__MAIN_TEXT__

Page 1

Una publicación de la Asociación Colombiana de Cooperativas, Ascoop - Valor suscripción $50.000 año - 18 - Licencia Mingobierno 00343 de 1979 - TPR No 2011-425 - Vence Diciembre de 2011 - ISSN 0121-8271

REVISTA DE INTEGRACIÓN Y PENSAMIENTO COOPERATIVO - EDICIÓN 104 - Septiembre de 2011

Ante la crisis social y económica global

La opción cooperativa!

¡Volver a lo esencial:


Más deuna Razón para ser

nuestro Asociado

Beneficios mientras ahorra

 Atención personalizada  Revalorización anual de aportes  Estudio de crédito, extractos, transacciones y

consultas sin costo

 Créditos de Vivienda, Educación, Libre Inversión,

y mucho más... PBX: (1) 566 6601

www.coovitel.com

Calamidad Doméstica, Recreación, Crediseguros, Credisalud y Vehículo  Tasas de interés preferenciales desde el 1% M.V  Seguro vida deudores sin costo para usted  Cuota y tasa de interés fija durante la permanencia del crédito  Sin penalización por pago anticipado en las obligaciones crediticias  Incentivos educativos  Subsidio de educación para el trabajo y el desarrollo humano  Convenios con descuento en: salud, educación, recreación, seguros, agencias de viajes, hoteles, cajas de compensación.  Seguro de vida gratis  Subsidio en actividades culturales y recreativas  Seguro exequial grupo familiar  Auxilio por fallecimiento padres, hijos y cónyuge  Plan Canasta por fallecimiento de asociado  Planes de turismo  Sedes turísticas propias (Hotel Toscana Real y Apartamentos Valeria en Santa Marta.


Presentación

C

leolombia Cooperativa se ha caracterizado por crear y promover espacios de reflexión sobre los temas centrales de interés para el sector: su doctrina, la promoción del modelo cooperativo, las acciones destacadas de las organizaciones cooperativas encaminadas a servir a los asociados, así como a resaltar los hechos relevantes del quehacer cooperativo. Este enfoque comunicativo está orientado a reafirmar nuestras convicciones en la propuesta cooperativa como una opción. En momentos en que el cooperativismo es puesto en duda ante la opinión pública por desconocimiento de su naturaleza, por afanes mediáticos o por la presencia de otro tipo de intereses que aspiran a menoscabar los avances logrados durante los últimos años por nuestro movimiento, cobra mayor vigencia el trabajo de comunicación e información que tenemos que hacer los cooperativistas para reafirmar la nuestra como una opción extraordinaria en la solución de las necesidades de las personas. Los invitamos para que a partir de este momento recorran estas páginas, con la propuesta adicional de lograr su compromiso para compartir estos planteamientos al interior de su organización cooperativa y estructurar, a partir de ellos, un foro de discusión que abra nuevas oportunidades para consolidar la opción cooperativa. Esta es su publicación. Esperamos sus comentarios, colaboraciones y aportes sobre este Informe Especial. Comité de Comunicaciones


Colombia Cooperativa es una publicación de Ascoop Asociación Colombiana de Cooperativas

Contenido

Edición N° 104 www.ascoop.coop - ascoop@ascoop.coop Licencia Mingobierno 00343 de 1979 Tarifa Postal Reducida Nº 2011 -425 Vence Dic. de 2011 ISSN 0121-8271 Consejo de Administración Principales Fabio Chavarro González, Carlos Mario Zuluága Pérez, Farid Antonio Baene, Clemente Augusto Jaimes Puentes, Esteban Cobo Vásquez, Héctor Horacio Ortegón, Gabriel Franco Espinosa, Eliecer Antonio Polanco Núñez, José Roselino Avila Vaca. Suplentes Yolanda Reyes Villar, Myriam Martínez Suescun, Carlos Antonio Paz Martínez ,Nubia Maritza Guerrero Romero, Gerardo Mora Navas, Faxin Pabuena Peña, María Patricia Rodríguez Niño,Edinson Rafael Castro Alvarado, Esmeralda Saleh Páez. Junta de Vigilancia Principales Víctor H. Camacho Correa, José Pardo Barrios, Mónica María Jiménez. Suplentes Darío Velásquez Hurtado, Danilo Castillo Leal, Rubén Darío Suarez González. Revisor Fiscal Martín Emilio Blanco Martínez Suplente José Antonio Amar

Presentación………….....……………………………………….………1 Mensajes…………..….....…………………………………….………3 Editorial .…….................……..………………………………….………4 Informe Especial ¡Volver a lo esencial: La opción cooperativa!………………….……….6 Actualidad “El cooperativismo es una salvación y una salida…...………...………24 2012 Año Internacional de las Cooperativas, una oportunidad única para el movimiento……......…………………26 C onfecoop ……...…….....….……………………………….……….29

Comité de Comunicaciones Yolanda Reyes, Esmeralda Saleh, Maritza Guerrero, Alberto Pardo, Mónica Luna, Mónica Jiménez

Refiactualidad……………...………………………………………….30

Miembros Honorarios Francisco de Paula Jaramillo Carlos Uribe Garzón Luis Arturo Muñóz Carrasco

Supersolidaria …...…………………………………………...………….35

Director Ejecutivo Carlos Ernesto Acero Sánchez Realización Editorial Carlos Ernesto Acero Sánchez Luís Heberto Páez Serna Germán Darío Peña García José Miguel Hernández Arbeláez Diseño y Diagramación Daniel Navas Contreras Fotografía Germán Darío Peña García Colaboradores Édgar Jiménez Ramos, Enrique Valderrama Jaramillo, Clemencia Dupont Cruz Publicidad colombiacooperativa@ascoop.coop Distribución y suscripciones Claudia Andrea Sánchez colombiacooperativa@ascoop.coop Impresión Imagenes IPD Agradecimientos Dario Castillo Sandoval, Ricardo Dávila Ladrón de Guevara Ascoop Trv. 29 Nº 36-29 PBX 3683500 LO EXPRESADO POR LOS COLABORADORES Y COLUMNISTAS INVITADOS NO COMPROMETE LA OPINIÓN DE ASCOOP. LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTA EDICIÓN PUEDEN SER REPRODUCIDOS CITANDO LA FUENTE.

La ecuación del éxito del Club Deportivo La Equidad Seguros............…32 Notas Cooperativas …………..……………………………...………….36


Mensajes 1. 4.

Buenas tardes Quiero manifestar mis sinceras felicitaciones por la organización de la XVI Jornada de Opinión Cooperativa, la logística, el sitio, los temas, la comida, todo fue desde mi opinión, excelente, nos dejaron varias reflexiones que vamos a empezar a aplicar en nuestra cooperativa, es verdad el cambio generacional es muy importante. Cuenten con nosotros para todos los proyectos que puedan nacer desde Ascoop. Cordial saludo Inirida Bautista Leon Cooperativa Cophacol

2. Señores Ascoop Los felicito por tan excelente medio de comunicación solidario, la verdad cada vez mejora en su contenido y en sus artículos de análisis. La innovación que han presentado con la incursión las redes sociales le permite al movimiento estar al tanto del acontecer cooperativo. Saludos solidarios Carlos Suárez

3. Señores Ascoop Los felicito por el Encuentro de Comités de Educación, realmente fue estupendo...el contenido, la mecánica en sí los aportes, en fin, todo en su conjunto no hubo desperdicio. Además destaco el cumplimiento en el envío de conclusiones Solidario saludo Clara López Comité Nacional de Educación Coomeva

Buen día Deseo extenderles un saludo de felicitación por la dedicación y la organización de la pasada Jornada de Opinión. Hago extensivo este saludo de reconocimiento al personal de Ascoop y a todos los integrantes del Consejo de Administración y Junta de Vigilancia, quienes una vez más, dieron ejemplo del gran valor de la democracia y el papel que todos jugamos en la consolidación del cooperativismo como alternativa para el bienestar de nuestro país. José Alberto Pardo Barrios Consejo de Administración Cooptraiss

5. Apreciados amigos: Terminé de leer con atención el número correspondiente al mes de marzo de la revista y me gustó. Ese enfoque de comprometer a la juventud con las ideas y los trabajos del cooperativismo merece nuestro entusiasmo. Hay que abrirle espacio a las nuevas generaciones, no solamente desde el punto de vista burocrático, sino principalmente desde el pensamiento y la elaboración de tesis y programas para la proyección de la economía solidaria. Ahora bien, es con realizaciones palpables, y no con meras palabras, como nuestra visión de un Estado social de derecho puede llegar a convencer por darle piso firme a la justicia social. Los felicito, pues, por la revista, que cada día trae nuevas inquietudes y propuestas en pro del movimiento. Cordialmente, Francisco de P. Jaramillo G. Dirigente y pensador cooperativista

Escríbanos: colombiacooperativa@ascoop.coop


Colombia Cooperativa

Editorial ¡Volver a lo esencial: La opción cooperativa!

L

as cooperativas hacen posible la solución de múltiples necesidades de la gente. Esta afirmación la escuchamos de manera constante entre los asociados y directivos de cooperativas alrededor del mundo. Los hechos contribuyen también a confirmarla. Las aspiraciones o necesidades de millones de personas se gestionan y resuelven cooperativamente: lo mismo aquí que en Inglaterra, igual en Ruanda que en Estados Unidos, en Nueva Zelanda que en Brasil. Somos más de mil millones de cooperativistas. En la búsqueda del bienestar las comunidades locales, los trabajadores, los pequeños productores agropecuarios, los microempresarios, los profesores, las mujeres responsables del hogar, los “informales”, los consumidores o los usuarios unen sus expectativas, sus esfuerzos y algún dinero para dar vida a una organización estructurada para satisfacer esas necesidades y aspiraciones. Eso está ocurriendo ahora en cualquier lugar. Este proyecto de organización y educación de la comunidad en torno a los valores de la solidaridad y la cooperación, cuyo propósito se centra en el bienestar de las personas y no en el lucro del capital aportado, ha mostrado desde hace casi dos siglos que es posible crear y desarrollar empresas sostenibles y eficientes basadas en la ayuda mutua y la gestión democrática y que, a diferencia de las empresas motivadas por el lucro, las cooperativas movilizan recursos para servir mejor a sus asociados - ¡sus propietarios!-, sus familias y la comunidad. No obstante los beneficios y las ventajas que las cooperativas ofrecen a las personas, es frecuente que su naturaleza y propósitos no sean reconocidos en la sociedad con la claridad que debiera. La información, el conocimiento o las percepciones que sobre las cooperativas tienen a menudo el común de la gente, la opinión pública y los mismos gobiernos distan, en muchas ocasiones, de la realidad. Se crean ciertos imaginarios que terminan afectando el buen nombre de las cooperativas y la confianza misma de los asociados. Como líderes y dirigentes cooperativos debemos abrir un espacio a la reflexión crítica y propositiva sobre nuestro papel como gestores y responsables de nuestras organizaciones y del sector. El punto de partida para consolidar una estrategia común, integrada y eficaz para promover lo cooperativo en la sociedad es apegarnos a nuestro modelo, practicarlo a diario, en conjunto con nuestros asociados, proyectarlo a nuestras familias, a los jóvenes -esto es urgente- y difundirlo en nuestro entorno para que a su vez trascienda a la sociedad. Volver a lo esencial, unir la doctrina con la práctica cooperativa, fortalecer nuestras organizaciones para servir mejor a nuestra base asociativa. Este es quizás nuestro gran desafío en momentos en que el modelo económico predominante hace agua y se escuchan las voces de la gente común, reunida en las calles de países del primer mundo, -quien lo creyera-, y ya no solo la de los académicos, investigadores y analistas pidiendo cambios profundos en la economía, evidenciando las fallas del mercado, los efectos negativos y hasta perversos de ese modelo y reclamando una redefinición de las políticas públicas que promuevan la inclusión y la creación de oportunidades para todos. Por eso creemos que nuestro compromiso en esta coyuntura histórica es ¡Volver a lo esencial: La opción cooperativa!

