Page 1

GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998 E N T R E V I S T A

diciembre 2006

E S C R I B E

Pía Locatelli

Susana

Rinaldi

LA PRESIDENTA DE LA INTERNACIONAL SOCIALISTA DE MUJERES, EN LA ARGENTINA P Á G I N A

P Á G I N A

1 6

la vanguardia

PRECIO DE VENTA

PÈRIÓDICO FUNDADO POR JUAN B. JUSTO EL 7 DE ABRIL DE 1894

DICIEMBRE DE 2006 BUENOS AIRES / REPÚBLICA ARGENTINA

Editorial:

La agenda pendiente PÁGINA 8

Sin patrón:

empresas recuperadas

El Partido Socialista inició una ronda de diálogos con distintas agrupaciones sociales, gremiales y políticas afines, dando a conocer sus 20 puntos programáticos y su visión de la realidad argentina. El objetivo es generar consenso en torno a la construcción de una nueva coalición que promueva la necesaria redistribución del ingreso como único medio para acabar con la desigualdad.

PÁGINA 8

Empleo: como

en los 90

PÁGINA 6

Papeleras:

conflicto y conciencia PÁGINA 6

Un

socialista en el Senado de los EEUU Víctor de Ge nnaro (CTA) rec ibe los 20 puntos programáticos que propone el Par tido Socialista, de mano de su presidente Rubén Giustiniani y de Héctor Polino.

PÁGINA 2

$2

ÓRGANO DEL PARTIDO SOCIALISTA

El socialismo busca consenso para la igualdad

Santa Fe: Hermes Binner lidera todas las encuestas

1 5

de puño y rosa «Queremos construir un movimiento político y social que requiere de la presencia del Partido Socialista». 1

VÍCTOR DE GENNARO, EN EL ENCUENTRO CON DIRIGENTES SOCIALISTAS

PÁGINA 12

Memoria:

el PS argentino y la Guerra Civil Española PÁGINA 13


la vanguardia

(sic)

LO QUE DICEN DE NOSOTROS

En Santa Fe, Binner lidera encuestas El diput ado socialist a Hermes Binner podría imponerse por una amplia ventaja en las elecciones a gobernador de Santa Fe del año próximo. Así se desprende de un sondeo encargado por el Part ido Socialista en Rosario, donde los números lo ubican cómod o en el primer lugar con el 56,2% de los votos, contra el 9,7% de Agustín Rossi y el 8,7% de Rafael Bielsa, los dos representantes del kirchnerismo. El gobernador Jorge Obeid sól o obt uvo el 4%. Sant a Fe es un distrito que preocupa a Néstor Kirchner, quien no descarta poder convencer a Carlos Reutemann para que vuelva a post ularse por el máximo sillón provincial. Sin embargo, de acuerdo con la misma encuest a — realizada por Andrés Mautone— cuando a la gente se le dio a optar solamente entre Reutemann y Binner, el 70,2% eligió a Binner y el 7,7% se inclinó por el ex piloto de Fórmula 1. (Publicado en Clarín el 10 de novie mbre)

Rosario, la ciudad con mejor calidad de vida La agencia oficial Télam ha dado a conocer la información de que Rosario y sus alrededores es el conglomerado con mejor calidad de vida de A rgen tina, según un estudio realizado por el Consejo de Competitividad de Córdoba. El resultado determinó que los rosarinos viven mejor que cordobeses y porteños, por su infraestruct ura cultural, educativa y de esparcimiento, además de una atención superior en materia de salud. L a ent idad que realizó el estudio está integrado por la Facultad de Ciencias Económicas de la U NC, la Bolsa de Comercio, la Municipalidad cordobesa y la Fundación Mediterránea. La estadística, que fija la condición de vida en una escala de 1 a 7, le otorga al Gran Rosario 5,96 pun tos; después, la Ciudad de Buenos Aires, 4,32; en tercer lugar, Gran Córdoba, 3,26; Gran Mendoza, 3,16; y en último término Gran Buenos Aires, con 2,89. También se señala que en el Gran Rosario se concentran 1.300.000 personas y tuvo el des empeño más importante del país en la creación de puestos de trabajo urbanos, en el período mayo 2002 a junio 2006. El desempleo disminuyó el 24,8 por ciento al 12,3 por ciento, desde el pico de la crisis (2002) hasta la recuperación económica del 2006. Los sectores más dinámicos en creación de puestos de trabajo f ueron la construcción, la industria y los servicios.

Editorial

Editorial

La agenda pendiente: distribución del ingreso y calidad institucional

L

a Argentina crece por cuarto año consecutivo a una tasa promedio anual del 9%, expansión económica inédita que descansa fundamentalmente en el favorable contexto internacional vigente para los países emerge ntes, caracterizado por los altos precios internacionales de los commodities y la vigencia de bajas tasas de interés en el mercado de capitales. La política económica se ha revelado así exitosa e n tér minos macroeconómicos, basada en un círculo virtuoso de tipo de cambio real elevado y fuerte superávit fiscal. Sin embargo, más allá de la retórica ant ineoliberal y de algunos gestos simbólicos, no se vislumbra aun un proyecto tendiente a modificar con medidas concretas el patrón de acumulación del modelo injusto consolidado durante las décadas de hegemonía neoliberal. Las profundas desigualdades sociales que fueron cristalizando e n nuestro país una “sociedad excluyente” siguen todavía vigentes, y si bien los índices de crecimiento económico representan un alivio para algunos sectores, se reflejan e n mejoras apenas apreciables en la vida cotidiana de los que menos tienen. Son nue vamente los sectores más concentrados quienes fundamentalmente se apropian de los beneficios del crec imiento económico. Mientras el superávit crece, la inequidad social supera incluso los niveles de octubre de 2002. Y esto da cuentas indudablemente de la persistencia del patrón de acumulación de lo ‘90, cuyo modelo de crecimiento se ha basado precisamente en la cristalización de las desigualdades. El crecimiento económico parece concebirse como un f in en sí mismo, cuando en realidad debería ser el punto de partida para la búsqueda de la equidad y la redist ribución. En este cont exto, la distribuc ión del ingreso no ocupa un lugar central en la agenda del Gobierno nacional. Y esto se puede advertir con fac ilidad si se obser va que la inter vención estatal, en momentos en que la desigualdad alcanza niveles inaceptables, se ha limitado a las políticas sociales que insisten con el modelo focalizado y a algunos aumentos salar iales y a jubilados puntuales e insuf icie ntes. Este conjunto de medidas dista de constituir una política redistribut iva. Ni la reclamada reforma impositiva que revier ta la carga asimétr ica y la regresividad del sistema, ni la reforma provisional que ponga fin a la estafa perpetrada e n perjuicio de nuestros jubilados, ni el establecimiento de políticas sociales universales, parecen estar en el hor izonte del Gobierno Nac ional. Tampoco la necesar ia reforma e n materia de políticas de ser vic ios públicos pr ivatizados, que permita recuperar para el Estado

2

un papel activo en el manejo, el control y la regulación de los mismos, garantizando el acceso universal a los ser vic ios esenciales a través de una tar ifa soc ial, una mayor participación de los usuarios, que impida la apropiación de rentas extraordinarias. Los acontecimientos de los últimos años muestran así en la Argentina una desproporción palmaria e ntre crecimiento y desarrollo social. Se registra un fuerte proceso expansivo, pero un descenso ostensiblemente infer ior al crecimiento del producto e n los niveles de dese mple o, pobreza e indige ncia, y un aumento de las desigualdades. Los últimos datos disponibles muestran una profundización de la desigualdad social sin precedentes. El 20% de la población con más ingresos tiene una participación porcentual en el PBI del 53%, mientras que el 20% más bajo, sólo accede al 3,8% de los recursos. En este escenario, la br echa ent re el dec il más rico y el más pobre, que e ntre f ines de 2001 y el segundo trimest re del 2005 había oscilado entre 25 y 30 puntos, asciende a un techo histórico de 30,8 puntos. Pero no sólo en el plano económico continúan presentes los rasgos característicos de los ’90, sino también en el plano político e institucional. La tradición hiperpresidencialista, el modelo decisionista y la vocación hegemónica que han caracter izado al proyecto presidencial son la expresión cabal de ello. Todo ello en desmedro de la calidad institucional, pero no de la que reclama la derecha sino de la que va de la mano de la participación popular Los decretos de necesidad y urgencia y la delegación de facultades legislativas, excepcionales e n tie mpos de crisis, se tor naron habituales en tiempos de normalidad. En este contexto, el Ejecutivo maneja los recursos públicos con amplia discrecionalidad. La subestimación de recursos y la distorsión de otras var iables macroeconómicas le permiten al Presidente contar con montos muy super iores a los pre vistos presupuestar iamente que se manejan discrec ionalmente. A ello se le suma la creciente centralización de los recursos tr ibutarios, esquema

Para solicitar

la vanguardia o comunicarse lavanguardia@gmail.com

011-4384-7048

que der iva en una perversa relación de dependencia de las provincias en relación a la N ación, que explota esta situación a través de transferencias discrecionales a cambio de apoyo incondicional al proyecto presidencial. Existen además Fondos Fiduc iarios en un manejo caracter izado por la falta de transparencia y control. Como diría Gramsci, vivimos en tiempos e n que “lo v iejo no ter mina de morir, y lo nue vo no ha ter minado de nacer”. Puede decirse entonces que hay un retroceso del neoliberalismo en algunos aspectos, pero en general todavía goza de buena salud. Es posible observar e n este se ntido una cierta continuidad que existe con el patrón de acumulación y el régimen de dominación política vigente desde los ’90. En definit iva, la cuestión social que emergió en la Argentina durante los ‘90 permanece incólume: alta concentración de la rique za y de las oportunidades de vida en los sectores altos, la fractura de la clase m edia, un notorio e mpobrec imiento de las clases trabajador es y, por últ imo, la consolidación de las desigualdades. Aun con tasas de crecimiento inéditas, no hay posibilidad de avanzar hacia sociedades más justas e igualitar ias sin un cambio que supere def initivame nte –en los hechos- la impronta de la mat riz ne oliberal que todavía persiste. No puede esperarse que el mero crecimiento económico logre por si solo mejorar las condiciones de vida en nuestras sociedades. Debemos recuperar el rol de un Estado al ser vic io de la sociedad, un Estado más democrático, más representativo y más participativo. La única gobernabilidad posible en nuestra democracia es entonces la que se asienta en el consenso y la participación de los ciudadanos. Vivimos tiempos de transición, donde la realidad no puede analizarse en blanco y negro. Hay aspectos positivos como la política de derechos humanos y la integración de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y una age nda pendiente e n materia de distr ibución del ingreso y de calidad institucional. La función del socialismo es la de const ruir un polo alternat ivo, progresista y de centroizquierda, que protagonice los cambios que los pueblos en democracia y a través de la libre expresión de la soberanía popular están marcado en la región, y que avance en el camino de igualdad y libertad para nuestras naciones.


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

diciembre 2006

Panorama político

Con un programa para la igualdad

El Socialismo convoca

Dando cumplimiento al mandato otorgado por el Comité Ejecutivo Nacional, una delegación compuesta por las máximas autoridades del Partido Socialista, encabezada por el senador Rubén Giustiniani, inició una ronda de diálogos con distintas agrupaciones sociales, gremiales y políticas afines. Durante el transcurso de cada uno de los encuentros, los socialistas dieron a conocer los 20 puntos programáticos y expusieron su visión de la realidad política, económica y social por la que atraviesa el país.

L

a primera reunión que man t uvo el Socialismo fue con la Central de Trabajadores A rgentinos (C TA), part icipando su t itular, Víctor De Gennaro. Luego de mas de dos horas de reunión, el gremialista señaló que “la A rgentina vive un momento muy especial y hay una oport unidad que n o se puede dejar escapar; queremos construir un movimiento político, social y cult ural que requiere de la presencia del Part ido Socialista”. El Presiden te del P.S. por su parte expresó “hemos iniciado la ronda de conversaciones en la casa de los trabajadores de la CTA porque creemos que el movimiento obrero es la columna vertebral de la posibilidad de transformación de la A r gen t ina con justicia social”. Durante la cita, Giustiniani expuso que el socialismo acompañaba el reiterado reclamo de personería gremial que viene realizando la central de trabajadores, negada por el gobierno nacional. La delegación socialista también mantuvo un fructífero en cuentro con la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (AP yME), la que est uvo representada por su presidente Francisco Dos Reis. Durante la reunión se abordaron temas de interés común, entre ellos la demora del Senado de la Nación en el tratami ento de la llam ada “Ley PYMES” y la falta de una normat iva que co nt emple el endeudamiento del sector generado a partir de la crisis de 2001. En tercer término f ue la Federación Agraria Argent ina quien recibió a las autoridades del Partido

Socialista. Despertó un especial interés los temas vinculados a los intereses del sector, especialmente l o relativo a la extranjerarización de la tierra y a la venta de un parte de la cooperat iva Sancor, cuestio nes ambas so bre las cuales el socialismo cuenta con una importante tradición y ha presentado proyectos que mantienen estado parlamentario y están pendientes de tratamiento por las Cámaras legislativas. L a co nducción nacio nal del ARI también f ue interlocutor del Part ido. Al término del encuentro –el que fuera ampliam ente ref lejado en la prensa nacional- los secretarios generales de ambas agrupaciones, Elsa Quiróz y Oscar González, brindaron una conferencia de prensa aludiendo a lo desarrollado en la reunión. “Esta es la primera organización política con la que nos reunimos, y esto no es casual; hay una amistad muy prof unda, hay un grado de afinidad muy grande, y es un

Rubén Giustiniani y Oscar González durante la reunion con el presidente del Banco Credicoop Carlos Heller, y el preside nte del Inst ituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Segundo Camuratti.

muy buen comienzo, hay un claro acercamiento” señaló González en la oportunidad. Al día siguiente, el senador Giust iniani f ue recibido por Elisa Carrió, rat ificándose en el encuentro las coincidencias programát icas existentes entre ambas agrupaciones. La líder del ARI anunció en la ocasión que su organización política brindaría incondicional apoyo a la candidatura de Hermes Binner para la gobernación santafecina. Por último, el Part ido Socialista mant uvo una importante reunión con referen tes del cooperat ivismo, encabezados por el t it ular del Banco Credicoop, Carlos Heller, el

presidente del Instit uto Movilizador de Fondos Cooperat ivos (IMFC), Seg u ndo Camurat t i y miembros de organizaciones coopera tivistas. Los representantes del sector de la economía social en A rgen tina recibieron con agrado la propuesta de 20 puntos difundida y expresaron su acuerdo en la visión de los problemas nacionales.

