Page 1


Si lees la Biblia tal cual, sin la idea preconcebida de encontrar errores – encontrarás que es un libro coherente, consistente y relativamente fácil de entender. Sí, hay pasajes difíciles. Sí, hay versos que parecen contradecirse uno al otro. Debemos recordar que la Biblia fue escrita por aproximadamente 40 diferentes autores en un período aproximado de 1500 años. Cada escritor escribió con un estilo diferente, desde perspectivas diferentes, para una audiencia diferente, con un propósito diferente. ¡Debemos esperar algunas diferencias! Sin embargo, una diferencia no es una contradicción. Es un error sólo cuando no existe en absoluto una manera concebible en la que los versos o pasajes puedan ser reconciliados.

Aún si no tenemos una respuesta de momento, no significa que la respuesta no exista. Muchos han encontrado un supuesto error en la Biblia en relación a la historia o geografía, sólo para descubrir que la Biblia estaba en lo cierto, después que son descubiertas posteriormente evidencias arqueológicas. Por eso mismo, hay muchos factores que pueden hacer que la Biblia sea difícil de entender. Primero, hay una diferencia en el tiempo y la cultura. La Biblia fue escrita entre 3,400 y 1,900 años antes de nuestra era. La cultura en la que la Biblia fue escrita, era muy diferente a la mayoría de las culturas existentes en la actualidad. Las acciones de pastores nómadas del año 1800 a.C. en el Medio Oriente, a menudo no tienen mucho sentido para los programadores de computadoras del siglo XXI en América. Es crucialmente importante que, cuando tratemos de entender la Biblia, reconozcamos la cultura en la que la Biblia fue escrita.


¿Qué necesitamos para entender la biblia? 

 

Una Biblia: la idea de la biblia es la siguiente; puede tener más de una biblia sabiendo que puede utilizarla para el estudio personal, para llevarla a la iglesia, tener diferentes versiones para entender mejor los textos… Una concordancia de la Biblia: Esta contiene un arreglo alfabético de todas (o de casi todas) las palabras de la Biblia. Esto es muy útil y ahorra mucho trabajo cada vez que se necesita localizar ciertos pasajes bíblicos. Sencillamente Ud. busca la palabra que tiene en mente o parte del versículo deseado; y la concordancia le indicar en que parte de la Biblia se lo encuentra. Un diccionario bíblico: El diccionario ayuda al estudiante a comprender los significados del contenido de cosas bíblicas; también de personas, eventos, leyes, mandatos, aspectos geográficos (como montañas, ríos, regiones, ciudades…). No basta usar un diccionario común, puesto que éste emplea términos modernos. Lo importante es conocer el significado de los términos, tal y como eran usados en 10s tiempos bíblicos; y de las palabras que ya no usamos. Los mapas y los atlas: La Biblia es un registro histórico; así que aumente sus conocimientos al ubicar en el mapa los acontecimientos registrados en las Escrituras. Una Biblia que use el lenguaje moderno: Estas biblias son buenas para poder entender en nuestro lenguaje los textos más difíciles de interpretar rápidamente en nuestro idioma. Los libros y comentarios: Seleccione con cuidado ciertos libros y comentarios. Hágase con la ayuda de otros. Tiempo para estudiar: Otra herramienta es el tiempo, si usted no tiene tiempo para dedicarle un buen estudio a la biblia no será posible que pueda encontrar aplicaciones a su deseado aprendizaje. El tiempo se aparta y se actúa en pos de ello para poder lograr el estudio bíblico. Se deben de hacer programas para estudiar la biblia, distribuir el sistema de aprendizaje (no hacer estudios sin tener una guía de como irá aprendiendo), planificación, tener tiempo donde esta físicamente y mentalmente despejado, hacer horarios y sujetarse a ese horario. Tener un lugar para estudiar: Escoja un lugar apropiado para el estudio, esto ayuda mucho a la hora de entender la biblia, al alcance de todas sus herramientas y a la tranquilidad donde usted se concentre simplemente en lo que está ejerciendo para aprender.

Recuerde que todo esto se logra a través de la ayuda del Espíritu Santo, sin la ayuda de Él se hace imposible tener una buena interpretación bíblica ya que nuestra base espiritual depende de lo que el Espíritu Santo manifieste en nosotros.