Carlos Ernesto Acero Sánchez Director Ejecutivo Ascoop

4


Ante la crisis social y económica global

¡Volver a lo esencial: La opción cooperativa! Somos parte de los 1.000 millones de cooperativistas en el mundo El presente informe especial de Colombia Cooperativa ofrece una mirada de conjunto sobre cómo el modelo cooperativo es una opción económica posible ante la crisis global y, en particular, cómo su vigencia en nuestro medio es cada vez más pertinente para resolver las necesidades o aspiraciones de los colombianos. Este trabajo lo adelantamos en momentos en que el cooperativismo en Colombia se ve afectado por una percepción desfavorable por parte de algunos sectores, derivada fundamentalmente por el desconocimiento del modelo, sus ventajas y los beneficios y oportunidades que ofrece a más de 5 millones de colombianos. La propuesta, desde el cooperativismo, es Volver a lo esencial, lo cual significa que desde una postura autocrítica de nuestra práctica como movimiento cooperativo, avanzamos para interpretar la crisis de la economía y la cultura del capitalismo desde los 7 principios del cooperativismo. Esto implica [repensar –nos] como organizaciones que conforman un movimiento económico y cultural.

Informe Especial


Colombia Cooperativa

Informe especial

¡Volver a lo esencial:

La opción cooperativa! Partir del paradigma cooperativo

F

orente a la coyuntura que viven algunos sectores del cooperativismo, se han planteado reflexiones compartidas en diversos ámbitos de nuestro trabajo gremial y de educación cooperativa, en seminarios, encuentros cooperativos y en la Jornada de Opinión, sobre la vigencia del modelo cooperativo y su papel frente a la crisis del capital para afirmar que el cooperativismo es una opción posible para el desarrollo de las personas. La acción positiva de las cooperativas en la sociedad crece en América Latina y en el mundo. Ante las crisis financieras recientes en Europa, las cooperativas aumentan sus indicadores: los asociados, los aportes y los ahorros. Todas son señales de que aumenta la confianza de los ciudadanos en el modelo cooperativo. “Los valores de solidaridad, democracia e igualdad- señala la ACI, -han ayudado a millones de personas de todo el mundo a promover la armonía social a través de un futuro económico más seguro”. Nunca como ahora cobra más fuerza y sentido la forma de ser y de actuar cooperativo.

6

¿Somos capaces de ver en forma simultánea tanto la opulencia del consumo de algunas sociedades avanzadas como la miseria material de muchos países y de amplias capas de la población mundial? Y, desde otra perspectiva, ¿somos capaces de descubrir el potencial humano de solidaridad en medio de esta espiral de egoísmo e individualismo, de desconfianza y búsqueda individual tan propios de la cultura de hoy?, e incluso, ¿creemos que es posible construir empresas que tengan un sentido real de ayuda mutua en medio de las gigantes organizaciones capitalistas que dominan el mercado mundial?

sociedad y su devenir logren ver las causas profundas de la crisis y no acierten en sus explicaciones, ni los ciudadanos del mundo de hoy, sumidos en una vida de consumo, en la cultura consumista, sean concientes de esa realidad. Esta es la magnitud del desafío. Para los cooperativistas es clave tomar distancia de ese paradigma capitalista que en ocasiones nos seduce y nos absorbe y regresar al nuestro, al propio: poner al ser humano en el centro de la vida. Y de la economía.

Difícil porque estamos inmersos en el paradigma hegemónico capitalista y en el unanimismo económico que lleva, con frecuencia, a que ni los científicos sociales que estudian la

Ante este desafío, el compromiso es tener una visión autocrítica frente a nuestra realidad y pensar y actuar en forma estratégica frente al 2012 Año Internacional de las Cooperativas según lo ha declarado la ONU, para consolidar el movimiento, fortalecer los principios en la práctica cooperativa, trabajar en la solidaridad y proyectarnos a la comunidad, desde lo local y regional, hasta la ciudadanía global. En una palabra, hacer realidad nuestra Identidad cooperativa, en tener un Sello cooperativo: ser 100% cooperativa1. Para ello hagámoslo de la mano de los 7 principios.

. Documento preparado de manera colectiva por Carlos Acero, José Miguel Hernández, Luís Heberto Páez y Germán Peña; Agradecimientos a Ricardo Dávila y Darío Castillo.

1. Promovemos este proyecto de Identidad liderado por Confecoop

Estas preguntas nacen de la convicción de que es preciso que se mire, por parte de los cooperativistas, la vida social actual en su conjunto, y en ella, el movimiento y la realidad cooperativa, a partir del paradigma cooperativo.


informe

{

especial

1. La libertad de asociarse debe ser un derecho que se privilegie y se garantice. ¿Cuál es el gran reto para el movimiento cooperativo frente al primer principio: asociación, libre abierta y voluntaria?

En Colombia los asociados a las cooperativas2 ascienden a 5.131.780, personas, que se han acercado al cooperativismo con el propósito de resolver una necesidad o una aspiración económica, social, cultural o ambiental. ¿Por qué? Quizás porque conocen el modelo de cooperación, porque consideran que en forma asociativa es más fácil acceder a servicios y bienes necesarios para su bienestar, porque conocen a alguien –un familiar, un compañero de trabajo, un amigo, un vecino- que les ha hablado de las ventajas del modelo, porque desde sus hogares sus padres han estado vinculados al mismo o simplemente porque creen que en “estas” entidades es más fácil acceder a créditos y otros servicios. Y la adhesión ha sido libre y voluntaria. Cada uno de los asociados ha tomado libremente la decisión de asociarse, de “entrar” a la cooperativa, salvo algunas experiencias negativas de aprovechamiento indebido de la figura del trabajo asociado cooperativo por parte de grandes empresas y del sector público mismo y en muchas ocasiones por parte de empresarios de la intermediación laboral que utilizan dicha figura legal para “montar sus propias empresas” de servicios de mano de obra.

Así las cosas, ¿qué reto señala el primer principio? Tal vez, que partiendo de que la adhesión a las cooperativas ha sido libre, analizar un interrogante que nos exige una mirada de conjunto sobre nuestra realidad: ¿será que los más de cinco millones de asociados son verdaderos cooperativistas?, y las 8.500 empresas cooperativas de nuestro país, ¿viven

Es posible avanzar de simples asociados a verdaderos cooperativistas. en profundidad la práctica de los principios cooperativos? El reto es, por tanto, en que es posible avanzar de simples asociados, que muchas veces se confunden con meros “afiliados”, a verdaderos cooperativistas, es decir, dueños-gestores y usuarios de su propia empresa. {

El cooperativismo de trabajo asociado y de producción, un modelo a defender Es necesario que, como se ha exigido a través de todos los medios y ante todas las instancias públicas y privadas durante los últimos 10 ó 12 años, se rechacen las malas prácticas aplicadas por pseudocooperativas de trabajo asociado, que de manera directa buscan envilecer las condiciones del trabajo. Como movimiento socioeconómico y cultural, estamos en condiciones de defender el modelo cooperativo auténtico, aquel que considera al ser humano como centro de su actividad y no como subalterno o subordinado del capital, cuyo primer principio apela justamente a la libertad. Todo un desafío frente a los poderes económico o político que utilizan en muchos casos, la figura cooperativa de manera indebida o ilegal para aumentar la situación de explotación y marginalidad y menoscabar las condiciones que establece la doctrina cooperativa o la legislación del trabajo en aspectos como la protección social, la estabilidad laboral y la dignidad de los trabajadores. El mensaje debe ser claro y colectivo: los gremios y dirigentes del sector y cada cooperativista comprometido deben rechazar el abuso de la figura cooperativa y las malas prácticas en este campo y defender el trabajo digno, el principio de libre asociación, la autonomía de las cooperativas de trabajo frente al Estado y el sector privado empresarial y, por supuesto, el auténtico modelo de cooperativas de trabajo asociado.

2. Datos de Confecoop de 31 diciembre 2010.

7


Colombia Cooperativa

¡Volver a lo esencial!

{

2. La clave está en la propiedad de la cooperativa, en ser y en sentirse los dueños de la empresa. Frente al 2º principio, gestión democrática, ¿por qué insistir hoy en que el fundamento de la cooperativa es que todos los asociados son los dueños? Esta pregunta es fundamental para el reconocimiento de lo que significa ser asociado a la cooperativa. ¿Nos sentimos dueños de la cooperativa y comprendemos la dimensión cultural, socioeconómica y administrativa de esa propiedad compartida? Ser asociado debe significar que cada quien reconoce, aplica y aprovecha la triple condición que le da esa calidad de asociado: frente a los bienes y servicios de la cooperativa, es el usuario –no es un cliente que “compra” los productos-; frente al desarrollo de la empresa y a las grandes decisiones, es el gestor, el responsable del rumbo que tome y no es simplemente un empleado que recibe órdenes o un cliente que toma la decisión de dejar de serlo. Y frente a la empresa misma, es el propietario que junto con los otros asociados aportan capital, esfuerzo y comparten un proyecto para la solución eficiente y eficaz de sus problemas y necesidades. Cuando algunos asociados llegan a la cooperativa porque “ofrece” mejores condiciones para su “capital” o cuando se retiran porque los bancos ofrecen una mayor tasa de interés, es claro que no han comprendido su papel en la cooperativa: son los dueños de la misma y no simples clientes de ella, razón por la cual sus beneficios no se limitan a la tasa

8

de interés sino que van más allá, comparten la propiedad colectiva, los resultados de esa gestión y los beneficios propios del bienestar que le aporta la cooperativa. En una empresa de capital, el grueso de las personas son, y sólo puede ser o dejar de ser, clientes. Clientes de entidades financieras que ante la crisis, y en el mejor de los casos, no tienen más opción que retirar su dinero cuando alcanzan a hacerlo. No tienen la alternativa de participar en la toma de decisiones sobre la empresa de la que son clientes: no tienen el derecho y tampoco son consultados.

Ser asociado significa aprovechar la triple condición: usuario, gestor y propietario. Para estos ciudadanos su capacidad de incidencia solo se podría dar en el ámbito político, social o legal por fuera de la gestión de las empresas de las que son clientes. En la cooperativa la participación es diferente. Los asociados - dueños buscan resolver sus necesidades. Por eso, no podemos hablar en estas organizaciones de “fidelizar” al asociado con los productos de la empresa.

Se trata es de que el asociado comprenda que por ser dueño es el beneficiario principal y objetivo del servicio al que accede. Al mismo tiempo es gestor de la empresa que comparte con otros, que puede participar en el diseño de productos y servicios a su medida y que le sirven. Este es otro de los grandes desafíos que nos pone este segundo principio. El excedente que genera la actividad cooperativa se queda en el mismo asociado-dueño-gestor, pues se reinvierte en el fortalecimiento de la empresa y en más y mejores servicios para todos. Se crea valor cooperativo. Es la transferencia cooperativa. Mientras que la utilidad derivada de la transacción comercial sólo beneficia a un tercero: el dueño del capital. Una estrategia cooperativa en esta línea contribuirá a que los cinco millones de asociados de las cooperativas de Colombia avancen día a día en su auto reconocimiento como empresarios con una calidad muy especial, la de ser un empresario social, colectivo y próspero.{


informe

especial

¡Volver a lo esencial!

{

3. La importancia del dinero vs. la importancia del ser humano. Frente al 3º principio, ¿qué papel cumple, entonces, el dinero para las cooperativas?

El no ánimo de lucro tiene un sentido y éste es el ser humano.