Más info

www.partidosocialista.org.ar

La creación de un sujeto social Escribe: Jorge Rivas * Es serio e importante haber aprobado un programa de 20 puntos de políticas públicas tendientes a revertir la prof unda brecha de desigualdad que marca a la sociedad argentina. Y es muy importante haber iniciado el camino de articulación, con base en tal propuesta programática, con los diferentes actores

3

políticos, gremiales, económicos y sociales que comparten, en lo esencial, nuestros valores. Es el t iempo de asumir plenamente que no habrá cambio posible sin la previa creación de un sujeto social consciente que lo promueva y lo concret e. El Socialismo está haciendo, con esf uerzo, un intento convocante en esa dirección. Tal creación en definit iva implica, ni más ni menos, la elaboración de

una propuesta política que posibilitará avanzar hacia la realización de un ideal ig ualitario. Sigamos apelando a la conciencia social y a la responsabilidad de sus organizaciones. Solo entre todos quienes participamos de aquel i deal podremos instalar la agenda pendiente y generar el compromiso para transformar nuestra sociedad. * Secretario general del P S de la provincia de Buenos Aires.


la vanguardia

Derechos humanos La aprobación del CEDAW

La muerte, la peor discriminación Fragmentos de las palabras de la diputada socialista Silvia Augsburger en en la sesión de la Cámara de Diputados de la Nación del 15 de noviembre de 2006, sobre la Ley de ratificación del Protocolo Facultativo Cedaw. «(...) L a Ar gent ina d a así un paso f undamental pues asume un compromiso expreso no sólo para condenar la discrimina ción contra la mujer, sin o para obtener, por todos l os medios apropiados y sin dilaciones, una política para eliminar dicha discriminación, adoptando las medidas eficaces para evitar las violaciones a los derechos humanos de las mujeres. (...) Insistimos, ya se ha dicho en reiteradas oport unidades en cada debate, el Protocolo no reconoce “derechos nuevos”. Y decimos esto porque también se ha plant eado reiteradamente el t ema del aborto. Y nosotros no queremos ocult ar ese debate. Todo lo contrario, queremos que finalmente, prontamente, urgentemente el debate sobre la despenalización del aborto se abra en este recinto. No está ese tema hoy en discusión. Pero nosotros insistimos en que se discuta. Porque las muertes de mujeres por abortos inseguros son muertes evitables y significan una aberrante violación a los derechos humanos. Cada 3 días muere en nuestro país una mujer, siempre joven, siempre sana y siempre pobre como consecuencia de un aborto practicado en condiciones inseguras. Por eso se equivocan los que argumentan que con la ratificación de este Protocolo “se pretenden imponer prácticas abort ivas indiscriminadas”. Hoy en Arg ent ina l os 800.000 abortos anuales son una “práctica indiscriminada”, son un drama y ese drama se combate con educación s exual y con acceso a anticoncepción. (...) La Cedaw nos dice en el último párrafo del artículo 2, “Derogar todas las disposiciones penales nacionales que const ituyan discriminación contra la mujer”. (...) Este Congreso h oy produce un gran avance, ra tificando el Protocolo Facult at ivo de la Ced aw. Para erra dicar la peor de las discriminaciones, que es m orirse de alg o que está en nuestras manos evitar, hay que cumplir con el últ imo párrafo del artícul o 2 de la Cedaw y despenalizar el aborto. Muchas gracias».

Por la igualdad, contra la discriminación E l Parlamento nacional convirt ió en ley la adhesión de la Argent ina al Protocolo Facultat ivo de la Convención sobre Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw, su sigla en inglés), adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 6 de oct ubre de 199 9. El texto incluye recomen dacio nes para reafirmar la defensa en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la ig ualdad de derechos de hombres y mujeres. A través del protocolo se instruye a los estados que adhi eran sobre la necesidad de respetar derechos humanos y todas las libertades fundamentales, así como la adopción de medidas eficaces para evitar las violaciones de esos derechos. Además se establece que los Estados parte reconocerán la competencia del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer para recibir y considerar las denun cias presentadas por los países que hayan adherido a este protocolo. Esas comunicaciones podrán ser presentadas por personas o grupos de personas que se hallen bajo la jurisdicción del estado parte y que aleguen ser víctimas de una violación de los derechos enunciados en la Convención. Si recibe información fidedigna que revele violaciones graves o sistemáticas por un estado parte de los derechos enunciados en la Convención, el Comité invitará a ese país a colaborar en el examen de la inform ación y, a esos efectos, presen tar obser vaciones sobre esa información. El senador Rubén Giust iniani en la Cámara Alta y la diputada Silvia Ausburger en la Baja hiciero n uso de la palabra para apoyar en nombre del Part ido Socialista la aprobación de la iniciat iva. El primero, entre otros conceptos, señaló “esta convención internacional en contra de la discriminación contra la mujer plantea cuestio nes muy simples. Por eso creo que este debate se en tiende en tod a la sociedad. No estamos hablando de tecnicismos jurídicos y constit ucionales. Estamos hablando de la rat ificación de un Protocol o de una Convención que dice que co nsiderando que la Carta de las Naciones Unidas reafirma la fe en los derechos hum anos f unda-

mentales, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres —recalco, igualdad de derechos de hombres y mujeres— preocupados, sin emb argo, al comprobar que a pesar

Varones contra la violencia doméstica firmantes se sumaron así a una iniciat iva que a nivel mundial lanzó el premio Nobel de literatura 1998, el escritor José Saram ago. Además de ha cer circular la Carta compromiso, convocaron a una co ncentración de varones el pasado lunes 27 de noviembre, para sumarse luego a la tradicional concentración que se realiza en ocasión del Día Internacional contra la violencia contra las mujeres.

En el Uruguay, 23 senadores firmaron su adhesión a la Carta compromiso “Varones Contra la Violencia Doméstica”, a instancias de las senadoras Margarita Percovich y Mónica Xavier. El vicepresidente Rodolfo Nin Nova, el ex presidente Julio Sanguinett i y el tit ular del Partido Nacional, Jorge L arrañaga, encabezaro n las firmas de los legisladores de sus respect ivas colect ividades políticas. Los

4

de estos diversos instrumentos, las mujeres siguen siendo objeto de importantes discriminaciones, resueltos a aplicar los principios enunciados en la declaración sobre la eliminación de la discriminación contra la mujer, y para ello adoptar las medidas necesarias a fin de suprimir esta discriminación en todas sus formas y manifestaciones”. Por su parte, la diputada Silvia Augsburger, al f undament ar el voto del PS, dest acó que “es el más importante instrumento de derechos de las mujeres. La Convención define el significado de la discriminación contra la mujer en un sent ido amplio que abarca tanto la igualdad de oportunidades como la igualdad de resultado y establece obligaciones a los Est ados Part e para poner fin a esa discriminación” (ver aparte).


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

diciembre 2006

Debates Irregularidades en la renegociación de los contratos de servicios públicos

El descontrol Escribe Esteban Tzicas *

P

rimer Acto: A cambio de nada, el Estado Nacional le perdona a Autopistas del Sol y al Grupo Concesionario del Oeste los 2,8 millones de pesos que adeudan por incump lir con obligaciones emergentes de los contratos que l os t ienen como concesionarios de la Panamericana y del acceso Norte respect ivamente. Segundo Acto: A cambio de nada, el Estado Nacional autoriza a los concesionarios de las terminales port uarias a fijar en dólares estadounidens es la totalidad de las tasas y tarifas que perciben, con lo cual tales cargas se indexan –acción que la ley prohíbe al resto de los argent inos- en un 190%. ¿Cómo se llama la obra? Si f uese una comedia de enredos, bien podría t itularse “Las concesiones son un jolgorio” ; pero, por trat arse de hechos de n o ficción que comprometen los intereses del Estado Nacional, le vendría mejor llamarse “El descontrol”, un tít u lo breve y co nt u nden te como los usados por los autores de las mejores expresiones de nuestra dramaturgia realista. Lo malo de esta obra es que se representa en el escenario de la Administración Pública y que hechos como los relat ados a modo de muestra pueden repetirse con amparo de la ley cada vez que el Poder Ejecut ivo renegocia contratos con las empresas concesionarias de servicios y obras públicas.

La trama legal de “El descontrol” En enero de 2002, Eduardo Duhalde asumió la presidencia de la Nación y de inmediato impulsó lo que en pocos días se convertiría en la ley 25.561 de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario, un instrumento que no sólo le diría adiós a la llamada convertibilidad, sino que disponía delegar en el Poder Ejecutivo la facultad del Congreso para renegociar los contratos entre el Est ado N acional y las empresas concesionarias de servicios y obras públicas. Como consecuencia de ello, el Ejecutivo, a través de la Unidad de Renegocia ción y Análisis de Contratos de Ser vicios Públicos (U NI-

Un amañado mecanismo legal permite que las renegociaciones de los contratos de servicios y obras públicas sean resorte exclusivo del Poder Ejecutivo, el que continúa posibilitando que las grandes empresas gestionen a su antojo y obtengan exorbi-tantes ganancias. Se impone la sanción de un marco regulatorio que lleve transparencia y ponga el acento en el interés de la gente. REN), renegocia los contratos con las empresas concesionarias y suscribe con ellas acuerdos integrales o parciales que luego eleva a la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Facultades Delegadas del Congreso de la Nación para que ésta elabore un dictamine en favor o en contra de lo renegociado a partir del cual deben expedirse ambas cám aras legislativas. En oct ubre de 2003 y a poco de iniciada la presidencia de Néstor Kirchner, este mecanismo f ue regulado por el artículo 4º de la ley 25.790 que le impuso al Congreso un plazo de sesenta días corridos a partir de la recepción de la propuesta de renegociación del Ejecutivo para expedirse sobre ella. En su último párrafo, el citado artículo establece que “cumplido dicho plazo sin que (el Congreso) se haya expedido, se tendrá por aprobada la misma”. Es decir, que el sil encio de ambas Cámaras o el de sólo una de ellas alcanza para dar por aprobados los contratos renegociados , pese a que la Const it ución Nacional ordena que la voluntad de cada Cámara debe manifestarse expresamente y excluye en todos los casos la sanción tácita o ficta (fingida). A l mom ento de redactar esta nota, el 84 por ciento de los contratos renegociados resultó aprobado de m anera fict a; ya que si bien el Senado discutió y aprobó cada uno de los contratos, la Cámara de Diputados –donde el oficialismo no tiene mayoría propiasólo aprobó tres de ellos. Pero las irregularidades en la renegociación de contratos de servicios y obra pública no se limitan a la inconstit ucionalidad de la san-

Otros capítulos de El Descontrol 1.- Si usted circula por la autopista Ezeiza – Cañuelas, a partir de ahora le angustiará pagar el pasaje sabiendo que el Estado Nacional, al renegociar el contra to, condonó la deuda que los explotadores del servicio mantenían por la suma de $ 6.260.12 6 en concepto de multas y les concedió una mora toria para el pago de compromisos atrasados.

ción ficta; todas ellas adolecen de innumerables violaciones formales y de graves cuestiones de fondo que –de por sí- los hacen nulas. Entre ellas, las renegociaciones con empresas que nunca cumplieron con los compromisos que le imponía el contrato anterior o la cont inua desatención por parte de la UNIREN de las recom endaciones efectuadas por los usuarios en sucesivas audiencias públicas. Cuestiones como estas o como las descriptas al inicio de esta nota se repiten en cada contrato renegociado, lo que deja en claro por qué el Ejecutivo impulsó un mecanismo le gal que redu ce al mínimo tanto las discusiones como la publicidad de las renegociacio nes. El sistema consagrado al amparo de la ley de emergencia y de la ley 25.790 no es casual ni improvisado; obedece a la misma lógica de manejo de la cosa pública con la que en el último año y a propuesta del Ejecutivo se reformó la conformación del Consejo de la Magistrat ura, se reglam entó el f uncionamiento de la comisión que entiende sobre los decretos de necesidad y urg encia y se del egaro n en el Jefe de Gabinete de Ministros facult ades que en materia presupuestaria correspondían al Congreso. Cada una de estas reformas consolida a un Ejecut ivo que se fortalece a medida que el Legislat ivo se convierte en una mera escribanía encargada de protocolizar los actos de gobierno. Pero como si este deterioro instit ucional no alcanzara, en el caso de la renegociación de los contratos con las concesionarias de servicios públicos, el Legislat ivo avanza en su propio

5

desdoro ya que, al apelar al silencio y a la consiguiente sanción ficta, renuncia también al secundario rol notarial que la lógica imperante le asignó. Esta realidad exige un cambio. El Congreso Nacional no solo debe poner fin a la eterna emergencia y reasumir sus facultades, sino que debe sancionar un marco reg ulatorio de los servicios que permita la discusión real de los contratos, la transparencia en la celebración de los mismos y la participación efect iva de los usuarios. En ese camino, Eduardo Mondino, Defensor del Pueblo de la Nación, presentó ante la justicia una acción de inconst it ucio nalidad. Por su parte, el senador socialista Ru bén Giustiniani pres entó un proyecto de ley en el que propone derogar el mecanismo de sanción fict a previsto en la ley 25.790. Hasta que estas iniciat ivas no se concreten , “El descontrol” continuará en cartelera. * Abogado y asesor del Bloque Socialista del Senado de la Nación.

2.- Igual sensación tendrá al pagar el peaje del corredor nº 29 del sistema vial interurbano Cipolletti – Neuquén, al enterarse que a la contratista Empresa Caminos del Valle se le condonó multas por $ 1.300.000, al t iempo que según un estu dio realizado por la Universidad del Comahue la recaudación obtenida por la empresa f ue muy superior a la prevista originalmente en el contrato de concesión, incumpliéndose la cláusula de contrato que establecía que ante ese caso debía corregirse la tarifa en beneficio de los usuarios. 3.- El a cuerdo de renegociación del contrato cel ebrado entre el Estado Nacional y la Empresa Distribuidora La Plata, explotadora de la autopista Buenos Aires – L a Plat a, estableció que las mult as pendient es de pago serían abonadas en 20 cuotas semestrales.

Amigos de La Vanguardia Invit amos a sumarse como amigo de LA VANGUARDIA, pagando la suma de 30 pesos el ejemplar. Informes: lavanguar dia@gmail.com Agradecemos a quienes ya se han sumado: Oscar González, Susana Rinaldi, Jorge Vallati, Gustav o Bartalini, Ariel Basteiro, Ariel Caplán, Antonio Cartañá, Carlos Guerrero, Gregorio Hairabedian, Guillermina López, Rod olfo Mangas, Jorge Rivas, Carlos Roberto, A lejandro Rofman, Darío Signorini, Guillermo Torremare, Esteban Tzicas, Ricardo Valverde, Néstor Viegas Charneca, Hermes Binner, Silvia Ausburger, Rubén Giustiniani, Verónica Gómez, Daniel Mart ini, Carlos Nivio, Laura Sesma, Eduardo Di Pollina, María Elena Barbagelata, Clori Yelicic y Roy Cortina.


la vanguardia

Opinión El autor asegura que la transformación de la ciudad en quince comunas es un hecho histórico que cambiará la vida del porteño.

