Page 1

1


Editorial

A

Revista Momento ahora o nunca

156 Número

Año

XIII Portada:

www.revistamomento.com.mx

Foto: Archivo Cruz Roja

Síguenos en: /RevistaMomentoAhoraoNunca @MomentoRevista

¿QUIERES ANUNCIARTE? Blvd. 16 de septiembre No. 200 Altos 3, Apizaco, Tlax. revista.momento.tlx@gmail.com Tel: 01 (241) 41 8 32 58

diferencia de otras ediciones, empezare por la portada como un homenaje a todos aquellos que han estado en primera fila durante todo este año por el COVID-19. Personal médico, camilleros, enfermeras, paramédicos, personal de limpieza, socorristas y cruz roja. Gracias por su compromiso, por los que dieron su vida, por los que siguen. Mi admiración y reconocimiento a cada uno de ustedes. Y justo la portada obedece a una imagen proporcionada por la delegación de la Cruz Roja, una de las instituciones que ha estado para la ayuda y traslado de pacientes infectados por el COVID-19. En este caso la delegada estatal Silvia Elena Rodríguez de Espino nos habla sobre el trabajo que ha realizado todo el equipo de socorristas y personal administrativo durante el tiempo que lleva esta pandemia. La Cruz Roja siempre apoyando en siniestros naturales, accidentes y ahora colaborando con instituciones de la salud en el traslado de pacientes, otorgando artículos de desinfección y protección y ayudando a personas de escasos recursos con despensas. Elena Rodríguez, sabe de las necesidades que requiere esta institución que vive de las donaciones, por ello hace un llamado para que usted y yo nos sumemos a donar en el redondeo de las tiendas OXXO. Su ayuda será para seguir atendiendo las necesidades propias de la Cruz Roja. Por otro lado les presentamos una entrevista con el rector de la Universidad Tecnológica de Tlaxcala José Luis González Cuellar quien por segunda ocasión es rector, y es que su experiencia de más de 20 años en el sector educativo avala su experiencia. Orgullosamente de San Jerónimo Zacualpan y con una ingeniería en comunicaciones y electrónica, tiene claro los retos de esta nueva modalidad de aprendizaje y de manera personal nos comparte el proyecto que se enfoca en el Desarrollo de habilidades para la vida. Hemos llegado al cierre de este año. Llegamos, considerando que tantos familiares y conocidos han perdido amigos, amigas, familiares cercanos, compañeras de trabajo. Un fin de año que estará marcado por el dolor de la ausencia, por la incertidumbre de seguir. Si, con la vida pero con todas las restricciones que nos frena socializar, quizá lo que más extrañamos porque así hemos aprendido a vivir, conviviendo e interactuando. Celebremos la vida hoy, celebremos el momento hoy.

6

DIRECTORA GENERAL Marisol Fernández Muñoz DIRECTOR EDITORIAL Carlos Avendaño Flores COORDINADOR DE REDACCIÓN Yassir Zárate Méndez DISEÑO GRÁFICO Y PUBLICIDAD Arturo Vázquez Muñoz FOTOGRAFÍA Federico Ríos Macías SUSCRIPCIONES Alejandro Fernández Muñoz COLABORADORES Juanita Aguilera Dalia Sánchez Dávila Miguel Ángel Hernández Gutiérrez Horacio López Muñoz Noemí Calderon Elizabeth Cornejo Cristina Figueroa Momento ahora o nunca. Revista mensual, Diciembre 2020 Editor responsable: Marisol Fernández Muñoz. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04 2009–021117565 700–102. Número de Certificado de Licitud de Título: (en trámite). Número de Certificado de Licitud de Contenido: (en trámite). Domicilio de la publicación: 16 de septiembre No. 200 Altos 3 C.P. 90300, Apizaco, Tlaxcala. Tel: (241) 418 3258 241 418 3258 www.revistamomento.com.mx Distribución: Revista de Tlaxcala S.A. de C.V. 16 de septiembre No. 200 Altos 3 C.P. 90300, Apizaco, Tlaxcala. revista.momento.tlx@gmail.com Imprenta: IMPRESORA Y EDITORA INFAGON: Calle de la Alcaicería No. 8. Col. Zona Norte Central de Abastos C.P. 09040 México D.F. www.infagon.com.mx


Contenido 8

La responsabilidad como valor primordial. José Luis González Cuéllar, rector de la UTT

22 Cruz Roja Mexicana. El valor de servir

30 Huertos en casa ¿Una moda o el inicio de un estilo de vida diferente?

32 Control interno o control externo 34 Lo que debes saber sobre los eclipses para aprovechar su energía.

38 La alimentación sostenible y su impor-

tancia para el medio ambiente y la salud pública

40 Costillas de cerdo en salsa de tamarindo

7


La responsabilidad como valor primordial. José Luis González Cuéllar, rector de la UTT Autor: Marisol Fernández | Fotografía: Archivo UTT

J

osé Luis González Cuéllar es el actual rector de la Universidad Tecnológica de Tlaxcala (UTT). Formado como ingeniero en comunicaciones y electrónica, en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), con una especialidad en control. Asimismo, cuenta con una maestría en Alta Dirección por la Universidad del Valle de Tlaxcala. Además, ha tomado cursos y diplomados que han fortalecido su formación. En entrevista con Momento, relata que lleva más de 20 años trabajando en el sector educativo. Sus primeros pasos los dio en el nivel medio superior, en específico en los Conalep, donde también cumplió tareas como directivo, en buena medida gracias a su formación en el IPN. Luego recaló en otras entidades académicas. “Se me dio la oportunidad de ser rector en esta institución. Esta es mi segunda gestión”, señala en el despacho de la rectoría de la UTT, en El Carmen Xalpatlahuaya, del municipio de Huamantla, donde recibe al equipo de Momento. González Cuéllar añade que tuvo la oportunidad de trabajar como director general del CECYTE y del EMSAD, así como en el ámbito empresarial, en específico en dos empresas del rubro de las telecomunicaciones, una de las cuales fundó él, en el auge de las redes 3G.

—¿De dónde es originario?

—De San Jerónimo Zacualpan, una comunidad del sur del estado que ahora es un municipio. Tuve una infancia muy agrada-

ble, puesto que en aquellos tiempos teníamos la gran oportunidad de poder convivir más con los jóvenes de nuestra edad. Podíamos salir de casa con menos miedo, sin presiones. “Pude estar muy en contacto con la naturaleza. Allá en la región había algunas zanjitas con agua cristalina, alguna presa con manantiales, donde podíamos ir a nadar con los compañeros, andar en bicicleta, salir a jugar básquetbol, que es mi deporte favorito y me encanta. Gracias al básquetbol convivíamos con muchos jovencitos de la región. “Mis papás son profesores. Mi papá se formó en la Normal Superior, mi mamá era profesora de primaria. Una formación cien por ciento académica. Nos exigían responder en la escuela. Fuimos buenos estudiantes. “Tuvimos buenos promedios, siempre representamos a nuestras escuelas, en lo personal en el área de matemáticas, de química y de física en secundaria, a nivel zona y luego a nivel estado. En primaria no fue en una materia en específico, pero también nos tocó representar al plantel en eventos académicos. “Donde sí logramos mejores resultados fue en eventos deportivos. Representamos al estado a nivel nacional en varias ocasiones en básquetbol. Esa es la vida que tuvimos de pequeños. “Tengo dos hermanas mayores que yo y un hermano menor. En total somos cuatro 8


9


hermanos. En este momento mi mamá ya falleció, mi papá está con vida”.

—¿Siendo sus papás profesores, había una mayor exigencia para que tuvieran un buen desempeño escolar?

—Fíjate que es una dinámica diferente a estos tiempos. Nuestros papás nos daban mayor libertad que la que ahora damos a nuestros hijos. Sí era una exigencia natural, y no por ellos, sino porque mi mamá era maestra de la escuela donde yo estudiaba, y de manera natural yo me obligaba a responder de la mejor manera, pero no es que ellos me exigieran. Cuando tenía alguna necesidad de que nos orientaran en algún tema en particular, siempre acudía a mis papás.

—Pero no era eximirlo de las obligaciones.

—No, al contrario. Lo que sí quiero resaltar es que una idea que tenía mi mamá y que yo comparto ahora con mis hijos, es que para que seamos ahora buenos ciudadanos, de pequeños deberíamos de tener una responsabilidad, y a mí siempre me asignó responsabilidades en casa, que debía de cumplir, pero aparte cumplir con las actividades académicas. “Te conozco un poquito de atender vacas, cerdos, borregos, que eran actividades comunes en el pueblo. Esas eran parte de mis responsabilidades. Darles de comer, limpiarles, atenderlos permanentemente”.

—¿Hasta qué grado estudió usted en Tlaxcala?