¿En qué queda entonces la importancia que ha adquirido el dinero en el mundo de hoy?, ¿despreciamos el dinero y proponemos una economía no monetaria en este complejo siglo XXI? Estas preguntas conducen a un punto central para las cooperativas: el dinero en las sociedades de hoy es el fin por excelencia. Para las empresas y para las personas. Para las cooperativas es un medio, pues su fin es el ser humano, lo no monetario en la cooperativa cobra un carácter especial, es lo esencial, y esto sólo es posible porque las empresas cooperativas no son organizaciones que buscan rentabilidad sino gestión del servicio: el no ánimo de lucro tiene un sentido y éste es el ser humano. La empresa cooperativa asume riesgos colectivos, busca beneficios generales y no particulares, trabaja desde la óptica del “beneficio” colectivo. Compartir el paradigma cooperativo es la oportunidad de pensar el mundo y su economía sin el imperativo de la acumulación de capital y la

El dinero en las sociedades de hoy es el fin por excelencia; para las cooperativas es un medio: el fin es el ser humano. ganancia, es ver a las otras personas y a los otros actores económicos y sociales como seres humanos y como grupos humanos y no como clientes, como consumidores, como competidores y como factores de utilidad. Y para que esto sea realidad, los gerentes y los directivos cooperativos tienen el reto de diseñar servicios realmente cooperativos –consultando y haciendo partícipes a los asociados- que resuelvan las necesidades colectivas que nos unen y no para satisfacer necesidades de mercado y de capital.

La fuerza del modelo: pequeños capitales y esfuerzos reunidos Construir un patrimonio colectivo, producto de la suma de esfuerzos individuales, muchas veces pequeños esfuerzos, para satisfacer las necesidades comunes de un colectivo, una comunidad, constituye la diferencia del modelo, lo convierte en su fuerza económica y lo diferencia del modelo de acumulación y rentabilidad del dinero. Al reinvertir los excedentes en fortalecer el patrimonio, crear capital institucional y ofrecer más y mejores servicios, se pone en evidencia, sin lugar a dudas el sentido práctico, visible y contundente del propósito no lucrativo del capital puesto al servicio de las personas.

9


Colombia Cooperativa

Bienestar de los asociados o rentabilidad del capital Servir al asociado o ganar dinero. Beneficio colectivo o lucro individual. ¿Dilemas o diferencia cooperativa? Es importante insistir a los medios y al público: la cooperativa reúne los esfuerzos de los asociados, potencia el sentido de autoayuda de cada uno y de todos y genera bienestar y riqueza colectiva de manera equitativa. Esta riqueza, es claro, se manifiesta en el fortalecimiento patrimonial de las empresas cooperativas: como el propósito es no generar ganancias individuales ni repartir utilidades a cada aportante de la cooperativa por

cuanto no son empresas de capital, -no son unión de capitales en pos de la rentabilidad del dinero-, su eficiencia económica permite generar riqueza expresada en bienestar, en servicio, en calidad de vida.

¿Es medible ese impacto social de la cooperativa? El balance social de una cooperativa mide el resultado de la gestión, la satisfacción de las necesidades de los asociados y el nivel de progreso de su bienestar logrados a través de los bienes y servicios prestados, (generalmente con tasas y precios subsidiados), a través de los programas de solidaridad y ayuda mutua (educación, protección social, seguros, bienestar para las familias,

El no ánimo de lucro es, también, eficiencia Es común y también preocupante oír que la gente cree que la referencia al no ánimo de lucro de estas entidades es sinónimo de ineficiencia administrativa y empresarial, de pérdidas o de una especie de “gestión de la pobreza”. De ninguna manera, pues ello conduciría a la no sostenibilidad de la empresa cooperativa y por ende a la imposibilidad de cumplir su propósito de servicio y beneficio al asociado. El excedente que genera la actividad cooperativa se reinvierte en el mismo asociado-dueño-gestor. Se crea valor cooperativo. Es la transferencia cooperativa. Mientras que la utilidad derivada de la transacción comercial sólo beneficia a un tercero: el dueño del capital. Esos patrimonios colectivos, sólidos, gestionados eficientemente son la respuesta que hoy miles de colombianos tienen para explicar cómo han superado muchas de sus necesidades, que de otra manera no hubieran podido satisfacer, o de hacerlo, lo habrían tenido que lograr a un costo económico y muchas veces social más alto, por cuanto la respuesta del Estado o del mercado capitalista no está al alcance de amplias capas de la población.

10

integración social, entre otros), en muchos casos a través de los fondos sociales constituidos con los excedentes de la operación de la empresa cooperativa. Muchas cooperativas también cumplen su compromiso con las comunidades en las cuales se desenvuelven. Y además de esto, aún se generan excedentes en virtud de la operación eficiente de los recursos: opera la “magia” de la transferencia solidaria –de la escasez, de lo pequeño se hace riqueza-. Y estos excedentes que se generan se convierten en patrimonio de la cooperativa y no, como en la empresa de capital, en dividendos y patrimonio privado, por definición repartibles. Ese patrimonio común –en el modelo económico cooperativo- es irrepartible, se aplica siempre en el bienestar de los asociados, no se distribuye por ningún motivo ni en ningún momento ni siquiera en el hipotético caso de liquidar la cooperativa.


informe

Opera la “magia” de la transferencia solidaria –de la escasez, de lo pequeño se hace riqueza-.

Mientras la mayoría de las empresas con ánimo de lucro distribuye a sus socios en promedio el 60 % de sus utilidades, en las cooperativas los excedentes se reinvierten en su totalidad, lo cual les permite desarrollarse, crecer y consolidarse. Las cooperativas basan su acción en su fortaleza patrimonial generada por la reinversión de sus excedentes y la unión de muchos pequeños aportes debido a su amplia base social. Muchos administradores financieros de empresas capitalistas quisieran contar

con la capacidad de reinversión que tienen las cooperativas. “Todos los asociados somos dueños de la cooperativa, sí, pero dueños en conjunto”. La cooperativa es una alternativa de capital colectivo, democrático, y eso en nuestra cultura económica no es fácil de comprender y menos de aceptar por quienes no participan de la cultura cooperativa: la fortaleza patrimonial se deriva de muchos pequeños capitales y esto constituye la verdadera democracia económica. {

especial

El balance social de una cooperativa mide el resultado de la gestión, la satisfacción de las necesidades de los asociados y el nivel de progreso de su bienestar logrados a través de los bienes y servicios prestados, de los programas de solidaridad y ayuda mutua, en muchos casos a través de los fondos sociales constituidos con los excedentes.

11


Colombia Cooperativa

¡Volver a lo esencial!

{

4. La autonomía se alcanza con la aplicación de los principios cooperativos. La solidaridad es el fundamento de la autonomía. Frente al 4o principio cooperativo, ¿es posible en el siglo XXI que las cooperativas sean empresas verdaderamente sostenibles y autónomas?, ¿podrán sobrevivir las empresas cooperativas que no adopten las dinámicas de las empresas capitalistas? Estas son preguntas claves para los cooperativistas en el mundo de hoy. Es conveniente hacer autocrítica: muchos creen que las empresas cooperativas “necesitan” o requieren ser cada día más parecidas a las organizaciones capitalistas para poder competir con ellas, tener niveles más altos de rentabilidad, tener gerentes al estilo de los ejecutivos de las grandes corporaciones mundiales. Quizás esto es lo que creen, piensan o esperan, en el fondo, muchos sectores vinculados al cooperativismo. Al respecto se requiere hacer una profunda reflexión. La única forma para que las empresas cooperativas puedan sobrevivir y ser sostenibles en un entorno económico y de mercado monopólico y globalizado es, justamente, tomando distancia de esa concepción. Se debe volver a lo esencial, a reconocer la solidaridad como verdadero motor de las empresas; al sentido de la mutualidad. Sí, la ayuda mutua y el esfuerzo propio, como complemento de la autoayuda-, la cooperación económica que permite crear patrimonios colectivos al servicio de todos los asociados.

12

Valorar el aporte cooperativo y el impacto favorable del balance social como factores claves para sobrevivir en este mundo de concentración de los capitales. En las dinámicas que impone el gran capital hoy se está volviendo casi que imposible sostenerse de manera aislada. Es más, para la mayoría de las empresas es imposible sobrevivir, no ser comprado, no ser presionado, no ser atacado o no ser absorbido de manera hostil por las grandes corporaciones mundiales. Solo se podrán sostener las empresas que muestren fortalezas, no solamente financieras, sino también que aseguren la visión compartida de asociados, directivos y administradores, como en el caso de las cooperativas. “Muchas cooperativas tendrán la tentación de sobrevivir a cualquier precio, incluso por encima de su naturaleza cooperativa, pero aumentan las pruebas que demuestran que poner los valores y principios cooperativos en práctica puede ser el factor decisivo para la sostenibilidad a largo plazo. Ahora es el momento de hacer hincapié en la naturaleza cooperativa”, reafirma la Alianza Cooperativa Internacional en su Mensaje del año 2009.

“Muchas cooperativas tendrán la tentación de sobrevivir a cualquier precio, incluso por encima de su naturaleza cooperativa, pero aumentan las pruebas que demuestran que poner los valores y principios cooperativos en práctica puede ser el factor decisivo para la sostenibilidad a largo plazo” Ejemplos de cooperación Un magnífico ejemplo de cómo en Colombia desde la solidaridad y la cooperación se puede contrarrestar estos procesos de concentración es la experiencia de microempresarios que se unen en cooperativas para mejorar su competitividad –como en el sector de la comercialización de los medicamentos, de las tiendas de barrio, de la producción y procesamiento de la leche, de los seguros exequiales, de la producción y comercialización de productos metalmecánicos, entre otros.


informe

especial

“Ahora es el momento de hacer hincapié en la naturaleza cooperativa”

Este enfoque solidario, y su práctica en las empresas cooperativas es el fundamento para asegurar la sostenibilidad por cuanto permite pensar la empresa en una lógica distinta, con parámetros de evaluación diferentes –sociales, no económicos-. No tiene sentido pensar–ni medir, ni evaluar- la empresa desde la lógica capitalista. Dicha sostenibilidad –así formuladaes el fundamento de su autonomía frente al Estado y al gran capital, demanda de las empresas cooperativas la participación activa de los asociados en la definición, diseño, uso y gestión

estratégica de los servicios para los cuales se ha creado la cooperativa o se ha asociado a la misma, así como su participación activa en los organismos de gobierno, control y representación. Esto significa que la empresa cooperativa tiene también una lógica de gestión administrativa diferente a la lógica de la empresa capitalista. La primera responsabilidad de una cooperativa es asegurar su capacidad para continuar sirviendo a sus asociados. El sector cooperativo debe comprender que para ser autónomo e independiente se requiere su consolidación y fortalecimiento en el plano

económico –como grupo empresarial que se apoya y se coopera- y cohesión e integración en el plano gremial. Esto permitirá, entre otras cosas, hacer más visible el importante papel que cumplen las cooperativas en la sociedad colombiana como promotoras de una forma diferente, legítima y pertinente de hacer economía, que transfiere los beneficios a amplios sectores de esa sociedad y contribuye al desarrollo socioeconómico del país. De esta manera se podrá garantizar la independencia social, económica, cultural, política del movimiento, frente al Estado y a unas condiciones del mercado y de la economía cada vez más monolíticas.{

13


Colombia Cooperativa

¡Volver a lo esencial!

{

5. La cooperativa es sostenible si cuenta con la participación de asociados educados para ser verdaderos cooperativistas. ¿Merece la educación, formación e información cooperativa el papel protagónico y fundamental en la cooperativa? En seguida se ofrecen líneas de análisis de cómo el 5º principio es central en la consolidación de las cooperativas del siglo XXI.