Actualidad Celulosa sobre el río Uruguay

Los socialistas descentralizando la Ciudad de Buenos Aires

Los socialistas demostramos en Rosario que la descentralización asegura una gestión más democrática, basada en la part icipación y en la equidad. Hoy estamos trabajando en Buenos Aires para dar un paso histórico que nos convierte en protagonistas de la transf ormación de la Ciudad en 15 Comunas, que contarán con facultade s y el presupuesto necesario para responder a las necesidades de la gente. La descentralización es un proceso de transferencia de poder directamen te vincula do a la democrat ización del Estado, a la ampliación del campo de los derechos y libertades de los ciudadanos; a la incorpora ción de los sectores excluidos y marginados, a la reavivación del espírit u de acción local vecinal, y al mayor control y participación popular en la administración pública. El primer inten to fue la creación, en 1996, de los Centros de Gest ión y Part icipación (CGP), inspirados en los ant iguos Consejos Vecinales. Sin emb argo, tenían la peculiaridad de seguir los límites de las circunscripciones electorales y fragmentaban muchos barrios de la Ciudad. Los CGP no lograron nunca arraigarse en la sociedad y significaron simplement e una desconcentración del poder local. Nada aportaron al proceso de descentralización, que implica la conf ormación de g obiernos locales en los barrios, donde la clave es la part icipación ciudadana y la posibilidad de asumir responsabilidades de gestión. Una ley junto a los vecinos. En diciembre de 2003 fui electo Presidente de la Comisión de Descentralización y Part icipación Ciudadana de la Legislat ura de la Ciudad, que tenía entre sus atribuciones, la de debat ir y consensuar la Ley de Comunas. De esta manera, desde la Comisión de Descentralización asumimos el desafío de coordinar esf uerzos con las organizaciones barriales con el objeto de desarrollar una instancia de consult a para la elaboración de las ideas f uerza que debían animar la Ley. Así pusimos en marcha un proceso inédito en nuestro país, ya que por primera vez una Comisión de la Legislat ura fun cionó de manera regular f uera de su ámbito habitual y en el marco de una convocatoria con vistas a la elaboración colectiva de una Ley que involucrara a los vecinos de la Ciudad y a las organizaciones sociales. En este camino, no copiamos ninguna receta ni experiencia de otro país. Simplemen te cont amos con el

Papeleras: del conflicto entre hermanos hacia un nuevo estado de conciencia

Escribe: Roy Cortina*

apoyo y el esfuerzo de las organizaciones y vecinos que, junto a nosotros, hici eron su contribución para la co nstrucción de los pilares de las Comunas. Esta tarea común junto a la gente, en los barrios, nos permitió sortear las presiones polít icas y llev ar adelant e una ardua lucha dentro de la Legislat ura, que coronamos el 1º de septiembre de 2005, cuan do se sancionó la Le y 1777, que establece el mapa de las 15 Comunas. Gestión para la descentralización. La experiencia exitosa aportada por el Socialismo para la sanción de esta Ley nos valió el reconocimiento del act ual jefe de Gobierno, Jorge Telerman, quien a comienzos del pasado mes de abril, nos convocó a ser parte del Gobierno port eño. La decisión f ue consensuada dentro del Part ido y me posibilitó asumir el cargo de Ministro de Gest ión Pública y Descentralización. En estos siete meses de gestión elaboramos y estamos llevando adelante un Plan de Transición hacia la primera elección de autoridades comunales, a realizarse en tre marzo y oct ubre del 2007. En este marco, se reemplazaron los antiguos CGP por los Centros de Gest ión y Part icipación Comunal es (CGP s), cuy os territorios coinciden con las f uturas Comunas., promoviendo el fortalecimiento de las identidades barriales. Para garantizar un mejor f uncionamiento y una adecuada ubicación de las sedes comunales, estamos adquiriendo nuevos edificios y poniendo en valor los e xistentes. Hicimos una amplia convocatoria a las organizaciones vecinales de las dist int as Comunas, haciendo efectiva su participación en el proceso de la transición. Estamos desarrollando mecanismos para el traspaso gradual de las competencias de las fut uras Comunas en materia de mantenimiento barrial y de mejoramiento de las act uales prestaciones desconcentradas de los CGP’s y creando instancias de coordinación con todos los Ministerios, para establecer Acuerdos de Gestión que permitan articular entre las áreas centrales y las Comunas. Los socialistas estamos gestionando para descentralizar la Ciudad. Estoy convencido de que esto const it uirá un hecho histórico que mejorará notablemente la calidad de vida de gente, fortalecerá la dem ocracia participa tiva y será un aporte sustancial en el camino hacia la Reforma Polít ica de la Ciudad.

La movilización protagonizada por el pueblo de Gualeguaychú primero, y por buena parte de los entrerrianos después, generó un nuevo estado de conciencia sobre la problemática ambiental, del que la sociedad argentina carecía hasta hace poco. De hecho, ¿se hablaría del Riachuelo nuevamente de no haber sido por la lucha emprendida en Entre Ríos? Sin embargo, el nivel de enfrentamiento alentado por la especulación electoral ha producido un inusitado conflicto que requiere mesura, diálogo y madurez de ambas partes.

Escribe : Américo Schvartzman

E

l conf licto desatado por la construc ción de plant as de fa bricación de celulosa sobre la costa oriental del río Urug uay presen ta aspectos co nfusos: sobreact uaciones, seudoambient alismo tardío, especulación electoral (que ya rindió sus f rutos en 2005), puestas en escena monument ales, y demasiados etcéteras. La preocupación por l os efectos de esas plantas sobre el medio ambiente de la región surgió de la existencia de antecedentes graves, y de prevenciones razona bles y f undadas en las dimensiones de los emprendimientos en construcción. Es decir: la preocupación ciudadana –nacida en Gualeg uaychú y luego transmitida a toda la región– es sin duda legít ima y debió merecer desde hace varios años la atención de tod os los niveles gubernam ent ales. Pero la falta de respuest as a esa inquietud creó las insólit as condiciones act uales, en las que se han e xacerbado los ánimos poniendo en riesgo una relación que es más que hermandad: históricamente entrerrianos y orient ales han sido un mismo pueblo.

Lógica perversa Como ocurre en la A rgentina desde hace años, en la lógica perversa –instaurada en los 90– de no responder al reclamo ciudadano hasta tanto los damnificados no generen una sit ua ción de violencia o de rupt ura del orden (en este caso los cortes de puentes internacionales) colocó a nuestros pueblos al borde de enfrentamientos irracionales e impensados. Hay quienes aseguran que ya no habrá una sali da que deje conformes a todos los sectores. Lo cierto es que, a su debido t iempo, l as soluciones a est a problemática debieron ser políticas y técnicas. Políticas, partiendo del

* Ministro de Gestión Pública y Descentralización de la Ciudad Autonóma de Buenos Aires.

6


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

diciembre 2006

Actualidad / Derechos humanos Gestión , o como un Consejo Económico y Social del Río Uruguay, que instit uya la part icipación concreta de las comunidades de ambas márgenes del río, para coordinar políticas regionales, modelos de desarrollo y protección de los recursos compart idos. Sin la existencia de estas herramientas, seguiremos sin tener ningún control sobre buena part e de los 1.700 kilóm etros que recorre el río Uruguay, y lo seg uiremos convirtiendo en la “cloaca a cielo abierto” que viene en camino de ser a causa de la carencia absoluta de políticas de Estado pensadas desde la región hacia las capitales y no a la inversa.

respeto a los tratados y acuerdos regionales entre países socios; técnicas, porque es sabido que existen los métodos que aseguran la nulidad de los efectos perjudiciales de emprendimientos de este tipo. De manera que la prioridad era generar los espacios de consenso para avanzar en ambos sent idos sin dramatizaciones o es capes judiciales, que no otra cosa han sido los recursos a La Haya, al Tribunal del Mercosur o la puesta en escena mult it udinaria del kirchnerismo en el Corsódromo de Gualeguaychú. Las fanfarronadas, aprestos bélicos y expresiones desmesuradas –impropias de gobernantes democráticos– han proliferado en este conf licto, y por lo general han sido producto de cálculos electorales, de sobreact uaciones por “haber llegado tarde” al tema o de francas posiciones reaccionarias, que aprovechan la existencia del problema para avanzar, por ejemplo, en contra del proceso de integración regional del Mercosur, o en la crítica despiadada y nihilista. Crítica que, por supuesto, jamás ejercieron en los 90, contra los autores de las políticas más depredadoras del ambiente en todos los sent idos imaginables, como bien se l os recordó León Gieco en una memorable parrafada en la que les recomendó: “Antes de criticar a Tabaré, pidan perdón por haber votado a Menem”.

Sin bravuconadas En los ámbitos inst itucio nales correspondientes, en lugar de la mesura y la responsabilidad que hubiera sido necesario ver en los gobiernos provincial y nacional, se pudieron verificar bravuconadas inconducentes pensadas sólo para sumar votos: “Es una causa nacional”, “Salvo in vadir Uruguay, intentaremos todo lo que esté a nuestro alcance”. El socialismo, en cambio, propuso en el Parlamen to nacional –t an to en el Senado como en la Cámara Baja– la creación de una Comisión Bicameral Interparlamentaria, en busca de a brir canales de diálogo que encuentren salidas posibles aquí y ahora, tomando como referencia la act uación que le cupo al Parlamento en la solución al diferendo con Chile por los Hielos Continentales.

La autora sostiene que es necesario incorporar el delito de genocidio al Código Penal Argentino

Es que para los socialistas, ni el pueblo urug uayo ni su gobiern o son “enemigos que nos agreden”. Hay un conflicto que debe ser resuelto co n razonabilidad y respeto a los valores históricos que defen demos y compartimos con nuestros hermanos, habitantes de la orilla oriental de nuestro río Uruguay. Sin duda, fue un error de los gobiernos neoliberales haber avanzado en esos proyectos sin la correspo ndiente consult a a la A rgentina, y sobre todo, sin dar intervención a quienes viven sobre el Río de los Pájaros, es decir quienes pueden ser los directos damnifica dos en el tema. Pero el diálogo debe habilit arse y a, antes de que la sit uación s e vea más agravada por la irrespo nsabilidad de gobernantes que manejan nuestras relaciones exteriores como si se tratara de una interna más del PJ.

Opinión

Para que no se repita

La sentencia dictada al represor Miguel Etchecolatz, realizando un razonamiento jurídico que no tiene precedentes, entendió que las conductas prot agoniza das por los responsables del terrorismo de Estado config uraron genocidio. Ese delito, quizá el más grave y atroz que podamos imaginar, n o está previsto en nuestro derecho penal interno. L a Convención de Naciones Unidas para la Prevención y Sanción del Genocidio, lo ha definido como la negación del derecho a la existencia, la destrucción o el ext erminio total o parcial de una raza o grupo humano, por razones étnicas, raciales o religiosas, la lesión grave a la integridad física o mental de esos miembros, el sometimiento intencional del grupo, las medidas dest inadas a impedir el nacimiento dentro del grupo y el traslado de niñas y niños nacidos dentro del grupo a otro grupo. No tenemos mucho que revisar para darn os cuenta que en esa descripción encuadran perfectamente los hechos sistemáticos ocurridos durant e la dictadura militar, aunque no se m encione el e xterminio, persecución o destrucción por razones políticas. Los hechos protagonizados por Etchecolatz formaron part e de un plan ampliamente pro bado y que ll evaba como consecuencia el exterminio, sometimiento y desaparición de todas aquellas personas que pertenecieran al grupo que pensaba en forma diferente a la dictadura militar y por lo tanto eran enemigos del poder. L a ident idad del grupo es lo que determinaba su sentencia de muerte o desaparición forzada. La política de exterminio no era dirigida a personas en forma individual, esas personas eran perseg uidas en cuanto pert enecieran al grupo considerado enemigo del poder. Es necesario hoy incorporar al Có-

Nueva conciencia La inédit a lucha de l os entrerrianos contra las pasteras instaló incluso nuevos concep tos, poco conocidos hasta el mom ento, como “la licencia social”, importado desde Europa a Gualeg uaychú. Es que la f ormidable movilización protagonizada por el pueblo de esa ciudad primero, y por buena parte de los entrerrianos después, ha generado un nuevo estado de conciencia sobre la problemática ambiental, del que sin duda la sociedad argentina carecía hasta hace escaso tiempo. De hecho, ¿se hablaría del Riachuelo nuevamente de no haber sido por la lucha emprendida en Entre Ríos? Pero es tiempo de advertir que no alcanza con controlar a los emprendimientos act uales o con impedir que se instalen nuevos. Se requiere una nueva agenda en la región, en la que no deberán faltar los siguientes puntos: - la reformulación de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) que debe dejar de ser el “botín político” que definió el gobernador, para transformars e en un ente democrático, transparente y trinacional (incorporando a Brasil, en cuyo territorio se en cuentra el recorrido de dos tercios del curso de agua). - La creación o recuperación de entes integradores binacionales o trinacionales, com o lo f ue el Comité de Planificación y

7

Será cuest ión de que, ya por f uera de las paradas electoralistas, a partir del desarrollo de esta nueva conciencia sobre el cuidado del ambi ente, la ciudadanía incor pore algunas exigencias a sus autoridades nacionales. Y ya no sólo para concret ar los controles de fábricas o emprendimientos existentes en el país, no sólo para asentir o rechazar (la “licencia social”) sino también los necesarios mecanismos de participación popular para decidir colect ivamente dest inos comunes.

