Page 1


“NI PESCADOR, NI LUCERO, NI RÍO…” Notas ambientales.

Con la excusa de conseguir recursos, el nuevo – viejo gobierno de Duque, comenzó con la maldición de Hidro Ituango, lo que será en breve, la peor crisis energética colombiana. La avaricia de los inversionistas paisas, llevó a un proceso de irresponsabilidad, en el que la tecnología extranjera, se mezcló con la chambonería nacional de las Empresas Públicas de Medellín, condimentada con la intromisión de Luis Pérez, gobernador de Antioquia, que queriendo pescar en río revuelto, intervino la obra, sin que la gobernación fuera un organismo de control, pretendiendo lavarse las manos, con lo que sería la peor catástrofe de la ingeniería, la filtración y posterior rompimiento del muro de contención de la presa, repleta por un río Cauca, que a manera de lección natural, embestía con furia, amenazando sepultar bajo su caudal a una veintena de municipios ribereños. Es claro para todo el país que la energía que se produce, no es para los campesinos pobres, ni para los municipios cercanos, es para las agroindustrias, interconectadas por redes privadas, que hacen parte del negocio de venta de energía a particulares y países vecinos. En tanto, el daño causado a las condiciones naturales de los cauces, la variación de los tiempos de creciente y de sequía, golpean directamente el desove de las especies nativas de pescado, principal sustento de la mesa campesina y fuente de ingresos para pescadores que salían a mercados veredales, con su oferta. La voracidad de la inversión privatizadora no atiende fenómenos ni ejemplos externos, como el de Laos en donde estalló un apresa en construcción, por el mes de julio, debido al intenso invierno –el mismo que comienza en octubre en nuestro país-, dejando miles de muertos y desaparecidos, con una cantidad similar de muertos.


El riesgo es alto, no para las empresas y negociantes de la energía, que aseguran todos los procedimientos y en caso de que algo salga mal, los contribuyentes, los indemnizamos, porque la ley está prevista para que el gobierno cubra gran parte de los sobre costos y riesgos adicionales. En el caso de la minería a cielo abierto de carbón, la situación no es nada diferente ni alentadora. La mina del cerrejón, con 33 años de funcionamiento ha proveído 75.000 millones de toneladas de carbón y unas regalías cercanas 3.500 millones de DÓLARES, mientras que su entorno es aún más pobre que desde el inicio de la explotación. Municipios como Albania, Hato Nuevo, Barrancas, Manaure, Puerto Bolívar, son cada vez más marginales, careciendo de los servicios básicos y siendo afectados, así como los ecosistemas de la Sierra nevada de Santa Marta, los nacimientos acuíferos del subsuelo. La contaminación por partículas de carbón, que vía satélite, se han identificado llegan a diez kilómetros, mar

adentro desde el puerto de Bahía Portete, por efectos de los malos procedimientos en la carga de los buques. Desde el gobierno anterior a Santos, se viene insistiendo en las locomotoras del desarrollo y animando a cada vez más empresas inversionistas a tomar parte en proyectos de explotación minera de carácter e individualista, energético, así como aurífero y acuífero, que han creado una resistencia civil, echando mano a las herramientas jurídicas como la tutela, la acción de cumplimiento, así como los acuerdos internacionales en materia de protección del medio ambiente. Sin embargo el nuevo gobierno, por medio de la reforma a la justicia, va limitar la acción de las herramientas antes mencionadas, dejando a las comunidades, como simples observadores dl desastre que producirá junto con los inversionistas privados, en páramos, sistemas de bosque, lagos, cuencas y en fin, en las reservas naturales de un país, lastimosamente rico, con un ingrediente que le condena casi a la desaparición, como es la desunión de la sociedad civil, el egoísmo individualista, en el que se matricula a niños y niñas, desde una educación a la que se ele eliminaron, todos los


elementos de responsabilidad civil, participación ciudadana, pensamiento crítico y creativo y formación humanista. Las comunidades cercanas a las zonas de explotación, están emprendiendo acciones de protesta que han llamado la atención a las organizaciones y entidades de control, con las cuales Colombia ha suscrito tratados. Este aspecto tiene que ser reforzado por la movilización ciudadana, hacia fenómenos crecientes de resistencia, a favor de la vida, el derecho al medio ambiente y la finalización de la explotación intensiva de reservas naturales, que en 30 años, ha terminado con más de la mitad de los ecosistemas, así como con especies animales y vegetales, irrecuperables. Es necesario hacerlo, ya que las minorías de inversionistas privados, con un poder “supra – constitucional”, han logrado tal nivel de desfiguración jurídica, que ahora, son sus intereses los de la mayoría… ..siendo nosotros, el 90% de la sociedad, quienes nos vemos perjudicados por su enfermedad.

