Page 1

Año 2005

REVISTA DE LA

Volumen 1: Nº 2

ASOCIACIÓN DE VETERINARIOS DE VIDA SILVESTRE

Contenido: La Citogenética como Herramienta en el Sexaje de Aves Stelle C, Jiménez LM y Sánchez CA

3

Manejo Preventivo de los Residuos 11 Hospitalarios Generados en la Práctica Veterinaria con Fauna Silvestre Parra S

Sedación y Anestesia en Aves Rapaces Piraján C

19 Publicación oficial de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre (V.V.S.). Una organización creada con el objeto de promover el conocimiento de la fauna silvestre, su manejo y conservación.

ISSN 1900-1029


Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre (V.V.S.)

REVISTA DE LA ASOCIACIÓN DE VETERINARIOS DE VIDA SILVESTRE

Año 2005, volumen I: número 2

Director de la Asociación: Óscar Álvarez. Directora Dep. Educación y extensión: Silvia Parra. Director y Editor General: Néstor Varela Comité editorial: Karol Barragán y Blanca Stella Patiño. ISSN: 1900-1029. Rev. Asoc. Vet. Vida Silv. Publicación oficial de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre (V.V.S.). N.I.T.: 830.142.128-4. Un organismo no gubernamental, de carácter gremial creado con el objeto de fomentar el conocimiento sobre la fauna silvestre, su manejo y conservación. La Revista de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre tiene por objeto difundir información técnico científica sobre aspectos relacionados a la salud de los animales silvestres y su poblaciones. Correo e: info@veterinariosvs.org

www.veterinariosvs.org Teléfono: 311 4617954 (Colombia) A.A. 361071 (Bogota-Colombia)

Los artículos publicados por la Revista de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre (V.V.S.) son responsabilidad exclusiva de sus autores, y están protegidos por normas internacionales de derechos de autor. © 2005 V.V.S.

Continuando con el propósito de difundir información que resulte de interés para los profesionales encargados del manejo y atención de la fauna silvestre, se presentan en este número tres nuevos y originales manuscritos. El primero de ellos, una investigación en uno de los grupos de aves más amenazados en Colombia, Ara spp, género taxonómico que frecuentemente llega a los Centros de rehabilitación producto de decomisos por parte de las autoridades ambientales de la Nación. El segundo tema presenta aspectos relevantes a la Medicina Veterinaria Preventiva, específicamente en lo referente al manejo de residuos hospitalarios por parte de los profesionales de la fauna silvestre. Su autor destaca puntos relevantes para el manejo adecuado, de acuerdo a las normas colombianas. El tercer y último tema de este número presenta datos útiles para el abordamiento, analgesia y anestesia de aves rapaces. Indica además datos relevantes a la anatomía y la fisiología de estos ejemplares, y consideraciones sobre el manejo adecuado de los pacientes aviares durante este tipo de procedimientos. Esperamos pues estos artículos resulten de interés para el lector.

Editorial


R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE

2 0 0 5 , V OL U M E N 1 ,

2

LA CITOGENÉTICA COMO HERRAMIENTA EN EL SEXAJE DE AVES Stelle C,a Jiménez LMbd y Sánchez CAcd

Resumen. Se llevo a cabo el análisis cromosómico de 32 individuos en cautiverio del género Ara: 9 de la especie A. macao, 10 A. ararauna, 9 A. chloroptera y 4 individuos A. militaris, con el fin de detectar posibles polimorfismos o anormalidades cromosómicas y lograr la identificación del sexo en estas especies carentes de dimorfismo sexual fenotípico aparente, esto a partir de linfocitos obtenidos de cultivos de sangre periférica y mediante las técnicas de bandeo C.

M.V., UN. Correo electrónico: csveterinaria@yahoo.es

Se encontró un número modal de 12 pares de macrocromosomas (incluyendo el par sexual) en las cuatro especies. Se obtuvo la longitud relativa y relación de brazos de cada uno de los macrocromosomas a partir de sus mediciones con el fin de identificar cada uno de los pares cromosómicos, el par 1 es metacéntrico, los pares 2 al 6 son subtelocéntricos, 7 al 11 metacéntricos, los cromosomas sexuales Z y W son metacéntricos en todas las especies pero muestran una marcada diferencia de tamaño entre ellos, los demás son microcromosomas.

a

MV. M.Sc. Profesora Asociada Universidad Nacional de Colombia. Correo e: dlmjimene@unal.edu.co b

C MV. M.Sc (c). UN. Correo e: casanchezi@hispavista.com Laboratorio de Citogenética, Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia.

d

Todos los cromosomas contienen una región de heterocromatina constitutiva en el centrómero, el cromosoma W y los microcromosomas están compuestos casi en su totalidad por este material. Finalmente se concluye que ésta técnica representa una herramienta valiosa para realizar el sexaje de éstas especies carentes de dimorfismo sexual fenotípico aparente. Palabras clave. Psitácidos, bandeo C, sexaje aviar, heterocromatina constitutiva. Cytogenetic Like Tool in Sexing Birds Abstract. Chromosomal analysis of 32 individuals in captivity of genus Ara (9 A. macao, 10 A. ararauna, 9 A. chloroptera and 4 A. militaris), was made in order to detect possible polimorfisms or chromosomal abnormalities and to obtain the identification of sex in these species devoid of sexual dimorphism, this from limphocytes culture and chromosome C banding. A modal number of 12 macrochromosomes couples (including the sexual couple) was found in four species. It was obtained the relative longitude and relationship of arms of each one of macrochromosomes starting from their measurement with purpose to identifying each one of chromosomal couples. Pair 1 is metacentric, pairs 2 to 6 are subtelocentrics, pairs 7 to 11 are metacentrics, and sexual chromosomes Z and W are metacentrics in all species but they show a marked size difference among them, the other ones are microchromosomes. All chromosomes contain a region of constituent heterochromatin in the centromere, W chromosome and microchromosomes are compound almost in their entirety for this material. Finally we concluded that this technique represents a valuable tool to carry out sexing of these species without sexual dimorphism apparent. Keywords. Psittacines, C banding, sexing birds, constitutive heterochromatin.

