LA CÁMARA HIPERBÁRICA SE QUEDA

Page 1

AÑO 1 NUMERO 2

REVISTA DIGITAL yucatan ahora

www.yucatanahora.com

www.yucatanahora.com

yucatan ahora

1


TRIUNFO DE LA PRESIÓN SOCIAL

L

a presión social finalmente logró que la cámara hiperbárica de 23 plazas se quede en Yucatán, luego de las fallidas pretensiones del Gobierno del Estado de llevársela a Veracruz.

Las opiniones de médicos y otros expertos, así como una denuncia que presentó el Grupo Financiero Banorte ante la Auditoría Superior de la Federación, pero sobre todo la opinión pública de Yucatán, que rechazó las intenciones del secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, lograron algo que al principio se veía difícil. Tomando en cuenta otras decisiones autoritarias del gobierno de Zapata Bello, todo indicaba que la suerte de la cámara hiperbárica estaba echada, pero la unión de varios sectores echó abajo esos planes. Como publicamos, la denuncia de Banorte, que aportó recursos para que se adquiera la cámara hiperbárica a fines de la administración anterior, propició que Mendoza Mézquita se hiciera acreedor a una multa de 175 mil pesos. Igual informamos en repetidas ocasiones que la cámara es de gran utilidad en Yucatán, no solo para los buzos descompresionados en la captura de diversas especies marinas, sino también para diabéticos, hipertensos, lesionados en choques y quemados, problemas de salud en los que el estado ocupa los primeros lugares.

www.yucatanahora.com

2


CRIMINAL DESIDIA: SE LLEVAN CÁMARA HIPERBÁRICA POR FALTA DE USO

E

n medio de numerosas muertes por descompresiones de buzos que ocurren cada año en Yucatán, el gobierno de Yucatán donó a su similar de Veracruz la cámara hiperbárica del hospital O’Horán, la cual tiene capacidad paraatender hasta 23 descompresionados al mismo tiempo, pero nunca entró enoperación por desidia de la actual administración. Esto significa que la millonaria inversión que se ejerció para el traslado y acondicionamiento del equipo (que mide 17 metros y es considerada la más grande del continente americano) se irá a la basura. Gestionada por la administración anterior, la cámara hiperbárica nunca entró en funciones porque el actual gobierno no ha tenido el interés, pues no se le destinó presupuesto para terminar de acondicionarla y para sus gastos de operación. Las dimensiones del equipo motivaron que para su traslado al ;Horán fueranecesario adecuar

www.yucatanahora.com

calles, podar árboles y cortar camellones. Incluso, por sutamaño (no cabe en ninguna puerta) primero se instaló el equipo y luego seconstruyó (encima) el edificio que la alberga actualmente.

Millonaria inversión

Como informamos en su oportunidad, en enero de 2009, la administración anterior recibió poco más de 11 millones de pesos, como una donación del grupo financiero Banorte para la adquisición de la cámara hiperbárica. Posteriormente, el 30 de diciembre de 2011, se anunció que se destinó un monto por 70 millones de pesos en la adquisición de muebles, equipo médico y quirúrgico, así como material de apoyo, entre otros objetos que requeríapara su funcionamiento. Sin embargo, nunca operó y la excusa que se ofreció fue la falta de liberación de recursos por parte del gobierno federal. El equipo tiene capacidad para atender a 23 personas al

mismo tiempo, adiferencia de la cámara monofocal, que solo puede hacerlo con una. El equipo mejoraría de manera sustantiva la salud de pacientes con problemas circulatorios, diabéticos, artríticos o personas con problemas vinculados a infartos cerebrales, así como a los buzos y pepineros con problemas de descompresión. Con la cámara hiperbárica se evitaría la amputación de órganos, principalmente de pacientes diabéticos, lo que también redundaría en evitar afectaciones a la autoestima del enfermo, en costos por servicio de hospitalización, curación e intervenciones quirúrgicas.

Dimensiones

El equipo, cuyas piezas se adquirieron en diversas naciones de Europa para ensamblarse en Mérida, mide unos 17 metros de largo por 10 de ancho y cuenta con sillones tipo “reposet”, donde se les da el tratamiento al mismo tiempo, pero de acuerdo a sus necesidades.