OTRA VEZ EN EL PODER, ALÍ BABÁ Y SUS 40…

No podría ser más cómico y a la vez, más dramático para nuestro país, oír decir al heredero del proyecto uribista, que uno de sus propósitos capitales, es combatir la corrupción, cuando, con todo y la poderosa influencia de la corrupción a lo largo de nuestra historia, no existe período más carcomido por la barbabrie, el robo, el despojo, no solo contra las comunidades inermes, sino contra los recursos de la nación, que el de su precursor. Si Duque es una pieza de las peores influencias para Colombia, ¿Cómo podría combatirla o al menos controlarla?. Este episodio se rememora en el tiempo, la relación de los alcaldes de Nueva York, con Al Capone, en los años veinte y treinta y posteriormente del propio gobierno de la Unión, infiltrado


por las mafias del alcohol, la prostitución y el juego. No podría ser diferente, cuando toda la campaña se hipotecó a los gremios de la producción, que supieron hacer un juego “a tres bandas” junto con los medios masivos de comunicación: Una estrategia de limpieza del estiércol uribista de la cara de Duque, mezclado con la relación directa entre la Colombia Humana y el fenómeno de la migración venezolana, terminando con el chantaje, a sus empleados, proveedores, socios, amenazando, que de ganar Gustavo Petro, se cerrarían grandes oportunidades de inversión, una estrategia copiada de todas las oligarquías latinoamericanas, que al sentirse inminentemente reemplazadas por movimientos independientes, diseminan la alarma de sacar el capital “invertido” al exterior, cosa que de todas formas hacen a diario, estén o no en el poder. La estrategia, de todas formas, funcionó, porque no se había ya posesionado, cuando se anunció el mensaje que el Consejo Gremial, compuesto por las cámaras de comercio y representantes de los industriales y comerciantes. Todas en realidad son contradictorias, porque provienen de sectores de la sociedad que solo en raras ocasiones han obrado dentro de marcos jurídicos. Una de ellas fue la de los latifundistas, ganaderos y agro industriales, que solicitaron el respeto a la propiedad, sin embargo, podría preguntarse a cuál propiedad se referían, ¿La que ya quitaron a los medianos y pequeños campesinos ó aquella que se amplió gracias al despojo directo o el desplazamiento??? Adicionalmente, el reconocimiento a los títulos obtenidos de “Buena fe…”, queriéndole salirle al paso a las miles de demandas, elevadas ante organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales, por formalización notarial de predios robados, no solo a minifundistas, sino a la propia nación, en muchos casos de


invasión de baldíos… Adicional a lo anterior, solicitaron – con tono exigente – autonomía en el uso de la tierra, con el fin de destinar las extensiones de tierra fértil, útiles para abaratar la provisión de alimentos, que desde hace años se importan a altísimos costos, mientras que los mejores suelos se han dedicado a la producción de óleo – combustibles. Todo lo anterior para complacer la demanda norteamericana de compra de productos agrícolas, en detrimento de los campesinos colombianos. De cumplirse, como seguramente se cumplirán, estas exigencias del gremio de grandes dueños de la tierra, la soberanía alimentaria colombiana, queda a expensas de los intereses particulares, que determinarán la calidad, precio, disponibilidad y cantidad de alimentación que los sectores mayoritariamente pobres, podrán adquirir, porque como ya se sabe, los negocios de grandes superficies, como supermercados, fruveres y almacenes de cadena, vienen comprando cadenas medianas y pequeñas de comerciantes, que desde hace tiempo reemplazaron las plazas de mercado y tenderos de barrio, erigiéndose como única posibilidad de provisión de alimentos. Es bien sabido que actividades como la educación, dependen de una dieta nutricional balanceada, pero con el auge de productos transgénicos, la manipulación genética y el uso de colorantes y saborizantes, el desempeño académico de los sectores populares, queda en manos de la buena voluntad de las cadenas de proveedores, que por ahora en un mínimo porcentaje, llenan los requisitos de honestidad y calidad para proveer alimentación escolar.