En el territorio colombiano se encuentran una gran cantidad de especies de aves, entre ellas, se calcula que existen aproximadamente 52 especies de la familia Psittacidae, encontrándose en el segundo puesto después de Brasil.14 En Colombia el género Ara comprende 8 especies de las cuales, cuatro se encuentran en los listados de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de 3

Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres),3 entidad que regula la importación y exportación a nivel mundial de las especies amenazadas. Ara chloroptera y Ara macao se encuentran en el apéndice II de este manual, mientras que Ara ararauna y Ara militaris se localizan en el apéndice I, es decir, en vía de extinción inminente, esto debido al incremento en los frentes de colonización, la deforestación y la contaminación ambiental, principales factores que producen la disminución de


S T EL L E C , J IMÉ NE Z LM

Y

S ÁNC HE Z CA

hábitats naturales.13 Otro factor importante que genera una reducción en el número de individuos es la explotación indiscriminada para el comercio de mascotas: el tráfico ilegal de animales, ya que en Colombia se encuentran los principales proveedores de fauna silvestre de los mercados internacionales. Las estadísticas revelan que de la región amazónica se extraen anualmente cerca de 4 millones de individuos de diferentes especies de fauna silvestre, incluyendo un número elevado de aves, que diariamente son víctimas del maltrato y el abuso, lo cual compromete las opciones de libertad y supervivencia en su medio ambiente natural.16 Esta creciente preocupación en torno al deterioro del recurso fauna, ha contribuido a fomentar la búsqueda de alternativas a través de la investigación básica que propicien y promocionen un aprovechamiento sostenible del mismo y que permitan además el mantenimiento de nuestro patrimonio faunístico, resaltando la necesidad de promover estudios que hagan parte de estrategias fundamentales para la conservación, como el análisis del sexo en individuos que harán parte de programas de cría y reproducción en cautiverio.4 En la gran mayoría de especies del orden Psittaciformes, no se encuentra dimorfismo sexual fenotípico aparente entre los dos sexos; por este motivo se han desarrollado técnicas que llevan al diagnóstico del sexo en individuos que van a ser objeto de estudio, cría o utilizados en programas de reproducción en cautiverio. Entre las técnicas más utilizadas se encuentran la laparoscopia, con la cual se busca identificar visualmente los órganos sexuales de las aves, ésta técnica presenta una alta confiabilidad pero a la vez es la más invasiva y en la que más peligro corre la vida del paciente. Determinar la presencia del cromosoma Z en el individuo por medio de la genética molecular, empleando microsatélites es una técnica altamente específica pero que presenta algunos inconvenientes como el hecho de no estar estandarizada la prueba en todos los países, lo que aumenta notablemente los costos para llevarla a cabo. La citogenética nos da herramientas para determinar la presencia de uno o de los dos cromosomas sexuales en el carioti-

4

R E V IST A

DE L A

po de las aves que se estudien con esta técnica, es una prueba poco invasiva y económica.21

CITOGENÉTICA AVIAR Los estudios cromosómicos en aves quizás presenten inconvenientes al análisis, debido a las dificultades para el conteo de los microcromosomas (los cuales constituyen una gran parte del cariotipo), esto hace que no haya certeza total acerca del número diploide exacto de las especies analizadass. Otro problema, son los cultivos de células aviares, los cuales no han sido tan efectivos como los cultivo en células mamíferas. Adicionalmente no hay reglas específicas para la separación entre macro y microcromosomas y en ocasiones el pequeño tamaño de los microcromosomas ha hecho difícil su análisis al microscopio de luz.18, 23, 26, 29 Los cromosomas sexuales juegan un papel importante en los estudios comparativos entre especies aviares. En las aves los dos sexos están claramente diferenciados desde el punto de vista genético. El sexo de las aves está determinado por la presencia del cromosoma W, descubierto por Frederic hacia 1961. Esto permitió establecer que en las aves hay dimorfismo cromosómico sexual, dentro del cual el macho es homogamético (ZZ) y la hembra es heterogamética (ZW). Posibles dificultades en el estudio de estos cromosomas se atenuaron con la introducción de nuevas técnicas (bandeo C). 18 La técnica de bandeo C señala por medio de una tinción especial la presencia de heterocromatina constitutiva en un cromosoma (regiones condensadas e inactivas). Esta técnica demostró ser la más útil para identificar el cromosoma W de las aves comunes, por cuanto estos se teñían más que las otras estructuras. El primer reporte de un patrón de heterocromatina constitutiva en aves (Bandas C) fue realizado por Stephos y Arrigui en 1971. Las ocho especies estudiadas, pertenecientes al orden de los Galliformes y la familia Cracidae presentaron regiones de bandas C positivas a nivel de los microcromosomas y del cromosoma sexual W, este último presentó un aspecto característico, era pequeño y se teñía casi totalmente con gran intensidad.25 A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


L A C IT O GE NÉT IC A

Otros reportes de este hallazgo en diferentes órdenes y especies fueron: Género Larus sp, Crax mitu, Ciconiiformes, Galliformes y Anseriformes, Aquila adalberti , Gallus domesticus, Aratinga sp, Forpus xanthopterygius, Amazona sp, y Columbiformes.2, 5, 6, 9, 10, 12, 17, 19, 20, 22, 26, 30, 31

Inicialmente se pensó que estas características, que habían sido observadas en el W de especies comunes como el Gallus domesticus, eran propias de todas las aves, y que siempre el cromosoma W era pequeño y totalmente heterocromático. Sin embargo, estudios posteriores mostraron que este no era el caso. Este cromosoma mostraba variaciones significativas entre las aves comunes y las paleognatas conformadas por ñandúes, avestruces y otras aves corredoras. Estas diferencias permitían separar nítidamente a estas aves primitivas de sus congéneres más recientes, las especies de aves neognatas.1 Los Psittaciformes pertenecen al grupo de aves designadas como Neognatas las cuales constituyen el 99% de las especies de aves vivientes, el otro grupo son la llamadas Paleognatas o aves de paladar ancestral, que son consideradas más primitivas; estudios han mostrado que las principales diferencias no radican únicamen-

CO M O

H E RRAM IE NT A

EN E L

S E XAJ E

DE

A VE S

te en su fenotipo, también esta involucrada la morfología de sus cromosomas sexuales (Figura 1: muestra las diferencias existentes entre los cromosomas sexuales de las aves Paleognatas y Neognatas).1,18 Este trabajó buscó mostrar si el cromosoma W de 4 especies del género Ara teñía igual al de otras aves neognatas estudiadas anteriormente, como se reporta por diversos autores.

