Issuu on Google+

97

CIENCIA

EL NUEVO DÍA MIÉRCOLES, 14 DE NOVIEMBRE DE 2007

EDITOR : JOSÉ JAVIER PÉREZ OTERO : ciencia@elnuevodia.com

No mates la cucaracha El temido insecto le hace bien a los ecosistemas

INSECTOS ASOMBROSOS

POR ROSA AMELIA FRANQUI RIVERA Especial para El Nuevo Día

Sin embargo han sobrevivido por más de 350 millones de años los embates de la naturaleza y más recientemente los esfuerzos del hombre moderno para deshacerse de ellas. Las cucarachas han existido muy exitosamente y relativamente inalteradas por aproximadamente 400 millones de años debido a su revolucionaria biología. Son omnívoras y se encuentran entre los insectos más cosmopolitas del planeta, siendo más abundantes en las zonas tropicales. Dependiendo de la especie pueden habitar en cuevas, bosques, desiertos, hormigueros, nidos de aves, hábitats humanos e incluso algunas especies son semiacuáticas. Su cuerpo ovalado y aplanado está bien adaptado para correr y escurrirse en aperturas estrechas. Muchas especies tienen órganos especiales que producen químicos irritantes con los cuales rocían a sus atacantes. Otras ninfas y adultos de cucarachas producen un pegamento en su abdomen, la cual adhieren a las patas de hormigas y escarabajos, previniendo el ataque de los mismos. Muchas de las especies pueden sobrevivir días o semanas sin alimento o agua, y pueden sobrevivir hasta tres meses sólo con agua. Las cucarachas usan mayormente el sentido del tacto para percibir su ambiente, utilizando sus antenas. Estas tienen unos pelos receptores para ese propósito. También utilizan unas espinas en las patas y el cuerpo para la misma función. No tienen oído, ellas responden a movimientos de aire y vibraciones del suelo las cuales son detectadas por pelos en su cuerpo y en los cercos (sensilas sensoriales al final del abdomen).

NADIE LAS QUIERE.

INJUSTA SU MALA REPUTACIÓN

Están asociadas a los asentamientos humanos alrededor del mundo, escondiéndose de día en grietas y hendijas y emergiendo de noche para buscar comida y agua. Se les asocia usualmente a condiciones insalubres y pueden cargar una gran cantidad de patógenos humanos en sus cuerpos. Los restos descompuestos de sus

Nota aclaratoria

ARCHIVO / RICARDO ARDUENGO

Por error, en la historia “Cambia el mapa en 100 años” publicada el lunes se publicó la fecha 2016 cuando debió publicarse 2106.

LA CUCARACHA cavernícola puertorriqueña habita en las cuevas y es considerada un fósil viviente.

cuerpos y heces fecales son una fuente importante de alérgenos domésticos que pueden causar alergias respiratorias a personas sensitivas. A pesar de su mala reputación, sólo una docena de las cerca de 4,000 especies que existen a nivel mundial son plagas de importancia en hábitats humanos. Por el contrario, las cucarachas han probado ser herramientas muy útiles en la investigación, particularmente en la fisiología y toxicología de insectos así como en el campo de la robótica. Así las cosas, estos insectos son realmente una plaga estética. La Blatella germanica (cucaracha alemana) es la especie que da a todas las demás cucarachas su mal nombre. Son incapaces de sobrevivir en localidades lejos de los seres humanos o sus actividades. Adulteran con sus heces fecales y secreciones defensivas los alimentos o productos de alimentos, y transportan y a menudo albergan organismos patogénicos que pueden causar alergias severas. Además, algunos científicos sugieren que las infestaciones de la cucaracha alemana pueden causar estrés psicológico en los humanos y que el estigma

asociado con sus infestaciones altera el comportamiento de las personas. RECICLADORAS

La mayoría de las cucarachas son descomponedoras de los materiales orgánicos, reciclándolos en nutrientes que pueden ser usados por otras plantas o animales. Además, son capaces de desarrollar memoria a largo plazo, a través de asociaciones visuales y olfativas. Recientemente estudios científicos realizados con la Leucophaea maderae (cucaracha fatula) han demostrado que su habilidad para aprender está asociada con su reloj biológico. Las pruebas de laboratorio demostraron una mayor capacidad de aprendizaje durante la noche cuando las mismas están más activas. Estas y otras características las han convertido en los modelos preferidos para el diseño en el campo de la robótica. La autora es catedrática del Recinto Universitario de Mayagüez y coordinadora del Proyecto del Museo de Entomología y Biodiversidad Tropical de la EEA-RUM.

Toda una velocista

La cucaracha americana es uno de los insectos mas rápidos, capaz de alcanzar una velocidad de 32 pulgadas por segundo o alrededor de 1.8 millas por hora. Esto puede parecer lento, pero cuando se lleva a la escala humana equivale a una velocidad de casi 200 millas por hora.

Nombre científico: Periplaneta americana Tamaño real

Antenas filiformes

Cabeza

Cercos Patas cursoriales Fuente: Dra. Rosa Amelia Franqui, entomóloga

Evelio Cortés / El Nuevo Día


NO MATES LA CUCARACHA