de dos carreras;

8.

Tanto dentro como fuera del contexto del deporte, el acoso sexual y abusos de todo tipo, incluyendo el abuso infantil, tienen implicaciones inaceptables para los hombres, mujeres y niños. Organizaciones deportivas, con la ayuda de las autoridades públicas y los dirigentes del Movimiento Olímpico, deben tomar las medidas apropiadas para combatir toda forma de acoso, a través de programas educativos, y establecer los procedimientos para enfrentar el acoso y resolver las denuncias.

9.

Debe dársele alta prioridad al desarrollo de canales amigables y fácilmente accesibles para todos los atletas y las organizaciones para difundir y compartir información regularmente;

10.

Atletas de todo el mundo y de todos los deportes deben tener acceso a un nivel adecuado de asesoría jurídica básica y orientación a lo largo de su carrera deportiva. Las partes interesadas del Movimiento Olímpico deben, por su cuenta, identificar políticas y procedimientos para lograr este objetivo;

11.

Debe prestarse atención a la identificación de estructuras “amigables para los atletas”, incluyendo colegios,

21


universidades, institutos técnicos, instituciones públicas, las fuerzas armadas y patrocinadores corporativos, con quienes se pueden establecer alianzas deportivas y educativas. El COI debe considerar la posibilidad de actuar como un agente de intercambio y claridad para facilitar el desarrollo, coordinación y aplicación de tales programas diseñados para apoyar la vida de los atletas en un mundo más allá del deporte competitivo, en cuyo momento, un programa adecuada de apoyo profesional, educativo, psicológico y social puede ser vital;

12.

Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben buscar el mejoramiento de la preparación y el entrenamiento más calificado y competente y que esté disponible para todos los atletas. Se deben implementar programas para difundir las mejores prácticas y garantizar que las opiniones de los entrenadores se tengan en cuenta;

13.

Se recomienda el establecimiento de una Comisión del COI encargada de los asuntos relacionados con los entrenadores, instructores y el entorno de los atletas;

14.

El Movimiento Olímpico reafirma su firme oposición al cambio de nacionalidades y pasaportes, los cuales abusan del espíritu de competencia inherente al mundo del deporte.

2: Los Juegos Olímpicos Mientras que los Juegos Olímpicos son universalmente reconocidos como una experiencia única y especial, que garantiza dejar un rico legado de recuerdos inolvidables a todos los participantes y espectadores, es esencial que el COI haga todo lo posible para garantizar que conserven su estado como un evento de clase mundial. Esto permitirá que los principios fundamentales y valores del Olimpismo, que tan extremamente simbolizan los Juegos Olímpicos, para ser adoptado y promovido al máximo.

15.

La importancia de acordar y adoptar una definición de la universalidad del deporte es una prioridad. El principio de universalidad no sólo abarca el acceso a las competiciones, a la infraestructura deportiva y la organización de eventos 22


deportivos de alto nivel, sino que tiene un significado mucho más amplio. En su esencia, significa acceso al deporte por parte de todos los pueblos y culturas, desde la base hasta el nivel Olímpico; y a todos los beneficios y oportunidades que el deporte ofrece. Este principio debe inspirar la labor de todo el Movimiento Olímpico;

16.

Todos los involucrados con el Movimiento Olímpico deben tener en cuenta el hecho de que, mientras que las actitudes y comportamientos pueden ser cambiantes, los Principios Fundamentales del Olimpismo debe seguir siendo el centro de los juegos. El Movimiento Olímpico debe basarse en el respeto, la responsabilidad y la confiabilidad. El Movimiento Olímpico debe garantizar que los Juegos Olímpicos conserven los valores Olímpicos, respondan a la joven generación de atletas y promuevan la igualdad de género y de oportunidades;

17.

La Villa Olímpica debe seguir estando en el corazón de los Juegos Olímpicos, dada la única e invaluable experiencia que proporciona a los atletas. Debe corresponder a las necesidades de los atletas más destacados del mundo y constituir la esencia de su experiencia Olímpica;

18.

Se debe dar alta prioridad a la promoción de la mujer tanto en el deporte como a través del deporte. El Movimiento Olímpico debe promover en todo momento la igualdad de oportunidades para las mujeres, tanto en su participación en las competencias deportivas como en la administración y el entrenamiento. Donde sea necesario, el Movimiento Olímpico debe identificar e implementar cambios para lograr la igualdad de género y también debe ofrecer incentivos y programas de educación y capacitación apropiados para atletas, dirigentes deportivos y administradores como poyo para alcanzar este objetivo;

19.

El Movimiento Olímpico adopta completamente la importancia de incorporar los valores claves de la protección del medio ambiente, el desarrollo y la sostenibilidad dentro de los ideales Olímpicos. Como parte de este compromiso, todos los miembros de la Familia Olímpica 23


deben facilitar la permanencia de un legado deportivo, ambiental y social duradero y el COI debe acelerar la integración de los principios de sostenibilidad en la celebración de los Juegos Olímpicos, que también contribuirá a salvaguardar su estatus de un evento de clase mundial;

20.