GREMIO DE CONTRATISTAS SIN VERGÜENZA.

También, en la carta del Consejo Gremial, al recién elegido presidente, llegó la petición de los contratistas, que son el mismo gobierno, turnándose cada cuatro años entre la empresa privada y los ministerios, para asignarle a sus empresas contratos multimillonarios, que además de perpetuar los malos servicios, dejan por fuera a cualquier otro oferente que no provenga del cartel de la contratación. Con el mote de “APPs”, (Asociaciones Público Privadas) los gobiernos recientes, han defendido las iniciativas del sector privado, para “construir junto con el gobierno, un mejor país…”. Los renglones más apetecidos por la voracidad corrupta son, la infraestructura, obras civiles, carreteras, acueductos, que según la administración pública, no se podrían hacer por la falta de recursos, sin embargo, se dejan para su explotación al inversionista, por períodos tan largos, con calidades bajísimas y con cobros tan inequitativos, que las demandas por mala prestación del servicio y terminación de las obras, terminan por elevar cientos de veces, un valor muy inferior que pudiera haberse construido con dineros públicos. Las “APPs” solo funcionan y son benignas en los gobiernos de derecha, no porque sea cierto, sino que en las administraciones alternativas, alejadas del cartel de la contratación, -según la prensa amiga de los corruptos- son inconstitucionales, son perversas, quitan la oportunidad a la libre competencia (La oportunidad de ellos para seguir robando…) y merecen la destitución y condena pública de los atrevidos funcionarios, que tienen el valor de favorecer cooperativas y asociaciones, corporaciones y fundaciones de la sociedad civil. Tal fenómeno ocurrió en el gobierno distrital de Gustavo Petro, cuando se demostró que sí se puede trabajar con contratistas de las organizaciones sociales, honestos y responsables. Por eso, cuando el gobierno central habla de asociarse con la empresa privada, está refiriéndose a utilizar los recursos públicos para enriquecerse personal y gremialmente, por medio de sus socios privados.


“Más oportunidad…” piden los contratistas del estado, en la carta del Consejo Gremial, sin la menor vergüenza, omitiendo fracasos como la salud, secuestrada por la mafia de las EPS, condenando a la muerte a millones de compatriotas, cobrando por medicamentos y procedimientos, que nunca llegan a los enfermos, dejando a su vez en la iliquidez a los profesionales de la salud, sin responder por su delito. Casos como la infraestructura vial y de servicios públicos, de los cuales, recientemente se tienen los casos del puente Chirajara o la tragedia en ciernes, que es la hidroeléctrica de Hidro Ituango, demuestran que además de la mala calidad en el diseño y materiales, no existe una verdadera interventoría, que haya efectuado su trabajo honestamente. Pero en nuestra sociedad, se naturaliza que el ladrón puede delinquir muchas veces, la impunidad ya es un valor de nuestra cultura. Entonces se vuelven a diseñar los pliegos para licitaciones a la medida, en las que solo caben las empresas del cartel de la contratación, que ya se están abalanzando sobre sectores como la educación, las telecomunicaciones, los transportes, entre otros, para dejar al país en las peores garras…

XENOFOBIA OPORTUNISTA.

Si hubo un factor decisivo a la hora de la pasada elección presidencial, fue el fenómeno migratorio venezolano. Era sospechoso que los candidatos de derecha, aprovecharan a diario, que el gobierno Santos no tuviera un verdadero plan de contingencia, como lo exigen los protocolos internacionales sobre refugiados y se mostraran junto a las malas condiciones de alojamiento, alimentación y salud, de los ciudadanos venezolanos, sin hacer finalmente nada más que posar de benefactores… Se trataba de dejar en la retina y la conciencia de las tele audiencias, las consecuencias, que podríamos afrontar en caso de ganar el movimiento “Colombia Humana”, que junto al Centro Democrático, pasó a segunda vuelta. La migración alcanzó ribetes dramáticos, cuando la prensa, especialista en novelones a favor de las minorías poderosas y en contra de quien ella le indique, mostraba madres lactantes,