Para salir de la confusión bíblica debemos de interpretar bien los textos y no sujetarnos a bases que sean de nuestro propio pensamiento, esperamos que este estudio sea de mucha edificación con algunos de los textos que han causado confusión dentro del pueblo creyente recién interesado en la interpretación bíblica. Aquí unas cuantas definiciones que creemos que son eficaces para el amplio entendimiento del desarrollo de este estudio: I.

II.

III.

IV. V.

Teología: El término teología tiene su origen en el latín theologia. Esta palabra, a su vez, proviene del concepto griego formado por theos (“Dios”) y logos (“estudio”). “Es el estudio de las distintas manifestaciones de Dios y su relación con el hombre y con su mundo”. Doctrina: Es el conjunto de enseñanzas sobre cualquier contenido, ideológico, político, filosófico, militar, religioso, basado en principios, que se pretenden de validez general. Contexto: Contexto es un término que deriva del vocablo latino contextus y que se refiere a todo aquello que rodea, ya sea física o simbólicamente, a un acontecimiento. A partir del contexto, por lo tanto, se puede interpretar o entender un hecho. Interpretación literal: Significa que está fundamentada en el uso natural o normal del lenguaje, el sentido común de las palabras. Lenguaje figurado: Es la representación de algo en términos generalmente usados para explicar otra cosa o idea. Presenta cuadros mentales que ilustran otras ideas.

Estas han sido algunas de las definiciones esenciales para nuestro estudio, existen más definiciones que por lo regular se puede exponer en otros capítulos posteriores a este manual, también reconociendo la puntualidad con la que vamos a desarrollar este material hemos denotado que estas definiciones son las más concernientes a nuestro estudio. Ahora sí, vamos a entrar a nuestro estudio.


I.

¿SON CASTIGADOS LOS HIJOS POR EL PECADO DE LOS PADRES?

Éxodo 20:5 “No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,” Ezequiel 18:20 “El alma que pecare, ésa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.” 

¿Cómo es posible tratar de entender esta aparente contradicción acerca de estos dos textos aquí mencionados?

El comentario Siglo 21 dice: “A diferencia de los pueblos contemporáneos, los israelitas no debían hacer ni adorar a representaciones visuales de su Dios. Tanto en Egipto como en Canaán, formas humanas y de animales cumplieron una función importante en representar los atributos de una deidad. Cualquier intento de parte de los israelitas de representar a Dios usando tales imágenes produciría un cuadro distorsionado de su verdadera naturaleza. El incidente del becerro de oro (cap. 32) revela tanto la necesidad de esta prohibición a la luz del deseo del pueblo de tener una imagen visual de Jehovah, como de las serias consecuencias de hacer caso omiso de este mandamiento.” Este verso (Éxodo 20:5) está hablando no de castigo, sino de consecuencias. Está diciendo que las consecuencias de los pecados de un hombre, pueden repercutir en generaciones posteriores. Dios estaba diciéndoles a los israelitas que sus hijos sentirían el impacto de la generación de sus padres, como una consecuencia natural de esta desobediencia, de su aborrecimiento a Dios. Los hijos que crecían en tal ambiente, practicarían de igual modo la idolatría, cayendo en el preestablecido patrón de desobediencia. El efecto de una generación desobediente, plantaba la maldad tan profundamente, que tomaba varias generaciones para revertirla. Dios no nos responsabiliza por los pecados de nuestros padres, pero a veces sufrimos como resultado de los pecados que cometieron nuestros padres, como lo ilustra Éxodo 20:5. Para el mismo texto de Éxodo nos detallan la siguiente luz: “Esta aparente contradicción tiene una explicación bien lógica. En Éxodo 20, Dios habla a los israelitas como Creador, al dar la ley moral de un modo solemne, y desde el punto de vista natural esto es lo que ocurre con el pecado. El sufrir los hijos por los pecados de los padres es meramente una expresión de la ley de causa y efecto, es una ley natural inevitable,


