__MAIN_TEXT__

Page 1

DIGITAL

21 de octubre de 2018 Nº 1254 • AÑO XXVI

RENACER EN NOSOTROS LA ESPERANZA

“LA MUERTE NO TIENE LA ÚLTIMA PALABRA” EL DOMUND CAMBIA EL MUNDO Foto: José Velasco

1

Semanario de las Iglesias de Granada y Guadix


vozdelPapa

El “contagio del amor” El Mensaje del Papa de este año con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones (DOMUND) está dedicado a los jóvenes, a quienes les pide llevar a todo el mundo el Evangelio. Ofrecemos un extracto. También vosotros, jóvenes, por el Bautismo sois miembros vivos de la Iglesia, y juntos tenemos la misión de llevar a todos el Evangelio. Vosotros estáis abriéndoos a la vida. Crecer en la gracia de la fe, que se nos transmite en los sacramentos de la Iglesia, nos sumerge en una corriente de multitud de generaciones de testigos, donde la sabiduría del que tiene experiencia se convierte en testimonio y aliento para quien se abre al futuro. Y la novedad de los jóvenes se convierte, a su vez, en apoyo y esperanza para quien está cerca de la meta de su camino. (…) Esta transmisión de la fe, corazón de la misión de la Iglesia, se realiza por el “contagio” del amor, en el que la alegría y el entusiasmo expresan el descubrimiento del sentido y la plenitud de la vida. La propagación de la fe por atracción exige corazones abiertos, dilatados por el amor. No se puede poner límites al amor: fuerte como la muerte es el amor (cf. Ct 8,6). Y esa expansión crea el encuentro, el testimonio, el anuncio; produce la participación en la caridad con todos los que están alejados de la fe y se muestran ante ella indiferentes, a veces opuestos y contrarios.

2

Transmitir la fe hasta los confines de la tierra

Ambientes humanos, culturales y religiosos todavía ajenos al Evangelio de Jesús y a la presencia sacramental de la Iglesia representan las extremas periferias, “los confines de la tierra”, hacia donde sus discípulos misioneros son enviados, desde la Pascua de Jesús, con la certeza de tener siempre con ellos a su Señor (cf. Mt 28,20; Hch 1,8). En esto consiste lo que llamamos missio ad gentes. La periferia más desolada de la humanidad necesitada de Cristo es la indiferencia hacia la fe o incluso el odio contra la plenitud divina de la vida. Cualquier pobreza material y espiritual, cualquier discriminación de hermanos y hermanas es siempre consecuencia del rechazo a Dios y a su amor. Los confines de la tierra, queridos jóvenes, son para vosotros hoy muy relativos y siempre fácilmente “navegables”. El mundo digital, las redes sociales que nos invaden y traspasan, difuminan fronteras, borran límites y distancias, reducen las diferencias. Parece todo al alcance de la mano, todo tan cercano e inmediato. Sin embargo, sin el don comprometido de nuestras vidas, podremos tener miles de contactos pero no estaremos nunca inmersos en una verdadera comunión de vida. La misión hasta los confines de la tierra exige el don de sí en la vocación que nos ha dado quien nos ha puesto en esta tierra (cf. Lc 9,23-25). Me atrevería a decir que, para un joven que quiere seguir a Cristo, lo esencial es la búsqueda y la adhesión a la propia vocación.


Editorial

“La actitud del cristiano es siempre una acción de gracias” La Eucaristía es siempre una celebración de familia. Y a veces, las solemnidades nos hacen olvidar que lo es, pero siempre tenemos necesidad de recordar que estamos reunidos como hermanos para recibir el don más grande. Porque la verdad es que en cada Eucaristía se renueva el Acontecimiento entero de Cristo, en el lenguaje sacramental, propio, tan específico, que lleva detrás de sí toda nuestra historia cristiana. Pero Cristo viene a nosotros como vino, en tiempos del Emperador Tiberio (…). Se entrega. Entrega Su Cuerpo y Su Sangre por nosotros como la entregó en el Gólgota y, a través del don de Su Cuerpo, nos comunica su Espíritu Santo como hizo en Pentecostés. Todo el Acontecimiento de Cristo, que es del que pende el significado de la historia humana y de la vida humana, se renueva en cada Eucaristía. Y poder renovarlo como hijos de Dios y orar con conciencia la oración que el Hijo de Dios nos ha hecho posible usar, orando de pie en presencia de nuestro Padre, sin tener que tirarnos por tierra o postrarnos humillados como criaturas ante Él, sino verdaderamente como hijos y como hermanos, es siempre un don de Dios; es siempre un signo. Por eso, la actitud del cristiano es siempre eucarística, es siempre una acción de gracias. (…) Que no seamos simplemente arrastrados por la corriente, sino que podamos tener una referencia. ¿Y cuál es la referencia? Justamente, la fuente de agua viva, Jesucristo, el centro del Acontecimiento cristia-

no. El Hijo de Dios que no se avergüenza de abrazar al ser humano en su condición. Y en el mundo que estamos, ese ser humano tendrá las heridas que tenga. La imagen del Santo Padre es una imagen extraordinariamente feliz para describir nuestro mundo: la Iglesia es un “hospital de campaña”. Estamos en un mundo en guerra y, aunque no la vivamos aquí, explícitamente, pero la tenemos y las hemos tenido muy cerca (…). Al menos que nuestras vidas estén ancladas no en una ideología, no en una posición del abanico político (la que sea) de ningún tipo, sino en la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Libertad con respecto a los grandes del mundo; libertad con respecto a las categorías en las que los hombres de nuestro tiempo viven y que nos consumen, nos devoran. (…) Anclados en Jesucristo, con la conciencia de que tenemos algo que aportar a este mundo; lo único que el mundo no puede aportarse a sí mismo, que es la novedad del Espíritu Santo, la Fe, la Esperanza y la Caridad, la novedad de Cristo. + Javier Martínez Arzobispo de Granada 10 de octubre de 2018 Monasterio de La Cartuja Palabras disponibles en www.arzobispodegranada.es y en www.archidiocesisgranada.es

3


Sumario Directora: Paqui Pallarés Redacción: María José Aguilar Ignacio Álvarez Colaboradores: Antonio Gómez (Guadix) Ignacio Fernández Foto de portada: José Velasco

Edita: ARZOBISPADO DE GRANADA Plaza Alonso Cano, s/n 18001 GRANADA tel.: 958 215 675 e-mail: mcsgranada@archidiocesisgranada.es www.archidiocesisgranada.es Facebook: Archidiócesis Granada / Secretariado Mcs Granada Twitter: @Archigranada Diseño y maquetación: Secretariado de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Granada

Sumario 02. Voz del Papa El “contagio del amor” Transmitir la fe hasta los confines de la tierra

11. Textos Parábola de las diferencias Carmen Guaita (Encuentros, Editorial San Pablo)

03. Editorial La actitud del cristiano es siempre una acción de gracias

12. A fondo “Que la esperanza del Amor de tu Hijo haga renacer en nosotros esa Esperanza”

05. Mirada

19. Cultura “Un anuncio en las afueras” XV Edición Semana de cine espiritual

• “La muerte no tiene la última palabra” • El reto a los cristianos de Granada • Vigilia en el Seminario Mayor San Cecilio • Celebración de la Hispanidad en San Ildefonso • Carta del administrados diocesano de Guadix • Comienza el curso en la Escuela de Fundamentos Cristianos • Jornadas de Formación para agentes de la Pastoral Juvenil • Agenda

4

23. Testimonio Mártires que evangelizaron América del Norte San Juan de Brébeuf y compañeros 25. Signo y gracia Oración sobre el agua Símbolos (y II) 26. Luz de la Palabra “El que quiera ser grande, sea vuestro servidor” XXIX Domingo T.O


Mirada

“La muerte no tiene la última palabra” En el funeral por el guardia civil La S.I Catedral acogió esta semana el funeral por el eterno descanso del guardia civil muerto en acto de servicio José Manuel Arcos. En la Santa Misa funeral, los familiares de José Manuel Arcos han recibido las palabras de consuelo del Sr. Arzobispo de Granada, quien ha subrayado que “la muerte no tiene la última palabra, sólo el amor infinito de Dios”.

