GUÍA PARA COMBATIR EL BLOQUEO CREATIVO. Parte ll

Page 1


Una vez más, nos zambullimos en este proyecto: hablar, preguntar y reflexionar sobre el bloqueo creativo. Como es costumbre en YUKI, ponemos el tema en el medio de la mesa para que junto a otrxs nos atraviese, nos interpele y compartir eso. Como dije alguna vez, el bloqueo es a la creatividad lo que la sombra a la luz: es inevitable, constante y necesario. La tensión es clave para que haya movimiento, ritmo en el proceso. Todo lo que pasa en el vínculo entre la creatividad y el bloqueo es personal, una foto de aquí y ahora: aprendizaje, alivio, auto-exigencia, escozor, perspectiva, búsqueda, ……………., …………….., ………………., ……………. (complete libremente). Muchas veces (muchas) esto es compartido con un montón de otras personas, que con mayor o menor puntería pasan por lo mismo. Es un tema que abre una conversación… y aquí una porción de esa conversación, que es tuya con todo lo que te pase con estas páginas, y con quien quieras compartirlo, por supuesto. El contenido de esta guía no pretende ser indicativo ni instructivo, más lo contrario: generoso, cuestionable, amasijable y dócil. Somos con otrxs. Estar abiertxs al vínculo, a que nos pasen cosas, a sentir, al movimiento, a lo mutable, a que lo que funcionó hasta recién ya no funcione, a que lo que elegimos “siempre” ya no nos estimule. Permitirnos esa elasticidad puede abrirnos nuevas e inesperadas puertas creativas y nuevas llaves que usaremos cuando el bloqueo aparezca. Siempre con amor, (para con unx mismx y lo que nos rodea) Josefina Rodriguez Egaña Creadora de YUKI


Soy Agustina Chalupowicz y lidero la comunidad YUKI desde noviembre del 2020: un gran desafío y también una expansión. Me bloqueo cada tres días y, en esos días, cada media hora. Me trabo y me destrabo: fluyo como el agua pero a los 15 minutos esa agua es un remolino que parece que nunca parará. Siempre voy con el corazón en todo el cuerpo y el sentir como bandera, y creo que por eso me trabo porque lo que sea que emprenda lo hago íntegramente, con todo mi ser. Estoy aprendiendo, cada vez más, cuándo frenar y cuándo no es EL momento. Creo que atravesar el acto creativo -salir de un puerto, pasar por miles, aceptar los errores y abrazarlos- y llegar al edén (deseado o no), tiene una analogía con lo que dijo Joe Dispenza: “La meditación nos lleva de la supervivencia a la creación; de la separación a la conexión; del desequilibrio al equilibrio; del modo de emergencia al modo de crecimiento y reparación; y desde las emociones limitantes del miedo, la ira y la tristeza hasta las emociones expansivas de alegría, libertad y amor ". Para mí, crear es este pasaje y hay que entregarse y entender que de lo que esté hecho el proceso estará hecho el resultado. Algo más: en lo que hagamos siempre tiene que estar la voz propia. Con todo esto, cuando Jose, creadora de YUKI, me contó como fue la primera guía colaborativa para el bloqueo creativo y sus ganas de hacer una 2da versión, tuve ganas de escalar un poquito la 1era: que pegue un saltito. Así que armé una lista de artistxs y hacedores que me hablaban directo en algo de su hacer, en cómo cuentan lo que hacen, cómo se comparten, cómo viven; algo de sus procesos me invitaba a escarbar y saber un poco más. Mi curaduría en este proyecto tiene que ver con eso: con seguir tendiendo este puente, con seguir humanizando procesos, que sigamos visibilizando eso que nos traba y nos nutre, con intercambiar la datita personal que nos saca de este estado y que quizás a otrx le sirva. Porque pesa cuando estamos en esa de bloquearnxs y la vemos re negra, pero ahí también es donde nos hacemos. Y cuando empezamos a conocer ese ciclo, la gobernamos como queremos. FUE UN PLACER.


ANTI-CONSIGNA


El ejercicio se llama "decir toda la verdad". En realidad no creo que exista tal cosa como el bloqueo, sino la inhibición, entonces la primera "consigna" que recomiendo es una anticonsigna: no obturar la imagen/idea antes de que aparezca, no juzgar lo que está empezando a emerger. En esos momentos intento sacar de mi cabeza todo lo que aparece; cada cual encontrará su forma, pero a mí me sirve tener un cuaderno chiquito en el bolsillo y anotar todo lo que me llama la atención. El ejercicio de "decir toda la verdad" sería elegir una de esas imágenes anotadas y explotarla al máximo, diciendo todo lo que no nos animaríamos a decir, sin miedo a ser cursis, egoístas, malxs: todos los sentimientos que asociamos a lo negativo y dejar que esa idea tome dimensiones sin reprimirla. Más que un ejercicio es un estilo de trabajo, consiste en no matar con creencias falsas lo que todavía no terminamos de crear.

NO SOS EL CENTRO DEL UNIVERSO Cada vez que me trabo intentando emprender algo que no me animo a ni siquiera empezar, me repito que no es tan importante.Así, dejo de preocuparme por el posible feedback de algo que todavía ni existe y permito que exista una primera versión aunque no esté ni cerca de una versión terminada. Siempre que me frustro intento tener fe en el proceso y en que ninguna obra nace terminada.

