Page 1

1


by

Hyenuk Chu Publisher

Hyenukchu.com

María Fernanda Obando

Directora de Servicio al Cliente

Viviana Sánchez Periodismo

Giancarlo Rodríguez Diseño Editorial

Francisco Trejo

Content Manager

2

Para obtener más información sobre cómo poner publicidad de tu empresa o producto en esta publicación, escríbenos al correo: soporte@Hyenukchu.com


EDITORIAL

EN LOS RETOS ESTÁ EL PLACER Parece como si hubiera sido ayer ese momento en el que me dediqué a escribir la editorial de la edición de Zen Trading de diciembre de 2017 y ya estoy aquí, nuevamente, dispuesto a escribir la de 2018. El tiempo pasa muy rápido y, a veces, ni siquiera nos da la oportunidad de reflexionar, pero debemos buscarla como sea. Porque reflexionar sobre lo que pasó, lo que hicimos o lo que evitamos no solo nos ayuda a comprender lo positivo o negativo de nuestras acciones, sino que nos ayuda a trazar ese mapa o ese cronograma que seguiremos en el futuro para que no volvamos a caer en uno de nuestros grandes pecados: perder el tiempo. Si te soy honesto y hago yo mismo esa evaluación, creo que en este 2018 aproveché cada segundo que tuve para hacer las cosas que amo: estuve con mi familia, viajé por el mundo, conocí gente excepcional, me reencontré con viejos amigos, comí delicioso y, casi a diario, saqué a pasear a Lulú, mi mascota.

3


También continué aprendiendo, analizando y practicando para ser cada día un mejor inversionista en la Bolsa de Valores de Nueva York y organicé dos grandes eventos, el Investment Bootcamp en Cancún y Shift en Bogotá, donde muchas personas encontraron la inspiración para alcanzar sus metas. Sí, este fue un gran año, a pesar de que el precio de las acciones no alcanzó los mismos niveles de 2017 y aunque cerramos el año con el temor a que el mercado bajista toque a la puerta y nos haga enfrentarnos una vez más a los desafíos de la crisis económica y a la caída de la Bolsa de Valores. Por eso, no podíamos clausurar esta temporada de otra manera que recordando que mientras estemos vivos siempre habrá esperanza, que la previsión es nuestra mejor aliada y que nada puede ser tan grave siempre y cuando contemos con nosotros mismos como nuestros mejores compañeros de batalla. Siguiendo con esta línea, elegimos como nuestro personaje invitado a Yokoi Kenji, a quien entrevistamos en una típica tarde bogotana para que nos contara cómo él, un colombo japonés, llegó a la localidad de Ciudad Bolívar en la capital colombiana y de qué manera esta vuelta del destino le cambió la vida. En la entrevista, Yokoi Kenji no solo nos revela detalles de esa historia, sino que nos explica cómo, cuándo y por qué se dedicó a divulgar un mensaje que habla de disciplina y pasión. Un mensaje que le ha llegado a miles de personas en diferen-

4

tes países que les ha producido un giro en su mentalidad, y todo gracias a las redes sociales. Cuando de hablar de cambios se trata, tampoco podemos dejar de referirnos a la tecnología y a las revoluciones que continúa produciendo en nuestras vidas. Por eso, para no desentonar con el cumpleaños número 90 del famoso ratón Mickey Mouse, analizamos hacia dónde va la industria de las plataformas de streaming. Y lo hacemos a propósito de la noticia que dio The Walt Disney Company recientemente con respecto al nombre que tendrá su propia plataforma, que llega a competir en un mercado internacional en el que ya empresas como Netflix y Amazon se pelean por un pedazo del pastel. Asimismo, recordamos las mejores frases de Julian Robertson, uno de los grandes inversionistas del último siglo, a quien debemos estudiar como inversionistas por ser un referente en temas como inversión y mentalidad. En esta edición encuentras un artículo sobre él. Pasando a otros temas, en esta última edición del año dedicamos varias páginas a analizar qué está pasando con la


Bolsa de Valores de Nueva York, porque nos encontramos en un momento en el que, más que euforia, hay capitulación e incertidumbre por lo que puede pasar en este mercado. Así que averiguamos si lo que está sucediendo en la Bolsa de Valores es producto de una burbuja y si ésta, como muchos temen, puede llegar a producir una crisis económica con efectos iguales o aún más devastadores que los que produjo a nivel mundial la crisis de 2008. Adicionalmente, retomamos la historia de Tesla, de la que hemos venido hablando, porque hace pocos días se produjo una nueva noticia sobre el caso. Elon Musk ya no es el presidente de la compañía y en su reemplazo fue nombrada una australiana que tiene la misión de hacerle contrapeso a las decisiones del polémico fundador. Lo que ocurrió con Tesla es una de las noticias del año en la Bolsa de Valores, pero no es la única. Por eso, también nos tomamos el tiempo de revisar cuáles fueron los principales acontecimientos que sucedieron este año y, ante todo, los que deben estar en nuestro radar porque sin duda seguirán encabezando titulares en el año que comienza. Tampoco nos olvidamos de nuestro tema técnico, de lectura obligada para quienes quieren ser inversionistas exitosos. Elegimos a la formación wedge o cuña y explicamos fácilmente qué es, cómo se identifica en el análisis de gráficos y que uso deberíamos darle para obtener ganancias a partir de ella. En esta ocasión, no quisiera despedirme sin desearte un muy Feliz Año 2019, lleno de prosperidad y abundancia en todos los aspectos de tu vida. Pero, sobre todo, de mucha paciencia para enfrentar los acontecimientos que no sean positivos a simple vista con el fin de que de ellos también puedas obtener una lección, una enseñanza o una ganancia. Abrazos, Hyenuk Chu

5


PORTADA

“Las crisis son inevitables y debemos aprender a bailar con ellas” Yokoi Kenji es el hijo de un ingeniero japonés y de una diplomática de Colombia. La familia de esta última vivía en Ciudad Bolívar, una localidad situada al sur de la capital del país que desde siempre ha experimentado la pobreza y la violencia. Sin embargo, en ella Yokoi Kenji encontró que la gente era feliz. Por eso, más de 10 años después de haber abandonado este lugar para ir a vivir con sus padres a Japón, volvió convertido en un experto en mentalidad con un propósito claro: enseñarles a los colombianos a valorar su riqueza y a tomar lo mejor de la cultura japonesa para ser mejores, vivir con más satisfacción y menos frustración.

6


Desde entonces, se dedica a expandir este mensaje en conferencias y charlas que dicta a personas de Ciudad Bolívar, empresas, colegios y todo aquel que quiera saber por qué un colombo japonés, que podría darse la gran vida en el país asiático, vive enamorado de Colombia. Precisamente, antes de dar una de estas charlas a una compañía en Bogotá, nos sentamos a tomar un café con Yokoi Kenji en el que hablamos sobre su historia y sobre esas herramientas que los latinos podemos aprender de la sabiduría del país del sol naciente para poder lograr nuestras metas.

