Issuu on Google+

LAGUÍA DELPEREGRINO


DEL MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI PARA LA LA XXVIII JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD 2013 “.Id y haced discípulos a todos los pueblos (cf. Mt 28,19) Queridos jóvenes: Quiero haceros llegar a todos un saludo lleno de alegría y afecto. Estoy seguro de que la mayoría de vosotros habéis regresado de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid «arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cf. Col 2,7). En este año hemos celebrado en las diferentes diócesis la alegría de ser cristianos, inspirados por el tema: «Alegraos siempre en el Señor» (Flp 4,4). Y ahora nos estamos preparando para la próxima Jornada Mundial, que se celebrará en Río de Janeiro, en Brasil, en el mes de julio de 2013. Quisiera renovaros ante todo mi invitación a que participéis en esta importante cita. La célebre estatua del Cristo Redentor, que domina aquella hermosa ciudad brasileña, será su símbolo elocuente. Sus brazos abiertos son el signo de la acogida que el Señor regala a cuantos acuden a él, y su corazón representa el inmenso amor que tiene por cada uno de vosotros. ¡Dejaos atraer por él! ¡Vivid esta experiencia del encuentro con Cristo, junto a tantos otros jóvenes que se reunirán en Río para el próximo encuentro mundial! Dejaos amar por él y seréis los testigos que el mundo tanto necesita. Os invito a que os preparéis a la Jornada Mundial de Río de Janeiro meditando desde ahora sobre el tema del encuentro: Id y haced discípulos a todos los pueblos (cf. Mt 28,19). Se trata de la gran exhortación misionera que Cristo dejó a toda la Iglesia y que sigue siendo actual también hoy, dos mil años después. Esta llamada misionera tiene que resonar ahora con fuerza en vuestros corazones. El año de preparación para el encuentro de Río coincide con el Año de la Fe, al comienzo


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 3 del cual el Sínodo de los Obispos ha dedicado sus trabajos a «La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana». Por ello, queridos jóvenes, me alegro que también vosotros os impliquéis en este impulso misionero de toda la Iglesia: dar a conocer a Cristo, que es el don más precioso que podéis dar a los demás. 1. Una llamada apremiante La historia nos ha mostrado cuántos jóvenes, por medio del generoso don de sí mismos y anunciando el Evangelio, han contribuido enormemente al Reino de Dios y al desarrollo de este mundo. Con gran entusiasmo, han llevado la Buena Nueva del Amor de Dios, que se ha manifestado en Cristo, con medios y posibilidades muy inferiores con respecto a los que disponemos hoy. Pienso, por ejemplo, en el beato José de Anchieta, joven jesuita español del siglo XVI, que partió a las misiones en Brasil cuando tenía menos de veinte años y se convirtió en un gran apóstol del Nuevo Mundo. Pero pienso también en los que os dedicáis generosamente a la misión de la Iglesia. De ello obtuve un sorprendente testimonio en la Jornada Mundial de Madrid, sobre todo en el encuentro con los voluntarios. Hay muchos jóvenes hoy que dudan profundamente de que la vida sea un don y no ven con claridad su camino. Ante las dificultades del mundo contemporáneo, muchos se preguntan con frecuencia: ¿Qué puedo hacer? La luz de la fe ilumina esta oscuridad, nos hace comprender que cada existencia tiene un valor inestimable, porque es fruto del amor de Dios. Él ama también a quien se ha alejado de él; tiene paciencia y espera, es más, él ha entregado a su Hijo, muerto y resucitado, para que nos libere radicalmente del mal. Y Cristo ha enviado a sus discípulos para que lleven a todos los pueblos este gozoso anuncio de salvación y de vida nueva. En su misión de evangelización, la Iglesia cuenta con vosotros. Queridos jóvenes: Vosotros sois los primeros misioneros


4 GUÍA DEL PEREGRINO entre los jóvenes. Al final del Concilio Vaticano II, cuyo 50º aniversario estamos celebrando en este año, el siervo de Dios Pablo VI entregó a los jóvenes del mundo un Mensaje que empezaba con estas palabras: «A vosotros, los jóvenes de uno y otro sexo del mundo entero, el Concilio quiere dirigir su último mensaje. Pues sois vosotros los que vais a recoger la antorcha de manos de vuestros mayores y a vivir en el mundo en el momento de las más gigantescas transformaciones de su historia. Sois vosotros quienes, recogiendo lo mejor del ejemplo y las enseñanzas de vuestros padres y maestros, vais a formar la sociedad de mañana; os salvaréis o pereceréis con ella». Concluía con una llamada: «¡Construid con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores!» (Mensaje a los Jóvenes, 8 de diciembre de 1965). Queridos jóvenes, esta invitación es de gran actualidad. Estamos atravesando un período histórico muy particular. El progreso técnico nos ha ofrecido posibilidades inauditas de interacción entre los hombres y la población, mas la globalización de estas relaciones sólo será positiva y hará crecer el mundo en humanidad si se basa no en el materialismo sino en el amor, que es la única realidad capaz de colmar el corazón de cada uno y de unir a las personas. Dios es amor. El hombre que se olvida de Dios se queda sin esperanza y es incapaz de amar a su semejante. Por ello, es urgente testimoniar la presencia de Dios, para que cada uno la pueda experimentar. La salvación de la humanidad y la salvación de cada uno de nosotros están en juego. Quien comprenda esta necesidad, sólo podrá exclamar con Pablo: «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!» (1Co 9,16). 2. Sed discípulos de Cristo Esta llamada misionera se os dirige también por otra razón: Es necesaria para vuestro camino de fe personal. El beato Juan Pablo II escribió: «La fe se refuerza dándola» (Enc. Redemptoris Missio, 2). Al anunciar el Evangelio vosotros mismos cre-


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 5 céis arraigándoos cada vez más profundamente en Cristo, os convertís en cristianos maduros. El compromiso misionero es una dimensión esencial de la fe; no se puede ser un verdadero creyente si no se evangeliza. El anuncio del Evangelio no puede ser más que la consecuencia de la alegría de haber encontrado en Cristo la roca sobre la que construir la propia existencia. Esforzándoos en servir a los demás y en anunciarles el Evangelio, vuestra vida, a menudo dispersa en diversas actividades, encontrará su unidad en el Señor, os construiréis también vosotros mismos, creceréis y maduraréis en humanidad. ¿Qué significa ser misioneros? Significa ante todo ser discípulos de Cristo, escuchar una y otra vez la invitación a seguirle, la invitación a mirarle: «Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón» (Mt 11,29). Un discípulo es, de hecho, una persona que se pone a la escucha de la palabra de Jesús (cf. Lc 10,39), al que se reconoce como el buen Maestro que nos ha amado hasta dar la vida. Por ello, se trata de que cada uno de vosotros se deje plasmar cada día por la Palabra de Dios; ésta os hará amigos del Señor Jesucristo, capaces de incorporar a otros jóvenes en esta amistad con él. Os aconsejo que hagáis memoria de los dones recibidos de Dios para transmitirlos a su vez. Aprended a leer vuestra historia personal, tomad también conciencia de la maravillosa herencia de las generaciones que os han precedido: Numerosos creyentes nos han transmitido la fe con valentía, enfrentándose a pruebas e incomprensiones. No olvidemos nunca que formamos parte de una enorme cadena de hombres y mujeres que nos han transmitido la verdad de la fe y que cuentan con nosotros para que otros la reciban. El ser misioneros presupone el conocimiento de este patrimonio recibido, que es la fe de la Iglesia. Es necesario conocer aquello en lo que se cree, para poder anunciarlo. Como escribí en la introducción de YouCat, el catecismo para jóvenes que os regalé en el Encuentro Mundial de Madrid, «tenéis que co-


