Page 1

Begoña García Sastre 2º PER-CAV Reportaje informativo

Cambio climático: pasos en dirección incorrecta Ya se empiezan a escuchar las quejas de los osos polares desde el norte, y es que, en los últimos años su hábitat se ha ido destruyendo poco a poco. ¿La causa? Eso que todos llaman cambio climático El cambio climático es definido como un cambio estable y durable en la distribución de los patrones de clima en periodos de tiempo que van desde décadas hasta millones de años. El problema está en que nuestro modo de producción y consumo energético está causando una alteración climática global que está repercutiendo fuertemente en nuestro mundo tal y como lo conocemos. Este hecho se viene observando desde finales del siglo pasado, la Tierra está sufriendo un aumento de temperatura que está provocando que los polos empiecen a descongelarse, lo que genera grandes problemas a nivel internacional. Los años más calientes ocurrieron entre el año 1985 y el año 2000, siendo 1998, con las temperaturas más elevadas desde que se tienen datos, el año más caluroso. Todo esto se atribuye a las bastas emisiones de gases de efecto invernadero. Este efecto es un fenómeno natural por el cual la atmósfera mantiene una temperatura constante apta para la vida en la biosfera. Sin embargo, la industrialización y toda la nueva forma de vida que ha provocado han hecho que este efecto se corrompa. La emisión de gases perjudiciales a la atmósfera hace que la superficie terrestre se caliente más de lo normal y, por lo tanto, que se alteren todos los sistemas presentes en la Tierra. Los principales gases de efecto invernadero son el dióxido de carbono (CO 2) y el metano (CH4). El incremento de la emisión de estos a la atmósfera se debe a nuestros hábitos de consumo, ya que todas nuestras actividades están basadas en la combustión de combustibles fósiles tales como el carbón, petróleo o el gas natural: el consumo eléctrico, el transporte, la calefacción, vertederos, explotaciones ganaderas, agricultura basada en la utilización de fertilizantes… A esto se le suma la falta de control de otros gases dañinos, los llamados gases fluorados, que se expulsan a la atmósfera por fugas mal contenidas. Además, está también el problema de la deforestación, que ha hecho desaparecer gran cantidad de superficie arbolada que ayudaba a reducir el efecto del calentamiento global absorbiendo parte del CO2. El cambio climático se está dejando ver sobre todo en los polos. En el sur, la Antártida va desprendiéndose poco a poco de bloques de hielo, reduciendo su superficie y provocando el aumento del nivel del mar, lo que provocará a su vez la inundación de zonas bajas y la alteración de múltiples ecosistemas marinos. En el norte, la masa de hielo ártico se va derritiendo por momentos,


Begoña García Sastre 2º PER-CAV Reportaje informativo provocando que su ecosistema se deteriore y que su fauna sufra las consecuencias. Las consecuencias también se observan en muchos otros ámbitos que afectan a toda la humanidad. En lo referente al clima, no solo las temperaturas han aumentado, también las lluvias debido a la mayor evaporación, lo que da lugar también a la mayor frecuencia de huracanes y tormentas. En cuanto a salud, se prevé un aumento en las enfermedades cardiovasculares y respiratorias ya que, al aumentar la temperatura se realiza más esfuerzo, y el peso de este recae sobre esos dos sistemas. Además, al extenderse las zonas tropicales, las enfermedades asociadas a estas zonas perjudicarán a un sector más amplio de la población. Se estiman consecuencias también en la calidad de las aguas, tanto superficiales como subterráneas. Aunque haya más lluvias, la sequía seguirá aumentando debido al aumento también de la temperatura y la evaporación. Muchos ríos podrían permanecer secos durante periodos de tiempo, teniendo graves consecuencias para las centrales hidroeléctricas, que podrían reducir su rendimiento. Además, la demanda del agua potable aumentará, sin embargo los embalses reducirán su nivel de agua. En cuanto al agua subterránea, se verá disminuida también debido a la mayor evaporación. Además la subida del nivel del mar podría hacer que se filtrara agua salada en los acuíferos cercanos a las costas, provocando que dejara de ser agua potable. Los ecosistemas terrestres se verán afectados por la pérdida de humedad de los suelos, provocando una desertización que ya ha comenzado. En cuanto a los ecosistemas costeros, es importante destacar el deterioro de los arrecifes de coral, que ya han empezado a perderse. Estos cumplen una función muy importante de retención del oleaje y de base de ecosistemas marinos muy importantes para la supervivencia de la fauna y la flora subacuática. La agricultura también se verá afectada, lo cual causará graves problemas en la economía mundial. El deterioro de los suelos obligará a los agricultores a adaptarse a las nuevas condiciones. Al aumentar los periodos de sequía, la irrigación será más necesaria que actualmente, por lo que aumentará el consumo de agua. Además, también se prevé un aumento de las plagas de ciertos insectos que estropean las cosechas. Toda la vegetación se verá desplazada a otras latitudes y, por consiguiente, muchos hábitats quedarán destruidos provocando la extinción de muchas especies animales. Además, al aumentar la temperatura, el nivel de oxígeno en el agua de los océanos disminuirá, por lo que también desaparecerán muchas especies marinas. Todas estas consecuencias son extremas, pero es a lo que nos conduce este cambio climático que estamos sufriendo. Se estima un aumento de la temperatura terrestre en un margen de dos a cuatro grados y medio para finales de siglo, lo que supondría un desastre si no se consigue frenar drásticamente este fenómeno.


