REVISTA SEMANA SANTA BULLAS 2021

Page 1



Q

uerido y estimado lector de la revista Passio. Como ya sabrás, debido a la situación de pandemia por coronavirus, este año, de nuevo, no podremos llevar a cabo nuestros ansiados desfiles procesionales. Así nos lo indicaba nuestro Obispo, a modo premonitorio, en su misiva a los cofrades de la Diócesis de fecha 22 de enero de este mismo año. Sospecha que se hizo firme tras la reunión habida en la Delegación Diocesana de Hemandades y Cofradías del día 31 de enero con todos los presidentes, donde se acordó la suspensión oficial de los desfiles procesionales, pero no aquellos otros actos de culto y por supuesto aquellas otras actividades que se puedan organizar y puedan ser compatibles con la situación sanitaria reinante en el momento dado. Haciendo nuestra esta última idea, desde el

Cabildo Superior de Cofradías, hemos considerado oportuno continuar con la edición y distribución de la revista de nuestra Semana Santa, aún a pesar de que no tengamos procesiones. De este modo contribuiremos a completar esos huecos y espacios que, sin duda, continuarán huérfanos hasta que la situación lo permita. Queremos decir fuerte y claro que este año SÍ que tendremos Semana Santa. Una Semana Santa intensa, íntima y muy personal. Una Semana Santa única a la que os invitamos para que la viváis desde la fe y el recogimiento, participando, en la medida de lo sanitariamente posible, en los actos de culto que se puedan organizar desde nuestra Parroquia. Sirva pues la lectura de esta revista a este sagrado menester de mantener viva la llama de la Fe y la Esperanza. En Cuaresma, del año del Señor de 2021.

COLABORACIONES LITERARIAS

COORDINACIÓN

José Manuel Lorca Planes Tomás Álvarez Sánchez María Dolores Muñoz Valverde Juan Francisco Párraga Serrano José Antonio Martínez Puerta Fabio Antonio Martínez Pérez Juan Fernández García Antonio Sánchez Sánchez Damián Guirado Escámez Cofradía de Ntro. Padre Jesús Cabildo Superior de Cofradías Antonio Jesús Yuste Navarro Antonio Caballero Fernández

Juan Fernández García

PUBLICIDAD ServiSeguros “los Chirretas” Funeraria Hermanos Fernández Bullas Bodega Natural Palancares Alimentación Bodegas del Rosario Entorno Gráfico Grupo Huevos Guillén Mensajero Alimentación

PORTADA

Damián Guirado Escámez

DISEÑO Y MAQUETACIÓN Damián Guirado Escámez

FOTOGRAFÍAS Damián Guirado Escámez Lorenzo Jiménez Jiménez Particulares

IMPRIME

Entorno Gráfico

EDITA Cabildo Superior de Cofradías





5


Obispo de Cartagena D. José Manuel Lorca Planes

por qué Jesús quiso aceptar la Cruz y llegar hasta el extremo de dar la vida por nosotros. Todos los años, a partir del miércoles de ceniza ya tenéis cronometrado el tiempo para rendir culto a las imágenes de especial devoción: con novenas, triduos y quinarios, con conferencias y otras iniciativas. Esperamos que este año se podrán realizar algunas de esas actividades, cuidando siempre las medidas de protección establecidas. ¡Ojalá podáis mantener fija la mirada en Nuestro Señor Jesucristo, que aceptó la Pasión y la Cruz por obediencia al Padre y por amor a nosotros!, ¡ojalá podáis contemplar las imágenes de la Santísima Virgen María en la Pasión, que, con su corazón traspasado por el dolor, nos arrastra a la belleza de la fe, ¡ojalá os sigan ayudándolos los testimonios de fidelidad de los apóstoles!

A TODOS LOS COFRADES DE LA DIÓCESIS

La misericordia y la fidelidad se encuentran (Sal 84)

Q

ueridos hermanos cofrades,

Ahora os toca a todos vosotros, queridos cofrades, cargar con la cruz como penitentes y ponerse en la fila paso a paso, tras Jesús, para seguirle con sencillez. Aceptad esta otra experiencia con fidelidad, con corazón de hermano, porque os va a enriquecer. Agarrarse a la cruz será una buena cosa para fortalecer el corazón, para entender mejor a los que la llevan todos los días y les resulta demasiado pesada, así les podréis ayudar a entender la necesidad de imitar a Cristo que no protesta, no se subleva y acepta la Voluntad del Padre. Hoy más que nunca hay que ayudar a los que te rodean y enseñarles que Dios no se desentiende, que siempre manda un cireneo, para ayudarte ante las dificultades de la vida. Podéis hacer la prueba en esta ocasión que nos viene impuesta, pero aceptadla con serenidad, ya veréis que no está la salud del alma ni la esperanza de la vida eterna sino en la cruz. Toma este año tu cruz y sigue a Jesús, como lo sigue tanta gente, tal como nos dieron ejemplo sus discípulos y la Virgen María y ya verás que no has perdido la alegría.

Os saludo en esta época, sabiendo que estáis aún afectados por la pena de pasar una Semana Santa sin sacar a la calle las procesiones y, al mismo tiempo, con el temor fundado de que este año sucederá lo mismo. Casi con certeza tendréis que ofrecer este otro sacrificio al Señor. Lamento con vosotros esta situación, porque todos sabemos que es muy dura, pero son las consecuencias de la tormenta que nos ha caído con el Covid-19, sin embargo, debemos valorar vuestra positiva respuesta, el bello testimonio de responsabilidad y la grandeza de vuestro sentido común al aceptar con serenidad este grave inconveniente. Valoramos el cuidado que habéis tenido con los cofrades al protegerlos y la generosa colaboración con nuestras autoridades sanitarias, que nos pidieron desde el principio mucha prudencia. Afortunadamente estamos en el tiempo de Cuaresma, que es el marco de preparación para la Semana Santa. En condiciones normales tenéis muchas oportunidades para convocar a la gente a las diversas actividades cofrades, que os sirven de preparación espiritual y os ayudan a entender

Un cristiano que se toma en serio su vida de fe aprovecha incluso las adversidades para crecer

6


en una respuesta positiva a Dios. Os aseguro que no son palabras bonitas, sino que cuando uno aprende a cargar la cruz, no sólo la de madera, sino las cruces que cada uno conoce y las que le han tocado llevar sobre sus hombros en la vida, aprende una cosa, que solo encuentras el consuelo en la aceptación de la Voluntad de Dios, porque ganas en humildad en medio de las tribulaciones. Ten paciencia si quieres tener paz interior, agárrate a Dios en estos momentos cuando parece que todo el mundo se viene abajo o se pone en contra y recuerda que fue el Señor el que calmó la tormenta delante de aquellos expertos hombres de mar, que le gritaban de miedo. Solo el Señor te llevará al consuelo y a la paz interior. Esto lo necesitamos. Vive la Semana Santa y su preparación con serenidad, sin prisas, sin agobios por la procesión, ahora vas a vivir este misterio desde dentro, intensificando la espiritualidad, respondiendo a tantas preguntas que te has hecho durante tanto tiempo y no has encontrado ocasión para hacerlo. Participa en los oficios de la Iglesia, ¡sí, tú, el que no tenía tiempo antes porque estabas demasiado ocupado! Reza, escucha las lecturas de la Palabra de Dios, confiésate, pide perdón y ya, libre para seguir ligero de peso, te sentirás muy feliz, verás como se te iluminan los ojos y las cosas serán más sencillas. Como te quedará tiempo, te recomiendo leer la encíclica del Papa Francisco, Fratelli Tutti, porque te hará mucho bien. Demos gracias a Dios por este tiempo, que dice la gente que, “no hay mal, que por bien no venga”; dale gracias por tu familia, que habrá muchas oportunidades para estrechar más los lazos y que el Señor os bendiga. Os encomiendo a todos a la protección de la Santísima Virgen María. Murcia, en el día de San Vicente, mártir, del año 2021

7


Párroco de Nuestra Señora del Rosario D. Tomás Álvarez Sánchez recordando la muerte de Jesús, adoraremos la Cruz que fue y es salvación para el mundo. La noche de Pascua resonará el anuncio que recibieron las mujeres que en el sepulcro buscaban un muerto: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? ¡No está aquí, ha resucitado!” Preparémonos en el tiempo de cuaresma a vivir los misterios de nuestra salvación, el centro de nuestra vida cristiana con la oración, el ayuno y la limosna, la confesión de nuestros pecados.