MATERIALES Y MÉTODOS Se muestrearon 32 animales en cautiverio, de procedencia desconocida, localizados en dos zoológicos y una finca ubicados en el departamento de Cundinamarca-Colombia. Se obtuvo de cada sujeto experimental de 1,5 a 3 mL de sangre periférica con anticoagulante Liquemine Roche® recolectados de la vena basílica. La recolección de la muestra se hizo en condiciones asépticas para garantizar la esterilidad de la muestra. La toma de muestras se realizó con restricción física. Las muestras refrigeradas fueron transportadas al Laboratorio de Citogenética de la FMVZ de la Universidad Nacional, donde se procedió a realizar el cultivo de leucocitos siguiendo la técnica modificada de Gianonni.15

Figura 1. Principales diferencias entre los cromosomas sexuales de aves neognatas y paleognatas

D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

5


S T EL L E C , J IMÉ NE Z LM

Y

S ÁNC HE Z CA

Para el propósito de identificación de los cromosomas, se realizaron los siguientes protocolos de bandeo C, se ensayaron los procedimientos de Sumner (1972), Shoffner (1974) [citado por Gianonni et al, 1986], Popescu (1981) [citado por Gianonni et al, 1986] y el descrito por Gianonni, et al (1986).15, 24, 28 Se realizó el análisis al microscopio y posterior registro fotográfico de las metafases analizadas. Luego se elaboraron los cariotipos.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN Se obtuvieron primero metafases con tinción convencional en donde se demuestra la diferencia de tamaño entre los cromosomas sexuales de cada una de las espe-

cies (Figura 2: muestra una metafase con tinción convencional de un individuo hembra de la especie Ara militaris, nótese la diferencia de tamaño entre los dos cromosomas sexuales Z y W, identificándose el cromosoma W por ser de mucho menor tamaño que el Z). Las figuras 3a y 3b: muestran metafases con tinción CBG de individuos Ara ararauna y Ara macao machos, en ésta última figura se observa el cromosoma W dentro de un recuadro, se evidencian los bloques de heterocromatina constitutiva en todos los pares de macrocromosomas, siendo totalmente heterocromáticos los microcromosomas y el cromosoma W. En este trabajo, los cromosomas de las cuatro especies del género Ara, mostraron bandas C satisfactorias si-

Figura 2. Metafase con tinción convencional de un individuo hembra de Ara militaris.

6

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


L A C IT O GE NÉT IC A

guiendo el procedimiento de Gianonni et al. (1986). De los resultados de este estudio un patrón de bandeo C es propuesto, indicando la localización de las regiones heterocromáticas en los macrocromosomas y microcro-

CO M O

H E RRAM IE NT A

EN E L

S E XAJ E

DE

A VE S

mosomas de Ara ararauna, Ara chloroptera, Ara macao y Ara militaris (Figura 4). Se observaron cantidades variables de heterocromatina

Figura 3a. Metafase de un individuo macho de Ara ararauna

D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

7


S T EL L E C , J IMÉ NE Z LM

Y

S ÁNC HE Z CA

a nivel de los microcromosomas en las cuatro especies analizadas. Los cromosomas de todas las especies estudiadas muestran un bloque de heterocromatina constitutiva en

la región centromérica y en una pequeña porción de la región pericentromérica; no se evidenciaron bandas C intercalares, y el cromosoma W se observó uniformemente heterocromático en todas las metafases, el cro-

Figura 3b. Metafase de un individuo macho de Ara macao, en el recuadro se observa el cromosoma W.

8

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


L A C IT O GE NÉT IC A

Figura 4. Ideograma propuesto para el patrón de bandas C en las cuatro especies estudiadas.

mosoma W totalmente heterocromático lo hace fácilmente identificable, permitiendo que esta técnica de bandeo se convierta en una herramienta útil para la identificación del sexo en estas aves carentes de dimorfismo fenotípico sexual (Figura 5).

CO M O

H E RRAM IE NT A

EN E L

S E XAJ E

DE

A VE S

5.

Comings DE y Mattoccia E. Studies of microchromosomes and a G-C rich DNA satellite in the quail. En: Chromosoma. 1970; 30: 202-214.

6.

De-Boer LEM, Belterman RHR. Chromosome banding studies of the razor-billed curassow, Crax mitu (aves galliformes: Cracidae). En; Genética. 1981; 54: 225-232.

7.

De-Boer LEM, R. Van Bocxstaele. The somatic chromosomes of the Congo peafowl (Afropavo congensis) and their bearing on the species, affinities. The Condor 84. 1981.

8.

De-Boer LEM. (1981). A review of avian karyology. Genética 1981 364-396.

9.

De-Lucca EJ. Constitutive heterochromatin and the structural complexity of chromosomes in columbiformes and Psittaciformes (Aves). Caryologia 1983; 36: 373-384.

10.

De-Lucca EJ. A comparative study of the chromosomes in 5 species of birds from the genus Aratinga (Psittaciformes Aves) Cytologia 1984; 49: 537-545.

11.

De-Lucca EJ y Rocha GT. Citogenética de aves, Bol. Mus. Para Emilio Goeldi, ser. Zool. 1992; 8 (1).

12.

De-Lucca EJ and De Marco DA. Chromosomal polymorphism in Forpus xanthopterygius (Psittaciformes: Aves). In: Caryologia 1983; 36(4): 355-361.

13.

Drews C. Rescate de fauna en el neotrópico. EUNA Editorial 1 edición. 1999

14.

Forshaw JM. Parrots of the world, third revised edition. Willoughby Australia, Lansdowne Editions. 1989.

15.

Giannoni M L, Gianonni M A, Ferrari I. Citogenética aplicasa ás Aves: Técnicas. Universidade de estadual Paulista UNESP (Faculdade de Ciencias Agrárias e Veterinárias) 1986.

16.

Gómez M, Polanco R, y Villa A. Uso sostenible y conservación de fauna silvestre en los países de la cuenca amazónica. Informe Nacional, Ministerio del Medio Ambiente. 1991

BIBLIOGRAFIA 1.

Ansari H A, Takagi N and Sasaki M. Morphological differentiation of sex chromosomes in three species of ratite birds. Cytogenet Cell Genet 1988; 47: 185-188.

17.

Mengden GA. Linear differentiation of the C-band pattern of the W chromosoma in snakes and birds. En Chromosoma. 1981; 83: 275-287.

2.

Au W and Soukup SW. Identification of the W Chromosome in the bald eagle Mammal Chrom Newsl 1974; 15: 4-5.

18.

Pigozzi MI y Solari AJ. Los cromosomas sexuales y la evolución de las aves. En: Ciencia hoy. 2000; 10(56): 2234.

3.

CITES Convención. Internet www.wcmc.org.uk/CITES

19.

4.

