Page 1

Balada de los mares del norte nos descubre al poeta barroco, al narrador de ficción pleno de referencias cultas y también a un original ensayista. Además, este libro recoge ilustraciones muy poco conocidas y manuscritos inéditos. Una producción que abarca en total más de tres décadas.

Urbano Lugrís escribía como pintaba, y esa fusión tan singular de lienzo y prosa ha dado como resultado feliz una voz única, un autor con el que las culturas gallega y española estaban en deuda.

colección rescate

balada de los mares del norte

Este volumen culmina una vieja aspiración del artista, deseo confesado públicamente a comienzos de los años 60, pero que por distintas razones no se había materializado... hasta hoy.

Urbano Lugrís .

Han tenido que pasar 35 años desde su muerte y cien justos desde su nacimiento para que la extraordinaria obra escrita del pintor Urbano Lugrís (A Coruña, 1908-Vigo, 1973) vea por fin la luz en libro.

balada de los mares del norte POEMAS, CUENTOS Y ENSAYOS, 1942-1973

Urbano Lugrís


BALADA DE LOS MARES DEL NORTE


Urbano Lugrís

BALADA DE LOS MARES DEL NORTE POEMAS, CUENTOS Y ENSAYOS, 1942-1973

EDICIÓN ANOTADA, INTRODUCCIÓN Y APÉNDICES DE OLIVIA RODRÍGUEZ GONZÁLEZ


colección rescate [9]

Queremos expresar nuestro agradecimiento a la Universidade de Santiago de Compostela, Museo do Pobo Galego, Fundación Penzol, Real Academia Galega, Archivo del Ayuntamiento de Vigo y Hemeroteca Municipal de Madrid por las facilidades dadas para la localización de algunas de las ilustraciones y textos recogidos en este volumen.

Portada, diseño colección y maqueta: Xacobe Neto © Herederos de URBANO LUGRÍS, 2008 © Introducción: Olivia Rodríguez González © ALVARELLOS EDITORA, 2008 Apdo. Postal 1137 Rúa das Arribadas 7, 1ºC 15706 Santiago de Compostela (Galicia) correo@alvarellos.info www.alvarellos.info ISBN: 978–84–89323–18–6 Depósito Legal: C 1803-2008 Impreso en Tórculo.

Reservados todos os dereitos. O contido desta obra está protexido pola Lei, que prohíbe a reprodución, plaxio, distribución ou comunicación pública, en todo ou en parte, dunha obra literaria, artística ou científica, ou a súa transformación, interpretación ou execución artística fixada en calquera tipo de soporte ou comunicada a través de calquera medio, sen a preceptiva autorización.


URBANO LUGRÍS 1908-1973

5


En la pĂĄgina anterior, autorretrato del autor publicado en La Noche, Santiago de Compostela, el 26 de noviembre de 1949. Y sobre estas lĂ­neas, uno de los membretes de sus cartas.

6


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN: “La obra literaria de Urbano Lugrís”, por Olivia Rodríguez González POEMAS (1942-1973) Tres sonetos de las islas Cíes Nacimiento de Venus en la isla de Ons Tres sonetos A Isaac Díaz Pardo “Nas terras do leste…” La balada del puerto de Os A los muertos en el mar Diálogo del pescador y la Sirena Tríadas a San Telmo de Bouzas Mensaje a Manuel Antonio Loubanza de Betanzos Durme, meu neniño, durme Al pintor José Ramón Villar Chao Tránsito Neno Un réquiem cativo para un pintor grande CUENTOS (1945-1958) El tesoro de las islas Cíes El buzo y la sirena Memoria de Ramón S. W. en Nadal La Furna de Salayáns Mingos de Cayón Las fantasías del Señor de Hermiz Liafail

7

11

33 36 38 40 43 45 51 53 57 59 63 68 70 71 72 73 77 92 96 101 106 113 117 123


ENSAYO LITERARIO Y PERIODÍSTICO (1943-1962) Prosa poética: Loor de Jacob Retorno al mar Ithcairn en la arena Carta de las sombras Carta sin destino Aleluyas Homenaje a Julio Verne Del nascimiento de Noia Aquí viene el mayo