N

unca hubiéramos imaginado vivir un tiempo de cambios tan radicales, que nuestro día a día estaría marcado por el miedo, que tendríamos que anular proyectos, aprender a convivir con el temor continuo a un virus que ha provocado que nos dejen parientes, amigos, conocidos. Se ha hecho patente nuestra fragilidad y vulnerabilidad, estamos perdiendo nuestras certezas… y todo esto nos está llevando a interrogarnos sobre nosotros mismos, nuestros orígenes, la meta de nuestra vida…

Pidamos al Señor que pronto podamos manifestar nuestra fe por las calles de Bullas con las procesiones, expresión de nuestra fe en Cristo muerto por nuestros pecados y resucitado para nuestra salvación. Que nuestra madre y patrona, la Virgen del Rosario, fortalezca a todos los que en Ella buscan consuelo, para que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz.

La buena noticia del evangelio nos llena de esperanza en medio de tantos sufrimientos. Hay un anuncio que nos sostiene y nos salva, Jesucristo vencedor de la muerte que nos consuela, nos ayuda a vivir nuestro día a día. Por eso celebraremos el centro de nuestra vida de fe: la Pascua. Viviremos la Semana Santa sin manifestaciones externas, sin procesiones, desde el recogimiento. Podremos descubrir que dentro de nosotros hay una llamada que viene de Dios, que ilumina la meta de nuestra vida, el cielo, cuyas primicias podemos vivir en la tierra.

Que el señor os proteja y os bendiga.

En el Domingo de Ramos recordaremos a Jesús que entra en Jerusalén antes de su Pasión, Muerte y Resurrección, acogido por una multitud que lo aclama. El Jueves Santo reviviremos la Última Cena del Señor, la institución de la Eucaristía, recordando el mandato de Jesús: “Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor.” El viernes santo, 8


Alcaldesa de Bullas Dª. María Dolores Muñoz Valverde

A

lo largo de estos seis años siempre he sentido especial ilusión por escribir en la Revista de Semana Santa, por lo que significa para mí el desarrollo y la celebración de este espacio de tiempo. Admito que este año sentí distintas cosas cuando el Cabildo me pidió que hiciera el Saluda, pero una por encima de todas, ESPERANZA. Hay quien afirma que la Esperanza, a pesar de tener incluso un hermoso nombre, finalmente responde a un sentimiento de anhelo y cierta incertidumbre. Por si acaso, y siendo fiel a mis propios deseos, uniré ESPERANZA a CONFIANZA y CONCIENCIA de que efectivamente las cosas, la vida, van a marchar mejor. SEGURO. Ya he explicado en alguna ocasión que, para cumplir con los tiempos y que esta Revista llegue a los hogares en su fecha, el Saluda lo escribo en enero, los primeros días, los últimos, pero a principios de año, al fin y al cabo. Cuando escribía estas palabras hace un año, nada hacía presagiar que una pandemia nos alcanzaría e infligiría una preocupación tan importante en todos nosotros. Debemos admitir que esta preocupación se transformó, por momentos, en miedo, en incertidumbre, en consecuencias económicas importantísimas, y, en demasiadas ocasiones, en dolor, un dolor irreparable para muchos. Hoy, cuando escribo estas palabras, estamos en plena tercera ola y todos estos sentimientos vuelven a aflorar con fuerza. Algunos de estos sentimientos no se fueron y otros se renuevan con más enconamiento, si cabe. Insistir en la desazón, el miedo y la ansiedad no es útil, no nos conduce a nada. Tiene, sin lugar a duda, un efecto “empeorador” en lo que vivimos, en lo que hacemos y en lo que sentimos. Hagamos un esfuerzo más, haciendo gala de nuestra capacidad de sacrificio, de fuerza, de ilusión. Mostremos confianza en el futuro próximo (cada día más) y tomemos conciencia de que la mejora de nuestro día a día depende en gran parte de nosotros. Pues bien, ese es el deseo que persigue el Cabildo Superior de Cofradías. Que la ilusión, el compromiso y la generosidad de todos cuantos hacen posible la Semana Santa no decaiga. Que ellos, los que participan en su organización, que nosotros, los

que la disfrutamos, y todos los que nos que nos emocionamos y reconocemos el enorme esfuerzo que supone llevarla a cabo, sigamos teniendo las ganas y la ilusión de seguir deseando que salgan las procesiones a la calle. Que los titulares de las cinco Cofradías sean muestra de devoción y cultura una vez más y que las bandas de tambores que los acompañan hagan sonar y resonar atronadoramente nuestras emociones y nuestros sentimientos. Traslado mi apoyo de manera incuestionable al Cabildo, el de mi grupo y creo hablar en nombre de toda la Corporación Municipal. Agradecemos el esfuerzo que se realiza desde las distintas Cofradías para que el ánimo no decaiga, el trabajo que de forma callada hacen los cofrades, el sacrificio de los componentes de las bandas de tambores, el de tantos que ahora más que nunca agudizan el ingenio para que el espíritu de la Semana Santa nos acompañe, aunque las procesiones no salgan (ya lo hicieron el año pasado), consiguiendo incluso sacar una sonrisa melancólica para recordar nuestros pasos. Gracias por hacerlo más fácil y gracias por intentar que la Semana Santa, cuando toque, vuelva a llenar nuestras calles y nuestro corazón. Agradecemos que los vecinos y vecinas de nuestro municipio sigan apoyando la Semana Santa. Bien desde la devoción y la fe, bien desde el respeto más absoluto a nuestras tradiciones. Entre todos deberemos ser garantes de nuestra historia, de nuestra cultura y tradición, de la protección y puesta en valor de nuestro patrimonio, y de que todo ello perdure a lo largo del tiempo. Salud y Buena Semana Santa. Vuestra Alcaldesa.

9


Presidente del Cabildo

D. Juan Francisco Párraga Serrano

A pesar de ello, el Cabildo de Bullas ha seguido y sigue trabajando constantemente, reuniéndose en la medida de lo posible, buscando soluciones y confeccionando proyectos para ofrecer al pueblo de Bullas una Semana Santa más espléndida aún si cabe. Aún no siendo posible llevar a cabo los distintos actos y procesiones estos dos últimos años, el cabildo siempre está con la mirada puesta en el futuro, para poder disfrutar en su plenitud de nuestra querida Semana Santa en el momento que sea posible. Desde aquí quiero aprovechar para dar las gracias a todas y cada una de las personas que gustosamente colaboran de una forma u otra con la Semana Santa de Bullas. A los comercios y empresas colaboradoras por aportar cada año su granito de arena para hacer que todo esto sea posible. Gracias y mil gracias, sin vosotros no sería posible. Agradecer también al Ayuntamiento de Bullas por su apoyo, tanto en el terreno económico como de infraestructura año tras año. Sería muy difícil sacar a la calle nuestras procesiones sin la ayuda de nuestro ayuntamiento, policía local, operarios, entre otros. Gracias. Como presidente de este Cabildo Superior de Cofradías quiero agradecer de forma muy especial la labor y el esfuerzo de todos los cofrades, sin su trabajo realizado, prácticamente durante todo el año, sería del todo imposible llevar a cabo nuestros objetivos. Agradecemos al pueblo de Bullas y le pedimos su apoyo, pues todo lo que este cabildo viene realizando año tras año es por y para vosotros. Y por último solo me queda pedir a Dios que nos libre lo antes posible de esta pesadilla que estamos viviendo y enviar un enorme y cálido saludo a todos y cada uno de vosotros, en mi nombre y en el del resto de personas que componen este humilde cabildo.