Collar NJ, Juniper At. Dimensions and causes of the parrot conservation crisis, International council of bird preservation. Tech Publ 1991.

Pollock BJ and Fechheimer NS. Variable C-banding patterns and a proposed C-Band karyotype in Gallus domesticus. En: Genética 1981; 54: 273-279.

20.

Raman R, Jacob M and Sharma T. Heterogeneity in distri-

D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

9


S T EL L E C , J IMÉ NE Z LM

Y

S ÁNC HE Z CA

bution of constitutive heterochromatin in four species of birds. Genética 1978; 48: 61-65. 21.

Rocha GT y De-Lucca EJ. Sexagem de aves. UNESP Instituto de Biociencias Dpto. De Genética. 1989.

22.

Ryttman H, Tegelstrom H, Jansson H. G and C banding in four related Larus species (aves). En Hereditas 1979; 91: 143-146.

23.

Ryttman H, and Tegelstrom H. G- banded karyotypes of three Galliformes species, Domestic Fowl (Gallus domesticus), Quail (Coturnix coturnix japonica), and Turkey (Meleagridis gallopavo). En: 1981; Hereditas 94: 165-170.

24.

Shoffner RN. Chromosome of birds. The cell nucleus. 1974; 2: 223-261. Edi. Bush H. N.Y. Academic. [referenciado por Gianonni et al, 1986].

25.

Stephos K, y Arrighi FE. Heterochromatic nature of W chromosome in birds. En: Exp. Cell Res. 1971; 68: 228-231.

26.

Stock AD, Arrighi FE, Stephos K. Chromosome homology in birds: banding patterns of the chromosomes of the domestic chicken, ring necked dove, and domestic pigeon. Cytogenetic Cell genet 1974; 13: 410-418.

27.

Stock AD, Mengden GA. Chromosome banding pattern conservation in birds and nonhomology of chromosome banding patterns between birds, turtles, snakes and amphibians chromosoma 1975; 50: 69-77.

28.

Sumner AT. A simple technique for demonstrating centromeric heterochromatin. En: Exp. Cell Res. 1972 75: 304306.

29.

Takagi N, Makino S.A revised study on the chromosomes of three species of birds caryologia. 1966; 19(4): 443-455.

30.

Valverde de Oliveira MD, Wilham J, Barezami CP. Chromosomes study in 6 brazilian birds. En: Caryologia 2001; 54 (3): 235-244.

31.

Wang N, Shoffner RN. Trypsin G and C banding for interchange analysis and sex identification in the chicken. En Chromosoma 1974; 47: 61-69.

Rehabilitación de Fauna Silvestre Curso teórico práctico 23 y 24 de Agosto de 2005 Lugar: Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (URRAS), Bogotá-Colombia.

Contáctenos para mayor información: http:www.veterinariosvs.org/ info@veterinariosvs.org

Instructores:

Teléfono: 3165044 extensión 15395

Natalia Flórez, Silvia Parra, Karol Barragán, Claudia Brieva, Blanca Patiño, Roberto Aguilar, Delio Orjuela, Orlando Feliciano y Néstor Varela.

10

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE

2 0 0 5 , V OL U M E N 1 ,

2

MANEJO PREVENTIVO DE LOS RESIDUOS HOSPITALARIOS GENERADOS EN LA PRÁCTICA VETERINARIA CON FAUNA SILVESTRE Parra S M.V., Universidad Nacional de Colombia. Correo e: silviaparraescobar@yahoo.com

Resumen. Los médicos veterinarios de fauna silvestre, tanto en trabajos ex situ como in situ, suelen tomar pocas medidas estándar de bioseguridad para la prevención de los accidentes con riesgo biológico, generalmente sólo previniendo un eventual ataque o herida por parte de los animales manipulados. Varios profesionales son concientes de la existencia y posibilidades de contagio de enfermedades zoonóticas, pero toman pocas medidas preventivas para evitar el riesgo de transmisión de las mismas, especialmente en lo concerniente a los procedimientos apropiados de manejo y eliminación de los residuos hospitalarios que generan en su actividad. En este artículo se introduce a los profesionales en la clasificación de los residuos hospitalarios y similares, su reglamentación y gestión en Colombia (Suramérica), propendiendo por sensibilizarlos sobre su responsabilidad en la producción y destino de los mismos y las implicaciones que pueden llegar a tener en la salud pública. Palabras clave. Medicina Veterinaria Preventiva, residuos hospitalarios, práctica veterinaria. Preventive Management of Hospital Waste Generated in Wildlife Veterinary Practice Abstract. Wildlife veterinarians, both ex situ as in situ, usually they take few measures standard from biosafety for the prevention of accidents with biological risk, generally only preventing a possible attack or injury by manipulated animals. Professionals recognize existence and possibilities of zoonotic diseases infection, but they take few preventive measures to avoid the risk of transmission, specially the appropriate procedures of handling and elimination of hospital wastes that they generate in its practice. This article introduce the veterinarians in the classification of hospital waste, regulation and administration in Colombia (South America), sensitizing about their responsibility in the production and destination of wastes, and public health implications. Keywords. Preventive Veterinary Medicine, hospital wastes, veterinary practice.

gicos, zoocriaderos colecciones privadas, instalaciones de secuestres depositarios y en la realización de investigaciones o procedimientos en campo;20 debido al constante peligro que enfrenta el personal, de ser atacado y lesionado por un animal, o la probabilidad de tener contacto directo con los fluidos corporales (líquidos de precaución universal) de los mismos.15

El riesgo biológico, que según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), es la probabilidad de existencia de un daño potencial hacia personas o animales, causado por virus, bacterias, clamidias, hongos, parásitos, DNA recombinante, plásmidos y productos celulares, que pueden causar infecciones, alergias, parasitosis y reacciones tóxicas;7 está presente permanentemente en la práctica veterinaria relacionada con animales silvestres y exóticos en bioterios, centros de recepción, rescate y/o rehabilitación de fauna silvestre, zooló-

Sin embargo, hay un riesgo biológico latente e imperceptible para la mayoría de los profesionales y su perso11


P ARRA S

nal auxiliar, que no por ello representa un menor peligro; son los residuos hospitalarios generados durante el desarrollo de sus actividades diarias, y que generalmente son desechados sin tomar las medidas necesarias, dada su peligrosidad.