tante de la Guardia Civil habló en nombre de todos los compañeros, para expresar públicamente también el dolor por la pérdida de José Manuel Arcos en acto de servicio, asegurar su memoria y entrega en su trabajo, y para confirmar que su familia no estará nunca sola, ya que estará arropada por los compañeros. “Un abrazo, amigo. Te queremos”, concluyó. DESCANSO ETERNO

Mons. Javier Martínez recibía el féretro en la puerta principal de la Catedral y expresaba su pésame a la familia, mostrándole su cercanía, afecto y oración por el descanso eterno del guardia civil, en un funeral al que han asistido cerca de 1.500 personas, entre ellas numerosos miembros compañeros de la Guardia Civil, así como compañeros miembros de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y granadinos que quisieron así acompañar a familiares y amigos. Asimismo, asistieron distintas autoridades militares y civiles, entre ellos el ministro de Interior, el Director General de la Guardia Civil, la Consejera de Justicia e Interior, el Delegado y la Subdelegada del Gobierno, el Presidente de la Diputación Provincial, así como autoridades locales y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, entre otros. En el funeral, un represen-

En sus palabras durante el funeral, el Sr. Arzobispo habló de José Manuel Arcos como “un servidor para nosotros, de los que hacen que día y noche vivamos tranquilos”. “Ningún sufrimiento queda fuera desde la muerte de Cristo en la cruz. Nada hay en la humanidad que no sea parte de la Pasión de Cristo”, señaló Mons. Martínez, quien subrayó que “nos abrazaremos todos de nuevo en el Cielo, que es nuestra Casa, Nuestra Casa es Dios” y eso “da sentido a vuestra entrega, servicio y generosidad”. Mons. Martínez habló de José Manuel Arcos como “una vida dada, ofrecida por el bien de todos” y elevó una oración a Dios por su descanso eterno, recordando que la única esperanza sólida es Cristo en la cruz, que murió por nosotros para gozar de la vida eterna que es nuestro destino final.

5


En la oración de los fieles, se elevaron súplicas a Dios por José Manuel Arcos y sus familiares, por los miembros de la Guardia Civil, por los distintos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “que velan por nuestra seguridad”, y por toda la sociedad. “Con la certeza de que no está muerto, sino que vive y ha sido llamado a la vida eterna, dale Señor el descanso eterno. Cristo murió por ti y te salvará de la muerte. Descanse en paz”, fueron las palabras finales de Mons. Martínez a las puertas de la entrada principal de la Catedral, donde acompañó a los familiares

junto al féretro. Una bendición final que concluyó con un aplauso unánime en la Plaza de las Pasiegas, y posteriormente un profundo y hondo minuto de silencio, roto sólo por el sonido de las campanas del templo catedralicio en señal de duelo. Las palabras íntegras del Sr. Arzobispo de Granada en la misa funeral, tanto de la homilía como al término de las exequias, están disponibles en www.archidiocesisgranada.es y en www.arzobispodegranada.es

El reto a los cristianos de Granada RETO “Me atrevo a lanzaros un desafío. En 1492, empezó en Granada una historia preciosa, profundamente humana. Con miserias, pero preciosa, como no ha habido nada en la historia de las relaciones de unos pueblos con otros. Gracias a aquel comienzo, hoy la mitad de la Iglesia Católica habla español. (…) Y se recuerda con gratitud la vida de innumerables mártires, misioneros.

Fieles en la S.I Catedral durante la Coronación de Nuestra Señora de la Esperanza.

Invitación de nuestro arzobispo a orar a María, Madre de Dios, por “una nueva generación de granadinos” para sembrar amor en nuestro mundo, del siglo XXI. Al término de la Santa Misa de Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza, celebrada en la mañana del 13 de octubre en la S.I Catedral, nuestro arzobispo D. Javier Martínez invitaba a los fieles y personas de buena voluntad a orar en comunión a la Virgen María, para que “haga en nosotros el milagro de que una nueva generación de granadinos, justo porque tenemos el pueblo cristiano tan bello que tenemos, pueda empezar algo nuevo, pueda empezar a sembrar esperanza y amor en un mundo tan necesitado” A continuación, ofrecemos sus palabras íntegras, pronunciadas al término de la Santa Misa de Coronación, ante la presencia de autoridades, municipales y militares, cofrades, y fieles en general.

6

¿Cuál es el reto que pongo delante de vosotros? ¿Le podríamos pedir a la Virgen que en este mundo, tan distinto de aquel que empezaba entonces, y siendo nosotros igual de frágiles que eran aquellos, haga en nosotros el milagro de que una nueva generación de granadinos, justo porque tenemos el pueblo cristiano tan bello que tenemos, pueda empezar algo nuevo, pueda empezar a sembrar esperanza y amor en un mundo tan necesitado de él? ¿Nos podríamos lanzar a esa tarea? ¿Nos podemos poner juntos ese reto delante de nosotros? Yo creo que sí. Y que si se lo pedimos a la Virgen –como eso es el designio de Dios que vivamos del Amor, de la Fe y de la Esperanza-, no nos va a negar. Si le pedimos que seamos los cristianos que hacen falta en este siglo XXI, de la aldea global, donde todas las culturas estamos mezcladas, ¿a que nos lo va a conceder? Pedídselo. Vamos a pedírselo. Y que una nueva generación de granadinos empiece a sembrar amor en nuestro mundo, en el mundo del siglo XXI. Es una tarea digna de vosotros; digna de un pueblo tan bello como el que sois”. + Javier Martínez Arzobispo de Granada 13 de octubre de 2018 S.I Catedral Palabras disponibles en www.arzobispodegranada.es y en www.archidiocesisgranada.es


Mirada Vigilia en el Seminario Mayor San Cecilio

La Adoración al Santísimo, que ya el año pasado contó con una gran participación, estará especialmente dirigida a la oración por las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en la Iglesia. El acto está abierto a todos los fieles de la diócesis que quieran participar ya que la adoración, como subrayó el pasado mes de febrero el Papa Francisco, es el lugar en el que puede hacerse “memoria de la desnudez de la alianza”.

El Seminario Mayor retoma sus vigilias de oración por las vocaciones sacerdotales.

Allí en el Paseo de la Cartuja, bajo el lema Para. Escucha. Vive, tanto los fieles como los miembros del seminario, se darán cita para poder rezar “con la memoria de haber sido elegidos, de tener dentro del corazón una promesa que nos empuja a ir, y con la alianza en la mano y en el corazón”, en palabras del Santo Padre.

Celebración del día de la Hispanidad en San Ildefonso

en la que todos los asistentes pudieron compartir sus experiencias personales. Acto seguido, en la plaza delante de la parroquia, tuvo lugar un pequeño festival de bailes típicos de Ecuador, en el que varios de los participantes pudieron vestirse con los trajes típicos regionales.

El 12 de octubre, en la festividad de Nuestra Señora del Pilar, unas cuantas familias de Ecuador, Perú, Venezuela y algún otro país hispanoamericano se reunieron en la parroquia de San Ildefonso para compartir con alegría este día de fiesta. Tras una comida de la Hermandad en la que se preparó una gran paella valenciana, tuvo lugar una tertulia

El acto, que pretendía ser un gesto festivo que pudiese dar cuenta de la unidad entre todos los pueblos hispanos, concluyó con una Eucaristía presidida por el párroco, D. Jorge Ordeig, en acción de gracias a la Virgen. En esta ocasión la celebración contó en concreto con la imagen de la Virgen de Guadalupe a tamaño original, que fue situada junto al presbiterio. Ante la positiva acogida del evento, tanto los participantes como la parroquia acordaron repetirla de nuevo a lo largo del año con ocasión de otras fiestas marianas.

7


Carta del administrador diocesano de Guadix para el Domund

nes, llevemos el Evangelio a todos”. El Papa les dice y nos dice “que la fe cristiana permanece siempre joven cuando se abre a la misión que Cristo nos confía” (Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Misiones 2018).

