Page 1

zebrazul l

zebrazu

l zebrazuul

(e)VITA EL EXCESO


LA ZEBRA BORRACHA

ABRIL 2014


EDITORIAL

Lo que pu

)

Letroscopio

do ser (8

6

Viajar-beber-Desvanecer(20)

) 4 2 ( A I C N E L VIO eja ) d os (36 n o nos n o j rir e i El v mo

rtes Ra

DEZEB

CHAV

en un d Dream A O The Ladie H

ken!!! aduu

Alcoh vid

afé

C

(40)

as

POPULUS VINÍFERA

Es gr

KAREN


Burbujas de Champagne LA DOLCE VITA....................... 66 Borrachos y rebeldes de Hollywood................................... 78 UNA NOCHE, UNA BANDA y UN CHICLE..............................94 Spring Breakers..........................102

142

茅 con Gadge

Asabi Robocco Beerbot...150 Shot Time...152

de zeb La Z ra

hol en los deojuegos

Mel贸metro

VELA VARGAS...106 Amy muri贸 d铆a de lluvia....118 little Dream...128 Otro Vodka Stinger: es Who Lunch...132

raciosa porque es blasfema: N WALKER ...154 #SiYaSabenComoSoy PaQueMeInvitan...164


ENPIJAMANDO AL CABALLO

Enpijamando Al Caballo La primera Zebra temática, he de confesar que no tengo mucho para platicarles acerca del alcohol, por lo menos, ninguna experiencia memorable. No soy una gran bebedora, ni siquiera una bebedora media, mi mayor logro es tomarme dos cervezas, y me siguen mareando. El sabor del alcohol no me es muy grato, tengo que estar de excelente humor para tomarme algo. Sin tener historia venturosa, alocada o desastrosa sobre el alcohol, pensé, qué experiencia podría contarles y recordé una de las mayores metidas de pata que tuve como profesora. Fue hace cuatro años, en un semestre muy tormentoso para mí. Trabajaba en una universidad privada y me tocó enseñarles redacción a los alumnos de primer semestre de Ingeniería Mecánica. ¿Se imaginan a 50 trogloditas que apenas van

saliendo de la adolescencia? Todos más grandes que yo, porque soy pequeñita, sólo mido 1.50 m. Pues ahí estaba yo, en la recta final para que acabara el semestre. Había tenido que soportar que se aventaran avioncitos de papel, que me dejaran las mochilas en el escritorio cada que los pasaba al pizarrón, no fuera a ser que el compañero de junto les gastara una broma, tenía que elevar mi voz de niña sobre los cincuenta vozarrones que deseaban quebrantar mi voluntad. Lo había sorteado con éxito hasta el momento, pero ahí estaba ese maldito de Murphy, informándome que todo había sido muy bueno para ser cierto. Parada junto al pizarrón, un viernes, intentaba explicarles cómo funcionaban las oraciones Adjetivas, Sujetivas, Adverbiales y todas esas otras, tan bonitas para mí.

6


zebrazul Resultaba obvio que no me prestarían mucha atención, porque sus susurros empezaban a atormentarme. Quise, con todas mis fuerzas, gritar: ¡Silencio!, sin embargo, mi boca me traicionó, alguna extraña fuerza de mi cerebro, que no pasó a la consciencia, decidió exclamar: ¡Salud!, no sé cómo pasó, lo que sí supe, al segundo siguiente, fue que una cascada de carcajadas invadió el espacio, mientras que algunos articulaban, entre risas que amenazaban con sofocarlos: “¡Salud, maestra!, ¿Quiere que las sacamos?, Mario las trae en la mochila” Ilusa yo, pensé que podría ser una broma, cuando veo a Mario abrir su maleta y, en lugar de haber libros ahí, contenía unas tres botellas de dudosa procedencia. No pude más que reír, lo peor es que cuando intenté recobrar el control de la situación, volví a gritar: ¡Salud!. No me quedó orgullo para el resto del semestre, porque aquel ¡Salud! fatídico se convirtió en el gesto de bienvenida para mí. Adelante, ríanse, para mí es otra de esas anécdotas graciosas de mis tiempos como maestra. Sé que

vendrán más, pero, para serles honesta, odio dar clases, aunque resulto ser bastante buena en el asunto. Este mes ha sido venturoso para la revista, las publicaciones han ido ganando cada vez más adeptos. Ahora hasta nos invitan a exposiciones en galerías importantes de España, lo malo es que no incluyen el boleto de avión, de lo contrario esta sería una edición trasatlántica. A la gente le están gustando nuestros contenidos. Siempre nos esforzamos por hacer números decentes, por lo menos, satisfactorios para nosotros. Aunque este asunto de lo gratuito nos está cobrando factura. Hemos pensado en incluir publicidad, pero somos realmente patéticos en eso de los negocios, tal vez sea porque ninguno estudió administración o finanzas. Si alguien sabe cómo hacer eso, por favor, denos un curso o siquiera mándenos unas diapositivas, explicadas como a niños de kínder, por aquello de nuestro lento aprendizaje financiero. Sin más por el momento, me despido formalmente, esperando que esta Zebra temática sea de su agrado.

7


LETROSCOPIO

LO QUE PUDO SER O H L I Z OR:

P

o copi

Letro s

8


zebrazul Parecía que llevaba en esa silla desde que nació, aunque, en realidad, sólo habían pasado tres meses desde la actual catatonia. La baba se le escurría por las comisuras de la boca. Había que limpiarlo cada media hora. Ni hablar de la necesidad de cambiarle los calzones cagados tres veces al día. La peste se hacía insoportable si ella no se daba cuenta, ya ni su cuñada quería ayudarla a cuidar del otrora “buen hermano”. Era su deber, al menos eso se repetía, como si de un rezo se tratara. En ocasiones la asaltaba la razón y se enojaba con ella misma por treinta años de brutal matrimonio. Maldita fuera su madre, desde chiquilla le metió en la cabeza que al marido había de respetársele, no importaba si a una le tocaba un golpeador, un borracho o un infiel, sólo había que rezar para que no fueran las tres juntas. Ella hubiese preferido que fuera de esos que andan de cama en cama poniendo hijos. Al menos lo hubiera dejado de ver los días que estuviera con las amantes. No, a ella le había tocado el de la peor calaña, un borracho perdedor, de esos que se abrazan al inodoro y se resisten al trabajo. Tenía que limpiar sus vomitadas, dormir a medias para cuidarlo de que no se fuera a broncoaspirar, en ocasiones, ir por él a la cantina porque ya no se tenía en pie. Cuando trabajaba, si se le venía en gana, lo hacía como conserje en el hospital de donde ella era enfermera. A duras penas sabía leer, ni la primaria había terminado por darse a la vagancia.

9


LETROSCOPIO

El muchacho nunca había sido muy listo, algún daño en el cerebro traía desde que lo parieron. Tal vez, se debía a que su madre había aspirado los químicos con que trabajaba el marido, cuando le ayudaba en el laboratorio a falta de asistente. No se sabía por qué, pero nunca presto atención en la escuela, como si estuviera en el limbo mientras la vida sucedía. Eso sí, las fiestas eran su especialidad, nada más comenzaba a sonar la banda, se paraba como resorte y comenzaba a bailar, mover el cuerpo le resultaba hipnótico y, habría de decirse, no lo hacía nada mal, al contrario, era la sensación de las pistas, desde que sus pequeñas ancas pudieron tenerse en dos. Su éxito como bailarín se aunaba a una voz de tenor que, por la falta de instrucción formal, sólo utilizaba para las canciones de moda. Pudo haber tenido un futuro espléndido en la música, de no haber sido porque descubrió que las correrías infantiles y, más tarde, las trapisondas de adolescente eran más entretenidas que aplanarse las nalgas en un pupitre de madera. Comenzó a escaparse del patio de la primaria a los 9 años, junto a dos niños del último año, hijos del albañil que les había reparado el techo de zinc hacía poco. Al principio, sólo se daban vueltas por el malecón, espiando a las turistas gringas que se asoleaban en sus bañadores completos, a las 11 del día. De ahí, comenzaron

10


zebrazul

a distraer a las chiquillas de la Pureza de María, un colegio de monjas españolas que sólo aceptaba a señoritas. Se colaban por la malla ciclónica que daba al patio, perseguían a las muchachitas con patas de arañas e iguanas vivas que se hallaban en los lindes de la escuela. Cuando veían a las monjas correr con las escobas, salían en tropel hasta que les faltaba el aire, entonces, se detenían a reír mientras repasaban los gestos de las niñas asustadas y la mirada furibunda de las madrecitas. Tras dos semanas de correrías, el director de su escuela mando a llamar al padre, ofreciéndole la posibilidad de, él mismo, ser el tutor del niño. El gesto tan amable no se debía a la generosidad del director, sino al carácter ilustre del padre, cabeza de familia de uno de los más rimbombantes apellidos de la región. Pese a las promesas de reivindicación y éxito, que auguraba el director para su hijo, él supo, desde los primeros años del niño, que no tenía remedio. Lo contrario era engañarse, y lo había hecho por amor a la esposa, pero ya no podía seguir fingiendo que algo se podía arreglar con ese hijo, mejor enfocarse en los otros seis. Nunca se supo si la decisión paterna fue la que lo llevo a convertirse en un bueno para nada, o si, como muchos alegaban, su destino era ése. Lo que es cierto es que se volvió hijo de la calle, pese a tener comida y alojamiento en casa.

11


LETROSCOPIO

Solía desaparecer constantemente, fugándose a la finca de las tías solteronas, para ayudarles a llevar los pollos al mercado. Pasaban días sin que se supiera dónde estaba, fuera de preocuparse, los padres, creían que, al menos, era de provecho para alguien. El alcohol lo descubrió en una de esas escapadas. El circo había llegado al pueblo. Se instalaron en un lote baldío que les prestó el ayuntamiento. Urgido por las ganas de ver al mago, al domador de leones, quizá, a la mujer barbuda, gastó los pesos ganados, por la ayuda en el mercado, en un flamante boleto para la primera función matutina. Entró con la carpa oscura, sin saber a dónde dirigirse, así que se sentó en el primer banco que se halló, una tabla pelona que ni lijada estaba, así que, si te movías mucho, podías pasar el espectáculo con el trasero astillado. Una luz redonda apareció al centro de la pista y, de entre las mantas que hacían de telón, apareció un hombre con smoking y chistera, que presentaría los actos el resto de la velada. Todo en el circo tenía esa aura mágica de cuento, como si la vida tras bambalinas fuera siempre de la misma manera y aquellas sonrisas de artista se traspasaran al día a día. A sus trece años eso era la vida: itinerante por el mundo, al principio recoger las montañas de mierda de los elefantes, para con los años volverse trapecista o, incluso, comprar toda la compañía circense. Espero junto a la carpa a que terminaran las funciones previstas para el día. Cuando hubieron salido todos los artistas, se acercó tímidamente a ellos. Juntando todo el valor acumulado por años de vagabundeo, pidió lo aceptaran como asistente

12


zebrazul

del domador, como chico de los recados o como boletero si hacía falta. Es bien sabido que hace 50 años el circo aceptaba a cualquiera, siempre y cuando no les fuera a dar la lata con las autoridades locales. Resolvió su vida en una noche. Para celebrar su recién adquirida independencia y su primer empleo formal, fue invitado a tomar una copa de Ron de caña. Sin convencimiento aceptó la oferta, no podía verse pusilánime ante sus nuevos compañeros. El líquido transparente olía al que usaba su madre para curarle los raspones, pero se apreciaba un regusto dulzón en el aroma. Sin pensarlo, se tomó de un golpe el trago, a medida que descendía, una quemazón le fue arrasando las tripas, parecido a lo que sentía al enojarse, tal vez, ya había nacido con el gen del vino sin saberlo. La primera impresión lo hizo sentirse vivo, dueño de su persona, era todo un hombre. Esa primera sensación sería la perseguida en todas las botellas que iría consumiendo hasta sus 63 años. Parecido a ese primer beso que nunca vuelve a sentirse igual. Esa celestial borrachera se le quedó grabada en el cuerpo. Para su suerte, la travesía en el circo no duraría ni la semana. Una vecina de sus padres, que había llevado a su prole a la última función, lo vio limpiando unas jaulas. Para pronto, corrió con el chisme al padre, quien podía permitir que su hijo fuera un inútil, pero dentro de sus parámetros, porque jamás un hijo de él sería cirquero. Con el chilillo en mano, sacó al hijo a latigazos del circo. Por más que gritara, ni los leones ni el hombre más fuerte del mundo, movieron un dedo para rescatarlo de la tiranía paterna.

13


LETROSCOPIO

14


zebrazul Los meses siguientes fueron de enfermedad. Después de la azotaina del primer día, su ánimo decayó al grado de no beber y no comer por la tristeza. Ni las invitaciones de los hermanos a jugar, ni los llantos de la madre podían sacarlo de la depresión por la carrera trunca. Al cabo de un año volvió a salir, esta vez con la esperanza de conseguir empleo en el periódico dirigido por un amigo del padre. La botella tendría otros planes para él. A mediodía, tras las entregas del diario, los jovencitos se reunían cada viernes en casa de una antigua prostituta que, sin poder ya ejercer la profesión, se dedicaba a destilar alcohol en un alambique heredado por algún cliente regular. El brebaje, del color de las aguas sucias, era servido en unas tacitas de peltre, que producían un sonido como de vacío metálico, encantador para los adolescentes que iban descubriendo el gusto por el trago. Pese a las parrandas semanales, parecía que el vicio estaba controlado. El cataclismo sobrevino a los 18 años, cuando tuvo edad para frecuentar los bares nocturnos, no es que no lo pudiera hacer antes, pero, por alguna clase de respeto paterno, no lo había intentado. Su gusto por la cantada y el baile lo hicieron popular entre los borrachines asiduos. Llegaba a casa hasta bien entrada la mañana, por supuesto, perdió el empleo. El colmo era cuando su padre tenía que ir a recogerlo en la madrugada, a los canales de aguas negras donde se caía de borracho y algún buen camarada se daba a la tarea de ir a avisar a la casa, antes de seguir la fiesta. Sintió la muerte cuando la vesícula comenzó a darle los primeros cólicos, que sólo anunciaban la lenta destrucción del hígado. En cuanto se le pasó el susto regresó a las andadas.