Yokoi, ¿qué recuerdos tienes de tu infancia en Latinoamérica?

Viví en Costa Rica, Panamá y Colombia, pero los recuerdos más profundos que me marcaron y que conservo son de la época en la que viví en Ciudad Bolívar con mis abuelos. Mis vivencias ahí fueron muy importantes: el hecho de acompañar a mis amigos a vender pasteles por los barrios Candelaria, San Francisco, Juan José Rondón; la quebrada de San Francisco; los niños que recogían periódico y lo vendían por peso. Fue toda una odisea vivir en Ciudad Bolívar. Para mí fue una experiencia mágica.

¿Y de Panamá y Costa Rica?

En Panamá estudiaba con los hijos de los embajadores, esas amistades se daban gracias a la empresa en la que mi padre trabajaba, ese era un estrato social distinto y una realidad diferente. Lo mismo pasó en Costa Rica donde me dejaban con familias japonesas durante una semana para que aprendiera su cultura y el idioma. Eso fue bonito, pero nada me marcó tan profundamente como Ciudad Bolívar.

¿Por qué tu abuelo, con quien viviste en Ciudad Bolívar, fue tan importante para ti?

Se llamaba Jaime Gómez y le decían ‘El Paisa’ en el barrio San Francisco. Era todo un personaje. Siempre se paraba al frente de su almacén de zapatos y telas y a todo el que pasaba le decía ‘Juancho’, así hacía amistades. Era un hombre dedicado al comercio que no dejaba de hablar con las personas. Cuando el falleció casi 500 personas del barrio asistieron a su funeral. Yo pensaba que él sanaba con la palabra a la gente. Esas vivencias me marcaron y las recordaba mucho cuando, con 10 años, llegué a Japón a una cultura de tanto silencio.

¿Fue ahí donde decidiste sumergirte en las actividades sociales?

En Japón, en el colegio, los maestros les pidieron a los niños que me ayudaran porque yo no entendía el idioma, cada uno debía enseñarme una palabra, pero ellos se cansaron, empezaron a hacerme bullying y a enviarme al salón número 8. Yo pensaba que lo que querían decirme era “váyase para el infierno”, pero el salón 8 sí existía y ahí estudiaban los niños con síndrome de down. Yo no pude volver a salir de ahí, ese era mi salón porque enseñaban los colores, los animales, los números. Además, ayudaba a la maestra a cuidar y a jugar con los niños. Esto lo guardé como un recuerdo vergonzoso en mi adolescencia, ni le conté a mi mamá porque iba a poner el grito en el cielo. Sin embargo, siento que eso que partió del bullying fue mi primer paso hacia lo social.

7


En ese momento, ¿decidiste que querías transmitir tus sus enseñanzas a través de conferencias?

Pasaron varios años después de esto, fue luego con descubrí que mi mayor deseo era que los jóvenes nos escucharan en los colegios y en las universidades y poder lograr un estilo que llamara su atención. Eso se convirtió en todo un desafío, pero finalmente las redes sociales hicieron lo suyo. Ahora siento que fui afortunado al nacer en esta época donde gracias a la tecnología mi mensaje se ha difundido.

¿Qué mentalidad transmites a los jóvenes y personas que te escuchan?

No busco enseñar nada, de hecho, no desarrollé una filosofía propia ni una metodología. Lo que hago es analizar los patrones de comportamiento para entender por qué es sana o enferma una sociedad. Cuento lo que viví, lo que me pasó y cada quien puede tomar lecciones si es que hay alguna. Si me escuchan bien, cuento historias de dos culturas muy extremas y hablo sobre cómo sí es posible lograr un equilibrio. Mira, el japonés es extremadamente disciplinado y eso le hace daño, el colombiano es extremadamente folclórico y eso le hace daño. Por eso lo que creo es que una persona no debería perder esa pasión ni las ganas de vivir del colombiano, pero tampoco echar por la borda la lección tan grande de los japoneses de ser disciplinados.

¿Qué otras creencias limitantes tienen las personas, especialmente los latinos, que les impiden lograr lo que quieren?

Necesitan controlar los impulsos. Los latinos tienen la capacidad de trabajar, esforzarse y superar a otros por su fortaleza y tenacidad para cumplir sueños, pero ellos mismos se crean un límite por su temperamento y carácter. Es decir, que en un momento de falta de control de impulsos pueden lanzar todo por la borda, acabar con su hogar, el empleo, la amistad. Es como si tuvieran una carga genética de violencia que de repente se desatara. Entonces, esa persona que se esforzó tanto, lo pierde todo. Eso nos pasa a todos los seres humanos, pero desde Japón sentimos que el latino siempre tiene ese límite demasiado cerca. 8


¿Cómo funcionan ahí los miedos?

Durante muchos años se le ha enseñado al latino que la mejor forma de cambiar una situación no es la revolución, sino la rebelión, salir a echar piedra o empujar al otro, cuando debería prevalecer el diálogo, sentarse con el otro, tratar de comprenderlo. Por ejemplo, cuando uno ve en redes sociales noticias sobre maltrato a un animal, los comentarios de las personas son más agresivos. Todo siempre termina en violencia porque ese es el mecanismo de defensa de las personas. Nos da miedo sacar a la luz nuestras debilidades.

¿Es posible cambiar esa actitud o reacción?

Se puede lograr un cambio de mentalidad, el problema es que la mente entiende el concepto, pero el cuerpo está acostumbrado a unos patrones y por eso se terminan repitiendo ciertas situaciones. Por eso, todo cambio de mentalidad debe empezar por entender el concepto y, poco a poco, desarrollar hábitos para cambiar las situaciones o resultados. En estos procesos son muy importantes los mentores. De esta forma podemos lograr que a la generación que nos sigue le cueste menos el cambio de mentalidad, y así sucesivamente. Por eso hoy nosotros debemos invertir en nuestro carácter o comportamiento.

¿Cómo podemos construir esos hábitos positivos?

El hábito comienza en el cerebro, pero es un reflejo. Por eso, a veces reaccionamos sin pensar. Crear un nuevo hábito es complejo, pero los japoneses tienen un método para lograrlo: colocan letreros visibles en su casa u oficina para que la gente recuerde que se está cambiando un proceso. Por ejemplo, si quiero cambiar la forma como golpeo en mi casa, debo colocar un letrero que me recuerde que estamos tratamos de golpear diferente. De esa forma, después de una semana o de 21 días, ya ni nos damos cuenta de que hemos construido un nuevo hábito. De la misma forma, necesitamos recordaciones que nos ayuden a caer en cuenta de que estamos buscando un cambio social y todos hacemos parte de él.