Carta del administrador diocesano de Guadix, D. José Francisco Serrano, con motivo de la celebración del DOMUND 2018. Queridos hermanos y hermanas, El DOMUND, desde la mirada de un adolescente que ahora tiene cuarenta años, significaba una de las campañas más intensas y preparadas en la parroquia a lo largo del año. Aquellos que hoy día peinamos canas, recordamos cuando salíamos a postular con las huchas, invitados por el párroco, y buscábamos medios y tiempo para favorecer a los que estaban evangelizando en tierras de misión. Es un recuerdo que nos hace sonreir, cuando menos, y nos permite evocar el trabajo por aquellos que no conocíamos y que motivaban nuestro esfuerzo. En el camino que recorremos cada uno en nuestra fe, crecemos y adquirimos conocimientos acerca de lo que creemos: aquellos fundamentos que aprendemos de compartir, salir de sí mismo, comunicar, solidarizarse, repartir amor… es lo que hace Dios mismo. Dios se comunica en comunidad y reparte el amor que tiene desde siempre en el Padre, trasladado a su Hijo y repartido al mundo entero por medio de su Espíritu. Este Dios «en salida» es el que nos anima a trabajar para cambiar el mundo. El Papa siente que este mes misionero de octubre va a ser interesante y tremendamente juvenil, por la celebración del Sínodo de los Jóvenes en la ciudad del Vaticano. A ellos les ha dedicado el mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones: “Junto a los jóve-

8

Cuando un joven pone su esperanza en un ideal todas las dificultades se convierten en posibilidades y el crecimiento llega a feliz término porque la finalidad es noble. Si el Evangelio es el ideal, hemos de tener un espíritu joven que nos haga transformar este mundo, enriqueciéndolo con la presencia del tesoro que guardamos, que no es otro que el propio Jesucristo. El mismo Papa nos dice en el mensaje de este año: “cualquier pobreza material y espiritual, cualquier discriminación de hermanos y hermanas es siempre consecuencia del rechazo a Dios y a su amor” (Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Misiones 2018). Dios pide nuestra humilde cooperación. La historia de salvación es una historia de vocaciones, de personas concretas a las que Dios sorprende invitándolas a colaborar con Él. Hay un texto del Evangelio especialmente significativo para descubrir cómo el Señor cuenta con nosotros. Me refiero a la multiplicación de los panes y los peces (Lc 9,10-17). “Dadle vosotros de comer” (Lc 9,13). Los Apóstoles creen que es imposible. Jesús acepta los cinco panes y los dos peces que le ofrece un muchacho para hacer el milagro. Podemos pensar que queda muy lejos nuestra acción en los terrenos de misión, que hoy es imposible, que las circunstancias nos desbordan, que nuestras limitaciones personales nos frenan,… y, sin embargo, nuestra respuesta debe ser: ¿qué estoy dispuesto a poner en manos del Señor para cooperar con Él? Ese «poco» que puedo ofrecerle, Él puede bendecirlo y multiplicarlo. Ese «poco» en manos del Señor puede iniciar un proceso que permita transformar nuestro mundo. El material de la Campaña del Domund de este año nos alegra especialmente. Podemos ver un pequeño vídeo que tiene como protagonista a uno de nuestro misioneros, al Padre Patricio y su labor en el país de Honduras. El documental se llama “Una historia de muchas historias” y lo que muestra es la convicción de las personas que se han encontrado a Jesucristo por medio del testimonio de nuestros misioneros. Quienes hemos tenido la suerte de acercarnos a tierras centroamericanas para compartir con ellos la mi-


sión, hemos descubierto el poder de transformación que tiene el amor y cómo el Evangelio está a «flor de piel». En su historia vemos reflejada la vida de todos nuestros misioneros. En la distancia damos gracias por sus vidas entregadas y generosas al servicio del Evangelio y de la Iglesia. El Papa insiste en que seamos discípulos misioneros. Para ello hemos de poner nuestros esfuerzos en el conocimiento del Maestro. Solo en esta cercanía a la persona de Jesús encontraremos la fortaleza para comunicarlo sin miedo a nuestros hermanos. Que en nuestra plegaria, en esta Jornada del Domund y siempre, tengamos presentes a todos aquellos que anuncian el Evangelio, y que estemos dispuestos a colaborar para que el tesoro descubierto sea conocido por todo el mundo.

Imploramos la bendición de todos aquellos santos misioneros que nos han precedido en nuestra tierra y la de aquellos que partieron a anunciar la Buena Noticia. Les pedimos que nos ayuden en ser auténticos y valientes testigos del amor de Dios. Con mi afecto José Francisco Serrano Granados Administrador Diocesano de Guadix Guadix, a uno de octubre de dos mil dieciocho, Fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las misiones

Comienza el curso en la Escuela de Fundamentos Cristianos

el primer día de clase, en los lugares donde se imparten, que son; el CETEP, en Guadix; la Casa de la Iglesia, en Baza; y la Casa de la Iglesia, en Huéscar. Las fichas de inscripción se pueden descargar aquí. PLAN DE ESTUDIOS

Las primeras clases serán el martes 23 de octubre, en Baza y Huéscar, y el 24 de octubre, en Guadix y Cúllar. La Escuela de Fundamentos Cristianos comienza sus actividades en el nuevo curso 2018-19. Será el próximo martes 23 de octubre en Baza y en Huéscar. Un día después, el 24 de octubre, comenzará en Guadix y en Cúllar. En el primer semestre, hay previstas 6 clases, de 45 minutos, sobre el tema Revelación y Fe. Para el segundo semestre, se seguirá trabajando en la asignatura troncal y se tendrá que elegir otra asignatura opcional, que puede ser Piedad Popular, Catequesis, Caridad o Liturgia. Para apuntarse, hay que dirigirse a las parroquias de Jesucristo Redentor, en Guadix; San Juan, en Baza; y Santa María, en Huéscar. También se puede realizar

En la Escuela de Fundamentos Cristianos, los alumnos cursan una serie asignaturas troncales del saber teológico, al tiempo que eligen materias optativas, según su propio interés o necesidad. Cada año hay dos asignaturas troncales y varias opcionales, que se cursan a lo largo de dos cuatrimestres. La idea es que sea un plan de formación sencillo, que se pueda compatibilizar con la vida diaria, pero que aporte conocimientos suficientes y que motive al alumno. No se trata de estudiar Teología, pero sí de tener una formación seria en las asignaturas teológico-pastorales más importantes. El plan de estudios comprende 4 años de formación, a razón de dos asignaturas troncales por curso y algunas optativas. Las signaturas troncales son: en 2017-18, Biblia y Jesucristo; en 2018-19, Revelación y Fe; en 2019-20, Iglesia y Sacramentos; en 2020-21, Doctrina Social de la Iglesia y Moral y Vida Cristiana. Las materias optativas son: Piedad Popular, Liturgia, Catequesis y Caridad. Antonio Gómez

9


Jornadas de Formación para agentes de la pastoral juvenil

nuestra diócesis de Granada organizadas por la Pastoral Juvenil de la Archidiócesis bajo el lema: Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, en común con el Sínodo de los Obispos que se está llevando a cabo durante el mes de octubre en Roma. Dentro del programa de actividades que se desarrollarán en estas jornadas, el encuentro comenzará el viernes, día 26, a las 16:30 horas con la ponencia del docente Agustín de la Torre, que hablar sobre su experiencia de Dios. Asimismo, el sábado 27 habrá otra charla titulada Dios nos sueña desplegados, a cargo de la religiosa del Sagrado Corazón, Mariola López. La Pastoral Juvenil de nuestra diócesis organiza los próximos 26 y 27 de octubre las Jornadas de Formación para agentes de juventud en Granada que se desarrollarán en el Colegio Mayor Cardenal Cisneros con ponencias, visitas culturales y también un concierto musical. Las inscripciones podrán realizarse en www.delejugranada.es. Los próximos 26 y 27 de octubre tendrá lugar en el Colegio Mayor Cardenal Cisneros de Granada las Jornadas de Formación para los agentes de juventud de

AGENDA

• Cristianos perseguidos. Vigilia de oración por los cristianos perseguidos organizada por Ayuda a la Iglesia Necesitada, el 20 de octubre, a las 20:45 horas, tras la Santa Misa de las 20 horas, en la parroquia de San Juan María Vianney (C/ Dr. Félix Rodríguez de la Fuente, 16). Además de la oración comunitaria, se darán a conocer los testimonios que de los cristianos perseguidos llegan hasta Ayuda a la Iglesia Necesitada. •Concierto. Organizado por los laicos misioneros combonianos para sus proyectos en Etiopía, el día 20 tendrá lugar un concierto a cargo de Luis Guitarra y la escritora de relatos Carmen Sara Floriano. En el salón de actos del Colegio de los Escolapios Genil, a las 20:30 horas. Entrada gratuita, con aportaciones de donativos para quien desee colaborar

10

Entre las iniciativas propuestas para las Jornadas habrá también dos actividades de entrada libre que tendrán lugar el sábado con la visita a las 16:15 horas a la Basílica de las Angustias y de vuelta al Colegio Mayor, el concierto de rap católico a cargo de Fresh Sánchez y Black Soul. Las inscripciones para los formadores de jóvenes que quieran apuntarse podrán realizarse en la web www.delejugranada.es

• Nombramientos. Con fecha de octubre de 2018, el Sr. Arzobispo ha procedido a los siguientes nombramientos diocesanos: D. Enrique Ferrer Álvarez, Colaborador Pastoral Colegio Ave María Vistillas; y D. Jorge Ernesto Núñez Guerrero, Administrador Parroquial de Cozvíjar y Cónchar. • Sectas. Del 22 al 26 de octubre, el sacerdote de la diócesis de Zamora y Secretario de la Red Iberoamericana de Estudios de las Sectas (RIES), D. Luis Santamaría, ofrecerá una conferencia con el título Sectas y nueva religiosidad: desafíos educativos y pastorales, en distintos lugares de la diócesis granadina. Los lugares y horarios son los siguientes: parroquia de San Emilio (día 22, a las 20:15 h); parroquia San Francisco (día 23, a las 20:30 h); parroquia Virgen del Carmen (día 24, a las 20 h); parroquia de Atarfe (día 26, a las 18 h y a las 20:30 h con ASOGRA, Pastoral del Sordo). Asimismo, el 25 de octubre, hablará en el Centro Cultural Nuevo Inicio (Plaza Alonso Cano), organizado por la Delegación Diocesana de Enseñanza, a las 19 horas.


Textos

Parábola de las diferencias Una señora culta y exquisita, filósofa de profesión, salió de la biblioteca donde había consumido dos horas de felicidad absoluta entre los libros que tanto amaba. En contraste con la belleza de las palabras escritas, el olor de la tinta y el tacto crujiente de las páginas, la ciudad le pareció fea. Percibió a los transeúntes apresurados y grises como autómatas y pensó para sí: “Los hombres de hoy no tienen alma. Son todos iguales, adocenados, sin personalidad. Yo me equivoqué de época al nacer”. Al doblar una esquina se encontró, espantada, con un grupo de muchachas que celebraban una despedida de soltera. Eran muy jóvenes, todas exactamente igual de pintarrejeadas y despeinadas, todas vestidas de mala manera. “Estas muchachas han dejado de ser personas”, se dijo la filósofa. Mientras elaboraba mentalmente algunas teorías sobre la enajenación, una de ellas la llamó: * ¡Eh, señora, este teléfono debe de ser suyo! Efectivamente, la chiquilla tenía el móvil en su mano. Debía de habérsele caído del bolso en un descuido.

Carmen Guaita (Encuentros, Editorial San Pablo)

Tuvo que darle las gracias, claro, y entonces la vio en singular: era simpática, indefensa y frágil como un pajarillo que se abre al mundo. Estaba colmada de sueños y ya adivinaba que aquella noche tal vez iba a hacerle daño. Impresionada por aquel descubrimiento, la filósofa sólo pudo musitar: “Mucha suerte, hija”. En la siguiente esquina, encontró una excursión de muchachos con síndrome de Down que caminaban ocupando la calle de extremo a extremo, todos con el mismo aspecto lunático. La filósofa pensó: “Van a necesitar protección toda su vida”. Pero, mientras elaboraba teorías sobre el coste de los servicios sociales, uno de los chicos le sonrió, se le acercó y le dijo con su voz rota: “Eres buena persona, te lo he notado”. Y entonces la filósofa, boquiabierta, lo vio a él en singular. Aquel chico era una persona única que le daba la lección de verla como persona única. Él a ella primero. La filósofa continuó andando hasta llegar a su casa, pero algo había cambiado en su mirada porque en cada esquina percibía, deslumbrada, la diversidad de las personas. Comprendió que compartimos una hermandad en la fragilidad y luego todo, todo absolutamente en cada ser humano, es maravillosa diferencia.

11


aFondo

Fotografía de Antonio Orantes

“Que la experiencia del Amor de tu Hijo haga renacer en nosotros esa Esperanza” Coronación canónica de Nuestra Señora de la Esperanza Homilía de Mons. Javier Martínez en la Eucaristía de Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza, celebrada el 13 de octubre de 2018, en la S.I Catedral. Queridísima Iglesia del Señor, que peregrina en Granada fundamentalmente, aunque se han unido a nosotros gente de otros lugares o visitantes que desean también participar de esta preciosa celebración de la Coronación; Pueblo santo de Dios (el nombre más bello, junto con el de Cuerpo de Cristo, que tiene la Iglesia: Cuerpo y Esposa de Cristo amada del Señor); muy queridos sacerdotes concelebrantes; Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y de Nuestra Señora de la Esperanza; Presidente de la Real Federación; queridas autoridades civiles y militares, que nos acompañáis; queridos hermanos y amigos todos: Lo primero que me sale en un momento como éste, o tantos momentos a lo largo del año que se le

12

asemejan…. , no hay nada tan bello en el mundo como el Pueblo santo de Dios; como la Iglesia reunida. Es un espectáculo precioso. (…) La Iglesia es el Pueblo santo de Dios. Pues, el Pueblo santo de Dios realiza ideales que hoy, por las circunstancias del mundo, tienden a deshilacharse y a desvanecerse. Primero, es uno de los pocos espacios de libertad que quedan en el mundo. Nadie viene aquí obligado. Nadie va a celebrar la Eucaristía obligado. Junto al Señor y junto a la Virgen, brota la libertad. Lo experimentábamos hace muy pocos días en la procesión de Nuestra Señora de las Angustias: la Iglesia, el Pueblo santo de Dios, es un espacio de libertad. No es un espacio de normas y de reglas. Lo decía Benedicto XVI: el cristianismo no son unas reglas, ni siquiera unos principios. Es un Acontecimiento. El Acontecimiento de la Presencia de Dios en medio de su Pueblo, que hace resplandecer la libertad. Pero, al mismo tiempo, es un espacio de comunión. Son cosas que, a lo mejor, en esas divisiones de la experiencia cristiana que han


aFondo caracterizado al mundo moderno, son vistas como incompatibles: el ideal de la libertad y el ideal de un pueblo unido que vive en comunión (colectivo, dicen los que tratan de secularizar la idea de comunión). La Iglesia es un espacio de comunión. El Pueblo cristiano es un espacio de comunión. No cuentan las clases sociales. No cuentan los puestos que uno ocupa en la Iglesia o en la sociedad. No cuenta nada, mas que todos somos hijos del mismo Padre. De aquí a un momento, recitaremos juntos el Padrenuestro que nos hace a todos hermanos; con los mismos derechos y con los mismos deberes; pero con los mismos derechos: el derecho de dirigirnos a Dios como Padre, el derecho de vivir como hijos libres de Dios, en la libertad gloriosa de los hijos de Dios, que, como no nos da ninguna institución del mundo, a nadie le debemos esa libertad mas que a Dios y nadie puede arrebatárnosla mas que Dios.

que brota del costado abierto de Cristo. Es la primera Redimida. Es el Espejo de la Iglesia. Los primeros cristianos, en los primeros siglos, veían sobre todo en Ella justo la imagen de la humanidad redimida, representada en Ella de una manera simbólica, para que nosotros pudiéramos saber cómo son nuestros caminos ante el Señor, llamados como Ella a que Cristo viva en nosotros; a que cada uno de nosotros podamos decir como Ella “soy yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí”; a que podamos acoger la Redención de Cristo y la vida nueva de Cristo,