3


CÁMARA HIPERBÁRICA DEL O’HORÁN, CON LOS DÍAS CONTADOS

A

unque nunca entró en funcionamiento, la cámara hiperbárica del hospital O’Horán tiene sus días contados en Yucatán, pues en breve será enviada a otro estado. “Sí estamos en pláticas, sí estamos trabajando en donde tendría su mejor uso esta cámara hiperbárica y cuando se dé se los daremos a conocer”, señaló en entrevista el secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, al confirmar la inminente salida del equipo fuera de Yucatán. ¿Pero sería acá en Yucatán? , se le insistió. “No, la cámara hiperbárica se está viendo donde sea más útil. No necesariamente en Yucatan”, reiteró el funcionario.

De acuerdo con Mendoza Mézquita, el Consejo Estatal de Salud recomendó el cambio de vocación del edificio del edificio de choque y trauma, que incluye la cámara hiperbárica.

Buzos descompresionados En medio de numerosas muertes por descompresiones de buzos que ocurren cada año en Yucatán, el gobierno donaría a la Secretaría de Marina la cámara hiperbárica del hospital O’;Horán, la cual tiene capacidad para atender hasta 20 descompresión al mismo tiempo, pero nunca entró en operación por desidia de la actual administración. Esto significa que la millonaria inversión que se ejerció para el traslado y acondicionamiento del equipo (que mide 17 metros y es considerada la más grande del continente) se irá a la basura. Gestionada por la administración anterior, la cámara hiperbárica nunca entró en funciones porque el actual gobierno no ha tenido el interés, pues no se le destinó presupuesto para terminar de acondicionarla y para sus gastos de operación. Las dimensiones del equipo motivaron que para su traslado al O’Horán fuera necesario adecuar calles, podar árboles y cortar camellones. Incluso, por su tamaño (no cabe en ninguna puerta) primero se instaló el equipo y luego se construyó (encima) el edificio que la alberga actualmente.

www.yucatanahora.com

4


Como informamos en su oportunidad, en enero de 2009, la administración anterior recibió poco más de 11 millones de pesos, como una donación del grupo financiero Banorte para la adquisición de la cámara hiperbárica. Posteriormente, el 30 de diciembre de 2011, se anunció que se destinó un monto por 70 millones de pesos en la adquisición de muebles, equipo médico y quirúrgico, así como material de apoyo, entre otros objetos que requería para su funcionamiento. Sin embargo, nunca operó y la excusa que se ofreció fue la falta de liberaciónde recursos por parte del gobierno federal. El equipo tiene capacidad para atender a 23 personas al mismo tiempo, a diferencia de la cámara monofocal, que solo puede hacerlo con una.

El equipo mejoraría de manera sustantiva la salud de pacientes con problemas circulatorios, diabéticos, artríticos o personas con problemas vinculados a infartos cerebrales, así como a los buzos y pepineros con problemas de descompresión. Con la cámara hiperbárica se evitaría la amputación de órganos, principalmente de pacientes diabéticos, lo que también redundaría en evitar afectaciones a la autoestima del enfermo, en costos por servicio dehospitalización, curación e intervenciones quirúrgicas. El equipo, cuyas piezas se adquirieron en diversas naciones de Europa para ensamblarse en Mérida, mide unos 17 metros de largo por 10 de ancho y cuenta con sillones tipo, donde se les da el tratamiento al mismo tiempo, pero de acuerdo a sus necesidades.

“Sí estamos en pláticas, sí estamos trabajando en donde tendría su mejor uso esta cámara hiperbárica y cuando se dé se los daremos a conocer”, Jorge Mendoza Mézquita, secretario de Salud

www.yucatanahora.com

5


SI SE VA, PIERDEN LOS MÁS POBRES DE YUCATÁN

L

as únicas dos formas que tendría el gobierno de Rolando Zapata de deshacerse de la cámara hiperbárica múltiple del hospital O’Horán, sería destruir el edificio que costó 70 millones de pesos o desmantelar el equipo a pedazos mediante el uso de un soplete.

