__MAIN_TEXT__

Page 1

Una publicación de la Asociación Colombiana de Cooperativas, Ascoop - Valor suscripción $40.000 año - 18 - Licencia Mingobierno 00343 de 1979 - TPR No 2012-425 4-72 - Vence Diciembre de 2012 - ISSN 0121-8271

REVISTA DE INTEGRACIÓN Y PENSAMIENTO COOPERATIVO - EDICIÓN 108 - Septiembre de 2012

Es el tiempo de una

política pública para el cooperativismo


Presentación

U

lena preocupación creciente en el movimiento cooperativo colombiano es la debilidad de una política pública estructurada que permita el desarrollo del modelo y del sector y que facilite la presencia de las empresas cooperativas en los proyectos de desarrollo socioeconómico a nivel regional, local y nacional. Un estudio reciente recopilado por la Pontificia Universidad Javeriana dice que, probablemente en los últimos treinta años, lo que ha habido en Colombia es una ausencia de política pública frente al modelo cooperativo. Hecho que se ve reflejado en que no hay una definición clave de lo que es promoción ni fomento del modelo; o un modelo de educación que forme a la sociedad colombiana en teoría y práctica de otras formas de hacer economía y empresa, así como de las formas asociativas y cooperativas de propiedad. Eso conduce a que exista un enorme desconocimiento por parte de los funcionarios públicos, de los legisladores y de muchos jueces, generadores de opinión y población en general sobre cuál es el objetivo, el alcance, la naturaleza y cómo funcionan las cooperativas en un contexto de economía abierta y, por tanto, se desconoce cuáles son sus bondades y para qué podrían ser usadas. Colombia Cooperativa, preocupada como siempre por promover las ideas y generar opinión sobre los temas esenciales para el fortalecimiento del sector, pone de presente en este número unos elementos necesarios para el análisis, la reflexión y la formulación de propuestas que permitan avanzar en la construcción y en el acompañamiento de una política pública que sirva de base para la discusión con el Gobierno y el Estado Colombiano de dicha política con el propósito de que más colombianos accedan a este modelo para resolver sus necesidades y aspiraciones; para que haya un reconocimiento del Estado -en todos los niveles- de que este es un instrumento real de inclusión y desarrollo, y para que se puedan establecer proyectos e indicadores para hacer seguimiento al impacto de esa política pública. Consideramos importante mover estas ideas en momentos en que se ha generado un nuevo escenario para la construcción de un país en paz, en donde se plantea el tema cooperativo y de la economía solidaria como un instrumento para alcanzar la justicia social y el desarrollo. Cobra, pues, total vigencia que volvamos a ubicar el tema de discusión de la política pública como uno de los puntos principales de la agenda cooperativa y de la propuesta cooperativa hacia el gobierno, el Estado y la sociedad. Será muy útil conocer, apreciados lectores, sus opiniones y sugerencias sobre este tema, las que esperamos recibir en nuestra dirección electrónica: colombiacooperativa@ascoop.coop

Comité de Comunicaciones


Colombia Cooperativa es una publicación de Ascoop Asociación Colombiana de Cooperativas Edición N° 108 www.ascoop.coop - ascoop@ascoop.coop

Contenido

Licencia Mingobierno 00343 de 1979 Tarifa Postal Reducida Nº 2012-425 4-72 Vence Dic. de 2012 ISSN 0121-8271 Consejo de Administración Principales Fabio Chavarro González, Carlos Mario Zuluága Pérez, Farid Antonio Baene, Clemente Augusto Jaimes Puentes, Esteban Cobo Vásquez, Héctor Horacio Ortegón, Gabriel Franco Espinosa, Eliecer Antonio Polanco Núñez, José Roselino Avila Vaca. Suplentes Yolanda Reyes Villar, Myriam Martínez Suescun, Nubia Maritza Guerrero Romero, Gerardo Mora Navas, Faxin Pabuena Peña, María Patricia Rodríguez Niño,Edinson Rafael Castro Alvarado, Esmeralda Saleh Páez, Gloria Isabel Alonso Ramírez. Junta de Vigilancia Principales Víctor H. Camacho Correa, José Alberto Pardo Barrios, Mónica María Jiménez. Suplentes Darío Velásquez Hurtado, Danilo Castillo Leal, Rubén Darío Suarez González. Revisor Fiscal Martín Emilio Blanco Martínez Suplente José Antonio Amar Comité de Comunicaciones Yolanda Reyes, Esmeralda Saleh, Maritza Guerrero, José Alberto Pardo, Mónica Luna, Mónica Jiménez Miembros Honorarios Francisco Luis Jiménez Arcila † Francisco de Paula Jaramillo Carlos Uribe Garzón Luis Arturo Muñóz Carrasco Director Ejecutivo Carlos Ernesto Acero Sánchez Realización Editorial Carlos Ernesto Acero Sánchez José Miguel Hernández Arbeláez Ana María Montaña Ibañez Diseño y Diagramación Daniel Navas Contreras Fotografía Oficina Comunicaciones Ascoop Colaboradores Clemencia Dupont Cruz, Édgar Jiménez Ramos, Enrique Valencia Montoya, Ricardo Lozano Pardo, Antonio Salcedo Arellano, Juan Miguel Hernández, Darío Castillo, Fernando Chavez. Publicidad, distribución y suscripciones Claudia Andrea Sánchez colombiacooperativa@ascoop.coop Impresión NIKA S.A.

Ascoop Trv. 29 Nº 36-29 PBX 3683500 LO EXPRESADO POR LOS COLABORADORES Y COLUMNISTAS INVITADOS NO COMPROMETE LA OPINIÓN DE ASCOOP. LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTA EDICIÓN PUEDEN SER REPRODUCIDOS CITANDO LA FUENTE.

Presentación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Mensajes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3 Editorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 Informe Especial Una política pública que impulse el modelo cooperativo. . . . . . . . . . . . . . . 6 Entrevista con el Ministro del Trabajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 Actualidad Reputación Cooperativismo en Colombia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 Crediservir, sinónimo de compromiso con la comunidad .. . . . . . . . . . . . . . 22 Cooperativa Editorial Magisterio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 Coodelmar, sembradores del cooperativismo en Risaralda. . . . . . . . . . . . . . 24 XII Congreso Nacional Cooperativo -Confecoop . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Co-construyendo políticas públicas para las cooperativas en Colombia . . . 28 Refiactualidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 Confecoop . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 Supersolidaria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 Política pública y emprendimiento .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 ¿Hay Política Pública, para el Cooperativismo?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 Junta de Vigilancia de Ascoop. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .38 Octubre, mes del ahorro solidario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40 Educación financiera cooperativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 Compromiso con la comunidad. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 Notas cooperativas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46


Mensajes

...A propósito de los 52 años

Felicita a la Asociación Colombiana de Cooperativas (ASCOOP), al celebrar su 52 Aniversario. Sea propia la ocasión, para hacer un justo reconocimiento a la meritoria labor desempeñada por todos y cada uno de sus Directivos, Asociados y Colaboradores que han sabido cumplir con profesionalismo cada uno de los principios y valores cooperativos.

Felicidades !

2.

1. “Hermanos cooperativistas de colombia,que dios los bendiga en este aniversario y todos los que vengan luego... Que logren coronar todos vuestros proyectos, de equidad, justcia y solidaridad, en libertad y equidad. Me une una relacion familiar con vuestra nacionalidad atraves de mis sobrinos hijos de peruanos nacidos alla o de madre colombiana... Al fin y al cabo, hermanos tambien de una sola nacionalidad... La del amor y la unidad social de un continente con nacionalidades pero sin fronteras... UN ABRAZO

PARA TODOS LOS HERMANOS COOPERATIVISTAS DE COLOMBIA” Federico Aguayo del Rosario Publicó en facebook Asociación Colombiana de Cooperativas.

“Muchas felicidades y que cumplan muchos anos mas haciendo la labor de excelencia por su país por el bienestar en común de todos. Un caluroso y muy cooperativista abrazo para todos ,los que de una manera a otra son parte de su equipo de trabajo, saludos desde Puerto Rico, muchas felicidades y éxitos siempre. Miriam Mangual Publicó en facebook Asociación Colombiana de Cooperativas.

3. “Mil felicidades para Ascoop por sus 52 años de representación del sector cooperativo colombiano. Un abrazo para su director ejecutivo y para todo su equipo de colaboradores. Mil felicitaciones a todo el equipo Ascoop. El sector necesita de  su valiosa gestión.

Escríbanos: colombiacooperativa@ascoop.coop

Abrazos, Esmeralda Publicó en facebook Asociación Colombiana de Cooperativas.


Colombia Cooperativa

Editorial Es el tiempo de una política pública para el cooperativismo Las cooperativas en Colombia son una realidad social, económica, cultural y ambiental. No obstante, pareciera que no logran aceptación, reconocimiento o respeto frente al modelo económico actual, centrado en el individualismo, la concentración de la propiedad, las oportunidades y la riqueza, lo que conduce a que sean miradas, desde diferentes sectores de la sociedad, como organizaciones marginales al desarrollo, ineficientes, sinónimo de pobreza y de falta de oportunidades y en ocasiones, como organizaciones peligrosas para el mercado. La debilidad, inconsistencia o inexistencia de política pública para desarrollar y materializar el reconocimiento, promoción y fortalecimiento de las formas cooperativas y asociativas de la propiedad, elementos centrales señalados por la Carta de 1991, contribuye en un alto grado a mantener ese imaginario público negativo sobre las cooperativas. También ayuda a que en muchas ocasiones se desvirtúe su naturaleza y sean utilizadas en forma indebida, inapropiada y hasta ilegal por personas extrañas al movimiento, que desconocen los valores y principios que rigen este modelo y que buscan en su uso indebido un beneficio individual, incluso lucrativo, ajeno a la doctrina y el marco normativo que rigen a las cooperativas. Avanzar en la construcción de una política pública de Estado que supere esos paradigmas e imaginarios negativos o de prevención frente al modelo, que rescate la naturaleza cooperativa como elemento necesario para el desarrollo, que facilite la inclusión e innovación social, la reconstrucción del tejido social, la promoción organizada y sostenible del emprendimiento productivo y la educación de la sociedad en torno a otras formas de propiedad, igual de legítimas y empresarialmente viables, es una necesidad urgente e inaplazable. El Mensaje de la ACI de 2006, señala que “Las cooperativas desempeñan su función contribuyendo a resolver los problemas que desembocan en conflictos. Estos conflictos derivan de la necesidad de lograr estabilidad económica mediante un empleo seguro o una vivienda asequible, el acceso al crédito o a los productos de consumo, el seguro o los mercados o la satisfacción de una multitud de necesidades. Las cooperativas aseguran que las personas tengan alternativas auténticas a los fallos de los mercados o de los gobiernos, con lo que ayudan a ofrecer estructuras que ocupan y hacen participar a las personas. Las cooperativas abren un camino de inclusión, no de exclusión, y ofrecen a las personas la capacidad de auto-ayuda contribuyendo así a eliminar muchas de las condiciones que pueden acabar en un conflicto dentro de las comunidades y entre ellas”. “Las cooperativas ofrecen también una alternativa real a la resolución de conflictos y contribuyen considerablemente a reconstruir las comunidades después de guerras o de conflictos civiles al crear condiciones que disminuyen la posibilidad de que estos conflictos resurjan. Pueden crear la base real a largo plazo para una paz sostenible y amplia fundada en estructuras democráticas”. La decisión política del gobierno por crear las condiciones favorables para lograr una paz estable y duradera, que ponga fin al conflicto de décadas, debe servir de fundamento para la reflexión sobre el modelo de sociedad y de desarrollo que requerimos y demanda una política pública de mediano y largo plazo para el sector cooperativo, ya no como una aspiración particular del movimiento, sino como una necesidad para contribuir al bienestar de la nación. Se abre una oportunidad para todos y el modelo cooperativo está dispuesto a servir como instrumento de cohesión social y económica. Los ejemplos de esta afirmación abundan en el mundo de hoy (Vietnam, Bosnia, Palestina) y será muy útil que el gobierno y la sociedad revisen y valoren su importancia en momentos en que surge esta iniciativa de paz y prosperidad en el país. Carlos Ernesto Acero Sánchez Director Ejecutivo Ascoop

4


Nuestro siguiente paso:

Vamos a conquistar/construir/proponer:

una política pública que impulse

el modelo cooperativo para Colombia El modelo cooperativo es una respuesta histórica frente a las crisis del capitalismo y las paradojas de exclusión y concentración de la riqueza en nuestro país. Para su impulso y consolidación, proponemos trabajar hacia el logro de una política pública integral, [comprometida] y de largo plazo. Siguiendo los lineamientos del XII Congreso Cooperativo Nacional de 2012 y de la Jornada de Opinión Cooperativa, en el presente Informe Especial se ofrecen elementos para que en conjunto y de cara a la ciudadanía, trabajemos en el corto y el mediano plazo para que Colombia tenga una política que impulse un modelo económico-social y cultural con mayor equidad, con oportunidades reales para el conjunto de la población y que en vez de estar centrado en el crecimiento de los grandes monopolios, ofrezca posibilidades efectivas para la democracia económica. En una palabra, una política pública que de verdad ponga en marcha el mandato constitucional de impulsar las formas de organización cooperativa y solidaria de la propiedad y las oportunidades.

Informe Especial


Colombia Cooperativa

Informe especial Nuestro siguiente paso:

Vamos a conquistar/construir/proponer: una política pública que impulse el modelo cooperativo para Colombia

2. ¿Cuáles pueden ser las grandes líneas que contemple dicha política pública integral? En otras palabras, ¿qué áreas de la vida social colombiana puede contemplar esa política pública?

Dando continuidad a los lineamientos de los informes especiales, y acogiendo las conclusiones del Congreso Cooperativo pasado, a continuación Colombia Cooperativa ofrece un conjunto de ideas que nos permiten fomentar la discusión y avanzar hacia la unificación de criterios para que el movimiento cooperativo pueda liderar este proceso.

1. ¿Q u é e n t e n d e m o s p o r [ p o l í t i c a p ú b l i c a] y q u é características le proponemos? Dado que hay múltiples, y, a menudo, laxos usos de esta categoría, comencemos por unificar nuestros criterios para esta reflexión. 1. Entendemos por política pública una [política de Estado], que trasciende a cada gobierno, que va más allá de un periodo de gobierno, y por supuesto que compromete a varios ministerios y agencias estatales responsables

6

de la dirección y ejecución de las políticas, de los programas y de las inversiones estatales. En este sentido, es una política de mediano y largo plazo, condición básica para que se logre impactar, de manera profunda, la vida social; 2. Su carácter [público] se refiere a que ha sido construida con y acogido por la ciudadanía, que el conjunto de la sociedad la comprende y la comparte y apoya y vigila su ejecución, los recursos que se invierten, y desde luego, que responde al interés público, al interés nacional -y no solo-, al interés de unos cuantos grupos económicos poderosos y formulada a partir del lobby de sus representantes ante el gobierno y el Congreso; 3. Y, para nosotros, es una política [integral], esto es, que comprende varias áreas de la vida social -dado el carácter y la identidad cooperativa-: tanto lo social y lo económico como lo cultural.