La sostenibilidad de la cooperativa requiere tomar este 5º principio como hilo conductor de la gestión de la empresa cooperativa y transformarlo en uno de los grandes desafíos estratégicos: pensar y planear la cooperativa desde la educación, la formación y la información. Esto lleva a pensar, de manera autocrítica, en el sentido real y profundo de la educación cooperativa, lo cual se puede resumir en tres líneas centrales: • Ante todo ¡volver a lo esencial! de nuestro modelo: la ayuda mutua –el mutualismo, la reciprocidad. Para resolver nuestras necesidades nos asociamos en empres as cooperativas para ayudarnos entre todos, poniendo como eje el ser humano. • Consolidar en los asociados el valor de la democracia en la cooperativa: el compromiso libre, el esfuerzo propio, el respeto al interés colectivo expresado legítimamente por la mayoría, fundamentado en la premisa “un asociado un voto”, así como la participación en la toma de decisiones, en la gestión de la cooperativa y algo muy importante

14

y definitivo, en el uso de los servicios de la cooperativa. • Cultivar entre todos el sentido de la economía solidaria en la vida cotidiana de los asociados: frente a la vida de consumo, construir en conjunto la valoración del ahorro, del crédito y del consumo más allá de la moda y de la imposición cultural; frente al individualismo, construir un sentido de propiedad compartida y de generación colectiva de ingresos; y frente al consumismo asumir la responsabilidad ética ante la crisis social y ambiental del planeta, originada en ese modelo de consumo en que casi todos los bienes son desechables. Este es un punto clave de la mirada autocrítica: ¡Lograr que todos los asociados a las cooperativas sepan en qué están! Sobre estas líneas, la cooperativa es, verdaderamente, una escuela de previsión, de solidaridad, de democracia y de liderazgo. Cobra vigencia nuestra propuesta de consolidar la Escuela de Liderazgo Cooperativo como un gran proyecto del moviemiento cooperativo colombiano.

¿Qué caminos pedagógicos seguir? Es posible que la “obligación legal del curso de las veinte horas” pese más de la cuenta en la labor educativa como formalismo que como estrategia y que en muchos casos haya conformismo con el simple cumplimiento del requisito legal. No basta con “dictar” el curso de inducción: se ha olvidado que educar[nos] es un reto permanente; que los asociados se educan en la práctica misma de la cooperación y de los principios al interior de la organización, y que en cuestiones de solidaridad y cooperación, quizás el camino más interesante puede ser el aprender haciendo, pues es claro que tanto los valores como la ética no se enseñan, se aprenden en conjunto. ¿Cómo educar, entonces, en cooperativismo?, ¿cómo educar[nos] en la cultura cooperativa estando inmersos en una economía y una cultura capitalista? El camino puede ser repensar y validar las experiencias personales y colectivas de la vida cooperativa, generar procesos dialógicos en los que todos aporten en la construcción de los valores para avanzar en el desafío de generar una cultura cooperativista que permee la sociedad.


informe

Se debe planear la cooperativa desde la educación, la formación y la información

La información –al interior y al exterior- hace transparente y visible a la cooperativa Y, en esta dirección, nos preguntamos por la forma como la cooperativa asume el componente de información tanto al interior de la empresa –frente a los asociados y las formas de organización, los comités, las asambleas,...- como hacia el exterior ante las comunidad y el entorno –las familias, los hijos, los nietos,...- como hacia la sociedad. Son claves de una información eficaz: • U n p r i m e r a s p e c t o d e l a información tiene que ver con la transparencia y la rendición de cuentas: ¿está abier ta la información de la vida de la cooperativa ante los asociados y ante la sociedad? Es importante valorar que la transparencia y la rendición de cuentas son la clave del buen gobierno cooperativo –de la eficacia en la gestión y de la participación democrática basada en la confianza- y de la legitimidad de nuestras empresas ante la sociedad.

• Un segundo aspecto importante es la información que se brinda a los asociados –y al públicosobre la presencia del modelo co op e rati vo e n e l mundo y en Colombia. Es impor tante que los asociados sepan que las empresas cooperativas han estado activas, dinámicas, fuertes desde mediados del siglo XIX, en distintos sistemas económicos y políticos, tanto en la etapa del socialismo donde fueron formas de organización económica de gran importancia como en la economía capitalista en donde se desempeñan como una gran alternativa solidaria frente al capital. • Y un tercer aspecto es ofrecer información oportuna, permanente y s is te mát i c a a l o s m e di o s de comunic ación – m as i v o s , comunitarios, gremiales y los propios de la cooperativa- sobre las virtudes del modelo y los beneficios que el mismo produce y tener políticas comunicativas para responder eficazmente al inadecuado manejo informativo al que suelen estar expuestas las empresas y el sector cooperativo en su conjunto. Con un trabajo informativo de estas características se puede considerar que la cooperativa se preocupa por generar y mantener una cultura cooperativa.

especial

El análisis recorrido permite concluir que el 5º principio es el hilo conductor de la empresa cooperativa. La formación contribuye al fortalecimiento de la empresa cooperativa Y por último, al mirar la realidad cooperativa desde el 5º principio es conveniente analizar los procesos de formación: es importante capacitar a los asociados y a los empleados de las cooperativas para cualificar sus competencias en gestión empresarial cooperativa, desplegar la formación y la capacitación en las áreas técnicas que corresponden a la misión de la cooperativa, contar con programas de investigación y desarrollo para crear, mejorar innovar o recrear servicios para las bases asociativas y hacer seguimiento al impacto de la inversión social cooperativa. Fortalecer el buen nombre y la identidad cooperativa: una tarea inaplazable y más allá de la coyuntura El desarrollo cabal del 5º principio conlleva otra reflexión: ¿cómo se está construyendo la marca cooperativa, cómo se está proyectando su imagen ante la sociedad? Se debe construir una estrategia de comunicación, en los distintos niveles y sectores, que permita consolidar las empresas y el movimiento cultural en medio de esta crisis profunda del modelo capitalista. Esta es una responsabilidad, según el caso, de la alta dirección de la cooperativa y de los organismos de integración y representación gremial.{

15


Colombia Cooperativa

¡Volver a lo esencial!

{

6. La integración económica y social del movimiento cooperativo es posible y necesaria en este mundo globalizado. En torno al 6º principio, ¿el sector cooperativo ha mostrado una clara voluntad de integración económica y gremial?, y en cada cooperativa, ¿existe sólido apoyo y compromiso por promocionar el modelo?

Una de las principales fortalezas del modelo es que cada empresa cooperativa –por su identidad misma- hace parte de un movimiento económico y cultural de escala local, regional, nacional y global: el movimiento cooperativo. Por naturaleza, la relación con las otras cooperativas es de solidaridad, lo que las une es el interés por ayudarse mutuamente.

El cooperativismo no es simplemente un sector de la economía o un gremio

que queremos ser y que nos motiva día a día.

Como movimiento que es, comparte unos valores esenciales, un modelo de hacer empresa y participar en la economía, una dinámica cultural y social, una utopía en el sentido más profundo y trascendente, en el sentido verdadero del concepto: lo

Lo mejor, es que este ser parte del movimiento depende, por supuesto, de cada cooperativa –de sus dirigentes y sus bases, que definen de manera democrática hacia dónde va la empresa y por qué deben integrarse; y ser parte del movimiento se hace posible,

SaludCoop: un referente cooperativo, una empresa cooperativa que debemos defender3 SaludCoop EPS es una cooperativa de segundo grado constituida en 1994, cuyos asociados, y por tanto propietarios, son 16 cooperativas y 7 entidades también sin ánimo de lucro, creada para brindar servicios de salud a la población colombiana, objeto que ha cumplido ejemplarmente como lo comprueban más de 4 millones de colombianos que voluntariamente le han confiado el cuidado de su salud. · SaludCoop cuenta con un sólido patrimonio, que asciende a $554.711 millones, respaldado en el activo en toda la infraestructura de clínicas, equipos y tecnología médica destinados a la atención de sus usuarios. Patrimonio que es prenda

16

de garantía para la prestación del servicio de salud, así como de todos aquellos que le brindan soporte en la provisión de bienes y servicios para cumplir con su fin social. La EPS ha invertido sus remanentes en infraestructura de salud poniendo al servicio de sus usuarios la mejor red de clínicas y tecnología médica atendida por excelentes profesionales. Para ello ha fortalecido su patrimonio en aplicación de su naturaleza y de facultades que le otorgan las leyes cooperativa y tributaria. Pero además ese patrimonio es social e irrepartible, esto es que no le pertenece individualmente a sus asociados y por el contrario está al servicio de todos sus usuarios

del servicio de salud. Con esto se demuestra la bondad del modelo cooperativo de empresa. Además de lo anterior, SaludCoop, en aplicación de su naturaleza cooperativa y siguiendo los mandatos legales, reinvierte parte de su remanente en inversiones que apoyan la educación formal dotando con infraestructura establecimientos educativos públicos; en formación y capacitación de sus trabajadores, directivos y asociados; en divulgación y promoción de la práctica de la cooperación y en actividades y servicios enmarcados en los principios cooperativos de educación, cooperación entre cooperativas y compromiso con la comunidad, con


informe

“Cooperativa compra en cooperativa” ¡es posible!, precisamente, porque somos empresas de personas, no somos empresas de capital, tenemos compromiso con el ser humano y con servirle bien, no tenemos compromiso con la rentabilidad: por eso las demás cooperativas no son una competencia sino unas aliadas. Frente a la integración económica cooperativa, la directriz de los consejos de administración debe orientarse a que cada vez que se autoricen compras o inversiones (colocaciones temporales) o la administración de los fondos de liquidez obligatorios, la prioridad debe ser realizarlas con otras cooperativas. Así fortalecemos nuestro sector.

Debe promoverse mucho más la idea fuerza, según la cual, cooperativa compra en cooperativa y educar a los asociados en esta misma línea, es decir, que el cooperativista debe adquirir los bienes y servicios que no le suple su propia cooperativa en otras cooperativas. Para ser coherentes con el hecho de que la dinámica interna de la cooperativa es el servicio y no la rentabilidad, es tiempo de revisar estas prácticas comerciales y si es del caso, avanzar en construir –más bien- relaciones comerciales de cooperación y de fortalecimiento mutuo, recíproco. Es necesario preguntarse cómo lograr que cada empresa –inmersa como está en la economía hegemónica capitalista- pueda revisar todos los aspectos de

los cuales contribuye al mejoramiento del bienestar y nivel de vida de la población vinculada y la comunidad en general.

tes a los servicios de salud NO POS que por decisiones del Comité Técnico Científico y de fallos de tutela se han suministrado a los usuarios.

Por su naturaleza cooperativa, por las bases sociales de sus asociadas - más de 3 millones de colombianos propietarios indirectos -, y por la población atendida, SaludCoop es patrimonio del cooperativismo y patrimonio de los colombianos, construida con capital nacional.

La medida de intervención administrativa es desproporcionada, máxime si la misma se origina en un problema sistémico del sector salud que afecta obviamente la operación de las EPS del país y sobre el cual deben adoptarse soluciones de fondo.

