Page 1


© De artistas y poetas que participan en la antología - Título: PALESTINA – POEMAS IV - Autora portada: Kholoud Jameel Ah - Presentación: Ana Patricia Santaella Pahlén - Selección y coordinación: Ana Patricia Santaella Pahlén y Xabier Susperregi - Edita: Biblioteca de las Grandes Naciones bibliotecadelasgrandesnaciones.blogspot.com/ Libro N º 30 Correo de contacto y colaboraciones: xsusperregi@gmail.com Oiartzun, País Vasco, Marzo 2014


PALESTINA POEMAS IV

Pr贸logo: Ana Patricia Santaella Pahl茅n Selecci贸n: Ana Patricia Santaella Pahl茅n y Xabier Susperregi


POEMAS DE MAHMUD SOBH


DESDE EL SILENCIO Silencio -el silencio es también tiempo-. El ruiseñor llama al bosque. El bosque crece hasta el cielo. El cielo despliega sus azules. La música es su corazón que llama, crece, despliega y nos abraza en silencio. Ay, corazón, ¿quién oye tu música en latidos?


ARCOS DE LA FRONTERA ¿Son halcones que vuelan en Andalucía, en el cielo que hoy toco con las extremidades de mis dedos? ¿Son pájaros que, de tan inmediatos, se me aparecen grandes? Míralos cómo tienen sus nidos colgados en los balcones de estas casas. Se han familiarizado con los habitantes de este gigante nido. Pero Arcos no es nido, que es un collar de estrellas. Su frontera es el límite entre lo que se toca y lo que no se pisa. No lo contemples, por favor; te dará vértigo. Es preferible vivir lo libre al aire, igual que lo hace el pájaro suicida clavado por la roca de su frontera. Está donde yo piso y, a la vez, me suicido por tocar su belleza.


EL ESPEJO DEL MAR No explicaré mi verso. Soñó el mar un espejo donde ver sus secretos, Y me vio con el yugo, nutriendo con mis años a la Muerte. Esclavo de tu espejo soy, oh Mar, esclavo de pecados. El marco del espejo se afiló en mi sangre y mis venas. La farsa del espejo es la tragicomedia de mi Sino. No explicaré mi verso.


MOLINO DE NOSTALGIA

A mi hijo Tarek

Ay, Toledo…Toledo… Aquí estoy, anclado en tu foso, tenso por verte venir a rescatarme de las garras del Tiempo, de la tierra viscosa. Aún espero en el fondo del barranco, sin mano que se extienda hacia mí; sin ver más que tus mástiles brillando desde lejos, como un fuego en la cumbre. Ábreme, Isla de luz, aunque un instante sea, el Templo y las casas del Señor. ¡Hijo de Galilea! desde que nací llevo la cruz y riego con mi sangre el Gólgota Ay, Toledo… Toledo… Tengo sed. ¿No hay una gota que me aplaque? Mi huerto, allá, en Galilea, ya no es mi huerto, y mi cántaro hace tiempo que está seco. Oh, puerto de la Historia mi historia terminó cundo olvidé mi nombre. Acógeme en tu regazo.


UNA MEZQUITA EN CÓRDOBA Sereno, ábreme la puerta: esta casa es mía. El patio ya es plaza. -Blanco, rojo-. Las columnas son ya piernas. -Blanco, rojo-. Los arcos son ya herraduras. -Blanco, rojo-. El almirab ya está orientado al noroeste. Alá ya está crucificado. -Blanco,rojo-. Sereno, ábreme la puerta: mi casa ya no es mi casa, ni yo soy yo. -Blanco, rojo-.


VENDRÁ EL OTOÑO Vendrá el otoño. Caerá un cerco y se precipitará un muro. Y se abrirán al viento casas y más casas. Vendrá el otoño. Siento su sangre ya. caminar por las venas de nuestros desiertos puros. Y lo veo en los ojos absortos de nuestros niños. Crecerse con el odio y con la llama; sembrarse como airada revolución. Vendrá el otoño. ¡Apretaos con fuerza las ampollas! ¡Dejad sangrar la herida, y rociadla con sal! Cuando suenan los vientos, los torrentes del cielo se hacen yerba y palmeras en la arena, y dan sombra las hojas a la herida. ¡Apretaos con fuerza las ampollas! ¡Dejad sangrar la herida, y rociarla con sal!


COMO UN FANTASMA EN MONDRAGÓN Iba solo en la noche. Olas de vino tinto llevaba en la barriga y las alas del viento caminando en sus ojos. Sus pasos eran rápidos, pues le llevaban desde una esquina

a otra,

de un bar a una taberna, de una noche a otra. Cuando se quedaba solo en la madrugada iba desde la plaza hasta las calles para saludar las puertas de aquellos que le habían estrechando las manos la precedente noche, no está, la del momento, tan finalizada. Explicaba: debo de hacer justicia a mis amigos, que son todos. Y las puertas se abrían para dejar, luego, salir a su fantasma ebrio. A su trabajo siempre llegaba tarde, llevado por los brazos de sus muchos amigos, cargado por la sed y la fatiga. He aprendido con ellos a vencer las fronteras y los medios. Y, ahora, es un fantasma de la noche. En su tierra.


LA CARTA Tu rostro en la ventana asoma media luna temerosamente y un poco con prisas. Entra y no sale. Oigo el murmullo de tu mar sereno. Y yo, algunas palabras y la pluma, me pongo a escribir una carta: Amor. Ven. La noche es sensible como tus labios, que me los pinta la luna; como tus ojos, que brillan desde el cielo; como tu voz, que acerca el mar; como tu caricia, que la brisa me recuerda. Tal mi pluma, que marcha a media tinta. Tal estas palabras, que no se atreven a nombrarte. Amor, ven. La noche es tan sensible Como tu ausencia es mi alma y en mi hogar.


Obra de Anas Salameh, Siria


Obra de Talal Moualla


Obra de Waleed Yassin, Egipto


Obra de Yousef Kalloub


Obra de Ola Hejazi


Obra de Kinan Al-Rubaie


Obra de Aula Al Ayoubi


Obra de Bassel Aklouk


Obra de Faiza Maghni


Obra de Bashir Sinwar


POEMAS DE SUAD MARCOS


OFRENDA Más allá de los límites me transformo. Mi existencia se sitúa en tu alma, persiste, incide. El verso libre se rompe y abarca plenitudes infinitas. Mi devoción por vos abre surcos, palpita designios, atraviesa mis auroras. Te reúno en esta ofrenda. En el esplendor de mis treinta y cinco años existo rebosada de tu sensatez que encierra renaceres. Beirut, 1981


PREGONO Tu rostro surgi贸 entre las almohadas, y se desataron chubascos. Extra帽os vaivenes de magia empezaron a a帽adirnos. Esta noche es mi rotunda afirmaci贸n de amarte. Beirut, 1981


SOY PARA VOS a Él Por tus ojos que nunca piden nada, descubrí que estabas hecho de otros materiales. Por ese montón de amor con que llenás todos mis espacios y recodos, aquí, en esta ciudad que me pertenece y no me pertenece; en estas calles, entre el sonido casi permanente de las balas que se va convirtiendo en el llanto nuestro, aprendí que para amarte no necesito tener ni edad, ni color, ni tamaño, porque yo seré legendaria en tu vida. Soy los siglos de amor que nunca has conocido, que vos mismo te arrebatás. Soy tu propio silencio ensimismado, y vos seguirás siendo vos. Beirut, 1982


INAGOTABLE Te amo exacta, delicada, candorosa, sincera, desprendida. Te amo esplendorosa, arrebatada, ardiente, vertiginosa, salvaje, rotunda y posesiva. Te amo maravillada, inducida, consagrada, mรกgica y nostรกlgica, inagotable te amo. Beirut, 1982


DESLUMBRE Te pienso así, turbulento, como el mar alborotado. Te veo resplandecer atrevido como el cielo mediterráneo. Te veo como sos –grande– porque tus sueños son tus únicas fronteras. Por ellos te están midiendo. Beirut, 1982


LEGADO En tus manos dejo mi risa y mi olor. Me voy, pero me llevo: tu mirar, tu ternura firme y el mont贸n de alegr铆as que me has regalado. Beirut, 1982


ESTIRPE Desafío caminos llenos de tumbas. Versos rebeldes reúnen sangre y muerte. Me anegan brumas perennes, insurrectas. Voces de niños despedazados gritan un adiós detenido en mi sangre. Centellea el nacionalismo infinito de mi padre; se aloja en el sufrimiento de este pueblo, en el dolor asido a mi linaje.


En el Líbano se apagó la risa; lloré y volví a llorar mi origen; mis palabras arremeten contra las trincheras, velan la sangrienta tumba de Beirut. Lemas y mandatos burlan los anhelos, espantan la paz, la amilanan. Los Phantoms hirieron todos mis poemas. Me deslizo esparcida en la nostalgia. Palestina, partimos buscando olivos y jazmines nuevos. Y Fairuz1 nos dijo adiós con su canción: “Li Beirut”2… Mar Mediterráneo, 1982

1

Nombre artístico de Nuhad Haddad (1935), cantante y actriz libanesa, considerada la cantante viva más famosa y querida de todo el mundo árabe. 2

“A Beirut”.


NO ME DEJARON VERTE Yacen frente a mí sobre el amanecer: Gaza Ramala Belén Haifa Jaffa Yenín. Más allá de la lejanía, los versos amanecen amontonados en tu ausencia. En las tinieblas me asalta el llanto. Belén, 1997


A YASSER ARAFAT

3

El día me sorprende frente al televisor. Anunciaron tu muerte. Ajustada al silencio, coloco mis sueños debajo de tu lápida. Sin coronas ni oradores te entierro a mi manera. Sobre tu pecho deposito este poema. Mientras, el Profeta sonriente recibe al dulce “terrorista” en su cielo. Managua, 11 de noviembre de 2004

3

Yasser Arafat (1929-2004) es una de las figuras más importantes de la historia contemporánea. Líder nacionalista palestino, dirigente máximo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), legendario guerrillero, fundador de Al-Fatah, principal facción militar y política de la OLP. En 1994 recibió el Premio Nobel de la Paz y el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.


Junto la lucidez con la ternura, y audaz me instalo allá, en Palestina. Permanezco con un júbilo triste entrelazado al cariño que te reúne en mis versos. Las metáforas vigilan el hábito de amarte. Tu ausencia surge en atardeceres que persiguen tu lejanía. Managua, 2005


DESPROVISTA Tu ausencia asola el alborozo de mi alma que te enflora con mi palabra insomne. Tu muerte me tomó desprevenida. ¡Qué tarde decidí volver! Managua, 2008


OBSTINADA Mi patria tiene sangre, tiene nombre: Palestina. Se imponen errantes las palabras constantes de metĂĄforas, de horizontes. Marco las horas sorteando las muertes; Palestina es un laberinto acosado. Mi nostalgia se agita en silencio ante la crudeza de tanta estratagema. La rabia se apodera de esta travesĂ­a de exilio en nuestra propia tierra. Nos niegan el derecho de arrullarla. Mi porfĂ­a trasciende aunada a la tierra, sobrepasa las derrotas. El retorno es incuestionable. Managua, 2009


DESDE HACE NUEVE AÑOS Desde entonces, se apagó el esplendor de las estrellas, callaron los manantiales cristalinos. Desde entonces, soy una mujer de grandes tristezas sin enterrar la sonrisa. Llena de atardeceres nostálgicos y madrugadas insomnes, miro hacia Él y conversamos a través de la intensidad del silencio. Serpentean crepúsculos sin muerte y se extienden mis sueños en todas las galaxias. Desde entonces, llevo hasta su tumba las notas del laúd, Devuelvo el resplandor a su historia porque de repente los tiempos cambiaron, sus amigos cambiaron, se mudaron los abrazos y los besos y todas las palabras… menos las mías… Veo la inmundicia de los omniscientes, a una refinada embustera, a los sagaces patrañeros. En tropel las palabras me conducen al mausoleo pulido con su sangre. Yo no siento este pasado como objeto abandonado: fluye en armonías poéticas


que brotan de repente, se entrelazan a su ausencia; Surge en manantiales de palabras que hilvanan el amor que festejamos juntos. Constantemente desciendo hasta su tumba y forcejeo con esa ausencia que me rompe las palabras y me despedaza los sueños. Él se refugió en atormentadas noches pobladas de hastío. Extiendo palabras que trazan el esbozo de un Arafat atrapado entre vigilia y cadalso. Entre el exilio y el paso de los tiempos. Entre secretos y papeles. Entre ataúdes de sueños que lo llevaron a la muerte. No encontré otro lugar para guardar su presencia póstuma. Solo estas páginas. Aquí la resguardo. Me refugio en mis lágrimas que humedecen los escritos extendidos sobre mi duelo. Revelo cómo he revestido con letras esta rebelde nostalgia. Declaro cómo me quedé construyendo su silencio con palabras. Mi sudor y mi sangre se extienden hacia sus sueños confinados a confabulaciones, deslealtades y proclamas. Yasser Arafat fue rehén del agobio de águilas, de gavilanes, de buitres sin rostros. Inmenso es mi coraje, pues esta vez nos separó la muerte. Trastoqué el universo y no lo lamento. Mi angustia grita desesperada. Nada es lo mismo. Él ahora duerme en un nicho, allá en la Mukata.


Obra: The mask, de Hilda Hiary


Obra de Bassam Nasser


Obra de Waheed Afanah


Obra de Fotna Galal


Obra de Nasrin Abu Baker


Obra de Juhaina Habibi Kandalaft


Obra de Majed Shala


Obra de Maher Naji


Obra: “The Weight of memory” de Najla Shawkat Fitouri


Obra de Naheda Darwish Issa


POEMAS DE GHASSAN ZAQTAN

TRADUCCIÓN DE AHMAD YAMANI


NI TÚ NI YO La blancura bajó de la pared y la alfombra persa llegó. Las luces de los autobuses agitan la cama y las sombras y hay un susurro que viene del cuadro del invierno colgado en la oscuridad, el susurro que ilumina el bosque en nuestras pesadillas. Las patrullas de la Guardia y sus apelaciones irritan a las hierbas y a los pájaros inactivos y dejan al muchacho escondido en una zanja como un paño muerto. La mujer violada casi cada noche por su esposo se durmió en la ventana, esperándole. El niño que llora, hijo de nuestra vecina cristiana, sigue gritando bajo el mosquitero, mientras su madre señala la oscuridad. La viuda ve las fotos y se ríe de todo corazón. La luz de la calle golpeó el suelo, la pared y el retrato de la familia, las pocas voces trepan por las murallas como fantasmas inquietos y silenciosos.


Todo ahora es sombra más allá de la línea de la luz, Todo parecen sombras que secaron en la oscuridad. El hombre que casi todas las noches viola a su esposa regresó del trabajo y cerró la ventana. Nuestra vecina cristiana, la madre del niño que llora, reza delante del mosquitero en el que se durmió el niño, gimoteando. En la zanja, el muchacho se encogió como un feto, y alguien gritaba entre las sombras. La viuda se durmió, sin taparse, como de costumbre; sus senos respiran preocupados bajo la luz y su rodilla brilla. Mientras, en la fotografía, un hombre obeso ríe como un niño mirándola. Ni tú ni yo podemos cantar en este desierto.


NADIE VINO Nadie vino Solo los muertos llegaron temprano y se sentaron con aspecto confundido. El humo y las cenizas de las camas quemadas se mueven como un hielo negro en el aire de la sala. El humo se filtraba a travĂŠs de las ventanas cerradas, por debajo de las puertas y del suelo limpio; se apresuraba por las miniaturas persas de la alfombra. Se enganchaba en las cortinas, en los manteles almidonados, en las coronas de flores y en las botellas de agua mineral. Entonces alguien dijo, describiendo lo que pasĂł mĂĄs tarde: Nadie vino solo los muertos llegaron temprano sin excusas deliberadas y con un solo pretexto mudo.


NACÍ PARA VER Como si hubiera nacido para ver y como si hubieran nacido para ser desgraciados. No hay ninguna salida ni truco. Les veo subir del humo y levantarse de los marcos rotos de sus retratos, seguir con su sublime desesperación, como si hubiera nacido con ellos, buscar a sus muertos hábitos y su vocabulario, que se quedó vivo después del paso del Apache o aquello que nació durante su muerte. Buscando con preocupación los dibujos artesanales de las almohadas. Los dibujos que, por algo, recuerdan ahora.


TÚ NO TENÍAS NADA QUE VER CON ESTO Tú no tenías nada que ver con esto. Quienes vieron eran mis ojos, quienes acariciaron eran mis dedos, quien tocó como una campana en el desierto era mi corazón y quien se extravió y quien se encaminó era mi cuerpo. No te reprocho por eso; solo apaga la luz para que vea lo que has visto.


LLUEVE EN LA CALLE CORTA Y ARBOLADA Bajo por la calle corta y arbolada Desde el restaurante “Anglo” hasta el Ayuntamiento. Allí vi por primera vez a Edward Said, apoyándose en la mano de Ibrahim Abu Loghd, Entonces llovía, bajo sus pasos lentos, en la calle corta y arbolada. Llovía en la novela, sobre la tela vieja que cubre a los niños abandonados en los barcos con fugas, En cuya esquina están la mujer que se viste con un abrigo masculino y el hombre que sujeta su cabeza con las manos, apoyado en la ventana, después de la medianoche. Llovía sin parar y predecía, rayos y relámpagos, sobre las lápidas y los faros, sobre los sabios de la corte, los sacerdotes y los poetas, sobre los predicadores de las plazas públicas, los jueces, los actores, los nuevos imanes, los oradores y la niña que fue enterrada viva en la Fatua. Llovía sobre quienes esperaban a los bárbaros y sobre los bárbaros que llegaron, sin tener que esperar, después del final, y establecieron sus campamentos en el borde del acantilado.


Llovía sobre la charla de los dos hombres que seguían andando bajo el arco del eucalipto y las agujas mojadas del pino, por todas partes, sobre todo en las colinas que rodeaban la ciudad; se podían oír los gritos de los bárbaros y divisar su fuego en la noche, cuando la lluvia cesaba; se podían escuchar los suspiros de sus mujeres y distinguir el rumor de las pulseras y tobilleras, sus negros cabellos y la respiración de sus hombres, que eructan en sueños. Llovía sobre los bárbaros, sobre sus caballos y en sus extraños campamentos de ese flanco, un poco después del final, donde el tiempo está abierto al abismo al margen de los calendarios de los sacerdotes, los gestos de los jueces, las fiestas del rey, los prodigios de los actores, las oraciones de los imanes, los ejemplos de los predicadores y la única pregunta de la niña que fue enterrada viva, donde todo, casi todo, se relaciona con la astucia de los dioses y sus preocupaciones y el trama de sus hijas aburridas.


ESCUCHAR Escuchar, eso es exactamente lo que está sucediendo ahora. Escuchar las quejas oprimidas y enredadas, seguir los pasos que no pertenecen a nadie. Escuchar cómo el aire que sopla desde las fuentes tristes roza las mangas de los muertos que siguen la perforación después de la medianoche Escuchar también el hastío que sigue regando las plantas secas, atender la única luz presente en la montaña, y cuidar el deseo que sale de su baúl cada vez que dormimos y empieza a tocar miembros y sábanas. Estás dormida ahora y no ves al chico y la chica que abren la caja. Estás dormida ahora; los muertos salieron del reloj de la pared con sus vastas mangas, hay quien acaba de empezar a regar los agujeros que crecen detrás. Estás dormida ahora, abandonada, y ellos siguen la perforación y el riego sin llevar a la fiesta tu maravilloso cuerpo.


LA CANCIÓN DE LA NIÑA AL LADO DE LA VALLA Deja que lo pase, dijo el viajero a la chica al lado de la valla. El desconocido le dijo: Deja que la tierra vaya a su gente y ata tu mechón de pelo para que seas feliz en tu matrimonio. Un pájaro pasajero le dijo: ¡Hija mía! No duermas aquí, enciende el fuego, pues el frío dobla el camino detrás de las colinas como una alfombra en el aire. El soldado le dijo a la chica: No me reconocerás si regreso, la guerra come a quienes matan y también a quienes mueren y nada vuelve, salvo el aullido. Un vecino le dijo: Mi padre me vio muerto en el sueño y me alejó de ti. El pozo le dijo a la chica: Tus ojos son míos.


EL CANTO DE LAS ESTATUAS Aquí estamos tropezando con nuestros sueños y nos levantamos para llegar a las plazas a tiempo. Nuestros cuerpos en forma de dioses y nuestros órganos visibles para los transeúntes, las ventanas y los pájaros. Con nosotros, la retórica el truco y los objetivos curvados como arcos de victoria. Las multitudes las intenciones fluidas y la sabiduría completada detrás de nosotros. Las marcas realizadas por los escultores expertos en las costillas del pecho, las curvaturas del hombro y en el hueso pélvico continúan creciendo sobre nuestros cuerpos como enredaderas incansables. Nuestra obediencia es ciega y nuestro esfuerzo es elogiable. Nuestras sombras jadean en las aceras mientras nos levantamos de los obstáculos en nuestro camino hacia las plazas, para que cada uno llegue, como ya es nuestro destino, a su mármol que siempre estaba allí, esperando como un fin ciego e inevitable.


IR ALLÍ Cuando llega el día, entero, como un grupo de felices flautas, cuando te ríes, tal y como lo haces ahora, cuando se eleva esa risa, con su olor a canela, hasta el umbral bajo en el que los invitados se tropiezan habitualmente, cuando oye el flujo del agua en la terraza e intuye, como ahora, que las flores de hibisco, los tres finos tallos, que él escogió de la tumba de su madre, intentan que sus brotes asciendan de nuevo. Piensa, sin darse cuenta, en escuchar a la mujer que ríe en la terraza. ¡Qué bueno que no nos hemos ido con los que fueron!


POR COSTUMBRE El soldado que fue olvidado por la patrulla en el parque, la patrulla que fue olvidada por la Guardia Fronteriza en el puesto de control, el puesto de control que fue olvidado en el umbral, la ocupación que fue olvidada por el político en nuestra vida, el político que fue soldado de la ocupación. El Merkava que fue olvidado por el ejército en la escuela, el ejército que fue olvidado por la guerra en la ciudad, la guerra que fue olvidada por el General en la habitación, El General que fue olvidado por la paz en nuestros sueños, La paz que conducía El Merkava Siguen disparando a nuestras cabezas sin órdenes, así, por costumbre.


NO SE CREE LO QUE VE Como quien recuerda cosas que no suceden, confundido, y no se cree lo que ve, la luz en la montaña le preocupaba también, la única luz que veía cada noche, como si la penumbra se riera sola allí.