—Hasta preparatoria. Mis dos escuelas, primaria y secundaria, fueron en Zacualpan: la Primaria “Melchor Ocampo” y la secundaria “Felipe Santiago Xicohténcatl”. La preparatoria la cursé en el CBTIS 3, en la Loma Xicohténcatl, de Tlaxcala. “Tuve, en algún momento, la idea de integrarme al Heroico Colegio Militar, saliendo de la secundaria. [Pero] como era muy pequeño de edad, tenía menos edad que los que regularmente salen, porque tenía catorce años cuando egresé de la secundaria, mi mamá me veía muy pequeño para integrarme al Heroico Colegio Militar. En acuerdo me convencieron de que no me fuera, que a lo mejor cuando

saliera de preparatoria, si tenía esa intención, adelante. “Pasó el tiempo, terminé la preparatoria, no necesariamente me fui al Heroico Colegio Militar, pero sí salí de mi comunidad, y me fui al Instituto Politécnico Nacional”.

—¿Y no se arrepiente de no haberse inscrito en el Colegio Militar?

—No. Fíjate que el nivel académico del IPN es muy exigente y hay profesores que daban clases en el Colegio Militar y nos comentaban que definitivamente el nivel académico del Politécnico está un poquito más arriba que el nivel del Colegio Militar. Al final me terminaron de convencer que fue la mejor decisión.

—Los papás no se equivocan.

—En este caso los profesores me ayudaron en ese sentido. En el caso del Politécnico no fue decisión de mis papás. Ellos me apoyaron. Fue una 10

decisión mía, y afortunadamente tuve ese apoyo de ellos. “Después me puse a reflexionar que durante ese periodo de preparatoria y después de la universidad, creo que tuvimos muchas oportunidades de conocer a muchas personas, de representar a nuestro estado en muchos eventos, cosas que a lo mejor no hubiésemos tenido en la disciplina militar. Ellos tienen un espacio fijo. Claro, tienen bastante disciplina, pero no tienen esa ventaja de poder convivir como nosotros en la preparatoria y en el Politécnico. “Los dos espacios son muy nobles, pero en este caso fue muy buena decisión y qué bueno que mis papás estuvieron allí para orientarnos”.

—¿En qué momento decide estudiar la ingeniería que cursó?

—En casa la mayoría de los familiares son profesores. Tíos, primos se fueron


por ese rubro, pero en las pláticas que teníamos en casa hablábamos de temas abiertos, donde decían ‘Eso lo hace un informático; eso lo hace un ingeniero; eso lo hace un licenciado’. “Cuando empezamos a hablar en aquellos tiempos del ámbito automotriz, yo les decía que algún día iba a armar un automóvil, y desde ahí me empezó a entrar esa idea de querer ser ingeniero, aunque en ese momento no decidía el perfil, pero sí ya había decidido que iba a ser ingeniero. Ni profesor ni licenciado, sino la idea era ingeniero. “Conforme fui creciendo, y fue conociendo los ámbitos de cada área, fue cuando optamos por la ingeniería en comunicaciones y electrónica”.

—Una vez que inicia la carrera, qué descubre.

—Fue algo interesante. La costumbre de estar en casa, con papás, que aunque tenía responsabilidades, siempre

tenía el apoyo de ellos, al estar allá, pues tienes toda la libertad de decidir los caminos que tú quieras. Decidí ser un ingeniero o a lo mejor no aprovechar esa gran oportunidad. “Descubrimos que hay un arraigo importante en casa, pero que debemos de superarlo si queremos salir adelante. También descubrimos que no siempre van a estar ellos para nosotros, porque ahí te debes hacer responsable de ti mismo. “Encontramos que si es necesario hacer algo, para lograr tus objetivos, tienes que hacerlo. En mi caso, tuve la fortuna y a la par la necesidad de trabajar, para concluir mis estudios, pero eso agrandó más uno de mis valores que promuevo mucho, que es la responsabilidad, y me permitió concluir la meta de tener una carrera”.

—¿Estudio y trabajó durante toda la carrera?

—Durante cuatro años, prácticamen11

te toda la carrera. Un año no trabajé, solamente estudiaba. Fue la parte del primer semestre. Y desde el segundo semestre comencé a trabajar y únicamente el último semestre dejé de hacerlo. Prácticamente toda la carrera estuve trabajando.

—¿Extrañaba Tlaxcala?

—Pues a la familia, los amigos, los lugares que me agradaban de Tlaxcala; el hacer el deporte con los amigos, principalmente. Aunque allá hay bastantes cosas, pues es la Ciudad de México. Hay todo a la mano, aunque hay muchos riesgos. También teníamos esa atención de los riesgos que había en la Ciudad de México.

—¿Cuál fue su primer trabajo una vez que egresó del IPN?

—Fue en una empresa de telecomunicaciones, en Alcatel en específico. Nos dieron la apertura para hacer un proyecto para Telmex, como recién


egresados. Todavía no estaba titulado, pero ya nos estaban dando esa oportunidad. “Nos empezaron a capacitar y estuvimos un lapso de tiempo con ellos, hasta que lamentablemente Telmex cancela el proyecto con Alcatel y pues termina nuestra relación con ellos. “Fue un lapso muy rápido. Estamos hablando de un año, pero fue mi primera experiencia como egresado, con un sueldo. Aproveché ese tiempo para poder titularme. “Después de ahí regresamos a Tlaxcala. El objetivo que habíamos planteado desde el inicio era regresar, pero ya con un título. Logramos el título y una experiencia curiosa. En Zacualpan hay un Conalep, y mi mamá me estaba comentando de broma y me motivó. ‘Sabes qué, ve a Conalep. Seguramente habrá algo para ti’. “Yo le decía que no, porque quería trabajar en empresas. Me insistió y fuimos al plantel, nos enviaron a la Di-

rección General y nos contrataron de inmediato. No sé si fue por la escuela que me dio mis estudios o por el perfil, porque como allá son carreras técnicas, de inmediato me dieron trabajo como profesor. Y por eso emigró un poquito la idea de estar en la industria e iniciamos en el ámbito educativo, en este caso como profesor, en media superior”.

—¿Cuánto tiempo estuvo en el Conalep?

—Estuve tres años en planteles. Después de un año de ser profesor, me dan la oportunidad de poder ser jefe de área, jefe de proyecto, le llaman allí. Hubo una evaluación y tuve la fortuna de ser el elegido, y así estuve dos años como jefe de proyecto en planteles. “Termino esos tres años y con un amigo inicio una empresa de telecomunicaciones. Le dábamos servicio a empresas como Pegaso, Telcel, Movistar. Les dábamos servicios a las células que transmiten. En aquellos 12

tiempos estábamos haciendo crecer la telefonía 3G, ya ahorita va la 5G, pero en aquellos tiempos apenas estábamos impulsando la 3G. “Ese proyecto duró aproximadamente dos años. Nos estaba yendo bien, pero por el tema de los pagos con Telcel, quebró nuestra empresa. Pero sí duramos dos años en el mercado. “Después de ese proyecto regresamos a Conalep, pero ahora alcé la mano a nivel nacional. Fui a las oficinas centrales de los Conalep a presentarme, porque en algún momento tuve la oportunidad de trabajar a nivel nacional en proyectos de sistemas de calidad, de la norma ISO 9001. Estábamos homologando a nivel nacional el sistema de calidad, y ahí conocí a personas de oficinas nacionales. “Como en aquellos tiempos aún era soltero, opté por irme hasta el Estado de México, en específico a Metepec, a ofertar mis servicios, a saludar a las


personas que había conocido en los eventos nacionales que habíamos tenido, y tuve la fortuna de que me contrataran en las oficinas nacionales de los Conalep, como jefe de departamento.

—¿Qué aprendizaje le ha dejado estar en el sector educativo?

—Yo creo que uno de los aprendizajes más grandes es que tenemos en nuestras manos la oportunidad de ayudar a bastantes jóvenes, jóvenes de diferentes condiciones, de diferentes características, pero si somos muy asertivos en dónde inyectar esa energía, pueden lograr un futuro mejor que el que vivieron en sus casas. “Aquí en la Universidad, uno de nuestros indicadores es que aproximadamente un 65% de nuestros estudiantes van a ser la primera generación en su casa que tengan una profesión; ese porcentaje ya bajó. “A lo mejor sus papás trabajan en el campo con los animales o tienen un oficio, pero en su casa no hay alguien

que tenga una formación profesional. Y muchos de nuestros egresados de la UTT son la primera generación en su casa en ser profesionistas, y eso nos llena de satisfacción y nos impulsa a seguir apoyándolos en lo que está en nuestras manos”.

—En estos 20 años, ¿cuál es el reto en la educación, máxime que estamos pasando una situación en la que los esquemas han cambiado por completo?