15


LETROSCOPIO

Debido a las recriminaciones familiares, tomó un empleo de conserje en la radiodifusora nacional y poco a poco fue reduciendo el número de días de borrachera. Parecía que su etapa de alcohólico por fin terminaría. Para regocijo de la madre, conservó el empleo hasta los treinta años. A veces lo dejaban cantar los locutores en vivo, era un juego que tenían entre ellos y parecía satisfacer al público, sobre todo a las muchachitas que se preguntaban de quién era esa prodigiosa voz que se sabía el repertorio actual. Entre ellas estaba Matilde, una enfermera recién graduada que trabajaba en el mismo hospital que su hermano, el médico, el orgullo de la casa, quien escuchó suspirar a Matilde una tarde frente a la radio, inmediatamente, reconoció la voz del hermano y confesó a la chica enamorada que conocía al cantante. Concertó una cita entre ellos. El carácter festivo y desinhibido de él caló en el alma de Matilde. Se enamoró de un completo extraño o, más bien, de su voz y alegría. Ella no era la más bella, ni tenía encantos que enloquecieran a un hombre, pero lo compensaba con su pasión por la música y por un gusto por el trabajo que dejaba en calle a cuantas quisieran hacerle competencia. Era una mujer fuerte, independiente y estudiada, más de lo que él habría creído merecer.

16


zebrazul

Su noviazgo no fue muy largo, habrá durado un par de meses, cuando sucumbieron a las exigencias de la madre por verlo casado. Por amor o por quitárselo de encima, antes de que la muchacha supiera lo que había comprado, organizaron una boda sencilla, pero digna del apellido ostentado por el novio. Tras cinco años de intentar la descendencia, se sometieron a pruebas médicas. Para sorpresa de ambos, los dos eran estériles. Matilde tenía tanto amor para ofrecer y nadie en quien depositarlo. Para él sirvió de pretexto, sin responsabilidades de hijos, podría dedicarse al trago sin compasión. Ella transportó toda su maternidad a cuidarlo, pero los años le harían saber que un esposo no puede ser un hijo, a pesar de que se le cuide como tal. A diferencia de muchas, su corazón no se amargó, se entregaba en cuerpo y alma a sobrinos, pacientes y a él. Tal vez debió dejarlo cuando le prohibió adoptar un bebé. Se la ofrecieron en el hospital, hija de una prostituta a la que le habían salido mal los negocios. A la madre le estorbaba y vio en la enfermerita a la candidata ideal para resolver sus problemas, bastó verle la ternura en los ojos para saber que ella era la indicada. Él, terminantemente, le gritó a la cara que no sería el padre de la hija de una puta, según sus argucias, saldría igualita a la que la parió. Como siempre, Matilde se tragó su amor y convenció a su propia madre de adoptar a la niña, así podría tenerla cerquita, aunque no la pudiera llamar hija.

17


LETROSCOPIO

Los años se les fueron haciendo eternos. Entre el alcohol y los dobles turnos para mantenerlo, a los cincuenta años parecía de setenta. Los últimos cinco fueron los peores, él fue perdiendo la memoria, en una demencia senil prematura, inducida por tantos años de alcohol. Olvidaba cómo llegar a casa, así que salía muy poco. Dejó de irse moviendo de manera paulatina, quedándose horas del día en cama, a veces hasta meándose en ella. Matilde lo asumió con la entereza de su profesión, era uno más de esos pacientes a los que cuidaba todo el día. Si su carrera hubiera sido otra, tal vez le hubiesen hecho falta fuerzas para tolerar a un hombre que sólo le dio sufrimientos. Lo despersonalizó para poder servirle, para seguir yaciendo junto a él sin que le faltara el aire. Los últimos pasos que daría en la vida lo encaminaron a la cantina, un tugurio de mala muerte, con piso de aserrín y con el perpetuo olor a orines, de las pocas cosas que permanecían en su memoria. Pidió un vaso de pulque, solo, porque los de sabores eran para maricones, él era todo un hombre, como lo fue la noche del circo. Lo sacaron del bar balbuceante, sólo para dejarlo tirado en la banqueta de enfrente. Cuando lo halló Matilde, apenas pudo moverlo hasta la casa. Los días pasaron y no regresó del todo. Atrapado en la última borrachera, pasó de la cama a la silla sin moverse, siempre cargado por algún sobrino, alimentado y limpio por la bondad de la esposa. Duró tres meses y nueve días en ese estado. Cuando murió lo hizo en silencio. Quizá la única bondad que tuvo para con ella. Sin pena ni gloria dejó el mundo y lo que pudo haber sido. Matilde, en su nueva calidad de viuda, fue construyendo con los meses una libertad que le había sido negada. Desempolvó el amor soterrado para compartirlo con ella. 18


zebrazul

19


LETROSCOPIO

20


zebrazul

Viajando solo, bebiendo solo Las personas viajan, yo me desvanezco. Me muevo solo, viajo solo. Bebo solo. Antes de abordar veo dos vagabundos haciendo el amor. Me los como con la mirada y escupo sus mierdas. Robo su whiskey Abordo el camiรณn. Me desvanezco.

Asiento veintiuno. Veo las ciudades enteras. El Sol muere y yo sin dormir. Bebo un trago y las yagas de cristo. Sangre divina, emborrรกchame Vino de vino, embriรกgame. Demonio de leviatรกn, flagela en mi boca un millรณn de mis bocas. Vomito en mi cuerpo destinos. Me pierdo entre el murmuro de mil ciudades. Me desvanezco.

21


LETROSCOPIO

Todos están dormidos Yo sigo sufriendo, no duermo/escribo y bebo no duermo/escupo demonios BestiasVómito PenetroInfinitos basura divina (ruega por nosotros). Vuelan por los aires, chocan en las ventanas y regresan a mi boca herida. Sangran mi boca, amargan mi nombre. Miro por la ventana y mi reflejo se desvanece en la noche.

Cierro los ojos. CierraLosOjos/SeDesvanece A la mañana siguiente estaré en otra ciudad. Donde nadie espera por mí.

22

D D


zebrazul

V i V V V a j i i i V a a a a r i j j j V a a ViajarViajarj r r r i a a r j a ViajarV r V i B a i a j e V BBeberB B a j b a i r Viajare e e B e a r b b b j e r a B e e e b r r r Bebere e b r e BeberB r B V e D e V b i B b a e e DV D D i V j s e Viajara r e a v D e e r Beberj i b r a s s a s e e D r v v v j n V r a s i a a e a e Desvanecer. Desvanecer. v r n n i n c j s ViajarV a a e e e e v n j r i D c c r c Desvanecer. a a a e . D e e e r B n j c e r r r a e e B e s . . e . V r D c i s a v j r b a r e B . v e a Bebere e b r a V n e Desvanecer. r s . Viajarn B b v e i r e a c e B a e V c j e r n b a e e r B i e e Beberr b . r c r . e e j e a b r D r r Viajare . D e r B e b s e e r D v Desvanecer. s BDD V e a v iDesvanecer. a j Bebera r s n eD Viajara v e b n e B a c e s e e n e v e r c s e r b a e v . c n e r a s Viajar. e r e v n Beberr c a . e D e e n s c v a n r e e r . . D BD c eBeberb e Desvanecer. r e sBebervsavnaec r. e Desvanecer. n e r e c DeDesvanecer. svanecer.e. r. Desvanecer.

r e b e B r a j a Vi . r e c e n a v s De 23


VIO VIO VIO VIO LEN VIO LEN LEN LEN CIA LEN CIA CIA CIA CIA LETROSCOPIO

Por: Zita Tarรกntula 24


N N

zebrazul

Entre en un bar, para huir de una noche caliente. No recuerdo el nombre, ni como lucía. En mi mente era uno de esos lugares, multiplicados al infinito en todo el mundo, similares en desgracias, con clones de cantantes mediocres y poetizas anticuadas contando sus patéticas vidas frente al escenario. El bar no tiene nada en particular, los mismos ebrios abrazados a la barra, golpeando sus tarros contra la mesa, pidiendo otro trago, las mismas niñas tetaschicas prostituyéndose en la entrada, rodeadas de escritores y pintores, artistas fracasados en busca de su musa. Nada en particular, excepto por ti. Al entrar te vi de reojo. Lo suficiente para saber que esta noche no dormiría sola. Jugué a hacerme la difícil, pero fracasé. Sonreí y caminé a la barra, los sonidos de mis tacones hicieron eco en toda la habitación. CLACK Clack clack. Cuando llegué a mi destino, todo mundo me observaba, fueron segundos de fama, tan efímeros como la espuma en la cerveza. Todos regresaron a sus asuntos, se sumergieron en sus sentimientos, en su propia melancolía, en su copa vacía. Volví mi mirada atrás y te busqué entre las cucarachas. Te invoqué con mi aroma, con mi pensamiento y atraje tu atención. Sostuvimos miradas por unos segundos, hasta quedar ruborizada. Me abaniqué con la mano. Esta noche el calor era insoportable.

25


LETROSCOPIO

Te acercaste y pusiste una mano en mis caderas. ¿Puedo invitarte un trago?, preguntaste, yo respondí con un movimiento de cejas. Me tenías. Crucé mis piernas, mientras paseaba mi dedo alrededor del vaso. La vuelta al mundo. Intentamos tener una conversación normal, hablar del trabajo, de mi vestido o de tus conquistas, pero nos fue imposible. Mis únicas pasiones han sido esta copa y el whiskey, confesaste después del tercer trago. Yo pensé más bien en un hombre, en mi primer amor. Cada uno conservaba sus adicciones y sabía que lo único que querías era llevarme a la cama. Si me lo hubieras preguntado, no me hubiera opuesto, me hubiera atado a tu cama y me hubiera transformado en licor, listo para tu consumo. Pese a mis artimañas de seducción, soy una mujer fácil, una Madre Teresa del Sexo, dispuesta a redimir los pecados entre mis piernas. Inféctame, gritaba en mi mente, vamos, pídemelo y seré tu esclava. Tu esclava sexual, como esas niñatas que hacen cualquier cosa por ir al concierto de su grupo favorito, un par de cervezas y el resto es historia. Yo era todas esas niñas, inocentes y corruptibles. Tú eras el demonio y mi padre, y el hijo y el espíritu santo y los santos que puedo esconder entre mis piernas en una noche de copas. Miré tu sonrisa bañada en cerveza, mientras masturbaba mi cabello. A decir verdad, no prestaba atención a lo que decías, salvo a que eras el único espécimen rescatable del lugar, no había nada que te

26


zebrazul diferenciara del resto de mis amantes de una noche. Pero, estoy aburrida y cansada de estar sola, de beber sola, de caminar sola, de dormir sola, de derretirme en este infierno, siempre sola. Pedí otra copa y a la séptima me invitaste a bailar. Cierra los ojos, ignora la música y deja que yo te conduzca, dijiste. Yo te obedecí, abrazaste mi cuerpo y me tomaste de la mano. Sentí tu calor y tu frío. Nos movíamos como fuego, apretabas tus piernas entre las mías, susurrabas una melodía en mi oído, Blue Moon, you saw me standing alone, seguí tarareando hasta abandonar mi cuerpo. Me adapté a tu respiración y escondida en tu hombro sonreía y lloraba a la vez. Achaques emocionales de tomar demasiado Vodka. En segundos, desaparecieron las cucarachas, el olor a inodoro y nos quedamos tú y yo, bailando en otra dimensión, besaste mi cuello y mordiste mi oído. Por mí, me hubieras devorado por completo y no me importaría. La cabeza empieza a vibrar. Abro los ojos y vuelvo a la realidad, bueno, a un punto medio entre la verdad y la ilusión. El bar seguía siendo asqueroso. Las mismas ratas se escondían en los rincones, los mismos ebrios infestando el ambiente con mediocridad, quizá, de tanto criticarlos me he convertido, sin saberlo, en una de ellos, otra patética borracha. Me asustó pensar en esta realidad, me aferré a tu espalda. Apartaste, cuestión de segundos, tu cuerpo del mío y me sentí desnuda.

27


LETROSCOPIO

Ocupamos una mesa, nos sentamos frente a frente. Bajo la mesa, nuestros pies se rosaban, en una orgía fetichista. Sobre la mesa, apenas nuestras manos se tocaban, hablábamos de cosas profundas, de esos temas que se tocan sólo cuando la embriaguez se ha apoderado del ochenta por ciento del cerebro. Intentaba conservar la seriedad, pero fracasaba, tus pies bajo la mesa me hacían sonreír, sonrojarme y olvidar cualquier argumento que paseara por mi cabeza. Pediste otros tragos, yo acepté, hace mucho calor afuera y no estoy lo suficiente mareada para evitar ese mar de personas, cruzando por las calles, rozando mis brazos con sus repulsivas existencias. ¿A dónde vas, de dónde vienes?, les pregunto en mi mente, no soy capaz de responderme. Te cuento un chiste para hacerte reír. Sonríes y me ofreces un cigarrillo. Recuerdo esa canción, Something Cool y me robo sus líneas para mi respuesta. Bueno, no fumo de ley, pero tomaré uno, podría ser divertido. Enciendo el cigarrillo y me lo llevo a la boca. Nunca antes había fumado, no le vi motivo en mi adolescencia, para cuando quise hacerlo, me supe lo suficiente vieja para empezar con otro vicio. Lo aspiré, rápido, vi las cenizas rojas en la punta, supuse que lo estaba haciendo bien, pero pronto caería en cuenta de mi error, el humo sofocó mi pecho y lo

28


zebrazul

expulsé con escandalosos tosidos. Del otro lado, tú te reías de mi intento fallido. Cogiste mi cigarro y empezaste a fumar, me indicaste con tu mano que me acercara, me recargué sobre la mesa. Exhalaste el humo dentro de mi boca, una bocanada grande y espesa, blanca y brillosa, como una luz. Un fantasma penetró mi boca, poseyó mi cuerpo. No lo sueltes, dijiste, sostenlo dentro. Escuché sumisa, obedecí la orden. Aguanté la respiración, te mantuve dentro hasta que fue doloroso. Veía tus ojos, y me veía reflejada en ellos, estaba azul y patética, como cadáver. Intenté sacar el humo y cubriste mi boca con tus manos. Prefieres verme asfixiada, pensé, mientras intentaba alejar tus manos. Tú te resistías a dejarme libre. Yo estaba mareada, sentía una mezcla de vodka y humo subir por mi cabeza, en su camino, corrompía cada célula de mi cuerpo. Sentí frio. Retiraste tu mano y te vi sonreír, una sonrisa sorda y torcida, con un dejo de sadismo. Suéltalo, dijiste. Esta vez no tosí, exhalé un humo verdoso con olor a putrefacción. Lo vi abandonar mi cuerpo y difuminarse en el aire, mientras viajaba hacia la luz. Sentí una ausencia, como si parte de mí se hubiera ido con ese humo, adornando el techo de este bar por la eternidad. Sonreí, para ocultar mi luto. Pediste otros tragos y fuiste al baño.