Escribe: Estela Molero* digo Penal A rgent ino el delito de genocidio, t al como l o manda la Co nvención internacional sobre la materia, respetando su contenido y, porqué no, incorporando otros hechos que amplíen los actos y comisiones que configuren el delito, tal como lo ha hecho en mu chos casos legislación internacional al ampliar la definición incluyendo, por ejemplo, la d ominación y opresión inst it ucionalizadas por motivos no solo raciales, sino también políticos, adoptando asimismo una definición más amplia del crimen de violencia sexual. En nuestro país, así como en todos los países del Cono Sur en los que se planificó y llev o a cabo el Plan Cóndor, la mot ivación de los genocidas no est uvo sólo en la eliminación del grupo por razones étnicas o políticas. El objetiv o era eliminar, ya sea por la desaparición o por la muerte directa a todos aquellos que pensaran diferente y que f ueran obstáculo para el desarrollo del plan polít ico, económico y social que planificaron con la participación en primer grado del gobi erno de los Est ados Unidos de Norteamérica. Debemos legislar y tipificar el genocidio n o en forma restrict iva como surge de la Convención, sino ir por más, por considerarlo un crim en horrendo del derecho Internacional, describiendo al grupo (objetivo de los genocidas) y como cualquier grupo humano diferenciados de otros que persigan un mismo objetivo, que los congregue en una identidad común. De esta manera y legislando en este sen tido, es pro babl e que las generaciones que nos suced an, de volver a pasar este horror, no tengan que esperar treinta años para vislumbrar que la just icia es un valor supremo en nuestro país. * Sec retaria de Derechos Humanos del PS.


la vanguardia

El país

El proceso de recuperación y puesta en marcha de la producción por sus propios trabajadores es un nuevo desafío para el mundo del trabajo. Nacido como respuesta a las terribles consecuencias de las políticas neoliberales, los movimientos de empresas recuperadas exigen políticas públicas para su sector y reclaman una Ley Nacional de Expropiación. El panorama de la situación expuesto por uno de sus protagonistas.

La autogestión es posible

Sin patrón Escribe Federico Tonarelli *

E

El autor asegura que el experimento de las fábricas recuperadas merece ser defendido con todas sus fuerzas por quienes anhelan otro tipo de organización social.

l proceso argentino de recuperación de empresas ha tenido profundas re percusiones por su contenido contestatario pero al mismo tiempo por ser original y creat ivo. Emergió con f uerza a partir de la crisis de Diciembre de 2001, acompañando los reclamos populares y hermanado con otros movimientos sociales como los movimientos de desocupados, las asambleas barriales, l os clubes del trueque, la autogestión productiva de movimientos territoriales, agrarios y el movimiento est udiantil. Fue const it uyén dos e en una clara respuesta a las políticas del capital y de los sucesivos gobiernos neoli berales que act uaron al servicio de los organismos financieros internacionales, de las grandes empresas y bancos a medida que crecía un amplio rechazo a estas políticas por parte de la población, provocando un grave proceso de degradación instit ucional que abarcó a diversos países de la región como Ecuador, Venezuela y Bolivia, entre otros. El objetivo primario de la ocupación y recupera ción de unidades quebradas y/o abandonadas por los empresarios f ue mantener la f uente de trabajo, en un país d onde más del 50% de la población económicamente act iva t iene pro blemas de empleo y sufre de manera estruct ural una situación de precarización y desempleo que se visualiza como no reversibl e en el corto plazo, incluso después de tres años de crecimiento económico. En todos estos años muchas de nuestras cooperat ivas se han recuperado económicamente de manera muy importante, demostrando que los trabajadores podemos gestionar las empresas sin la necesidad de tener que recurrir al “genio” del patrón ni al “látigo” del capat az. Con se guim os tenencias pro visorias con las que h emos podi do afianzar el proceso de producción y comercialización. Pero estas leyes y conquistas no f ueron co ncesiones otorgadas alegremente por l os sectores de poder. Fueron con secuencia de nuestro esf uerzo, nuestra convicción y del apoyo de un gran número de compañeros que rodearon nuestras cooperativas con muestras de solidaridad material y espirit ual, gracias a la cual pudimos superar el miedo y las presiones de empresarios, jueces y de los sectores políticos representantes del capital más concentrado. Muchos de ellos hicieron lo imposible (y lo siguen haciendo al día de hoy) para detener este ejemplo de lucha, organización, solidaridad y cooperación que representan las empresas autogestionadas por sus trabajadores. Aún siendo así, los trabajadores no nos resignamos, no aceptamos el desempleo como una catástrofe de la nat uraleza, como si f uera algo inevitabl e. Hemos impuesto el derecho al trabajo, a la vida, por sobre el derecho a la propiedad privada. Y nuevamente, ese ejemplo se extendió hacia

Opinión

Un desafío al sistema

Las fábricas y empresas recuperadas, independientemente de las formas jurídicas que adopten y de las direcciones que tengan, son en sí mismas un desafío al sistema capitalista porque ponen en cuestión, con su existencia, el “sacrosanto” principio de la propiedad privada de los medios de producción que es la base de aquél. Es cierto que las cooperat ivas, como decía Rosa Luxemburgo, son empresas capitalistas sin capitalistas ni capital y no pueden separarse ni del mercado de insumos y tecnologías ni del mercado de productos ni, muchas veces, del propio mercado de trabajo pues esas cooperativas co ntratan trabajadores que no son -y a veces tampoco serán- cooperativistas. Pero queda el hecho: los patrones son un lujo que los obreros sin trabajo no se pueden permitir. Y lo polít ico y lo social se impone sobre lo jurídico y sobre las supuestas “leyes” de la economía, que se desenmascaran apareciendo como lo que so n, es decir, simples relaciones entre las clases, modificables cuando una de ellas adquiere mayor fuerza. Frente a lo leg al –el derecho de propiedad reconocido por la Const it ución y por los jueces- se alza lo legítimo,

Escribe Guillermo Almeyra *

que crea otra legalidad, impo niendo expropiaciones y creando empresas sin patrón o, mejor dicho, con un patrón colect ivo result ante de un acto de fuerza originado porque los trabajadores privilegiaron legítimamente el derecho a trabajar y el derecho a vivir por sobre todos los otros derechos, y el Estado teme reprimirlos e, implícit amen te, les d a razón. Las fábricas y empresas recuperadas nacieron del cierre patronal, de una medida defensiva, y no de la búsqueda de una sociedad alternativa, más justa, sin capitalismo. Pero en la acción cooperativa y en las asambleas cambia la visión de sí mismo y de la sociedad de quien participa en ellas y se hace un aprendizaje de relaciones solidarias, comunitarias, precisamente cuando la política del capital –el neoliberalismo- intenta aplastar toda solidaridad y socializad al grito infame del ¡Primero yo! De ahí la importancia de este experimento, que debe ser defendido con todas las f uerzas, porque podría ser una semilla de autoorganización, de autogestión, de socialismo. * Autor del libro «Fábr icas y empresas recuperadas. Protesta social, autogestión y rupturas en la subjet ividad».

8

otros países de la región como Urug uay, Brasil y Venezuela siendo saludado y apoyado por sus trabajadores. L as leyes de e xpropiación co ns e gu idas hasta ahora en los distintos distritos, no resuelven definitivamente los problemas que nos aquejan. Como no f ue posible desalojar a los trabajadores de sus fábricas y empresas, como se intentó mediante distintos operativos en L avalán de Avellaned a, Acrometal, Brukman, Zanón o Gat ic, como ninguna medida de las llevadas adelante pudo hacer retroceder el proceso de ocupaciones, entonces se recurrió a expropiaciones provisorias, capaces de ser eliminadas en poco tiempo y de carácter oneroso debiendo ser pagadas a su t urno por los colectivos obreros. El apoyo y los fondos promocionados desde el estado nunca han llegado y si lo hicieron, fuero n con cuen tagotas. Est a actit ud puede contrastarse claramente con los millonarios subsidios recibidos por los bancos a los que se salvó de la quiebra, o los que se otorgan diariamente a las empresas públicas privatizadas com o en el caso del transporte, más las regalías mínimas para con las empresas petroleras y mineras que continúan explotando los recursos nat urales no renovables.

Autogestión y contradicciones Al ent ender que las necesidades materiales, sociales y cult urales de las familias de los trabajadores están por encima de cualquier otra consideración, las empresas, fueron puestas directamente a producir casi al mismo tiempo que eran recuperadas. De esta experien cia llev ada a ca bo en muchos casos sin esperar los permisos correspondient es por parte de la justicia, ha na cido una pequeña pero importante franja de nuevos trabajadores militantes convencidos de los beneficios que otorga la autogestión. Y en est e caso la producción sin patrón posee un val or político f undament al, porque demuestra las capaci dades históricas de la clase trabajadora para reorganizar la producción sobre bas es sociales nuevas, contradiciendo la nat uralización que el sistema ha hecho de la subordinación del obrero al comando del capital. Pero claro, las empresas que con muchísimo esf uerzo han comenzado a producir necesitan responder cotidianamente a las ex igencias del mercado. Es la única posibilidad de supervivencia. Y esto implica al mismo tiempo, sustraer t iempo y esfuerzo a la acción política colect iva, a la solidaridad con otros trabajadores. Esta contradicción inevitable exige una dialéctica conciente entre la producción bajo una supervisión democrática y la participación política como parte de la clase trabajadora en su conjunto. No hay otro contrapeso a las tendencias a la restauración de las jerarquías impuestas por las exigencias del mercado, que no sea el capital político acumulado puesto al servicio de nuevas relaciones sociales de produc-


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

diciembre 2006

El país

ción y a la emancipación como clase trabajadora de conjunto. Esta tensión es ahora mayor que en el período de auge de las recuperaciones, puesto que, por un lado existe un retroceso en la movilización de los sectores populares impuesto desde el afianzamiento del gobierno y por el otro, la resolución provisional del marco legal, exige una mayor dedicación a las tareas de produ cción y comercialización, abarrotando de tareas técnicas y económicas a la mayoría de los trabajadores.

Las exigencias inmediatas Sin embargo las co ndiciones a ctuales de las empresas recuperadas se caracterizan por su alta inestabilidad y su precaried ad legal-económica. Queda pendiente entonces una larga tarea militante para imponer una “Ley Nacional de Expropiación” que facilite la ocupación y tenencia definitiva de las empresas devenidas en cooperat ivas autogestionadas no sólo ante las quiebras sino f rente al vaciamiento y boicot. El movimiento que promueve la autogestión sig ue conservando una amplia simpatía entre la población. A pesar de todas las diferencias que puedan subsist ir en el m ovimiento, existen bases comunes para unificar a todas las cooperativas a favor de la “Ley Nacional de Expropiación”, realizando una gran campaña con ese fin, además por supuesto del apoyo para aquellas empresas que aún no tienen ni siquiera la tenencia provisoria o que no pueden comenzar con el proceso de producción por falt a de capital inicial o materias primas. P ara aseg urar el éxito de esta campaña se requiere el apoyo de las organizaciones políticas afines a este proceso y es ahí donde el Part ido Socialista debe jugar un papel fundamental, asistiendo a los trabajadores en cuestiones técnicas, legales, ayudando a la difusión y propaganda e incorporando estas reivindicaciones a su programa partidario. Mientras tanto, seguiremos demandando por polít icas públicas a favor del sector, el acceso al crédito público para la renovación de maquinaria, la reparación de los inmuebles, apoyo tecnológico real y el reconocimiento de la figura de trabajador autogestionado entre otros reclamos.

* Militante socialista y trabajador de la Cooperat iva BAUEN.

Antes y después: el Bauen, cer rado por la patronal, reabierto por los trabajadores.

Noticias de recuperadas Gatilar: la Cooperativa de Trabajo Chamical recibió la planta El 17 de agosto pasado, la doctora Susana Pollot to, jueza subrogante del Juzgado en lo Comercial Nº 7, Secretaría 14, otorgó la tenencia de la plant a fabril de la empresa quebrada Gatilar S.A. (perteneciente al Grupo Gatic) a la Coopera tiva de Trabajo Chamical Ltda., formada por sus ex trabajadores. Las empresas del grupo Gat ic, conocidas por la confección de calzado deport ivo marcas Adidas, Le Coq Sportif y otros, quebraron en diciembre de 2004, dejando a miles de trabajadores en la calle. Hoy se está frente a la posibilidad concret a de poner en marcha la plan ta ubicada en Chamical, Pro vincia de L a Rioja. Luego de casi 2 años de ocupación y resistencia, los compañeros han iniciado el camino de la autogestión con convicción y esperanza. P or fin Gatilar será de los trabajadores. Desde LA VANGUARDIA los acompañamos y saludamos en este importante momento.

Cooperativa Renacer El caso de la recuperación y puesta en marcha de la ex Aurora-Grundig en Tierra del Fuego, es uno de l os más importantes dentro del proceso de recuperación de empresas del país. Los compañeros que ll evan adelante la autogest ión a tra vés de la Cooperativa Renacer son l os primeros en conseguir la expropiación definit iva de la planta y la maquinaria a tít ulo gratuito. P ero como no podía ser de otra manera, los bancos Nación y Comafi (principales acreedores en la quiebra de la empresa) reclaman una suma

9

de 2 millones de pesos por encima de lo establ ecido en el marco de la ley de expropiación sancionada por la legislatura provincial. El juzgado Nº 20 Secretaría Nº 40 extendió hasta el 6 de diciembre el plazo para que se haga efectivo el pago de la suma reclamada por los bancos por parte del gobierno de la provincia de Tierra del Fuego. Todas las cooperat ivas se encuentran en permanente comunicación con los compañeros de R enacer, acompañando el curso de los acontecimientos a sabiendas de la importancia que tiene para el conjunto de los trabajadores autogest iona dos la solución del conf licto de la ex Aurora Grundig.

Gira Solidaria El 20 de noviembre trabajadores de la Cooperativa Bauen, miembros de organizaciones sociales y cooperativistas de la Liga Italiana viajaron a Mar del Plata para acompañar a los trabajadores de la Cooperat iva Hotel Cit y de dicha ciudad. Se movilizaron hasta el Banco de la Provincia de Buenos Aires en reclamo de una sol ución al tema de la tit ulari dad del inmueble donde f unciona la cooperat iva que puso en funcionamiento el viejo hotel Cit y de la Aveni da Juan B. Alberdi al 2500. En dici embre visitarán las Cooperat ivas Renacer (Ex Aurora-Grundig-Tierra del Fuego), Chamical (Ex Gat ic-La Rioja) y San Salvador (Principal Empresa de Transporte de la Ciudad de San Salvador de Jujuy) con la idea de acercar la solidaridad de los trabajadores autogestio nados, intercambiar experiencias y afianzar el proceso de constit ución de la Federación de Empresas Recuperadas que se llevará a cabo en Rosario.

Liga Italiana de Cooperativas Trabajadores de empresas recuperadas se entrevistaro n el 16 de noviembre con integrantes de la Liga Italiana de Cooperat ivas en el Hotel Bauen. L a visita de cooperativist as italianos es un paso importantísim o en la idea de ampliar las relaciones ya existentes en el ámbito político, social y comercial a partir del año próximo. La cadena de solidaridad internacional para con los trabajadores autogestio nados argent inos se sigue solidificando, como se desprende de la visita de la Liga Italiana y las anteriores visitas de los trabajadores del Complejo Cooperativo Mondragón del País Vasco y de la Federación de Cooperativas de Nueva Cork durante los meses de Julio y agosto.