Obra: “Apple Tree” de Zeena Mustafa


Obra de Khaled Nassar


Obra de Ayham Anwar Hammad


Obra de Fathi Ghaben


Obra de Marwa Alnajjar


Obra de Sameer Elhallaq


Obra de Raed Issa


Obra de Motaz Naim


Obra de Anas Salameh


POEMAS DE YASSIN KAOUD


CORRIENDO HACIA EL FUTURO PARA RECORDAR Trepando en tu mirar, mis manos separan nubes como cortinas, antes de que la luna llegue a quebrar. ¡Como antes ya no suspiras! Porque por tu venta suelo pasar, aunque en su infierno ardieras, a la memoria del futuro me lanzaré para observar, ¿Si me amaste y aún me quisieras? ¿O se te hace difícil recordar? Antes de abordar la nave del olvido, tan vez ni lágrimas ni llantos soporto, pero no puedo subir a bordo ni irme al submundo, sin llevar conmigo una caricia de tu mirar.


PADRE Fusión de lirios, lilas, pan hecho de rocas y acero. Como todos los hijos de tu generación, forman un capítulo de la tragedia de nuestro narciso, noches de fogatas y cuentos, la Imaginación y el mundo real, torturaron tus cansados hombros. ¿Cuántas veces tuviste que emigrar? ¿Hacia qué sueño estamos yendo padre? ¿Y si lo alcanzáramos qué haremos con el sin ti? Quédate un poco más, al menos espera el retorno de tu amada, ¿Qué le importaría al cielo, si una estrella más llegue tarde para que lo adornara?


¡PERDIDO EN TU BOSQUE! A mi amada

¡Perdido en tu bosque! Atrapado entre las cerezas de tu pecho rebelde muy amante, y las lunas que tornan entre nubes para entretenerte, las moras se tiñan del mismo color de tu mirada errante, aun con tus amores sigo siendo tolerante, busqué mil formas de matarme pero no encontré, mejor forma para asesinarme, más que la de amarte.


LOS VERBOS ANTIPÁTICOS: ¡ESPERAR Y TENER! La espera: es la estación más agotadora en nuestras vidas. Es el único clima que mata ilusiones y me fulmina. Entre dardos y puñal amo la lluvia sin cesar. Gracias pero nada de ti es real. En la estación de la locura prefiero quedar.


EL DIABLO ANTÍCA FURIOSO Dedicado a los caídos

Fuimos 30 mil hombres enfrentados a 400 mil soldados del ejército israelí. Cara a cara ante la máquina de la destrucción y la muerte. 400 mil bombas proyectiles había que aguantar. En un solo domingo negro sobre Beirut 1982. Pero el enemigo no avanza ni un centímetro. Aviones de combate, artería de montaña, el mar escupía veneno. Su infierno no dejaba de cesar ni dormir ni descansar. El día convertido en oscuridad de tanto humo y la noche ausente. Llevamos mujeres embarazadas rescatadas debajo de los escombros. Agonizando pero daban a luz antes de morir. Al día siguiente esperamos que las excavadoras. Para que nos saquen de debajo de las ruinas. Volamos del frente de batalla para guardar. Lo que queda de los recuerdos de amigos. Las refrigeradoras llenas de un cercano hospital. Diez mil bombas más pero el enemigo no avanza ni un milímetro.


VOLVER Llévense lo que queda de sueños al nacer la mañana, lo que me queda de latidos, los primeros ruidos y cantos al amanecer, los aromas del pan y café en la madrugada, llévense todo lo que se le antoja al conquistador. Llévenme más allá del espacio y el tiempo, llévense todo señores, hoy acaricié el sueño de mi amada, vuelvo a contemplar sus miradas habladoras y pensantes, gracias a la lluvia que siempre guardo debajo de mi abrigo, asciendo y vuelvo a su canto.


LAS NUBES NO DEJAN DE LAGRIMAR Desde las tierras lejanas y otros tiempos. La última nube perdida cansada de viajar. Al final del camino me vino a buscar, una errante y un desconocido soñaron un día retornar. Frente a este horizonte inmenso e incierto. Entre mis brazos las mariposas solían reposar. En las pupilas de mis ojos habitar, sobre mis hombros las nubes no dejaron de llorar. Extiende tus raíces, este desconocido quisiera estar, y eternamente de este viaje descansar.


SIN ESTACIONES Entre las estaciones de tus ojos, ¡perdí mi voz, mis dedos y el camino!, una flauta al ritmo del silencio murmulla, palabras con aroma al más amado… Otoño acarició tu parra al pasar, en mi cuerpo dejó tus semillas reposar, ¡Llegó de prisa el invierno! Tus uvas y cerezas fueron llevadas al lagar, solo me resucito con tu cariño, y en tu mirar… entonces… el fuego en tus labios será un sorbo de vino, que me dejará colgado entre lo eterno y lo divino.


AYER EN DAMASCO Abandoné la parra que mi abuelo sembró, Damasco, huérfano de amor me dejó… La mora frente a casa sin tinta amaneció… Sus brazos abiertos ya no me extendió… Ayer la balanza de la justicia se quebró… Ella a mis trepadas y caricias renunció, un árbol con celos muchos frutos me arrojó… ¿Vendría un beduino del desierto arábigo, a quitar esta piel con dólares y petróleo? ¿Lavará nuestra sangre que sus fanáticos y el tirano, en las calles sin razón derramó? Madre, soy palestino, sirio o latino, pero pertenezco a todo lo humano… Aún estoy aferrado al llamado de tu corazón… ¿Quién quitará de mis camisas las moras y el melocotón?


FRAGILIDAD Olivos, nieves, pinos, álamos y sauces, observada siempre por un solitario mar, nada impide que escuche mis cantos… Tal vez la caída de las hojas en otoño, o quizás a la hora que se fractura mi cuerpo, cuando entre sus pezones me pierdo. ¿Habría truenos si algún día me caigo? ¿Será mi fragilidad ante sus encantos? Es mi eterno y simple estar… ¿Será por las infinitas veces que me fracturo, y si me inclino sobre su agua me quiebro?


APASIONADA Llévame hacia las ruinas o escombros, pero con mucha ternura… aborda mis líneas de fuego, desfila entre mis febriles miradas… para volvernos más bellos… en esta estación de locura.


EL ARTE DESCONOCIDO El amor se ha cambiado… anda como el corazón siempre agitado… oh amada, prepárame el cielo… quiero unirme a tus latidos, cuántas batallas por la vida he liderado. Hoy todos me señalan… he allí viene el héroe no habido: solo en el amor fue derrotado. Cada vez que la lluvia me expone… a su mirar en este arte desconocido, me darán por desaparecido.


Obra de Khalid M Eisa


Obra de Talal Moualla


Obra de Marwa Alnajjar


Obra de Koltom Alzobiedi


Obra de Mounir Alied


Obra de Ibrahim El-Awadhi


Obra de Diana Alhosary


Obra de Elizabeth Drabkina


Obra de Mohammad Sabaaneh


POEMAS DE PEDRO ALFONSO MORALES


EL LIBRO Este es nuestro vino: nuestras palabras destiladas para que peregrinen por nuestras entrañas.

(Yabra Ibrahim)

Y bajamos por el caracol para ver el bloque de mármol y su alfabeto, donde se reúnen los silencios y su eternidad, los manuscritos de Ab-Dib y la jarra del Qumrán como si fuera El Salmo de la Pluma y su palabra que ha de llevarnos al pozo ideal de los sueños y el arte para que cante la lengua y su corazón, cantos del alba. Allí están los rollos auténticos y facsímiles: el rollo de Isaías, las cartas de Bar Kobja, el cesto de los romanos y sus esqueletos, el salmo 45 exaltando y bendiciendo a su rey y los acrósticos, endechas, letras tan minúsculas, para ser vistas desde lejos con amor. Hasta me parece ver los versos de Mahmud, aquellos de cielo semejante y soñadores que dicen: “La tinta del mediodía sería blanca si no estuviera el libro de la mariposa en torno nuestro”. Y el libro camina a su destino: cuerpo, idea, para que el hombre aprenda a vivir, viviendo, a morir, muriendo por la libertad y su canto. Entonces, entraremos en las entrañas de la vida y el gran libro de la vida y la naturaleza, hablará.


LA PAZ Entre el alba y el alba estaremos solos, tu pudor angelical estará con nosotros. (Samih Al Qasim)

En el bosque tus ojos verdes se confunden con antiguos recuerdos y al fin la mariposa puede parpadear. Tus ojos de bosque no podrán olvidar el dolor de las vidas que entre tanto dolor se han levantado y alzan vuelo como pájaros azules. Allí, el misterio de la libertad, más grande que los árboles, cantando, tomándote las manos en vuelos. Y entre cantos y alegrías, se juntarán las bocas y los pinceles amarrándose horizontes milenarios. Y ya no estarás sola: aquí, tu pasado, tu presente desbordante de voces y tu mañana como piedra viva, mirándote. Aquí están todas las cosas que te arropan como poema callado. Por eso un día llegará la paz y el tintineo de tu mirada verde pintará el bosque y tu corazón de infancia se llenará de la grandeza de la libertad.


ESTANQUE JUNTO AL ARROYO El murmullo gimiente de los arroyos y un ruido de pasos en la oscuridad que caminan suavemente.

(Nazik Malaika)

Con el agua clara de los montes te haré un estanque junto al arroyo para que se bañen tus ojos y canten: hace tres mil años te di mi amor y llené los depósitos con agua dulce para regar los árboles del bosque que ven en mis ojos la libertad y el amor. Allí, el estanque y la memoria, los antiguos bosques en tus ojos, la salud, la sangre, las cuerdas vocales de los pájaros que cantan con amor, el miedo que empuja a la libertad, libertad. Verás que del estanque, ahora, no sólo saltan las ninfas y aletean los cisnes, sino que nacen los árboles frondosos del bosque que han esperado tu sangre y una vida disimulada. Yo te hice estanque junto al arroyo para que tus ojos verdes y claros como el bosque se posaran en ellos y miraran la grandeza de la tierra. Allí, ella espera como una madre que canta, como una madre que nos hizo inmensos y eternos para que posáramos en ella como el estanque en el arroyo.


LOS MÁRTIRES Y tú / arrojarás una nueva joya al cofre de tus mártires. (Samih Al Qasim)

Allí están los muertos como monumento y vida: tus muertos y los míos. Ahí están los árboles como réplica de los caídos. Miles de muertos son miles de árboles frondosos. Es un museo de horrores y soledades. Cada árbol es un hombre muerto, cada muerto es un árbol con vida reclamando su libertad con llanto. Quiero que tus ojos vean esta devastación que ha de traer los cantos de libertad: la tierra en su dolor espera el día. Pero tus muertos y los míos no están solos: ¡Allí en la tumba vive la libertad, la libertad!


LAS AVENIDAS Mientras seas la cima del mundo, mientras la superficie de la tierra sea convexa, descenderé y me alejaré. (Samih Al Qasim)

Ronroneando al volante detrás de las señales de la vida, vas por las calles grises y tristes de una ciudad cálida y llena de peregrinos. Los turistas te abordan y te llevan por lugares insólitos y sagrados: La Gruta de la Leche, La Puerta de Jafa, El Muro de las Lamentaciones, Betlahem, La Basílica de la Natividad, la mezquita de Omar, El Monte de los Olivos… Y empiezan las preguntas: ¿Chi lo sa? Y tú respondes Zaid, es tu trabajo ser guía y conductor en las avenidas. Vas y vienen por las mismas calles, donde están las muchachas uniformadas controlando la vía y la conducta, con la palma de la mano indicando el alto de las cosas y la vida. El santo día es poco para obrar, porque sabes que, Alegría, tu mujer, y Laila, tu hija, te esperan no sólo con las cuentas del petróleo. Ellas saben que el taxi gira y gira en búsqueda de la vida y el amor. ¡El mundo se asoma, gigante, vira estupefacto, pero sigues solo, profundamente solo dentro de un carro!


EL LAÚD Y SU MÚSICA Sólo quiero estar en el seno de mi patria siendo tierra, hierba o flor. (Fadwa Tuqan)

Todos esperan tu música. Hasta la lejanía que duele, los grises brillos de las piedras carcomidas, ansían el eco de tu voz, tu canto grande, tu solo tono paraliza, inmortaliza, y conmueve los regimientos vecinos. ¡Qué calle la flauta de Suzanne Bloch y el dulce violín de Yehundi Menuhim! Tal vez Fadwa Tuqan lea sus versos en silencio y otra vez nos recuerde que no importa el día ni la hora puesto que en el seno de la patria siempre es de madrugada, verso y flor, y la gente ama tanto las mañanas.


MORIAH Y LA PUNTA DE LOS SUEÑOS ¡Mamá! Sólo se oye al verdugo. Mañana vendrá la aurora. (Nazik Al Malaika)

En la punta del monte, Moriah, hay una luz antigua y eterna. Allí, donde Salomón construyó el templo para las vivificaciones de las gentes, está el enorme caudal de los sueños: no sabremos cuánta historia guardará, cuánta dolorosa lucha tuvo lugar en la montaña de tantas edades. El templo lo arrasó Nabucodonosor y fue reconstruido después del cautiverio babilónico. Vuelto al suelo por Antonio IV y restaurado por Herodes infame. Esa luz llamea y cicatriza en lo alto de las montañas de Moriah, en el corazón de Palestina, porque bajo las bóvedas del templo, se oyó hablar a Jesús: amaos los unos a los otros. ¡Pero no se amaron y abrieron caminos y dolor! ¡Y aquellas palabras de amor siguen soñando! ¡Ah, las guerras, el comercio de gendarmes! ¡Hay que lavar la deshonra de Al Malaika! ¡Habrá que hacerlo pronto, madre y padre! ¡Tan pronto como puedas con Nazik y con todos!


HARAM Y AZUL... DE RUBÉN Y todo desapareció menos el brillo azul de tus ojos y la llamada.. (Fadwa Tuqan)

Todo azul como Rubén Darío entre Abrojos y Rimas, poesía, en medio de la soledad y la grandeza, revestida de turquesa, una maravilla islámica, la mezquita de Omar, como si fuera Azul... Toda la historia antigua, asombrada, tal vez por las ruinas de las ciudades de Herodes, parecidas a las del general en la Loma de Tiscapa. Tanta grandeza reunida, no porque allí tuviera su sede Poncio Pilatos, el pretor, sino porque de ahí salió Cristo hacia el Calvario y a la eternidad con luz en las palabras. ¡El verbo haciéndose poema en la miseria! ¡El primer instante era un tiempo del amor! ¡La poesía y el amor juntándose, mujer y varón, por primera vez y para toda la vida en la temprana insistencia del azul!


BEIT-DJIBRÍN Y CHONTALES Mi alegría de ti /no me otorga felicidad. Que mi tristeza por ti /me la otorgue. (Samih Al Qasim)

Tengo el presentimiento, uno y limpio, que Beit-Djibrin es tierra prometida, porque sus aguas son de leche y miel como nuestra Chontales bella de Bravo. Imagino las colinas, los olivos crecidos, las flores, los bueyes, las ovejas, como si se tratara de hermosos guanacastes en las serranías juigalpinas cubiertas de pastos, donde las vacas y los terneros retozan alegres. ¡La mucha cebada son los trigales nuestros! Tal vez ya no quede nada, ni el jadeo, ni chozas de pastores, ni cebadas, ni establos, ni la catedral de los obispos cruzados, pero el recuerdo es como una ciudad nueva: la Eleutherópolis de Septimio Severo, la Chontales bella de Carlos A. Bravo o la grandiosa León, Santiago de los Caballeros, de Darío, Azarías, Alfonso y Salomón. ¡O la Nicaragua de todos, poesía, música y corazón de la poesía de sus aguas y su gente! ¡Ella me la dará sin desperdicios!


HEBRÓN Dame sombra. Y tú, mujer, pon un trozo de hielo en tu agua. (Yabra Ibrahim)

Allí, en Hebrón, en las tumbas de Abraham y su mujer recogiendo los desperdicios del amor, el pueblo peregrino pasa y besa las losas de las mezquitas. Y Sara duerme, parece que duerme, porque se ha quedado quieta con Isaac y Jacob que mira la caverna en Mambré, sospecha de las miradas y del fuego. El patriarca compró la cavidad en cuatrocientos siclos de plata en Efrón y no vale la pena dejarla sola. Aquí vive la memorable historia bajo las luces doradas y dulces de la tarde, la misma tarde que escogió Rebeca y Lía para soltar sus cabellos en amores en una ciudad antigua de piedras grises, tan antigua como el amor y sus milagros, las muchachas y sus dones traídos de cielo, dando sombra como Ibrahim en luces.


Obra de Irina Naji


Obra de Faiza Maghni


Obra de Aula Al Ayoubi


Obra de Waleed Yassin


Obra de Nareman


Obra de Imad Abu Shtayyah


Obra de Hamza Kanaan


Obra de Fotna Galal


Obra de Randa Haddadin


“DESEMPLEADOS DE LA PATRIA”

POEMAS DE FAKHRI RATROUT

TRADUCCIÓN DE GHADEER ABUSNIENEH


1 Como una semilla tirada por el viento, como árbol de sauce, crezco en mis poemas. 2 El primer ladrido El alma aburrida me dijo: —No me encierren en el mundo de la gente y de los muros. Es que me gustan las caravanas y los caminos sin final. —¿Dónde? A una ola que peregrina por un mar vagabundo. 3 Lo que tú necesitas en tu viaje son: una mujer, un tibio nido, un dios cariñoso, y un desierto infinito. Los perros desplazados sólo tienen sus ladridos y sus almas. Yo, la tristeza, el dolor, el corazón destrozado y la muerte: somos cinco compañeros, que no traicionamos. Un gran cielo. Un viento perdido. Una nube en huida. Todas las ciudades que yo anduve fueron putas que pasaron las noches en las camas de los extranjeros.


Sólo las cenizas de tu alma saben cuántas veces te ardieron, y te calmaron las ciudades, que copulaste. El segundo ladrido Seis palmas en Jericó Buenas noches, palmeras verdes de Jericó. En el invierno te quiero más. ¡Oh, Jericó, me gustaría casarme con una palmera! Nadie puede entender el lenguaje de las palmas. Sólo yo. Me veo, como una de ellas, a las puertas de la primavera. Vienen los cananeos, vienen los romanos, viene Almjusyon, vienen los hebreos, y Jericó, continúa siendo una palma, donde no pasan los años. ¡Oh, Jericó, me arden tus mujercitas, y me aplaca o me calma, tu invierno! En el verano, Jericó baila la danza de la muerte custodiada por una palmera. Jericó, en el invierno, es una bolsa cargada por Papá Noel, llena de lluvia, palmas e infancia. De alegría, se están muriendo las palmas de Jericó. ¡Ay, empieza la boda del invierno! Jericó, en el verano, es una castaña quemada.


Las palmeras de Jericó suben y se asoman por el camino vacío del bullicio de la muerte. Déjenme sangrar en Jericó invierno, mujeres. Déjenme sangrar hasta la última palmera.

Están bailando en Jericó y las palmeras están aplaudiendo, hasta las estrellas se están balanceando. Sólo Jericó carga en silencio el peso de la historia. En Jericó aprendí el alfabeto y conté una por una las palmeras. No tengo nada de Jericó, sólo el sentimiento de soledad como una palmera que alcanza el cielo. ¡Oh, verdes palmeras, detengan el gateo del verano y el de los ataúdes! Hago el amor con el invierno a la cima de una palmera En Jericó se forma el poema en una palmera o en una mujercita morena o en un hermoso invierno. Jericó sin inverno no tiene sentido. En las noches de verano el viento de Jericó me sopla seco


meloso. Lleva con el zancudo, demonios locos, la exhalación del infierno. Aquí es el fondo del infierno. Aquí me rompo. Mis noticias Todavía estoy renovando mi vida contra la muerte, ante la alta palmera. En la columna de las palmas guardo mi espíritu, las llanuras, bosques y sueños verdes. Otro año en Jericó me convierte en una palmera. En Jericó, no tengo ni barcos, ni mujeres, ni cielo: sólo tengo el alma de una hormiga que sube por el tronco de una palmera. En sus sendas, se escuchan los susurros de los profetas. ¡Oigan! La profecía está oculta en el tronco de esa palmera. Corre a ti esta noche una palmera que quiere dormir en tu cama. Rechaza la noche del trigo, del espíritu y te devuelve el verdor. Jericó es un amaranto de dátales altos que no se alcanzan.


Hotel El Palacio de Hicham Me perdí en la ciudad extraña. No conozco a nadie aquí. Y su antiguo hotel fue sólo como un dios viudo. Hotel, El palacio de Hicham, se llena en el día de extranjeros, vagabundos, y fugitivos de si mismos. De noche, se llena de fantasmas y murciélagos. En la habitación 113 del hotel pregunté a los espejos por sus recuerdos: de la vergüenza se quebraron. Los espectros de mis vecinas aparecen detrás de las ventanas iluminadas. Después, una por una, se fueron apagando. Sólo yo quedé encendido como una lámpara balanceada por la oscuridad. En la noche ardiente salieron mujeres del fondo de los libros, del ojo de una puerta, de la juntura de la piedra de las astillas de un espejo, de los fantasmas de mi fantasía cansada, de los poros de mis deseos. Como no supe qué hacer con mi desilusión, me culpé.


El fuego de mi corazón es suficiente para que estén bien caldeadas todas las mujeres. Un deseo salvaje tiene él para copular a todas las mujeres de esta tierra. Hasta aquellas que fueron enterradas vivas antes del nacimiento, ustedes no le reprochaban. En la habitación 113, por la intensidad de su hambre, asaltó la casa de una hormiga; por la intensidad de su anhelo, violó a una hormiga; por la intensidad de su cansancio anunció que la tierra es más estrecha que la vagina de una hormiga.

Tercer ladrido Aeropuerto 1 El corazón vuela solo, con los ojos de un horizonte; de lejos, hay un sueño hermoso y los años no son suficientes. Busca un centelleo que lo lleve a un momento de encuentro que lo mate para navegar de nuevo. Aeropuerto 2


Solamente dos horas quedan para llegar a Cuba. Entraré como un profeta que recibe los testamentos y los textos de una revolución. En dos horas, solamente, olerá a tabacos, olerá a revolución. En dos horas abrazaré La Habana: sus calles, esas que rechazaron tirar las armas, los sueños, y los muros que nunca traicionan, las fotos de aquellos que han caído al borde de sus ilusiones. En dos horas, solamente, haré la señal de la victoria ante las capitales que odian a los invasores y ante las botas militares. En dos horas me inclinaré ante las barbas y las ideas. En sólo dos horas me encorvaré ante los dinosaurios que se niegan a extinguirse. En solo dos horas.

