Page 1

La selva sobre ruedas Chanchamayo-Oxapampa-Pozuzo-Tingo MarĂ­a


El Oconal en Villa Rica.

Puente Emperador Guillermo en Pozuzo.

La selva ofrece a los viajeros un sinfín de atractivos, además de la posibilidad de tomar una extensiva clase de geografía del Perú en el camino de ida, pues acceder a cualquiera de estos destinos significa atravesar casi todas las ecorregiones del país. Estos destinos, muy bien conectados, son ideales para aquellos que viajan en bus, y para las personas que tienen autos o camionetas. Familias con niños y parejas, grupos de amigos, y todo tipo de viajero encontrarán algún destino adecuado en esta ruta de ensueño.

El valle de Chanchamayo

Viajar hacia el valle de Chanchamayo, en la margen oriental de los Andes centrales, es una experiencia que combina el conocimiento profundo de nuestra complicada geografía y el acercamiento a los alegres y exuberantes pueblos selváticos de San Ramón y La Merced, donde los colonos europeos que llegaron en el siglo XIX han trazado una peculiar forma de vivir respetando su medio ambiente. Chanchamayo es también un importante centro productor de café, cacao y frutas tropicales, además de punto de partida para descubrir las bellezas de Oxapampa y Pozuzo, Villa Rica y Satipo.

Excursiones • San Ramón

Ubicado en la confluencia de los ríos Tarma y Tulumayo, esta ciudad fue fundada sobre un antiguo fuerte militar construido en 1847 para defender la zona de los ataques indígenas. Marca el ingreso al valle de Chanchamayo y sirve de conexión con los numerosos destinos de la selva central.

• Catarata El Tirol

Distancia: 12 km (E de San Ramón) Esta caída de aguas cristalinas de 35 m de altura, le permitirá disfrutar de un buen chapuzón en medio de una densa vegetación tropical. Para llegar es necesario tomar un desvío a la derecha del puente Puntuyacu y tomar una trocha carrozable por 15 min. Al llegar a la localidad de Playa Hermosa deberá dejar su vehículo (hay vigilancia) y continuar a pie siguiendo el curso de la quebrada Teutonia durante unos 30 min hasta la cascada.

• Destilería Colombo

Distancia: 27 km (NE de La Merced) Esta breve excursión lo llevará a recorrer la llamada Quebrada de los Italianos hasta un viejo trapiche que cuenta con una destilería donde se producen macerados de aguardiente con plantas medicinales. Este recorrido es recomendable sólo para vehículos todo terreno.


Gallitos de las Rocas

Elaboración de Puros

• Pampa Hermosa

Distancia: 24 km (E de San Ramón) Se accede a este espectacular Santuario Nacional, creado en 2009, desde Puente Victoria, a través de una trocha carrozable (transitable en época de lluvias solo con vehículos todo terreno) que conduce al caserío de Nueva Italia. Se trata de un hermoso bosque de diez mil hectáreas poblado por centenarios cedros, nogales y exuberante vegetación tropical. Ideal para los observadores de orquídeas y birdwatchers. El lugar perfecto para observar al gallito de las rocas. Cuenta con servicios turísticos.

• La Merced

Distancia: 10 km (E de San Ramón) Capital de la provincia de Chanchamayo, destaca por ser un gran centro de acopio de productos como café y frutas que luego se llevan a los mercados de la costa. Destaca su plaza de armas, con una sencilla iglesia, dedicada a la virgen de La Merced. Otra visita interesante es al puente colgante de Kimiri, la antigua misión franciscana que dio origen a esta ciudad que posee todo lo que requiere el turista para pasarla bien. Desde ella parten las rutas hacia diversos puntos como Satipo, Villa Rica, Oxapampa y Pozuzo.

• Villa Rica

Distancia: 54 km (E de La Merced) La capital cafetalera del país, famosa por la excelencia de sus granos que son exportados con éxito. Cerca de Villa Rica se encuentra El Oconal, un humedal identificado más como laguna, que conserva una interesante población de aves como garzas, patos y grullas. Las Fincas cafetaleras locales reciben y hospedan a los visitantes ofreciendo recorridos a los cafetales pudiendo aprenderse de cerca todo acerca de la cosecha y procesamiento del café. Otras excursiones que se pueden organizar desde aquí lo llevarán a las cataratas de Yesu y a la Casa Comunal Yánesha, donde podrá acercarse al mundo de los pobladores originarios de Chanchamayo.

Cómo llegar Se debe tomar la carretera Central hasta La Oroya y tomar el desvío a la izquierda. Siga el valle del río Casaracra hasta Las Vegas (km 196), y tome el camino de la derecha, a Tarma y el valle de Chanchamayo. Ascienda hasta el abra de Cochas (3.650 msnm) e inicie el descenso final hasta San Ramón (km 310). La distancia entre La Merced y San Ramón es de solo 10 km.


