Page 1


REVISTA DE TLAXCALA

AÑO XI

Junio 2018

No. 125

Editorial

Portada: Federíco Ríos Macías

DIRECTORA GENERAL Marisol Fernández Muñoz DIRECTOR EDITORIAL Carlos Avendaño Flores COORDINADOR DE REDACCIÓN Yassir Zárate Méndez DISEÑO GRÁFICO Y PUBLICIDAD Arturo Vázquez Muñoz FOTOGRAFÍA Federico Ríos Macías SUSCRIPCIONES Alejandro Fernández Muñoz COLABORADORES Juanita Aguilera Dalia Sánchez Dávila Adriana Zenteno Pérez Miguel Ángel Hernández Gutiérrez Gabriel Maggi Aguilera

Momento ahora o nunca. Revista mensual, Junio 2018. Editor responsable: Marisol Fernández Muñoz. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04 2009–021117565 700–102. Número de Certificado de Licitud de Título: (en trámite). Número de Certificado de Licitud de Contenido: (en trámite). Domicilio de la publicación: 16 de septiembre No. 200 Altos 3 C.P. 90300, Apizaco, Tlaxcala. Tel: (241) 418 3258 www.revistamomento.com.mx Distribución: Revista de Tlaxcala S.A. de C.V. 16 de septiembre No. 200 Altos 3 C.P. 90300, Apizaco, Tlaxcala. revista.momento.tlx@gmail.com Imprenta: IMPRESORA Y EDITORA INFAGON: Calle de la Alcaicería No. 8. Col. Zona Norte Central de Abastos C.P. 09040 México D.F. www.infagon.com.mx

C

ada edición tiene su propio encanto. A diferencia de otros meses, junio es especial por una sola razón: a 10 años de surgir como la única publicación de contenido, Revista Momento da un siguiente paso para seguir creciendo, ahora a través de Facebook Live con entrevistas, género que nos ha permitido obtener siete premios estatales de periodismo. Sin dejar a un lado nuestra línea editorial, nos embarcamos en esta empresa para expandir nuestras opciones, convencidos por la necesidad de generar información que nutra y contribuya a tener una sociedad mejor informada. Derivado de esto, damos paso a la era digital con entrevistas de personajes de Tlaxcala. Y a propósito de lo que tenemos este mes, pues empezamos con Inés Carmona Degante, una mujer que sin querer se encontró en su camino con la grana cochinilla, un insecto que nuestros antepasados utilizaban como tinte natural. Hoy en día, doña Inés es la única productora de la grana cochinilla en Tlaxcala, actividad que realiza con mucho entusiasmo desde muy temprano, y que si por ella fuera se extendería por el resto del día. ¿Quién no ha tomado un café en Los Portales de Tlaxcala? Y si me lo permiten, hace 25 años era un lujo estar ahí en el centro de la capital, tomando una bebida, no se diga comer o desayunar. Se trataba de un privilegio que pocos tenían. La marca de Los Portales tiene toda una vida, y don Memo, como lo conocen sus amigos y clientes, nos comparte con nostalgia cómo se inició en esa travesía. La pasión futbolera hace días que ya empezó, y a partir de mediados de este mes tendrá su cenit; además, la contienda electoral llegará a la recta final. ¿Quién ganará?.

Marisol Fernández Muñoz


Síguenos en: /RevistaMomentoAhoraoNunca @MomentoRevista

Contenido Entrevista El incansable trabajo de Inés con los nopales

8

Los Portales, embajadores de la comida y la cultura tlaxcaltecas

18

Reportaje Tlaxcala ha diversificado la exportación de productos de manufactura

26

Artículo Consumo, necesidad y pobreza

34

Panorama del agua en Tlaxcala hacia el año 2100

38

Otra forma de decir arte: futbol

40

Ángeles

42

Ser padre es como ser hincha en el fútbol

44

El hombre y la evolución de los alimentos

46

El cantar de las palabras

48

Palabras Que Ensamblan

50

Receta Mermelada de capulín

54


Entrevista

8


Entrevista

El incansable trabajo de

Inés con los nopales Mientras pueda uno, hay que morirse de cansado y no de enfermo José Carlos Avendaño Flores

I

Fotografía: Federíco Ríos Macías

ncansable. Este es el adjetivo que mejor describe a Inés Carmona Degante, una mujer que a sus 70 años de edad encabeza un grupo de 10 mujeres que produce grana cochinilla en la comunidad de Toluca de Guadalupe, municipio de Terrenate. Esta localidad está a 2 mil 640 metros de altitud y la mayoría de la población se dedica a las labores del campo. Casi en la zona limítrofe con el municipio de Lázaro Cárdenas, aún en Toluca de Guadalupe, en medio del llano hay 5 hectáreas plantadas de nopal y en medio un invernadero de mil 800 metros cuadrados, en el que se produce la grana cochinilla, uno de los pocos lugares en el país donde se realiza esta actividad. La cochinilla (Dactylopius coccus) es un insecto hemíptero parásito de plantas, perteneciente a la familia Dactylopidae, cuyo huésped son los nopales o tunas (Opuntia). Se le conoce también con el nombre cochinilla del carmín, grana cochinilla, cochinilla grana y nocheztli. La grana cochinilla es un insecto que se reproduce en las pencas de nopal y del que se obtiene un extracto de color rojo natural o carmesí, que al ser mezclado con ácidos (como el jugo de limón) da otros tonos de rojo, pero al combinarse con los alcalinos cambia a morado. En México se ha usado con gran im-

portancia dentro del ámbito prehispánico y colonial. En la cultura prehispánica, la grana era sumamente cotizada por los pobladores y se utilizaba para teñir objetos diversos: alimentos, plumas, madera, textiles, algodón, piedras, tajes, viviendas y se usaba también como tintas para códices. El extracto de cochinilla probablemente es el colorante natural con mejores características tecnológicas, pero se utiliza cada vez menos debido a su alto precio. Sus aplicaciones son diversas, un ejemplo es la industria de alimentos: mermelada, yogur, helados y bebidas con un color rojo muy agradable; también ofrece perspectivas de aprovechamiento en la industria cosmética, textil y farmacéutica. En el libro Historia Antigua de México, Francisco Javier Clavijero afirma que la cochinilla necesitaba de mayor cuidado que los gusanos de seda. La lluvia, el frío y los vientos la dañaban; los pájaros, ratones y orugas la devoraban, por lo que era necesario tener siempre muy limpios los plantíos de nopales o tunas. A efecto de conocer sobre la producción de grana en Tlaxcala, Inés espera al equipo de Momento en la puerta de su hogar en Toluca de Guadalupe para guiarnos hasta el invernadero sobre la carretera a Lázaro Cárdenas y posteriormente desviarse en un camino lodoso por 9


Entrevista

Encabeza un grupo de 10 mujeres que se dedica a la producción de grana cochinilla en Toluca de Guadalupe las lluvias hasta internarse entre el llano y detenerse enfrente del bello paisaje que representa el plantío de nopales. En este sitio se siente y respira el aire frío característico de la región norte del estado de Tlaxcala. Tras relatar que la inseguridad también ha llegado hasta este punto del estado, Inés explica que en su caso han tenido que tomar sus previsiones y nos guía hasta el interior del invernadero, donde de entrada el clima es totalmente opuesto al del exterior y quedan a la vista varias nopalotecas (estructuras a base de fierro y alambre) que contienen miles de nopales debidamente clasificados por secciones. En el invernadero, se aprecian áreas con nopales que tienen las leyendas “Receptora” e “Infestadora” 10

de manera intercalada, mientras que en otras hay grana cochinilla ya lista para su venta. Inés Carmona nació el 28 de enero de 1948 y desde hace 18 años se dedica a producir la grana cochinilla, relata esta mujer de cabello corto que si bien ya pinta canas, su cuerpo tiene energía para andar de un lado al otro del invernadero supervisando cada detalle. “La grana cochinilla es un insecto que se alimenta del nopal, para algunas personas puede ser una plaga, pero para nosotros es un producto benéfico. La grana cochinilla tiene un colorante que es natural, no tiene sabor, pero sus propiedades son muchas, se utiliza en la industria de los cosméticos, de los alimentos, para teñir y para pintu-

ras”, relata doña Inés, quien concede la entrevista de pie en el interior del invernadero. Refiere que solo estudió hasta tercer grado de primaria y a los 14 años de edad se fue a la Ciudad de México a trabajar durante seis años, porque “nunca me llamó la atención la ciudad, ni siquiera Apizaco, porque todos en mi familia somos de campo, he vivido en el pueblo, tuve una carnicería y la dejé para involucrarme en la grana. Explica que técnicos del gobierno le sugerían que utilizara las instalaciones para criar animales, pero le llamó la atención la grana por lo desconocido y porque se alimenta del nopal que es una planta muy dócil. Recuerda muy poco lo que hacía en su infancia en Toluca de Guadalupe, pero sí tiene cierto que nunca tuvo malos ejemplos de sus padres: “Siempre fuimos una familia unida y


Entrevista

lo seguimos siendo”. Sus padres fueron Bernardo Carmona Leal y María Degante Hernández, ambos trabajaron el campo para producir maíz, haba, cebada y trigo, que es lo que se daba en esos tiempos y casi no utilizaban abonos químicos como ahora. Tiene cinco hermanos –cuatro hombres y una mujer– y “también son de campo”. Inés no se casó, pero tiene dos hijas, ambas son amas de casa. “Ser trabajadora es un vicio que tengo, mis yernos dicen que es un vicio el que tengo”. La carnicería la dejó porque es muy pesado y estresante ese trabajo, “hay que levantarse muy temprano, batallar con los animales, hacerles limpieza del diario, cargar bultos pesados para la comida; en cambio, cuando me involucré en esto, baja mucho el peso, los nopales son muy fáciles de manejar y me divierto con ellos”, refiere. En las plantaciones de nopal tra-

bajan hombres y dentro del invernadero son mujeres las encargadas del proceso productivo de la grana cochinilla. –¿Quién le sugirió que produjera grana cochinilla?

–En la comunidad hay una nave abandonada que hace mucho tiempo ocupó una empresa. Pasé por ahí, me llamó la atención y la solicité a la comunidad. Me dieron permiso de utilizarla, nos juntamos unas 10 señoras e hicimos algunos trabajos ahí. El comisionado de ese tiempo no tenía en qué ocupar a las personas que venían de Tlaxcala para trabajar con él, entonces nos los mandaba a nosotras y fue ahí donde ellos, los ingenieros, nos sugirieron que tomáramos un curso de grana. En algún momento pensé que eran unos animales como los marranos, pero no. Al doctor (no recuerda su nombre en el momento de la entrevista) le llamó mucho la atención de que le

dedicaba mucho tiempo a la grana porque le gustaba. Así, le buscaba apoyo con las instituciones, pero el proyecto todavía no estaba bien armado cuando se murió al año de iniciada esta actividad, posteriormente falleció el ingeniero que la contactó con el doctor y de ahí “se vino todo para abajo, hasta que volvió a encontrar personas que la guiaran”. Entre esas personas cita a Rosalía Peredo Aguilar –en ese entonces directora del Fondo Macro para el Desarrollo Integral de Tlaxcala (Fomtlax)– y Vicente Castellanos Villa –en ese tiempo titular de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa). “Esto inicia con apoyos que tenía el DIF, fue el primero que nos apoyó con mil 50 nopales y 200 gramos de grana, de ahí hicimos la revolución, no dejamos perder los nopales ni el insecto. No producimos todavía lo que podemos trabajar porque se nos han atravesado muchas cosas. El módulo es una réplica de uno que hay en Morelos, pero Morelos tiene una temperatura y Tlaxcala tiene otra, pero durante seis años no funcionó el plástico, el invernadero sí, pero el plástico no”, explica. Agrega que el año pasado sus yernos decidieron cambiar la cubierta del invernadero y es que empieza a mejorar la producción en este espacio de mil 800 metros cuadrados. En el exterior, tres hectáreas requieren de la renovación de nopal y dos hectáreas más tienen nopal nuevo. Inés Carmona detalla cómo es el proceso para producir grana cochinilla: se inicia afuera con la plantación del nopal, se le dan sus cuidados y cuando ya tiene ocho o nueve meses, se corta y se mete a la bodega. Se cepilla para que no tenga impurezas ni grana silvestre, de ahí se colocan para que la grana les vaya cayendo, al tercer día se les pone un gancho, se cuelgan y ahí se quedan durante tres meses, a lo que se suman 15 días para el periodo de deshidratación. 11


Entrevista

Después se cambia el nopal de espacio para tenerlo un mes y cuando termina de “dar lo que tenía que dar”, se separa la grana con unos cepillos en una caja de plástico y se van a los arneros, donde se pone la grana, se va moviendo hasta deshidratarla completamente, se lava y ya está lista para su venta a la empresa Altecsa, que está en Huamantla. La grana, cuando ya está bien deshidratada, parece una lenteja muy suave y al molerla de manera rústica con el molcajete o metate, queda un polvo con el color del betabel y se le puede dar uso variado, ya sea en alimentos, pinturas, cosméticos o textiles. La grana la venden por kilo.

–¿Es rentable producir grana cochinilla?