La entidad atraviesa una circunstancia de iliquidez, que es un problema estructural del sistema de salud, originado especialmente en la dificultad de recibir oportunamente del FOSYGA los recursos correspondien-

Nos sorprende la decisión adoptada por el Gobierno. Respetuosos como somos del ordenamiento jurídico ejerceremos las acciones que nos otorga la ley, sin perjuicio de manifestar nuestra disposición total a que se efectúen las investigaciones

especial

su vida económica externa y sopesar cuánto resuelve con otras cooperativas y cuánto con otras empresas de capital. Integración gremial Esta posibilidad real de integración y de cooperación entre cooperativas nos lleva a un nuevo interrogante –sustancial- para cada cooperativa y para el movimiento: ¿se expresa nuestro compromiso con el 6º principio en la alianza solidaria entre cooperativas (redes de cooperación) y la unidad y fortalecimiento gremial en torno a lo esencial? El Acuerdo de Integración Cooperativo de 2001 abrió nuevos caminos a la integración gremial. Una década después reconocemos avances sustanciales. Hoy, su revisión y actualización se hacen pertinentes para ajustar el

de rigor que conduzcan en el menor tiempo al esclarecimiento de los hechos, lo que debe conducir al retorno de la administración a manos de sus propietarios en el menor tiempo posible. Esta condición es motivo adicional para solicitar que la administración retorne a sus legítimos dueños y para que durante la intervención se proteja el patrimonio, los derechos de SaludCoop y a sus trabajadores de quienes dependen decenas de miles de familias colombianas. 3. Apartes del comunicado expedido por los dueños de SaludCoop el 18 de mayo de 2011.

17


Colombia Cooperativa

Acuerdo a las nuevas realidades del movimiento cooperativo tanto nacional como internacional, y a los cambios de la economía y la cultura a nivel global. El desafío radica en que los avances del actual proceso promovido desde Confecoop con la participación activa de las asociaciones regionales y las bases sociales conduzcan a un movimiento unido en torno a los intereses comunes cooperativos. En esa unidad se basa la solidez del movimiento y constituye la plataforma para avanzar en la visibilidad del modelo, máxime cuando estamos ad portas del 2012: Año Internacional de las Cooperativas. SaludCoop, una experiencia de integración

cerca $2.3 billones, lo que representa el 63% de los activos de las 15 EPS más representativas del país y, nótese bien, cuentan con 8.504.459 afiliados del régimen contributivo, lo que representa el 51% del total de usuarios de las EPS en el país. Desde Colombia Cooperativa compartimos la posición de los dueños de SaludCoop pues estamos convencidos que este modelo es la mejor alternativa para garantizar una gestión económica equitativa de los servicios sociales, como es el caso de la salud, justamente porque permite construir una valiosa infraestructura a partir de la reinversión de sus excedentes y con el propósito de servir a la comunidad.

SaludCoop es propiedad de 23 entidades sin ánimo de lucro, 13 de ellas cooperativas: La Equidad Seguros Generales y de Vida, Cooperativa de Profesores Universidad Nacional, Unión de Profesionales para la Cultura y la Recreación, Comultrasán Cooperativa Multiactiva, Cotrafa, Copidrogas, C oopvencedor , C oasmedas , Febor , Emcosalud, Coopava. Otras de sus dueñas son: Fomanort, Corporación Gimnasio los Pinos, Progressa, Fundequidad, Fundación Comultrasán, Fundación Universitaria Juan N. Corpas, Fundación Clínica Hospital Juan N. Corpas, Fundación Laboratorio Labfarve.

Movimiento cooperativo ¡Vigilante! En Colombia hay varias experiencias importantes de cómo la integración económica de las cooperativas permite generar empresas cooperativas de mucha solidez, esto es, empresas de propiedad de las cooperativas con gran capacidad de servicio, en sectores como seguros, salud, productos financieros, bienes y servicios. En el caso de SaludCoop, su crecimiento, su cobertura en términos de afiliados al régimen contributivo, se explican por una única y sencilla razón inherente a las cooperativas: combinar el no ánimo de lucro –la reinversión de los excedentes- con el propósito del servicio a la comunidad. Su importancia radica en que, en conjunto con las EPS de propiedad cooperativa - Cafesalud, Cruz Blanca y Coomeva, EPS que también participan de la administración del régimen contributivo- sus activos ascienden a

18

El sector estará atento para que esta medida no vaya a culminar con una afectación negativa sobre el patrimonio de la entidad, una especie de expropiación a las cooperativas dueñas o en una situación similar a lo sucedido con muchas cooperativas de ahorro y crédito en la crisis financiera capitalista de finales de los 90, que fueron cerradas mientras se ofrecían generosas medidas de salvamento a los grupos financieros para que posteriormente los activos y ahorradores de las cooperativas pasaran a manos del gran capital. En torno al caso de SaludCoop, ese “gran capital” encuentra en la salud un sector de la economía que, en las condiciones en que está estructurado en nuestro país, resulta ser un magnífico negocio y ve con sumo interés esta parte del mercado que aún no controla en virtud de la importante presencia de las empresas cooperativas.

Confiamos en la seriedad y transparencia, con que se adelanta el proceso de intervención y somos los primeros interesados en que las investigaciones iniciadas concluyan en el menor tiempo posible, pues esperamos que al final de este episodio las autoridades, la opinión pública y los medios de comunicación puedan corroborar que nuestra EPS cooperativa, empresa emblemática del sector, referente a nivel internacional, es viable y necesaria como un instrumento de regulación de la oferta de servicios del sector y pueda transferir a los usuarios las ventajas de las economías de escala que logra. Igualmente para comprobar que muchas de las afirmaciones que se han producido en torno de ella no corresponden a la realidad y que el buen nombre institucional, de sus dirigentes y del sector, sea restaurado con la misma notoriedad con la que se buscó salpicar. {


informe

especial

¡Volver a lo esencial!

{

7. ¡Las cooperativas no solamente buscan mejorar la calidad de vida de sus asociados, sino también la de la comunidad en la que opera! Como lo propone el 7º principio, ¿ha trascendido la acción cooperativa a su localidad?, ¿en qué otros sectores produce beneficios la cooperativa? Para los cooperativistas un valor central es que su cooperativa no sólo busca mejorar la calidad de vida de los asociados que la constituyen sino que también se preocupa por la comunidad. Es conveniente ver los alcances que puede tener la comunidad en una sociedad compleja a nivel económico –social y a nivel cultural como la nuestra: comunidad según su entorno

geográfico, por ejemplo, en los barrios o en la ciudad donde trabaja la cooperativa, o el sector rural.

Las cooperativas contribuyen eficazmente al desarrollo de las comunidades en donde actúan

De igual forma, la comunidad es el entorno social o cultural de las cooperativas. Por ejemplo, en el subsector de las cooperativas de maestros, la comunidad educativa incluye a los estudiantes y los padres de familia de los colegios, entre otros.

También entendemos el compromiso con la comunidad en su sentido amplio, frente a la sociedad y al Estado. Apoyados en principios universales, los negocios de las cooperativas pueden ayudar a lograr beneficios sociales y económicos y armonizar los intereses

19


Colombia Cooperativa

económicos con un aumento en la atención a asuntos sociales, ambientales y éticos. Frente a la sociedad, a través de la adopción de buenas prácticas empresariales, la generación de puestos de trabajo remunerados dignamente, el impulso a políticas de conservación del entorno y el medio ambiente, al apoyo en la formación de capital humano, entre otras actividades. Frente al Estado, a pesar que el movimiento no comparte ese “gravamen” por cuanto afecta su autonomía, se cumple con la obligación de transferir el 20% del excedente anual de cada cooperativa para apoyar los programas de educación formal a través de las instituciones educativas autorizadas. No obstante, este compromiso se cumple de manera eficaz en favor de la sociedad colombiana y ha significado la transferencia de $500 mil millones en los últimos 7 años que ha permitido que más de 2 millones de niños y jóvenes colombianos de estratos 1 y 2 hayan podido avanzar en su proceso de educación formal, desde la básica hasta la profesional. En el mismo sentido, las cooperativas eficaces son un apoyo de las políticas del Estado en la solución de muchas necesidades sociales de los ciudadanos con servicios accesibles a las comunidades. “Muchos gobiernos están considerando la opción cooperativa en un nuevo entorno económico, ya sea para estimular la productividad agraria o para reorganizar los sistemas nacionales de protección social, tal y como se puede ver en el reciente debate de la reforma del sistema de salud en los

20

Estados Unidos y la propuesta de crear cooperativas de salud”, señala la ACI. ¿Cómo asumen las cooperativas la responsabilidad social empresarial?, ¿cómo la asumen las empresas de capital? La Alianza Cooperativa Internacional insistió en su mensaje anual de 2008 que la responsabilidad social empresarial no es un descubrimiento nuevo para las cooperativas. Desde sus inicios, señala, “las cooperativas han tenido en cuenta que sus acciones afectan a la gran mayoría de sus miembros, incluidos los trabajadores, la comunidad y el entorno en el que operan. De muchas formas distintas, el movimiento cooperativo ha sido el pionero en el desarrollo y la práctica de la RSE”.

“Muchos gobiernos están considerando la opción cooperativa en un nuevo entorno económico, ya sea para estimular la productividad agraria o para reorganizar los sistemas nacionales de protección social” Para la empresa de capital la responsabilidad social empresarial es, en muchos casos, sólo un programa que deben adoptar en su política de gestión. En efecto, en éstas la responsabilidad social no es una condición de su esencia, sino producto de factores diversos, generalmente exógenos a su

naturaleza y que en ocasiones afectan su dinámica interna regida por la rentabilidad o que puede a ser promovida como una línea “estratégica” de mercadeo o filantrópica –para mejorar el posicionamiento de marca-con lo cual se convierte en mera campaña publicitaria. Otro cuestionamiento a este enfoque lo señala Luís Ernesto Salinas, director de Global Compact -PNUD Colombia:“Lo que vemos es que en un principio el empresariado se ajusta a las tendencias globales de Responsabilidad Social, pero con una aproximación filantrópica. Se piensa que lo que se debe hacer es acumular riqueza para posteriormente redistribuirla por la vía de las donaciones, la respuesta es no. Ese mecanismo es válido para aquellos empresarios que quieran hacerlo, pero esa vía filantrópica no es la que va a cambiar el mundo y lo que realmente se necesita es cambiar completamente el funcionamiento estructural de la economía”. Para la empresa cooperativa, en cambio, la responsabilidad social es parte esencial de su desempeño, toda vez que proviene de uno de los valores que la doctrina cooperativa exige de los asociados y que estos en su conjunto transmiten al órgano cooperativo, por ello los beneficios están dados en función de su naturaleza misma, son inherentes a su carácter de organización socioeconómica y se transfieren permanentemente – todos los días - a los asociados. {


informe

especial

¡Volver a lo esencial! 8. “Las cooperativas están demostrando que son el motor no sólo para impulsar el desarrollo económico, sino también la democracia económica y política, así como la responsabilidad social”, Alianza Cooperativa Internacional - ACI. A modo de reflexión final: ¿es posible pensar que la utopía cooperativa tiene sentido en este siglo XXI?

La Alianza Cooperativa Internacional ACI señala con énfasis que las cooperativas son empresas con alma. Afirmación ajena al romanticismo o a la ingenuidad. Se refiere a que este tipo organizaciones, conformadas por seres humanos, concreta su esencia en procura de satisfacer las necesidades de las personas. Las cooperativas reúnen esfuerzos –no capitales- y generan bienestar para todos los asociados; promueven la autoayuda –la de cada uno, la de todos- y la mezclan con el concepto de ayuda mutua, lo que los demás pueden hacer por uno y también lo que una persona puede hacer por los demás, y generan riqueza; la “mano invisible” solidaria transforma pequeños esfuerzos económicos en riqueza colectiva y de beneficio general. Cobra especial vigencia lo expresado por la Alianza Cooperativa Internacional en su mensaje anual a las cooperativas en 2009, cuando afirmó que “Economistas, el mundo académico y la comunidad internacional están desesperados buscando respuestas sobre la forma de estimular una recu-

peración mundial y, al hacerlo, están empezando a cuestionar el actual modelo económico que ha perdido la confianza de los responsables políticos, así como de la mayoría de las personas. Se trata de analizar la regulación de los mercados y en particular, de las instituciones financieras, para garantizar operaciones más éticas y transparentes. En su búsqueda, sin embargo, también están redescubriendo y reconociendo el potencial de las cooperativas para contribuir de manera significativa a un nuevo sistema económico”. Por eso, sin duda afirmamos, las cooperativas son una gran alternativa social, económica y cultural en este siglo XXI, para contrarrestar los efectos de la inequidad, la falta de oportunidades para toda la sociedad, la exclusión social y su efecto económico. Cabe resaltar el llamado que hace la Alianza Cooperativa Internacional a todas las cooperativas del mundo,

El mundo académico y la comunidad internacional están redescubriendo y reconociendo el potencial de las cooperativas para contribuir de manera significativa a un nuevo sistema económico. cuando manifiesta que “El movimiento cooperativo se enfrenta a una oportunidad sin igual. Debe superar el reto y demostrar que el modelo de empresa cooperativo es el mejor modelo alternativo de negocios para el futuro. Las cooperativas están demostrando que son el motor no sólo para impulsar el desarrollo económico, sino también la democracia económica y política, así como la responsabilidad social. Las cooperativas ofrecen una forma más justa de hacer negocios, donde los valores sociales y ambientales cuentan no sólo como algo que hacer en caso de que la empresa lo pueda hacer, sino simplemente como la forma de hacer negocios”.

21


Hoja de ruta Justamente lo que se propone desde el cooperativismo, como modelo económico y cultural, es redistribuir y construir riqueza colectiva, de tal manera que alcance para todos. Más allá del debate sobre la medición de la pobreza en Colombia, (cuya mirada reduccionista se centra en la discusión pública sobre si son unos puntos -más o menos- del total de personas por debajo de línea de pobreza o indigencia o en la metodología empleada para ello) lo central debe ser, desde nuestro paradigma cooperativo, pensar el modelo de desarrollo y la definición de políticas públicas que permitan corregir las inequidades sociales y económicas estructurales. El sentido del debate para los cooperativistas es lograr la democracia verdadera: la de las oportunidades, los ingresos, el acceso a la propiedad, la educación y el bienestar para todos. En esta dirección tiene plena cabida las afirmaciones del Director del Programa Global Compact – PNUD –Colombia, Luis Ernesto Salinas, quien

sostiene que “lo que se busca desde el Global Compact de Naciones Unidas es lograr una nueva estructuración más cooperativa de todo el funcionamiento económico (...) nosotros no sólo vemos al cooperativismo como el modelo de organización de la economía, de los mercados, de la empresa y de las finanzas, alternativo a un modelo neoliberal de capitalismo salvaje competitivo, sino que lo vemos como la estructura de organización de la sociedad que más acorde está con el desarrollo humano”. Atendiendo el mensaje de la ACI, hacemos un llamado a los cooperativistas de Colombia a “reivindicar su éxito (el de las cooperativas) como forma de empresa líder socialmente responsable y a dar más visibilidad a sus actuaciones”. En este campo el desafío es mayúsculo pero extraordinario por lo que podemos hacer por la sociedad, empezando por la necesidad de mostrar las bondades del modelo e informar sobre los múltiples beneficios que obtenemos como asociados y el impacto positivo de las cooperativas en la comunidad.

“Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor” Esta frase es el lema que las Naciones Unidas definieron para identificar el 2012 como año internacional de las cooperativas. Y para este año la hoja de ruta de todos los dirigentes cooperativos es, en síntesis, continuar la construcción de nuestro modelo cooperativo como alternativa para enfrentar la pobreza, la desigualdad y la exclusión, y avanzar en el fortalecimiento de todas las cooperativas en la satisfacción de las necesidades y aspiraciones de sus más de cinco millones de asociados en auténticas empresas cooperativas. Esta tarea requiere –indispensablemente- de la decisión y voluntad política de los líderes y dirigentes cooperativos. Por eso, nuestra invitación es...

...¡Volver a lo esencial:

La opción cooperativa!


ACTUALIDAD

Actualidad En esta sección un pequeño vistazo a la celebración del Día Internacional de las Cooperativas, en donde un grupo de jóvenes participaron activamente; igualmente un informe sobre cómo las entidades solidarias pueden participar desde ya en el festejo del Año Internacional de las Cooperativas a celebrarse en el próximo 2012. Un reconocimiento al Club Deportivo la Equidad Seguros presentando la clave matemática de sus éxitos deportivos y administrativos. Las columnas de Confecoop, Refiascoop y la Superintendencia de la Economía Solidaria y por supuesto las notas cooperativas con toda la actualidad del sector

23


C o l o m b i a Cooperativa

Actualidad Jóvenes celebraron el Día Internacional de las Cooperativas

“El cooperativismo es una

salvación y una salida

para que la juventud supere sus problemas sociales” Según cifras del Fondo de Población de la ONU, en el mundo habitan 1.200 millones de jóvenes, entre los 15 y los 24 años.

E

ol planeta está atravesando por un momento de evolución en distintos frentes, y han sido los jóvenes quienes se han encargado de movilizar masas para expresar su descontento por la situación que atraviesan y solicitan cambios a los gobiernos para pedir mayor equidad social. Ejemplo han sido los movimientos juveniles de Europa y Asia, como el 15-M en España, el cual exigía mejores políticas de empleo, o las nuevas generaciones egipcias que se sublevaron en contra del régimen que terminó dimitiendo tras 30 años en el poder. Estos movimientos se han servido de las nuevas tecnologías y de las redes

estos jóvenes manifestaron que el sector no se les presenta a las nuevas generaciones como opción empresarial ni de vida.

24

sociales, como Facebook y Twitter para convocar y crear lazos comunitarios, fenómeno que ha hecho que organismos multilaterales viren su mirada hacia ese sector de la población que suma ya 1.200 millones de jóvenes en el mundo según cifras de la Organización de Naciones Unidas, ONU, y la cual se encuentra preocupada por su presente, porque ven amenazado su futuro. “La juventud, el futuro de las empresas cooperativas”

Con este lema la Alianza Cooperativa Internacional celebró en 2011 el 89º Día Internacional de las Cooperativas y el 17º Día Internacional de las Cooperativas de la ONU, justo en

momentos en que avanza la celebración del Año Internacional de las Juventudes promovido por ese mismo organismo multilateral. Para la ONU “el modelo de empresa cooperativa puede empoderar exitosamente a la juventud”. Con esta celebración se busca crear conciencia entre las cooperativas sobre la importancia de promover la participación de los jóvenes en nuestro movimiento y acercar tanto su doctrina y valores como sus servicios a este amplio segmento de la sociedad. No en vano se afirma que desde las cooperativas podemos “satisfacer las necesidades prácticas y estratégicas de los jóvenes”, como por ejemplo, el acceso al ahorro y al crédito (educativo y productivo), a la recreación, al emprendimiento empresarial, a los servicios de protección y previsión social y al acceso a trabajos y empleos dignos, sostenibles y adecuadamente remunerados. La OIT en su Declaración sobre el Día de las Cooperativas, señala que “los ideales cooperativos se articulan armoniosamente con las preocupaciones de muchísimos jóvenes que reclaman formas de funcionamiento empresarial democráticas, responsables y éticas”.


ACTUALIDAD

La inclusión de la juventud en la agenda cooperativa ha sido una preocupación constante de Ascoop. “La necesidad de transmitir los valores y principios cooperativos a las nuevas generaciones para que en el futuro sean los nuevos asociados y dirigentes cooperativos constituye la principal estrategia de sostenibilidad de nuestras empresas cooperativas”, señaló Carlos Ernesto Acero, director ejecutivo de Ascoop. Según estos directivos, el modelo es ajeno a los jóvenes porque éste no se ha presentado como opción empresarial ni de vida. “El cooperativismo no existe para los jóvenes porque no se lo han enseñado o porque no han tenido vinculo alguno con él” afirmó Carolina Barreto, directora de Comunicaciones de Confecoop. Justamente la Alianza Cooperativa Internacional,ACI, en su mensaje de celebración para este Día, llama la atención porque “con frecuencia el modelo de empresa cooperativa es desconocido por este sector de la población quienes no aprenden sobre cooperativismo en las escuelas (…) y no perciben los productos o servicios que usan y que son provistos por cooperativas” Estos jóvenes plantearon alternativas para que las empresas cooperativas

la población juvenil a nivel mundial es de 1.200 millones los cuales pueden aportar al sector cooperativo

se conviertan en un medio que les garantice ingresos y una fuente de organización empresarial ya que “el cooperativismo es una salvación y una salida para la juventud que afronta problemas sociales” manifestó Julio Riaño, gerente de Nexos CTA. Las propuestas se hicieron desde diversos frentes, una de ellas a nivel corporativo, “Se debe generar un plan de acción empresarial para que los jóvenes se conviertan en empresarios cooperativos” manifestó el gerente de Nexos. Otra desde la gestión del servicio: “Las redes sociales deben ser adoptadas por las cooperativas como medios para acercarse a los jóvenes, pues es allí donde se desenvuelven y es el espacio para ofrecerles productos y servicios” indica la encargada de las comunicaciones de Confecoop. Desde lo pedagógico “El modelo debe llegarle a las personas desde la niñez a través de los siete principios con el apoyo de una cátedra cooperativa en las instituciones educativas” manifiesta Magda Pallares, directora comercial de Credicoop.

Y desde lo social “el cooperativismo debe ser incluido en la base de la sociedad a través de la promoción de los valores que éste tiene” indica Santiago Cardozo gerente de Cooperar. Estas propuestas, como se observa, apuntan a que la empresa cooperativa preste mayor atención a este segmento de la población el cual “puede aportarle un nuevo dinamismo al movimiento cooperativo” indica la OIT. Lo que se espera hora es que la teoría no ahogue a la práctica pues lo que corresponde hoy es conectar ese discurso cooperativo con las aspiraciones de las nuevas generaciones de colombianos. al evento asistieron líderes del sector cooperativo colombiano

25


Foco Se estima que en el mundo hay 1.000 millones de personas asociadas en cooperativas

2012 Año Internacional de las Cooperativas, AIC, una oportunidad única para el movimiento Durante la Asamblea General de la ACI, que se llevará a cabo en Cancún, en noviembre próximo, se realizará el gran lanzamiento de este Año

H

ace 18 meses el movimiento cooperativo mundial obtuvo, sin duda alguna, un extraordinario logro al ser aprobado, por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ONU, el 2012 como Año Internacional de las Cooperativas, reconocimiento que es otorgado por esta organización a temas de especial interés en la promoción del desarrollo humano. A través de la Resolución 64/136 del 18 de diciembre de 2009 Naciones Unidas reconoce que “las cooperativas promueven la máxima participación posible de todas las personas en el desarrollo económico y social (…) contribuyendo así a la erradicación de la pobreza”. Este reconocimiento global dado al movimiento cooperativo constituye una singular oportunidad para mostrar a la sociedad y a los estados, el extraordinario papel que cumplen las cooperativas en el proceso de construir un mundo mejor, en donde los valores

de la solidaridad y la cooperación se convierten en poderosos instrumentos para facilitar el desarrollo de las personas, el emprendimiento productivo y la satisfacción de necesidades y aspiraciones comunes, todo lo cual contribuye a superar las limitaciones socioeconómicas y culturales de amplios sectores sociales. “Es una oportunidad única en una generación para dar un gran paso hacia adelante y conducir el crecimiento de nuestro movimiento en todas partes del mundo” indica Dama Pauline Green, presidenta de la ACI quien agrega que es el momento para aumentar el conocimiento, visibilidad y sostenibilidad del este modelo empresarial. Construyendo el camino de la celebración “Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor” será el lema universal de este Año Internacional, el cual tiene como gran objetivo aumentar el perfil de las cooperativas

“Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor” eslogan del AIC

en el mundo, pero a la vez se buscará que el modelo sea más visible y comprendido por los responsables en la toma de decisiones mundiales, regionales y nacionales. El apoyo de los Estados será fundamental para lograr los objetivos propuestos para este Año. El Congreso de los Estados Unidos aprobó a mediados de 2011 una ley que reconoce e impulsa esta celebración. Un proceso semejante adelanta Uruguay, en donde su Parlamento debate en estos momentos una ley de similares características. En Colombia, la Vicepresidencia de la República, con la colaboración de Dansocial y la Superintendencia de la Economía Solidaria y en asocio con Confecoop, promueven la expedición de un decreto para tal fin. Este tipo de iniciativas ponen de presente el interés de estos Estados en


ACTUALIDAD

“Es una oportunidad única para conducir el crecimiento de nuestro movimiento en todas partes del mundo” Pauline Green

dicha celebración y en la definición de medidas encaminadas a promover el desarrollo del movimiento cooperativo universal, buscando así la conciencia sobre la contribución de éste al desarrollo económico y social. Por su parte la Presidenta de la ACI hizo un llamado a la Unión Europea para que observen en el cooperativismo un modelo de negocios exitoso que puede ayudar a sortear la difícil situación económica por la que atraviesan algunos de de los países que la integran. “La UE debe responder a la designación del 2012, como Año Internacional de las Cooperativas de Naciones Unidas, pues somos un modelo que, basado en valores, puede contribuir a una economía europea fuerte y competitiva” Los demás objetivos Entre otras acciones que se buscan con el Año Internacional de las Cooperativas se encuentran: • Promover el conocimiento de la red mundial de las cooperativas y sus esfuerzos para el fortalecimiento de las comunidades, la democracia y la paz.

Promover la creación y el crecimiento de las cooperativas entre las personas y las instituciones para hacer frente a necesidades comunes y para el empoderamiento socio-económico. Aumentar la conciencia pública acerca de las cooperativas, el modo en que benefician a sus miembros, y su contribución al desarrollo social y económico y al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin embargo para alcanzar estos objetivos es necesario que las organizaciones de representación cooperativa y sus bases que la integran, emprendan acciones desde diversos frentes, con el fin de apropiarse realmente del que debe ser denominado para el sector como “nuestro año”. Por ello en primer lugar se logró concretar una identidad para esta Año: el logo y lema, los cuales, vale la pena recordar, deben tener autorización previa de la ONU para ser usados por todas

las organizaciones cooperativas en el mundo. (Ver: http://social.un.org/ coopsyear/iyclogo.shtml. Igualmente se espera que las cooperativas de todos los países desarrollen campañas de comunicación, promuevan el uso de mensajes (adaptándolos a las necesidades de cada país) preparen materiales audiovisuales y trabajen con las páginas web con el fin de promocionar este Año Internacional. “Tenemos que demostrar que los valores y principios que han inspirado nuestro movimiento durante casi 200 años son aún más relevantes hoy en día y que colectivamente somos un movimiento de creatividad, innovación y talento que está brindando soluciones a los problemas del mundo actual” Pauline Green.

27


C o l o m b i a Cooperativa

28


ACTUALIDAD

El cooperativo,

un modelo perenne claramente definidos, dentro de un ambiente de asociación democrático y participativo.

Clemencia Dupont Cruz Presidente Ejecutiva Confecoop

E

ol modelo empresarial cooperativo ha sido objeto de injustificadas críticas en los últimos meses, con lo cual se ha puesto en entredicho la validez de esta figura como alternativa real de desarrollo económico y social. Desde diversos frentes se cuestiona, entre otras, la ausencia de ánimo de lucro, característica propia de estas empresas, confundiéndola con el legítimo interés que les asiste de generar ingresos económicos en beneficio de los asociados y de las comunidades donde actúan, condición que no se podría lograr si no se concibe a la cooperativa como una verdadera empresa económica. Estos cuestionamientos, antes que debilitar el modelo, deben motivar

una reacción contundente y efectiva, para lo cual habrá de tenerse en cuenta el tamaño de nuestro sector y la enorme presencia que el mismo tiene en diferentes escenarios de la vida económica nacional. Las experiencias exitosas logradas a través de los años, muchas de las cuales no tienen la visibilidad que se merecen, constituyen elementos de juicio suficientes para permitirle al sector una mayor divulgación, especialmente frente al gobierno nacional y ante la opinión pública en general. El esquema cooperativo no debe llamar la atención solamente por las malas experiencias, sino, principalmente, por los enormes beneficios que se derivan del ejercicio de una actividad económica mediante la empresa cooperativa, la cual, en las actuales circunstancias,mantiene intacta su verdadera esencia, la de desarrollar su objeto bajo principios y valores

Las cooperativas, como las empresas de cualquier sector de la economía, no están exentas de situaciones críticas frente a las cuales deben tomarse medidas correctivas. Por ello, hoy más que nunca se hace imprescindible trabajar con mayor ahínco y determinación de cara a contrarrestar esa visión generalizada y equívoca que se tiene actualmente de las cooperativas para evidenciar,de una vez por todas, que en este modelo empresarial se hallan muchas de las respuestas a los diferentes problemas del país, merced a su vocación social, a su ausencia de ánimo de lucro, y al desarrollo de actividades basadas en la ayuda mutua y el esfuerzo conjunto. Los logros alcanzados en los últimos años, particularmente en el campo social, donde el sector es líder en el número de proyectos desarrollados y personas beneficiadas, deben ser el motor que nos impulse a continuar trabajando para que nuestras empresas obtengan el reconocimiento que les corresponde como un modelo plenamente válido, que mantiene su vigencia a pesar de las adversidades.

29


Refi actualidad

C o l o m b i a Cooperativa

El aporte fiscal del cooperativismo

Las cooperativas tienen en su estructura patrimonial, una de sus grandes fortalezas Por: Edgar Jiménez Gerente de Refiascoop

La ciudadanía tiene una errada percepción sobre el no pago de impuestos por parte de las cooperativas, sin embargo, con excepción del impuesto de renta y complementarios, estas empresas solidarias tienen el mismo tratamiento tributario que cualquier otra. A diferencia de las entidades con ánimo de lucro, (sociedades de capital), las cooperativas, (sociedades de personas) por normatividad, ley 79 de 1978, deben destinar el 50% de sus excedentes (utilidades) a reservas de protección de los aportes de los asociados, a fondos de solidaridad y fondos de educación. Esta figura permite que la mitad de los recursos generados en la operación se queden en los estados financieros y que de ese 50% por lo menos el 20% vaya directamente a fortalecer el patrimonio institucional, generando así mayor confianza entre sus asociados y entre las entidades (terceros) que tienen negocios con los entes cooperativos. De otra parte, del 50% restante, las entidades deben crear fondos y reservas con lo cual

se presten mejores servicios a sus asociados y/o se constituyan reservas que fortalezcan sus patrimonios. Es decir, el 100% de los recursos generados, bien, engrosan el patrimonio, o se retribuyen a los asociados en servicios o en aplicación de retornos cooperativos, que muchas veces se abonan a titulo de aportes en cabeza de ellos mismos, siempre buscando fortalecer el patrimonio. La normatividad cooperativa dispone de otra parte, que las reservas son de carácter irrepartible, lo que significa que en caso de liquidación del ente cooperativo, esas partidas, a diferencia de las sociedades de capital, no se distribuyen entre sus dueños, sino que se destinan a otra organización de grado superior definida en el estatuto o a la organización que defina la asamblea. Según cifras de Confecoop, a diciembre de 2010, los activos totales del sector sumaron $ 24 billones, y el patrimonio $9.2 billones, lo cual indica que el 38.2% de los activos tienen origen patrimonial.

Un concepto moderno del control Asesorías tributarias y contables • Calendario tributario • Outsorcing • Evaluación de control interno • Revisoría fiscal integrada • Auditorías • Consultorías

30

Trans. 29 No 36 - 29 Telefax: 2693477 PBX: 3683500 Ext. 120 E-mail: refiascoop@ascoop.coop www.ascoop.coop Bogotá D.C.


Ascoop estrena nuevo portal web

La Asociación Colombiana de Cooperativas, Ascoop, presenta a sus asociados y al cooperativismo nacional e internacional su nuevo portal web, el cual permitirá a las internautas contar con información y contenidos de interés y actualidad sobre el sector y el movimiento, así como notas relevantes de la economía nacional. Este nuevo sitio ofrece igualmente una mejor comunicación con los asociados y el público en general, permitiendo el intercambio de datos y el acceso a información cooperativa en los niveles internacional, nacional y local. Con este nuevo portal, Ascoop da un paso más en su estrategia de comunicación, enfocada a la promoción permanente del modelo cooperativo y para ello aprovechamos las oportunidades que nos permite la tecnología para acercarnos cada vez más a nuestros asociados, a la comunidad y a los grupos de interés cooperativo. Aprovechando los formatos multimedia, brindaremos información sectorial que refleje el constante avance del cooperativismo, las acciones destacadas de nuestras organizaciones y los desarrollos extraordinarios que el cooperativismo hace por la sociedad. Los invitamos a navegar por nuestro nuevo website, www. ascoop.coop, y a participar de los foros, blogs y encuestas que en forma permanente estaremos promoviendo para generar información y opinión cooperativa. Bienvenidos a esta nueva etapa de nuestros servicios de comunicación e información cooperativa


Vista En noviembre el equipo del cooperativismo colombiano se habrá acogido a la nueva Ley del Deporte

La ecuación el

éxito

del Club

Deportivo La Equidad Seguros La estela de éxitos del equipo trasciende lo deportivo; en el campo empresarial se destaca como uno de los mejores ejemplos de organización del fútbol profesional colombiano.

n tan solo cinco años el Club DeEportivo La Equidad Seguros se ha E

convertido en uno de los principales protagonistas del fútbol colombiano, e ilustre visitante de las últimas instancias que se disputan en cada torneo; tres subcampeonatos y una Copa Colombia lo ratifican. Más allá de lo futbolístico existe una ecuación sencilla que da origen a tan excelentes resultados: Talento humano de gran calidad + adecuada gestión administrativa = grandes resultados. Esa simple operación es la que ha llevado a este club a ser uno de los mejores ejemplos de organización empresarial en el fútbol colombiano.

Al total de esta operación se le debe sumar la educación cooperativa, lo que potencia al máximo el trabajo de esta organización “A través del club se ejecutan programas de compromiso con la comunidad, programas de formación y divulgación cooperativa, igualmente es una vitrina para posicionar la marca y las actividades comerciales de la Equidad Seguros” afirma Clemente Jaimes Puentes, presidente del Club.

“En el club le creemos a las fuerzas básicas” Clemente Jaimes


ACTUALIDAD

Una visión futurista y la apuesta por el “trabajo en casa” son otros dos valores agregados “Esto es posible a la visión de Julio Enrique Medrano, quien en 1982 tuvo la idea de un equipo que se convirtiera en protagonista de la presencia del cooperativismo y al respaldo dado a las fuerzas básicas o divisiones menores a lo que le cree el cuerpo directivo y técnico” agregó

Con cerca de 5 años en la primera división en el futbol colombiano, el equipo es considerado como uno de los de mayor regularidad en el rentado nacional.

Ley del deporte obliga a introducir cambios

Según el dirigente, el Club Deportivo ya inició el proceso de conversión a sociedad anónima, opción dada por la reciente Ley del Fútbol y que permite la capitalización de la organización. “Quisiéramos seguir como corporación sin ánimo de lucro, pero los cambios normativos y las nuevas exigencias del Gobierno nos llevan a reestructurar la naturaleza del Club y por ello aspiramos a que en noviembre ya seamos una sociedad anónima, esa es la figura más adecuada para consolidar los propósitos empresariales que tenemos” indica Jaimes Puentes.