—Hay muchos retos por atender, pero lo que voy a mencionar lo enlazo con un proyecto que tengo y que ya está en proceso. El reto sería que las instituciones, las organizaciones tengamos la capacidad de desarrollar en los estudiantes habilidades que les permitan afrontar su vida. Esto sumado, obviamente, al conocimiento que por obligación la institución le ofrece a través de los planes y programas de estudios. “Trabajar en dos ámbitos. En las habilidades gruesas, que es el conocimiento y en las competencias de los 13

programas académicos, y en las habilidades blandas, como el liderazgo, el trabajo en equipo, la resolución de problemas, el manejo del estrés. “Si sumamos eso, creo que nuestros jóvenes van a tener la necesidad de adaptarse al contexto que se esté viviendo. El caso más cercano es la pandemia. En nuestros documentos rectores, en la visión que tenemos, es ofrecerles a los jóvenes un ambiente que les permita a los egresados adaptarse al contexto global, el que sea y en el lugar en el que están. “En ese sentido ese sería uno de los grandes retos, porque olvidamos la parte emocional a veces y tenemos que impulsar más la parte emocional, para que los jóvenes tengan la parte emocional de afrontar la vida”.

—¿Esto ya lo está haciendo la Universidad?

—Sí. De manera normal, los programas de estudios incluyen materias relacionadas con fortalecer sus habilidades socioemocionales, además


de que existe un departamento que también genera una atención a los estudiantes. Hay tutores, hay asesores, y traemos gente externa para que nos apoye. “Además de ello, el programa que estamos lanzando es a través de cápsulas, material de valor que vamos a subir a nuestras redes sociales, para que los jóvenes vayan consumiendo ese material. Va a depender de ellos si le dan el valor o no a ese material, pero nosotros lo estamos haciendo con ese fin, de que fortalezcan todo lo que ya fue moldeado dentro de la institución”. “El proyecto personal ya está en redes sociales y hablando de la institución, además de lo que mencionaba de más materias, hemos impulsado varios proyectos con ellos, para fortalecer sus habilidades, en el ámbito socioemocional. “El primer paso, o las primeras metas que esperamos de ellos, es que concluyan sus estudios. Es lamentable,

y creo que ustedes lo saben, pero el nivel medio superior y el superior son de los que presentan mayor deserción de estudiantes, y la idea es que al atacar en estas competencias, los jóvenes tengan la habilidad para concluir sus estudios. “Si hay alguna situación, algún problema familiar, hablando de solución de problemas, tengan la capacidad de solucionar problemas, para continuar sus estudios; hablando de un problema económico tengan la capacidad de ser creativos o de incursionar en algún trabajo, a la par de sus estudios, pero que no claudiquen en su proceso de formación”.

—¿Cómo ve el panorama desde su cargo como responsable de una de las instituciones educativas más importantes del estado? ¿Qué vamos a ver en el corto plazo? —Hay varios factores que considerar para establecer una prospección del sector educativo en general. Se vislumbra, lamentablemente, que el 14

siguiente año va a ser muy complejo en el tema económico. “Yo espero que la Federación tenga lo necesario para no reducir el recurso a este sector, porque éste es el que ayuda a la sociedad a tener ciudadanos comprometidos y ciudadanos exitosos; si le pega al sector educativo va a ser muy complejo que nosotros tengamos la cobertura suficiente para atender a tantos estudiantes. “Me preocupará si es que no tenemos la posibilidad de atenderlos. Ese sería uno de los grandes retos, derivado de la pandemia. El impacto económico ha sido complejo, difícil, y tal vez podamos ser afectados. Esperemos que no. “El otro reto va relacionado en seguir desarrollando la tecnología en las organizaciones. Nosotros, en la anterior gestión, tuvimos la oportunidad de iniciar proyectos B-Learning [como] le llamamos en aquellos tiempos, que significa que dábamos una parte de sus estudios de manera presencial y


otra parte de manera virtual o en línea. Ahora con la pandemia, ya no es una parte y una parte. Ya nos exige que sea 100 por ciento en línea, pero esa experiencia que ya traíamos, nos permite que podamos dar esa formación en línea. “Ahorita le estamos apostando al desarrollo de las tecnologías de la institución para poder atender a los jóvenes. Lamentablemente, quienes no tienen los medios son muchos de los estudiantes. “En las regiones donde están no hay internet o no cuentan con una computadora y en ese sentido hemos implementado estrategias para que todos tengan la oportunidad de tener su clase, en el caso de la institución se están grabando todas las clases, y si el joven sólo tiene la oportunidad de escaparse con el tío, con el vecino [o] un café internet [en] sábado y domingo, pues ahí están sus clases para que las tome y aparte haga los entregables y tenga la posibilidad de cumplir con lo necesario y pasar su cuatrimestre. Como esa hay otras estrategias. “Estamos fortaleciendo nuestra página institucional, nuestra plataforma institucional. A nuestros profesores los estamos dotando de equipo, porque también algunos de ellos carecían de equipo para poder otorgar esas clases. “En general hemos hecho algunas acciones con ese fin. Pero lo más importante es seguir creciendo y desarrollando en la institución, la tecnología tanto física como en software y poder ofrecerles un mejor servicio a los estudiantes, a tal grado que ya vamos a contar con dos carreras totalmente en línea, en este caso del ámbito administrativo, en el área de gestión, porque las áreas tecnológicas sí requieren que los jóvenes vengan a los laboratorios y hagan práctica, pero donde sí podemos es en las áreas administrativas”.

—¿Cuáles son?

—Desarrollo de negocios área mercadotecnia y en mayo del 2021 Administración Área Capital Humano.

—¿Cuál ha sido la respuesta?

—Al inicio del cuatrimestre que está corriendo tuvimos un grupo.

—¿Qué es lo que más le desagrada, en cualquier ámbito?

—Voy a hablar en lo institucional. No me 15


gusta que haya irresponsabilidad, que si tenemos la gran oportunidad de servir y de ver el desarrollo de muchas personas que no queramos aportar para que eso se cumpla. No me gusta cuando hay pasividad en las actividades. Me gusta que las cosas se hagan bien, pero con esa energía que se requiere. “Por ello, cuando hemos tenido la oportunidad de trabajar con el personal al interior para que les quede claro que el trabajo que ellos realizan es muy importante y que por esa importancia, pues debemos hacerlo con la mayor responsabilidad. Con una persona que deje de hacer su responsabilidad, impacta como una cadenita en otras actividades, y no cumplimos el objetivo. “En una institución y menos en el tema educativo, no debemos estar experimentando, debemos de ir ya con el proyecto completo para tener un resultado. Nuestros estudiantes no tie-

nen la culpa de alguna situación personal; ellos vienen en la búsqueda de un servicio y tenemos que darlo con las características que hemos planteado en nuestro plan institucional de desarrollo. ¿Y cuál es? Un servicio de calidad, un servicio de excelencia. “También hemos comentado que ellos, todos nosotros tenemos la fortuna de recibir muchos servicios, de todos lados. ¿Cómo nos gustaría que nos trataran?, y no nada más el trato. [Si] tenemos algún problema, [entonces] además de que nos traten bien, [necesitamos] que nos resuelvan el problema. Así nuestros estudiantes, los padres de familia, las empresas, con los que tenemos contacto, quieren que les ofrezcamos un servicio de nivel excelente. Eso no me gusta. “Algo que no me gusta, y eso es un tema local, institucional, es que hay servicios externos que no están en nuestras manos, y que no podemos controlar, y es un tema pendiente 16

para los estudiantes y para los que nos visitan. No les puedo ofrecer un buen servicio de transporte público al día de hoy. “Lamentablemente, como no hay demanda de poblaciones cercanas, vienen muy pocos, y eso propicia que nuestros estudiantes lleguen tarde a sus clases, cuando es de manera presencial, y ese servicio no se los he podido ofrecer de la mejor calidad, aunque no es un servicio que nosotros damos, es uno externo. “No me gusta que las personas no sean leales, no me gusta que las personas no sean agradecidas. Es un principio que traigo desde pequeño, que si alguien tuvo la oportunidad de darme la mano, poder retribuirle de la misma manera, y eso lo digo porque nuestra institución nos ha dado mucho y a veces somos los primeros que hablamos mal de la institución, y esta institución nos ha dado la mano para desarrollarnos profesionalmente, para tener


17


un ingreso, para tener expectativas en la casa y a veces llegamos a no ser agradecidos y ser desleales”.

—¿Y de manera personal qué es lo que más le desagrada?