–Si se le da valor agregado, sí. Este módulo lo trabajo de manera artesanal, ya que para tenerlo al 100 por ciento necesitamos maquinaria para bajar la grana, otra máquina para cepillarlo y una deshidratadora, pero para todo ello también requerimos de energía eléctrica porque la red aún no llega hasta esta zona. –¿Cuántos productores de grana hay en Tlaxcala?

–Sí ha habido otros productores, pero le han tenido miedo y han dejado este trabajo. Hasta ahorita nada más nosotros estamos en esto. –¿Usted por qué no ha tenido miedo?

–Será porque no tengo quehacer y para que no me encierren en la casa, mejor me vengo para acá. “Llego al invernadero a las 8 de la mañana, tomo temperatura, veo cómo está el velador, abro ventanas, checo lo que dejan a veces tirado y empiezo a acomodar los nopales para que vuelva a haber nueva infestación o me pongo a bajar lo que ya está listo. Tengo que trabajar unos 500 o 600 nopales diarios, siempre hay trabajo aquí. Si por mí fuera me quedo todo el día, pero mis hijas y mis yernos no quieren que trabaje más tiempo, me vigilan y eso me desagrada porque ya no hago todo lo que tengo que hacer. Me lle12


Entrevista

Optó por ser madre soltera; no puede uno estar comiendo carne con lágrimas, hay que comer frijoles pero a gusto

van a las tres de la tarde y cuando no vienen me quedo hasta las seis de la tarde”. –Supongo que le tiene un cariño muy especial a los nopales.

–A veces me da la impresión que hasta me entienden, porque vengo y veo que ya me están ganando, les digo espérense, denme tiempo y sí parece que me entienden porque me da tiempo hacer todo. –¿Qué significado tiene para usted el nopal?

–Antes no me gustaban. Cuando me fui a trabajar a México como sirvienta, recuerdo que una persona me sirvió un plato de nopales y que me atrevo a decirle que no me gustaban. Que me regaña, que me dice si yo, que soy tu patrona, como nopales, tú por qué no vas a comer nopales; no me gustaban los nopales ni las calabazas. Ahora veo un nopal, pues mis respetos. “Cuando veo un nopal siento mucho gusto, ando recogiendo todos los que veo tirados de modo de que no se maltraten, esto me ha permitido ver que hay diferentes variedades de nopal. Aquí trabajamos siete variedades y a todas les gustan los insectos, aunque hay muchísimas”. –¿Hasta dónde piensa llegar con esta empresa de la grana cochinilla?

–Yo les digo a las personas que vienen que si nos van ayudar que le apuren, porque quién sabe si me dé tiempo verlo realizado, yo qué más quisiera ver realizado este proyecto, que sea una empresa de trabajo. De por sí a las familias de todas las socias se les está considerando, las so-

cias tienen niños y no pueden estar aquí siempre, pero toda su familia es la que está trabajando aquí. Son 10 socias. El deseo de Inés Carmona es que este invernadero opere al 100 por ciento, “por lo menos que tengamos energía eléctrica, seguridad, la maquinaria necesaria para que el trabajo no sea tan pesado, porque a la larga no vamos a aguantar nada más así, es mucho trabajo”. –¿Cómo le hace para tener tanta energía a su edad?

–Yo creo que Dios me ha visto con ojos de misericordia, porque yo cuando no trabajo me siento muy mal. Veo a tantísimas personas que están enfermas, yo gracias a Dios estoy bien, por lo menos voy y vengo. En las tardes, después de acudir al invernadero, “me escapo y me salgo de casa, vivo con uno de los yernos, pero tengo un lugarcito mío, entonces me salgo y me voy para allá, voy con mi hermana o llevo a los nietos a alguna parte, el caso es no quedarme sin hacer nada, porque me siento mal. Estar en un lugar a donde tenga un patio y respire yo, es algo que me gusta”. A ella le agrada escuchar la radio, la música clásica o la muy movida pero bonita. No ve la televisión porque “pasan muchas cosas feas, puros secuestros, puras matazones, las noticias pasan muchas cosas de eso, los noticiarios extranjeros pasan cosas diferentes, pero Televisa y TV Azteca puras matazones”.

–¿Qué mensaje les envía a las mujeres que dicen que no hay oportunidades de salir adelante y a las que son víctimas de violencia?

–Uno mismo es la única responsable de cómo quiere ser uno, qué quiere ser uno para vivir o qué ejemplo les va a dar uno a los hijos. Yo tengo dos hijas, he escuchado pláticas de algunas mujeres que dicen que si dejan al señor qué van a decir mis hijos, pues los hijos van a decir lo que van a ver. “Mis hijas siempre me echan en cara que nunca les di tiempo para que fueran a fiestas o anduvieran de vecinderas a las 10 u 11 de la noche, siempre estuvieron trabajando. Para estas personas que se dejan que las humillen y que las arrastren, ellas quieren vivir así, porque si no quisieran vivir así, se dan la vuelta y hacen cosas buenas”, agrega. –¿En su caso por qué fue madre soltera?

–Porque le gustaban mucho las mujeres (al padre de sus hijas) y decía que no tenía tiempo para mí, perfecto, no hay nada que hacer contigo. Imagínese usted, no puede uno estar comiendo carne con lágrimas, hay que comer frijoles pero a gusto. Inés fue madre a los 20 años de edad y le dio la vuelta por completo a su situación, “hice de cuenta que todo lo que viví atrás no existía ya, que lo que venía era lo que tenía que hacer y sí, hasta la fecha lo sigo haciendo. “Uno de mis yernos me dice que lo que estoy viviendo en un vicio, es un vicio el trabajo y no me pueden controlar, pero yo digo que mientras pueda uno hay que morirse de cansado y no de enfermo”. Después de no conocer nada sobre la grana cochinilla y de varios años de trabajo, Inés asevera que este trabajo merece respeto porque “ya tenemos invernadero, guantes, botas, imagínese cómo la gente de antes la trabajaba, porque cuando llegan los españoles, los indios la están trabajando, le mandan decir al rey lo que están haciendo los indios y el rey les dice que vean qué es y 13


Entrevista

para qué sirve. Cuando descubren qué es, pues se la llevan para España, la utilizan para teñir las capas de los soldados y de los reyes, así empieza a regarse por Europa”. La importancia de la grana la conoció hasta los cinco años de trabajarla, pues en un inicio la producción la tenía como un pasatiempo, pero cuando Rosalía Peredo le consigue un libro sobre qué es la grana y para qué sirve, “solo me bastó saber que la grana compitió con el oro y la plata”. –¿Entonces la grana para usted es como el oro y la plata?

–Pues sí, es un gran tesoro por la historia que tiene, las propiedades que tiene, para lo que se utiliza. –¿Dejaría de producir grana por otra actividad?

–Eso me lo proponían los ingenieros cuando estaba en el vivero del pueblo. En ese tiempo tenía 50 años y les respondí que a mi edad cuándo iba aprender hacer algo bien, si cada vez que fuera una persona me iba a decir que hiciera algo diferente, entonces cuándo iba aprender hacer algo que vale la pena, yo dije esto y 14

aunque a ustedes no les guste. Otro aspecto que le llama la atención es que ya tiene sus nopalotecas, ya tiene una presentación el invernadero, pues en la población el invernadero estaba armado con pedazos de ramas y hules, pero la gente salía fascinada de lo que veía. –¿Qué le ha sorprendido de este proceso de producción?

–Lo que me ha sorprendido es que a pesar de que tiene muchísima historia, no es tan conocida la grana cochinilla. Confía que con la difusión que hacen los medios de comunicación y la labor de promoción de las dependencias de gobierno, se le ponga más atención a la grana. Para cerrar la entrevista, Inés sentencia que debe cuidar esta empresa y por eso se interesa en asistir a encuentros con personas que se dedican a esta actividad, a través de la vinculación de la Sefoa y de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Sin embargo, indica que son po-

cas personas las que se dedican a esta actividad en el país, pues “ahorita nada más tenemos presentes dos, uno en Guanajuato, otro en Zacatecas y nosotros, aunque hay otros productores pequeños, pero no alcanza para abastecer la demanda en México, así que las grandes empresas la importan de Perú, porque dicen que allá la grana se da como aquí los nopales afuera, no necesita protección, se da a cielo abierto”. Y es que en el invernadero la temperatura promedio es de 38 grados en esta época de primavera, pero en invierno la humedad llega a 80 o 90 por ciento y también la soporta. Concluye con una invitación para regresar a este lugar, “pero sin que los sigan los maleantes, sí le tengo miedo a que nos den un susto”. También pide a artistas y artesanos que utilizan la grana cochinilla en sus obras que le ayuden a hacer un muestrario de la utilidad de este producto, con la finalidad de que tenga qué exhibir cuando asiste a encuentros o expo–ventas en diferentes puntos del país.


Guía de Café VELVET Evoka Cocina del Valle de Tlaxcala Calle 2 de Abril, No. 1022, centro, Apizaco, Tlax. Tel. (241) 113 19 49 /paco.molina Restaurant, Café Bar Ixkallí Comida Tlaxcalteca Antonio Díaz Varela No. 17, 2do. Piso, Santa Ana Chiautempan Tel. (246) 189 19 73 /Ixkallí Restaurante El Checo Salmón Zarandeado 16 de Septiembre, No. 516, Col. San Isidro, Apizaco, Tlax. Tel. (241) 41 7 27 54 La Cima Cocina tradicionalmente contemporánea Francisco I. Madero, No. 2301, Col. El Carmen, Apizaco, Tlax. Tel. (241) 41 7 46 38 @LaCimaApizaco /LaCimaApizaco foursquare.com/lacimadelsabor

Cafetería Alex Menú diario y a la carta Av. Universidad No. 210 La Loma Xicohténcatl, Tlaxcala Tel. (246) 46 6 13 27 La 3ra Ronda Comida Rústica Av. 1ro Mayo, Centro, Tlaxcala, Tlax. Tel. (246) 46 6 66 30 3aRondaTlax Poz-Olé! ® El lugar del verdadero pozole POZOLERÍA Matriz Blvd. Guillermo Valle No. 86-A, Col.Centro, Tlaxcala, Tlax. Tel: (246) 46 2 10 54 Sucursal La Loma Av. Ocotelulco No.51,. (a un costado del Blvd. del Maestro) Col. San Isidro, Tlaxcala, Tlax. Tel: (246) 46 6 2332 Sucursal La Loma Bonita Av. Arquitecto No. 51-A, Tel. (246) 46 6 39 54 www.poz-olé.com /poz-olé

Restaurante El Mesón de Alfonso Comida regional Emilio Sánchez Piedras, No.104, Apizaco, Tlax. Tel. (241) 41 7 19 54 hotelrestaurante.mesondealfonso@gmail.com Fonda Las Capuchinas “Del cielo a tu boca” Comida Regional Calle 25, No. 102, La Loma Xicohténcatl, Tlaxcala, Tlax Tel. (246) 113 74 57 Horario 8:00 am a 18 Hrs. Crepería Ubuntu Crepas & café Benito Juárez No.8, Col. Centro San Cosme Xaloztoc, Tlax. Tel. (241) 4131066 /creperiaubuntu www.creperiaubuntu.com info@creperiaubuntu.com Restaurant-Bar El Tapeo Bar de Tapas Av. Hidalgo No. 213-C, Apizaco, Tlax Tel. (241) 41 7 8465 El Tapeo Texcalla café Un lugar de encanto y magia . Disfruta el mejor café. En el zócalo San Pablo Apetatitlán /Texcalla cafetería texcalla@gmail.com Restaurant Bar La Cabaña Comida Típica regional Km. 10, Carr. Perimetral s/n, Interior del Centro Vacacional Malintzi San José Teacalco, Tlax. Cel. (044) 241 1003995 Tel. 241 41 09361 Todos los días abrimos 8:00 a 22:00 Hrs.