29


LETROSCOPIO

En tu ausencia, sentí de nuevo calor, desabotoné mi escote, casi al punto de la obscenidad. Hice un recuento de todos los hombres con los que me he acostado, una lista monumental y escandalosa, comparada, en atrocidad, con el empadronamiento militar de un país pequeño y tercermundista. Podría tener mi propio ejército, me detuve mucho tiempo en esta asombrosa revelación. Hice un recuento de mi armada, los dividí por tamaños, pesos y excentricidades en la cama. Del peor al mejor. Escogí a los peones penechico, a los caballos, a las torres, a los alfiles y planeé tácticas de combate. Llegaron los tragos. Bebí uno de prisa, como quien toma la sangre de Cristo y espera santidad. Algunas gotas escurrieron por mi barbilla y mojaron mi vestido, transparentando la tela, dejando al descubierto mis pezones, rosas y erectos. El mesero los observó con una mezcla de lujuria y lástima. No me preocupé siquiera en cubrirlos. Me daba muy igual y de habérmelo pedido, no hubiera dudado un segundo en amamantar a ese mesero, dudo que obtenga algún nutriente de mis pechos, pero siempre es una buena opción para el entretenimiento. Lo miré a los ojos y en seguida se cohibió, lo vi alejarse de la mesa con una abominable erección, que por más intentos que hacía para esconderla, era evidente y escandalosa, antojable, si te gusta eso de la pedofilia.

30


V zebrazul

IA C N E L IO V IA C N E L IO V IA C N E VIOL IA C N E L IO V IA C N E L IO V IA C N E L VIO

I

VIOLENCIA VIOLENCIA VIOLEN VIOLENCIA VIOLENCIA VIOLEN CIA CIA 31


LETROSCOPIO

Mientras venías me terminé la ronda de tragos y pedí otra. Mi mente regresó al campo de batalla, recorrí los pelotones, hasta llegar con mi primer amor. Recuerdo cuando salíamos por la noche, éramos jóvenes y estúpidos, por eso terminamos juntos. Recordé su aliento y el mapa de sus manos, me sé las líneas de memoria. Poseída por un demonio ancestral, las dibujé en la mesa con mi uña, haciendo surcos en los charcos de alcohol. Cuando me di cuenta de lo que hacía mi mente intentó cubrir esa idea. Atonté mi recuerdo con otro trago, cerré los ojos y vi cómo aquel chico se desvanecía en mi mente. Un clavo saca a otro clavo, en veces se necesitan muchos clavos, de diversos tamaños y formas. Y cuando toda una ferretería no es suficiente, el vodka ayuda a desaparecer el resto. Una nueva adicción viene a devastar los estragos de la anterior. Empiezas a desvanecerte en mi mente, de momento me despido de tu recuerdo. Te archivo entre las calles de mi ciudad. Bebí de nuevo, esta vez rápidamente, para decirte adiós por completo. Hasta la vista, Cerré los ojos y te vi llorando. Cuando los abrí, mi cita había regresado.

32


zebrazul Rápido, borro mis dibujos con mi manga, como asesina a punto de ser descubierta. Él tomó asiento sin decir una palabra. Sacó otro cigarrillo de su paquete. Tomé el encendedor de la mesa, le ofrecí fuego. Dio una bocanada profunda y miré las cenizas al rojo vivo. Sabes, le dije, siempre me ha gustado pensar en las cosas que se pueden quemar con facilidad. De niña solía escribir cartas de amor y quemarlas. El fuego purifica, me decía, inclusive he pensado muchas veces en prenderme fuego a mí misma, si lo hiciera esta noche, no sólo terminaría con mi vida. Tengo tanto alcohol dentro que incendiaría la ciudad entera. Sería un infierno consumido por mi infierno. Sonreí y me aferré a la copa, mi salvavidas. No me gustan las cosas que no puedo ver arder, continué con mi monólogo, no sé hasta qué parte del mismo era verdad. Me he mudado tres veces de ciudad, cada vez que cometo un gran error, empaco mi copia de Los Miserables, mi disco de Pink Martini y le prendo fuego al resto. Hago una pausa, veo su sonrisa, muda y difusa, escondida tras el humo de cigarro. Cierro los ojos, en mi mente hay completa

33


LETROSCOPIO

oscuridad. Negrura absoluta. Continúo mi discurso, esta vez casi susurrándolo para mí. Salgo de la ciudad, sin pasado y sin recuerdos, o al menos eso me gusta pensar a mí. Me tranquiliza pensar que no hay nada que el fuego no devore. En algún momento, cuando yo muera me prenderé fuego y será como si nunca hubiese existido. Una luz molesta interfiere con mi obscuridad. Abro los ojos, con dificultad, los dirijo rápido a la fuente de luz, por la rendija de la puerta veo pasar los primeros rayos del sol. Ha amanecido, me he olvidado por completo del tiempo. Regresé mi mirada al frente. Pero él ya no estaba. Le busqué en el bar con la mirada. Vi a los perdedores de siempre, pero él ya no estaba. Puede que se haya aburrido y se haya marchado. Puede que ni siquiera haya estado aquí esta noche. Volví a quedar completamente sola. Sola y sobria. Me quité los tacones y los dejé sobre la mesa. Descalza salí del bar y me perdí en un mar de gente. Esperaba ahogarme y en el fondo,

I

encontrarte de nuevo.

34


zebrazul

cI

e

L

N

A I C N IA E L O I ENC V A VIOL NC I C N E CIA IOLE L O I V LEN A V A I C VIO ENCI N E L O ENCIA VIOL I V A VIOL CIA I C N E CIA OLEN IA L O I V LEN A VI ENC VIO LENCI A VIOL VIO LENCI VIO 35


EL VIEJO NO NOS DEJA MORIRNOS

LETROSCOPIO

Morrison Alemรกn 36


zebrazul

Vamos Dios, no seas tan viejo aguafiestas, a veces le digo. No tengo nada, soy una viejo miserable con panza cervecera. Sabes cómo me miran todos cuando voy por la calle, ¡sabes cómo evitan toparme de cerca! O cómo aguantan la respiración, como si yo fuera una especie de parásito maloliente. Parásito, sí. Maloliente, no. Tú me ves cómo me lavo y me lavo la mugre, a veces me tallo hasta que la piel enrojecida ya me arde. ¿Será que quiero lavar culpas? ¿Amores que arruiné? ¿Familias que rompí?

37


LETROSCOPIO

Ah, ya no sé, Dios. Tú estás allá en el Cielo sentado en un bello trono con angelitos rechonchos que te echan aire y te veneran; y yo estoy acá, tan confundido, tan amargado, tan sediento y tan cabrón. He llegado a creer que te diviertes, que debes de estar un poco aburrido allá con tan perfecta monotonía y me necesitas, y necesitas a todos los que son como yo, por eso no nos matas. Borrachos vomitivos infinitos. Desgraciados que lloran lágrimas de 40 grados y bailan tristes tratando de no pisarse los talones. Dios, yo estoy aburrido también. Estoy enojado, estoy triste, estoy avergonzado, estoy todo, menos feliz, menos extasiado, menos emocionado. Tengo bolas de estrés cerca de los hombros, me arde cuando orino y me tiemblan las manos. No sé hacer nada más que andar de imbécil embebido, de mendigo.

38


zebrazul

Dios, ¡estoy tan desesperado que me he detenido a hablar contigo! Dios, si te pido que termines con todo y me mates es porque quiero a tus rechonchos angelitos haciéndome mimos para sentirme especial, porque mi madre nunca me sobó la panza cuando enfermaba siendo niño. Y me enfermaba siempre. Soy desgraciado a veces por azares del destino, a veces por decisión propia. Pero siempre he sido un desgraciado y, a pesar de, no me quiero matar y cometer pecado contra ti porque quiero tejerme nubes en el cabello. ¡Ah, cómo te tardas!

39


POPULUS V

VINOPLÁS POÉTICA E COPA DE ALCOHOL 12% Acompañar con: Vino Tinto


zebrazul yellow

blue

VINÍFERA

STICA: EN UNA E Por:VINO Pipo Riobóo

Serie Bodega #005 2013 Acrílico Sobre Lienzo 12X1

dezebrartes

red

41


DEZEBRARTE

Colores que incitan a la alegría, a la buena vida acompañada por una copa de vino. Vinoplástica es la tercera etapa

VINOPLÁSTICA

de la Colección Mediterránea del artista Malagueño, Pipo Riobóo. Consta de una decena de óleos y 160 acrílicos sobre lienzo. En esta maravillosa obra se destaca la vitivinicultura y la gastronomía, como parte fundamental del espíritu mediterráneo. En Vinoplástica, existe un diálogo entre el espectador y la obra, en un juego lúdico que nos introduce en la cultura enológica, específicamente, del pueblo andaluz y malagueño, pero se extiende a todas las regiones del mediterráneo, no sólo a las que se encuentran dentro de España. Pipo desea que el arte no se considere elitista, que llegue a la mayor cantidad de gente posible, a través de los emblemas socio-culturales y manteniendo una conexión directa con los sentidos que despierta el vino, en una región que tiene por tradición beberlo, sin importar su status económico. Disfrutar de la obra de Pipo es gozar con colores capaces de palpitar y formas onduladas e insinuantes.

42


zebrazul

Acinipo-2013-Ă“leo Sobre Lienzo-100X65 43


DEZEBRARTE

44


zebrazul

La Viña Mujer-2013-Óleo Sobre Lienzo-90X120 45


DEZEBRARTE

El carro de doña felisa-2013-Óleo sobre lienzo-110x90

46


zebrazul

Chinchilla-2013-Ă“leo Sobre Lienzo-81X100

47


DEZEBRARTE

48


zebrazul

Botellero De Tintos-2013Ă“leo Sobre Lienzo-100X90

49


DEZEBRARTE

50


zebrazul

La Tasca En La Bodega 2013-Ă“leo Sobre Lienzo 81X100

51


DEZEBRARTE

52


zebrazul

2013-AcrĂ­lico Sobre Lienzo 16X21-Serie Bodega-#054

53


DEZEBRARTE

54


zebrazul

Serie--2013-AcrĂ­lico Sobre Lienzo-16X21-Serie Bodega-#055

55


DEZEBRARTE

56


zebrazul

El Jardín-2013Óleo Sobre Lienzo-90X100 57


DEZEBRARTE

Serie--2013-AcrĂ­lico Sobre Lienzo 16X21-Serie Bodega-#054

58


zebrazul

Dicho Estรก Todo-2013 ร“leo Sobre Lienzo-55X46

59


DEZEBRARTE

No Hay Dos Sin Tres-Ii-2013 Óleo Sobre Lienzo-55X46

60


zebrazul

Brindamos Por El Amor-2013 Ă“leo Sobre Lienzo-50X50

61


DEZEBRARTE

62


zebrazul

Serie--2013-AcrĂ­lico Sobre Lienzo 16X21-Serie Bodega-#057

63


DEZEBRARTE

64


zebrazul

POPULUS VINÍFERA Memoria De Un Vaso Medio Lleno- 90X60 Técnica Mixta-2013-Marco 100X70 65


a

zul nda

El perro

ALCOHOL 20%

Acompa単ar con: Champagne

LAS BURBUJAS DEL CHAMPAGNE:

LA D


zebrazul

e

POR: PEGGY SIN

DOLCE VITA

POR: PEGGY SIN

67


EL PERRO ANDAZUL

La Dolce Vita, se resume en su primera escena, de lejos, las ruinas, sobrevoladas por un helicóptero con una estatua de Jesucristo, transportada al Vaticano, seguida por otro helicóptero piloteado por tres reporteros. Entre ellos se encuentra Marcello, protagonista del filme. Después de recorrer partes de la ciudad, pasa encima de una terraza donde unas chicas en bikini toman el sol y unos tragos, Marcello pronto intentará conquistarlas, pedirles el teléfono con

68


zebrazul señas, porque las hélices no permiten mantener una conversación, cuando es rechazado, les envía un beso a las chicas, antes de continuar su camino. Una mezcla entre lo sagrado y lo profano, lo religioso y lo sexual, lo profundo y lo vano, los polos de la vida y el sentido de la misma, que se ponen en perspectiva ante los ojos de Marcello, joven y famoso periodista, seductor y visitante asiduo de bares de Roma de los sesentas.

69


EL PERRO ANDAZUL

Entre lo sagrado y lo profano, escojo lo profano y lo superfluo, aunque sea de momento, para hacer mención a una de las películas más emblemáticas de la historia del cine: La Dolce Vita, de Federico Felinni, imitada u homenajeada por muchos directores, fotógrafos, artistas plásticos, diseñadores de moda y, porque no decirlo, generaciones y generaciones de jóvenes en búsqueda de la vida fácil y salvaje, los viernes de parranda, el sexo desmedido y la efímera felicidad escondida en una copa de whiskey.

70


zebrazul

La película está dividida en siete capítulos distantes y vagamente conectados entre sí, una técnica de narración bastante moderna para la época en que fue filmada. Generalmente, los capítulos inician en la noche, con la efervescencia del champagne, principalmente en fiestas o cabarets, lugares donde Marcello se encuentra con sus compañeros fotógrafos, amigos, con su celópata y depresiva novia, su padre y una lista enorme de conquistas femeninas.