U

n año más sale a la calle ésta, nuestra revista de Semana Santa. Junto a ella, Bullas se prepararía para vivir la semana más intensa y repleta de actos religiosos, con nuestras queridas procesiones en sus calles, que consigo, incluso atraen a muchos vecinos de pueblos colindantes para vivirlas junto a los bulleros. Los preparativos para estos días de las diferentes cofradías comenzarían. Los nazarenos desempolvarían sus túnicas y capuces para disponerse a acompañar en penitencia. Los balcones del pueblo se engalanarían con las balconeras de las distintas cofradías rindiendo así homenaje al paso de los diferentes tronos. Las procesiones de nuestro pueblo no están pensadas para verlas como el que contempla un acto cultural cualquiera. Tampoco son una competencia entre nuestras cofradías por ver quién pueda lucir mejor sus tronos. Nuestras procesiones transmiten VIDA. Son una catequesis de fe viva en la calle, que nos ayuda a reflexionar sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Pero no, este año no va a ser posible disfrutar de lo que con tanta pasión vivimos y tanto nos gusta. Tres años son los que la celebración de la Semana Santa de Bullas se ve empañada. 2019 por las inclemencias del tiempo, que no nos dejó disfrutar en su totalidad de nuestras queridas procesiones y 2020 y 2021 por la pandemia del Covid-19, años que pasarán a la historia por tantas y tantas cosas que nos arrebató este terrible virus.

GRACIAS POR TODO. 10


11








Presidente de la Cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores D. Juan Francisco Párraga Serrano con la Semana de Pasión, hemos seguido y seguimos trabajando (restauración de las imágenes de la Virgen de la Esperanza y la Virgen Gloriosa, entre otros nuevos proyectos), todo para seguir mejorando y engrandeciendo nuestra cofradía y la Semana Santa de Bullas. El pasado mes de Septiembre tuvieron lugar las elecciones en nuestra cofradía, volviendo a quedar constituída la Junta Directiva de la misma.

C

cada año, al comenzar la primavera, COMOomo CADA AÑO, AL COMENZAR LA los cofrades de corazón estamos ahí, PRIMAVERA, LOS COFRADES DE CORAesperando con ilusión y ansia la llegada ZÓN ESTAMOS AHÍ, ESPERANDO CON de nuestra Semana grande, tiempo en el que la ILUSIÓN Y es ANSIA LA LLEGADA NUEShermandad aún más palpable siDE cabe en el TRA SEMANA GRANDE, TIEMPO EN EL seno de nuestra cofradía. Afloran los nervios QUElosLAintensos HERMANDAD ES AÚNlaMÁS PALpor días que vienen, ilusión por PABLE SI CABE EN EL SENO DE NUESTRA la llegada de estas fechas late más y más fuerte, COFRADÍA. AFLORAN NERVIOS ansiosos de disfrutar losLOS grandes momentos POR LOS INTENSOS DÍAS QUE VIENEN, que consigo trae la Semana Santa de Bullas, LA ILUSIÓN POR LA LLEGADA DEmejor ESTASde nos vamos preparando para dar lo FECHASyLATE MÁS Y MÁS FUERTE, nosotros hacerlo visible y presente en lasANcalles de nuestroDE pueblo. Un tiempo y místico SIOSOS DISFRUTAR LOSmágico GRANDES que nos lleva a vivir estos días un ambiente de MOMENTOS QUE CONSIGO TRAE LA SEhermandad cofrade hace queNOS se pare nuestra MANA SANTA DEque BULLAS, VAMOS vida cotidiana dando paso a días de cercanía y PREPARANDO PARA DAR LO MEJOR verdadero sentimiento dentro de nuestraY gran DE NOSOTROS Y HACERLO VISIBLE familia. PRESENTE EN LAS CALLES DE NUESTRO PUEBLO. UN TIEMPO MÁGICO Y MÍSTIA QUE veces NOS la vida no viene comoESTOS se espera, los CO LLEVA A VIVIR DÍAS contratiempos nos abordan y es el momento en UN AMBIENTE DE HERMANDAD COFRAel que el sentido común nos pide que actuemos DE QUE HACE QUE SE PARE NUESTRA con responsabilidad, con cautela, y es justo el VIDA COTIDIANA DANDO PASO A DÍAS tiempo que estamos viviendo a causa de esta DE CERCANÍA Y VERDADERO SENTIpandemia que nos acecha, momentos difíciles DENTRO DE NUESTRA GRAN de yMIENTO complicados que nos impiden disfrutar FAMILIA. nuestras grandes pasiones, aparcando todo por

Sólo me queda terminar despidiéndome, agradeciendo al pueblo de Bullas su colaboración, dedicación y apoyo a nuestra Semana Santa, y que en años venideros podamos disfrutar de nuestras procesiones en todo su esplendor con la solemnidad y el respeto con el que siempre nos hemos caracterizado como pueblo. Porque unidos volveremos a vivir esta gran pasión que nos llena el alma y con la que tanto disfrutamos los cofrades.

un momento y siendo cuidadosos paraSEque A VECES LA VIDA NO VIENE COMO podamos volver a vivir todo lo que con ESPERA, LOS CONTRATIEMPOS NOS tanta ansia deseamos. ABORDAN Y ES EL MOMENTO EN EL

QUE EL SENTIDO COMÚN NOS PIDE Dentro de nuestra cofradía, en estos años de QUE ACTUEMOS CON RESPONSABI-

ausencia de procesiones y actos relacionados

18


Presidente de la Ilustre Cofradía de San Juan Evangelista D. José Antonio Martínez Puerta

D

os años seguidos sin Procesiones, pues hacia ello nos encaminamos, supone una dura realidad para cualquier localidad, y para Bullas, también. No se trata únicamente de no salir a nuestras calles con nuestros pasos bellamente arreglados, cubriendo el recorrido al compás de hermosas marchas de Semana Santa y precedidos de filas de penitentes, tras los estandartes de cada una de las imágenes a las que anuncian y arropados por las gentes de nuestro municipio y aquellos que se acercan al reclamo de nuestras procesiones. Es mucho más. Son dos años de lejanía física y empobrecimiento económico. Los rostros emocionados al paso de nuestras Cofradías por sus calles, muchos de ellos con lágrimas en los ojos, fruto de algún recuerdo; las caras de ilusión de los más pequeños, esperando los caramelos; el cosquilleo de los músicos, preparando sus instrumentos y reuniéndose en la puerta de la iglesia; el íntimo ritual de preparar la túnica, con todos sus complementos, y vestirse para salir en la procesión; los invernaderos que nutren con su trabajo las flores de nuestros pasos; los hosteleros que permiten recuperar energías y congregar a Cofrades y familias enteras… Y, cuando ya estás en la calle con tu Cofradía, sientes la satisfacción de saber que estás contribuyendo a preservar y continuar una historia que comenzó con la primera Procesión de todas, en los días de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, con la entrada triunfal en Jerusalén. Nada de eso sería realidad si no hubiera detrás, en silencio, un gran equipo humano que se entrega desinteresadamente a preparar todo lo necesario, durante todo un año, para que al primer paso de los Nazarenos que portan los Pendones de cada una de nuestras Cofradías se ofrezca a todos el resultado de todo un año de trabajo y esfuerzo. Los presidentes somos conscientes de la tristeza que acompaña al mundo nazareno al no poder salir en procesión. Que las lágrimas, ante la posibilidad de quedar un año más sin salir, son lágrimas, también, por no poder vivir la vida cofrade de Hermanos en el seno de las Cofradías; lágrimas por no sentir el peso de la vara del trono con la Imagen por la que siente