Pensando en cómo incidir de manera profunda y de verdad renovadora en nuestra vida social, la propuesta de política pública del movimiento cooperativo, consideramos que debe integrar líneas centrales como las siguientes: - En primer lugar, una política de educación básica y postsecundaria y universitaria, que al tiempo con la cobertura real, esto es, que ofrezca a la niñez y a la juventud condiciones efectivas para poder acceder y mantenerse estudiando, entienda el sentido de educación de calidad como caminos para aprender y valorar el trabajo colaborativo y con un sentido ético en la búsqueda de resolver los problemas comunes y de ser solidarios, de construir en conjunto un modelo de producción y consumo responsables con el medio ambiente y con la vida social, de encontrarle un sentido a la ciencia y la tecnología, en aportar al país y al planeta... y no la calidad como el desarrollo de competencias


in f orme

productivas para enfrentar, cada quien, el mercado. Y en esta búsqueda, sí que tiene sentido que impulsemos un movimiento pedagógico cooperativo que incida en ésa política para la educación; - también una política de juventud, que ofrezca múltiples opciones de vida, y de realización a toda la juventud urbana y rural, desde las opciones de generación de ingresos (estable, sostenible, digna), la realización de su capacidad de soñar, de ser solidarios, de crear, de compartir, de comunicar y del ocio creativo con el deporte, el arte, la cultura; en fin, una política de juventud que le abra un futuro realista a la juventud, que transforme por siempre esa ausencia de futuro, ese no futuro que padecen millones de muchachas y muchachos por un presente de esperanza; esta política de juventud pasa por ofrecerle y enseñarle a la juventud la alternativa de organizar empresas cooperativas con su filosofía y sus principios; - una política de apoyo a las mipymes -micros y pequeñas y medianas empresas-, que al tiempo con las alternativas de financiamiento, de investigación e innovación, de

calidad, de mercados, les apoye en el camino de la asociatividad cooperativa; en fin, una política integral de apoyo a las mipymes que les ofrezca condiciones de equidad frente a las grandes grupos -monopolios- como condición para la sostenibilidad del sector de la economía que genera buena parte del valor agregado y del empleo de la economía colombiana; - una opción de fomento al emprendimiento para diversos sectores de la sociedad: para los jóvenes profesionales, para los independientes y para amplias capas de la población que vive en la informalidad y el rebusque: pero un emprendimiento colectivo y solidario, en la que una de las grandes fortalezas es, precisamente, el modelo cooperativo, pues para crear empresa y ser emprendedores en un mundo monopólico y globalizado, la primera condición de sostenibilidad es la asociación, la cooperación; en una palabra, una política de fomento de las cooperativas de trabajadores asociados;

especial

- Una política financiera que [fomente las formas solidarias del ahorro y del crédito] que, al tiempo con estimular la asociatividad en torno a las cooperativas y apoyar a millones de familias en sus proyectos de vida le permita a nuestro país avanzar a nivel macroeconómico en una estrategia para regular a los grandes grupos financieros y avanzar hacia una verdadera democracia económica. Y, frente al desarrollo rural, una política que articule el modelo cooperativo como alternativa de organización de los pequeños Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 38. “Se garantiza el derecho de libre asociación para el desarrollo de las distintas actividades que las personas realizan en sociedad...”.

7


Colombia Cooperativa

Informe especial Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 57. La ley podrá establecer los estímulos y los medios para que los trabajadores participen en la gestión de las empresas.

y medianos productores del campo para diversas líneas de la economía rural: para la compra de insumos, para compartir maquinaria y tecnología, para la comercialización y el acceso a los mercados nacionales e internacionales -y como respuesta a los TLC-, para el acceso al crédito y a la financiación de la producción;

- Y, como complemento, [una política transversal], que esté presente como enfoque en todas las demás políticas: nos referimos a la política de género, que reconozca las difíciles condiciones de discriminación, exclusión y marginamiento que enfrenta la mujer en nuestro país -por condiciones estructurales frente a las cuales cada día hay mayor conciencia- y que valore el aporte de las mujeres en el desarrollo cultural, social, económico, familiar; y por supuesto, que se aplique en concreto a través de lo que se Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 58, inciso 3. “El Estado protegerá y promoverá las formas asociativas y solidarias de propiedad”.

8

llama -discriminación positiva”, para que las mujeres puedan tener condiciones más favorables, de respeto y dignidad, y en este gran propósito del movimiento cooperativo de impulsar el modelo en la economía y la vida social y cultural, puedan tener el liderazgo correspondiente. En fin, estas son algunas de las líneas que una política pública que, impulsadas en conjunto, pueden contribuir a cambiar la estructura de la economía y a avanzar en la transformación de este modelo de capitalismo monopólico y que pueden ofrecer alternativas sociales y culturales para la niñez y la juventud, para la población vulnerable, para amplios sectores sociales que enfrentan la parte más negativa de este modelo. Es claro que la política pública para impulsar la economía solidaria y cooperativa permitirá tener impactos profundos en los procesos sociales, y que se diferencia de las políticas sociales actuales que intentan la transformación social sin tener una incidencia profunda en las políticas económicas y en las estructuras económicas. Sólo un conjunto de políticas de estas áreas podrán hacer efectiva la célebre propuesta de igualdad de oportunidades.

3. ¿Por qué Colombia necesita una política pública para impulsar el modelo cooperativo? Hay, al menos, cinco razones que nos permiten abrir la discusión para mostrar que nuestro país necesita avanzar por nuevos caminos y, desde nuestras convicciones -basadas en experiencias históricas, nacionales, regionales, internacionales y en fundamentos éticos y conceptuales- hacia un modelo de gran presencia económica y cultural cooperativa:

a. Los indicadores sociales que podemos resumir en uno de gran importancia: Colombia [ostenta el triste título de ser el segundo país en inequidad en América Latina]; b. La estructura económica que se manifiesta en la concentración de la propiedad (y, por consiguiente del ingreso) tanto rural como de la industria, los servicios y la banca, con claras características de monopolio o de oligopolio en muchos sectores de la economía, en la que están excluidos o perjudicados millones de propietarios y de trabajadores independientes en la informalidad; c. La coyuntura de un proceso de negociación de paz y, de acuerdo con las precisiones del gobierno, una etapa próxima de postconflicto, en la que el país va a afrontar las grandes problemáticas sociales y económicas además de los desafíos en las políticas para la participación y en los imaginarios culturales para la reconciliación, como condición


in f orme

especial

Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 60. El Estado promoverá, de acuerdo con la ley, el acceso a la propiedad. Cuando el Estado enajene su participación en una empresa, tomara las medidas conducentes a democratizar la titularidad de sus acciones y ofrecerá a sus trabajadores, a las organizaciones solidarias y de trabajadores, condiciones especiales para acceder a dicha propiedad accionaria. La ley reglamentará la materia.

para poder consolidar la paz en la vida social; d. Un modelo de economía capitalista en la que el ser humano y los derechos de la población en dimensiones centrales de su vida como la salud y la protección social están supeditados a los indicadores económicos y no son el centro ni el sentido de la economía; e. El avance de la globalización económica, con sus características de integración monopólica mundial, y sus implicaciones en la homogeneización cultural, en la que la creación, la historia, las tradiciones, la cultura, los saberes, -entre otras expresiones de la vida social- de los diversos pueblos y naciones pierden fuerza y sentido. Estas consideraciones son, por supuesto, apenas un enunciado para abrir el debate: hay que analizarlas de frente al país para que sean enriquecidas y transformadas, de tal forma que nos permitan comprender a todos los colombianos la profundidad de los problemas y la vigencia de soluciones como la que ofrece el movimiento cooperativo.

4. ¿En qué formas de presencia del Estado se puede concretar/ plasmar la política pública? Es decir, ¿cuál es el punto de llegada al que podemos aspirar? Para que la política pública que imaginamos produzca los procesos trascendentales que queremos, es de esperarse que se plasme en diversas modalidades de la intervención estatal, tanto en el nivel nacional como en el nivel territorial. Algunas de ellas pueden ser: a. En el plan de desarrollo nacional y en los planes de desarrollo territoriales –departamentales, municipales y distritales; b. En políticas económicas sectoriales: tanto con políticas específicas como con una presencia transversal en las diversas políticas sectoriales, con lineamientos claros de favorecer las formas de empresa cooperativa, con estímulos y preferencias de diverso carácter -tributarias, arancelarias, crediticias, de fortalecimiento de la institucionalidad, entre otras-; c. En políticas sociales como la de salud, la educativa, la universitaria, de investigación, de arte y cultura, de comunicaciones, entre muchas otras, para que tengan el enfoque de desarrollo humano que requieren; d. En los presupuestos anuales tanto nacional como territorial, de tal forma que las iniciativas y los proyectos y programas que contemplen dichas políticas tengan el respaldo suficiente para garantizar su implementación a nivel de cada gobierno;

e. Esto significa que en dichas políticas sectoriales se le de prioridad a los segmentos poblacionales que se quiere favorecer, esto es, se haga una adecuada focalización de las políticas y los programas y, por supuesto, de las inversiones. f. Y, como complemento, esta política pública se debe expresar en las instancias de supervisión, vigilancia y control de las organizaciones cooperativas de tal forma que, desde el Estado, se proteja la figura cooperativa y se eviten manipulaciones como tantas que hemos visto crecer sin control y generando graves impactos negativos al modelo cooperativo. g. Esta iniciativa va a requerir, seguramente, desarrollos en el marco legal para la organización y consolidación de las empresas cooperativas, esto es, de la actualización de ley marco cooperativa. Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 64. Es deber del Estado promover el acceso progresivo a la propiedad de la tierra de los trabajadores agrarios, en forma individual o asociativa, y a los servicios de educación, salud, vivienda, seguridad social, recreación, crédito, comunicaciones, comercialización de los productos, asistencia técnica y empresarial, con el fin de mejorar el ingreso y calidad de vida de los campesinos.

9


Colombia Cooperativa

Informe especial 5. ¿Cómo alcanzar esa política p ú b l i c a p a r a C o l o m b i a?, ¿cuáles pueden ser las claves a seguir, en particular, por parte del movimiento cooperativo? Para abordar este gran reto podemos pensar varias iniciativas desde la perspectiva de los principios de las cooperativas, y de los valores que nos inspiran como personas y como movimiento. Mejor dicho, los principios que nos orientan nos dan claves para pensar cómo emprender este gran paso: a. Una primera clave: que estas políticas públicas sean impulsadas desde las cooperativas, [desde nuestra práctica cooperativa]: es decir, que la sociedad colombiana vea que la [utopía cooperativa] la hacemos realidad, día a día, poco a poco, desde nuestras cooperativas. Se trata, por tanto, de poner en marcha esta gran iniciativa como una dimensión de nuestro compromiso con la comunidad –el 7º principio de las cooperativas- y para ello, la clave es la solvencia de nuestras cooperativas, la solidez de la identidad de nuestras cooperativas y los líderes sociales encargados de impulsar, proponer, construir esta política pública son, precisamente, los cooperativistas; que quede claro: no se trata de un discurso de políticos profesionales o de académicos ajenos a una realidad sino de propuestas que nazcan de nuestra praxis solidaria. b. La 2ª clave: es indispensable impulsar la política pública por parte de muchas, de todas las empresas

10

cooperativas en conjunto como un gran proyecto de incidencia política y social en conjunto, esto es, poniendo en marcha nuestro 6º principio, la cooperación entre cooperativas, de tal forma que generemos una sinergia que vaya vinculando al conjunto de las cooperativas y de sus asociados, lo cual va a permitir un mayor impacto y reconocimiento en la vida social; c. La 3ª clave es desarrollar este gran proyecto de cara a la ciudadanía. Para ello, la estrategia es que para este propósito, pongamos en marcha nuestro 5º principio –educación, formación, información-; esto significa que adelantemos una gran estrategia educomunicativa, que abre espacios de diálogo (es consultiva y deliberativa), que es educativa (despliega los principios pedagógicos que las cooperativas hemos desarrollado), que informa tanto al interior de cada cooperativa como hacia las comunidades del su entorno y hacia la sociedad las propuestas para armar la política pública, en fin, que divulga y proyecta hacia la sociedad y hacia el Estado nuestro planteamientos; d. La 4ª clave es construir esta política pública promoviendo [un proceso de democracia participativa] para que amplios sectores de la ciudadanía puedan aportar, deliberar y participar en las decisiones, para lo cual debemos desplegar alianzas con la sociedad civil,

Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 333 Inc. 2 y 3. La libre competencia económica es un derecho de todos que supone responsabilidades. La empresa, como base del desarrollo, tiene una función social que implica obligaciones. El Estado fortalecerá las organizaciones solidarias y estimulará el desarrollo empresarial.

consensos con el Estado, tanto en el nivel territorial (municipios, distritos...) como en el nivel nacional. e. Y, por supuesto, esta iniciativa de participación en el aporte del movimiento cooperativo debe nacer desde la autonomía de cada cooperativa, sin aceptar presiones de ninguna instancia social o política o estatal: es en ejercicio del 4º principio de las cooperativas, la autonomía y la independencia, como podemos hacer una incidencia efectiva para formular y aplicar una política pública que trascienda hacia el conjunto de la sociedad. Finalmente, el criterio que debe estar presente todo el tiempo es que nuestro aporte sea desde la ética cooperativa y desde los valores del cooperativismo, de tal forma que el análisis social -y económico y culturalsea enriquecido por esta valoración.


in f orme

especial

6. ¿Qué significado puede tener para el movimiento cooperativo que [Colombia] tenga una política pública frente a la economía solidaria cooperativa? El significado para el movimiento cooperativo puede ser de gran importancia: i. Durante el proceso de formulación –antes-, en el momento de su promulgación –durante- y después -en el largo período de su aplicación- es una gran bandera, una herramienta para proyectar ante la sociedad el modelo, sus fortalezas, los argumentos y por supuesto, los avances y las experiencias que tenemos en Colombia y en el mundo. ii. Ganamos en reconocimiento, avanzamos en que nos valoren como una opción importante, como un sector con peso significativo en la economía y como un movimiento cultural y económico que tiene aportes para hacerle al país; Una pregunta que puede surgir y que debemos analizar: ¿significa esto que el movimiento cooperativo sea ahora un partido político? Por supuesto que no. El proyecto de formular y conquistar una política pública para Colombia lo haremos desde las distintas empresas cooperativas y desde las organizaciones gremiales que nos agrupan. Es claro que se trata de hacer incidencia profunda, política y cultural,

Fundamentos constitucionales para una política pública ante la sociedad, el gobierno y ante el Congreso. Este es, sin duda, un paso importante a seguir. Fundamentos constitucionales para una política pública La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 333 inciso 4 - La actividad económica y la iniciativa privada son libres, dentro de los límites del bien común. Para su ejercicio, nadie podrá exigir permisos previos ni requisitos, sin autorización de la ley. El Estado, por mandato de la ley, impedirá que se obstruya o se restrinja la libertad económica y evitará o controlará que personas o empresas hagan de su posición dominante en el mercado nacional. La ley delimitará el alcance de la libertad económica cuando así lo exijan el interés social, el ambiente y el patrimonio cultural de la Nación

La Constitución Política de Colombia consagra: Artículo 334 - La dirección general de la economía estará a cargo del Estado. Este intervendrá por mandato de la ley en la explotación de los recursos naturales, en el uso del suelo, en la producción, distribución, utilización y consumo de los bienes, y en los servicios públicos y privados, para racionalizar la economía con el fin de conseguir el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, la distribución equitativa de las oportunidades y los beneficios del desarrollo y la preservación de un ambiente sano. El Estado, de manera especial, intervendrá para dar pleno empleo a los recursos humanos y asegurar que todas las personas, en particular las de menores ingresos, tengan acceso efectivo a los bienes y servicios básicos. También para promover la productividad y la competitividad y el desarrollo armónico de las regiones

11


Colombia Cooperativa

Conclusiones Mesas de Trabajo Congreso Cooperativo Confecoop

Cooperativismo y Estado Con una amplia participación de los asistentes y con la presentación de las instituciones públicas relacionadas con el sector, la Mesa Cooperativismo y Estado formuló las siguientes conclusiones y recomendaciones, que reproducimos por considerarlas un insumo especial en un proceso de construcción de política pública sectorial, y que recogen el sentir del movimiento cooperativo.