Para eso se requiere disciplina…

En Latinoamérica y Europa la disciplina está vista desde la perspectiva del castigo, pero en Japón se concibe como organización, limpieza, puntualidad, la importancia de cada segundo o espacio, la relevancia de reflexionar, de respetar el entorno, de ver los días grises como días que valen la pena, en conclusión, de aceptar el “paquete completo”. Esa capacidad que tiene el japonés de disponer su mente y su cuerpo para entender el “paquete completo” es lo que nosotros llamamos y fomentamos como disciplina. La autodisciplina, por otro lado, es la capacidad de controlar impulsos y de tener dominio propio sin que nadie nos lo deba imponer. 9


¿Disciplina es ser tolerantes?

En Japón en enero se saca a dar vueltas por las calles a un león de madera rojo que representa la crisis y la adversidad. Este ritual se hace en enero porque se sabe que la crisis va a venir muchas veces y que es inevitable, pero hay que estar preparados para ella, permitirle que baile y que se vaya, pero no negarla porque eso hace mas daño. Es mejor bailar con la crisis, mirarla de frente, no ignorarla. Ese tipo de reflexiones son importantes para mí al crecer en una cultura platónica, como la latina, donde a veces se quiere negar todo, lo que empeora las situaciones.

¿Esa es la lección de disciplina que más te ha impactado?

Hay muchas, pero recuerdo que un día estábamos en la casa viendo televisión, mencionaron algo acerca de una actriz famosa, mi mamá hizo un comentario sobre la actriz y empezamos a hablar de ella. Mi padre estaba sentado en la mesa, se molestó y nos dijo que no habláramos más de la gente porque, según él, si teníamos algo que decir debíamos expresárselo a la persona directamente. A nosotros nos dio risa porque cómo íbamos a contactar a la actriz, pero él solo quería transmitirnos su cultura. Ahí aprendí que los japoneses tienen como principio no pensar mal del otro porque eso les hace daño a ellos. No lo cumplen al pie de la letra, pero no son como en Colombia, por ejemplo, donde el chisme es un negocio.

n esta ecuación, entonces, ¿qué rol juega la pasión? E

La pasión y la disciplina son compatibles. Por ejemplo, el japonés llega temprano y cumplido, pero no llega sonriendo, ni abrazando, ni mirando a los ojos, ni preguntando a los demás cómo va su vida. Es socrático. El latino, en cambio, se interesa por la vida emocional de los de10

más y le gusta hacer amigos. Recuerdo que un día acompañé a una japonesa a una entrevista de trabajo en Colombia, duramos 45 minutos con la persona que la iba a entrevistar haciendo chistes. A los 45 minutos se habló rápidamente de cómo iba a ser el pago y se acabó la entrevista. La japonesa me decía “¿cómo es posible que en una entrevista de trabajo uno dure 45 minutos molestando?”. Eso pasa porque Colombia marca por su pasión y el japonés necesita de ella, pero el latino necesita la disciplina del japonés.

¿La pasión se puede aprender?

Sí, algunos de los japoneses que hemos llevado a Ciudad Bolívar y a Bogotá se han casado con vecinas de la localidad, es increíble verlos abrazándose de una forma tan espontánea. Luego, cuando estas personas van a Japón las ven como bichos raros cuando quiere abrazar a su mamá o a su papá.

¿Qué nos puedes decir de la innovación y de la forma en como la podemos aprovechar para ser mejores?

La gente piensa que innovar es crear algo que nadie ha hecho o algo nuevo, pero casi todo ya está hecho o dicho. Por eso, creo que la innovación consiste en que cada persona es diferente y eso le da un toque distinto a lo que hace. Las personas crecemos imitando a nuestros padres, pero luego el orgullo nos gana, nos fijamos ser diferentes y ahí se estanca nuestro crecimiento. Por negarse a estar al lado de un maestro, muchas personas no crecen. Innovación es respetar las canas, la gente que ha vivido y tiene el secreto del éxito y, luego, ponerle nuestro toque personal. Innovación es escuchar el silencio, ir a los antiguos. La autenticidad es reconocer que somos parte de un todo, aunque somos únicos.


¿El ejemplo es el mejor vehículo de transformación?

Los abuelos lo decían y esto sigue vigente: se enseña con el ejemplo. Ahora, tiende a pensarse que el buen ejemplo solo lo puede dar quien se porta bien, pero el que se ha portado mal también tiene mucha autoridad porque tiene cicatrices y heridas, reconoce lo que hizo y muestra su hoja de vida tal y como es. De esa forma, uno puede tomar lo positivo y desechar lo negativo de él.

¿Así se construye el liderazgo?

Si la decisión es servir a los demás, ¿qué mejor que hacerlo con pasión y disciplina? La disciplina nos lleva al método y la pasión, a la humanidad. Esto nunca va a pasar de moda. Combinar estos dos aspectos es esencial.

Yokoi, hemos hablado de disciplina y pasión, pero para ti ¿qué es el dinero?

Es uno de los mejores inventos del ser humano porque refleja nuestro ingenio, nuestra capacidad de creer, la fe del ser humano. Es increíble como alrededor de él podemos crear grandes empresas, por ejemplo. El dinero refleja nuestra belleza. Sin embargo, es como un cuchillo, sirve para hacer sushi o para herir a alguien. Eso depende del uso que le demos.


EMPRESA

R O J E M L E S A ¿E R A P O T N E MOM RTIR EN E V N I

? A L S TE

El pasado 7 de agosto Elon Musk, CEO de Tesla, firmó su sentencia. Ese día, a través de la red social Twitter, difundió un mensaje en el que dejaba entrever sus intenciones de privatizar la compañía e, incluso, anunció que los accionistas podrían vender sus acciones o mantenerlas, pero apoyar el proceso de privatización. Que el máximo directivo de una empresa que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York tenga este comportamiento es considerado como delicado por parte de las autoridades de Estados Unidos, porque puede conducir a una especulación en torno al precio de las acciones de esa compañía y causar revuelos mayores en el mercado. Por eso la Securities and Exchange Commission (SEC), entidad que supervisa el mercado de valores 12


para prevenir el fraude, entre otros, llegó a una conclusión. La reprochable actitud de Musk debía investigarse y eso hizo porque, en últimas, estaban en riesgo los accionistas. Además, la noticia podría incidir negativamente en la economía. Tras varias deliberaciones, la SEC llegó a un acuerdo con el CEO de Tesla que, a su vez, fue refrendado por una juez del distrito de Nueva York en octubre. En este se estipuló que Musk tenía 45 días para dejar la presidencia de la junta directiva de la compañía y que no podrá ejercer ese cargo, por lo menos, en los próximos tres años. Además, el acuerdo establece que la empresa ahora deberá contar con dos directores independientes y que deberá pagar una multa de US$20 millones a los inversionistas que resultaron afectados con la publicación de los famosos y engañosos tweets que sí incidieron en el precio de las acciones de la empresa. Musk deberá aportar otros US$20 millones. Finalm e n te, el acuerdo dice que, de ahora en adelante, las publicaciones que Musk haga en las redes sociales deberán ser su-

pervisadas previamente por un abogado, especialmente aquellas en las que se haga referencia a las acciones de Tesla o a información que pueda llegar a afectar a sus accionistas. Como era de esperarse, Musk no se quedó callado y volvió a reaccionar a través de Twitter, pero esta vez con ironía. Bautizó a la SEC como la “Shortseller Enrichment Commission”, algo así como Comisión de Enriquecimiento de los Vendedores de Cortos, y dijo que este cambio de nombre llegaba justo a tiempo. Se refería a que el tweet se publicó cuando se estaban tomando las determinaciones en su contra. Y no pasó mucho tiempo para que estas se hicieran realidad. Hace pocas semanas Tesla anunció mediante un comunicado que Elon Musk ya tiene reemplazo. Se trata de una mujer, Robyn Denholm, de 55 años.

El reemplazo de Elon Musk en Tesla

Denholm es una economista australiana que tuvo un acercamiento a la industria automotriz desde que era joven. Sus padres tenían una estación de servicio en la que ella también laboraba. Sin embargo, luego se decantó por el trabajo en diferentes áreas como la de consultoría, la fabricación de autos, el software y las telecomunicaciones. De hecho, el año pasado fue nombrada como directora de finanzas de Telstra, empresa líder en ese segmento en Australia, un cargo que seguirá desempeñando hasta que asuma de lleno su nuevo rol en la junta directiva de Tesla, a donde ingresó en 2014 ganando más de US$5 millones anuales.

13


Ahí no todo será fácil para ella, pues muchos no recibieron su nombramiento con beneplácito, especialmente porque es muy cercana a Musk y no tan independiente como la SEC advirtió que debía ser. Sus detractores temen que, realmente, no les haga demasiado contrapeso a las decisiones del autoritario ex-presidente. Solo el tiempo, y los resultados de estos cambios, revelarán qué tan acertada fue la decisión. Mientras tanto, otras son las preocupaciones de los accionistas que ya se vieron afectados por esta crisis o que tienen a Tesla en su radar y quisieran que haga parte de su portafolio de inversiones. Para aclarar el panorama, es necesario revisar qué ha ocurrido con el precio de las acciones de esta empresa en la Bolsa de Valores de Nueva York, lo que nos puede dar un contexto que nos sea útil al momento de tomar decisiones relacionadas con la conveniencia o no de invertir en esta compañía. Al respecto parece haber un consenso. Este año Tesla ha tenido grandes altibajos, pero ninguno que haga temer que su declive se acerca. Por el contrario, así como se ha reducido el precio de sus acciones en determinados momentos, ha vuelto a despegar porque algo sí está claro: el mercado confía en el potencial innovador de esta compañía. Por ejemplo, en septiembre, algunas semanas después de que Musk emitiera su tweet

14

hablando de la privatización, el precio de la acción descendió a los US$263,24, donde no había estado en los últimos meses, tuvo un rebote y volvió a descender aún más, a los US$250,56, cuando se empezaron a conocer las decisiones de la SEC. Sin embargo, luego de esa caída, el precio volvió a rebotar hasta los US$350,51 en noviembre, lo que para muchos es un claro signo de recuperación y de que el mercado sí ve con buenos ojos que haya una cabeza sensata al mando de la empresa. Pero algo más lo confirma. Ese último precio está cerca del máximo histórico que Tesla ha alcanzado en los últimos cinco años, que fue de casi US$384. Por lo tanto, es una empresa que debemos seguir teniendo en nuestro radar y tenemos una razón más para hacerlo. Sus innovaciones no paran aún en los peores tiempos.


15


TEMA TÉCNICO

Octubre fue un mes negro para la Bolsa de Valores de Nueva York porque, si bien no registró una caída devastadora como la que todos los inversionistas hemos llegado a temer, sí sufrió una venta masiva de acciones que puso al mercado a pensar en si se avecina una crisis como la del año 2008 o, incluso, una peor.

Por otro lado, tampoco se puede dejar de hablar de Amazon que, a pesar del bombo que causó la noticia de que su CEO se convirtió en el hombre más rico del mundo, tampoco ha logrado mantenerse a flote en un mercado que parece que, de un día para otro, dejó de querer a las compañías tecnológicas.

Estos temores los avivó una caída en los precios de los índices Dow Jones Industrial Average y S&P 500, que alcanzaron -3,15% y -3,28%, respectivamente. A ellos se sumó el NASDAQ, que se redujo a -4,08%, un nivel que no alcanzaba hace varios años y que ayudó a echarle más fuego a la candela.

Entre estas, aparte de Facebook y Amazon, están Apple, Microsoft y Alphabet. Solo el 9 de noviembre, las cinco perdieron cerca de US$75 billones en valoración bursátil, aunque a pesar de eso se considera que están saliendo de su peor mes desde la mencionada recesión que nadie quiere recordar.

Pero lo anterior no fue lo único que contribuyó a que aumentar la incertidumbre. A ella también le sumó puntos la crisis de autoridad por la que está pasando Facebook, por cuenta de decisiones arbitrarias de Mark Zuckerberg que han conducido a la renuncia de varios de sus ejecutivos más importantes, lo que le ha pasado factura en la Bolsa.

Ante este panorama muchos se hacen dos grandes preguntas: ¿qué está pasando en el mercado? Y ¿habrá recesión? En primer lugar, empecemos por hablar de la palabra “corrección”. Desde finales de 2017, un año de máximos históricos en la Bolsa de Valores, se temía que los precios de las acciones caerían en 2018.

16


Y la predicción se cumplió en febrero y en octubre, especialmente, cuando se registró lo que llamamos corrección. Técnicamente, existe una corrección en el mercado cuando se produce una caída en los precios de las acciones o índices superior al 10% esta se mantiene durante varias sesiones seguidas, pero se recupera. La corrección se diferencia del mercado bajista en que, durante este, se registra un descenso en el precio de las acciones que es aún más dramático. Si nos atenemos a estas definiciones, la situación en la Bolsa de Valores de Nueva York está en el nivel de corrección, con diversos índices cuyo valor decreció cerca del 10%. Pero, ¿qué la está produciendo?

Los males de la nueva era

Para responder debemos remontarnos a algunos años atrás cuando la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos supuso una oportunidad para mantener el liderazgo de ese país como una superpotencia a nivel mundial y de proteger a la industria nacional. La excesiva confianza de los inversionistas en esas promesas empezó a inflar una burbuja, que es una subida incontrolada en el precio de un activo que la gente compra con el fin de poder venderlo a un valor más alto en el futuro. El problema surge cuando al haber más compradores aumenta más el precio, que a su vez se aleja del valor real del activo. Pero en esta burbuja también confluyen otros factores como la caída en los precios del petróleo, fruto del aumento en los pre-

cios de la producción en los países árabes, que es una señal de desaceleración económica, y la intención de la FED (Reserva Federal de Estados Unidos) de aumentar las tasas de interés, lo que desincentiva el consumo. Si sumamos todos esos factores obtendremos el mismo resultado: el mercado sufrirá una desaceleración o crecimiento que tal vez ya empezó. Lo que aún no sabemos es cuándo llegará ese día en que recordaremos a los que nos dijeron que en Wall Street sí se estaba gestando una burbuja. Por ahora, hay algunos puntos claros.