Aunque el proceso de evaluación de deportes y disciplinas para su inclusión en el programa de los Juegos Olímpicos ha evolucionado considerablemente en los últimos años, es esencial que revisiones periódicas por parte del COI se mantengan, para que la promoción y relegación de los deportes pueden estar sujetos a evaluación permanente. Se necesita más investigación para comprender la contribución que los deportes y disciplinas del Programa Olímpico, prestan al valor global de los Juegos;

21.

El proceso de revisión del COI también debe incluir encuestas y trabajos de investigación donde sean necesarios, para evaluar el impacto completo de cada edición de los Juegos Olímpicos sobre la ciudad sede, la nación anfitriona y para proporcionar una evaluación continua del nivel de aceptación y atractivo de los Juegos en un mercado global que evoluciona rápidamente;

22.

Miembros del Movimiento Olímpico debe revisar periódicamente los sistemas de calificación para cada deporte y disciplina con el fin de lograr un equilibrio justo entre el imperativo de asegurar la participación en los Juegos Olímpicos de los mejores atletas del mundo y el más alto nivel de equidad requerido para respetar el principio de universalidad;

23.

Con la cooperación de los componentes del Movimiento Olímpico, el nivel adecuado de servicio en los Juegos Olímpicos debe ser revisado cuidadosamente por el COI. En ese contexto, será útil confrontar los Juegos Olímpicos con otros eventos importantes. El COI también deberá determinar si tomar mayor posesión de manejo de los bienes y servicios claves con el fin de mejorar la calidad de los Juegos;

24


24.

Manteniendo su plena autonomía, los componentes Movimiento Olímpico debe tener en cuenta el papel y opiniones de las partes interesadas, incluyendo patrocinadores, socios, proveedores y los poseedores de derechos de los Juegos;

25.

El control del tamaño, costo y complejidad de los Juegos Olímpicos debe ser tal que siga siendo un evento de clase mundial, mientras se le facilita a más ciudades candidatizarse con éxito para los Juegos;

26.

El COI debe considerar el establecimiento de un conjunto de requisitos mínimos que, posibles ciudades que aspiren a realizar los juegos, necesite llenar antes de ser consideradas para la fase de candidatura.

del las los los

3: La Estructura del Movimiento Olímpico El Movimiento Olímpico está fundado bajo el concepto de la autonomía y el buen gobierno del deporte, que reconoce y respeta su individualidad y alcanza la unidad a través de la diversidad. El deporte es una fuerza positiva y una herramienta única e indispensable para el desarrollo sostenible, así como un medio para promover la paz, la cultura y la educación. El deporte es como un espejo para la sociedad, a través del cual, el compromiso del Movimiento Olímpico de aplicar políticas que promuevan el lenguaje universal del deporte, se debe refleja claramente. La comprensión de la naturaleza global del deporte tiene que soportar la futura estructura del Movimiento Olímpico, posicionándolo para integrar exitosas estrategias de desarrollo e iniciativas educativas con sus actividades principales. Esto le permitirá al Movimiento Olímpico acercarse a su objetivo principal de construir una sociedad más saludable, más equitativa y más tolerante, libre de prejuicios y divisiones, que no se vea empañada por la discriminación y la injusticia.

27.

Una definición de la autonomía del deporte que refleje los principios de respeto, responsabilidad y confiabilidad debe ser adoptada por todos dentro del Movimiento Olímpico. Esto reafirma sus objetivos mejorando las herramientas de liderazgo y orientación a su disposición. Se propone el 25


establecimiento de un Comité que considere las recomendaciones del Congreso y de los seminarios del COI sobre la autonomía del Movimiento Olímpico, para monitorear todos los desarrollos que afecten la autonomía del Movimiento Olímpico, incluyendo el establecimiento de una red de intercambio de información permanente;

28.

El Movimiento Olímpico reafirma la necesidad de la unidad y la estrecha cooperación entre todos sus componentes para garantizar que se alcance el objetivo de la autonomía en el deporte, bajo el liderazgo del COI;

29.

Los gobiernos y organizaciones intergubernamentales deben reconocer la autonomía esencial y necesaria del Movimiento Olímpico incluyendo, en particular, el respeto y cumplimiento de las reglas del buen gobierno, igualdad y justicia en el deporte y la administración deportiva como está establecido por el Movimiento Olímpico y consignado en la Carta Olímpica, para asegurar la mejor y más justa posible práctica del deporte;

30.

La preservación de la dignidad humana es un compromiso fundamental del Movimiento Olímpico. Todos los miembros del Movimiento Olímpico deben trabajar unidos en procura de un desarrollo armonioso del hombre y la mujer con el fin de promover a través del deporte, una sociedad pacífica basada en los más fundamentales principios comunes y valores inherentes en una sociedad civilizada;

31.

Todos los gobiernos deben proporcionar su permanente y continuo soporte, tanto en términos de legislación y recursos, como en la lucha contra el dopaje, trabajando conjuntamente con la Agencia Mundial Anti Dopaje (AMA);

32.

Los gobiernos deben reconocer que la colaboración cercana y la acción en la lucha para poner fin a las apuestas y arreglo de resultados ilegales e irregulares es esencial, tanto en relación con eventos Olímpicos acreditados, como en el ancho mundo de la competición deportiva;

33.