6 GUÍA DEL PEREGRINO nocer vuestra fe de forma tan precisa como un especialista en informática conoce el sistema operativo de su ordenador, como un buen músico conoce su pieza musical. Sí, tenéis que estar más profundamente enraizados en la fe que la generación de vuestros padres, para poder enfrentaros a los retos y tentaciones de este tiempo con fuerza y decisión» (Prólogo). 3. Id Jesús envió a sus discípulos en misión con este encargo: «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará» (Mc 16,15-16). Evangelizar significa llevar a los demás la Buena Nueva de la salvación y esta Buena Nueva es una persona: Jesucristo. Cuando le encuentro, cuando descubro hasta qué punto soy amado por Dios y salvado por él, nace en mí no sólo el deseo, sino la necesidad de darlo a conocer a otros. Al principio del Evangelio de Juan vemos a Andrés que, después de haber encontrado a Jesús, se da prisa para llevarle a su hermano Simón (cf. Jn 1,40-42). La evangelización parte siempre del encuentro con Cristo, el Señor. Quien se ha acercado a él y ha hecho la experiencia de su amor, quiere compartir en seguida la belleza de este encuentro que nace de esta amistad. Cuanto más conocemos a Cristo, más deseamos anunciarlo. Cuanto más hablamos con él, más deseamos hablar de él. Cuanto más nos hemos dejado conquistar, más deseamos llevar a otros hacia él. Por medio del bautismo, que nos hace nacer a una vida nueva, el Espíritu Santo se establece en nosotros e inflama nuestra mente y nuestro corazón. Es él quien nos guía a conocer a Dios y a entablar una amistad cada vez más profunda con Cristo; es el Espíritu quien nos impulsa a hacer el bien, a servir a los demás, a entregarnos. Mediante la confirmación somos fortalecidos por sus dones para testimoniar el Evangelio con más madurez cada vez. El alma de la misión es el Espíritu de amor, que nos empuja a salir de nosotros mismos, para «ir» y evangelizar. Queridos jóvenes, dejaos conducir por la fuerza del amor de Dios, dejad que este amor venza la tendencia a


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 7 encerrarse en el propio mundo, en los propios problemas, en las propias costumbres. Tened el valor de «salir» de vosotros mismos hacia los demás y guiarlos hasta el encuentro con Dios. 4. Llegad a todos los pueblos Cristo resucitado envió a sus discípulos a testimoniar su presencia salvadora a todos los pueblos, porque Dios, en su amor sobreabundante, quiere que todos se salven y que nadie se pierda. Con el sacrificio de amor de la Cruz, Jesús abrió el camino para que cada hombre y cada mujer puedan conocer a Dios y entrar en comunión de amor con él. Él constituyó una comunidad de discípulos para llevar el anuncio de salvación del Evangelio hasta los confines de la tierra, para llegar a los hombres y mujeres de cada lugar y de todo tiempo.¡Hagamos nuestro este deseo de Jesús! Queridos amigos, abrid los ojos y mirad en torno a vosotros. Hay muchos jóvenes que han perdido el sentido de su existencia. ¡Id! Cristo también os necesita. Dejaos llevar por su amor, sed instrumentos de este amor inmenso, para que llegue a todos, especialmente a los que están «lejos». Algunos están lejos geográficamente, mientras que otros están lejos porque su cultura no deja espacio a Dios; algunos aún no han acogido personalmente el Evangelio, otros, en cambio, a pesar de haberlo recibido, viven como si Dios no existiese. Abramos a todos las puertas de nuestro corazón; intentemos entrar en diálogo con ellos, con sencillez y respeto mutuo. Este diálogo, si es vivido con verdadera amistad, dará fruto. Los «pueblos» a los que hemos sido enviados no son sólo los demás países del mundo, sino también los diferentes ámbitos de la vida: las familias, los barrios, los ambientes de estudio o trabajo, los grupos de amigos y los lugares de ocio. El anuncio gozoso del Evangelio está destinado a todos los ambientes de nuestra vida, sin exclusión. Quisiera subrayar dos campos en los que debéis vivir con es-


8 GUÍA DEL PEREGRINO pecial atención vuestro compromiso misionero. El primero es el de las comunicaciones sociales, en particular el mundo de Internet. Queridos jóvenes, como ya os dije en otra ocasión, «sentíos comprometidos a sembrar en la cultura de este nuevo ambiente comunicativo e informativo los valores sobre los que se apoya vuestra vida. […] A vosotros, jóvenes, que casi espontáneamente os sentís en sintonía con estos nuevos medios de comunicación, os corresponde de manera particular la tarea de evangelizar este “continente digital”» (Mensaje para la XLIII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 24 mayo 2009). Por ello, sabed usar con sabiduría este medio, considerando también las insidias que contiene, en particular el riesgo de la dependencia, de confundir el mundo real con el virtual, de sustituir el encuentro y el diálogo directo con las personas con los contactos en la red. El segundo ámbito es el de la movilidad. Hoy son cada vez más numerosos los jóvenes que viajan, tanto por motivos de estudio, trabajo o diversión. Pero pienso también en todos los movimientos migratorios, con los que millones de personas, a menudo jóvenes, se trasladan y cambian de región o país por motivos económicos o sociales. También estos fenómenos pueden convertirse en ocasiones providenciales para la difusión del Evangelio. Queridos jóvenes, no tengáis miedo en testimoniar vuestra fe también en estos contextos; comunicar la alegría del encuentro con Cristo es un don precioso para aquellos con los que os encontráis. 5. Haced discípulos Pienso que a menudo habéis experimentado la dificultad de que vuestros coetáneos participen en la experiencia de la fe. A menudo habréis constatado cómo en muchos jóvenes, especialmente en ciertas fases del camino de la vida, está el deseo de conocer a Cristo y vivir los valores del Evangelio, pero no se sienten idóneos y capaces. ¿Qué se puede hacer? Sobre todo, con vuestra cercanía y vuestro sencillo testimonio abrís


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 9 una brecha a través de la cual Dios puede tocar sus corazones. El anuncio de Cristo no consiste sólo en palabras, sino que debe implicar toda la vida y traducirse en gestos de amor. Es el amor que Cristo ha infundido en nosotros el que nos hace evangelizadores; nuestro amor debe conformarse cada vez más con el suyo. Como el buen samaritano, debemos tratar con atención a los que encontramos, debemos saber escuchar, comprender y ayudar, para poder guiar a quien busca la verdad y el sentido de la vida hacia la casa de Dios, que es la Iglesia, donde se encuentra la esperanza y la salvación (cf. Lc 10,29-37). Queridos amigos, nunca olvidéis que el primer acto de amor que podéis hacer hacia el prójimo es el de compartir la fuente de nuestra esperanza: Quien no da a Dios, da muy poco. Jesús ordena a sus apóstoles: «Haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado» (Mt 28,19-20). Los medios que tenemos para «hacer discípulos» son principalmente el bautismo y la catequesis. Esto significa que debemos conducir a las personas que estamos evangelizando para que encuentren a Cristo vivo, en modo particular en su Palabra y en los sacramentos. De este modo podrán creer en él, conocerán a Dios y vivirán de su gracia. Quisiera que cada uno se preguntase: ¿He tenido alguna vez el valor de proponer el bautismo a los jóvenes que aún no lo han recibido? ¿He invitado a alguien a seguir un camino para descubrir la fe cristiana? Queridos amigos, no tengáis miedo de proponer a vuestros coetáneos el encuentro con Cristo. Invocad al Espíritu Santo: Él os guiará para poder entrar cada vez más en el conocimiento y el amor de Cristo y os hará creativos para transmitir el Evangelio. 6. Firmes en la fe Ante las dificultades de la misión de evangelizar, a veces tendréis la tentación de decir como el profeta Jeremías: «¡Ay, Señor, Dios mío! Mira que no sé hablar, que sólo soy un niño». Pero Dios también os contesta: «No digas que eres niño, pues