Restaurante Bar Gusto Uruguayo

El Cordero Feliz Preparacion y venta de barbacoa artesanal Av. Domingo Arenas s/n José Mariá Morelos , Buenavista, Tlaxco, Tlaxcala Cel. (044) 241 105 56 38 Cel. (044) 241 41 142 98 Face El Cordero Feliz El_cordero_feliz@hotmail.com La Casona de Don Agustin Espinazo al pulque, requesón horneado, pastel de Huitlacoche y pechuga rellena con requesón. Plaza principal No. 7, Centro, Tlaxco, Tlax. (a un costado del parque principal) La Casona de Don Agustin Restaurante Tlaxco @lacasonadedonagustin lacasonadedonagustin Restaurante El Mirador Pollo Tocatlán, Pollo Calpulalpan Av. Guerrero No 58, Col. Centro Tlaxcala. Horarios 7:00 a 20:00 horas de Lunes a Domingo Hotel de La Loma @HotelLoma  www.hoteldelaloma.com.mx Restaurant & Posada Portal Jardin Cocina tradicional, Cantina & Café Platillos de temporada Especialidad “Chamorro al Pulque” Benito Juárez No. 6, Centro, Tlaxco, Tlax. Tel. (241) 49 605 35 Cel. (044) 241 121 26 22 tlaxcoportaljardin@hotmail.com Restaurante el Farallón Mojarra viva al gusto Juárez Norte No. 42, Centro, Huamantla, Tlax Tel. (045) 247 101 58 52 el farallon mariscos bar


Restaurantes Restaurant Bar Malintzi Especialidad: Escamoles y salsa de chinicuiles Carretera México – Veracruz Km. 128+100 Tlacotepec, Xaloztoc Tlaxcala Tel: (241) 41 3 14 70 y 241 140 18 03 restaurantbarmalintzi@gmail. com /malintzi.apizaco Restaurante Bar Gusto uruguayo Cortes, Choripán, Vino Parque Juárez No. 10, Centro, Huamantla, Tlax Tel. 01 (247) 47 2 0239 gustouruguayo@hotmail.com /gusto.uruguayo.7 Restaurante La Plazuela Con el rico sazón de la abuela Hidalgo poniente No. 404, Huamantla, Tlax. Tel: (247) 47 2 09 64 La Plazuela Grupo la Piccola Italia Independencia No. 6, Centro, Santa Ana Chiautempan, Tlax. Tel. (246) 46 49448 (246) 1119607 Sucursal: Carr. Mena-Huamantla s/n, Cd. Industrial I, Tetla, Tlax. Tel. (241) 41 2 70 21 /La Piccola Italia Tlaxcala Restaurante Tlaxcalli Gastronomía tradicional de Tlaxcala Av. Emilio Sánchez Piedras No.1 Col. centro Tlaxcala, Tlax. Horario: 9:00 am a 20:00 Hrs. /Restaurante Tlaxcalli @SazonTlaxcalli Tel. (246) 46 6 19 22 Restaurante.Tlaxcalli@gmail. com

La tienda de Don Mariano Cafetería y restaurante de comida local, deliciosa y sana Independencia Nacional No. 14. Col. Centro. Tlaxco, Tlaxcala. Tel: (241) 49 6 16 90 La tienda de Don Mariano

Restaurante, Café, Bar Terranova

Video Bar CHELITA “LOS CONTENEDORES” Cerveza Artesanal Leonarda Gómez Blanco No. 72 La Candelaria, Teotlalpan, Totolac, Tlax. Tel: (246) 46 2 81 16 los contenedores

Cafe VELVET Cafe y Pastel Velvet Francisco I. Madero, Número 701 centro, Apizaco, Tlaxcala Tel: 241 688 34 39 / Cafe Velvet

Restaurante Nopalito Nopal en sus diferentes especialidades Calle Guadalupe No. 1, Ocotla, Tlaxcala. Tlax. Tel. (246) 46 2 0542 Restaurantenopalito tlax

Hotel Alifer Morelos No. 11 Centro, Tlaxcala, Tlax. Tel: (246) 46 25678 www.hotelalifer.com.mx /AliferHotelAlifer halifer@prodigy.net.mx

Restaurante Amor de mis amores Comida Mexicana Cuauhtémoc No. 2908, Col. Fatima, Apizaco, Tlax Tel. (241) 41 7 53 87 /amor de mis amores retaurante

Hotel El Refugio Revolución # 4, La Trinidad Chimalpa, Tlaxcala, Tlax. Tel. (246) 46 2 24 91 Cel. (044) 246 102 24 56 hotelrefugio.tlax@hotmail.com Hotel El Refugio Hotel El Refugio

Centro Ecoturístico Tepeyololco Calzada de los Alcanfores S/N Col. Ocotitla, Tetla, Tlax. Cel: (044) 241 117 65 11 www.tepeyololco.com tepeyololcoce@gmail.com Tepeyololco Centro Ecoturístico Tlax

Mandinga Restaurante Terraza & Jardín Comida del mar Porfirio Díaz, No. 10, Planta Alta, Centro, Tlaxcala Tel. (246) 46 2 14 92 246 110 54 30 / Mariscos bar mandinga Restaurante Café Bar Terranova Desayunos y cortes americanos Carretera Sta Ana - Apizaco, San Pablo Apetatitlán esq. Manuel doblado No. 3, Apetatitlan, Tlaxcala /terranovatlaxcala Tel: (246) 46 4 91 11

Restaurante Nopalito


Entrevista

Los Portales, embajadores de la comida y la cultura tlaxcaltecas Yassir Zárate Méndez

E

Fotografía: Federíco Ríos Macías

l restaurante Los Portales es toda una tradición en el Centro Histórico de la ciudad de Tlaxcala. Fundado el 15 de marzo de 1985, en estos más de 33 años sólo ha cerrado un par de días. Momento charló con Guillermo Castillo Flores, fundador de este emblemático establecimiento, que se encuentra en el corazón de la capital del estado, y que ha sido testigo de los numerosos y trascendentes cambios ocurridos en estas más de tres décadas. Ahora, Los Portales está a un paso de una nueva renovación, que incluirá la transformación del salón principal en una suerte de galería dedicada a reforzar la figura del pintor y cronista Desiderio Hernández Xochitiotzin. La entrevista transcurre justamente en ese espacio, que cuenta con varias reproducciones del maestro nacido en Puebla. En particular destaca un gobelino que copia “Los amigos de la cantina”, cuyo personaje principal es Lilia Ortega. Sin embargo, los inicios en aquel 15 de marzo de 1985 fueron más modestos. Se trataba de una cafetería “muy familiar”, llamada Guimar (acrónimo de Guillermo y Martha, la esposa del dueño del establecimiento), “nada que ver con mercadotecnia”. En total, cuatro personas colaboraban en ese lugar. –¿Qué lo animó a poner esa primera cafetería?

–Yo trabajé muchos años en el Grupo Alfa. 18

Aquí en Tlaxcala estaba Atlax. Ahí estuve más de diez años. Me propusieron irme a trabajar a Monterrey, pero fue entonces que me dije: “Si me salgo de mi tierra, ya no voy a poner mi negocio”, porque siempre quise tener uno. “Así nace la cafetería. Hicimos un poquito estudio de mercado, porque no fue tan así de aventarse nada más. Vimos qué convenía poner. Decidimos abrir el restaurante, sin tener muchos conocimientos de ello. Tlaxcala no tenía nada. No había más que dos o tres restaurantes. Había mucha necesidad de la gente de fuera de buscar lugares que lo asistieran.

–¿Dónde estaba ubicada?

–Aquí [En Los Portales]. En la primera parte del restaurante eran cuatro mesitas. Había dulces y algunos regalitos. En la otra parte vendíamos chocolates. Era una cafetería sencillita. Lo que más vendíamos en un principio, nuestro producto fuerte, era una carne asada. Era lo máximo que teníamos. Lo demás eran tortas, hamburguesas, licuados, jugos. Así nacemos, con ese espacio, sin salir al portal todavía. –En un ejercicio de nostalgia, cuéntenos cómo era el centro de Tlaxcala en 1985, cuando usted decide echar a andar este proyecto.

–Uh. En 1985 no había una sola mesa para servicio en el Portal, para empezar. La muchachada ya empezaba a estudiar fuera de Tlaxcala, porque aquí nomás había dos o tres escuelas. Se impartía Derecho, Enfermería, Contabilidad y párale de contar.


Entrevista

19


Entrevista Entonces los muchachos tenían que salirse de la ciudad. Muchos de esos jóvenes ahora participan en política. Como nos explica, Guillermo Castillo, el restaurante apostó por el concepto de terraza, pero antes se trataba de un local “sencillo, con una carta sencilla. Nosotros pusimos el primer café. No nacimos como restaurante Los Portales. Después de Guimar, nace Café Los Portales. Conseguimos una máquina buena, le aprendimos al café y empezamos la cafetería, después de ser un establecimiento que nada más vendía jugos y licuados. Teníamos buen café y empezó a llegar gente cafetera”. El concepto de Café Los Portales duró alrededor de cuatro años, hasta principios de los años noventa, cuando Tlaxcala comenzó a mudar de rostro y sus habitantes también cambiaron de hábitos, particularmente luego de haber vivido en otros lugares, a lo que se sumó la migración proveniente de otras entidades. “Comienza a llegar turismo y empieza a requerir cortes y cosas que no teníamos, como vinos. Luego empezamos a vender cerveza. Entonces nace el concepto de restaurante-bar, ya con coctelería”. Fue así que superaron la etapa del Café Los Portales, para lo que buscaron un chef, con lo que dieron un cambio completo, donde el café queda como un artículo más. “Nos empezamos a meter con lo que es la comida tlaxcalteca. A investigar qué se come en Tlaxcala. Yo soy de acá, pero no era mi giro saber de esas cosas. “Al darse la salida de las mesas al Portal, damos el cambio completamente. Fue así que nos vamos a dos turnos. Y durante casi dos años tuvimos tres turnos. En algún tiempo trabajamos las 24 horas. Había poquita gente, pero venía. Tuvimos la necesidad de atender así, porque estaban entrando empresas, gente de fuera, que estaba acostumbrada que a las dos de la mañana salieran 20

de la oficina y ver qué comen y qué se encuentra. Tlaxcala no tenía ese servicio en aquel tiempo. “Nadie lo ha hecho otra vez. Ahora sólo el Oxxo está abierto las 24 horas. No hay un restaurante en Tlaxcala que actualmente tenga el servicio todo el día”. También se revolucionó el concepto de servicio, al abrir los días 24, 25 y 31 de diciembre, además del 1 de Enero, lo que evidencia una visión más empresarial. Era necesario hacer reservaciones para tener una mesa. –¿Ahora cuál es el concepto de Los Portales?

–Los Portales es un restaurante emblemático de Tlaxcala. Tenemos referencia de muchos años. Ya hay gente que nos busca. Tenemos clientela que ha sido estudiante, a la que luego le hicimos su casamiento, luego el bautizo de sus hijos, su primera comunión y próximamente vamos a hacer el primer casamiento de ya de más de tres décadas. “Los Portales es un restaurante de comida tradicional tlaxcalteca en sus temporadas, sin perder la comida internacional, la de afuera. Tenemos mariscos, cortes, arracheras. Tenemos lo que tiene cualquier restaurante de primer nivel, pero nuestro fuerte son el mixiote, el mole de olla; cuando hay escamoles, le hacemos todo el ruido del mundo. “También tenemos el bufet, que tiene años que pegó y que normalmente es pura comida de Tlaxcala. Sopa de habas y cosas así. La gente viene por el bufet tlaxcalteca. –¿Por qué apostar por la comida tlaxcalteca?

–De entrada, porque es una de las fortalezas de Tlaxcala a nivel nacional. Aquí en Tlaxcala nace la comida mestiza. No hay modo que digan que fue en Monterrey o en otro lugar. Aquí nace la comida mestiza. ¿Por qué? Sin meterte en broncas de historia, sin traer a un historiador, ni traer especialistas de la UNAM, yo digo: ¿qué pasó al día siguiente en la alianza que hicieron los tlaxcaltecas con los españoles para pegarle a los


Entrevista

malos de aquel tiempo, que eran los aztecas? ¿Qué pasó al día siguiente? Pues fiesta. Cualquier triunfo se festeja con fiesta. ¿Qué comieron? Nopales, tortillas, chile. ¿Qué pusieron ellos? Pues un puerquito. Ahí nace el primer taco. “Sin ocupar que venga un especialista a decírnoslo. Ahí nace el primer taco, ahí nace el primer charro. ¿Quién fue el primer indígena que se sube a un caballo? Pues un tlaxcalteca. ¿Quién comparte la comida? Pues un tlaxcalteca. Los tlaxcaltecas somos muy anfitriones. Los españoles también. Son muy alegres. Para mí, sin libros, sin nada, aquí tuvieron que haber nacido realmente muchas cosas, y entre ellas la comida. ¿Por qué comíamos todo esto que estamos comiendo ahorita? Pues porque no nos dejaban salir. Comíamos lo que podíamos. Le rascábamos al piso y ahí estaban los gusanos de maguey, por ejemplo. Se comían lo que podían. –Se puede decir que fue una cocina fusión.

–Exactamente. Eso fue lo que pasó. De ahí el mestizaje. Es comida mestiza. Al momento en que doblas una tortilla con un producto, por ejemplo, queso, que es de la vaca que viene de Europa, cambió todo. Ahí olvídate ya de las familias y de cuánto mestizaje 21


Entrevista hubo en México. Pero la comida en sí nace en Tlaxcala. Es algo que creo no se le ha dado el debido énfasis. No salimos a conquistar el mundo. Nos llevaban los misioneros para su servicio. Todo eso me lo contó el maestro Desiderio [Hernández Xochitiotzin]. Ahí se llevaban la cultura, todo lo tlaxcalteca. El norte tiene mucha raíz tlaxcalteca. –Entonces se dieron a la tarea de investigar sobre los procesos de cocina.