Cualquiera de esas dos formas implicaría daños a la infraestructura y a la propia cámara hiperbárica, además de otros costos que tendría que asumir la administración estatal. En entrevista, el funcionario estatal señaló que el equipo no hace falta en Yucatán, pues el hospital O’Horán ya tiene una cámara monoplaza, a pesar de que en el estado hay un alto índice de buzos descompresionados por las pesca de langosta y pepino de mar, además de que numerosos pacientes podrían beneficiarse de los servicios de la Unidad de Trauma y Choque, que incluye la cámara hiperbárica, entre ellos diabéticos, personas con cáncer, quemados y accidentados. Como hemos publicado, la cámara pesa 36 toneladas y es la más grande su tipo en Latinoamérica. Sus dimensiones son de 17 por 10 metros, y para su traslado al sitio que actualmen-

www.yucatanahora.com

te ocupa fue necesario instalarla primero y luego construir el edificio. Para removerla se tendría que destruir parte de ese inmueble, que costó 70 millones de pesos, más los 11 millones de pesos de la cámara para hacer un total de 81 millones de pesos. Para que entrara en operación se requerían unos 17 millones de pesos, es decir, menos de la cuarta parte de lo que ya se había invertido.

afectados son los pacientes, tomando en cuenta que Yucatán ocupa los primeros lugares en muertes por accidentes, quemaduras, traumas y enfermedades cardiovasculares. La afectación tiene, además, un fuerte contenido social, porque los más perjudicados son pacientes que recurren al O’Horán, es decir, personas de escasos recursos.

Otra opción sería “cortar” la cámara hiperbárica y sacarla a pedazos, lo cual automáticamente inhabilitaría la certificación internacional que tiene. La cámara está construida de una gruesa capa de acero, además de otras especificaciones que le permiten un funcionamiento inteligente y eficientizado de sus operaciones. Cualquiera que sea el camino que se elija para desmantelar la cámara significará la pérdida de muchos millones de pesos, pero más que nada los principales

6


LA CÁMARA HIPERBÁRICA, ANTÍDOTO PARA LA PRINCIPAL ASESINA DE YUCATECOS

A

demás de ayudar a los buzos yucatecos en casos de descompresión, la cámara hiperbárica de 23 plazas del O’Horán tenía entre sus funciones ayudar a disminuir diversos problemas de salud en los que Yucatán ocupa los primeros lugares.

Aunque su pieza principal es la cámara hiperbárica, que tiene dimensiones de 17 metros de largo por 10 de ancho, el Instituto de trauma, choque y medicina hiperbárica de Yucatán era una unidad médica más dentro del O’Horán, con quirófanos, área de terapia intensiva e incluso una zona donde los paramédicos podían descansar luego de entregar a sus pacientes sin necesidad de esperar horas, como sucede en las áreas de urgencias. Actualmente la unidad está desmantelada y los únicos que la utilizan son los murciélagos y golondrinas que han hecho sus nidos en dichas instalaciones que requirieron una inversión de 70 millones de pesos en el edificio y 11 en la adquisición de la cámara hiperbárica.

D

Justificación

e acuerdo con estadísticas que se ofrecieron para justificar la inversión, en el caso de trauma, Yucatán es primer lugar en morbilidad por tasa, la cual asciende a 279.7 cuando la media nacional es de 87.65. En una década, las muertes por trauma aumentaron el 100 por ciento y la población más afectada son personas de 15 a 44 años, es decir, gente joven y en edad productiva.

Entre esos males están las complicaciones de enfermedades vasculares, como diabetes, hipertensión e infartos cerebrales, pero también traumas por accidentes y lesiones por quemaduras.

www.yucatanahora.com

Alguien que sufra heridas graves en algún accidente, si recibe sesiones en la cámara hiperbárica puede evitar que esas lesiones o sus secuelas sean permanentes. Pero además, los traumas son la primera causa de muerte en la población de 1 a 14 años, y es la primera causa de discapacidad motriz en personas de 17 a 24 años.

7


Quemaduras

E

n cuanto a quemaduras, según cifras de 2012, Yucatán ocupa el lugar 16 con 2,500 casos por año, de los cuales ocurren principalmente en menores de cero a 14 años, y el 45 por ciento ocurren en personas de 25 a 44 años. En el 95 por ciento de los casos en niños menores de cinco años son por escaldadura, es decir, por los fogones caseros. Una estancia hospitalaria común puede durar hasta 27 días, pero con la cámara hiperbárica, se puede reducir a 12 días.