10 GUÍA DEL PEREGRINO irás adonde yo te envíe y dirás lo que yo te ordene» (Jr 1,6-7). Cuando os sintáis ineptos, incapaces y débiles para anunciar y testimoniar la fe, no temáis. La evangelización no es una iniciativa nuestra que dependa sobre todo de nuestros talentos, sino que es una respuesta confiada y obediente a la llamada de Dios, y por ello no se basa en nuestra fuerza, sino en la suya. Esto lo experimentó el apóstol Pablo: «Llevamos este tesoro en vasijas de barro, para que se vea que una fuerza tan extraordinaria es de Dios y no proviene de nosotros» (2Co 4,7). Por ello os invito a que os arraiguéis en la oración y en los sacramentos. La evangelización auténtica nace siempre de la oración y está sostenida por ella. Primero tenemos que hablar con Dios para poder hablar de Dios. En la oración le encomendamos al Señor las personas a las que hemos sido enviados y le suplicamos que les toque el corazón; pedimos al Espíritu Santo que nos haga sus instrumentos para la salvación de ellos; pedimos a Cristo que ponga las palabras en nuestros labios y nos haga ser signos de su amor. En modo más general, pedimos por la misión de toda la Iglesia, según la petición explícita de Jesús: «Rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies» (Mt 9,38). Sabed encontrar en la eucaristía la fuente de vuestra vida de fe y de vuestro testimonio cristiano, participando con fidelidad en la misa dominical y cada vez que podáis durante la semana. Acudid frecuentemente al sacramento de la reconciliación, que es un encuentro precioso con la misericordia de Dios que nos acoge, nos perdona y renueva nuestros corazones en la caridad. No dudéis en recibir el sacramento de la confirmación, si aún no lo habéis recibido, preparándoos con esmero y solicitud. Es, junto con la eucaristía, el sacramento de la misión por excelencia, que nos da la fuerza y el amor del Espíritu Santo para profesar la fe sin miedo. Os aliento también a que hagáis adoración eucarística; detenerse en la escucha y el diálogo con Jesús presente en el sacramento es el punto de partida de un nuevo impulso misionero.


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 11 Si seguís por este camino, Cristo mismo os dará la capacidad de ser plenamente fieles a su Palabra y de testimoniarlo con lealtad y valor. A veces seréis llamados a demostrar vuestra perseverancia, en particular cuando la Palabra de Dios suscite oposición o cerrazón. En ciertas regiones del mundo, por la falta de libertad religiosa, algunos de vosotros sufrís por no poder dar testimonio de la propia fe en Cristo. Hay quien ya ha pagado con la vida el precio de su pertenencia a la Iglesia. Os animo a que permanezcáis firmes en la fe, seguros de que Cristo está a vuestro lado en esta prueba. Él os repite: «Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo» (Mt 5,11-12). 7. Con toda la Iglesia Queridos jóvenes, para permanecer firmes en la confesión de la fe cristiana allí donde habéis sido enviados, necesitáis a la Iglesia. Nadie puede ser testigo del Evangelio en solitario. Jesús envió a sus discípulos a la misión en grupos: «Haced discípulos» está puesto en plural. Por tanto, nosotros siempre damos testimonio en cuanto miembros de la comunidad cristiana; nuestra misión es fecundada por la comunión que vivimos en la Iglesia, y gracias a esa unidad y ese amor recíproco nos reconocerán como discípulos de Cristo (cf. Jn 13,35). Doy gracias a Dios por la preciosa obra de evangelización que realizan nuestras comunidades cristianas, nuestras parroquias y nuestros movimientos eclesiales. Los frutos de esta evangelización pertenecen a toda la Iglesia: «Uno siembra y otro siega» (Jn 4,37). En este sentido, quiero dar gracias por el gran don de los misioneros, que dedican toda su vida a anunciar el Evangelio hasta los confines de la tierra. Asimismo, doy gracias al Señor por los sacerdotes y consagrados, que se entregan totalmente para que Jesucristo sea anunciado y amado. Deseo alentar


12 GUÍA DEL PEREGRINO aquí a los jóvenes que son llamados por Dios, a que se comprometan con entusiasmo en estas vocaciones: «Hay más dicha en dar que en recibir» (Hch 20,35). A los que dejan todo para seguirlo, Jesús ha prometido el ciento por uno y la vida eterna (cf. Mt 19,29). También doy gracias por todos los fieles laicos que allí donde se encuentran, en familia o en el trabajo, se esmeran en vivir su vida cotidiana como una misión, para que Cristo sea amado y servido y para que crezca el Reino de Dios. Pienso, en particular, en todos los que trabajan en el campo de la educación, la sanidad, la empresa, la política y la economía y en tantos ambientes del apostolado seglar. Cristo necesita vuestro compromiso y vuestro testimonio. Que nada –ni las dificultades, ni las incomprensiones– os hagan renunciar a llevar el Evangelio de Cristo a los lugares donde os encontréis; cada uno de vosotros es valioso en el gran mosaico de la evangelización. 8. «Aquí estoy, Señor» Queridos jóvenes, al concluir quisiera invitaros a que escuchéis en lo profundo de vosotros mismos la llamada de Jesús a anunciar su Evangelio. Como muestra la gran estatua de Cristo Redentor en Río de Janeiro, su corazón está abierto para amar a todos, sin distinción, y sus brazos están extendidos para abrazar a todos. Sed vosotros el corazón y los brazos de Jesús. Id a dar testimonio de su amor, sed los nuevos misioneros animados por el amor y la acogida. Seguid el ejemplo de los grandes misioneros de la Iglesia, como san Francisco Javier y tantos otros. Al final de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, bendije a algunos jóvenes de diversos continentes que partían en misión. Ellos representaban a tantos jóvenes que, siguiendo al profeta Isaías, dicen al Señor: «Aquí estoy, mándame» (Is 6,8). La Iglesia confía en vosotros y os agradece sinceramente


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 13 el dinamismo que le dais. Usad vuestros talentos con generosidad al servicio del anuncio del Evangelio. Sabemos que el Espíritu Santo se regala a los que, en pobreza de corazón, se ponen a disposición de tal anuncio. No tengáis miedo. Jesús, Salvador del mundo, está con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo (cf. Mt 28,20). Esta llamada, que dirijo a los jóvenes de todo el mundo, asume una particular relevancia para vosotros, queridos jóvenes de América Latina. En la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que tuvo lugar en Aparecida en 2007, los obispos lanzaron una «misión continental». Los jóvenes, que en aquel continente constituyen la mayoría de la población, representan un potencial importante y valioso para la Iglesia y la sociedad. Sed vosotros los primeros misioneros. Ahora que la Jornada Mundial de la Juventud regresa a América Latina, exhorto a todos los jóvenes del continente: Transmitid a vuestros coetáneos del mundo entero el entusiasmo de vuestra fe. Que la Virgen María, Estrella de la Nueva Evangelización, invocada también con las advocaciones de Nuestra Señora de Aparecida y Nuestra Señora de Guadalupe, os acompañe en vuestra misión de testigos del amor de Dios. A todos imparto, con particular afecto, mi Bendición Apostólica. Vaticano, 18 de octubre de 2012 BENEDICTUS PP. XV


LA RUTA

BOGOTA Y EL CENTRO DE NUESTRA SANTA FE

ITINERARIO DEL PEREGRINO -Capilla del Sagrario de la Catedral Primada de Colombia. -Visita al Centro Histórico de Bogotá. - Comparte un Caldo con el Hermano de la Calle.

