Page 1

Candidatura a la Presidencia del CSCAE 2013. Noemí Sanchís Morales

elecciones’13

csca

CONSEJO SUPERIOR DE COLEGIOS DE

ARQUITECTOS DE ESPAÑA


1.- ¿Cómo cree que se podría lograr el acercamiento de las estructuras colegiales a los estudiantes y hacer que éstas fuesen más interesantes para ellos? ¿Cree que es necesario contar con la opinión del colectivo estudiantil en los temas importantes de cara a nuestra profesión?.

En primer lugar me gustaría agradecer a CREARQ la iniciativa de acercamiento y oportunidad de expresión ante vosotros, los estudiantes de hoy, arquitectos de mañana, porque no hace tanto, yo estaba justo en vuestro lugar. Es de agradecer porque, como vuestras siglas indican, la creatividad es la mejor herramienta de un arquitecto, somos capaces de reciclarnos cada día, y tenemos que refundar nuestro sistema de funcionamiento colegial, para lo cual la juventud es un valor añadido. Los Colegios Profesionales surgieron en tiempos de necesidad, de precariedad –como hoy- por el impulso de profesionales que idearon esta unión para la defensa de sus intereses colectivos y que nos han llegado tal y como las conocemos. Esto no significa que no puedan evolucionar. De hecho, la evolución es imprescindible, y todos tenemos el derecho y la obligación de aportar, sin que nadie se quede fuera, porque hoy se están dando cambios importantes para los arquitectos, y los jóvenes somos los más conscientes, ya que de ello depende todo nuestro futuro. Tenemos mucho que ganar y poco que perder. El diálogo con los alumnos entra dentro de la comunicación amplia que el CSCAE tiene que potenciar con los distintos sectores que componemos los que amamos la Arquitectura. Los alumnos sois uno más de la cadena del proceso de renovación que tenemos que hacer juntos, y por ello tenéis que estar presentes, enriqueciendo con vuestra perspectiva particular e innovadora, y como garantes de la preservación de la calidad del Plan de Estudios, en coordinación con las necesidades cualitativas y cuantitativas de nuestro entorno socioeconómico y cultural. Debido al proceso de Anteproyecto LCSP, durante este año hemos visto en las redes a diversos colectivos implicados, Escuelas de Arquitectura, Colegios Territoriales, Sindicatos de Arquitectos, Asociaciones y estudiantes. La adhesión institucional al CSCAE es muy importante, pero también la Institución ha de ser capaz de canalizar toda la fuerza e impulso, actualizando sus medios, acercándose al colectivo y a su opinión real de forma constante, ininterrumpida. Comunicación en ambas direcciones con los medios actuales: redes, encuestas, estadísticas, foros de debate y opinión, presencia de estudiantes en grupos de trabajo específicos. Hay que actualizar el ejercicio de la profesión de los arquitectos, las relaciones con la sociedad, los tribunales, los compañeros, potenciar el funcionamiento democrático de nuestras instituciones, la participación real en las decisiones importantes, la transparencia. Parece increíble que estemos pidiendo esto en pleno siglo XXI, ya que a nuestros antecesores no les ha interesado promover ciertos cambios por motivos personales. Garantizar entre todos la calidad de nuestros servicios al ciudadano debe ser nuestro lema, y hemos de evidenciarlo por todos los medios posibles.


Equipo de trabajo y trabajo en equipo, creo que son la fórmula para conseguirlo, y me baso en la experiencia del Colegio Oficial de Arquitectos de Huelva, donde la media de edad de los órganos de Gobierno es inferior a los 40 años. La responsabilidad, el esfuerzo y la generosidad han de ser también los principios para promover estos cambios indispensables en el CSCAE, en un sistema que ha de pasar de ser piramidal a transversal convirtiéndose en una red de nodos y servicios basada en la optimización de recursos que nos brinda la tecnología, contando con todos, de forma que la institución no se perciba como algo lejano ni obsoleto por quienes tienen que ser sus protagonistas.

2.- ¿Cree en la colegiación obligatoria como solución a los problemas de la profesión? ¿Cuáles serían las tres principales ventajas de la colegiación para un estudiante de arquitectura? La colegiación no la percibo como solución a los problemas de hoy, que son muchos en nuestra profesión. La colegiación la entiendo más bien como un medio que se convierte en imprescindible en base a su utilidad. Hace unos días me preguntaban si creo necesarios los Colegios Profesionales. Contesté lo mismo que ahora: Por supuesto que creo son necesarios los Colegios Profesionales, está más que demostrado. Son necesarios para los colegiados en su agrupación profesional, formación continuada y defensa de intereses colectivos. Con esto ya habría contestado a vuestra pregunta, pero hay más: por otro lado los Colegios son necesarios para los ciudadanos como garantía de la calidad en la prestación de servicios relacionados con su seguridad personal y jurídica; y para las administraciones que se sirven de lo anterior subsidiariamente en su labor de servicio público, dando respuesta a las cuestiones que cualquier ciudadano tiene derecho a satisfacer, que son que el profesional lo es en realidad, actualiza su formación, y está sometido a control deontológico por sus iguales Por lo tanto, un estudiante de arquitectura, cuando se convierta en arquitecto, tendrá la opción de pertenecer a un Colegio Territorial para poder ejercer determinadas actividades profesionales en su ámbito. Esta colegiación le permitirá unirse al colectivo de sus iguales para afrontar dificultades y problemas, será foro de información e intercambio de conocimientos y experiencia, le permitirá una formación continuada y actualizada que resultará indispensable para el ejercicio de su actividad de forma responsable. El colegiado tiene el derecho y la obligación de participar en los procesos democráticos de su Colegio, y a la vez en la participación del Colegio en la sociedad. Otra cuestión muy importante es la del sometimiento a códigos deontológicos dentro de la normativa colegial o el respeto de los códigos éticos instaurados entre los propios compañeros, que avalan el rigor profesional que los arquitectos –como otras profesiones- ofrecen a la sociedad con su trabajo, y que redunda en la calidad de la prestación de servicios al ciudadano. Los arquitectos somos necesarios para la sociedad, nuestros campos de actuación son muchos y muy variados gracias a nuestra amplia formación académica, y uno de nuestros principales objetivos ha de ser garantizar la calidad de nuestros servicios al ciudadano, encauzada nuestra labor dentro de órganos colegiales, que se adecúan a los contenidos de las legislaciones en materia de defensa de usuarios. Esto hay que hacerlo, y hay que hacerlo ver por todos los cauces posibles, porque creo por ahí sí puede ir alguna de las soluciones a nuestros problemas.


3.- ¿Favorece el actual modelo de prácticas (becarios) la precariedad laboral? ¿Cómo combatiría desde el CSCAE esta situación, de cara a asegurar la calidad de las contrataciones de los futuros arquitectos, ahora estudiantes de arquitectura?. Hay que preparar a los estudiantes de hoy al mercado laboral del mañana, internacionalizado y especializado. Una formación más global, con idiomas, normativas nacionales e internacionales, alto contenido en softwares, y potenciación del trabajo en equipos es imprescindible. Las Escuelas deben tomar nota de ello, sin abandonar la perspectiva de que estamos capacitados para realizar múltiples trabajos gracias a nuestra completa formación, no sólo hacer proyectos. El arquitecto español es un producto de excelencia, pero no es reconocido como tal en Europa. Trabajamos en ello.

Un modelo de prácticas reglado siempre ha sido favorable para los estudiantes como forma más inmediata de familiarizarse con el ejercicio de la profesión. Sin embargo, la explotación laboral está tipificada como delito en el Código Penal, y es infracción deontológica. Las acciones individuales que en esta materia que den fruto en cada Colegio tienen que formar parte de la base de datos jurisprudencial del CSCAE para remar en una única dirección. Líneas a seguir en relación con calidad de contrataciones: a) Es preciso que actualicemos las estadísticas de arquitectos titulados, en paro, en el extranjero, contratados con distinción de los tipos de contratos para analizar global y específicamente una precariedad cada vez más acentuada, y que contemos para ello con colectivos como Sindicato de Arquitectos y Asociaciones de Arquitectos. b) Premios y Concursos de los Colegios, CSCAE y Administraciones. Debiera acreditarse la “justa contratación”. c) La Ley de Contratos del Sector Público, y las condiciones de determinados Pliegos de Condiciones Económicas de algunas administraciones es intolerable. No puede admitirse que los honorarios profesionales en estos procesos sean equiparables a cero, ni el desequilibrio en los baremos de los volúmenes económicos licitados. No pueden restringirse los concursos con condiciones que excluyan al 90% de los arquitectos. d) La actitud coercitiva de la Comisión Nacional de la Competencia en relación con la prohibición de honorarios mínimos en España tiene que combatirse. Desde el Colegio de Huelva aportamos a CSCAE un estudio de derecho comparativo europeo en materia de honorarios mínimos, como los que están en vigor en Alemania. No obstante, el actual presidente no consideró oportuno trasladarlo en sus reuniones europeas. Finalmente se quedó en el tintero lo que se ha demostrado después tenía que haber sido apoyado: a la semana siguiente no sólo se ratificó la Ley Alemana, sino que se incrementaron dichos honorarios, por la creciente complejidad técnica que nuestro trabajo requiere, debido a incesantes reformas y exigencias normativas. El anterior es el punto más recurrido y solicitado por el colectivo en las encuestas recientes entre profesionales y estudiantes, y resulta una prioridad absoluta dentro de mi programa, el cual podéis leer con detenimiento en http://www.gestiplan.com/blog/documentos/2013/1330_programanoemi.pdf En él alcanzo a distinguir entre las reformas urgentes, y obras a corto, medio y largo plazo que considero imprescindibles para el futuro de nuestra profesión.