130 133 137 141 144 150 151 157 162

Prosa descriptiva y estampa costumbrista: Evocación de una casa en el mar Catro estampas compostelanas “Eiquí vén o Maio” Conto de Reises

165 172 177 187

Prosa informativa y biográfico-histórica: Legendario del mar. San Brandán Patrón sabido “Se abaten las murallas de cristal” Arpón del día o Leviatán en tres tiempos Torre y casa de Dodro Pena d-Ouro La voz del mar Noticia del autor “Ventana al pasado” : Manuel Lugrís Freire, Manuel Murguía, Aurelio Aguirre, Benito Vicetto, Francisco Tettamancy, Fanny Garrido, Eduardo Pondal, Manuel Antonio “Redondel del tiempo”

8

189 194 202 208 213 218 221 224

226 240


Crítica literaria y artística: El ilustrador juzga al autor Galicia de Carlos Martínez Barbeito Un pintor (Alejandro González Pascual)

254 258 263

DE VARIA RE (1949-1961) Urbano Lugrís responde a nuestra encuesta Tres preguntas con respuesta: Valle-Inclán “Almacén de curiosidades” Ex libris a Francisco Fernández del Riego Entrevista a Urbano Lugrís, por Emilio Quesada

268 270 273 295 296

APÉNDICES 306

Selección bibliográfica Glosario léxico gallego

309

9


Urbano Lugrís en su exposición de la Asociación de Artistas de A Coruña de 1960 (Foto Blanco).

10


INTRODUCCIÓN LA OBRA LITERARIA DE URBANO LUGRÍS Olivia Rodríguez González Universidade da Coruña [A Luz Pozo Garza, no ronsel de Lugrís]

U

rbano Lugrís es, desde no hace mucho, un pintor atendido y divulgado, aunque le queda aún traspasar las fronteras del conocimiento reservado a especialistas o fervorosos admiradores. Su pintura tiene un puesto señero en el surrealismo gallego, junto a la de Maruja Mallo y de Eugenio Granell. Urbano Lugrís representa el celtismo y la fuerza imaginativa propias de la cultura letrada y el folclore milenario de Galicia, que él expresa como pintor y escritor a través de las ensoñaciones o fantasías que S. Freud analizó como prototípicas de la actividad poética creadora de mundos imaginarios. Como artista bohemio, encarna el fracaso, o mejor dicho, la derrota vital de la burguesía republicana y liberal que lo engendró. Atrapado por las garras del alcohol, necesitado de la solidaridad de los pocos que en vida le prestaron verdadera atención, se yergue, a un siglo ya de su nacimiento, en abanderado de la libertad romántica del artista que resiste como imagina y como puede, sobreviviendo al juicio del tiempo gracias a una obra de impresionante belleza y sentido mítico. Su aportación a la cultura gallega tiene un valor aún no calibrado del todo en su justa medida.