Formas institucionalizadas de cooperación y asociación mutuamente beneficiosas apropiadas deben ser desarrollada 26


entre los Gobiernos y los miembros del Movimiento Olímpico en áreas que deben incluir: el desarrollo y el estímulo de los participantes en programas de deporte para todos; la organización de eventos deportivos competitivos para jóvenes en todo el mundo; la protección de la salud de jóvenes y atletas; la lucha contra el dopaje y el apoyo a atletas que están llegando al final de su carrera en el deporte competitivo, y haciendo su transición hacia una vida alejada del pódium;

34.

El COI debe desarrollar todas las oportunidades de establecer alianzas con las Federaciones Internacionales, los Comités Olímpicos Nacionales, las Federaciones Internacionales reconocidas y todas las demás organizaciones reconocidas, con el fin de lograr una aproximación global, universal y harmoniosa, del Movimiento Olímpico hacia sus mayores asuntos y preocupaciones. El COI debe también apoyar activamente a los miembros del Movimiento Olímpico, particularmente los Comités Olímpicos Nacionales y las Federaciones Internacionales, donde y cuando su autonomía esté siendo amenazada;

35.

Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben revisar sus reglamentos y actividades para garantizar que cumplan totalmente con la Carta Olímpica y los principios y valores fundamentales del Movimiento Olímpico;

36.

El Movimiento Olímpico debe comprometerse en la forma más amplia posible con instituciones internacionales para apoyar y promover el cumplimiento de los objetivos del Milenio de las Naciones Unidas y otras iniciativas similares. El Movimiento Olímpico está igualmente comprometido con la protección del medio ambiente global y a forjar relaciones más estrechas con las Naciones Unidas (ONU) y otras instituciones para responder a este imperativo moral, especialmente con respecto al cambio climático;

37.

De conformidad con los principios y valores del Olimpismo, la práctica del deporte se debe ejecutar por organizaciones deportivas independientes y autónomas, que cumplan plenamente con las leyes vigentes. Cooperación entre los 27


gobiernos y las instituciones del Movimiento Olímpico en cada área donde se pueden beneficiar mutuamente deben caracterizar la relación entre el deporte y las entidades estatales, de tal manera que la autonomía del Movimiento Olímpico sea respetada plenamente por los gobiernos;

38.

Las relaciones entre el Movimiento Olímpico, los organismos públicos y los Gobiernos, así como aquellas entre todas las organizaciones nacionales pertenecientes al Movimiento Olímpico y sus respectivos gobiernos, deben basarse en el principio del respeto de las leyes aplicables por todos los componentes del Movimiento Olímpico; y al mismo tiempo, tratar de influir en los encargados de formular las políticas públicas, siempre que sea posible, para asegurarse de que leyes y reglamentos nacionales y supranacionales sean consistentes con los principios fundamentales del Olimpismo;

39.

La relación entre el COI y el Comité Paralímpico Internacional (CPI) debe proseguir en beneficio de todas las áreas de interés mutuo. Igualmente, la cooperación con el Comité internacional de deportes para sordos y con las Olimpiadas Especiales debe ser promovida;

40.

En reconocimiento a la enorme tendencia de cambio en la sociedad, el Movimiento Olímpico, debe buscar y considerar el desarrollo de nuevas formas de cooperación con otras organizaciones fuera el Movimiento Olímpico en un espíritu de respeto mutuo, sin renunciar a su visión y valores fundamentales. Para ello debe centrarse en áreas de colaboración tales como: investigación médica y científica, educación y academia, desarrollo sostenible y objetivos sociales y humanitarios;

41.

La legitimidad y la autonomía del Movimiento Olímpico depende de la defensa de los más altos estándares de comportamiento ético y buen gobierno. Todos los miembros del Movimiento Olímpico deben adoptar, como modelo mínimo, los Principios Universales básicos de buen gobierno del Movimiento Olímpico, propuesto por el COI. Todos los miembros del Movimiento Olímpico deben demostrar siempre 28


integridad, responsabilidad y transparencia, así como el más alto nivel de habilidades gerenciales; y deben velar por que en todo momento su situación jurídica sea plenamente consistente con sus actividades y responsabilidades y totalmente compatible con las leyes aplicables vigentes;

42.

Todos los miembros del Movimiento Olímpico deben mantener cuentas anuales de conformidad con las normas contables generalmente aceptadas; garantizar una auditoría independiente o verificación de sus cuentas; adoptar reglas, normas y prácticas en las que aquellos que no puede cumplir con el buen gobierno, pueden perder el apoyo financiero o ser sancionados; adoptar e implementar un código de ética basada en los principios y normas del código de ética del COI; y siempre tratar de proteger y promover a los intereses de los atletas que ellos representan;

43.

Se deben implementar en todas las organizaciones deportivas, a todos los niveles, mecanismos de resolución de disputas, transparentes y mejorados. Todas las disputas que no puedan ser resueltas amistosamente, o a través de arbitraje local o la mediación, deben ser sometidas al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD). Los componentes del Movimiento Olímpico pueden presentar al TAD propuestas y contribuciones con el fin de simplificar, acelerar y reducir los costos legales de los litigios, mientras se respete plenamente la soberanía e independencia del TAB;

44.