4.- ¿Cuáles serían sus principales objetivos en cuanto al funcionamiento interno del CSCAE para con los colegios autonómicos? ¿Qué cambios propondría?. Se puede hacer mucho más y es la razón de ser de mi candidatura, porque ya trabajamos en ello sin descanso. Hay muchos problemas que resolver en la actualidad. Estamos en un momento clave por la próxima definición de leyes y normativas que condicionarán en gran medida el ejercicio de la arquitectura y el entendimiento de la Arquitectura como Bien de Interés General. Aprovechando la riqueza y especialización profesional que gozamos entre nuestros compañeros, habría que contar en las Estructuras Colegiales con la participación más dinámica, real y efectiva de las Uniones de Agrupaciones (Urbanistas, Peritos y Forenses, Arquitectos de Administraciones), Sindicatos de Arquitectos, Asociaciones de Arquitectos entre otros. Hay que cambiar la forma de trabajar para conseguir los objetivos, pues son comunes. La renovación del CSCAE la tenemos que hacer juntos, no sólo los decanos. No podemos exigir diálogo al gobierno de la nación en relación con la redacción de textos legales si no somos capaces de dialogar ni de trabajar en una dirección común con nuestros expertos y colectivos. La Institución ha de ser capaz de canalizar toda la fuerza del colectivo actualizando sus medios y tecnologías, acercándose al colegiado y a su opinión real desde el principio de los problemas, con una comunicación fluida en ambas direcciones, y no esperando respuestas masivas en el último momento por una defectuosa gestión de las crisis. Es una cuestión de confianza en las dos direcciones que hay que reforzar con urgencia.

Por otro lado, transparencia y publicidad tienen que ser instaurados ya en CSCAE. Los principios democráticos del siglo XXI no pueden ser frenados por decisiones estatutarias obsoletas que se prolongan una y otra vez por intereses electorales. Los arquitectos tienen derecho a saber qué se decide sobre su futuro y los asuntos que más les conciernen, y por qué. La web, las actas, las estadísticas, las encuestas, etc son medios para este acercamiento que no se puede dilatar más porque podría producirse una fractura en la confianza con nuestros colegiados, y eso sí que sería grave e irreparable. Cuando todo el mundo va en una misma dirección, es inconcebible que los gobiernos vayan en la contraria. Los Estatutos han de ser una herramienta, no una traba para ello. Ya he comentado que la transversalidad apoyada en el trabajo de equipos responsables y la tecnología han de ser la base de los cambios estructurales. La globalización de sistemas colegiales es posible y deseable, y hay que trabajar mucho en ella creando bases de datos compartidas, utilizando softwares comunes, evitando duplicidad de dispositivos. Optimizar los recursos hoy día es fundamental desde todos los puntos de vista, incluido el económico que tanto pesa a nuestros Colegios. No tiene sentido perpetuar las diferencias territoriales en materia de tramitación, visado.…. Un acuerdo podría ser posible, y una Reforma Estatutaria podría incidir expresamente en esta necesidad de simplificación de nuestra vida profesional, en el sentido de hacer más fácil la labor de cualquier arquitecto, trabaje donde trabaje. En definitiva, conseguir unas estructuras optimizadas, puramente democráticas, con plenos servicios al colegiado y defensa de sus intereses reales, para los arquitectos de hoy y para los de mañana. Noemí Sanchís Morales. Arquitecto

Respuestas de Noemí Sanchís  

Respuestas de Noemí Sanchís a las preguntas planteadas por CREARQ en relación a las elecciones a presidencia del CSCAE

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you