RESIDUOS HOSPITALARIOS Los residuos hospitalarios o peligrosos generados por el quehacer diario del médico veterinario de fauna silvestre, así como los originados en cualquier actividad relacionada con la prestación del servicio de salud a humanos y animales, deben manejarse bajo los principios básicos de bioseguridad, gestión integral, minimización, cultura de la no basura, precaución y prevención, en

concordancia con lo estipulado en los Decretos 2676 de 2000 y 1669 de 2002, expedidos por los Ministerios de la Protección Social y el de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.10 Para poder dar cumplimiento a la legislación nacional, cada uno de los generadores debe elaborar su propio plan de manejo de residuos hospitalarios a partir del Manual de Procedimientos para la Gestión Integral de los Residuos Hospitalarios y Similares expedido por Minambiente en el 2002, y llevar un estricto registro de generación en los formatos RH1 propuestos en el Manual, que deberán ser presentados cada seis o doce meses ante la respectiva secretaría de salud. Adicionalmente, todos los establecimientos prestadores del servi-

Figura 1. Clasificación de los residuos hospitalarios y similares.

12

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


M ANE J O P RE V E NT IV O

DE

R E SIDUO S H O SPIT AL ARIO S

cio de salud a animales silvestres, según su complejidad, deben incluir dentro de su estructura organizativa el Sistema de Gestión Ambiental, en el que definen claramente su política ambiental y compromiso de mejorar constantemente los procesos en este campo en el corto, mediano y largo plazo.9 Esto, antes que un requisito legal, puede ser visto como un compromiso, ya que al tratarse de profesionales que se desempeñan en el campo de la fauna silvestre, tienen claridad sobre la fragilidad de los ecosistemas, el deterioro y rápido consumo de los recursos naturales y la importancia de su protección en pro de la calidad de vida de los animales silvestres. Los residuos hospitalarios y similares están clasificados en dos grandes grupos (Figura 1): residuos no peligrosos y peligrosos. Dentro del primer grupo se encuentran los ordinarios e inertes, los biodegradables y los reciclables, mientras que al segundo, pertenecen los residuos infecciosos o de riesgo biológico como los anatomopatológicos, (que en el campo de trabajo con animales, en este caso silvestres, deben denominarse anatomopatológicos animales); los biosanitarios y los cortopunzantes. También son residuos peligrosos los radiactivos, así como los químicos, que se dividen en citotóxicos, fármacos, reactivos, metales pesados, contenedores presurizados y aceites usados.17 En la tabla 1, se presentan algunos ejemplos de cada uno de los tipos de residuos generados en la práctica veterinaria, se explica el color de la bolsa en la que deben empacarse y la forma como deben rotularse.16 La separación, es una de las operaciones fundamentales para permitir el cumplimiento de los objetivos de un sistema eficiente de gestión de desechos hospitalarios y similares, y consiste en segregarlos apropiadamente desde la fuente de origen de acuerdo con la clasificación establecida, previa capacitación del personal que los genera y manipula.21 La segregación oportuna de los residuos, es decir en el mismo momento en que se originan, permite disminuir los riesgos de contaminación al personal y al ambiente, y evita que otros desechos generados, potencialmente reciclables, se contaminen.5, 18

Para cada uno de los desechos existe un destino final que puede variar según las condiciones propias de cada generador y/o ciudad en la que se manejen; sin embarD E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

EN LA

P RÁC T IC A

CO N

F AU NA S IL V E ST RE

go, el procedimiento a seguir, es contratar para la recolección de los residuos peligrosos, empresas prestadoras del servicio especial de aseo, que estén autorizadas para realizar este tipo de tarea por las autoridades competentes, puesto que estos residuos deben ser sometidos a procesos estrictos y específicos de inactivación de alta eficiencia (esterilización), tratamiento y disposición final.18

SITUACIÓN ACTUAL Los residuos peligrosos que se generan en los países de Latinoamérica, representan un grave problema de aumento de la incidencia de enfermedades infecciosas;21 no obstante en el país no se han realizado estudios concernientes a la incidencia de enfermedades zoonóticas en los veterinarios de animales silvestres y mucho menos sobre su posible origen a raíz de un deficiente manejo de los residuos hospitalarios; ni siquiera en el campo de la medicina veterinaria en general, a pesar de ser alta la incidencia de zoonosis en estos profesionales.7 Dicha situación se agudiza aún más debido a la tendencia al subrregistro de accidentes de trabajo,12 ya sea por desconocimiento de los mecanismos para el reporte de estos incidentes o por despreocupación y poca comprensión de su importancia y repercusiones. Tampoco se ha hecho un seguimiento para detectar las causas de las lesiones presentadas, ni su frecuencia, por lo cual no se considera alarmante, ni despierta el interés de los profesionales, manifestándose en la ausencia de programas y protocolos de prevención y reducción de accidentes ocupacionales. En un estudio realizado en Estados Unidos sobre accidentes laborales de médicos veterinarios en los zoológicos, el 30,2% de los encuestados manifestaron haber padecido enfermedades zoonóticas,14 y tras comparar los resultados con los encontrados en veterinarios que se desarrollan en otras áreas, se detectó un menor conocimiento de los riesgos laborales y falta de precauciones para prevenirlos, en los primeros. En otros reportes, se encontró una prevalencia del 87 % de lesión con elemento cortopunzante (agujas), como el accidente de mayor ocurrencia entre los veterinarios de los zoológicos,12 aunque se desconoce si su origen es error en su 13


P ARRA S

Tabla 1. Clasificación de los residuos y disposición adecuada TIPOS DE RESIDUOS

ORDINARIOS e INERTES

MATERIALES Servilletas, empaques de papel plastificado, colillas, gasas, algodones (no contaminados con sangre o fluidos corporales), barrido de pasillos, icopor, papel carbón. Papel higiénico.

BIODEGRADABLES

Madera, barrido de jardines resto de alimentos no contaminados, camas de animales no cuarentenados (grandes animales, gallinas, ratones y conejos).

BIOSANITARIOS

Gasas, material de curación, sondas endotraqueales, urinarias y venoclisis y jeringas ya sea impregnadas con restos de medicamentos o con sangre o fluidos corporales. Bolsas de sangre o plasma.

ANATOMOPATOLÓGI_ COS ANIMALES

Amputaciones, residuos anatomopatológicos animales, muestras de sangre******, cadáveres, placentas, camas de los animales de zonas de cuarentena.

Agujas, ampolletas, láminas cubre y porta objetos, tubos de ensayo, cuchillas de bisturí y de afeitar, estiletes.