Vista Panorámica en Pozuzo

Danzas Típicas

Oxapampa y Pozuzo: alemanes en la montaña

Fundadas por los colonos alemanes a finales del siglo XIX, de Oxapampa y Pozuzo son apacibles ciudades agrícolas y ganaderas en las que el visitante conocerá una interesante cultura y una naturaleza apabullante. Este es un viaje ideal para familias, en las que podemos transmitir a los más pequeños el amor por la naturaleza y el respeto a las tradiciones.

Excursiones • Oxapampa

El nombre de esta cálida ciudad proviene de las voces quechuas oxa y pampa, que quiere decir, la ‘pampa de paja’ debido a los pastizales naturales que crecían en la región antes de la Conquista. En su plaza de armas encontramos a la iglesia de Santa Rosa, construida en madera en 1939 por Otto Müller Plofm. En el Museo de los Colonos encontrará diversos objetos que pertenecieron a los fundadores del pueblo, y en Guarapo (5,5 km al O) podrá visitar un viejo molino de caña y degustar el jugo que se extrae de ella. Oxapampa es también punto de partida para visitar el Parque Nacional Yanachaga-Chemillén, un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza y uno de los mejores lugares para observar al gallito de las rocas o tunki (Rupicola peruviana), el ave representativa de nuestro país. Para acceder a esta maravilla natural se debe tomar una trocha a 2 km de Oxapampa. Aquí se han registrado más de 400 especies de aves, 59 de mamíferos y 16 de reptiles.

• Pozuzo

La historia de este pueblo, perdido en las selvas de montaña de Pasco, es la de un grupo valeroso de colonos alemanes provenientes de la zona del Tirol que fueron traídos con la promesa de una nueva tierra, en 1857. Gente muy honrada y trabajadora, llegaron en el velero Norton desde su lejana tierra para encontrar que nada de lo prometido existía. Entonces, decidieron seguir camino a la selva por sus propios medios, un viaje largo y muy duro que culminó con la fundación de Pozuzo en 1859. Actualmente, en este lugar viven los descendientes de estos colonos, siguiendo una forma de vida autosostenible en armonía con su entorno y manteniendo vivas las tradiciones inculcadas por sus padres, como el uso de sus típicos trajes tiroleses (ya no visten así, salvo ocasiones de festividades) y los bailes oriundos como la polca. Aquí en Pozuzo, el viajero encontrará hospedajes familiares y muy buena comida mezcla de alemana y selvática, como para quedarse unos días en la cálida compañía de los pozuzinos. Ideal para familias y aventureros de toda laya.


Laguna El Sauce

Valle de Alto Mayo

En Pozuzo se puede visitar la Casa Egg, la más antigua del pueblo, construida por Helmut Egg, uno de los primeros colonos, en 1861 (aquí todas las casas están levantadas con madera, a la usanza tirolesa, lo que le da al pueblo un encanto particular). También le recomendamos, Visitar la Catarata del fin, el mirador del gallito de las rocas, la casa del tabaco, cruzar el puente Emperador Guillermo I, construido en 1877. A nuestro juicio, una visita a Pozuzo es una oportunidad de conocer a sus pobladores y aprender de ellos el tesón y el amor a la tierra que poseen.

Cómo llegar Debe tomar la carretera Central y seguir todas las indicaciones necesarias para llegar al valle de Chanchamayo (ver destino). Pase La Merced hasta el puente Reiter (a la salida de la ciudad, inicio de la ruta asfaltada a Satipo). Oxapampa se encuentra a 76 km (3 h) al norte y Pozuzo a 152 km (6 h).


Laguna Azul

Pobladores de Lamas

Tingo María: a los pies de la Bella Durmiente Ubicación: 120 km (NE)

de Huánuco

Tingo María fue poblada durante la década de 1940, cuando el gobierno de turno impulsó la colonización de la selva. El primer asentamiento lo fundaron los franciscanos, quienes la llamaron San Antonio de Tingo María; algunos dicen que se llama así por la existencia de un grupo de nativos llamados ‘tingaleses’. Tingo María es el punto de partida de varias excursiones en plena selva que amerita una estadía no menor de cinco días. La ciudad posee toda clase de servicios turísticos y es ideal para todo tipo de viajero. El primer punto es la cueva de las Lechuzas, a 6,5 km de la ciudad. Esta formación geológica penetra en la Bella Durmiente –una cadena de montañas cuyas cimas asemejan la silueta de una mujer dormida– y forma un complejo sistema de cavernas, donde habitan murciélagos, guácharos (aves nocturnas que poseen un sistema de radar similar al de los murciélagos) y golondrinas. La quebrada de Las Pavas, a 10 km por la ruta a Huánuco, contiene pozas ideales para nadar. A otros 10 km de la ciudad se encuentra la cascada La Quinceañera, próxima al río Huallaga. Los pobladores se refieren a ella como ‘la cabellera de la Bella Durmiente’.

Cómo llegar A Tingo María se accede por vía asfaltada desde Huánuco. Tome rumbo norte hasta el túnel de Carpish, un largo pasadizo entre las montañas que le permitirá acceder a la exuberante selva de montaña en la que se encuentra la ciudad.

http://media.peru.info/issuu/05SELVACENTRAL  

http://media.peru.info/issuu/05SELVACENTRAL.pdf

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you