Ultimo ladrido Telégrafo de Nicaragua Las olas del mar salpican las costas de Nicaragua: cáscaras vacías, ondas suicidas,


musgos, extranjeros y yo. Nicaragua es un cocotero en la costa de mi mar vagabundo. ¿Quién compra tu sueño aquí en Nicaragua? ¿Quién comprende tus pequeños secretos, y tu ansiedad suspendida? Nicaragua es otro paso en el camino de mi desorientación. Dos ojos nublados te desplazaron. Seguiste las campanas lejanas. Corriste después de las preguntas y los espejos, los vagos mares te han seducido. No viniste a Nicaragua por casualidad. Mis noticias Todavía soy tímido, con hambre, regateo la muerte y amo tus lejanos ojos. Aquí, mastico mi preocupación, maldigo las cosas, mordisqueo mis recuerdos y el corazón es una luna que se derrumba. Si supieras cómo pasan las noches aquí, entre mis ojos y los tuyos. Existen mares, náufragos, barcos, que no alcanzan llegar a tus ojos. ¡Oh, me duele,


la lluvia de la noche! Estoy destinado a vivir emigrante de tus ojos Mendigo al viento para que me lleve a tu umbral. Observo, y todos partieron, y partieron y yo quedo emigrando de tu mirada. Tú, yo, y la lluvia de Nicaragua. Somos la fe en la época de la apostasía. Saludo a la lluvia que toca ventanas lejanas. Saludo a los pájaros que descienden a esa distantes ventanas. Saludo a las rosas que vigilan los distanciados balcones. Saludo al sol que estalló en esas solitarias ventanas. ¡Oh, en esas ventanas! ¿Qué estás buscando en las ciudades cansadas? ¿Un arco iris? ¿Dos ojos mártires por tu derrumbe? No hay nada aquí. Sólo sendas perdidas: tu derrota y una lluvia huérfana. Aquí la vida pasa tranquila como un perro dormido en cualquier umbral.


Nada te puede sacar de tu silencio, de tu luto. Sólo éste salvaje aguacero. Nada puede dar alegría a las ciudades de estaño. Sólo esta lluvia cariñosa. Al mediodía, con la juerga del sol, oigo las súplicas de los techos para que llueva.

Los domingos, en el momento en que las campanas de las catedrales repican, el mundo entero desea llorar en mis manos. El cielo de Nicaragua está embarazado de lluvia y fastidio. Las ciudades en Nicaragua se están ahogando en tinieblas. La lluvia se está oprimiendo de depresión, ciudades vagabundas incitan el viejo sueño de las revoluciones fracasadas. Para las ciudades de Nicaragua, sus desastres; para mí, su tristeza. ¡Las ciudades de Nicaragua se parecen a las visiones de Kafka! Me despedazaron estas ciudades infieles. ¡Qué me duele este exilio


colgado entre dos cactus! En los callejones de Managua, en las paredes de las antiguas iglesias, en las costas sollozantes, en los ojos de sus mujeres, en los cañaverales, en los bosques, sólo he visto tus ojos llorando. Las espesuras de Nicaragua duermen en el seno de la lluvia. Y yo duermo en el seno del desastre. Necesito tus ojos para resistir los huracanes de Nicaragua. ¡Oh, costas de Nicaragua, qué lejos estoy del ancladero de sus ojos! Cada noche en mi canasta recojo las estrellas. ¿Acaso mi estrella es una de ellas? Tus labios lejanos son más deleitables que los bosques y las lluvias de Nicaragua. Tus ojos tienen el sabor de la patria: sangro emigración, sigo la melodía de una guitarra latina, nada me conduele. Abrazo mi sangre, a las ciudades perdidas, las lluvias tibias y ando sin caravanas ni condolencias.


¡Oh, mi sangre! No huyas hacia otras guitarras. Espera. Aquí, hay costas hermosas, como diosas, con quienes no vagabundeé todavía. Hay bosques de café que no se asemejan a nadie aún. Ciudades ardientes, vasijas charrulas, mares soñolientos, y un cielo bailando. Navidades sin santos. Espera mi sangre para que te fluyan rosas. Y yo crezca en árbol de castaño en la puerta de un bosque asustado. Las calles de Managua de noche: son ritos de desesperación, olas de perdición y un mundo de ladridos. Nicaragua habita en una botella de vino. De Nicaragua, surge el olor de la prostitución y el licor. De noche, Managua, flota en un mar de vino y música. Managua no sabe nada de los cuentos del amor loco. Sus moteles llenan la ciudad. Managua es un vaso de vino añejo:


un sabor conocido por los pobres y por los fugitivos de si mismos. Al final de la noche, en las calles de Managua, sólo quedan tres vagabundos: un mendigo, un perro y yo. Lo que anoche sobró: la miseria de la ciudad prostituta y yo. Un loco grita en las calles de Managua: soy Jesús, y soy quien lo crucificó. Aquí está la llave del cielo: soy el paraíso, soy el infierno. Las carreteras se vacían. Sólo queda la lluvia y un eco: soy el infierno. Las mañanas que no amanecen con lustradores de zapatos y de vidrios de vehículos, vendedores de cigarrillos, de dulces, de agua, de cocos, son mañanas perdidas. Dos cosas despiertan a Managua: los gritos de los vendedores ambulantes, y la lluvia.


En Chinandega, se dividió la noche. El señor de la tristeza me tocó la puerta. El cielo de la desesperación está lloviendo. La lámpara dibuja sobre las paredes cuerpos peleando. En el techo del cuarto se quebraron las estrellas. A medianoche pensé morir un poco. En el restaurante “El Puente”, frente al Océano Pacifico, me quito el sombrero ante estas olas tercas y las invito a mi mesa. Al volcán San Cristóbal que abraza Chinandega. Buenos días, vigilante viejo, que no se apaga la pipa de tu boca. Emano cada mañana, el fuego. El volcán San Cristóbal sorba, y ya bailemos juntos. Cinco son los volcanes de Nicaragua y yo soy el sexto. En Selva Negra, al norte de Nicaragua, huelo el olor de la tierra, de la libertad, del sudor, de los revolucionarios


y de la caída de Somoza. Los bosques de Nicaragua son infancias que nunca envejecen. Los cafetales son eternos en las mañanas soñolientas. Nicaragua se cayó de una nube fugaz. Nicaragua vino de un matrimonio legal entre un mar y un bosque. Nicaragua es una tortuga marina que no se muere. Nicaragua es un indígena asustado que se niega a la extinción: perdió su caballo y el grito de guerra. En los rostros bermejos, miro los ejércitos españoles en huida y el grito de un indígena moribundo. Veo llanuras asustadas por las masacres, y leo en idioma indígena, antiguo, sin lengua. No quedó nada de los españoles: sólo Jesús, el chele, perdido entre rostros morenos. En Nicaragua: pobreza, cabañas


y huracanes. En Nicaragua: guerras perdidas y malos vinos. En Nicaragua: llanuras y campos. En Nicaragua, todavía están bailando. Un diciembre, la anciana de noventa años pidió la agenda del próximo año. Sonriendo me murmuró: por mí, no pasan los años. Después, desapreció en la aglomeración del mercado.

La campana de Catedral suena La campana de Catedral suena. Las aves vuelan. La plaza queda sola, sin granos, sin pájaros. La campana de Catedral suena y los domingos están cansados, sin fe, sin visitantes. Las estatuas en la plaza están aburridas del sonido y de la rutina. Esperan ser aves para volar y ser cazadas. La campana de Catedral suena. Las sillas están vacías, nadie baje a Jesús de la cruz. La campana de Catedral suena. Los domingos lloran. La campana de Catedral suena.


La ciudad duerme borracha la pobreza y el vino barren a los adoradores. La campana de Catedral suena. El sol se come el corazón de la ciudad. La plaza esta vacía sin demonios, sin ángeles. La campana de Catedral suena, y suena y suena y se va su sonido y queda el recuerdo. Nicaragua De la oscuridad de los bosques, de los ojos de las muchachas, de las calles, del humo de sus volcanes, del sombrero de Sandino, de los vastos cañaverales, de los granos de café, de las carretas, de los vendedores ambulantes, de los trajes roídos, de las tejas de los techos, de las plumas de los pájaros, de las grietas de la madera, de los huecos en los hormigueros. Los fondos de los lagos recogen mis fragmentos.


Obra de Bassam Nasser


Obra de Zeena Mustafa Sileem


Obra de Aeich Tehimer


Obra de Rami Abbas


Obra de Anas Salameh


Obra de Majed Megdad


Obra de Ola Hejazi


Obra de Rania Youssuf


Obra de Faiza Maghni


Obra de Nabil Abughnima


“LOS SIETE DÍAS DEL TIEMPO”

POEMAS DE NOURI AL JARRAH

TRADUCCIÓN DE AHMAD YAMANI REVISIÓN DE MÓNICA REBOLLAR


I ¡Oh, poeta! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? Ciego es tu poema y ciega es tu voz. El aire mece el llano y la hierba susurra al caído. El trigo se alza para ver el temblor de la colina. El cuello del cosechador es la herida del arado. Desde la cintura del Éufrates hasta la cueva de la sangre en el hombro de Qassioun. Los vehículos silban y pasan. Los vehículos aúllan. El peso de las cadenas deja sus huellas sobre el asfalto de los pueblos. Los vehículos ciegos arrojan ríos de lava sobre las fotos de familia. Las madres corren, enloquecidas, con los niños, de una pared a otra y esconden a la Virgen tras los jirones de las cortinas. Las paredes de adobe caen y las espigas del verano se corrompen. Un verano pasó. El siguiente se prepara. El viento insolente se llevó consigo otro verano elegante que sangra por el cuello. El cable en la mano del adolescente no se alargó. El abuelo en medio de la calle se levanta. No hay más jóvenes aquí. La muela de la muerte los masticó y los escupió detrás de la colina. Yo no escribo un poema: rompo mi mano contra el papel.


II ¡Oh, poeta! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? ¿Quién se ha quedado aquí para desangrarse? ¿Quién se ha quedado aquí para leer lo que el horizonte escribió sobre las hojas y lo que dejó un poeta en el poema? Las nubes de los niños viajan y aparece la colina. Las imágenes se agitan, el crepúsculo en el ojo. El chico al que surcaron de largo las profundidades está tumbado, ensangrentado; espera la mano de su padre. Como el ocaso, las imágenes se ciernen sobre otras imágenes. La sonrisa de quien salió a recoger moras el verano pasado. El aturdimiento abraza al chico y lo devuelve, sonriente, a la mano de su padre. El horizonte está roto. Y la lluvia juega con los platos de los niños. El actor dijo: “Hasta hoy, carecía de voz, mi teatro se había enredado en el telón, robaron mi ropa los ladrones y mi voz estaba ausente, en un pozo.” Una muchacha dijo: “No tenía ojos y me convertí en una mariposa”. El deportista bramó: “Mi sangre es mi voz”, y arrolló al vehículo del grito en el paseo de la muerte. Entonces, el muchacho cambió el día por su sonrisa.


En el huerto se cayó un planeta y la tierra de las delicias se quebró bajo pasos sangrientos. Al chico que se rompió la cabeza contra una roca, un campesino le dijo: “Ahora escucho el temblor del invierno en la rodilla”. Y ahora su cuerpo reposa en la bala del soldado. Llegó un camión que ayer transportaba sandías y hoy lleva a familias dormidas en mortajas rojas y a campesinos que se convirtieron en enterradores, y tumbas, tumbas, tumbas… En los rostros de los aldeanos de provincias se revelaban las sonrisas de los hombres. Hoy, los niños posan en las fotos enmascarados. Y la muerte pasa a buscarlos con su saco.


III ¡Oh, poeta! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? En lo que queda del tiempo, el ocaso partió la cabeza de mi hermano; su sangre chorrea por mi ropa. Esta sangre ¿de quién es? Esta sangre ¿de quién es? Pide calma a las balas hasta que el poeta escriba su poema, abra las ventanas y lleguen los arrayanes a su cuerpo, que yace en el suelo. Hasta que una mujer recoja su ropa tendida, hasta que regrese un pájaro de la selva y el ojo pose su mirada en el cuerpo vivo de la mañana.


IV ¡Oh, poeta! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? Esta sangre que brota del cadáver del día ¿de quién es? ¿Sangre de quién? La rodilla del tiempo está partida por la mitad. Y el aire se agita, es un temblor de hierba tras otro. Las imágenes son cuchillas que tragan quienes en ellas están detenidos. Los soldados se inclinan sobre los fusiles mientras vigila la muerte centinela. Un mártir que entregó a la tierra a otro mártir dijo: “Sé mi guía en el camino, no tardes mucho. Sé mi apoyo en el cuento cuando mientan los historiadores. Sé el dueño de la casa y detalla toda la historia: los ladrones encendieron el fuego en casa de mi padre, los ladrones robaron la mejilla de mi hermana y la mano de mi hermano, los ladrones mataron mis vacas y llevaron mis burros hasta el lago de la sangre, los ladrones saquearon la luna de verano y el corazón del viajero, los ladrones ataron a las hermanas pequeñas con las cuerdas del campo y rompieron sobre la piedra del pozo el cráneo del adolescente.


Los ladrones mancillaron las cortinas del sueño y untaron con la sangre del alba los camisones de las jóvenes. Cuando cayeron los biombos, vi lo que vi, tu cara asesina llenaba mi cara. ¿Este soy yo o es mi enemigo? En el campo te grité y vimos cómo los días se cambiaban de ropa y el tiempo se escapaba de las manos. En el campo te grité y en la montaña grité y, en la ciudad, cuando bajamos, vi tus ojos extraviados. He aquí tu mano, que creció y se hizo áspera; se mancha con mi sangre. Salgo por una puerta y tú sales por otra, No soy tu imagen y tú no eres la mía. Te llamo: Ven y toma lo que has cogido y, con la mano tonta, dejo el hacha en la espalda y la oscuridad, en el abismo del corazón. Ven tú, que persististe en ser el hijo de mi madre y de mi padre, en ser mi hermana, y mi hija, en ser… mi funeral. Tú, que eres el dueño de la mano que jugó con los colores cerca de mi mano y juntos levantamos la piedra de la infancia sobre las agujas del tiempo.”


V ¡Oh, ciego! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? ¿Por qué salgo de un cuento y entro en otro? Un poeta que vio a su madre en el lecho, desnuda y con la cara destrozada, dijo: “¿Esta es mi madre mañana o es un árbol seco? ¿Quiénes son estos dolientes que salen por la puerta de un minarete, y no de una taberna ni de una biblioteca?” Un poeta vio la estrella de la mañana sangrienta y dijo: “No recuerdo si es mi estrella”. Un poeta estuvo treinta años arrastrando una Cruz en un libro, transmitiendo a sus hermanos la idea de que el Cristo sufriente habita en su cabeza sufriente. Los ladrones que salieron de una fisura de la pared de la nada rompieron la página del aire y hundieron las ventanas en la muerte. Un poeta dijo: “¿A quién llegó mi poema?” ¿Las balas no han dejado a nadie vivo, salvo el silencio? Se alborota la ciudad chillona y el mártir lee su profesión de fe a un hermano que ya completó la suya, a una madre que a sus siete hijos dobló en un libro, y luego lo escondió temiendo el mal de ojo. Nadie más que tú. Nadie más que tú, este viernes y cada viernes, hasta que los siete días del tiempo se conviertan en escalas en la tierra, en escalas en el aire y en cada fracción de martirio que corresponde a cada mártir. Nadie más que tú.


VI ¡Oh, poeta! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? Será sangre hasta que el ciego escriba su testamento y abra sus ventanas a la lluvia, hasta que entren los mártires y fumen sus últimos deseos, hasta que salga una mujer de un callejón -entre sus manos, un muchacho se rompe como una espiga-. Sangre en la ciudad, en las pequeñas aldeas de provincias de los pobres, sangre sobre los surcos del campesino, sobre el camino del tractor que atraviesa el cráneo de lo oculto y lee el futuro del día. Sangre que grita en una garganta dividida; el cuervo con sus alas gigantes golpea al hermano con la sangre del hermano, sangre sobre el deseo del transeúnte, sobre el fracaso del fugitivo, sobre la infamia del espectador, sobre el silencio del pensador que remueve sus ideas, moja sus frases con la sangre de los muchachos y después lee los cadáveres a la luz de la filosofía. Sangre sobre el ayer, el hoy y el mañana del asesino, sangre sobre el lecho de quien copula con su mujer a la fuerza, desoyendo su corazón herido, sangre en la cita de amor, en la agitación del paso apresurado, sangre en los platos de comida, sangre en la elocuencia de la voz, sangre en el estado de alerta del extranjero, en el aire del día, sangre en la palabra de amor, en la tristeza del viajero, en la huida a las aldeas que están detrás de las colinas, en las ventanas abandonadas y en el rayo roto. La sangre del hermano en el hacha del hermano.


VII ¡Oh, poeta! Esta sangre ¿de quién es? Es sangre en la distancia. Se ve de cerca y de lejos. Sangre en la mirada y en la pena de quien mira. La madre graba su beso matutino sobre su frente fría: salió a alquilar una bicicleta y volvió sin cara, sangre en los radios de la bici y en la leche de la mañana, en el agua del mediodía y en los caballos del carro, sangre todo el día en las noticias del tiempo y en el cielo hambriento de la televisión.


VIII ¡Oh, poeta! Esta sangre que corre en tu poema ¿de quién es? Las cuerdas de la ropa gotean y el ocaso extiende su tono rojizo sobre las casas. Los hermanos nacidos en este tiempo llenan el cielo con su grito. Nadie más que tú. Nadie más que tú. Sobre sus manos levantaron al más pequeño, y su mortaja es su voz. Su cuerpo convulso despertó la ira en la garganta del cantante. De ti y a ti. De ti y a ti. Sangre en la distracción del cruce, en las pecas del chico, en su sonrisa escolar, en el libro del profesor, en la pregunta de la mañana, sangre en la ronquera del adolescente, en el susurro del agua, sangre en los árboles que olvidan qué pasó, quién se cayó y quién gritó de dolor. Sangre en el manto del sol y en los hilos del día rotos como si fueran un cuerpo celeste desgarrado. Picadura de sangre, picadura de balas, picadura de voces hirientes y palabras atadas a cadenas de palabras. El ojo hundido en una imagen llora sangre. Coge esta imagen de mi ojo, coge la herida del ojo. El minarete se rompe y se cae en la primera sura del Corán. Y todo el día, todo el día, mis manos mojadas, mi pan mojado en sangre y mis palabras me miran. ¡Oh, ciego! Esta sangre que mancha tus manos y tus palabras ¿de quién es? Yo no escribo un poema: huelo la camisa para poder ver de nuevo*. *N. del T.: referencia al pasaje del Corán que narra cómo José ordenó enviar a su padre Jacob su camisa para que supiera que estaba vivo y pudiera recobrar, así, la vista.


Obra: “Damascus Queen III” de Suhair Sibai


Obra de Suzan Yassen


Obra de Talal Moualla


Obra de Imad Abu Shtayyah


Obra de Hilda Hiary


Obra de Rola Hamza


Obra de Khaled Nassar


Obra de Mounir Alied


Obra: “Who am I” de Suhair Sibai


Obra de Nada Itani


GHASSAN ZAQTAN


‫ﻗﺻﺎﺋد ﻏﺳّﺎن زﻗطﺎن‬

‫ﻻ أﻧت وﻻ أﻧﺎ‬

‫اﻟﺑﯾﺎض ھﺑط ﻣن اﻟﺟدار ووﺻل اﻟﺑﺳﺎط اﻟﻔﺎرﺳﻲ‬ ‫أﺿواء اﻟﺣﺎﻓﻼت ﺗرج اﻟﺳرﯾر واﻟظﻼل‬ ‫وﺛﻣﺔ ھﺳﯾس ﯾﺄﺗﻲ ﻣن ﻟوﺣﺔ اﻟﺷﺗﺎء اﻟﻣﻌﻠﻘﺔ ﻋﻠﻰ اﻟﻌﺗﻣﺔ‬ ‫اﻟﮭﺳﯾس اﻟذي ﯾﺿﻲء اﻟﻐﺎﺑﺔ ﻓﻲ ﻛواﺑﯾﺳﻧﺎ‪.‬‬ ‫دورﯾّﺎت اﻟﺣرس وﻧداءاﺗﮭم ﺗﻘﻠق اﻟﺣﺷﺎﺋش واﻟطﯾور اﻟﮭﺎﺟﻌﺔ‬ ‫وﺗﺗرك اﻟﻔﺗﻰ اﻟﻣﺧﺗﺑﻰء ﻓﻲ اﻟﺣﻔرة ﻣﺛل ﻗطﻌﺔ ﻗﻣﺎش ﻣﯾﺗﺔ ‪.‬‬ ‫اﻟﻣرأة اﻟﺗﻲ ﯾﻐﺗﺻﺑﮭﺎ زوﺟﮭﺎ‪ ،‬ﻛل ﻟﯾﻠﺔ ﺗﻘرﯾﺑﺎ‪ ،‬ﻏﻔت ﻋﻠﻰ اﻟﻧﺎﻓذة ﺑﺎﻧﺗظﺎره‪.‬‬ ‫اﻟوﻟد اﻟﺑﻛّﺎء اﺑن ﺟﺎرﺗﻧﺎ اﻟﻣﺳﯾﺣﯾﺔ ﻣﺎ زال ﯾﺻرخ ﺗﺣت اﻟﻧﺎﻣوﺳﯾﺔ‬ ‫ﺑﯾﻧﻣﺎ أﻣّﮫ ﺗﺷﯾر ﺑﯾدﯾﮭﺎ اﻹﺛﻧﺗﯾن ﻧﺣو اﻟﻌﺗﻣﺔ‪.‬‬ ‫اﻷرﻣﻠﺔ ﺗﺗﻔرج ﻋﻠﻰ اﻟﺻور وﺗﺿﺣك ﻣن ﻛل ﻗﻠﺑﮭﺎ‪.‬‬ ‫اﻟﺿوء اﻟﻘﺎدم ﻣن اﻧﺎرة اﻟﺷﺎرع اﻟوﺣﯾدة ﺿرب اﻷرﺿﯾﺔ واﻟﺟدار وأﺻﺎب ﺻورة‬ ‫اﻟﻌﺎﺋﻠﺔ‪،‬‬ ‫اﻷﺻوات اﻟﻘﻠﯾﻠﺔ ﺗﺗﺳﻠق اﻷﺳﯾﺟﺔ ﻣﺛل أﺷﺑﺎح ﻗﻠﻘﺔ وﺻﺎﻣﺗﺔ‬ ‫ﻛل ﺷﻲء ھو اﻟظل اﻵن ﺧﺎرج ﺧط اﻟﺿوء‪،‬‬ ‫اﻷﺷﯾﺎء ﺗﺑدو ﻛظﻼل ﺟﻔّت ﻓﻲ اﻟﻌﺗﻣﺔ‪.‬‬ ‫اﻟرﺟل اﻟذي ﯾﻐﺗﺻب زوﺟﺗﮫ‪ ،‬ﻛل ﻟﯾﻠﺔ ﺗﻘرﯾﺑﺎ‪ ،‬رﺟﻊ ﻣن ﺷﻐﻠﮫ وأﻏﻠق اﻟﻧﺎﻓذة‪.‬‬ ‫ﺟﺎرﺗﻧﺎ اﻟﻣﺳﯾﺣﯾﺔ‪ ،‬أم اﻟوﻟد اﻟﺑﻛﺎء‪ ،‬ﺗﺻﻠﻲ أﻣﺎم اﻟﻧﺎﻣوﺳﯾﺔ ﺣﯾث ﻏﻔﻰ اﻟوﻟد وھو ﯾﻧﮭﻧﮫ‪.‬‬