ampliamente confirmada por la experiencia. Suponed a un padre borracho; ¿no sufren los inocentes hijos las consecuencias? Asimismo, si el padre es indolente, imprevisor o criminal, la pobreza, miseria y vergüenza del padre ¿no recae dolorosamente sobre sus hijos? Si un padre ha sido un degenerado sexual y arruina su salud.” En cuanto al texto de Ezequiel 18:20 “Este oráculo tiene el propósito de destruir la creencia de que el pueblo estaba atado por la culpa o mérito de sus padres. Esta creencia fue expresada en la forma de un refrán que se cita en el v. 2. Tal punto de vista podía obrar en dos maneras. El oráculo prosigue a explicar un ejemplo de cada una: (a) un hijo malo no escapará del castigo por la justicia de su padre (5-13), y (b) un hijo justo no será castigado por el mal hecho por su padre (14-18). El principio se declara en el v. 4: El alma que peca, ésa morirá. Ezequiel también ataca la idea de que la salvación es sólo asunto de acumular mérito durante el curso de la vida de un individuo y usar esa provisión para equilibrar iniquidades. Esta noción es rechazada con firmeza. Si un hombre malo se vuelve de sus caminos, vivirá.” Como enseña Ezequiel 18:20, cada uno es responsable por sus propios pecados y debe cargar con el castigo por ellos. No podemos compartir nuestra culpa con otros, ni los otros pueden ser responsables por ellos. Sin embargo, existe una excepción a esta regla, y es aplicable a toda la humanidad. Un Hombre puede cargar los pecados de otros y pagar el castigo por ellos, para que los pecadores sean totalmente justos y puros a los ojos de Dios. Ese Hombre es Jesucristo. Pero Dios, en la revelación progresiva de su voluntad, mientras que por una parte expresa en Éxodo 20 lo que ocurre por ley natural, en Ezequías 10:20 nos da a conocer su voluntad moral, a la vez que su llamamiento para que el impío se vuelva de su mal camino para obtener el perdón y logre consecuencias muy diferentes a las que encontraría si perseverase en él. Asimismo el justo, si se mantiene en el camino del bien y de la piedad. Pero si se desviare del camino y obrare el mal, recibirá las consecuencias de su desvío.


II.

¿DE DONDE SACO ELIAS EL AGUA PARA EL ALTAR? 1 Reyes 18:32-35 “y con ellas levantó un altar en honor del Señor. Hizo también una zanja alrededor del altar con una capacidad de dos medidas de grano, 33 colocó la leña, descuartizó el novillo y lo puso sobre la leña. 34 Luego ordenó: — Traigan cuatro cántaros de agua y échenla sobre la víctima y la leña. Y añadió: — Háganlo otra vez. Lo hicieron, pero Elías insistió: — Háganlo por tercera vez. Y así lo hicieron. 35 El agua corrió alrededor del altar e incluso llenó la zanja.”

Un viajero, llamado D. C. Joseph, que vivió en Jerusalén y después en Jaifa, visitó el lugar donde Elías y los profetas de Baal tuvieron la contienda sobre el poder de sus respectivos dioses. Este escritor cuenta que era en una época de sequía tan fuerte que el río Kishon estaba casi seco, pero recordando el suceso de Elías se dedicó a hacer una inspección por el lugar y halló una fuente de agua abundante. La fuente está cerca de la cumbre del monte Carmelo. De ella Elías pudo haber sacado el agua suficiente para realizar lo que hizo a fin de probar a los profetas de Baal el poder de Dios. Otro testigo, el Rvdo. J. L. Porter, M.A., visitante también de Palestina, dice acerca de este lugar: «Sentado en este escenario natural en una brillante mañana de Primavera, yo me sentí convencido de que aquél fue el lugar de la escena que nos describe el libro 1 de Reyes. A mi lado y debajo de mí, estaban probablemente las mismas piedras con que fue levantado el altar de Dios. A pocos pasos abajo estaba la fuente de la cual los servidores del profeta habían sacado el agua con que el gran servidor de Dios inundó el altar.» De este modo la geografía de la tierra de Israel garantiza la veracidad de los relatos bíblicos para la humanidad de más de dos mil años después. Esta es la persuasión que llega a la mente y corazón de todo lector de la Biblia al realizar un atento viaje de estudio a Tierra Santa.


III.

SOLO LOS VALIENTES LO ARREBATAN

Mateo 11:12 “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.” 

¿Qué significa este texto?