71


EL PERRO ANDAZUL

Una de esas conquistas es Sylvia, extrovertida actriz americana, que cumple a la perfección ese mito de que las chicas rubias se divierten más. Después de una fiesta, con champagne y rock and roll, Marcello y Sylvia terminan vagando por la ciudad en la madrugada. Poco a poco, las condiciones de la noche se presentan desenvolviendo una aventura romántica, sensual y efímera, un ícono del amor a la italiana. Primero, vagando por las calles de Roma, Sylvia encuentra un gato, un pequeño minino blanco que se pasea por el cabello de ésta. En seguida, manda a Marcello, a las cuatro de la mañana a buscar leche para el gatito. Mientras Marcello cumple su enmienda, Sylvia vaga por las calles, hasta que la descubre, frente a ella, como un espejismo, aparece la Fontana di Trevi y, sin pensarlo dos veces, se mete en ella. Cuando regresa Marcello, es seducido por Sylvia a meterse en la fuente, éste acepta y es entonces, en plena madrugada, a la mitad de la noche, cuando Marcello le confiesa su amor, Silvya, como en un sueño erótico, deja caer sobre la cabeza de su acompañante gotas de agua de la fuente. De pronto, todos los sonidos de la ciudad se desvanecen, la fuente enmudece dejando a Sylvia y a Marcello, solos en el mundo. El capítulo termina, con una repentina salida del sol, Marcello nunca vuelve a ver a Sylvia. La escena que acabo de describir ha sido tomada como referente de romanticismo en todo el mundo, representándose en miles de ocasiones, recordando la magia de este momento. Entre mis favoritas, se encuentra la réplica que hacen en la película española Elsa y Fred, dos ancianos que, movidos por los deseos de Elsa, viajan de Madrid a Roma y como locura de amor, más que como ataque senil, se meten en la fuente, a la mitad de la noche, pronto el color se pierde de la película y quedan los dos viejos solos, confesándose su amor.

72


EL PERRO ANDAZUL

Otros encuentros memorables de la película son los de Marcelo en una fiesta con un amigo, Stanier, donde el estilo de vida de un señor casado, con dos hijos, una mansión y un trabajo estable, se contrasta con la vida caótica y festiva de Marcello, que, a pesar de tener novia, no parece querer sentar cabeza. El personaje de Stanier es importante para la película, ya que representa el ideal de perfección para Marcello, por ende, se impacta al enterarse de su suicidio, después del asesinato de sus propios hijos. El suicidio de Stanier es el penúltimo de la película, que no tiene una vinculación racional con la escena final del filme, una grande y alocada fiesta. Si los jóvenes que me leen creen que sus fiestas, basadas en una copia con menos presupuesto de algún video de Miley Cyrus o Katy Perry, son la definición del caos y alocamiento, deberían darle un vistazo a la fiesta de Marcello, para darse cuenta que sus reuniones son en verdad un convivio de kínder, en relación con la escena final de la Dolce Vita, la vorágine del exceso y del caos.

74


zebrazul La describiré brevemente para que se den una idea, la fiesta inicia irrumpiendo ilegalmente en la mansión de un amigo, mientras todos están bebiendo y fumando en cualquier parte de la casa, una de las invitadas se propone, para entretener a sus amigos, un striptease, que termina con ella en el suelo envuelta en una piel. En seguida, ya con muchas copas de más, Marcello empieza a decir las verdades de todos sus compañeros y a hacer destrozos por doquier, es decir, a malacopear: Le tira la cubeta de hielos a una de las invitadas y le insinúa que lo único que ella quiere es tener sexo con él, después se monta en una de sus amigas, a punto del coma etílico, le corta los tirantes del vestido y termina cubriéndola completamente de plumas, relleno de un cojín. La mujer termina en el centro de la sala, tirada en el piso, rodeada del resto de la fiesta y cubierta completamente de plumas. Los integrantes empiezan a abandonar la fiesta, siendo despedidos, con más plumas de ganso, y Marcello como maestro de ceremonias del espectáculo.

75


EL PERRO ANDAZUL

Por si fuera poco, en plena euforia alcohĂłlica, los integrantes de la fiesta, ya al amanecer y junto al mar, sacan a una manta raya a tierra fieme, le toman fotografĂ­as y la ven como un monstruo marino. Poco a poco, la euforia por el animal muerto se pasa y los integrantes de la fiesta caminan lejos de la cĂĄmara, seguidos por Marcello.

76


No es de sorprender que, este filme, fuera una revelación para la sociedad de los sesentas, convirtiéndose en un modelo de vida, y en la base del sueño perseguido por las generaciones siguientes: exceso de fiesta y alcohol, sexo desmedido, glorificación de lo superficial y lo frívolo, al estilo de Más es Más, la vorágine de lo artificial, buscando el sentido y sinsentido de la vida, tan efímera como burbujas de Champagne.


EL PERRO ANDAZUL

BORRACHOS Y REB DE HOLLYW Hay que aceptarlo, el alcohol se encuentra, si no es que en todas, en la mayoría de las películas que vemos a diario, hasta en las infantiles. Tenemos por ejemplo a Dumbo y su temible alucinación etílica, misma que me alejó del alcohol en mis primeros años de vida, hasta Nicolas (lagrimitas) Cage en su Leaving Las Vegas. El alcohol se muestra de pequeñas a grandes dosis, a lo largo de la historia del cine, y si tuviera que seleccionar a mis borrachos preferidos del séptimo arte, me regresaría a los años dorados del cine en Hollywood, escogiendo a tres personalidades, íconos de estilo, moda, costumbres etílicas y formas de vida, me refiero a Audrey Hepburn, James Dean y Marlon Brando, en particular en sus participaciones en películas como: Breakfast at Tiffanys, Rebel without a cause y The Wild One (aunque, de Marlon Brando, también podemos hablar de su papelazo como Stanley en A streetcar Named Desire). En las películas que acabo de mencionar, el alcohol se encuentra presente y está relacionado con la forma de vida y la personalidad caótica de los personajes, mismos que inmortalizaron a los actores, convirtiéndolos en verdaderos íconos de la cultura popular americana. A continuación me refiero a ellos de manera individual:

78


zebrazul

BELDES WOOD:

ALCOHOL 40% Acompa単ar con: Whisky

POR: PEGGY SIN

79


EL PERRO ANDAZUL

THERE WAS ONCE A VERY LOVELY, VERY FRIGHTENED GIRL.

HOLLY GOLIGHTLY Breakfast at Tiffanys. 80


zebrazul Audrey Hepburn es un ícono en la cultura popular, en especial después del papel de Holly Golightly en Breakfast At Tiffanys, quien es, hasta la fecha, un referente de estilo, moda y personalidad. A lo largo de mi vida he visto miles de referencias al famoso afiche de Holly, sosteniendo su largo cigarrillo junto a la boca, con un vestido negro, su pequeña corona y perlas de fantasía colgando en su cuello. Holly, sale de una novela del escritor Truman Capote, adaptada al cine por Blake Edwards. Es la representación de todas esas chicas que llegan a Nueva York, solitarias, con grandes sueños, pero sin ningún sentido de pertenencia, chicas que después de un año o dos se desvanecen y se borran de la memoria de una gran ciudad. Holly es una socialité con un misterioso y desconocido pasado, escapa de su pueblo a la edad de catorce años. Llega a Nueva York y, a pesar de tener más de un año en la ciudad, no ha comprado ningún mueble o adorno para su departamento. Vive en compañía de un gato sin nombre (una representación de ella misma), pasa despierta toda la noche, en fiestas sociales que terminan al día siguiente, duerme en el día y guarda su teléfono en una maleta, porque es muy escandaloso. Lo que más me gusta de Holly es ese carácter caótico, un tanto bipolar, con puntas de felicidad y momentos de gran melancolía, un personaje solitario, salvaje, melancólico. 81


EL PERRO ANDAZUL

Como ya lo mencioné, la película tiene algunas de las escenas más épicas de la historia de Hollywood, el desayuno frente a la joyería, la canción de “Moon River”, cantada por la misma Audrey en el balcón, la búsqueda desesperada por cat, bajo la lluvia, entre muchas otras. De estas escenas podemos mencionar la fiesta en el apartamento de Holly. La fiesta, ruidosa, llena de desconocidos, que bailan, beben, fuman y, de vez en cuando, se incendian los tocados del cabello. La fiesta termina con la llegada de la policía, alertada por un estereotípico vecino asiático, y un tanto cascarrabias, de Holly. La escena fue filmada en los estudios de la Paramount, se tardó seis días en filmar y, de acuerdo a las notas del estudio, los tragos utilizados en la grabación fueron reales, los cuales incluían botellas de champagne, alrededor de 120 galones de bebidas suaves y sesenta cajetillas de cigarrillos.

82


zebrazul Holly llama a esos días depresivos donde no encuentra la salida a los problemas: mean reds y los evita con una visita a la joyería Tiffany, para verla desde la ventana y observar todo aquello que aún no puede tener. Otra manera de escabullirse de esos mean reds es a través de la bebida, de hecho, después de un breve regreso de Holly a su pasado, sale a tomar con Paul, alias Fred Darling, regresando a casa, siendo cargada por éste, y diciendo una de esas cosas que, generalmente, dicen los borrachos: “Holly puede pagar su propio whiskey” o “Holly no acepta tragos de hombres juiciosos”. Posteriormente, termina peleando con Fred Darling y reconciliándose con él al día siguiente, desayunando Champagne, como inicio de un día de hacer las cosas que jamás antes habían hecho.

83


EL PERRO ANDAZUL

El papel de Holly, en general, es una chica excéntrica, solitaria y reconocida como uno de los primeros casos de Manic Pixie Dream Girl, un arquetipo, definido por Nathan Rabin, como un personaje burbujeante y misterioso que funciona para enseñarles a las personas a abrazar la vida y el pensamiento aventurado. El papel fue ofrecido, antes que a Audrey, a Marilyn Monroe, a Jane Fonda y a otra lista de actrices, algunas lo rechazaron por pensar que el hecho de interpretar a una chica de “dudosa reputación”, con problemas de alcoholismo, era malo para su imagen. Audrey fue considerada casi al final de la búsqueda y, pese a las dudas personales de la dirección, fue la mejor opción, incluso recibió una nominación al Oscar como mejor actriz y, hoy en día, es una de las figuras más imitadas del cine a nivel mundial. El personaje es una creación sofisticada de Capote, una niña-mujer que llega a la ciudad, con grandes sueños que se esfuman con el tiempo. En la novela de Capote, el destino de Holly Golightly es desvanecerse, en cambio, en la versión cinematográfica, al final encuentra al amor, en medio de la lluvia, con el gato sin nombre entre sus brazos.

84


zebrazul

85


EL PERRO ANDAZUL

JIM STARK Rebel Without a cause 86


zebrazul Sin duda, esta película es la popularización de los chicos duros del cine en Hollywood, una de las pocas representaciones de James Dean en la pantalla grande, y redefine la seducción masculina, resaltando el sexappeal de los chicos malos. James Dean, en este filme, no sólo creó un personaje, sino la esencia de la seducción masculina y un estilo icónico: camisa interior blanca, chamarra de piel, de preferencia roja, y bluejeans, pantalones que en esos tiempos sólo eran usados por la clase obrera. Jim Stark es uno de esos chicos malos, de buenos sentimientos, con una vida atormentada y una personalidad problemática, que atrae amigos, enemigos y admiradoras. Uno de las aristas del personaje que, creo yo, interfieren en su encanto, es el lado más frágil de Jim, ese toque de chico perdido y atormentado, incomprendido por la sociedad y con una familia disfuncional. Esta personalidad, un tanto tierna, a mi punto de vista, se ve al principio del filme, cuando Jim Stark, en plena embriaguez se tira al piso, encuentra un peluche de cuerda, un mono con platillos al que hace trabajar, segundos después, arropa con un pedazo de basura y coloca una flor en su cabeza, Jim termina acostado y protegiéndose del frío junto al mono para, posteriormente, ser recogido por la policía y cargado en peso hasta la comisaría.

87


EL PERRO ANDAZUL

La película marca el inicio del cine de los chicos incomprendidos, de los marginados sociales, tenemos, junto a Jim Stark, a su novia Judy, una chica de clase media-alta, completamente ignorada por su padre, y a John Crawford, un chico problema, que ve en Jim, más que a un amigo, a una figura fraternal o paterna, alguien para seguir. La película está llena de problemáticas juveniles, la adaptación a la escuela, pandillas callejeras, carreras de carros y encuentros nocturnos. El papel de chico atormentado e incomprendido es un referente que salta de la pantalla y se imprime en la personalidad de James Dean, ícono del cine en Hollywood. Su carrera en el séptimo arte fue bastante corta, gracias a un accidente automovilístico que terminó con su vida a los 24 años. Fue su muerte, tan repentina, lo que le dio ese estatus de leyenda, un ícono de la cultura pop, inmortalizado por el artista Andy Warhol en su atuendo de chico rudo. 88


zebrazul

89


EL PERRO ANDAZUL

JOHNNY STRABLER The Wild One 90


zebrazul Siguiendo con la línea de chicos rudos, llegamos a Marlon Brando, el primer ícono sexual del cine hollywoodense y, hasta la fecha, el más importante. Brando define, a lo largo de sus películas, la masculinidad, e incluso fue la fuente de inspiración para actores que le siguieron, como el mismo James Dean. Como dato curioso, Marlon Brando estaba contemplado para interpretar el papel de Jim Stark en Rebel without a cause, pero al final fue descartado. Aun así, Brando tiene su propia versión de chico malo, que es, incluso, más polémica que la de Jim Stark, estoy hablando del jefe motociclista Johnny Strabler en The Wild One. En esta película, Brando llega, junto con su club de motociclistas, a un pueblo, apoderándose del bar local y tomando todo el alcohol que puedan comprar o saquear. En la película, Johnny enamora a una chica del pueblo, mesera de la cantina e hija del sheriff, es un amor apasionado, pero breve, pues termina con la partida de éste hacia un nuevo destino.

La película habla de un enfrentamiento generacional,

entre las personas que vivieron la gran depresión y los jóvenes que no se sienten deudores de este pasado. The Wild Ones, es una película polémica, clasificada para mayores de catorce años cuando salió, debido a la mala reputación de los motociclistas que tenían en aquel entonces. El estilo de vida, planteado por Brando, es salvaje, o al menos eso se consideraba en los cincuentas: ir de fiesta todos los días, beber alcohol a todas horas, no preocuparse por el futuro y vivir el aquí y el ahora.