Asistentes a las Mesas de Trabajo, Congreso Cooperativo. Foto: cortesía Departamento de Comunicaciones de Confecoop

1. No hay una política pública clara frente al sector cooperativo colombiano. Las acciones de política pública contenidas en el Plan de Desarrollo son genéricas, y no bajan a las entidades públicas encargadas de su ejecución. 2. La política pública que desarrolle el mandato constitucional de protección, promoción y fortalecimiento de las formas asociativas y solidarias de la propiedad debe ser una política de Estado. 3. El desarrollo del documento Conpes 3639 de 2010 ha sido precario. El sector exige que los compromisos adquiridos en dicho documento de políticas se desarrollen, dentro del marco de la concertación con el sector cooperativo. 4. El sector espera la interlocución directa con el Ministro de Trabajo, responsable de la definición de la política pública y del seguimiento de su aplicación y desarrollo.

12

5. La participación de las cooperativas en los planes, programas o proyectos públicos derivados del plan de desarrollo es restringida, limitada y hasta impedida al momento de la puesta en práctica de los mismos, bajo argumentos como el desconocimiento, la desconfianza o supuestas limitaciones de las formas empresariales cooperativas. 6. Las acciones de promoción, fomento y fortalecimiento del cooperativismo se concentran en la UEA de Organizaciones Solidarias, pero estas obedecen a actividades de ejecución y de corto plazo. 7. El sector reclama un proceso permanente y técnico de coordinación y concertación con la institucionalidad pública relacionada con el sector. 8. El sector apoya las acciones de supervisión, control y vigilancia estatal

sobre las entidades cooperativas. Este proceso debe ser técnico, oportuno y eficaz. 9. El sector exige del Gobierno Nacional una mayor voluntad política en el fortalecimiento de las entidades de supervisión de las cooperativas para evitar el abuso indebido e ilegal del modelo cooperativo por personas ajenas al movimiento. El proceso de depuración de falsas cooperativas de trabajo asociado y de aporte y crédito debe ser urgente. 10. El sector urge una revisión a los mecanismos de aseguramiento de depósitos y ahorros en entidades cooperativas, con el fin de adecuarlo a las necesidades de las cooperativas de ahorro y crédito, mejorar los servicios prestados y coordinar con el organismo de control y vigilancia los requerimientos de información. Igualmente pide el incremento de la


in f orme

especial

Plenaria de conclusiones, Congreso Cooperativo. Foto: cortesía Departamento de Comunicaciones de Confecoop

cobertura del seguro de depósito y la reducción de la prima. 11. El sector cooperativo pide al Gobierno la revisión urgente del Decreto 2025 de 2011 con el fin de adecuarlo al marco normativo de la Ley 1429 de 2010, con el fin de permitir la vigencia del modelo legítimo y auténtico de trabajo asociado. 12. El sector reclama una acción inmediata del Gobierno nacional en

torno a una serie de barreras administrativas de acceso a diversas actividades económicas, que por virtud de reglamentaciones les está prohibida o restringida a las cooperativas, con lo cual se vulnera lo consagrado en la Ley 79 de 1988 y otros derechos como la libre asociación, la libertad de empresa, la igualdad real y efectiva ante la ley, la promoción del trabajo y la proyección de los derechos de los asociados, entre otras las siguientes.

- Ley de libranzas, pago de las mesadas pensionales, restricción a depósitos públicos en cooperativas de ahorro y crédito, inscripción en el rut, exclusión de XCTA de ley de libranzas. 13. El sector reclama un pronunciamiento oficial del Alto Gobierno nacional frente al proceso de intervención de SaludCoop.

13


Colombia Cooperativa

Entrevista con el Ministro

del Trabajo,

Rafael Pardo Rueda

A propósito de la urgente necesidad de reflexionar sobre el tema de las políticas públicas y el sector cooperativo, Colombia Cooperativa ha propuesto para este número 108, mostrar las diversas posturas al respecto, en este contexto pedimos la opinión del Ministro de Trabajo, Rafael Pardo Rueda, quien nos respondió lo siguiente:

C

..olombia Cooperativa: Investigadores del Instituto de Estudios Solidarios de la Universidad Javeriana sostienen que en Colombia, en los últimos treinta años no ha habido políticas públicas para el sector solidario y la economía cooperativa. ¿Qué apreciación tiene usted al respecto? Rafael Pardo: El nuevo Ministerio del Trabajo está construyendo una verdadera política pública, respondiendo al Plan Nacional de Desarrollo que contempla dentro de sus objetivos el que todas las empresas de la economía solidaria, todas las cooperativas, se puedan vincular a los propósitos de desarrollo establecidos en las cinco locomotoras. Esta vinculación permite el desarrollo del modelo cooperativo, así como la implementación de las políticas propias del sector. De otra parte, el Estado Colombiano en su desarrollo constitucional ha buscado garantizar e innovar nuevos modelos de producción en condiciones dignas y justas para dar respuesta al modelo

14

de producción, garantizando normativamente otras relaciones de trabajo, regulando su ejercicio, como garante de los derechos y obligaciones de los trabajadores y empresarios comprometidos en el sistema productivo. Bajo este contexto, el Sistema de la Protección Social ha venido creando las condiciones necesarias para que los trabajadores puedan asumir las nuevas formas de trabajo que actualmente se están fortaleciendo, como consecuencia de las transformaciones de la organización productiva a nivel nacional e internacional. El Ministro de Trabajo viene promoviendo la organización y el fortalecimiento de formas asociativas, gremiales y solidarias para el fomento del trabajo y del empleo; pero el desarrollo de estas formas de trabajo, debe responder a la misión de estimular un trabajo formal, digno, productivo y de calidad, que proteja los derechos de los trabajadores, al tiempo que garantice el suministro de talento humano capacitado para aten-

der las necesidades de competitividad y productividad de las empresas de hoy.

C.C.: El modelo económico cooperativo es una alternativa de economía social y de emprendimiento para amplios sectores de la población, jóvenes, profesionales, Mipymes, campesinos, entre otros, ¿tiene el gobierno actual en marcha una política pública frente a este modelo de emprendimiento solidario? R.P.: Sí, tenemos los componentes de la política pública para desarrollar el emprendimiento solidario, por ejemplo, la alianza entre jóvenes organizados bajo el modelo cooperativo, con el fin de promover trabajos especializados, en el cual sus asociados sean trabajadores y dueños de su empresa cooperativa, incorporando en la práctica verdaderas políticas de empleo estable y el emprendimiento, organizados bajo el modelo cooperativo. Este modelo se puede replicar en asociaciones o alianzas entre campesinos, jóvenes en proceso de formación académica, Mipymes, frente


in f orme

especial

Rafael Pardo Rueda Ministro de Trabajo

a los retos de respuesta rápida y estable que demandan los Tratados de Libre Comercio, en especial el de los Estados Unidos y Canadá. El modelo cooperativo es y será un elemento fundamental en la consolidación de la paz, ahora y en la etapa posconflicto. Este modelo cooperativo solidario es una de las herramientas más eficaces en la equitativa redistribución del ingreso de un país. Los dos grandes interrogantes que mueven la propuesta son los siguientes: ¿De qué manera la Economía Solidaria, en especial su forma cooperativa puede contribuir positivamente a la solución de los problemas presentes en el contexto laboral de Colombia? ¿Puede la Economía Solidaria en Colombia impulsar una cultura que fomente estrategias y programas de políticas públicas orientadas a fortalecer la competitividad, la internacionalización, la transparencia y equidad tanto a nivel urbano como rural?

La necesidad de tener una propuesta de política pública por parte del sector debe responder a lo contemplado en el Conpes 3639 de 2010 e igualmente algunas necesidades del sector como las siguientes: La revisión de su contexto normativo, que como ya es conocido por todos es un compromiso que abordará el Ministerio en el marco de los compromisos del APP No. 81 sobre Economía Solidaria. La revisión del actual esquema de Inspección, Vigilancia y Control con el fin de determinar los ajustes que se consideren necesarios, identificando las posibles fallas que se presenten, entre otros.

C.C.: El documento Conpes Solidario propone siete líneas estratégicas, ¿Cuál es el compromiso del gobierno actual para su puesta en marcha? R.P.: El Sector de la economía solidaria en términos de política es abordado por el Ministerio del Trabajo a partir de

noviembre pasado cuando el Presidente Santos decidió revivir la cartera laboral. Hoy estamos trabajando en temas que se consideran fundamentales por este Ministerio y que no se contraponen con los ejes temáticos contemplados como prioritarios en el Conpes 3639 de 2010: - Regulación para el desarrollo empresarial que ya fue explicado en un punto anterior y que tiene que ver con la línea estratégica relacionada con el ajuste institucional del sector para el desarrollo empresarial. - Simplificación y racionalización de los trámites para el registro y la supervisión de la forma solidaria. Lo relacionado con simplificación de trámites fue abordado por el Decreto 019 de 2012. - Prevenir el uso inadecuado de las cooperativas y precooperativas de trabajo asociado. Este tema como es conocido por todos fue regulado por el Decreto 2025 de 2011. - Optimizar los esquemas de regulación y supervisión para la prestación de servicios financieros.

15


Colombia Cooperativa

Informe especial

Esta línea estratégica hace parte de los compromisos adquiridos en el APP 81 y como tal deben ser abordadas por las entidades competentes en el tema como son: Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Superintendencia Financiera y Superintendencia de la Economía Solidaria; que a su vez generan estrategias para responder a la siguiente línea que implica facilitar el acceso a instrumentos de fomento. - Fortalecer el suministro de información y estadísticas del sector. Sobre esta línea ya viene trabajando la Unidad Especial de Organizaciones Solidarias y busca desarrollar un sistema de información único para el sector, con el fin de poder tener certeza sobre cuántas son las organizaciones formales y dónde se encuentran.

C.C.: Usted ha propuesto la creación masiva de cooperativas, ¿de qué forma se puede garantizar la identidad cooperativa, cuyo fundamento es la educación en la ética y la economía de la solidaridad? R.P.: Organizaciones Solidarias ya viene trabajando en la creación de empresas cooperativas sostenibles, garantizando

16

procesos de fomento bajo la aplicación real de principios solidarios e igualmente fortaleciendo organizaciones solidarias desde la perspectiva empresarial y social, el mismo reconocimiento en el caso de la promoción del modelo y de sus principios. Más que una proliferación de cooperativas, la política del Gobierno es fortalecer las actuales con base en las buenas prácticas. Así mismo, promover que en ellas se garantice la política anticorrupción y la adecuada gobernabilidad. Los valores y principios democráticos con base en la participación económica de los asociados y la extensión de la solidaridad. Esta misma política acompañará la creación de nuevas cooperativas en donde el desarrollo económico demande la participación de las empresas de la economía solidaria. Unas organizaciones del Sector Solidario que han sido fuertemente cuestionadas durante los últimos años son las cooperativas de trabajo asociado, parte importante de ese cuestionamiento está relacionado con prácticas no ajustadas a la normatividad.

Muchas de ellas se dedicaron a la intermediación laboral, actividad expresamente prohibida a este tipo de organizaciones por las normas vigentes Decretos 4588 de 2006 y 2025 de 2011 y Ley 1233 de 2008. Las prácticas anteriores, precarizaron el trabajo y los ingresos de los trabajadores al poner este esquema de autogestión al servicio de intereses particulares y no de sus asociados y/o de la comunidad. Algunas de esas organizaciones se apartan de los postulados de la OIT en el marco del trabajo decente, con el argumento de que no se rigen por el Código Sustantivo del Trabajo, sino por Estatutos y Regímenes, lo cual genera una brecha considerable entre los derechos y deberes, las formas de remuneración y la permisividad de la ley con respecto a lo que pueden hacer quienes se consideran propietarios de estas organizaciones. En ese orden de ideas, el Ministerio no está en contra del Modelo Cooperativo de Trabajo Asociado; siempre se ajusten a la filosofía solidaria y cumplan con lo establecido en las normas vigentes.


.co g r ro.o p a an w.c

in f orme

ww

especial

o org.c . o r p na www.ca

Solidaridad que hace vida

www.cana pro.org.co

PREVISIÓN Asistencia Solidaridad

VIAJES Nacionales Internacionales

EDUCACIÓN RECREACIÓN

Principal: (Bogotá) Calle 63 No. 24-58 PBX: 3480564 FAX: 3480320 SOACHA : Calle 13 No. 5-97 C.C. TEQUENDAMA Locales 210-211 Tel: 721 10 65 – 726 04 20

VILLAVICENCIO: Calle 38 No. 32-41 - Local 101 Edificio Parque Santander Tel: 672 39 08 - 662 19 49 MOSQUERA: Calle 3 No 4- 10 -2do piso Vía principal Mosquera - Facatativá C.C. COOPTENJO Tel: 8257206 FUSAGASUGÁ: Cra. 6 No. 7-36 Oficina 312 C.C Escorial Center Tel: 873 64 80 COLEGIO CANAPRO: Calle 173 No. 19-35 Tel: 671 15 19

CRÉDITO

CIDE Institución Educativa Superior

Sede principal: calle 41 No. 27 A -56 Tel: 3 68 96 18 – 368 96 19 Sede Galerías: cra. 21 No. 53 D - 43 Tel: 255 85 47 – 255 86 26

MERCANAPRO Calle 7 A Bis C No. 80 – 26 Tel: 424 09 36 - 28 /63

CENTRO VACACIONAL GUARÉ: Carmen de Apicalá Tel: (8) 247 81 52 Cra. 10 No. 05 - 80 PARQUE DE LOS NOVIOS: CONDOMINIO Calle 63 No. 39-50 CAMPESTRE SOL DEL LLANO Tel: 221 74 7917 Puerto López (Meta) Tel: 312 466 67 84 – 315 257 83 53 HOTEL AGUA BLANCA (Puente Nacional) Tel: 313 3 47 88 80


lic

ria

i ra t

c to an

rdad ue

po

c

to da

an

t iv a

da

e ng

br a,

lm

q

de

nc

el m

o op de organización c

nga en marc ad p o ha e

bli ca

or

p

im

pa la

as

a

m as

e

ad

de organizació

era

En u na

oo

ad

l as

ue q

ld

ls

lic a

io n a

an

or m

pe

de

u

úb

onga en marcha

rd ve

r ls a

ap

ndato constit uc

opiedad. la pr

for

ve

el ma

q

ei mp

r m as

de

alabra, una polític

a

ld

pu

lic

s fo

úb

o na

la ar

ap

lític

el m

na p

alabra, una polític

andato constituci

ca que de verd

en marcha

erd ev

na p

el m

po

u En

a rch

de

u En

a rch

a

. ad

ma

e impulsar las f

ponga

ma

en

bli a pú

a

da

t

pi e

im

. ad

a

blica que o d e p ca pú ció verd ied olíti a d iza ap po tiva y solida un r i a de pera ng a, la coo pro br

v lica q u e a d e ca púb las ver y olíti d a ar ap dp y solida un r i a erativa o d e ng a, l oop a pr nc br

a

a palabra, una po l í n un t i ca . E p ú ad e organización b c o o l ed pe i as d c m r pi a for ti

En una palabra, una política pública que de verdad ponga en marcha el mandato constitucional de impulsar las formas de organización cooperativa y solidaria de la propiedad.