–Hay un libro de Yolanda Ramos. De ahí sacamos todo nosotros. Se llama Así se come en Tlaxcala. La verdad estamos hablando de hace muchos años. Lo único que había escrito era lo de ella. Lo tomó el chef y escogió las recetas que combinaran, para que no tuviéramos un producto que nada más ocupáramos para una sola cosa. Realmente así como un gran estudio, no lo hicimos. Lo sacamos de una buena base, que eran los libros de la antropóloga. El libro es muy bueno, porque ella maneja mucho qué es lo que hace el pueblo. Y de ahí sacamos todas las recetas, salieron de su libro. Después de una que otra modificación. Nosotros inventamos la sopa tlaxcalteca, estilo Los Portales. “La sopa tlaxcalteca real es un caldillo de jitomate con tiritas de tortilla, sazonado con epazote. Era muy sencilla. La comida tlaxcalteca era sencillísima. Aquí nos alocamos e hicimos una comida que se llama sopa tlaxcalteca estilo Los Portales. Porque vino Yolanda y me reclamó. Pero le dijimos que era estilo Los Portales. Lo inventamos nosotros. Le dije que era tlaxcalteca, después de la Conquista, porque lleva chicharrón y queso, con una base de frijol, que es tlaxcalteca. Tiene tiritas de tortilla, que es la base de la real, pero después de eso lleva aguacate, que no había en México. Lleva chicharrón, queso y un chile fuerte, que es tlaxcalteca, y realmente es muy rica. Es de lo más vendible. La sopa tlaxcalteca es el platillo emblemático de Los Portales. Definitivamente”. 22


Entrevista

–¿Se considera un embajador de la comida de Tlaxcala?

–Pues sí, de alguna manera sí. Orgullosamente he viajado a muchos lugares con la comida. Vamos con la comida por delante, la historia de Tlaxcala por delante. Somos anfitriones, somos orgullosamente tlaxcaltecas y estamos orgullosos de nuestro legado mestizo, que es la comida, la cultura, la historia que tenemos. Muchos estamos parados con esa historia. Tampoco la vamos a disfrazar, lo real, lo que es. –Los Portales permiten dar un vistazo a parte de la cultura de Tlaxcala.

–Cuando regreso me empiezo a enamorar de lo que es Tlaxcala. Empiezo a leer, a llevarme con el maestro Desiderio, que al final fue mi compadre. Por culpa de él vendemos pulque, porque me marcaba y me decía “Oye, compadrito, ¿no tienes pulque?” “Sí, compadre. Vente”. Y en lo que él lle-

gaba, yo no sé como hacía y ahí estaba su pulque. Hasta que un día dije “No, ya me agarró. Cada 15 o 20 días quiere pulque. Mejor lo meto cada ocho días”. Y así tenemos añísimos vendiendo pulque, pero más del lado de La Tlaxcalteca [otra empresa del consorcio turístico que encabeza Guillermo Castillo]. “De ahí nace la pulquería La Tlaxcalteca por la necesidad de tener pulque, para el momento que se le ocurriera al maestro… aunque no era sólo por él, sino porque le llegaban amistades o extranjeros. Aquí en Tlaxcala no había dónde buscar pulque. Yo lo conseguía en los mercados y en la carretera. Rumbo a Apizaco se vendía el pulque. Y de ahí nace que comenzamos a vender el pulque en los otros lugares. Ahora ya decidí meterlo también acá y darle toda su fuerza. Vamos a meter un tlachiquero, una tlaxcalteca regalan-

do pulque para darle toda la fortaleza. Y ahora que se come el maguey, vamos a hacer algo de comida con el maguey, con el corazón; vamos a hacer el agua esa verde. –¿Y el concepto de la decoración?

–Es que yo soy súper admirador del maestro Desiderio. Ese es un trabajo que costó casi dos años. En este punto de la entrevista, Guillermo Castillo señala hacia un gobelino colocado a la entrada del salón, que reproduce uno de los cuadros más famosos de Hernández Xochitiotzin: “La cantina de los amigos”, donde aparece una cantante, que es el retrato de Lilia Ortega, esposa del pintor. “Ya no vivía el maestro. Fui a ver a la comadrita y le pedí permiso para hacerlo. Ella lo alcanzó a ver, ya en su cama, donde se lo llevé. Como la familia estaba medio descompuesta, pues a los que me dijeron “Quítalo”, 23


Entrevista

pues les dije “Quítenlo. Ven y quítalo. Tú lo quitas, te lo llevas a tu casa, llamo a una patrulla y te acuso de robo. Tú quítalo”. La otra parte de la familia, como Citlalli y todos ellos normalmente comen ahí. Cuando venía el maestro Desiderio comía ahí y un día tuvimos que quitar los cuadros para pintar todo y al sacarlos se me rompe un señorío y lo guardo como dos meses y la doña me dejó de hablar. –¿Cuál es la razón de la vestimenta de los meseros?

–La vestimenta de los meseros es completamente tlaxcalteca. Es de Ixtenco. Ahí nos tienen mucho aprecio. El otro día fui y la verdad es que sí nos quieren. Es parte del juego, de que somos tlaxcaltecas, por eso lo pusimos como uniforme. “En El Traspatio [un establecimiento aledaño a Los Portales] va a haber una tienda para vender vestimenta artesanal de Ixtenco, porque la clientela le quiere comprar las camisas a los meseros. Sin duda es otro espacio para la difusión de la cultura tlaxcalteca. La gente pregunta dónde se hace, cuánto cuesta. Por eso deja24

mos entrar a las mujeres que venden ese tipo de artesanías” –Ustedes se han convertido en difusores de la cultura de Tlaxcala.

–Pues sí, de alguna manera sí. Porque preguntan quién es éste, quién es aquel. Mi gente habla mucho del maestro, de los murales. Nos convertimos de alguna manera en difusores del turismo aquí en Tlaxcala. Es, asegura, una suerte de guía mínima de la historia de Tlaxcala. –¿Qué otras historias ha presenciado Los Portales?

–Han venido varios artistas y políticos. Ha venido de todo. No tengo memoria gráfica. Uno de los que vino fue Pedro Armendáriz hijo. Yo tenía en El Traspatio unos baños. Ahí, en vez de ponerles rótulos de hombres y mujeres, se me ocurre poner unas fotografías de él y la de la Doña [María Félix], de una revista que encontré de cuando hicieron La Escondida. La fotografía estaba muy buena y las enmarqué. Quién iba a saber que vendría el señor, quien entró al baño, sale y dice “Que venga el dueño”. Y ahí voy. “Quién chiangao le dio el

derecho de poner la fotografía de mi padre ¡en el baño!”. Y yo “Trágame, tierra. ¿Qué le digo?”. Ya cuando vio que me puse colorado y todo, le digo “Mire, señor, es que es nuestro orgullo. Es la mejor película que hemos tenido en Tlaxcala”. “Cuando me vio completamente tronado, se para y me dio unas palmaditas. Yo creo que se fue a serenar un rato. “Me dio mucho gusto ver a mi padre. Si quieres vamos a sacarnos una fotografía. Pero eso sí te digo, si estuviera la Doña, te rompe tu madre” (risas). Y sí, seguramente sí. Con los años esas fotografías se las robaron. Estaban tan bonitas que alguien dijo. “De aquí soy”, las bajó y se las llevó”. Pero Los Portales es algo más aún. Es una suerte de termómetro político de la capital del estado, como considera su propietario: “El restauránte yo lo definiría como la oreja del pueblo. Aquí se oye todo”. Aquí de alguna manera sabemos en estadísticas más o menos quién va a ganar [las elecciones] por lo que dicen. A veces sabemos de algo que


Entrevista

va a salir en el periódico hasta dos meses después; nosotros ya lo supimos acá, porque alguien lo soltó echando la copa. Ya se supo de algo que no tenía que ser. Es un termómetro este restaurante. No otros. Este lo es porque vienen mucha gente de Tlaxcala. Ahora, actualmente, vienen el diputado fulano, zutano, mengano. “En algún momento a El Traspatio le pusieron el Muro de los Lamentos, porque se ponían cuetes los que perdían en las elecciones. En tiempo de política, el que perdía se iba a El Traspatio a llorar. Y por eso le pusieron el Muro de los Lamentos a ese espacio, porque cerraban, los cuidábamos y salían. Y luego llegaban los que ganaban. Porque no había muchos espacios. El Traspatio también tiene su historia. No había muchos espacios en Tlaxcala. Actualmente no hay muchos restaurantes que tengan un lugar como ese. Que es cerrado, que le caben 50 personas”. –¿Qué estrategia debe seguir para mantener la posición de liderazgo de Los Portales?

–Lo que estamos haciendo es darle más capacitación a nuestra gente.

Lograr un distintivo como el Punto Limpio [una distinción otorgada por la Secretaría de Turismo federal, que reconoce los hábitos de higiene de los establecimientos] marca que fueron muchas horas de capacitación. Fuimos los primeros y tenemos que seguir siendo la batuta del Centro Histórico. Ya no tanto que vendamos más unos que otros, porque todos vendemos. A final de cuentas, Tlaxcala ya está dando para la mayoría. Sino el orgullo de que somos Los Portales, que nosotros empezamos una trayectoria que ahora por donde uno vaya ve cosas, como la sopa tlaxcalteca. “Ahora El Traspatio se va a convertir en un museo del toro. Cualquier turista va a poder pasar al Museo del Toro de un particular, y gratis. Entran y va a ver diez cabezas de toro y una colección, con un capote y un pequeño estudio. Las manteletas van a hablar del toro. La gente se va a poder sacar fotos”. –¿Qué viene para Los Portales?

–Viene su segunda etapa. Va a haber una renovación total, tanto del res-

taurante como de la cocina, como El Traspatio, los baños. Todo de aquí a finales de junio. El patio se está remodelando. Entra la pulquería. Entramos como si fuéramos nuevos. Entramos a la competencia directa, como si estuvieran de cero. De cero es un decir, porque tengo empleados de más de 20 años conmigo. Analizaron la situación. Es como un nuevo amanecer. “Estamos empezando otra vez. Nuestra idea es que ya pasamos una época, que es la de Los Portales. Tenemos que entrar en la competencia pero sin salir de mi concepto. Vamos a meter más cosas, con amaranto, con comida de por acá. La cortesía va a ser un vasito de agua de amaranto, que no lo da nadie. Ni lo conocen. Vamos a estar más enfocados a Tlaxcala y recuperar la figura del maestro Desiderio. De hecho, Guillermo Castillo presume una carta de Desiderio Hernández, en la que reconoce al restaurantero como embajador de la comida tlaxcalteca. Dentro de los planes inmediatos se encuentra la remodelación del salón principal, que se va a convertir en una suerte de galería dedicado a Desiderio Hernández. “Este espacio te va a mandar a fuerza a los murales de Palacio de Gobierno. Te tiene que generar la curiosidad de saber quién era el maestro Desiderio. Nada más este espacio. Vamos a hacer manteletas con información de él para revivir al maestro. Ya se les olvidó quién fue él. En algunos casos… tengo tres o cuatro cuadros de él. Los voy a reproducir. No hay que olvidar al maestro. Esa es la idea”. 25


Reportaje

E

José Carlos Avendaño Flores

Tlaxcala ha diversificado la exportación de productos de manufactura Alrededor de 100 empresas tienen operaciones de comercio exterior en la entidad

26

n Tlaxcala hay alrededor de 100 empresas que fabrican productos de exportación, por eso es posible encontrar prendas de vestir, trajes de baño, tela para colchón, pantalones y frazadas en Estados Unidos y Canadá. O bien anillos, bombas centrífugas, bombas de agua, cable de aluminio, cenefas, copolímero de estireno, cobertores, estructuras metálicas, hilo de fibra de vidrio, palanca de velocidades, papel y cartón filtro, pigmento metálico, poliestireno, rovings, sudaderas, sellos mecánicos, soporte para asientos y tela para colchón en países como Argentina, Australia, Brasil, China, Colombia, Corea, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Francia, Holanda, India, Italia, Japón, Panamá, Perú, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Tailandia, Taiwán, Túnez, Uruguay y Venezuela. La exportación de productos desde Tlaxcala a otras latitudes del mundo no es un proceso fácil, pues enviar

productos de manera legal para su uso o consumo en el extranjero está regulado por la Ley Aduanera, que contempla dos tipos de exportación: la definitiva y la temporal. La exportación definitiva se define en el artículo 102 de la referida normativa, como la salida de mercancías del territorio nacional para permanecer en el extranjero por tiempo ilimitado. La exportación temporal es la salida del territorio nacional para retornar posteriormente al país. Se realiza con el objeto de permanecer en el extranjero por tiempo limitado y con la finalidad específica de retornar al país en el mismo estado, o para elaboración, transformación o reparación. Para exportar, lo primero y esencial es mantener y revigorizar la actitud de todo empresario exitoso, atención a su cliente y metas claras de lo que se quiere lograr, ya que solo quienes las tiene puede alcanzarlas.