Dios mío, sólo eso podría poner de manifiesto la belleza de nuestro Pueblo unido, la belleza de la realidad que sois; que yo no soy mas que un pobre servidor de esa realidad y de la vida que Jesucristo nos da y que hoy tengo el honor y el privilegio de poder coronar la Imagen de Nuestra Madre, a Nuestra Señora de la Esperanza. También podría decir con un deseo ardiente –lo dijo el Señor en la Última Cena y yo lo puedo repetir esta mañana-: con un deseo ardiente he deseado celebrar esta Pascua con vosotros. Alguien me recordaba al subir al presbiterio que hace 21 años que presentó en el Arzobispado de Granada la primera petición para que se coronase la Virgen de la Esperanza. 21 años de espera, Dios mío. También me recordaba esa persona que el hecho de haber esperado lo que había hecho era alimentar el deseo. Y un Doctor de la Iglesia, del siglo IV, que cerca de Persia (cerca de lo que hoy es Irán), decía: “A veces, parece que el Señor huye de nosotros; pero huye de nosotros para que corramos más”. Si esa espera nos sirve para que la alegría de hoy sea más plena, más pura, más verdadera, también tengo que reconocer que habéis sabido esperar con un espíritu profundamente cristiano, y lo agradezco en el nombre de la Iglesia de Granada y en el nombre del Señor. Celebrar a Nuestra Señora de la Esperanza. Es verdad que cualquier advocación de la Virgen está llena de implicaciones para nuestra vida. La Virgen es Aquélla que ha abierto la nueva humanidad Fotografía de Antonio Orantes

13


aFondo

14

llamados a participar como Ella, en el Cielo, de la herencia del Hijo de Dios, de la herencia de los que por gracia hemos sido hechos hijos de Dios, de Dios mismo, del Reino de los Cielos, de la vida divina.

somos una Europa saciada de bienes de este mundo. Nunca han tenido los hombres tantos bienes como los que nuestra generación tiene, a pesar de las crisis económicas. (…)

Todas las advocaciones de la Virgen, por lo tanto, en la medida que nos ponen en conexión con el misterio del Amor infinito de Dios revelado en Cristo, todas tienen que ver con nuestra vida. No son flores de adorno, que ponemos a la figura de la Virgen, sin motivo real. Es que Tú, Señora, reflejas nuestro camino y nuestra vocación. Y la advocación de la Esperanza refleja uno de los bienes más escasos, de los que más necesita el hombre de nuestro tiempo, más urgentes para nuestras sociedades, también para la vida de la Iglesia. Porque la Iglesia no está fuera de la sociedad, estamos dentro. Y por lo tanto, muchas veces padecemos, sufrimos, vivimos, gozamos las mismas cosas; vivimos las mismas cosas que viven nuestros hermanos que no están en la Iglesia o que no han conocido al Señor. Y en la sociedad en la que vivimos, en las sociedades europeas y occidentales, que se pudo decir en algún momento que fueron sociedades cristianas, si algo falta es la esperanza. Y falta radicalmente. La profunda crisis demográfica de la que rara vez se habla en los medios de comunicación y en los ámbitos de la opinión pública o publicada; esa crisis demográfica feroz, que asola Europa y que asola nuestro país (alguien ha hablado de “la España vacía”); del crecimiento de una España envejecida que no es capaz, ni siquiera demográficamente, de renovarse; Dios mío, somos una España saciada,

Nos falta esperanza; y con la esperanza, amor a la vida. Pensar que la vida es un bien, lo suficientemente deseable como para transmitirlo a una generación que venga detrás de nosotros. Nos falta generosidad. Nos falta fe. Porque la esperanza, que refleja uno de los aspectos esenciales de la vida que Jesucristo nos da a los hombres; que ha sembrado en la historia con su Encarnación, su muerte y su Resurrección, son la Fe, la Esperanza y la Caridad. La vida nueva cristiana puede resumirse en esas tres palabras. La fe no penséis que son creencias o ideas. La Fe es la adhesión a Jesucristo, el poner la vida en las manos de Cristo, una vez que uno ha recibido el don del Espíritu Santo. Poner la vida en las manos de Ti, Señor. Eso es la Fe. Dejadme que distinga dos conceptos que los usamos como intercambiables y no se parecen en nada: esperanza y optimismo. No tienen nada que ver el uno con el otro. (…) El optimismo tiene normalmente por objeto las circunstancias. Confiamos en las circunstancias y eso nos hace ser optimistas. Y cuando no podemos confiar en ellas, ¿qué es lo que hacemos? Inventarnos otras circunstancias nuevas que no son verdad y confiamos en nuestras tácticas o en nuestras estrategias. El centro del optimismo somos en realidad nosotros y nuestras cualidades.


aFondo

15


aFondo El optimismo es nihilista. El optimismo termina en una especie de resignación que aplana a las sociedades. En definitiva, acaba en frustraciones. Inevitables, porque nuestro corazón está hecho para Dios. Y los bienes de este mundo no son capaces de darnos la alegría que nace de saberse hijos de Dios. No son capaces. Ninguno. Ni los más grandes. Entonces, el optimismo genera sociedades resignadas, abatidas; sociedades, en definitiva, derrotistas, que, además, cuando no ven que hay motivos para el optimismo tienen que “fabricar” alegría a base de alcohol o de droga, o de otras cosas, o a base de autoengaño de algún modo. Ese derrotismo es el humus donde florecen las dictaduras, donde florecen las tiranías, donde florecen esos líderes que se hacen dueños de una sociedad. Porque es una sociedad que por esa falsa esperanza, viviendo de esas falsas esperanzas, sencillamente está dispuesta a seguir a cualquiera que le prometa una felicidad a bajo precio. La sociedad optimista termina no siendo una sociedad libre; es una sociedad esclava ya. Esclava de las falsas esperanzas, del consumismo, de pensar que la felicidad la da el desarrollo económico. La esperanza, en cambio, produce sociedades libres. La Esperanza teologal tiene como objeto a Dios, y sólo a Dios, que es fiel, eternamente fiel, infinitamente fiel, cuyo Amor no defrauda. Y esa Esperanza hace una sociedad, en primer lugar, de hombres libres, que

16

cooperan unos con otros para el bien común, con gusto, con alegría, con la misma libertad con la que habéis venido esta mañana, os habéis puesto vuestras mejores galas, dispuestos a disfrutar y a vivir juntos un momento de gracia precioso. Con esa misma libertad. Una sociedad que vive diariamente en esa libertad gloriosa de los hijos de Dios, que es capaz de amar por encima de las barreras que los hombres nos creamos constantemente unos con otros. Es


aFondo

alegría que nace de saberse hijos de Dios. No son capaces. Ninguno. Ni los más grandes. Entonces, el optimismo genera sociedades resignadas, abatidas; sociedades, en definitiva, derrotistas, que, además, cuando no ven que hay motivos para el optimismo tienen que “fabricar” alegría a base de alcohol o de droga, o de otras cosas, o a base de autoengaño de algún modo. Ese derrotismo es el humus donde florecen las dictaduras, donde florecen las tiranías, donde florecen esos líderes que se hacen dueños de una sociedad. Porque es una sociedad que por esa falsa esperanza, viviendo de esas falsas esperanzas, sencillamente está dispuesta a seguir a cualquiera que le prometa una felicidad a bajo precio. La sociedad optimista termina no siendo una sociedad libre; es una sociedad esclava ya. Esclava de las falsas esperanzas, del consumismo, de pensar que la felicidad la da el desarrollo económico. La esperanza, en cambio, produce sociedades libres. La Esperanza teologal tiene como objeto a Dios, y sólo a Dios, que es fiel, eternamente fiel, infinitamente fiel, cuyo Amor no defrauda. Y esa Esperanza hace una sociedad, en primer lugar, de hombres libres, que cooperan unos con otros para el bien común, con gusto, con alegría, con la misma libertad con la que habéis venido esta mañana, os habéis puesto vuestras mejores galas, dispuestos a disfrutar y a vivir juntos un

momento de gracia precioso. Con esa misma libertad. Una sociedad que vive diariamente en esa libertad gloriosa de los hijos de Dios, que es capaz de amar por encima de las barreras que los hombres nos creamos constantemente unos con otros. Es una sociedad que produce héroes. La Esperanza produce héroes. El optimismo produce pobres seres resignados que se ponen en las manos de cualquiera. Mis queridos hermanos, nosotros damos gracias por ser el Pueblo de Dios. Damos gracias por haber encontrado a Jesucristo. Damos gracias porque Jesucristo ha unido a los hijos de Dios dispersos y nos ha hecho este Pueblo precioso, del que no tenéis que avergonzaros jamás. ¿Qué hay debilidades en él? Pues, claro. ¿Qué hay pecados en él? Pues, claro. Pero no os falta jamás la Presencia viva de Cristo, que hace renacer una y mil veces, y un millón de veces (“70 veces 7”, por decirlo con palabras del Señor), nuestro corazón, nuestra alegría y nuestra esperanza. Madre de la Esperanza -en este bien, el más escaso de nuestra sociedad, como esperanza verdadera-, Te suplicamos que nos acerques al Misterio de tu Hijo, y que la experiencia del Amor de tu Hijo haga renacer en nosotros esa Esperanza, que ha hecho lo más grande de nuestra historia. En nuestra historia hay muchas

17


aFondo miserias. Pero tengo la sensación que vivimos muchas veces demasiado flagelándonos por esas miserias, como si no hubiera más que eso, y terminamos transmitiendo la impresión de que nuestra historia es una historia de miserias. En absoluto. (…) ¿Nos avergonzamos de esa historia? En absoluto. Porque es una historia de Fe, de Esperanza y de Amor. Y esa historia produce la humanidad más bella… Yo reto a cualquier historiador, a cualquier persona de cualquier cultura, a que presente en la historia un hecho, un acontecimiento, una historia más bella que la del Pueblo cristiano. Y a debatir con él en cualquier foro, en cualquier aula. No la hay. Es una historia de santidad, de fe, de entrega; de entrega silenciosa de millones. Es una cultura de amor, hecha por millones de madres cristianas, por millones de padres cristianos, por un pueblo que no ha sido producido en la historia por nada, mas que por el Acontecimiento de Cristo. Nunca, nada tan bello. Nunca, nada tan humano. Porque lo grande de encontrar a Cristo es que nos permite ser humanos. Perdemos a Cristo y pensábamos que no íbamos a perder nada de la humanidad. Hemos perdido nuestra humanidad. (…) Mis queridos hermanos, hace 30 años que los Papas nos llaman a una nueva evangelización. ¿Qué es eso? Volver a empezar de nuevo el cristianismo. Volver a empezar de nuevo la experiencia cristiana desde los orígenes, desde

18

el principio. Volver a comprender que en ese Amor nos encontramos a nosotros mismos; que en ese Amor podemos ser verdaderamente humanos en plenitud; que en ese Amor de Cristo y en ese Acontecimiento de Cristo nuestra humanidad se regenera, nuestro corazón se regenera, y siempre es posible amar más y amar mejor. Y siempre es posible ser una comunidad, una sociedad fraterna, una sociedad libre. Eso nace de Cristo. Y cuando le quitamos la fuente, se seca. (…) Mis queridos hermanos, a empezar de nuevo, llenos de esperanza, por el Poder Redentor de Cristo y por la intercesión de su Madre, y de la mano unos con otros para hacer un mundo que corresponda a los deseos del corazón de todos los hombres. Cristo ha muerto por todos. De todos los hombres. A todos les queremos ofrecer nuestro amor, nuestra esperanza y nuestra alegría. Que así sea. + Javier Martínez Arzobispo de Granada 13 de octubre de 2018 S. I Catedral de Granada


Cultura

“Un anuncio en las afueras” XV edición Semana de cine espiritual La escucha a los jóvenes que ha realizado el departamento de Pastoral de Juventud de la CEE a través de las encuestas que se proponía para el Sínodo muestran que los jóvenes quieren ser verdaderos protagonistas en la evangelización. Por ello, la propuesta es invitar a los alumnos a buscar este “anuncio a las afueras”, esta llamada de Dios, que nos invita a salir, “a buscar el amor de Dios en los hermanos de las periferias y a anunciarlo sin miedo”. El lema para la XV edición de la Semana de Cine Espiritual es Un anuncio a las afueras, que se enmarca en el siguiente contexto. Este curso 2018-2019, viviremos un verdadero acontecimiento histórico, el Sínodo de los Obispos: “Los jóvenes: la fe y el discernimiento vocacional”. La escucha a los jóvenes que hemos realizado a través de las encuestas que se proponía para el Sínodo y otras iniciativas en este orden nos muestran que los jóvenes quieren ser verdaderos protagonistas en la evangelización. Para ello, piden una mayor presencia juvenil en las realidades eclesiales, que ayude a rejuvenecer y enriquecer la tarea pastoral de la Iglesia. Por ello, la propuesta es invitar a los alumnos a buscar

este “anuncio a las afueras”, esta llamada de Dios, que nos invita a que ¡salgamos!, a buscar el amor de Dios en los hermanos de las periferias y a anunciarlo sin miedo. A vencer nuestras comodidades, nuestras propias barreras, a ser inconformistas y hacer lío. También así podremos escucharles y responder a sus inquietudes. Decía el Papa Francisco en un mensaje a los jóvenes argentinos, el pasado mes de mayo: “Se nos llama a ser Iglesia en salida, en misión. Una Iglesia misionera, no encerrada en nuestras comodidades y esquemas, sino que salga al encuentro del otro. Iglesia samaritana, misericordiosa, en actitud de diálogo, de escucha. Jesús nos convoca, nos envía y nos acompaña para acercarnos a todos los hombres y mujeres de hoy. Los jóvenes tienen la fuerza de la inquietud, del inconformismo —sean inconformistas—, hagan lío, no dejen que la historia se escriba fuera, mientras miran por la ventana, “no balconeen la vida”, pónganse las zapatillas, salgan, con la camiseta de Cristo y juéguense por sus ideales. Vayan con Él a curar las heridas de tantos hermanos nuestros que están tirados al borde del camino, vayan con Él a sembrar esperanza en nuestros pueblos y ciudades, vayan con Él a renovar la historia”.

19


Cultura Selección de películas para la ESO y el Bachillerato WONDER Un niño de 10 años (Jacob Tremblay, conocido por La habitación) nacido con una deformidad facial que le ha obligado a ser operado 27 veces de cirugía, se esfuerza por encajar en su nuevo colegio apoyado por su familia. Película familiar situada entre el drama y la comedia nos ofrece grandes actuaciones en una historia emocionante, atractiva y amable. Dirigida especialmente a la identificación de preadolescentes y adolescentes está basada en una novela para niños de Raquel Jaramillo, bajo el seudónimo de RJ Palacio publicada en el 2012 y que ha vendido más de cinco millones de ejemplares. Temas: Discapacidad, acoso escolar, unidad familiar, sabiduría de los pequeños. Destinatarios: ESO. Apta para todos los públicos. Tiene breves momentos de desnudez, violencia y lenguaje soez.

UNA BOLSA DE CANICAS Maurice y Joseph son dos jóvenes hermanos judíos que viven en la Francia ocupada por los nazis. Para salvarse, deberán abandonar a su familia. Haciendo muestra de una gran astucia, coraje e ingenio para sortear a los invasores enemigos, los dos hermanos intentarán reunir a toda su familia de nuevo en la zona libre del sur de Francia. Basada en el best seller de carácter autobiográfico Un saco de canicas de Joseph Joffo es la segunda adaptación cinematográfica. Esta mirada infantil a la guerra nos ubica en una historia paralela al frente, una huida hacia la supervivencia de dos pequeños que escondiendo su condición judía intentan salir adelante a la vez que crecen aceleradamente hacia la madurez. El instinto del más pequeño y la sensatez del mayor se pondrán al servicio de una difícil escapada donde tropezarán con delatores, pero también con samaritanos como él. Temas: racismo, situación de los menores en guerras, providencia, judaísmocristianismo, pérdida de la inocencia. Destinatarios: ESO y Bachillerato. No recomendada para menores de 12 años. Hay escenas del alcohol y drogas.

20


Cultura CAMPEONES Marco, un entrenador profesional de baloncesto, se encuentra un día, en medio de una crisis personal, entrenando a un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Lo que comienza como un problema se acaba convirtiendo en una lección de vida. Comedia protagonizada por discapacitados intelectuales en la que el respeto hacia ellos y la reivindicación de sus derechos marcan una trama divertida. El alcance humanista se trasluce en la bondad y transformación de los personajes donde la normalidad alcanza a los diferentes. “A mí tampoco me gustaría tener un hijo como nosotros, lo que si me gustaría es tener un padre como tú. Muchísimas gracias por todo”. Toda una declaración de la paternidad y la filiación también divina. Temas: discapacidad y normalidad, sentido de la vida, lo importante y lo accesorio, comunidad y equipo, amistad, paternidad-filiación. Destinatarios: ESO y Bachillerato. Apta para todos los públicos.

LA CABAÑA Después de sufrir una tragedia familiar, Mack Phillips (Sam Worthington) cae en una profunda depresión que le lleva a cuestionar todas sus creencias. Sumido en una crisis de fe, recibe una enigmática carta donde un misterioso personaje le cita en una cabaña abandonada en lo más profundo de los bosques de Oregón. A pesar de sus dudas, Mack viaja a la cabaña, donde se encontrará con alguien inesperado. Este encuentro conducirá a Mack a enfrentarse a importantes verdades, que no sólo transformarán su comprensión de la tragedia, sino que harán que su vida cambie para siempre. Basada en el libro del mismo título de William P. Young sobre el rencor y el duelo, presenta el encuentro del protagonista con las tres personas de la Trinidad. La película permite descubrir los matices de la relación con Dios desde las diferencias del Padre, el Hijo y el Espíritu y mostrar una salvación de alcance universal. Temas: Trinidad, perdón, sufrimiento, salvación, fe. Destinatarios: ESO y Bachiller. No recomendada para menores de 12 años. Aparece el tema de la violación y asesinato de una niña.

21


Cultura MI MUNDIAL Tito es un niño de 13 años y superdotado en el fútbol que atrae a un ambicioso representante que le ofrece un contrato que lo sacará a él y a su familia de la pobreza. Sus padres, temiendo dejar pasar la oportunidad, parten con él para vivir en la capital. Poco a poco Tito deja de ver el fútbol como un juego, y abandona los estudios para enfrentase a las responsabilidades del mundo adulto. Película uruguaya entretenida y con corazón. Adapta la novela homónima del escritor Daniel Bald, sobre el relato del ascenso y la caída de una estrella de fútbol infantil. El camino es la recompensa, subtítulo del film, enlaza con el lema de esta edición. Temas: deporte, familia, arrogancia y humildad, trama de corrupción, proceso maduración, elección del camino. Destinatarios: 4º-6º Primaria y primeros cursos de la ESO. Autorizada para todos los públicos.

SE ARMÓ EL BELÉN Bo es un burrito pequeño, pero valiente, que anhela una vida más allá de su rutina diaria en el molino del pueblo. Un día reúne el coraje necesario para cumplir la aventura de sus sueños. En su viaje conocerá a Ruth, una adorable oveja que ha perdido su rebaño, y a Dave, una paloma con grandes aspiraciones. Durante su camino, en el que siguen una Estrella muy especial, encontrarán además a tres camellos y a otros excéntricos animales. Todos ellos se convertirán en los héroes no reconocidos de la primera Navidad. Película atractiva con una animación sencilla llena de humor, pero también de conflicto y mensaje cristiano. Temas: Navidad, animales y seres humanos, vencer al malvado. Destinatarios: Primaria. Apta para todos los públicos y distintivo especialmente recomendada para la infancia. PADDINGTON 2 Maravillosa segunda parte que mejora la primera. El oso peruano de animación con el sombrero rojo y la trenca azul nos devuelve al universo de la bondad desde el humor, donde siempre hay un rescoldo incluso en el corazón de los malvados. Magnífica la combinación de animación y actores reales como Hugh Grant, Hugh Bonneville, Sally Hawkins o Brendan Gleeson acompañada de un guion ingenioso que provoca la sonrisa. Temas: Bondad, hospitalidad, inmigración, cortesía. Destinatarios: Apta para todos los públicos y distintivo especialmente recomendada para la infancia.

22


Testimonio

Mártires que evangelizaron América del Norte La Iglesia celebra, el 19 de octubre, la fiesta de San Juan Brébeuf y compañeros mártires, jesuitas que evangelizaron y dieron su vida por la evangelización de América del Norte en el siglo XVII. Su testimonio apenas se conoce en Europa, su tierra natal, pero su entrega y valentía fueron fundamentales para la evangelización y la historia del nuevo continente. Los misioneros llegaron al Canadá en la primera mitad del siglo XVII, en momentos de conquista y reconquista por parte de Francia, y de luchas intestinas de las tribus diversas que lo habitaban. Las dificultades de comunicación, transporte, comida, los peligros, incomodidades, durezas y hostilidades, las luchas frente a las tradiciones y costumbres demoníacas, orgías y mil liviandades, no les arredraron en su ardor por la evangelización y comunicar el amor de Dios a todos los hombres. “En la choza no es posible mantenerse de pie, parte porque es demasiado baja de techo, parte por la hu-

San Juan Brébeuf y compañeros mártires

mareda, que no deja siquiera respirar; así, que hay que estar tendido sobre el suelo o acurrucado en cuclillas. Si se quiere salir a la intemperie, en seguida el frío glacial, la ventisca y el riesgo de extraviarse por aquellos espesos bosques obligan a volver al refugio más veloces que el viento. Además de la incómoda postura que supone el tener por cama el duro suelo, son dignas de especial mención las molestias causadas por el frío, el calor, el humo y los perros. Por lo que atañe al frío, téngase presente que hay que reclinar la cabeza directamente sobre la nieve, o a lo sumo, en el caso de mayor regalo, utilizar como mullida almohada alguna rama de pino. El viento tiene libre entrada por mil resquicios. […] Pero el frío no hace sufrir tanto como el calor del fuego. El reducido espacio que ofrece la cabaña de los indios, se calienta en seguida con la ardiente hoguera de que no se puede prescindir. A veces me sentía literalmente tostar y achicharrar por los cuatro costados, pues el chamizo era tan estrecho que era imposible alejarse de las brasas. En vano forcejeaba por hacerme sitio a derecha o a izquierda, pues topaba con el indio enclavijado junto a mí; si me hacía atrás, chocaba al

23


Testimonio punto con el muro de nieve o con la pared de cueros de buey. No sabía qué postura tomar; si estiraba las piernas, venían a dar por la estrechez del local, en medio del rescoldo. […] El alimento habitual consistía en un poco de maíz, triturado como mejor se podía entre dos piedras, y amasado generalmente sin más condimento que el agua de río. […] Conviene hacerse violencia para comer sus puches de maíz y demás mezcolanzas, si se las ofrecen, aun cuando tales potajes estén sucios, medio crudos e insípidos. Por lo que toca a las mil incomodidades que se ofrecen cuando se anda entre mucha gente, es preciso apechugar con ellas por amor de Dios”. Estos textos están recogidos en prácticamente el único libro que se puede conseguir en español sobre la historia de estos mártires, titulado Entre los pieles rojas del Canadá. Se trata de fuentes de primera mano (informes de los propios misioneros a los superiores y compañeros de la Compañía), que compiló el también jesuita alemán P. Adolfo Heinen, y que la Fundación Maior ha reeditado en castellano. Cuando llegó la hora de la persecución y del martirio estos hombres no quisieron acogerse a la posibilidad de aprovechar la ocasión de huir que se les ofrecía; quisieron seguir consolando, catequizando, administrando los sacramentos... hasta que llegó la hora de la crueldad de los suplicios, tormentos, torturas, padecimientos y ejecuciones no exentos de salvajismo: troceados, decapitados, carbonizados, arrojados al río por aquellos a quienes habían dedicado su existencia. “[…] Al padre Juan de Brébeuf le descortezaron toda la piel del cráneo, le cortaron los pies, y le descarnaron las piernas hasta los huesos, y de un hachazo le partieron en dos las mandíbulas. Con un golpe semejante le hendieron al P. Lalemant la cabeza junto a la oreja, de suerte que la masa encefálica quedó al descubierto. Desde la planta del pie hasta la coronilla no descubrimos en él parte de su cuerpo que no le achicharrasen en vida, y hasta en las vaciadas órbitas le hundieron carbones encendidos. También tenían ambos abrasada la lengua, pues repetidas veces les habían introducido en la boca tizones hechos ascuas y resinosas teas en-

24

cendidas, para que ni siquiera al morir invocasen al Señor por quien padecían, y a quien no podían arrancar de sus corazones. Todo esto —así concluye en P. Raguenau su relato en el capítulo IV de su Relación correspondiente al año 1649—, lo he sabido por personas fidedignas, que fueron testigos oculares y me lo contaron a mí expresamente. Habían sido cautivadas juntamente con los Padres, pero se reservó su suplicio para más tarde, y entretanto pudieron evadirse”. Esperamos que nunca deje de impactarnos el testimonio de amor y de entrega hasta dar la vida de tantos santos, que por la evangelización de otros pueblos dejaron sus países, familias, comodidades… y llegaron a soportar por la gracia de Dios las torturas más crueles. Que su ejemplo nos ayude y que Dios nos permita, como a ellos, cada uno en nuestra labor, entregar nuestra vida por Él y por los demás. Irene Martín


SignoyGracia

Oración sobre el agua Tanto en la Vigilia Pascual, en el bautismo de adultos, como en el de niños, se dice esta oración, en la que se bendice a Dios por el agua y se indica el sentido del bautismo cristiano. “Si el bautisterio está construido para agua corriente, se ha de bendecir la fuente de la que brota el agua”.

Símbolos (y II) Las pilas de agua bendita en la entrada de algunas iglesias es para persignarnos, como señal de purificación y para recordar nuestro bautismo. El “lavatorio de las manos”. En los ritos de la preparación de las ofrendas, el presidente de la celebración eucarística se lava las manos “expresando con este rito su deseo de purificación interior”

ASPERSIÓN CON AGUA EL LAVATORIO DE LOS PIES En la vigilia pascual se asperja a toda la asamblea después de la renovación de las promesas bautismales y de la profesión de fe del bautismo. También se asperja a la comunidad en la celebración eucarística dominical. En la dedicación o bendición de una iglesia y del altar, se asperja a la asamblea, las paredes de la iglesia y el altar. También se asperja con agua el cadáver de un fallecido y la tumba donde será enterrado; en la visita a un enfermo para dar la sagrada comunión o para la celebración de la unción de los enfermos, se asperja al enfermo y el cuarto en que se encuentra. En las bendiciones se asperja a las personas y los objetos no bendecidos. AGUA BENDITA PARA LAS BENDICIONES Cuando se bendice el agua que se ha de usar en las bendiciones, se recuerda a Cristo, agua viva, y nuestra inserción en él por el sacramento del bautismo .

Durante la celebración vespertina de la Cena del Señor, el Jueves santo, después de la proclamación del Evangelio, el presidente de la celebración lava los pies de algunas personas, que representan a los doce apóstoles. Este gesto también puede entenderse en una dimensión bautismal: para tener parte con Jesús y pertenecer a la nueva realidad que Él nos trajo, es necesario pasar por el baño del bautismo. EL AGUA EN LA BIBLIA El diluvio; paso por el Mar Rojo; agua de la roca para saciar la sed del pueblo en el desierto; paso por el río Jordán, rumbo a la tierra prometida; bautismo de penitencia administrado por Juan Bautista en el río Jordán; bautismo de Jesús por Juan Bautista; agua para las abluciones de la ley judía, transformada en vino en las bodas de Caná; promesa de agua viva de parte de Jesús en el diálogo con la Samaritana; agua que salió del costado abierto de Cristo en la cruz. Ignacio Fernández González Sacerdote Diócesis Granada

25


luzdelaPalabra

“El que quiera ser grande, sea vuestro servidor” XXIX Domingo T.O. - Isaías 53,10-11 - Sal 32,4-5.18-19.20 y 22 - Hebreos 4,14-16 - Marcos 10,35-45

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: «Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir». Les preguntó: «¿Qué queréis que haga por vosotros? Contestaron: «Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda». Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?»

26

Contestaron: «Lo somos». Jesús les dijo: «El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado». Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo: «Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos».


luzdelaPalabra

EN LAS RELACIONES ENTRE PAÍSES Y PERSONAS SE DA UNA CIERTA TENDENCIA DE AUTORIDAD Y DE SÚBDITO, DE EXPLOTADOR Y EXPLOTADO. La liturgia de este domingo, nos recuerda que la lógica de Dios es diferente a la lógica del mundo. Nos invita a prescindir de nuestros proyectos personales de poder y grandeza y a hacer de nuestra vida un servicio a los hermanos. Hoy celebramos también la Jornada Mundial de las Misiones (Domund), bajo el Lema: Junto a los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos.

jefes de las naciones las gobierna como si fueran sus dueños y los poderosos os oprimen”.

En el Evangelio de san Marcos, Jesús invita a los discípulos a no dejarse manipular por los sueños personales de ambición, grandeza, poder y dominio, sino a hacer de la vida un don de amor y de servicio.

Jesús nos propone un camino: “Pero no debe de ser así entre vosotros: el que quiera ser el primero, que sea el esclavo de todos”. Estas palabras son el programa cristiano ante el carácter, a veces injusto, del poder. Jesús sabe que habla en un mundo que piensa y vive al revés, que consideran primero a quien está en lo alto de la escala social. El mensaje de Jesús es: hay que cambiar las categorías, hay que empezar a servir abandonando las ganas de dominar y ser servido.

Hoy, con motivo de la petición de los dos discípulos de “sentarse uno a su derecha y otro a su izquierda”, escuchamos unas palabras de Jesús sobre el poder. El deseo de poder es una de las grandes pasiones del hombre. Todos de alguna manera queremos ejercer alguna forma de poder. Imponemos muchas veces nuestra manera de ver las cosas; queremos decir siempre la última palabra; incluso las simples conversaciones normales son con frecuencia más una lucha que un diálogo sereno y respetuoso. Muchas veces, en las relaciones entre diferentes países se da una cierta tendencia de autoridad y de súbdito, de explotador y explotado. En el evangelio encontramos una descripción muy clara de los problemas del poder: “ya sabéis que los

Jesús habla en contra del dominio, la explotación, la usurpación del poder. San Lucas llega a hablar de una manera irónica diciendo: “y los que ejercen la autoridad se hacen llamar bienhechores”.

“El Hijo del hombre no ha venido a que lo sirvan, sino a servir”. Con su palabra y con su vida Jesús condena como inhumanos la opresión y el dominio de unos seres sobre otros. El error más grande es querer mandar para ser el primero y que nos sirvan. Hay que ser como el Hijo de Dios que se coloca al lado de los demás para servir.

Ignacio Fernández González Sacerdote Diócesis Granada

27


laPuntada Reflexiones para náufragos

Señor, ayúdame a cambiar para cambiar el mundo. Necesito renovar el corazón, la mirada, mis modos de hacer, para no terminar en un museo. Y no es solo renovar lo viejo: es permitir que el Espíritu Santo cree algo nuevo. Señor, vacíame de mis esquemas para hacer sitio a tu Espíritu y dejar que sea Él quien haga nuevas todas las cosas. Él nos envía, nos acompaña, nos inspira; Él es el autor de la misión, y no quiero domesticarlo ni enjaularlo. Haz que no tenga miedo de la novedad que viene de Ti, Señor Crucificado y Resucitado. Que mi misión sea comunicar tu vida, tu misericordia, tu santidad. Enséñame a amar como Tú para cambiar el mundo. Amén. Oración del Domund 2018

Profile for ARZOBISPADO DE GRANADA

Fiesta_1254  

Revista diocesana Fiesta digital, Semanario de las Iglesias de Granada y Guadix.

Fiesta_1254  

Revista diocesana Fiesta digital, Semanario de las Iglesias de Granada y Guadix.