Diseño: Daniel Navas

úb

un

rat i

o

d

op e

ng

t it ns co

po

pi ed

ad

pro

ld ona u ci

e la

E

la

organización co

iva y solidaria d

d. da

n

perat

h na ld arc m bra, una polí ei a l a p tica a m n en pú nu

la

pa

ni

co o

tica pú bli o t a ca c d o n nstitu ma cio a el q

rg a

po

una En

or ga

eo

pa

ión

e

de

na

ac

a

sd

En u m as

na

r ab a mandato constitu l e d ra cio li cha r , o n a al s m , u a n r a polí de n palab

ar las for

ed

puls de im

n ció za ni

al ion

a propiedad.

s de

c titu

impulsar las forma

de l

iz

s on

l de

ria

ro p

ls

qu

s

da oli

na

ap

im pu

ma

y

a ion

l de

a lid

tuc

En u

en

sti

propiedad.

for

on

de la aria

a

d oli

ndato constituciona

to

el

a

ys

va

l ma

ia d

so

ae

rativa y solidar

. ad

n

m

ch ar

o op e

. ad

niz

nc

d ie

ga

ió ac

li pa pulsar las for so de im ma la y nal sd e cio a or titu a br , a l u a ga n p a polí ns un a t ic a En co p

d

ue

u a, br

e d e u q

rga ato as de o nización c oo form c s pe r la ra onga en marcha e p a t d s lm iv l a an erd pu da ev

erativa y solida coop r i a d ión e ac l

de

o p e impulsar las forma ala ys al d sd ion va e o propiedad. tuc rg de la E sti nu an ria na on da

ue

za

el m an opiedad. En u r p a l n da ap e d a ia l

n

a un

po

ng s de organizació a a m r nc fo e s o a l o r p en marcha er lsa ponga el m d at u a d p r a i nd ve

va blica que de s ca pú v la ti í e l y r o d ad ar ap po va y solidaria d un erati e la ng a, o op pro br nc c a qu e d e pi a públi verd e ció lític

ponga en marc d a ha verd

líti po

a iz ndato constitucio n p a l ma l an ro d e ae rg im rch la propied a e p d . E u n ria d ma ls una lida

to

impulsar la e d l a s fo n o i c rma u t i t sd ns ue de ver q a c i l o b e dad c pú o ca


ACTUALIDAD

Actualidad En esta sección entregamos un análisis de la encuesta realizada por Ipsos-Napoleón Franco, que fue presentada en el Congreso Nacional Cooperativo, sobre la percepción y la reputación del cooperativismo en el país; un resumen del Congreso Nacional Cooperativo, organizado por Confecoop; una nota de la Junta de Vigilancia de Ascoop; un artículo de Darío Castillo que presenta un balance del Primer Encuentro Internacional sobre Políticas Públicas, Desarrollo Local y Cooperativismo, realizado en Cartagena, en julio pasado. Nuestras habituales columnas de opinión institucional: Confecoop, Refiascoop y Supersolidaria Cenicoop y Gestando, que nos entregan su perspectiva sobre el cooperativismo y las políticas públicas y “Nuestras asociadas” está dedicada a tres cooperativas que son ejemplo del modelo cooperativo aplicado al bienestar de los asociados, y que centra su accionar en la comunidad y el desarrollo de los seres humanos. En esta edición les presentamos nuestras dos nuevas secciones: Educación Financiera Cooperativa y Compromiso con la comunidad. Dos secciones patrocinadas por nuestras asociadas y que tienen la intención de hacer reflexiones teóricas profundas sobre estos dos temas que son fundamentales para el fortalecimiento del movimiento cooperativo. En Notas cooperativas, el nombramiento de un cooperativista, Carlos Ernesto Acero, como presidente del Consejo Nacional de Planeación; el pronunciamiento de Ascoop que celebra el anuncio hecho por el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos de hacer acuerdos de paz con las Farc y el Foro IV de Gestando: Estrategias para la innovación cooperativa.

19


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad Percepciones y posibilidades

Encuesta

Reputación Cooperativismo en Colombia

C

..onfecoop contrató con Ipsos Napoleón Franco una encuesta para medir la percepción que sobre el tema cooperativo tiene el sector, los generadores de opinión y el público en general, cuyos resultados fueron presentados en el XII Congreso Nacional Cooperativo celebrado el pasado mes de julio. La metodología utilizada permite medir la reputación sectorial, a partir de una valoración de cinco criterios centrales: conocimiento, familiaridad, favorabilidad, confianza y “advocacy”, es decir, aprobación o promoción del modelo. Para evaluar la imagen del sector, se diseñaron un conjunto de atributos, agrupados en 3 factores que construyen o impactan sobre la reputación corporativa del cooperativismo, a saber: gestión corporativa, responsabilidad social y modelo cooperativo. Así mismo, la encuesta adelantó una medición de los riesgos reputacionales del sector, a partir de una serie de afirmaciones que buscaban dar amplia cobertura al tema cooperativo. (regulación, transparencia, cooperativas de trabajo asociado, aporte a la calidad de vida de los asociados, aporte al desarrollo del país, apoyo del Estado al sector, impacto por el mal uso de la figura, competitividad del modelo, entre otros).

20

Los resultados de esta evaluación son interesantes para la gestión, promoción, visibilidad, sostenibilidad, incidencia y reconocimiento del modelo cooperativo, constituyéndose la primera gran medición de impacto reputacional adelantado por el sector y cuyas conclusiones abren un horizonte favorable para el fortalecimiento, desarrollo y promoción de nuestras cooperativas y servirán para adelantar acciones sectoriales, gremiales y en cada cooperativa con el propósito de mejorar la información, conocimiento y percepción de los beneficios y bondades que las cooperativas le ofrecen a las personas asociadas, sus familias y al sociedad en general.

Colombia Cooperativa celebra este esfuerzo gremial y estimula a todas las cooperativas del país, a sus directivos y cada uno de los 5.5 millones de colombianos asociados a adoptar las acciones afirmativas a que haya lugar para hacer más visibles a las cooperativas y su impacto en el bienestar de los colombianos. La encuesta nos pone retos interesantes y nos ubica en un panorama en el que hay muchas cosas por hacer; teniendo en cuenta además la coyuntura política actual.

El mensaje general de la encuesta muestra que la población colombiana conoce las cooperativas, sabe que existen y cree que en general las cooperativas piensan en el bienestar de sus asociados, que

son socialmente responsables y hacen más fácil conseguir los logros que estos se proponen. Coinciden los encuestados en que las empresas cooperativas deben trabajar más en aspectos como buen gobierno, transparencia en la información y mayor promoción con el fin de mostrar la gestión social y económica que éstas adelantan. Lo anterior plantea un reto como sector y como movimiento: la generación permanente de confianza entre la opinión pública y de mejoramiento de la percepción como un sector transparente. La encuesta pone nuevamente en evidencia algo que para los cooperativistas es claro y es que, en general, la población colombiana conoce instituciones cooperativas, pero al indagar un poco más no saben lo que significa el cooperativismo. Es decir, sabe que existe, pero al momento de preguntar por sus ventajas, atributos, beneficios, naturaleza, proyecciones, impacto en la sociedad, los desconocen. ¿Cómo lograrlo? Es un proceso que involucra varios frentes y toda la voluntad política sectorial. La base está en la aplicación del modelo basado en sus valores y principios. La educación cooperativa y una estrategia de comunicación e información sobre lo que son y hacen las cooperativas se con-


ACTUALIDAD

NO SUEÑE SOLO vierten en el centro del plan estratégico sectorial e individual de cada cooperativa. La producción y entrega de información clara y oportuna para los asociados y el público en general; la participación activa y democrática de los asociados, la autonomía institucional y económica, la cooperación entre cooperativas y un renovado compromiso con la comunidad, más allá de los aspectos puramente formales deben ser elementos claves en la consolidación de este proceso. La comunicación debe convertirse en la principal herramienta para el cambio de imaginarios y de las ideas que los colombianos tienen sobre el cooperativismo. Hay que acercar a la población en general y también a la base asociativa hacia la cooperativa, pues la falta de familiaridad se convierte en sí misma en un riesgo reputacional para el sector. Debemos trabajar más en comunicar el aporte que hacemos al desarrollo del país, a mejorar la calidad de vida de las personas y a mostrarnos como un factor real de solución de problemas sociales. Aspectos evidentes para quienes estamos en el sector pero poco conocidos y apreciados por la población en general. A través de acciones comunicativas contundentes y del fortalecimiento de las relaciones con los líderes de opinión es posible lograr un cambio en la percepción, que le muestre a la opinión las bondades del modelo y los beneficios que significa para todos. Otro reto que debe asumirse es el fomento y el fortalecimiento de una estrategia pedagógica fuerte que eduque a los colombianos en el modelo, en la economía cooperativa y solidaria y en las ventajas económicas, sociales y políticas que traería para el país un fortalecimiento y un reconocimiento del modelo como alternativa y como posibilidad de mejorar la calidad de vida de las personas. Un hecho relevante del estudio muestra que la mayoría de los encuestados consideran que las cooperativas son un modelo que puede responder adecuadamente a la globalización y competitividad que esto exige, y aunque perciben poco apoyo del Gobierno para el sector, al mismo tiempo consideran que debería haber más regulación y control en sus actividades. Esta expectativa frente a la regulación, puede estar relacionado con que cerca de la mitad de los encuestados están de acuerdo en que las cooperativas han sido mal utilizadas lo que ha afectado al sector en general.

21


C o l o m b i a Cooperativa

Nuestras asociadas Crediservir

Sinónimo de compromiso con la comunidad “La cooperativa del pueblo y para el pueblo”

La cooperativa especializada de ahorro y crédito Crediservir es hoy una de las cooperativas con mayor número de asociados en el departamento de Norte de Santander y un referente necesario para el cooperativismo colombiano de cómo la ayuda mutua, la solidaridad y la cooperación con sentido social logra transformar las comunidades y consolidar procesos de desarrollo local y regional que mejoran las condiciones de vida de las personas. Esto se debe principalmente a que fundamenta su accionar y estructura en la prestación de sus servicios pensando en el bienestar de la comunidad y en satisfacer las necesidades de sus asociados, que hoy llegan a 71.427, propietarios de una empresa cuyo patrimonio supera los setenta mil millones de pesos. En 1984 se conformó como La Cooperativa de Servicios Campesinos, Coopeservir Ltda., iniciando con 45 asociados y un capital de setenta y nueve mil diez pesos ($79.010). Esta cooperativa, creada inicialmente por campesinos y administrada por ellos, y que hoy, gracias a su visión, compromiso social, aplicación de los valores y principios cooperativos, goza del prestigio y reconocimiento de la comunidad ocañera y de su entorno de influencia geográfica, que trasciende el departamento Norte de Santander. Este proyecto de construcción de comunidad, ciudadanía, cooperación y desarrollo se hace realidad gracias al arduo trabajo realizado por quienes confiaron en la posibilidad y el futuro

22

del cooperativismo en la provincia de Ocaña, entre ellos Monseñor Ignacio Gómez Aristizabal, quien fue uno de los gestores y animador permanente del proceso cooperativo en la Diócesis de Ocaña, todo a través del Secretariado de Pastoral Social. Durante los años en que Crediservir ha prestado sus servicios a la comunidad ocañera, ha demostrado su capacidad para ser sostenible y ello le ha permitido consolidarse como una prestadora eficiente de servicios. Esto se refleja no solamente en el amplio portafolio de servicios financieros, en la diversidad de actividades sociales y culturales (atendidos a través de la Fundación Crediservir), sino también en la ampliación de su red de oficinas. A partir de esta idea, se prestan servicios que son importantes para la comunidad como por ejemplo, no se cobra el 4 por mil, se dan créditos con tasas de interés menores a las del mercado financiero local y regional, se privilegia la atención de las personas mayores y las mujeres embarazadas quienes no hacen fila para recibir atención, y se piensa en la comodidad y seguridad de los asociados al adaptar la infraestructura de sus oficinas para crear ambientes agradables, con aire acondicionado, circuitos cerrado de televisión, que aunque son sólo algunos de los beneficios, muestran la idea de que los asociados de la cooperativa son valorados como lo más importante para la entidad y éstos, a

su vez, sientan realmente suyos estos espacios y los valoran. La transparencia es un valor fundamental en la relación entre la cooperativa y sus asociados. Además de proveer información sobre la marcha de la entidad y los servicios que ofrece, la cooperativa está vigilada por la Superintendencia de la Economía Solidaria e inscrita en el Fondo de Garantía de Instituciones Cooperativas – Fogacoop. De esta manera fortalece la confianza en la institución y en el modelo de gestión cooperativa. En el ámbito social, cultural y ambiental, Coopservir es una cooperativa muy destacada a nivel nacional en la promoción y desarrollo de campañas de conservación del medio ambiente, lo que se ve reflejado en la entrega de subsidios y apoyos a familias para el mejoramiento ambiental, con los que se ha logrado la construcción de unidades sanitarias, pozos sépticos, biodigestores, estanques, lombrizarios, filtros, descontaminadores de agua, implementación de huertas caseras orgánicas, reforestación, apicultura, entre otros. Todos estos aspectos han generado que los asociados comprendan lo que significa ser socio de una cooperativa; es decir, que ser socio es ser dueños de una empresa de propiedad conjunta y de administración democrática, que busca satisfacer las necesidades y mejorar la calidad de vida de todos los asociados y que se piensa en el bienestar común y no, particular.