Recuperadas: encuentro en el BAUEN El 4 de noviembre se realizó en el hotel Bauen el Encuentro de Empresas Recuperadas co nvocado por las cooperat ivas agrupadas en el MNER (Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas). La convocatoria surgió en el marco del Encuentro de Cooperat ivas de Trabajo realizado por el INAES en Chapadmalal los días 29 y 30 de septiembre y contó con la participa ción de 76 empresas. En el encuentro se formó una Mesa Federal provisoria con representantes de las provincias, como primer paso para federar al conjunto de empresas recuperadas del país. También se acordó realizar una moviliza ción en apoyo a la Coopera tiva Renacer y por la sanción de la Ley de Expropiación Definit iva.


Trabajo

la vanguardia

Breves Preocupación por Sancor El s enador nacional Rubén Giustiniani presentó un proyecto de declaración en la Cámara de Senadores en donde manifiesta su "preocupación por el acuerdo de asociación de la Cooperat iva SanCor con la empresa multinacional Adecoagro que significa su extinción como cooperativa de seg undo grado y por consiguiente la pérdida de la propiedad de la misma por parte de 7 0 cooperat ivas y 2.300 productores, y la extranjerización de un insumo básico del consumo familiar como la leche". En los f undamentos, menciona que "de concretarse esta operación se estaría dando un nuev o golpe al cooperat ivismo, lo que en este caso implica además la extranjerización de un insumo básico como la leche".

CTA: Hugo Yasky se impuso con más del 80 por ciento El 9 de noviembre pasado se realizaron elecciones en la Central de los Trabajadores Arg entinos (CTA). L a Lista 1 Germán Abdala, oficial, se impuso por más de un 80 por ciento a la Lista 2 de la Agrupación Roja y Negra Frente de Uni dad y Lu cha, del Mov i miento Intersindical Clasista (MIC) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y a la Lista 3 Frente de Unidad Clasista, del Partido Obrero (PO) y del Part ido de los Trabajadores Socialistas (PTS). El resultado n o f ue factor de sorpresa, sino el paso al costado que dio su líder histórico, Víctor De Gennaro, que no encabezó por primera vez la lista oficial y cedió el compromiso a Hugo Yasky, tit ular –hasta ese momentode la CTER A. A l anunciar el triunfo de su list a, Yasky reclamó al gobierno la postergada perso nería jurídica de la Central.

Vigencia de la desocupación y la precarización laboral

Todo está como era entonces L

a década del ‘90 depredó a la clase trabajadora. Desocupación, f lex ibilización laboral y bajos salarios f ueron la constante en la Argent ina del neoliberalismo. Sería propio de necios negar que durante los últimos dos años se han producido leves mejoras en la sit uación general de los trabaja dores, pero nada que permita en t usiasm arse much o. Apenas una recuperación provocada -casi como efecto secundariopor el crecimiento en la economía. La desocupación, que en el momento mas grave de la crisis económica llegó al 22%, hoy es estimada por el gobierno en el 11%. En este porcentaje no se cuenta a los desocupados que son tit ulares de planes trabajar, a quienes cumplen jornadas la borales de menos de 30 horas semanales con ingresos inferiores a trescientos pesos mensuales, ni a los que se encuentran totalmente informalizados -aquellos que limpian parabrisas en semáforos, hacen piruetas en la vía publica, o los ya extendidos cartoneros que trabajan en las noches porteñas-, los que en total representan un 7% de la población. Si las estadíst icas oficiales consi deraran desempleados a todos quienes efectivamente lo son, el porcentaje de desocupación sería del 18 %, número que nada t iene que ver con el alardeado nivel de crecimiento de la economía. Ese porcent aje se profundiza en regiones del país en las que, desde hace muchos años no hay mejoría alguna en la realidad socioeconómica, como así también en determinados nichos poblacionales, tales como jóvenes o mujeres. Tampoco ha e xistido recuperación en relación a los niveles de ingresos. Quienes mayor mejoría consiguieron sólo lograron un aumento del 19% en su salario, porcent aje notoriamente inferior a la perdida real del poder adquisitivo provocada por la inflación acumulada durante los últimos años. Y ello sin tomar en cuen ta que al 70% de los trabajadores argentinos no lo rige convenio colectivo de trabajo alguno ni cuentan co n la posibilidad de incluirse en parit arias, y por lo tanto, salvo casos aislados, no recibieron aumento salarial. Concretamente, la realidad de los niveles salariales de la mayoría de los trabajadores argen t inos, co n respecto a lo que sucedía hacia fines de 2001 y principios de 2002, no han variado mucho, al tiempo que la suba de

la canast a familiar básica ha sido pronunciada y constante, al punto que hoy el 50% de los trabajadores cobran salarios que no les permiten acceder plenamen te a ella, permaneciendo así en nivel es considerados como de pobreza. Huelga decir que mientras esto sucede, los niveles de rentabilidad de los sectores agropecuarios, industriales, de servicios y construcción mejoró muy ostensiblemente. Mención aparte merece hacerse del trabajo en negro, sin registrar, aquel que no recibe

amparo previsional ni asistencial. En esta Argentina del crecimiento y el superávit fiscal son alrededor de 5 millones de personas quienes están en est a situación. Los números señalados muestran que, más allá de los discursos oficiales, lo que está pendiente es el cambio del act ual modelo económico por otro que permita generar empleo genuino y luchar contra la precarización laboral, encaminándose decididamente hacia la justa redistribución del ingreso.

La Comisión Gremial del Partido se reunió con el ministro de Trabajo

El mes pasado, la Comisión Gremial Nacional del Partido Socialista, encabezada por su t itular A riel Basteiro e integrada por una nutrida concurrencia proveniente de distintos puntos del país, m ant uvo una reunión con el tit ular del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seg uridad Social de la Nación, doctor Carlos Tomada. Durante el transcurso de la audiencia se hizo entrega del Documento Político y Social elaborado por la Comisión en ocasión del 2º Congreso Gremial y se efect uaron diversos planteos en torno a la sit uación por la que atraviesa la clase trabajadora argent ina, f undamen talm ent e lo relaciona do al generalizado bajo nivel salarial y a las deficient es condiciones laborales en varias ramas de la producción.

10

Los socialistas abogaron especialmente por la libertad sindical y la autonomía de las organizaciones sindicales de primero, seg undo y tercer grado, tanto de la patronal como del Est ado y los partidos polít icos, manifestándosele al doctor Tom ada la preocupación por la persistente precarización laboral, y la problemática que surge de la aplicación de la Ley de Riegos de Trabajo. Asimismo le f ueron transmit idas al Ministro las propuestas e inquietudes que el Socialismo tiene en materia laboral y en lo que respecta a la Estruct ura Sindical y la Negociación Colectiva en las distin tas provincias de nuestro país. Luego de más de dos horas de reunión, el doctor Tomada e xpresó su compromiso de dar respuesta a los temas punt uales planteados.


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

diciembre 2006

Salud En busca de la universalidad perdida

Escribe: Federico Tobar *

B

ajo la consigna aportes para la construcción de sistemas de salud universales y equitativos, expertos mundiales se dieron cita en Buenos Aires para el II Congreso de Eco nomía de la Salud de América Latina y el Caribe desde el 31 de oct ubre al 2 de noviembre. El tema central de discusión giró en torno a la revisión de las tendencias de reforma que han sido d ogmas de los 90 como la focalización, la descentralización, la privatización y el financiamiento orientado a la demanda. A continuación se propone una síntesis del debate act ual en torno al tema.

La salud mejoró pero a un costo alto En 1980 la esperanza de vida media en los países de América Latina y el Caribe era de 65 años, en el 2002 llegó a 71. En el mismo período, el conjunto de países de altos ingresos pasó de 74 a 7 8 años. Es decir, no solo vivimos más, sino que las brechas en la expectat iva de vi da co n los países desarrollados disminuyeron de 9 para 7 años. ¿Son estos logros suficientes? La respuest a depende del ideal que nuestros pueblos se propongan. ¿Deberíamos bus car reducir las brechas con los países ricos o deberíam os priorizar reducir las brechas entre los diferentes grupos de nuestras propias sociedades?. Si la aspiración es tener las mismas condicio nes de salud que los países de Europa y América del Norte, deberían incrementarse muchísimo l os recursos para salud. Ya que manteniendo este ritmo solo en el 2079 lleg aríamos a ese objetivo. Por el otro lado, en América Latina la salud se concentra aún más que el Capit al. Aunque la sit uación sanitaria ha mejorado, la dis-

Cómo producir salud El dilema es buscar producir más salud ó apuntar a una mejor distribución de las condiciones y resultados de salud dentro de nuestra población. Los desafíos en la materia. tancia entre la esperanza de vida de ricos y pobres no solo se ha incrementado sino que lo ha hecho a tasas mayores que en los demás continentes. Esto podría indicar que el objetivo no debiera ser tanto alcanzar los estándares sanitarios de los países ricos cuanto conquistar una mejor distribución de la salud que consigamos producir. Claro que los presupuestos sanitarios de los países ricos son muy superiores a los de nuestra región. Sin embargo, durante la últ ima década en las naciones de mayores ingresos, que ya destina ban una parte significat iva de su riqueza a salud, la participación de la misma en el PBI se retrajo un 8%, contra un incremento del orden del 71% en país es similares de otros continentes. Es que el problema no es solo cuanto se gasta sino de donde provienen los recursos. En los países que registraban (y en algunos casos aún registran) niveles de gasto sanitario muy bajos, se logró un incremento de los recursos. Sin embargo, el gasto de las familias (que se caracteriza por ser más regresivo y menos efectivo) ha crecido mas que el gasto público. Por otro lado, dentro del gasto público ha crecido la participación de los créditos externos. Durante los últimos veinte años todos los países de la región emprendieron reformas en sus sistemas de salud.

C O N V O C A T O R I A L A JU NTA DIREC TIVA DEL PARTIDO SOCIALISTA DE L A CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES RESUELVE: Artículo 1º.- Convocase a elección interna de candidatos/as a Jefe/a y Vicejefe/a de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para el domingo 04 de marzo de 2007 entre las 9 y 19 horas, conforme las disposiciones establecidas en la Carta Orgánica Partidaria y el Reglamento Electoral. Los/as candidatos/as que se presenten deberán respetar los requisitos previstos en la Carta Orgánica a la fecha de la elección. Artículo 2º.- Convocase a elección interna de candidatos/as a integrar la Lista de Legisladores/as de la Ciudad, en un número de treinta (30) tit ulares y quince (15) suplentes, para el domingo 04 de marzo de 2007, entre las 9 y 19 horas; conforme las disposiciones establecidas en la Carta Orgánica Partidaria y el Reglamento Electoral. Los/as candidatos/as que se presenten deberán respetar los requisitos previstos en la Carta Orgánica a la fecha de la elección. Artículo 3º.- Convocase a elección interna de candidatos/as a integrar las Juntas Comunales de las quince (15) Comunas creadas por Ley 1.777 de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en un número de 7 (siete) candidatos/as titulares y 4 (cuatro) suplen-

tes por cada Comuna, para el domingo 04 de marzo de 2007, entre las 9 y 19 horas; conforme las disposiciones establecidas en la Carta Orgánica Partidaria y el Reglamento Electoral. Los/as candidatos/as que se presenten deberán respetar los requisitos previstos en la Carta Orgánica a la fecha de la elección. Artículo 4º.- Desígnase a los/as integrantes de la Junta Electoral para los comicios convocados, conforme el siguiente detalle: Titulares: David Escobar; Raúl Tombolini; Cyntia Duvier; Víctor Granados; Silvia Hidalgo. Suplentes: Vanina Uñates; Myriam Chujer; Ruben Cortina. Artículo 5º.- La Junta Electoral elaborará el padrón definitivo de afiliados/as y ajustará su accionar a las disposiciones contenidas en el Título VI de la Carta Orgánica Partidaria «De la Elección de Autoridades y Candidatos/ as del Partido». Artículo 6º.- La presente Resolución se dará a conocer en los términos del artículo 99 de la Carta Orgánica Partidaria y será publicada en el Boletín Oficial.

Mejorar la equidad era uno de sus objetiv os. Sin embargo, tras más de 100 programas de reforma que expandieron en unos U$S 10 mil millones la deuda externa de los países, falt a mucho para lograr l os resultados esperados.

La deuda sanitaria La epidemia de ref ormas que afectó a los sistemas de salud de la región, dejó puntos sin resolver. Entre ellos, no solo no avanzó l o suficien te ha cia la equidad sino que dejó de lado el combat e a la enfermedad. Así enfermedades que deberían haberse erradicado aum e ntaro n, enferm edades y a erradicadas resurgieron y a ello se sumaro n nuevas enfermed ades emergentes. Entre las primeras se encuentra la Malaria que duplicó la cantidad de casos (pasando de 527 mil en 1990 a más de un millón en 1999) e incluso el Chagas, enfermedad que solo existe en el continente american o y aún afecta a 16 millones de personas causando 50 mil muertes anuales. En seg undo lugar, reemergieron enfermedades como la Tuberculosis cuya tasa pasó de 196 a 2 21 por cada 100 mil habitantes en el mismo período. Y a esto su suman nuevos f lagelos como el SIDA que a mediados de la década pasada ya afect aba a 1,8 millones de latin oamericanos.

En busca de un nuevo modelo Pero la evidencia del rezago epidemiológico nunca sería suficiente como para generar una crisis paradigmática. La reformulación del modelo de reformas en salud está más vinculada con las dificultades de conciliarlo con dos teorías económicas del crecimiento que hoy detent an mucho prot agonismo. Por un lado la del Capital Humano y por otra la de la equidad como condición del desarrollo. Según la primera, que valiera el Premio Nobel de Economia a Teodore Schultz en 1973, al a cumular capital humano, a través de inversio nes en sectores como salu d y educación, l os países avanzan en product ividad y hacen más sustentable su crecimiento. Pero al ini-

11

ciar el tercer milenio, las condiciones macroeconómicas en nuestra región quedaron muy debilitadas, reduciendo los niveles de ingreso de la población aumentando el desempleo y la inform alidad y dificultando el acceso a los servicios de salud por la vía del seg uro social. En este sentido, mu chos países sufren presiones para revertir las recetas reformistas y aumentar el gasto público sectorial. Por otro lado, hay consenso en que el mayor desafío sanitario de la región es lograr la equidad. Dos décadas de reformas no permitieron avanzar en ese sent ido. Y por la prédica, entre otros, de A martya Sen, Nobel de Economia en 1998, se asume que sin equidad resultará más difícil lograr un crecimiento sostenido.