ITINERARIO ESPIRITUAL Adoración: Capilla del Sagrario (Por el Papa y las intenciones personales de los peregrinaos) Eucaristía: por los peregrinos a la JMJ RIO 2013 y por el Papa. Meditación: Mensaje de S.S. Benedicto XVI para la XXVIII JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD - 2013 Oración: Visperas

ITINERARIO CULTURAL

- Recorrido espiritual por la Catedral Primada de Colombia. ¿Quién es don Gregorio Vasquez? ¿Cuándo se fundó Bogotá? ¿Por qué hablan de un Topo en la Catedral?¿Qué detiene una guerra de más de Mil días? -Historia de los CUSTODIAS de la Casa de la Moneda. El Arte y la Belleza como medios de la revelación. Septimazo, ¿Por qué tantas Iglesias en el centro?

EL VERDADERO VIAJE, ES INTERIOR.


ITINERARIO ESPIRITUAL

ORACIÓN OFICIAL DE LA JMJ 2013 ¡Oh Padre! enviaste a Tu Hijo Eterno para salvar el mundo y elegiste hombres y mujeres para que, por Él, con Él y en Él proclamaran la Buena Noticia a todas las naciones. Concede las gracias necesarias para que brille en el rostro de todos los jóvenes la alegría de ser, por la fuerza del Espíritu, los evangelizadores que la Iglesia necesita en el Tercer Milenio. ¡Oh Cristo! Redentor de la humanidad, Tu imagen de brazos abiertos en la cumbre del Corcovado acoge a todos los pueblos. En Tu ofrecimiento pascual, nos condujiste por medio del Espíritu Santo al encuentro filial con el Padre. Los jóvenes, que se alimentan de la Eucaristía, Te oyen en la Palabra y Te encuentran en el hermano, necesitan Tu infinita misericordia para recorrer los caminos del mundo como discípulos misioneros de la nueva evangelización. ¡Oh Espíritu Santo! Amor del Padre y del Hijo, con el esplendor de Tu Verdad y con el fuego de Tu amor, envía Tu Luz sobre todos los jóvenes para que, impulsados por la Jornada Mundial de la Juventud, lleven a los cuatros rincones del mundo la fe, la esperanza y la caridad, convirtiéndose en grandes constructores de la cultura de la vida y de la paz y los protagonistas de un nuevo mundo. ¡Amén!


16 GUÍA DEL PEREGRINO

LECTURAS DEL DÍA, 23 DE FEBRERO/2013 SAN POLICARPO DE ESMIRNA DEL LIBRO DEL DEUTERONOMIO: 26, 16-19 En aquel tiempo, habló Moisés al pueblo y le dijo: “El Señor, tu Dios, te manda hoy que cumplas estas leyes y decretos; guárdalos, por lo tanto, y ponlos en práctica con todo tu corazón y con toda tu alma. Hoy has oído al Señor declarar que Él será tu Dios, pero sólo si tú caminas por sus sendas, guardas sus leyes, mandatos y decretos, y escuchas su voz. Hoy el Señor te ha oído declarar que tú serás el pueblo de su propiedad, como Él te lo ha prometido, pero sólo si guardas sus mandamientos. Por eso Él te elevará en gloria, renombre y esplendor, por encima de todas las naciones que ha hecho y tú serás un pueblo consagrado al Señor, tu Dios, como Él te lo ha prometido”. PALABRA DE DIOS. TE ALABAMOS, SEÑOR. DEL SALMO 118 R/. DICHOSO EL QUE CUMPLE LA VOLUNTAD DEL SEÑOR. Dichoso el hombre de conducta intachable, que cumple la ley del Señor. Dichoso el que es fiel a sus enseñanzas y lo busca de todo corazón. R/. Tú, Señor, has dado tus preceptos para que se observen exactamente. Ojalá que mis pasos se encaminen al cumplimiento de tus mandamientos. R/. Te alabaré con sincero corazón, cuando haya aprendido tus justos mandamientos. Quiero cumplir tu ley exactamente. Tú, Señor, no me abandones. R/.


Del santo Evangelio según san Mateo: 5, 43-48 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo. Yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos. Porque, si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

I VÍSPERAS DEL DOMINGO II Propio del Tiempo. Salterio II. 23 de febrero I VÍSPERAS Oración de la tarde V. Dios mío, ven en mi auxilio R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Himno: INSIGNE DEFENSOR DE NUESTRA CAUSA. Insigne defensor de nuestra causa, Señor y Salvador del pueblo humano, acoge nuestras súplicas humildes, perdona nuestras culpas y pecados.


18 GUÍA DEL PEREGRINO El día con sus gozos y sus penas pasó dejando huellas en el alma, igual que nuestros pies en su camino dejaron en el polvo sus pisadas. No dejes de mirarnos en la noche, dormida nuestra vida en su regazo; vigila el campamento de los hombres, camino de tu reino ya cercano. Ahuyenta de tu pueblo la zozobra, sé nube luminosa en el desierto, sé fuerza recobrada en el descanso, mañana y horizonte siempre abierto. Bendice, Padre santo, la tarea del pueblo caminante en la promesa; llegados a Emaús, tu Hijo amado nos parta el pan y el vino de la cena. Amén. SALMODIA Ant. 1. Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte a un alto monte, y se transfiguró en su presencia. Salmo 118, 105-112 - HIMNO A LA LEY DIVINA Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero; lo juro y lo cumpliré: guardaré tus justos mandamientos; ¡estoy tan afligido! Señor, dame vida según tu promesa. Acepta, Señor, los votos que pronuncio, enséñame tus mandatos; mi vida está siempre en peligro,


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL pero no olvido tu voluntad; los malvados me tendieron un lazo, pero no me desvié de tus decretos.

19

Tus preceptos son mi herencia perpetua, la alegría de mi corazón; inclino mi corazón a cumplir tus leyes, siempre y cabalmente. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén Ant. Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte a un alto monte, y se transfiguró en su presencia. Ant. 2. Su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Salmo 15 - CRISTO Y SUS MIEMBROS ESPERAN LA RESURRECCIÓN. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; yo digo al Señor: «Tú eres mi bien.» Los dioses y señores de la tierra no me satisfacen. Multiplican las estatuas de dioses extraños; no derramaré sus libaciones con mis manos, ni tomaré sus nombres en mis labios. El Señor es mi heredad y mi copa; mi suerte está en tu mano: me ha tocado un lote hermoso, me encanta mi heredad.


20 GUÍA DEL PEREGRINO Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena. Porque no me entregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén Ant. Su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Ant. 3. Moisés y Elías hablaban de la muerte que Jesús iba a padecer en Jerusalén. Cántico: CRISTO, SIERVO DE DIOS, EN SU MISTERIO PASCUAL - Flp 2, 6-11 Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios, al contrario, se anonadó a sí mismo, y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte y una muerte de cruz.


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el «Nombre-sobre-todo-nombre»; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

21

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén Ant. Moisés y Elías hablaban de la muerte que Jesús iba a padecer en Jerusalén. LECTURA BREVE 2Co 6, 1-4a Os exhortamos a que deis pruebas de no haber recibido en vano la gracia de Dios, pues dice él en la Escritura: «En el tiempo propicio te escuché, y te ayudé en el día de salvación.» Ahora es el tiempo propicio, ahora es el día de salvación. A nadie queremos dar nunca motivo de escándalo, a fin de no hacer caer en descrédito nuestro ministerio, antes al contrario, queremos acreditarnos siempre en todo como verdaderos servidores de Dios. RESPONSORIO BREVE R. Escúchanos, Señor, y ten piedad, porque hemos pecado contra ti. V. Escúchanos, Señor, y ten piedad, porque hemos pecado contra ti. V. Cristo, oye los ruegos de los que te suplicamos. R. Porque hemos pecado contra ti. V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. R. Escúchanos, Señor, y ten piedad, porque hemos pecado contra ti.