‫ﻓﻲ اﻟﺣﻔرة ﺗﻛوّ ر اﻟﻔﺗﻰ ﻣﺛل ﺟﻧﯾن‪ ،‬وﻛﺎن ھﻧﺎك ﻣن ﯾﺻرخ ﺑﯾن اﻟظﻼل‪.‬‬ ‫ﻧﺎﻣت اﻷرﻣﻠﺔ‪ ،‬دون أن ﺗﺗﻐطّﻰ ﻛﺎﻟﻌﺎدة‪ ،‬ﻧﮭداھﺎ ﯾﺗﻧﻔﺳﺎن ﺗﺣت اﻟﺿوء اﻟﺟﺎﻧﺑﻲ ﺑﻘﻠق‬ ‫ورﻛﺑﺗﮭﺎ ﺗﻠﻣﻊ‬ ‫ﺑﯾﻧﻣﺎ ﻓﻲ اﻟﺻورة‬ ‫ﯾﺿﺣك رﺟل ﺳﻣﯾن ﻣﺛل طﻔل وھو ﯾﺗﻔرّج ﻋﻠﯾﮭﺎ‪.‬‬ ‫ﻻ أﻧت وﻻ أﻧﺎ‬ ‫ﯾﻣﻛﻧﮫ اﻟﻐﻧﺎء وﺣﯾدا ﻓﻲ ھذه اﻟﺑرّﯾﺔ‪.‬‬


‫ﻟم ﯾﺄت أﺣد‬ ‫ﻟم ﯾﺄت أﺣد‬ ‫اﻟﻘﺗﻠﻰ ﻓﻘط وﺻﻠوا ﻣﺑﻛرﯾن‬ ‫وﺟﻠﺳوا ﺑﮭﯾﺋﺎﺗﮭم اﻟﻣﺷوّ ﺷﺔ ‪.‬‬ ‫ﻓﻲ ھواء اﻟﻘﺎﻋﺔ ﻛﺎن اﻟدﺧﺎن ورﻣﺎد اﻷﺳ ّرة اﻟﻣﺣﺗرﻗﺔ‬ ‫ﯾزوّ ﺑﻊ ﻣﺛل ﺛﻠﺞ أﺳود‪.‬‬ ‫ﻛﺎن ﯾﺄﺗﻲ‪ ،‬اﻟدﺧﺎن‪ ،‬ﻋﺑر اﻟﻧواﻓذ اﻟﻣﻐﻠﻘﺔ ﺑﺣرص‬ ‫وﻣن ﺗﺣت اﻷﺑواب وﻣن اﻷرﺿﯾﺔ اﻟﻧظﯾﻔﺔ‪،‬‬ ‫وﯾﻧدﻓﻊ ﻣن اﻟﻧﻘوش اﻟﻔﺎرﺳﯾّﺔ ﻋﻠﻰ اﻟﺑﺳﺎط‪.‬‬ ‫وﯾﺗﻌﻠّق ﻓﻲ اﻟﺳﺗﺎﺋر واﻟﺷراﺷف اﻟﻣﻧﺷّﺎة وأﻛﺎﻟﯾل اﻟزھر‬ ‫وزﺟﺎﺟﺎت اﻟﻣﯾﺎه اﻟﻣﻌدﻧﯾﺔ‪....‬‬ ‫ﺛم ﻗﺎل ﺷﺧص‪ ،‬ﻟم ﻧﺗﺑﯾّﻧﮫ‪ ،‬ﯾﺻف اﻷﻣر ﻓﯾﻣﺎ ﺑﻌد ‪:‬‬ ‫ﻟم ﯾﺣﺿر أﺣد‬ ‫ﻓﻘط اﻟﻘﺗﻠﻰ وﺻﻠوا ﻣﺑﻛرﯾن‬ ‫دون ﻣﻠﻔّﺎت ﻣدروﺳﺔ‬ ‫وﺑﺣ ّﺟﺔ وﺣﯾدة ﺧرﺳﺎء !‬


‫وﻟدت ﻷرى‬

‫ﻛﺄﻧﻧﻲ وﻟدت ﻷرى‬ ‫وﻛﺄﻧﮭم وﻟدوا ﻟﯾﺷﻘوا‪.‬‬ ‫ﻻ ﺣﯾﻠﺔ وﻻ ﻣﻧﻔذ‪.‬‬ ‫وأﻧﺎ أراھم ﯾﺻﻌدون ﻣن اﻟدﺧﺎن وﯾﻧﮭﺿون ﻣن إطﺎرات ﺻورھم اﻟﻣﺣطّﻣﺔ‬ ‫وھم ﯾواﺻﻠون ﺑﯾﺄس رﺻﯾن‪ ،‬ﻛﻣﺎ ﻟو اﻧّﮫ وﻟد ﻣﻌﮭم ‪،‬‬ ‫اﻟﺑﺣث ﻋن ﻋﺎداﺗﮭم اﻟﻣﯾﺗﺔ‬ ‫وﻣﻔرداﺗﮭم اﻟﺗﻲ ﺑﻘﯾت ﺣﯾّﺔ ﺑﻌد ﻋﺑور اﻷﺑﺎﺗﺷﻲ‬ ‫أو ﺗﻠك اﻟﺗﻲ وﻟدت أﺛﻧﺎء ﻣوﺗﮭم‪.‬‬ ‫وھم ﯾﺑﺣﺛون ﺑﻘﻠق ﻋن اﻟرﺳوم اﻟﻣﺷﻐوﻟﺔ ﺑﺎﻟﯾد‬ ‫ﻋﻠﻰ اﻟوﺳﺎﺋد‬ ‫اﻟرﺳوم اﻟﺗﻲ‪ ،‬ﻷﻣر ﻣﺎ‪ ،‬ﯾﺗذﻛّروﻧﮭﺎ اﻵن‪.‬‬


‫ﻟم ﺗﻛن ﻟك ﯾد ﻓﻲ ذﻟك‬

‫ﻟم ﺗﻛن ﻟك ﯾد ﻓﻲ ذﻟك‬ ‫اﻟﺗﻲ أﺑﺻرت ﻛﺎﻧت ﻋﯾﻧﻲ‬ ‫واﻟﺗﻲ ﻟﻣﺳت ﻛﺎﻧت أﺻﺎﺑﻌﻲ‬ ‫واﻟذي دقّ ﻛﺟرس ﻓﻲ ﺑرﯾﺔ ﻛﺎن ﻗﻠﺑﻲ‬ ‫واﻟذي اھﺗدى وﺿ ّل ﻛﺎن ﺟﺳدي‬ ‫وﻻ أﻟوﻣك ﻋﻠﻰ ذﻟك‬ ‫ﻓﻘط ﻟو ﺗطﻔﻰء اﻟﺿوء‬ ‫ﻷرى ﻣﺎ رأﯾت‬


‫ﺗﻣطر ﻋﻠﻰ اﻟﺷﺎرع اﻟﻘﺻﯾر اﻟﻣﺷﺟر‬ ‫أھﺑط اﻟﺷﺎرع اﻟﻘﺻﯾر اﻟﻣﺷ ّﺟر‬ ‫ﻣن ﻣطﻌم " اﻷﻧﺟﻠو " اﻟﻰ " اﻟﺑﻠدﯾﺔ "‬ ‫ھﻧﺎك رأﯾت ادوارد ﺳﻌﯾد ﻟﻠﻣرة اﻷوﻟﻰ‬ ‫ﯾﺗوﻛﺄ ﻋﻠﻰ اﺑراھﯾم اﺑو ﻟﻐد‪،‬‬ ‫وﻗﺗﮭﺎ ‪ ،‬ﻛﺎﻧت ﺗﻣطر ﺗﺣت ‪،‬‬ ‫ﺗﺣت ﻣﺷﯾﮭﻣﺎ اﻟﻣﺗﻣﮭّل ‪ ،‬ﻓﻲ اﻟﺷﺎرع اﻟﻘﺻﯾر اﻟﻣﺷﺟّر‪.‬‬ ‫ﻛﺎﻧت ﺗﻣطر ﻋﻠﻰ اﻟرواﯾﺔ‪،‬ﻋﻠﻰ اﻟﻘﻣﺎش اﻟﻘدﯾم اﻟذي ﯾﻐطﻲ اﻷوﻻد اﻟﻣﺗروﻛﯾن ﻓﻲ‬ ‫اﻟﻘوارب اﻟﻣﺛﻘوﺑﺔ‪،‬‬ ‫ﻋﻠﻰ اﻟواﻗﻔﯾن ﻓﻲ اﻟﻣﻧﻌطف‪ ،‬اﻟﻣرأة اﻟﺗﻲ ﺗرﺗدي ﻣﻌطﻔﺎ ر ّﺟﺎﻟﯾﺎ واﻟرﺟل اﻟذي ﯾﻐﻣر‬ ‫رأﺳﮫ ﺑﯾدﯾﮫ ﻣﺗﻛﺋﺎ ﻋﻠﻰ اﻟﻧﺎﻓذة ﺑﻌد ﻣﻧﺗﺻف اﻟﻠﯾل‪.‬‬ ‫ﺗﻣطر دون ﺗوﻗف وﺗﺗﻧﺑّﺄ‬ ‫وﺗﺑرق‬ ‫وﺗرﻋد‬ ‫ﻋﻠﻰ اﻟﺷواھد واﻟﻣﻧﺎرات‪،‬‬ ‫ﻋﻠﻰ ﺣﻛﻣﺎء اﻟﺑﻼط واﻟﻛﮭﻧﺔ واﻟﺷﻌراء‪،‬‬ ‫ﻋﻠﻰ ﺧطﺑﺎء اﻟﺳﺎﺣﺎت اﻟﻌﺎﻣﺔ واﻟﻘﺿﺎة واﻟﻣﻣﺛﻠﯾن واﻷﺋﻣﺔ اﻟﺟدد واﻟوﻋّﺎظ واﻟﺑﻧت‬ ‫اﻟﻣوؤدة ﻓﻲ اﻟﻔﺗوى‪،‬‬ ‫ﺗﻣطر ﻋﻠﻰ ﻣﻧﺗظري اﻟﺑراﺑرة‬ ‫وﻋﻠﻰ اﻟﺑراﺑرة اﻟذﯾن وﺻﻠوا‪ ،‬دون اﻧﺗظﺎر‪ ،‬ﺑﻌد اﻟﺧﺎﺗﻣﺔ‪،‬‬ ‫وﻧﺻﺑوا ﻣﺧﯾﻣﮭم ﻋﻠﻰ ﺣﺎﻓﺔ اﻟﺟرف‪.‬‬


‫ﺗﻣطرﻋﻠﻰ ﺣدﯾث اﻟرﺟﻠﯾن وھﻣﺎ ﯾواﺻﻼن ذھﺎﺑﮭﻣﺎ ﺗﺣت ﻗوس اﻟﻛﯾﻧﯾﺎ‬ ‫وأﻛوازاﻟﺻﻧوﺑراﻟﻣﺑﺗﻠﺔ‪،‬‬ ‫وﻣن ﻛل اﻷﻧﺣﺎء‪ ،‬اﻟﺗﻼل اﻟﻣﺣﯾطﺔ ﺑﺎﻟﻣدﯾﻧﺔ ﻋﻠﻰ وﺟﮫ اﻟﺧﺻوص‪ ،‬ﻛﺎن ﯾﻣﻛن ﺳﻣﺎع‬ ‫ﺻﯾﺎح اﻟﺑراﺑرة‬ ‫وﻣﺷﺎھدة ﻧﺎرھم ﻓﻲ اﻟﻠﯾل‪ ،‬ﻛﻣﺎ ﯾﻣﻛن‪ ،‬ﻋﻧدﻣﺎ ﯾﺧفّ اﻟﻣطر ﻗﻠﯾﻼ‪ ،‬اﻟﺗﻧﺻّت ﻋﻠﻰ ﺗﻧﮭّد‬ ‫إﻧﺎﺛﮭم وﺗﻣﯾﯾز وﺳوﺳﺔ اﻷﺳﺎور واﻟﺧﻼﺧﯾل‪ ،‬وﺗﮭدّل ﺷﻌورھن اﻟﺳوداء‪ ،‬وﺗﻧﻔّس ذﻛورھم‬ ‫وھم ﯾﺗﺟﺷّﺄون ﻓﻲ أﺣﻼﻣﮭم ‪.‬‬ ‫ﻛﺎﻧت ﺗﻣطر ﻋﻠﻰ اﻟﺑراﺑرة وﻋﻠﻰ ﺧﯾوﻟﮭم وﻣﺧﯾﻣﮭم اﻟﻐرﯾب ﻋﻠﻰ ﺗﻠك اﻟﺣﺎﻓﺔ‪ ،‬ﺑﻌد‬ ‫اﻟﺧﺎﺗﻣﺔ ﺑﻘﻠﯾل‪،‬‬ ‫ﺣﯾث اﻟزﻣن ﻣﻔﺗوح دون رﻋﺎﯾﺔ ﻋﻠﻰ اﻟﮭﺎوﯾﺔ‬ ‫ﺧﺎرج ﺗﻘﺎوﯾم اﻟﻛﮭﻧﺔ‪ ،‬وإﯾﻣﺎءات اﻟﻘﺿﺎة‪ ،‬وأﻋﯾﺎد اﻟﻣﻠك‪ ،‬وﻋﺟﺎﺋب اﻟﻣﻣﺛﻠﯾن‪ ،‬وأدﻋﯾﺔ‬ ‫اﻷﺋﻣﺔ وأﻣﺛﻠﺔ اﻟوﻋﺎظ وﺳؤال اﻟﻣوؤدة اﻟوﺣﯾد‪،‬‬ ‫وﺣﯾن ﻛ ّل ﺷﻲء ‪ ،‬ﻛ ّل ﺷﻲء ﺗﻘرﯾﺑﺎ ‪،‬‬ ‫ﻣﺗﻌﻠّق ﺑﻣﻛر اﻵﻟﮭﺔ وﻣﺷﺎﻏﻠﮭﺎ‬ ‫وﻛﯾد ﺑﻧﺎﺗﮭﺎ اﻟﺿﺟرات ‪.‬‬


‫اﻹﺻﻐﺎء‬

‫اﻹﺻﻐﺎء‪ ،‬ھذا ﺑﺎﻟﺿﺑط ﻣﺎ ﯾﺣدث اﻵن‬ ‫اﻹﺻﻐﺎء اﻟﻰ ﻧداءات ﻣﻧطوﯾﺔ وﻣظﻠوﻣﺔ‪ ،‬وﺗﺗﺑّﻊ ﺧطﻰ ﻟﯾﺳت ﻣﻠﻛﺎ ﻷﺣد‪.‬‬ ‫اﻹﺻﻐﺎء اﻟﻰ ھﻔﮭﻔﺔ أﻛﻣﺎم اﻟﻣوﺗﻰ اﻟﺗﻲ ﯾﺣرﻛﮭﺎ ھواء ﯾﮭب ﻣن ﯾﻧﺎﺑﯾﻊ ﻣﻛدّرة‪،‬‬ ‫ﻣوﺗﻰ ﯾواﺻﻠون اﻟﺣﻔر ﺑﻌد ﻣﻧﺗﺻف اﻟﻠﯾل‪.‬‬ ‫اﻟﺗﻧﺻت ﻋﻠﻰ اﻟﺿﺟر‪ ،‬أﯾﺿﺎ‪ ،‬اﻟذي ﯾواﺻل ﺳﻘﺎﯾﺔ ﻧﺑﺎﺗﺎت ﺟﺎﻓﺔ‪،‬‬ ‫واﻻھﺗﻣﺎم اﻟﻣﻐوي ﺑﺎﻟﺿوء اﻟوﺣﯾد ﻓﻲ اﻟﺟﺑل‪،‬‬ ‫ورﻋﺎﯾﺔ اﻟرﻏﺑﺔ اﻟﺗﻲ ﻛﻠﻣﺎ ﻏﻔوﻧﺎ ﺗﺻﻌد ﻣن ﺻﻧدوﻗﮭﺎ وﺗﺑدأ ﺑﻣﻼﻣﺳﺔ اﻷﻋﺿﺎء‬ ‫واﻟﺷراﺷف ‪.‬‬ ‫أﻧت ﻧﺎﺋﻣﺔ اﻵن‪ ،‬وﻻ ﺗرﯾن اﻟﺑﻧت واﻟوﻟد وھﻣﺎ ﯾﻔﺗﺣﺎن اﻟﻌﻠﺑﺔ‪.‬‬ ‫أﻧت ﻧﺎﺋﻣﺔ اﻵن‪ ،‬اﻟﻣوﺗﻰ ﺧرﺟوا ﻣن ﺳﺎﻋﺔ اﻟﺣﺎﺋط ﺑﺄﻛﻣﺎﻣﮭم اﻟﻔﺿﻔﺎﺿﺔ‪،‬‬ ‫وﺛﻣﺔ ﻣن ﺑدأ ﻟﻠﺗو ﻓﻲ ﺳﻘﻲ اﻟﺣﻔر اﻟﺗﻲ ﺗﻧﻣوا ﺧﻠﻔﮭم ﻣﺛل اﻟﻔطر‪.‬‬ ‫أﻧت ﻧﺎﺋﻣﺔ وﻣﺗروﻛﺔ وھم ﯾواﺻﻠون اﻟﺣﻔر واﻟﺳﻘﺎﯾﺔ‬ ‫دون أن ﯾﮭﺗدوا اﻟﻰ اﺣﺗﻔﺎل ﺟﺳدك اﻟراﺋﻊ‪.‬‬


‫أﻏﻧﯾﺔ اﻟﺑﻧت ﻋﻧد اﻟﺳﯾﺎج‬ ‫دﻋﻲ اﻷﻣر ﯾﺣدث‪،‬‬ ‫ﻗﺎل اﻟﻣﺳﺎﻓر ﻟﻠﺑﻧت ﻋﻧد اﻟﺳﯾﺎج‪.‬‬ ‫وﻗﺎل اﻟﻐرﯾب ﻟﮭﺎ‪:‬‬ ‫اﺗرﻛﻲ اﻷرض ﺗﻣﺷﻲ اﻟﻰ أھﻠﮭﺎ‬ ‫واﻋﻘدي ﺧﺻﻠﺔ اﻟﺷﻌر‬ ‫ﻛﻲ ﺗﺳﻌدي ﻓﻲ اﻟزواج ‪.‬‬ ‫وﻗﺎل ﻟﮭﺎ طﺎﺋر ﻋﺎﺑر ‪:‬‬ ‫ﯾﺎ اﺑﻧﺗﻲ‬ ‫ﻻ ﺗﻧﺎﻣﻲ ھﻧﺎ‬ ‫اﺷﻌﻠﻲ اﻟﻧﺎر ﻓﺎﻟﺑرد ﯾطوي اﻟطرﯾق‬ ‫وراء اﻟﺗﻼل ﻛﺳ ّﺟﺎدة ﻓﻲ اﻟﮭواء ‪.‬‬ ‫وﻗﺎل اﻟﻣﺟﻧّد ﻟﻠﺑﻧت ‪:‬‬ ‫ﻟن ﺗﻌرﻓﯾﻧﻲ اذا ﻋدت‬ ‫ﻓﺎﻟﺣرب ﺗﺄﻛل ﻣن ﯾﻘﺗﻠون وﻣن ﯾﻘﺗﻠون‬ ‫وﻻ ﺷﻲء ﯾرﺟﻊ اﻻ اﻟﻌواء ‪.‬‬ ‫وﻗﺎل ﻟﮭﺎ وﻟد ﻓﻲ اﻟﺟوار ‪:‬‬ ‫رآﻧﻲ أﺑﻲ ﻣﯾّﺗﺎ ﻓﻲ اﻟﻣﻧﺎم‬ ‫ﻓﺄﻗﺻﺎك ﻋﻧّﻲ ‪.‬‬ ‫وﻗﺎﻟت ﻟﮭﺎ اﻟﺑﺋر ‪:‬‬ ‫ﻋﯾﻧﺎك ﻣﻧّﻲ ‪.‬‬