—Es que va de la mano. Me he metido mucho en los temas de valores y cuando alguno de ellos no se ejerce, pues [es] algo que no me gusta. Te digo por qué. Soy padre de familia, soy responsable de una institución educativa y no es que deba, sino yo quiero ser ejemplo en casa y en mi institución, para que no haya pretexto de que ellos puedan lograr grandes cosas. “Aquí hacemos frecuentemente encuestas de servicio. Un resultado de una encuesta, en la última pregunta dice “Si tú fueras rector, ¿qué harías en favor de la institución?”. Y un jovencito responde “Yo nunca voy a ser rector. Eso es muy lejano a mí”. ¿Pero cómo? Al contrario, yo creo que puedes ser rector y puedes ser mucho más. Esa respuesta no me gustó y por eso quiero ser ejemplo de que ellos pueden lograr eso y mucho más. Igual en casa”.

—¿Qué disfruta fuera de la institución?

—Muchas cosas. Disfruto estar con mi familia, me gusta viajar con ellos a lugares que no son comunes en mi región, en mi estado. Me gusta estar en la playa, [hacer] deporte, jugar básquetbol.

—¿Cuál es su equipo favorito?

—Desde pequeño me han gustado los Boston Celtics, porque ahí hubo un jugador que siempre me gustó su estilo, que es Larry Bird, un estilo que no requería hacer los malabares que ahora se hacen, pero muy efectivo; ese deportista fue muy competitivo, y uno de los grandes en el básquetbol. Históricamente, ese equipo ha sido el que me ha llamado la atención, aunque en estos tiempos crecieron mucho los Warriors; también es un equipo que ahora me llama la atención.

—¿Sigue practicando el básquetbol?

—Sí. Decimos en el argot del básquetbol: “Vamos a tirar polilla a la cancha”. Seguimos practicando, con mis dos hijos juego básquetbol, en 18

casa o salimos a los lugares cercanos; con los amigos, cuando tenemos oportunidad. Ahorita se ha ido disminuyendo esa frecuencia, y entrábamos a torneos. Espero que cuando concluya este tema de la pandemia, regresemos a torneos de básquetbol.

—¿Forma parte de un equipo?

—Sí. Tenemos por lo menos tres equipos. Uno en la región sur, en Zacatelco; el equipo institucional; y un equipo en Apizaco. Allí es donde andamos tirando la polilla.

—Mencióneme tres virtudes de usted.

—Yo diría que una de las que manejo mucho es que me considero una persona muy responsable. También me considero una persona leal y comprometida.

—Mencióneme un defecto.

—A lo mejor soy regañón con mis hijos; a veces doy más tiempo al trabajo que a mi familia. No los dejo, pero sí es uno de mis defectos.

—¿Qué le gusta leer?

—De todo un poco. Novelas, de desa-


rrollo personal, de calidad. De todo un poco. Me gustó un libro que se llama La buena tierra, que por cierto lo recomiendo, es de Pearl S. Buck, quien ganó un Premio Pulitzer. Me encantó ese libro; es una novela. “También me gustó otro libro, muy difícil de leer, pero muy bueno, de José Luis Ingenieros, se llama El hombre mediocre; es un ensayo literario muy difícil de leer, pero creo que deja mucho valor. Me gusta bastante leer. “Del ámbito del desarrollo personal, Stephen Covey, Los siete hábitos de la gente altamente efectiva; también un poquito de finanzas personales. Me gusta leer a Andrés Panasiuk, por ejemplo, este libro que se llama Cómo llego a fin de mes o Domina el juego del dinero, de Tony Robbins, ese es muy bueno, bastante información sobre finanzas personales. “Ahorita estoy leyendo un libro de couching, de John Maxwell, porque en esa dinámica del proyecto que tengo, me estoy desarrollando en temas como couching o mentor de las personas y de esa manera poder apoyarlos. “Anxo Pérez tiene Los 88 peldaños del éxito; de Andrés Oppenheimer leí Basta de historias y Crear o morir, aunque también algunos libros del ámbito industrial. Me gusta empaparme de todo un poco, hasta los libros como Quién se robó mi queso, de Spencer Johnson, un libro muy sencillo que habla de salir del estado de confort. Leí estos libros de Dan Brown, por ejemplo; Caballo de Troya también”.

—Si pudiera definirse con una palabra, ¿cuál sería?

—Me quedo con responsabilidad. O sea, responsable.

—¿Qué otros aspectos destacaría de usted mismo?

—Hablando en lo personal, a cada área de mi vida le doy cierta importancia, y a lo mejor lo voy a manejar de esta manera. En la familia hablo de amor; con los amigos, de hermandad; en el trabajo, de la responsabilidad; como ciudadano, me enfoco en la solidaridad. Relaciono algunos valores

dependiendo del lugar donde me encuentro. Son los que más podría ejercer en ese momento. “Me gusta concluir mis ciclos de la mejor manera. Yo espero que cuando concluya mi ciclo en esta institución, pues sea con los mejores resultados, ya en un ambiente en el que los jóvenes se hayan adaptado a las circunstancias, porque la pandemia nos pegó muy fuerte. Aun así seguimos trabajando; ellos siguen teniendo la formación en una dinámica diferente”.

—¿En dónde se ve después de este proyecto de la Universidad?

—Un lugar en específico no lo tengo definido. Lo que sí quiero [es] seguir fortaleciendo el proyecto que les comento. Me gustaría dar capacitación. De hecho, en el periodo en el que estuve en las oficinas nacionales, estuve capacitando en todo el país y fuera del país. Se trataba de temas relacionados con desarrollo organizacional, desarrollo personal y sistemas de calidad. “Andaba por todo el país dando capacitación; además, algunos países de Sudamérica pidieron apoyo al gobierno de México y me mandaron a dar capacitación en varios países de Sudamérica. “Me gustaría, en el proyecto que les comento de desarrollar habilidades para la vida, principalmente en los jóvenes, pero este material no [sólo] es para jóvenes, es para todos, en algún momento dar capacitación, dar couching y ser mentor de quien deseen participar en este proyecto. “El proyecto se llama Desarrollo de habilidades para la vida. Una de las cosas que promovemos en la institución o a través de la institución es la responsabilidad social, y para ello requerimos ser muy empáticos con las personas y saber escucharlos. “Hay un programa a nivel nacional que se llama Economía social y solidaria, y en Tlaxcala la UTT es la 19

única con nodo de economía social y solidaria. Ninguna otra institución entró al proyecto. “Busca desarrollar en las comunidades cercanas, no está limitado, puede ser en todo el estado, equipos que pudieran hacer cooperativas, que pudieran hacer proyectos productivos, pero con una dinámica en comunidad, y ahorita estamos trabajando con el ejido de Xalpatlahuaya, y ya están invitando a un equipo de mujeres de El Carmen, y con ello estamos iniciando con este proyecto de economía social y solidaria y ahora que tuve la oportunidad de visitarlos, hicimos una pequeña colecta con los compañeros de la Universidad, e integramos una despensa para muchas personas que han perdido su empleo en esta pandemia. “Obviamente no tenemos capacidad para abarcar mucho, pero sí fue la comunidad de El Carmen Xalpatlahuaya y fue un gusto, una gran satisfacción el ver que sí agradecieron esta iniciativa en la que participaron nuestros compañeros de la universidad y que esperan que los proyectos de economía social y solidaria que estamos haciendo, logren éxito en un futuro, y en esa parte sí considero que soy empático con las personas, sabemos escucharlos. “Es parte del material que estamos subiendo a las redes sociales, explicarles a los jóvenes que saber escuchar es mejor que estar hablando y hablando y hablando o el ser empáticos con las personas, pues también nos da gran valor, porque el definir la palabra es muy sencillo. “La realidad es que estés pensando cómo está pensando la otra persona. Ahorita que te estoy transmitiendo este mensaje, me gustaría, si es que eres empática conmigo, que veas en mi persona que hay honestidad, que hay ganas de que conozcan que [en] esta persona pueden confiar y que podemos hacer mucho en equipo.


Cruz Roja Mexicana. El valor de servir Autor: Yassir Zárate Méndez | Fotografía: Revista Momento y Archivo Cruz Roja

L

a delegación Tlaxcala de la Cruz Roja cuenta con 406 voluntarios, que incluyen paramédicos, personal administrativo y directivos, que forman “un gran equipo que funciona como engranaje para lograr los mejores resultados”, sostiene la delegada estatal de esta institución, Silvia Elena Rodríguez de Espino. En entrevista con Momento, ofrece una radiografía de los servicios que han prestado a lo largo de este año, marcado por la COVID-19. Así, Rodríguez de Espino refiere que han atendido a 178 pacientes contagiados por el SARS-CoV-2, quienes requirieron traslados u otras intervenciones; además, entregaron artículos de desinfección y protección; realizaron 90 intervenciones psicológicas a voluntarios; y organizaron ocho seminarios virtuales con el apoyo del equipo de salud mental. De paso, menciona que durante 2019 tuvieron 7 mil 82 servicios de ambulancia gratuitos, 19 mil 955 servicios médicos y 14 comunidades beneficiadas durante el plan invernal, llevando 7 mil 380 artículos a la población más afectada por las bajas temperaturas. “Somos la institución humanitaria líder nacional en la movilización y vinculación social a través de redes solidarias comunitarias, de voluntariado y donantes para dar respuesta a las necesidades de las personas”, puntualiza la delegada estatal de la Cruz Roja Mexicana, que desde sus orígenes se ha dedicado a proporcionar auxilio a quien lo necesite. Sin embargo, en este trance ocasionado por la COVID-19, se han tenido que reinventar para obtener los recursos nece-

sarios que permitan mantener los servicios ofrecidos.