ancianos, niños y enfermos cruzando una frontera, que sospechosamente no tenía ningún tipo de control migratorio, por parte de unas invisibles y/o ineficaces autoridades colombianas. Se hablaba incongruentemente de diez mil, al otro día de cincuenta mil, pero las imágenes mostraban el tráfico normal, en épocas de comercio, gente que va y viene, cargando mercaderías, gracias a su doble nacionalidad, que en este caso sí tenían que demostrar mediante un protocolo del lado venezolano. Luego se habló de caminatas de familias, desde Caracas hasta Lima, pasando obligatoriamente por nuestro territorio… Y es ahí donde cabe la pregunta acerca de la coherencia de esas informaciones que indicaban días atrás que la gente moría de hambre en Venezuela porque no había qué comer… ¿Cómo lo hacían, si estaban supuestamente desnutridos, si no comían hace meses…? ¿Con aire y agua se nutrían? ¿Por qué el gobierno colombiano no tenía una estrategia de mitigación, ante este supuesto viaje a pie, en el que podrían fracasar aún los más preparados equipos de especialistas? ¿De qué huían, si Maduro los dejaba salir sin haberlos señalado ni de terroristas, ni siquiera como oponentes a su gobierno? La orquestación hecha por la propaganda anti chavista de los “escuálidos” (Minorías oligarcas venezolanas), la ultra derecha colombiana y sin duda por la casa blanca, tienen gran responsabilidad en esta situación, que si bien es cierto trajo a tierras colombianas familias y personas respetuosas, trabajadoras, con un plan de vida concreto, también trajo un grueso de la sociedad venezolana acostumbrada a los subsidios que poco a poco fueron desapareciendo por efectos de la estratégica baja del petróleo mundial que pretendía quitarle fuerza económica a las naciones no alineadas con EEUU., entre ellas Venezuela. Hoy esa población deambula en calles, transportes urbanos, zonas de comercio informal, “ganándose la vida” de

cualquier forma y en esa medida han impactado las opciones laborales de miles de compatriotas. Ahora, ya montado en su objetivo, gracias a la parodia migratoria, Duque se da cuenta que los venezolanos a los que se les invitó y animó a dejar su país, para representar el montaje de la fuga hacia la “libertad y oportunidades”, que brindaría su gobierno, en esta “tierra de la democracia…”, solo representa el diez por ciento, de una oleada desesperada que creyó también el cuento, siendo hoy acusados de ilegales y víctimas de persecución con el montaje de sus improvisados cambuches, alrededor de terminales de transporte, plazas, iglesias y demás sitios públicos… Hoy, ya no le sirven a Duque ni a la derecha. Hoy son un desangre, a un supuesto presupuesto que el gobierno nunca ha destinado, pero que calcula en millones de millones, para además de mal pagar la ayuda foránea por su victoria, justifica la corrupción.


Igual estrategia, se comienza a utilizar en Nicaragua, como una nueva forma de intervención colonialista que tras exceso de las sangrientas intervenciones militares en centro y sur América, hoy se alía, con partidos serviles a su causa usurpadora, para alentar migraciones que conviertan el derecho de los pueblos a la elección de su autonomía y destino, en causas internacionales, que sufren el desprestigio y la persecución desde la banca y los espacios jurídicos entre naciones. Sin embargo, los miles de centroamericanos que prefirieron dejar a sus niños en manos gringa, no representan una migración. Tampoco lo son los millones de latinoamericanos que han caminado desde sur América, hasta llegar para cabalgar en la “Bestia”, (Tren de carga que viaja al norte desde México) se han regalado a la ignominia y a la explotación como esclavos, sin derechos, o los que han muerto bajo las ruedas, destripados contra los rieles, queriendo alcanzar el terrible sueño americano… Eso no se cuenta como migración ni alarma a los calanchines de la OEA. La lección queda para nuestra sociedad y la del país hermano, de Venezuela. “LA HISTORIA ES MÁS VERAZ QUE TELEMUNDO…”

DE VUELTA AL “JURÁSSIC PARAK”