La definición de la palabra violencia, violento nos las ofrece el diccionario Vine: “Del griego biastes, hombre esforzado o violento. El verbo es sugerente de un empeño esforzado; en la voz pasiva se traduce «sufre violencia» en Mt 11.12. Respuesta al texto: La mayor dificultad de este texto procede de la defectuosa traducción que nos dieron Reina y Valera, que es ambigua y no expresa la idea original del griego, la cual la revisión 1960 ya corrigió en parte, cambiando la frase «se hace fuerte» por «sufre violencia», y que la 1977, completa con la nota: «Se abre paso por la fuerza y los esforzados se apoderan de él.» Otras traducciones nos dicen: 1. BHTI “Desde que vino Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos es objeto de violencia y los violentos pretenden arrebatarlo.” 2. DHH “Desde que vino Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los que usan la fuerza pretenden acabar con él.” 3. NBLH “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza.” 4. NTV “Desde los días en que Juan el Bautista comenzó a predicar hasta ahora, el reino del cielo ha venido avanzando con fuerza, y gente violenta lo está atacando.” 5. NVI “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos ha venido avanzando contra viento y marea, y los que se esfuerzan logran aferrarse a él.” 6. PDT “Desde el tiempo de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de Dios avanza con poder, y han intentado apoderarse de él por la fuerza.” Una nota al final del versículo en una de sus traducciones nos dice: 11,12: violencia… violentos: Esta frase admite dos principales interpretaciones: a) el Reino sufre rechazo violento por parte de quienes se oponen a él; y b) el Reino exige esfuerzo y sólo los que se esfuerzan, los que se hacen violencia a sí mismos, entrarán en él. El contexto parece favorecer la primera interpretación. La referencia aquí es a la oposición violenta que siempre ha despertado la obra verdadera de Dios, vista ya en la prisión de Juan y pronto por verse en el rechazo oficial y la ejecución de Jesús.


Esta es una declaración profética del Señor Jesucristo indicando que la muerte de Juan el Bautista (que es el tema del contexto); era sólo un principio de las persecuciones que habrían de sufrir los mejores cristianos a través de los siglos, y la valentía que desplegarían muchos de ellos. Juan Bautista había sido muy valiente al advertir al adúltero Herodes, «no te es lícito tener a la mujer de tu hermano». Este valor ante el peligro, por amor a la justicia, la verdad o la fe, ha caracterizado a muchos cristianos a través de la historia.

IV.

HIJO DE HOMBRE

Daniel 7:13-14 “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. 14Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.” 

A muchas personas les ha llamado la atención el que Jesús se llamara a sí mismo «Hijo del Hombre» con tanta frecuencia, siendo como era en realidad hijo de Dios.

Jesús es llamado el “Hijo del Hombre” 88 veces en el Nuevo Testamento. ¿Qué significa esto? ¿Qué no dice la Biblia que Jesús era el Hijo de Dios? ¿Cómo puede ser Jesús también el Hijo del Hombre? El primer significado de la frase “El Hijo del Hombre”, es en referencia a la profecía de Daniel 7:13-14. La descripción “Hijo de Hombre” era un título Mesiánico. Jesús es Aquel a quien le fue dado dominio, la gloria, y el reino. Cuando Jesús usaba esta frase en relación a Sí mismo, Él se estaba adjudicando la profecía del “Hijo del Hombre” a Él mismo. Los judíos de esa época, debieron haber estado íntimamente familiarizados con la frase y a quién se hacía referencia. Él estaba proclamándose como el Mesías. Un segundo significado de la frase el “Hijo del Hombre” es porque verdaderamente Jesús era un ser humano. Dios llamó al profeta Ezequiel “hijo de hombre” 93 veces. Dios simplemente estaba llamando a Ezequiel un ser humano. Un hijo de un hombre, es un hombre. Jesús era totalmente Dios (Juan 1:1), pero también era un ser humano (Juan 1:14). 1 Juan 4:2 nos dice, “En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios.” Sí, Jesús es el Hijo de Dios – Él era en esencia Dios. Sí, Jesús también era el Hijo del Hombre – Él era en esencia un ser humano. En resumen, la frase el “Hijo del Hombre” indica que Jesús es el Mesías, y que Él es verdaderamente un ser humano.