91


EL PERRO ANDAZUL

El alcoholismo está muy presente en la vida de Marlon Brando, tanto en los papeles que interpretaba, como dentro de su vida personal. Los padres de Marlon Brando eran alcohólicos y desde joven se le catalogó como un caso perdido, tanto en la escuela, como por la sociedad. Esta personalidad encajaría con los personajes interpretados en su primera etapa cinematográfica, un arquetipo de anti-héroe, un hombre salvaje, pero con buenos sentimientos, todo un ícono de la rebeldía en aquella época. En The Wild Ones, Brando construye un personaje que lo inmortalizaría. Son tan sólo 69 minutos de filme, tiempo necesario para ser considerado dentro de la categoría de “mito cinematográfico”, un ícono de masas que representa al chico malo, la vida en exceso, el espíritu rebelde. Los tres personajes aquí mencionados, aparte de relacionarse en cuanto a nivel de alcohol, comparten una característica en especial, todos son personas misteriosas, aves salvajes, definen y redefinen lo que es rebeldía, vidas al límite, por ende, son íconos de la cultura cinematográfica, pero su poder de acción, no sólo se limita al séptimo arte, Jim, Holly y Johnny están presentes en aspectos de la vida actual, convirtiéndose en figuras de culto y roles a seguir por muchas personas, actores, músicos y artistas, desde su estreno en salas de cine, hasta la época actual.

92


zebrazul

93


EL PERRO ANDAZUL

ALCOHOL 15% Acompa単ar con: Un Bloody Mary

Una noche una banda y un chicl 94

Por: Peggy S


T S I L Y A L P E T I N I F N I E H T : A R O N D N A

Sin

Uno de mis gustos culposos son las películas de adolescentes, aunque claro, existen sus excepciones, que ni en mis peores momentos de embriaguez vería, como las producciones ñoñas de Disney Channel, esas que, incluso, cuando era niño evitaba como plaga en el zapping frente a la tele. Volviendo a las que me gustan, de los noventas a la fecha se han hecho muchos filmes de este tipo, generalmente, todas tienen de marco la highschool y se basan en la pelea de grupos sociales, en especial, de los populares contra los outsiders: el arquetipo de la chica antisocial y sin maquillaje, estilo Daria Morgendorffer, en contra de la chica popular, jefa de las porristas, constantemente acosada por el equipo entero de football americano de la escuela. Siempre hay un chico rudo, estilo James Dean, como el papel de Heat Ledger en Ten Things I Hate about you, que termina con la chica del montón antes que con la abeja reina de la escuela. Rescatando algunas, tenemos a Juno, Kick Ass,

NICK

e, a le

zebrazul

Mean Girls y Nick And Norah: The Infinite Soundtrak.

95


EL PERRO ANDAZUL

Esta última es mi favorita y, si leyeron el título o son intuitivos, ya habrán adivinado que de ella hablaré en las siguientes páginas. Nick and Norah, se estrenó en el 2008, después del boom de Juno (donde también participa Michael Cara), y a no ser porque la ciudad en donde vivía era muy chica, jamás la vi anunciada en el cine y la pude ver hasta que la encontré en Blockbuster. La historia tiene de marco la vida nocturna e indie de Nueva York y New Jersey, cuenta la historia entre Nick y Norah, dos jóvenes desconocidos que terminan juntos en su búsqueda por el concierto de la banda ficticia Where’s Fluffy?, en compañía de los amigos gays de Nick, con quienes tiene una banda llamada The Jerk Offs (los masturbadores); y Caroline amiga borracha de Norah, quien se pierde en la mitad de la película, vagando por la ciudad, terminando en una fiesta navideña (a mitad del año) de Drag Queens, sobra decir que es mi personaje preferido de todo el filme.

96


zebrazul Yo renombraría la película como “Nick And Norah: la historia de un chicle”, ya que a lo largo de la historia podemos ver el recorrido de una goma de mascar, primero de la boca de un desconocido a la boca de Caroline, en un local underground donde se presentan The Jerks Offs y donde Nick y Norah se ven por primera vez. El chicle pasa, de la boca de Caroline, a la mano de un desconocido en la central de autobuses, a un retrete público y antihigiénico, después de un momento de duda, Caroline decide sacarlo, metiendo su mano en medio de su reciente vómito, rescatando el chicle y el celular, volviendo a introducir el chicle en su boca. Después, el chicle pasa a posesión de Norah, quien termina pasándoselo a Nick y, casi al amanecer, él escupe la goma de mascar a un desconocido, en medio de una pelea, esto me lleva a darle el crédito a todas las madres, cuando decían, no te metas eso a la boca, no sabes en dónde ha estado.

97


EL PERRO ANDAZUL

Dejando a un lado la escatología, me gustaría hablarles de la música, que es un pilar de la película. Nick y Norah, son, como ella lo dice, mientras revisa el Ipod de Nick, almas gemelas musicales, cada uno de los puntos de la historia, de no ser unidos con chicle, son unidos por música. Por ejemplo, tenemos al grupo ficticio Where’s Fluffy, también el hecho de que Norah sea hija de uno de los productores musicales más importantes del rock y que Nick hace playlists para su ex novia, Tris (la queen bee del filme), mismas que, por azares del destino, terminan en las manos de Norah, enamorándose del chico por sus gustos musicales antes de conocerlo en persona. El soundtrack, salido de una recopilación de música para fiesta underground o hipster, tiene a artistas como Bishop Allen, Hot Chocolate, Billy Joel, The National, Dusty Springfield y, por alguna extraña razón, las Spice Girls. The Cure es otra banda que hace su aparición musical, con su tema de Boys Don´t Cry, que es el ringtone del celular de Nick, de ellos Norah opina que no entiende su nombre: se dicen llamar “La cura”, pero qué es exactamente lo que ellos están curando, deberían de llamarse “La Causa”.

98


zebrazul

En fin, Nick and Norah tiene su encanto, pese a ser de ese marginado género de películas adolescentes, por lo menos a mí me sacan más de una sonrisa, la mayoría de ellas están relacionadas con Caroline, amiga ebria de Norah, quien promete, al principio de la película no tomar en toda la noche y en la siguiente escena ya está llenando una botella de jugo con alcohol, antes de abordar el tren para Nueva York. Caroline representa ese amigo del grupo (quiero creer que yo nunca he sido esa persona) que se pone hasta atrás, que malacopea y termina quedándose en algún sofá o, peor aún, tienes que llevarlo a casa, deteniendo el taxi en cada esquina para que pueda vomitar. Todo mundo tiene a una Caroline en su grupo y, si quien me lee no cree tenerla, es probable que sea la Caroline de sus amigos.

99


EL PERRO ANDAZUL

Caroline, pasa por su propia aventura de alcoholismo, se queda dormida en el asiento trasero del carro de Nick, termina inconsciente en la Van de los amigos de Nick y se despierta mientras estos escogen un nuevo nombre para el grupo entre los que destacan “Shit Sandwish” y “Balls Deep”, detalles que la hacen pensar que ha sido secuestrada por un grupo de pervertidos. Sale corriendo, termina en una terminal de autobuses acosando a un desconocido para que le dé un poco de su sandwish de pavo, después vomita en el baño de la estación. Norah, en compañía de Nick y la banda, terminan buscándola por la ciudad, yendo de “los lugares donde ella acostumbra ir a vomitar” a la iglesia, esto último, porque Caroline, en una intermitente y nada útil llamada a Norah, le menciona que cree encontrar a Jesús… y a un monaguillo sin pantalones, que le diría más pero ahora tiene que seguir a Jesús. Norah, después descubre que su amiga no está en una iglesia, sino en un espectáculo navideño de Drags Queens, donde Caroline interpreta a un árbol de navidad borracho y al ver a Norah le dice “Hey Norah, conseguí llegar hasta Bordway”. Al final de la película, Caroline promete solemnemente no volver a beber, mientras abraza a Norah y le pide disculpas, pero vuelve a romper su promesa y en la siguiente escena la vemos bebiendo de un vaso rojo. En fin, después de explicar la historia del chicle, el asombroso soundtrack y a Caroline, debo de decir que esta es en definitiva, mi película favorita con la temática de adolescentes. Me gusta, muy aparte por las razones ya descritas, porque me recuerda un poco a mi juventud, claro está que al no desarrollarse en Nueva York es menos glamurosa y alocada, pero en cierta manera, la esencia era la misma, salir de noche y no regresar a casa hasta la mañana siguiente, pasarla bien con amigos, en veces bebiendo o en veces sólo escuchando música, perderse por la ciudad y hacer anécdotas que, años después, cuando te acuerdas de ellas, te sacan una sonrisa inesperada, misma que si estás acompañado por tus colegas de trabajo tienes que justificar con un chiste idiota, para no quedar como el maniaco que ríe solo.

100


zebrazul

101


EL PERRO ANDAZUL

L L A Y

T R PA

I T E H T

ALCO 102

Acompa単ar c


zebrazul

No los voy a engañar, Spring Breakers está lejos de ser una buena película, o al menos no de las que se consideran como tal por la sociedad. Es sólo un filme más, que, a mi punto de vista, parece un video de hora y media de Lana del Rey, con la participación de las chicas Disney y James Franco cantando “Everytime” de Britney Spears. Por otro lado, creo que la crítica, tanto la especializada, como la del público común y corriente, al menos las que he leído, se han pasado de destructoras con la película, creo que no analizan los puntos que se deberían tener en cuenta, la mayoría de estas críticas están basadas en el elenco, en especial en las chicas Disney: Selena Gómez y Vanessa Hudgens y su degradación, de chicas tiernas a viles strippers.

E IM

in

Por

gy S g e P :

OHOL 25%

con: Sex on the Beach

Quien haya tomado la decisión de ver esta película, tiene que ir al cine, al blockbuster o a su sitio de películas online favorito preparado, no para ver una obra maestra, sino una expresión de cine alternativa y abyecta, una película clase b, o más bien clase z, por ende juzgarla como tal. Si nos ponemos a este nivel y bajamos nuestras expectativas, entonces podríamos apreciar los logros de la misma en fotografía y en retratar un ángulo que va de la euforia a la decadencia del Spring Breaker. La película empieza en un lugar lejos de la playa, en un pueblo cualquiera “donde el pasto es pardo, jamás verde”, aquí viven las protagonistas, Faith, una chica de escuela católica, Candy, Brit y Cotty. El grupo de chicas intenta reunir dinero para ir de Spring Break a Florida, para escapar de la realidad de un pueblo monótono y aburrido. Para esto, roban un restaurante, disfrazadas de Pussy Riot, con pistolas de agua. La escena, a mi punto de vista es fantástica visualmente, recalca el sentido del resto del filme, poner en entredicho el nuevo sueño americano, la fiesta sin fin y los medios para llegar a ella. 103


EL PERRO ANDAZUL

Con el dinero, las chicas terminan en un viaje a Florida, después de varios minutos de exceso, alcohol, drogas y senos botando de arriba abajo, las chicas son detenidas en una fiesta, y llevadas a prisión, todas en trajes de baño. Son rescatadas por James Franco (desde entonces no me sorprende su afición por adolescentes) en su papel de Alien, un rapero, narcotraficante, coleccionista de armas y, si lo dejan, pariente lejano de Kevin Federline (ex esposo de Britney Spears). Pronto, las chicas se unen a la banda de Alien, algo así como los ángeles de Charlie, pero de la criminalidad, en una especie de prolongamiento del espíritu excesivo del Spring Break, con violencia, sexo, drogas y alcohol incluido, una burbuja de excesos y fantasía que, tarde o temprano, está destinada a reventar. De la película rescato la cinematografía, tomas crudas y amarillas, en contraste con escenas cargadas de colores neón. También son rescatables algunos diálogos que están entre lo profundo y lo superficial, una narrativa bastante caótica, sin intenciones de contar nada articulado, como un sueño con la voz de James Franco susurrando entre escena y escena “spring break”. La película está dirigida por el californiano Harmony Korine, quien se conoce por sus trabajos previos y más independientes como Gummo y Mister Lonely, generalmente sus películas no tienen una narrativa tradicional, son más bien una recopilación de escenas simbólicas y metafóricas. Spring Breakers no es la excepción, tiene una trama confusa, muy caótica, centrada en exponer el nuevo sueño americano, fiesta, excesos, drogas, sexo y, por supuesto, alcohol. En conclusión, repito, la película no es buena, y quien la ve tiene que hacerlo sin muchas expectativas de ver una producción que va a cambiar su vida, aunque, si eres un parásito sin ninguna misión o propósito en la vida, puede que la consideres como una opción. Mi recomendación es verla partiendo de un punto neutro, sin escuchar las buenas críticas o las malas, una película que, desde el título y los afiches, advierte el contenido del filme, fiesta, criminalidad y la autodestrucción al mero estilo americano.

104


zebrazul

105


MELÓMETRO

C

Por el Boulevard de los sueños Rotos, brazos más abiertos desde Cristo en Por: A. Malicia

ALCOHOL 54% Acompañar con: Tequila 106


zebrazul

Mel贸metro

CHAVELA VARGAS:

, Tequila y los n la Cruz.

Advertencia:

Advertencia: No tengo la menor educaci贸n musical y/o conocimientos t茅cnicos del tema, escribo simple y llanamente, como una persona que escucha de forma asidua m煤sica y disfruta de ella. 107


MELÓMETRO

Mentiría si dijera que no disfruto del alcohol, más que el alcohol, me complazco con los amigos y la música que suelen acompañarle. Aclarando esto, mis bebidas etílicas preferidas son el tequila y el vodka, cuando pienso en el primero me vienen dos cosas a la mente: Vampiros servidos en tazones de cereal (chiste personal que no va a cuento ahora) y Chavela Vargas. Al leer la convocatoria de este mes, no me he podido sacar de la cabeza el tequila o a la “Chamana”. Isabel Vargas Lizano, costarricense de nacimiento, mexicana por convicción, nació un 17 de Abril de 1919. En su adolescencia, huyó de su país natal y de una infancia infeliz para radicar en México y abrirse paso con base en esfuerzo, como otros muchos inmigrantes, ejerciendo una variedad de oficios, desde criada a vendedora de ropa para niños, por mencionar un ejemplo, todo hasta convertiste en “Chavela Vargas”: cantante, icono, vocera de la música popular mexicana. Durante muchos años cantó en las calles hasta que, en la década de los treinta, consiguió volverse cantante profesional, apadrinada por el compositor y cantante José Alfredo Jiménez, quien se convertiría en uno de sus más íntimos amigos y compañero de parrandas, hasta que la muerte de Jiménez les separó. Chavela, “así con V, nomás por joder, sólo por no escribir su nombre como las otras Chabelas”, permaneció fiel a su imagen “masculinizada”, nunca fue un secreto su orientación sexual y tampoco le importaba. Ella tenía un estilo de vestir y vivir fuera de lo socialmente aceptado, para mujeres, a mediados del siglo XX. A pesar de la marginación y discriminación logró hacerse oír.