“Si bien es cierto que necesitamos inversionistas, lo más importante es promover una mayor afición por el equipo y lograr que cada vez más se incremente el número de segudores en las tribunas del estadio”, agregó el dirigente cooperativo. También en esto el equipo de fútbol La Equidad Seguros muestra una estrategia diferente. Impulsa entre sus aficionados la asistencia al estadio para disfrutar en familia de un sano esparcimiento, libre de violencia o de otro tipo de intereses, con el fin de promover la competencia deportiva

dentro de los cánones del respeto y la tolerancia. Tras el anuncio, Jaimes Puentes hizo un llamado al sector cooperativo para que respalden al equipo en las distintas instancias en las que trabaja “Invitamos a las organizaciones solidarias para que apoyen al equipo a través del patrocinio en la camiseta y acompañándonos en el torneo local y la Copa Suramericana. Es apenas natural, pues este es el equipo del cooperativismo colombiano” finalizó el directivo.

33


C o l o m b i a Cooperativa

34


ACTUALIDAD

El Cooperativo: Un modelo de iniciativa privada con alto impacto económico y social Por: Enrique Valderrama Jaramillo

P

ara Colombia, el modelo cooperativo ofrece amplias oportunidades de crecimiento económico y social. Su gran valor radica en los principios filosóficos y prácticos que le dan sustento y que la diferencian de la economía de capital. Construye equidad social, riqueza colectiva y democrática en un país que clama mejores oportunidades de desarrollo para la gran mayoría de los colombianos.

logra un mayor espacio en un mercado altamente competitivo.

El cooperativismo, una opción de iniciativa privada en la mayoría de los casos, tiene en el Estado un marco de regulación, promoción, fomento y supervisión con lineamientos normativos para su desempeño empresarial.

¿Qué vemos desde la supervisión? Un subsector que, a diciembre de 2010 integra a más de 4.3 millones de asociados quienes han aportado 4.4 billones de pesos como capital social; hicieron depósitos por más 3.09 billones y solicitaron créditos por 6,95 billones. Es una muestra de confianza en este modelo empresarial que los retribuye con servicios y beneficios para sí mismos y sus familias, que no encontrarían en otras formas empresariales.

El actual Gobierno en su Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 “Prosperidad para todos”, integra a este subsector en sus diferentes políticas públicas. Adicionalmente, se encuentran en implementación las recomendaciones del Documento Conpes 3639 de 2010 que busca el mayor desarrollo empresarial de las organizaciones que lo integran para propiciar igualdad de oportunidades con otros actores de la economía nacional. En el ejercicio de la supervisión, el objetivo de la Superintendencia de la Economía Solidaria es asegurar la confianza de un modelo económico que cada vez

En este escenario, y con base en los reportes de las organizaciones bajo nuestra vigilancia, vemos un dinámico comportamiento de todas sus cuentas y una creciente participación en todos los segmentos de la población, especialmente entre los sectores menos favorecidos.

Por citar el caso particular de las 192 cooperativas de ahorro y crédito que existían a diciembre de 2010, observamos que estas organizaciones registraron activos por 6,15 billones de pesos, el 38,6% de los activos de las 4.056 cooperativas que reportaron a esta Superintendencia. En los últimos cinco años, esta cuenta tuvo una variación del 31.4%. La cartera de créditos, por

su parte, tuvo una variación del 34,8% en ese mismo periodo registrando en el 2010 un monto de 5.04 billones. En la cuenta de depósitos se evidencia una variación del 36,5% al pasar de 879 mil millones en 2006 a 3.04 billones en el último año. Estas cifras son, en buena parte, producto del acompañamiento de la Superintendencia. A partir de visitas institucionales, la aplicación de los indicadores de ley y financieros, estamos permanentemente monitoreando y haciendo seguimiento a la situación de las organizaciones supervisadas. El sector cuenta con un modelo de supervisión estructurado acorde con sus características propias, requisito necesario para que puedan enfrentar los retos del mercado y se protejan los intereses de los asociados. Durante los últimos años, hemos afinado las herramientas de vigilancia, inspección y control para detectar riesgos, evaluar en forma integral la solidez de estas organizaciones y velar por la no ocurrencia de siniestros que minen la confianza que se ha ganado el cooperativismo. Creemos en el modelo, tiene por sí mismo un blindaje de principios y valores que, debidamente interiorizados y puestos en práctica, aseguran un desarrollo empresarial de gran impacto económico y social para el país. Los millones de colombianos asociados no pueden estar equivocados.

35


C o l o m b i a Cooperativa

Notas

COOPERATIVAS

Certificación de calidad a Coeducadores Icontec Internacional otorgó a Coeducadores Boyacá la certificación de calidad ISO 9001:2008 a la “Prestación de los productos y servicios financieros de ahorro y crédito para el asociado” el pasado mes de junio.

Para el Gerente de Coeducadores, la certificación los proyecta como una cooperativa con procesos de calidad y excelencia en el servicio.

El sello de calidad tiene vigencia por tres años y la cooperativa espera mantenerlo “a través del ofrecimiento de excelentes productos y servicios, contando con el empeño y participación de todos los asociados, empleados y directivos,” afirma Héctor Horacio Ortegón gerente general de Coeducadores. Esta cooperativa cerró, a 30 de junio de 2011, con activos por el orden de los 136 mil millones de pesos, aportes sociales por 46 mil millones de pesos y excedentes por 1.358 millones de pesos.

De izq. a Der. Víctor A Sánchez, coordinador de Calidad- Organización y Métodos, Ricardo Tobo, director administrativo Icontec, Héctor Ortegón, gerente general C oeducadores Boyacá y Pedro Rodríguez director financiero de la cooperativa.

Pasantía a Mondragón

Dentro del programa de capacitación anual de Ascoop, y con base en el acuerdo de cooperación entre cooperativas vigente con Mondragón Corporación Cooperativa, este año 30 directivos y asociados de nueve cooperativas (Coopetrol, Canapro, Coovitel, Juriscoop, Coeducadores, Copservir, Corveica, San Roque y Cooperativa Bolivariana, hacen parte de la pasantía programada para octubre con el fin de conocer el modelo de gestión de esta organización española, con hondas raíces en el País Vasco y sus desarrollos en el campo social, económico y cultural, que la convierten en un referente obligado de lo que las cooperativas pueden hacer en el proceso de transformación de una sociedad.

36


ACTUALIDAD

Notas

COOPERATIVAS

Nuevo Director de

Dansocial

El Gobierno Nacional nombró a Luis Eduardo Otero Coronado como nuevo director del Departamento Administrativo Nacional de la Economía Solidaria, Dansocial. Otero es profesional en Comercio Internacional con especialización en Gerencia de Mercadeo, y reemplazará a Rosemberg Pabón Pabón, quien se enfocará en nuevos proyectos con el Gobierno Nacional. El nuevo Director buscará estar más cerca del movimiento con el fin de “fomentar el cooperativismo en el sector agrícola implementando la política de desarrollo rural contenida en el Plan Nacional de Desarrollo, PND, con el fin de generar empleo y asociatividad” Agrega igualmente que propenderá por una mayor visibilidad del sector cooperativo con el fin de que éste sea más cercano a las nuevas generaciones y se muestre como una alternativa empresarial para los mismos.

Director Dansocial: Otero Coronado realizó su presentación formal ante el sector en la celebración del Día Internacional de las Cooperativas.

Cancún, sede de la Asamblea General de la ACI Esta ciudad mexicana albergará del 14 al 18 de noviembre de este año a los líderes del sector cooperativo mundial durante la Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional. En el marco del evento se realizará el lanzamiento del Año Internacional de las Cooperativas a celebrarse en el 2012, el cual fue declarado por la Organización de Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2009. “Tenemos que demostrar que los valores y principios que han inspirado nuestro movimiento durante casi 200 años son aún más relevantes hoy en día, y que, colectivamente, somos un movimiento de creatividad, innovación y talento que está brindando soluciones a los problemas del mundo actual” afirma Pauline Green, presidenta de la ACI, en su mensaje de invitación.

“esta celebración será una oportunidad única en una generación para dar un gran paso y conducir el crecimiento de nuestro movimiento en todas partes del mundo” Pauline Green.

37


C o l o m b i a Cooperativa

Notas

COOPERATIVAS

Calificadora prevé un resto de año positivo para el sector cooperativo

La sociedad Value and Risk Raiting indica en uno de sus informes especiales, que le espera un semestre promisorio al sector cooperativo debido a que su dinámica “podría ser incluso superior a la registrada en años recientes” La calificadora afirma que este buen momento por el que atraviesa este segmento de la economía solidaria se debe en gran medida a las positivas colocaciones crediticias de estos establecimientos, las cuales llegaron en el 2010 a los 4.9 billones de pesos, con un incremento del 14.9% con respecto la cifra obtenida en el 2009.

La calificadora espera que el sector cooperativo continúe incrementando el número de asociados, los cuales a la fecha ascienden a los 5.131.780.

Sin embargo indica que “las cooperativas deberán mantener adecuadas políticas de riesgo de crédito, con el fin de soportar adecuadamente el creciente ritmo de colocaciones” igualmente sugiere “fortalecer las estrategias de fidelización de sus asociados y clientes” con el fin de contrarrestar el efecto que puede tener la inserción del sector bancario en líneas de negocio atendidas usualmente por este segmento solidario.

FORTALEZA FINANCIERA E INSTITUCIONALCALIFICACION A MAS (A+) Value and Risk Rating S.A. Sociedad califcadora de valores

38


C o l o m b i a Cooperativa

Notas

COOPERATIVAS

Proyecto de formación virtual En desarrollo del convenio de cooperación SENA - Ascoop, 1024 trabajadores de las cooperativas asociadas al gremio se beneficiarán de los programas de formación y actualización en tecnologías para empresas solidarias, en particular en Gestión de Información y Protección de Datos, Gestión de la Morosidad y Gerencia de Riesgos para entidades cooperativas.

SENA- Ascoop

Este proyecto permite a las cooperativas recuperar el 80% de su aporte parafiscal y cofinanciar el 20% restante, con el fin de cualificar su recurso humano y mantener una mejora continua en sus procesos. De esta manera, las cooperativas vinculadas optimizan sus aportes y logran procesos formativos de calidad a un bajo costo.

La capacitación, bajo el esquema de formación virtual, inició en septiembre y concluye en el mes de noviembre y permitirá a 32 cooperativas asociadas a Ascoop mejorar las competencias laborales a sus empleados, aprovechando los programas oficiales de financiación, los cuales son apalancados con los recursos parafiscales que las cooperativas transfieren al SENA.

Febor renace para ejercer actividad financiera Tras ocho años de intervención por parte de la Superintendencia de la Economía Solidaria, la Cooperativa de Empleados y Pensionados del Banco de la República, Coopfebor, retornó a las manos de sus asociados, quienes de ahora en adelante tendrán una organización que se especializará en la actividad financiera. Así quedo consignado en la Asamblea de Delegados celebrada el mes pasado, en la cual se formalizó la entrega de la entidad y se presentó el plan de viabilidad de la cooperativa a 2016 “en él se consigan algunos pasos a seguir como: ampliar la base social, mejorar el portafolio de servicios basado en un estudio de mercadeo integral y buscar certificaciones de calidad y de calificación de riesgo,” indicó Enrique Valencia Montoya agente interventor. La asamblea eligió a los miembros del Consejo de Administración quienes designarán próximamente al gerente que continuará la tarea de restablecimiento de dicha entidad cuyos activos superan los 50 mil millones de pesos.

40

A la Asamblea asistieron 100 delegados quienes representaron a los 4.000 asociados que tiene la cooperativa.


Profile for Ascoop

Colombia Cooperativa 104  

Colombia Cooperativa 104  

Advertisement