Reportaje

Por el mundo circulan prendas de vestir, trajes de baño, tela para colchón, bombas de agua, hilo de fibra de vidrio y palancas de velocidades, entre otros

Las ventajas de la exportación son: mejorar la imagen y competitividad de la empresa, mayor estabilidad financiera de la empresa por flujos de otras divisas, mejor aprovechamiento de la capacidad instalada de producción, reducción de costos por mayores volúmenes de venta, acceso a nuevos mercados y menores riesgos por variaciones en la demanda interna. En 2016, la venta de productos al exterior alcanzó un valor de mil 275.3 millones de dólares, registrando un crecimiento de 0.63 por ciento con respecto de 2015. Entre 2007 y 2016, las exportaciones estatales aumentaron 70.8 por ciento (BIE–Inegi. Exportaciones de mercancías por entidad federativa, sector y subsector de actividad, 2017). Tlaxcala ocupó el lugar 23 del país por el valor de sus exportaciones por arriba de Baja California Sur, Colima, Chiapas, Guerrero, Michoa-

cán, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo y Yucatán. Los subsectores con mayor participación en las exportaciones del estado son la fabricación de productos a base de minerales no metálicos que representaron el 32.43 por ciento, seguidas de la industria química con 16.7 por ciento, la fabricación de equipo de transporte con 12.74 por ciento, la producción de aparatos y equipos eléctricos con 10.28 por ciento, industria del plástico con 8.92 por ciento, prendas de vestir con 6.38 por ciento, fabricación de maquinaria y equipo con 4.71 por ciento, insumos y acabados textiles con 3.13 por ciento, industria metálica básica con 1.90 por ciento. Otros subsectores con actividades de exportación en menor proporción son la industria alimentaria que tiene una participación de 0.61 por ciento, la industria de bebidas y tabaco con 0.02 por ciento, los productos tex-

tiles con 0.14 por ciento, productos de cuero y piel con 0.06 por ciento, industria del papel con 0.50 por ciento, equipo de computación y otros equipos con 0.96 por ciento y otras industrias manufactureras con 0.51 por ciento. Para conocer más sobre el tema de las exportaciones, Momento platica con el delegado de la Secretaría de Economía (SE) en Tlaxcala, Daniel Corona Moctezuma, quien expone que esta oficina ofrece trámites y servicios a los empresarios, pero esta situación no necesariamente implica que todas las empresas recurran a esta institución. Entre los servicios que ofrece la delegación de la SE en materia de comercio exterior están los trámites denominados cupos textiles. Este esquema lo operan los países que integran el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y se caracteriza porque solo considera a los productos textiles. Al amparo de las facilidades del TLCAN para la exportación de productos entre México, Estados Unidos y Canadá, el intercambio comercial es más ágil. Tlaxcala se ha caracterizado por ser un estado prominen27


Reportaje

temente textil desde un inicio y si bien es una industria que no se ha perdido, es una realidad que ha bajado su dinámica, pero sigue siendo representativa. De esta forma, las exportaciones a través de cupos textiles arrojan que en el año 2016 se realizaron 456 operaciones con Canadá y Estados Unidos por un monto de 9.2 millones de dólares; en 2017 aumentaron las operaciones con ambos países a mil 34 con un importe de 15.1 millones de dólares y en el periodo enero–abril de 2018 sumaban 414 acciones sólo con Estados Unidos por 4.9 millones de dólares. Considerando que el segmento es textil en este rubro, los principales productos exportados son prendas de vestir, trajes de baño, tela para colchón, pantalón, ropa deportiva y frazadas. Por cuanto hace a las exportaciones mediante certificados de origen, explica que este documento se emite para informar al comprador extran28

jero qué tan nacional es el producto que se está exportando. Se da una certificación de los insumos para la integración de un bien intermedio o final que va a ser exportado. El beneficio de la expedición del documento es que al cliente en el extranjero al momento de recibir el embarque con los productos y exhibir el papel, las autoridades eximen de algunos pagos de impuestos, lo que da más rentabilidad a la operación comercial, con lo cual se abaten costos y permite a los exportadores mexicanos mejorar el precio y tener un margen de utilidad más favorable. “Es un beneficio combinado”, abunda. En este caso, menciona que 22 empresas obtuvieron 636 certificados de origen en el año 2017 que representaron exportaciones por 14.8 millones de dólares en 25 países. En el periodo enero–abril de 2018 se han autorizado 158 certificados de origen a 19 empresas para exportar productos por un monto de 3.6 millones de dólares a 17 países.

El funcionario federal especifica que los certificados de origen se expidieron para exportar productos a Argentina, Australia, Brasil, China, Colombia, Corea, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Francia, Holanda, India, Italia, Japón, Panamá, Perú, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Tailandia, Taiwán, Túnez, Uruguay y Venezuela. Los principales productos que se vendieron al exterior a partir de la expedición de los certificados de origen fueron anillos, bomba centrífuga, bomba de agua, cable de aluminio, cenefas, copo limero de estireno, cobertores, estructuras metálicas, hilo de fibra de vidrio, palanca de velocidades, papel y cartón filtro, pigmento metálico, poliestireno, rovings, sudaderas, sellos metálicos, soporte de baleros y tela para colchón. Corona Moctezuma explica que los certificados de origen se emiten en el marco de los tratados de libre comercio y de los acuerdos comerciales internacionales firmados por México, por lo que se establece la eli-


Reportaje

minación o reducción de los impuestos de importación en los países a los que se exportan bienes obtenidos o fabricados en nuestro país y que califican como originarios. La expedición de certificados de origen muestra que la industria de manufactura se ha venido diversificando, es decir, ya hay más productos y no necesariamente en un sector, sino que es más amplio y eso dinamiza la actividad económica de Tlaxcala. En virtud de que las reglas de comercio exterior son muy vertiginosas, esto es, cambian día a día, la SE efectúa reuniones empresariales en las que la delegación busca firmas que tengan operaciones en el extranjero como son despachos aduaneros, despachos de consultorio y despachos de asesoría. “Hacemos un intercambio interesante, pues los despachos necesitan promover sus servicios porque tienen cobertura a nivel nacional, entonces nosotros identificamos mercado y

ellos aportan el conocimiento. Además, se allega información a la gente de las áreas internacionales de las empresas temas como IMMEX, certificaciones, operaciones comerciales virtuales, regulaciones hacendarias en materia de comercio exterior. De esa manera procuramos que las empresas estén actualizadas de manera permanente y que las operaciones fluyan sin contratiempos y con los costos e impuestos que se tengan que pagar”, expone Corona Moctezuma. Observa que cuando un trámite en materia de comercio exterior se ve retrasado, el problema lo tiene la exportadora porque la mercancía ya está en la aduana, en la frontera y está pagando piso, vigilancia, entonces los costos se encarecen y la empresa pierde la ventaja de una operación internacional en condiciones favorables para ambas partes. Respecto del beneficio Industria de Manufactura y Maquila de Exportación (IMMEX), menciona que a las 29


Reportaje empresas que se ubican en este segmento se les busca que tengan facilidades en los trámites internacionales y para obtenerlas hay que seguir un proceso que parte de una auditoría y el resultado es la extensión de una constancia o certificación. El programa IMMEX es un instrumento de fomento a las exportaciones que puede ser utilizado por las empresas que importen mercancías de manera temporal y que realicen un proceso industrial o de servicio destinado a la elaboración, transformación o reparación y/o a la prestación de servicios de exportación, difiriendo el pago del impuesto general de importación, del impuesto al valor agregado y, en su caso, de las cuotas compensatorias. IMMEX brinda a sus titulares la posibilidad de importar mercancías en régimen temporal, difiriendo el pago del impuesto general de importación, del Impuesto al Valor Agregado y, en su caso, de las cuotas compensatorias, siempre y cuando realicen un proceso industrial o de servicio destinado a la elaboración, transformación o reparación y/o a la prestación de servicios de exportación El delegado de la SE refiere que hasta 2016 operaban 44 empresas con certificadas como IMMEX en Tlaxcala y entre 2017 y lo que va de 2018 se incorporaron cinco más. Observa que si una empresa nacional decide abrir una sucursal en Tlaxcala, ésta ya no puede recibir el IMMEX si la matriz ya lo tiene, “por eso es que hemos visto el arribo de inversión al estado, pero era de una empresa que ya tenía IMMEX y por eso no ha aumentado mucho en número de unidades productivas con este certificado”. Lo que sí apunta es que las empresas que se crean no obstante siendo extranjeras, tienen la posibilidad de obtener el beneficio del IMMEX. Las empresas IMMEX en Tlaxcala son de los sectores textil y confección, química, autopartes, plásticos y 30

hule, eléctrico y telecomunicaciones. Las exportaciones registradas mediante el reporte anual de operaciones de comercio exterior ascienden a mil 117 millones de dólares en este tipo de empresas. Si bien no todas las empresas que exportan productos se acercan a la delegación de la SE, el funcionario deduce que son alrededor de 100 firmas las que tienen operaciones de comercio exterior de Tlaxcala. “Lo importante es considerar que la diversificación ha sido muy útil, antes estábamos hablando de empresas textileras las que exportaban y con el arribo de las armadoras Volkswagen y Audi al estado de Puebla se amplió la gama y las actividades de comercio exterior en Tlaxcala. Creo que hay un número más alto de las 49 empresas que tienen los beneficios de IMMEX, es decir, unas 100 serían las que están realizando actividades de comercio exterior”, analiza. Por otra parte, da a conocer que en cada estado de la República Mexi-

cana opera una oficina de representación de ProMéxico que maneja un boletín comercial de corte internacional. ProMéxico tiene una representación en cada una de las embajadas de México en el extranjero y tiene dos tareas principales: la atracción de inversión extranjera al país y la actividad comercial. En este último caso, las oficinas identifican la demanda que hay de productos mexicanos en el lugar donde están y una vez hecho esto, envían la información a los ProMéxico locales y la difunden entre la industria de manufactura y servicios. Este mecanismo permite a muchas personas o empresas que desean exportar no invertir en investigar si hay o no demanda de su producto o servicio en el extranjero, ni realizar un estudio de mercado para ver si tiene aceptación o no. Además, si una empresa detecta un cliente potencial en el extranjero, a través de ProMéxico se hace el vínculo comercial y si hay disposición


de seguir con el proceso, esta oficina apoya al empresario con la organización de una agenda de negocios, con una parte del recurso requerido para realizar el viaje, se le ayuda a hacer un muestrario de su producto o servicio, una página electrónica, un tríptico y un catálogo. Entre los errores más comunes en que se incurre en la actividad exportadora están: entrar a este sector por casualidad y no por estrategia; diferencia entre la calidad de la muestra y la calidad de la producción; trabajar con suposiciones; desconocer la cultura de negocios en el extranjero; cotizar sin tener cuenta del detalle; ignorar todos los imprevistos que pueden afectar una entrega a tiempo; olvidar el tiempo empleado en la curva del aprendizaje; obviar el registro por escrito y con firmas todos los acuerdos que se tienen con el cliente; un inadecuado manejo del aspecto de la exclusividad; y no tener en cuenta que el sistema de calidad debe ser preventivo y no correctivo. 31


Artículo

Consumo, necesidad y pobreza

V

Horacio López Muñoz

ivimos en un mundo diseñado para sentirnos financieramente frustrados. Imagine esto: está en una clase de finanzas en la universidad. De repente, el maldoso profesor le lanza una pregunta simple, fácil de contestar: “¿Por qué los pobres son pobres?”. Rápidamente echa mano de todos sus recursos financieros, estadísticos, sociales y matemáticos para contestar lo que se espera de una persona emprendedora, exitosa y educada: “Ah, pues porque son flojos. Son personas sin iniciativa, sin ideas”. Probablemente empuje un poquito más y diga “No saben invertir, les falta educación financiera, toman malas decisiones”, pero con todo y todo, sabe que el problema son las ganas de querer salir del problema a final de cuentas. Ahora, el profesor le hace una segunda pregunta: “¿Y usted es rico?” Se acaba de voltear la tortilla si usted no es rico porque acaba de criticarse de una forma durísima, sin concesión. Quizá no lo note, pero en este pequeño ejercicio acaban de suceder varias cosas: si hablamos de pobres, solemos referirnos a “ellos” como si fueran ajenos. De la misma manera, juzgamos la pobreza como si fuese un pecado de forma que el juicio de valor que emitimos nubla nuestra propia situación económica, permitiéndonos un