Malén Denis Autora y ficcionista de la intimidad @malendenis



Damián Lluvero Ilustrador @pint0rcito


1- Salir a dar una vuelta por el barrio. 2- Agarrar mensajes de whatsapp con amigxs/flia, tomas frases como disparadores. 3- Agarrar un libro al azar, abrirlo en una página al azar y anotar en un cuaderno todo lo que me convoca. 4- Jugar al cadáver exquisito, recortarlo, cambiarle el orden, agregar palabras nuevas. 5- Día de alimentación para la imaginación: ver videos e imágenes que me gusten, hacer cosas que me gusten. 6- Escribir con el predictivo del celular. recortar, acomodar. 7- Del camino del artista: escribir tres páginas todas las mañanas, escribir hasta vaciarme. 8- Bailar un disco entero: desde que empieza hasta que termina, sin parar y sin saltear ninguna canción. 9- Tomar clases de teatro. 10- Escribir en una hoja, dividiendo en dos o tres columnas, palabras que me gustan, familias de palabras, sustantivos, adjetivos, verbos, etc y unir sin pensar demasiado. 11- Separarse. 12- Hablar con amigxs y partir de sus frases. 13- No apurar nada. 14- Acto psicomágico para la ansiedad (de Jodorowsky): hacerme la muerta durante diez minutos. 15- Salir a pasear y cambiar de aire. 17- Más restricción, menos libertad: inventar una consigna muy limitante y seguirla a rajatabla (rima, métrica, temática, género musical, etc) 18- Comer chocolate. 19- Memorizar un poema. 20- Musicalizar un poema. 21- Recitar una canción. 22- Hacer una canción muy fea. 23- Escribir frases empezando por el final. (Final el por empezando frases escribir) . 24- Salir a andar en bici.


25- Escuchar el mejor disco del planeta, al sol y tomando algo que me guste mucho. 26- Escuchar un disco que me guste y escribir una imagen/escena a partir de cada canción. 27- Comer helado. 28- Dedicarse un rato cada día aunque haya blanco todo el rato. 29- Cuando no me sale nada propio, imitar a otrxs (cómo cantan, cómo escriben); sacar temas de otrxs. 30- Sentarme, armar ambiente (velas, silencio, música, té...) 31- Jugar sin buscar nada. 32- Tirar palabras. 33- Tirar líneas. 34- Sacar. 35- Viajar en transporte público con destino incierto. Descender del mismo azarosamente y luego caminar. Repetir compulsivamente. 36- Dibujar espirales y garabatos. 37- Mandarme un cagadón= hacer una travesura. 38- No usar el celular por un día, o medio, o un rato. 39- Elegir una planta/árbol y contarle un secreto. Visitarlx. 40- Mirar "Music as a language" de Victor Wooten. 41- Escuchar un tema que me guste mucho y reescribirlo con palabras mías. Traducirlo. 42- Ver una buena peli y una mala. 43- Entrar a un farmacity y robar algo. 44- Sentarme sola en un bar a beber un trago. 45- Besar a alguien.

Esmeralda Escalante Artista @jajile


Mi ejercicio preferido y recomendación es salir a caminar, mirar y registrar. Parece obvio, pero de mis vueltas sin rumbo saco mis mejores ideas, es que en la calle hay una infinidad de inspiración solo hay que jugar al juego de encontrarla, es mi propia búsqueda del tesoro. La mirada con los ojos y el registro con el celular, siempre acompañada de una buena playlist.


De ahí saco paletas de color, combinaciones de texturas, formas o de tipografías increíbles que jamás hubiera combinado frente a una hoja en blanco. Hay algo muy mágico en salir a descubrir cositas en algún barrio nuevo, o mismo en nuestro barrio que ya es nivel avanzado del juego, porque creemos haberlo visto todo.


LA NO PRODUCCIÓN


Durante varios meses sentí que ya no tenía sentido hacer fotos, como si el órgano del cuerpo que te obliga a crear hubiese quedado obsoleto. Somos hijos de la hiperconectividad, eso es una maravilla y también una dolencia, es difícil sentir que nuestra voz tiene valor cuando estamos continuamente viendo obras de otros planetas y artistas con la convicción que nosotros no tenemos. Producir nuestra obra como si fuésemos un Zara cambiando continuamente de merchandising es agotador. El trabajo de los que hacemos arte no es lineal, necesita descanso, distancia, reflexión. Y redes que te ahogan con su cauce, si te quedas al margen mirando, no ayudan. Luego de todos esos meses de no-producción en los que sentí que jamás iba a volver a tener una idea, una amiga me dijo: “Agarrá la cámara como la primera vez que lo hiciste, como un juego, sin presión, sin los ojos de nadie”. Ese ejercicio me recordó por qué empecé, y me sacó de la oscuridad y el desencanto en el que estaba hacia un cielo limpio y claro donde pude volver a empezar. Todo hacer creativo tiene un tiempo de gestación oculto que es primordial. Así como la tierra germina secretamente a las semillas para que lo que nazca tenga la fuerza suficiente, el arte sin un tiempo de reflexión, intercambio e introspección, crecerá débil. Rodéate de gente que te inspire, llénate de paisajes que te conmuevan, de músicas que te transporten, de lecturas que te pongan en jaque. Da vuelta tu obra para verla desde un punto de vista que te es totalmente ajeno.

Y RECORDA QUE UNA SEMILLA QUE NUNCA BROTA TAMBIEN SE MUERE Agustina Puricelli Artista visual, fotógrafa y redactora. @aguspuricelli


ESTÍMULOS PARA EL HACER

Siento con ellos algo parecido al momento de tomar conciencia de la respiración.


I. Observar el entusiasmo: creo que el entusiasmo aparece cuando algo es hecho con ganas y también creo que es contagioso. Ver gente hacer cosas que ama me parece muy estimulante. En esto entran los oficios. II. Hacer caso al impulso: no sé bien cómo es que funciona, pero tenemos ideas. Y las tenemos continuamente. Hay veces que esas ideas son creativas. Hay un instante en que súbitamente tenemos una idea de hacer algo. Es hermoso el éxtasis que se siente al hacerle caso a esa energía creadora. III. Traducir: no hace falta que sea entre idiomas propiamente dichos. Siento que a veces está bueno ponerse en otros lugares, pero también siento muy estimulante el poder llevar a idiomas propios expresiones que nacen a partir de lo que generan en nosotres expresiones ajenas. IV. La palabra: la palabra como la acción y con su poder de darle entidad a algo con sólo nombrarlo. Las palabras dichas, cantadas, escritas, y también su ausencia. V. Habitar espacios creativos compartidos: creo que en esto entra bastante la comunicación (también involucrada en puntos anteriores). Está bueno juntar- nos, charlar, hacer cosas, vernos, invitarnos. Cuando hay diálogo entre bús- quedas siento que se abren muchos nuevos caminos creativos. El juntarnos físicamente tiene una fuerza muy poderosa.