—¿Cómo ha sido su experiencia en la delegación Tlaxcala de Cruz Roja Mexicana?

—Para mí ha sido algo muy satisfactorio. Desde el año 2007, cuando me hicieron favor de invitarme a participar para formar la Coordinación de Damas a nivel estatal, para mí fue una satisfacción estar en esta institución y poder brindarle a la ciudadanía lo que podíamos hacer con las damas. “Después, desde el 2007 y hasta el 2017 estuve en el área de coordinación; me hicieron el favor de invitarme como delegada estatal, y aquí estamos. Para mí es un reto bastante fuerte, pero muy satisfactorio”.

—¿Qué la animó a incorporarse a la Cruz Roja?

—Mis papás. Ellos fueron los fundadores de la Cruz Roja, con otras personas de Linares, Nuevo León. Yo soy de Linares y ellos siempre nos dieron la formación de servir a la ciudadanía, de servir a las familias vulnerables. Cuando estaba joven y aún no me había casado, vivía en Linares, donde fui socorrista de la Cruz Roja. Mis padres eran presidentes y siempre me movió la institución.

—¿Qué experiencias tuvo como socorrista?

—Muchas muy agradables. Algunas bastante de tristeza, de ver cómo llegaban las personas. Tuvimos una experiencia que no se me olvida; fue una inundación en Linares. El río rebasó su capacidad y teníamos que ayudar a las personas más vulnerables, que vivían cerca de ese río, el río Blanco. Eso se me grabó. “Esta experiencia me ayudó y vi las necesidades que tiene toda la población que vive en estos lugares, no nada más las personas vulnerables, sino también ver cuan22


23


do hay un accidente en carretera, un accidente múltiple, un accidente de una persona, ver que lo primero que dicen es “La Cruz Roja”. Es lo primero que dicen. No dicen traigan al Seguro. No. Dicen ‘¿Y la Cruz Roja cuándo llega?’. “Eso para ti te queda muy grabado y dices ‘De aquí somos y tenemos que seguir ayudando donde estemos’. Me casé con un tlaxcalteca, nos venimos a vivir desde 1979 a Tlaxcala. Es un estado que me adoptó como tlaxcalteca y así me siento, y desde entonces siempre hemos estado en lugares donde podamos ayudar. “Tenemos una asociación de niños y ancianos del estado de Tlaxcala; siempre hemos estado apoyándola y desde ahí siempre me ha nacido la idea de estar apoyando y ayudando a la ciudadanía”.

—Los apoyos nunca son suficientes.

—Desgraciadamente más en este año tan peculiar que estamos viviendo con esta pandemia. No tuvimos nuestra colecta anual, para todos muy cono-

cida en todo el país, porque es la que nos ayuda a operar todo el año. Tenemos gastos fijos muy fuertes. “Nuestra colecta nos ayuda a hacer el pago anual de los seguros de las ambulancias, que asciende a una suma bastante fuerte. Estamos aproximándonos a los 400 mil pesos, sólo de los seguros de unidades de ambulancias. Aparte estamos hablando de gasto de gasolina, estamos hablando de la poca remuneración que se les da a nuestros socorristas, administrativos; además de pagos de luz, agua, teléfonos, insumos. “Ahorita sí estamos con este problema económico, pero saliendo adelante y no hemos dejado de atender ningún servicio de ninguna necesidad que se ha presentado”.

—¿Cuáles acciones y medidas han tomado para allegarse recursos?

—En este año, debido a que no hubo nuestra colecta, tocamos puertas en algunas empresas que nos tienen la confianza de darnos donativos. Afortunadamente nos han apoyado para 24

poder sobrevivir en estos tiempos de crisis. “También estamos con el redondeo en Oxxo y en Soriana, que ya este año nos benefició. Gracias a la ciudadanía que nos ha ayudado con el redondeo hemos podido salir adelante”.

—¿Qué les diría a las personas que acuden a esos establecimientos, para garantizarles que ustedes usan adecuadamente el dinero del redondeo?

—Esa pregunta es muy importante. Lo primero que les digo es que nos conozcan, que nos vengan a conocer. Que sepan lo que hacemos, que conozcan lo que hacemos, a lo que nos dedicamos. “Cada peso que ellos donan, cada centavo que nos donan, para nosotros es invaluable, porque con ello logramos solventar los gastos para poder dar la atención que se merece toda la ciudadanía. “Sólo les pido que se pongan la mano el corazón y que digan ‘Ahorita no lo necesito yo, pero lo puedo llegar a necesitar’. Nadie es tan rico que no lo necesite ni tan pobre que no pueda


donar un centavo para que la Cruz Roja siga operando y siga atendiendo las necesidades de la ciudadanía. Y no nada más las necesidades del estado de Tlaxcala. “Ahorita estamos viendo las necesidades de Tabasco. Y todos estamos ayudando y cooperando. Estamos al pendiente de la sede nacional, si nos dice “Necesitamos el camión de rescate con cuatro socorristas, diez socorristas”, de inmediato se envía a donde sea, porque está listo y están listos los socorristas para enviarlos. Es una sola Cruz Roja en todo el país. Es una sola Cruz Roja en todo el mundo. “Lo más importante de esto es que sepan, que conozcan lo que hacemos para poder dar nuestro peso con gusto, y dar más. “Platicaba con algunos medios de comunicación y con la esposa del señor gobernador y le decía ‘Licenciada, si cada ciudadano de Tlaxcala nos diera un peso, suponiendo que tenemos un millón 300 mil, un millón cuatrocientos mil ciudadanos, sería un millón 400 mil

pesos los que tendríamos en nuestra cuenta, aparte de la colecta de empresas, de los que nos estuvieran donando, pero ya tuviéramos una solvencia de un millón 400 mil pesos’. “Por eso hay que ponernos una mano en el corazón y decir ‘Podemos darlo; podemos hacerlo’. Y, sobre todo, sabemos qué se va a hacer con ese peso”.

—¿Qué podría hacer la Cruz Roja con ese millón 400 mil pesos?

—Seguir atendiendo, seguir operando nuestras ambulancias, seguir dando nuestra ayuda en el periodo invernal. Tenemos cifras de lo que hemos otorgado en plan invernal. Hemos otorgado 7 mil 300 artículos a la población más afectada por las bajas temperaturas, gracias a nuestras áreas de voluntariado, de damas, juventud, veteranos, socorros, que a pesar de la carga de trabajo, se dan el día y el tiempo necesario para ir a auxiliar a las comunidades más vulnerables y darles algo para ayudarlos en estos tiempos tan fríos. 25

—¿La Cruz Roja recibe donaciones en especie?

—Ahorita estamos recibiendo insumos, que es lo más importante. Por ejemplo, el gobierno del estado nos dona gasolina. Estamos haciendo unos oficios para enviarlos a los dueños de gasolineras en el estado para ver si también nos pueden ayudar con la llenada de un tanque al mes, la llenada de un tanque a la semana. Estamos haciendo oficios para recibir también donaciones en especie de todo lo necesario en esta pandemia. “Estamos tocando todas las puertas posibles, con todas las empresas, un donativo en especie, un donativo en fondo económico. Para nosotros es muy importante y hace la diferencia. Una empresa, un ciudadano, un niño en un ánfora, en donde nos puedan donar, en el redondeo, ahorita estamos con Oxxo; todo eso es muy importante, y así hacemos la diferencia.

—¿Cómo ha enfrentado la Cruz Roja la situación provocada por la COVID-19?

—Pues la estamos enfrentando con bastante responsabilidad, viendo


que nuestros socorristas tengan todo lo necesario para que puedan atender esto, desde la capacitación para ellos, los insumos, como trajes, guantes, goggles, cubrebocas N95, la sanitización de las ambulancias. Todo esto lo estamos atendiendo y estamos preparados para atender cualquier contingencia que se nos presente.

—¿Cuáles insumos ha tenido que adquirir la Cruz Roja para hacer frente a la COVID-19? —El traslado de nuestros pacientes por COVID requiere de una cápsula. Tenemos las cápsulas ya en algunas ambulancias, para esos traslados.