devoción; lágrimas por no poder interpretar “La Madrugá”, “El Evangelista”, “Mater Mea”, “Caridad del Guadalquivir”… Sonidos de la Pasión. También sentimos la situación que genera en la empresa local la suspensión de las procesiones con la consiguiente consecuencia que supone el cumplimiento de las medidas Covid. El pasado año tampoco pudimos celebrar comunitariamente la liturgia de la Pasión, Muerte y Resurrección. Confiemos que, esta Semana Santa 2021, sí podamos participar con nuestros Hermanos en el Triduo Pascual. Bullas aguarda el momento de poder sacar las Procesiones. Los Cofrades estamos deseando limpiar, planchar los equipos de nazareno, de andero, de músico. Necesitamos confraternizar en nuestras Cofradías, aunque la tarea sea dura. Queremos recuperar la alegría de la Resurrección, que es el triunfo de la Vida sobre la muerte. Que Bullas, entera, vuelva a vivir la Semana Santa con todos los actos que siempre hemos celebrado. Como sabéis Nuestra Cofradía celebra sus 200 años de existencia este 2021. Y es motivo de orgullo y alegría, a pesar de la coyuntura excepcional que todo lo condiciona. A todos los Hermanos de la Ilustre Cofradía de San Juan Evangelista, a la Junta, a todos los que unen sus almas con las nuestras y a las nobles gentes de Bullas y La Copa les quiero agradecer su fidelidad y les mando un mensaje de esperanza, ya que esto también pasará y seguro que habrá pronto Procesiones, y lo haremos con el esplendor que se merecen. Un gran abrazo de corazón a corazón.

19


Presidente de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús D. Fabio Antonio Martínez Pérez necesita paciencia”. Seamos pacientes y aprovechemos estos tiempos de incertidumbre para rezar y pedir al Señor para que esta pandemia pase cuanto antes y que nos dé fuerzas para no caer en la desesperación ni en la tristeza. Seamos fuertes e intentemos transformar estos tiempos de angustia en una ocasión para la Esperanza. Durante estos días de Cuaresma y Semana Santa tenemos la oportunidad de profundizar en lo espiritual, tenemos la oportunidad también de reflexionar de otra forma diferente sobre la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor y sobre todo, para que pongamos en práctica el amor al prójimo asumiendo nuestra responsabilidad como personas y como cristianos. En estos momentos tan duros tenemos que ser conscientes de que lo prioritario es la Salud y la Vida, por lo que debemos comprometernos y ser responsables en nuestras maneras de actuar. También quiero dar muestras de ánimo y esperanza a todos los hermanos que componen la Cofradía, rendir un homenaje especial a los hermanos que han fallecido y que tanto han aportado a la Cofradía y a la Semana Santa, especialmente a Bartolo Sánchez López, Francisco Jiménez Campoy, Francisco Rodríguez Abellán y Adrián Jiménez Olmedo, se les echará mucho de menos, que Dios los tenga en la gloria; mis muestras de ánimo también para la Junta Directiva, para que no cesen en el empeño de seguir trabajando; para los anderos, que saben que son imprescindibles para nuestra Semana Santa y como no, para nuestras agrupaciones musicales, que tanto se echan en falta y que tan necesarias son para engrandecer nuestros desfiles procesionales. A todos quiero transmitir optimismo y les pido fidelidad a la Cofradía en todos los aspectos; la Cofradía la componemos todos y debemos de luchar incondicionalmente para mantenerla viva y grande como siempre ha sido. Que Dios os bendiga a todos y que nos ayude a mantener viva nuestra Esperanza.

“La Esperanza es la más pequeña de las virtudes pero también la más fuerte”

E

Papa Francisco

stimados hermanos cofrades y cristianos fieles en general, antes de nada y como presidente de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, quiero aprovechar para mostrar mi más profunda tristeza ante la situación que nos está produciendo esta terrible pandemia. No tengo palabras de consuelo para todas las personas que han fallecido, valga desde aquí mi más sentido pésame para las familias y dar muestras de ánimo a todas las personas que de una manera u otra están sufriendo a causa de la situación tan excepcional en la que nos encontramos. La Cuaresma y la Semana Santa este año, al igual que el anterior, serán completamente distintas a lo que normalmente estamos acostumbrados; intentaremos vivirla profundamente en el interior de nuestros corazones. Quisiera basar este escrito en la “Esperanza”. Como bien dice el Papa Francisco: “la Esperanza es la más pequeña de las virtudes, pero también la más fuerte”, es por lo que pido para que todos los que seguimos al Señor y para todas las personas en general y, ante estos momentos tan difíciles que estamos viviendo, que tengamos plena Esperanza en que todo pasará y que volveremos más pronto que tarde a la normalidad que todos queremos y deseamos. El Papa Francisco también dice: “la Esperanza 20


Presidente de la Cofradía de la Preciosísima Sangre D. Juan Fernández García

M

omentos difíciles y desgarradores los que hemos vivido en el último año por culpa de esta pandemia. Mi más sincero pésame a todas aquellas personas víctimas de este virus y aprovecho para transmitir mucho animo a todos los que están atravesando dificultades antes esta situación. Me gustaría deciros que pese a este ya caótico último año, nuestra cofradía no ha dejado de trabajar en ningún momento y lo ha hecho siempre adaptándose a las medidas sanitarias vigentes en cada momento.

Quisiera despedirme deseando una feliz semana santa, pidiendo participar en los actos que las circunstancias sanitarias nos dejen organizar y pensando que nuestro titular vela por este pueblo y de manera especial por sus hermanos. Ánimo y mantengamos encendida nuestra fe.

Nos encaminamos hacia el segundo año consecutivo sin poder procesionar ni un solo día en la semana santa búllense, pero nosotros mantenemos todas las obligaciones que nuestra identidad requiere y para ello seguimos constantes con nuestros quehaceres. Vamos a no poder plasmar en la calle el trabajo silencioso que realizamos durante el año, pero seguimos inmersos en proyectos que verán la luz próximamente (ya que no pudieron ser presentados el pasado año), y otros que inician su consecución en estas fechas. Todos ellos, con el firme propósito de engrandecer esta cofradía y nuestra semana santa. Dos palabras deben estar presente en nuestro devenir diario, responsabilidad, para ayudar a salir de este impás lo mejor posible y fe ciega en que lo lograremos todos juntos. Estos tiempos arduos, no deben de restarnos ilusión y ganas de vivir la semana santa y es por ello que pido de corazón a nuestro pueblo y en especial a los cofrades que la conforman, que no decaigan y se mantengan fuertes porque volveremos a retomar todas las actividades que la componen y volveremos a escuchar los sones de nuestra agrupación musical, a la cual aliento para que vuelvan a deleitarnos con su música. 21


Presidente de la Cofradía de Santiago Apóstol D. Antonio Sánchez Sánchez al camino de la fe, más que algo alguien y ese sin duda es Santiago, mi apóstol, mi guía, mi luz en el camino, desde el primer momento que se cruzo en mi camino sabía que no me equivocaría apostando todo por el, ahora comprendo la frase “ La fe mueve montañas” y que cierto es, más que montañas mueve y conmueve corazones transformando incredulidad en certeza. Estos tres últimos años entre unas cosas y otras no he podido llevarte sobre mi hombro, pero sí que te llevo y te llevare en mi corazón por siempre. Aun nos queda mucho por andar, quizás por un sendero diferente pero siempre, siempre de tu mano eterno maestro, bajo tu manto de estrellas que señala el camino verdadero.

H

ace casi ocho años que emprendí un camino, que no tenia destino fijo, pero que sí que me haría ir encontrándome por el camino con cientos de pruebas y retos, así como también me haría encontrarme grandes personas que me acompañarían a lo largo de esta gran aventura.

Estos dos años a pesar de no haber podido sacar a la calle nuestras procesiones, hemos seguido y seguimos trabajando, queda tanto por hacer aun, que no podemos parar, buscando nuevos proyectos, renovando ilusiones y sobre todo trabajando duro para mantenernos y crecer poco a poco.