Ivo Ferrer Artista, músico y videógrafo. @ivx.ferrer


EJERCICIOS X FLAVIA CALISE


En relación al proceso creativo, siempre que tengo alguna dificultad – y como no creo en el concepto de inspiración divina – invento algunos ejercicios que me ayuden a poder continuar con el poema, la performance o lo que sea que esté escribiendo. ¿Cómo los invento? Creo que a la poesía se le debe quitar cierta solemnidad con la que nos la han mostrado en algunos sitios de formación más inicial. Entonces, me baso en conceptos o cosas que me interesen de lo cotidiano. En este caso son: el concepto que creo erróneo de lo bueno y lo malo (llevado metafóricamente a “el yin y el yang”, un juego de preguntas y el baile.

¿QUÉ ES EL YIN YANG?

El Yin yang es un principio filosófico y religioso que explica la existencia de dos fuerzas opuestas pero complementarias que son esenciales en el universo: el yin, asociado a “lo femenino”, la oscuridad, la pasividad y la tierra; y el yang, vinculado a “lo masculino”, la luz, lo activo y el cielo. Según esta filosofía, ambas energías son necesarias para mantener el equilibrio universal. A partir de este concepto: El ejercicio consiste en traducir un poema a su YIN o a su YANG. O sea: si el poema nos suena como YIN, escribir lo que sería su YANG y viceversa. Para eso habrá que leer el poema varias veces, jugar a percibir su ánimo y hacer una traducción de la identidad del poema, para así poder hacer una traducción de su energía.


PREGUNTAS

Primer paso: Responder (¡con rapidez y sin pensar mucho!) las siguientes preguntas: ME SIENTO: ME VESTÍ: ME DIJERON: HOY PUDE: SERÍA ESTE ANIMAL: SERÍA ESTE COLOR: SERÍA ESTA PLANTA: SERÍA ESTA COMIDA: HOY ME GUSTÓ: HOY NO ME GUSTÓ: BAILARÍA CON: ME GUSTARÍA SOÑAR CON: SI FUESE UN TIPO DE BESO SERÍA: SI FUESE UNA PREGUNTA EXTRAÑA SERÍA: SI HOY TERMINASE EL MUNDO ME GUSTARÍA DECIR: S egundo paso: Escribir un poema usando sólo las respuestas que creamos que nos sirvan. A tener en cuenta: ¿quién escribe el poema, yo u otra persona?, ¿qué estado de ánimo tengo/tiene?, ¿hablo/habla en español? Tercer paso: Traducir el poema terminado a un idioma desconocido. Por ejemplo: cómo lo diría un animal, una planta, un semáforo, un tipo de fruta, etc. Cuarto paso: No olvidar leerlo siempre con la intención del personaje/objeto que hayamos inventado.


ES IMPORTANTE BAILAR

Mirar videos en internet de personas que estén bailando y silenciarlo. Inventarle nombres a los pasos y escribir un poema sólo describiendo el baile: modo de moverse, nombrando estos pasos, integrando los sonidos que creen que hacen quienes bailan (volver literal el sonido), etc. A tener en cuenta: ¿dónde están bailando?, ¿por qué bailan?, ¿bailan siempre bien? (todo esto puede ayudarlxs a construir el poema).

Flavia Calise Poeta performática. @flaviacalise



Laura Velez Artista visual @lauraylasflores


¿Será que la creatividad está entendida como una cualidad necesaria que no podemos no tener? En los momentos de bloqueo creativo necesito “des ensimismarme” de lo que estoy haciendo, tomar distancia, mucha distancia. Creo que es importante reconectarse con el mundo de imágenes, personajes, estímulos que hay afuera, en la calle. En esos momentos me gusta proponerme cosas, jugar, inventarme excusas y salir de expedición por la ciudad: ir a un barrio y observar la arquitectura de las casas, elegir la que más y menos me guste, sentarme en un parque y mirar los perros que hay y sacarles fotos y después dibujarlos, conocer un bar nuevo lo más lejos de mi casa posible y observar a sus personajes. Estas auto propuestas me ayudan a conectar con mi versión más intuitiva y lúdica, algo que a veces descuidamos queriendo satisfacer los imperativos de éxito y productividad que vienen de afuera. “No quiero que sea fácil, quiero que sea divertido” dije una vez y sostengo, o sea, no me importa que el dibujo que estoy haciendo lo resuelva rápido o me parezca fácil, lo que quiero es que me transporte al entusiasmo, al disfrute y a la diversión.

Sofía Calise Artista visual @sofia.calise



Me resulta bastante difícil dar tips para desbloquear: por lo general pienso qué quiero hacer o qué quiero decir y ahí se abren varias opciones. Si es algo que sólo voy a ver yo, es una historia, si es algo para publicar en redes, es otra, y así. Me parece más interesante ver qué sale cuando es un dibujo para mí: pienso que nada de lo que haga va a ser absolutamente increíble y eso me relaja un poco. Puede pasar que después me parezca bárbaro lo que hice, pero no se puede empezar nada con ese nivel de exigencia. Crear para redes sociales es otra historia, recomiendo no dibujar o crear cosas sólo para compartir en internet porque te olvidás de qué te gusta hacer, qué te conmueve, y empiezan a influenciar cosas que no tienen nada que ver con el proceso artístico o creativo.

NINGUN LIKE VALIDA EL TRABAJO DE NADIE Quizás lo que salga sea escribir "¡qué triste que estoy, odio todo menos el porro!" con unos marcadores de colores en una libreta, y listo. En ese caso simplemente pienso qué colores me gustaría ver, o de qué forma puedo escribir eso para que cuando lo vuelva a mirar pueda estar conforme: a veces lo logro. ¿Te gusta dibujar con una bic? Bárbaro. ¿Te pintó hacer un collage con los stickers de las bananas? Brillante. ¿Te compraste una libreta carísima y te da miedo cagarla con un dibujo de mierda? Quizás sea exactamente lo haya que hacer.