Respuesta a la pregunta: Tenemos que observar que la expresión «hijo de...» la aplicaban los judíos a cualquier persona que tenía especial relación a la cosa a que se dedicaba, o que le caracterizaba; así a Judas se le llama «hijo del Diablo» a Bernabé el generoso, se le llama «hijo de Consolación» a los condenados se les llama «hijos de ira» y a los pacíficos «hijos de paz». En el texto que ya hemos mencionado de Daniel capítulo 7, evidentemente éste es el Mesías de Israel. Seguramente las gentes del tiempo de Jesús habían oído explicarlo muchas veces a los rabinos, en las sinagogas. Al adoptar Jesús semejante nombre era decir a las gentes que le rodeaban, no solamente que Él había venido con una misión especial en favor de los hombres, sino que Él era el Mesías profetizado por Daniel.

V.

¿MAYORES QUE ESTAS?

Juan 14:12 “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre.” El comentario bíblico SIGLO 21 del Nuevo Testamento, agrega lo siguiente: “La afirmación de Jesús en el v. 12 es sorprendente. El creyente puede hacer cosas mayores que éstas. Jesús había dejado en claro que el creyente continuaría lo que él estaba haciendo. Pero mayores sólo pueden ser entendidos a la luz del período posterior a la resurrección cuando el evangelio sería proclamado. Es claro que las cosas mayores sólo podrían ser hechas porque Jesús estaba yéndose al Padre. El libro de Hechos es la evidencia del cumplimiento de esa predicción, y la expansión mundial del cristianismo hoy es una señal adicional de esas cosas “mayores”. El vínculo final entre la promesa y la actitud de la oración necesaria para su cumplimiento se muestra en los vv. 13, 14.” 

Con motivo de ciertas enseñanzas malsanas, se pregunta cómo se deben entender estas palabras. ¿Hay alguien en el mundo que haya hecho o pueda hacer obras más grandes que las de Jesús?

Se pronunciaron estas palabras, como si dijéramos, para calmar una tempestad de dudas en los corazones de los discípulos, especialmente en el de Tomás y de Felipe. Es como si dijera el Señor: si no me creéis por las palabras: creedme por las obras, por las cosas que yo he hecho y las que en mi poder habéis hecho vosotros y por las que haréis en el futuro. Pues «el que en mí cree, las obras que yo hago, también él las hará, y mayores que éstas hará», etc. Así es que aquí Jesús ofrece, cual remedio de la incredulidad de los discípulos, las obras milagrosas ya hechas y por hacer. Y decimos como remedio contra la incredulidad de los discípulos, no del mundo en general porque los contemporáneos de Cristo no se convertían, ni aun con sus milagros (véase Juan 12: 37 y Mat. 13: 88.) Nótese bien aquí que Jesús en realidad clasifica estas obras en menores y mayores. ¿Cuáles eran las menores ya hechas que podían servir de antídoto a sus dudas? Oigamos a Jesús mismo cómo prescribe para las dudas de Juan encarcelado: «Id y haced saber a Juan


las cosas que veis y oís: los ciegos ven, y los cojos andan, los leprosos son limpiados, y los sordos oyen; los muertos son resucitados. Tales eran las obras menores que Jesús había hecho, y que los discípulos, mediante Jesús, harían en adelante, como efectivamente ha sucedido. El mundo materialista, un cristiano materialista, no puede comprender cómo obras tan estupendas pueden llamarse menores y cómo puede haber mayores. Natural. Por cuanto al materialista no posee la facultad de apreciar lo espiritual. Y desgraciadamente hay cristianos al mismo nivel que creen que la gloria del cristiano consiste en la filantropía, dar de comer al hambriento, sanar enfermos y mejorar las cosas, pensando que la conquista del mundo es cosa cierta, con tal que recuperemos el poder de hacer esas obras menores. No pensaba así Jesús: le eran tan pequeñas esas obras milagrosas que en realidad sólo les hacía en casos de necesidad, rehusaba hacer milagros para conmover al mundo incrédulo, prohibía divulgar la fama de sus obras maravillosas y ordenaba a los materialistas que sólo buscaban el bien corporal, el buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, huyendo de los que querían hacerle rey, para proveerles de pan y peces. La conversión de pecadores lo es mucho más. Jesús dice que hay gozo en el Cielo por un pecador que se arrepiente. No hay tanto gozo allá arriba por un paralítico que ande, ni por un ciego que recobre la vista, pues los ángeles saben (como también lo sabemos nosotros) que es un favor que durará tan sólo unos pocos años; lo que importa para ellos es la fe sin ver; que en algunas ocasiones (no siempre) alcanza aún maravillas físicas. Los apóstoles que estaban escuchando al Señor hicieron, después que El subió al Padre, algunos milagros físicos, aunque no tantos ni con tanta frecuencia como Jesús en su breve ministerio. Pero Pedro tuvo el gozo de ver a 3. 000 convertidos el día de Pentecostés y 5. 000 con motivo de la curación de un cojo de nacimiento. Sin duda que fue mayor el número de convertidos por los apóstoles que los ganados por el ministerio personal del Salvador, a pesar de que este último, culminado por su muerte redentora, fue la causa y origen de todo (no sólo en los días de los apóstoles, sino aun en nuestros días).