Todas las pastes constitutivas del Movimiento Olímpico deben desarrollar y reconocer estructuras y procedimientos democráticos y representativos, incluyendo en sus estatutos la celebración de reuniones generales periódicas y la realización de elecciones democráticas para períodos específicos;

45.

El COI debe evaluar sus criterios de afiliación y los procedimientos de admisión a la luz del desarrollo del deporte y con el fin de fortalecer y mejorar su independencia y autonomía; 29


46.

Como reconocimiento y aceptación de la propiedad de COI de las posesiones Olímpicas, el Movimiento Olímpico debe, en todo momento, contribuir a la protección de las propiedades olímpicas, en particular, el símbolo olímpico y sus emblemas;

47.

El Movimiento Olímpico debe tomar las medidas apropiadas para promover una relación más estrecha entre deporte, cultura y educación a través de los Juegos Olímpicos y los Juegos Olímpicos Juveniles y a través del apoyo y la promoción de las actividades de la Academia Olímpica Internacional, las Academias Olímpicas Nacionales, los Museos Olímpicos y la red de Museos Olímpicos;

48.

Todos los componentes del Movimiento Olímpico deben unirse en el esfuerzo de darle alta prioridad al apoyo de programas para la capacitación de administradores deportivos, entrenadores y el entorno, con el fin de mejorar la calidad y los niveles de servicio;

49.

El Movimiento Olímpico debe buscar formas de ampliar la eficiencia de su modelo de distribución de ingresos.

4: Olimpismo y Juventud Los jóvenes del mundo, de entre quienes saldrán los atletas del futuro, son iguales para el corazón del Movimiento Olímpico. Una comunicación eficaz de los principios fundamentales y valores del Olimpismo a los jóvenes es esencial, y sus beneficios son abrumadores. El Movimiento Olímpico tiene que esforzarse para extender su cobertura y aumentar su influencia sobre los jóvenes en todo el mundo, usando el deporte como catalizador para su educación y desarrollo. Para garantizar una mayor participación en actividad física y deporte y para promover estilos de vida saludables, los gobiernos deben estar comprometidos para intensificar sus esfuerzos para trabajar con organizaciones deportivas y de jóvenes, de tal manera que las actividades deportivas tengan un lugar prominente en los colegios, en todas las edades y en todos los niveles.

50.

Para atender los intereses y aspiraciones de los jóvenes se propone que el COI diseñe una estrategia global para 30


promover y responder a las necesidades y desafíos que enfrentan los jóvenes de todos las condiciones sociales alrededor del mundo. Para alcanzar este objetivo se recomienda que el COI considere establecer la forma más adecuada de diálogo institucionalizado e interactivo;

51.

Todos quienes hacen parte del Movimiento Olímpico tienen que ser más conscientes de la importancia fundamental que la actividad física y deporte representan para un estilo de vida saludable; y no menos importante, en la creciente lucha contra la obesidad; y tienen que llegar a los padres y los colegios como parte de una estrategia para contrarrestar la creciente inactividad de los jóvenes;

52.

El Movimiento Olímpico debe promover el desarrollo y la organización de los programas educativos y deportivos que mejor se adapten a las necesidades de los jóvenes, habiendo identificado previamente esas necesidades;

53.

Los Juegos Olímpicos Juveniles son una oportunidad única en la historia del Movimiento Olímpico moderno para “subir la barra” alrededor del mundo en términos de la implementación de programas educativos y deportivos para todos los jóvenes; y para determinar las acciones a tomar en el futuro, por parte del COI y el Movimiento Olímpico, con respecto a programas educativos y deportivos para la juventud;

54.

El Movimiento Olímpico debe desarrollar e implementar programas para explicarle a las familias y a los padres que, ayudar a sus hijos a elegir una carrera en el deporte de alta competencia, bien vale la pena para su desarrollo y bienestar general;

55.

El Movimiento Olímpico debe aprovechar la oportunidad de los Juegos Olímpicos Juveniles para difundir información sobre programas educativos y culturales y promover iniciativas destinadas a inspirar a los jóvenes del mundo, a las Federaciones Deportivas Internacionales y todas las demás partes interesadas;

31


56.

Todos los componentes del Movimiento Olímpico debe llamar la atención de los gobiernos para renovar, actualizar y construir más escenarios deportivos y destinar más tiempo para la práctica del deporte en todos los colegios, en todas las edades y a todos los niveles; y deben aprovechar todas las oportunidades posibles para comunicar este requerimiento fundamental;

57.

A nivel nacional, clubes deportivos y colegios locales deben cooperar más estrechamente, por ejemplo, desarrollando más eventos deportivos y competencias para jóvenes en todos los niveles;

58.

El Movimiento Olímpico debe elaborar e implementar programas que se extienden más allá de incitar a los jóvenes a practicar el deporte competitivo y que permitan la práctica generalizada de deporte y recreación para convertirse en una constante en los programas basados en el deporte.