Volviendo la vista atrás, recordando todo lo vivido, todo lo pasado en el transcurso de estos ocho años, puedo decir que he sufrido mucho, muchísimo, más de lo que hubiese deseado, he crecido mucho y he aprendido muchísimo. Pero también es cierto que he disfrutado mucho de ser cofrade y de vivir en primera persona todo lo que conlleva pertenecer a la Semana Santa de Bullas.

Solo me queda agradecer, a todas las personas que a lo largo de estos años me han apoyado, gracias por esos gestos y muestras de cariño, por auparme en los momentos más difíciles.

Ya casi a punto de llegar al final del camino que como decía comenzó para mi hace casi ocho años, hago balance de estos intensos años, no sé si lo hice bien o si lo hice mal, si estuve a la altura, lo que si sé es que lo que hice lo hice de corazón y que si volviese atrás lo volvería a hacer, por que cuando las cosas se hacen de corazón no hay nada de lo que arrepentirse.

Gracias a todos los que se implicaron conmigo en este proyecto, me habéis demostrado que sois grandes personas, luchadores e incansables. Ya solo me queda decir a todos los amantes de la semana Santa de Bullas, no dejemos nunca de apoyar y de luchar por ella, para que cada año sea mucho mejor, y hacer que crezca con el paso del tiempo. Que aunque las circunstancias nos impidan sacar nuestras procesiones a la calle, nos podemos sentir muy orgullosos del patrimonio que tenemos y de la belleza que desprende la Semana Santa de nuestro querido pueblo, recordemos que no somos colores, somos hermanos bajo la misma creencia y la misma fe.

De esta aventura me quedo con la fidelidad y la lealtad de los que estuvieron y están a mi lado, esto no se acaba aquí, esto no es una despedida, no se puede acabar aquí algo que cambio mi vida, algo que para mí ha sido y es tan ,tan grande, algo que me hizo despertar, que me trajo 22


DOMINGO 28 DE MARZO (DOMINGO DE RAMOS) 8:30 - Laudes Horario de misas: 9:00, 11:00, 12:00, 17:30 (en el Sagrado Corazón) y 19:30 JUEVES 1 DE ABRIL

(JUEVES SANTO)

19:30 – Celebración solemne de la Cena del Señor Al terminar la Eucaristía, quedará abierta la Iglesia para la adoración. VIERNES 2 DE ABRIL

(VIERNES SANTO)

8:30 – Laudes 19:30 – Celebración de la Pasión y muerte del Señor. Seguidamente rezaremos el VIA CRUCIS en la Iglesia. SÁBADO 3 DE ABRIL

(SABADO SANTO)

8:30 – Laudes 19:30 - Solemne VIGILIA PASCUAL DOMINGO 4 DE ABRIL

(DOMINGO DE RESURRECCIÓN)

Horario de misas: 9:00, 11:00, 12:00, 17:30 (en el Sagrado Corazón) y 19:30 Durante toda la cuaresma, se rezarán LAUDES a las 8:30 horas. Todos los viernes de cuaresma, al terminar la misa de la tarde se rezará el VIA CRUCIS.

Nota: Esta programación prevista podrá ser objeto de modificación y/o cambios de acuerdo a las órdenes o recomendaciones que puedan venir de las autoridades sanitarias por la situación de pandemia. 23


SEPTUAGÉSIMO ANIVERSARIO DEL “AMARRAO” Damián Guirado Escámez

E

femérides y nueva década para la imagen titular colorá, que este año cumple setenta, desde aquel 23 de marzo de 1951 en que desfila por vez primera en la localidad. Algo –muy poco– se ha hablado de los comienzos de esta Cofradía tras la Guerra Civil, seguramente no exentos de problemas logísticos, de reorganización y fundamentalmente aquellos otros relativos al encargo de una nueva imagen que sustituyese a la destruida tras los sucesos de ese septiembre negro de 1936. Sigue llamando poderosamente la atención –al menos a un servidor– que esta Cofradía de los Coloraos tardase más de una década en refundarse. ¿Qué pasó desde esa primera Semana Santa de 1939, recién finalizada la Guerra, hasta 1951? Ese primer año es entendible, ya que es en Sábado Santo (1 de abril de 1939) la fecha oficial del cese de hostilidades. Pero ¿once años más? Tal vez, pueda deberse a los factores apuntados, destacando, probablemente, la falta de imagen titular y el hecho de que ningún terrateniente de la época se hiciese cargo de la misma, lo que sí ocurrió con los Moraos (por ejemplo) con fuerte vinculación en la familia Carreño.

de escultor cierto; sino que lo que se hizo fue encargar una copia a partir de un molde original que el autor del libro de «La Semana Santa de Bullas» identifica como obra de Venanci Vallmitjana i Barbany(1), aunque yo tengo mis dudas. En la iglesia de la Asunción en Moratalla hay una flagelación prácticamente idéntica a la de Bullas y también en Abarán. Esta práctica fue muy habitual en aquellos años de posguerra, debido a la cantidad ingente de encargos que tuvieron los talleres de arte religioso, destacando las producciones de los talleres de Olot (Gerona).

Sea como fuere, en la década de los cincuenta sí que pisaron el acelerador, ya capitaneados por el farmacéutico local D. Esteban Figueroa, curiosamente de procedencia morá –qué diría mi amigo Bartolo al respecto …–. Los pedidos de imágenes se sucedieron, no sólo con un nuevo Cristo de los Azotes en 1951, sino también con el de la Virgen de las Angustias en 1952 y el Crucificado en 1959; casi nada.

No tenemos referencia en la prensa regional del estreno de esta nueva imagen, como sí la hay de la Virgen de las Angustias en una nota del diario Línea del 1 de abril de 1953, que hace referencia a su inauguración el año anterior. Tampoco obra en poder de esta Cofradía referencia escrita de la época sobre el particular.

El encargo se llevó a cabo en los talleres de arte religioso de Santarrufina en Madrid (aún abiertos al público), con los que la familia Figueroa mantenía vínculos familiares con alguno de sus dirigentes. Sin embargo, no se optó por un encargo original, una talla única

El “Amarrao a la Columna” – como es conocido popularmente – es una talla en madera, de 24


del sufrimiento físico vivido; y, sobre todo, esa mirada compasiva al cielo aceptando con resignación los designios del Padre. Desfila la noche del Jueves y la mañana de Viernes Santo, en las procesiones del Prendimiento y en la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, respectivamente. Se custodia en una hornacina de la Sacristía, siendo fuente de inspiración de los sacerdotes cuando se revisten para la celebración de la Santa Misa, ya que la tienen justamente enfrente. Nada, nuestro “pequeñajo” –como cariñosamente lo llama su cabo de andas– se nos hace mayor. No obstante, sigue siendo luz y guía de esta Cofradía de la Sangre. A Él le pedimos que en ese encuentro que tiene a diario con el Padre, pida por nuestra intersección y por la finalización de estos tiempos aciagos de pandemia. Esperamos celebrar a lo grande, y como Dios manda, sus setenta y cinco.

(1) GARCÍA CABALLERO, José Luis: La Semana Santa de

Bullas. Pag. 250.

unos 160 cm., de altura, aproximadamente, en la que destaca esa atadura tan característica de sus muñecas a la columna de la flagelación, situada a su izquierda; la tensión corporal propia 25


UNA GRAN ESTIRPE “MORÁ”, LOS SILVERIOS La Cofradía

U

na gran placa de mármol colgada en el baptisterio de la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario, sobre la antigua pila de jaspe realizada por el maestro Alonso Sánchez Caro en 1664, nuestra famosa “pila robá”, recuerda a todo aquel que traspasa el umbral del templo que Bullas fue cuna en el siglo XX nada menos que de dos obispos, y que ambos simultanearon durante un tiempo su ministerio, hasta el punto de recibir uno de ellos su consagración episcopal de manos del otro. Este notable hecho, que es razón de justo orgullo para muchos bulleros y bulleras, se ha visto acrecentado hace unos meses, feliz e inesperadamente, con el nombramiento por el Papa Francisco de otro paisano nuestro como nuevo obispo de Zamora. Don Fernando Valera Sánchez se une así a Don Antonio García García (1880-1953) y a Don Alfonso Ródenas García (1895-1965) en nuestro nutrido e ilustre episcopologio local, y desde estas líneas le deseamos un fructífero camino en la importante tarea pastoral que le ha sido encomendada.