Enfermedad Vascular Cerebral

E

n este rubro YDducatán ocupa el tercer lugar nacional, con una tasa de 279.7. Es la primera causa de discapacidad en personas mayores de 40 años, y la población más afectada se ubica ente los 40 y los 65 años. En el caso de un infarto cerebral, un tratamiento con cámara hiperbárica reduce la lesión en 52 por ciento, y la discapacidad en un 16 por ciento.

Diabetes

E

n Yucatán es la principal causa de insuficiencia renal y ceguera, además de que esta enfermedad afecta al 80 por ciento de la población pobre, y es la que le produce mayormente amputaciones de pies y piernas, así como otras amputaciones no traumáticas. Igual conlleva un alto riesgo de tuberculosis y consume hasta el 15 por ciento de los recursos de salud.

Un tratamiento con cámara hiperbárica reduce las amputaciones, propicia mejoría de herida, reduce la necesidad de cirugías, la mortalidad en diabéticos con úlceras y reduce la estancia hospitalaria.

www.yucatanahora.com

8


LA CÁMARA HIPERBÁRICA: INFORMACIÓN QUE ENFERMA OPINIÓN

N

o, definitivamente esta no es información que cura, al contrario, es información que enferma, pues enardece saber que una infraestructura y un equipo que costaron 81 millones de pesos en conjunto permanezcan arrumbados en el hospital O’Horán desde hace más de cinco años, el tiempo que lleva la actual administración.

(11 en la cámara y 70 en el edificio), el gobierno de Rolando Zapata no quiso invertir los 17 millones de pesos que hacían falta para concluir la obra.

Pero además de eso, poner en funcionamiento la cámara hiperbárica le permitiría al O’Horán ahorrar costos y ser un hospital mucho más eficiente.

Sin embargo, lo más grave no es saber que ese dinero (que no son precisamente centavos) está ahí asentado, sino también saber que esa infraestructura no se está utilizando para aliviar males como la diabetes y las enfermedades vasculares tan comunes en Yucatán.

¿Qué secretario de Salud no quisiera presumir que sus hospitales gastan menos curando a los pacientes, que en sus hospitales se atiende a la gente de forma más eficiente y que tiene equipos de vanguardia? Sin duda a cualquiera... a menos que tu único mérito para llegar al cargo sea ser amigo del gobernador.

Pero aún hay más. Al estar al servicio de un hospital público, el principal hospital público de la Península de Yucatán, sus usuarios más frecuentes sin duda son las personas más pobres de Yucatán, precisamente aquellas que más mueren por diabetes o sufren sus consecuencias, como la ceguera, los males de riñón y la amputación de pies. Criminal desidia le llamó Yucatán Ahora al destapar este escándalo. Primero nos enteramos que la cámara será llevada fuera de Yucatán y ahora nos enteramos que tras invertirse 81 millones de pesos

www.yucatanahora.com

9


IVONNE ORTEGA: QUE LE DEN USO A LA CÁMARA HIPERBÁRICA EN YUCATÁN

L

a ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, en cuya administración se gestionó la cámara hiperbárica de 23 plazas, pidió que se le dé un uso en Yucatán a este equipo, que sirve no solo para ayudar a buzos descompresionados, sino también a pacientes diabéticos. La ex mandataria lamentó que el actual gobierno de Yucatán esté considerando en trasladar la cámara hiperbárica a otra entidad, pero espera que las autoridades estatales reconsideren y se quede en Yucatán. En entrevista para el sitio Desde El Balcón, Ivonne Ortega dijo que desconoce cuál es la razón en la que se basa el gobierno para trasladarla a otro estado, y lamentó que no se entienda que puede servir para mejorar la calidad de vida de muchos pacientes.

Alivio para la salud “La cámara hiperbárica no solo sirve para el buzo que sufrió una descomprensión, sino también para regenerar la piel a diabéticos, ayuda a quienes están en peligro de amputación, a quienes han sufrido quemaduras o que tienen engangrenadas partes del cuerpo”, explicó. Por estas razones, declaró que espera que el gobierno de Rolando Zapata reconsidere y la cámara se quedé en Yucatán, al servicio de los yucatecos, aunque al final, dijo, “a cada quien le toca responder a los ciudadanos en su momento”.

www.yucatanahora.com

Recordó que la cámara se consiguió mediante un patrocinio de Banorte, que aportó 11 millones de pesos para el equipo, el cual por sus dimensiones fue instalado primero y luego se construyó, encima, el edificio donde se ubica, el cual requirió una inversión de 14 millones de pesos. Como hemos informado, el secretario de Salud reconoció que hay intenciones de trasladar la cámara hiperbárica a otro estado. Al principio se mencionó que su destino sería Veracruz, pero el funcionario no especificó lugar, solo dijo que será llevada fuera de Yucatán.