—¿Han ayudado a otras instituciones del sector salud para el traslado de pacientes con COVID-19?

—Sí, claro. Hemos atendido 178 pacientes de COVID con traslados de aquí a la Ciudad de México, ayudando a la Secretaría de Salud y al IMSS. Gracias a estas cápsulas y a nuestro personal capacitado hemos podido hacer los traslados. “Hemos llevado a algunos pacien-

tes al Autódromo de los Hermanos Rodríguez, que lo habilitaron para ser un hospital COVID. Ahí estuvimos trasladando hasta seis pacientes diarios. Era una movilización de ambulancias muy fuertes. Hemos tenido que comprar tanques de oxígeno para tener más en nuestras ambulancias, tener más aquí y poder atender. “Yo creo que esto es lo más importante, tener todo lo que necesitan nuestros socorristas para poder hacer los traslados, para poder atender aquí mismo a las personas que necesitan y que desgraciadamente están con esta pandemia”.

—Además de los traslados a la Ciudad de México, ¿también han llevado pacientes a los hospitales COVID de Tlaxcala? —Sí, claro, aquí mismo, internamente, en el estado, hemos traído de Cuapiaxtla, de Huamantla, de Zacatelco, de Tlaxcala; hemos trasladado [pacientes] a diferentes hospitales. 26

—¿Qué debe hacer la gente para solicitar este tipo de traslados, en caso de que requiera el servicio?

—Si son traslados programados, deben dirigirse directamente a la delegación. Pero si no, esto se manda directamente al 911 y ellos nos emiten la emergencia que se está solicitando y vamos de inmediato a atenderlos.

—¿Cuáles son los valores que animan a la Cruz Roja?

—Sobre todo la lealtad, la humanidad. Saber dar lo que tenemos. Saber entender las necesidades de la ciudadanía. No solamente decirlo, sino actuar, cambiar la actitud de la ciudadanía para ver nuestra institución, y poder entender lo que necesita para poder ayudar.

—¿Cuáles son los retos para la institución aquí en el estado de Tlaxcala?

—Yo creo que uno de los retos que hemos tenido y vamos a tener, siempre tener al último día atendido, es la capacitación de todos, tanto capacitación en socorros, como capacitación de voluntariado, porque puede pre-


sentarse cualquier emergencia, y debemos estar altamente capacitados para poder atender cualquier cosa en el estado.

—¿Qué mensaje le daría a la sociedad?

—Lo que te repetía hace unos momentos: que conozcan la institución para que ellos puedan donar y sepan a dónde se va su peso, pero sobre todo ahorita que estamos hablando de estas pandemias, del frío, de esas lluvias tan inesperadas que han tocado en varios estados. ¿Qué podemos pedir nosotros? Pues que se cuide la gente, que hagamos caso de usar el cubrebocas, que hagamos caso de quedarnos en casa, que la pandemia no ha cedido, y si no cede la pandemia, esto

puede complicarse con el tiempo invernal que viene. Para nosotros en Tlaxcala la temporada más complicada no es en noviembre y diciembre, sino en Enero y febrero; esos son los días de más frío y de más complicación, y para esto nos estamos programando, tener todo lo necesario. “Yo le diría a la ciudadanía que nos apoye, que nos ayude, que se cuide, porque es muy difícil cuidarlos a todos, pero aquí estamos para atenderlos siempre. “También les deseo que estas fiestas navideñas que ya se aproximan sean de afecto, de amor y podernos darnos un abrazo, aunque sea a la distancia, porque esto va a seguir. Que nos cuidemos mucho”. 27


Guía de Tel. oficina: 222 290 43 70

Evoka Cocina del Valle de Tlaxcala Calle 2 de Abril, No. 1022, centro, Apizaco, Tlax. Tel. 241 113 19 49 /paco.molina

Restaurante El Checo

Texcalla café Un lugar de encanto y magia . Disfruta el mejor café. En el zócalo San Pablo Apetatitlán /Texcalla cafetería texcalla@gmail.com

Comida Rústica Av. 1ro Mayo, Centro, Tlaxcala. Tel. 246 46 6 66 30 /3aRondaTlax

La Cima Francisco I. Madero, No. 2301, Col. El Carmen, Apizaco, Tlax. @LaCimaApizaco /LaCimaApizaco foursquare.com/lacimadelsabor

Emilio Carranza No. 36, Santa Cruz, Tlaxcala Cel. 246 100 2602 bompet.tlax@hotmail.com

/Jugo-Tlax

La 3ra Ronda

Salmón Zarandeado 16 de Septiembre, No. 516, Col. San Isidro, Apizaco, Tlax. Tel. 241 41 7 27 54

Restaurante Bompet

jugotlax@gmail.com

Poz-Olé! ® El lugar del verdadero pozole POZOLERÍA Matriz Blvd. Guillermo Valle No. 86-A, Col.Centro, Tlaxcala, Tlax. Tel: 246 46 2 10 54 Sucursal La Lomza Av. Ocotelulco No.51,. (a un costado del Blvd. del Maestro) Col. San Isidro, Tlaxcala, Tlax. Tel: 246 46 6 2332 Sucursal La Loma Bonita Av. Arquitecto No. 51-A, Junto al Modeloramaz Tel. 246 46 6 39 54 www.poz-olé.com /poz-olé!

Restaurant Bar La Cabaña

Restaurant Bar Malintzi

Comida Típica regional Km. 10, Carr. Perimetral s/n, Interior del Centro Vacacional Malintzi, San José Teacalco, Tlax. Cel. 241 1003995 Tel. 241 41 09361 Todos los días abrimos 8:00 a 22:00 Hrs.

Especialidad: Escamoles y salsa de chinicuiles Carretera México – Veracruz Km. 128+100 Tlacotepec, Xaloztoc Tlaxcala Tel: 241 41 3 14 70 y 241 140 18 03 restaurantbarmalintzi@gmail.com /malintzi.apizaco

El Cordero Feliz

La Tienda de Don Mariano

Preparacion y venta de barbacoa artesanal Av. Domingo Arenas s/n José Mariá Morelos , Buenavista, Tlaxco, Tlaxcala Cel. 241 105 56 38 Cel. 241 41 142 98 El Cordero Feliz El_cordero_feliz@hotmail.com

Cafetería y restaurante de comida local, deliciosa y sana Independencia Nacional No. 14. Col. Centro. Tlaxco, Tlaxcala. Tel: 241 49 6 16 90 La tienda de Don Mariano

Tutti Bocado

Menú del día & comida para llevar 16 de Septiembre No. 200 Altos, Centro, Apizaco, Tlaxcala Tel. 01 241 41 7 2652 Cel. 241 158 85 08 roda.momento@gmail.com

Pastelerías - Cafetería. Cafeterías y pasteles Av. 16 de septiembre No. 30, Centro, San Jeronimo Zaculpan, Tlax. Tel. 246 6882321 Cel. 2461104020 / Tutti Bocado Pastelerías - Cafetería tuttibocadopastelerias@outlook.com

Restaurante El Mirador Pollo Tocatlán, Pollo Calpulalpan Av. Guerrero No 58, Col. Centro Tlaxcala. Horarios 7:00 a 20:00 horas de Lunes a Domingo Hotel de La Loma @HotelLoma  www.hoteldelaloma.com.mx

Restaurant & Posada Portal Jardin Cocina tradicional, Cantina & Café Platillos de temporada Especialidad “Chamorro al Pulque” Benito Juárez No. 6, Centro, Tlaxco, Tlax. Tel. 241 49 605 35 Cel. 241 121 26 22 tlaxcoportaljardin@hotmail.com

Restaurante Bompet 28

La Cultura de la Memoria al Paladar

Café Isabel Town Café de altura y Postres artesanales Plaza de la constitución No. 16, Int. 103. Centro, Plaza San José Interior Galerías Tlaxcala, 2da planta, saliendo de Liverpool Tlaxcala, Tlax. Tel. 246 46 2 33 08 /Isabel Town Cafe

Gusto Uruguayo Restaurante- bar Cortes, Choripán, Vino Parque Juárez No. 10, Centro, Huamantla, Tlax Tel. 247 47 2 0239 gustouruguayo@hotmail.com /gusto.uruguayo.7

Yeknom Café Carretera Tlaxcala - Apizaco km 119. S/N. Belén Atzitzimititlán. yeknom.cafe / Yeknom Café Tel: 246 16 84 723 55 34 340 542


Restaurantes La Casona de Don Agustin

Centro Ecoturístico Tepeyololco

Comida regional Plaza principal No. 7, centro, Tlaxco, Tlax. (A un costado de la presidencia) La Casona de don Agustin Restaurante de Tlaxco @lacasonadedonagustin lacasonadedonagustin

Calzada de los Alcanfores S/N Col. Ocotitla, Tetla, Tlax. Cel: 241 117 65 11 www.tepeyololco.com tepeyololcoce@gmail.com /Tepeyololco Centro Ecoturístico Tlax.