1. El primero es que los analistas coin-

ciden en que es mejor que esa corrección en el mercado se produzca ahora, porque de continuar la tendencia alcista que se vivió hasta hace algunos meses, será mayor el golpe que se produzca cuando llegue, finalmente, la famosa corrección.

2. En segundo lugar, no debemos olvi-

dar que esta corrección no solo tendría un efecto entre los inversionistas en la Bolsa de Valores, sino en todos los ciudadanos, lo que también debe movilizarnos para prepararnos en ese sentido, ahorrar o cuidar los ahorros y no malgastar el dinero que más adelante podemos necesitar.

3.

En cuanto a los inversionistas, en tercer lugar, es importante recordar que en las épocas de recesión también es posible hacer dinero. Y tener presente que mientras un mercado boyante nos recuerda la riqueza, un mercado bajista nos hace ver nuestros errores. Por eso debemos estar

17


Desde finales de 2017, un año de máximos históricos en la Bolsa de Valores, se temía que los precios de las acciones caerían en 2018. preparados sin importar lo que ocurra con el mercado.

4.

Asimismo, debemos tener presente que el mercado, por mucho que tratemos de analizarlo y de proyectarlo a futuro, es impredecible por lo que es necesario estar atentos a movimientos que puedan cambiar su rumbo y, con él, el de nuestras inversiones.

18

5.

La corrección y el mercado bajista, finalmente, ponen a prueba nuestra mentalidad. En 2008 hubo muchas personas que no soportaron las pérdidas de dinero. Nosotros debemos formarnos en fortaleza y disciplina para saber que, aún después de la peor época, tenemos el potencial de reconstruirnos.


19


TEMA TÉCNICO

N U S E SI V A L , E G WED A I C N TENDE Á R A I B CAM

Al invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York nos encontramos con que existen diferentes tipos de patrones o patterns. Estos son formaciones o formas imaginarias, para decirlo de una forma más simple, que va dibujando una acción a medida que oscila su precio y que podemos ver en los gráficos a través de nuestra plataforma de bróker. Aunque estas formaciones son imaginarias, es decir que la plataforma no las muestra por defecto, los inversionistas podemos reconocerlas e, incluso, trazar líneas en los gráficos que nos permitan verificar si estamos ante uno de esos patrones, reconfirmar los datos asociados a él y utilizarlos para colocar una operación o para evitar hacerlo. Para aprender a reconocer esas formaciones, los inversionistas debemos tener claros los diferentes tipos de patrones que existen. Aquí hablaremos, específicamente, de los patrones de reversión o cambio de tendencia. Estos son pa20

trones que, como su nombre lo dice, nos indican que una tendencia en el precio de una acción está a punto de terminar. Los patrones hombro – cabeza – hombro, triple piso y diamante hacen parte de este grupo. Asimismo, pertenece a él el patrón wedge o cuña, en español, que debe su nombre a que se asemeja a uno de esos artículos de caucho que tienen un extremo más angosto que el otro y se emplean, entre otros, para mantener en su sitio a una puerta. En términos del análisis de gráficos, un wedge se presenta cuando el espacio entre la línea que podemos trazar uniendo los picos superiores que registra el precio de una acción y la línea que une los picos inferiores se angostan al final y forman una especie de flecha o de triángulo. Precisamente, esto es lo que distingue a la formación wedge de la formación de triángulo: la formación wedge no llega a cerrarse en su tota-


lidad en la punta y representa al precio de la acción moviéndose en un rango pequeño delimitado por las líneas. Los triángulos, en cambio, se forman cuando el precio de la acción se mueve hacia el lado. La formación wedge puede darse hacia abajo o hacia arriba. El primer caso ocurre cuando el precio de la acción está en un pico alto, empieza a descender y, en ese camino, fluctúa hacia arriba y hacia abajo sin alcanzar ni superar el pico en el que estaba antes de iniciar su descenso. Lo anterior significa que la tendencia es bajista. Sin embargo, llega un momento en que el precio de la acción rompe la línea superior y continúa su camino de ascenso. Es ahí cuando cambia la tendencia y es por esto que decimos que el wedge es un patrón o formación de reversión. Algo similar ocurre cuando la tendencia es alcista. En este caso, el precio de una acción toca un pico inferior y empieza a descender oscilando entre dos líneas, una inferior y una superior que puedes ver y trazar fácilmente. Llega un momento en que el precio rompe el soporte o línea inferior y continúa hacia abajo. Ahí se produce el cambio de tendencia.

¿Cómo ganar con el wedge?

Ya sea que la tendencia se muestre alcista o bajista, es posible usar la formación wedge para analizar si es acertado o no invertir en la acción de nuestro interés. Y, sobre todo, para tomar las precauciones necesarias con el fin de evitar perder dinero en estos movimientos de reversión del precio. En este sentido, lo primero que hay que tener en cuenta es que este patrón nos puede dar una pista sobre cuál puede ser un buen momento de entrada. Y, lo segundo, que como hacemos en todas nuestras operaciones, debemos tener claro en dónde colocaremos nuestro target y, ante todo, nuestro stop, ya que eso nos ayuda a controlar el riesgo.

Una vez tenemos eso claro, debemos tener en cuenta otras consideraciones como tomar el punto de inicio de las líneas ascendentes del wedge y calcular cuál es el valor en dólares que existe entre la línea inferior y la superior. Usualmente, cuando el precio de la acción caiga nuevamente y rompa el soporte o línea inferior descenderá ese valor o más. Así que se valor deberá ser nuestro target, mientras que el stop deberemos colocarlo en el último pico superior que alcance el precio de la acción antes de descender definitivamente. La misma regla, pero en sentido contrario, aplica cuando el wedge es descendente y queremos ganar con el alza del precio. Incluso, es necesario tener en cuenta que esta formación, contrario a lo que ocurre con otras, puede durar un largo periodo de tiempo. Por eso, los inversionistas que hacen uso de ella esperan a cuando se produce el cambio de tendencia para ir a lo seguro, en vez de actuar basados en la especulación sobre cuándo ocurrirá ese cambio. Es por esto que esta formación es usada por los inversionistas que buscan prever lo que podría ocurrir en el futuro, y a dónde se podría dirigir el precio de una acción, más que para aquellos que están buscando sacar provecho o ganancias de lo que ocurre en un solo momento. También es importante tener en cuenta que los buenos inversionistas nunca se confían de una sola herramienta al negociar en la Bolsa de Valores de Nueva York, porque una puede no ser suficiente para prever lo que pasará en el mercado. Así que es mejor contar con varias de ellas. Esto no significa que debemos conocerlas todas o utilizarlas todas, porque entre más sencilla sea nuestra estrategia, mucho mejor. Significa que nuestra estrategia de inversión debe contener las herramientas que realmente sepamos usar. 21