‫ﻧﺷﯾد اﻟﺗﻣﺎﺛﯾل‬ ‫ھﺎ ﻧﺣن ﻧﺗﻌﺛر ﻓﻲ أﺣﻼﻣﻧﺎ وﻧﻧﮭض‬ ‫ﻟﻧﺻل اﻟﻰ اﻟﺳﺎﺣﺎت ﻓﻲ اﻟوﻗت ‪.‬‬ ‫ھﯾﺋﺎﺗﻧﺎ اﻟﻣﺻﻧوﻋﺔ ﻋﻠﻰ ﺷﻛل اﻵﻟﮭﺔ‬ ‫وأﻋﺿﺎؤﻧﺎ اﻟﻣﻛﺷوﻓﺔ‬ ‫ﻟﻠﻣﺎرة واﻟﻧواﻓذ واﻟطﯾور‬ ‫‪...‬ﻣﻌﻧﺎ ‪.‬‬ ‫اﻟﺑﻼﻏﺔ‬ ‫واﻟﺣﯾﻠﺔ‬ ‫واﻟﻐﺎﯾﺎت اﻟﻣﻧﺣﻧﯾﺔ ﻣﺛل أﻗواس اﻟﻧﺻر ‪.‬‬ ‫اﻟﺣﺷود‬ ‫واﻟﻧواﯾﺎ اﻟﻔﺻﯾﺣﺔ‬ ‫واﻟﺣﻛﻣﺔ اﻟﻣﻧﺟزة‬ ‫‪....‬ﻓﻲ اﺛرﻧﺎ ‪.‬‬ ‫اﻟﻌﻼﻣﺎت اﻟﺗﻲ أﻧﺟزھﺎ ﻧ ّﺣﺎﺗون ﻣﮭرة‬ ‫ﻋﻠﻰ أﺿﻼع اﻟﺻدر‬ ‫واﻧﺣﻧﺎءات اﻟﻛﺗف‬ ‫وﻋظﻣﺔ اﻟﺣوض‬ ‫ﺗواﺻل ﻧﻣوھﺎ ﻋل أﺟﺳﺎدﻧﺎ‬ ‫ﻣﺛل ﻣﺗﺳﻠﻘﺎت دؤوﺑﺔ ‪.‬‬ ‫طﺎﻋﺎﺗﻧﺎ ﻋﻣﯾﺎء‬ ‫وﺳﻌﯾﻧﺎ ﻣﺣﻣود ‪.‬‬


‫ﺗﻠﮭث ظﻼﻟﻧﺎ ﻋﻠﻰ اﻷرﺻﻔﺔ‪،‬‬ ‫ﻓﯾﻣﺎ ﻧﺣن ﻧﻧﮭض ﻣن ﻋﺛراﺗﻧﺎ‬ ‫ﻓﻲ طرﯾﻘﻧﺎ اﻟﻰ اﻟﺳﺎﺣﺎت ﻟﻧﺻل‬ ‫‪ ،‬ﻛﻣﺎ ھو ﻣﻘدّر ﻟﻧﺎ ‪،‬‬ ‫ﻛ ّل اﻟﻰ رﺧﺎﻣﺗﮫ‬ ‫اﻟﺗﻲ ﻛﺎﻧت ھﻧﺎك ‪ ،‬داﺋﻣﺎ ‪ ،‬ﺑﺎﻧﺗظﺎره‬ ‫ﻛﻐﺎﯾﺔ ﻋﻣﯾﺎء‬ ‫ﻻ ﻧﺟﺎة ﻣﻧﮭﺎ‬ ‫وﻻ ﻣﻔ ّر ‪.‬‬ ‫ﻓﻲ اﻟذھﺎب اﻟﻰ ھﻧﺎك‬ ‫ﺣﯾن ﯾﺻل اﻟﻧﮭﺎر ‪ ،‬ﻛﺎﻣﻼ ‪ ،‬ﻣﺛل ﻓرﻗﺔ ﻣن اﻟﻧﺎﯾﺎت اﻟﺳﻌﯾدة‪،‬‬ ‫ﺣﯾن ﺗﺿﺣك ‪ ،‬ﺗﻣﺎﻣﺎ ‪ ،‬ﻛﻣﺎ ﺗﻔﻌل اﻵن‬ ‫ﺣﯾن ﯾﺻﻌد ‪ ،‬ذﻟك اﻟﺿﺣك ‪ ،‬ﻣﻊ راﺋﺣﺔ اﻟﻘرﻓﺔ اﻟﻌﺗﺑﺔ اﻟﻣﻧﺧﻔﺿﺔ‬ ‫‪ ،‬اﻟﺗﻲ ﯾﺗﻌﺛر ﺑﮭﺎ اﻟﺿﯾوف ﻋﺎدة ‪،‬‬ ‫ﺣﯾن ﯾﺳﻣﻊ ﺻوت اﻧﺳﻛﺎب اﻟﻣﺎء ﻋﻠﻰ اﻟﺷرﻓﺔ‬ ‫وﯾﺣدس ‪ ،‬ﻛﻣﺎ ﯾﻔﻌل اﻵن‪،‬‬ ‫ﺑﺄن زھور اﻟﺧﺑﯾزة‪ ،‬اﻟﺷﺗﻼت اﻟﻧﺣﯾﻠﺔ اﻟﺛﻼث‪،‬‬ ‫اﻟﺗﻲ ﻗطﻔﮭﺎ ﻋن ﻗﺑر أﻣّﮫ‪،‬‬ ‫ﺗﺣﺎول رﻓﻊ ﺑراﻋﻣﮭﺎ ﻣن ﺟدﯾد‪،‬‬ ‫ﯾﻔﻛّر‪ ،‬دون ان ﯾﻧﺗﺑﮫ اﻟﻰ إﻧﺻﺎت اﻟﻣرأة اﻟﺗﻲ ﺗﺿﺣك ﻋﻠﻰ اﻟﺷرﻓﺔ‪،‬‬ ‫ﻛم ھو ﺣﺳن‬ ‫أﻧّﻧﺎ ﻟم ﻧذھب ﻣﻊ اﻟذﯾن ذھﺑوا ‪.‬‬


‫ﺑﺣﻛم اﻟﻌﺎدة‬ ‫اﻟﺟﻧدي اﻟذي ﻧﺳﯾﺗﮫ اﻟدورﯾﺔ ﻓﻲ اﻟﺣدﯾﻘﺔ‪،‬‬ ‫اﻟدورﯾﺔ اﻟﺗﻲ ﻧﺳﯾﮭﺎ " ﺣرس اﻟﺣدود " ﻋﻠﻰ اﻟﺣﺎﺟز‪،‬‬ ‫اﻟﺣﺎﺟز اﻟذي ﻧﺳﯾﮫ اﻻﺣﺗﻼل ﻋﻠﻰ اﻟﻌﺗﺑﺔ‪،‬‬ ‫اﻻﺣﺗﻼل اﻟذي ﻧﺳﯾﮫ اﻟﺳﯾﺎﺳﻲّ ﻓﻲ ﺣﯾﺎﺗﻧﺎ‪،‬‬ ‫اﻟﺳﯾﺎﺳﻲّ اﻟذي ﻛﺎن ﺟﻧدﯾﺎ ﻓﻲ اﻻﺣﺗﻼل ‪.‬‬ ‫" اﻟﻣﯾرﻛﺎﻓﺎ " اﻟﺗﻲ ﻧﺳﯾﮭﺎ اﻟﺟﯾش ﻓﻲ اﻟﻣدرﺳﺔ‪،‬‬ ‫اﻟﺟﯾش اﻟذي ﻧﺳﯾﺗﮫ اﻟﺣرب ﻓﻲ اﻟﻣدﯾﻧﺔ‪،‬‬ ‫اﻟﺣرب اﻟﺗﻲ ﻧﺳﯾﮭﺎ اﻟﺟﻧرال ﻓﻲ اﻟﻐرﻓﺔ‪،‬‬ ‫اﻟﺟﻧرال اﻟذي ﻧﺳﯾﮫ اﻟﺳﻼم ﻓﻲ ﻧوﻣﻧﺎ‪،‬‬ ‫اﻟﺳﻼم اﻟذي ﻛﺎن ﯾﻘود " اﻟﻣﯾرﻛﺎﻓﺎ "‪، ....‬‬ ‫ﻣﺎ زاﻟوا ﯾطﻠﻘون اﻟﻧﺎر ﻋﻠﻰ رؤوﺳﻧﺎ‬ ‫دون أواﻣر‪،‬‬ ‫ھﻛذا‪،‬‬ ‫ﺑﺣﻛم اﻟﻌﺎدة‪.‬‬


‫ﻻ ﯾﺻدق ﻣﺎ ﯾرى‬

‫ﻛﻣن ﯾﺗذﻛر أﺷﯾﺎء ﻻ ﺗﺣدث‬ ‫ﻣﺷوش ﻻ ﯾﺻدق ﻣﺎ ﯾرى‪،‬‬ ‫اﻟﺿوء ﻓﻲ اﻟﺟﺑل ﻛﺎن ﯾﺛﯾر ﻗﻠﻘﮫ أﯾﺿﺎ‪،‬‬ ‫اﻟﺿوء اﻟوﺣﯾد اﻟذي ﯾراه ﻛل ﻟﯾﻠﺔ ‪،‬‬ ‫ﻛﻣﺎ ﻟو ان اﻟﻌﺗﻣﺔ ﺗﺑﺗﺳم وﺣﯾدة ھﻧﺎك‪.‬‬


Obra de Kholoud Jameel Ah


Obra de Aula Al Ayoubi


Obra de Fayez Elhasani


Obra de Aeich Tehimer


Obra de Marwa Alnajjar


Obra de Khaled Nassar


Obra de Waleed Yassin


Obra de Dr Abdalla Nassar


Obra de Naheda Darwish Issa


Obra de Mohammed Alhaj


NOURI AL JARRAH


‫ﻧﻮري اﻟﺠﺮاح‬

‫ﻟﻠوﻗْت‬ ‫ﺳ ْﺑ َﻌ ُﺔ َ‬ ‫اﻷﯾﺎ ُم اﻟ ﱠ‬

‫ك أﯾﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر؟‬ ‫َد ُم ﻣَنْ ھذا اﻟذي ﯾﺟري ﻓﻲ ﻗﺻﯾدﺗ َ‬ ‫ﻋﻣﯾﺎ ُء ﻗﺻﯾدﺗُك‬ ‫ك أﻋﻣﻰ‬ ‫وﺻو ُﺗ َ‬ ‫ﻟﻛنﱠ اﻟﮭوا َء ُﯾﮭَدْ ِھ ُد اﻟﺳﱠﮭ َل واﻟﻌﺷبَ ﯾﮭﻣسُ ﻟﻠﻘﺗﯾل‪.‬‬

‫اﻟﻘﻣ ُﺢ ﯾﺗطﺎو ُل‬ ‫ﻟﯾرى‬ ‫ارﺗﺟﺎفَ اﻟﮭﺿﺑ ِﺔ‪.‬‬ ‫ت إﻟﻰ ﻣﻐﺎر ِة اﻟدﱠمِ ﻓﻲ ﻛﺗف ﻗﺎﺳﯾون‬ ‫ث‪ ..‬ﻣن ﺧﺎﺻر ِة اﻟﻔرا ِ‬ ‫ُﻋﻧُقُ اﻟﺣﺎﺻ ِد ﺟر ُح اﻟﻣﺣرا ِ‬ ‫اﻟﻣَرْ ﻛَﺑﺎتُ ﺗﻔﺢﱡ‪ ،‬وﺗﻌ ُﺑ ُر‬ ‫اﻟﻣَرْ ﻛَﺑﺎتُ ﺗﻌوي‬ ‫ت اﻟﻘرى‪،‬‬ ‫ك ﺑﺻﻣﺎﺗِﮭﺎ ﻋﻠﻰ إﺳﻔﻠ ِ‬ ‫اﻟﺟﻧﺎزﯾ ُر اﻟﺿﺧﻣ ُﺔ ﺗﺗر ُ‬ ‫اﻟﻣَرْ ﻛَﺑﺎتُ اﻟﻌﻣﯾﺎ ُء ﺗُرﺳِ ُل اﻟ ِﺣ َﻣ َم إﻟﻰ ﺻورِ اﻟﻌﺎﺋﻠﺔ‪،‬‬ ‫ﺻ ْﺑ َﯾ ِﺔ ﻣن ﺣﺎﺋطٍ إﻟﻰ ﺣﺎﺋطٍ ‪ ،‬وﯾﺧﺑﱢﺋن اﻟﻌذرا َء ﻓﻲ رﻛﺎمِ اﻟﺳﺗﺎﺋرِ‬ ‫اﻷﻣﮭﺎتُ ﯾُﮭرﻋن ﺑﺎﻟ ﱢ‬ ‫ﺟدرانُ اﻟطﱢﯾ ِن ﺗﺗﮭﺎوى وﺳﻧﺎﺑ ُل اﻟﺻﯾفِ َﺗ َﺗ َﻘﺻﱠفُ ‪...‬‬ ‫ﺻﯾفٌ ﻣﺿﻰ وﺻﯾفٌ ﺗﮭﯾﺄ‪،‬‬ ‫ت رﯾﺎ ٌح ﻋﺎﺗﯾﺔ‪.‬‬ ‫وﺻﯾفٌ وﺳﯾ ٌم ﺑﯾﺎﻗ ٍﺔ داﻣﯾ ٍﺔ ﺣَ َﻣﻠَ ْﺗ ُﮫ إﻟﻰ اﻟﺑﯾ ِ‬


‫ك ﻓﻲ ﯾد اﻟﻣراھق ﻟم َﯾطُل‬ ‫اﻟﺳﻠ ُ‬ ‫واﻟﺟَ ﱡد اﻟ َﻣ ْﻘﻧُوصُ‬ ‫ض اﻟطرﯾقِ‬ ‫ﻓﻲ َﻋرْ ِ‬ ‫َﯾ ْﻧ َﺗﻔِضُ‬ ‫ﻻ ﻣزﯾ َد ﻣنَ اﻟﺷﱡﺑﺎ ِن ھﻧﺎ‪،‬‬ ‫ﺿﻐَﮭم و َﺗﻔَﻠﮭم إﻟﻰ ﻣﺎ ورا َء اﻟﮭﺿﺑ ِﺔ‪.‬‬ ‫ت َﻣ َ‬ ‫ﺿِ رْ سُ اﻟﻣو ِ‬

‫أﻧﺎ ﻻ أﻛﺗبُ ﻗﺻﯾد ًة ﻟﻛﻧﻧﻲ أﻣزﱢ قُ ﯾدي ﻓﻲ اﻟورق‪.‬‬


‫‪II‬‬ ‫َد ُم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾﺟري ﻓﻲ ﻗﺻﯾدﺗك أﯾﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر؟‬ ‫ﻣن ﺑﻘﻲَ ھﻧﺎ‪،‬‬ ‫ﻟﯾﻧزُفَ‬ ‫ﻣن ﺑﻘﻲَ ھﻧﺎ‬ ‫ﻟﯾﻘرأَ ﻣﺎ َﻛﺗَبَ اﻷُﻓُقُ ﻓﻲ اﻟﺻﺣﺎﺋِفِ‬ ‫ك ﺷﺎﻋ ٌر ﻓﻲ اﻟﻘَﺻﯾد ْة‪.‬‬ ‫وﻣﺎ ﺗَرَ َ‬ ‫ﻏﯾو ُم اﻷطﻔﺎلِ ﺗﺳﺎ ِﻓ ُر‬ ‫ﺿ َﺑ ُﺔ ُﺗﻠَوﱢ ُح‪.‬‬ ‫واﻟ َﮭ َ‬ ‫ت اﻟﻘِﯾﻌﺎنُ طوﻟَﮫُ‪ ،‬ﻣﺳﺗﻠﻘﯾﺎ ً‪ ،‬داﻣﯾﺎ ً ﯾﻧﺗظ ُر َﯾ َد أﺑﯾ ِﮫ‪.‬‬ ‫اﻟﺻ َﱡو ُر ﺗَرْ َﺗ ﱡﺞ وﺗَﻐْ رُبُ ﻓﻲ اﻟﻌَﯾن‪ ،‬واﻟﻔﺗﻰ اﻟذي َﺷ ﱠﻘ ِ‬ ‫ف ﻣﺿﻰ‪..‬‬ ‫اﻟﺻﱡو ُر ﺗَﻐْ رُبُ ﻓﻲ اﻟﺻﱡور‪ ،‬اﺑﺗﺳﺎﻣ ُﺔ ﻣن ﻣﺿﻰ ﻟﯾﻘطفَ اﻟﺗوتَ ﻓﻲ ﺻﯾ ٍ‬ ‫ك إﻟﻰ َﯾ ِد أﺑﯾﮫ‪.‬‬ ‫ﻟﻛنﱠ اﻟﺧَ دَرَ ﯾﺣﺗﺿنُ اﻟﻔﺗﻰ‪ ،‬اﻵن‪ ،‬اﻟﺧد ُر ﯾﻌﯾ ُد اﻟﻔﺗﻰ اﻟﺿّﺎﺣ َ‬ ‫اﻷﻓقُ ھﺷﯾمٌ‪،‬‬ ‫واﻟﻣط ُر ﯾﻼﻋبُ ﺻﺣونَ اﻷطﻔﺎل‪.‬‬

‫ﻗﺎل اﻟﻣﻣ ﱢﺛ ُل ﻛﻧتُ ﻗﺑل اﻟﯾوم ﺑﻼ ﺻوت‬ ‫وﻣَﺳرﺣﻲ ﻣﻌﻠق ﻓﻲ ﺳﺗﺎرة؛‬ ‫ﻣﻼﺑﺳﻲ ﺳرﻗﮭﺎ اﻟﻣوﺗﻰ‬ ‫وﺻوﺗﻲ‬ ‫ﻏﺎب‬


‫ﻓﻲ‬ ‫اﻟﺑﺋر‪.‬‬ ‫ﻗﺎﻟتْ طﻔﻠ ٌﺔ‪ :‬ﻛﻧتُ ﺑﻼ ﻋﯾﻧﯾن‬ ‫واﻵنَ‬ ‫ﺻِ رتُ ﻓراﺷ ًﺔ‪.‬‬ ‫اﻟرﯾﺎﺿﻲﱡ ﺻَرَ َخ‪ :‬دﻣﻲ ﺻوﺗﻲ‪..‬‬ ‫ت ﻋرﺑ َﺔ اﻟﮭﺗﺎف‬ ‫ودﺣر َج ﻓﻲ ﻣﻣرﱢ اﻟﻣو ِ‬ ‫واﻟﺻﱠﺑﻲ ﺑﺎد َل اﻟﻧﮭﺎرَ ﺑﺎﺑﺗﺳﺎﻣﺗﮫ‪.‬‬

‫وﻓﻲ اﻟﺑﺳﺗﺎ ِن ﺣﯾثُ ﺳﻘ َط ﻛوﻛبٌ‬ ‫وﺗﺷﻘﱠﻘتْ ﺗﺣت ﺧطﻰ داﻣﯾﺔ أرضُ اﻟﻣﺳ ّرات‪،‬‬ ‫ﻗﺎل ﻓﻼ ٌح ﻟﺻﺑﻲﱟ ﻛُﺳِ رَ تْ رأ ُﺳ ُﮫ ﻋﻠﻰ ﺻﺧر ٍة‪:‬‬ ‫إﻧﻧﻲ أﺳﻣ ُﻊ رَ ﺟْ ﻔ َﺔ اﻟﺷﺗﺎ ِء ﻓﻲ رُﻛﺑﺗﻲ‪.‬‬ ‫واﻵنَ ‪،‬‬ ‫ﺟﺳدُه ﻣﺳﺗرﯾ ٌﺢ ﻓﻲ طﻠﻘﺔ اﻟﺟﻧدي‪.‬‬ ‫وﺻﻠتْ ﺷﺎﺣﻧ ٌﺔ ﻛﺎﻧت ﺑﺎﻷﻣس ﺗﺣﻣل اﻟﺑطّﯾ َﺦ واﻵن‪ :‬ﻋﺎﺋﻼتٌ ﻧﺎﺋﻣ ٌﺔ ﻓﻲ أﻛﻔﺎ ٍن ﺣﻣرا َء وﻓﻼﺣونَ ﺻﺎروا ﺣﻔﺎرﯾنَ ‪،‬‬ ‫وﻗﺑو ٌر ﻗﺑو ٌر ﻗﺑور‪..‬‬ ‫ت ﻟرﺟﺎلٍ‬ ‫ﻛﺎﻧتْ وﺟوهُ اﻟرﺟﺎلِ ﻓﻲ اﻷرﯾﺎفِ اﻟﺑﻌﯾدة ﻣﻛﺷوﻓ ًﺔ ﻋن اﺑﺗﺳﺎﻣﺎ ٍ‬ ‫واﻵنَ ‪،‬‬ ‫اﻷطﻔﺎ ُل ﯾﻘﻔون ﻓﻲ اﻟﺻﱡور‬ ‫ُﻣ َﻘﻧﱠﻌﯾنَ‬ ‫واﻟﻣوتُ ﯾطوفُ ﺑﺟراﺑﮫ ﻋﻠﻰ اﻷطﻔﺎل‪.‬‬


‫‪III‬‬ ‫دم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾﺟري ﻓﻲ ﻗﺻﯾدﺗك أﯾﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر‬ ‫وﻓﻲ اﻟﻣﺗﺑﻘﻲ ﻣن اﻟزﻣن‪ ،‬ﺷﻘﯾﻘﻲ اﻟذي ﺷقﱠ اﻟﻐروبُ رأﺳﮫ‪،‬‬ ‫دﻣُﮫ ﯾﻘط ُر ﻓﻲ ﻣﻼﺑﺳﻲ‬ ‫د ُم ﻣَن ھذا؟‬ ‫ب ﯾﻘط ُر ﺣﻣر ًة وﻏروﺑﺎ ً‪.‬‬ ‫وظﮭره اﻟذي ﺗﻘﺻﱠفَ ﺟﮭ َﺔ اﻟﻐر ِ‬ ‫َد ُم ﻣَنْ ھذا؟‬ ‫َد ُم ﻣَنْ ھذا؟‬

‫ﻟﻠرﺻﺎص أنْ ﯾﮭدأَ ﻗﻠﯾﻼ‬ ‫ِ‬ ‫ﻗُ ْل‬ ‫رﯾﺛﻣﺎ ﯾﻛﺗب اﻟﺷﺎﻋ ُر ﻗﺻﯾ َدﺗَﮫ وﯾﻔﺗﺢ ﻧواﻓذَھﺎ‬ ‫وﯾﺣﻣل اﻵسَ إﻟﻰ ﺟﺳدِه اﻟﻣﺳﺟﱠ ﻰ‪.‬‬ ‫رﯾﺛﻣﺎ ﺗﺟﻣ ُﻊ اﻣرأةٌ ﻏﺳﯾﻠَﮭﺎ‪،‬‬ ‫رﯾﺛﻣﺎ ﯾﻌو ُد طﺎﺋ ٌر ﻣن ﻏﺎﺑ ٍﺔ‬ ‫وﺗﻧزﱢ هُ اﻟﻌﯾنُ ﻧظرﺗَﮭﺎ ﻓﻲ ﺟﺳ ِد اﻟﻧﱠﮭﺎر اﻟﺣﻲ‪.‬‬