El hornito Café y pizza, Comida - cena Entradas, ensaladas pastas, Pizzas artesanales Morelos Poniente, esq. con Progreso Sur, Santa Ana Chiautempan Tel: 246 458 0021 /elhornitocafeypizza

Restaurante El Mesón de Alfonso Comida regional Emilio Sánchez Piedras, No.104, Apizaco, Tlax. Tel. 241 41 7 19 54 hotelrestaurante.mesondealfonso@ gmail.com

Crepería Ubuntu Crepas & café Benito Juárez No.8, Col. Centro San Cosme Xaloztoc, Tlax. Tel. 241 4131066 /creperiaubuntu www.creperiaubuntu.com info@creperiaubuntu.com

Hotel Alifer Morelos No. 11 Centro, Tlaxcala, Tlax. Tel: 246 46 25678 www.hotelalifer.com.mx /AliferHotelAlifer halifer@prodigy.net.mx

29


Huertos en casa ¿Una moda o el inicio de un estilo de vida diferente? Autor: Diana Isis Flores Gutiérrez

L

a pandemia causada por el SARSCoV-2 ha generado un fuerte impacto a nivel global en todos los ámbitos. Se han perdido vidas y empleos; además, el alimento se encareció y ante una contingencia sanitaria lo prioritario es preservar la salud, así que es inevitable pensar en que estamos atravesando por una de las crisis más fuertes que la humanidad ha enfrentado en la historia. Y es la historia misma que me lleva a evocar los Victory Gardens o Wars Garden, los jardines de la victoria o jardines de la guerra, que surgieron ante las crisis generadas por la Primera y la Segunda guerras mundiales en países como Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. Estos jardines tenían el propósito de que los civiles pudieran autoabastecerse para dejar la producción industrial para alimentar a las tropas. Una crisis similar es la que estamos viviendo ahora ante esta guerra contra el SARS-Cov-2, en la que se ha incrementado exponencialmente el interés por cultivar alimentos en casa, ya sea por necesidad, por ocio, por terapia o por moda. Como docente de la asignatura de tecnologías con énfasis en agricultura (sí, es una asignatura en educación secundaria técnica), aprender a producir alimentos debería ser una práctica necesaria en todos los niveles desde la primera infancia hasta universitarios, y no solo de las escuelas, sino en la vida; la actividad de los huertos en casa resultó como un remanso en esta época de confinamiento en los adolescentes, pero también en niños y adultos. ¿Moda? No lo creo. Lo que sí creo es que cada día va aumentando la necesidad de saber lo que comemos, de dónde vienen los alimentos, querer vivir la experiencia de comer algo que vimos nacer, cuidamos y conocemos su camino. Si queremos que nuestros hijos se sientan motivados por

probar las frutas y verduras, lo harán sólo si participan en su proceso de cultivo. Por eso, considero que el huerto se está convirtiendo en un estilo de vida ante una pandemia que nos hizo visible una necesidad, una necesidad que se ha puesto de moda porque todos queremos hacer un huerto, conocer el proceso, y comer una ensalada como la que preparó Anabela con las lechugas y los quelites de su huerta; la salsa que elaboró Valeria con los tomates, chiles y cilantro que cultivó; comer nopales tiernos como la familia de Ángel; y como Mikel que se negaba a comer jitomate hasta que participó en el proceso de cultivo y ahora los come con gusto. Estos alimentos están siendo cultivados de forma inocua y orgánica. Los huertos se han convertido en un lugar de encuentro y convivencia dentro de la misma casa aportando un bienestar físico y mental; así que mientras no haya una vacuna contra el virus los alimentos son y seguirán siendo los únicos que nos podrán mantener a salvo. Nueve meses han pasado desde que este virus nos cambió la vida; cambió nuestra forma de trabajar, de ir a la escuela, nuestros hábitos de higiene, hasta la forma de saludarnos. Ahora empezamos una transición hacia la “nueva normalidad”, pero qué les parecería si parte de esa nueva normalidad incluya producir nuestros propios alimentos. Tener un huerto en casa ayudaría a reforzar la seguridad alimentaria en tiempos de crisis o la economía familiar, además de estimular el autoconsumo y promover practicas sostenibles y mejorar la relación con nuestro entorno, contribuyendo así a la mejora de las condiciones ambientales de las ciudades, pero también a impulsar el rescate de estas actividades en las zonas rurales y alentar el consumo local. ¿Tú aceptarías el reto? 30


31


32


Control interno o control externo Autor: Psic. Cristina Figueroa Quirino Tel: 01 246 4580393 | psicologiaclinicaintegral@gmail.com

E

n psicología, el término locus de control o lugar de control se refiere a la habilidad de una persona de identificar sus resultados de vida como propios o ajenos. Es decir, se refiere a la percepción individual de tener control o no tenerlo con respecto a las experiencias de la vida. Una persona que reconoce sus resultados de vida como propios, esto es, la suma de sus esfuerzos personales, se ubica como alguien con locus de control interno. Alguien con estas características, en primer lugar se fija metas y objetivos de manera realista; se propone un plan de acción y pasos estructurados a los cuales apegarse para la consecución de dichas metas. De igual manera, se hace responsable de sus actos y, sea cual sea el resultado obtenido, es consciente de que éste fue directamente proporcional a su esfuerzo. Por el contrario, una persona con un locus de control externo atribuye sus resultados a otras personas o a aspectos subjetivos externos a ella, como la suerte. Creen que los demás ejercen una influencia extrema en ellos y en caso de que sus resultados de vida no sean los esperados, “culpan” a quienes consideran fueron los responsables, o incluso a las circunstancias que tienden a catalogar como adversas. Un ejemplo será el de la persona cuyo estado emocional depende del clima, o los niños en edad escolar cuando mencionan “el profesor me reprobó” o “por tu culpa bajé en calificaciones”. La teoría de locus de control fue propuesta inicialmente por el psicólogo Julian Rotter en 1966, como parte de su teoría del aprendizaje social. Desde entonces y a la fecha ha tenido algunas revisiones. A continuación se mencionan las características personales propias de los individuos con locus de control interno y externo, (Rotter, J.B. 1966: “Generalized expectancies for internal versus external control of reinforcement”) y que actualmente se encuentran vigentes por los psicólogos especializados en el tema.

Personas con locus de control externo:

• Culpan a las fuerzas externas por sus circunstancias. • Creen que cualquier posibilidad de éxito se basa en la suerte. • No creen que puedan cambiar su situación mediante sus propios esfuerzos. • Se sienten desesperanzados o incapaces de afrontar situaciones difíciles. • Son más propensos a experimentar indefensión aprendida (sugiero leer la teoría de Seligman).

Personas con locus de control interno:

• Asumen la responsabilidad de sus acciones. • Tienden a estar menos influenciados por las opiniones de otras personas. • A menudo se desempeñan mejor en las tareas al trabajar a su propio ritmo. • Se consideran eficaces. • Tienden a trabajar duro para lograr las cosas que quieren. • Se sienten seguros frente a los desafíos. • Informan ser más felices. • Denotan mayor independencia. La mayoría de las personas que acuden a terapia poseen un locus de control externo, por lo tanto, uno de los principales objetivos terapéuticos consiste en lograr que reconozcan su lugar interno de control. Esto se logra con diferentes técnicas, una de ellas y muy importante es que el terapeuta les ayude a modificar su lenguaje, tanto a nivel oral como en la escritura. El psicólogo Michael White ha brindado grandes aportaciones al respecto con su terapia narrativa. Otra técnica consiste en la identificación y modificación de pensamientos irracionales, para lo cual es muy útil la reestructuración cognitiva, propia de la terapia cognitivo conductual, es decir, se le enseña al paciente a cambiar su manera de pensar. Una persona que cambia sus pensamientos, modifica sus acciones y obtiene resultados distintos. Sería un buen propósito de Año Nuevo comprometerse a modificar pensamientos relacionados con el lugar externo de control y desarrollar el interno. ¡Feliz Año 2021! 33


Lo que debes saber sobre los eclipses para aprovechar su energía. Autor: Maxia Luna Psicóloga conductual-arquetípica | Life Career & Personal Certified Coach | Psicoastróloga y simbóloga | Wiccan Priestess maxia.luna07@gmail.com | Facebook: Maxia Psicoastrologia| Twitter: @maxialuna | Instagram: maxia luna