Fernando, Alfonso y José Valera Serrano

de José “el Tintorero” nació el 20 de junio de 1847. Era el día de San Silverio, papa del siglo VI, siendo bautizado con el nombre de Silverio José.” Este primer Silverio, apellidado Valera Fernández, aparece en 1885 como donante de 12 pesetas para los damnificados por el terrible terremoto de Arenas del Rey, acaecido la Navidad anterior. En 1881 se casó con Ana María Caballero, instalándose el matrimonio en la calle Tejera. Ese mismo año nacía su primogénito, José, quien se convertiría en el patriarca de un importante clan de Silverios “moraos”, de quienes nos ocuparemos más adelante. Luego vendrían tres vástagos más; una hija, Antonia, casada con Juan Gil Amor, y dos hijos varones, Antonio, casado con Juana Escámez Sanchez, y Francisco, casado con Julia Sánchez Fernández. Este Francisco fue el penúltimo cofrade a quien los “Moraos”, según era costumbre, sufragaron los gastos del sepelio tras su fallecimiento en mayo de 1977.

Desde la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno recibimos esta noticia con especial alegría por dos razones muy especiales. En primer lugar por el hecho de que Don Fernando ha sido llamado a ejercer su ministerio en Zamora, tierra pasional por excelencia, donde la Semana Santa, una de las más antiguas de España, se vive con ese peculiar carácter castellano, solemne y austero, que las hace únicas. Pero sobre todo porque el nuevo obispo pertenece a una familia de larga e intensa tradición “morá”, la de los “Silverios”. Desde hace más de un siglo este nombre poco común, convertido ahora en señal identificativa de un extenso linaje, no se entiende en Bullas sin su estrecha vinculación a nuestra cofradía. El origen del mote familiar lo recoge José Luis García Caballero en su minuciosa recopilación de apodos locales (2011): “El cuarto de los hijos

26


Volvamos ahora a José Valera Serrano, el “tío Pepe el Silverio”. En 1909 se casó con María Teresa Serrano Gea, de quien enviudaría durante la Guerra Civil. El matrimonio, que residió primero en la calle Pañeros y luego en el Camino Real, dejó siete hijos. Un octavo vástago, Alejandro, nacido en 1916, falleció como su madre también durante la Guerra. La mayor, Ana María, se casó en 1929 con Vicente Fernández Fernández. Luego vendrían Silverio, casado en 1940 con Josefa Duque Martínez; Rosario, casada en 1935 con Ginés Amor Fernández; los mellizos Fernando y José, casado el primero en 1952 con Francisca Sánchez Fernández, y el segundo con Catalina Sánchez Fernández en 1951 (estos serían los padres del nuevo obispo); Juana, que falleció soltera; y finalmente Alfonso, casado en 1952 con Maravillas Abril Espín. Al tío Pepe el Silverio se le atribuye un hecho tan significativo como el haber evitado la destrucción de la antigua imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, titular original de la cofradía atribuida al escultor Nicolás de Bussy, durante los acontecimientos revolucionarios que siguieron al estallido de la Guerra Civil. Posteriormente la imagen fue trasladada a Murcia por la Junta Delegada de Incautación, Protección y Salvamento del Tesoro Artístico, siendo una de las escasas obras del patrimonio imaginero bullense que pudo salvarse, aunque tras el final de la contienda no sería devuelta A sus propietarios originales.

José Valera Serrano “tío Pepe el Silverio”

de la Hermandad la nueva imagen del Cristo del Rescate, así como el magnífico trono del Nazareno. Un capricho trágico del destino quiso que Silverio Valera falleciese en su domicilio de la calle Fiel precisamente un Viernes Santo por la mañana mientras desfilaba por allí la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Pero la llama nazarena continuó encendida por sus parientes y descendientes, como no podía ser de otra manera.

Los hijos de Pepe el Silverio heredarían el antiguo fervor cofrade familiar, siendo quizá uno de los más activos el mayor, Silverio de nombre de pila y molinero de profesión. Una noticia aparecida en el diario murciano Línea el 4 de mayo de 1954, recogía la constitución de la nueva Junta Directiva de los Moraos de Bullas, bajo la presidencia de honor de Don Fabio Carreño Marsilla y la efectiva de Don Arcadio García Puerta, y en la que figuraba como uno de sus vocales Don Silverio Valera Serrano. Una vez superados los duros años de la posguerra, era aquella una época de intensa actividad en la cofradía. Aquella Junta Directiva fue la encargada aquel mismo año de incorporar al patrimonio

A día de hoy, la familia de los Silverios sigue constituyendo un pilar fundamental y querido para la Cofradía de los Moraos. Como prueba de su fiel e incansable compromiso, muchos de sus miembros ostentan y han ostentado diferentes cargos de responsabilidad en la misma, incluida la presidencia. Así ha sido durante los últimos cien años y así estamos seguros de que será durante mucho tiempo más. Y quién sabe, quizá el sacerdote que impuso en 1847 aquel inusual nombre papal al hijo de José “el Tintorero” estaba predestinando a esta familia para engendrar un futuro papa Silverio II. De momento ya tiene un obispo.

27


ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS EN JERUSALÉN Cabildo Superior de Cofradías de Bullas y Antonio Jesús Yuste Navarro

“Hasta la más larga caminata comienza con un primer paso”.

un escultor de garantía. Creemos que el momento ha llegado, y tras estudiar los tres proyectos aportados, su valoración en las Juntas de Hermanos Mayores de cada una de nuestras Cofradías y su elección mayoritaria trasladada al Cabildo Superior de Cofradías de Bullas, se aprobó formalizar el acuerdo de realización de la talla al escultor, natural de Cieza, Antonio Jesús Yuste Navarro, licenciado en Bellas Artes y autor de numerosas obras que ensalzan la Semana Santa de bellos municipios de la Región.

H

ace una década se presentó en el Cabildo una propuesta de Procesión, acompañada por la imagen de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, para la mañana del Domingo de Ramos. En dicho documento se recogía la presentación de esa Procesión para la Semana Santa del dos mil once. Desde entonces han sido varias las ocasiones en que se ha vuelto a plantear en el seno del Cabildo la idea de dotar al Domingo de Ramos de la Imagen que representa el acontecimiento vivido en tiempos de Cristo. Año tras año se ha ido estudiando y madurando el proyecto, buscando también la coyuntura que permitiera al Cabildo poder afrontar el encargo de la obra a

O

Él es el encargado de adelantar las características de la obra que vendrá a incrementar y enriquecer el patrimonio artístico imaginero de nuestra Semana Santa.

OBJETIVO

bra escultórica compuesta por una imagen de Cristo montado en un pollino, fiel interpretación iconográfica de la representación del pasaje bíblico de la Entrada de Jesús en Jerusalén realizada por el escultor-imaginero ciezano, Antonio Jesús Yuste Navarro para la Semana Santa de 2024 de Bullas.

pollino, cría de un animal de carga. Mateo 21

DESCRIPCIÓN La imagen se ajustará a las características clásicas de esta composición. Se trata de la representación de Jesús montado en un pollino, a tamaño natural y como protagonista de la escena aparece el Redentor bendiciendo, con su mano derecha al pueblo, mientras que con su mano izquierda sujeta las riendas del animal. Todo ello envuelto en movimiento por los andares de la burra así como por el gesto del Señor.

Cuando se aproximaron a Jerusalén, al llegar junto al monte de los Olivos, entonces envió Jesús a dos discípulos, diciéndoles: “Id al pueblo que está enfrente de vosotros, y enseguida encontraréis un asna atada y un pollino con ella; desatadlos y traédmelos. Y si alguien os dice algo, diréis: El Señor los necesita, pero enseguida los devolverá.”

DATOS TÉCNICOS

Esto sucedió para que se cumpliera lo que dice el profeta: Decid a la hija de Sión: He aquí que tu Rey viene a ti, manso y montado en un asno, en

La figura de Cristo alcanzará una envergadura final de 1.70 m. de altura. La representación del animal tendrá las hechuras reales de un modelo 28


DATOS ECONÓMICOS El montante total de la obra es de veinticinco mil ochocientos euros (25.800 Euros) más el IVA correspondiente:Animal (Madera): 12.500 Euros. Cristo (Madera): 13.300 Euros. Pagada de la siguiente manera: *Una pequeña cantidad (acordada por las dos partes) a la firma del contrato, sirviendo la misma de la más fiel carta de pago. *El pago del 40% de la cantidad total de la obra una vez que el escultor tenga modelada la pieza en barro o plastilina. *El resto de la cantidad será entregada una vez acabada la obra, lo cual sucederá con anterioridad a la Semana Santa de 2024.

OTROS ASPECTOS En la realización de la obra, el escultor se compromete a utilizar materiales de calidad poniendo el máximo esmero y la mayor dedicación para ultimar la escultura con el mejor resultado en términos artísticos y devocionales.

del natural. Ambas piezas se modelarán en barro o plastilina a tamaño natural sirviendo de modelos para el posterior sacado de puntos y así visualizar el resultado final de volúmenes y su apariencia definitiva. En este proceso el cliente tendrá que visitar el estudio del artista para dar su visto bueno del modelado de la obra.

Los posibles trabajos de orfebrería (corona del Señor, si fuera necesaria) no se incluyen en esta cantidad acordada. El transporte de la obra desde el taller del imaginero hasta su destino será efectuado y costeado por el cliente. Cieza, a 14 de enero de 2021

Pasada esta primera fase y su aprobación, se iniciarán los trabajos de reproducción de la obra a madera. Las dos piezas se realizarán en madera de cedro real, las cuales, una vez talladas y debidamente tratadas, irán estucadas y policromadas al óleo, dándoles un toque final de barniz protector mate 29


“UN SENTIMIENTO BICENTENARIO” José Antonio Martínez Puerta

H

suspensión, confiados en que todo el sacrificio personal contribuyese a vencer la enfermedad. Y todos nos consolábamos con la mirada puesta en la Semana Santa de 2021.

a llegado el año 2021. Un año que permanecerá en nuestra memoria, lejos del olvido, por todo lo que estamos viviendo, debido a un coronavirus muy contagioso, que ha cambiado radicalmente nuestra manera de abordar la vida. Todo empezó con la suspensión de la actividad lectiva presencial a partir del quince de marzo del pasado año, sin que volviera a asistir a sus aulas nuestra población escolar hasta el inicio del curso actual. Estuvimos confinados, palabra que resuena asiduamente en todos los oídos, en nuestros hogares. Solo se podía salir para lo esencial. Por primera vez en la vida de muchos llevamos un documento salvoconducto para justificar nuestra movilidad. Es algo inimaginable para nadie. Hubo que suspender los desfiles procesionales de la Semana Santa dos mil veinte y celebrar el Santo Triduo Pascual en lo más íntimo y profundo de cada Cristiano al estar también los templos cerrados al culto. El mundo Nazareno de Bullas, sus Cofradías y todos los que aman esta manifestación de religiosidad popular que recorre nuestra villa se lamentaron por la inevitable y necesaria

Pronto hará un año y seguimos padeciendo esta epidemia, y ya conocemos que tampoco este año saldremos con nuestro rico patrimonio escultórico, artístico y humano a nuestras calles. Serán ya dos años seguidos sin procesiones. Es la triste realidad que está en el día a día de todos, pertenezcamos al mundo nazareno o no. De nuevo tendremos que confiar que recuperaremos nuestras procesiones en el año 2022. Y, en estas circunstancias, la Ilustre Cofradía de San Juan Evangelista alcanzará sus doscientos años de existencia.

“Finalmente, el 24 de junio de 1821 (día de San Juan, pero el Bautista) se fundó oficialmente esta asociación religiosa…” Esta reseña textual que aparece en la página 163 del libro La Semana Santa de Bullas, escrito por José Luis García Caballero, habla de su nacimiento. 30


Ciertamente, este complicado año de 2021 la Ilustre Cofradía de San Juan Evangelista conmemora el 200 aniversario de su creación, sin poder garantizar ninguno de los actos previstos para su celebración, impulsada por un generoso grupo de personas que, lejos de buscar el reconocimiento individual dieron vida a un sentimiento que nació bajo el nombre de Nuestra Señora de la Aurora.

la familia de Don Manuel López Carreño que supo custodiar la imagen de Nuestro Titular, evitando su destrucción. Gratitud para todos los Consiliarios que hemos tenido a lo largo de nuestra historia. También agradecemos al resto de Cofradías Pasionarias y a la Cofradía de la Virgen el cariño que nos muestran. Sentimiento de afecto a los Hermanos y Hermanas de esta Cofradía, cuya entrega y fidelidad permiten la permanencia hasta hoy de esta Cofradía Blanca, la de los albañiles, según oía en mi niñez. A todos cuantos quieren a esta Cofradía y sienten un cariño especial hacia su Titular, San Juan, y ahora a La Verónica y a San Pedro. A los Auroros; a los que portaban los cables que iluminaban el trono de San Juan y los faroles de los penitentes, y que se enchufaban en lugares estratégicos del recorrido; a los nazarenos y nazarenas; a todos los anderos; a todas las anderas; a los músicos; a tantas personas que trabajan en sus casas para coser túnicas, para hacer flores para la alfombra del Corpus y en diversos menesteres; y a las personas que han formado las diferentes Juntas a lo largo de estos

Más tarde, y para acompañar a las túnicas blancas que salían en Semana Santa, la Cofradía de Nuestra Señora de la Aurora, y dado que esta no tenía ningún paso que representase los momentos de la Pasión, acordó adquirir un San Juan de vestir. Todos estos datos y muchos más quedan recogidos en el libro de La Semana Santa de Bullas editado en 2013, y cuya lectura recomiendo. Pero, independientemente de los datos históricos, esta Cofradía atesora, a lo largo de su existencia, infinidad de historias personales repletas de sentimientos y que han ido siendo transmitidas de generación en generación. El primer sentimiento heredado de nuestros antepasados es el sentimiento de gratitud. Gratitud a aquellos vecinos de Bullas que allá por el año 1819 presentaron una solicitud para erigir esta Cofradía y que persistiesen en su intención hasta que se hizo realidad en 1821. A ellos debemos guardar memoria porque su proyecto de fe inició una historia que, doscientos años después, todavía continúa. Y entre 1821 y 2021 son muchos los que han permanecido en su devoción a nuestro origen, Nuestra Señora de la Aurora, ampliada a San Juan Evangelista, y más recientemente a la Santa Mujer Verónica y San Pedro. Gratitud, también, a todos cuantos han pertenecido y pertenecen a esta Cofradía, a su fidelidad, entrega y generosidad, y que también contribuyeron y lo siguen haciendo a continuar escribiendo páginas en la rica historia de la Cofradía de San Juan Evangelista y Nuestra Señora de la Aurora, como se llamó durante un tiempo. Como no tener un especial recuerdo a 31


doscientos años. También sentimos admiración y gratitud por todos los que han colaborado de manera desinteresada, callada y anónima con esta Cofradía asegurando su continuidad, esperemos que para siempre. Y a todas aquellas madres que hacen todo lo necesario para que sus hijos e hijas tengan preparados sus equipos de nazareno y nazarena o andero y andera. En estos momentos nos embarga un sentimiento de tristeza ante esta pandemia que impide por segundo año consecutivo la salida de nuestras Cofradías, ora en sus traslados, ora en sus procesiones; así como en el resto de actos que tenemos en Nuestra Semana Santa organizados por el Cabildo Superior de Cofradías. Sí podremos celebrar en el Templo, a diferencia del pasado año los Santos Oficios de Jueves Santo y Viernes Santo, y la Vigilia Pascual de la Resurrección, en la que viviremos el sentimiento de alegría y euforia porque Cristo resucita y vence a la muerte y nos recuerda que nosotros también estamos llamados a una Vida nueva y eterna junto a Dios. Estamos convencidos que contaremos con Bullas, al completo, que nos ayudará, como lo viene demostrando año tras año, sintiéndonos optimistas, porque harán de las Procesiones de la Semana Santa 2022 unas de las más esplendorosas y magníficas, entregándonos en cuerpo y alma para preservar este legado religioso y cultural, heredado y mantenido desde su origen hasta nuestros días, gracias al esfuerzo y la ilusión de tantas personas desde los más jóvenes hasta los de más edad. Seguro que será una Semana Santa especial.

duras jornadas de trabajo, normalmente en el campo, a preparar todo lo necesario: limpiaban o hacían las flores de papel o plástico, limpiaban y planchaban túnicas, revisaban los cables y faroles para que iluminasen, repasaban el trono. También preparaban la merienda para anderos, porta estandarte y faroles que lo acompañaban y los encargados de dar luz a la Cofradía. Y todo eso se hacía en las casas de diferentes Hermanos Blancos, casi siempre de los Hermanos Mayores porque no existían las sedes. Y nostalgia de las capas blancas de Viernes Santo en la noche.

Quiero hacer un pequeño paréntesis e introducir un sentimiento que hace referencia a lo que fue y que ahora tanto ha cambiado. Lo hago desde la nostalgia, sentimiento que se remonta en el tiempo, a un pasado más lejano o cercano. Recuerdo de hombres curtidos y mujeres fuertes que durante los días próximos a Jueves Santo dedicaban su escaso tiempo libre, después de

Todo lo escrito se condensa en un único sentimiento y que contempla a todos los anteriores: Sentimiento de Amor por Nuestra Cofradía, la de San Juan. Solo por Amor se 32


de su Pasión, Muerte y Resurrección.

comprende lo que representa y significa ser de San Juan. Solo por Amor se engaña al cansancio y agotamiento y se da un paso más cuando parecía que no quedaban fuerzas. Solo por Amor se te olvida el tiempo dedicado y que le quitas al sueño y al resto de la familia, quienes también por Amor te comprenden y respetan en los días más intensos que vive un Cristiano. Solo por Amor se desprende un ser humano de los intereses personales y se mantiene fiel a su Cofradía, presumiendo de amarla siempre.

Como ha dicho, recientemente, el Papa Francisco la Cuaresma es tiempo de espera y el Cristiano sabe que ello nos lleva a la Esperanza. Preservemos el legado y vivamos esta y todas las Semanas Santas con la intensidad y recogimiento como la vivió Jesús. Y a todos los que mostráis afecto por esta Cofradía que celebra su doscientos aniversario manteneos fieles a Cristo como lo hizo San Juan.

Amar a esta Cofradía de San Juan Evangelista, al margen de sus virtudes y miserias; de las personas que la dirigen, con sus aciertos y errores; de las opiniones acertadas o equivocadas de sus Hermanos o Hermanas. Amar a esta Ilustre Cofradía de San Juan Evangelista solo lo podréis lograr si tenéis verdadero AMOR.

Qué Dios os bendiga a todos y todas. El Presidente.

AMOR como mostró Nuestro Señor entregando su vida por todos y cada uno de nosotros y que las Cofradías de la Semana Santa de Bullas ilustran por nuestras calles en los días

33


CON TEMOR Y TEMBLOR ... Antonio Caballero Fernández

E

ra el 30 de octubre, las campanas del templo parroquial, repican de manera extraordinaria pasadas las doce de la mañana y después del toque diario del Ángelus, algo extraordinario anunciaba aquel repique, al mismo tiempo lo hacían las campanas de la Catedral, después de que en el patio del Palacio episcopal nuestro obispo y pastor anunciará la noticia.

celebración cargada de fe y sentimientos y de nuevo dijo Si al Señor, se fio una vez más y comenzó a caminar en esa nueva realidad, con temor y temblor, si, pero con la confianza plena de saber de quién se ha fiado. Hablar de Fernando es hablar de un amigo leal, de un buen y gran sacerdote, buen pastor, es saber que siempre encuentras en él, al amigo, al sacerdote disponible, atento a la escucha y dispuesto a la ayuda, pero Fernando es un enamorado de sus raíces, un gran embajador de Bullas, su pueblo, el lugar que le vio nacer a la vida, el lugar donde nace y crece en la Fe, Bullas siempre en su boca, en su corazón y son sus ojos los que se iluminan cuando canta a su tierra allá donde le preguntan o se da ocasión de ello.

El Papa Francisco había elegido a un nuevo obispo, concretamente al que ocupará la sede vacante de Zamora. Un hijo de Bullas era elevado al episcopado, es el tercero, precediendo a D Antonio García y D Alfonso Rodenas, D Fernando Valera Sánchez, sacerdote hijo de Bullas se convierte en el titular de la sede diocesana de Zamora.

Nombrado obispo elige su escudo episcopal y un elemento central es el escudo de la Villa de Bullas, escudo coronado con la cruz de Santiago, en la Diócesis de Cartagena el noroeste esta muy vinculada a la orden de Santiago, es decir de dónde viene y quién es, sus orígenes, Bullas, tierra del Rosario, cuántas veces rezo bajo la atenta mirada de la Santísima Virgen del Rosario, cuántas veces predicó las glorias de María, la patrona muy amada, como iba a faltar en su escudo episcopal María y el Rosario, si bajo su manto maternal nació su vocación, si de Ella aprendió el fiat, que cada día renovaría a cada llamada a cada nueva misión.

Desde aquel día que pidió a Sor Teresa participar en la adoración del Santísimo, supo que su vida sería del Señor y para el Señor y fue respondiendo a sus llamadas y fue obedeciendo a la Iglesia su esposa, y así mismo, con temor y temblor respondió a este encargo del Santo Padre, y acogió esta nueva gracia, fue consagrado Obispo el sábado 12 de Diciembre en la catedral de Zamora, en unas circunstancias especiales por la pandemia, pero en una muy hermosa

En ese escudo hay otros dos elementos de su espiritualidad sacerdotal, una custodia la Eucaristía, Cristo Sacramentado, su amor a Dios vivo, centro de su vida, centro de la Fe, la adoración al Santísimo es algo muy unido a su día a dia, el otro elemento es la imagen de Cristo buen pastor, en su imagen esta la caridad pastoral,quiere aprender de El, a ser ese buen pastor en esta parcela del pueblo de Dios, que peregrina en Zamora. 34


Como lema ha escogido un texto del evangelio de Juan, permaneced en mi amor, son palabras que dice Jesús a sus discípulos y que han ido resonando durante estos días en mi corazón, es permanecer en el amor de Jesús, en el he nacido a la vida, a la Fe, a Jesucristo; entonces su amor es el centro, el lugar donde yo hábito, como decía Benedicto XVI, ”habitamos en la bondad y el corazón de Dios”. En ese “habitar en el amor” nos vamos forjando en Cristo. Así quiero que sea mi mirada y mi servicio a la iglesia en este momento, en palabras de D Fernando.

de una familia nazarena “mora” amante de sus raíces, de su pueblo y de sus tradiciones; pregonó nuestra querida Semana Santa, la que conocía desde muy pequeño. Hoy la iglesia lo nombra sucesor de los apóstoles y lo hace miembro del episcopado español, de lo que Bullas y todos los que nacimos en este lugar, puerta del noroeste murciano, nos sentimos muy orgullosos. Don Fernando que Dios le ayude a dirigir está parcela de su grey y siempre le proteja la Santísima Virgen del Rosario a quien tanto ama.

Este artículo solo pretende ser una reseña de un hecho importante e histórico para nuestro pueblo, sobre una persona nacido en el seno

35





Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.