108


zebrazul

109


MELÓMETRO

110


zebrazul De la calle, hasta antros de nombres pintorescos como El Otro Refugio, El Blanquita, El Patio, o La Taberna de El Greco, la llevaron a mitad de los años cincuenta a realizar una temporada en el Champagne Room de La Perla, en Acapulco (meca cultural internacional en aquella época) ; cantó en la boda de la actriz Elizabeth Taylor con el productor Mike Todd, donde conoció a Rod Hudson, Grace Kelly, Ava Gardner, con quienes, cuenta la leyenda, estableció una estrecha amistad. Entabló amistad, también, con figuras de diversos ámbitos culturales: Picasso, Pablo Neruda, Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis, Juan Rulfo, López Michelsen, Agustín Lara, Alfonso Camín, Nicolás Guillén, Juan Carlos del Valle , Gabriel García Márquez (cenaban juntos una vez al año, en cualquier lugar del mundo donde se encontraran), José Alfredo Jiménez, Tomás Méndez, Álvaro Carrillo, Cuco Sánchez, Facundo Cabral , Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel, Juan Gabriel, Sara Baras, Buika, Eugenia León, Martirio, María Dolores Pradera y Lila Downs (a quien consideraba su sucesora). Con Federico García Lorca sentía una profunda conexión, que derivo en su último disco Luna Grande, un homenaje al poeta. Se sospecha que mantuvo un romance con Frida Kahlo (otra tequilera), por ahí de principios de los cincuenta, antes de la muerte de Kahlo. Se instaló con la pintora y su panzón por un año en su casa de Coyoacán. Frida escribió una carta al poeta Carlos Pellicer, en la que relata como conoció a Chavela y la describió como: “extraordinaria, lesbiana, es más... se me antojó eróticamente. No sé si ella sintió lo que yo. Pero creo que es una mujer lo bastante liberal que, si me lo pide, no dudaría un segundo en desnudarme ante ella… Ella, repito, es erótica. Acaso es un regalo que el cielo me envía.” a la Chamana escribió, en una de sus cartas: “Vivo para Diego y para ti. Nada más.”. Por su parte, Chavela comentó en una de las tantas entrevistas: “[Frida] Me enseñó muchas cosas y aprendí mucho, y sin presumir de nada “¡agarré el cielo con las manos, con cada palabra, cada mañana!”. 111


MELÓMETRO

Pedro Almodóvar fue “Su esposo” amigo, confidente y principal apoyo en su “segundo aire en la escena musical”. México fue una bendición y una maldición para Chavela Vargas. Para los años noventa, había dejado atrás el tequila y las parrandas, pero cargaba a cuestas el producto de su vida bohemia: la soledad, el autoexilio, los divinos excesos, un alcoholismo que nunca negó y, bueno, que los escenarios mexicanos tampoco hicieron mucho por ella. Para cuando Chavela quiso volver a la cantada, fue redescubierta en Coyoacán, por Manuel Arroyo, y terminó en España, donde encontró el éxito y una complicidad que el público mexicano le negó, o, al menos, eso opina Almodóvar. De esa época, Vargas dijo alguna vez: “Nos enamoramos. España y yo nos enamoramos. No lo pudimos evitar. España me dio un público muy especial y generoso y muchos amigos, sobre todo Pedro, mi único

112


zebrazul amor en la tierra”. La relación de ambos traspasaba los escenarios, la admiración de Pedro por Chavela es notoria en el soundtrack de sus películas (Tacones lejanos, La Flor de su secreto, Carne Trémula, Kika). Su cariño por ella es tal que prefiere ser recordado como presentador de los conciertos de Chavela Vargas, que como cineasta. Tras la partida de Chavela, escribió en la página de Facebook de su productora, El deseo Films: “La presenté en decenas de ciudades, recuerdo cada una de ellas, los minutos previos al concierto en los camerinos, ella había dejado el alcohol y yo el tabaco y en esos instantes éramos como dos síndromes de abstinencia juntos, ella me comentaba lo bien que le vendría una copita de tequila, para calentar la voz, y yo le decía que me comería un paquete de cigarrillos para combatir la ansiedad, y acabábamos riéndonos, cogidos de la mano, besándonos. Nos hemos besado mucho, conozco muy bien su piel”.

113


MELÓMETRO

En esta época de éxito tardío en España, entabló amistad con otro enamorado del tequila y del alcohol en general, Joaquín Sabina, ese primer encuentro está registrado en la canción “Noches de Boda” de Sabina. En la introducción se escucha a una Chavela Jovial: “Me caíste re bien, me gustaste, por sincero, me dijiste que me fuera al carajo, muchacho, ¿pues qué es eso? Estabas tratando conmigo, con tu cuatacha, la Vargas, ajuá ala calentano y dijo ya vino la Vargas y nos hicimos requete cuatachones y nos fuimos de parranda, todas las noches serán pa’ Joaquín y pa’ mí pues”. De ese mismo encuentro, Sabina emitió en una carta homenaje, después de que Chavela “se nos fue”: “Será difícil, por ejemplo, olvidar cómo la conocí. Fue una noche de hace unos veinte años, en Madrid, en la sala Morasol. Dijo: “Yo vivo en el bulevar de los sueños rotos”. Y yo tuve que escribirle una canción con esa frase. Ya se había recuperado de su alcoholismo. Calculaba que había bebido algo así como 1,8 millones de botellas de tequila y solía decirme cuando me veía beberlo a mí: “Joaquín, ese tequila tuyo es muy malo; el bueno de verdad ya nos lo bebimos José Alfredo Jiménez y yo”. Al conocer la triste noticia, que todos veníamos anticipando, he sentido la necesidad de bajar al bar a tomar uno a su salud, aunque el brebaje sin ella siempre será de los malos. Aquella primera vez, pedí a Pedro Almodóvar que nos presentara. Al acercarme, escuché cómo él le contaba quién era yo, pues Chavela no tenía la menor idea. “La admiro desde niño”, le dije. “Yo también le admiro mucho a usted”, contestó. Ante la mentira, exclamé. “Vete a la mierda”. Nos fundimos en un largo abrazo del que nunca nos libramos hasta ayer mismo”. 114


zebrazul

115


MELÓMETRO

Chavela Vargas trascendió (porque los chamanes no mueren, trascienden), el 5 de Agosto del 2012 en Cuernavaca, Morelos, en un México que amó profundamente, a pesar de todo (incluso, de los mismos mexicanos). Tras su partida, dejó una euforia por lo tradicional de nuestra tierra y por un patriotismo de 3 minutos (tipo 15-16 de septiembre), salieron los fans de “hueso colorado” en las redes sociales, a declarar sus condolencias y, cómo no, nefastos homenajes (covers), como el de Natalia Lafourcade y, prácticamente, todas las canciones del disco La Chamana, producido por Guillermo Sánchez G. De los que prefiero no hablar, porque esas, esas son chingaderas nimiedades. Con lo que yo me quedo, y sé que no soy la única, es con la imagen de una mujer fuerte, a la que no le importó trasgredir espacios, épocas o estilos, ser libre de ser quien quería ser. Al diablo que las rancheras fueran de hombres, por que Chavela Vargas no sólo fue ni es sólo una voz, es emociones, es que se te enchine la piel con el ¡¿Quiéres más?!, al final de la llorona… Chavela Vargas es la dama del tequila.

116


zebrazul

Fuentes http://chavelavargasoficial.com/biografia-de-chavelavargas/ http://www.animalpolitico.com/2013/08/un-ano-sinchavela-vargas-y-no-es-el-ultimo-trago/#axzz2wSKyvUxJ http://www.chilango.com/cultura/nota/2012/08/01/ chavela-vargas-la-dama-de-los-45-mil-litros-de-tequila https://www.facebook.com/notes/el-deseo/ adi%C3%B3svolc%C3%A1n/343735765711687 http://www.joaquinsabina.net/2012/08/06/joaquinsabina-a-la-muerte-de-chavela-vargas/ http://www.cascaraamarga.es/sociedad/gente/5121chavela-vargas-y-frida-kahlo-una-amistad-banada-de-erotismo. html#.UyodYa15M-x

117


MELÓMETRO

I TOLD YOU I WAS TROUBLE

MY TEARS DRY ON THEIR OWN

THEY TRY TO MAKE ME GO TO REHAB

I SAY NO, NO, NO

AMY MU EN UN D DE LLU

ALCOHOL 39% Acompañar con: Vodka

118


zebrazul My tears dry on their own, es lo que pensé la tarde del 23 de julio, cuando salía a mi casa rumbo a cualquier parte, después de una terrible discusión familiar que no viene al caso mencionar, y en verdad ya no lo recuerdo, pero terminó con hacerme llorar, a lo Amy, sin limpiar mis lágrimas. Después de pensar en por qué nunca me limpio mis lágrimas

I SAY NO, NO, NO

cuando lloro, pensé en Amy Winehouse, mi compañera de juventud. No había prendido ni el computador, ni el televisor

POR: PEGGY

SIN

RIÓ DÍA VIA

en todo el día, hasta la noche, cuando el día termino por arruinarse, cuando recibí la noticia de su muerte. La recibí de la persona más despistada del mundo y, por ende, pensé que era otra broma de mal gusto para hacerme enojar, pero luego, al prender el computador, las miles de publicaciones, bromas, estados en Facebook, noticias de periódico y comentarios en videos de Youtube lo confirmaron, Amy Winehouse había muerto, causa posible de la muerte, como lo sospechaba, el alcohol.

119


MELÓMETRO

No me voy a dar las de fanático mortal de Amy, pues siempre he odiado a esas personas que, desde que murió, se dicen seguidores acérrimos de ella, más como una moda que como una verdadera identificación con el personaje, con su vida y con lo que dejaba trasparente en sus canciones. Amy Winehouse, representa ese pensamiento de artista atormentado, una vida al extremo, equiparable a la francesa Edith Piaff, a Jannis Joplin o a Bola de Nieve, otros personajes del clan: “De lo que las drogas y el alcohol se llevaron”. En veces me pregunto si su música hubiera sido lo mismo sin esa esencia con tufo a alcohol, drogas, perdición y depresión, me contesto, no es posible, al menos para mí, no es concebible alejar a Amy del alcohol.

120


zebrazul Amy Winehouse (hasta en el nombre tiene incrustado el vino), estrella británica del Soul y Jazz, con una voz sorprendente y melancólica, perseguida desde hace tiempo por las adicciones múltiples, sufrió bulimia, alcoholismo, drogadicción y relaciones destructivas. El jazz lo tenía en las venas, nació en Inglaterra en el año de 1983, dentro de una familia judía, descubriendo a muy pequeña edad su afición por la música y, después de formar un grupo de rap y otro de jazz, a los 20 años sale su primer disco, bajo el sello discográfico de EMI, Frank, una primera impresión de lo que, desde sus inicios, se sabía que sería una leyenda para la música. Con una apariencia más “saludable”, de Frank salen canciones tan míticas como “Valerie, “Stronger Than Me” o “Amy Amy Amy”, todas ellas con una esencia de genialidad y decadencia, elementos que explotaría en su siguiente disco Back To Black.

121


MELÓMETRO

La primera vez que escuché a Amy Winehouse fue en mi adolescencia, en preparatoria, la época en donde los videos musicales se veían en la televisión, en el MTV o algunos otros canales desconocidos, que mi agencia de cable transmitía en el momento. Así fue como vi por primera vez “Rehab” en algún canal random, a las 12 de la noche. Continué con esa canción en mi mente durante todo el día, hasta poder descargarla de internet e introducirla en mi Ipod, no sólo esa, el disco entero de Back To Black. Cuando lo oí entero, fue como tener mi primer coma etílico, terminé mareado, confundido y deprimido. Después de la primera, le siguieron muchas otras veces, incluso ahora, mientras escribo el artículo la estoy volviendo a escuchar. El disco de Back To Black es, al menos para mí, una revelación musical, el último disco épico digno de incrustarse como pieza angular de la historia de la música, junto al Nevermind de Nirvana o al Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de The Beatles. El disco era alma pura, melancolía pura, y yo, como adolescente perdido por la vida, no pude más que hacerme adicto a escucharlo en cualquier momento, imaginando la situación y el momento perfecto, la persona perfecta para cantarle “Me and Mr. Jones”, o llorar en compañía de “Love is a Loosing Game”. Conforme pasaron los años, la música de Amy se apegó a mi vida, o quizá yo me apegué a ella y fueron surgiendo esas situaciones dramáticas, donde la música de Amy describía exactamente mi sentir y pensar.

122


zebrazul

123


MELÓMETRO

Amy Winehouse, para mí era un ícono, una diva moderna y, por ende, en mi cabeza le perdoné la mayoría de los actos por los cuales las demás personas la criticaban, su alcoholismo, su drogadicción, su esquelética e insana figura, incluso cuando se tiñó el pelo de rubio, fueron situaciones que yo consideraba como una parte de lo que ella era, y lo que su música reflejaba. Admiro ese carácter decadente y, antes de su muerte, esperaba que toda esta historia de exceso diera como resultado un tercer álbum de estudio, algo que llegara a ponerse al nivel de Back to Black. Un disco escandaloso, emocional, melancólico y etílico, un reflejo del humano, a través del arte.

124


zebrazul

Su relación con el alcohol era de las que duran toda la vida, no era sorpresa escuchar su presencia en conciertos, drogada y alcohólica, vomitando a la audiencia, olvidando las letras de sus canciones, cayéndose en el escenario. No son raros los videos en Youtube de Amy ebria, caminando por una carretera, cadavérica, mientras las personas la filmaban, como quien filma al tío borracho en una fiesta familiar. Sabía que estaba en una lucha constante con el alcoholismo, con el famoso rehab, me puse contento cuando sacó el cover de “Lesly Gore It´s my Party”, una versión más caótica de la original, que demostraba que Amy seguía conservando el estilo y la voz.