11


Olivia Rodríguez González

RECORRIDO VITAL Y ARTÍSTICO La obra que nos ha dejado Urbano Lugrís fue desarrollada durante el franquismo. Era hijo del político, escritor y presidente de la R.A.G., Manuel Lugrís Freire; y de la pianista Purificación González Varela, hermana, a su vez, del pintor y poeta Urbano González Varela. Heredaba un legado familiar que lo convertía en partícipe del desarrollo cultural gallego del s. XX, pero vivió la mayor parte de su vida, y desde la lucidez de sus veintiocho años, en un régimen dictatorial en cuyos márgenes aprendió a brujulear para no echar por la borda una esmerada educación humanista y un bagaje republicano y galleguista de primer orden. Es difícil hoy entender bien el ambiente cultural de la posguerra en la que supervivientes como Urbano Lugrís convivieron con escritores y artistas nacidos en ese magma ocasionado por la destrucción de un mundo que él llamaría “encantado”. Difícil resulta imaginar los esfuerzos para expresar su personal visión del mundo a través del arte, en un medio oficial en el que no se puede decir que no participara, pues no sólo combatió como voluntario –probablemente “forzoso”, para limpiar el expediente familiar– en el bando llamado nacional, sino que tiempo después recibió el inopinado encargo de decorar el yate Azor del dictador Franco, tras ser generosamente remunerado por pintar los murales del Instituto de Cultura Hispánica en Madrid (1952), de cuya ciertamente ácrata sucursal coruñesa, la Asociación Cultural Iberoamericana, sería uno de sus principales socios y decoradores también como muralista. Tras inacabados estudios en la Universidad de Compostela y en la Escuela de Comercio de A Coruña, y después de formarse en talleres de pintores gallegos, antes de la guerra viajará a Madrid, donde trabaja como decorador y titiritero con Bartolozzi. Más tarde, después de pasar por la cárcel por firmar en 1930 el manifiesto republicano de 12


+info en www.alvarellos.info


50


A LOS MUERTOS EN EL MAR 23

♦ “Y esta noche todas las campanas del mar, doblan por sus muertos” LÖWICK (“Poemas oceánicos”)24

M

arinos, pescadores, navegantes perdidos, Solos entre las aguas y las olas!: La noche Verde del mar os guarda, vigila vuestro [sueño De bitácoras rotas y puertos extinguidos. Allí, donde las negras falúas de la muerte Hallan segura dársena, largos muelles de paz; Las playas arenales sin principio y sin fin Con sólo un nombre amargo y una póstuma suerte. Qué bien dormís, hermanos míos, hermanos rotos Por la ira sin ojos y con garras del mar; Vuestra siesta de huesos y carnes al garete, Vuestra siesta infinita, marineros, pilotos. Las doncellas del agua y las rosas del aire Acunan vuestro sueño. Todos los acordeones

23

“Por Urbano Lugrís”, Atlántida, 3. La Coruña, mayo-junio, 1954: 4-5. 24 Puede tratarse de una errónea transcripción del nombre de John Lodwick, autor de Aegean Adventure (1946), Raiders from the Sea (1947), Myrmyda (1947),… Fue traducido al español por la editorial José Janés en los años 50 y 60, con obras como Una canción en el crepúsculo (1952). 51


Urbano Lugrís

Marineros del mundo, en una exacta hora, Cantan para vosotros su funeral desgaire; Y el viento entre los brazos de la higuera marina25 –Que da frutos siniestros como lágrimas negras–, Carillón de las largas letanías del mar, Solloza por vosotros su pena ultramarina Pero estáis ahora así, graves entre lo oscuro, Lentamente oscilando vuestras pobres cuadernas, Vuestras velas trizadas, vuestras banderas rotas; Silenciosos y graves en el silencio puro. Y no hay en las riberas carpintero posible, Mágico calafate que os afloren de nuevo, Irremediablemente deriváis entre azules, Verdes, moradas sombras; el pensarlo es terrible. Ya por siempre, por siempre fluctuáis, pobres [cuerpos Oh derrotadas sombras, náufragas de sí mismas; Y por siempre y sin pausa, entre peces y ovas, Os desguazáis tan desgarradoramente tercos. Y un día seréis agua en el agua, seréis sal Desperdigada, triste memoria en las arenas; Huella de aire en la ola, sombra de humo en el viento, Cristal aprisionado con lazos de cristal26.