VI.

ENTREGADO A SATANAS

1 Corintios 5:5 “entregad a ese tal a Satanás para la destrucción de su carne, a fin de que su espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.” El texto no dice que los miembros se jactaran de esa inmoralidad. Parecería que la persona que cometía ese pecado era alguien de elevada condición y que eso era lo que le ganaba el aplauso de otros cristianos, no su abierta inmoralidad. Bajo la ley romana esta persona estaba expuesta a ser desterrada de esta prestigiosa colonia romana por una conducta tal, en caso de ser llevada a los tribunales. Dado que no existía un servicio de fiscalía pública, sería necesaria una acusación privada. Estos procedimientos legales podían ser realizados únicamente por una persona de igual o mayor condición social. 

«El tal» se refiere al incestuoso, indigno de permanecer en la iglesia apostólica de Corinto, y que, para salvar la iglesia de corrupción total y reproche, era urgente excluir. (Vers. 1-7.) «Sea entregado a Satanás. » Es decir, lanzado solemnemente de la comunión de la iglesia al mundo pecaminoso que domina y rige Satanás. Esto es verdad; pero evidentemente «la entrega a Satanás comprende más que su exclusión de la iglesia. No hay duda que Dios permite al diablo el placer de maltratar a los hombres y aun a los cristianos.

NOTA: “5,5: a merced de Satanás: La misma expresión se encuentra en 1 Tm 1,20 “Entre los cuales están Himeneo y Alejandro, a quienes he entregado a Satanás, para que aprendan a no blasfemar.”. Es una expresión muy fuerte que implica, al menos, la exclusión (aunque no necesariamente definitiva) del seno de la comunidad cristiana. — su condición pecadora: Lit. su carne. Podría referirse (aunque no es muy probable) a la destrucción de la vida corporal.” El incestuoso fue entregado a Satanás, y no sabemos hasta qué punto afectó esta medida a su cuerpo o a su naturaleza carnal, pero vemos que estuvo a punto de «consumirse de demasiada tristeza» (2 Cor. 2: 6, 7) y que fue perdonado. 2 Corintio 2:6-7 “Es suficiente para tal persona este castigo que le fue impuesto por la mayoría; 7así que, por el contrario, vosotros más bien deberíais perdonarlo y consolarlo, no sea que en alguna manera éste sea abrumado por tanta tristeza.” «En el día del Señor» no significa: «en la hora de la muerte». Tanto más, cuanto la Escritura habla de una salvación futura de los ya salvos. «La segunda vez, sin pecado, será visto de los que le esperan para la salvación, dice el apóstol en otro lugar, lo cual evidentemente significa, no salvación del infierno, sino que se refiere a los frutos de la salvación, o sea las recompensas que el Señor dará a cada uno de sus fieles, según sus obras. Este último párrafo parece evidenciar


VII.

¿ES LÍCITO MENTIR?