ACTUALIDAD

A L L A T A B A L A Z I E D D U S G A M R SE A O F A T A L P S A L E R T EN

G N I M A E R T S

La legendaria marca de ropa interior femenina Victoria´s Secret, como es usual, anunció en septiembre que para su próximo y esperado desfile ya tienen lugar. Nueva York, la ciudad donde la marca se fundó hace varias décadas, es la escogida para mostrar la nueva colección, mientras que el día en que se llevará a cabo la pasarela todavía es un misterio. Al conocerse la noticia, de inmediato, las publicaciones especializadas en moda empezaron a especular con respecto a qué modelos desfilarán las piezas, qué diseñador colaboraría con la marca en esta ocasión y cuándo se llevará a cabo el desfile porque es necesario ir alistando el “look” para la velada en caso, eso sí, de que les llegue la invitación. Curiosamente, mientras eso pasaba, otra era la información que se cocinaba sobre la empresa en los medios económicos casi por la misma época, me refiero a 22

septiembre y octubre de este año, lo único que hicieron fue “darle palo”. ¿La razón? Victoria´s Secret no va bien en ventas. Esta situación se refleja, solo por nombrar un indicador, en el precio de las acciones de la firma L Brands Inc., a la que pertenece la marca, que ha caído cerca de un 40% en lo que va corrido del año y ahora, en el penúltimo mes, no muestra


signos de recuperarse. ¿A qué se debe esta situación? Aunque muchos atribuyen el descenso en las ventas a que los consumidores, especialmente las mujeres, ya no creen en el estereotipo de la mujer perfecta, otros le echan la culpa al e-commerce. Este sería el responsable de que los clientes ya no vayan a las tiendas ubicadas en centros comerciales, sino que prefieran hacer sus compras por internet, pero lo hagan en menor medida que antes. Lo que está pasando con Victoria´s Secret, sin embargo, contrasta con una realidad que se vive en otros países, especialmente de Latinoamérica. De acuerdo con el e-Commerce Index 2017, en Chile, Brasil y Colombia el comercio electrónico no solo ha tenido un crecimiento notable, sino que tiene un gran potencial de seguir avanzando hacia el futuro. México, por su parte, se posiciona como el líder del e-commerce en Latinoamérica, según un estudio de la E-commerce

Foundation. Según este reporte, ese país registra US$21.000 millones anuales en gasto en este sector debido, entre otros, a la alta penetración de internet y las ventas realizadas por Mercado Libre y Amazon. En Colombia, por otro lado, se proyecta que, a finales de este año, el e-commerce habrá crecido un 20% cuando las estimaciones solo llegaban a 18%. Asimismo, se cree que el e-commerce transfronterizo tendrá ventas por US$3.4 billones el próximo año. Entonces, ¿por qué no aprovecharlo?

E-commerce y Fintech

Mientras las marcas de ropa o de consumo masivo están en la carrera por no permitir que la tendencia del e-commerce afecte sus ventas, hay otros sectores que ya van un paso adelante y están aprovechando las ventajas de que hoy, la mayoría de las personas, estén conectadas a la red. Uno de ellos es el de las Fintech, o compañías que ofrecen productos o servicios tecnológicos aplicados a las actividades financieras, pues han encontrado en el comercio vía electrónica o móvil un terreno para desarrollar nuevos y atractivos métodos de pago y de inclusión financiera. Una de estas soluciones es Ualá, creada por un empresario argentino que tenía la ilusión de ayudar a que las personas que no estaban incluidas en el sistema financiero pudieran acceder a productos o servicios para los que fuera necesario contar con una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito.

23


Disney+ incluirá nuevos contenidos que serán producidos exclusivamente para sus usuarios y remakes de exitosas producciones que antes se realizaron para televisión como la reconocida “High School Musical”. Entonces creó esta aplicación que está asociada a una tarjeta Mastercard que es prepagada, gratis e internacional. Con la tarjeta, las personas pueden comprar productos o pagar por servicios en línea en portales web de cualquier país que acepte Mastercard, comprar productos o servicios en cualquier local físico que también acepte esta franquicia y retirar dinero en cajeros de cualquier país. La aplicación, por otro lado, sirve para ver en detalle la información de todos los movimientos que se realicen con la tarjeta, recibir notificaciones en tiempo real sobre las transacciones, recibir y hacer transferencias gratuitas entre otros usuarios de Ualá, recargar el celular o la televisión paga, bloquear la tarjeta y controlar los gastos. Esta app, que ya ha emitido 400.000 plásticos, acaba de recibir una inversión millonaria en una ronda de inversión en la que participaron, nada más ni nada menos, que el 24

banco de inversión Goldman Sachs; el fondo de venture capital Ribbit Capital, de Estados Unidos, y Monashees, de Brasil. En total, la aplicación recibió US$34 millones que se suman a los US$10 millones que, hace algunos meses, le había dado el inversionista y millonario George Soros. “Creemos que haber cerrado esta operación es muy bueno y más en el contexto actual de la Argentina”, le dijo a El Cronista Pierpaolo Barbieri, creador de la app. Y, con esa frase, dejó muy en claro algo que los interesados en aprovechar el –ecommerce y las fintech deben tener en cuenta. En el contexto actual, donde es tan fácil comprar y vender productos y servicios a través de la red, solo consiguen la inversión de George Soros los que, gracias a la tecnología, solucionan eficientemente las necesidades de un país o segmento de clientes. Esa es la clave que parece estar olvidando Victoria´s Secret.


LECCIONES

Julian Robertson, el hijo de un alto ejecutivo del sector textil estadounidense, fue oficial de la Marina de los Estados Unidos antes de ingresar a trabajar como bróker en diferentes compañías neoyorquinas, en las que escaló posiciones hasta llegar a ser el gerente de la división de acciones. Sin embargo, años después hizo un alto en su carrera y se mudó a Nueva Zelanda con el propósito de escribir una novela. Al regresar a su país, se dedicó de lleno a las inversiones, pero esta vez desde su propia compañía, Tiger Management, que inició con fondos de algunos de sus amigos y familiares. Casi dos décadas después, la compañía negociaba cerca de US$22 billones en acciones, de las que no hacían parte las tecnológicas, pues el fundador fue enfático al afirmar que no haría parte de la llamada “burbuja del internet”, como se conoció a esa época en la que se sobrevaloró a las empresas de este sector. Esto, sumado a que el fondo invertía en U.S. Airways y este sufrió una grave crisis,