L

os efectos de un eclipse tienen lugar hasta la aparición de uno nuevo. Sin importar el lugar donde ocurra, el resto del planeta también se verá afectado de una u otra forma por la energía que se produce por lo que de una u otra forma todas las personas nos influyen. Los eclipses son eventos astronómicos muy potentes, muy estudiados en astrología, tanto en la mundana como en la personal. Sabemos que marcan eventos muy importantes, puertas que se abren o se cierran. Los eclipses son lunaciones (lunas nuevas o llenas ) en las cuales se alienan Tierra-Sol-Luna (o conjunción con los nodos lunares). En el caso de una Luna nueva tendremos un eclipse solar y en el caso de una Luna llena un eclipse lunar. Como “luminares”, o “planetas” que dan luz, el Sol y la Luna son los puntos más considerados en una carta natal. Si lo que se eclipsa, o tapa, es el Sol, poniéndose la Luna entre la Tierra y el Sol, tenemos un eclipse solar. Se tapa la luz, la conciencia. Si lo que se eclipsa es la Luna, debido a que la Tierra está en medio de Sol y Luna, se tapa nuestra conexión emocional, inconsciente. Existen varios tipos de eclipses, según cuán bloqueada está la luz del Sol o la Luna. Los eclipses solares pueden ser totales, parciales o anulares. Los eclipses lunares pueden ser totales, parciales o penumbrales. Los últimos dos eclipses del año 2020 y del siglo son: el 30 de noviembre eclipse penumbral de Luna en el 8º 38’ del eje Géminis️ Sagitario el 14 de diciembre eclipse solar total en el grado 23º 08’ de Sagitario️. Es importante recordar que depende de dónde se ubiquen en tu carta (en casa y signo) ello definirá el cómo afectan en tu carta, al igual que como se adquiere conciencia en ciertos aspectos de tu vida.

Los eclipses solares se producen cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol. Cuando esto ocurre, la Luna va bloqueando gradualmente la luz del Sol Y si el Sol y la se alinean perfectamente, lo llamamos eclipse total. En ese caso, el cielo se oscurece en pleno día hasta que parece que se hizo de noche. Los eclipses caen bien sea en Luna llena o Luna nueva, las dos fases más importantes del ciclo lunar. Si es durante una Luna nueva será un eclipse de Sol y si es Luna llena se trata de un eclipse de Luna Astrológicamente, aunque los eclipses suceden cada año varías veces, en ocasiones no es claro que su energía dure hasta el próximo eclipse y a menudo detona el trabajar en temas concretos o bien te deja lecciones o aprendizajes dependiendo el eje zodiacal que toca. A través de los siglos en diversas culturas ancestrales los eclipses se percibían como señal de malas noticias o profecías negativas que se cumplían, en la actualidad nos acercamos a los eclipses desde otra perspectiva ya que si pones atención verás grandes cambios que se despliegan en torno a un eclipse. Los eclipses de Sol están relacionados con inicios y principios y los de Luna con cierres y con dejar ir. Usualmente la temporada de eclipses abre con un eclipse de Luna que te impulsa a dejar ir a soltar lo que pesa para que abras paso a lo nuevo que trae el eclipse solar que nos abre a los inicios a dar principio con claridad a lo que has estado dejando de lado. Los eclipses son de esos sucesos que nos dan la oportunidad de profundizar en nuestro plan divino de manera consciente, poniendo atención a hacia dónde te guía tu alma, tu intuición, tu sabiduría interna. Cuando pones atención y te sintonizas con ello puedes entender dónde es necesario que estés y desde ahí cuáles misiones estás destinado a cumplir. 34


35


La alimentación sostenible y su importancia para el medio ambiente y la salud pública Autor: Noemi Calderón Rodríguez Nutrióloga clínica | noemi.calderon9@hotmail.com

E

ste es un tema muy importante para el tiempo que se está viviendo especialmente en este año 2020 que está por finalizar, porque todo lo que sucede en el mundo está estrechamente relacionada de forma directa o indirecta con la alimentación del ser humano la cual puede ser deficiente en nutrientes y excesiva en calorías ocasionando que en las últimas décadas las enfermedades relacionadas con la alimentación como la diabetes mellitus, las cardiovasculares, las metabólicas fueran en aumento a medida que el sobrepeso y la obesidad se hicieran cada vez más presentes en la mayoría de países desarrollados y en vías de desarrollo como lo es México en donde la obesidad ya es considerada como la epidemia del siglo XXI. No solo las enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la pobre calidad de los alimentos y el sedentarismo han ido matando lentamente a la población, sino que también las enfermedades infectocontagiosas pueden ser aún más letales como es el caso del coronavirus considerada como pandemia la cual surge de un virus conocido como SARS-CoV-2, el cual fue hallado en China dentro de un mercado de mariscos y animales exóticos de consumo humano el pasado mes de diciembre de 2019. Históricamente el ser humano ha requerido de consumir otros animales para poder seguir subsistiendo en el planeta Tierra pero anteriormente el medio ambiente era mucho más puro y limpio para coexistir con los otros seres vivos sin ningún problema, así que se convertían en comida segura y no había mayor riesgo de enfermar, sin embargo, en la actualidad

no es así, el mismo ser humano ha sido el causante de su propia desgracia al contaminar su único hábitat, destruyendo los bosques, contaminando los ríos, lagos, lagunas y mares, contaminando el aire y por lo tanto los alimentos que se producen ya no son tan seguros como antes, contienen más sustancias químicas, hormonas, aditivos, conservadores, colorantes y toxinas ocasionado más enfermedades nuevas y extrañas como el coronavirus. Por lo anterior, el medio ambiente y la salud publica son dos factores que pueden mejorar si el ser humano hace conciencia sobre comenzar a tener una alimentación más sana, más sustentable, sostenible y amigable con el medio ambiente generando un entorno más saludable, promoviendo la producción de alimentos orgánicos, menos alimentos industrializados, fomentar la agricultura y ganadería familiar o de una pequeña región, así como huertos y hortalizas en las casas, etc. Todas esas pequeñas acciones garantizarían una mejor calidad de los alimentos y una alimentación inocua para el organismo. Este año 2020 fue para muchos el año más complicado a lo largo de todo el siglo pasado que muchos recordaremos con dolor, tristeza, temor e incertidumbre, pero no todo está perdido, aún queda mucho por agradecer, pero sobre todo está la oportunidad de cambiar como sociedad y vivir una vida más saludable, pero sobre todo tenemos la gran oportunidad de cuidar nuestro único hogar que es el planeta Tierra. Infinitas gracias por permitirme compartir con ustedes tres años de artículos sobre temas de nutrición. Les deseo un muy feliz y bendecido Año Nuevo 2021. 38


39


Chef Juanita Aguilera

Costillas de cerdo en salsa de tamarindo Ingredientes: Un kilo de costillas de cerdo 50 gramos de manteca 100 gramos de tamarindo 250 gramos de tomate verde 2 piezas de chile chipotle 2 piezas de chile pulla 50 gramos de cebolla 10 gramos de ajo 25 gramos de azúcar Sal y pimienta al gusto

Puré de papas

Un kilo de papas hervidas 60 gramos de mantequilla Leche, la necesaria Sal y pimienta al gusto

Procedimiento para las costillas: En una cacerola al fuego coloque la manteca y selle las piezas de costilla de cerdo por todos sus lados. Esto requiere un tiempo aproximado de 10 minutos. Por otro lado, limpie y lave los tamarindos, luego hierva a media cocción, machaque ligeramente y cuele. La pulpa que resultó hay que licuarla con los chiles tostados ligeramente y con los tomates asados al comal con el ajo y la cebolla, además de un poco de agua. Cuando la carne esté ligeramente dorada incorpore la salsa colada; si requiere un poco de agua para cubrir la carne, agréguela. Sazone con sal, pimienta y azúcar al gusto y deje que hierva hasta que la carne esté suave y la salsa ligeramente espesa. Sirva sobre puré de papa.

Para puré de papas Pele las papas en caliente, macháquelas y agregue la mantequilla, la sal y la pimienta, además de la leche necesaria; con fuego suave incorpore hasta darle el punto deseado a su puré de papa. ¡Buen provecho! 40


MENOS PLASTICO

NOS PLASTICO

CTICAS

MENOS PLASTICO

OS PLASTICO

ICAS

RESISTENTESPRACTICAS

PRACTICAS /ACCESORIOS PI2 RESISTENTES 241 101 59 27 / 241 102 49 06

RESISTENTES

RESISTENTES


‚ ‚ƒƒ„ … † ‡         ˆ ‡

   ‰ Š   †    ‹   Œ Ž Š   † ‡ ‘   „ †  …’ †             ­ € 

 


44

Profile for Vk Entintado

REVISTA MOMENTO DICIEMBRE 2020  

Advertisement
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded