Issuu on Google+

MEDITACIONES para la prรกctica del Chikung= Reiki Combat /Reiki Jutsu.

Las meditaciones que aparecen en este documento estรกn inspiradas en el maestro de Reiki Ryoho y presidente de la federaciรณn europea de Reiki: Victor Manuel Fernรกndez Casanova.


NUTRIR EL TANTIEN MEDIO CON LAS ENERGÍAS DEL CIELO Y LA TIERRA.

De pie o sentados cerramos nuestros ojos. Alineamos nuestra estructura con el canal central: la espalda tiene que estar recta y relajada. Hacemos un micro-clic en nuestras rodillas Metemos el sacro hacia adentro Colocamos la lengua en la parte superior del paladar Relajamos hombros y mandíbulas y comenzamos a soltar con la ayuda de la respiración, todas las tensiones acumuladas en este momento, en el aquí y en al ahora. Ponemos nuestra atención en el segundo tantien (almacén de chi, energía vital), lo imaginamos y sentimos como un pequeño sol de color dorado, situado entre la espalda, el ombligo y los riñones. Seguidamente imaginamos y sentimos con la ayuda de nuestra respiración y el poder de nuestra imaginación que desde el tantien sale un rayo de luz que atraviesa el chakra base ( localizado entre el pirineo y el ano) , nuestras piernas y plantas de los pies se alargan hacía abajo y de ellas nacen unas fuertes raíces vibrantes y poderosas que se hunden y nos conecta con el centro de la tierra y le enviamos un gran una sonrisa llena de agradecimiento por permitirnos vivir en ella, nutriéndonos y protegiéndonos.


Ahora volvemos al centro de nuestro pequeño sol, situado en el tantién medio y Con la ayuda de la siguiente respiración, visualizamos y sentimos como desde el tantién sale un rayo de luz que recorre nuestro cuerpo de cintura hacía arriba hasta atravesar la parte superior de la cabeza y nos alargamos hacía el cielo. Imaginamos que desde nuestra chakra coronilla, este rayo de luz nos estira y nos eleva para conectarnos con las energías celestes y con la estrella polar. Nuestro cuerpo se vuelvo ligero y sutil. Sonreímos al padre cielo y le damos las gracias mentalmente por cuidarnos y enviarnos su divina inspiración. Volvemos a nuestra tantién medio, para repetir las conexiones cielo y tierra. Se hará un ciclo entre 9 y 36 conexiones. RESPIRACIÓN SIN FORZAR, NATURAL POR LA NARIZ. Cuando hayamos practicado durante unos meses la conexión cielo y tierra, podemos avanzar en la práctica, jugando con las inspiraciones, retenciones y exhalaciones. Usa tu intuición e imaginación para crear tus propias conexiones cielo y tierra Os dejo un ejemplo de cómo las yo las práctico. Al inspirar dirigimos nuestra atención mental en el tantien, haciendo una retención de unos tres segundos y en la exhalación comenzaremos a visualizar un rayo de luz que sale del tantien medio y que atraviesa nuestro chaka base, las piernas y la plantas de los pies, a la vez que aprovechamos esa exhalación para descargar a la madre tierra, todas las tensiones y emociones dañinas que tengas en ese momento y conectamos con las energías telúricas que van ayudarnos a reciclarlas y purificarlas. En la inspiración sentimos como esta luz cargada de energías de sanación telúricas, asciende por las plantas de los pies y las piernas hasta llegar a nuestro segundo tantien de nuevo, sintiéndonos con cada inspiración totalmente renovados. Hacemos un ciclo de respiraciones entre 6, 9,18 o 36, trabajando con la energía ying que nos ofrece la madre tierra. Hacemos una pequeña retención (tres segundos) y siente como tu tantien se calienta y brilla con más fuerza. Puedes colocar tus manos sobre el tantién para sentir su energía cargada. Repite este ciclo tres veces o hasta que te acostumbres y te salga de una manera natural.


Después practicas con la inspiración. Al inspirar el aire, siente como la luz del tantien ( cargadas de energías de sanación telúricas) se expanden por todo tu cuerpo y se elevan hasta llegar a la parte superior de tu cabeza y al soltar el aire, ese rayo de luz atraviesan tu coronilla para conectarte con las energías del cielo, energías yang Repite este ciclo tres veces o hasta que te acostumbres y te salga de una manera natural. Después nos visualizamos como un canal central puro y cristalino donde la unidad de las energía ying y yang se han unido y superando la dualidad, fluimos en paz y armonía, expandiendo energía dorada desde nuestro tantien hasta que podamos sentir como nuestro canal central se en convierte un canal de cristalina limpia y pura de la más alta vibración: ENERGÍAS REIKI Al principio realizar 9 o 18 ciclos de respiraciones. Equilibramos a continuación las energías YING Y YANG con la práctica: TIGRE Y DRAGÓN SE JUNTAN.

Nos frotamos las manos treinta y seis veces, las colocamos a la altura del plexo solar y nunca más abajo o encima del ombligo. Los dedos deben estar estirados pero sin tensión.


Imaginamos una bola de luz llena de energías de sanación entre las palmas de las manos y al inspirar esa bola se hace más grande al mismo tiempo que tu tantien se expande y al soltar el aire, se hace más pequeña, y tu tantien se contrae. Como si fuera un latido, al inspirar, el tantien y la bola de luz que tenemos entre las manos se hace cada vez más grande y al soltar el aire se compacta. Realizamos el ejercicio en un ciclo de 9,18 o 36 respiraciones. Al principio cuesta porque no conseguimos centrar nuestra mente en la práctica pero a medida que vayamos practicando, nos daremos más cuenta de los maravillosos beneficios que nos aporta trabajar con la energía universal. SI ERES GENEROSO CON LA ENERGÍA UNIVERSAL, LA ENERGÍA UNIVERSAL SERÁ GENEROSO CONTIGO. LIMPIAR CON LA BOLA DE LUZ, TODAS LAS EMOCIONES Y TENSIONES QUE NOS HACEN DAÑO Y NOS MOLESTAN.

Este ejercicio te ayudará a limpiar las energías negativas que se estancan en nuestros órganos internos. Nos ayudará a calmar la ansiedad debido a que esta práctica nos proporciona una agradable relajación muscular y mental. El exceso de energía mental, es de naturaleza YANG, la descargamos a la tierra que al ser de YING, la recibirá de una forma muy receptiva para reciclarla y esto nos aliviará de todas las tensiones que nos molestan. Adoptamos la posición básica: De pie, con los hombros relajados, la cabeza alineada con la columna vertebral y estirada hacía el cielo y los brazos separados del cuerpo, flexionamos ligeramente las rodillas y cerramos los ojitos.


Mentalmente enviamos todo el peso del cuerpo hacía las plantas de los pies. Dirigimos nuestra atención mental a la respiración. Con cada respiración te sientes más tranquilo y relajado. Mentalmente realizamos conexión cielo y tierra. Tratamos de localizar y sentir alguna tensión que tengamos o emoción negativa que nos afecte. Por ejemplo, si nos sentimos tristes podemos visualizar manchas oscuras en los pulmones. Realizamos nueve respiraciones abdominales, pausada y tranquilamente, elevamos los brazos por encima de nuestra cabeza, las palmas de las manos se miran e imaginamos como si entre ella hubiera una bola de luz blanca y cristalina. Nos conectamos con las energías de las estrellas y planetas del universo, imaginando como desde el universo, millones de partículas luminosas se dirigen hacia nosotros y se concentran en nuestras manos, formando una maravillosa esfera luminosa, una bola de luz de la más alta vibración que va a limpiar todo nuestro interior y limpiar manchas oscuras Inspiramos por la nariz al mismo tiempo que hacemos descender la bola hacia nuestro cuerpo, acompañándola con nuestras manos seguimos inspirando hasta que lleguemos al chakra de la coronilla y podremos sentir algún tipo de sensación que nos indicará que la energía está penetrando por el canal central. Al llegar al chakra de la garganta hacemos una pequeña pausa y comenzamos poco a poco a soltar el aire por la nariz. La punta de la lengua deberá tocar la parte superior del paladar para cerrar el circuito energético por el canal central Continuamos arrastrando la bola de luz hacía abajo y mientras que vamos exhalando, sentimos como nos va limpiando la bola de luz, las tensiones y emociones dañinas. Visualizamos que las manchas oscuras van desapareciendo con nuestras exhalaciones. Realizamos un ciclo entre 9, 18,36 respiraciones con la bola de luz. Al finalizar el ejercicio nos sentiremos totalmente purificados y renovados gracias a nuestro trabajo con la energía universal que es sanadora e inagotable. Pide a la energía universal y ella te lo dará.


No seas taca単o con ella e intentar formar una gran bola de luz que te haga una limpieza total.


MEDITACIONES PARA COMENZAR CHIKUNG