__MAIN_TEXT__

Page 1

Una publicación de la Asociación Colombiana de Cooperativas, Ascoop - Valor suscripción $40.000 - 18 - Licencia Mingobierno 00343 de 1979 - TPR No 2014-425 4-72 - Vence Diciembre de 2014 - ISSN 0121-8271

REVISTA DE INTEGRACIÓN Y PENSAMIENTO COOPERATIVO - EDICIÓN 114 - Abril de 2014

XXIX Jornada de Opinión Cooperativa


COOVITEL

Cooperativa Empresarial de Ahorro y Crédito

Línea de Atención Gratuita Nacional 01- 8000 - 967474

www.coovitel.coop


PRESENTACIÓN

E

.ste es un año de importantes desafíos y oportunidades para el Cooperativismo Colombiano. Por una parte, está en marcha el proceso de paz con las Farc, que luego de las elecciones presidenciales podría adquirir una dinámica más intensa. El acuerdo logrado en el primer punto de una agenda de cinco, reconoce la necesidad de “estimular la economía solidaria y cooperativa, para promover el desarrollo rural” del país en el escenario del posconflicto. Hay en esa frase lo que hemos denominado “un reto, un compromiso y una oportunidad”. Para responder a ellos, el cooperativismo tiene que encumbrarse, asumir su grandeza y presentar al país sus logros y sus propuestas. Por otra parte, Ascoop acaba de formular su Plan Estratégico 2014-2020, alineado con el Plan para una Década Cooperativa- Desafío 2020 de la ACI, asumiendo el reto que el Plan propone: convertir al cooperativismo en el modelo de empresa de más rápido crecimiento en el mundo, como una alternativa distinta, humana y solidaria de hacer empresa y de satisfacer las necesidades de los individuos en tanto miembros de colectivos sociales. Dentro de este enfoque, el gran propósito de Ascoop es promover el modelo de gestión cooperativo para que sea el preferido por la gente, para lo cual se establecen cinco ejes estratégicos: Participación e Integración, Indecencia, Educación y Comunicación, Desarrollo Empresarial y Fortalecimiento Institucional. En desarrollo de este marco estratégico, Ascoop viene implementando estrategias como el Movimiento Pedagógico Cooperativo, la Red de Comunicadores Cooperativos y el Plan de Incidencia Cooperativa, los cuales son tema de esta revista en su sección de Actualidad. La Jornada de Opinión Cooperativa de este año se articula tanto a nuestro plan estratégico como a la coyuntura descrita de los diálogos de paz y propone recoger las experiencias cooperativas y sistematizarlas en un conjunto de lecciones desde el cooperativismo para aportar a un país en paz y desarrollo. Así, el Informe Especial de esta edición de Colombia Cooperativa se dedica al análisis de las relaciones entre cooperativismo, desarrollo rural y posconflicto, a la luz de las experiencias internacionales y las realidades históricas del cooperativismo colombiano. Las secciones de Nuestras Asociadas y de nuestra filial Gestando contribuyen a la presentación de experiencias que demuestran la pertinencia y la potencia del modelo cooperativo para solucionar necesidades socioeconómicas de las personas con un espíritu de solidaridad y equidad, que es justo lo que demanda el desarrollo rural y local de nuestra Colombia. Comité de Comunicaciones


Colombia Cooperativa es una publicación de Ascoop Asociación Colombiana de Cooperativas Edición N° 114 www.ascoop.coop - ascoop@ascoop.coop Licencia Mingobierno 00343 de 1979 Tarifa Postal Reducida Nº 2014 -425 -4 72 Vence Dic. de 2014 ISSN 0121-8271 Consejo de Administración Principales Carlos Mario Zuluága Pérez, Farid Antonio Baene Ferez, Fabio Chavarro González, Esteban Cobo Vásquez, David Alberto Díaz Prada, Eliécer Polanco Núñez, Edinson Castro Alvarado, Roselino Ávila Vaca, Yolanda Reyes Villar. Suplentes Gloria Isabel Alonso Ramírez, María Patricia Rodríguez Niño, Maritza Guerrero Romero, Faxin Pabuena Peña, Myriam Martínez Suescún, Nicolás González Herrera, Mónica Luna Cataño, Rebeca Beleño Díaz, Darío Velásquez Hurtado. Junta de Vigilancia Principales Víctor H. Camacho Correa, Mónica María Jiménez Zapata, Danilo Castillo Leal. Suplentes Jaime Parra Varela, Juan Coba Bueno, Francisco Sánchez Motta.

Contenido Presentación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Otras voces cooperativas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Editorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 Informe Especial Lecciones desde el cooperativismo,para un país en paz y desarrollo. . . . . . . . 5 Las cooperativas, el desarrollo rural y la construcción de paz. . . . . . . . . . . . . 6 El futuro del país atraviesa el camino de la solidaridad y el cooperativismo. . . 8 Las cooperativas y los procesos de paz en Latinoamérica. . . . . . . . . . . . . . . 14 Cooperativismo y desarrollo local en Santander. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

Actualidad

Revisor Fiscal Luz Marina Jiménez Gómez

Nuestra propuesta: educación para la vida, con cooperación y solidaridad .. 22

Suplente Edgar Cuestas R.

Nuestras Asociadas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28

Comité de Comunicaciones Yolanda Reyes, Rebeca Beleño, Maritza Guerrero, Mónica Luna, Francisco Sánchez Miembros Honorarios Francisco de Paula Jaramillo Carlos Uribe Garzón Luis Arturo Muñoz Carrasco Francisco Luis Jiménez Director Ejecutivo Carlos Ernesto Acero Sánchez Realización Editorial Fernando Chaves Valbuena Director de Comunicaciones comunicaciones@ascoop.coop Carlos Ernesto Acero Sánchez director@ascoop.coop José Miguel Hernández Convenio Cometa Cooperativa - Ascoop Diseño y Diagramación Daniel Navas Contreras Fotografía Oficina Comunicaciones Ascoop Colaboradores Rafael Zavala Gómez, Darío Castillo Sandoval, Manuel Mariño, Héctor Córdova, Eduardo Carreño, Édgar Jiménez, Antonio Salcedo, Luis Heberto Páez Publicidad, distribución y suscripciones Claudia Andrea Sánchez colombiacooperativa@ascoop.coop Impresión Linotipia Martínez SAS ASCOOP Transversal 29 No. 36-29 PBX: 3683500 LO EXPRESADO POR LOS COLABORADORES Y COLUMNISTAS INVITADOS NO COMPROMETE LA OPINIÓN DE ASCOOP. LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTA EDICIÓN PUEDEN SER REPRODUCIDOS CITANDO LA FUENTE.

Artículo Gestando . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 Columna Junta de Vigilancia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 Columna Refiascoop . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 Notas cooperativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 Crucigrama. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40


EDITORIAL

Para un país en paz y desarrollo

Lecciones desde el cooperativismo colombiano Hablar de las ventajas y los beneficios que ofrecen las cooperativas resulta un ejercicio agradable y propositivo, pues permite mostrar –informar- sobre lo que éstas son y hacen permanentemente para atender las necesidades y aspiraciones de las personas al ofrecer soluciones siempre al alcance de los asociados y sus familias. Sin embargo, es muy común encontrar que los mismos asociados –dueños, gestores y usuarios a la vez– no conocen al detalle los beneficios que ofrece su cooperativa. ¡Sorprendente verdad! Otros, aún conociéndolos, usan poco esos servicios y por tanto se benefician menos de este ejercicio de la solidaridad y la cooperación económica. Si lo anterior ocurre dentro del sector, es más común y preocupante reconocer que, por fuera, entre la comunidad, la academia, la opinión pública, la clase política y los funcionarios públicos, el nivel de conocimiento e información sobre el cooperativismo y las cooperativas es mínimo. Lo común es encontrar errores o vacíos conceptuales, apreciaciones descontextualizadas, estereotipos o imaginarios que no ayudan a formar una idea apropiada en torno al papel que tiene las cooperativas en el desarrollo social, económico, cultural y ambiental del país. Esa situación nos mueve a adelantar una tarea de capital importancia. Mostrar lo que las cooperativas hacen en Colombia desde hace 84 años y que en la actualidad les permiten atender las necesidades y aspiraciones de 5.8 millones de asociados directos y casi 20 millones de beneficiarios totales, si tenemos en cuenta al núcleo familiar al cual llegan los servicios cooperativos de educación, bienestar, recreación, seguros, salud, vivienda, ahorro, crédito, trabajo, emprendimiento, movilidad, desarrollo agrario, liderazgo, entre otros componentes. Muchas cooperativas actúan desde hace tiempo con la lógica que hoy escuchamos será la que prime durante el posconflicto armado. Nos corresponde entonces contribuir con nuestras Lecciones aprendidas y aplicadas por décadas para ayudar a construir ese país en paz y desarrollo del que tanto se habla y que necesitamos organizar ya para bien de nuestros hijos. La XXIX Jornada de Opinión Cooperativa que impulsa A scoop va orientada en esa dirección. Promover entre las cooperativas colombianas la necesidad de contar esas experiencias de organización social, creación de empresas de propiedad colectiva y gestión democrática, a través de las cuales se superan las condiciones de desigualdad e inequidad, se crean oportunidades de desarrollo, trabajo y prosperidad en condiciones de igualdad, se construyen organizaciones basadas en valores y se promueve una gestión que impacta a la comunidad y que se mide año tras año en sus impactantes balances sociales, puestos como ejemplo de lo que puede hacer la gente cuando coopera y hace evidentes los beneficios de la ayuda mutua y la autogestión con responsabilidad social y compromiso con la comunidad. La intensión de consolidar esas experiencias, organizarlas en forma sistemática, reconocer en ellas las mejores prácticas de la solidaridad económica, ponerlas a disposición del sector y de la sociedad como ejemplos para seguir e informar públicamente sobre los impactos sociales, económicos y culturales de nuestro modelo, han servido de inspiración y estímulo para construir esta información. Estas Lecciones serán recogidas en un libro cuya presentación, a mediados de agosto, apoyará la estrategia de comunicación sectorial y servirá de soporte para la definición de las líneas de política pública que se promoverán ante el próximo gobierno nacional, a través del plan nacional de desarrollo, ante el Congreso de la República, que deberá cimentar la base legal de un país en paz y desarrollo, y ante los generadores de opinión y medios de comunicación a quienes desde ya invitamos a revisar su mirada e incluso a ponerla por primera vez en este modelo de gestión ampliamente probado en nuestro país y con gran reconocimiento y resultados a nivel mundial como actor e instrumento de desarrollo, bienestar y prosperidad colectivos. Carlos Ernesto Acero Sánchez Director Ejecutivo Ascoop


OTRAS VOCES COOPERATIVAS Buen Gobierno Cooperativo Gran acogida tuvo el artículo publicado en nuestra anterior edición sobre el Buen Gobierno Cooperativo, en respuesta a la Circular No. 005 de la Supersolidaria, que sugería incorporar un código de buen gobierno corporativo en las empresas cooperativas. El artículo destacaba que las cooperativas ya tienen un código de buen gobierno: el Estatuto Cooperativo, basado en la declaración de principios del cooperativismo, e invitaba a la Supersolidaria a “generar espacios de concertación que valoren las buenas prácticas de la gran mayoría de nuestras empresas”.

Cara a cara con la Supersolidaria El Consejo de Administración de Ascoop se reunió con el Superintendente Delegado para la Actividad Asociativa Guillermo León Hoyos con el fin de tratar distintos temas que afectan al sector. Los dirigentes cooperativos fueron enfáticos en solicitar al Gobierno Nacional que se comprometa en la defensa de las cooperativas verdaderas y señale como “falsas cooperativas” a las empresas que usan indebidamente la denominación de cooperativa para especular en el mercado crediticio. Hasta el sol de hoy…

El periplo de Castillo Al nuevo Director Ejecutivo de Confecoop lo esperaba la papa caliente de las especulaciones en el mercado crediticio. Consciente de que la información sobre el tema estaba siendo manejada con ligereza por algunos periodistas, convocó una rueda de prensa y se lanzó a una ronda de medios para explicar que el modelo cooperativo y el movimiento cooperativo gozan de buena salud y de buenas prácticas y que las empresas comprometidas son falsas cooperativas que no cumplen ni los requisitos de ley ni los principios cooperativos para ser cooperativas.