22 GUÍA DEL PEREGRINO


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL

23


24 GUÍA DEL PEREGRINO CÁNTICO EVANGÉLICO Ant. De la nube salió una voz que dijo: «Éste es mi Hijo amado, en quien tengo mis complacencias, escuchadlo.» Cántico de María. ALEGRÍA DEL ALMA EN EL SEÑOR Lc 1, 46-55 Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia -como lo había prometido a nuestros padresen favor de Abraham y su descendencia por siempre. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén Ant. De la nube salió una voz que dijo: «Éste es mi Hijo amado, en quien tengo mis complacencias, escuchadlo.»


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 25 PRECES Bendigamos al Señor, solícito y providente para con todos los hombres, e invoquémosle, diciendo: Salva, Señor, a los que has redimido. Señor, fuente de todo bien y origen de toda verdad, llena con tus dones a todos los obispos y conserva en la doctrina de los apóstoles a los fieles que les han sido confiados. Que aquellos que se nutren con el mismo pan de vida vivan unidos en la caridad, para que todos seamos uno en el cuerpo de tu Hijo. Que nos despojemos de nuestra vieja condición humana y de sus obras, y nos renovemos a imagen de Cristo, tu Hijo. Concede a tu pueblo que por la penitencia obtenga el Perdón de sus pecados y tenga parte en los méritos de Jesucristo.

Se pueden añadir algunas intenciones libres. Haz que nuestros hermanos difuntos puedan alabarte eternamente en el cielo, y que nosotros esperemos confiadamente unirnos a ellos en tu reino. Pidamos a nuestro Padre, con las palabras que Cristo nos enseñó, que nos dé la fuerza que necesitamos para no caer en la tentación: Padre nuestro... ORACIÓN Señor, Padre Santo, que nos has mandado escuchar a tu amado Hijo, aliméntanos con el gozo interior de tu palabra, para que, purificados por ella, podamos contemplar tu gloria con mirada limpia en la perfección de tus obras. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios. Amén


26 GUÍA DEL PEREGRINO CONCLUSIÓN V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna. R. Amén.

ITINERARIO CULTURAL RECORRIDO ESPIRITUAL POR LA CATEDRAL Esquema 1. Introducción (los muchos «caminos») Credo . Capilla del Topo. 2. La “Via pulchritudinis” y el arte sacro. Capilla de Santiago Apóstol. Arce y Ceballos. La importancia de la Imagen. 3. Arte y oración. Sagrado Corazón. La imagen mas difundida en el mundo. Dios se hace imagen. 4. Turistas y peregrinos al mismo tiempo. Capilla de Santa Isabel de Hungria. Tumba de Gonzalo Jiménez de Quesada. 1. El objetivo de este recorrido es proporcionar al peregrino algunos elementos básicos para conocer e interpretar el significado histórico, artístico y espiritual de la Catedral Primada de Colombia. Cómo esta el patrimonio religioso al servicio del turismo. La iglesia Catedral, por la majestad de su construcción, es signo del templo espiritual que se edifica en las almas y que resplandece por la magnificencia de la gracia divina, según dice el Apóstol Pablo: “Vosotros sois templo de Dios vivo” (2 Corintios 6, 16). Además, debe ser manifestación de la imagen expresa y visible de la Iglesia de Cristo que predica, canta y adora en toda la extensión de la tierra. Debe ser considerada ciertamente como imagen del Cuerpo místico de Cristo, cuyos miembros se unen mediante un único vínculo de caridad, alimentados por los dones que descienden como el rocío del cielo. (Ceremonial de los Obispos, 42–43)


BIENVENIDA

27

1. INTRODUCCIÓN (LOS MUCHOS «CAMINOS») Un Padre de la Iglesia de los orígenes, San Hilario, reflexionando sobre el primer versículo del Salmo 127, «Feliz el hombre que teme al Señor y camina en sus caminos», observó que «los caminos del Señor son muchos, incluyendo él mismo como el Camino». Hilario concluía que «debemos, por consiguiente, poner el problema de los muchos caminos posibles y evaluar muchos elementos, de tal manera que, iluminados por muchos argumentos, podamos encontrar aquel camino de vida eterna que hace por nosotros». Reflexionar sobre los problemas relacionados al turismo, será útil, por lo tanto, en el espíritu de San Hilario, «poner el problema de muchos posibles caminos». Credo. Capilla del topo (oración en la capilla del topo) Antes que naciesen los montes, O fuera engendrado el orbe de la tierra, Desde siempre y por siempre tú eres dios. Tú reduces al hombre a polvo Diciendo: “retornad, hijos de adán”. Mil años en tu presencia Son un ayer, que pasó, Una vela nocturna. salmo 90 (89) Artículos del Credo. Colección de doce óleos sobre tela (1 extraviado) pintados por el quiteño Miguel de Santiago en el siglo XVII. Se identifican los artículos del Credo por medio de las cartelas de cada cuadro. Ver: Credo in unum Deum Patrem Omnipotentem Creatorem coeli et terrae. Creo en un solo Dios. Padre Omnipotente, Creador del cielo y de la tierra. Los visitantes de ciudades europeas, por ejemplo – por cualquiera que sea la razón de su viaje y considerando el poco


28 GUÍA DEL PEREGRINO tiempo a disposición -, normalmente buscarán de ver por lo menos la catedral de la ciudad que visitan. Además, la costumbre del «grand tour», que una vez era solamente para la elite, hoy resulta ser una actividad de masa, con millones de viajeros que van específicamente a ver sitios históricos, incluyendo las iglesias. Y esto no vale sólo para la Europa: también el Oriente Vecino partiendo del África tiene tradiciones cristianas milenarias ricas de monumentos y hasta regiones tocadas por el cristianismo europeo en tiempos más recientes – América y Australia – edificios eclesiásticos e imágenes sacras constituyen componentes esenciales de la historia y de la identidad nacional. Acerca de estos cuadros de los articulos del credo: Se cuenta una anécdota bien particular: Dícese que estos dos maestros de primer orden, Vásquez y Santiago, tenían correspondencia epistolar entre sí, y que Vásquez en una de sus cartas dice a Santiago: “deseaba tener algunas pinturas de su mano”. Santiago, que había concluido los doce lienzos de los misterios del Credo, se los mandó. Entonces Vásquez retornó el regalo con catorce lienzos de las obras de misericordia. Si esto es cierto, se conservarán en Quito estas pinturas de Vásquez con el mismo aprecio que conservamos en Santafé las de Santiago. 2. LA “VIA PULCHRITUDINIS” Y EL ARTE SACRO. Uno de los más antiguos «caminos» que la Iglesia ha seguido, en su camino de peregrinación hacia la vida eterna, es el «camino de la belleza», la Via pulchritudinis, claramente atestada en el arte sacro cristiano. Los invitamos a comtemplar el arte y rescatar su valor pastoral, preguntándose cómo hoy, en una «civilización de la imagen», el tesoro católico de imágenes sacras pueda ayudar a la misión, confiada por Cristo a sus apóstoles, de predicar el Evangelio a todas las criaturas.