ACTUALIDAD

Cooperativa Editorial Magisterio El espacio para construir pedagogía

La Cooperativa de Trabajo Asociado Editorial Magisterio nació hace 28 años, en un momento muy especial para la educación de Colombia. Por un lado, se estaba impulsando la estandarización de los contenidos para niños y jóvenes y se estaban usando los desarrollos tecnológicos para que los contenidos curriculares fueran a prueba de maestros; es decir, tecnologías que podían ser usadas por cualquiera; situación que no era favorable para el sector del magisterio, los educadores y los estudiantes; y por otro, estaban los maestros haciendo frente a esta estandarización y conformando un movimiento y un proyecto pedagógico-intelectual que ha sido muy importante para el país y que es el terreno adecuado para una idea como la de Magisterio. En este ambiente se generaron unos espacios de reflexión y un pensamiento profundo sobre el proceso pedagógico para niños y jóvenes. Había un grupo de maestros concientes de las desventajas de la estandarización de contenidos y del uso de las tecnologías para educar de forma idéntica a todos por las dificultades que esto traería para estudiantes y maestros. Frente a lo cual se propuso un movimiento que pensara la educación desde una posición autónoma. Para esto era necesario que los maestros de todo el país empezaran a leerse entre ellos y a escribir sus propios libros y textos de aula. “La alternativa fue poner un aviso en la prensa que

invitaba a todos los maestros a participar y decía algo así: Todo aquel que tenga un libro publicado, un artículo, cuentos, novelas, ensayos pedagógicos, poemas, o textos está invitado a reunirse con nosotros”, señala Alfredo Ayarza, gerente y fundador. En 1986 se pusieron cita y llegaron 80 personas, se discutió durante varios meses la idea de montar una editorial independiente, que fuera una cooperativa de trabajo asociado. Este grupo de maestros se dio cuenta de que la alternativa era publicar esas innovaciones y abrir el espacio para que todos los maestros pudieran compartir con los otros. Esto permitió que quienes quisieran incluyeran los desarrollos y herramientas alternativos y novedosos que aplicaban en sus aulas, fue un movimiento de “contra-cultura”. El 5 de diciembre de ese año se fundó la cooperativa, con 33 socios y 50.000 pesos, todos sus fundadores tenían muchas ganas de cambiar las cosas y sentían que lo importante era fomentar la ayuda y la solidaridad. El hecho de haber sido fundada como cooperativa es la razón del éxito de esta iniciativa, según Ayarza: “Éramos como una hermandad, era casi un pecado pensar en cosas individuales y la gente nos nombraba con mucho cariño… generó un sentimiento de pertenencia de todo el magisterio”. Crecieron rápido y se ganaron el reconocimiento y aprecio de todo el sector.

Así, en la década de los noventa vieron la necesidad de montar una librería, y en 1998 la fundaron con nuevos socios y la cooperativa como su mayor asociada. Unos años antes, habían fundado la Corporación Magisterio para satisfacer la necesidad de llevar a cabo procesos de formación como eventos y seminarios. Hoy Magisterio tiene 14 socios, 8 de los cuales fueron los pioneros, todas las personas que trabajan en la editorial son dueñas de esta, y fomenta el trabajo solidario y digno, sus salarios están muy por encima del salario mínimo; los socios y su núcleo familiar tienen muchos privilegios y su trabajo es valorado como uno de los mayores activos de la cooperativa. Como Cooperativa de Trabajo Asociado ha sido un espacio para que los maestros de todas partes del país, y de otros países de América Latina, escriban, publiquen, lean, y construyan conocimiento pedagógico. Tiene una estructura editorial muy importante y ha sido reconocida como una empresa en la que los maestros pueden publicar sus reflexiones, herramientas y desarrollos de aula. Participan en todas las ferias del libro de Bogotá y al año venden aproximadamente 250 mil libros, cuentan con 700 títulos, 35 colecciones y convenios con todo el sector del magisterio del país.

23


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad El corazón social del magisterio de Risaralada

COODELMAR

Sembradores del cooperativismo en Risaralda

E

..n la década de 1960, el magisterio colombiano cargaba a cuestas con la división entre maestros de primaria y profesores de secundaria, divergencias promovidas desde el alto gobierno y que generaban discriminaciones de tipo económicas y sociales. Esto se observa en los decretos que promulgaba el gobierno sobre salarios y la separación de los educadores en dos escalafones, con cuatro categorías para primaria y cuatro para secundaria, con una Junta de Escalafón para cada sector, lo que reforzaba la idea de que ser maestro era diferente a ser profesor. Los educadores estaban convencidos de que esta profesión era un apostolado, que debían ser moralmente impecables, que se debían hacer querer y respetar de sus discípulos conservando la firmeza necesaria. Pero el Estado remuneraba muy mal esa abnegación.

En ese contexto, treinta y dos maestros de primaria del municipio de Pereira, Risaralda, fundan el 9 de octubre de 1965 la Cooperativa del Magisterio de Pereira (Coomaper). Su personería jurídica fue expedida el 4 de noviembre de 1965 con un capital inicial de $200, esta a partir del 3 de abril de 1967 se transformó en

24

Coodelmar (Cooperativa del Magisterio de Risaralda), como Cooperativa Multiactiva de Aporte y Crédito, con lo cual se convirtieron en los sembradores de la semilla del cooperativismo en la región. Coodelmar cumple 47 años y cuenta con 3.000 asociados mayores y 500 niños y jóvenes, además de sus núcleos familiares. Estos asociados son quienes hoy se quedan en la entidad, al reconocer que Coodelmar se preocupa porque todos tengan una mejor calidad de vida. Guiados por los principios y los valores cooperativos, Coodelmar impulsa la cultura de la cooperación; es decir el trabajar juntos para conseguir objetivos comunes, como una fuerza social y un método de organización socio-económica opuesto al individualismo y cuya misión central debe ser el Desarrollo Humano. La esencia multiactiva hace de Coodelmar una cooperativa especial, pues se diferencia del sistema financiero en que su principal motor es el ser humano, por lo que se centra en otorgarle al asociado una mejor calidad de vida. Esto se traduce en créditos que les permitan satisfacer necesidades básicas como la vivienda uno de los ejes en el cual ha sido muy fuerte, y donde se destaca la

construcción de 464 viviendas de interés social para igual número de familias de asociados, distribuido en cuatro etapas de la Ciudadela Coodelmar. Como otras de las prioridades están la educación y la salud, factores que se relacionan con la idea de desarrollo y vida digna que todos los asociados a Coodelmar pueden tener. En ese orden de ideas Coodelmar ha desarrollado una sección para niños cooperativistas, que pueden ser socios desde los 6 años, hasta los 18 no cumplidos, con servicios como créditos muy blandos y a largo plazo. Estos niños cooperativos llegan a la cooperativa y hacen sus aportes, con la idea de que los ahorros y los aportes hacen parte de una cultura de la cooperación. Otro aspecto fundamental es la atención a los adultos mayores y pensionados. Es primordial el reconocimiento a la sabiduría de los mayores, padres y abuelos sabios; es necesario cuidarlos para que esa sabiduría no se pierda, porque ellos son los sabios de la cooperativa y así deben ser reconocidos y respetados. Servicios: Créditos y servicios para solucionar los problemas básicos de los asociados, para vivienda, educación y salud.


ACTUALIDAD

Actualidad XII Congreso Nacional Cooperativo -Confecoop

Un espacio de encuentro, integración y propuestas cooperativas

D

..urante el 26 y 27 de julio se llevó a cabo en Cartagena, el XII Congreso Nacional Cooperativo: “2012 Un año con movimiento cooperativo” considerado como el evento más importante para el cooperativismo nacional, organizado por la Confederación de Cooperativas de Colombia - Confecoop, espacio de encuentro y reflexión sobre los temas centrales del sector. La proclamación del 2012 como el Año Internacional de las Cooperativas por parte de las Naciones Unidas sirvió de marco para la definición de los temas centrales de este Congreso, encaminados a realzar la gestión de las empresas cooperativas. “Un año con movimiento cooperativo”, propuso la combinación de elementos de visibilidad, dinámica empresarial y responsabilidad social del cooperativismo colombiano. En esta ocasión, se hizo un llamado a la sociedad, al Estado y al gobierno sobre la necesidad de reconocer la importancia de las cooperativas y el papel que juegan para el desarrollo humano, la prosperidad de todos y la creación de una verdadera democracia económica. En su discurso de instalación, el Presidente de la Junta Direc tiva de Confecoop, Orlando Céspedes Camacho llamó la atención sobre el papel que cumplen las cooperativas

en el desarrollo local y regional del país, en su capacidad para atender y resolver las necesidades de más de 5.5 millones de asociados y de cerca de 15 millones de beneficiarios de los servicios cooperativos, presentes en todo el territorio nacional e hizo un vehemente llamado al gobierno nacional para que defina políticas públicas que fortalezcan al sector, le garanticen su desarrollo empresarial y le permit a consolidar se como una opción económica seria y responsable. Al evento asistieron más de mil cooperativistas de todo el país, que observaron a través de un video el saludo enviado por el Presidente Juan Manuel Santos, quien reconoció la importancia de las cooperativas en la promoción del desarrollo del país y la búsqueda de la prosperidad, base de su proyecto político, además ratificó el compromiso del gobierno con el fortalecimiento del modelo. “La verdad es que creemos en el modelo cooperativo porque permite el desarrollo de una democracia real y efectiva; de una sociedad solidaria, equitativa, justa e incluyente. La prueba son 5 millones 400 mil colombianos que hoy son propietarios, gestores y beneficiarios de los frutos de su propio trabajo”, expresó el Mandatario en un mensaje al Congreso Cooperativo, quién sostuvo además que “en su

administración se ha propuesto fortalecer el sector cooperativo y fomentarlo con apoyo institucional, y avanza en esa dirección”. Otros invitados especiales al Congreso fueron el Superintendente de la Economía Solidaria, Enrique Valencia Montoya, el Director del Centro de Información de Naciones Unidas para Colombia, Ecuador y Venezuela, Damian Onses Cardona, el Presidente de la Alianza Cooperativas Inte rnacional A mé ric as, R amón Imperial Zúñiga, el Director Ejecutivo de esa entidad, Manuel Mariño, el ex campeón mundial de ajedrez Boris Kasparov, los analistas Alejandro Gaviria, Beethoven Herrera y Mauricio Vargas, Napoleón Franco y Javier Restrepo de la firma Ipsos-Napoleón Franco. Mesas de trabajo y participación activa La participación activa de los asistentes al Congreso, a través de cuatro mesas temáticas -Cooperativismo y Estado; Retos del Cooperativismo colombiano, Legislación Cooperativa y Cooperación entre cooperativas e Integración -, fue muy favorable y altamente enriquecedora, pues permitió construir un ambiente en el que el trabajo en equipo fue el común denominador; adicionalmente, en cada uno de los debates realizados

25


C o l o m b i a Cooperativa

Mesa de instalación del Congreso Nacional Cooperativo

se recibieron valiosos aportes para la gestión gremial. Las conclusiones de la mesa Cooperativismo y Estado giraron en torno a la necesidad de que existan unas políticas públicas de Estado frente al sector, así como una interlocución directa con el Ministro de Trabajo, para el desarrollo de este tema, que la participación de las cooperativas en los planes de desarrollo sea real, una mayor voluntad política para el fortalecimiento de las entidades de supervisión de las cooperativas, y el urgente proceso de depuración de las falsas cooperativas de trabajo asociado y de aporte y crédito. La mesa de Retos del Cooperativismo colombiano, concluyó, entre otras, que la educación es la base de la identidad cooperativa y requiere mayor promoción en los espacios de educación formal, así mismo recomendó implementar un modelo de educación financiera basada en el pensamiento cooperativo, trabajar con niños y jóvenes, ser visibles ante la sociedad, romper el individualismo, y focalizar el 20% de los excedentes de mejor manera, para que sean inversiones de largo plazo como infraestructura e incluir formación en cooperativismo asociada a cada proyecto.

26

Además de estimular la práctica de la integración económica se recomendó poner en marcha una estrategia de comunicación, que permita mayor visibilidad y más confianza de parte de los ciudadanos y de las instituciones, el cambio de imaginarios, como que las cooperativas son sinónimo de pobreza y mostrar que, al contrario, generan riquezas económica y social. La mesa de Legislación Cooperativa analizó el proyecto de reforma a la Ley 79 de 1988, frente a lo cual propuso que existan garantías legislativas para salvaguardar la autonomía de las cooperativas y evitar el exceso de regulación, así como que la ley cooperativa permita que los asociados designen voluntariamente a los beneficiarios de sus aportes y derechos económicos, además incluir normas para que las cooperativas puedan actuar a nivel internacional y realizar actividades propias de la economía globalizada, características que las harán más competitivas en el mercado mundial; también se propuso regular los consorcios, uniones temporales, grupos empresariales y otras figuras asociativas de naturaleza cooperativa y regular las cooperativas de aporte y crédito, entre otras.

La mesa de Cooperación entre cooperativas e integración debatió los alcances del acuerdo de integración y los posibles ajustes para adaptar el modelo de integración a las circunstancias actuales del proceso y se recomendó la revisión del esquema de financiación de la integración, la elaboración de un código sectorial de buen gobierno y de un plan decenal de desarrollo sectorial, entre otros aspectos. El acto de clausura del Congreso contó con la presencia del Ministro de Trabajo, Rafael Pardo Rueda, quien se comprometió a crear espacios de diálogo y concertación con el gremio y a impulsar el desarrollo del documento C onpes , para concretar las acciones y compromisos que éste contiene para el fortalecimiento del sector. En el mismo sentido, se comprometió a examinar los temas relacionados con la cobertura de Fogacoop y el costo de las primas para las cooperativas que ejercen la actividad financiera, así como lo relacionado con el pago de mesadas pensionales a través de cooperativas y los efectos de la ley de libranzas sobre las cooperativas. Importantes reflexiones, tareas por desarrollar y un renovado ánimo cooperativista quedaron al finalizar este Congreso, calificado por sus organizadores como un éxito en convocatoria, participación y propuestas.


Banca Solidaria

Somos el apoyo financiero de las entidades solidarias, somos un banco

¿LO QUIERES? LÓGRALO CON BANCOOMEVA.

Para mayor información contáctenos: comercialbancaempresarial@coomeva.com.co Línea nacional: 01 8000 94 1318 opción 5 Visite nuestra página web: www.bancoomeva.com.co

M26032012

que piensa en comunidad.


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad

Co-construyendo políticas públicas, para las cooperativas en Colombia Por: Darío Castillo Sandoval*

S

. egún recientes estudios, y como la misma experiencia de la dirigencia cooperativa lo ha ratificado, gran parte de la poca efectividad en la puesta en marcha de políticas públicas para el cooperativismo nacional, se explica por la poca integración en escenarios de intercooperación de los diferentes actores que hacen parte de este sector. Dicho de otra forma, la oferta y la demanda de las políticas para el cooperativismo no ha tenido ni tiempos ni espacios de encuentro y por ello, se puede entender la frase de algunos líderes del sector cuando dicen que: “las cooperativas existen a pesar del Gobierno y a pesar de muchos cooperativistas”.

instituciones públicas y privadas nacionales y extranjeras reunieran esfuerzos para tener en un solo sitio y al mismo tiempo, a los ofertantes y a los demandantes de las políticas públicas del cooperativismo en aras de generar una “hoja de ruta” que le permita al gobierno y al mismo sector contar con líneas estratégicas para la generación de programas, proyectos, planes y en general, políticas públicas para el desarrollo del cooperativismo en el ámbito nacional y si fuera posible también, en diferentes países de la región. Las conclusiones1 del evento se pueden resumir en los siguientes puntos: 1. Promover la intercooperación del sector en redes de prosumidores cooperativos y solidarios.