Nuevas prioridades Contrariando propuestas anteriores, los analistas recuperan la propuest a de la universalidad de la políticas y acciones, tanto como fin en si mismo, cuanto como medio para alcanzar la equidad. En ese sent ido Europa cont inúa siendo un referente, sus naciones, con

sistemas de protección universales, detentan no solo mejores result ados de salud, sin o también una distribución más uniforme de la salud entre los diferentes grupos sociales. Sin emb argo, las co ndiciones que se dieron en el viejo continent e para la construcción del Est ado de Bienestar durante la posguerra no son comparables al contexto lat inoamericano act ual. Aquí (y ahora) las restricciones fiscales son grandes, los condicionamientos externos persisten y el nivel de las desigualdades sociales a combatir es muy superior. Otro desafío que deben enfrent ar los gobiernos es un dilema en la asignación de sus recursos sanit arios entre la equidad y la incorporación de tecnología innovadora. Los economistas han demostrado una tensión entre ambas. Cuando la prioridad es avanzar hacia el logro de condiciones de acceso, financiamiento y resultados de salu d similares para todos l os grupos sociales; los recursos no resultan suficientes para incorporar las nuev as tecnologías médicas. Por otro lado, cuando se busca favorecer la excelencia de la respuesta médica reduciendo así las brechas en el acceso entre nuestros países y las naciones desarrolladas, es muy difícil lograr que los mismos estén disponibles para toda la población.

* Sociólogo especializado en temas de salud.

C O N V O C A T O R I A L A JUNTA DIRECTIVA DEL PARTIDO SOCIALISTA DE L A CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES RESUELVE: Artículo 1º.- Convocase a elección interna de autoridades partidarias para el domingo 11 de febrero de 2007, entre las 9 y las 19 hs., conforme las disposiciones establecidas en la Carta Orgánica Partidaria y el Reglamento Electoral; a fin de que los afiliados al Partido Socialista de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires elijan los siguientes cargos: 1. Quince (15) miembros tit ulares y siete (7) suplentes de la Junta Directiva del Distrito; 2. Tres (3) miembros titulares y d os (2) suplentes del Tribunal de Ética y Disciplina; 3. Tres (3) miembros titulares y d os (2) suplentes de la Comisión Revisora de Cuentas; 4. Congresales t itulares al Congreso Partidario del Distrito con sus correspondientes suplentes, conforme la siguiente proporción: uno por cada cien (100) afiliados/as a cada Centro o fracción mayor de cincuenta (50). El número de congresales que corresponda elegir a cada Centro estará determinado por la cantidad de afiliados/as al mismo que resulte del padrón definitivo que emita la Junta Electoral Partidaria. 5. Quince (15) Mesas Directivas una por cada Centro partidario, las que estarán integradas por nueve (9) miembros t itulares y cinco (5) suplentes. 6. Congresales t itulares al Congreso partidario Nacional, con sus correspondientes suplentes, conforme la siguiente proporción: uno (1)

por cada doscientos (200) afiliados/as a cada Centro o f racción mayor de cien (100). El número de congresales nacionales que corresponda elegir a cada centro estará determinado por la cantidad de afiliados/as al mismo que resulte del padrón definitivo que emita la Junta Electoral Partidaria. 7. Un (1) Consejero Federal tit ular y un (1) suplente. Los/as candidatos/as que se presenten deberán respetar los requisitos previstos en la Carta Orgánica a la fecha de la elección Artículo 2º.- Desígnase a los/as integrantes de la Junta Electoral para los comicios convocados, conforme el siguiente detalle: Titulares: David Escobar; Raúl Tombolini; Cyntia Duvier; Víctor Granados; Silvia Hidalgo. Suplentes: Vanina Uñates; Myriam Chujer; Ruben Cortina. Artículo 3º.- La Junta Electoral elaborara el padrón definitivo de afiliados/as y ajustará su accionar a las disposiciones contenidas en el Tít ulo VI de la Carta Orgánica Part idaria «De la Elección de Autoridades y Candidatos/as del Partido». Artículo 4º.- La presente Resolución se dará a conocer en los términos del artículo 99 de la Carta Orgánica Partidaria y será publicada en el Boletín Oficial de la República Argentina.


Internacionales

la vanguardia

Bernie Sanders, senador socialista en EEUU

Breves La nueva cara del PS francés

Ségolène Ro yal es la f lamante candidata presiden cial del Partido Socialista f rancés. Nacida en Dakar, Senegal, feminist a, hija de un milit ar, formó pareja con François Hollande (secretario general del PS) y con quien tiene cuatro hijos. Con 53 años, es la primera mujer en condiciones de ser elegida en la presidencia de Francia. Cuando inició su arrolladora carrera para alcanzar la candidat ura, Ségolène se definió a sí misma como una gacela. "Las gacelas corren más rápido que los el efantes", dijo la candidata, mitad en broma, mitad en serio. Y su broma se transformó en realidad cuando más del 60 por ciento de los afiliados del PS, la eligieron como la única capaz de recuperar el poder para la izquierda francesa. Ah ora la batalla será en tre la gacela y Nicolas Sarkozy, el hombre de la derecha, del orden por encima de todo.

Rafael Correa presidirá Ecuador Tras una polariza da el ección, el economista de izquierda Rafael Correa derrotó amp liamente al representante de la derecha –y empresario más rico del país- A lvaro Noboa, y será presidente de Ecuador. “Hoy comienza el desafío de co nstruir una patria altiva y soberana, con justicia social, educación, trabajo y vivienda para todos” señaló Correa lueg o de conocer la victoria.

El Llanero Solitario de Vermont Escribe: O.J.S.

P

or primera vez en la historia de los Estados Unidos, un socialista ingresará al Senado de ese país, en lo que seguramente es la consecuencia más inesperada y sorprendente de las elecciones legisla t ivas celebradas el 7 de noviembre. Protagonista de esta hazaña polít ica es Bernie Sanders, de 65 años, quien desde 1990 ya ocupaba una banca en la Cámara de Representantes por el estado de Vermont, en calidad de “independiente”. Era, en cambio, previsible que el presidente George W. Bush perdiera en esos comicios el control del Congreso, que pasó por estrecho margen, a manos del opositor y heterogéneo Part ido Demócrata. Fue una consecuencia directa del creciente malestar que se registra en la sociedad norteamericana por las secuelas de la invasión a Irak, en vías de convert irse en un calvario político similar al de la guerra de Vietnam en la década de los setenta. La organización “Socialistas De-

mocráticos de América”, uno de los dos grupos norteamericanos adh eridos a la Internacional Socialista (el otro es “Social Demócratas USA”, que se autot it ula sucesor del viejo y desaparecido Part ido Socialista) proclamó en su último Boletín de Noticias que “se hizo historia cuando el representan te por Vermont, Bernie Sanders se convirtió en el primer socialista, que se identifica como t al, en ser elegido al Senado de los Estados Unidos. L a elección es un tributo a su antigua determinación de servir a los ciudadanos de Vermont -tarea que ha cumplido durante más de 20 años- sin sacrificar sus principios políticos y socialistas”. No debemos, por supuesto, hacernos demasiadas ilusiones sobre el significado del triunfo de un polít ico de signo avanzado, para los parámetros est adounidenses, como Sanders, y en Vermont, un estado bastante peculiar encla vado

El Consejo de la Internacional Socialista se reunió en Chile El 6 y 7 de noviembre una delegación del PS part icipó en Santiago de Chile de la reunión del Consejo de la Internacional Socialista. Encabezada por el senador por Santa Fe, Rubén Giust iniani, est uvieron en ella el diputado nacional Hermes Binner, las diput adas Silvia Augsburger y Laura Sesma; y las compañeras María del Carmen Viñas, Clori Yelicic, y Est ela Molero. Part iciparon, entre otros, la presidenta de Chile Michelle Bachelet, el ex presidente del país anfitrión, Ricardo L agos y el secret ario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Los temas discutidos fuero n: de gobernabilidad nacio nal a una gobernabilidad gl obal; prioridades para un f uturo sust ent abl e, energía y cambio climático, y nuevos horizontes para la paz. También se debatiero n temas com o la profundización de la democracia, la igualdad y la creación de oport unidades, y el crecimiento económico. L agos, en su discurso, señaló que estos temas son de vital importancia, ocupan de manera creciente la agenda contemporánea, pero ante ellos “no existen aún respuestas construidas en form a colect iva y compartida a nivel planetario».

La delegación del PS junto a la presidenta de Chile Michelle Bachelet.

12

Bernie Sanders en la Nueva Inglaterra, la zona indudabl emente más “progresist a” de aquel país. El término medio político norteamericano está seguramente sit uado bast ante a la derecha de esa región del nordeste de la Unión. Pero de todas maneras, como proclaman sus compañeros, el nuevo senador “ha hecho historia”. ¿Quién es Sanders? Hijo de un inmigrante inglés dedicado al corret aje de artículos de pint ura, nació en Brooklyn en 1941. Con grandes esf uerzos, en el seno de una familia de recursos limit ados, cursó sus est udios en Nuev a York, que logró culminar en la Universidad de Chicago en 1964, año en que se radicó con su esposa en Vermont. Ya entonces militaba en organizaciones juveniles socialistas. En un país férreamente dominado por un bipart idismo muy difícil de quebrar, San ders adhirió a “Libert ad y Unión”, un partido local de su est ado, por el que s e postuló varias e infruct uosas veces para el Congreso y la gobernación de Vermont. Sanders siempre s e co nsideró heredero de los ideales del antiguo Part ido Socialist a, que bajo la conducción primero de Eugene Debs, en las primeras dos décadas del pas ado siglo, y luego liderado por Norman Thomas hasta los años cincuenta, dejó su impronta en la vida sindical y social de los Est ados Uni dos. P ero hace ya t iempo que dejó de e xistir. La carrera política de Sanders comenzó en 1981, cuando f ue elegido A lcalde de la ciudad de Burlingto n por apenas 12 votos, con el respald o f undamen tal de los barrios de trabajadores y de sectores in telect uales.

Fue reel egido en tres oport unidades, en reconocimiento a una destacada labor municipal, concretada a tra vés de avanzados programas de viviendas, asisten cia médica y ay uda social, junto con un sistema escolar model o y un fuerte aliento a las act ividades cult urales y artíst icas. En 1990 ganó una ban ca en la Cámara de Represent antes de Washington, a la que se incorporó como “independiente”, pero en frecuente alianza con el sector más progresist a del Part ido Demócrat a. Además de atender los intereses y necesidades de la población de su estado, integrada en buena parte por agricultores, Sanders se ocupó de cuestiones de interés nacional y mundial: la reducción de los g astos militares y de los sevicios de inteligencia, la reforma del sistema de impuestos, que a partir f undamentalmente de Bush, favorece a los sectores de mayores ingresos, la necesidad de un program a nacional de salud, la preser vación del medio ambiente y una nueva política energética, que deje de lado el act ual despilfarro de combust ible y promueva la búsqueda de nuevas f uentes renovables. Sanders ha sido un tenaz defensor de los derechos laborales de la población y de la acción del movimiento sindical. También ha combat ido contra toda f orma de discriminación por motivos de sexo, raza, religión o ideas polít icas. Los Socialistas Democráticos de América, que consideran a Sanders como uno de los suyos, han presentado su victoria como un modelo a seguir en el resto del país, cuando se trate de construir coaliciones electorales progresistas. E interpretan el resultado de la última elección legislativa de noviembre como un mensaje a favor de: —una nueva polít ica racio nal, que conduzca al rápido retiro estadounidense de Irak —terminar con programas económicos que favorecen a los ricos y a las grandes corporaciones, en detrimento de los pobres, los trabajadores y la clase media —un nuevo sistema legal que termine co n el act ual, que permite a los lobistas de las grandes corporaciones, a los políticos y a sus familiares, a llenar sus bolsillos a costa de la población.


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

Memoria viva

diciembre 2006

Los socialistas argentinos y la Guerra Civil Española

Tomar parte

Hace 100 años en La Vanguardia

Desde 1936 hasta 1939, en un marco nacional hostil, el Partido Socialista desplegó una incansable campaña de apoyo y solidaridad con el pueblo y la República Española. A 60 años del inicio de la guerra LA VANGUARDIA recuerda un tiempo en el que, como pocas veces en la historia el sueño internacionalista estuvo presente.

Facsímiles de af iches propagandíst icos de la lucha antifascista (archivo del autor).

L

a Guerra Civil Española f ue uno de los hechos claves del siglo XX. Este año, en el que se conmemora el 60º aniversario de su inicio, desde LA VANGU ARDIA evocamos el intensísimo trabajo que desarrolló el Part ido Socialista en apoyo a la República y en contra del fascismo. Cientos de mitines en calles, centros partidarios y teatros y decenas de campañas de suscripciones para reunir fondos y elementos destinados a los trabajadores españoles se llev aron a cabo entre nosotros durante aquellos años. Tanto los anónimos milit ant es como las principales figuras partidarias -cada una con su estilo-, bregaron incansablemente y hasta el último día por el triunfo de la democracia en España. En el campo sindical, socialistas como Francisco Pérez Leirós, secretario general de los municipales porteños y Angel Borlenghi, tit ular de empleados de comercio, entre otros, desafiaron el accionar policial que impedía manifestarse sobre la sit uación en España. A partir del segundo mes de estallada la rebelión militar convocaron imponentes concentraciones obreras en el Luna Park para expresar solidaridad con el prol etariado hispano. Carlos Sánchez Viamonte, desde el Comité Antifascista Argentin o que integró junto a not ables intelectuales como José Peco y Augusto Bunge, apoyó vivam ente a la República y denunció por todos los medios la simpatía que las fuerzas del orden locales, policía y ejército, mantenían para con los sublevados españoles. Nicolás Repet to, con la entrega y prudencia que lo caracterizó, usó de la palabra en la mayoría de los actos públicos que el Part ido organizara a lo largo y ancho de todo el país, exponiendo que solo el triunfo de las fuerzas legales podía garantizar cambios en paz, al

tiempo que caracterizaba como esencialmente violenta a la derecha alzada. Alicia Moreau de Justo, por su parte, encabezó los variados h omenajes que se le prodigaran al asesinado poeta Federico García Lorca, los que culminaban siempre con el recitado de sus más conocidos poemas. Enrique Dickman, destacado diputado por entonces, propuso varias veces en nombre de la bancada socialista proyectos de solidaridad con el pueblo y la República española. Nunca t uvo éxito porque a la negat iva de los conser vadores se l e sumaba la indiferencia radical. Contra amb as fuerzas polít icas se quejó en la sesión celebrada el 5 de mayo de 1937 diciendo “No se puede ser demócrata en su propio país y fascista internacional, no se puede defender la legalidad y la const itucionalidad dentro de su propio territorio y mirar cómo se pisot ea la legali dad y la const it ucionalidad en otros países”. Alf redo Palacios, senador nacional, t ambién participó de cuanta expresión de amistad con la democracia ibérica se llevó a cabo en el país y en Lat inoamérica. Además de lucirse con impecable oratoria en tribunas callejeras, gest ionó –y obt uvo- la salvación de dos españoles vinculados familiarmente a nuestro país, condenados a muerte. Uno, Be-

nito Silva Gil, sen tencia do por tribunales franquistas en Pontevedra y otro, José Maceiras, sancionado por los republicanos. A favor del primero intercedió ante el canciller Saavedra Lamas, quien a su vez involucró en el reclamo a las representaciones internacionales de Francia y Port ugal, logrando milagrosamente que luego de un mes de angustias se indultara al reo. En relación al segundo le bastó la remisión de un despacho telegráfico a Azaña, quien a las 48 horas accedió a su pedido. Más allá de la distancia y la anécdota, la persistente campaña socialista a favor de la República Española consagró la vigencia de uno de los grandes sueños del siglo XIX, el int ernacionalismo, y ubicó al Part ido, una vez mas, en el lugar correcto, esto es a favor de la vida y la libertad, contra la muerte y la dictadura.