‫‪IV‬‬ ‫دم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾﺟري ﻓﻲ ﻗﺻﯾدﺗك أﯾﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر؟‬ ‫َد ُم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾﻧِزﱡ ﻣن ﺟُﺛﻣﺎن اﻟﻧﱠﮭﺎر‬ ‫َد ُم ﻣن ھذا؟ دم ﻣن؟‬ ‫ت ﻣﺷطورةٌ‪،‬‬ ‫و ُر ْﻛ َﺑ ُﺔ اﻟوﻗ ِ‬ ‫واﻟﮭوا ُء‬ ‫ف‬ ‫ف وراء ﻋﺻْ ٍ‬ ‫ﻋﺻْ فٌ ورا َء ﻋﺻْ ٍ‬ ‫واﻟﺻﱡور ﺷِ ﻔﺎ ٌر ﺗﺄﻛ ُل اﻟواﻗﻔﯾنَ ﻓﻲ اﻟﺻﱡور‬ ‫اﻟﺟﻧود ﯾﻧﺣﻧون ﻋﻠﻰ اﻟﺑﻧﺎدق واﻟﻣوت ﯾﺗﻠﻔت‪.‬‬ ‫ﻗﺎل ﺷﮭﯾ ٌد أﺳْ ﻠَ َم اﻟﺗرابَ ﺷﮭﯾداً‬ ‫ﻛُنْ دﻟﯾﻠﻲ ﻓﻲ اﻟطرﯾق إﻟﯾﮫ‬ ‫وﻻ ﺗﺗﺄﺧرْ ﻛﺛﯾراً‬ ‫وﻛُنْ ﺳﻧدي ﻓﻲ اﻟرواﯾ ِﺔ ﯾوم ﯾﻛذبُ اﻟﻣؤرﺧون‬ ‫ت‬ ‫ﻛُنْ ﺻﺎﺣبَ اﻟﺑﯾ ِ‬ ‫وارْ و اﻟرواﯾ َﺔ ﻛﺎﻣﻠ ًﺔ‪:‬‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ أﺿرﻣوا اﻟﻧﺎر ﻓﻲ ﺑﯾت أﺑﻲ‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ ﺳرﻗوا وﺟﻧ َﺔ أﺧﺗﻲ وﯾدَي أﺧﻲ‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ ﻗﺗﻠوا أﺑﻘﺎري وﻗﺎدوا ﺣﻣﯾري إﻟﻰ ﺑرﻛ ِﺔ اﻟدم‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ اﻧﺗﮭﺑوا ﻗﻣرَ اﻟﺻﱠﯾفِ‬


‫وﻓؤا َد اﻟﻣﺳﺎﻓرِ‬ ‫ت ﺑﺄﻣراسِ اﻟﺣﻘل‬ ‫ت اﻟﺻﻐﯾرا ِ‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ رﺑطوا اﻷﺧوا ِ‬ ‫وﻛﺳروا ﻋﻠﻰ ﺣَ ﺟَ رِ اﻟﺑﺋرِ ُﺟ ْﻣﺟُﻣ َﺔ اﻟﻣُراھق‪.‬‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ ھﺗﻛوا ﺳﺗﺎر َة اﻟﺣﻠمِ ‪،‬‬ ‫وﻣﺷّﺣوا ﺑدمِ اﻟﻔﺟرِ ﻗﻣﺻﺎنَ ﻧومِ اﻟﺑﻧﺎت‪.‬‬ ‫ت اﻟﺣﺟبُ ‪ ،‬رأﯾتُ ﻣﺎ رأﯾتُ ﻛﺎن وﺟﮭك اﻟﻘﺎﺗ ُل ﯾﻣﻸ ُ وﺟﮭﻲ‬ ‫وﻟﻣﺎ ﺗﺳﺎﻗط ِ‬ ‫أھذا أﻧﺎ‬ ‫أم ﻋدوي؟‬ ‫ك‪ ،‬و َﻧ َظرْ ﻧﺎ اﻷﯾﺎ َم ُﺗ َﺑ ﱢد ُل ﺛﯾﺎﺑَﮭﺎ‬ ‫ﻓﻲ اﻟﺣﻘل ﺻرﺧتُ ﻓﯾ َ‬ ‫واﻟزﻣنَ‬ ‫ﯾﺗﺳرﱠ بُ ﻣن اﻷﯾدي‬ ‫ك وﻓﻲ اﻟﺟﺑلِ ﺻرﺧتُ‬ ‫ﻓﻲ اﻟﺣﻘل ﺻرﺧتُ ﻓﯾ َ‬

‫وﻓﻲ اﻟﻣدﯾﻧﺔ ﻟﻣﱠﺎ ﻧزﻟﻧﺎ‬ ‫ك رأﯾﺗُﮭﻣﺎ زاﺋﻐﺗﯾن‪.‬‬ ‫ﻋﯾﻧﺎ َ‬

‫ھﺎ إن ﯾ َدك اﻟﺗﻲ ﻛﺑُرتْ واﺧﺷوﺷﻧت‬ ‫ﺗﺗﻠ ﱠط ُﺦ ﺑدﻣﻲ‪.‬‬ ‫ب‬ ‫ب وﺗَﺧر ُج ﻣن ﺑﺎ ٍ‬ ‫أﺧر ُج ﻣن ﺑﺎ ٍ‬ ‫ك وﻻ ﺗﻛون ﺻورﺗﻲ‬ ‫ﻻ أﻛون ﺻور َﺗ َ‬ ‫ك‪:‬‬ ‫وأﻧﺎدﯾ َ‬ ‫ﺗﻌﺎ َل وﺧذْ ﻣﺎ أﺧذتَ‬ ‫وﺑﺎﻟﯾد اﻟﺑﻠﮭﺎ ِء‪ ،‬أودعِ اﻟﺑﻠط َﺔ ﻓﻲ اﻟظﮭرِ واﻟﻌﺗﻣ َﺔ ﻓﻲ ھﺎوﯾ ِﺔ اﻟﻘﻠب‪.‬‬ ‫ﺗﻌﺎل ﯾﺎ ﻣن ﺗﻣﺎدﯾتَ ﺣﺗﻰ ﺗﻛون اﺑن أﻣﻲ‬


‫وأﺑﻲ‬ ‫وﺗﻛونَ أﺧﺗﻲ‬ ‫واﺑﻧﺗﻲ‬ ‫وﺗﻛونَ ‪.......‬‬ ‫‪..............‬‬ ‫‪..............‬‬ ‫‪..............‬‬ ‫‪.......‬ﺟﻧﺎزﺗﻲ‪.‬‬ ‫ﯾﺎ ﺻﺎﺣبَ اﻟ َﯾ ِد اﻟﺗﻲ ﻟَﮭَتْ‬ ‫ﺑﺎﻻﻟوان‬ ‫ﻗُرْ بَ ﯾَدي‬ ‫ب اﻟزﻣن‪.‬‬ ‫وﻣﻌﺎ رَ ﻓَﻌْ ﻧﺎ ﺣَ ﺟَ رَ اﻟطﻔوﻟ ِﺔ ﻋن َﻋﻘْرَ ِ‬ ‫‪V‬‬ ‫دم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾﺟري ﻓﻲ ﻗﺻﯾدﺗك أﯾﮭﺎ اﻷﻋﻣﻰ؟‬ ‫وﻟﻣﺎذا أﺧر ُج ﻣن ﺣﻛﺎﯾ ٍﺔ وأدﺧ ُل ﻓﻲ ﺣﻛﺎﯾﺔٍ؟‬

‫ﻗﺎ َل ﺷﺎﻋ ٌر رأى أ ﱠﻣ ُﮫ ﻓﻲ اﻟﺳرﯾر‬ ‫ﻋﺎرﯾ ًﺔ‬ ‫وﻣطﺣوﻧ َﺔ اﻟوﺟ ِﮫ‪:‬‬ ‫أھذه أﻣﻲ ﻏداً أم ﺷﺟرةٌ ﻋﺟﻔﺎءُ؟‬

‫ب ﻓﻲ ﻣﺋذﻧ ٍﺔ‬ ‫وﻣن ھؤﻻء اﻟﻣﺷﯾﻌون ﯾﺧرﺟونَ ﻣن ﺑﺎ ٍ‬ ‫وﻻ ﯾﺧرﺟونَ ﻣن ﺣﺎﻧ ٍﺔ أو ﻣﻛﺗﺑﺔ!‬

‫ﺻ ْﺑ ِﺢ داﻣﯾ ًﺔ‬ ‫وﺷﺎﻋ ٌر رأى ﻧَﺟْ َﻣ َﺔ اﻟ ﱡ‬


‫ﻗﺎل‪:‬‬ ‫ﻻ أذ ُﻛ ُر إنْ ﻛﺎﻧتْ ﻧَﺟﻣﺗﻲ!‬

‫ب‬ ‫وﺷﺎﻋ ٌر ظ ﱠل ﺛﻼﺛﯾنَ ﺣوﻻ ﯾﺟرﱡ ﺻﻠﯾﺑﺎ ً ﻓﻲ ﻛﺗﺎ ٍ‬ ‫وﯾوھ ُم إﺧوﺗَﮫ أن اﻟﻣَﺳِ ﯾ َﺢ اﻟﻣوﺟَ ﻊَ ﯾَﺳْ ﻛُنُ ر ْأ َﺳ ُﮫ اﻟﻣوﺟَ ﻊَ ‪.‬‬

‫ت‪.‬‬ ‫ﺻﻔْﺣ َﺔ اﻟﮭوا ِء وﻏﻣروا اﻟﻧواﻓ َذ ﺑﺎﻟﻣو ِ‬ ‫اﻟﻠﺻوصُ اﻟذﯾن ﺧرﺟوا ﻣن ﺷِ قﱢ ﻓﻲ ﺣﺎﺋطِ اﻟ َﻌدمِ ﻣَزﱠ ﻗوا َ‬

‫ﻟﻣنْ آﻟتْ ﻗﺻﯾدﺗﻲ ﻗﺎ َل ﺷﺎﻋ ٌر‬ ‫وﻟم ﯾُﺑق اﻟرﺻﺎصُ ﺣﯾﺎ ً ﺳوى اﻟﺻﱠﻣت؟‬

‫ﺗﺗﻘﺻﱠفُ اﻟﻣﺋذﻧ ُﺔ اﻟﺻﺎﺋﺣ ُﺔ وﯾﺗﻠو اﻟﺷﮭﯾ ُد ﺷﮭﺎدَﺗﮫ‬ ‫ﻋﻠﻰ أ ٍخ أَ َﺗ ّم ﺷﮭﺎدﺗَﮫ‬ ‫ب‪ ..‬وﺧﺑﱠﺄﺗ ُﮫ ﻣن اﻟﻌَﯾن‬ ‫ﻋﻠﻰ أ ﱢم طوتْ أﺑﻧﺎءَھﺎ اﻟﺳﺑﻌ َﺔ ﻓﻲ ﻛﺗﺎ ِ‬ ‫ك‬ ‫ﻣﺎ ﻣن أﺣ ٍد ﻏﯾرِ َ‬ ‫ك‬ ‫ﻣﺎ ﻣن أﺣ ٍد ﻏﯾرِ َ‬

‫ت‬ ‫ت اﻷﯾﺎ ُم اﻟﺳﺑﻌ ُﺔ ﻟﻠوﻗ ِ‬ ‫ﻓﻲ ھذه اﻟ ُﺟﻣْﻌ ِﺔ وﻓﻲ ﻛ ﱢل ُﺟﻣْﻌ ٍﺔ ﺣﺗﻰ ﺻﺎر ِ‬ ‫ت ﻓﻲ اﻟﮭواء‬ ‫ب ودرﺟﺎ ٍ‬ ‫ت ﻓﻲ اﻟﺗرا ِ‬ ‫درﺟﺎ ٍ‬ ‫ﺻ ُﺔ اﻟﺷﮭدا ِء ﻣن اﻟﺷﮭﺎدة‪:‬‬ ‫ﺣ ﱠ‬ ‫ﻻ أﺣ َد ﻏﯾرَ ك‪.‬‬


‫‪VI‬‬ ‫د ُم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾﺟري ﻓﻲ ﻗﺻﯾدَﺗك أﯾﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر؟‬ ‫وھو د ٌم رﯾﺛﻣﺎ ﯾﻛﺗبُ اﻷﻋﻣﻰ وﺻ ﱠﯾﺗَﮫ وﯾﻔﺗ ُﺢ ﻧواﻓذَھﺎ ﻟﻠﻣطر‬ ‫رﯾﺛﻣﺎ ﯾدﺧل اﻟﺷﮭدا ُء وﯾدﺧﱢ ﻧون أﻣﻧﯾﺎﺗﮭم اﻷﺧﯾرة‬ ‫رﯾﺛﻣﺎ ﺗﺧر ُج اﻣرأةٌ ﻣن زﻗﺎقٍ وﻓﻲ ﯾدﯾﮭﺎ ﺻﺑﻲﱞ َﺗ َﻘﺻّفَ ﻛﺎﻟﺳﻧﺑﻠﺔ‪.‬‬

‫ت ﻓﻲ رﯾفِ اﻟﻔﻘرا ِء‬ ‫ت اﻟﺻَﻐﯾرا ِ‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ اﻟﻣدﯾﻧﺔِ‪َ ،‬د ٌم ﻓﻲ اﻟﺑُﻠﯾدا ِ‬ ‫َد ٌم ﻋﻠﻰ ﺛﻠم اﻟﻔﻼح‪ ،‬ﻋﻠﻰ ﺳ ﱠﻛ ِﺔ اﻟﻣﺣراث ﯾﺷقﱡ ﺟﻣﺟﻣ َﺔ اﻟﻐﯾبِ‪ ،‬وﯾﻘرأ ُ طﺎﻟﻊَ اﻟﻧﱠﮭﺎر‪.‬‬

‫َد ٌم ﯾﺻرخ ﻓﻲ ﺣَ ﻧْﺟَ ر ٍة ﻣﺷطورة واﻟﻐرابُ ﺑﺟﻧﺎﺣﯾن ﻣﺗﻌﺎظﻣﯾن ﯾﻠط ُم اﻟﺷﻘﯾقَ ﺑدمِ اﻟﺷﻘﯾقِ ‪.‬‬ ‫َد ٌم ﻋﻠﻰ أﻣﻧﯾ ِﺔ اﻟﻌﺎﺑر‪ ،‬ﻋﻠﻰ ﺧﯾﺑ ِﺔ اﻟﮭﺎربِ‪ ،‬ﻋﻠﻰ ﻋﺎرِ اﻟﻣﺗﻔرﱢ جِ‪،‬‬ ‫ت اﻟﻣُﻔﻛﱢرِ ﯾﻘﻠﱢب أﻓﻛَﺎرَ ه و ُﯾ َﺑﻠﱢ ُل ﻣﻘوﻻﺗِﮫ ﺑدمِ اﻟﺻِ ﺑْﯾﺔ‪،‬‬ ‫ﻋﻠﻰ ﺻﻣ ِ‬ ‫وﻓﻲ ﯾومِ ﻏ ٍد آﺧر ﯾﻘرأ ُ اﻟﺟﺛﺎﻣﯾنَ ﻓﻲ ﺿو ِء اﻟﻔﻠﺳﻔﺔ‪.‬‬


‫َد ٌم ﻋﻠﻰ أﻣسِ اﻟﻘﺎﺗلِ وﯾو ِﻣ ِﮫ و َﻏ ِدهِ‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻋﻠﻰ َﺳرﯾرِ اﻟﻣُﺿﺎﺟِﻊِ زوﺟَ َﺗ ُﮫ ﻏﺻْ ﺑﺎ ﻋن ﻓؤادِھﺎ اﻟﻛَﺳﯾر‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ ﻣوﻋد اﻟﺣب‪ ،‬دم ﻓﻲ اﺿطراب اﻟﺧطوة اﻟﻣﺿطرﺑﺔ‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ ﺻﺣو ِن اﻟطﻌﺎم‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ ﺑﻼﻏ ِﺔ اﻟﺻوت‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ اﻟﺗﻔﺎﺗ ِﺔ اﻟ َﻐرﯾب‪ ،‬ﻓﻲ ھوا ِء اﻟﻧﱠﮭﺎر‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ ﻛﻠﻣ ِﺔ اﻟﺣُبﱢ ‪،‬‬ ‫ﻓﻲ ﺣُزْ ِن اﻟ ُﻣ َﺳﺎﻓِرِ ‪،‬‬ ‫ﻓﻲ ھُروبُ اﻟﻘُرى ورا َء ﺗِﻼل أ ُﺧرى‪،‬‬ ‫ﻓﻲ اﻟﻧواﻓ ِذ ﻣﮭﺟور ًة واﻟﺷﻌﺎعِ ﻣﻧﻛﺳراً‪..‬‬

‫د ُم اﻟﺷﻘﯾقِ ﻓﻲ َﺑ ْﻠ َط ِﺔ اﻟﺷﱠﻘﯾق‪.‬‬


‫‪VII‬‬ ‫َد ُم ﻣن ھذا؟ َد ُم ﻣَنْ ھذا أﯾّﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر؟‬ ‫ب و َﻣﻧْظور ًة ﻋن ﺑُﻌْ ٍد‬ ‫وھو َد ٌم ﻓﻲ اﻟﻣﺳﺎﻓ ِﺔ َﻣﻧْظور ًة ﻋن ﻗر ٍ‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ ﻧظر ِة اﻟﻌَﯾن‪ ،‬وﻓﻲ ﺣَ ﺳْ رة اﻟﻧﺎظر‪.‬‬

‫اﻷ ﱡم ﺗَطْ َﺑ ُﻊ ﻗﺑﻠﺗَﮭﺎ اﻟﺻﱠﺑﺎﺣﯾﺔ ﻓﻲ اﻟﺟﺑﯾ ِن اﻟﺑﺎر ِد‪..‬‬ ‫َذھَبَ ﯾﻛﺗري اﻟ َﻌﺟَ ﻠَ َﺔ ورَ ﺟَ ﻊَ ﺑﻼ وﺟﮫ‪.‬‬

‫ب اﻟﺻﺑﺎحِ‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ أﺳﯾﺎ ِخ اﻟ َﻌﺟَ ﻠَﺔِ‪َ ،‬د ٌم ﻓﻲ ﺣﻠﯾ ِ‬ ‫ﻓﻲ ﻣﺎ ِء اﻟظﱠﮭﯾرةِ‪ ،‬ﻓﻲ ﺧُﯾولِ اﻟ َﻌرَ َﺑﺔِ‪،‬‬ ‫وﻓﻲ ﻧﺷر ِة اﻟطﱠﻘسِ َد ٌم طوال اﻟﻧﱠﮭﺎرِ ‪ ،‬واﻟ ﱠﺳﻣﺎ ُء اﻟ ﱠﺗ ْﻠﻔَزَ ةُ اﻟﺟﺎ ِﺋ َﻌ ُﺔ‪.‬‬


‫‪VIII‬‬ ‫َد ُم ﻣن ھذا اﻟذي ﯾَﺟري ﻓﻲ ﻗَﺻﯾدﺗك أﯾﮭﺎ اﻟﺷﺎﻋر؟‬ ‫ت‬ ‫ط ُر واﻟﻐروبُ ﯾَﺳْ َﻔ ُﺢ ُﺣ ْﻣرَ َﺗ ُﮫ ﻋﻠﻰ اﻟﺑﯾو ِ‬ ‫ﺣﺑﺎ ُل اﻟﻐَﺳﯾلِ َﺗ ْﻘ ُ‬ ‫ت ﯾﻣﻸونَ اﻟﺳﱠﻣﺎ َء ﺑﺎﻟﮭﺗﺎفِ ‪:‬‬ ‫اﻹﺧوةُ اﻟﻣوﻟودونَ ﻓﻲ اﻷوﻗﺎ ِ‬

‫ك‬ ‫ﻣﺎ ﻣِنْ أَﺣَ ٍد َﻏﯾْرِ َ‬ ‫ك‬ ‫ﻣﺎ ﻣِنْ أَﺣَ ٍد َﻏﯾْرِ َ‬

‫ﻋﻠﻰ أﯾدﯾﮭم اﻷﺻﻐ ُر‬ ‫ﻋﺎﻟﯾﺎ‬ ‫رَ ﻓَﻌوهُ‬ ‫وﻛ ﱠﻔ َﻧ ُﮫ ﺻ َْوﺗُﮫ‬ ‫ﺟﺳ ُدهُ اﻟﺿﱠﺎ ﱡج أ ْﺷ َﻌ َل ﺣَ ﻧْﺟَ رَ َة اﻟﻣُﻐﻧﱢﻲ‪:‬‬

‫ك وإﻟﯾكَ‬ ‫ِﻣ ْﻧ َ‬ ‫ك وإﻟﯾكَ‬ ‫ِﻣ ْﻧ َ‬


‫َد ٌم ﻓﻲ َﻏﻔْﻠ ِﺔ اﻟﻣُﻧﻌطفِ ‪ ،‬ﻓﻲ َﻧﻣَشِ اﻟﺻﱠﺑﻲ‪ ،‬ﻓﻲ اﺑْﺗﺳﺎﻣﺗِﮫ اﻟﻣدرﺳﯾﺔِ‪،‬‬ ‫ب اﻟﻣﻌﻠﱢمِ ‪ ،‬ﻓﻲ ﺳؤالِ اﻟﺻﺑﺎح‪،‬‬ ‫ﻓﻲ ﻛﺗﺎ ِ‬ ‫َد ٌم ﻓﻲ ﺑُﺣﱠ ِﺔ اﻟﻣراھِﻘﺔِ‪َ ،‬د ٌم ﻓﻲ ھَﺳﯾسِ اﻟﻣَﺎء‪،‬‬ ‫َد ٌم ﻋﻠﻰ اﻷﺷَﺟْ ﺎرِ َﻧﺳَتْ ﻣن ﻣرﱠ وﻣن ﺳﻘ َط وﻣن ﺻﺎ َح ﻣن أَﻟَ ٍم‪...‬‬ ‫ط اﻟﻧﮭﺎرِ ﻣﻣزﻗ ًﺔ ﻛﻣﺎ ﻟو ﻛﺎﻧتْ ﺟرﻣﺎ ﺗﮭﺗّك‪.‬‬ ‫د ٌم ﻋﻠﻰ ردا ِء اﻟﺷﱠﻣسِ ‪ ،‬وﺧﯾو ُ‬

‫ت ﺟﺎرﺣﺔ ٍ‬ ‫ﺻﺎص ﻟﺳ ُﻊ أَﺻوا ٍ‬ ‫ٍ‬ ‫ﻟَﺳْ ُﻊ َد ٍم وﻟَﺳْ ُﻊ رَ‬ ‫واﻟ َﻛﻠِﻣًﺎتُ ﻣﻘﯾد ًة ﺑﺳﻼﺳلِ اﻟﻛﻠﻣﺎت‪.‬‬

‫اﻟﻌﯾنُ اﻟﻐرﯾﻘ ُﺔ‬ ‫ﻓﻲ ﺻور ٍة‬ ‫اﻏرورﻗتْ ﺑﺎﻟد ِم‬ ‫ﺧذْ ھذه اﻟﺻﱡور َة ﻣن ﻋَﯾﻧﻲ وﺧُذْ ﺟُرْ َح اﻟﻌَﯾ ِن‪.‬‬ ‫اﻟﻣﺋذﻧ ُﺔ ﺗﺗﻘﺻﱠفُ وﺗَﮭوي ﻓﻲ ﺳور ِة اﻟﻔﺎﺗﺣﺔ‬ ‫وطوا َل اﻟﻧﱠﮭﺎرِ‬ ‫طوا َل اﻟﻧﱠﮭﺎرِ‬ ‫ﯾداي ﻣﺑﻠوﻟﺗﺎ ِن وﺧُﺑزي ﻣﺑﻠﱠ ٌل ﺑﺎﻟد ِم‬ ‫ظرُﻧﻲ‪.‬‬ ‫وﻛﻠﻣﺎﺗﻲ َﺗ ْﻧ ُ‬


Obra: “Girl from Damascus” de Suhair Sibai


Obra: “Red Neck 1” de Nasrin Abu Baker


Obra de Ibrahim Al Ali


Obra de Waleed Yassin


Obra de AilĂŠn Betania


Obra de Rufaida Sehwail


Obra de Suzan Yaseen


Obra de Ismail Kalloub


Obra: “Return to me” de Suhair Sibai


MAHMUD SOBH


Obra de Marwa Alnajjar


Obra de Mohamed Othman


Obra de May Murad


Obra de Khetam Heby


Obra de Zeena Mustafa Sileem


Obra de Salem Awad


Obra de Motaz Naim


Obra: “Jerusalem” de Nabil Anani


Obra de Juhaina Habibi Kandalaft


RESEÑAS POETAS


AHMAD YAMANI

Poeta y traductor egipcio. Naci贸 en El Cairo (1970). Actualmente reside en Madrid. Ha publicado cinco libros de poes铆a.