5: La Revolución Digital La Sociedad global de hoy es la de la comunicación inmediata. Avances en la tecnología de las comunicaciones han llevado a una nueva era digital, que ha revolucionado el intercambio de información y difusión y que continúa transformando nuestra sociedad en una red global. El Movimiento Olímpico y sus miembros deben ser completamente consientes del impacto de este desarrollo en todas sus actividades. Futuras estrategias y enfoques deben planearse conforme a las nuevas oportunidades masivas y cambios provocados por la revolución digital.

59.

Debe definirse una nueva estrategia para permitir que el Movimiento Olímpico pueda comunicarse más eficientemente con sus propios miembros y las partes interesadas, así como para permitir la eficaz diseminación de información, la difusión de contenido y la interactividad con la población mundial, en particular con la juventud del mundo. Debe ser una estrategia integrada que incluya la cobertura completa de todos los medios de comunicación, y en todos los territorios, de los Juegos Olímpicos, así como el reconocimiento de las nuevas oportunidades para comunicar 32


los principios fundamentales y valores del Olimpismo a través de todos los medios de comunicación;

60.

El Movimiento Olímpico tiene que posicionarse para aprovechar al máximo todas las oportunidades ofrecidas por la revolución digital, la tecnología de la información y los nuevos medios de comunicación, de tal manera que los valores fundamentales, inherentes y los objetivos del Movimiento Olímpico, se reflejen, mientras que los derechos de la COI y la promoción del Movimiento Olímpico sean protegidos;

61.

A fin de difundir los valores y la visión del Olimpismo, el COI y otras partes interesadas del Movimiento Olímpico deben emprender una revisión fundamental de sus estrategias de comunicación, teniendo en cuenta la rápida evolución de la tecnología de la información y, más recientemente, la revolución digital;

62.

El COI y todos los otros componentes del Movimiento Olímpico deben estudiar todas las posibilidades ofrecidas por la revolución digital; garantizar la cobertura más amplia de los Juegos Olímpicos, incluyendo los Juegos Olímpicos Juveniles, así como todos los demás juegos y otras importantes competiciones deportivas internacionales reconocidos por el COI o, a las que el COI ha concedido su aval;

63.

El COI y todos los componentes del Movimiento Olímpico deben prestar especial atención a la oportunidad que brinda las nuevas tecnologías para obtener mayor penetración, exposición y accesibilidad en todo el mundo;

64.

Se recomienda el establecimiento de un Grupo de Trabajo Digital que incluya al COI y otras partes interesadas, con el mandato de optimizar el desarrollo y la explotación de la tecnología digital.

65.

El COI y los componentes del Movimiento Olímpico tienen que reconocer que, a pesar de la aparición de una nueva era digital, la adopción de los diferentes tipos de estas tecnologías se hace a un ritmo distinto en las diferentes 33


regiones y entre diferentes poblaciones. Como parte de su obligación de garantizar la más amplia cobertura posible; es, por lo tanto, importante que se aborde este tema, y que se utilicen las tecnologías apropiadas para garantizar que todos tengan acceso a los Juegos Olímpicos y al Olimpismo en forma legítima y equitativa y que se aborden los temas presentados por la brecha digital.

66.

El Movimiento Olímpico debe fortalecer su alianza con la industria de los juegos para computadores con el fin de explorar oportunidades para fomentar la actividad física y la práctica y el entendimiento del deporte entre la diversa población de usuarios de juegos de computador.

Conclusiones: El Congreso invita al Comité Olímpico Internacional, a todas las Federaciones Internacionales y Comités Olímpicos Nacionales y otras partes interesadas en sus respectivas esferas de competencia, para estudiar y prestar la debida consideración a las recomendaciones del Congreso.

Copenhague, Octubre 5, 2009

34


La Carta Olímpica

Capitulo 1: El Movimiento Olímpico y su actividad . Norma 4:

Congreso Olímpico

El Congreso Olímpico reúne a los representantes de las partes constitutivas del Movimiento Olímpico y se celebra cuando lo determina el COI; es convocado por el presidente del COI; su función es consultiva. Texto de aplicación de la Norma 4

1.

El Congreso Olímpico es convocado por el presidente a instancias de la Sesión, que fijará el lugar y la fecha, y organizado por el COI. El presidente preside el Congreso y determina su procedimiento.

2.

Los miembros, presidente de honor, miembros honorarios y miembros de honor del COI, así como los delegados representantes de las FI y de los CON, asisten al Congreso Olímpico, que puede incluir también a representantes de organizaciones reconocidas por el COI. Además, asisten al Congreso Olímpico los atletas y personalidades invitadas a título personal o representativo.

3.

La comisión ejecutiva del COI establece el orden del día del Congreso Olímpico, después de consultar a las FI y a los CON.

35


Principios fundamentales del Olimpismo

1.

El Olimpismo es una filosofía de la vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu. Al asociar el deporte con la cultura y la formación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo y el respeto por los principios éticos fundamentales universales.

2.

El objetivo del Olimpismo es poner siempre el deporte al servicio del desarrollo armónico del hombre, con el fin de favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana.

3.