125


MELÓMETRO

Estaba desesperado por más música nueva de ella. Sabía que el hecho de que moriría joven era una situación ya establecida y a cada que se acercaban los temidos 27, la famosa vuelta de Saturno, temía por su vida, pero más aún por la concertación de su siguiente disco. Pero este disco nunca apareció. Las noticias aseguraban que Amy se encontraba mejor que nunca, componiendo canciones y grabando algunas otras, aproximadamente, fueron más de 200 canciones que nunca se terminaron de grabar. Antes de este esperado tercer disco, Amy murió el 23 de julio 2011, meses después, su familia publicaría el disco Lioness: Hidden treasures, no por transmitir el legado musical de su hija, sino en un intento oportunista por vender algo de la cantante, mientras su fama seguía fresca y el cadáver no se había enfriado del todo. El disco, contiene algún par de canciones, no por completo terminadas, rellenadas con alguno que otro rap, además de maquetas de canciones como “Valerie” o “Tears Dry”, en total, para lo que yo esperaba, fue un crimen y una decepción total. Amy Winehouse, era una de esas joyas musicales y mediáticas, el ejemplo de una vida atormentada, como lo fue Janis Jopplin en su época. Una voz, un ícono y una leyenda que se forjó gracias a su alcoholismo y otras adicciones sin posibilidad de rehabilitación. Hay una diferencia, y quiero que quede clara, entre Amy Winehouse y cualquier teporocho que se embriaga todos los fines de semana, por cualquier situación. El talento. Si no lo tienes, no pienses que el alcohol y las drogas te hacen más glamuroso o más interesante, sólo eres un alcohólico más. 126


zebrazul

Amy Winehouse murió como es debido, en un día catastrófico para mi vida y para el mundo entero, la fecha del nacimiento de una leyenda, el 23 de Julio de 2011. Murió, quizás como yo siempre pensé que lo haría, en un aura de misterio y melancolía, con los típicos “fanáticos de hueso colorado”, que escucharon su discografía completa después de su muerte. Amy murió en un día de lluvia y yo siempre la recordaré, con su peinado alto, con sus vestidos negros, el micrófono en una mano y en la otra, su más grande amor, una copa de vino.

127


MELĂ“METRO

Beber con clase:

Dream a Little Dream:

lo nuevo de Pink Martini Por: Peggy Sin 128


zebrazul

Pink Martini suena al soundtrack de cualquier película de Woody Allen, por ende, tiene el sonido de un atardecer en Nueva York o París, junto con tu pareja, bebiendo de la misma copa, mientras bailan una melodía silenciosa. Pink Martini, susurra, también, una mezcla de sonidos y folclore de distintas nacionalidades: Francia, Portugal, los años dorados americanos, Broadway, música clásica, rock and roll, swing y jazz, bossanova, todo endulzado con la suave voz de su vocalista principal, China Forbes. En fin, escuchar un disco de Pink Martini equivale a emborracharse el oído, pero no con cualquier bebida que un simple mortal pueda comprar en la licorería de la esquina, es ponerse ebrio a lo grande, con perlas en el cuello, con las copas de cristal de año nuevo, con esas bebidas de nombre chistoso que siempre ves tomar a las personas elegantes en las películas en blanco y negro.

ALCOHOL 15% Acompañar con: Un Pink Martini 129


MELÓMETRO

Dream a Little Dream, es el último álbum de estudio de Pink Martini, en compañía con The Von Trapps, agrupación familiar, que escapó de la guerra, moviéndose de Austria a América, liderada, en sus orígenes, por The Captain y María von Trapp, personajes que quedaron inmortalizados en el musical The Sound Of Music, y se han dedicado, por varias generaciones, a la música, sé que me estoy desviando por completo de lo que es el nuevo disco de Pink Martini, pero creí necesario, más que nada, porque soy un fanático de los musicales, por hacer hincapié en los colaborares de este álbum de Pink Martini.

While I'm alone and blue as can be Dream a little dream of me Regresando al disco, se pueden ver diferentes influencias musicales, iniciando con “Dream A Little Dream”, canción popularizada por la cantante Ella Fitzgerald, y que, en este disco, se mezcla, en el inicio, con “Clair de Lune”, pieza musical de Debussy, uno de mis compositores favoritos, de finales del siglo XIX, principal figura del impresionismo musical. La lista musical continua, con una mezcla muy carnavalesca de Fernando (Abba). La interpretación de “Kuroneko No Tango”, un verdadero tango escrito en italiano y japonés. Otra canción a resaltar es Friends, que recuerda al grupo sesentero Simon & Garfunkel, del soundtrack de The Graduate. “Die Dorfmusic” y “Lonely Goatherd”, suenan a Austria, a esas montañas por donde corría Julie Andrews en The sound of Music. 130


zebrazul

Como pueden ver, el disco es una mezcla de más de un estilo, es multinacional y multiemocional. No importa que tan solo estés, siempre puedes iniciar tu propia fiesta, en tu habitación, puedes vestirte para la ocasión, poner la copia de Dream a Little dream y una botella de Martini, si te gusta ser reiterativo, cómpralo rosa. Con ayuda del alcohol, poco a poco tu cuarto dejará de serlo, te encontrarás bebiendo en diferentes lugares y con diferentes personalidades, todas unidas por la mágica melodía de Pink Martini.

131


Otro Vodka stinger

MELÓMETRO

The

Ladies Who Lunch

Por: Peggy Sin

ALCOHOL 40% Acompañar con: Vodka Stinger 132


zebrazul

“Odié la cena, odié la ópera y odio este lugar. Lo que necesito es otro trago”

-Joanne 133


MELÓMETRO

En medio de un bar moderno, Joanne habla con Bobby sobre su primer matrimonio, su primer divorcio y de Nueva York, ciudad que nunca ha dejado y nunca lo hará. Posteriormente se les une Larry, tercer o cuarto esposo de Joanne, lo critica, con un poco de celos por su manera tan ridícula de bailar “moderno” con unas chicas del lugar. El trago de Joanne se acaba y tiene una crisis, ya que el mesero no le trae otro trago, ni siquiera la escucha, a pesar de sus gritos, Joanne llama la atención de todos en el lugar y se da cuenta, en ese momento, de que ha entrado a la generación “gap” (paréntesis), dónde alguien es demasiado joven para entenderse con la gente mayor, pero demasiado viejo como para socializar y entender a los jóvenes. Lo que describí, con lujo de detalles, es la antesala de una de mis canciones favoritas de Broadway, ideal para beber en soledad o, mejor aún, para beber en una fiesta social, de esas en donde me siento fuera de lugar, que son la mayoría de ellas, donde el alcohol funciona como manera de evadir mi realidad instantánea, para no aburrirme y sobrepasar las conversaciones vacías y banales. Hablo de “The Ladies Who Lunch”, parte del musical de Stephen Sondheim, Company. El musical lo vi por primera vez, gracias al maravilloso mundo del internet, en una grabación de la Filarmónica de Nueva York, hecha en el 2011, cuarenta años después del estreno de la obra, con la participación de Neil Patrick Harris, Martha Plimpton, Anika Noni Rose, Jim Walton, Jon Cryer, Craig Bierko y en el papel de Joanne, Patti Lupone. Después de verlo, la descargué y he visto el musical entero más de una decena de veces, y en partes, recapitulando mis canciones favoritas, muchas veces cantándolas a todo volumen, hasta que los vecinos, elegantemente golpean la pared y piden, con excesiva amabilidad, que pare mi escándalo.

134


zebrazul

135


MELÓMETRO

“The Ladies Who Lunch”, que es la que más repito, es un brindis a esos grupos de mujeres, denominados como: The ladies who lunch, a partir de un artículo de The New York Magazine, en 1970. Mujeres de clase alta, sin trabajo, ni necesidad del mismo, que pasan sus mañanas de compra y se reúnen en restaurantes lujosos, a la mitad del día, para desayunar, escabulléndose de su vacía realidad y sintiéndose útiles a la sociedad, con la organización de desayunos y reuniones de recaudación benéfica. La canción destroza a este grupo de mujeres y las categoriza por sus aficiones, las chicas que desayunan, ese grupo de mujeres adineradas, que siempre parecen amargadas, que usan ridículos sombreros (inclusive, cuando ya no estén de moda); las chicas que juegan a las elegantes, quienes van a clases, esperando que se acaben, que gastan mil dólares por día, en sus eventos artísticos; las chicas que

136


zebrazul juegan a ser las esposas perfectas, pero que esconden una copia de LIFE, para mantenerse informadas; las chicas sosas, que se reúnen en la escuela y que están muy ocupadas para darse cuenta de lo estúpidas que son; las chicas que no hacen nada, las juiciosas, las que plantean excusas para no hacer nada con su vida, y se evaden en bebidas alcohólicas; y por último, las chicas que van de prisa, de esas que todo el mundo quiere imaginar qué demonios tienen en su cabeza. En definitiva, le corta la cabeza a media sociedad femenina del Nueva York de los setentas.

137


MELÓMETRO

138


zebrazul

El final de la canci贸n es una sufrida declaraci贸n de pertenencia de Joanne a estos grupos de mujeres, en especial, de las que siempre juzgan y no hacen nada con sus vidas. La canci贸n termina, ca贸ticamente: Brindo por ese invencible grupo, los dinosaurios sobreviviendo al caos, hay que brindar por las mujeres que almuerzan. Todo mundo muere, todo mundo levante su copa, por este grupo y por ella misma. 139


MELÓMETRO

Hablando de Joanne, quien es mi personaje favorito, encontramos a ese alcohólico de clase alta, una primera versión de una Karen Walker, sínica y, a pesar de estar casada, una opinión muy liberal sobre el matrimonio y la dicha del divorcio. Pasa la mitad de la obra con una copa de cualquier cosa entre sus manos y rara vez recuerda el nombre de su marido actual. Es el personaje más divertido, pero aun así, el más melancólico de todo el musical, una de las visualizaciones de la mujer ideal de Bobby, protagonista del musical, un soltero rodeado de un montón de locos matrimonios. En la versión que yo vi, Joanne es interpretada por Patti LuPone, desde entonces me considero un admirador de esta cantante. Si están pensando escuchar la canción, les recomiendo que sea con ella. LuPone, es una de esas leyendas de Broadway, un mito y una diva, con su respectivo séquito de seguidores y Drag Queens. Descendiente de italianos, forma parte de la primera generación de Drama, de la mítica escuela musical Julliard, quien inició su carrera musical dentro del rock en Ifigenia, después se unió a una compañía de actores, a partir de ahí ha participado en cine, en televisión, pero, sobre todo, en Brodway, llevándose dos premios Tony, uno por su participación en Evita y el otro por Gypsy, su última participación en televisión fue dentro de la serie de Ryan Murphy, American Horror Story: Coven, donde interpreta a una madre fanática, un personaje bastante fuerte y complejo, que demuestra la versatilidad de la actriz, cantante y cómica. “The Ladies Who Lunch”, en la version de Patti LuPone, termina de una forma muy dramática, caminando de un lado al otro del escenario, pidiéndole al mundo que levante su copa para brindar, por estas chicas, por ella misma. La nota final, se extiende, alta y dramática, acompañada de un levantamiento de copa que moja a la primera fila de espectadores. Acto seguido, Joanne regresa a su asiento, relajada y le pide un cigarrillo a su esposo. “The Ladies Who Lunch”, en compañía con “Being Alive”, canción que le sigue a ésta, son los temas más fuertes del musical de Company, traducen, en pocas palabras, el sentido del musical, la búsqueda de la compañía en Nueva York, una ciudad apresurada, distante, movilizada y solitaria.

140


zebrazul

141


Haduuken

Ha d u u k e n

!!!

ALCOHOL EN LOS ALCOHOL 10% Acompa単ar con: Cerveza 142


H a d u enku

zebrazul

!!!

S VIDEOJUEGOS 143


Haduuken

144


zebrazul

El alcohol ha acompañado a la sociedad desde tiempos inmemorables, así que no es de extrañar que también lo haga en los videojuegos. En 1983 se creó Tapper, un arcade, exclusivamente para bares, donde el objetivo del juego era despachar cerveza a una horda de sedientos clientes, que llegaban a alguna de las cuatro barras. El cantinero no debía romper un solo tarro, ni dejar a nadie sin sed.

145


Haduuken

El alcohol también aparece en juegos de nueva generación como. En GTA, forma parte del entorno pandillero de la ciudad de “Los Santos”. En Max Payne 3, el personaje principal se encuentra retirado, gastando sus días en consumir whiskey. En Duke Nukem Forever, un shooter, en primera persona, te permite beber cerveza y fumar puros, mientras repeles una invasión alienígena.

146


zebrazul

Ya tienes tarea, si te gusta el alcohol en los videojuegos, te recomiendo jugar alguna de estas opciones.

147


Haduuken

148


zebrazul

149


CAFÉ CON GADGETAS

on Gadge t a s afé c

C

Toma conCiencia

Asahi Robocco Beerbot Por: MAD

Si hay algo que nos guste más que los robots, son los robots que sirven cerveza, con la capacidad para almacenar y refrigerar hasta seis latas de cerveza de 350 ml, en su panza, y te las sirve en un tarro helado. Esta maravilla la puedes ordenar en línea, por solo $ 799 USD en: http://www.japantrendshop.com/asahi-beerbot-beerpouring-robot-p-130.html

150


zebrazul

Asahi Robocco Beerbot

151


CAFร‰ CON GADGETAS

Shot Time Si eres de los que no saben llevar la cuenta de cuรกntos tragos te has tomado, llegรณ la soluciรณn. Este vaso te muestra la cantidad de onzas de alcohol que has estado consumiendo, es bastante sencillo de utilizar, sรณlo tienes que hacer lo que has hecho siempre, sirve el alcohol y bebe.