Begoña García Sastre 2º PER-CAV Reportaje informativo Las repercusiones del cambio climático las sufrirán más los países subdesarrollados, donde las actividades de supervivencia dependen más del clima que en los países desarrollados. Por esto, se lleva muchos años preparando planes de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero aunque sin mucho éxito. El más famoso es el protocolo de Kioto, por el cual los países industrializados se comprometían a reducir las emisiones, de modo que las totales debían reducirse entre 2008 y 1012 en un 5% respecto a los niveles de 1990. Este protocolo se aceptó en 1997, pero no entró en vigor hasta 2005. Además, en él también se promueve la idea de desarrollo sostenible y la utilización de energías renovables para ayudar a la reducción del nivel de gases provocados por el uso de los combustibles fósiles. Sin embargo, nos encontramos ya en el año 2012 y no se han conseguido los objetivos e incluso algunos países como Canadá han abandonado el proyecto porque “no funciona”. Otro país que abandonó el protocolo fue Estados Unidos, que se retiró en el año 2001, siendo uno de los países que más gases emite del planeta. Además, potencias que se encuentran en transición hacia una mayor industrialización de sus economías y que tienen una población muy elevada y en crecimiento, como son India, China o Brasil, no están dentro del protocolo. Llegados a este punto, es necesario otro planteamiento que recoja el relevo de Kioto. En diciembre de 2009 se llevó a cabo una reunión en Copenhague para tratar este asunto, aunque tampoco fue exitosa. Por otro lado, el cuarto informe del IPCC (panel intergubernamental contra el cambio climático) publicado en 2007 establece que para asegurar una estabilidad a largo plazo hay que limitar la temperatura terrestre por debajo de los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales de aquí a 2020. Sin embargo, al igual que pasó con Kioto, estamos muy lejos de cumplirlo. Además, depende de una reducción drástica en cuestiones de transporte, construcción o agricultura, y la mayoría de los países no están dispuestos a reducirlos. Un informe de la ONU, donde han participado multitud de científicos y expertos en la materia recoge que las emisiones son un 14% más altas de lo fijado como objetivo para 2020, lo que indica que la dirección de nuestros pasos no es correcta. Este retraso que acumulamos equivale a un año perdido en la realización del objetivo de promover un aumento máximo de dos grados centígrados, por encima del cual, según los expertos, el problema se hará realmente grave. El informe recalca, además, que si los gobiernos no toman acciones rápidas las emisiones seguirán elevándose. Aún así, los autores de este informe no son optimistas respecto a la realización de ese objetivo, pues señalan: "La evaluación muestra claramente que los compromisos de los países, si fuesen totalmente implementados, permitirían reducir las emisiones por debajo de lo que podría esperarse -al ritmo actual- en el 2020, pero no a niveles suficientes como para cumplir con el objetivo de


Begoña García Sastre 2º PER-CAV Reportaje informativo limitar a menos de dos grados el aumento de la temperatura del planeta". Esto refleja la clara necesidad de actuar ya. La siguiente cumbre del clima se realizará el próximo lunes 26 de noviembre en Doha (Catar), para la cual Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCC), afirma: “Este informe nos recuerda que el tiempo se agota, pero también que los gobiernos y las sociedades siguen teniendo a su alcance los medios técnicos y los instrumentos políticos necesarios para contener el incremento de la temperatura”. Sin embargo, los países que acudirán a Doha ya dan por hecho que el acuerdo que sigue a Kioto no estará listo hasta 2015 y que no podrá entrar en vigor hasta 2020. Sin embargo, consideran su realización de extrema necesidad, pues el problema del cambio climático es cada vez más preocupante. A pesar de todo lo anterior, se considera que no solo los gobiernos deben actuar, sino también los ciudadanos. El cambio en los hábitos de consumo de un ciudadano más el cambio en los hábitos de otro más el cambio en los de otro y así sucesivamente, ayudará a cumplir entre todos el objetivo que incumbe a toda la población terrestre. Se necesita un cambio en buena dirección y se necesita ya, ¿qué puedes hacer tú?

Reportaje del cambio climático  

reportaje acerca del cambio climático realizado para la asignatura de géneros informativos e interpretativos en prensa de segundo de Periodi...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you