34


Artículo

alivio quizá no buscado pero necesario. Esos juicios de valor, es decir, las calificaciones que hacemos a los demás considerando únicamente nuestra visión, ignorando la problemática de los demás hace que seamos especialmente duros. Por eso cuando llega el momento de compararnos, lo que sentimos es vergüenza, pero más allá, sentimos frustración. Probablemente le suene un poco disparatado, dadas las circunstancias y a que es un ejercicio que parece sesgado. Sin embargo, quiero invitarle a una pequeña reflexión. La respuesta al dilema es muy sencilla: las personas pobres son (somos) pobres porque no tienen (tenemos) dinero. Tan fácil como eso. Sí, sé que es una respuesta muy sesuda y que está pensando que la respuesta es una soberana tontería que no tiene sentido porque es reduccionista. Pero piénselo bien. En realidad, usamos el término de forma indistinta: pobre de pensamiento, pobre de acción, pobre de espíritu. En otras palabras, asociamos la palabra “pobre” sí, con carencia, pero más con fracaso. Quizá por eso a veces no podemos darnos el lujo de reconocer que la pobreza no es más que carencia y que lo único malo que tiene en reali-

dad, es que la persona que la padece tiene carencias y, por lo tanto, afecta completamente su vida. Pero eso no significa que sea una persona tonta, sin ganas de salir adelante. Tampoco significa que es un fracasado y mucho menos merece que la tratemos como ciudadano de segunda. La teoría financiera, querido lector, nos indica el camino para maximizar nuestra inversión. Si queremos ganar dinero, podemos elegir diferentes instrumentos para hacerlo. Lo único que hay que hacer es sentarse, pensar, hacer cálculos, medir el riesgo y tomar una decisión. ¡Voilà! Y si se fija, como el primer paso es pensar, entonces es donde viene lo complicado. Imagine entonces que usted no tiene absolutamente nada de dinero. No tiene trabajo. Está ahogado en deudas y tiene hambre. Con ese panorama, le llega una lanita. ¿qué hace? ¡Lo obvio! Come algo y satisface sus necesidades inmediatas que no puede postergar o se muere. Esperar que las personas pobres tomen decisiones financieras no sólo es ilógico. Es inhumano, porque asumimos que no hay hambre o que no hay nada que satisfacer. No sé usted, pero si yo estuviera en esa si-

tuación extrema y me llega algo de dinero, corro a comprar comida para mis hijos. Y no debería ser tolerado que me juzguen por no hacer una inversión correcta. Estudiar finanzas hoy en día ha llegado a un fondo donde se privilegia el sentido común en las inversiones. Es decir, si usted desea llevar correctamente sus finanzas personales, puede tomar decisiones sencillas basadas en el sentido común: consuma lo necesario, ahorre para lo que desee, si le sobra invierta a mediano o largo plazo y nunca, jamás, se olvide del riesgo. Probablemente esto lo ha escuchado o leído en más de una ocasión. Y está bien. Es lo que debe suceder. Pero no permita que el sentido común sea el que se espera de usted, sino el que dicta el camino hacia donde usted quiere llegar. Para ponerlo en contexto: consumimos muchas cosas que no son necesarias en nuestra vida, aunque nos digan que las empresas satisfacen necesidades. Quizá es tiempo de pensar que muchas de esas necesidades son artificiales y que obedecen más a una presión social para satisfacer el esnobismo o emocionarnos en tiempo de cinismo. Piense: “¿Realmente necesito un teléfono que cues35


Artículo

ta 30 mil pesos y cuya esperanza de vida es de un año, porque en ese lapso sale el nuevo modelo?”. Cuestione su sistema de consumo. ¿De verdad necesito comprar algo porque es indispensable en mi vida cotidiana o sólo es un capricho? Preguntas nada fáciles de formular y mucho menos de reconocer. Un día estaba formado en la línea de espera en el centro de atención a clientes para reparar mi teléfono celular que estaba estropeado. Frente a mí se encontraba una persona que al parecer se dedicaba a la construcción. Llevaba pantalones rotos llenos de mezcla, ropa muy gastada y un semblante cansado pero optimista. Al llegar a la ventanilla que, casualmente era vecina mía, dijo que quería comprar un teléfono de la manzanita. Costaba 25 mil pesos. Al escuchar eso, la alegría se desvaneció. Hasta sentí pena por el pobre hombre. ¡Si hubiese visto su rostro, lleno de desolación por no poder tener el aparato, le apuesto que le cooperaba para que lo comprara! Pero el ejecutivo de 36

ventas le ofreció venderlo con un plan que costaba sólo 400 pesos mensuales y un financiamiento de poco más de mil pesos durante dos años. ¡Y el hombre salió feliz! Usted podría pensar que aquel hombre tomó una mala decisión financiera. Pésima, diría. Pero ¿qué opción le quedaba? Estamos en un mundo donde lo que tienes es lo que eres. Por eso vemos limpiaparabrisas con ese teléfono en la mano. Y eso no los hace malos, tontos o estúpidos. Son el producto de la sociedad de consumo. Y ese producto hace que al consumir acabemos con nuestros recursos financieros lapidándolos continuamente. Quizá si se fija, es probable que tenga tantos gadgets que, si suma lo que pagó por ellos, es probable que se asuste al saber la cantidad de dinero que tiene ahí. Redondeando. Si queremos tomar decisiones financieras adecuadas, lo primero que debo hacer es, sentarme y pensar. Enseñemos a nuestros hijos el valor del dinero, no lo que puede comprar con el dinero. Enseñemos a

nuestros hijos a ser compasivos con los que no tienen, no esperar que reaccionen como nosotros lo hacemos porque no estamos en las mismas condiciones de vida y respetar las decisiones que tomen u orientar adecuadamente sabiendo ello. Respetemos a los demás. Fíjese finalmente en esto: si no lo hacemos, nuestros hijos crecerán frustrados porque los objetivos que se esperan son irreales y porque esperaremos de ellos siempre lo mejor basado en nuestras propias carencias y deseos, no en el de ellos. Para nosotros, los que ya estamos en una vida económica, es importante esto: consuma lo que realmente necesita y respete y ayude a quienes no pueden decidir por sí solos. De esa manera, no sólo sus finanzas mejorarán, sino que evitará la necesidad impuesta de manera externa hacia productos que no le aportan realmente calidad de vida. ¿Por qué los pobres son pobres? Respuesta complicada. Pero no hay que simplificarla con respuestas prejuiciadas.


Artículo

Panorama del agua en Tlaxcala hacia el año 2100 Dra. María de Lourdes Hernández Rodríguez Profesora-investigadora de El Colegio de Tlaxcala Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel I

A

diferencia de lo que comúnmente se cree, el agua y particularmente el agua limpia, es un recurso escaso. Para tener clara la idea de qué es escasez hídrica, acuerdos internacionales documentados por Toledo 2000 y Shiva 2002, establecen que una región es muy pobre en agua si su población dispone menos 500 m3/hab/año y muy rica si tiene más de 100 000 m3/ hab/año; aquella región que goza de una disponibilidad de 2 001 a 10 000 m3/hab/ año, está en equilibrio. Bajo este contexto, y como lo demuestra este artículo, habrá escasez del agua en la entidad, de mantenerse la misma tendencia en su aprovechamiento para usos humano y agrícola, ya que para principios del 2100 Tlaxcala dispondrá sólo de 123 m3/hab/año, lo que técnicamente hace inviable la vida misma. Bajo este contexto y con la intención de generar acciones encaminadas a proteger, gestionar de forma sostenible y restaurar ecosistemas naturales o modificados, mediante el abordaje de la problemática ambiental local, El Colegio de Tlaxcala con la colaboración del Instituto Tecnológico del Altiplano de Tlaxcala y El Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, con el propósito de contribuir a la elaboración del Programa Estatal de Acciones ante el Cambio Climático en Tlaxcala, se han dado a la tarea de difundir la información de las investigaciones generadas a fin de concientizar a la comunidad so-

38

En colaboración con: M.C. Juan José Castellón Gomez profesor del ITAT y Dr. Tomas Morales Acoltzin Investigador de la UNAM

bre la situación actual y la perspectiva del agua en Tlaxcala; en este sentido, aprovechamos este espacio para difundir los resultados de un trabajo realizado en dicho tenor. El estudio consistió en proyectar la demanda de agua para la entidad hacia el año 2100, a partir de la disponibilidad y los requerimientos hídricos para consumo humano y agricultura de riego, tomando como punto de partida datos del Registro Público de Derechos de Agua de la Comisión Nacional del Agua, el Censo de Población y Vivienda levantado por el INEGI en 2010 y la plataforma del Sistema de Evaluación y Planificación del Agua, (WEAP por sus siglas en inglés), para lo cual se estimó un crecimiento poblacional de 1.9 % anual y un aumento de la superficie agrícola con riego de 0.5% también por año. Cabe mencionar que la demanda de los usos industrial, de servicios, pecuario y acuícola se mantuvieron constantes. Tomando como punto de partida las fuentes antes señaladas, se encontró que Tlaxcala hidrológicamente se encuentra asentado en cuatro subcuencas: Alto Atoyac, Huamantla, Moctezuma-Tochac y Tecolutla (Figura 1), con una concesión anual de 227.14 Hm3 de agua, lo que significa 4.16 veces la capacidad de almacenamiento de la presa Atlangatepec (la capacidad de almacenamiento de dicha presa es de 54.5 Hm3) para una población de 1 169 936 habitantes en 2010


Figura 1. Subcuencas hidrológicas en Tlaxcala De acuerdo con las proyecciones WEAP, en el 2010 Tlaxcala contaba con un balance hídrico positivo, ya que utilizaba 212.54 Hm3 del total concesionado (menos de 4 veces la presa Atlangatepec) para abastecer las necesidades de su población; sin embargo, para 2050, con una proyección de 2 483 891 habitantes y 44 657 hectáreas de riego, demandará 369.18 Hm3 (6.36 presas de Atlangatepec), mientras que para fin de siglo con una población estimada de 6.3 millones de personas y 79 143 hectáreas de riego requerirá 776 Hm3 (más de 14 veces la presa de Atlangatepec), cantidad insostenible para satisfacer las necesidades de la población en sus diferentes rubros. Esto proyecta un incremento en la demanda del 234% para ambos rubros, lo que significa un déficit hídrico para consumo humano y evidentes conflictos por agua entre población y producción de alimentos. Como se puede apreciar, el agua es finita y en el Tlaxcala de hoy, es escasa, particularmente el agua con la calidad que necesitamos los seres humanos y los ecosistemas en su conjunto para nuestra muta supervivencia. Nos queda a los habitantes del estado hacer un uso cuidadoso de ella, mantenerla limpia y utilizarla con responsabilidad en todas nuestras actividades, no sólo pensando en los tlaxcaltecas de hoy, sino en los tlaxcaltecas del futuro. En eso estriba la naturaleza del agua.


Artículo

Otra forma de decir

arte: futbol

E

Yassir Zárate Méndez

l fútbol es un negocio redondo.

Ahora es posible colocar dispositivos en la ropa,

ese ángulo: el económico. También

particularmente las camisetas, para medir el rendi-

desactivemos varios botones relacio-

miento de un jugador. Se trata de los Dispositivos de

nados con la importancia social, política y hasta

seguimiento electrónico del rendimiento. Por medio

religiosa del balompié. Centremos la atención

de un GPS se puede saber, por ejemplo, cuántos kiló-

en el lado estético que alcanza niveles artísticos

metros corrió un jugador y cuáles fueron sus despla-

en su ejecución.

zamientos en el campo. (Más información en https://

En los últimos veinte años, el deporte en su conjunto ha alcanzado un desarrollo nunca antes visto. De la mano de la tecnología, los deportistas profesionales baten marcas casi cada semana. Corren más rápido; saltan más alto; son más fuertes que sus oponentes, ya de por sí bastante temibles, por su capacidad para la contienda. (La práctica amateur ya es un sueño romántico trasnochado, cual bolero de Agustín Lara: todos cobran de una u otra forma, ya sea a través de patrocinios, casi siempre de

sponsors transnacionales, o lo hacen a través de subsidios gubernamentales, pagados con dinero fiscal… o de sponsors trasnacionales. O de plano se dejan caer en los brazos del profesionalismo. El dinero manda, como en muchas otras actividades).

Futbol High-Tech El futbol no ha sido ajeno al desarrollo tecnológico, que potencia las habilidades y aptitudes de los jugadores de élite. En algunos casos, bien podría hablarse de dopaje, entendiendo al concepto como el uso de una herramienta que suple o elimina las carencias del deportista.

40

Dos ejemplos.

Pero por un momento obviemos

football-technology.fifa.com/es/media-tiles/epts/). La ropa también ahora está hecha con materiales que ayudan a ventilar la sudoración, con lo que la vuelven más ligera, ayudando al desplazamiento de los jugadores. La ergonomía tomó el lugar de la vestimenta llamativa; los materiales sintéticos desplazaron al algodón y a otras fibras naturales. Segundo: Otros deportes, como el baloncesto o el futbol americano, donde cada partido pone en juego millones de dólares, así jueguen los Nets de Brooklyn contra los Kings de Sacramento, o los Browns de Cleveland (esos eternos perdedores) contra los Osos de Chicago, han recurrido a la magia de la repetición (la frase reveladora no es mía) para acabar con una de los mayores pesadillas del deporte profesional y de la vida cotidiana: la falta de justicia. A diferencia del Papa, que por definición es infalible, los jueces o árbitros deportivos son simples humanos, y errare humanum est. Para no aplicar la segunda parte del proverbio latino (perseverare diabolicum, es decir, perseverar es diabólico), las ligas, los magnates del deporte y sus respectivos patrocinadores se han abandonado a las cámaras de televisión y a dispositivos electrónicos para acabar con las diabólicas injusticias. En el caso de la FIFA y los intereses detrás de ella,


Artículo

han apostado por el VAR (video assistant re-

puede fabricar sucedáneos, como cierto ego

un balón del número cinco. Cuando toma la

feree, árbitro asistente de vídeo). Cuando los

portugués que juega en Chamartín, un au-

pelota cualquier cosa puede suceder (perdón

cuatro árbitros que están en el campo (seis

téntico esclavo del gimnasio y de las repeti-

por este lugarzazo común: rectifico: Cuando

en el caso de la UEFA) tienen dudas razona-

ciones mecánicas en busca de la perfección.

toma la pelota, podemos esperar una hiero-

bles sobre alguna jugada (un gol, una falta u

No.

fanía (una manifestación de lo sagrado). Su

otro tipo de agresión), se detiene el partido

Los genios, como Da Vinci, Mozart, Picas-

zurda es una expresión de la trascendencia.

para echar a andar el video y verificar la lega-

so o Joyce nacen. La práctica de su habilidad,

Pero la otra, la derecha, que a Maradona le

lidad o evidenciar el fallo de los silbantes. Ni

de su capacidad suprahumana sólo es reflejo

servía sólo para no caerse, también tiene sus

los griegos habían aspirado a tanta justicia,

de su condición superior. Así nacieron y es-

posibilidades para la magia. De rato en rato

porque ellos la pintaban cubierta de los ojos.

taban llamados a hacer arte. Era su destino

con esa pierna, Messi firma goles que se re-

manifiesto.

fugiarán en el ADN de la humanidad.