Es difícil creer que las conquistas de los pueblos, en materia de desaprender la cultura de lo violento y los legados de la barbarie, retrocedan otra vez. ¿Cuánto más nos tocará desactivar el canibalismo que nos consume como desquiciados y adictos al olor de la sangre? A manera de las retaliaciones entre en la Roma imperial, Calígula desapareció todo vestigio de su antecesor Tiberio, incluidos familiares y amigos, con el fin de afirmarse en su única verdad, una verdad que comparten todos los poderes respaldados por la violencia y que es en el fondo, miedo a ser confrontados. Porque la confrontación lleva al violento a una arena desconocida, nunca ha sido ejercitado su intelecto, son torpes y precarias sus razones, mientras que es diestro en la


Es difícil creer que las conquistas de los pueblos, en materia de desaprender la cultura de lo violento y los legados de la barbarie, retrocedan otra vez. ¿Cuánto más nos tocará desactivar el canibalismo que nos consume como desquiciados y adictos al olor de la sangre? A manera de las retaliaciones entre en la Roma imperial, Calígula desapareció todo vestigio de su antecesor Tiberio, incluidos familiares y amigos, con el fin de afirmarse en su única verdad, una verdad que comparten todos los poderes respaldados por la violencia y que es en el fondo, miedo a ser confrontados. Porque la confrontación lleva al violento a una arena desconocida, nunca ha sido ejercitado su intelecto, son torpes y precarias sus razones, mientras que es diestro en la calumnia provocadora, las amenazas que conduzcan al rito de la muerte. Necesita llevar el sanguinario, a su oponente al plano del sacrificio, porque ese es su único argumento: la sangre. La tensión vivida por la Bogotá Humana, en defensa de la vida y los derechos de los animales, se convirtió en una deuda que algún día saldaría el país decimonónico, de la montaña descuajada a golpe del hacha, de los cuatro terratenientes que se peleaban el dominio latifundista, de lo que se atrevieron a llamar “patria”. Ese pueblo encantado por el circo que el gamonal montaba, encerrando los novillos más matreros, para que destrozaran los borrachos jornaleros, que probaban una masculinidad, que sin poderse imponer al instintivo animal, por lo menos hallaba venganza en las labores del campo, con el hierro candente, el cuchillo que cercenaba la oreja, la manga de coleo que reventaba los riñones del vacuno… Decía un colombiano de aquella epopeya de los machos… “Los únicos tres deportes que a mí me gustan son los caballos, los gallos y el toreo…” y en esa sincera afirmación se puede hallar evidencia de un país que no se dio cuenta a qué hora el tormento sobre un animal, dejaba de ser natural y pasaba a ser monstruosidad. La desconexión con un sistema eficaz de edu-

cación, lo inmensamente diverso de nuestro mapa cultural, tiene hasta hoy un país de regiones insólitas, repúblicas que más bien son ínsulas, gobernadas por Sanchos, que limpian su trasero, con los últimos hallazgos de la convivencia entre los seres humanos y otras formas de vida. Sin embargo en su defensa, alegan sobre el patrimonio inmaterial, llorando mocosos, el recuerdo y legado salvaje y a la vez cristiano de sus abuelos. Porque hay un nexo fuerte entre la evangelización y el desprecio por los animales. Lo que seguramente llevará a bendecir la virgen de la Macarena, que protegerá a los toreros que contratarán para la próxima temporada taurina.


LE PROMETO RESTITUIR SUS CULTIVOS A BUEN PRECIO…

Dentro del cúmulo de promesas que el anterior gobierno hizo, para ganarse el Nobel de paz, fue la sustitución de los cultivos de coca, a cambio de vías de penetración para la comercialización de los nuevos productos, incentivos por cada hectárea sembrada con el alcaloide y créditos para otros proyectos productivos, en las regiones donde históricamente, la única presencia estatal, se daba en época de elecciones y donde la constitución es inaplicable, porque es el más fuerte el que define la ley, las condiciones de comercio, la cultura… Todo. Es por eso que aunque ya es natural en él, suena estúpida la “suspicacia” de personajes como el embajador ante los Estados Unidos, Francisco Santos, al dar a conocer como el gran descubrimiento, que los cultivos de coca se duplicaron en el país…