COLOR DE LA BOLSA Y ETIQUETA Verde Rotular: NO PELIGROSOS ORDINARIOS E INERTES Verde Rotular: NO PELIGROSOS BIODEGRADABLES Roja con logo Rotular:

RIESGO BIOLÓGICO Roja sin logo Rotular:

RIESGO BIOLÓGICO Roja * Rotular:

CORTOPUNZANTES

Fármacos deteriorados, vencidos, reactivos y sus recipientes vacíos. Vidrio de reactivos** Radiactivos ***

RIESGO BIOLÓGICO Roja sin logo los sólidos y los líquidos en los galones que entregará el Sistema de Gestión o en sus recipientes de origen. Rotular:

QUÍMICOS

RIESGO QUÍMICO

14

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


M ANE J O P RE V E NT IV O

DE

R E SIDUO S H O SPIT AL ARIO S

EN LA

P RÁC T IC A

CO N

F AU NA S IL V E ST RE

Tabla 1. continuación TIPOS DE RESIDUOS

MATERIALES Enceres de la cocina, garrafas, polipropileno, bolsas de suero, jeringas (no contaminadas, destruidas y sin aguja), polietileno.

COLOR DE LA BOLSA Y ETIQUETA Gris Rotular:

PLÁSTICO

Cartón, papel de archivo, periódico****

RECICLABLE PLÁSTICO Gris Rotular:

PAPEL Y CARTÓN

Toda clase de vidrio no contaminado.

RECICLABLE PAPEL, CARTÓN Gris Rotular:

VIDRIO

Chatarra, tela, radiografías, reactivos de rayos X*****

RECICLABLE VIDRIO Gris Rotular:

OTROS RECICLABLES

RECICLABLE CHATARRA Convenciones de la tabla: * El recipiente para empacar los elementos cortopunzantes debe ser un recipiente plástico rígido (galones plásticos) con tapa o los guardianes comerciales, según la dotación. Luego debe ser empacado dentro de una bolsa roja con logo. ** El vidrio de los residuos químicos debe ser manejado como estos. *** Los residuos radiactivos se desechan como residuos ordinarios, como se explicará más adelante. **** El periódico se dirige hacia las clínicas de Pequeños Animales y URRAS, para ser usado como cama de los animales. ***** La plata presente en los reactivos de rayos X, puede y debe ser reciclada por los mismos proveedores. Los reactivos se almacenarán para tal fin.

D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

15


P ARRA S

manipulación durante la práctica o por incorrecto desecho de estos elementos.

FUNCIÓN DEL MÉDICO VETERINARIO DE ANIMALES SILVESTRES El riesgo ocasionado por los residuos hospitalarios puede ser muy serio, y a pesar de no existir investigaciones al respecto,5 el médico veterinario de vida silvestre debe propender por el desarrollo de una práctica segura y de calidad desde el inicio hasta el final, responsabilizándose por la correcta separación, manipulación y destino final de los desechos generados, asignando responsabilidades concretas y claras dentro de los programas de seguridad laboral y en el plan de gestión integral de residuos hospitalarios y similares.4 Debido a su inadecuada manipulación, los residuos provenientes de las entidades prestadoras del servicio de salud a animales domésticos y silvestres, se convierten en un riesgo para la salud de las personas, otros animales y la calidad del ambiente. Se incrementan los costos de transporte y tratamiento al ser mayor la cantidad de desechos que deberán recibir un manejo especial;13 ya que aproximadamente el 40% de los residuos generados posee características infecciosas, mientras que el restante 60% o una significativa parte de éste, se contamina por el deficiente manejo.18 Es también, un deber de los profesionales prevenir la propagación de los agentes infecciosos,7, 20 mediante la aplicación constante de las precauciones estándar de bioseguridad, teniendo en cuenta que todos los pacientes o animales alojados y sus fluidos corporales, independientemente del diagnóstico o motivo de ingreso, deberán ser considerados como potencialmente infectantes y se deben tomar las medidas necesarias para evitar que ocurra una transmisión.15 Esto adquiere aun más importancia, si se tiene en cuenta que los animales silvestres, tienden a enmascarar la sintomatología y sólo expresarla en los estados avanzados, cuando ya fue posible una manipulación indiscriminada sin las medidas preventivas apropiadas.

gos profesionales y ejercer la bioseguridad en su campo laboral, adquiriendo responsabilidades claras y definidas respecto al manejo de los residuos hospitalarios y similares que se generan en las diferentes entidades prestadoras del servicio de salud. Es así mismo que los médicos veterinarios de animales silvestres, como partícipes directos en la problemática de los residuos hospitalarios y similares en el país, y debido al gran número de enfermedades con potencial zoonótico que sus pacientes pueden transmitir, deben procurar ser líderes en la gestión integral, eficiente y comprometida de sus residuos y buscar alternativas que respondan a las condiciones actuales de manejo, generando una política ambiental interna sostenible, coherente con el principio básico de minimización. La adopción de las precauciones estándar de bioseguridad, brindará una mayor seguridad para los profesionales, al contar con las condiciones de trabajo adecuadas y con los elementos de seguridad esenciales para brindar una atención veterinaria oportuna y de la mejor calidad.15

RECOMENDACIONES Es fundamental que todo el equipo de trabajo, en cabeza del médico veterinario, conozca los riesgos a los que se expone y cuáles son los programas en su institución, instaurados para prevenirlos. Para esto, deberá realizarse un entrenamiento en el que todo el personal se involucre y asuma responsabilidades específicas, en cuanto a bioseguridad, procedimientos de emergencia, uso de los elementos de protección individual (EPI)1 y manejo y disposición de los residuos médicos, los riesgos que implica su manipulación y los métodos indicados para hacerlo.6

CONCLUSIONES

Como en todo proceso, es necesario para la construcción del plan de gestión integral de residuos hospitalarios y similares de cada generador, tener en cuenta las diferentes etapas que lo componen y el estudio minucioso de las metodologías para su desarrollo, con el fin de elegir las opciones más indicadas según la legislación nacional vigente y las necesidades y características particulares de la institución.2

La población colombiana en general, ha adquirido más conciencia acerca de la importancia de prevenir los ries-

Durante la elaboración del plan de manejo de los desechos, se deben determinar las áreas de generación, así

16

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


M ANE J O P RE V E NT IV O

DE

R E SIDUO S H O SPIT AL ARIO S

como los tipos y cantidades de residuos producidas en cada una de ellas, con el fin de evaluar la oportunidad de minimización de generación de los mismos, observando cuales son aptos para reciclaje y cuales son verdaderamente peligrosos8, aplicando de esta forma, el concepto de no basura.3 Por último se hace énfasis la importancia de tomar las mediadas de bioseguridad para evitar el contacto de piel o mucosas con sangre y otros líquidos de precaución universal de todos los pacientes y no solamente de aquellos que tengan diagnóstico de enfermedad.