¿Cuáles son las políticas públicas que necesita el cooperativismo en Colombia?

2. Promulgar una normatividad específica y acorde al modelo

He ahí la pregunta orientadora que llevó a que un grupo de entidades, 1

* Profesor Asistente de la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales, Pontificia Universidad Javeriana - Coordinador de la Unidad de Estudios Solidarios - UNES

28

Las conclusiones se pueden ver en: http:// www.organizacionessolidarias.gov.co/images/ stories/FotosNoticias/INFORME_ACADMICO_FINAL_-_ENCUENTRO_INTERNACIONAL_CARTAGENA.pdf

cooperativo que brinde el marco jurídico de las políticas públicas para el cooperativismo nacional. 3. Crear de una política nacional de infancia y juventud del sector solidario que promueva la creación de nuevos líderes en una generación de relevo del cooperativismo. 4. Propiciar una Central de Medios para el sector cooperativo que ayude a visibilizar mejorar la promoción de una imagen del cooperativismo más moderna y contundente en la formulación de soluciones a los problemas del país. 5. Revisar el sistema nacional de integración del cooperativismo para que este promueva la movilización social y de base del cooperativismo en Colombia, reconociendo y capitalizando el poder de convocatoria del sector en los municipios, las provincias y los departamentos.


ACTUALIDAD

Instalación del Primer Encuentro Internacional de Políticas Públicas y Cooperativismo

6. Promover un nuevo plan nacional decenal del cooperativismo (“Plandecoop siglo XXI”) que involucre una política nacional de educación para el sector, por el sector y desde el sector cooperativo. 7. Revisión del modelo de supervisión de las cooperativas de ahorro y crédito que reconozca su particularidad y la no homologación con el sector financiero tradicional. De igual forma, de la práctica cooperativa de trabajo asociado.

8. Buscar con acciones concretas la integración de los cuatro actores involucrados en el cooperativismo (gobierno, academia, agencias de cooperación y cooperativas), en aras de propiciar la verdadera integración e intercooperación de la propuesta de un nuevo paradigma económico, social, político, cultural y ambiental: el cooperativismo. El evento fue realizado en Cartagena de Indias, DT entre el 24 y el 25 de julio del 2012 bajo el título “Primer Encuentro

Internacional sobre Políticas Públicas, Desarrollo Local y Cooperativismo” con la participación de 300 asistentes y 20 ponencias de expertos nacionales e internacionales. El camino a seguir ahora es la difusión de los resultados de las mesas de trabajo para propiciar una discusión en las cooperativas y regionales en torno a las conclusiones del mismo, para propiciar un trabajo desde la acción colectiva que haga realidad lo que resultó de dos días de discusiones y propuestas por el sector, desde el sector y para el sector cooperativo.

29


C o l o m b i a Cooperativa

30


Refi actualidad

ACTUALIDAD

Las políticas del nuevo Superintendente Por: Edgar Armando Jiménez Ramos Gerente de Refiascoop

Las entidades vigiladas por la Superintendencia de Economía Solidaria, han venido observando en estos días como el doctor Enrique Valencia nuevo Superintendente para el sector ha venido asumiendo su responsabilidad, después de más de 8 años del doctor Valderrama. Le damos la bienvenida al doctor Valencia y le deseamos muchos éxitos en sus nuevas actividades. En sus presentaciones, el nuevo Súper ha expuesto lo que podríamos llamar su programa de gobierno, destacando algunos aspectos, que por su importancia queremos resumir en estas líneas, pues son de actualidad y serán de trascendencia para el movimiento solidario: * Cooperativas de Trabajo Asociado. Continuará la SES la depuración de este sector del cooperativismo que ha sido víctima de la mala utilización de la figura por insuficiencia de control del Estado. Cree que al final quedarán aproximadamente más de 1.000 entidades, pero de verdad Cooperativas de trabajo Asociado, dentro del marco legal. Claro que sería importante que el Gobierno Nacional como lo ha solicitado el sector insistentemente, revise el decreto 2025 de 2008. * Cooperativas de Aportes y Crédito. Se ha vuelto común la existencia de unas sesudocooperativas que dicen ser de aportes y crédito, pero que en verdad son una máscara para que entidades no cooperativas se

aprovechen del nombre y de las bondades que la ley le da a las cooperativas, ofreciendo créditos a través de libranzas con altas tasas de interés. Alerta con este tipo de sesudocooperativas, La Superintendencia las tiene en la mira. * Modificación a las Circulares Básicas Contable y Jurídica. Anuncia el Súper la modificación a las circulares mencionadas, para lo cual es importante que las organizaciones y sus dirigentes se preparen y hagan sus aportes de forma proactiva, antes de que nos sorprendan y de nuevo tengamos que reaccionar a hechos cumplidos. * Cambio de esquema de supervisión. Se dirigirá con más énfasis a la evaluación de riesgos en las entidades que al cumplimiento de normas. Riesgo operativo, de mercado, de liquidez o de cartera. Entre otros, serán términos y elementos que las organizaciones tendrán que acostumbrarse a manejar, pues tanto la Súper como el control moderno lo exigirán. * El nuevo Superintendente se refiere también a temas como los manuales de buen gobierno corporativo, que pueden ser obligatorios para las entidades del sector, o como las NIIF que cada día se vuelven más una exigencia para las organizaciones en general incluyendo, las vigiladas por la SES.

Un concepto moderno del control Asesorías tributarias y contables • Calendario tributario • Outsorcing • Evaluación de control interno • Revisoría fiscal integrada • Auditorías • Consultorías Trans. 29 No 36 - 29 Telefax: 2693477 PBX: 3683500 Ext. 120 E-mail: refiascoop@ascoop.coop www.ascoop.coop Bogotá D.C.

31


C o l o m b i a Cooperativa

POLITICAS PÚBLICAS

Y SECTOR COOPERATIVO promover, proteger, fortalecer y controlar a las organizaciones solidarias, cuya expresión líder es la forma cooperativa, el sector cooperativo aun percibe que las políticas públicas existentes son insuficientes para conseguir una mayor dinámica en su desarrollo empresarial. Clemencia Dupont Cruz Presidente Ejecutiva Confecoop

L

as políticas públicas podrían definirse como las acciones del Estado para dar respuesta a las necesidades de sus gobernados; se manifiestan a través de normas, instituciones, servicios y bienes públicos, entre otros aspectos, constituyéndose así en una solución a los problemas de la población. ¿Contar entonces con políticas públicas para el cooperativismo, contribuye a la solución de necesidades comunes de la población colombiana? La respuesta es claramente un sí, desde el punto de vista de quienes, como Confecoop, representan los intereses del sector cooperativo. La justificación de esta categórica respuesta está ampliamente soportada en múltiples manifestaciones de diversos organismos multilaterales como la ONU, la OIT o la FAO, que con base en la experiencia recopilada alrededor del mundo, dan fe de la potencialidad que tiene el cooperativismo para hacer frente a necesidades de tipo social y económico para la población. Pese a que en Colombia la Constitución Nacional, en sus artículos 58, 60, 189 y 333, establece el deber del Estado de

32

El diseño de políticas públicas para el sector cooperativo, necesariamente debe atravesar por un proceso de análisis sobre las diferencias existentes entre las empresas comerciales y las empresas de propiedad conjunta y de autogestión, ya que allí está la clave para el entendimiento del modelo y su capacidad de producir un impacto en la población, en términos económicos y sociales. En la actualidad, el Estado Colombiano cuenta con una serie de herramientas de política pública diseñadas de manera general para la promoción de diferentes actividades empresariales, a las cuales seguramente puede acceder el cooperativismo. Sin embargo, por su forma particular de conformación y operación, los modelos cooperativos y solidarios necesitan de políticas públicas particulares que reconozcan dicha diferenciación y que les permita competir, en primer lugar, en igualdad de condiciones con las demás empresas comerciales y, en segundo lugar, para que se reconozca desde las instancias de Gobierno, que este modelo trae enormes beneficios sociales a la población. Conocer y reconocer el modelo, es parte fundamental en el diseño de políticas públicas para el sector cooperativo. La voluntad política de hacerlo, derivará en el desarrollo de las cooperativas y en beneficios para la población colombiana.

Un punto importante a resaltar es que la política pública para el sector cooperativo es tan transversal como lo es el propio modelo; es decir, no se trata de acciones puntales, concentradas, sino que corresponden a una política que permea muchas instancias e instituciones encargadas de su diseño y ejecución. No es tarea fácil conseguirlo, por ello, la toma de conciencia y la voluntad en el alto Gobierno determinan la eficiencia de esta actividad del Estado. En Colombia han existido herramientas en este sentido; por ejemplo, en los Planes Nacionales de Desarrollo se han hecho menciones especiales al tema cooperativo y solidario, y en la historia reciente, se elaboró el documento Conpes 3639 para la promoción de la Economía Solidaria. Sin embargo, aún no se consigue que dichas directrices desciendan hasta las correspondientes agencias de Gobierno y, en consecuencia, persiste el desconocimiento y, derivado de ello, la desconfianza cuando se habla de temas cooperativos. El cooperativismo colombiano ha atravesado por diferentes etapas, y por ser una opción transversal en la economía para hacer empresa, se ha desarrollado de forma heterogénea. Es un sector diverso en actividades, tamaños, pensamiento, desarrollo y, por tanto, necesita políticas públicas que permitan cobijar esa amplia gama de empresas. Por lo anterior, es absolutamente necesario y casi indispensable que exista una voluntad política y unas directrices lo suficientemente claras para que cada agencia de Gobierno vele por la protección, promoción y fortalecimiento de las cooperativas y de las empresas de economía solidaria.


El Sector

Solidario de la Economía, Medio para alcanzar las metas del gobierno nacional Por: Enrique Valencia Montoya Superintendente de la Economía Solidaria

E

l Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, ha propuesto, en su programa de gobierno 2010-2014, metas de singular importancia para el desarrollo del país: disminución de la pobreza, generación de empleo, aumento de la seguridad, a través de sus cinco locomotoras que están jalonando el desarrollo y crecimiento del País. Y en ese sentido el Gobierno Nacional ve en el modelo cooperativo una alternativa que permite el desarrollo de una democracia real y efectiva, de una sociedad solidaria equitativa, justa e incluyente. Dadas las proporciones sociales y económicas del sector solidario colombiano, se puede asegurar que el mismo es un importante vehículo para lograr las metas gubernamentales enunciadas por el Gobierno. La prueba son las cifras estimadas por el gremio a junio de

2012 muestran un crecimiento anual de los activos del sector de 9.51%, cerrando con $25.3 billones, el aporte hecho por los asociados sumaron los $5.9 billones, el patrimonio de las cooperativas alcanza a 10 billones, las cooperativas con actividad financiera muestran crecimientos en la cartera del 17% anual. Más de 6 millones de colombianos, hoy son propietarios, gestores y beneficiarios de los frutos del cooperativismo. El crecimiento de las entidades del sector durante los últimos años ha sido del 7.6%, en promedio anual, crecimiento bastante significativo logrado gracias a la confianza que el pueblo ha depositado en su dirigencia, a la retribución de servicios y beneficios para los asociados y sus familias, a la vez que el modelo solidario construye equidad social, riqueza colectiva y democrática.

En cuento a la seguridad y la paz, las entidades del sector solidario, a través de sus propias organizaciones que las agrupan, valga decir Confederación de Cooperativas de Colombia, Asociación Nacional de Fondos de Empleados y Asomutuales han expresado abiertamente a través de comunicados públicos su apoyo incondicional al proceso de paz con las FARC-EP, anunciado por el Presidente de la República recientemente y celebran el hecho de que en el Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, se haya incluido el estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa, como uno de los puntos que contribuirán a un desarrollo agrario integral. De esta manera, vemos a las cooperativas, fondos de empleados y asociaciones mutuales como un herramienta de apoyo para alcanzar la Prosperidad para Todos, que es el objetivo del Gobierno Nacional.


C o l o m b i a Cooperativa

Política pública y emprendimiento

L Por Antonio Salcedo Arellano Gerente de Gestando

..a política pública y el emprendimiento se remontan a principios de los años 90, cuando el SENA impulsó la Red Nacional de Emprendimiento, donde mediante el esquema de incubación empresarial se promovía el apoyo a las iniciativas de negocios. Esta red inició su operación con más de 30 incubadoras a nivel nacional, respaldadas por los centros de desarrollo e investigación de esta entidad, impulsando planes, programas y proyectos.

En los primeros momentos, esta política focalizó su acción en iniciativas innovadoras y con alto componente tecnológico, contando con instrumentos financieros como el Fondo Emprender, asignación de recursos por Colciencias, Fomipyme y otras instituciones públicas. Inexplicablemente, la construcción de la Red, que implicaba un proceso de incubación empresarial, fue dejando en el camino un importante número de incubadoras que no se “incubaron”. En el año 2002, el sector cooperativo acuerda y decide crear a G estando , como incubadora de propiedad cooperativa con el propósito de impulsar el emprendimiento en la base social de estas organizaciones.

34

Por definición la política pública es “el conjunto de sucesivas respuestas del Estado frente a situaciones consideradas socialmente como problemáticas”. Partiendo de esta definición y ubicándonos en el marco en el que el Estado ha desarrollado las políticas públicas del emprendimiento, es necesario referirse a la Ley 1014 de 2006, momento en que se involucran en el tema del emprendimiento algunos ministerios y otros actores de carácter oficial y en el cual se fija el fomento a la cultura del emprendimiento, determinando conceptos fundamentales como cultura, emprendedores, emprendimiento, empresarialidad y lo referente a planes de negocio. La intencionalidad de esta Ley, en unos de sus objetivos, es “disponer de un conjunto de principios normativos que sienten las bases para una política de Estado, y un marco jurídico e institucional que promueva el emprendiemito y la creación de empresas” Si se observa la aplicación del espíritu de la Ley, aún falta mucho trecho en la reglamentación de esta. En la parte de formación, los colegios, tanto en el sector urbano, como el rural, no se han dado a la tarea de implemen-


ACTUALIDAD

tarla para motivar desde la niñez el emprendimiento. En cuanto a los instrumentos financieros, aún no se cuenta con programas especializados en la asignación de recursos blandos y con flexibilidad en las garantías para que exista un cubrimiento amplio en la comunidad, aunque se cuenta con casos como el Banco de la Mujer y Procredit, entre otros.

cooperativas están interesadas en el desarrollo empresarial, pero tan solo el 10% ha incursionado en una línea de crédito para actividades productivas.

¿Qué ocurre en el sector cooperativo y la política pública de emprendimiento?

La política pública del emprendimiento se ve reflejada en el Proyecto Educativo Social Empresarial-PESEM, que se ha tomado en los últimos años como práctica de los dirigentes para canalizar entre sus asociados y familiares la apuesta por impulsar oportunidades de negocio.

Las estadísticas muestran que en teoría, el 50% de las organizaciones

La estructura de estos programas, con el apoyo de Gestando, está con-

tenida en la sensibilización a la base social y la construcción de planes de negocios por el emprendedor con el acompañamiento que le brindan gestores especializados para finalmente, presentarlos a las cooperativas con el aval correspondiente, para acceder a créditos especializados. La invitación es a los dirigentes cooperativistas a no quedarse esperando la acción de las políticas públicas, para que el emprendimiento cobre importancia en las organizaciones cooperativas y se convierta en alternativa que mejore el balance social.