25

Ecos del “Romance sonámbulo” (1924-1927) de F. GarcíaLorca: “La higuera frota su viento / con la lija de sus ramas”. 26 Esta estrofa contiene ecos, también, del soneto de Góngora, “Mientras por competir con tu cabello” (1580). 52


DIÁLOGO DEL PESCADOR Y LA SIRENA27 ♦

E

n la tarde con largos balbordos* de rompientes que hablan de tristes cosas, de memorias [dolientes; allí, donde los graves litorales terminan y las amargas flores de la Muerte germinan

en arenas con solos, difuntos acalefos y un naufragado sol gritando sobrelejos, en la raya del mar, donde nacen las vagas visiones de las islas que van, desancoradas*, a través de la noche como barcos errantes comandados por santos pilotos navegantes; allí, tarde dorada y musical de vientos llorando por las dunas sus antiguos lamentos, allí, límite oscuro donde guarda la arena el dolor de los muertos, que la lluvia carena, la sirena del mar y el joven pescador dicen de un imposible, inmarcesible amor. 27

“Por Urbano Lugrís”, Atlántida, 7, La Coruña, enero-febrero de 1955: 4-5. En el decimocuarto pareado, dejamos sin corregir “Pregúntale”, para no romper la medida.

53


Urbano Lugrís

—Si fue ayer, o mañana, dime, la sirenita, que el tiempo entre las rudas manos se me marchita. —Te cantaré la saga de los peces volantes, que repiten las verdes arpas de los cuadrantes... —Si fue ayer o mañana, quiero saber. Mis ojos, mira, son ya del tiempo miserables despojos, ya no cuentan el paso de las constelaciones, ni el ritmo musical de las cuatro estaciones, que inviernos y veranos y soles y luceros se fueron con tus gracias por el mar viajeros... —Pregúntale a las olas, pregúntale a las nueve olas que el plenilunio recién nace y conmueve. —Ay de mí, la sirena, devuélveme mi nombre, pues ya no sé siquiera si soy sombra, o soy hombre; oh, ve como mi carne se derrumba en el sueño, se hunde en las abisales fragas de tu beleño... ¿Qué nepente me diste, qué licor encantado, qué filtro marinero del aire destilado? —Los jacintos de agua, que fecunda la luna cuando es la primavera y fulgura la bruma... —Las flores... ¡Qué lejanos jardines entreveo con niños y con pájaros! ¿Qué se hizo mi deseo?

54


Balada de los mares del norte

¿Dónde mis redes, cuando tantas gloriosas veces izé28 de tu república rutilantes de peces? Mis brazos se desmayan como vergas podridas, mis brazos, entusiastas de rutas desmedidas... —Duerme. Reposa. El viento morado de la tarde, para ti, marinero, adereza su alarde. de banderas alegres en la ensenada. Mira como templa en el colmo de las dunas su lira el viejo Dios terrestre, y los irtos* luceros penden sobre las nubes sus temblores ligeros, en tanto los severos coros de los pinares saludan a la noche con antiguos cantares...29 —Dormir, soñar30. ¡Qué dulces y mortales visiones ordena en mí tu canto! ¡Qué vagos acordeones en los celestes puertos! Y siento como mi alma, de belleza transida, se entreduerme y encalma! —Hubo una vez un barco... Pero, duerme, reposa... (Y el viento deshojaba la marinera rosa).

28

De nuevo, la especial conjugación del verbo “izar”. Eco de “Os Pinos”, Eduardo Pondal. 30 Cita implícita del monólogo (acto III, escena I) de Hamlet (1600-1602), de W. Shakespeare. 29

55


Ilustración de “Tríadas a San Telmo de Bouzas”.

56


TRÍADAS A SAN TELMO DE BOUZAS31 ♦

S

an Pedro González Telmo, Con una puerta al Oeste Por donde le canta el viento.

Por donde el alma del mar Le cuenta cuentos de bruma, Cantigas de navegar. Tiemblan las luces devotas De los cirios marineros, Lámparas de las derrotas. Hermanas de las estrellas Que enciende Pedro González Por penoles y crucetas Cuando el oscuro roncón* De la galerna nocturna Llora con voz de varón. Oh voz oscura del mar, Caracol de negra espira Soplando un aire mortal.

31

“Por Urbano Lugrís”, Atlántida, 9-10, La Coruña, mayoagosto de 1955: 6-7.