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 29 Capilla de Santiago Apóstol. Tumba de Arce y Ceballos. La importancia de la Imagen. Capilla de Santiago Apóstol. Antigua Capilla de Los Dolores y El Socorro. Obra. Santiago Apóstol en la batalla de Clavijo. Óleo sobre tela. Siglo XVII. Autor: Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos (1638- 1711) En este lugar están sepultados el Ilustrísimo Señor José Javier de Arauz y Rojas, Arzobispo de Bogotá de 1754 a 1764 y el pintor santafereño Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos (1638-1711), autor de todos los cuadros de esta capilla. HISTORIA: Santiago Apóstol nació en Betsaida, era hijo de Zebedeo y hermano del Apóstol Juan. Estuvo presente en los principales milagros obrados por el Señor. Sufrió el Martirio en tiempos del Rey Herodes alrededor del año 42. Según una venerable tradición del siglo VI, este Apóstol fue el primer evangelizador de España. En el siglo IX el Obispo Teodomiro de Iria (España) encontró las reliquias de Santiago. Iria tomó el nombre de Compostela y allí es venerado su sepulcro hasta nuestros días por innumerables peregrinos. (se puede decir algo del Camino de Santiago) El Camino de Santiago desde su origen ha sido crisol de culturas, transmisor de corrientes e ideas, encuentro de pueblos y lenguas, y un eje vertebrador de la primera conciencia común de Europa. ”Europa se hizo peregrinando a Compostela” (Goethe) Tras el reconocimiento en el año 1987 por el Consejo de Europa del Camino de Santiago como “primer itinerario cultural europeo”, al que en 1993 la UNESCO reconoce también como “Patrimonio de la Humanidad”.


30 GUÍA DEL PEREGRINO La función pastoral del arte El objetivo específicamente pastoral del uso del arte por parte de la Iglesia fue explicado por Benedicto XVI, en las palabras que dirigió a los artistas, más una vez en la Capilla Sixtina, el 21 de noviembre de 2009 – en el décimo aniversario de la publicación de la Carta de Juan Pablo a los artistas y a una distancia de 45 años desde el encuentro análogo de Pablo VI con los artistas en la misma Capilla. El Papa Benedicto XVI subrayó la ligación profunda entre belleza y esperanza, repitiendo las palabras de Pablo VI al final del Concilio Vaticano II: «este mundo en el cual vivimos necesita de belleza para no hundirse en la desesperación. La belleza, como la verdad, es aquello que da alegría al corazón de los hombres: un fruto precioso que resiste a la usura del tiempo, que une a las personas de diversas generaciones y les permite a ellos de comunicar en admiración compartida» (Enchiridion Vaticanum, 1, p. 305). El Papa Benedicto XVI actualizó las palabras de su predecesor, recordando a sus escuchas que «el tiempo presente está marcado no sólo de elementos negativos en la esfera económica y social, sino que por una debilitación de la esperanza, por una cierta falta de confianza en las relaciones humanas, que da origen al incremento de señales de resignación, de agresión y de desesperación. El mundo en el cual vivimos (continuó el Papa) corre el riesgo de ser alterado o irreconocible a causa de las imprudentes acciones humanas que, en lugar de cultivar su belleza, sin escrúpulos explotan sus recursos en ventaja de pocos y no raramente deforman las maravillas de la naturaleza». 3. ARTE Y ORACIÓN. SAGRADO CORAZÓN. LA IMAGEN MAS DIFUNDIDA EN EL MUNDO. DIOS SE HACE IMAGEN El fin del último arte en la vida de la Iglesia es verdaderamente aquel de contribuir a establecer un contacto con el reino espiritual que puede ser caracterizado como «oración», «contemplación» o «adoración».


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 31 En el mismo espíritu, Juan Damaceno dijo: «la belleza y el color de las imágenes estimulan mi oración. Ellas son una fiesta para los ojos, tanto cuando el espectáculo de la naturalezaimpulsa a mi corazón a darle gloria a Dios». En la simplicidad de una antigua iglesia rural, en la delicada belleza de una pintura o de una estatua de Cristo (IMAGEN DEL SAGRADO CORAZÓN), cada creyente – y, en verdad, cada persona, creyente o no creyente – puede acoger aspectos significativos de la propia búsqueda espiritual. A través del arte de nuestras iglesias, somos llamados a satisfacer no sólo la legítima curiosidad de los turistas, sino también «las aspiraciones más secretas del corazón humano» - tan secretas que los visitantes frecuentemente no las advierten, si bien estas son reales - : la aspiración de encontrar el sentido de la vida, el significado de la historia, la comunión ya sea con los vecinos que con aquellos que están lejos en el tiempo y en el espacio, comunión con aquellos que les han precedido, comunión con el pasado. XV. Capilla del Sagrado Corazón de Jesús. Antigua Capilla de San Cayetano. La devoción al Sagrado Corazón de Jesús es muy antigua en la Iglesia; sin embargo, fue Santa Margarita María de Alacoque quien la popularizó. En 1675, durante la Octava de Corpus Christi, Jesús se le manifestó con el corazón abierto y, señalándolo con la mano, exclamó: He aquí este corazón que tanto ha amado a los hombres, que no les ha ahorrado nada, hasta extinguirse para demostrarles su amor. Y en reconocimiento no recibe de la mayoría sino sacrilegio, desprecio, indiferencia e ingratitud. Ley 26 de 1898 POR LA CUAL SE RINDE HOMENAJE A JESUCRISTO Y SE ORDENA LA ERECCIÓN DE UN MONUMENTO El Congreso de Colombia Decreta:


32 GUÍA DEL PEREGRINO Art. 1º La República de Colombia, al terminar el siglo en que comenzó su vida de nación libre y soberana, cumple el deber de reconocer de una manera explícita la divina autoridad social de Jesucristo y de agradecerle los beneficios que de Él ha recibido, y así lo hace por medio de la presente ley. Art. 2º En testimonio de ese reconocimiento, como símbolo de la gratitud nacional y para perpetuar la memoria de este acto del Congreso, con el cual se expresa el sentimiento más firme y profundo de los pueblos de Colombia, se erigirá un monumento que, previo acuerdo con la autoridad eclesiástica, será colocado en la Catedral de Bogotá 4. TURISTAS Y PEREGRINOS AL MISMO TIEMPO. CAPILLA DE SANTA ISABEL DE HUNGRIA. TUMBA DE GONZALO JIMÉNEZ DE QUESADA Pero – alguno podría preguntarse – ¿Verdaderamente es posible comunicar tales experiencias profundas a los turistas, los cuales objetivos – relax, novedad, diversión – parecería otra cosa que la paciencia contemplativa implícita en todo aquello que dije hasta este punto? ¿No es todo esto un poco utópico? Sí, lo es. Y aquello que estamos sugiriendo no es ciertamente fácil. Pero es posible, creo, con un salto de imaginación, o, más bien, con un acto de fe. Hombres y mujeres después de todo son turistas por un breve momento y de modo superficial. Para la mayor parte del tiempo y más profundamente, ellos son personas con su vida concreta y con problemas humanos reales. Ahora, cuando estas personas reales, con problemas reales de viaje, se vuelven «peregrinos», porque un objetivo inexpresivo de su viaje – la esperanza escondida atrás de las palabras «relax», «novedad» y hasta «diversión» es paz, alegría, Dios.


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL 33 Tal vez los viajantes de hoy son peregrinos más que en el pasado: el atormentado inicio de este tercer milenio, en un momento de transición difícil – hecho de situaciones económicas y sociales en evolución continua, pintados de nuevas posibilidades científicas que a su vez conllevan cuestiones espinosas de moral y ética – muchas personas quieren interrogar el pasado y buscar respuestas en la historia, en la esperanza de encontrar formas de continuación entre el pasado y el futuro. La fundación de Bogotá está íntimamente relacionada con la expedición del Adelantado Gonzalo Jiménez de Quesada, quien llegó al reino de los muiscas en el año 1538, proveniente de Santa Marta, de donde había emprendido un penoso recorrido en abril de 1536. Por disposición de Jiménez de Quesada se levantaron doce casas pajizas en honor de los Doce Apóstoles y una capilla en la que, ante el estandarte de Cristo crucificado traído por los conquistadores, usando cáliz y patena de plomo y revestidos con los ornamentos preparados por la tropa, el dominico Fray Domingo de las Casas y el clérigo Antón de Lezcámez celebraron la primera Misa en la fundación de Santafé el 6 de Agosto de 1538. Monumento fúnebre de Don Gonzalo Jiménez de Quesada, Fundador de la Ciudad. Mármol tallado y piedra. Siglo XX. Autor: Luis Alberto Acuña. Figura yacente del Mariscal don Gonzalo Jiménez de Quesada ataviado con traje nobiliario. En el sarcófago está grabado el epitafio latino que él mismo quiso para su sepulcro: Exspecto Resurrectionem Mortuorum: Espero la Resurrección de los muertos, y los respectivos escudos de armas. Don Gonzalo Jiménez de Quesada murió en Mariquita el 16 de febrero de 1579. Su albacea, el Deán Lope Clavijo, trajo sus despojos mortales a Bogotá.