26


condujeron a Tiger Management al colapso. No obstante, este personaje es reconocido por ser uno de los pioneros de los fondos de inversión y un gran inversionista que sabe cómo hacer dinero. Estas son algunas de sus lecciones:

Inversiones

● Hay quienes dicen que no les gusta Netflix. Eso es como decir que odian a Papá Noel. ● Siempre me arrepentiré de haber vendido algo de Reed Hastings porque él es realmente un buen administrador y un gran capitalista. ● Supongo que, si fuera más joven, estaría invirtiendo en África. ● En el béisbol, puedes batear 40 jonrones en un equipo de primera y nunca te pagan nada. Pero en un fondo de cobertura, te pagan por tu promedio de bateo. Así que puedes ir a la peor liga que puedes encontrar, donde hay menos competencia. ● Creo que las redes sociales serán muy duraderas. Pero no sé si ocurrirá lo mismo con Twitter. ● No estoy seguro de si Jeff Bezos es la mejor cosa en el mundo o si puede ser el “emperador sin ropa”. ● Definitivamente, es mucho más difícil administrar un fondo de cobertura hoy en día de lo que solía ser. Eso es porque hay más fondos de cobertura compitiendo. ● Mientras la historia en torno a una inversión permanezca igual, la posición debería aumentar. Cuando la historia en torno a una inversión cambia, llega el momento de salir. ● Nuestro fuerte es negociar con acciones, buenas y malas, tratar con productos básicos o commodities, pues ese es un negocio totalmente diferente. Sin embargo, siempre es un error excluirse totalmente de cualquier modalidad de inversión, ya que esto resultará en oportunidades perdidas.

Mentalidad

● La contabilidad fue el curso que me ayudó más que nada. ● El hombre al que más respeto en el negocio de las inversiones, quien además está en el negocio de los fondos de cobertura, es probablemente Stan Druckenmiller. Es tan inteligente y tan bueno en todo. Creo que es un inversionista fantástico. ● Mi mensaje es entrar en lo que amas y realmente quieres hacer y puedes hacer. ● Llegué a la conclusión de que era poco probable que un hombre tan horrible como pienso que era Steve Jobs pudiera crear una gran compañía a largo plazo. Simplemente no creo que a los malos les vaya bien a largo plazo. ● Gerenciar es como navegar. Cuando hace buen tiempo, no hay nada más divertido. ● Escucho a gente en la televisión diciendo que el mercado les ha dicho esto y aquello; bueno, el mercado nunca me ha hablado a mí. ● Todavía recuerdo la primera vez que oí hablar de las acciones. Mis padres se fueron de viaje y una tía abuela se quedó conmigo. Ella me mostró en el periódico una compañía llamada United Corp., que se comercializó en la Big Board y se vendió por aproximadamente US$1.25. Me di cuenta de que incluso yo podría ahorrar suficiente dinero para comprar las acciones. Eso estimuló mi interés. ● No tiene sentido someter a nuestros inversionistas al riesgo en un mercado que, francamente, no entendemos. ● Me gusta utilizar el dinero para hacer el bien. ● Mi padre podía no estar de acuerdo con uno, pero estaba de acuerdo con la premisa de que uno tenía el derecho a tener su propia opinión.

27


s e r o l a V e d a s l o B a L 9 1 0 2 l e e b reci MENTALIDAD

Los temores de una caída en el mercado y sus inevitables consecuencias en la economía mundial son la noticia más importante que hoy se produce en torno a la Bolsa de Valores de Nueva York, pero no es la única. Por eso aquí hacemos un repaso de las principales noticias del 2018 a las que tenemos que seguirles la pista en el año que comienza.

Los retos de la humanidad

En la actualidad es común escuchar el término tecnologías exponenciales, que hace referencia a aquellas que se generan con rapidez, son fácilmente escalables y ayudan a resolver los grandes retos de la humanidad como la inteligencia artificial, la nanotecnología y la biotecnología. Un gran número de las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York le están siguiendo el paso a esta tendencia, son prósperas y tienen un gran potencial de seguirse desarrollando a futuro porque suplen necesidades esenciales de las personas, como lograr mejores tratamientos para la salud. Caladrius Biosciences es una de ellas. No podemos dejar de lado a las compañías que hoy trabajan en proyectos de fabricación de vehículos eléctricos, como Tesla; carros autónomos, como Alphabet con su empresa Waymo; o en energías limpias, como la china Trina Solar. También podrías considerar a este segmento de compañías en tu portafolio de inversión. 28

Las tecnológicas

¿Qué podemos pensar de empresas como Facebook y Amazon si este no ha sido su mejor año? Algunos dirán que nos olvidemos de ellas, otros que son buenas opciones de inversión a largo plazo aún y cuando sus precios están cayendo. En Zen Trading Magazine nos inclinamos a pensar que no debemos desecharlas porque estén pasando por un mal rato. Nuestra conclusión es que estas empresas continuarán revolucionando nuestra forma de vivir, como lo han hecho hasta ahora, porque continúan trabajando en innovaciones, productos o servicios que nos benefician. Así que a ellas también les damos un voto de confianza, aunque sabemos que no podemos predecir lo que pasará en el mercado.


Los héroes caídos

La soberbia ya le pasó su cuenta de cobro a Elon Musk, que debió dejar la presidencia de Tesla, y pronto podría pasarle a Mark Zuckerberg si no se detiene en su carrera de espantar a los mejores ejecutivos que tenía al frente de las empresas subsidiarias de Facebook. Solo de esta forma se puede enderezar el camino de estas compañías. Sin embargo, se trata de empresas sólidas, con una larga trayectoria en el mercado, que no deberían verse afectadas con la salida de sus directivos. Así que tendremos que esperar para ver cómo evolucionan estas historias y, mientras tanto, aprovechar las ventajas de las inversiones intradía para sacar provecho de estas acciones.

Las más nuevas

El año que termina se caracterizó porque salieron a la Bolsa de Valores empresas que conocemos desde hace tiempo, pero no se habían atrevido a dar este paso. Una de ellas es Spotify, que lanzó una OPV u Oferta Pública de Venta de Acciones que hizo incrementar su valoración hasta lograr US$35.000 millones. Sin embargo, esta tuvo un descenso hasta los US$25.200 millones, por lo que la empresa lanzó un plan para recomprar acciones propias hasta por US$1.000 millones. Su objetivo es volver a lograr la valoración que consiguió cuando salió a Bolsa, aunque el entorno no se ve del todo despejado. Estas operaciones se llevarán a cabo desde ahora y hasta 2021. Dropbox fue otra de las compañías que se demoró en salir a Bolsa, tardó once años, pero finalmente lo hizo en 2018 por medio de una PVO u Oferta Pública de Venta de Acciones. Hoy cuenta con una capitalización bursátil cercana a los US$13.000 millones, más de 500 millones de usuarios y una aceptación que la mantiene, por ahora, estable y segura.