Un susto llamado NIIF La presentación del Plan para la implementación de las NIIF, cuyo plazo vencía el 28 de febrero, puso a volar a las cooperativas del país, aún confundidas con la medida. En el ocaso de la víspera, el 27 de febrero, alguien escuchó los clamores del cooperativismo, que habían liderado Ascoop y Confecoop, y el plazo fue corrido hasta el 30 de abril. Ojalá el

A veces llegan cartas También ha sido objeto de muy buenos comentarios la carta pública que el Director Ejecutivo de Ascoop Carlos Ernestos Acero dirigió a la Superintendente de la Economía Solidaria, en relación con el caso de las libranzas y la especulación crediticia, pidiéndole terciar en defensa de las cooperativas legales y cumplidoras de la normatividad. La Superintendencia asumió la misiva con diplomacia.

30 no estemos en los mismos afanes.

Otra vez protagonistas del fútbol Al cierre de esta edición el equipo de fútbol profesional de la Equidad volvía a ser protagonista de primer orden y estaba clasificando al octogonal final, en la quinta posición, luego de ganarle otra vez a Nacional en Medellín. Cuando vuelva a circular Colombia Cooperativa, en julio, esperamos estar celebrando algo grande.


Lecciones desde el cooperativismo,

para un país en paz y desarrollo • ¿Por qué debemos pensar desde el cooperativismo en un país en paz y desarrollo? • ¿Por qué pensar que desde el cooperativismo podemos profundizar en nuestras experiencias y extraer lecciones pertinentes para consolidarnos y para aportar a la paz y el desarrollo de nuestro país? Estas y muchas preguntas, pertinentes desde siempre para el movimiento cooperativo colombiano, ganan hoy una importancia especial porque el avance en el proceso de paz en La Habana reconoce en su primer acuerdo la necesidad de estimular la economía solidaria y cooperativa, para promover el desarrollo rural del país. Por eso dedicamos este número de Colombia Cooperativa a examinar el rol del cooperativismo en el desarrollo rural y local y en los escenarios de posconflicto. En Ascoop abordamos la búsqueda de lecciones desde el cooperativismo para la paz y el desarrollo a través del ejercicio de la Jornada de Opinión Cooperativa. El representante de la FAO en Colombia, Rafael Zavala Gómez del Campo, hace una radiografía del cooperativismo rural en el mundo y sostiene que el logro de la paz en Colombia requiere el desarrollo de las cooperativas. El Director Ejecutivo de Confecoop, Darío Castillo Sandoval, hace un recorrido por las realidades actuales del cooperativismo, la economía global y la política, y dice que la construcción de la paz en Colombia debe ir de la mano con la formulación de una política pública de cooperativismo. Manuel Mariño, Subdirector Regional de Cooperativas de las Américas, y Héctor Córdova, Gerente Corporativo de la Federación de Asociaciones Cooperativas de El Salvador, hacen una revisión sobre el papel del cooperativismo en las experiencias de conflicto y posconflicto en Centroamericana, con énfasis en Salvador. Finalmente, el dirigente cooperativo de Santander Eduardo Carreño nos muestra un ejemplo contundente de cómo una cooperativa jalona el desarrollo integral en las comunidades locales de su área de actividad.

Informe Especial


Cooperativa

Informe especial

Posconflicto:

reto, oportunidad y compromiso del cooperativismo El muy posible escenario de posconflicto ofrece al movimiento cooperativo un reto, una oportunidad y un compromiso que proponemos afrontar con nuestras lecciones de cooperativismo

2

014 es un año especial: Colombia avanza en la negociación de un acuerdo de Paz que podría quedar firmado este año, por tanto, se prepara para construir las bases de un nuevo camino hacia el desarrollo económico y social del país en los próximos 20 ó 30 años, en un escenario de posconflicto. El Gobierno y las Farc lograron ya un acuerdo en torno al primer punto de la agenda de conversaciones, que se refiere al desarrollo rural. Y entre los aspectos acordados resalta el “estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa”, como uno de los mecanismos para alcanzar el desarrollo rural, especialmente, pero no sólo, de los territorios que han sido epicentro del conflicto armado.

6

Este acuerdo y esta coyuntura significan para el cooperativismo colombiano el reto, la oportunidad y el compromiso histórico de presentar y proponer el modelo cooperativo como una alternativa de organización social, económica y cultural llena de fortalezas y ventajas para muchos sectores sociales y económicos, en las diversas regiones del país y particularmente en aquellas donde la equidad social y económica está más lejana.

Lecciones de cooperativismo Desde Ascoop consideramos que la mejor manera de mostrar las bondades del modelo cooperativo y aportárselas al país del posconflicto es recogiendo nuestras experiencias – positivas y negativas– y presentando las lecciones que de ellas podemos aprender. Vale decir, proponemos contar lo que hemos construido, cómo lo hemos construido, en qué hemos acertado y en qué hemos fallado, cuáles limitaciones hemos tenido que afrontar y cuáles han sido nuestras ventajas y fortalezas.

Por esta razón el tema de nuestra Jornada de Opinión Cooperativa 2014 es un ejercicio de reflexión y sistematización de las experiencias cooperativas, bajo el sugerente nombre de “Un país en paz y desarrollo: Lecciones desde el cooperativismo colombiano”. Hasta la fecha de cierre de esta edición, más de 40 cooperativas habían respondido la invitación hecha por Ascoop y compartieron sus experiencias alrededor de dos objetivos principales: primero, aprender de ellas las mejores lecciones, es decir, lograr que el movimiento cooperativo recoja, sistematice y comparta múltiples experiencias positivas y negativas para derivar de ellas aprendizajes y lecciones útiles para fortalecer a las cooperativas existentes y al movimiento cooperativo como la mejor alternativa de hacer empresa y de resolver las necesidades de los colombianos en muchas áreas de la vida personal, familiar y social. Y el segundo objetivo, compartir con el país estas lecciones para contribuir a labrar los caminos de la paz y el desarrollo en el escenario del posconflicto y en el marco de


informe

especial

Cooperativa, Coomulseb de Barichara, Santander

las políticas de desarrollo rural y local que han de formularse para hacer sostenibles los acuerdos alcanzados.

¿Cómo convertir las experiencias en lecciones? En el propósito que nos hemos fijado, no es suficiente con contar la experiencia, por valiosa que haya sido. Hay que derivar de ella las lecciones que necesitamos. Y esa es la tarea que abordarán los asistentes a la XXIX Jornada de Opinión Cooperativa en Cartagena, los días 3 y 4 de abril. En seis mesas de trabajo, los participantes escucharán la presentación de las experiencias y a partir de la identificación de variables comunes, de hilos conductores, de errores recurrentes y aciertos sistemáticos, extraerán en conjunto, de forma cooperativa (por supuesto) las lecciones de cooperativismo para un país en paz y desarrollo.

Así, las lecciones que le presentaremos al movimiento cooperativo y al país no serán teoría abstracta ni fórmulas mágicas de aplicación recetada, sino lecciones de vida cooperativa, sufridas y celebradas. Un conjunto de reflexiones que deben servir de guía para pensar la realidad presente del cooperativismo colombiano y su oferta para el posconflicto.

Después de la Jornada Para que estas lecciones de cooperativismo realmente aporten en la etapa del posconflicto, debemos asegurar que lleguen a su destino: al Gobierno Nacional, a los formuladores de políticas públicas, a los miembros del Congreso de la República, a los gobiernos locales, a los líderes de opinión, a la prensa, al sector académico, a las organizaciones campesinas y gremiales, a las organizaciones de

la sociedad civil... a todos los que, en resumen, tienen injerencia en el desarrollo local. Lo haremos mediante la publicación y promoción de un libro que recoge el esfuerzo, las experiencias y lecciones desde el cooperativismo, el cual tendrá, desde luego, su versión multimedia en nuestro portal. Y más allá del libro, las lecciones del cooperativismo serán materia de trabajo estratégico para la Red de Comunicadores Cooperativos, para el Movimiento Pedagógico Cooperativo y para el componente de incidencia de nuestro Plan Estratégico. Así, Ascoop y sus asociadas responden al reto, al compromiso y a la oportunidad que ofrece la coyuntura histórica de estar a las puertas del posconflicto y con un acuerdo que incluye al cooperativismo en las soluciones.

7


Cooperativa

Informe especial

Las cooperativas,

el desarrollo rural y la construcción de paz Después de hacer una radiografía del cooperativismo rural en el mundo, el representante de la FAO sostiene que el logro de la paz en Colombia requiere el desarrollo de las cooperativas y la inserción de la economía campesina en las economías locales y regionales Por Rafael Zavala Gómez del Campo Representante FAO Colombia

Opción campesina

D

esde las asociaciones a pequeña escala a los negocios multimillonarios a nivel mundial, las cooperativas operan en todos los sectores de la economía, cuentan con más de 800 millones de socios y suponen 100 millones de empleos en todo el mundo, un 20 por ciento más que las firmas multinacionales. En 2008, las 300 cooperativas más grandes del mundo tuvieron un volumen de negocios total de 1,1 billones de dólares USA, comparable con el producto interno bruto (PIB) de muchos países grandes.

8

Economía campesina. Recetor, Casanare

El sector agrícola, que incluye agricultura, silvicultura, pesca y ganadería, es la principal fuente de empleo e ingresos en las áreas rurales, en donde viven la mayoría de los que sufren hambre y pobreza en el mundo. Las cooperativas agrícolas desempeñan un papel importante para apoyar a los pequeños productores –hombres y mujeres– y grupos en situación de vulnerabilidad, mediante la creación de empleo rural sostenible.

Las cooperativas de productores ofrecen a los campesinos oportunidades de mercado, junto a servicios como una mejor formación en gestión de recursos naturales y acceso a la información, tecnologías, innovaciones y servicios de extensión agraria. En muchos países la FAO es un aliado estratégico en programas de innovación y extensión para el desarrollo rural con pequeños productores. A través de estos programas, los campesinos pueden alcanzar medios de vida sostenibles, mejorar la seguridad alimentaria en sus comunidades y desempeñar un papel más destacado en cubrir la creciente demanda de alimentos en los mercados locales, nacionales e internacionales. En Brasil, las cooperativas fueron responsables del 37,2 por ciento del PIB agrícola y del 5,4 del PIB total en 2009, con cerca de 3600 millones de dólares USA en exportaciones. En Mauricio, las cooperativas suponen más del 60 por ciento de la producción nacional en el


informe

sector de los cultivos alimentarios y en Kenya las cooperativas de ahorro y crédito cuentan con activos por valor de 2.700 millones de dólares USA, lo que supone el 31 por ciento de todo el ahorro nacional bruto. Los pequeños productores obtienen grandes beneficios de las cooperativas agrícolas, incluyendo la capacidad de negociación y el compartir recursos que ayudan a millones de ellos a alcanzar la seguridad alimentaria y reducir su pobreza. Fortalecidos al ser parte de un grupo más numeroso, los pequeños productores pueden negociar mejores condiciones en los contratos agrícolas y precios más reducidos para insumos como semillas, fertilizantes y equipos. Además, las cooperativas ofrecen perspectivas que los campesinos no pueden alcanzar de forma individual, pues les ayudan a asegurarse el derecho a la tierra y tener mejores oportunidades en los mercados.

especial

La cooperativa Colacteos es una de las más grandes empresas del departamento de Nariño, con comercialización en casi todo el país.

Colombia: cooperativas para la paz En Colombia casi el 32% de la población es rural y en las tres cuartas partes de los municipios, cuya área ocupa la mayoría del territorio nacional predominan relaciones propias de sociedades rurales.1 En el complejo contexto del conflicto armado colombiano, que se desarrolla principalmente en las zonas rurales, las consecuencias para la población son de grandes proporciones a nivel económico y social. En este contexto, además de ser una forma de asociación económica entre productores mucho más justa que aquella que persigue sólo el lucro, el modelo cooperativo de solidaridad propone principios y valores de convivencia que instan a la colaboración, el civismo y la construcción de un tejido social.