Con esto se busca evitar situaciones como el gol fantasma inglés de la final del

El más reciente milagro de este tipo que

¿Cómo olvidar aquella galopada contra

Mundial de 1966, o la mítica mano de Dios,

se ha calzado unas botas de futbol y ha salta-

el Getafe, que varios se encargaron de adje-

cometida por esa forma divina llamada Die-

do al rectángulo verde de las ilusiones nació

tivar como maradoniana, una travesía que lo

go Armando Maradona, contra Inglaterra en

en esa rareza ontológica llamada Argentina.

llevó desde atrás de la media cancha, hasta

el mundial de México 86. Ambas jugadas ya

Obviamente hablo de Lionel Messi, un pibe

el área del equipo madrileño que no tuvo

forman parte del colectivo imaginario de la

que necesitó de suplementos alimenticios y

humanidad, aunque me temo que seguirá

cierta ayuda química para dar la talla necesa-

¿O esa otra jugada contra el Bayern Mu-

habiendo otras de su tipo.

ria para alcanzar una estatura mínimamente

nich, que dejó tendido sobre el suelo y con

normal, aunque él juega en el decil más bajo.

la cadera rota a Jérôme Boateng, y que ade-

Ilusos que somos los humanos, aban-

más remedio que rendir la plaza?

donamos nuestras expectativas a la fría

No importa.

más rubricó con un suave toque a la salida

tecnología, olvidando que quienes van a

A pesar de que al Altísimo no le gusta el

de Neuer… con la pierna derecha?

interpretar lo que se vea en la pantalla son

futbol (porque de otra forma no entiendo que

¿O qué decir de la final de la Copa del Rey

unos pobres tipos, que se sabrán vistos por

haya equipos como el América o el Real Ma-

de 2015 contra el Athletic de Bilbao, donde

millones de personas en todo el mundo. Ahí

drid), de rato en rato nos manda a uno de sus

quedó tendida la mitad del equipo euskera?

se los encargo.

hijos para que apreciemos Su benevolencia y

A manera de consuelo, queda decir que

nos deleitemos con sus jugadas.

Muchos creen que un buen jugador es un rematador, alguien que hace goles. Para

en el sitio oficial de la FIFA se recoge un co-

Messi, en esta época de refinada violencia,

quienes entienden el futbol y su esencia es-

mentario de D10s, es decir, de Maradona,

de altísima tecnología y de enormes intereses

tético-artística, saben que esos son simples

quien admite que “Con tecnología, mi gol a

económicos que obligan a buscar resultados

killers (saludos, Memo Hernández).

Inglaterra no habría contado”. Tal vez.

como sea en la cancha y en las finanzas, nos

El décimo arte Pero la tecnología no hace genios, aunque

ha reconciliado con el gusto por el futbol. El diez blaugrana y albiceleste es una manifestación del misterio del arte hecho con

Los dueños del balón son tipos de otra estirpe, una que desciende directamente de los dioses, como Cruyff, Maradona… o Messi. Ojalá este sea su Mundial.

41


Artículo

Ángeles S

Tomás Galicia

i existe otra vida después de la muerte desearía que hubiera café y que no hiciera tanto calor como el día de hoy. Cuando era niño, la abuela Meche decía que el calor era porque nos portábamos mal. Si ustedes se portan mal, los demonios se acercan más a la tierra y si se portan bien se alejan más y la temperatura baja. Ya más crecidito, cuando hacía un frío terrible en el invierno, le preguntaba a la abuela que si entonces tendría que portarme mal, para que subiera un poco la temperatura. Ella solo fruncía la boca y se le arqueaban las cejas. Ahora entiendo por qué le causaba tanto escozor la pregunta. Pensaba todas estas cosas mientras esperaba a mi hija Corina, también aprovechaba para disfrutar una taza de café, si tengo la teoría de que cuando hace mucho calor debemos tomar algo caliente. Y viceversa cuando hace frío. Por fin la vi cruzando la calle con su novio y me levanté de la silla para indicarle que estaba en la terraza, me gustaba esta terraza del Café “La Luna”, podía ver pasar a la gente y sentir un poco el aire fresco del ambiente. Tenía casi un año de no ver a Corina, ella estaba terminando la carrera de psiquiatría y empezaba a realizar sus prácticas profesionales. Me había citado para platicar, al verla con su novio, pensé que diría que se casaría pronto o algo de su madre, de la que me divorcié hace 5 años. Pero entró sola al café y me abrazó con mucha fuerza como no lo hacía desde hace muchos años.

42

-¿Cómo van esas prácticas profesionales en el psiquiátrico infantil?- le pregunté. Ella pidió un café frío y platicó sobre el caso estremecedor de un niño que decía que veía demonios. Se acordó de las historias de la abuela Meche, pero le causó impacto la forma en que sufrían sus padres, eso le pegó muy fuerte. Afortunadamente ella logró calmarlo, diciéndolo que ella también los veía. Y que cuando el niño preguntó “¿Y cómo son?”, ella recordó la descripción que hacía la abuela Meche sobre los demonios. El niño se tranquilizó y le dijo a los padres: “¿Ven cómo no estoy loco?”. Entonces la abrazó y empezó a confiar en ella. Y así pasamos un rato platicando de otros casos, gracias a los cuales ella se había dado cuenta de que por fin había encontrado su misión en la vida. Sentí una enorme satisfacción de ser su padre y de haberla educado y aconsejado apropiadamente, últimamente yo no había andado bien emocionalmente por problemas en los negocio y atravesaba una fuerte depresión. Pero al ver a mi hija Corina, convertida en toda una mujer, segura de sí misma y emocionada por vivir, tuve que contener las lágrimas. Y las contuve más cuando vi las cicatrices en su antebrazo, que me recordaron cuando ella intento suicidarse. Recuerdo que cuando no logró su objetivo, le hablé de que ella tenía una misión en la vida. Que Dios tenía un plan para cada uno de nosotros. Creo que aquel


Artículo

último esfuerzo desesperado de un padre para darle alegría para vivir, había funcionado. Luego ella preguntó por mi estado de ánimo, y fui sincero, ahora fue ella la que me habló de la importancia de vivir, de no olvidar nuestra misión en la vida. Y que aquellos niños a los que ella estaba reconfortando seguramente se sentían agradecidos por quien había educado a esa niñita temerosa que se había convertido en toda una mujer valiente. El esfuerzo por no llorar fue más intenso, porque recordé todas las veces que ella me animó a vivir: Cuando vi su rostro por primera vez en el cunero. Cuando me dijo por primera vez “papá”. Cuando intentó suicidarse y por supuesto ahora cuando la escuchaba tan segura de sí misma y feliz de estar viva. Y pensé que quizás la abuela Meche tenía razón y que los demonios se acercan a la tierra, nos visitan, nos hacen sentir derrotados, que la maldad ha invadido este mundo y que al parecer no tenemos remedio. Pero a ella se le olvido contarnos de los ángeles, de personas como Corina o de la gente que nos ama. Que los alejan y que ponen su granito de arena, para que nos den ganas de aferrarnos a este mundo y tener esperanza de que vendrán tiempos mejores. 43


Artículo

Ser padre es como ser hincha en el fútbol

S

Maribel Corona Flores Psicóloga

44

er padre es como ser un hincha en el fút-

estado ahí, en primera fila, con la adrenalina a

bol. Y es que ser aficionado no es fácil,

tope, porque sabes que nunca será igual ser es-

porque no es sólo irle a un equipo o ver

pectador en la cancha de la vida de tu hijo, que

algunos partidos que se acomodan a tu

escuchar la narración en boca de otros.

horario. Ser hincha es tener bien puesta la camise-

Así como un hincha con su equipo, sabes que tu

ta – ¡la original! –, ver todos los partidos, trabajar

hijo recibirá comentarios elogiosos o compasivos,

duro para tener un boleto de estadio en el mejor

pero también que será blanco de críticas mordaces

asiento posible, y saber que a veces vas a sufrir y

e hirientes; por eso, él debe saber que estarás ahí,

otras a celebrar … pero que ahí vas a estar siem-

para asentir o contradecir lo dicho, porque le tienes

pre. ¿A poco no es así la paternidad?

fe y porque eres su más grande fan.

La relación padre e hijo –o hija–, es como la re-

Tanto al ser padre como al ser hincha, debes

lación entre hincha y jugador, porque aun cuando

dejar de asumirte como director técnico que recla-

eres espectador, en tu camiseta llevas su nombre

ma a un tercero algo que no sería capaz de hacer,

y hay momentos en que sientes que verlo en la

como cuando desde las gradas gritas enojado

cancha es como verte a ti mismo sin ser tú. Porque

“¿Cómo no vio esa pelota?”, cuando objetivamen-

lo único que quieres es su triunfo, y no importa si

te el jugador está en cancha plana, con un balón

debes maldecir o rezar, si al final vas a gritar “¡Sí se

a 35 metros y tipos corriendo para todos lados.

pudo!”, para hacer de su gloria, tu gloria.

Tampoco tú podrías haberlo visto.

Ya sé, ya sé. La paternidad no parece así de

Así como en el fútbol, en la paternidad no puedes

emocionante. A veces la crianza te demanda tan-

jugar solo; también es un deporte de conjunto. No

to y te devuelve tan poco, pero pasa igual en el

importa si “estás” con la madre de tu hij@, o no, siem-

fútbol. Hay un montón de partidos por los que

pre debes tener el objetivo claro y sumar al equipo.

pagaste un boleto y en los que la pelota sólo está

Finalmente, vale decir que la paternidad es

yendo y viniendo de un lado a otro, con jugadores

como el fútbol, un deporte donde a veces pare-

corriendo sin sentido, esperando el silbatazo final.

ce que las cosas no pasan, pero cuando suceden,

Pero hay otros partidos en donde sucede lo

son cosas maravillosas. ¡Y te aseguro que no ha-

inesperado y te cambia la vida en ese momento,

brá nada más glorioso que estar ahí, cuando tu

por ese día y al día siguiente. Y cuando los demás

hijo reviente la red con un golazo, en el partido

comentan la hazaña, tú puedes jactarte de haber

de la vida!


Taller de composición de canción popular

Dirigido a jóvenes y adultos con estudios musicales o líricos interesados en escribir letras y concebir melodías para canciones en diversos géneros. Duración: 10 semanas. Días: Martes Hora: 17 a 20 Hrs. Inicio: 19 de junio. Maestra: Marcia Cecilia Rascón Córdova. Presentación del libro:

La imagen que apareció en un árbol de ocote: LA VIRGEN DE OCOTLÁN de Raymundo Pérez Romero Día: 15 Junio Hora: 18 Hrs. Presentación del libro

LA ÚLTIMA MUERTE de Alejandro Ipatzi Pérez Trece cuentos cuyo hilo conductor es la muerte. Días: 21 Junio Hora: 18:30 Hrs. Presentación del disco:

TIERRA DE MAÍZ

Canciones para Tlaxcala de Teresa González Cahuantzi con letras de Miguel N, Lira, Antonio Cuesta y Manuel Carmona. Días: 22 Junio Hora: 17 Hrs. Presentación del libro

VOCES DE FUEGO

de Teresa González Cuamatzi. Presenta: Mtro. Pablo Ignacio Pimentel Días: 29 Junio Hora: 17 Hrs. Taller de poesía

“Iniciación a los ritmos poéticos”

Días: Sábados 16 de junio al 14 de julio Hora: 12:00 a 14:00 Hrs. Exposición de Eva García

“DETRÁS DE UN ROSTRO”

psic_maribelcf@outlook.com Cel. 246.126.64.68

VEN Y DISFRUTA DEL ARTE Y NUESTRO “CAFÉ PUNTA DEL SOL” Horario de atención: 16:00 a 20:00 horas. Dirección: Martín López No. 7, Atempan, Tlaxcala. C.P. 90010. Tel: 46 24023 / Cel. 246 127 0558 http://galeriacasadelanube.blogspot.mx/