Flor Meije Dibujos y cerámica @flomeije



LAS IDEAS SON IDEAS, QUITARLE EL PESO DE LA PERFECCIÓN HACE QUE PUEDAN CRECER MÁS


Cuando estoy bloqueada creativamente me alejo de lo que estoy haciendo. Porque nece- sito otra perspectiva de eso. Muchas veces hago algo que nada tiene que ver con el pro yecto en sí. Hace poco me pasó que no podía concentrarme en algo que tenía que hacer. Hice una lista de todo lo que tenía en la cabeza y traté de encontrarme (si, pensé en modos de llegar a mí) por diferentes medios para contarme todo esto. Así que lo que hice fue: Hacer una lista de todas las cosas que pasaban por mi cabeza, que me estaban impidiendo pensar. Una lista de todo lo que pensaba como modo catarsis. Luego se me ocurrió: ¿De qué modo voy a saber de todas estas cosas? Me las mandé por todos los lugares en los que podía llegar a encontrarme. La compartí con mis amigos. No esperaba respuesta pero me la respondieron. Me abrió la cabeza. Porque lo que estaba haciendo era destrabar el bloqueo con una idea. Y me pareció fantástico darle el lugar a que sucediera.

Lucía Garbari Fotógrafa artística y videógrafa. @___lugar___


Siento bloqueos creativos casi todo el tiempo, es normal y cotidiano. No quiero perderme en el apuro, si me pierdo que sea suave y lento. Salgo a pasear en bicicleta Salgo a caminar Salto la soga Hago respirar mi cuerpo e ideas Me recuerdo, frente a la presión de estos tiempos:

Facundo Diaz Artista @facundo.diazz



Yai Salinas Diseñadora gráfica @yaisalinas


No me llevo bien con el concepto de “productividad”, sobre todo porque viene del ámbito comercial con el que no termino de conciliar. No me exijo demasiado, busco decir algo sólo cuando tengo la necesidad. Pero sí pude darme cuenta de que hay ciertos contextos más propicios para que la creatividad fluya, o se haga un lugar y aparezcan cosas inesperadas, fuera de los límites, ese es el camino que más me interesa. Lo que más me ayuda es generar tiempos de ocio y aburrimiento, sin ningún tipo de presión. Aburrirse, aunque no parezca, es una buena opción para empezar porque de ahí surge absolutamente todo: de la nada misma que es la vida. Lo demás es un artificio, tretas de la mente para evitar el choque con ese vacío. Otro buen ejercicio es intentar hacer cosas que nunca hiciste o que no te gusten tanto. Hacer lo que te sale bien siempre es un camino cómodo y lleva a lugares muy interesantes. No intentar hacer cosas “bellas” ni esperar el dibujo “perfecto” a veces sirve para abrir una puerta nueva. Como dice Fernanda Laguna: “Todo lo que a uno no le gusta es una oportunidad. Lo que te gusta es lo conocido, en cambio lo otro es lo nuevo”.

Antolin Ilustador y creador de historietas. @_antolin


Con el tiempo aprendí que los momentos de bloqueo no son la excepción sino la regla (quizás nos sucede a todxs). Vivo en modo "bloqueo creativo" y cada tanto tengo destellos de inspiración y creación. Hay dos cosas que tuve que aprender para no frustrarme pero también poder aprovechar esos momentos y generar cierta constancia y, digamos -a falta de mejor palabra- disciplina: la primera es que el tiempo pasa. Haga o no haga algo, el tiempo sucede igual, los horarios llegan: esto puede sonar en principio aún más estresante, pero por el contrario, encuentro paz en saber que hay cosas que no manejo, y está bien. Si la situación creativa llega, llega. Si no, el tiempo sucede y llegará en otro momento, en otro horario. La segunda es volver a algo que me sirve a mí: el estímulo físico. Si hay algo que nos cuesta a todxs es volver a conectar con nuestro cuerpo de una forma más animal. El cuerpo, la naturaleza, volvernos animales: si no nos saca el bloqueo, por lo menos nos divierte, nos exorciza un rato de la mente. Hay una frase de G. Agamben que siempre recuerdo: "Aquel que en todo momento está en condiciones de detener el tiempo porque conserva el recuerdo de que la patria original del hombre es el placer".

Manu Wainziger Artista @manu.wainziger


Ezequiel Cafaro Diseñador, autor y educador @ecafaro



NIETA DEL RIGOR AQUI VOY Si hay bloqueo, si hay rosca, siempre salir por un paseo corto: una vuelta de manzana, ir a la esquina para ver si llueve, permitir que la vista descanse en lo que encuentra a su paso, permitir a los oídos ser permeables, escuchar todos los sonidos o elegir uno y seguirlo. Si me encuentro un rayito de sol dejo que me bañe. Si no quiero o no puedo salir, vuelta por la casa o la habitación buscando lo mismo: descanso para la vista o sonidos para la escucha atenta y abrir todo lo que permita circulación de aire. Una frase de la mano de la colectiva Territorio Tolosa y La Ciudad que resiste: hay que (re!)parar , lo que yo recibo y entiendo por: frenar un poco para repararnos, hacer pausa, dejar de hacer todo el tiempo y desde ahí, después, reparar el "nos" que nos contiene a todes.

Flor Savia Artista visual @savia.flor


El “bloqueo” es una de las etapas del proceso creativo. Te tenés que amigar con la palabra y vaciarla conceptualmente de carácter negativo. Al bloqueo creativo de cada proyecto, le tacho la O. Es decir, me quedo con la palabra BLOQUEO. Me tomo esta etapa como un bloque para llenarme de estímulos y vaciar la cabeza de cualquier fantasma e idea.

BLOQUEO Un ejercicio: el amado y azaroso cadáver exquisito. Puede sorprenderte mucho y hasta ser una fuente de inspiración. Una estrofa de una canción, un poema o un disparador para una ilustración. yLes comparto “Islas Virtuales”, un afiche ilustrado. Fue producto de un cadáver exquisito (en la parte inferior el texto que me inspiró).