Hebreos 11:31/Josué 2:1-15 “Por la fe la ramera Rahab no pereció con los desobedientes, por haber recibido a los espías en paz.” Para entender debemos reconocer que esta mujer de quien se habla no llego a ser del común en la historia bíblica. De acuerdo con la genealogía de Mateo, ella no es solamente una de las cuatro mujeres mencionadas en el árbol familiar del Salvador, sino también la madre de Boz, el esposo de Rut, y la tatarabuela del rey David (Rut 4:18-21; Mateo 1:5). Entonces según el texto en mención, ¿es lícito mentir?, lícito por simple capricho o conveniencia egoísta, no lo es nunca; pues el apóstol Pablo nos dice: «No mintáis los unos a los otros, puesto que habéis desechado al viejo hombre con sus malos hábitos,» (Colosenses 3: 9). Sin embargo, puede haber ocasiones en que mentir no solamente sea lícito sino necesario, como en este caso de Rahab y en otros ejemplos que hallamos en la Sagrada Escritura y en la Historia, teniendo en cuenta la ley de amor al prójimo y la virtuosa conveniencia del mal menor. Mentir es malo en sí; pero dejar que alguien sufra quebranto o incluso una muerte injusta por decir la verdad, sería un mal mucho peor. Tomás de Aquino dijo: «Abstraerse non es mentir». Esto significa decir una verdad general en la cual está encerrada tanto la verdad como la mentira, o sea que la idea general hace olvidar el detalle que no se quiere revelar, sin necesidad de negarla. Algunas veces cristianos de conciencia delicada se han limitado a decir una parte de la verdad, sin extenderse en dar detalles innecesarios. El comentario Siglo 21 nos ofrece un buen detalle sobre este asunto: “El reconocimiento, espionaje y el engaño son necesarios en la guerra, aun en la guerra santa (ver 1; cf. Jueces 7:9- 16). Rajab escondió a los espías y engañó a los exploradores del rey de Jericó con mentiras (2-7). Clandestinamente dejó que los espías escaparan y los instruyó sobre la forma de evitar ser descubiertos, escondiéndose en las cuevas de las montañas al occidente de la ciudad, lo opuesto a lo que podría esperarse como una posibilidad (16, 17). Los engaños de Josué y Rajab producen dudas. ¿Cómo pueden esos engaños ser una parte legítima de la guerra santa? (Cf. Mateo 5:33-37; Efesios 4:14, 15.).” Las analogías indirectas de situaciones donde el engaño y la desinformación son correctos y necesarios, pueden ayudar. Los cazadores usan trampas y escondrijos; los pescadores, cebos y anzuelos. En los deportes, los jugadores con frecuencia tratarán de engañar a sus oponentes moviendo una pelota o adoptando posturas engañosas.


Dios fue bondadoso con las parteras que engañaron al Faraón: Éxodo 1:19-21 “Respondieron las parteras a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias, pues son robustas y dan a luz antes que la partera llegue a ellas.20Y Dios favoreció a las parteras; y el pueblo se multiplicó y llegó a ser muy poderoso.21Y sucedió que por haber las parteras temido a Dios, El prosperó sus familias.” Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres durante tres meses Hebreos 11:23 “Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres durante tres meses, porque vieron que era un niño hermoso y no temieron el edicto del rey.”

En todas estas situaciones no acusamos a los participantes de actuar de acuerdo con principios carentes de ética de que un fin recto justifica medios injustos. Más bien, reconocemos que en dichas situaciones el engaño es legítimo, no erróneo. Así también el AT reconoce que en la inteligencia de guerra, la contrainteligencia y las trampas son todas partes de “el juego”. Josué preparó una emboscada Josué 8:9 “Josué los envió, y fueron al lugar de la emboscada y se quedaron entre Betel y Hai, al occidente de Hai; pero Josué pasó la noche entre el pueblo.”, y David usó a Husai como una estructura en conjunción con una red de espías (2 Samuel 15:32-37; 16:15-22). En el NT, Pablo escapó de los judíos bajo el amparo de la noche Hechos 9:23- 26 “Tiempo después, se pusieron de acuerdo para matarlo; 24pero Saulo se dio cuenta de ese plan. Supo que la entrada de la ciudad era vigilada de día y de noche, y que habían puesto hombres para matarlo. 25Así que, una noche, los seguidores de Jesús lo escondieron dentro de un canasto y lo bajaron por la muralla de la ciudad., y el ángel tomó ventaja de los soldados dormidos para liberar a Pedro de las garras de Herodes (Hechos 12:6-10). Sin embargo, en la mayoría de las situaciones, las mentiras son incorrectas (Proverbios 30:7, 8) y se requiere la verdad (Efesios 4:15). El creyente debe escuchar al Espíritu de Dios por medio de la Escritura y la conciencia para no racionalizar la situación.

Confundidos con la Biblia parte 2  

Confundidos con la Biblia parte 2 un sin numeros de cuestion...