El Movimiento Olímpico es la acción concertada, organizada, universal y permanente, ejercida bajo la autoridad suprema del COI, sobre todas las personas y entidades inspiradas por los valores del Olimpismo. Se extiende a los cinco continentes y alcanza su punto culminante en la reunión de los atletas del mundo en el gran festival del deporte que son los Juegos Olímpicos. Su símbolo está constituido por los cinco anillos entrelazados.

4.

La práctica deportiva es un derecho humano. Toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, espíritu de amistad, solidaridad y juego limpio. La organización, administración y gestión del deporte deben ser controladas por organizaciones deportivas independientes.

5.

Cualquier forma de discriminación contra un país o una persona basada en consideraciones de raza, religión, política, sexo o de otro tipo es incompatible con la pertenencia al Movimiento Olímpico.

6.

La pertenencia al Movimiento Olímpico exige ajustarse a la Carta Olímpica y contar con el reconocimiento del COI.

36


Los Congresos Olímpicos I Congreso, Paris, 1894 En el primer Congreso Olímpico, fueron nombradas dos comisiones para discutir los siguientes temas: El amateurismo y sobre todo el restablecimiento de los Juegos Olímpicos. El Presidente de la Segunda Comisión era Demetrio Vikelas, quien, pocos días después, pasó a convertirse en el primer Presidente del Comité Olímpico Internacional. Además de los diversos reglamentos y definiciones sobre el estado de amateurismo, la decisión principal de este Congreso fue la de restablecer los Juegos Olímpicos desde 1896. La primera ciudad en celebrarlos sería Atenas. También se decidió que París acogería la edición de los juegos de 1900. En esta ocasión, el Barón Pierre de Coubertin anunció también la lista de los primeros miembros del “Comité Internacional de los Juegos Olímpicos”, el nombre del COI. En su invitación al Congreso, Coubertin escribió: “Es necesario preservar la nobleza y caballerosidad que caracterizaba a los deportes antiguamente, para que puedan seguir contribuyendo, de manera admirable, a la educación del mundo moderno, como los maestros griegos deseaban… La reforma es necesaria, pero antes de llevarla a cabo debemos debatirla.”

37


II Congreso, Le Havre (Francia), 1897 La labor del Congreso de Le Havre se basó en dos comisiones: Una centró sus estudios en la educación y la salud; y la otra en la práctica del deporte, principalmente en el colegio. Uno de los oradores notables del Congreso fue el padre Henri Didon, a quien se le debe el lema Olímpico: "Citius, Altius, Fortius". Mas lejos, mas alto, mas fuerte. El trabajo y las conclusiones del Congreso se centraron más en el desarrollo de la práctica de deportes y su beneficio para los jóvenes, que en el Movimiento Olímpico por sí mismo; pero esta fue la elección del Barón de Coubertin, quien definió el programa por sí solo y afirmó: “A partir de ese día, ninguno de nosotros (los miembros del COI) volvió a hablar de abandonar o interrumpir nuestro trabajo. III Congreso, Bruselas, 1905 El tercer Congreso continuó con los temas abordados previamente en Le Havre. Esta vez, se crearon tres comisiones, pero el volumen de trabajo fue tan grande que debieron crear subcomisiones. Los diversos temas tratados fueron los siguientes:

1.

Educación: ejercicio físico en la escuela primaria y secundaria y la Universidad y el ejercicio físico para las mujeres;

2.

Intereses deportivos: el ejercicio físico en las zonas rurales, en las ciudades y en el plano internacional;

3.

Cuestiones especiales en educación física, en las instituciones de jóvenes delincuentes o en las colonias por ejemplo.

Además de los dirigentes deportivos, este Congreso se caracterizó por la gran presencia de académicos, médicos, periodistas, científicos y escritores de diversos orígenes.

38


IV Congreso, Paris, 1906 En la mente del Barón de Coubertin, las artes y los concursos de literatura debían vincularse a las competencias deportivas, como en los Juegos de la Antigüedad. Como los tres primeros Congresos, descuidaron este tema, era importante que la relación entre las artes, literatura y deporte fueran el tema central de la edición de 1906. El resultado de las diversas consultas fue la adición de las siguientes cinco competencias artísticas para el programa de los Juegos Olímpicos: música, literatura, pintura, escultura y arquitectura. Los Premios otorgados para estas competencias fueron equivalentes a los que se le otorgaban a los atletas. Las competencias artísticas se organizaron desde 1912 hasta 1948.

V Congreso, Lausana, 1913 Dedicado a la fisiología y la psicología del deporte (en un sentido ligeramente diferente a lo que entendemos por estos términos hoy en día); este Congreso reunió a muchos científicos y diferentes personalidades, como el ex Presidente de los Estados Unidos Theodore Roosevelt. Tres áreas principales de debate ocuparon a los participantes ocupados:

1.

Los orígenes de la actividad deportiva: capacidad natural, instinto deportivo, imitación, el papel de la voluntad;

2.

La continuidad y las modalidades: la posibilidad de crear la necesidad de practicar el deporte;

3.

Resultados: las condiciones del rendimiento deportivo, regulaciones fundamentales del entrenamiento, la actividad deportiva como la semilla de una filosofía práctica.