10


ROLANDO ZAPATA, AMPLIO CONOCEDOR DE LA CÁMARA HIPERBÁRICA

A

l inicio de su administración, Rolando Zapata se comprometió a poner en funcionamiento lo más pronto posible la cámara hiperbárica de 23 plazas, junto con el Instituto de choque, trauma y medicina hiperbárica. El gobernador no era ajeno al proyecto, que se presentó a la Cámara de Diputados cuando él se desempeñaba como legislador federal.

A pesar de su ofrecimiento de principios de su administración, el gobernador dejó morir el proyecto de la cámara hiperbárica y hoy tiene la pretensión de enviarla fuera de Yucatán. La conclusión de la cámara hiperbárica fue incluida en el Observatorio de compromiso que debía cumplir Zapata Bello. Fue enlistada en el número 96, pero ahora se ha modificado

El proyecto tuvo que pasar por diversos filtros, entre ellos el Congreso de la Unión que autorizó los recursos para la construcción del edificio. En consecuencia, Rolando Zapata conoce muy bien los alcances y ventajas de la cámara hiperbárica de 23 plazas, que puede beneficiar, no solo a buzos descompresionados, sino también a diabéticos, incluso aquellos que están en riesgo de perder extremidades.

www.yucatanahora.com

11


ZAPATA DESOYÓ A ESPECIALISTAS EN MEDICINA HIPERBÁRICA

E

l gobierno de Rolando Zapata desoyó recomendaciones de especialistas internacionales en medicina hiperbárica para que concluya el Instituto de choque, trauma y medicina hiperbárica del O’Horán, que incluye la cámara de 23 plazas.

Pese a los sólidos argumentos que le ofrecieron los expertos al mandatario, nunca se concluyó el edificio que albergaría las instalaciones del citado instituto, e incluso ahora se pretende destruirlo y llevar la cámara hiperbárica a otro estado. En una carta fechada el 15 de noviembre de 2015, el doctor Jeffrey A. Niezgoda, presidente del Colegio Americano de Medicina Hiperbárica, al ver inconcluso el edificio, exhorta al gobernador yucateco a financiar la última fase de construcción y abrir este centro, que “será una medalla de honor para usted... y para el pueblo de Yucatán”. “No existe nada comparable en los Estados Unidos y sospecho que tampoco en el mundo entero”, le dice el especialista a Zapata Bello en un afán de que termine el Instituto. Incluso se pone a su disposición: “En caso de requerir mayor información o tener pregunta para mí le ruego no dude en contactarme”, le escribe.

www.yucatanahora.com

12


A continuación, el texto íntegro de la carta: Recientemente tuve el placer de participar como docente en el Diplomado en Medicina de Ambientes Especiales de la UNAM, durante la semana del uno al cinco de noviembre de 2015. El Diplomado es una introducción general a la terapia de oxígeno hiperbárico, cuidado de heridas y medicina de buceo en el que participan médicos y personal clínico de América Latina. El director del Diplomado es el Dr. Cuauhtémoc Sánchez, quien fue un excelente anfitrión. Disfruté la oportunidad de participar como docente, así como la visita a la hermosa ciudad de Mérida y a Yucatán. Durante mi estancia, tuve la oportunidad de visitar con el Dr. Sánchez el Instituto Hiperbárico de Quemados, Traumatismo y Heridas del Hospital Agustín O’Horan de la Secretaría de Salud de Yucatán. Como es de su conocimiento dicho centro está aún en construcción, sin embargo pude observar la visión de las instalaciones y darme cuenta de la naturaleza de los cuidados y servicios que brindará a los pacientes de Yucatán. Como Presidente del Colegio Americano de Medicina Hiperbárica, estoy muy familiarizado con los tipos de instalaciones de los centros hiperbáricos y sus capacidades en los Estados Unidos, por ello puedo decirle honestamente que en Mérida están construyendo un Centro de Clase Mundial para el cuidado del paciente y para la investigación. No existe nada comparable en los Estados Unidos y sospecho que tampoco en el mundo entero. Su instituto brindará los más altos estándares de cuidado de la gente de Mérida, de Yucatán y de América Latina. Será un ícono. Estoy seguro que este centro atraerá a profesores del área académica y clínica, abrirá oportunidades de investigación y recibirá a visitantes de todo el mundo; gozará del reconocimiento de la comunidad hiperbárica mundial. He sido informado que la conclusión de este centro se ha detenido, a pesar de contar con un 85% de avance. Le exhorto a financiar la última fase de construcción y abrir este centro. Será una medalla de honor para usted, para el Dr. Sánchez y para el pueblo de Yucatán. En caso de requerir mayor información o tener pregunta para mí le ruego no dude en contactarme. Sinceramente. Jeffrey A. Niezgoda, MD, FACHM, MAPWCA, CHWS President, American College of Hyperbaric Medicine

