Page 1


Edward St. John Gorey nació en Chicago el 25 de febrero de 1925. Desde niño fué un prodigio, aprendió a leer a los 3 años y a los 5 años ya había leído ss dos libros predilectos: Alician en el país de las maravillas y Drácula. Fúe un apasionado de las novelas de Agatha Christie. Se ganó la reputación de “excentrico” debido a que tenía la afición de confeccionar muñecas de trapo y luego abandonarlas en el interior del primer coche que se encontrara en su camino acompañadas de notas misteriosas.


Se trasladó a Nueva York, donde fue contratado como director artístico de la línea de libros de tapa blanda de la editorial Doubleday, para la que trabajó siete años diseñando portadas muy llamativas con ilustraciones y rótulos. Fundo su propia editorial, Fantod Press, y vendía él mismo los libros directamente a las librerías. Su primera mini-novela, El arpa no encordada la hizó en 1953, seguida de otras como El desván del listado,El huésped incierto y La lección práctica.


Luego trabajo como editor y director artístico de la colección Looking Glass, perteneciente al emporio Random House, para la que editó The Haunted Looking Glass (El cristal encantado, 1959) Esta colección le dió la oportunidad de publicar su primer libro en color: El libro de los bichos (The Bug Book, 1960), tuvo una distribución masiva. La poderosa Simon & Schuster, se interesaba por una de sus obras. Así, en 1963 apareció su obra más recordada, Los pequeñines macabros , recogida junto a El Dios Insecto (The Insect God) y El ala oeste (The West Wing) en un sólo libro editado por Simon & Schuster: The Vinegar Works


Otras obras como,El bebé bestial , 1962, la historia de un bebé tan desgradable que lleva a sus padres a intentar librarse de él por todos los medios, y La niña desdichada , 1961. Lo cierto es que una de las constantes temáticas de Gorey es la repetida invocación de la infancia como fuente de nostalgia, aventura o muerte. Gorey no consiguió acceder al gran público hasta que en 1972 la editorial Putnam publicó la antología Amphigorey, cuyo enorme éxito propició la aparición posterior de otros dos excelentes recopilatorios: Amphigorey también y Amphigorey además.


Su labor creativa en Drácula le dió un premio Tony y muchos nuevos encargos, como trabajos de ilustración para revistas como Squire, Harper’s, TV Guide, Sports Illustrated, Vogue, National Lampoon, The New York Review of Books, The New Yorker y Playboy, entre muchas otras, y una cortinilla animada de presentación para la serie Mystery!, del canal PBS, que permanecería en antena veinte años y en la que pudo reflejar su fascinación por la obra de Agatha Christie.


La repercusión real de la obra de Edward Gorey en la actualidad es difícil de calibrar, pero hay una cosa que desde luego sí podemos decir, y es el haber combinado con éxito por primera vez en la historia de la narrativa gráfica una visión clínica y nada romantizada de la infancia con una utilización completamente amoral del concepto de la muerte.


“ Es poesía y veneno ” Edmund Wilson


Leer a Gorey, es reir frente al desprecio.


Eduard Gorey 1925-2000

Eduard Gorey  

Biografía y muestra de trabajos

Eduard Gorey  

Biografía y muestra de trabajos

Advertisement