Resulta trascendental para la construcción de paz, el apoyo decidido a las cooperativas campesinas. Se debe fortalecer el diálogo y la cooperación entre los gobiernos, cooperativas agrícolas, la comunidad internacional de investigadores y los representantes de la sociedad civil para analizar las mejores condiciones para el desarrollo de las cooperativas y la inserción de la economía campesina en las economías locales y regionales.

Resulta trascendental para la construcción de paz, el apoyo decidido a las cooperativas campesinas 9


Cooperativa

Informe especial

El futuro del país

atraviesa el camino de la solidaridad y el cooperativismo Desde mi antiguo rol de investigador en temas de economía solidaria, debo decir que el cooperativismo anclado al mundo rural suele recoger las formas más esenciales de cooperación y solidaridad, y paradójicamente es una realidad que generalmente no se ha visibilizado ni en los gobiernos ni en los programas y políticas públicas de los mismos. Craso error en el que no hay que buscar culpables sino proponer soluciones para corregir esta situación y más ahora que nos aventuramos a pensar en las posibilidades de escenarios de posconflicto en Colombia.

Por Darío Castillo Sandoval Presidente de Confecoop1

¿Puede el cooperativismo ser una de las alternativas a considerar en la construcción de este eventual escenario de posconflicto? Una de las primeras hipótesis que se plantean para sugerir que hay una relación entre cooperativismo y paz es que en los territorios donde hay mayor presencia de cooperativas rurales, el conflicto es prácticamente inexistente. El ejemplo típico para dar sustento a esta afirmación es la experiencia de las provincias Comunera y Guanentina en Santander, donde el modelo cooperativo rural ha tenido una especial participación en la configuración de la geopolítica departamental (Dávila 2004). Se menciona en concreto el único caso de incursión guerrillera Economista y magíster en desarrollo rural. Estudios doctorales en Ciencias Políticas 1

10

en los años noventa en el municipio de Mogotes (1997), cuyos efectos generaron una reacción de la población civil que les hizo merecedora al Premio Nacional de Paz (Fescol 2010: 10) y donde la cooperativa multiactiva del municipio hizo un aporte relevante para su movilización. El argumento que esboza la relación entre paz y soluciones al conflicto sí parece tener cabida en el caso que aconteció en la experiencia de Burundi. Autores como Alberdi y Rodríguez (2012), Wolpe (Wolpe Et. Al. 2004), entre muchos otros, dan cuenta de una realidad que afectó a esa parte de África donde la asociatividad rural solidaria hizo un aporte relevante para el empoderamiento social, la creación de capital social, de redes de confianza y de creación de ambientes para la elaboración de estrategias que hicieron posible el cambio en ese territorio. El caso centroamericano es aún más cercano al colombiano y del cual se

pueden esbozar algunas conclusiones. En el documento de Mario Sánchez Machado “Centroamérica: sociedad, proceso de paz y movimiento cooperativo” (1990) el autor hace una interesante mención a la relación entre conflicto y pobreza, por lo cual la relación con el cooperativismo se hace evidente cuando el autor encuentra a las cooperativas como dinamizadoras de procesos de producción y distribución de beneficios, elementos fundamentales en la lucha contra la pobreza. Más aún, se puede inferir que sin este tipo de empresas –tanto las que existían antes de la guerra y subsistieron como las que se crearon después de la firma de la paz–, no hubieran podido darse por las condiciones económicas y sociales que quedaron una vez culminada la guerra. Dicho de otra forma, gracias a lo que quedó en los territorios por el quehacer del cooperativismo, se pudo encontrar una base desde donde partir para la reconstrucción y construcción de una nueva sociedad en esta región del hemisferio.


informe

especial

Contextos del cooperativismo y la economía solidaria

Asamblea general de una cooperativa de productores rurales.

Posiciones personales de Castillo Como este es mi primer artículo en tan importante medio del sector solidario que se edita desde Ascoop, y en calidad de Presidente Ejecutivo de Confecoop, me permitiré hacer un par de posturas personales que considero pertinentes. Primero, mi interés como ciudadano colombiano y militante del sector solidario ha sido, es y seguirá siendo la transformación de Colombia a través del cooperativismo, que tiene sus bases en la participación y la democracia, basado en prácticas solidarias y cooperativas que se materializan en las tres dimensiones de nuestras organizaciones: empresas creadoras de valor, asociaciones de personas y escuelas de transformación de esas mismas personas y de la sociedad en general. • A través de la puesta en práctica de las ventajas cooperativas y otras empresas que acoge la Ley 454 de 1998, nuestra propuesta es la construcción de un país próspero, desarrollado, incluyente, democrático, soberano y en paz, propuestas que desde este sector, tanto urbano como rural, se han estado haciendo realidad a lo largo y ancho del país desde hace más de 80 años. Segundo, como miembros del cooperativismo y de otras formas de la economía social y solidaria, tenemos un reto que depende más de nosotros como sector, que de terceros, y es lograr que la Colombia que no nos conoce y comprende, la Colombia que no sabe qué significa ser dueño, usuario y gestor en un país de propietarios solidarios y cooperativos (un país de muchos propietarios), por fin comprenda (y de una vez por todas) que el camino hacia la construcción de un nuevo país, un país con una paz duradera y creíble, tendrá que basarse en las fortalezas y los tejidos sociales que en los diferentes rincones de nuestra geografía hemos creado a pesar de la guerra y el olvido de los gobiernos de turno, y que somos los socios legítimos y reales en la reconstrucción de una Colombia en el posconflicto.

El año 2012 fue proclamado como el Año Internacional de las Cooperativas por la A samblea General de las Naciones Unidas. En el marco de las múltiples celebraciones y para resaltar la importancia de las cooperativas en el desarrollo social, la Asamblea General de la ONU invitó a todos los países a diseñar acciones a favor de las cooperativas. Culminado el año, la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) (hoy llamada Cooperativas de las Américas) ha iniciado el proyecto década del cooperativismo, en donde se pretenden tres objetivos, uno de los cuales hace referencia al tema de “estimular a los gobiernos a establecer políticas, leyes y regulaciones conducentes a la formación, el desarrollo y la estabilidad de las cooperativas”. La llamada década cooperativa (20132020) coincide con el particular interés que desde diferentes universidades del mainstream (Zamagni 6: 2012 citado en Castillo, 2012) y organismos nacionales e internacionales de carácter público o multilateral está surgiendo por el estudio de la economía social y solidaria, y por en el análisis de otras formas de hacer economía, dados los colapsos que ha generado la crisis financiera internacional. En Colombia, por ejemplo, ha aparecido un interés renovado por el tema a partir de la agenda de tres entidades del gobierno nacional.

11


Cooperativa

Informe especial

En concreto, el Ministerio del Trabajo, el Departamento Nacional de Planeación – DNP y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural están avanzando en la construcción de una agenda pública donde la economía social y solidaria aparece como la columna vertebral de diferentes programas, planes y proyectos a desarrollarse en los próximos años en el país. Dadas las recomendaciones de lasNaciones Unidas – ONU, la Recomendación 193 de la Organización Internacional del Trabajo – OIT y la Declaración de la Identidad de Cooperativa de la ACI, el Ministerio del Trabajo (del cual hace parte la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias) ha renovado su interés por las cooperativas, no solamente en las llamadas de trabajo asociado, puesto que en general las demás empresas solidarias y organizaciones solidarias de desarrollo se identifican como formas innovadoras sociales.

“En los territorios donde hay mayor presencia de cooperativas rurales, el conflicto es prácticamente inexistente” 12

A su vez, el Plan de Desarrollo, en construcción por parte de diferentes actores liderados desde el DNP, ha planteado la formulación de una política pública de asociatividad rural, en donde se potencialicen las prácticas rurales organizadas por grupos

asociativos solidarios. Y, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ha empezado a plantear en diferentes foros la necesidad de incorporar a las cooperativas y otras organizaciones solidarias de desarrollo ubicadas en el ámbito rural del país, a las estrategias que desde el Estado se han empezado a formular e implementar en el marco de un posible posconflicto, la política de restitución de tierras, el apoyo y reparación a las víctimas y la misma negociación del proceso de paz. Incluso, desde la Iglesia Católica se han empezado a recibir de nuevo algunas señales en torno al interés que está representando la ESS (Economía Social y Solidaria) para las actividades pastorales en todo el mundo. En efecto, la ESS asume al ser humano como el centro de la actividad económica, desde un enfoque del desarrollo humano, lo que genera varias formas de construir procesos innovadores tanto en lo social como en lo económico y esta premisa para algunos es una impronta evangélica. Parte de estas señales se pueden vislumbrar a partir de la doctrina social de la Iglesia a través de las encíclicas recientes: Evangelium Vitae (1995), Fides et Ratio (1998) Deus Caritas Est (2005) y en particular la Caritas in Veritate (2009) de Benedicto XVI (citadas por Sánchez 2011).


informe

especial

A manera de conclusión Para varios gobiernos e instituciones internacionales es sabido que las cooperativas desempeñan un importante papel en la generación de empleo de calidad en diferentes partes del mundo (Hueth 2009), participando en la creación de las bases para sociedades incluyentes que bien pueden ser consideradas por algunas corrientes como una sociedad “más justa y equitativa”, tanto en América Latina como en Europa. Por lo tanto, como las políticas públicas están supeditadas en un mundo cada vez más globalizado a las prioridades que de manera estratégica plantean los gobiernos y las instituciones internacionales, las mismas políticas para la ESS se están convirtiendo en una especie de tendencia internacional. Se podría creer entonces que no es casualidad que en los últimos años se hayan radicado y en algunos casos aprobado las leyes y los marcos normativos de la ESS en países como México, Portugal, Francia, Ecuador y Bolivia, entre otros. En otras palabras, la ESS propone un nuevo modelo de relaciones para el desarrollo económico y social (Sánchez 2011) legitimado por sus resultados y avalado desde la ONU con la proclamación del Año Internacional de las Cooperativas y por la Década Cooperativa de la ACI. Este modelo

resalta particularmente que aporta en la lucha por la erradicación de la pobreza, la generación de empleo formal y productivo y una mayor integración social (ONU A/RES/64/136) y es aquí donde las políticas públicas del sector y desde el sector en el escenario del posconflicto se convierte en un tema de particular y estratégico interés para la academia y los poderes públicos en los próximos años. Ahora bien, la pregunta final que hay que hacer es: ¿en qué aportará usted y su empresa solidaria y cooperativa a la co-construcción del escenario de posconflicto en Colombia? El debate se abre.

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ha empezado a plantear la necesidad de incorporar a las cooperativas a las estrategias del posconflicto

Bibliografía • Castillo, Darío (2012). “Lineamientos para las políticas públicas de las cooperativas: Compromisos para el futuro”. Compilador – editor de las memorias del I Encuentro Internacional de Políticas Públicas, Desarrollo Local y Cooperativismo / Facultad de Estudios Ambientales y Rurales – Universidad Javeriana. Mimeo. • FESCOL (2010). Crónicas - Premio Nacional de Paz. Ed. Friedrich Ebert Stiftung en Colombia Fescol-. Editorial Gente Nueva, Bogotá D.C. • Hueth, Brent (2009). Understanding the Economic Impact of Cooperatives, Mapping the University of Wisconsin Center for Cooperatives. Madison, Wisconsin. • Organización de las Naciones Unidas – (ONU 64/136). Resolución aprobada por la Asamblea General [sobre la base del informe de la Tercera Comisión (A/64/432)]. • Sánchez, César (2011). Memòria del treball d’investigació a realitzar pel sol.licitant. Documento presentado para la convocatoria de Beques d’investigació predoctorals del programa propi “v segles”. mimeo. • Sánchez Machado, Mario. Centroamérica: sociedad, proceso de paz y movimiento cooperativo. Relaciones internacionales. Ene-mar 1990; (30):29-40. (H327 R383r C.R.). • Howard, Wolpe (2004). Rebuilding Peace and State Capacity in War-torn - Burundi Cooperative Landscape. The Round Table, Vol. 93, No. 375, 457–467, July 2004.