34 GUÍA DEL PEREGRINO Reflexionemos sobre: ¿Qué les decimos a quienes visitan nuestras iglesias? ¿Cómo ayudarlos a mirar, más allá de la fascinación superficial, la belleza espiritual que comunican nuestros edificios y sus decoraciones? ¿Es posible interesar a los turistas, los cuales parecería que traen como objetivo el relax, la novedad y la diversión, en las cuestiones más profundas? Si es así, ¿Cómo podemos llamar su atención sobre nuestras obras de arte sin traicionar el significado más profundo de estas expresiones de fe vividas? En una época caracterizada por la cultura de las imágenes efímeras y por los intereses comerciales ¿No existe el riesgo de alterar la función original de los monumentos religiosos, reduciéndolos a productos de consumo? ¿Cuáles formas de colaboración externa pueden ayudar a formular una «estrategia»? ¿Podemos involucrar a los miembros de nuestras comunidades locales, culturalmente preparadas, en alguna forma de voluntario servicio de bienvenida y como guías? ¿Podemos preparar una futura generación de docentes, arqueólogos y críticos de arte «fervientes por el bien, que adoran al Señor en sus corazones» (1 Pe 3,13-15)?


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL

35


36 GUÍA DEL PEREGRINO

Beato Juan Pablo II 1920-2005 “Durante la peregrinación, procuren asumir nuevamente el espíritu de los antiguos peregrinos, valientes testigos de la fe cristiana”


SANTOS PATRONOS

37

UN PATRONO MUY ESPECIAL

Un patrono muy especial

¿Has tenido ocasión de visitar el lugar de la Basílica ¿Has tenido los ocasión visitarde el lugar de la Ba Vaticana, donde descansan restos de mortales Karol Wojtyla?donde En la larga fila para llegar hasta mortales allí oyes de Karo descansan los restos comentar a loslarga jóvenes algo parecido fila que paraesperan llegar hasta allí oyesa comentar a lo que cuenta el Evangelio de los dos de Emaús: “¿No esperan algo parecido a lo que cuenta el Evan ardía nuestro corazón mientras nos hablaba?”. Llegan ardía mientra ante la losa dede su Emaús: sepulcro,“¿No sueltan sus nuestro mochilascorazón y se losasin deprisa, su sepulcro, sueltan sus arrodillan, o seLlegan sientanante en ellasuelo a recordarle, a hablar con él, a rezar.o se sientan en el suelo sin prisa, a r arrodillan,

hablar con él, a rezar.

Los jóvenes se fían de él porque ven su vida, más allá de sus palabras; no ven a un líder político, sino a una especieLos de director espiritual queven su vi jóvenes se fían del de mundo, él porque no es de derechas ni de izquierdas, sino de arriba. de sus palabras; no ven a un líder político Ni esquemas ni etiquetas pueden definirle. Supo dar especie de director espiritual del mundo, respuestas concretas, personales, a las nuevas generaderechas de izquierdas, sino de arriba. ciones carentes de padres;ni suscitó un nuevo modelo, ni espiritualidad, etiquetas pueden dar respue no intimista, de de serdefinirle. cristiano Supo sin complejos ni ambigüedades, exigentemente, sin mepersonales, a las nuevas generaciones carente dias tintas ni concesiones; hizo entender la no dimensión suscitó un nuevo modelo, intimista, de espi pública y social de la fe. Perdonó y supo pedir perdón; ser cristiano sin complejos ni ambigüedades, e proclamó “el genio de la mujer” y la hipoteca social de sin medias tintas la propiedad privada. Enseñó quenisiconcesiones; la fe no se hacehizo entende pública que y social de laesfe. Perdonó cultura, se desvanece, la Iglesia joven y libre,y supo pedir más encarnada en la vida“el realgenio y sin moralismos despisproclamó de la mujer” y la hipoteca s tadores. Desdepropiedad que fue beatificado, el 1 de mayo de privada. Enseñó que si la fe no se h 2011, fiesta de la Divina Misericordia, sus restos mortase desvanece, que la Iglesia es joven y libre, m les descansan arriba, en la Basílica de San Pedro, entre la vida y sin moralismos despistadores. la capilla de laen Piedad, dereal Miguel Ángel –Totus tuus– y fue beatificado, el 1los deturistas mayo de 2011, fiesta de la capilla del Santísimo, ante la que pasan Misericordia, sus restos mortales descansan a de largo. Allí espera la resurrección de la carne


38 GUÍA DEL PEREGRINO

entre sus dos grandes amores: Jesucristo y María. Es, sin duda, su sitio aquí abajo. Vicario de Jesucristo, obispo de Roma, 263’ sucesor de Pedro, Sumo Pontífice de la Iglesia universal, Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano, siervo de los siervos de Dios: así resume la biografía oficial la vida de Juan Pablo II; nacido en Polonia el 18 de mayo de 1920, entre dos guerras mundiales; sacerdote desde 1946, obispo desde 1958, cardenal desde 1967, elegido Papa el 16 de octubre de 1978. Pero éstos son datos de una fría biografía oficial. Mucho más cálidos y cercanos son estos hechos: actor, deportista, obrero, poeta, escritor, profesor, polaco resistente al nazismo y vencedor del comunismo, globetrotter andariego a lo Teresa de Jesús, políglota, primer Papa eslavo de la Historia durante más de un determinante cuarto final del alucinante, maravilloso y paradójico siglo XX. Creó una nueva imagen, “made in Juan Pablo II”, de la Iglesia. Nunca antes de él Papa alguno había sufrido un atentado en la Plaza de San Pedro. Abierto al mundo, a las otras religiones, trabajador empedernido por la reunificación de los cristianos, signo de credibilidad. Sacó a la Iglesia de los “recintos sagrados”. Su opción decidida por el hombre no fue emotiva ni demagógica. Supo y quiso ir al centro de los problemas, sin esperar a que los problemas llegaran al centro de la Iglesia; intrépido e infatigable fustigador de toda dictadura; rendido servidor de la verdad, en y desde la libertad, para un mundo cansado de ideologías.


SANTOS PATRONOS

39

“La Iglesia del silencio, dijo, ha dejado de existir; habla por mi voz”. Definió a Europa “tierra de misión”. Heraldo del Evangelio y testigo de esperanza, sembró el Evangelio de la vida, el esplendor de la verdad. La nueva evangelización y la civilización del amor forman parte de la herencia que nos dejó. Fue esperanza de los jóvenes del mundo, hombre de Dios, enamorado de todo ser humano, de su inalienable dignidad como hijo de Dios, su mejor Encíclica fue el testimonio de su sufrimiento final. Suscitador de confianza, fascinante contagiador de certezas, sacerdote de Jesucristo, enamorado de María… y santo, o sea, perfecto en la caridad. Se le veía su intimidad con Dios. De ahí su paz interior y su buen humor, su humilde, pero nunca escondida, alegría contagiosa. Desde que pasó a la vida definitiva, el 3 de abril de 2005, sigue amando a la Iglesia y cuidando de ella desde el cielo. Eso significa, precisamente, ser Beato. ¿Te has detenido a pensar cuántas cosas hizo Juan Pablo II en la Iglesia por primera vez? Pues ahora, por primera vez en diez siglos, un Papa ha proclamado Beato a su inmediato predecesor: el Papa de la Misericordia, el de la auténtica revolución de los corazones. Juan Pablo II, el del “No tengáis miedo” y el del “Les aseguro que merece la pena dar la vida por Cristo”, cambió muchos corazones con su revolución verdadera, la del amor. Te lo dice a ti, a cada uno de ustedes, por su nombre y apellido: “No creas jamás en la verdad sin amor, ni en el amor sin verdad”.


