Issuu on Google+

LA IMAGEN AUDIOVISUAL COMO INSTRUMENTO PEDAGÓGICO EN LA ESCUELA RICARDO A SAAVEDRA VEGA

“Nuestra memoria no es más que una imagen de la realidad, por lo que nuestra realidad es solo nuestra imaginación” Michael Ende.

Todo inicia al producir una imagen fija en un soporte metálico, a través de la investigación originada por Louis Daguerre con ayuda del científico Joseph Nicéphore Niépce, lo que nos facilito y permitió evocar instantes de nuestras vidas, que se diluyen en la imaginación; al llegar las nuevas tecnologías a partir de la fotografía como lo es el cine y el video, tendremos una mayor percepción y confrontación de las imágenes creadas por la mente, frente a la realidad que se nos presenta. De esta forma la imagen audiovisual es para nosotros en la escuela una herramienta fundamental desde la didáctica, donde a partir de el reconocimiento, exploración, manipulación e interacción, facilita la generación de conocimiento. El video, el cine y la televisión, dentro de las nuevas tendencias de la educación se hace un recurso que debe ser mas investigado y experimentado, para convertirse en el instrumento pedagógico con mayor alcance y mejor receptividad desde el docente frente a sus estudiantes. Todas estas nuevas didácticas audiovisuales se constituyen en instrumento y recurso dentro del aula, donde la participación se convierte en una relación de doble vía, para cualquier tipo de comunidad, cultura o institución educativa: Creador “emisor” -código “imagen audiovisual” -espectador “receptor”. Y viceversa, desde la interacción de los elementos propios de la comunicación; lo


que propone el diálogo o discusión permanente, que es la fuente generadora de conocimiento, y reclama una Metodología Participativa, que parte de la revisión de experiencias desde el entorno familiar, local y regional.

“La investigación participativa hace del aprendizaje del enfoque participativo una parte central del proceso de investigación. La investigación no se realiza tan sólo para generar hechos, sino para desarrollar comprensión de uno mismo y su contexto. Tiene que ver con la comprensión de cómo se aprende, que permite a las personas convertirse en alumnos autosuficientes y evaluar el conocimiento que otros generan. Una buena investigación participativa ayuda a desarrollar relaciones de solidaridad convocando a las personas a investigar, estudiar, aprender, y luego actuar conjuntamente. No hay una fórmula preestablecida, un método paso a paso o una forma ‘correcta’ de hacer investigación participativa. Antes bien, la metodología participativa se describe mejor como un conjunto de principios y un proceso de compromiso en la investigación”. (Sohng Lee S.L.:1995, p.3). Al observar en los centros educativos, tanto en lo formal como informal todos cuentan con material audiovisual como apoyo didáctico en el proceso educativo; pero no poseen los conceptos y técnicas básicas que favorezcan la posibilidad de enseñar en este campo; se toma como un elemento expresamente de entretención; no hay ningún tipo de acompañamiento o tutoría, que posibilite sacarle mejor y mayor beneficio a esta importante herramienta didáctica. En el contexto pedagógico, la imagen audiovisual, desde su práctica mas recurrente “el cortometraje”, es un elemento entre muchos otros, para ser


articulado como parte de una estrategia educativa, que facilite el aprendizaje y promueva la interacción entre el docente, el estudiante y su ambiente. A través del lenguaje audiovisual se impulsa el desarrollo local y la elaboración y apropiación de los conceptos de cultura, vinculados con su contexto. Michel Cartier, en su documento “Un nuevo modelo de acceso al conocimiento”, comenta que el 80% de las señales recibidas diariamente por una persona son percibidas en realidad por su sistema visual. Por lo tanto, un modelo de aprendizaje en el que se pueda trabajar con imágenes, facilitaría el proceso de inducción de conocimiento, sin dejar de lado lo auditivo como soporte o complemento a la idea o concepto que se quiera manejar.

La educación necesita ser dinámica y propositiva, utilizar las herramientas propias de nuestro tiempo y procurar la discusión y el diálogo, como fuente generadora de conocimiento. La construcción de conocimiento particular está presente en cada individuo y se articula, suma e integra para conocer los aspectos particulares de nuestra cultura. Los mass media, junto a las técnicas de información y comunicación plantean una nueva forma de llamar y sostener la atención de los educandos y del público en general. Con los recursos mediáticos se pueden abordar teorías y conceptos presentes en los cuatro pilares de la educación (APRENDER A CONVIVIR- APRENDER A SERAPRENDER A HACER- APRENDER A APRENDER). Estos pilares propenden por la formación de individuos con nuevas posibilidades creativas y con una conciencia clara del entorno, del cual son parte fundamental. Los docentes cuentan con un recurso valioso para educar. Pero necesitan actualizar su conocimiento frente a la lectura de la imagen audiovisual y ahondar en la importancia que tienen los nuevos medios frente a nuestro


tiempo, y articular su labor académica y pedagógica con esta forma atractiva y contundente de educar. Estas herramientas pedagógicas, no pueden convertirse en la excusa para hacer de ellas una forma de evadir el compromiso del docente en relación con el acompañamiento, y la posibilidad que tienen de lograr un trabajo real en la formación del colectivo. Los medios audiovisuales son recursos para generar proyectos encaminados a la creación de nuevos propuestas pedagógicas audiovisuales que estimulen la interacción comunicativa en los jóvenes y ciudadanos, y ayuden a resolver problemas de la vida cotidiana.     Referencias  Bibliográficas     Sohng  L.  (1995)  Participatory  Researchand  Community  Organizing.  Documento  de   trabajo  presentado  a  la  Conferencia  Nuevo  Movimiento  Social  y  Organización   Comunal.  Universidad  de  Washington  Seattle,  WA.    


La imagen audiovisual como instrumento pedagógico en la escuela