Issuu on Google+

101

CIENCIA

EL NUEVO DÍA MIÉRCOLES, 19 DE DICIEMBRE DE 2007

EDITOR : JOSÉ JAVIER PÉREZ OTERO : ciencia@elnuevodia.com

Culto

a lo desconocido

NOTA DEL EDITOR:

Primero de dos artículos sobre los insectos en la religión POR ROSA AMELIA FRANQUI RIVERA Especial para El Nuevo Día

DESDE LOS ALBORES de la humanidad

los insectos han capturado nuestra imaginación influenciando nuestros pensamientos, sueños y miedos. Esta influencia ha impactado casi todas las facetas de la actividad humana, moldeando así aspectos culturales de las sociedades humanas. A pesar de las diferencias obvias, los insectos se parecen y comportan bastante como seres humanos, sirviendo de modelos de amistad, enemigos, maestros y de entretenimiento. Por lo que no es sorprendente el rol de los insectos en las tradiciones orales y escritas a través de la historia que van desde los cuentos folclóricos hasta las escrituras sagradas de las religiones más prominentes en el mundo. MITOLOGÍA ENTOMOLÓGICA

Los insectos han sido usados simbólicamente por diferentes religiones a través del mundo y predominan en los mitos de creación de muchas culturas.

INSECTOS ASOMBROSOS

Los escarabajos juegan un papel protagónico en los mitos de creación de dos tribus norteamericanas. De acuerdo al mito Cherokee, el escarabajo buceador jugó un papel muy importante en la creación del mundo al traer la INIALMAS primera tierra al mundo cuando éste se M La mitología entoencontraba cubierto de agua. El com- mológica comúnportamiento del escarabajo bombarde- mente envuelve ro el cual levanta su abdomen al pararse transformaciones de en su cabeza cuando son perturbados seres humanos en seres insecto-humaes explicado en un mito creacionista de noides, la adquisilos Cochiti del Suroeste Americano. ción de almas por El escarabajo tenía la responsabilidad los insectos y la de transportar una bolsa con estrellas deificación de de inque debían ser cuidadosamente colo- formas sectos. cadas en el firmamento. Pero un descuido del escarabajo resultó en el esparcimiento de las estrellas en lo que es la Vía Láctea. Por ello fue castigado con ceguera y hoy en día expresa su vergüenza escondiendo la cabeza cada vez que se le acercan. Las luciérnagas juegan un papel importante en la mitología de Maya y Azteca. En el mito Maya los gemelos tenían que mantener dos cigarros prendidos toda la noche por lo que sustituyeron las puntas de los mismos con luciérnagas para burlar a sus captores. Los aztecas creían que las luciérnagas eran brujas o ma-

EL ROL DE LOS INSECTOS en las tradiciones orales y escritas a través de la historia van desde los cuentos folclóricos hasta las escrituras sagradas.

gos que volaban de noche arrojando fuego de sus bocas y cabezas. De acuerdo a los Apaches de Nuevo Méjico, el fuego proviene de una hoguera mística que encendieron las luciérnagas. Un interesante mito Tahltan de la Columbia Británica narra que el gusano barrenador de la madera (larva de un caculo) y el mosquito vivían juntos. El primero observó que el mosquito siempre llegaba harto de tanta sangre que había consumido y le pregunto de donde la sacaba a lo cual el mosquito contestó que de los árboles. Desde ese entonces el gusano barrenador y sus descendientes barrenan la madera en busca de sangre. Los Algonquin de Canadá tienen una historia sobre como las abejas, y avispas consiguieron su aguijón. Hace mucho tiempo las abejas no tenían

aguijón y otros animales robaban su miel por lo que morían de hambre. Entonces apelaron al Gran Espíritu dándole este un aguijón para que pudieran protegerse, las avispas también recibieron un aguijón al reclamar ser primas de las abejas. En otra leyenda la laboriosidad de las abejas se usa como un tema moral. La historia se refiere a dos tribus vecinas una muy laboriosa y sabia, la otra se dedicaba a jugar, cantar y bailar todo el día. El Gran Espíritu al observar este comportamiento convirtió a la tribu trabajadora en abejas y la holgazana en mosca, por ello las abejas vuelan de flor en flor comiendo polen y néctar, mientras que las moscas comen sobras de alimento como castigo a su vagancia. La autora es catedrática del Recinto Universitario de Mayagüez y coordinadora del Proyecto del Museo de Entomología y Biodiversidad Tropical de la EEA-RUM.

FOTOS / SCOTT BAUER / DEPARTAMENTO DE AGRICULTURA FEDERAL

Los insectos han moldeado por siglos la vida de los humanos


CULTO A LO DESCONOCIDO