13


Cooperativa

Informe especial

Las cooperativas

y los procesos de paz en Latinoamérica

Por Manuel Mariño Director Regional Cooperativas de las Américas Héctor Córdova Gerente Corporativo de la Federación de Asociaciones Cooperativas de El Salvador, Fedecaces

D

urante muchos años la región latinoamericana se ha caracterizado por su inestabilidad política, económica y social. Las crisis que han padecido los países de la región en estas tres dimensiones han afectado el desarrollo integral del cooperativismo y han evidenciado problemas estructurales en su desarrollo, tanto en las cooperativas de base como en sus organismos de integración. Sin embargo, a pesar de tales dificultades, la importancia de las cooperativas, tanto en el aspecto económico cómo en el social, es relevante. Su participación en la generación de la producción nacional es, en la mayor parte de los países, importante. Las crisis mencionadas agudizaron las desigualdades sociales, lo cual ha dado origen a conflictos armados en la región, que ocasionaron miles de muertos, muchos de ellos cooperativistas. Después de muchos años, pareciera que la paz, en general, quisiera entrar a reinar en esta región, con alguna excepción.

14

Y es que la paz es requisito indispensable para un adecuado proceso de desarrollo económico y social. Pero al mismo tiempo tenemos que ser conscientes de que sin democracia política, económica y participativa no habrá paz segura y permanente. Por eso los Estados con sistemas políticos pluralistas deben fortalecer el concepto de democracia mediante una ampliación de las posibilidades de participación social en la toma de decisiones nacionales. A las demandas de mayor democracia debe dárseles mayor contenido de cambio que haga factible la participación de las mayorías en el desarrollo económico y social. El movimiento cooperativo es por su propia naturaleza participativo. Y es sólo por medio del fortalecimiento de la participación y de la democracia que se podrán sentar las bases de un desarrollo económico con justicia social. El crecimiento y la consolidación del cooperativismo permite, entonces, que surjan y se refuercen las condiciones necesarias para una paz duradera. Es así que las cooperativas a través de sus órganos de integración han participado activamente en los procesos de paz en varios países, por ejemplo en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

El argumento que esboza la relación entre paz y soluciones al conflicto sí parece tener cabida en el caso que aconteció en la experiencia de Burundi. Autores como Alberdi y Rodríguez (2012), Wolpe (Wolpe Et. Al. 2004), entre muchos otros, dan cuenta de una realidad que afectó a esa parte de África donde la asociatividad rural solidaria hizo un aporte relevante para el empoderamiento social, la creación de capital social, de redes de confianza y de creación de ambientes para la elaboración de estrategias que hicieron posible el cambio en ese territorio. El caso centroamericano es aún más cercano al colombiano y del cual se pueden esbozar algunas conclusiones.

Cooperativismo y paz en El Salvador En El Salvador, como consecuencia de la inestabilidad social y política y específicamente con el surgimiento del conflicto militar desde 1980, emerge el sector cooperativo vinculado al proceso de reforma agraria. Este sector pretendió estabilizar una causal de descontento en el campesinado salvadoreño, por la falta de acceso a la propiedad de la tierra, que presentaba niveles de concentración y explotación en unas pocas familias agroexportadoras. Si bien se inició el reconocimiento y traspaso de propiedades, al ascender al Gobierno el partido más conservador, el proceso fue frenado por grupos económicos afectados, lo cual desestabilizó nuevamente la situación rural y agudizó la crisis social.


informe

En su fase inicial, el conflicto enfrenta política y militarmente al Gobierno y las Fuerzas Armadas –que defendían el statu quo vigente– con el insurgente ejército guerrillero del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional – FMLN. El conflicto se concebía como una necesidad histórica y como vía de solución a los problemas recurrentes de la población, dadas las desigualdades entre estratos sociales. Esa condición legitimaba que cada parte buscara la derrota del contrario por la vía armada. Posteriormente, en tanto el conflicto no era solo militar, sino político-militar, empezó a vincular otros actores en favor de cada parte, según sus estrategias y tácticas de influencia, generando políticas de alianzas locales y políticas de correlación diplomática a nivel internacional. La política de diálogo-negociación se convirtió en los años 80 en una posición necesaria, inclusive para presumir ganar la guerra, procurando generar simpatías a nivel nacional e internacional. Si bien fue concebida como elemento táctico y medio para alcanzar la victoria sobre el adversario, la misma dinámica hizo que se convirtiese en el fin.

Negociación y acuerdo El sector cooperativo promovió reformas como la tenencia de la tierra, pero con el retroceso de las reformas y la agudización del conflicto, pasó a formar parte de los sectores que propugnaron por un proceso de diálogo y negociación, rechazando la injerencia de ayuda militar de otros gobiernos.

Las cooperativas marcharon por la paz en El Salvador.

Por llamamiento de la Iglesia Católica y otros actores, se convocó entonces al “Debate Nacional por la Paz”, que fue aprovechado por el movimiento social y por el liderazgo cooperativo para trabajar por una solución política negociada, surgiendo así el CPDN – Comité Permanente del Debate Nacional por la Paz en El Salvador. El sector cooperativo se movilizó para ejercer influencia como fuerza social, a la vez que llevó a cabo actividades diplomáticas y de cabildeo ante organismos nacionales e internacionales y el Gobierno de los Estados Unidos, para promover el cese del conflicto y una solución política negociada. El cooperativismo se involucró en la historia de manera protagónica, fijando posición, teniendo presencia y cuidando la autonomía e independencia de las cooperativas, para no ser absorbidas por las partes en conflicto. Quienes no pudieron hacer el balance entre protagonizar responsablemente y no enredarse en el conflicto, tuvieron menos suerte para sobrevivir institucionalmente y trascender al período de posconflicto y a la construcción de espacios democráticos en la transición pacífica del país.

especial

Con la incidencia de diferentes actores, que incluyó el cooperativismo como fuerza social, el 16 de enero de 1992 El Salvador fue escenario histórico de la firma de los Acuerdos de Paz, acto que frenó la guerra y dio espacios de apertura a la vida política y social de sectores excluidos históricamente. La guerrilla del FMLN se convirtió en partido político y se desintegraron los cuerpos de seguridad del Estado que habían sido reiteradamente señalados de violación de derechos humanos, asesinatos y desaparecimientos de población civil. Posteriormente al cese de la guerra, y para que no se revirtiera el proceso de paz que costó alrededor de 100.000 víctimas y la destrucción del país, se dio protagonismo el sector cooperativo, que actualmente tiene presencia como fuerza social y como fuerza económica, participando activamente en la construcción gradual de espacios democráticos direccionados a la dignificación del nivel de vida de la población. Esto se enmarca precisamente en la consigna sectorial de “ganamos la paz, defendamos los Acuerdos”.

En un momento histórico de tensiones, el cooperativismo agrario y urbano resolvió actuar con mayor presencia en favor de la paz en El Salvador 15


Cooperativa

Informe especial

Cooperativismo y desarrollo local en Santander

Por Eduardo Carreño Gerente General de Crediservir

H

ablar de Desarrollo Rural Integral – DRI es entender que el campesino es un ser humano y debe ser visto como tal, enmarcado en la integralidad de la palabra desarrollo. Es decir, que abarca no solamente el sustento diario o, en otras palabras, el crecimiento económico de su familia, sino el contexto donde vive, las relaciones inter e intrafamiliares de seguridad, alimentación, salud, cultura, recreación, valores y demás campos inherentes al ser, que sin lugar a dudas genera un tejido social más compacto.

Crediservir se sitúa en el centro de este enfoque de desarrollo rural integrado, buscando que su gestión solidaria contribuya a afectar de una manera efectiva y significativa las condiciones de vida de la población rural y sus contextos familiares, de producción, sociales, culturales, educativos, desde el modelo cooperativo y sus principios.

16

La estrategia es servir Partimos de asumir a Crediservir como una empresa cooperativa, claramente diferenciada de las empresas convencionales y en especial de los bancos. Nuestro objetivo no es la acumulación de capital con base en el cobro de intereses a unos clientes. De hecho, no tenemos clientes sino asociados y nuestro objetivo con ellos, como lo indica nuestro nombre, es SERVIR, ofrecerles servicios financieros y de crédito que les hagan posible satisfacer sus necesidades como individuos y como miembros de una familia, como seres humanos y no como consumidores. Por eso, nuestra estrategia de crecimiento no se basa en abrir sucursales en todos los municipios y vincular tantos “creditohabientes” como sea posible. En cambio, identificamos comunidades con necesidades de organización solidaria y financiación, desarrollamos con ellas un trabajo de sensibilización en economía solidaria y cooperativismo, y sólo cuando logramos consolidar una base cooperativista con una formación mínima

y sentido de identidad y pertenencia, montamos una oficina e iniciamos una actividad formal. En lo económico, la relación cooperativa-asociados se basa en las necesidades de ellos y no en las necesidades del capital, por tanto nuestros servicios de ahorro y crédito se enfocan a mejorar los recursos de los asociados por medio de tasas de interés justas, exención del impuesto de 4x1000, subsidios de seguros crédito, vida y accidentes juveniles) y cero costo en los trámites Vinculados al desarrollo regional En lo social, Crediservir no pierde de vista los siete principios del cooperativismo y las obligaciones sociales que ello conlleva. Por eso, hemos desarrollado la prestación de un conjunto de servicios y beneficios que aporten al desarrollo humano integral de los asociados, sus familias y sus comunidades, enmarcadas en el séptimo principio del cooperativismo, compromiso con la comunidad, que también podrían denominarse “acciones de responsabilidad social cooperativa”.


informe

especial

La Unidad Mental Emiro Quintero se ha beneficiado con donaciones de Crediservir.

Así, contamos con un fondo de solidaridad, convenios estratégicos en salud y protección (seguros), donaciones y acciones ambientales, sociales, deportivas, culturales y recreativas, como ayudas a los asilos y organismos de socorro y apoyo a campeonatos deportivos veredales, entre otras. La cooperativa ha invertido en diez años cerca de 4.809 millones de pesos en educación pública formal en 828 escuelas/sedes de 107 instituciones educativas y centros educativos rurales de 17 municipios. Estos recursos han contribuido a que miles de niños pobres puedan disfrutar de una mejor infraestructura educativa, tengan uniformes, implementos deportivos y otros recursos que suplen las necesidades materiales propias de cada escuela. De esta forma mejoramos las condiciones físicas, ambientales y emocionales en que se verifica el proceso de enseñanza, lo cual amplía las oportunidades de aprendizaje de los niños y niñas de escasos recursos, aumenta la calidad de la educación que reciben y,

Panorámica de un municipio de Colombia.

por tanto, sus perspectivas de progreso y movilidad social. Otra área de acción de Crediservir, en lo social, es el programa Volviendo al campo. En desarrollo de él se han atendido –con impactos reales y medidos– necesidades de las comunidades locales, desatendidas por los distintos niveles de gobierno, en las áreas de salud, nutrición, saneamiento básico, sostenibilidad ambiental, generación de ingresos y mejoramiento de vivienda, entre otras.

Igualmente se ha ofrecido a las familias rurales múltiples capacitaciones, tanto en cooperativismo como en otras áreas prioritarias para su desarrollo integral, como salud, nutrición y generación de ingresos. De esta forma, Crediservir se ha convertido en un aliado estratégico de las comunidades santandereanas y del sur del Cesar en su propósito de derrotar la pobreza, la marginalidad y la violencia para construir un futuro de dignidad y de progreso.

Crediservir en síntesis Crediservir es una cooperativa especializada de ahorro y crédito creada en el año 1984. Está ubicada en la provincia de Ocaña y en el sur del departamento del Cesar. A febrero de 2014 tenía 77.605 asociados y 13.842 niños ahorradores, vinculados y atendidos a través de seis oficinas en los municipios de Ocaña, Abrego, Convención, Aguachica y San Alberto. Para desarrollar sus compromisos de Responsabilidad Social Empresarial, la cooperativa ha creado la Fundación Crediservir.

17


Cooperativa

Informe especial

Programa Volviendo al campo - Resumen de contribuciones 2004-2013 Ítem

Contribución

Ítem

Contribución

446 Baterías sanitarias (incluyendo su respectivo pozo séptico)

Mejora la calidad de vida de las familias, e igualmente genera una reducción de 245 toneladas de heces humanas al año vertidas en las fuentes hídricas.

446 Baterías sanitarias (incluyendo su respectivo pozo séptico)

Mejora la calidad de vida de las familias, e igualmente genera una reducción de 245 toneladas de heces humanas al año vertidas en las fuentes hídricas.

107 familias con frutales de cítricos injertados

Equivalentes 5.457 árboles que diversifican los ingresos familiares y fomentan la soberanía alimentaria.

107 familias con frutales de cítricos injertados

Equivalentes 5.457 árboles que diversifican los ingresos familiares y fomentan la soberanía alimentaria.

167 familias con biodigestores.

Producción de gas metano por las familias que es aprovechado 167 familias con en la cocina (17 toneladas/año) biodigestores. reduciendo los gases de efecto invernadero.

Provee a las familias de leche 22 vacas en ropara el autoconsumo e igualtación (han generamente le queda una cría para el do 46 crías.) levante de la misma.

22 vacas en rotación (han generado 46 crías.)

Producción de gas metano por las familias que es aprovechado en la cocina (17 toneladas/año) reduciendo los gases de efecto invernadero. Provee a las familias de leche para el autoconsumo e igualmente le queda una cría para el levante de la misma.

526 familias con auxilios de mangueras

Distribución eficiente del agua; 526 familias (aprox. 157 km lineales de man- con auxilios de guera instalada). mangueras

Distribución eficiente del agua; (aprox. 157 km lineales de manguera instalada).

4.636 contribuciones en varios temas.

Descontaminadores de agua, semillas para la huerta casera, 4.636 contribufuelles, planchones, canecas ciones en varios CRS, vertederos, herramientas y temas. limpiezas al río, pozos sépticos, lombrizarios.

Descontaminadores de agua, semillas para la huerta casera, fuelles, planchones, canecas CRS, vertederos, herramientas y limpiezas al río, pozos sépticos, lombrizarios.

Nacimiento y acompañamiento de las asociaciones Asocolmenas (Apicultura) y Asopafin (fábrica de filtros para potabilizar el agua). 8686 auxilios, 17452 personas, 3570 familias rurales, 184 veredas, 8 municipios acompañados de capacitaciones (cooperativismo, nutrición, cultivos promisorios entre otros)

18


Foto: Daniel Chaves Mora

El tren al que hay que subirse es el del cooperativismo


Actualidad Abrimos nuestra sección de Actualidad con un análisis sobre el reciente Decreto 457 de 2014, que crea el Sistema para la Educación Económica y Financiera, atendiendo las necesidades del capital y desatendiendo los llamados del cooperativismo a promover en el país un cambio de cultura, hacia una concepción más humanista y solidaria de la actividad económica. Muy a tono con el tema de nuestra Jornada de Opinión Cooperativa, presentamos las historias de tres de nuestras asociadas: Cooperagro, Coocarbocuba y Orientación y Seguridad, dedicadas a actividades muy distintas, pero con una tenacidad semejante. Y en la misma línea, Gestando dedica su espacio esta vez a mostrar la experiencia de los cultivadores de cacao en la sufrida región de Otanche. Publicamos también un artículo sobre los avances de la Red de Comunicadores Cooperativos como estrategia privilegiada para la incidencia sobre el modelo cooperativo dentro del sector y con los públicos externos. En las Notas cooperativas una doble invitación a conocer y apropiar la marca “coop” y su imagen visual, como un instrumento de identificación del movimiento cooperativo y de diferenciación de otras formas de hacer empresa, y a conocer y divulgar la convocatoria a la Cumbre de Cooperativas de las Américas a realizarse en octubre próximo en Cartagena. Y dos de nuestras acostumbradas columnas de opinión: la de la Junta de Vigilancia y Refinotas.


educación financiera y cooperativa Cooperativa

AcTUALiDaD Frente al decreto sobre educación financiera

Nuestra propuesta:

educación para la vida, con cooperación y solidaridad Desde el Movimiento Pedagógico Cooperativo proponemos una educación económica y financiera cooperativa que ofrezca caminos nuevos a la infancia y la juventud, que cultive en ellos una opción de vida y de cultura solidaria, y no una “educación” financiera que les enseñe a ser clientes eficientes de los bancos, dentro de un engranaje consumista basado en el individualismo

Por: José Miguel Hernández Arbeláez Convenio Ascoop -Cometa, Cooperativa Multiactiva

E

.n Villagómez, un municipio cundinamarqués colgado de la cordillera oriental, los niños y niñas de preescolar, trabajan con su profe experiencias de solidaridad y de cooperación: en los juegos, en el proyecto pedagógico, en el reciclaje... “Vamos sembrando semillas de solidaridad”, resume la profesora. En la zona rural del municipio de Ubaté, los muchachos campesinos de grado 11, aportan cada mes unos pesos para iniciar su cooperativa escolar y presentarla en la feria de emprendimiento que realizan a mitad de año. Es más, su meta es que esta práctica de ahorro solidario les permita hacer realidad su paseo de grado 11.

22

Desde la química, la física, las matemáticas, el español y la literatura, desde el preescolar y la primaria, hasta la secundaria, profesores y rectores orientan su práctica pedagógica inspirados en los valores y la ética del cooperativismo. Realizan múltiples proyectos con sus estudiantes, como empresas asociativas –con agroindustria–, formas de ahorro solidario con los más pequeños en los grados 0, 1º y 2º, impulso a lineamientos para el Proyecto Educativo Institucional – PEI, reciclaje y proyectos productivos. En fin. Estos maestros entusiastas vienen de toda la geografía de Cundinamarca: de Tocancipá y Cogua, de Cucunubá y Ubaté, de Lenguazaque, de Suesca y Machetá, de Zipaquirá y La Palma, de Fusagasugá, de Soacha, de Albán, de Bogotá.

Práctica pedagógica + reflexión docente + comunicar Así, un grupo de maestros y maestras asociados a las cooperativas de educadores participan como gestores del Movimiento Pedagógico Cooperativo en muchos municipios de Cundinamarca y algunos colegios de Bogotá. Su estrategia es combinar su práctica pedagógica innovadora con su reflexión como docentes que piensan su oficio y con compartir sus experiencias y sus convicciones, para invitar a otros maestros a ser parte. Y en las cooperativas hay múltiples proyectos y avances en educación cooperativa para los niños y los jóvenes, que van desde concursos de oratoria, semilleros de cooperativismo


A C T UA LIDA D

Reunión de un grupo de maestros del Movimiento Pedagógico Cooperativo, en febrero de 2014.

y líneas de ahorro para los más pequeños –al lado de sus padres y madres, de sus abuelos–, y muchas formas de recreación –deportes, danza, cine–, de educación y participación – talleres de ciencia y de ciudadanía que trabajan con enfoques lúdicos– y muchas formas de comunicación para y con los más chicos.

Experiencias que fundamentan... y convocan Esta es una pequeña muestra de las experiencias y avances del Movimiento Pedagógico Cooperativo que nos sirve de fundamento para ofrecer caminos y presentar propuestas para la educación económica y financiera que va a impulsar el Gobierno Nacional, a partir de la práctica pedagógica de los maestros y de las experiencias de las cooperativas. Y es, desde luego, una invitación a todos los profesores asociados a las cooperativas de educadores, para que se vayan integrando en esta búsqueda de una nueva educación inspirada en los

valores de la solidaridad y el cooperativismo. Y es también una invitación a todas las cooperativas y a sus comités de educación, para que se integren, con su dedicada labor, para acercar a los hijos e hijas de sus asociados y avanzar en el fortalecimiento generacional, en esta búsqueda de caminos para la educación cooperativa, con nuevos horizontes éticos y humanos.

Resolver problemas educación

de

la

El punto de partida de la educación económica y financiera cooperativa es una educación ética para los niños, y va mucho más allá de los asuntos técnicos que deben conocer los usuarios del sistema financiero privado. Una línea de reflexión para los cooperativistas –y en especial, para los profes asociados a sus cooperativas– es analizar la cantidad de problemas y vacíos de la educación colombiana que podemos enfrentar, ¡y contribuir a resolver!, desde los valores éticos que inspiran a los cooperativistas. Desde los

problemas del individualismo y el sálvese quien pueda, hasta los problemas de la falta de sentido y de futuro para muchos jóvenes, así como la indiferencia hacia los problemas sociales y públicos. El Decreto 457 de 2014, sobre la educación económica y financiera, ahonda estos problemas porque es complemento, engranaje y continuidad del consumismo y se basa en profundizar el individualismo y el privilegio de la utilidad, con graves consecuencias para el ser humano y su dignidad, para las comunidades y su desarrollo social y cultural, y para el medio ambiente. Y, en este escenario está, por supuesto, la educación financiera para desarrollar la comprensión del ahorro, para respaldar el proyecto de vida, la valoración del consumo responsable para no estar detrás de la última moda y de las marcas dominantes, y la cooperación para construir alternativas de generación de ingresos en emprendimientos colectivos.

23


Cooperativa

Guías para pensar la educación económica y financiera Como parte de esta propuesta del Movimiento Pedagógico Cooperativo para la educación económica y financiera de nuestra niñez y juventud, presentamos un cuadro comparativo que es a la vez una guía para pensar cómo es nuestra propuesta educativa.

24

La educación financiera del decreto

La educación financiera cooperativa

Es una propuesta de educación técnica. Instrumental.

Es una educación ética, basada en la solidaridad y en los valores que comparten los cooperativistas: honestidad, transparencia, responsabilidad social e interés por los demás

Pretende educar a los niños como clientes de los bancos y consumidores.

Es una propuesta integral, para el conjunto de la educación –en el salón de clase, en el recreo, en el PEI, en la vida de la comunidad educativa. Comprende la educación “económica y financiera” como parte y eje transversal de toda la educación.

Es una educación como ahorradores y usuarios de los servicios financieros. Busca, según recomendación de la OECD, reconocer la “necesidad de conocer y comprender los riesgos financieros que enfrentan y las maneras de protegerse contra estos a través de esquemas de ahorros, seguros y educación financiera”1.

Es una propuesta para que los niños y jóvenes construyan su proyecto de vida: que sean parte de cooperativas para el ahorro solidario, de cooperativas de consumo para cultivar el consumo responsable, hasta la formación de organizaciones de emprendimiento colectivo, cooperativo, para reunir sus pequeños aportes económicos y su “capital” que es su conocimiento y su voluntad para trabajar en equipo, con el fin de integrarse en el mercado y garantizar la generación de sus ingresos.

Está ligada a los bancos privados, que son empresas con ánimo de lucro, de propiedad de grandes grupos financieros y de pocas personas. El conjunto de la población es su clientela: en eso consiste avanzar en el proceso de “bancarización”, de “inclusión financiera”.

Parte de las cooperativas: organizaciones económicas en las que los asociados son ¡dueños!- los profes, o los padres y madres de familia... Cerca de 5´5millones de personas están asociadas a estas empresas sin ánimo de lucro y sus familias reciben los servicios.

Se basa en un decreto gubernamental: el 457 de 2014, firmado por los ministros de Hacienda y Educación.

Es una línea de trabajo desde la base: todos podemos ser el Movimiento Pedagógico Cooperativo, participar en nuestro colegio o universidad: profes y estudiantes.


Con el respaldo de nuestra experiencia, somos el punto de partida para ofrecer más y mejores beneficios a todos nuestros asociados y sus familias. Para más información comunícate con nosotros: PBX: (1) 588 6057 Línea Gratuita Nacional: 01 8000 919 664 info@coopetrol.com.co

www.coopetrol.com.co


Cooperativa

AcTUALiDaD

Educomunicación cooperativa

toma impulso

Después de un largo proceso de conformación, en 2014 la Red de Comunicadores Cooperativos está tomando una nueva dinámica en la que se empiezan a concretar sus lineamientos y sus acciones.

L

a Red está integrada ya por más de 30 comunicadores y periodistas, la mayoría de ellos como profesionales de las oficinas de comunicaciones de cooperativas asociadas a Ascoop y a las organizaciones gremiales. También participan en a ella varios periodistas de los medios de comunicación especializados en el sector solidario y otros a oficinas de comunicaciones de entidades estatales del sector. Durante lo corrido de este año se han realizado dos reuniones y un conversatorio en los cuales se ha avanzado en la definición y armonización de los objetivos y los instrumentos que se utilizarán para alcanzarlos, partiendo de que el objetivo superior de la Red es trabajar por el fortalecimiento del modelo cooperativo desde un enfoque de educomunicación.

26

En este sentido, un punto de acuerdo es que la Red no se ocupa de las comunicaciones organizacionales ni comerciales de las cooperativas, que son atribución de cada cooperativa, sino de las comunicaciones relacionadas con la incidencia sobre el modelo cooperativo, dentro del marco estratégico del Documento 2020.

Cuatro frentes de acción En este propósito, se establecieron cuatro frentes de acción: 1) Objetivos y mecanismos de la Red para cualificar y potenciar el trabajo de los comunicadores cooperativos y las instituciones y cooperativas que representan; 2) Objetivos y mecanismos de la Red en relación con los medios de comunicación de las cooperativas e instituciones a las que representan; 3) Objetivos y mecanismos de la Red frente a los periodistas colombianos y 4) Objetivos y mecanismos de la Red en relación con los medios masivos de comunicación. En relación con los comunicadores y periodistas que hacen parte de la Red se identificaron como prioridades el fortalecimiento del compromiso de

los comunicadores con la Red y su cualificación profesional. Se ha acordado consolidar los espacios de encuentro de la Red tanto de manera presencial como virtual, para lo cual se han programado reuniones mensuales y eventos adicionales entre los que se destacan el II Encuentro de Cooperativistas que Comunican y Educan, previsto para el mes de julio y conversatorios como el realizado el pasado 7 de marzo. Con respecto a la cualificación, se acordó que en el marco de las reuniones mensuales se abrirá un espacio para la autoformación cooperativa de los miembros de la Red, aprovechando sus distintas fortalezas comunicativas. En relación con los medios de comunicación propios, se ha previsto incrementar el intercambio de información entre los miembros de la Red y la publicación compartida de contenidos sobre aspectos de interés común relacionados con el modelo cooperativo, la educación cooperativa, intercambio de experiencias, cooperación entre cooperativas y generación de una cultura cooperativa, entre otros.


A C T UA LIDA D

Los primeros ejercicios en este sentido son la divulgación realizada por varios medios cooperativos de las declaraciones y las comunicaciones emitidas por los Directores Ejecutivos de Confecoop y Ascoop en relación al tema de las falsas cooperativas y las especulaciones en el mercado de las libranzas. Entre los recursos que estudia la Red para el cumplimiento de este objetivo se destacan la utilización de los medios digitales y las redes sociales, la creación de un banco de ideas creativas y el diseño de un sello que identifique las producciones de la Red.

¿Cómo incidir en la gran prensa?

corto plazo se apunta a lograr más presencia del cooperativismo en las noticias, pero con enfoque positivo y un lenguaje adecuado, a la vez que establecer vínculos con las facultades de comunicación; en el mediano plazo se buscará posicionar a la Red y sus integrantes como fuente de noticias y se fortalecerá el vínculo con las facultades y en el largo plazo se pretende tener comunicadores sensibilizados hacia el cooperativismo y cooperativizados.

En cuanto a los periodistas de los medios masivos de comunicación, la Red considera que la prioridad es trabajar en la sensibilización, formación e incidencia sobre el modelo cooperativo de los reporteros que actualmente ejercen en los medios, pero sobre todo de aquellos que se están formando en las universidades, para lo cual se combinarán estrategias de corto, mediano y largo plazo. En el

Entre los mecanismos para lograrlo se propusieron cursos semestrales de formación, convocatoria a reuniones y monitoreo sistemático de noticias. Sobre los medios masivos de comunicación se han planteado un acercamiento a ellos como fuentes de información confiable, incidir en su alta dirección para que el cubrimiento que hacen sobre el sector consulte la

visión del movimiento cooperativo y promover alianzas interinstitucionales para presentar experiencias e historias de cooperativismo. Entre los instrumentos propuestos están una campaña de marca blanca, el patrocinio de secciones sobre cooperativismo, el suministro de información a los medios, la realización de por lo menos un encuentro de trabajo con directores y editores y la producción de un boletín informativo y un dossier cooperativo para ellos. Con estos avances en el plan de trabajo y la constante vinculación de nuevos miembros, la Red de Comunicadores Cooperativos va camino de convertirse en una fuerza dinámica que impulse la incidencia del modelo cooperativo entre los públicos de las cooperativas, los medios de comunicación y los líderes de opinión.

27


Cooperativa

NuesTRas asociadas

Sembrando solidaridad se cosecha bienestar

Cooperagro es una cooperativa multiactiva, su actividad principal es de aporte y crédito y está clasificada por la Supersolidaria en el primer nivel de supervisión, desde el 30 de octubre de 2012.

L

a cooperativa nació jurídicamente el 25 de septiembre de 1967 como Fondo de Empleados del Instituto Nacional de Agricultura – INA. Hoy está conformada por Trabajadores y Pensionados de Establecimientos del Ministerio de Agricultura, ex funcionarios del extinto Idema, Fedepapa y familiares de los asociados, incluidos los menores de edad. La iniciativa la tuvieron 57 personas que cansadas con las injusticias de los agiotistas, buscaron en la unión un beneficio común y duradero en el tiempo para cubrir sus necesidades económicas. Hoy ese propósito y esas realidades siguen vigentes para 1.770 asociados y familiares en más de 40 ciudades y municipios de Colombia. Así, Cooperagro se ha constituido en un apoyo permanente para sus asociados, generándoles oportunidades para crecer económica, social y culturalmente, siendo una pieza fundamental para que puedan lograr sus propósitos.

Cooperagro asocia a ex funcionarios del antiguo Idema, Fedepapa y sus familias.

28

Más beneficios cada día Cooperagro ha dedicado su existencia a facilitar la vida de sus asociados y familias. La cooperativa ha alcanzado su fortalecimiento económico y social y un reconocimiento nacional para poder prestar un mejor servicio y mejorar efectivamente la calidad de vida de sus asociados, bajo una visión humanista, buscando la integración, generando sentido de pertenencia, amor y lealtad hacia la institución. Y hoy extiende esas facilidades a más colombianos. Por eso, cada día mejora los servicios de crédito. El principio de ayuda mutua ha hecho posible que los asociados tengan auxilios de calamidad, solidaridad por enfermedad y protección familiar en caso de fallecimiento. Además, mediante convenios, presta servicios de medicina prepagada, seguros y planes exequiales para el asociado y su grupo familiar.


A C T UA LIDA D

A futuro

El compromiso de Cooperagro con la comunidad se ha concretado también en la inversión en educación formal para en beneficio de más de 5.700 alumnos de los estratos 1 y 2 de diferentes instituciones educativas, con lo cual se contribuye a disminuir la deserción de estudiantes. El aumento de beneficios ha generado un uso intensivo de los servicios por parte de los asociados y un consecuente incremento de los activos, que a diciembre 31 de 2013 alcanzaron la suma de $16.000.7 millones, con un crecimiento de $1.500.7 millones respecto al año anterior, especialmente por el aumento en la cartera de crédito, que para esta misma vigencia se incrementó en $1.180.1 millones. El patrimonio de Cooperagro llegó a $13.825.0 millones, con un crecimiento de $1.172.5 de un año a otro, siendo su rubro más representativo los aportes de sus asociados por $10.031.7 millones.

Cooperagro tiene la expectativa de aumentar su base social por lo menos en 100%, teniendo como plataforma la retención de los asociados existentes y su satisfacción mediante el continuo beneficio, sin perder de vista su naturaleza cooperativa, garantizando la protección del medio ambiente y el desarrollo humano integral. Con el objetivo de posicionarse aún más dentro del sector cooperativo, una meta de corto plazo es lograr la certificación cooperativa, no sólo con el sello 100% Cooperativa de Confecoop, sino con procesos de estandarización para mejorar el sistema de gestión de calidad. Con 47 años de experiencia y una fortaleza evidente, Cooperagro E.C. se proyecta como una cooperativa que perdurara en el tiempo por su responsabilidad social, su experiencia, sus aprendizajes y la práctica permanente de los principios y valores cooperativos, que le han permitido generar confianza entre sus asociados y su entorno.

El aumento de beneficios ha generado un uso intensivo de los servicios por parte de los asociados y un consecuente incremento de los activos 29


Cooperativa

NuesTRas asociadas

Tres décadas de minería cooperativa en el Valle de Ubaté

L

a crisis que se presentó en la comercialización del carbón en los años 80, llevó a que 20 mineros encontrarán la competitividad en el recurso de asociarse en la Cooperativa Integral de Productores de Carbón de Cucunubá – Coocarbocuba LTDA, que oficialmente que constituida el 7 de diciembre de 1984. En sus inicios, la cooperativa enfrentó dificultades comunes de de tipo asociativo, debidas al desconocimiento este tipo de organizaciones empresariales en la región del Valle de Ubaté. Pero logró superarlas, así que al terminar la crisis, en 1986, la cooperativa estaba consolidada y en 1990 adquirió su actual sede.

Hoy en día, Coocarbocuba cuenta con una organización adecuada a las necesidades de sus asociados, con un equipo humano compuesto por gerente, revisor fiscal, contadora, secretaria, almacenistas, operarios de cargador y técnicos de control de calidad. En cuanto a recursos físicos, cuenta con un almacén equipado con insumos mineros de alta calidad al igual que un centro de acopio para manejo de carbón en el municipio de Sutatausa, lo que garantiza la operatividad eficiente y la calidad del servicio prestado.

Coocarbocuba ofrece apoyo técnico, comercial y financiero a los productores de carbón del Valle de Ubaté.

Productividad y bienestar Los 12 asociados que hacen parte de Coocarbocuba son propietarios de minas de carbón ubicadas en los municipios de Cucunubá y Lenguazaque y cuentan con sus respectivos títulos mineros y concesiones mineras otorgados por la Agencia Nacional de Minería, documentos necesarios para pertenecer a la cooperativa.

30

A ellos se les brinda un respaldo técnico, comercial y financiero en sus labores mineras, lo que les facilita el trabajo cotidiano y les garantiza la calidad en cada uno de sus procesos productivos. En lo social, la cooperativa invierte importantes recursos en actividades

culturales, turísticas y recreativas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de cada uno de los asociados y sus familias. Por otra parte, el 20 por ciento de los excedentes cooperativos de cada año son invertidos por la cooperativa en los colegios públicos de la región, como aporte a su sostenibilidad económica y al mejoramiento de la calidad educativa.

Presente y futuro brillantes En 2004 Coocarbocuba recibió un reconocimiento especial del municipio de Ubaté por sus 20 años al servicio de la región y su destacada labor en el sector minero. La cooperativa se ha destacado por ser pionera en la exportación de carbón hacia Sudamérica y ser uno de los mayores proveedores de maquinaría, equipos, dotación e insumos para todos los mineros de la región. Entre los planes más cercanos trazados por la cooperativa se destaca la construcción de una nueva sede en la zona industrial del municipio de Ubaté, con el fin de reforzar los servicios existentes e implementar asesorías ambientales que disminuyan los impactos en recursos naturales como el agua, el suelo y el aire, logrando de esta manera una relación armónica con la naturaleza.


A C T UA LIDA D

NuesTRas asociadas Orientación y Seguridad

Los guardas del servicio Orientación y Seguridad CTA es una cooperativa que nace de la necesidad de contar con un servicio de seguridad que responda a las particularidades de los ambientes hospitalarios en Colombia.

M

uchos de los servicios que prestan las instituciones de salud generan unos riesgos específicos que requieren tratamiento especializado. Por eso, en 2002 se crea la cooperativa Orientación y Seguridad, como empresa de seguridad especializada en atender esos riesgos, inicialmente con 52 trabajadores asociados. Desde entonces Orientación y Seguridad CTA se ha caracterizado por ser una cooperativa sólida, íntegra y socialmente responsable con los asociados, los clientes, los proveedores y la comunidad en general.