Es una lógica, que no tiene detrás el satanismo que le quiere imprimir el peligrosísimo ministro de defensa Guillermo Botero, quien asumió con bríos el eterno papel de títere de la casa blanca, rasgando las vestiduras, al llamar de engaño, la larga espera de miles de campesinos, que se quedaron esperando lo que el actual gobierno ha desmontado legal e ilegalmente, del proyecto de reconciliación, dejado también a medias por Santos. Al señalar a las FARC, de estar detrás de toda esta siembra, la narco – ultraderecha, no solo rehuye su responsabilidad de cumplir los acuerdos de paz, sino que gana espacio para sus propios negocios, que jamás han desaparecido, desde la “oficina de Medellín”, además, crecerán con la estrategia de fumigación con drones, que proponen desde el pentágono. Es la oportunidad para ir alistando la represión robotizada, que ya tiene ventas millonarias, en las guerras en las que EEUU tiene presencia hoy en día. Se avecina entonces la era del gobierno que puede incumplir cualquier acuerdo, ya que no arriesgará su propia integridad, puesta en el poder de destrucción de estas nuevas armas. ¿Volverán las hondas y las caucheras????


LO QUE ES CON MI AMIGO… Ya está bastante claro, para los que lanzan al viento, amenazas de invasión a lo que llaman “el régimen” de Maduro, como el supositorio Almagro de la OEA, que emprendiendo demagógicamente, campañas de solidaridad con venezolanos, que hacen parte del show mediático del desplazamiento, prometía al estilo de las películas de vaqueros… Que ya venía la quinta de caballería a acabar con los pieles rojas…. En menos de un mes, dos mensajes bien claros y contundentes, fueron enviados por China y por Rusia, acerca de las relaciones, el compromiso y el respaldo social, político y militar con la República Bolivariana. La visita del gobierno venezolano a Beijing, reportó provechosos avances en el intercambio comercial, que no es con lamparitas, ni con faroles de restaurante “chimborrio” de arroz chino, sino con la frontera tecnológica actual, representada por sistemas de producción, maquinaria para labores agrícolas, producción de manufacturas, construcción de infraestructura para servicios de salud y educación, además de la compra de gran parte del petróleo, que a fuerza de la estrategia norteamericana de hacer descender los preciso para asfixiar a Siria y a Venezuela, se vio obligado a subirlos, por la afectación en su propia economía, lo que mejorará sustancialmente la economía del pueblo hermano. Así, el bloqueo impuesto por los “escuálidos” en camarilla con la mafia anticastrista de Miami y el gobierno gringo, no dio resultado, así como tampoco la campaña de desprestigio que pretendía señalar la ilegitimidad de un gobierno constitucional, por el solo hecho de haberse desmarcado del vampiro del continente. Ni siquiera el bocón de Trump ha pronunciado algo al respecto, lo que preocupa aún más en Colombia a los calanchines de ultraderecha, que deberían agradecer no pres-

enciar una guerra, entre los Mig y Sukoy rusos, los Hongdu chinos, todos Estos armados con misiles de corto y medio alcance y la dilapidada flotilla de aviones de nuestra fuerza aérea, defalcada por intereses judíos, favorecidos por la corrupción nacional. El panorama internacional de los años setentas, sigue en la memoria de los enemigos de la autonomía popular latinoamericana, creyendo que otra “operación cóndor” puede asustar a lo que suponen es unlevantamiento de “pata al suelo”, como dice la canción de Alí Primera… Después de la crisis de los misiles de Bahía Cochinos, los extremismos políticos se han cambiado por poderosos intereses comerciales, que como ya se ha visto,


unen íntimamente los negocios del presidente Trump y las inversiones rusas. Así las cosas, no se trataba –como decíande un bruto presidente del que se han burlado por cuestiones de forma, sino un pueblo que tocó fondo en su docilidad y dependencia y a diferencia de otras heróicas historias, como la cubana, Venezuela posee recursos, socios estratégicos y una fuerza como nación, que dejarán esperando por mucho más tiempo, el desenlace jarto y acomodado de las películas gringas…

Visajozo octubre 2018  
Visajozo octubre 2018  
Advertisement