EN LA

P RÁC T IC A

CO N

F AU NA S IL V E ST RE

nisterio de Salud., p. 13, 2000. 11.

Decreto 1669 de 2002. Ministerio de salud y Ministerio de Medio Ambiente., p. 4, 2002.

12.

Jeyaretman J and Jones H. Physical, Chemical and Biological Hazards in Veterinary Practice. Aust Vet J. Vol. 78: 11, 2000.

13.

Junco R y Rodríguez D. Desechos hospitalarios: aspectos educativos en la implementación de su manejo. Instituto Nacional de Higiene Epidemiología y Microbiología. Rev. Cubana Hig Epidemiol. 3: 195—200, 2000.

14.

Hill D, Langley R and Morrow M. Occupational Injuries and illnesses reported by zoo veterinarians in the united states. Journal of zoo and wildlife medicine. 4: 371—385, 1998.

REFERENCIAS 1.

AVMA. Guide to Hazard Communication. Brody M. 1989.

15.

2.

Balmaceda y col. Guía de Gestión de Residuos Sanitarios. Primera edición. CEVAGRAF, S.C.C.L. Barcelona., p. 62, 2000.

Ministerio de Salud. Manual de Conductas Básicas en Bioseguridad, Manejo Integral., p. 44, 1997.

16.

Parra S. Plan de Gestión Integral de los Residuos Hospitalarios y Similares. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. 2004.

17.

Parra S. Diseño e Implementación del Plan de Gestión Integral de Residuos Hospitalarios y Similares de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá. 2004.

18.

República de Colombia. Manual de procedimientos para la implementación del Plan de Gestión Integral de Residuos Hospitalarios y Similares (MPGIRH). Ministerios de Salud y de medio Ambiente. Colombia., p. 69, 2001.

19.

Resolución 01164 de 2002. Ministerio de Medio Ambiente. Bogotá, p. 66, 2002.

20.

Varela N. Enfermedades Relacionadas con la Tenencia y Manejo de Fauna Silvestre. Boletín GEAS. 2: 12—16. 2002.

21.

Villena J, Cantanhede A, Monge G, Tello P y Wharwood G. Guía para el Manejo Interno de Residuos Sólidos en Centros de Atención de Salud. GTZ – CEPIS/ OPS/OMS. Segunda edición 1.995 [Internet]. hhttp://www.cepis.opsoms.org/eswww/fulltext/repind62/guiamane/guiamane.html [15, Jul, 2005].

3.

Bastidas S. Marco legal para el manejo integral de residuos sólidos. pp. 20 a 24. Hacia un Pacto Limpio. Primera Reunión Nacional de Consenso sobre Manejo de Residuos Sólidos y Reciclaje. Bogotá D.C. 4 y 5 de mayo. 1995. Memorias. Ministerio del Medio Ambiente. Primera edición. Tercer Mundo Editores., p. 237, 1995.

4.

Brody M. AVMA Guide for Veterinary Medical Waste Management. JAVMA, Vol 195, No. 4, August 15, 1989.

5.

Cantanhede A. La Gestión y Tratamiento de los Residuos Generados en los Centros de Atención de Salud. Repertorio Científico. Vol.5. n. º 6-7. 1999.

6.

CDC Center for Disease, Control and Prevention. MMWR. Jun 6. Vol. 52. Guidelines for Environmental Infection Control in Health – Care Facilities., p. 30, 2003.

7.

Cediel N y Villamil L. Riesgo Biológico Ocupacional en la Medicina Veterinaria, Área de Intervención Prioritaria Rev. salud pública 6 ene./abr, 2004.

8.

CEPIS. Guides to Pollution Prevention Selected Hospital Waste streams [Online]. California department of Health Services (DHS). EPA/625/-20/009. 1990. http:// www.cepis.ops-oms.org/eswww/fulltext/repind62/gpp/ gpp.html [20 Jul, 2005].

9.

DAMA (Departamento Administrativo del medio Ambiente). Guía de Manejo Ambiental para Instituciones de la Salud. Nivel II. Primera edición. Alcaldía mayor de Bogotá D.C., p. 50, 2001.

10.

Decreto 2676 de 2000. Ministerio de Medio Ambiente, Mi-

D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

17


1º CONGRESO INTERNACIONAL DE MEDICINA Y APROVECHAMIENTO DE FAUNA SILVESTRE NEOTROPICAL La Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre (V.V.S.) invita a los interesados en presentar trabajos para el evento a presentarlos antes del 29 de abril de 2005. Requisitos para la presentación de trabajos: Para la revisión de los trabajos, los interesados en presentar conferencias magistrales o pósteres deben enviar el documento con título (máximo 15 páginas tamaño carta, Arial 12), autor(es), palabras claves y resumen (máximo 300 palabras, Microsoft Word, Arial 12), al igual que su correo(s) electrónico(s) y/o direcciones para contacto de los expositores, indicando la modalidad de la presentación (conferencia o póster). El resumen debe sintetizar objetivos, métodos, resultados, y conclusiones más relevantes. El comité Científico Académico del congreso aceptará o rechazará los trabajos presentados. Respuesta de Aprobación de trabajos: 20 de Junio del 2005 Solamente se recibirán trabajos en español y portugués. Las modalidades de envío son las siguientes: Por medio de correo electrónico en archivo adjunto en cualquier versión de Microsoft Word, a revirex_fmvzbog@unal.edu.co, indicando en el asunto: congreso fauna. En impresión de papel blanco tamaño carta con una copia en medio digital en formato Microsoft Word a la dirección: Ciudad Universitaria, (Carrera 30 No. 45 - 03), Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Unidad de Extensión, Comité Académico Científico, Congreso Fauna. Costo de inversión (antes del 15 de julio): •

Estudiantes $130.000 (U$ 50)

Profesionales $ 180.000 (U$ 70)

Las consignaciones se deben realizar a nombre del fondo especial de la FMVZ, Universidad Nacional de Colombia Cuenta de Ahorros No. 01272004-1 Banco Popular. El pago con tarjeta de crédito se puede realizar a partir del mes de mayo. Inscripciones: Las inscripciones se realizarán una vez cancelado el valor del Congreso en la oficina de extensión de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia o vía Fax al (57-1) 3155575. MAYORES INFORMES: Red Virtual de Extensión Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia. Teléfonos: (57-1) 3165000 Ext. 15331 - 15379. Fax: (57-1) 3165575.