Agus Trovato Diseñadora gráfica @aguasingas__



AUTOMÁTICO

Los dadaístas usaban estas técnicas, el objetivo era escribir desde la libre asociación: descubriendo capas de la conciencia aparecen tesoros inimaginados. Para comenzar necesitamos 1 libro: la conexión con él nos adentra al universo de las palabras, sus ritmos y significados. Es inspirador observar un libro, recorrerlo y tomar palabras que nos llamen la atención: elegimos 5, 7, 10 (las que quieras) antes de empezar a escribir y las anotamos. Pueden servirse de esas palabras a modo de inspiración durante la escritura. También pueden volver al libro para buscar más palabras en caso de bloqueo. LIBRE ESCRITURA para entrar en calor y ablandar el puño, tomando esas palabras como vehículo para ir construyendo el texto del largo que sea (eso todavía no importa, es sólo un primer encuentro con las palabras). Hay que intentar no detenerse, que la mano fluya, que una palabra lleve a la otra. Este primer ejercicio nos va a ayudar para el siguiente. PARTITURA DE LA PALABRA

Primero haremos un breve ejercicio de ASOCIACIÓN LIBRE CON UNA LISTA DE PALABRAS SUELTAS. No sólo vamos a tener en cuenta el significado sino también sus otras características: ritmo, métrica, diptongos, vocales, consonantes, etc. Hay que buscar la plasticidad de las palabras como si se pudieran ver en el aire. Una vez más buscamos traspasar las barreras de la consciencia para ir cada vez más profundo en las asociaciones. Podemos descomponer las palabras,, jugar con los ritmos, romperlas, repetir, etc. Elegimos cualquier palabra y comenzamos a asociar. Sólo eso. EJEMPLO: “Caballo/abajo/desciendo/vuelo/olor/cloro/amor/florido/parpado/caduco /terminal/ germinar” “ancestro/acostado/ando/dándonos/sostengo/tiempo/cuento/tantos/ácaros/ calcar/ pantano/ normal/raro/raquítico/explícito/tocino/vino/volver”


ORACIONES

Vamos a utilizar la misma idea de ASOCIACIÓN LIBRE anterior. Elegimos una temática o un título sobre el que se escribirá (o no, también puede ser libre). Ejemplo: “No se parece a nada que haya visto”; “el jardín tupido”, lo que sea. Cualquier oración o combinación de palabras que lea, recuerde, el título de una canción, etc. Es sólo un punto de partida. Repito, pueden NO usar ningún título si lo prefieren. Entonces, escribiremos oraciones/versos, uno debajo del otro, donde cada oración tomará ALGO de la anterior, pero seguirá otro rumbo. Planteamos la primera oración. La segunda tomará algo del significado o del ritmo de las palabras o de la combinación de letras de la oración anterior. Tenemos en cuenta silencios, combinación de vocales, el ritmo, la métrica, el peso de las palabras, el significado, etc. Y así nos vamos yendo hacia nuevos lugares y busca- mos explorar/decir no sólo desde el significado de cada palabra, sino también desde la musicalidad, las texturas. Al ejercicio lo llamo PARTITURA DE LA PALABRA porque las palabras se vuelven más plásticas, como si al decirlas pudiéramos verlas dibujadas en el aire. DECIR SIN NOMBRAR

Buscar nuevas formas de referirse a algo, sin mencionarlo como ya lo conocemos: ir por otros caminos a buscar eso. EN EL CENTRO de una hoja escribimos UNA PALABRA rodeada por un círculo. Puede ser cualquier palabra que nos interese: desde una que nos incomode hasta otra que nos haga sentir bien. Ahora pensamos en 10 palabras que se relacionen con ella y las anotamos a su alrededor. ESE SERÁ NUESTRO MAPA. El mapa estará en una hoja (para verlo siempre) y en otra hoja realizaremos el escrito. Escribimos sobre este tema (la palabra del centro), pero la idea es NO mencionar esa palabra, ni ninguna de las que están alrededor. Uso la creatividad, intento no ir a lo obvio, al cliché. Hay un poderoso ejercicio para mantenerse conectadx con las ideas más profundas, la creatividad, los bordes entre lo fantástico y lo real, el juego y la libre expresión. Se trata de tener un "cuaderno de los sueños" al lado de la cama e intentar describirlos con el mayor detalle posible, sin pensar tanto en la redacción, sino más bien dejando que aparezcan las palabras desde esa misma dimensión onírica.


Cuando estoy bloqueada saco la música, pongo la radio, abro twitter, el diario y primiciasya. Me funciona muy bien lo de recibir varias “noticias” a la vez. Siento que me hago presente por un ratito en el mundo y eso me inspira o me enoja pero, en ambos casos, me da ideas.


Me da ese

MOMENTO DE LUCIDEZ @the_rogi


PACIENCIA PACIENCIA P A C I E N C I A


Cuando la ansiedad llega en forma de huracán gigante, y parece que se va a llevar todo por delante, lo primero que hago es detenerme y conectar con mi respiración. En ese momento también intento pensar en que todo lo que sale de mis manos viene de una necesidad íntima de expresión: lo que realmente importa es serle fiel y disfrutarla. Como ejercicio para estos momentos me suelen servir dos cosas: escuchar y charlar. Busco entrevistas de artistas, videos en donde cuentan y explican sus procesos, documentales y/o películas que los retraten. De esta forma logro sentirme más cerca de las personas que admiro y, al escucharlos, aprendo sobre sus experiencias y puntos de vista. Me ayuda mucho también poner sobre la mesa las inquietudes, pensamientos, dudas e ideas que rondan por mi cabeza con amigxs o colegxs. Ese ir y venir de palabras con el otrx se convierte en un espacio muy enriquecedor que me permite expandir conocimientos y sentirme más comprendida y acompañada en mis procesos creativos. Siempre busco repetirme la importancia de la paciencia. Intento comprender que todos los procesos (no sólo los creativos) necesitan tiempos diferentes. Lo podemos ver en cosas que parecen sencillas o cotidianas, pero que son muy importantes en nuestra vida como, por ejemplo, las estaciones. Cada una de ellas requiere de la otra para existir, como un ciclo: el invierno y su quietud necesitan de la primavera y su despertar, así como el verano y su movimiento del otoño con su fluidez. De la siembra sabemos que el día que se planta una semilla no se recoge el fruto, y que para que eso suceda hace falta dedicación, cuidado y, por supuesto, tiempo. Todo lleva a comprender que en los procesos de la vida los tiempos son cambiantes y que el reposo es tan imprescindible como la acción. Aceptar esto me aleja de la frustración y me conecta conmigo y con mis manos creadoras.

Laura Velez Artista visual @lauraylasflores




OBSESIÓN POR UNA MATERIALIDAD

Obsesión, como idea persistente con múltiples facetas de expresión. Materialidad, como cualidad física. Para combatir el bloqueo necesito moverme. Un ejercicio que me rescató de alguno de esos momentos: Elegir una materialidad, buscar objetos de distintos tamaños y formas. Explorar sus combinaciones posibles, armar espacios nuevos para que habite esta materialidad, aplicarle diferentes luces, combinarla con otros elementos y colores. Registrar todo ese movimiento. Usarlo como disparador para producir o como un momento de juego y expresión.

Agustina Fuster Diseñadora gráfica y artista visual. @agustinafuster



Soy afortunado: tengo un pasatiempo (no es mi trabajo) que me sirve de canal para expresarme libremente y que no es simplemente una forma de distraerme de las cosas y relajarme. El problema empieza cuando me presiono mucho en cumplir con mis propias expectativas: se termina convirtiendo en un “pesatiempo” (se parece a un trabajo) . Cuando caigo en ésa me empieza a espantar mi proyecto personal y tomo distancia: no dibujo, no abro ig y no le doy cabida. Hago una especie de reset mental hasta que al otro día lo pienso como un 2+2 (sumar de a poco). Me felicito por darle un poco de bola: no importa cuánto haga, un boceto, un pensamiento, revivir ideas viejas, lo que sea. Cuando me quiero rescatar, entro en una especie de goce creativo, donde todas las ideas que en mi cabeza parecían una mierda se vuelven poderosas. La paja es que este loop se repite casi cada 10 días, pero acordate:

EL GOCE CREATIVO SIEMPRE VUELVE A APARECER VRO. Egucito Ilustrador @egucito



Suelo bloquearme cuando tengo que realizar piezas personalizadas. Me dura lo que tardo en entender qué es lo que puedo aportar a la pieza que el cliente imagina. ¿Cómo traducir a mi estilo (si es que tengo uno) lo que me piden? Tomo esta instancia como parte del proceso creativo: es el momento de estar perdida, suele durar unos días. Me pongo en el lugar de quien hace el encargo, imagino como si estuviera involucrada sentimentalmente. El uso de auriculares y la música adecuada (la que te lata) son claves en este momento. Si el taller no funciona como espacio para pensar, salgo un rato a la terraza a mirar las nubes, me invento una peli o me aferro a cualquier cosa que me motive y confío. A veces demoro en este proceso, pero soy consciente de que hay cosas que sólo se resuelven con las manos así que avanzo aunque no esté del todo conforme.



Resueno con esto dicho por Carlos Trilnick, que leí en el cuaderno sobre diseño y creatividad:

"A veces crear es mirarse a uno mismo y eso genera un momento de angustia”

Agustina Chalupowicz Artista @agustinachalupowicz


Suelo tener bloqueos creativos. También tengo mucha autocrítica y eso me vuelve inactive: soy una persona muy obsesiva y perfeccionista. Sin embargo suelo repetirme que no hay que abandonar el hacer, que la práctica lleva a acercarse más fielmente a lo que une desea/quiere y que es lógico que no todo lo que hagamos nos guste al 100%. Es difícil salir de esos momentos pero simplemente le doy tiempo a que decante y vuelva a tener la energía de producir. Es una idea muy capitalista la que tenemos inculcada sobre la producción masiva y sin descanso cuál máquinas, en mi experiencia es una situación muy incómoda cuando no tengo GANAS de hacer, pero DEBO hacer para responder a la productividad. Me sirve Inhalar y exhalar muy fuerte pensando en las cosas que hice y que realmente me gustaron: recopilar esos trabajos con los que estoy conforme o que me generaron euforia, charlar con alguien sobre el tema para que pase al plano terrenal y salir de ese loop. Lo importante es no quedar inmóviles ante la frustración y no compararnos todo el tiempo con otres, por más difícil que sea. Seguir creando aunque sea por placer o diversión, y cada tanto salir de la vorágine de las redes sociales. Algo que me ayuda a volver a mí es pensar que tengo tiempo aún de mejorar para estar conforme con lo que hago, que la creatividad es un proceso que puede mutar siempre y hay que darle tiempo, e intentar ser menos exigente y autoboicot con mi trabajo, es un ejercicio de cada día.



Inmersas en el sistema productivo nos olvidamos de que, aunque sea nuestro oficio, sostener la energía creativa “sí o sí” requiere hacer espacio y tener otro tipo de vivencias que no sean estar frente a la compu o el bastidor. Por supuesto que hay olas de manifestación creativa y hay que estar surfeándola, pero cuando esto no sucede, es tiempo de macerar eso que todavía no se exterioriza. Es parte del ciclo: no hay manera de que estemos 24/7 todo el año produciendo contenido como unas máquinas, sin haber atravesado otro tipo de experiencias o momentos de silencio. Recomiendo el libro “Just Kids” de Patti Smith donde con su experiencia de vida nos pone de manifiesto -entre muchas otras cosas- que los bloqueos creativos, que a veces tenemos nosotras, distan muchísimo de las circunstancias limitantes que tiene mucha gente para poder dedicarse al arte. Ahí es donde el mambo baja mil cambios y te lo tomás como lo que realmente es: una pausa. También hay una cita en ese libro que traduzco y que me gustaría compartir (para todas las que nos dedicamos a esto, volcando nuestra sensibilidad a pleno): "El artista busca contacto con su sensación intuitiva de los dioses, pero para crear su obra no puede quedarse en ese mundo incorpóreo y seductor. Necesita regresar al mundo material para crear su obra. Es la responsabilidad del artista balancear la comunicación mística y el trabajo de creación." Nati AndreolI Muralista y grabadora @nati.andreoli


Mi mecanismo es:

La pregunta como acontecimiento. Hacé una lista de preguntas random. Si no aparecen las preguntas, salí a buscarlas por ahí (amigxs, revistas, azar, etc) Elegí una pregunta y habitala como un acontecimiento, explorala desde distintos lugares y técnicas. Resolvé la respuesta, expresión o traducción de esa pregunta creando una imagen, entregándote al juego, a la aventura, al descubrimiento. Dejate guiar por la incertidumbre, entregate a lo desconocido. Acá dos imágenes que responden a la pregunta:

Marina Cisneros Artista, fotógrafa y gestora autónoma @soymarinacisneros



El bloqueo es, sin dudas, parte del proceso creativo y del proceso de la vida también. Lo siento como un freno, un espacio para detenerse a mirar o escuchar algo que no se está teniendo en cuenta: una suerte de llamado, o de portales a algo, que de otra manera no podríamos percibir. Muchas de las cosas que hago nacen de los bloqueos mismos, o de las heridas, los llamados “errores”.

Me parece clave estar abiertos al azar y a lo que no sabíamos que estaba ahí. Por eso veo al bloqueo como una pausa necesaria a la que hay que intentar entregarse y no cambiar: algo a incluir en el trabajo. Louise Hay es la reina de los mantras, y Julia Cameron también. Sugiero leerlas siempre. Armar los propios mantras es un gran juego, cantarlos también, ponerles música y bailarlos o bailar, bailar con y sin música, conectar con el cuerpo desde otro lugar siempre abre, oxigena, moviliza lo que está estancado, empantanado: drena lo que haya que drenar.


Julia Enriquez Escritora y editora @julitaenriquez


En situaciones de bloqueo o procrastinación busco cambiar el ángulo de observación o directamente hacer algo que no esté relacionado con la tarea en cuestión. Es algo así como cambiar de camino para librarnos de una demanda de productividad y poder re-conectar desde el deseo. En sintonía con esta necesidad desarrollé el siguiente ejercicio: Creación de TALISMÁN para trabajadores del arte. “Mientras que el amuleto es un objeto con propiedades mágicas inherentes, el talismán se dice que debe ser cargado con poderes mágicos por la persona que lo creó. El acto de ‘consagración’ de un talismán es en el que su dueño le da sus debidas propiedades mágicas. El talismán siempre se crea por una razón en concreto.” -Instrucciones Se necesitan herramientas y materiales (digitales o físicos) preferentemente que se desprendan de la obra o tarea creativa que se esté realizando. El objetivo es convocar al propio deseo mientras se esté realizando el objeto talismánico: cargue el símbolo con lo deseado. Invoque desde lo individual, recurra a su alfabeto de intenciones, medite sus partes. Piense: ¿Cómo es su talismán? ¿Es para ser colgado? ¿Es para habitar un santuario personal? ¿Para llevar en el bolsillo, para ser enterrado? ¿Es perecedero? ¿Es una imagen, un collage, un objeto, un dibujo? ¿Es una lista? Sírvase de las numerosas ideas posibles y disfrute de los límites que los materiales de los que dispone, en su aquí y ahora, le marquen. Nota: Se recomienda trabajar en su talismán en un lugar donde se sienta cómodo y en lo posible en soledad, se trata de un objeto de arte mágico hecho para usted mismo y será cargado de la energía de sus deseos e intenciones personales y para incentivo de su propia obra/trabajo/tarea. También se recomienda encender una vela y usar el tiempo que ella le impone. Mi talismán se llama “LLASQUE”


Invoqué la frase: LLEGA A SER QUIEN ERES Es una afirmación hecha en la Grecia clásica por el poeta Píndaro 450 años a.C. dedicada a les deportistas de las olimpiadas, y retomada por Nietzsche como consigna modular para su pensamiento de transformación en la idea del Eterno Retorno. Llegue a una imagen simple y austera que busca estar en sintonía con el universo de los símbolos. Un arquetipo contemporáneo que piensa en un regreso al futuro, volver a la fuente desde los procesos vitales que encarnamos.

Santiago Goicoechea Fotografía artística y dirección de arte @santigoicoechea


Bailar me despeja la mente, me saca de mis pensamientos y me sumerge en mi cuerpo y el goce. Apago las voces de mi cabeza y prendo todos los sentidos. Es como darse una ducha, pero más efectivo: te limpia el alma y las ideas pesan menos, se hacen más ligeras. La improductividad. Qué difícil lidiar con el “no hacer” y sentirse en paz. Me repito a mi misma: “Está bien estar al pedo”, aunque deep inside detesto estar al pedo. Pero es necesario. Sentarse. Mirar el techo. Parar un poco. Para después meter quinta y seguir. Si no estamos siempre en un loop infinito de no parar que no nos lleva a ningún lugar. Hay que bajarse de la rueda del hámster y elegir el camino que queremos hacer. Para eso hay que ser un poco menos exigentes y a veces poder menos.


Ilustración de Yai Salinas @yaisalinas


Para mí el bloqueo creativo es la normalidad. Las ideas que realmente valen, (esas que si se te ocurren a vos creés que seguro la viste en algún lado, porque no puede ser verdad), son momentos fugaces y específicos. El resto del tiempo es nadar en un océano de bloqueos creativos, hasta que esa “magia” vuelva a suceder. No recuerdo una idea creativa que se me haya venido en mi espacio de trabajo. En general, me bajan jugando al Age of empires, o mirando una serie o leyendo. Los disparadores creativos están en el caos y, para mí, el caos es la vida. Una idea creativa es lo que me conmueve, lo que da sentido a la vida: una forma nueva de doblar remeras en youtube, un logotipo bien resuelto, un apodo que calza perfecto, una canción que se te pega. Cuando las ves, sabés que están ahí, que alguien lo logró.

CREO QUE EL BLOQUEO ES MI ESTADO NORMAL Y LAS IDEAS SON LA EXCEPCION. Esa es mi manera de combatir el bloqueo creativo. Lo hago jugar para mi equipo ;)

Sebastián Fandiño Diseñador gráfico @este_chulo



FLAVIA CALISE


Damián Lluvero Ilustrador @pint0rcito


Cuando estoy perdido me sirve mucho mover y ordenar objetos de la casa según un criterio arbitrario, como por ejemplo su color o forma. Así se combinan anécdotas, recuerdos, relaciones inexistentes o impensadas y eso, generalmente, me trae ideas o imágenes que ahora se combinan en algo nuevo.