Nueva gestión del talento Aunque la tecnología constituye una herramienta importante en la prestación de servicios de seguridad, esta actividad tiene aún un altísimo componente humano. Por esa razón la cooperativa basa su estrategia en atraer a los mejores asociados, hombres y mujeres, de la industria de la seguridad, brindándoles además la oportunidad de proyectarse y progresar profesionalmente para crecer junto a ellos, de manera solidaria.

Para lograrlo, Orientación y Seguridad CTA entrega beneficios como pólizas de atención en medicina, préstamos para todo tipo de necesidades y un sistema de convocatorias que surte el 100 por ciento de las vacantes con asociados formados dentro de la cooperativa. La Cooperativa ha logrado ser competitiva al desarrollar una cultura de servicio basada en la implementación de los mejores procedimientos, que le han permitido convertirse en proveedor prioritario del sector hospitalario y contar con las más altas certificaciones de calidad. La ISO 9001 de 2008 respalda una oferta de servicios innovadora y ejemplar, la OSHAS 18001 alinea

La cooperativa obtuvo recientemente el certificado 100% Cooperativa de Confecoop y el reconocimiento a mejor pyme de la ACI.

a la cooperativa con los requisitos de habilitación y acreditación de las entidades hospitalarias y la Servicert garantiza que los procesos operativos de la empresa se transfieran de manera directa a la satisfacción de las expectativas del cliente.

Orgullosamente cooperativa La visión empresarial, combinada con un espíritu asociativo y solidario, le han merecido a Orientación y Seguridad CTA obtener el Sello 100% Cooperativa concedido por la Confederación de Cooperativas de Colombia– Confecoop en marzo de este año y el reconocimiento como la mejor cooperativa pyme, otorgado por la Alianza Cooperativa Internacional – ACI en noviembre de 2013.

Somos un ejemplo de que los guardas de seguridad pueden organizarse para prestar servicios mediante un modelo empresarial cooperativo, participativo y solidario 31


Cooperativa

GesTAnDo

Las cooperativas como opción de paz,

para el occidente de Boyacá

Por Antonio Salcedo Arellano Gerente Gestando

E

l occidente de Boyacá es una muestra de que en Colombia los pequeños productores, organizados bajo la figura cooperativa, pueden encontrar una alternativa digna para dedicarse a la producción de cacao y frutas. Esta región fue azotada durante muchos años por la violencia derivada de la explotación minera y los cultivos ilícitos, lo que trajo muerte, desolación y descomposición social. Las familias de unos y otros municipios se enfrentaron a la muerte, motivados por un sentimiento de odio. Se originó, entonces, un estancamiento económico debido, entre otros factores, a las tierras improductivas para actividades lícitas. Gracias a iniciativas del Estado colombiano y de organismos nacionales e internacionales, se empezó a impulsar el cultivo de cacao, frutas y otros

32

productos, cultivando una nueva época de paz. Sine embargo, los primeros años se presentaron muchas dificultades para consolidar unidades productivas familiares capaces de ser sostenibles.

Llega Gestando Entonces, en 2010, la Incubadora Gestando, con el apoyo de la Asociación Canadiense de Cooperativas, visitó la zona e identificó en los municipios de Pauna, Borbur y Otanche a agricultores buenos y motivados, por lo cual decidió apoyar sus pequeñas asociaciones y cooperativas, en el marco del Convenio “Crecimiento Económico y Seguridad Alimentaria”. Se inició con un trabajo de caracterización de organizaciones beneficiarias, formulando diagnósticos de la realidad encontrada. Partiendo de allí se formuló el direccionamiento estratégico de cada organización, junto con los planes de negocio que mostraban las alternativas de desarrollo futuro. Luego, a comienzos de 2011, se inició un trabajo concentrado en la formación, capacitación y acompañamiento socioempresarial.


A C T UA LIDA D

Asociados de Cointeboy, producción de chocolate.

Después de tres años de intervención, se pueden mostrar resultados en la asociatividad y en la empresarialidad, que testimonian el temple y el carácter de los líderes cacaoteros frente a sus organizaciones. A lo largo del desarrollo de este trabajo, hemos ido encontrando un sector cooperativo más organizado, pujante y con un panorama puesto en procesos de transformación agroindustrial y comercialización, para llegar a mercados locales, regionales, nacionales y de exportación.

El trabajo será arduo y permanente para aumentar la capacidad de gestión y el apalancamiento de recursos financieros necesarios para crecer y fortalecer la producción. Otra tarea fundamental es mejorar la red y la cooperación entre los niveles de gobierno, el sector privado y el movimiento cooperativo. Se han hecho avances en el Acuerdo para la Competitividad Regional.

Reto en marcha

En la última edición de nuestra revista Gestando Negocios, hablan y cuentan su experiencia los beneficiarios del Convenio entre Gestando y la Asociación Canadiense de Cooperativas.

Sigue siendo un reto articular todas las organizaciones cooperativas de la región a las cadenas productivas, donde el mayor valor agregado quede para el beneficio de los pequeños productores.

En ella uno de los agricultores del occidente de Boyacá relata cómo durante esta época la situación de violencia desencadenó “una de las guerras más sangrientas e ignorantes conocidas”.

Este agricultor reconoce que con la llegada de Gestando al municipio de Otanche descubrió que la transformación del cacao en chocolate de mesa y su comercialización eran parte de la solución a la complicada situación que atravesaba el comercio del fruto de cacao. Con la creación de la Cooperativa Cointeboy, conformada por 32 pequeños agricultores de Otanche, ellos han encontrado una nueva esperanza para sus familias y para contribuir al desarrollo del municipio. Por ahora el proceso es artesanal y ha logrado cubrir solo un pequeño mercado. La proyección es contar con una infraestructura industrial que permita acopiar y transformar la producción de diez municipios del occidente de Boyacá, pensando en mercados más ambiciosos y especializados como el canadiense.

33


Cooperativa

JUntA De Vigilancia

Cooperación

y paz

E

.l cooperativismo está llamado a liderar el espíritu de cooperación en este periodo de la historia de Colombia. Partiendo de la base de que haya “luz verde” en el proceso de paz, se debe considerar que en el marco del posconflicto se le otorgue una importancia definitiva a la cooperación para la paz con orientación gremial. El sector cooperativo puede designar un Comité de Apoyo para garantizar que las bondades probadas del modelo cooperativo impregnen el agro, la industria manufacturera y el sector de intermediación financiera con enfoque comunitario, solidario y asociativo. ¿Cómo puede aportar el modelo cooperativo en el posconflicto? De muchas formas. Por ejemplo, puede crear una matriz de un Grupo Cooperativo regido por unidad de propósitos, dirección y control, sobre la base de los principios

Este es un momento propicio para aumentar la base social del cooperativismo y mostrar las bondades del modelo cooperativo. 34

solidarios. O constituir unidades empresariales especializadas de orientación técnica y con doctrina solidaria.

importante la aprehensión e interiorización de estos conceptos para su puesta en práctica en el posconflicto.

También puede el cooperativismo formular, impulsar y establecer políticas y lineamentos para la aplicación y desarrollo de procesos educativos en el modelo solidario con campesinos, desmovilizados y comunidades indígenas, realizando una labor empresarial, social y humana basada en sus principios, su modelo y su experiencia.

Finalmente, el cooperativismo puede colaborar en la incorporación de las prácticas del buen gobierno cooperativo: formación de trabajadores por autogestión, impulso de una economía ecológica que respete el medio ambiente, constitución de empresas solidarias con bajo capital e intensivas en mano de obra no calificada que se sume a los más de siete millones de colombianos con vinculación solidaria.

También es una oportunidad para impulsar una cultura de fomento del emprendimiento, la competitividad empresarial asociativa y la cultura autogestionaria ajena a los cultivos ilícitos, en el marco del desarrollo rural. Estas alternativas serán viables con la presencia, participación y asesoría de las organizaciones gremiales como Ascoop y Confecoop, especialmente en áreas vulnerables.

Lenguaje cooperativo Hay que iniciar por el lenguaje. Posicionar y defender expresiones como “economía de la solidaridad”, “empresas asociativas”, “tercer sector de la economía”, “cooperativas y cooperativismo”, “mutualismo”, “empresas comunitarias”, “autogestión”, “cooperación” y “SOLIDARIDAD”. Es

Debemos recordarle y repetirle al país que la economía solidaria cuenta con más de cinco mil empresas de autogestión, que está bajo control y vigilancia de la Supersolidaria, que cuenta con un patrimonio superior a los 3 billones de pesos, que tiene más de cinco millones de asociados, que genera más de 80 mil empleos directos, que involucra empresas en la mayoría de los municipios y en todos los departamentos del país, que cubre necesidades de más de 600 mil familias y que es un modelo que puede mejorar el sistema socioeconómico al generar nuevos trabajos y calidad de vida en los campos de la salud, la educación, la recreación, el deporte y el bienestar de una Colombia democrática y en paz.


Cooperativa

RefiacTUALiDaD Información sobre las

repercusiones sociales Por: Edgar Armando Jiménez Ramos Gerente de Refiascoop

Retomando los informes sobre la necesidad de que las empresas en general, pero sobre todo las de carácter social como las cooperativas, reporten a la sociedad su balance social, además de sus informes financieros sobre los resultados económicos, y que busquen mecanismos de información para lograr este objetivo.

sesiones. Así complementaba la recomendación que había formulado en su 17º período de sesiones a la secretaría de la UNCTAD de que siguiera esforzándose por promover la presentación de informes de sostenibilidad, que incluyeran los aspectos financieros, ambientales y sociales de las actividades de las empresas.

Este tema fue planteado por el documento de la ACI denominado “La década del cooperativismo”, en su capítulo 2º, denominado “Sostenibilidad” y dentro del título “Innovación en la contabilidad”.

“El presente documento ha sido preparado por la secretaría de la UNCTAD para facilitar el futuro examen por el Grupo de Trabajo Intergubernamental de la cuestión no resuelta de la responsabilidad social de las empresas y sus consecuencias en lo referente a la contabilidad y la presentación de informes. El documento ofrece una reseña general de las definiciones de la responsabilidad social de las empresas utilizadas con más frecuencia y de las principales iniciativas internacionales en la materia. Se analizan también los factores importantes que regulan las relaciones de las empresas con la sociedad, como los códigos de conducta, el derecho internacional y nacional, las exigencias de la gobernanza empresarial, el riesgo de reputación y la presión del público y de los inversores. Además, se resume la situación actual en lo tocante a la presentación por las empresas de sus informes sociales, así como las principales iniciativas adoptadas por diversas partes interesadas para definir un modelo adecuado de informe. Por último, se examinan algunas de las cuestiones con que se enfrentan quienes preparan y utilizan los informes sociales, como por ejemplo el medio de presentación, la finalidad, el formato y la comparabilidad de los informes sociales y la importancia relativa y la verificación de los datos publicados en ellos.”

Nos referiremos en este espacio a “La información sobre las repercusiones sociales”, tema muy importante y extenso sobre el cual creo pertinente darles a conocer textualmente el resumen ejecutivo de la publicación sobre “La repercusión de las empresas en la sociedad” presentado en Nueva York y Ginebra en 2004 por la Secretaría sobre Comercio y Desarrollo de la ONU-UNCTAD. Resumen ejecutivo “En los últimos años se ha observado una creciente preocupación por la repercusión que tienen las empresas en la sociedad. Ha habido numerosas iniciativas de diversas partes interesadas para evaluar la repercusión social de las empresas y también iniciativas de estas empresas para informar al respecto. “En respuesta a estos hechos el Grupo de Trabajo Intergubernamental de Expertos en Normas Internacionales de Contabilidad y Presentación de Informes, en su 18º período de sesiones, señaló la responsabilidad social de las empresas como una de las nuevas cuestiones en el ámbito de la transparencia empresarial que podía examinarse en futuros períodos de

Como se puede observar el tema es de largo aliento y debe tratarse muy a fondo.

Un concepto moderno del control Asesorías tributarias y contables • Calendario tributario • Outsorcing • Evaluación de control interno • Revisoría fiscal integrada • Auditorías • Consultorías

36

Trans. 29 No 36 - 29 Telefax: 2693477 PBX: 3683500 Ext. 120 E-mail: refiascoop@ascoop.coop www.ascoop.coop Bogotá D.C.