Signum travel nace de el Congreso Mundial de Pastoral de Turismo y podriamos resumir la filosofia de este proyecto en los siguientes parrafos: Signum Travel entiende que los viajes son una manifestación de nuestro ser ´homo viator´y que al mismo tiempo son un reflejo de ese otro itinerario, más profundo y significativo, que estamos llamados a recorrer: el que nos conduce al encuentro con Dios.

SIGNUM TRAVEL. TURISMO QUE MARCA LA DIFERENCIA. Diseñamos viajes que brinden la posibilidad de admirar la belleza de los pueblos, de las culturas y de la naturaleza lo cual nos puede conducir a Dios, favoreciendo la experiencia de fe, «pues por la grandeza y hermosura de las criaturas se llega por analogía a contemplar a su creador» (Sb 13,5)”. El viaje ideal en vacaciones o en el tiempo libre, es un espacio privilegiado para la restauración física y espiritual, que posibilita el encuentro de personas diversas, y es ocasión de acercamiento a la naturaleza, favoreciendo por todo ello la escucha y la contemplación, la tolerancia y la paz, el diálogo y la armonía en medio de la diversidad. Buscamos desarrollar una cultura del turismo ético y responsable, de modo que llegue a ser respetuoso con la dignidad de las personas y de los pueblos, accesible a todos, justo, sostenible y ecológico. El disfrute del tiempo libre y las vacaciones periódicas son una oportunidad, así como un derecho.


FILOSOFÍA DE NUESTRA EMPRESA

41

Entendemos que muchas de las manifestaciones del patrimonio histórico-cultural religioso «son auténticos caminos hacia Dios, la Belleza suprema». Es importante cuidar la acogida y organizar las visitas turísticas siempre desde el respeto al lugar sagrado y a la función litúrgica para la que nacieron muchas de estas obras y que sigue siendo su destino primordial. Queremos acompañar acompañar a los viajeros en el disfrute de sus vacaciones y tiempo libre, de modo que sean de provecho para su crecimiento humano y espiritual. Éste es ciertamente «un tiempo oportuno para que el cuerpo se relaje y también para crecer en la relación personal con Cristo. Deseamos aprovechar las numerosas ocasiones que el turismo nos ofrece para presentar a Cristo como respuesta suprema a los interrogantes del hombre de hoy. Creemos que las personas, que viajan con nosotros para admirar la belleza de un poblado, iglesia o Santuario, saben que, en la vida de las personas, hay necesidad de algo más: aquella belleza estética no es suficiente, ni lo es la historia de los pueblos y de las naciones. Aquellos que entran en nuestras iglesias quieren escuchar algo más que simple historia y ver algo más que solo arte. Este es el requisito más legítimo ya sea del turista que del creyente de frente a una obra de arte: ver y escuchar algo «más». Más allá de los bellos muros en piedra, estamos llamados a revelar el verdadero templo, Jesucristo crucificado y resucitado. A través del patrimonio cultural de nuestros monumentos, debemos revelar una herencia espiritual, aquello que San Agustín definió como la


42 GUÍA DEL PEREGRINO

Signum travel nace de el Congreso Mundial de Pastoral de Turismo y podriamos resumir la filosofia de este proyecto en los siguientes parrafos: Signum Travel entiende que los viajes son una manifestación de nuestro ser ´homo viator´y que al mismo tiempo son un reflejo de ese otro itinerario, más profundo y significativo, que estamos llamados a recorrer: el que nos conduce al encuentro con Dios. Diseñamos viajes que brinden la posibilidad de admirar la belleza de los pueblos, de las culturas y de la naturaleza lo cual nos puede conducir a Dios, favoreciendo la experiencia de fe, «pues por la grandeza y hermosura de las criaturas se llega por analogía a contemplar a su creador» (Sb 13,5)”. El viaje ideal en vacaciones o en el tiempo libre, es un espacio privilegiado para la restauración física y espiritual, que posibilita el encuentro de personas diversas, y es ocasión de acercamiento a la naturaleza, favoreciendo por todo ello la escucha y la contemplación, la tolerancia y la paz, el diálogo y la armonía en medio de la diversidad. Buscamos desarrollar una cultura del turismo ético y responsable, de modo que llegue a ser respetuoso con la dignidad de las personas y de los pueblos, accesible a todos, justo, sostenible y ecológico. El disfrute del tiempo libre y las vacaciones periódicas son una oportunidad, así como un derecho. Entendemos que muchas de las manifestaciones del patrimonio histórico-cultural religioso «son auténticos caminos hacia Dios, la Belleza suprema». Es importan-


BOGOTÁ. SIGNUM.TRAVEL

43

te cuidar la acogida y organizar las visitas turísticas siempre desde el respeto al lugar sagrado y a la función litúrgica para la que nacieron muchas de estas obras y que sigue siendo su destino primordial. Queremos acompañar acompañar a los viajeros en el disfrute de sus vacaciones y tiempo libre, de modo que sean de provecho para su crecimiento humano y espiritual. Éste es ciertamente «un tiempo oportuno para que el cuerpo se relaje y también para crecer en la relación personal con Cristo. Deseamos aprovechar las numerosas ocasiones que el turismo nos ofrece para presentar a Cristo como respuesta suprema a los interrogantes del hombre de hoy. Creemos que las personas, que viajan con nosotros para admirar la belleza de un poblado, iglesia o Santuario, saben que, en la vida de las personas, hay necesidad de algo más: aquella belleza estética no es suficiente, ni lo es la historia de los pueblos y de las naciones. Aquellos que entran en nuestras iglesias quieren escuchar algo más que simple historia y ver algo más que solo arte. Este es el requisito más legítimo ya sea del turista que del creyente de frente a una obra de arte: ver y escuchar algo «más». Más allá de los bellos muros en piedra, estamos llamados a revelar el verdadero templo, Jesucristo crucificado y resucitado. A través del patrimonio cultural de nuestros monumentos, debemos revelar una herencia espiritual, aquello que San Agustín definió como la «belleza siempre antigua y siempre nueva» en el mismo hombre, que el hombre busca incansablemente: belleza que invita, ilumina, embriaga al hombre, llenándolo de su paz».


44 GUÍA DEL PEREGRINO

OTRAS EXPERIENCIAS SIGNUM TRAVEL: - Nuestra Señora de Chiquinquira, Boyacá. - Catedral de Sal de Zipaquirá, Cundinamarca. - La Bogotá Católica. Centro Histórico. - Bojacá, Cundinamarca. - Nuestra Señora Llave Espiritual de la Fe, Jardín del Jordan en Pereira. - Señor de los Milagros, Buga. - Nuestra Señora de las Lajas. Ipiales. - Semana de vacaciones para jóvenes. - Fin de semana para matrimonios. ITINERARIOS INTERNACIONALES - Jornada Mundial de la Juventud. Rio 2013, Brasil. - Virgen de Guadalupe, México. - Camino de Santiago, España - Fátima, Paris y Roma. Santuarios Marianos. - Santuario de la Divina Misericordia, Częstochowa Maximiliano Kolbe y Ruta de Juan Pablo II. Polonia - Experiencia monástica. TAIZE. - Ruta de los monasterios. Cuernavaca.


Guia del Peregrino. Bogotá.