35


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad

¿Hay Política Pública, para el Cooperativismo?

Por: RICARDO LOZANO PARDO Director Ejecutivo de Cenicoop

E

.. l cooperativismo es una forma de unir esfuerzos para llevar a cabo la búsqueda de soluciones a las necesidades de sus asociados, pero en esencia, en el fondo de su razón de ser, es que son empresas que pueden tener diferentes manifestaciones económicas: pueden ser empresas de carácter comercial, de servicios, de producción o de trabajo, con una característica adicional y es que son denominadas entidades sin ánimo de lucro. Como tales, se ha entendido que son entes empresariales que por buscar el beneficio comunitario, no ejercen actividades mercantiles, pero es importante replantear este concepto y dar el paso siguiente en cuanto a inclusión en la política pública del modelo cooperativo. Si bien es cierto que dentro del Gobierno Nacional hay una gestión en cuanto a política pública dirigida al Sector Cooperativo mediante la Unidad Administrativa Especial del Organizaciones Solidarias (antes Dancoop), también es cierto que

36

la política pública debería tener toda la expresión en el contexto de los diferentes ministerios y hacer parte, por ejemplo, de los programas de asociatividad, del de cadenas productivas, en la política de restitución de tierras, en los programas de formalización y en el de emprendimiento, en la promoción del desarrollo rural, a través del modelo cooperativo, tan difundido en otros países donde gran parte de la producción agrícola se desarrolla bajo este esquema. No es un capricho del sector por ser tenidos en cuenta en la formulación de la política pública: es promover el cumplimiento de la misma Constitución Política y de los Planes de Desarrollo, incluyendo el vigente, donde se encuentran sendas menciones de la obligación de los entes públicos de promover y fortalecer el modelo cooperativo, en el entendido de que es un modelo incluyente, socialmente responsable, un modelo que se define como redistributivo por su forma de

repartir los excedentes cooperativos, donde todo el conglomerado asociativo, todos los asociados, comparten los resultados en forma equitativa. Esta inclusión del cooperativismo en las políticas públicas es de vital importancia, como lo es para cualquier empresa que esté considerando buscar aprovechar las oportunidades que ofrece la apertura económica. De otro lado, consideramos que el modelo cooperativo ofrece muchas ventajas para conseguir también las metas sociales del actual Gobierno, a la vez que permite desarrollar un modelo empresarial que le aporta eficazmente a la economía nacional, como lo indican las estadísticas de cuentas nacionales. Volvamos los ojos hacia el modelo empresarial cooperativo, promovamos la asociatividad bajo este esquema y obtengamos los resultados que esperamos para tener un país con una economía más equitativa e incluyente.


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad Junta de Vigilancia de Ascoop

“Ojos abiertos, oídos despiertos”

P

¡Permítanos escucharle! juntadevigilancia@ascoop.coop

..ara la Junta de Vigilancia es de vital importancia contar con este espacio de contacto permanente con las entidades asociadas y la comunidad en general, con el fin de tratar periódicamente los temas e inquietudes que surjan en torno al control social de nuestra asociación y que ponemos a disposición de nuestros lectores a través del correo electrónico. En primera instancia, queremos compartir una de las tareas esenciales para la presente vigencia: hacer seguimiento al “Proyecto 7- Colombia Cooperativa” resultado de la XXVII Jornada de Opinión Cooperativa y la LI Asamblea General del presente año. Siete mesas temáticas sirvieron de escenario de discusión y construcción de una serie de propuestas y proyectos de incidencia social y económica a través de los cuales el cooperativismo colombiano puede incidir en los temas centrales del desarrollo y crear nuevas y mejores oportunidades sociales, económicas, culturales y ambientales. Las siete mesas temáticas que permitieron construir esta agenda estratégica fueron las siguientes: 1. Proyectar la actividad financiera para el desarrollo económico y social. 2. Impulsar la asociatividad y la integración económica. 3. Estructurar nuevos escenarios de operaciones para una oferta económico-social.

38

Integran la Junta de Vigilancia de izquierda a derecha: Darío Velázquez; Consejo de Administración de Coodelmar; Víctor Hugo Camacho, Presidente de Cooptenjo; Mónica María Jiménez Zapata, Gerente de Coopillantas; Danilo Castillo, Presidente de Junta de Coomagiscun, y Alberto Pardo Barrios, de Cooptraiss. No aparece en la foto: Rubén Darío Suarez de Corvinde.

4. Consolidar la sostenibilidad empresarial cooperativa en el siglo XXI. 5. Educar para el desarrollo humano y cooperativo. 6. Comunicaciones y educación como ejes del modelo cooperativo. 7. Actuar ante la coyuntura: incidencia efectiva. Como resultado de este ejercicio se definieron siete acciones para ejecutar, directamente por cada cooperativa, por Ascoop o por el movimiento cooperativo, según el caso, y que servirán para proyectar el modelo, ampliar nuestra incidencia social y económica en la sociedad. Las acciones estratégicas más votadas por los asistentes fueron las siguientes: 1. Integrar la red de servicios financieros cooperativos 2. Impulsar una gran comercializadora cooperativa de bienes y servicios

3. Integrar una red de servicios de bienestar social y valor cooperativo 4. Impulsar la estrategia de trabajo y cooperación en redes cooperativas 5. Crear la escuela de liderazgo cooperativo 6. Crear la cadena de radio cooperativa y avanzar hacia una empresa de medios masivos 7. Incidir proactiva y propositivamente en los temas de interés cooperativo Desde luego estos proyectos son responsabilidad de todos en conjunto, aportando ideas, recursos y sobretodo cooperando de manera decidida para su exitosa ejecución. En espera de sus comentarios cordialmente, Junta de Vigilancia Ascoop


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad Octubre, mes del ahorro solidario Por un consumo responsable y un cambio de paradigmas

¿Por qué se declara el mes de octubre como el mes del ahorro? Octubre fue declarado como el mes del ahorro en 1974. En principio, el ahorro puede entenderse como una opción de asegurar un presente y un futuro en términos económicos; sin embargo, en estos tiempos de crisis económicas y de reevaluación de los modelos y los paradigmas económicos, el ahorro debe considerarse como una opción de consumo responsable.

.. n los últimos diez años, el mundo ha sido testigo de una serie de crisis económicas, que se pueden generalizar como una Gran crisis mundial, expresada en diversos movimientos y levantamientos alrededor del mundo, que podrían calificarse como una enfermedad que viene dando síntomas no atendidos hasta ahora. Hoy el cambio es inminente; el enfermo se acerca a su etapa terminal.

L a pobreza y la riqueza, ambas extremas, son síntomas de que ese sistema no puede seguir siendo el dominante, pues ha beneficiado a muy pocos. Una de las evidencias de que esto está siendo reflexionado y pensado por todos es el hecho de que la (Organización de Naciones Unidas) ONU haya declarado el 2012 como el Año Internacional de las Cooperativas, porque estas ayudan a construir un mundo mejor, como lo afirmó Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas:

No es solamente el movimiento que empezó en Egipto en 2011 y que rápidamente llegó hasta la Plaza del Sol en Madrid, o Santiago de Chile y que fue dispersándose como un virus

“Con su distintivo énfasis en los valores, las cooperativas han demostrado ser un modelo empresarial versátil y viable, que puede prosperar incluso en épocas difíciles.

E

40

por todo el mundo. Los movimientos de indignados han generado una necesidad de cambios profundos. Esto mediante un despertar de conciencias y la apertura de espacios, para estas ideas dispersas y en algunas ocasiones “revolucionarias” que se suman en todas partes y que tratan de decirnos que algo no está funcionando.

Su éxito ha contribuido a impedir que muchas familias y comunidades caigan en la pobreza”. En este panorama, es fundamental reflexionar y reevaluar temas que hoy están fuertemente arraigados en nuestra vida cotidiana, como el consumo inconciente y acelerado; el irrespeto y desconocimiento por el medio ambiente; el individualismo y el egoísmo; el deterioro de las relaciones sociales y de las condiciones laborales, entre muchos otros temas. Por eso proponemos pensar el modelo de la economía cooperativa y solidaria y el movimiento cooperativo como una opción de vida, como una opción de cambios reales de paradigmas. A p ar t ir d e e s t a r e f l e x i ó n qu e planteamos, cabe pensar en el ahorro como una posibilidad de consumo responsable y no solamente como una idea de seguridad. En este marco ¿cómo celebra su cooperativa el mes del ahorro? Cuéntenos: periodista@ascoop.coop, comunicaciones@ascoop.coop


ACTUALIDAD

41


Colombia Educación financiera cooperativa Cooperativa

El sector urge de educación financiera* Para potenciar y ampliar sus acciones, las cooperativas pueden asociarse en la formulación y ejecución de planes de educación financiera *Artículo de Fernando Chavez, Comunicador social y periodista, asociado a las cooperativas Coomeva y Cometa.

Estos asociados no saben que las tasas de interés de crédito del sector cooperativo están cerca de dos puntos por debajo de las tasas del sector bancario comercial y tienen un fin social, porque se revierten en beneficios para todos los asociados (propietarios) de la cooperativa, en tanto que en los bancos la utilidad sólo benefician a sus pocos dueños.

N

o es extraño que frente a situaciones de endeudamiento simultáneo con su cooperativa y con los bancos, algunos asociados se pregunten si no es mejor retirarse de la cooperativa y quedarse con los “otros” bancos.

Tampoco saben que la naturaleza cooperativa es completamente distinta a la de un banco comercial y que, por tanto, sus planes de ahorro y crédito sólo pueden dimensionarse en el contexto de unos objetivos sociales que rebasan la gestión financiera.

Familias cooperativistas El eje de las acciones formativas debe ser el asociado, para garantizar su pertenencia y su apropiación. Pero también deben estar sus familiares y, de manera subsidiaria, las comunidades, como una forma de fortalecer la base social de las cooperativas y el modelo mismo. En términos etáreos, el énfasis obvio debe estar puesto en los niños y jóvenes, que en medio de la desesperanza representan una opción real de recambio generacional en el sector. Ahí hay una enorme veta para la educación y la promoción de las bondades del modelo. El sector debe valorar y aprovechar este nicho de jóvenes, que frente al reto económico de sus estudios superiores no encuentran salidas satisfactorias en los préstamos de alto costo de la banca comercial. El mensaje claro para ellos es que las cooperativas de ahorro y crédito sí representan una alternativa asequible.

Esta argumentación elemental es desconocida por buena parte de las bases del movimiento cooperativo colombiano. Muchos asociados llegaron detrás de un préstamo, porque era más fácil o más rápido, o porque los refirió alguien; pero no han logrado apropiarse de los principios cooperativos ni conocen ampliamente las ventajas comparativas del modelo. Ni hablar de la población no asociada. Por ello, la ejecución de programas de educación financiera cooperativa es una prioridad que los directivos del sector deben asumir con un entusiasmo que contagie a empleados y asociados. Es imperativo que todos los actores del sistema cooperativo comprendan con absoluta claridad los servicios financieros que ofrecen sus cooperativas, la forma de acceder a ellos y las ventajas que ofrecen para resolver las necesidades bajo una perspectiva de progreso integral, no de consumismo.

La Educación Financiera Cooperativa 42

como fundamento de la solidaridad


Una cultura del ahorro cooperativo La ley obliga a las entidades cooperativas a “desarrollar programas de educación financiera a sus clientes sobre los productos y servicios que prestan y los derechos de los mismos…”, pero el compromiso no se puede quedar en lo legal y lo formal. Se debe ir más allá, con un enfoque integral que promueva el desarrollo de una economía personal y familiar basada en el modelo cooperativo. Los asociados, sus familias y los ciudadanos en general deben comprender que con el ahorro cooperativo sí es posible lograr avances trascendentes en el bienestar personal y familiar, a la vez que se favorece una transformación positiva en el mercado financiero al jalonar mejores condiciones de acceso al crédito, que en últimas tiene incidencia en la construcción de un país más equitativo y democrático. El objetivo de la educación financiera cooperativa, entonces, debe ser generar la construcción de una cultura del ahorro cooperativo, como alternativa a la llamada “bancarización” comercial, romper la hegemonía cultural y la hegemonía económica a las que están sometidos los asociados y las cooperativas; descubrir y fortalecer liderazgos cooperativos, consolidar el espíritu cooperativo y aumentar la capacidad de incidencia económica y política del movimiento cooperativo. Las acciones para generar este cambio cultural también deben corresponderse con el enfoque cooperativista, priorizando la estrategia educativa por encima de las acciones de persuasión publicitaria, que resultan un complemento indispensable. La educación cooperativa debe ser una

dimensión transversal que esté presente en las diversas estrategias que se adopten como movimiento cooperativo. La educación como plan Para superar las limitaciones financieras y operativas que impiden a muchas cooperativas ejecutar planes de educación financiera, en lugar de acciones puntuales, es posible el establecimiento de alianzas entre cooperativas que les permitan formular estrategias y planes conjuntos, potenciando sus recursos para para poder abordar acciones que sean consistentes tanto en su sistematicidad como en el uso de recursos apropiados: medios de las distintas cooperativas, incorporación asertiva de las TIC y uso de medios masivos de comunicación. A través de estas alianzas se pueden construir planes educativos que articulen de manera estratégica las acciones individuales de cada cooperativa con las acciones conjuntas de cooperativas vinculadas en un subsector y los planes educativos del sector cooperativo a través de sus asociaciones.

Al igual que con las acciones educativas, las de comunicación deben trabajarse de manera sistemática persiguiendo unos objetivos claros, es decir, formulando un plan estratégico de comunicaciones que exprese las necesidades de comunicación de la cooperativa en relación con la educación, la información y la promoción de servicios, recogiendo todas las acciones y proyectos bajo un mismo plan que actúe de manera integral para el logro de los objetivos educativos y comunicativos.

La hora de las TIC La atención personalizada, característica de buena parte del sector cooperativo, no debe ser una limitante para que las cooperativas financieras asuman un compromiso cada vez mayor con la incorporación de la más moderna tecnología en sus operaciones financieras y la sensibilización y capacitación de sus asociados.

Comunicación como estrategia educativa La comunicación es un complemento estratégico y un instrumento clave para la ejecución de la estrategia de educación financiera. En primer lugar, la comunicación hace visible la cooperativa, su ge s tión, sus re sult ados y sus beneficios, así como le da transparencia a la gestión, y por tanto credibilidad a la cooperativa; tanto como decir que le aporta legitimidad y capacidad de formar en el cooperativismo.

Seccción patrocinada por:

La incorporación de las TIC no debe, además, limitarse a las operaciones financieras, sino que debe extenderse a la capacitación. El sector cooperativo puede desarrollar estrategias orientadas a la mejor utilización de las TIC como instrumento de formación, información y promoción de servicios.


compromiso con la comunidad

Es tiempo para un relevo generacional* Las cooperativas pueden y deben generar un ambiente de acogida y recepción a las nuevas generaciones, producto de una decisión consciente, colectiva y compartida, para que se conviertan en una alternativa llamativa e interesante para el desarrollo integral de la niñez y de la juventud.