A C T UA LIDA D

AcTUALiDaD La Equidad:

cerca de la gente

L

a Equidad Seguros Organismo Cooperativo siempre se ha preocupado por fomentar la educación, la cultura, el liderazgo juvenil y de género y la protección del medio ambiente a través de diversos programas para mantener una relación estrecha con la comunidad y así estar CERCA DE LA GENTE…

Es así como con los programas de Fundequidad, la aseguradora ha llegado a cientos de niños y jóvenes cooperativistas, que con habilidades y competencias han hecho parte de esta iniciativa que fomenta, el cooperativismo a través de concursos de Oratoria, Pintura, Cuento y Música; Intercambios y Talleres Juveniles, Foros Cooperativos y Premios a la Mujer Cooperativista y a los valiosos proyectos en pro del Medio Ambiente. Adicionalmente, La Equidad, a través de sus fondos de educación, tiene como uno de sus objetivos sociales facilitar el acceso a la educación superior con becas académicas.

Se trata de un llamado a los dirigentes de las entidades cooperativas para que reconozcan que el talento y el potencial de las nuevas generaciones colombianas son necesarios para los grandes retos que impone el movimiento cooperativo de cara a la Década 2020. Es muy grato que los cooperativistas en Colombia cuenten con Fundequidad como un canal para seguir promoviendo y divulgando los valores y principios cooperativos en sus ciudades.

Las fechas, lugares y temas de las actividades de Fundequidad ya están publicadas en la página web www. laequidadseguros.coop, opción compromiso social cooperativo. Fundequidad cuenta con una red de contacto a través de las agencias de la aseguradora en todo el país, las direcciones y teléfonos también están disponibles en la página. O puede escribir sus inquietudes al mail: fundequidad@laequidadseguros.coop o en Bogotá al teléfono 5922929, Ext. 342 ó 419.

Fundequidad • Fundequidad trabaja por el fortalecimiento del cooperativismo en las nuevas generaciones. • ¡Las convocatorias están abiertas… inscriba desde ya a los niños y jóvenes de su cooperativa!!! • ¿Su cooperativa incentiva el cuidado del planeta? En Fundequidad premiamos sus buenas prácticas… postule su entidad al Premio Día de La Equidad y del Medio Ambiente. • Las mujeres líderes del movimiento cooperativo también son reconocidas por Fundequidad a través del Premio Equidad Mujer Cooperativista.

37


Cooperativa

AcTUALiDaD Se acerca la

Cumbre de las Américas Con el lanzamiento del video promocional, se empieza a ambientar la realización de la III Cumbre Cooperativa de las Américas, que se realizará entre el 2 y el 8 de noviembre en Cartagena, Colombia

L

a Cumbre es el mayor evento cooperativo regional de 2014 y se espera que reúna a por lo menos 1300 representantes del cooperativismo de las Américas y del resto del mundo.

finición de los aspectos académicos y logísticos, que incluyen la confección de un programa que resulte tanto atractivo para los participantes como adecuado a las necesidades del cooperativismo continental.

El evento tiene esta vez el reto de consolidar el formato metodológico de las dos primeras cumbres, realizadas en México y en Panamá en los años 2009 y 2012, respectivamente, y en el que tiene gran importancia la reflexión sobre el modelo cooperativo y sobre el movimiento cooperativo de las Américas. Por eso, se contará con conferencistas de alto nivel, que motiven y enriquezcan la reflexión y el debate sobre los temas actuales del cooperativismo.

En este sentido, es necesario destacar que la Cumbre se produce poco más de un año después de promulgado el Plan para una Década Cooperativa – Desafío 2020, la estrategia diseñada por la Asociación Cooperativa Internacional – ACI para enrutar el movimiento cooperativo internacional y convertir a las cooperativas en el modelo empresarial de más rápido crecimiento para finales de esta década.

El comité organizador en Colombia, encabezado por Confecoop y Ascoop, está trabajando en coordinación con Cooperativas de las Américas en la de-

38

Teniendo en cuenta que este desafío conlleva el liderazgo y la activa participación de los gremios cooperativos y su dirigencia, la Cumbre tiene en el Plan 2020 un vasto tema de análisis.

Así mismo, la Cumbre deberá explorar los avances en la incorporación de la identidad cooperativa coop lanzada a finales de 2013 por la ACI en el contexto del Plan 2020 y que plantea a los cooperativistas del mundo el reto de asumirse con orgullo como movimiento, como modelo y como marca que nos diferencia de otras formas de hacer empresa y organización social y económica. Las actividades académicas centrales serán complementadas por un conjunto de actividades paralelas como los comités temáticos, los encuentros de las organizaciones sectoriales y de otras redes regionales. Ascoop comparte la invitación a sus asociadas y a las cooperativas colombianas en general para que nos acompañen en este importante evento. El video promocional de la Cumbre puede ser consultado en Youtube con el nombre: Video promocional de la III Cumbre Cooperativa de las Américas.


A C T UA LIDA D

AcTUALiDaD El cooperativismo internacional

tiene su marca:

La gran mayoría de los participantes asociaron la raíz “coop” al modelo de empresa cooperativa, su esencia, su gestión y sus valores.

L

as cooperativas disponen de una marca con la cual deben identificarse como parte del movimiento cooperativo internacional, a la vez que se diferencian de otras formas de negocio, no solidarias ni cooperativas.

La marca cooperativa y el dominio genérico .coop son los nuevos símbolos del movimiento cooperativo internacional, que nos dan una identidad colectiva y demuestran nuestro propósito conjunto de hacer empresa cooperativa y vivir la vida de forma cooperativa.

¿Por qué coop? La idea de tener una marca cooperativa y una identidad común surgió de la celebración del Año Internacional de las Cooperativas en 2012 y como parte del quinto punto del Proyecto para una Década de Cooperativa: nuestra identidad cooperativa. La Alianza Cooperativa Internacional – ACI realizó un vasto trabajo de investigación en el que participaron más de 1000 personas en 86 países y cuya conclusión principal fue que no existía ningún símbolo realmente universal del cooperativismo: ni los pinos, ni el arcoíris, ni las manos unidas.

Así, el trabajo concluyó en la creación de la marca como un activo del movimiento cooperativo internacional, que se debe mostrar y proteger. El uso correcto, coherente y cauteloso de la misma es importante para garantizar nuestra reputación como modelo de negocio serio. Por tanto, la ACI diseñó un manual de imagen, que está disponible en su sitio web. Para usar la marca coop se debe entrar al sitio web http://www.identity.coop/ es y diligenciar un sencillo formulario de inscripción. A vuelta de correo se recibirán los archivos digitales de todos los elementos de la imagen corporativa, así como su manual de uso.

Elementos de la identidad visual cooperativa Logotipo de la marca cooperativa: . Es el elemento central de diseño de la identidad cooperativa internacional. Puede usarse en siete colores, adicionales al color ciruela que se reservó la ACI. Eslogan: Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor. Estos dos elementos pueden usarse de manera combinada, así:

Esta es una de las siete imagenes emblemáticas

39


1

C

2

3

4

5

6

7

8

9

16 10 11 12 13 14 15

1

RUCIGRAMA

2 3 4 Ver solución en www.ascoop.coop/el-cooperativismo-en-colombia/

5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17

HORIZONTALES

VERTICALES

1. Principio cooperativo que no gusta a muchos reguladores. Apoyar, colaborar.

1. Relativo al campo. Mentiras, en inglés. Alianza Cooperativa Internacional.

2. Ciudad española que también es una fruta tropical. De Lucía fue el más grande de la guitarra flamenca. Internacional Raiffeisen Union.

2. Invertido, maestro o guía espiritual o intelectual. Prosperidad, riqueza, bienestar.

3. Hortaliza muy apreciada para la ensalada. Prefijo que multiplica. Al revés, triunfa, vence. 4. Plata. Que cultiva o practica un deporte, oficio o arte sin ser profesional. 5. Indicio, señal o marca de algo. Alegria del ánimo. El año del Señor. 6. Es la misma garza. Al revés, surgirá, emanará. 7. Una de las naves de Colón. Al revés, ofrece, entrega. Tambien al revés, así llamamos al sector donde estan varios ministerios en Bogotá. 8. Caudillo pastuso de origen indígena muerto en 1824. Al revés, de lo que carecen los corruptos. 9. Relativo a las operaciones hechas en la Bolsa de Valores. Pala larga para impulsar la embarcación. 10. Ex presidente de Brasil. La ballena asesina. Así le decimos a la hermana del convento. 11. El antiguo Idema. Morada fija y permanente de una persona. Una del pentagrama. 12. Al contrario, uno de los momentos del día. Y ahora, por la mañana. Sodio. Diosa egipcia. 13. Sociedad anónima. Celebraran con risa. Regala o cede. 14. Era el jefe mayor del Arca. Suceso reciente, noticia. 15. Detenerse y descansar en el campo. El Libertador. 16. Esclavos que huían y se refugiaban en el monte. Al revés, afección de la piel que produce escozor. 17. Un sufijo. El grande del Barcelona. Apodo o sobrenombre.

3. Un anglicismo para la palabra etiqueta. Sencillo, único, simple. 4. Las Naciones Unidas. Nombre de mujer o una famosa esclava brasilera de la televisión. Al revés, pasará la lengua sobre algo. 5. Al revés, caudillo comunero o líder asesinado en Soacha. Así llama el gringo a la OEA. Daniel Torres Erazo. Partido político mexicano. 6. Al revés, molestia o malestar. Lo es el de Tota en Boyacá. Hijo de Dédalo, que voló con alas de pluma y cera. 7.La primera sílaba del infante. Doncella griega amada por Zeus que también es una luna de Júpiter. El juesto que escapó de Sodoma. 8. Actinio. Niquel. Líder espiritual musulmán o hierro que atrae. El dominio en internet de Nebraska. 9. Agencia de noticias. Al revés, izar, suspender. Su apellido dio origen a este codiciado premio. 10. Jurista, defensor o mediador. El aro de las ruedas. Forma de pronombre de la segunda persona del singular o plural. 11. Al revés, especie de agua mineral o también tono o tendencia de algo. Bella flor. 12. Primera persona del singular. Sufijo aumentativo. Amnistia Internacional. Un punto en la frecuencia radial. 13. Decorar, arreglar, engalanar. Al contrario, ocupó sin permiso un lugar o una cosa. 14. La mascota de Pedro Picapiedra. En plural, allí nos tomamos una copa. Al revés y en plural, instrumento de labranza agrícola. 15. Piedra sagrada para el sacrificio. Carta útil en cualquier caso y a conveniencia. Igualdad en la superficie o altura de cosas. 16. El grito del león. Incumplidas, deudoras.


Bienvenido

al mundo cooperativo nuevo

Módulos

24 : 7

Acceso desde Internet las 24 horas del día los 7 días de la semana.

20

horas

curso virtual

Incluye certificación de formación cooperativa

Cartilla de contenidos descargable

incluidos en el curso 1 2 3 4 5 6

o una oblema r p n u r olve iva! Para res cooperat a n ¡u n aspiració sa a empre n u s e a rativ La coope a , con alm articipar p y e s r cia para aso Libertad perar para coo es operativa ocrática o c a r t s e Nu dem nización a g r o a n u iva: e cooperat a s e r el hombr p d m io ic v La e r e omía al s una econ cierto presente n u ir u r Const tenible onte sos iz r o h n yu

7 8 9 10 11

s rendemo p a ía d Cada as erativist p o o c r e as erar? ir o coop t e iento p m o C ¿ ro movim t s e u n r Fortalece mos a aporta iv t a r e p o co Desde la ente! ag a nuestr njunto ga en co e u j a s e mpr Ética y e erativa

a coop Nace un

Biblioteca de contenidos cooperativos Colección camino al cooperativismo

Mayor información: 3683500 Ext. 115/116/17/118 - 3107530519 -3108676608 educacion@ascoop.coop - www.ascoop.coop


Profile for Ascoop

Revista Colombia Cooperativa - Edición 114  

Edición 114, abril de 2014

Revista Colombia Cooperativa - Edición 114  

Edición 114, abril de 2014

Advertisement