Joaquin Wall Artista visual y videografo @jwaquin


Guerrilla YUKI 2021 - Diseño gráfico: @benjadato


Tengo dos formas de abordar el bloqueo creativo: Si responde a un proyecto en concreto trato de verlo de diferentes perspectivas: lo concibo desde su textura, lo concibo desde sus colores, sus formas, la música, etc. Trato de desarmarlo por completo y en mil partes y volver a enredarme o enamorarme con alguna de ellas para volver a entrarle a ese rulo. Si el bloqueo es más parte de algo general, y me siento como frenada al proceso creativo, lo que trato de hacer es mandar a la mierda ese “deber ser creador”. Me fumo un porro, escucho música, bailo hasta al cansancio, le dedico tiempo a las plantas, a mi casa, como rico y sobre todo salgo a andar en bici mucho, mucho. Y en toda esa atención a mí y a esos placeres, a veces me saco una carta del tarot para ver que me propone. No sé nada de tarot de verdad, pero me gusta robarle intenciones a lo que las imágenes me proponen, tal vez vuelvo a componer desde ahí. Y si me aparece esa idea/creación mejor que aparezca con los placeres a flor de piel. Mi frase es: “La productividad creativa no existe, es el capitalismo”. Juro que baja la ansiedad y la pretensión. Y les diría a todes algo que pocas veces puedo decirme a mí:

Dentro del tiempo, entran muchos tiempos posibles. Depende de nosotres darle cabida.

Lara Wolkowicz Bailarina, docente e investigadora del movimiento. @_amoverla


Por lo general cuando atravieso el bloqueo es porque estoy demasiado inmerso en mundos que son ajenos a mí. Trato de conectarme con las emociones que estoy atravesando. Con películas, imágenes que me interpelen en ese momento, como un puntapié inicial, y a partir de ahí jugar con lo que sucede, el error, el imprevisto y lo improvisado.

SI NO ESTÁS SEGURX: Las ganas surgen desde adentro, desde lo profundo y sobre todo desde vos: en un mundo con cada vez más imagen, donde todo pareciera colapsar, lo único que necesitamos es que lo que se genera sea verdaderamente particular y sincero. Algunas ideas no son genuinas, surgen como respuesta a exigencia del contexto de productividad.

Alfonso Bató Fotógrafo artística. @alfonsobato_



Mi técnica para combatir el bloqueo creativo es el siguiente: 1- Recostarme en piso o cama , posición horizontal boca abajo, cerrar los ojos e intentar calmar la mente y aclarar durante 10 minutos o una meditación de 15 o 20 minutos. 2- Mirar cosas en la compu de artistas que me gusten, referentes, entrevistas documentales, ver las formas y procesos de otros para entenderla propia, investigar eso que estoy pensando hacer, buscar todas las formas posibles. 3- Hacer una lista de lo que necesito hacer lo más específica posible. 4- Ponerme a trabajar 5- Salir a caminar con algún amigue. 6- Ir a tomar un helado. 7- Contarle a alguien donde estoy bloqueada y conversar.

Dana Alessi Artista visual @danalessi



Ilustración de Katja Paniagua Classen @katja.arts



Sofía Martinez Hacedora de estampas textiles, prendas de vestir y visuales. @s0fiagris


Minicomic de lo que me pasa cuando me bloqueo, o una fantasía de lo que me gustaría que me pase...

Pablo Boffelli Artista visual. @feli_punch


Es importante identificar si se trata de un bloqueo creativo. Lo creativo es solo una forma posible de movimiento. Si no está sucediendo probablemente no sea el momento. Probar otras formas de movimiento: caminar, escuchar, hablar, alimentar, regar, serenar, sentir, descansar, etcétera. EL MOMENTO SE HACE Y LO CREATIVO SUCEDE.

No existe tal cosa como la improductividad. Cuidado con las palabras que usamos para nosotres mismes.

Camila Martínez de Gereñu


Cuando estés bloqueade y te veas procrastinando mucho en el ocio de las redes, series, o libros, está bueno utilizar eso como herramienta. Muchas veces pongo pausa en una peli para bocetear una escena fantástica, o escribo la paleta de colores que me invita a utilizarla en otro proyecto. Instagram es un bombardeo de imágenes invasivas, pero ¡ojo que hay mucho arte ahí! Buscar y guardar refes en redes sociales también me pone a trabajar en ideas de dibujos y animaciones.

Katja Paniagua Classen Artista @katja.arts



Malén Denis @malendenis Ezequiel Cafaro @ecafaro Damián Lluvero @pint0rcito Esmeralda Escalante @jajile Michelle Clover @michclover Agustina Puricelli @aguspuricelli Ivo Ferrer @ivx.ferrer Flavia Calise @flaviacalise Laura Velez @lauraylasflores Sofia Calise @sofia.calise Florencia Meije @flomeije Lucía Garbari @___lugar___ Lara Wolkowicz @_amoverla Alfonso Bató @alfonsobato_ Antolin @_antolin Manu Weinziger @manu.wainziger Flor Savia @savia.flor Agus Tovato @aguasingas__ Sof Tot @softot Egucito @egucito Maria Belén Lopez de Carlo @lopezdecarlomb Agustina Fuster @agustinafuster Pablo Bofelli @feli_punch Facundo Díaz @facundo.diazz Valentina Varas @valentinasingluten Dana Alessi @danalessi Alejo Verlini @alejoverlini Camila Martinez de Guereñu @camienmarte Helena Vega @helenavega.obj Agustina Chalupowicz @agustinachalupowicz Agostina Valle Saggio @fendromena Nati Andreoli @nati.andreoli Marina Cisneros @soymarina_ilustraciones


Jazmin Carballo @jazmincarballo__ Julia Enriquez @julitaenriquez Santiago Goicochea @santigoicoechea Male Sueiro @malesueiro Yai Salinas @yaisalinas Sebastian Fandiño @este_chulo Joaquin Wall @jwaquin Lucila Lopatin @lucilalopatin Sofia Martinez @s0fiagris Katja Paniagua Classen @ktja.arts Lucía Rogiano @the_rogi

DISENO GRAFICO Lucía Rogiano @the_rogi EDICION DE TEXTO Nicolás González @niko_zelaznog


Buenos Aires, Octubre 2021.