www.yucatanahora.com

13


ROLANDO ZAPATA DESOYÓ A ESPECIALISTAS EN MEDICINA HIPERBÁRICA

Resiste vientos huracanados

P

or otra parte, es el único edificio sanitario en el Estado, diseñado y construido para tolerar el impacto de frente de un huracán nivel 5. Tiene independencia de todos los servicios; por lo que, en caso de un desastre natural, podría proveer la atención sanitaria de emergencia que no podrían ser cubiertos en su totalidad por el hospital O’Horan, como ocurrió durante el huracán Gilberto. La Unidad estuvo diseña con asesoría de personal internacional. El diseño fue revisado por el Dr. Tomas Scalea, director del centro de Trauma de Adams Cowley, uno de los más importantes del mundo. Durante su diseño, el Dr. Scalea realizó varios cambios que fueron implementados. El edificio es la primera unidad médica en el país que se diseño bajo la norma contra incendios de los Estados Unidos de América (EUA), ; que es la que se emplea para unidades sanitarias y ha sido la herramienta más útil para salvar vidas e inmuebles durante incendios en EUA. La cámara hiperbárica también fue diseñada bajo esta norma, cumpliendo con el Capítulo 20, que es el específico para cámaras hiperbáricas. El diseño, construcción y certificación de la cámara hiperbárica está realizado bajo las normas de la American Society of Mechanical Engineers (ASME) en su sección de recipientes humanos para ocupación humana (PVHO). Cuenta con el estampado ASMVE-PVHO, que la certifica cumplir con todas las normas americanas. Su construcción fue supervisada por el director de seguridad de Divers Alert Network (DAN) el ingeniero Francois Burman. Asimismo, cumple con la norma NFPA-99 (capítulo 20).

www.yucatanahora.com

14


CÁMARA HIPERBÁRICA: NO ESCUCHAN NI AL PRESIDENTE PEÑA NIETO

C

omo hemos informado, el Gobierno de Yucatán pretende deshacerse de la cámara hiperbárica de 23 plazas, la cual nunca entró en funcionamiento, pese a la cuantiosa inversión que se hizo en equipo y edificio. Pese a sus ventajas, la Secretaría de Salud considera que es un equipo innecesario en Yucatán. Sin embargo, la Presidencia de la República sí reconoce la importancia de la medicina hiperbárica. En el spot promocional de Yucatán sobre el V Informe del presidente Enrique Peña Nieto, al hablar de salud, se muestran imágenes de este servicio, que actualmente se ofrece con una cámara hiperbárica monoplaza. Cuando el presidente Peña menciona logros en salud, la primera imagen es de la cámara hiperbárica, es decir, que reconoce la importancia que tiene, no solo para buzos descompresionados sino también para mejorar la calidad de vida de diabéticos, hipertensos, quemados y accidentados. Sin embargo, la suerte de la cámara consumada está: se va de Yucatán. El Gobierno de Yucatán no escucha ni al presidente Enrique Peña Nieto ni a los expertos médicos y menos al ciudadano.

www.yucatanahora.com

15


PIDEN COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE SALUD En la administración anterior se invirtieron 81 millones de pesos en la cámara y la construcción del edificio que la alberga. Faltaron 17 millones de pesos que el actual gobierno de Yucatán ofreció que aportaría para ponerla en funcionamiento. El doctor Díaz Suárez envió hace unos días un oficio al secretario de Salud para que informe sobre la cámara hiperbárica de 23 plazas del hospital O’Horán. Se ignora si el funcionario estatal ya dio respuesta.

