Issuu on Google+

CARACAS, 6 de marzo de 2013 A la: Iglesia Presbiteriana de Venezuela Al pueblo de la República Bolivariana de Venezuela Queridos hermanos y hermanas, querido pueblo de la República Bolivariana de Venezuela reciban un abrazo fraterno y afectuoso de la presidente de la Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de América Latina (AIPRAL), Gabriela Mulder y de mi persona ante el fallecimiento de vuestro presidente e indudable líder político latinoamericano, Hugo Rafael Chávez Frías. Al encontrarme en este momento en Venezuela he podido ver personalmente el impacto de su gestión política, especialmente en aquellos más desprotegidos y hasta olvidados por el resto de la sociedad. Veo las lágrimas de millones de personas buscando una explicación para semejante dolor. Veo también que esa gratitud y dolor se expresa como un compromiso a continuar la labor empezada. Va nuestra palabra de gratitud a Dios por la vida del presidente Hugo Rafael Chávez Frías y nuestra compañía y solidaridad a su familia, a la Iglesia Presbiteriana de Venezuela y a todo el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela. Que las palabras del Salmo 116:15 nos acompañen en este momento y nos den su consuelo y esperanza: “Costoso es a los ojos del Señor la muerte de los que le aman”. Quiera Dios Bendecirlos y sostenerlos en cada momento. Fraternalmente en Cristo.

Rev. Dr Darío Barolin Secretario Ejecutivo AIPRAL


Venezuela, carta pastoral, 6 de marzo de 2013