E

on el año 2012 la tasa de desempleo en los jóvenes en Colombia llegó al 20,9 por ciento1, al tiempo se calculó que en el mismo año, la cifra de niños trabajadores alcanzó más de un millón quinientos mil2. Si bien, estas alarmantes cifras nos confirman que algo dentro del modelo económico que impera en nuestro país no anda bien, son solo algunos de los síntomas que responden a una problemática histórica donde predominan la injusticia y la desigualdad, y son los jóvenes y los niños algunas de las poblaciones más afectadas. En este momento, las posibilidades de ingreso a la educación superior son mínimas, las universidades públicas no dan abasto y las privadas son inaccesibles para muchos. Por otro lado, los niños desplazados y los niños indígenas se han convertido en víctimas, es decir, en objeto de segregación dentro de la institución educativa. Y ni la juventud ni la niñez han podido escapar a las lógicas del consumo, que se reproducen cada vez más rápido, a través de los medios de comunicación y de las instituciones. Sin embargo, este oscuro panorama se puede convertir en una coyuntura favorable para que los movimientos cooperativistas puedan liderar una transformación sociocultural que incluya las problemáticas de los niños y de los jóvenes. Para lograr dicho objetivo es preciso, en primer lugar, reconocer la situación actual de las cooperativas en relación con los niños y jóvenes; plantear estrategias que apunten al desarrollo de políticas para la participación activa de la juventud, y establecer una relación reciproca entre las cooperativas, los jóvenes y niñosniñas, que atienda sus necesidades y expectativas. Cooperativas, niños, niñas y jóvenes En la mayoría de colegios y universidades no existe una educación cooperativa, simplemente se transmite el sistema económico actual, no hay espacio para la formación solidaria ni se fomenta la cooperación. Nuestra educación está encaminada, en líneas generales, al sometimiento de las libertades y a la re1 2

http://www.portafolio.co/economia/desempleo-juvenil-colombia-llego-209 http://www.portafolio.co/finanzas-personales/mitad-los-ninos-que-trabajan-lo-hacen-manera-gratuita

producción de los valores tradicionales donde es evidente la ausencia de crítica y reflexión. Por otro lado, cuando los jóvenes entran al campo laboral están a la deriva, solos y necesitados, les urge cualquier trabajo, son presa fácil para el mercado. Entonces, no tienen la capacidad de exigir condiciones mínimas de bienestar laboral, se conforman con cualquier oferta que a veces, incluso, parecería irrespetuosa, este es el caso del 40% de jóvenes que tuvieron la suerte de conseguir empleo este año y ganan máximo un salario mínimo3. Además, en Colombia existen variados casos de emprendimiento juvenil individual y no colectivo, es ahí donde las cooperativas deben plantearse como una oportunidad para el progreso económico y cultural de la juventud. Es decir, el movimiento cooperativo se debe convertir en una alternativa para los jóvenes y para su desarrollo laboral en el mundo de hoy. Es un camino para solucionar sus necesidades, resolver sus problemas y alcanzar sus aspiraciones. No obstante, parecería que la brecha entre el movimiento cooperativo y la niñez y la juventud, es cada vez más amplia. Actualmente, un extenso sector de la juventud no conoce las cooperativas, quizás por falta de difusión o por falta de interés, pero cualquiera que sea la razón, lo que es visible es que muy pocos jóvenes y 3

http://www.portafolio.co/economia/desempleo-juvenil-colombia-llego-209

La responsabilidad social es consustancial al cooperativismo


muy pocos niños y niñas hacen parte del movimiento cooperativo. Sin bien, existen alternativas como Coopetrolitos o Coasmeditas o el concurso de oratoria de La Equidad, que son programas educativos y culturales para los niños y niñas hijos de los asociados, no hay muchas posibilidades para la vinculación, por ejemplo, de grupos estudiantiles deportivos, científicos o artísticos particulares. No porque en los estatutos de las cooperativas esté prohibido, sino porque no hay estrategias ni se divulgan motivaciones para atraer a los niños y niñas a hacer parte activa del movimiento cooperativista. Estrategias sugeridas para vincular a los niños y a los jóvenes al movimiento cooperativo Entre muchas opciones para captar la atención de niños y jóvenes para que hagan parte del movimiento cooperativo, proponemos cinco que pueden ser tenidas en cuenta por los directivos de las cooperativas:  Conformar comités juveniles dentro de las cooperativas, que pretendan la discusión y el desarrollo de temas afines a la juventud y a la niñez, reuniones que no sean largas y aburridas exposiciones en las que predominen las canas y las corbatas.  Fomentar eventos periódicos de integración y de encuentro para los niños y los jóvenes: foros, coloquios, conversatorios, bazares, etc.

 Crear espacios para muestras de arte, de literatura, de música y de cine.  Promover espacios mediáticos y virtuales a cargo de jóvenes asociados como una cuenta en Twitter, un perfil en Facebook, un artículo en una revista, un blog o una página web en internet, o un programa en una emisora radial.  Cons truir un área físic a agradable dentro de la sede de la cooperativa, dotada de bibliotecas, juegos de mesa y tecnología, para que los niños y los jóvenes encuentren un lugar propio, atractivo que les permita desarrollar sus capacidades. Relaciones bilaterales, necesidades y expectativas Sin bien, la niñez y la juventud necesitan del movimiento cooperativo y éste puede ofrecerles muchos beneficios, son los niños y los jóvenes quienes pueden convertirse en colaboradores y promotores de los movimientos cooperativos. Es tiempo para llevar a cabo una re-evolución dentro de cada cooperativa, donde se despliegue un acercamiento a la juventud y al mismo tiempo, la juventud se acerque al movimiento cooperativo. Es tiempo para un relevo generacional. Las cooperativas pueden brindar un desarrollo humano sostenible y generar autonomía y libertad económica y cultural para los jóvenes y a la vez los jóvenes y los

En La XXVII Jornada de Opinión Cooperativa se decidió, entre otras propuestas, impulsar el movimiento pedagógico cooperativo para influir en la educación. Teniendo en cuenta que muchos de los maestros del Distrito están asociados a cooperativas, sería adecuado generar jornadas de formación en educación cooperativa en los distintos colegios públicos del país

niños pueden desarrollar sentido de pertenencia y acciones de compromiso con la comunidad. Si esta relación bilateral se pone en práctica, traerá consigo múltiples beneficios para nuestro país. Los niños y los jóvenes asumirán y encaminarán su proyecto de vida compartido en torno a tres valores fundamentales, democracia, igualdad y solidaridad. Además las cooperativas ampliarán los horizontes de muchos jóvenes que en este momento no tienen otra salida distinta a la guerra, la droga o el alcohol. Entonces, es urgente e indispensable un relevo generacional, donde los jóvenes y los niños encuentren opciones distintas para construir un futuro diferente.

*Artículo de Juan Miguel Hernández, estudiante de comunicación social y literartura, asociado a las cooperativas Cometa y Coopetrol.

No se trata de una simple estrategia, sino que constituye su razón de ser.


C o l o m b i a Cooperativa

Notas

COOPERATIVAS

Representante del sector cooperativo preside el Consejo Nacional de Planeación

Carlos Acero Sánchez, director ejecutivo de Ascoop

El Consejo Nacional de Planeación eligió una nueva mesa directiva para el período 2012–2013, la cual quedó conformada así: Presidente, Carlos Acero Sánchez, director ejecutivo de Ascoop, en representación del sector social; Vicepresidente, Guido Echeverri Piedrahíta, gobernador de Caldas, en representación de las entidades territoriales, y Walt Hayes Brian, en representación del sector raizal.

Dentro de los principales propósitos de esta mesa está la realización del XVI Congreso Nacional de Planeación que se realizará en Pereira del 14 al 17 de noviembre próximo; el fortalecimiento institucional del Consejo Nacional de Planeación como instancia de participación  de la ciudadanía y el seguimiento a la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para todos”, planteado por el actual Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos.

Estrategias para la innovación cooperativa IV Foro Gestando La incubadora Gestando desarrolló el IV Foro Gestando Las empresas de economía solidaria, motor de emprendimiento. Las reflexiones de este encuentro giraron en torno a temas de coyuntura importantes para el sector como el papel de las cooperativas en el proceso de paz, anunciado recientemente por el Presidente Juan Manuel Santos; frente a lo que se afirmó el apoyo total del movimiento cooperativo, con la convicción de que cualquier iniciativa de paz es el primer paso para lograr el desarrollo social y el crecimiento económico que el país necesita. Otro tema fundamental para que Colombia camine hacia el desarrollo y la justicia social, mencionado en este espacio, fue la necesidad de que las empresas cooperativas y de economía solidaria fomenten la igualdad de

46

género, utilizando el concepto de inteligencia de género; idea desarrollada por la invitada internacional Phillippa Wiens, Oficial de Proyectos de la Asociación de Cooperativas CanadiensesACC, quien afirmó que en las empresas donde existe un mayor porcentaje de mujeres en cargos de dirección el desempeño de la empresa mejora. La inteligencia de género es un concepto que tiene relación con tomar en cuenta las preferencias y necesidades de las mujeres y procurar resolverlas de manera eficaz y oportuna a través de la oferta de servicios que presta la empresa cooperativa. Otros temas abordados durante el foro, fueron: el desarrollo y la innovación en el sector agroindustrial, tratado por Ricardo Lozano, director ejecutivo de Cenicoop. Por otro lado el

Phillippa Wiens, ofical de proyectos de la Asociación de Cooperativas Canadienses y especialistas en Equidad de Género. Cortesía de la Oficina de Comunicaciones de Incubadora Gestando.

mexicano, Rafael Lorenzo mencionó la importancia de desarrollar planes de negocios y Álvaro Balcázar, director de la Unidad Administrativa para la consolidación de los territorios, hizo énfasis en el apoyo que resaltó el apoyo que el gobierno brinda para la consolidación de empresas asociativas. Las conclusiones principales de las mesas de trabajo giraron en torno a la comercialización, la innovación y el desarrollo tecnológico.


ACTUALIDAD

Notas

COOPERATIVAS

Mensaje de Ascoop ante el anuncio de los diálogos de paz La paz es el mejor camino para alcanzar el desarrollo de nuestra nación La Asociación Colombiana de Cooperativas – A scoop valora la importancia de los anuncios hechos por el Gobierno Nacional en el sentido de explorar un camino hacia la paz estable y duradera, a través del proceso de negociación con las guerrillas de la FARC y el ELN, anunciado por el Presidente Santos. La paz es el mejor camino para alcanzar el desarrollo de nuestra nación y avanzar por las vías democráticas hacia la construcción de una sociedad próspera, incluyente y equitativa.

Encuestas

El movimiento cooperativo estará atento a apoyar todas las acciones necesarias que el país requiera en este gran propósito nacional, que esperamos se constituya en el proceso definitivo hacia una nación en convivencia, democrática y pacífica, superando décadas de conflicto armado, de violencia generalizada y de atraso social, cultural y económico. Estamos seguros de que los valores y principios que inspiran a nuestro movimiento cooperativo servirán de apoyo al fortalecimiento del desarrollo social y económico en una Colombia en paz. Septiembre 2012

Nuestro nuevo portal web cuenta con la aplicación de encuesta, la cual busca observar el punto de vista del sector sobre temas cooperativos, aquí los porcentajes de algunas de ellas, las cuales pueden servir de información o insumo para su cooperativa. Consulte y vote nuestra encuesta en www.ascoop.coop Recuerde su opinión orienta decisiones

47


Ver solución en www.ascoop.coop/el-cooperativismo-en-colombia/

C RUCIGRAMA

HORIZONTALES

VERTICALES

1. De allí eran los Pioneros cooperativos. Al revés, dominio cooperativo de la red.

1. Emblemática cooperativa de recicladores. Una cadena de deportes. 2. Una divinidad consultada. Magnetice, atraiga.

2. Período. En las tiras cómicas es el Amargado. Encargada de los temas ambientales. 3. Ciudad en donde se firmó el acta de constitución de Ascoop, hace ya 52 años. Pronombre. Naciones Unidas. 4. Autoridad del ciclismo mundial. Aplicado, consagrado, plural. 5. Delicioso cocido bogotano. Al revés, Intriga, confabulación para perjudicar a alguien.

3. Mampostería. Consonantes diferentes. 4. Salas de cine. 5. Nota musical de pecho. Abandonaré, olvidaré. Al revés, la sigla del ejército republicano irlandés o simplemente un mal genio. 6. Es el otro de mi ego. La agencia gringa que nos espía.

6. Al revés, cerveza ligera. La del País de las Maravillas.

7. Fallo proferido por arbitros o amigables componedores. Nuestros en inglés. Escuché, inv.

7. Un cayo muy colombiano que está generando ruido. Organización cooperativa.

8. Al revés, creencia. Medida de peso que ahora es símbolo de internet.

8. Es la tasa interna de retorno. Tramable, trenzable.

9. Símbolo de caloria. Refuerza el insulto.

9. Municipio antioqueño con aeropuerto internacional. Nos saca de las lagunas etílicas.

10. País africano con capital Windhoek. Espasmo producido por la irritación de la garganta o faringe.

10. Número atómico 4. Vehículo para transportar personas.

11. Al revés, pasado de moda, terminado.La torre de la confusión.

11. Botica, droguería. Diez en inglés.

12. Vocales diferentes. El músico y maestro Rangel entre sus amigos. Ligar, atar, casar.

12.Ciudad de Canadá. El compañero de Kalimán. 13. Son los cangrejos y las gambas. ¡Ni de fundas! 13. Número atómico 54. Al revés, el programa de Arias que lo dejó desprogramado. Artículo plural o nota musical invertida. El dominio en internet de Rumania.


Inversión cooperativa en educación formal

Realice ¡ya! su aporte Decreto 2880 de 2004.

Mayor información: 3683500 Ext. 109/110 secretariaempresarial@ascoop.coop empresarial@ascoop.coop www.ascoop.coop

Las Cooperativas comprometidas con la educación de niños, niñas y jóvenes bogotanos.

Un convenio de:

Bienvenido cooperativo

virtual de cooperativismo

20

horas

nuevo curso

Biblioteca de contenidos cooperativos Colección camino al cooperativismo

2 3 Módulos incluidos en el curso:

al mundo

1

4 5

6

7 8

9

{

Mayor información: 3683500 Ext. 115/116/17/118 3107530519 -3108676608 educacion@ascoop.coop www.ascoop.coop

10

11

a ma o un n proble u r e lv ! o a v Para res ooperati n ¡una c aspiració resa una emp s e a v ti ra La coope a lm a con icipar, rse y part ia c o s a para Libertad erar p o o c para va es cooperati mocrática Nuestra de n nizació una orga va: cooperati del hombre a s e r p m La e ervicio omía al s una econ nte cierto un prese ir u tr s n o C stenible izonte so y un hor mos aprende Cada día rativistas pe a ser coo rar? r o coope nto ¿Competi uestro movimie n r e c le Forta ortamos rativa ap e p o o c Desde la ente! ag a nuestr conjunto juega en a s e r p m Ética y e tiva a coopera

Nace un


Profile for Ascoop

Colombia Cooperativa 108  

Colombia Cooperativa 108  

Advertisement