La Universidad Popular Alejandro Korn - U.P.A.K. Calle 49 Nº 731 (1900) L a Plat a 0221-483-6606 Tiene interés en comunicarse con quienes pudieran t ener números atrasados (históricos) anteriores al año 1961, de L A VANGUARDIA, así como de NUEVAS B ASES, L A LU CHA, EL SOCIALISTA; con el solo propósito de completar las col ecciones del material bibliográfico de la Biblioteca Popular “Francisco Romero Delgado”. También publicaciones históricas del Partido Socialista sobre A. Korn. TODO INTERESA, FORMULE SU PREGU NTA. Es objeto de pedido especial el ejemplar de Febrero de 1975 de La Vanguardia Nº 381.

RESOLUCIÓN LA JUNTA DIRECTIVA DEL PARTIDO SOCIALISTA DE LA CIUDA D AUTONOMA DE BUENOS AIRES Artículo 1º.- Publicar en el Boletín Oficial de la República Argentina el texto ordenado de la Carta Orgánica Partidaria. Artículo 2º.- Dar a conocer por ese mismo medio y a través del procedimiento establecido en el artículo 99 de la Carta Orgánica, que dicho texto ordenado se encuentra a disposición de los afiliados/as en la sede partidaria de Entre Ríos 488, 2do. Piso., Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ANTONIO CÓCCARO SECRETARIO GENERAL

13

Recopiló Antonio Cóccaro Las elecciones del 25 de noviembre de 1906: Los días lunes 26 y martes 27 de noviembre de 1906, La Vang uardia dedicó sus ediciones a analizar los comicios llevados a cabo en todo el país el domingo 25. "Triunfo moral del Part ido Socialista. La banda coalicionista se entrega al fraude. Escándalo en la sección 3ª. Nuestros candidatos –Gregorio Pintos y Enrique del Vall e Iberluceaobtienen término medio de 3.500 votos” tit uló el 26. Analizando el comicio expresó “Después de cada elección, solemos proclamar nuestro triunfo moral, aunque no lo acompañe siempre la conquista de un cargo elect ivo. Nunca lo habremos hecho con tanta razón como hoy : 3.500 ciudadanos han respondido ayer a nuestro llamado en la Capital; 3.500 votos auténticos, sinceros y libres han apoyado nuestro programa. No podíamos esperar mas y esa cifra permite los más brillantes pronósticos si el PS continúa por la senda recta y luminosa que ha seguido hasta ahora.” “En la Circunscripción 3ª el Part ido ha obt enido término medio 348 votos. La fiscalización del acto no pudo realizarse en la forma estricta necesaria, razón que aprovecharon los escrutadores y fiscales de la banda burguesa para elevar el núm ero de sus votos. La ley electoral ha sido falseada abiertamente por las mesas escrutadoras, en su mayoría compuesta por gente al servicio incondicional del polit iquero Juan Balestra. El abuso era amparado por la policía en forma descarada. He aquí algunos casos concretos: en la mesa 12 votaron 40 ciudadanos, al hacerse el escrutinio aparecieron 52 votos. El fiscal Héctor Canosa protestó y la mesa se negó a recibir la protesta. Los ciudadanos Enrique Dickmann y Mario Bravo se apersonaron en la mesa haciendo not ar al presidente el abuso incalificable que se cometía y pidieron al oficial de policía que transmitiera el hecho a la Jefatura. Sin causa alguna fueron expulsados los fiscales socialistas de las mesas 11 y 18.” Elecciones municipales en Avellaneda: “A pesar del f raude electoral, el Part ido Socialist a o bt uvo un concejal obrero, José F ernández. El caudillo conservador Emilio Barceló t uvo planificado el f raude y fue amparado por la policía. Si esta hubiera obrado adecuadamente, Barceló hubiera perdido vergonzosamente. En un momento atemorizó con su revolver. El Centro Socialista se llenó de concurrencia para festejar la obtención de un concejal. El ciudadano Bertotto habló breves instantes y cuando terminó los asistentes se dispersaron cantando el himno de los trabajadores.”


Agenda socialista

la vanguardia

Breves Otro triunfo del MNR A poco más de cinco años de su organización en los claustros de la bahiense Universidad Nacional del Sur, las agrupaciones que conforman el Movimiento Nacional Reformista –expresión est udiantil del Part ido Socialista- han logrado imponerse en cuatro de los siete departamentos que eligieron sus miembros al Consejo Superior Universitario y a la Asamblea Universitaria, resultando segunda fuerza en los tres que no ganaron. Con esos resultados, que implican la obtención del 38% del total de los votos emitidos, el MNR contará con cuatro Consejeros Superiores y nueve Asambleístas. El Consejo S uperior, máx imo órgano de gobierno est udiant il, ten drá mandato por dos años, y la Asamblea Universitaria se reunirá por única vez en diciembre, teniendo como única f unción la elección del Rector de la Casa de Altos Est udios. Para dich o cargo, nuestros compañeros impulsan la candidat ura del ingeniero Guillermo Crapiste, un d ocent e plenamen t e ident ificado con los principios de la Reforma.

Comisión Nacional de la Juventud Socialista Durante un encuentro realizado en noviembre quedó formada la Comisión Nacional de Juvent ud Socialist a. Del mismo participaron compañeros de las provincias de Sant a Fe, L a Pampa, Cat amarca, San Juan, Misiones, Tucumán, Córdoba, Neuquén, San Luis, Entre Ríos, Río Negro, Salta, Mendoza, Buenos Aires y de Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se produjeron informes sobre la sit uación en las distintas federaciones y se comenzó con la organización del próximo Campamento Nacional de la Juvent ud Socialist a que se llevará a cabo desde el 6 al 9 de enero de 2007 en la ciudad de Santa Fe.

El 27 de noviembre se presentó en Paraná la fórmula de la Concertación Entrerriana (CE), con Emilio Martínez Garbino y Eduardo Solari, como gobernador y vice. El Partido Socialista –que en el orden provincial integra esa fuerza de coalición– expresó un fuerte apoyo a través de la presencia de su presidente, Rubén Giustiniani, del candidato a gobernador de Santa Fe Hermes Binner, y del intendente rosarino Miguel Lifschitz.

E

n Paraná también est uvieron presentes entre otros, los diputados nacio nales Claudio Lozano (economista de la CTA) y Juan Carl os Lucio God oy (Concertación ), así como el dirigente cooperativista Carlos Heller; y representantes de la Red Federal de Laicos de la Iglesia Católica, del Partido Comunista y de Apyme. El jefe comunal de Morón, Martín Sabbatella, hizo presente su adhesión. Bajo el lema "Gente como la gen te", el act ual diputado nacional y ex intendente de Gualeguaychú sost uvo: "Los entrerrianos tenemos que decidir en marzo de 2007, si queremos seguir en la provincia con las experiencias que ya

La Concertación Entrerriana presentó su fórmula

Emilio Martínez Garbino, Rubén Giustiniani, H ermes Binner, Eduardo Solar i y Lisandro Viale. conocemos desde 1983 o si queremos cambiar. Y creem os que la Concertación es el camino nuevo para ese cambio".

Presencia socialista El socialismo integra la Concertación En trerriana, llevando como candidato a diputado pro vincial a Lisandro Viale, quien es además secretario general del PS. Otros hombres y mujeres del socialismo participan en esas listas, como Cecilia Greca (concejal en Paraná), Jorge Burne (intendente en Rosario del Tala), Claudio Best ard (concejal en Concepción del Uruguay), Américo Schvartzman (senador provincial) , entre otros.

Tres ejes Emilio Martínez Garbino dijo que la propuesta de la Concertación Entrerriana está basada en tres ejes f undamen tales: educación, salud y seg uridad. "Todo con un manejo abierto y transparente de los fondos públicos, es decir con amplia participación de la ciudadanía y sus organizaciones sociales y políticas", explicó y agregó: "Es indispensable terminar con el modelo de clientelismo, del uso de la billetera para comprar voluntades. Es tiempo de cambiar todo eso", enfatizó. Reclamó dejar af uera de la discusión y de la campaña proselitist a el delicado tema referido a la

Congreso del PS bonaerense El 18 de n oviembre se ll evó a cabo en Luján el Congreso Ordinario del Part ido Socialista de la provincia de Buenos Aires. Fue abierto por el secretario general del distrito Jorge Rivas y presidido por Estela Molero, qui en fue secundada en las vicepresidencias por Eduardo Bro nzini y Claudia Menéndez. Del encuentro participaron más de 200 delegados de 86 centros partidarios diseminados en el territorio bonaerense, quienes aprobaron íntegramente la gest ión desarrollada por la Junta Ejecutiva del distrito. El Congreso dio a conocer un documento político el que culmina señalando: “Identificar nuestros objetivos del momento articulando una propuesta política y social que exprese los valores y la programática del socialismo, y la construcción de un nuevo sujeto social que protagonice un programa de reformas necesario y se const ituya en instrumento exitoso de competencia electoral, consti-

planta productora de pasta de celulosa que se construye en la ciudad urug uaya de Fray Bentos, y en ese sent ido abogó por un encuentro de los presiden tes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, a fin de que en ese nivel se encuentre una solución al diferendo. Por su parte, Eduardo Solari, candi dato a vicegobernador, definió a la CE como "la opción distinta que necesitaban los entrerrianos".

Voces de apoyo Hermes Binner: "Hay que generar nuevas alternat ivas para la República A rgentina, que quieren generar una transformación. Y aquí, en Entre Ríos, la Concertación representa ese cambio". Claudio Lozano: "La A rgent ina transita un nuevo tiempo político y en ese plano la Concert ación Entrerriana aporta en la dirección de pensar un proyecto diferente. Está en línea con Misiones, con lo de Binner en Santa Fe, con lo que querem os hacer en la ciudad de Buenos Aires. Y por eso lo respaldamos". Rubén Giustiniani: "L a Concertación es la mejor opción para la provincia de Entre Ríos y por eso los socialist as la apoyam os con toda convicción". Carlos Heller: "Creemos que es la posibilidad de generar una nueva alternat iva para la provincia de Entre Ríos, por encima de las fuerzas políticas tradicionales que, a nuestro juicio, son las responsables de lo que le ha pasado al país".

t uyen las condicio nes necesarias para recomponer el protagonismo instit ucional del Part ido y seg uir aportando a la construcción de la nueva sociedad.”

14

En la imagen, Oscar González, Jorge Rivas y Osvaldo Caffaro en la apertura del Congreso.

Martín Sabbatella: "L a f uerza que encabeza Martínez Garbino es una clara alt ernativa progresista, popular y democrática frente a la cont inuidad de la gest ión de Jorge Busti".


GUALEGUAY (ENTRE RÍOS) DOMINGO8 DE FEBRERO DE 1998

Reflexión

diciembre 2006

La enseñanza de Misiones

Crónicas improvisadas Hoy: El Hospital Rivadavia Escribe : Susana Rinaldi *

Las autoridades nac ionales del PS, junto al obispo Joaquín Piña, días antes del triunfo del FUD. Escribe Hugo Quiroga*

U

na concepción y un proyecto de poder, dos cuestiones f undamentales íntimamente relacionadas entre sí, se pusieron en juego en Misiones. Eso explica la nacionalización de las elecciones y el respaldo inequívoco del gobierno central. La cla ve de lect ura de esa contienda fue siempre la reelección presidencial. El escenario misionero fue el primer enfren tamiento de las fuerzas kirchnerist as con las opositoras en el ciclo electoral que se abre en la Argentina. La arquitect ura del poder se ha convert ido en el elemento principal de la vida polít ica act ual. La tentación hegemónica y la concentración constit uyen los rasgos típicos de una concepción de poder que aspira a imponerse en la sociedad. En ese molde, se configura en el orden nacional un proyecto de poder personal, expresado en un liderazgo decisionista, que descansa en una voluntad polít ica que se vale tanto de la ley como de los poderes extraordinarios, en épocas de normalidad. No es un simple cuest ionamiento a la acumulación de poder, que por otra part e pretenden casi todos los gobernantes, sino a su duración temporal y a la forma en que se lo ejerce. El triunfo del No en la reelección indefinida en Misiones t iende a eliminar aquellos elementos personales del poder. El poder sin límite temporal termina siendo absoluto, aunque instit ucionalizado y legal afecta la piedra angular de la democracia, la diseminación del poder. El poder democrático es un poder diseminado en la sociedad. El poder limitado en el tiempo y en sus atribuciones, controlado por quienes carecen de él, es un gran descubrimiento de la democracia. El triunfo del Frente Unidos por la Dignidad, que asienta un severo golpe al caudillo local, es un paso decisivo en la lucha co ntra los esquemas hegemónicos y un estímulo para la desestructurada oposición nacional. Los poderes concentrados siempre generan resistencia y los man datos in definidos aún más. Sin cimientos sociales, los poderes concentrados hallan sus lími-

El autor analiza algunas de las lecciones que el triunfo del pueblo misionero puede aportarle a la vida democrática argentina. tes. Es la gran enseñanza de Misiones. Más allá de los significados de este triunfo, la vida democrát ica argentina ha retrocedido ante algunas evidencias abrumadoras, la violencia política y la cont inuidad de las lógicas estatales clientelares. El uso de la violencia clausura la política y las prácticas clientelares dest it uyen a las personas de su condición de ciudadanía. En muy pocos meses hemos pasado de la discusión de los poderes de emergen cia al debate sobre la inquietud que provoca un m anifiesto clima de violencia política. La desaparición de Jorge López, los incidentes en el Hospital Francés y los desgarradores enfrentamientos en la Quinta de San Vicente, son fuen tes de perturbación y de inseguridad colectiva. En estas penosas circunstancias, la palabra oficial enunciaba conspiraciones en su contra en lugar de abrirse a la búsqueda de interpretaciones que otorgaran sentido a l o que está ocurriendo. Los procesos de violencia conducen a la desintegración de la sociedad. Sólo desterrando la cult ura de la violencia y recuperando la ética de la paz, se puede impedir que los hombres se precipiten unos sobre otros. La violencia no promueve ninguna causa digna por la que valga la pena luchar. Los ciudadanos, los dirigentes y los part idos son los escudos de la democracia, de todos nosotros depende su continuidad. L a vida democrát ica se deteriora cuando el respeto a la ley es escaso y la sensación de impunidad abundante, cuando la palabra presidencial de tono confrontativo se vale de un estado mayor para tomar decisiones y de una tribuna mediática para la comunicación política con la sociedad. Esa tribuna es monológica no dialógica. El Presidente no dialoga con la oposición política (por cierto, fuertemente debilit ada), ni tampoco instit uye un ámbito público para discutir los asuntos de todos, y así fortalecer sus propias posiciones. El clientelismo político crea vín-

culos involunt arios, que los ciudadanos n o pueden const it uir libremente, porque están sostenidos en las necesidades más elemen tales que hacen a la sobrevivencia. Son vínculos forzosos que, por retener a los individuos en la distribución discrecional de prebendas sociales, los vuelve vulnerables a la manipulación del poder. Este fenómeno adquiere cada vez más centralidad en la vida política de los argentinos, y ha dado lugar a una red que se teje entre el Estado, los part idos y los ciudadanos. En Misiones, como en tantos otros lugares, se humilla la conciencia de los ciudadanos y se afianza un tratamiento degradante de la pobreza. El avance del poder na cional encontró una f uerza impulsora en un dispositivo central, la cooptación interesada. Así, han sido atraídos dirigentes de otros partidos y gobernantes de signos diferentes, en un juego de beneficios mutuos. Esta tarea de reclutamiento está basada en relaciones de intercambio de favores. Tal escenario de acumulación ha recogido de todo: miembros activos de la vieja política denostados por un pasado corrupto, dirigentes setentistas, líderes piqueteros poco respet uosos de la ley, dirigentes sindicales acomod aticios y cuestionados, que en su mayoría est uviero n, como t antos dirigentes políticos, al servicio del presidente Menem. El poder nacional se extiende porque está abierto a todos los que acepten la apuesta presidencial. En la búsqueda de afirmación del poder, el president e Kirchner alienta la reelección en las provincias. En un régimen democrático la autoridad pública debe encontrar la medida de su poder, para eso es necesario la moderación de la ley, una oposición vigente y responsable y ciudadanos conscientes de su rol de control. * Politologo, profesor de la Universidad Nacional de Rosar io

15

A

ntes de dar comienzo a este camino de posibles encuentros, donde la nat uralidad del que lee se abraza a la espontaneidad del que escribe, es absolutamente necesario para mi tranquilidad dejar liberado de falsas interpret aciones esta aparente nueva incursión mía a un campo des de el cual el periodismo calificado despliega su conocimiento con autoridad y sabiduría. En modo alguno es mi intención acercarme a rozar siquiera ese rubro para el cual mis ambicio nes no han tenido a bien prepararme. Diría mi madre –“Dios me libre de tamaña pretensión.” Punto. Hecho descarg o por anticipado, paso a agradecer el generoso of recimiento que la dirección de esta pu blicación me ha cursado, concediéndome un espacio donde poder volcar observaciones que, seg urament e, mucho ciudadano hace a lo largo de l os días que transitamos esta ciudad de Buenos Aires confusa, doliente, melancólica y querible. Nací hace muchos años en el Hospit al Rivadavia y sé de qué hablo. A propósito, creo que es un buen tema para una primera crónica. El recorrido que hace mi automóvil diariamente me obliga de ida o de vuelta a pasar delant e o al costado de su entra da principal. Durante años he visto con la impotencia de pasajera habituada a realidades crueles sin solución, de qué manera los accesos al Hospital, a partir de determinada hora se convertían en dormitorios ambulant es para aquellos que recibirían la gracia de un turn o de atención a partir de la hora 7 del día siguiente. A lgunos pobres carenciados se habituaron al dormidero y pern octaron durante largo t iempo. Un buen día esa triste figura noctámbula desapareció y supuse con imaginación equivocada (una vez mas) que las autoridades del hospital habían logrado –en concordancia con miembros del Ministerio de Salud de nuestra benemérita ciudad- acuerdos desde los cuales, las mejores calidades estructurales y asistenciales se pusieran al ser vicio del puebl o necesit ado como debe ser. Aquel fue el momento –uno de tantos- en que renació en mi la esperanza. Días pasados abro el diario m atinal y recibo la sórdida fotografía de un Hospit al Rivadavia castigado por la impudicia de la mugre acostumbrada a oficiar de alfombra de médicos y pacientes que no pueden disimular el horror. Mi primera preg unta -¿dónde están, dónde se han ido aquellos que se compromet ieron con cada miembro de esta comunidad de Capital F ederal, habilitada a no cesar en su capacidad de asombro? “El Hospital está en un estado calamitoso” asegura un diputado. Preg unto ¿hay un solo diputado en la Legislat ura porteña a preocuparse por tamaño bien común? O, pensando un poco mas en ciertas maquinaciones políticas: ¿hay que dejarlo solo al diputado en una empresa solidaria que no goza de tantas medallas a repartir al final de la t area? Además, quien es el ministro de salud de la ciudad que no ha salido a dar la cara como corresponde? Según cuent a la historia, el Hospital Rivadavia comenzó siendo un hospital de mujeres. Quizá por esa razón se transformó en la mejor maternidad que como centro de atención supo brindarnos hace tantos años la ciudad de Buenos Aires. Esta mirada inoport una para muchos de hoy es, seguram ente, el homenaje que puedo brindar a una mujer, al parecer t ambién inoport una en sus expresiones batalladoras ejemplares, que desde y por su compromiso con la medicina llegó a modificar conceptos humanísticos y sociales, lo que nos hace respetar su memoria y tomarnos de su figura para seguir reclamando los derechos que nos caben. Hago referencia a la d octora Alicia Moreau de Justo. Hasta la próxima. * Actriz y cantante. Secretaria de Cultura del P S


La entrevista

la vanguardia

La presidenta de la Internacional Socialista de Mujeres estuvo en la Argentina

Pía Locatelli

“La pobreza es cada vez más femenina”

Integra el Parlamento Europeo y desde allí impulsa un plan de trabajo que comprometa a los países miembros a promover la igualdad entre mujeres y hombres, en todos los ámbitos. Reconoce que en Argentina se avanzó positivamente en términos de participación de las mujeres en el terreno político. Polemiza con los sectores conservadores que se oponen a la posibilidad de investigar con células madre embrionarias. La socialista Pía Locatelli, de visita en Buenos Aires, se reunió con representantes de la Internacional Socialista del Cono Sur y también conversó con LA VANGUARDIA.

Entrevista de

María Rosa Gómez

En América L atina los pro blemas de desigualdad de género, van unidos a la feminización de la pobreza ¿cuál es la sit uación en Europa? Es difícil comparar el modelo social de América L at ina y el de Europa. Se supone que el europeo es un modelo más desarrolla do y, sin embargo, hay grandes diferencias en la condición de las mujeres y los varones. En el Parlamento Europeo –soy parlamentaria desde 2003- se presenta un informe anual sobre la brecha entre mujeres y varones en referencia a la tasa de empleo, la tasa de desempleo, la tasa de empleo de mujeres y varones con hijos , la diferencia entre los salarios, la preeminencia en la toma de decisiones políticas y económicas, entre otras cosas. En general, se advierte que si hay que elegir, se opta por los varones. La diferencia salarial se presenta como la brecha más rígida, todos los demás indicadores de desigualdad disminuyen un poco año a año, menos éste último. Y estamos hablando de Europa.

sancionó incluyó una contra la violencia, tema f undament al, ya que todas las formas de violencia se ejercen contra las mujeres. Los efectos de una ley no se pueden advertir de inmediato, pero se producen. Hay otros ejemplos de gobiernos socialistas, menos sensibles al tema de género, lo cual es un problema. Por ejemplo en Italia yo había depositado expect ativas con respecto a la participación de mujeres en el gobi erno de coalición de centroizquierda, pero apenas alcanzamos un poco más de un 20 por ciento respecto a los hombres, aú cuando es la presencia femenina más alta de toda la historia.

Los países con gobiernos socialistas ¿impulsaro n medidas tendientes a disminuir estas brechas? Sí, pero no con una tendencia unívoca. En España hay un gobierno socialista y la presencia de femenina en la toma de decisiones subió y en la composición del gobierno hay un 50 por ciento de mujeres y 50 por ciento de varones. Además, este gobierno socialista entre las primeras leyes que

¿Cuál es su opinión acerca de la ley de cupo que garantiza porcentajes de mujeres en bancas parlamentarias? El cupo es el único instrumento efectivo para aumentar la participación de las mujeres en la toma de decisiones. El único instr umento, nos guste o no. Si el objetivo es aumentar la presencia de las mujeres en las instit uciones, no hay otra vía. ¿Es elegante como instrumento, no lo es? El punto consiste en

Durante la gestión de Silvio Berlusconi ¿qué ocurrió en Italia con la participación femenina en cargos de poder? El nivel f ue el mínimo histórico de los últimos años, porque él era tan ignorante de este tema que hablaba de las mujeres como una “categoría”, no tenía idea de políticas de género.

DICIEMBRE DE 2006 PÈRIÓDICO FU NDADO POR JUAN B. JUSTO EL 7 DE ABRIL DE 1894 / TERCERA ÉPOCA

la vanguardia

que es eficaz. No conozco un país donde se haya aplicado el cupo que registre una presencia más pequeña de las mujeres en los cargos. Es un elemento instrumental que ayuda a cambiar la mentali dad de hombres y mujeres al interior de las instit uciones. En Dinamarca lo han abandonado, porque la cultura part icipativa ya está garantizada. Italia, que es un país a vanzado, que forma parte del Grupo de los 8 más poderosos del mundo, introdujo la ley de cupo durante el mismo período en que lo hizo la A rgent ina, a comienzos de los años 90. Pero duran te el año 95 la Corte Const it ucional italiana la canceló por co nsiderarla inconst it ucional. Argent ina aplicó esta ley y ahora t iene en el P arlamento un 34 por ciento de mujeres en diputados y casi un 40 por ciento en el Senado. En Italia, sin ley de cupo alcanzamos un 17 por cien to en Diput ados y un escaso 13 por ciento en el Senado, pese a que arrancamos en el mismo período. El tema es que mientras un país mant uvo la l ey y la mejoró, el otro la abandonó. Hay más del doble de presencia femenina parlamentaria en A rgent ina que en Italia. ¿Qué temas preocupan a los movimientos de mujeres europeos? Advertimos que hay una marcada disminución del int erés en la participación política y en la toma de conciencia respecto de la desigualdad que sufren las mujeres. En Italia -no hablo del movimiento feminista europeo- no hay con-

fianza en la política como herrami ent a de resolución de probl emas ciudadanos, y muchas mujeres la co nsideran hostil. Aun así, se tomó noción de que la pobreza es más y más femenina, pese a que la gl obalización insertó a muchas mujeres al circuito económico. En condiciones precarias, la mayoría de las veces, por cierto. El problema es que pretender una globalización al ser vicio de los ciudadanos significaría que hay que gobernarla y nadie lo hace. Usted se manifestó a favor del libre acceso a la investigación científica sobre células madre embrionarias. ¿Podría informarnos en qué consiste? Fui portavoz ante el Parlamento Europeo sobre un programa que permita financiar la investigación de células embrionales, para utilizarlas posit ivamente. El Parlamento se dividió entre quienes está a favor de estas investigaciones y quienes están pretenden obstaculizarlas. Hay mucha resistencia de los sectores conser vadores de algunos países, especialmente de It alia, Austria, Alemania, Polonia, Esl ovenia y Malt a. Yo estoy a favor, ya que no ha blamos de crear células embr ionar ias, sino usar las que ya exist en y habilitar la posibilidad de curación de miles de personas en diversas enfermedades.

ÓRGANO DEL PARTIDO SOCIALISTA

COLABO RAN EN ESTE NÚMERO:

AÑO 113 · Nº 1132 (TERCER A ÉPOCA)

GUILLERMO ALMEYR A, CLAUDIA BORDIGNON, ANT ONIO CÓCCARO, ROY CO RTINA, MARÍA ROSA GÓMEZ, RUBÉN GIUSTINIANI, ESTELA MOLERO, SUS ANA RINALDI, JORGE RIVAS, OSCAR J. SERRAT, ALEJANDRO SILVA, ESTEBAN TZICAS, FEDERICO TOBAR, FEDERICO TONARELLI, HUGO QUIRO GA, ANA VON REBEUR HUMOR: ACO, MARTÍN

DIRECTOR: GUILLERMO TORREMARE JEFE DE REDACCIÓN:AMÉRICO SCHVARTZMAN

CUENTA Nº6988 · INTERÉS GENERAL FRANQUEO PAGADO · CONCESIÓN 6527 CORREO ARGENTINO

16

Red acción y Administración. Av. Entre Ríos 488 - Tel.54 011 4384 7084 - C1079ABR - Buenos Aires diariolavanguardia@yahoo.com.ar - www.partidosocialista.org.ar - CUIT. 30-708 27188-4 - RNPI 349947 - ISSN 0503-7026 Diseño y diagrama ción: EL MIÉRCOLES S.R.L. Zaninett i 6, Concepción del Urugua y, Entre Ríos · Impresión EL DÍA S.R.L. · Ne yra 75, Gualeguaychú, Entre Ríos

Distri buye en Capital: Huesca Distribuidora de P ublicacio nes · Aristóbulo del Valle 1556/58 Capital · Tel. 4302-5125/5453 ·www.distribuidorahuesca.com.ar / Distribuye en Interior: DISA · L. Saenz Peña 1832 Capital ·www.interplazas.com.ar

La Vanguardia, diciembre de 2006  

Periódico del Partido Socialista de la Argentina. Fundado por Juan B. Justo en 1894. Edición de diciembre de 2006.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you