La “moda”

El 2019 no estará exento de que sucedan fenómenos como el que este año vivimos con la industria del cannabis, que no solo sufrió un espaldarazo por cuenta de la legalización del consumo medicinal y recreativo en varios países, sino porque otras industrias se sumaron a su ola de popularidad. Los segmentos de medicina e, incluso, el de las gaseosas se mostraron complacidos con la idea de que ahora pueden emplear la famosa planta en la fabricación de sus productos. Este boom llegó, muchos tomaron ganancias de él y pasó. Pero hay que tenerlo presente, así como a otros que se puedan presentar de su tipo. Pero no porque nos sintamos identificados con estas nuevas ideas o regulaciones, sino porque en esos momentos de euforia colectiva podemos llegar a generar dinero si sabemos cuándo y cómo invertir. así que esta es otra sugerencia para el nuevo año: siempre debemos estar atentos a lo que ocurra en el mercado.

Tu futuro

También quisiera hablar de un último tema que no está relacionado con empresas que cotizan en la Bolsa de Valores, pero sí con la importancia de que generemos riqueza. Me refiero al tema de la jubilación y a los dolores de cabeza que está causando ahora, sobre todo en los países latinoamericanos. Este es un tema que no podemos descuidar nunca, porque si esperamos a que nos llegue la pensión pueden pasar dos cosas. Que nunca la recibamos o que nunca la podamos disfrutar. Por eso es imprescindible que pensemos en nuevas formas de obtener ganancias que nos permitan tener la vida que soñamos porque esta, finalmente, debe ser nuestra gran meta. 29


Yo, Hyenuk, te respondo Recuerda darte una vuelta por mi blog: http://www.hyenukchu.com/blog y aceptar las Notificaciones para estar actualizado. Te invito a que conozcas mi blog porque en él escribo sobre temas relacionados con inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York, mentalidad, finanzas personales y empresas que te pueden servir como inspiración para mejorar tu situación financiera y lograr la vida que deseas. Ahí recibo cientos de comentarios de lectores y he decidido elegir algunos para responderles en esta revista que estás leyendo. Los consejos que doy aquí espero puedan servirte: Liliana Pérez dice que ya no solo piensa en crecer económicamente, sino como persona. Liliana: me emociona mucho tu comentario porque has dado justo en el punto o en el clavo, como se dice popularmente. Uno de los principales errores que cometen las personas es creer que el dinero solucionará todos sus problemas, pero están equivocados porque el dinero, incluso, puede que les traiga más problemas si no saben manejarlo. Por eso es importante que, mientras nos preparamos para obtener más dinero, 30

también cultivemos nuestra mentalidad y que aprendamos a controlar nuestras emociones. Solo de esa forma podremos aprovechar sanamente del dinero. Leonidas dice que revisará las opciones de ETF que existen antes de invertir en ellas. Leonidas: hazlo, ¡adelante! Y no pierdas esa actitud que tienes porque es vital al invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York. Te lo digo porque, en ocasiones, las personas solo se dedican a hacer lo que alguien más les dice y no asumen que la responsabilidad de sus actos es de ellas. Tú, en cambio, estás tomando una enseñanza que recibiste y estás yendo un poco más allá, te estás preocupando por aprender más y por tener mejores argumentos al momento de invertir. Por eso te sugiero que no pierdas el impulso. Si sigues esforzándote así, y siendo paciente y constante, llegarás lejos. Ravla confiesa que desea salir del círculo zombie en el que vivimos. Ravla: ¡qué buena descripción has hecho de lo que está pasando actualmente en la humanidad! Hoy muchos solo se preocu-


pan por llegar a ser ricos o por cumplir con las expectativas de los demás. Siguen a la manada, literalmente, como los zombies. Afortunadamente, hay personas como tú o como quienes pertenecemos a esta comunidad que somos conscientes de que es posible darles un giro a nuestras vidas e ir a buscar eso que tanto queremos, aunque para eso tengamos que salirnos del estereotipo. Adryana Torrez está a punto de dar un gran paso que la emociona y, al mismo tiempo, la asusta. Adryana: todos, en algún momento de nuestra vida hemos tenido esa sensación cuando estamos a punto de dar un gran paso en nuestra vida, pero déjame preguntarte algo, ¿qué hizo Steve Jobs cuando quiso emprender? Creer en su sueño. Y mira de qué manera lo consiguió. Si él hubiera dudado de él mismo y de su meta, no habría logrado ni la décima de sus resultados. Por eso, mi consejo hoy para ti es que sigas adelante con lo que estás planeando y que tomes medidas para reducir el riesgo en tus negocios, pero nunca dejes de buscar eso que sueñas. Roberto nos cuenta que al invertir planifica, pero no siempre sigue ese plan por la euforia. Roberto: me alegra que nos cuentes eso que te pasa porque es el primer paso para reconocer que hay aspectos que debes ajustar en tu mentalidad y en tu estrategia. Al respecto, solo quisiera decirte que seguir tu plan es cuidar tu dinero. Tu mente puede hacerte creer que, si te arriesgas, puedes ganar mucho más, pero ese es solo uno de sus trucos para demostrarte que ella te domina. Por eso tu tarea de ahora en adelante debe ser seguir tu plan, aun-

que pierdas un poco al principio, para que así puedas saber cuál estrategia es ganadora para ti y puedas, finalmente, llegar a ser un inversionista exitoso. Felipe Faraone dice que si hubiera invertido en Apple hace años hoy habría logrado más del 90% en ganancias. Felipe: lo que dices es cierto. Apple es la mejor prueba de que los inversionistas debemos cultivar nuestra paciencia. Quienes invirtieron en Apple en sus inicios y supieron esperar, hoy están recogiendo los frutos. Pero esto no solo aplica para las inversiones a largo plazo. Incluso cuando invertimos intradía, la paciencia puede ser la llave que nos conduzca a la riqueza. De ahí la importancia de reconocer ese momento justo en el que debemos invertir, seguir nuestro plan y confiar en él para que podamos hacer operaciones ganadoras en la Bolsa de Valores. Olga Lucía Gómez quisiera saber de qué forma la crisis de Lehman Brothers afectó a los inversionistas. Olga: al entrar en crisis Lehman Brothers, debido a que las hipotecas subprime dejaron de ser un buen negocio porque nadie estaba respondiendo por ellas, se generó una reacción en cadena en la economía que produjo una venta masiva de acciones debido a que los inversionistas buscaron proteger el dinero que podían, aunque no todos lo lograron. Esto, a su vez, generó una recesión. Es decir que la gente, para proteger su dinero, disminuyó el consumo, lo que afecta directamente a las empresas o industrias. Además, muchas personas perdieron sus trabajos. Fue por esto que esa crisis, que inicialmente fue en un banco de inversión, se convirtió en la peor crisis económica de los últimos tiempos.

31


32


34

Zen Trading Magazine - Ed 19  
Zen Trading Magazine - Ed 19