Artículo

Noemí Calderón Rodríguez

E

Nutrióloga clínica

l hombre ha seguido su instinto de supervivencia. Desde el principio se fue convirtiendo en el principal proveedor responsable de la alimentación y del sustento de su tribu o familia; de él dependía la estabilidad de sus acompañantes. En aquellos tiempos remotos, alimentarse era algo sagrado, porque se daba el valor a los alimentos por la dificultad que implicaba obtenerlos, ya que se tenían que desplazar grandes distancias y caminar por días para encontrar el sustento. De ahí dependía en gran medida la cantidad y calidad de la alimentación, según el clima y la geografía, por mencionar un par de variables. Por ello, el hombre se vio obligado a adoptar nuevas estrategias para asegurar su alimentación, como lo fueron la caza, y luego la agricultura y la ganadería, actividades que se fueron modificando y que con el paso de los años se siguen conservando para obtener los alimentos, aunque ahora el hombre se apoya en la tecnología alimentaria para generar más productos que logren satisfacer la demanda y el consumo desmedido de alimentos, que tienen una calidad nutricional muy deficiente. El tema de la alimentación en la vida moderna continúa evolucionando, según las necesidades y requerimientos nutricionales de acuerdo a edad, sexo, actividad física, estado de salud y necesidades fisiológicas, por lo que se han creado estrategias para garantizar una calidad nutricional y de seguridad alimentaria en el mundo. Sin embargo, aún queda mucho traba-

46

jo para mejorar el estilo de vida y el entorno en el que se desarrolla el individuo, ya que el consumo prolongado y excesivo de alimentos industrializados o procesados y el sedentarismo ha propiciado el aumento de sobrepeso y obesidad, causantes de la aparición de trastornos metabólicos y cardiovasculares. ¡Dieta sana, corazón contento! Actualmente, la industria alimentaria ha ido en aumento en la producción de alimentos industrializados o procesados, con un alto contenido en azúcares simples y grasas saturadas, grasas trans o hidrogenadas, creando con ello un incremento exponencial de trastornos cardiovasculares. Las enfermedades de este tipo son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos. En el mundo, cada cuatro segundos ocurre un infarto agudo al miocardio y cada cinco segundos un evento vascular cerebral, y al menos una de cada tres personas pierde la vida por alguna patología relacionada con enfermedades del corazón. En México, el 19% de mujeres y hombres de 30 a 69 años muere de enfermedades cardiovasculares. Además, hay más de 17 millones de hipertensos, 14 millones de dislipidémicos (triglicéridos y/o colesterol alto), 6 millones de diabéticos, 35 millones de adultos con sobrepeso u obesidad y 15 millones con grados variables de tabaquismo, principalmente en los hombres. Por tanto, la enfermedad cardiovascular es, sin duda, una de las patologías de mayor importancia en la actualidad, no sólo por su impacto en


Artículo

El hombre y la evolución de los alimentos la morbimortalidad general, sino por los recursos que deben ser invertidos cada día en su prevención, manejo y rehabilitación. Vale la pena destacar que progresivamente ha disminuido la prevalencia e incidencia de eventos cardiovasculares en países donde los conocimientos adquiridos en las últimas décadas sobre la prevención y el manejo temprano de la enfermedad han podido ser implementados. Sin embargo, en países en desarrollo como México, esto aún no ha sido posible.1 Una de las estrategias implementadas en los últimos años, ante el interés y preocupación por las altas cifras reportadas sobre dicha problemática, se encaminan al mejoramiento del valor y la calidad nutricional de los alimentos procesados, por lo que se ha creado el término “alimentos funcionales”, que consisten en enriquecer o fortalecer los alimentos industrializados con biocomponentes como lactobacilos, ácidos grasos esenciales como omega 3, EPA y DAH; fibra y antioxidantes, entre otros, para darles un valor agregado a los alimentos, que a su vez proporcionen beneficios a la salud de la población. Pero el desconocimiento y la desinformación que genera la mercadotecnia alimentaria desleal hace que la selección de los alimentos vaya encaminada más por el consu-

mismo que por la calidad nutricional del producto. Este articulo invita a que se adopte el hábito de leer el reverso de las etiquetas de cada producto, para informarse correctamente sobre el contenido nutricional de los alimentos y tomar la mejor decisión sobre cuál es de mejor calidad y aporta más nutrimentos y beneficios a la salud al contener algún biocomponente que lo haga un alimento aún más funcional, confiable y que esté respaldado con evidencias científicas serias y reconocidas por asociaciones médicas, como la Sociedad Mexicana de Cardiología. Además, es de suma importancia adoptar hábitos que mejoren la calidad de vida, como realizar actividad física de manera constante, ya que eso ayuda a mantener una salud cardiovascular óptima, como lo hacían nuestros antepasados cuando eran nómadas que caminaban para encontrar su alimento cien por ciento natural sin ningún aditivo, conservador, colorante o saborizante artificial. Por otro lado, es importante mencionar que el hombre sigue siendo el principal proveedor, por lo que es de reconocer lo importante que es su rol como jefe de familia y por ello debemos de procurar y prevenir su salud consumiendo una dieta sana para mantener un corazón contento. ¡Feliz Día del Padre!

1 Rev Cardiología, Vol 27 Supl 3 2016

47


Artículo

El cantar de

las palabras

Alguna vez fui un árbol lo tengo en la memoria eso fue hace mucho tiempo era un hueco de la historia fui hojas, fui corteza fui raíces, fui madera verde que sube al cielo sin soltarse de la tierra” De vuelta a la madera / Mula de Sietes

¿C Trivium

ómo hermanar las notas de un buen blues con el hablar cotidiano?. En algún bosque suena el viento entre los árboles; suena el canto de las aves y el chirriar de insectos y tal vez un río cercano o una corriente de agua deja oír su cauce. En la naturaleza se dan las notas primigenias que le regalaron al hombre los indicios para llegar a la palabra. El sonido, el fonema está presente en casi todos los mitos de creación del mundo. Su poder es omnipresente y a través de la vibración hace existir las cosas. George Steiner, filósofo y crítico literario, asegura que lo que no se nombra, no existe, mientras la cábala dice que uno muere cuando se le acaban las palabras. En las ciudades, los murmullos de la gente, los motores de automóviles, los pregones y el golpeteo de alguna construcción formarán parte del universo sonoro. La palabra es un integrante más de la banda que ejecuta estos conciertos. A través del habla, se expresa el pensamiento; es la manera primordial para manifestar lo concreto y lo abstracto, e individualmente, a veces lleva a la confrontación con nuestra luz u obscuridad interior. En comunidad, se comparte el pensamiento con el otro en la búsqueda de contacto, de puntos de encuentro y en ese encuentro con el otro, el tono, la intención, el volumen son tan importantes como la palabra en sí misma. Desde el inicio, el ser humano encontró en el ritmo, la forma más amable de enun-

48

ciar su historia colectiva. La musicalidad acompañó las primeras formas de transmitir la cotidianidad, y hasta nuestros días no hay otra forma más persuasiva para expresar las emociones más profundas de la humanidad. Es a través de esta musicalidad manifestada en rezos, oraciones, poemas y cantos, como podemos entender los temas más oscuros o claros de la razón y el corazón. Mostremos un ensayo sobre el amor a los jóvenes. Y seguro entenderán mejor los devenires de eros a través de una canción. Las retahílas (los coros) se impregnan en la memoria. El texto llega y se queda, habita a través del ritmo, la rima, la métrica. La poesía se comprende mejor dicha, que leída. Por tanto es una invitación al convite, a la compañía; su sonoridad e intención la hace más digerible. Y regresamos al debate ¿es una canción literatura? ¿Esa literatura merece un Premio Nobel? El filtro que encontró la palabra hablada en la escritura para conservarse, solicita un regreso a aquella oralidad primigenia. No cualquiera, sino aquella reflexiva, cobijada en la métrica de la décima, del verso y el redoble, donde sobrevivan nuestras vibraciones primigenias y vitales: el latir del corazón, los balbuceos, las risas y el llanto. La reinvención del maridaje entre la palabra y la música es hoy tan necesaria como en los tiempos del juglar. Se trata hoy en día de rescatar ya no nuestra historia temporal, sino la de los valores de esta sociedad cuyos cimientos se debilitan día con día. ¿Puede y tiene la palabra tanto poder? Los pueblos primigenios creían que sí.


Artículo

Por los de pasta de conchos, por la guardería ABC, por una monja que amé antes del siglo XVIII, por los fandangos jarochos, por mi chile y tus tortillas, porque nunca de rodillas tengas que pedir empleo. Porque yo, todavía creo en Zapata y Pancho Villa; por Atenco, por Acteal, por el grito de Dolores, porque quiero llevar flores a mi propio funeral….” Frino

49


Artículo

Palabras Que Ensamblan Adriana Zenteno Pérez

C

Psicoterapeuta Humanista

omunicarnos es inequívocamente una necesidad apremiante, es más, algunos afirman que es la más importante de todas las necesidades humanas, y al margen de lo que cada uno afirme, lo real es que siempre estamos comunicándonos con el mundo exterior. Es oportuno señalar que las palabras no sólo nos hacen expresar lo que ocurre, sino que nos dejan sensaciones agradables o no, según sea el caso, Freud afirmó que las palabras tiene un poder ensamblador, y seguro que también desensamblador, si me permiten emplear este concepto, pues desde la dualidad, si algo sirve en una dirección con un propósito, en otra dirección servirá para otro, lo cierto es que hay palabras que nos hacen sentir vivos, y otras que podrían ayudarnos a bien morir. Ser conscientes del tipo de palabras que empleamos es quizá algo que podríamos empezar a hacer, porque lo más común es quejarnos cuando alguien nos dice palabras hirientes, pero para nada es frecuente que seamos nosotros, quienes reconozcamos el hábito que tenemos de hacer sentir mal a quienes nos rodean con las palabras, Quizá por eso las personas consideradas menos reflexivas, sean quienes estén

50

prestas a acusar o responder sin saber bien de lo que se trata, sólo por responder a un impulso o un hábito. La anatomía es muy clara; tenemos dos orejas y una boca, quizá sea para mostrarnos que debemos hablar menos y escuchar el doble, cerciorarnos de algo antes de hablar, sería algo magnifico. Y sí estamos habituados a herir a los demás, quizá sea porque ignoramos el alcance que las palabras tiene, en ese caso podríamos preguntarnos: ¿Me gustaría que alguien me dijera lo que yo voy a decir? Y si la respuesta es sí, adelante, de lo contrario, tengamos en cuenta que hay tres cosas que no regresan: la flecha lanzada, la vida pasada y la palabra pronunciada, una vez dicho lo dicho, nada puede hacerse para contrarrestar el efecto provocado. Así que en lugar de lamentar haber herido a alguien, tengamos en cuenta los tres sabios consejos del famoso filósofo Sócrates, para antes de hablar, que lo que digamos siempre sea: Bueno, Cierto, y Útil Si algunos de los tres elementos falta, elijamos no decir lo que teníamos planeado, pues no sea que un día de éstos, bajo la Ley de Causa y Efecto, nuestras palabras vuelvan como dagas en el mejor momento.


(246)1401812 adizu1@yahoo.com @AlegrĂ­a_Azul


EL MEJOR MÉTODO DE ENSEÑANZA DE LAS MATEMÁTICAS 100% MEXICANO KIDS + PRIMARIA + SECUNDARIA Regularización y apoyo en tareas, Club de Ajedrez, Ábaco Japonés

LUNES A VIERNES: DE 4 A 7 PM

Calle 5 de Mayo 103 int. 13 Arco´s Plaza, Col. Centro, Apizaco

www.mathku.com

Cel. (044) 241 127 7028

AMO A TO MATARILE LEO YO

Soy dos almas Una piensa, la otra ejecuta Una sonríe, la otra llora Una canta, la otra escribe Una suma, la otra resta Una es blanca la otra es negra Dos almas que se complementan Que se extrañan que compiten No podría ser una.

Anónimo

52


Receta

Mermelada de capulĂ­n

54


Ingredientes: 1/2 kilo de capulín 1/4 de kilo de azúcar 1 1/2 litro de agua Un frasco de cristal con tapa de rosca

Procedimiento: Lava los capulines y hiérvelos hasta que estén suaves. Deja enfriar y procede a machacarlos. Pasa la pulpa por un colador no muy fino; con una parte del líquido de cocción deslava lo más posible las semillas y la pulpa obtenida hiérvela con el azúcar. Mueve eventualmente hasta obtener el punto de mermelada. Te darás cuenta cuando al levantar un poco de mermelada con la cuchara y al dejar caer un poco de ésta, tendrá una consistencia espesa. Vacía en caliente dentro del frasco, tápalo y hierve éste en una olla que contendrá agua tibia; el agua debe quedar a dos centímetros debajo de la tapa. Cubre la olla y hierve a fuego bajo por una hora. Pasado ese tiempo, retira y deja enfriar; seca el frasco y guarda en un lugar obscuro y fresco hasta su consumo. Después de abierto se conserva en el refrigerador en buen estado. Buen provecho.

Cel : 2 4 6 1 00 26 02


Inauguración de las instalaciones del Centro Universitario Iberoamericano

Nivelatorio de Enfermería, Licenciatura en Terapia Física y Odontología.

Calle Alejandro Guillot No. 205 Esq. Av. Hidalgo, Col. Fátima, Apizaco, Tlax. Teléfono: 01 (241) 688 32 43


Presentaciรณn del libro digital Sucedio en un Pueblo del Altiplano de Eduardo Ojeda


Revista Momento Junio 2018  
Revista Momento Junio 2018  
Advertisement