FAKHRI RATROUT

Poeta y pintor palestino-jordano y nicaragüense. Nació una mañana nevada en la ciudad desértica de Zarqa (Al-Zarq en árabe) donde nieva raras veces, el día 10 denoviembre de 1972. Obtuvo la licenciatura en Filología Árabe de la Universidadde Yarmuk, Jordania. El duende de la poesía descendió sobre él en la ciudad palestina de Jericó, donde ejerció como maestro durante seis años. En el año 2000 se trasladó a Nicaragua donde trabaja actualmente como mercader de tejidos. Tiene dos poemarios publicados: (El paraíso de los sicarios) (Hecho en el infierno) Su primer poemario, (El paraíso de los sicarios), fue traducido al español por Dr. Mohammed Amr Said, y se publicó en el festival internacional de poesía en Costa Rica. Además, sus poemas fueron traducidos al italiano y romano y publicados en antologías de poesía. Participó en el Festival Internacional de Poesía de Costa Rica (2009), Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua (2010), Festival Internacional de Poesía de Xela, Guatemala (2011), Festival Internacional de Poesía de El Salvador (2011) y el Festival Internacional de Poesía de Managua (2012).


GHASSAN ZAQTAN

Poeta y editor palestino. Naci贸 en Beit Jala (1954). Actualmente reside en Ramala. Ha publicado diez libros de poes铆a.


MAHAMUD SOBH Mahmud Sobh nació en Safad, pequeña aldea de Galilea, Palestina, en Febrero de 1936. En 1948 es brutalmente expulsado de ella por los tanques y soldados del recién creado estado de Israel. Inicia una vida de exiliado que tomará un decisivo giro cuando, en 1965, decide aceptar una beca para venir a España a realizar su tesis doctoral sobre la poesía clásica andalusí. Hoy en día es Catedrático de Estudios Árabes e Islámicos en la Universidad Complutense de Madrid. Premio Álamo de Poesía en 1975, en 1978 obtiene el Premio Vicente Aleixandre. La poesía de Mahmud Sobh, popular y vitalista, rotunda, clásica e iconoclasta, amable e inquietante a un tiempo, nos perpetúa en una eterna juventud de la que el amor, la búsqueda de identidad, la vida como aventura y la sinceridad rebelde son los referentes esenciales.


NOURI AL JARRAH

Poeta y periodista sirio. Naci贸 en Damasco (1956). Actualmente reside en Londres. Ha publicado alrededor de diez libros de poes铆a.


PEDRO ALFONSO MORALES, NICARAGUA

Telica, León, Nicaragua, 13 de mayo, 1960. Comenzó primaria en la escuela de Paso de Lajas y lo concluyó en la escuela John F. Kennedy, León. Miembro del Centro Nicaragüense de Escritores y del Foro Nicaragüense de Cultura. Profesor de Lengua y Literatura en Quezalguaque, Telica, León y Chinandega. Fue Subdirector del Colegio Tridentino San Ramón, León. Durante cuatro años impartió clases de Lengua y Literatura en la UNAN-León, y preside el Instituto Cultural para la Enseñanza [ICE], Telica. Obras publicadas: Cuentos: Serenito, 1996; León es hoy a mí, 1999; El Duende y otros cuentos, 2003; Apuntes sobre las últimas noticias del periódico, 2007. Poesía: Vino tinto, 2005; Palestina en los ojos de una niña, 2011; Incrédula goza el sueño del poeta, 2012; La sal del azul del pan, 2013. Numerosos libros de textos de secundaria. En el pasado año publicó con la Biblioteca de las Grandes Naciones, su obra Tradiciones Nicaragüenses.


SUAD MARCOS


YASSIN KAOUD

Nacido en Damasco – Siria 04 de abril de 1966. De nacionalidad palestina y peruana. Licenciado en Ciencias Sociales, traductor practico de idioma árabe - español y viceversa, con experiencia en traducciones e interpretaciones consecutivas y simultáneas especialmente en el ámbito jurídico (poder judicial del Perú) y comercial, profesor de idioma árabe en diversas entidades. Conferencista en temas del mundo árabe y Realidad Social en diversas universidades del Perú. Con publicaciones de artículos propios de ocurrencias poéticas, y traducción de poesías de poetas latinoamericanos en diversas revistas de Siria y del Perú. Presidente de la Federación Palestina y Árabe del Perú. Licenciado en Ciencias Sociales en la Universidad de La Habana, en Cuba. Año 1994, con equivalencia de Master Degree en Ciencias Sociales. Con estudios de idioma inglés en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Perú. Entre otros estudios y capacitaciones.


RESEÑAS ARTISTAS


Aeich Tehimer * AilĂŠn Betania * Anas Salameh * Aula Al Ayoubi * Ayham Anwar Hammad* Bashir Sinwar* Bassam Nasser* Bassel Aklouk* Diana Alhosary* Dr Abdalla Nassar* Elizabeth Drabkina* Faiza Maghni* Fathi Ghaben* Fayez Elhasani* Fotna Galal* Hamza Kanaan* Hilda Hiary* Ibrahim Al Ali* Ibrahim El-Awadhi* Imad Abu Shtayyah* Irina Naji* Ismail Kalloub* Juhaina Habibi Kandalaft* Khaled Nassar* Khalid M Eisa* Khetam Heby* Kholoud Jameel Ah* Kinan Al-Rubaie* Kolthom Alzobiedi Maher Naji* Majed Megdad* Majed Shala* Marwa Alnajjar Marwan Nassar* May Murad* Mohamed Othman* Mohammad Sabaaneh* Mohammed Alhaj*


Motaz Naim* Mounir Alied* Nabil Abughnima* Nabil Anani* Nada Itani * Naheda Darwish Issa* Najla Shawkat Fitouri* Nareman* Nasrin Abu Baker* Ola Hejazi* Raed Issa* Rami Abbas* Rania Youssuf* Randa Haddadin* Rola Hamza* Rufaida Sehwail* Salem Awad* Sameer Elhallaq* Suhair Sibai* Suzan Yassen* Talal Moualla * Waheed Afanah* Waleed Yassin* Yousef Kalloub* Zeena Mustafa*


AEICH THIMER

Nacido en Scofia 1959, Golán ocupado. Graduado en el Instituto de Maestros en Damasco en 1981. Un graduado de la Facultad de Bellas Artes de Damasco, en Sección fotografía. Miembro de la Asociación de Maestros. Miembro de Artistas Plásticos en Siria. Miembro de Artistas Plásticos de Siria, Sección Palestina. Socio honorario de la Asociación de Artistas de Yemen. Un miembro de la escritura y el dibujo comité de programas de estudio en el Ministerio de Educación. Monitor especializado de arte objeto. En prensa, periodista y crítico. Además de Dibujo y Edición y diseño de anuncios. Instructor especializado en arte infantil. Dibujante de muchas historias para niños e ilustrador de libros. Dibuja mapas para proyecto escolar en Yemen. Participaciones y exposiciones individuales: Participó en la mayoría de las ferias anuales en el país. Participó en Feria anual, Qunaitra, del Ejército. En Yemen en 1998. Chipre, en 2004. En Qunaitra en 1994 y 1996. En AL- kanji Galería Hall en Aleppo, 1998. En el Centro Cultural en Mharda, en Hama de 1998. En Londres en 1994. Cuatro en Chipre, Nicosia, Pavos 2004 y 2005. En Free Hand Gallery salón en Damasco en 2008. En el Centro Cultural en Mharda en Hama de 2008. En AL- kanji Galería de sala en Aleppo 2008. La mayor parte de sus obras de arte se encuentran en: Museo Nacional de Damasco, la mayoría de los ministerios, el UNICEF. Así como en Turquía, muchos de los países europeos, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, KSA, Yemen , Libia y Egipto. Web: www.aeich -t.com


AILÉN BETANIA, Argentina

Ailén Betania. Seudónimo de Ailén Betania Rodríguez. Nacida en Rosario, Argentina el 10 de octubre de 1985. Poeta y pintora autodidacta. Publicó sus trabajos en forma independiente. Participó en diversas antologías poéticas: “Dibujarte” poema publicado en “Con otra voz, antología poética latinoamericana”, 2010, EEUU. “Parajes extraños” y “Desamparar” publicados en “Sentimientos compartidos” en la antología poética rosarina, 2012 Argentina. También colaboró para Revista literaria “Entre líneas” mes de septiembre de 2012, EEUU, entre otras. También fue galardonada con el primer lugar en el Concurso Internacional puente de palabras, 2013 Argentina, por su pintura “Mujer con flores de cerezo”


ANAS SALAMEH, SIRIA

Naci贸 en 1979 en Damasco. Artista visual, dise帽ador, pintor, dibujante


AULA AL AYOUBI, SIRIA

Nacida 1973 en Damasco , Siria. - Bachiller en Ciencias, Departamento de Matem谩ticas de la Universidad de Damasco. - Diplomada en Ciencias de la Educaci贸n, Universidad de Damasco. - Certificado en el Instituto de Bellas Artes y en el Ministerio de Cultura, Damasco. - Miembro de la Asociaci贸n de Bellas Artes, Siria. Numerosos premios y galardones en su haber. Ha exhibido ampliamente en Siria y Kuwait y su trabajo aparece en muchas colecciones privadas.


AYHAM ANWAR HAMMAD, LÍBANO

Nació el 2 de octubre 1983, Baalbeck, Líbano Pintor, dibujante, músico. Obtuvo el Premio Sheikha Manal como joven artista.

Persigue su sueño de ser artista: pintor, músico, actor. Mientras, tuvo que estudiar Administración de Empresas. Desde la niñez fue aprendiendo música, caligrafía, escultura. Dedicó mucho tiempo al estudio, leyendo, practicando, participando en concursos. Su obra pictórica le ha llevado participar en numerosas exposiciones individuales y colectivas que le van llevando hacia la plena dedicación a la pintura.


BASSAM NASSER, SIRIA

Miembro de la Federación de artistas sirios. Participante en numerosas exposiciones individuales y colectivas desde 1990: - Universidad Teshreen, Lattakia - La Exposición Anual de artistas sirios 2000-2001-2002-2003-2004 Damasco - Feria de Primavera 2008 - Festival del Amor 2000 - 2002 - 2004 (Ugarit) - 2005 -2008 Lattakia - 2003 Homenaje a Teshreen - Museo de la Guerra de 2004, Damasco - 2003 Galería - día de arte - 2002 Exposición individual en el Centro Cultural Ruso - Foro Tree 2,003 plástico, Latakia - 2004 Foro Ehden, Líbano - 2008 Solo sala de exposiciones en Basilea en Latakia Participante en todas las exposiciones realizadas por la Asociación de Artes en Latakia desde 2000. Muchas de sus obras son propiedad del Ministerio de Cultura y el Ministerio de Defensa, Siria.


BASEEL AKLOUK

Nacido en Damasco, Siria en 1973. Licenciado en Bellas Artes Pintura, en An- Najah National University , 1998 . Diploma Superior de calificación en la Educación Artística en la Universidad de Al- Aqsa 2000. Director del Departamento de Arte del Ministerio de Cultura palestino desde 1998. Director de exposiciones de arte en el Ministerio Palestino de Cultura 1998-2006 . Dibujante de "Periódico de mañana", que pertenece a la dirección política y nacional de 1996 a 1998. Profesor de pintura en (Facultad de Educación) - Universidad Alaksa en Gaza en 2001. Conferencista y profesor en numerosos tipos de arte. Supervisó la preparación y la organización de varios cursos técnicos y talleres conjuntamente con las instituciones y asociaciones culturales y artísticas, a través de la labor del Ministerio de Cultura. Supervisó la creación de exposiciones de arte en el Ministerio de Cultura y otras instituciones culturales palestinas. Participó en varias exposiciones colectivas y festivales de arte local y en el extranjero. Miembro de la Asociación de Artistas Plásticos palestinos. Realizó cursos de dibujo, pintura y escultura de un año en Adham Ismail Centro de Bellas Artes, Damasco, Siria. Participó en numerosos talleres de arte con artistas árabes y extranjeros. Participó y organizó muchos eventos culturales y murales de arte con artistas palestinos en varias ocasiones. Exposiciones individuales: Exposición en Galería Teherán - Irán, en respuesta de la invitación formal del Museo de Arte Contemporáneo, 2004. Exposición "Cuentos" Gaza, 2004. Exposición "June Moon" en la sala de estudio de los dos hermanos "Lama", en el Ministerio de Cultura con el artista Mohammed Muslam 2000.


BASHIR SINWAR

Nacido 1942 Terminó sus estudios secundarios en la Franja de Gaza en 1960/1961. Recibió una licenciatura en la Facultad de Bellas Artes de El Cairo, en el 65. Especialización Técnica en Pintura Trabajó como profesor de educación artística en las escuelas secundarias en la Franja de Gaza de 1965 – 1977. En la enseñanza desde el 77-1994, Emiratos Árabes Unidos, Dubai. A partir de 1994 - enero 2002, Ministerio de Educación y Juventud en los Emiratos Árabes Unidos. Innumerables exposiciones individuales: Varias en Khan Younis, en Gaza… Además de exposiciones colectivas; El Cairo, Unión Soviética, China, Nablus, Jerusalén, Amman, Londres, Varias en los Estoados Unidos, Moscú, Dubai, Nueva Delhi, Abu Dahbi, Túnez, El Cairo… Miembro fundador de la Sociedad de Bellas Artes de los Emiratos. Miembro de la Unión General de Escultores Palestinos. Miembro de la Unión General de Escultores Árabes. Jefe de División de la Unión General de los escultores palestinos. Miembro de la Asociación de Artistas Palestinos.


DIANA ALHOSARY

Licenciatura - Bellas Artes - Facultad de Bellas Artes, Gaza, 2010. Exposiciones: Galería Centro de Información y Medios de Comunicación Mujer 2009. Qurban Galería de la Información y Media Center Mujeres 2009. Alon Galería de la Universidad Islámica de 2009. Galería Centro Cultural Francés , en la ciudad de Jerusalén y Ramallah, 2009. Asociación Cultural luz y Libre Pensamiento 2009. Centro de Información y Medios de la Mujer 2010. (Artists confluence House) Galería de Exposiciones 2009. “Jerusalén en los ojos de los artistas”. Galería Gaza Center. 2009. Media Center Women Collor Gallery. 2009. Centro de Exposiciones de Rashad Shawa Cultural, 2009. Galería de la Asociación Amanecer Palestina para la Ayuda y el Desarrollo, 2010. Galería de Arte del Macish Qattan 2010. Exposición Kanaanaat en Qattan Center 2011. Spring Galería de Arte en el centro de la juventud francés, 2011 y varias más.


DrABDALLA NASSAR


ELIZABETH DRABKINA, Argentina

Buenos Aires, Argentina 1989 Dibujante. Comienza a dibujar temprana edad, de autodidacta.

desde forma

Se encuentra actualmente cursando sus primeros años en Bellas Artes en una universidad de Buenos Aires. En el periodo entre 2008 y 2012 participa en grupos artísticos comprometidos socialmente, donde expuso sus trabajos, individual y grupalmente, junto con otros artistas plásticos. En los dibujos se ha dedicado a testimoniar las condiciones de lucha de diferentes pueblos, la resistencia del pueblo Palestino y la lucha contra la opresión, la situación de la mujer en primer plano, cobrando así, un total protagonismo en su trabajo. Tanto en el arte como en la acción, participa independientemente desde la cultura, en diferentes actividades de carácter social, siempre ligados a la lucha del pueblo. Ha dado entrevistas a diferentes medios nacionales e internacionales sobre las actividades que se llevan a cabo en el país por la libertad de los presos Palestinos. A principios del 2013 expuso sus trabajos sobre los presos palestinos, junto a otros artistas plásticos y músicos en el día de la tierra Palestina. Actualmente se encuentra dibujando para un proyecto audiovisual e incursionando en la pintura y el grabado.


FATHI GHABEN

Vive en el campamento de refugiados Jablyia. Obligado a abandonar sus tierras con su familia. Tiene 10 hijos y 6 hijas. Todos ellos están vivos, excepto su hijo Hossam. Cuando Hossam enfermó, Fathi fue detenido en una prisión israelí. Detenido varias veces, en 1984 motivado por algunas de sus pinturas. Confiscaron siete obras de arte, bajo el pretexto de que las pinturas incitaban a la violencia. Al salir de la escuela primaria trabajó como vendedor de periódicos durante 15 años. Embriagándose de cultura, conocimiento adquirido mediante la lectura de periódicos y revistas. Dibujaba pequeñas historias para niños. También trabajó en un huerto de cítricos, una vida miserable, avanzando su carrera pero al menos no había llegado 1967, con una auténtica masacre de palestinos. Cerca de 1980, sus pinturas expresan su dolor y sufrimiento. Trabajó durante 13 años en la escuela islámica Al-Naser, donde daba clases particulares de arte. Su obra se conoce a nivel internacional e incluso en el mundo árabe y capta la vida en Palestina antes de Al-Nakba.


FAYEZ AL- HASSANI

Nacido en Gaza 1952. Tiene una Licenciatura en Bellas Artes en El Cairo. Trabajó como profesor de educación artística en Argelia y en Gaza. Participó en numerosas exposiciones colectivas en el extranjero y varias exposiciones individuales. Recibió una medalla de oro por su participación en la Galería de Arte resistente, Irán 2011. Poseedor del Premio Internacional de Creatividad árabe, El Cairo 2012. Se desempeñó como Vicepresidente de la Asociación de Artistas Bellas, Gaza, y es el fundador del grupo de artistas Roots. Su obra está presente en innumerables colecciones por todo el mundo.


FAIZA MAGHNI, ARGELIA

Pintora autodidacta, nacida en Argelia que encontró su inspiración en las miniaturas persas, caligrafía árabe y arte tribal para crear su propio universo. Sus bellos retratos están acompañados por la riqueza y detalles de sus vestuarios. Trabaja en París desde hace años.


FOTNA GALAL

Nacida en 1959. Facultad de Bellas Artes - Departamento de Animaci贸n en 1984. Particularmente interseasa por el arte del retrato. Dibuj贸 una serie de libros para ni帽os; una versi贸n de "Sanabel" (Lady Bird). Ha participado en numerosas exposiciones.


HAMZA KANAAN,

Artista palestino de familia originaria de Safuria. Nació en Líbano el 30 de agosto de 1983. Desde hace diez años reside en Helsinki, donde estudió en la Escuela de Oficios Turtku, en Laboratorios Farmacéuticos. Prepara su carrera de Artes en la Universidad de Helsinki.


HILDA HIARY

Artista de Amman, Jordania


IBRAHIM AL ALI, Jordania

Artista. Graduado de Diseño Gráfico Con el arte expresa sus pensamientos y sus creencias, al igual que lo reflejan sus escritos.


IBRAHIM AL-AWADI

Nació en Gaza, Palestina en 1976. Licenciatura en Educación Artística de la Universidad de Al-Aqsa-GazaPalestina en 2001. Se establece en el Departamento de Arte de la Federación General de Sindicatos de Palestina. Ha supervisado numerosos cursos de formación en pintura y gráfica. Participado en numerosas exposiciones de arte y talleres de arte. Organiza exposiciones individuales en la Federación General de Sindicatos de Palestina. Participó en la inauguración de la Exposición Galería "Eltiqa" de 2009. Participó en "Visual historias" Exposición Galería "Eltiqa" de 2010. Participó en Gaza Primer Festival de Artes Plásticas Contemporáneas de 2011 en Asociación de Gaza para la Cultura y las Artes. Participó en el estreno de "reunión en Eltiqa" Exposición y Galería Financiada por el Consulado General de Francia en Jerusalén 2011.


IMAD ABU SHTAYYAH

De origen palestino, nació en Jordania en 1965. Estudió en la Escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente.

Academia Árabe de Aman.