57


LUGRIS_Galeria Grafica.qxp:GALERIA GRAFICA MM maquetada.qxd

7/5/08

10:27

“Globo de Betanzos”. Agosto de 1955.

Página


LUGRIS_Galeria Grafica.qxp:GALERIA GRAFICA MM maquetada.qxd

7/5/08

10:27

“Alegoría de Vigo”. Noviembre de 1955.

Página


URBANO LUGRÍS , NARRADOR, POETA Y PINTOR, ES ANTE TODO PINTOR291 [ENTREVISTA] ♦

D

ialogar con Urbano Lugrís González es un verdadero placer. Fácil palabra, ingenio a flor de labio, profunda formación humanista, rasgos de humor. Por mucho que se le conozca, siempre surge en él una faceta ignorada, un ángulo de su vida de mil colores, que hace reír a veces y hace pensar siempre. Personaje que reclama biografía. O, mejor aún, autobiografía. Por fortuna, así será. Estoy preparando –me dice– un libro de memorias, que titulo Viaje alrededor de mi mundo. Es una suma de experiencias adquiridas desde la infancia. Viví con intensidad y con sensibilidad. Urbano Lugrís es una de las principales y más cotizadas firmas de la pintura gallega actual. También es un excelente escritor: narrador y poeta. Y no va a la zaga en sus cualidades como intérprete de poemas ajenos. —¿Qué te consideras vitalmente, ante todo? —Pintor. Soy pintor. Pero mantengo una gran inquietud artística general, justificada seguramente por 291

Emilio Quesada, Vida Gallega, 74, Lugo, julio 1961: 19-20. El libro de memorias que menciona Lugrís no llegó a salir a la luz. Lo mismo aconteció con el libro de cocina gallega.

296


Balada de los mares del norte

el ambiente en que me crié de niño. Mi padre, poeta; mi madre, pianista (Primer Premio en el Conservatorio) y poseedora del único órgano particular que había en La Coruña; mi tío, Urbano González, pintor. POEMAS Y NARRACIONES —Dejemos, por ahora, la Pintura, y sepamos algo de tus creaciones literarias. Por ejemplo, los poemas. —Los he escrito a cientos, quizá a miles. Con el paso de los años, al releerlos, voy destruyendo los que no me satisfacen. De todas formas, con los poemas supervivientes se podría editar un grueso volumen, de temática marinera. —¿Y por qué no lo editas? —Quiero ser pintor, sobre todo pintor. —¿Y tus cuentos y narraciones breves? —Tengo recogidas numerosas leyendas y tradiciones del país y, de vez en cuando, escribo cuentos fantásticos. Esta producción, también copiosa, está esparcida en diversos periódicos y revistas. Puede que algún día se me ocurra recopilarla. EL DICCIONARIO DE LA COCINA GALLEGA Acaso los poemas y los relatos cortos nunca formen libro. En cambio será libro, y de éxito seguro, el Diccionario Enciclopédico de la Cocina Gallega. Urbano Lugrís ya está dando los últimos retoques a un trabajo de muchos años de leer y muchos años de andar por los más variados rincones de Galicia. Nos explica el alcance de la obra: —Se trata de un libro de Cocina gallega, exhaustivo. En forma de recetario por orden alfabético, con más de siete mil fonemas y muchas ilustraciones de mi