El número y la diversidad de las intervenciones no le permitieron al Congreso sacar conclusiones o adoptar resoluciones finales. Esta quinta edición, sin embargo, podría pasar a la historia como una reunión científica, de muy alto nivel, sobre deporte. 39


VI Congreso, Paris, June 1914 Para celebrar el vigésimo aniversario del primer Congreso en 1894, esta sexta edición de nuevo tuvo lugar en el anfiteatro de la Sorbona en París. A diferencia de ediciones anteriores, los Comités Olímpicos Nacionales y las Federaciones Deportivas Internacionales participaron activamente en el Congreso. Su tema central lo diferenció de los congresos anteriores, con debates centrados en las regulaciones de los Juegos Olímpicos, el programa Olímpico, y las condiciones de la entrada, admisión y participación. Se decidió que los atletas debían acatar las normas de amateurs de sus respectivas FIs y que los CONs debían garantizar el estatus de amateur de los atletas. Por primera vez, se esbozó un programa de pruebas obligatorias y opcionales para los futuros juegos. VII Congreso, Lausana, 1921 Por segunda vez, en 1921, Lausana fue la sede del Congreso Olímpico. Con una revisión real del programa Olímpico adelantada a sus tiempos, el Congreso se centró exclusivamente en aspectos técnicos relacionadas con los deportes en los Juegos Olímpicos y las reglas generales para organizar el evento. Los temas abordados reflejaron las preocupaciones de las Federaciones Deportivas Internacionales, quienes son los socios, cada vez más estructurados y especiales, del COI -Comité Olímpico Internacional-. 40


Esta Congreso también tuvo un debate sobre la celebración de Juegos Olímpicos de Invierno, aunque este no era su nombre oficial en el momento. La organización de competencias de invierno dejó al criterio del país que acogía los juegos de verano; lo que le permitió a Francia organizar una semana internacional de deportes de invierno en Chamonix en 1924. Este evento se convertiría en los primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la historia. VIII Congreso, Praga, 1925: Dividido en dos sub-Congresos; uno educativo y otro técnico; marcó el final de las actividades de Pierre de Coubertin como Presidente del Comité Olímpico Internacional. La separación en dos partes muy diferenciadas fue también el signo de una marcada tendencia de ese tiempo: por un lado, la falta de interés de las instituciones deportivas en cuestiones educativas y los beneficios del deporte; y por el otro lado, una creciente necesidad de competiciones internacionales para poder tener sus propias reglas y estatutos. El mismo Coubertin admitió que el Movimiento Olímpico se estaba alejando cada vez más del tema de la educación y la cultura a través del deporte, para centrarse en problemas técnicos. Para remediar este problema y dados los pobres resultados producidos por el Congreso de Praga, el ex Presidente del COI decidió establecer la Oficina Internacional de Educación del Deporte. Los temas escogidos por la comisión técnica reflejaron los problemas a los que, en ese momento, se enfrentaban las autoridades responsables de la organización de los Juegos, como por ejemplo:

1. 2. 3. 4. 5.

El Juramento Olímpico; La reducción del programa de juegos El ranking nacional en los juegos; Los derechos y responsabilidades de los diversos jueces; Los costos de viaje de los jueces

41


6. 7. 8. 9.

La organización de los juegos;

10.

La modificación de los reglamentos durante los Juegos;

11.

Las competencias regionales de clasificación para el torneo Olímpico de fútbol;

12.

Aspectos organizativos alojamiento.

Los Juegos Olímpicos de 1928; Los Juegos Olímpicos de invierno; La definición y alcance de los poderes de los CONs';

relacionados

con

transporte

y

IX Congreso, Berlín, 1930: El Congreso Olímpico de Berlín fue el último antes de una interrupción de más de 40 años y se caracterizó por unos debates bastante acalorados. Una de las principales decisiones adoptadas en este Congreso fue la creación de un Consejo Olímpico permanente de delegados de las Federaciones Internacionales, responsable de debatir, con la Comité Ejecutivo del COI, asuntos generales relacionados con las reglas de las competiciones deportivas y la participación en los Juegos. El segundo tema importante de este Congreso fue una vez más la definición y el estado de los atletas aficionados en los Juegos. La principal decisión tomada por los participantes fue la prohibición de compensar a los atletas por la pérdida de salario sufrida debido a su participación en los Juegos Olímpicos. El último punto del orden del día del Congreso de 1930, la construcción de infraestructuras deportivas, fue parcialmente tratado y no condujo a ninguna decisión real. No obstante, de las discusiones de este grupo de trabajo, apareció una visión sobre el equipamiento deportivo que todavía se aplica hoy: la importancia del material deportivo en las zonas urbanas y el alto costo y el uso limitado de la infraestructura deportiva para el deporte de élite. 42


X Congreso, Varna (Bulgaria), 1973 Cuarenta y tres años después de Berlín, el Congreso se trasladó a Varna y estuvo encabezado por el Lord Michael Morris Killanin, elegido Presidente de COI el año anterior. Se llamó el Congreso de Renacimiento. El programa del Congreso se preparó en estrecha colaboración con los Comités Olímpicos Nacionales y las Federaciones Internacionales que esperaban muy ilusionadas el reestablecimiento del Congreso Olímpico. Los tres temas elegidos para estos días de trabajo no corresponde totalmente al título oficial del Congreso: "Deporte para un mundo en paz". Los participantes trabajaron los siguientes temas:

1.

Redefinir el Movimiento Olímpico y su futuro;

2.

Las relaciones entre el COI, las FIs y los CONs;

3.

La idea de Olímpicos.

los

futuros

Juegos

Uno de los méritos del Congreso de Varna fue el acercamiento y la mejora de las relaciones entre los tres componentes principales del Movimiento Olímpico: COI, CONs y FIs. Pero las discusiones también destacaron los problemas que el COI tuvo que afrontar: el gigantismo de los juegos en términos de la organización; el uso, cada vez más frecuente, del doping; y el papel de las mujeres en el movimiento internacional de deportes y su representación en competiciones deportivas. La cuestión del amateurismo, que fue, una vez más, centro de atención, puso de manifiesto las diferencias culturales existentes entre países en lo relacionado a la preparación y formación de atletas de alta competencia, así como la, cada vez más, creciente intervención de los gobiernos en la administración del deporte.

43


XI Congreso, Baden-Baden, (Alemania) 1981 Este Congreso, organizado un año después de los Juegos de Moscú, fue el primero de Presidente Juan Antonio Samaranch. Desde el anterior Congreso en Varna, temas como el dopaje, el mercantilismo, la intrusión de la política, y el profesionalismo, entre otros, han sido confrontados recurrentemente con el Deporte y los Juegos Olímpicos. Los 469 participantes del Congreso tuvieron la oportunidad de proponer soluciones frente a estas intrusiones. La declaración final aprobada por el Congreso se dividió en tres partes, que se pueden resumir así:

1.

El futuro de los Juegos Olímpicos: Solicitaron mantener y fortalecer la cooperación entre las partes constituyentes del Movimiento Olímpico. También pidieron que se hicieran esfuerzos para que los Juegos puedan tener lugar en cualquier parte del mundo para reflejar las tendencias modernas del deporte. Reafirmaron su posición en contra de la participación de atletas profesionales, mientras se comprometen a respetar las exigencias de cada deporte Olímpico.

2.

Cooperación internacional: Fortalecer la lucha contra el dopaje y prestar ayuda a los países en desarrollo a través de Solidaridad Olímpica.

3.

El futuro del Movimiento Olímpico: Reforzar la posición del COI como la guía del Movimiento deportivo mundial, con la asistencia de las Federaciones Internacionales- Fis- y los Comités Olímpicos Nacionales –CONs-. También se pidió que las administraciones deportivos reservaran más lugares para las mujeres y que los Gobiernos reforzaran y desarrollaran la independencia y autonomía de las organizaciones deportivas.

Por primera vez en un Congreso, se dio un papel de observador a los representantes de los medios de comunicación, dándoles definitivamente un lugar dentro de la familia olímpica. 44


XII Congreso, Paris, 1994: Este Congreso de la unidad, también llamado el Congreso del Centenario, en memoria del que se celebró en París en 1894, reunió a 1,687 personas, de los cuales 487 congresistas tomaron la palabra. El trabajo se centró en los siguientes cuatro temas principales:

1. 2. 3. 4.

La contribución del Movimiento Olímpico a la sociedad moderna: El atleta contemporáneo; Deporte en un contexto social; Deporte y los medios de comunicación.

Dada la magnitud de los temas abordados y los debates e intercambios que tuvieron lugar en esta ocasión, el Presidente Juan Antonio Samaranch, creó una Comisión de estudio responsable de explotar al máximo los resultados obtenidos por los participantes. El informe aprobado contenía 18 propuestas de enmiendas a la Carta Olímpica, 16 propuestas de resolución y un proyecto de decisión. Entre estas propuestas estuvieron varias ideas pioneras, en particular, sobre el medio ambiente, desarrollo sostenible y la promoción de la paz. Otras recomendaciones incluyeron mejorar la cobertura de medios de comunicación de los Juegos en los países en vía de desarrollo y el fortalecimiento de la posición de los atletas y entrenadores dentro del Movimiento Olímpico. También hubo propuestas para establecer programas de actividades para promover el Deporte para Todos y para alentar a las mujeres a practicar deporte.

45


Los Congresos Olímpicos

Restablecimiento de los Juegos Olímpicos

I

París 1894

II

El Havre 1897

Higiene y pedagogía deportivas

III

Bruselas 1905

Educación física y deportiva

IV

París 1906

V

Lausana 1913

VI

París 1914

Reglamentación olímpica

VII

Lausana 1921

Reglamentación olímpica

VIII

Praga 1925

Pedagogía deportiva

IX

Berlín 1930

Reglamentación olímpica

X

Varna 1973

Deporte para un mundo en paz

XI

Badén1981 Badén

XII

París 1994

XIII Copenhague

2009

Arte, literatura y deporte Psicología y fisiología deportivas

Unidos por y para el deporte La contribución del M.O. a la sociedad El Movimiento Olímpico en la Sociedad

46

XIII Congreso Olímpico por CEVillegas E  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you