Su primera exposición individual la realiza en 1982, en la


IRINA Y. NAJI

Nació el 24 de marzo 1965 Nacionalidad: Palestina - Ucrania 1984-1989: Licenciatura , Academia de Arte y Arquitectura - Baron Shtigliz " San Petersburgo - Federación de Rusia . 2005 - Hasta ahora: Instructora en el Centro de Capacitación de la Mujer - Gaza. 2006 - Instructora en la asociación Al- Qattan - Gaza. 2005 - Instructora en la asociación Palestina Our Home - Gaza. Exposiciones: 2012 - Participó en una exposición colectiva "Winter's warmth " en el centro de rehabilitación y el desarrollo de las mujeres palestinas. 2011 - Participó en el Primer Festival de las Artes en Said Al – Meshal, institución de Gaza. 2008 - Exposición en Al- Qattan, centro de Gaza. 2007 - Exposición en el Centro de Capacitación de la Mujer 2007 - Participó en el Festival de Arte, que se celebró en Roots restaurante Gaza. 2006 - Exposición en Al- Qattan centro de Gaza. 1996 - Exposición con Maher Naji y Fathi Gaben en la sala de "Brothers Lama " en el Ministerio de Cultura en Gaza. 1989 - Exposición con Maher Naji en la Galería de la Academia "Baron Shtigliz".


ISMAIL KALLOUB

Nacido en el campo de refugiados de Jabaliya, en el año 1978. Él tiene una Licenciatura en Educación Artística de la Universidad de Al-Aqsa en 2001.

Trabaja como profesor de Educación Artística en el Ministerio de la Educación. Miembro de la Unión General de Árabe Artistas Plásticos. Ha recibido varios cursos de dibujo y pintura. Tiene especial interés en la fotografía y murales de apoyo a Palestina, donde decoró varios lugares e instituciones, además de desarrollar el arte imaginativo y las ilustraciones para los niños. Ha participado en exposiciones colectivas locales y en el extranjero, como: Exposición "Creatividad" en el primer Festival Contemporáneo en Gaza 2011. Exposición "Insights" de los profesores de Educación de Arte, Ministerio de Educación de Gaza de 2007. Exposición "Horizontes" en YMCA Gaza 2004. Exposición "Será" en la Sociedad de la Media Luna Roja palestina de Gaza de 2001. También en exposiciones colectivas en Egipto y los Emiratos Árabes Unidos


JUHAINA HABIBI KANDALAFT

Nacida en Jerusalén. Se crió en Haifa y Nazaret. Se graduó en la Universidad Oranim en Tiva´on en 1985. Más tarde terminó sus estudios de arte en la Universidad de Haifa. Es miembro de Ibdaa, Asociación de artistas palestinos en Israel. Ha participado en varias exposiciones individuales y colectivas, también a nivel internacional. Actualmente vive y trabaja en Nazaret.


KHALED NASSAR қɟɟɟɟɟɟɟɟɟɟƣỸҗ ңỸɟɟɟɟɟɟɟɟө ƫ

Artista palestino nacido en el campamento de refugiados de Nuseirat. Licenciado en periodismo y relaciones públicas. Miembro de la Asociación de Artistas Palestinos de la Franja de Gaza, En 1998 comienza a participar en exposiciones colectivas. En 2011 expone en el Museo Mahmud Said, en Alejandría: “Grito de color”. Después lo haría en Damanhur, también en Egipto, con: “El regreso del alma”. También expone en Gaza. Ha participado en diversos eventos como: Sindicato de Alejandría, Centro de Artes de Ismailia, Bagdag…


KHALID M EISA

Artista de Gaza


KHETAM HEBY


KHOLOUD JAMEEL AH, PALESTINA Artista de Nablús residente en Amán.


KINAN AL-RUBAIE

Licenciada en educación artística, Universidad de Al-Aqsa en 2003. Master en Artes de la Universidad de Helwan Cairo en 2008. Participó en numerosas exposiciones colectivas y festivales de arte, como el Festival de Arte de países del Mar Rojo, 2010. También, una exposición personal: "Sueños como flor anémona" 2011 en el Hall deSawy Cultural. Participó en talleres de arte en Egipto. Y muchas obras suyas han encontrado destino en muchos lugares. Participa en el Foro Internacional de Jerusalén primero de Bellas Artes: "Santa madre... y esperanzas" Abd al-Sawy Cultura, 2011. También participa en el Simposio Internacional de Sharm el-Sheikh primero de Bellas Artes.


KOLTHOM ALZOBIEDI, IRAK Artista de Amara Maysan.


MAHER NAJI

Nacido en 1963. 1990-1994 Academia de Artes y Arquitectura (Rabin) Rusia, en la rama de Arquitectura.

1984-1989 Academia de Artes Aplicadas (Baron Stiglz) Federación Rusa. Master y Licenciatura en Arquitectura. Exposciones: 1989: “Imagining East”, junto con su esposa Irina Aorvna en la Galería de la Academia "Barron Stiglz" de Artes Aplicadas de Sanboutrsberg –Federación Rusa. 1996: Exhibición compartida con el artista Fathi Ghaben e Irina Naji . Edificio Ministerio de Cultura, Gaza. 2011: Participación en el primer Festival de Gaza en la Gallery Hall Saeed Mishal. 2011: Participa en la Subasta en Jerusalén, patrocinada por UNDP. 2012: Participata en la exposición: “Warm winter", en el Centro de Rehabilitación y Desarrollo de la Mujer, patrocinado por Golden Media. 2012: Participación en la Exposición AlHosh en Jordan.


MAJED MEGDAD

Nacido en la ciudad de Khan Younis, en Gaza en 1982. Licenciado en Educación, Universidad de Arte Aqsa en Gaza en 2004. Maestro de artes y material de la artesanía en las escuelas de Educación desde 2006. Miembro de la Asociación de Artistas Plásticos palestinos. Lleva a cabo el primer mural escultórico en la Facultad de Artes de la Universidad Aqsa en 2003. Idea el mural "mis raíces", esculturas murales más largos de Palestina, 2005 y participa en la puesta en práctica. Participa también en la idea y ejecución de mural escultórico "Su tocado" del difunto presidente Abu Ammar 2006. Participa en la realización del monumento a los mártires de Al- Aqsa Universidad en Gaza en 2006, en la preparación de la pintura mural, escultura Universidad Gaza para niñas 2006. Participa en la ejecución de un mural escultórico en el frente de la escuela Aharazian, Khan Yunis 2007. Participa en la ejecución del mural escultórico en la entrada del edificio principal de la Universidad Aqsa en Khan Younis, 2008. Participa en otros muchos murales artísticos escultóricos en muchos otros lugares. Participa en las muchas galerías de arte colectivo. Participa supervisión de varios murales y diversos cursos de capacitación técnica en muchas áreas. Mantiene un curso avanzado en escultura, cerámica, pintura, la fotografía, 2003 Asociación de Artistas Bellas Palestina. Mantiene un curso en la elaboración directa Plástica, 2002. Asociación de Artistas de Rafah, Palestina. Mantiene un curso para preparar a los profesores de Educación Artística, 2003.


MAJED SHALA

Nació en Gaza.

2001.

Shala se graduó con una Maestría en Artes de la Universidad de Scranton, EE.UU. en

Es miembro de la Asociación de Artistas palestinos Palestinian y trabaja en Gaza. Es un miembro fundador de: "Windows From Gaza", un grupo de arte contemporáneo. Actualmente está trabajando como profesor y supervisor del Programa de Artes de la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA). Entre 2000 y 2001, asistió a Daaret Al Funun Academia de Jordania. El trabajo de Shala ha sido expuesto en numerosas exposiciones individuales, incluyendo: Breathing the Air en Arab British Centre, Londres (2011) y Suwar Min, en Gaza, en Beirut, Líbano (2004) y la Franja de Hanin il Makan, en el “Arts and Crafts village” de Gaza (2003). Shala ha expuesto internacionalmente en exposiciones colectivas en el Oriente Medio, EE.UU., Brasil, Sudáfrica y Hungría, Amman Jordania y Qatar. Más recientemente, ha participado en exposiciones en Italia y Noruega, así como con las Naciones Unidas.


MARWA ALNAJJAR, PALESTINA

Estudió arte en Palestina durante la época de la segunda Intifada en 2000, en la ciudad de Nablus. Circunstancia que la marcó para siempre. Personas privadas de vivienda básica, alimentos y atención médica… Mujeres y niños heridos, desarraigadas de sus hogares y comunidades, desplazados internos o refugiados hicieron, huérfanos o separados de sus padres y familiares, incluso asesinados. Marwa Al-Najjar es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de An-Najah en Nablus. Artista de talento único, vive y trabaja en Amán, Jordania.


MARWAN NASSAR

Artista de Gaza


MAY MURAD

Nació en 1984 en Gaza.

Murad se graduó en la Universidad de Al Agqsa, Gaza, en el año 2006 con una Educación Artística. Actualmente está trabajando en Gaza en la Unidad de Artes. Exposiciones Individuales: 2013 - Exposición en French Cultural Center de Gaza ,Jerusalén, Ramallah y Nablus. 2007 - Faces ) Gallery Qattan Foundation , Centro Al- Qattan para niños de Gaza. Muestras colectivas: 2011 Ambassador Hotel, de Jerusalén. 2011 Sprint Art Gallery en French Cultural Center. 2011 Kanaanaat Gallery en colaboración con el Qattan Center para el Niño, Gaza. 2010 Strip Art Gallery de la Media Luna Roja Palestina , Gaza. 2010 Exposición en la General Union of Cultural Centers , Gaza. 2010 White Night Gallery Frenc Cultural Center, Gaza. 2009 Exposición en Creative Women´s Association Homeland, Gaza. 2009 Exposición: “Evening of the white night”, en French Cultural Center, Gaza.


MOHAMED OTHMAN

Nacido en Jordania en 1987. Licenciado en Bellas Artes, “Imágenes”, en la Universidad de Al-Aqsa en Gaza. Diploma del Teatro. 2010. Participó en numerosos cursos de formación. Muchas de sus obras de arte exhibidas en numerosas exposiciones colectivas en Gaza.


MOHAMMAD SABAANEH

Originario de la aldea de Qabatiya cerca de Jenin , de 34 años de edad. Sabaaneh pasó cinco meses en una prisión después de ser arrestado por las fuerzas de ocupación israelíes, en febrero del pasado año. Después de dos meses de internamiento sin cargo, Israel lo acusó de que sus dibujos tenían relación con Hamas . Realiza una caricatura diaria en el periódico palestino Al-Hayat al-Jadida . Ha publicado su trabajo en los periódicos de todo el mundo árabe. Sus dibujos son de carácter marcadamente política y con frecuencia critica a Israel, la Autoridad Palestina y los principales partidos políticos palestinos. Las historietas de Sabaaneh se han exhibido en exposiciones en el Reino Unido, los Países Bajos , Suiza , Jordania y otros países. Además de publicaciones y exposiciones, da clases de caricatura a los jóvenes.


MOHAMMED ALHAJ

Nacido en Libia en 1982. Obtuvo la Licenciatura en educación artística de la Universidad de Al-Aqsa en 2004. Asistió a varios cursos intensivos de dibujo, pintura y escultura.

Tiene especial interés en murales gráficos y el arte, en las que diseñó los mayores murales en apoyo a Palestina, en Al-Aqsa titulados universitarios (My Homeland Roots), también en otros lugares. Es miembro fundador de la Asociación de Artistas de Palestina en el centro de la Franja de Gaza, miembro de su consejo de administración y miembro de Roots Gallery Paletta, Grupo de Bellas Artes. Ha participado en numerosas exposiciones y eventos, locales y en el extranjero. Paralelamente a la organización de varios talleres de arte y exposiciones de grupo. En la actualidad es profesor de la educación artística en una escuela gubernamental.


MOTAZ NAIM, PALESTINA Artista de Gaza


MOUNIR ALIED, SIRIA Estudi贸 en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Damasco. Profesor en la Facultad de Bellas Artes desde 1986.


NADA ITANI., LÍBANO

Artista de Beirut


NABIL ABUGHANIMA Nació en Gaza. Graduado de la Facultad de Educación de Arte de la Universidad en 2007. Ha participado en numerosas exposiciones colectivas. Premiado en el Festival en la República Árabe de Egipto.

está trabajando como profesor de educación artística.

Trabajó durante dos años en el campo de la animación, y actualmente

Ha participado en algunos de los talleres técnicos en Gaza, y exposiciones personales en galerías.


NABIL ANANI

Nabil Anani nació en 1943, en (Latroun, Palestina) Es uno de los más destacados artistas palestinos en la actualidad. Es considerado por muchos como uno de los fundadores clave del movimiento de arte palestino contemporáneo. Tras graduarse en Bellas Artes por la Universidad de Alexandra, Egipto, en 1969, Anani regresó a su Palestina natal y comenzó una fructífera carrera como artista y formador de profesores en la escuela de formación de la ONU en Ramallah. Anani celebró su primera exposición en Jerusalén en 1972 y desde entonces ha realizado numerosas exposiciones en Europa, América del Norte, Oriente Medio, África del Norte y Japón - como artista individual y con grupos de sus contemporáneos palestinos. Anani es un artista polifacético, pues él es pintor, ceramista y escultor. Fue pionero en el uso de materiales como cuero, henna, tintes naturales, papel maché, madera, perlas y cobre. En las últimas cuatro décadas, Anani ha construido un impresionante catálogo de arte excepcional, único e innovador. Anani recibió (por Yasser Arafat) el primer Premio Nacional Palestino de Artes Visuales en 1997 y se convirtió en el líder de la Liga de Artistas palestinos en 1998. Al retirarse de su puesto de profesor en 2003, Anani ha dedicado gran parte de su tiempo a actividades voluntariadas, lo que lleva sobre las actividades de la Liga y jugar un papel clave en el establecimiento de la primera Academia Internacional de Bellas Artes de Palestina - con la ayuda de la Universidad de Oslo y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega.


NAHEDA DARWISH ISSA

Artista de Beirut, residente en Panamรก


NAJLA SHAWKAT FITOURI, LIBIA Nació en 1968. Se graduó con una licenciatura en Bellas Artes por la Facultad de Artes de la Universidad de Trípoli. Las pinturas de Najla se centran en las mujeres libias con sus interpretaciones coloridas y dramáticas de su estilo de vida. Su trabajo de Najla ha sido expuesta en Libia, Suiza, Francia, Reino Unido, EE.UU., Malta e Irak. Es miembro de la Unión Internacional de Artes Plásticas.


NAREMAN FARAJALLAH

Nacida en 1978 en el campamento de Al-Breej. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de alAqsa 2003. Diplomada en medios 2000. Miembro en el Consejo de la Pintura Palestina en la ciudad de Gaza. Miembro en los consejos palestinos de los medios de comunicación y del consejo de la impresión de la división femenina. Administradora y supervisora de cursos de artes de la pintura en todas las asignaturas y campos. Recientemente, un taller llamado (Ightirab) creado por ella con artistas de Gaza: “Meeting House”. Participa en numerosas exposiciones de Arte. Reconocida, certificada y premiada por Asociaciones, organizaciones y entidades nacionales e internacionales.


NARSIN ABU BAKER

Artista palestina nacida en 1977, Umm Al-Fathm.

Artista polifacética. Su obra pretende explotar su identidad y sus raíces a través de la representación femenina. La mujer es el centro de sus obras mostrando fuerza y determinación. En sus obras examina la relación entre los débiles y los fuertes, la víctima y el opresor, el presente y el ausente.


OLA HEJADI, ARABIA SAUDÍ


RAED ISSA

Nació en el campo de refugiados de Bureij en la Franja de Gaza en 1975. Issa tomó cursos de Arte y después estudió en la Universidad Islámica de Gaza. Participó en exposiciones individuales en Ramallah, así como en exposiciones colectivas en Jordania, Susara, Australia y los shows de animación en Francia, en cooperación con los

diez artistas emergentes. También ganó el Qattan para jóvenes artistas en 2002.


RANDA HADDADIN, JORDANIA


RANIA AL-MADHOUN YOUSSUF

Vive y trabaja en Alejandría, Egipto. Tiene Licenciatura en Bellas Artes Universidad de Alejandría. Departamento de pintura muy buen Grado. Varias exposiciones colectivas y mensajes en foros y festivales en Egipto.

señalados.

Pintura dedicada a la causa de Palestina, en sus diversas etapas, especialmente las primeras del desplazamiento y la división. Usando muchos de los símbolos: como el olivo, el alambre de púas, las palomas, el cuervo, la ropa familiar y tradicional de Palestina, y otros símbolos, que hacen referencia a la cuestión palestina


ROLA HAMZA , SIRIA

Nacida en 1977. Licenciada en Geografía Física. Residente en Arabia Saudita desde 2006. Participó de numerosas exposiciones colectivas en Arabia Saudita y en el exterior, de 2006 a 2012. Tardes culturales Egipto 2012. Exhibición dual con el artista Yasser Khattar derecho pasión 2013.


RUFAIDA SEHWAIL

Artista palestina nacida en la ciudad de Gaza y de origen de una familia de refugiados desplazados de AlMajdal en 1948. Recibió su BA en la fotografía (artes plásticas) de Al-Aqsa en Gaza Universidad.

"Rtoosh" en Al-Mina Gallery en Gaza

Ella sólo tenía 17 años cuando participó en su primera exposición colectiva titulada


SALEM AWAD

Artista de Gaza. Licenciado en Bellas Artes Universidad Aqsa. Miembro de la Asociación Palestina de Artistas plásticos. Posee muchos cursos en las artes, la sede de su exposición individual titulada (Utopía) y ha participado en numerosas exposiciones colectivas, incluyendo: Exposición por la libertad, Festival Gaza, Arte de Gaza, Algo tiene por hacer, Somos jóvenes, Pedazos de la luz y muchos otros... También ha participado en la elaboración de muchos de los murales, y actualmente está trabajando como Maestro para el Arts in Qattan Center for the Child.


SAMER ELALLAQ

(YMCA), 1997- 2004.

Nació en el campamento de refugiados de Jabalya en 1971. Licenciatura en Enseñanza del Arte, Universidad Alaqsa, 1999. Maestro de Educación de Bellas Artes en las Escuelas de la Agencia Internacional de ayuda al OOPS. Trabajó como profesor en el programa de Bellas Artes de la pintura y la pintura al óleo en la Asociación Cristiana de Jóvenes

Miembro fundador del grupo de Bellas Artes Moderno, Roots. Miembro de la Asociación Palestina Fino Arte. Miembro de la Unión General de Artistas Plásticos palestinos. Participante en 2000, en el Departamento de la Academia Arte, Amman. Participante en numerosos talleres y cursos nacionales y en el extranjero. Participa en numerosas exposiciones dentro y fuera del país, incluyendo las exposiciones: YMCA 1989-1995, “En Memoria de los Mártires” 1996, Jerusalén. en Qatar 1997 , “Dignidad. Jerusalén a los ojos de los artistas”, en Ramallah 2000, en Amman 2000, en Estados Unidos 2002-2003… Exposición compartida: "Himno del suelo", con motivo de la apertura de la Galería de Roots, 2012.


SUHAIR SIBAI, Siria

Nacida en Alepo, Siria en 1956.

Ángeles.

Sibai fue educada como artista en la metrópolis de Los

Suhair Sibai se dedica exclusivamente al oficio de artista, en los Estados Unidos de América. Ha realizado numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas, entre las que cabe mencionar: Lahd Gallery, Londres (2013); Medina Gallery, Tanger-Marruecos (2013); Foundation De La Mosquee Hassa II, Casablanca, Marruecos (2013); Qatara Gallery, Doha, Qatar (2012); Public Art Center, Damasco, Siria (2010); Syrian Cultural Center, Paris, Francia (2009-2006); Khan As'ad Pasha Gallery, Damasco, Siria (2004); Al Sayyed Gallery, Damasco, Siria (2004); West Gallery, Los Ángeles-California (2006-2004-2001); Lancaster Museum, Los Ángeles, California (2000).


SUZAN YASEEN, SIRIA

- Miembro del Comité de Omán de Bellas Artes - Miembro del Comité de Bellas Artes de Damasco - Miembro del Comité Maestro de Damasco - Miembro de la participación permanente en las Exposiciones bellas artes en Siria - El reconocimiento del premio de valoración en la exposición Arte de Gotemburgo en Suecia en 1995 - Tercer premio reconocimiento de valoración de la Exposición de Arte Joven en Damasco - Graduado en la Universidad de Bellas Artes de Damasco Experiencia profesional: - 2007 Profesora en la Escuela de Omán - 2005 Profesora en el Instituto de Trabajo de la mano a Damasco, Siria - 2004 Profesora en AL ITIHAD Universidad Privada (Instituto de Arquitectura para la Dibujos teóricas) - 2004 Profesora en la Universidad de Damasco - 1998-2000 Profesora de la Mujer Fine Art Institute en Damasco - Dibujos animados de una revista para niños publicados en Damasco


TALAL MOUALLA, SIRIA

Artista , crítico y poeta… Nacido en Siria en 1952, en una familia de artistas. Licenciado en Lengua Árabe de la Universidad de Tishreen, Siria. Continuó sus estudios de Historia de Arte Contemporáneo, en Siena. Destacado miembro de numerosas organizaciones culturales internacionales, incluyendo la Unión Internacional de Artistas Plásticos (AIAP-París), la Asociación Internacional de Críticos de Arte ( ICA- París ), el Fine Unión de Artistas Árabes , el Bellas Artes Syndicate, Siria y el Emirates Fine Arts Society , Emiratos Árabes Unidos. Actualmente es el Director del Instituto de Arte de Sharjah y Arab Arts Centre en los Emiratos Árabes Unidos . Un co -fundador de la Bienal de Sharjah y Sharjah Calligraphy Bienal. Con exposiciones individuales en los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Italia, Alemania, Bélgica y Francia. Ponente habitual en congresos y foros internacionales de arte. Un aclamado Colaborador habitual de los medios de comunicación árabes e internacionales , sus libros han desempeñado un papel importante en el desarrollo de la crítica de arte en el mundo de habla árabe.


WAHEED Z. AFANAH

Waheed Z. Afanah. Naci贸 en octubre de 1983, en la ciudad de Rafah. Dibujante, pintor y gran colorista al 贸leo, es un artista muy poco difundido. Curs贸 estudios en la Universidad AlAzhar,


WALEED YASSIN, EGIPTO


YOUSEF KALLOUB

Nacido en el campo de refugiados de Jabaliya, en el año 1980. Aprendió el arte mediante la práctica desde que era un niño. Recibió varios cursos formación en Bellas Artes.

de

Es miembro de la Sociedad de la Cultura, las Artes y el folklore palestino. Ha participado en la recuperación de varios eventos culturales y artísticos nacionales, en los que dibujo varios murales.

"Horizontes" en Gaza YMCA 2004.

Ha participado en exposiciones colectivas como: "La creatividad de Gaza", exposición Festival de Arte Contemporáneo 2011 u


ZEENA MUSTAFA SILEEM

Artista Iraquí, de Bagdad

PALESTINA POEMAS IV - Borrador  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you