El diputado Manuel Díaz Suárez, presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, solicitará la comparecencia del secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, para que informe sobre la salida de la cámara hiperbárica de 23 plazas. En entrevista radiofónica con el periodista José Luis Preciado, el legislador habló sobre el tema que hace unas semanas destapó Yucatán Ahora, luego de que trascendió que el mencionado equipo sería llevado a Veracruz. El legislador puntualizó que es necesario que el secretario de Salud ofrezca explicaciones sobre el tema.

Lo que sí es un hecho, indicó el legislador en la entrevista con Preciado, es que se solicitará la comparecencia de Mendoza Mézquita. Durante la charla radiofónica, el diputado dijo que él es médico general, pero está en pláticas con especialistas que reconocen la importancia de la medicina hiperbárica, no solo para atender a buzos descompresionados, sino también enfermedades como diabetes, hipertensión y otras, así como alivio para personas que han sufrido traumas por accidentes e incluso quemaduras graves.

Como informamos en su oportunidad, el doctor Mendoza Mézquita negó que se vaya a trasladar la cámara hiperbárica a Veracruz, pero admitió que es inminente su salida de Yucatán, donde nunca se completó la inversión para hacerla funcionar.

www.yucatanahora.com

16


CÁMARA HIPERBÁRICA: BANORTE DENUNCIA AL SECRETARIO DE SALUD

A

nte el intento de trasladar la cámara hiperbárica de 23 plazas del hospital O’Horán a las instalaciones de la Marina en Veracruz, el grupo financiero Banorte interpuso una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra el secretario de Salud de Yucatán, Jorge Mendoza Mézquita.

La queja de la institución mercantil, que entregó millonaria parte de la inversión para instalar el equipo, derivó en la llegada de personal de la SFP que vino a inspeccionar las condiciones del equipo, y a entregar la notificación de una sanción económica al responsable de la salud en Yucatán, a fin de que responda por qué se tomó la decisión de prescindir de la cámara. Por este desvío de fondos, el secretario de Salud se hizo acreedor a una multa de 175 mil pesos. La denuncia de Banorte se presentó luego de que Yucatán Ahora hizo públicos los planes del gobierno de Yucatán de regalar la cámara hiperbárica, a pesar de que en el estado sería de gran ayuda para aliviar enfermedades tan arraigadas como peligrosas entre la población yucateca. Como informamos en su oportunidad, grupo financiero Banorte aportó 11 millones de pesos en enero de 2009 para la adquisición de la cámara hiperbárica. Posteriormente, el 30 de diciembre de 2011, se anunció que se destinó un monto por 70 millones de pesos en la adquisición de muebles, equipo médico y quirúrgico, así como material de apoyo, entre otros objetos que requería para su funcionamiento. Sin embargo, nunca operó y la excusa que se ofreció fue la falta de liberación de recursos por parte del gobierno federal.

www.yucatanahora.com

El equipo tiene capacidad para atender a 23 personas al mismo tiempo, a diferencia de la cámara monofocal, que solo puede hacerlo con una. El equipo mejoraría de manera sustantiva la salud de pacientes con problemas circulatorios, diabéticos, artríticos o personas con problemas vinculados a infartos cerebrales, así como a los buzos y pepineros con problemas de descompresión. Con la cámara hiperbárica se evitaría la amputación de órganos, principalmente de pacientes diabéticos, lo que también redundaría en evitar afectaciones a la autoestima del enfermo, en costos por servicio de hospitalización, curación e intervenciones quirúrgicas. El equipo, cuyas piezas se adquirieron en diversas naciones de Europa para ensamblarse en Mérida, mide 17 metros de largo por 10 de ancho y cuenta con sillones tipo “reposet”, los cuales ya le fueron arrancados.

17


yucatan ahora

www.yucatanahora.com

www.yucatanahora.com

yucatan ahora

18