297


Urbano Lugrís

propia cosecha. Se incluyen unos mapas para indicar al lector las zonas ricas en caza de pelo, en caza de pluma, en pesca de río, en mariscos y pesca de mar, etcétera... En los platos que tienen interés histórico, explico el origen y la evolución de la forma en que se condimenta. Una cosa me interesa aclarar: es un libro de biblioteca, pero también lo es de cocina; es decir, una obra práctica, escrita para el alma de casa, para el uso diario en cualquier cocina de cualquier casa de nuestra región. LA EXPERIENCIA DEL TEATRO GUIÑOL Otra faceta poco conocida de Urbano Lugrís: sus andanzas como guiñolista. —En el año 1929 –explica– conocí a Bartolozzi, artista español de origen italiano292. Le hablaron de mí, me sometió a prueba y pasé a formar parte de su grupo. Manejando títeres recorrí todo el noroeste de la península. Eran los felices tiempos en que mi voz admitía el matiz de princesa y el de dragón. Recuerdo que en el Parque de las Cabañas, de Vigo, hice un dragón tan perfecto que los niños huyeron despavoridos y tuvimos que suspender la representación ante las airadas protestas de los padres... Este aprendizaje –prosigue– me sirvió para ingresar en el Teatro de Misiones, la gran empresa de divulgación cultural que integraban García Lorca, Rafael Alberti, Alejan292

En el original: “al italiano Bartolozzi”. La corrección ha sido realizada por el propio Emilio Quesada, que me comunicó la enmienda el 3 de enero de 2007. Salvador Bartolozzi Rubio (1882-1950), fue dibujante y escritor para niños, director de la revista Pinocho, ilustrador, escenógrafo, figurinista teatral y artista de teatro guiñol. 298


Balada de los mares del norte

dro Casona y otros buenos amigos de los años treinta. Presentábamos escenificaciones del romancero español. Con Rafael Dieste he recorrido cientos de lugares y villas, traduciendo para la sencilla gente de los caminos polvorientos lo mejor de nuestra poesía anónima. Esta fue, sin duda, la experiencia más bella de mi vida, el recuerdo de oro de años que no volverán. UN PINTOR PROFUNDAMENTE GALLEGO Ya es hora de hablar con Lugrís-pintor. Me dice que su formación es autodidáctica. San Fernando y, sobre todo, El Casón, ocupan sus años de aprendizaje, después de las enseñanzas recibidas en La Coruña en la academia de Don Román Navarro, maestro de generaciones, de quien Lugrís conserva un grato recuerdo. —¿Qué es la Pintura? —No me atrevo a definirla. —¿Y tu pintura, cómo la conceptúas? —Es la versión plástica de mi mundo interior. Soy profundamente gallego; por lo tanto, con un mundo imaginativo bastante rico: el de nuestra raza. Pinto en gallego, razón por la cual no puedo ser realista. —¿Qué elementos predominan en tu pintura? —El color, sobre todo, y el afán de terminar mucho el dibujo. —¿De qué técnicas te sirves? —Utilizo siempre el óleo. —¿Cuál es la temática preferida? —El mar. Y el fondo del mar. —¿Lo pintas como es o como quisieras que fuese? —Hice unos cuantos descensos en las islas Cíes, pero no pude obtener una impresión real. Por eso pre-

+info en www.alvarellos.info 299


Balada de los mares del norte nos descubre al poeta barroco, al narrador de ficción pleno de referencias cultas y también a un original ensayista. Además, este libro recoge ilustraciones muy poco conocidas y manuscritos inéditos. Una producción que abarca en total más de tres décadas.

Urbano Lugrís escribía como pintaba, y esa fusión tan singular de lienzo y prosa ha dado como resultado feliz una voz única, un autor con el que las culturas gallega y española estaban en deuda.

colección rescate

balada de los mares del norte

Este volumen culmina una vieja aspiración del artista, deseo confesado públicamente a comienzos de los años 60, pero que por distintas razones no se había materializado... hasta hoy.

Urbano Lugrís .

Han tenido que pasar 35 años desde su muerte y cien justos desde su nacimiento para que la extraordinaria obra escrita del pintor Urbano Lugrís (A Coruña, 1908-Vigo, 1973) vea por fin la luz en libro.

balada de los mares del norte POEMAS, CUENTOS Y ENSAYOS, 1942-1973

Urbano Lugrís

Balada de los mares del norte | URBANO LUGRÍS  

Urbano Lugrís escribía como pintaba. Este es el único libro del gran artista del surrealismo gallego y español. Reúne poemas, cuentos, ensay...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you