152


zebrazul

Shot Time

Shot Time 153


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

ALCOHOL Ix10666 Acompa単ar con: Cualquier tipo de alcohol (incluido barras de desodorante)

de zeb La Z ra 154


zebrazul

Es graciosa porque es blasfema:

Karen Walker

aka. Shu Shu Fontana 155


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

Hay muchas cosas que yo le debo agradecer a Karen Walker, más que frases y chistes que me hacen reír a cada que sale en pantalla, Karen es, para mí y cualquier ebrio con clase, una inspiración y un ejemplo de vida, de una vida disoluta, descarada, cínica y ruin, la mejor vida que puedes tener. Karen Walker es la versión femenina de Jesucristo, no sólo porque multiplica el vino y luego lo desaparece, sino por las enseñanzas que capítulo tras capítulo transmite. De ella he aprendido que nadie esta más cerca de Dios que cuando trabajas en televisión, o cuando le quitas la camisa a alguien y ya no hay mucho que discutir, o que si tu amante no recuerda el camino a cama, haz un camino de carne seca que termine en ella, así nunca se perderá, o que tener tacto es para personas sin creatividad para ser sarcásticos. En fin, estas y más enseñanzas de vida, estilo y alcoholismo me han convertido, sino en una mejor persona, en alguien que intenta ser divertido, si bien, no logran hacerme divertido, mínimo, después del tercer trago, seré el alma de la fiesta, al estilo Walker, sarcástico y cruel.

156


zebrazul

Karen Walker es, al menos para mí y mi torcida forma de ver la vida, un gurú de la vida moderna. Como lo dijo Tyrion en Game of Thrones, “no es fácil estar ebrio todo el día, si lo fuera, todo el mundo lo haría”, Karen Walker no sólo es ebria de tiempo completo, sino que representa todo lo políticamente incorrecto del alcohol, por ende, el mejor lado de la adicción. Para aquellas analfabetas del alcohol, que no tengan ni puñetera idea de a quién me refiero, Karen Walker, quien no es “buena o real”, sino “malvada e imaginaria”, es un personaje regular de la serie Will and Grace. Es la excéntrica ayudante y amiga íntima de Grace, digo excéntrica porque, a pesar de ser millonaria, Karen trabaja, o al menos se presenta todas las mañanas al despacho de Grace, a hacer lo que nadie hace mejor, beber y automedicarse. De su vida pasada se sabe muy poco, he llegado a pensar que es un ser inmortal, como Jesucristo o Cher, pero sin tanto olor a quirófano y más a Vodka. De su familia se conoce muy poco, su madre, es una estafadora a quien Karen nunca ve, su hermana “Gin”, a quien fácilmente se puede confundir con su bebida favorita, “I love Gin” o “Gin me da dolor de cabeza”.

157


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

Como ella misma lo dice: “Algunas personas nacieron para bailar, otras nacieron para beber”, Karen es fiel a su vocación de alcohólica y bebe, prácticamente, en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia y pienso que, si en algún momento dejara de hacerlo, más de la mitad de empresas de la rama de bebidas alcohólicas se declararían en banca rota al día siguiente. Karen Walker, al estilo de Elizabeth Taylor, se ha casado en cinco ocasiones, dos veces con Stanley Walker, su multimillonario esposo, que nunca sale a cuadro. Su inseparable compañera, cómplice y esclava, Rosario, con quien comparte algunas de los mejores momentos de la serie, la mayoría de ellos insultos y constantes menciones a la nacionalidad latina de Rosario: “No me importan lo que hacen las personas en Costaguadaméxico, en América no comemos pájaros”.

158


zebrazul

Mientras todo el mundo dice potato, Karen Walker dice Vodka, estoy seguro que bajó a la tierra para enseñarnos las maravillas del alcoholismo. Sus dichos deberían ser agrupados en una colección titulada “Manual del Buen Bebedor”, algo así como la biblia, con enseñanzas para cualquier ocasión y recetas varias para hacer de la vida y el mundo un lugar mejor, o al menos estar demasiado drogado y ebrio como para ver tanta desgracia. De sus frases memorables, que más que frases son enseñanzas de vida, puedo señalar las siguientes:

159


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

“No te comprometas a hacer cosas cuando estés sobrio” “Dios, amo apostar aquí en las vegas. Claro, probablemente perdí 100,000 dólares, pero los tragos son gratis, así que estamos a mano”

“Mientras esté borracha, ¿cuál es la diferencia?” “Beverly Leslie es un homosexual. Repito, Beverly Leslie es un homosexual”

“Huelo alcohol en mi aliento. Tú estás ebrio”

“El alcoh vida más todo mun un estud preparato un vagabu un puente

Frases y ens

KAREN W

160


hol hace la divertida, ndo, desde diante de oria, hasta undo bajo e sabe eso”

zebrazul

“Alcohólicos anónimos está en contra de todo lo que es bueno y puro” “Regla número uno, a menos que estés servido en un vaso de vidrio, no te acerques más de 4 pies a mis labios” “Cuando llames a un chico, no hay necesidad de ser una parlanchina. Sólo intenta que sus senos suenen enormes”

“Mi motto es Drogas, no abrazos” “Beber en temporada festiva es para amateurs”

señanzas de:

WALKER 161


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

Aunque muchos no lo crean, Karen Walker es la amiga ideal, bueno, es bien sabido que Karen no lidia con emociones, esto probablemente por algún trato con el demonio que le dio cierta inmortalidad, pero, en cuestión de fraternidad, sabes que, Karen Walker, es una amiga que siempre estará ahí. Siempre que necesites a alguien para beber, Karen beberá contigo. Si necesitas un hombro para llorar, Karen Beberá contigo. Creo que lo que intento decir es, Karen ama beber.

162


zebrazul

“Karen Walker is a

LADY,

assface”

Tengo que aceptarlo, después de iniciar este pequeño artículo y borrarlo mil veces, porque nunca encontraba las palabras introductorias perfectas para referirme a Karen, me dije, ¿Qué haría ella en estos momentos? La respuesta se presentó a mí, como una epifanía y, movido por el demonio del alcoholismo, corrí a la licorería más cercana y compré mi peso en alcohol: tequila, vodka, whiskey, vino tinto, cerveza, perfumería y gummybears (adulteradas). Al llegar a casa, agarré un bowl gigante, de esos que las personas normales rellenan de palomitas, y lo utilicé para mezclar todos los ingredientes, la receta feliz Walker, a excepción de los farmacéuticos, aún soy muy pobre para tener acceso a ellos.

163


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

#SiYaSaben Como SoyPaQue MeInvitan Por: Sinai Díaz Acompañar con: Tu remedio preferido contra la resaca. 164


zebrazul “Saldo blanco”, fue lo primero que me dije a mí misma la mañana siguiente, con tal de convencerme de que la jarra de anoche estuvo light, y que la mezcla de whiskey, tequila y cerveza me hace los mandados. #nometoquenandochida fue la actitud que reinó toda la noche. “¡Ya valió!” Fue lo segundo que articuló mi mente cuando hice consciente el peso de mi cabeza sobre la almohada, fue entonces que recordé que los shots, bajo ninguna circunstancia, son buena idea. “No lo vuelvo a hacer”, esa mentirota que todos nos hacemos cuando estamos abrazados al Dios de Porcelana que habita en nuestros baños, atravesó por mi mente. Mi mamá ya estaba toda hacendosa en la cocina, preparando el desayuno. Los olores del café, huevos estrellados, pan tostado y frijolitos que, en otra ocasión, me parecerían irresistibles y deliciosos, esta mañana, sencillamente, haría desfilar hacia fuera todo lo que tenía su propia fiesta dentro de mi estómago. Y es que algo pasa en el momento de la llamada “cruda”, sentimos que es excesiva la manera en la que el cuerpo nos cobra la parranda, creemos firmemente que lo que nos empacamos la noche anterior no fue para tanto y que sí, definitivamente, lo que bebimos “estaba adulterado”.

165


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

El olor a cigarro había alcanzado ya a impregnar toda mi habitación, “¡pero ya ni fumo! ¿Cómo es eso posible?”, lo único que deseaba era que los demás integrantes de mi familia ignoraran mi presencia, para que yo lograra atravesar de mi cuarto al baño sin escandalizar, incomodar a los demás, o bien, salvarme de un molesto sermón. Conforme trataba de encontrar el porqué “soltarme la greña” anoche fue una buena idea, comencé a recordar que todas esas bromas sobre borrachos, lejos de ser exageraciones, son el más claro ejemplo de todos los numeritos que hacemos cuando nos pasamos de copas (por decirlo de una manera decente). Si bien nos va, seremos siempre un tipo de personaje, por lo que nuestros amigos ya más o menos deben de estar preparados para reaccionar ad-hoc al rol que acostumbramos a interpretar, pero ¡menudo problema!, cuando tu lado oscuro etílico es de acuerdo a lo que ingieres, o peor, que tus 1000 y una personalidades broten de manera aleatoria, cuando desde una cerveza hasta una bebida coquetona llegan a tu sistema nervioso, es aquí donde empieza lo divertido, ya que nos toparemos con alguna de las siguientes facetas (si no es que todas, según el grado de intoxicación presentado):

166


zebrazul

EL MELANCÓLICO Aquella pobre alma que se pondrá triste, porque cada dichosa canción le recordará “algo” o mejor dicho “alguien”, hasta el ritmo del bit más maniaco les podrá sonar a balada corta venas, con el pretexto de: “¡esa era nuestra canción!”, ya los amigos tienen bien identificada su cara de puchero, por lo que se adelantan con los respectivos pañuelos o servilletas. No pasa nada, en cuanto cambien de canción y con otros dos tequilas se les olvida hasta cuál era el nombre de la razón de sus desvelos.

167


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

Generalmente esto lo vemos más en los hombres, pero tranquilos, la actitud bravucona viene acompañada de frases como “agárrame, porque le parto su…”, ya que bueno, como lo dice la frase “no hay borracho que trague lumbre” por muy entonados que anden, existe dentro de cada uno cierta conciencia, así que por muy machotes que se crean con unos tequilas, la mayor parte del tiempo no pasa de miradas matonas y una que otra amenaza verbal.

EL HULK

168


zebrazul

El Mauricio Garcés o Femme Fatale (según el género)

El Mauricio Garcés o Femme Fatale (según el género).Estos singulares y amorosos personajes aparecen, casi siempre, consecuencia del vodka, ya hasta estoy pensando en algún tónico erótico que lleve por nombre “Vodka love” o algo así, pero dejemos a mi lado emprendedor de lado, el punto es que, cuando a una persona se le sube la jarra con esta bebida, es prácticamente una garantía que se pondrán mas amorosos que de lo habitual, incluso he escuchado a algunos conocidos decir cosas como “¡yo con vodka no respondo eh!” (afirmación seguida de un guiño “seductor” ¬¬’).

169


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

EL #YOLO 170


zebrazul

También conocido como el Imprudentemente Optimista, por alguna razón, ama a todos, los de la mesa de al lado que se acaban de acoplar ya son sus entrañables amigos y jura que ya tiene una sofá en la casa de cada uno de ellos, por si algún día lo necesita; independientemente de que sus habilidades motoras a las 2:00 am no son las más óptimas, nunca se ha caracterizado por ser un as de la pista, pero este espécimen insiste en que mueve las caderas mejor que Shakira y que el moonwalk le sale casi igualito al de Michael Jackson. Aunque sus ojos pispiretos y medio perdidos no logran enfocar al 100%, está convencido de que podrá ligarse al mejor forro del antro, puede ser porque de verdad perdió totalmente la objetividad, o bien, porque ha de pensar que la otra persona está igual de ebria. Y la lista sigue, se creen los mejores cantantes y hasta la vanidad parece resultarles excesivas, ya que deciden decirle “adiós” a la postura erguida y panza sumida, ¡oh no!, ellos así son perfectos, total por esta noche “todos somos jóvenes” ¿por qué atormentarnos con preocupaciones sin fundamentos?, sólo se vive una vez, así que a divertirse se ha dicho ¿no?

171


de zeb La Z ra

Z DE ZEBRA

EL INSTAGRAMERO Bueno, aunque es ajonjolí de todos los moles, este casi nunca se pone borracho, digo, no encuentro una explicación lógica, alguna ecuación espacio-tiempo, que me indique en qué momento ingirió bebida alguna, si siempre estuvo pegado al celular para actualizar lo que sucede en la fiesta a cada instante. Que si el cosmopolitan se ve “bien pro”, que si juntamos todas las copas para una foto “bien cool”, “oh qué trendy luce este lugar, saquemos una pic”, ah porque, eso sí, son unos masters con los anglicismos. Este personaje, casi siempre es un monigote, un fantasma, casi un bulto en la mesa, ya que nada más ocupa el espacio físico, pero jamás se entera (hasta el día siguiente que ve las fotos) de lo que en verdad pasaba ahí. No conforme con estarse tomando fotos con cada expresión facial que se les ocurra, arrastran a los demás a esta conducta, consumiendo valioso tiempo de diversión, o sea, ¿en serio prefieren posar para una mini sesión de un minuto (por rola), o les gustaría más entonar el hit del momento a todo pulmón? 172


zebrazul En fin, ya después de pasar los primeros momentos de mi mañana repasando algunas de las especies en las que nos podemos convertir, cada vez que salimos a “con-beber”, fui volviendo a mi estado de conciencia con una resaca de los mil diablos, ni hablar, a tomar muchos líquidos, quedarme en casita, me volveré vampiro y espero tomarme las cosas con más calma la próxima ocasión. Antes de despedirme, les dejo esta frase de “La Cruda” canción de Antonio Aguilar (les recomiendo que ahorita mismo la busquen en Youtube) que créanme, no les quedará otra más que reír, porque ustedes saben que es cierto:

“ay Diosito, si borracho te ofendí, en la cruda me sales debiendo” Y ni me hagan caras, un poco de música regional mexicana no nos hace mal a nadie. ;)

173


Z STILO ESTILO E

E B R A LIB


B R A

BRELIBRE

BASES:

BASES: 1.Enviar datos completos, ya sea su nombre o el pseudónimo que utilizarán. 2.En la parte del correo que dice: “asunto”, colocar la sección de la revista a la que va dirigida. 3.Mandar sus obras antes del cinco de mayo de 2014. 4.Si se trata de obra digital, escultura, pintura, cualquier arte plástica o fotografía, ¡Por favor!, pónganle una plica, esto significa que necesitamos el nombre de la pieza y las herramientas con las que se elaboró. 5.Todo trabajo enviado está sujeto a un consejo editorial. Si su obra no es seleccionada para el número, se les avisará la razón. No se desanimen, habrá más números en los que participar.


www.zebraazul.net revistazebrazul@gmail.com @revistaZebrAzul /revistazebrazul


UNA ZEBRA ELECTRÓNICA TODOS LOS DERECHOS DE LAS OBRAS A FAVOR DE SUS AUTORES


ul zebraz

Zebraborracha  

Quinto número de Zebrazul

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you