18

R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


R E V IST A

DE L A

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE

2 0 0 5 , V OL U M E N 1 ,

2

SEDACIÓN Y ANESTESIA EN AVES RAPACES Piraján C MV, UN. Correo electrónico: camiloypunto@yahoo.com.ar

Resumen. En la mayoría de ocasiones en las que se requiera manejo médico y siempre que se necesite de manejo quirúrgico en aves rapaces, la sedación y anestesia serán aspectos clave en la correcta atención de este tipo de pacientes. Debido a la gran diversidad de medicamentos depresores del Sistema Nervioso Central (SNC) y de aves rapaces existentes, se realizó una revisión bibliográfica que incluyó aspectos farmacológicos, anatómicos y fisiológicos básicos, necesarios en la práctica clínica con aves de presa, así como diversas respuestas especie-específicas de algunos animales hacia ciertos fármacos utilizados comúnmente. Las combinaciones Ketamina/Xilacina y Ketamina/Diacepam, se reportan como las más seguras y eficaces en lo que se refiere a sedación y premedicación anestésica. El anestésico inhalado, Isoflurano, también se reporta como el fármaco de elección para mantenimiento durante procedimientos quirúrgicos ortopédicos y de tejidos blandos. De cualquier manera, las combinaciones farmacológicas abundan y la elección depende de diversos criterios médicos, tales como tipo de paciente (Ej. Especie, edad, enfermedad, entre otros), consecución en el mercado, precios y facilidades técnicas. Palabras clave. Sedación, anestesia, anestesia inyectable, anestesia inhalada, aves, rapaces. Sedation and Anesthesia in Birds of Prey Abstract. Most of the times that you deal with medical management and always that you need to make surgical approaches in birds of prey, sedation and anesthesia are going to be key aspects in the correct attention of this kind of patients. Because of the great variety of drugs that depress the Central Nervous System (CNS) in raptors, a bibliographic approach has been made, making emphasis in pharmacological, anatomical and physiological aspects, all of them necessaries in clinical practice. A group of specific interactions between birds of prey and drugs has been included in this article. Combinations Ketamine/Xilazina and Ketamine/Diazepam are reported as the most efficient and safe to use. Inhaled anesthesia with Isoflurane must be the choice for maintenance in orthopedic and soft tissues surgeries. Anyway, there are many drugs and combinations to use, but the election has to be made in concordance with medical trials, such as the kind of patient, (Specie, age and, sickness), market consecution, prices and technical facilities. Key words. Sedation, anesthesia, injectable anesthesia, inhaled anesthesia, birds, raptors.

Los medicamentos que actúan en el SNC y periférico (SNP) se clasifican en estimulantes y depresores. En Medicina Veterinaria es poco frecuente la utilización de estimulantes, mientras que los depresores son mas útiles desde el punto de vista práctico. Se entiende por depresores del SNC y SNP los medicamentos que disminuyen la actividad de centros nerviosos y la conducción nerviosa en los nervios periféricos.22 Siendo más concreto, la tranquilización (sedación), es la disminución de la excitabilidad nerviosa y la inducción de un estado hipnótico en el animal.7, 22 Los agentes tranquilizantes no causan depresión cortical profunda (inconsciencia), pero suprimen los movimientos espontáneos y limitarán

INTRODUCCIÓN Las aves rapaces se clasifican dentro de 2 grupos de aves carnívoras: Orden Strigiformes (predadores nocturnos como búhos y lechuzas), y Orden Falconiformes (predadores diurnos como águilas, halcones, cernícalos y gavilanes).8, 9 Dichas aves se presentan con relativa frecuencia al Médico Veterinario de animales silvestres, por lo que el correcto uso de medicamentos que modifican las funciones del Sistema Nervioso Central (SNC) es clave tanto en el manejo médico como quirúrgico de este tipo de animales.8, 9

19


P IRAJ ÁN C

en diferentes grados los reflejos y la respuesta a los estímulos dolorosos.17 Es bastante frecuente la tranquilización de aves rapaces para llevar a cabo un examen clínico completo (especialmente a las de vida libre), pruebas paraclínicas (Ej. Tomas de sangre, citologías, tomas radiográficas, entre otras) y como terapia para estados anormales del comportamiento (Ej. Autotraumatismos) 7,18, 22 Por otra parte, la anestesia general consiste en una depresión del SNC caracterizada por pérdida del dolor y de la conciencia.22 En los últimos años, se ha convertido en un procedimiento de rutina en el trabajo con rapaces, gracias a los avances y a la disponibilidad de fármacos y técnicas para administrarlos, cada vez con mayor rapidez y seguridad. 18 La anestesia local consiste en el bloqueo temporal y reversible de los impulsos nerviosos sensitivos y motores en una determinada región del organismo, sin afectar la conciencia.18 Para llevar a cabo tanto una tranquilización como una anestesia exitosa, es necesario tener ciertos conocimientos anatómicos y fisiológicos que permitan proponer un buen protocolo anestésico, una correcta estabilización pre y post-quirúrgica, la obtención del equipo necesario y un monitoreo adecuado.3 Aunque no es el objetivo principal de este estudio llevar a cabo una revisión profunda de la anatomía y fisiología aviar, si se mencionarán aquí ciertas características importantes relacionadas con la tranquilización y/o anestesia, características que deberán ser profundizadas por el lector.

ANATOMÍA Para la anestesia parenteral, los fármacos se pueden aplicar por vía IM ó IV. La ruta IM se prefiere en muchas ocasiones debido a la dificultad de restringir a las aves para venipuntura.9 La inyección IM se puede llevar a cabo en los músculos pectorales 1 – 2cm lateral al esternón.5, 7, 9, 14 También se usa el grupo de músculos cuadriceps femoral.9-14 En teoría, el sistema renal-portal 20

R E V IST A

DE L A

sanguíneo impediría que una inyección se pudiera llevar a cabo de manera segura en este sitio; sin embargo, clínicamente se ha comprobado que ni la duración, ni la calidad de la anestesia se ven influidos por una inyección en la parte posterior de la pierna.3 La administración IV se puede llevar a cabo en la vena braquial (ulnar) en el lugar que pasa sobre la superficie medial del codo, en la vena yugular derecha ó en la vena metatarsal medial.7, 9, 14 La inyección en la vena yugular debe ser lenta para evitar depresión miocárdica marcada y para evitar retroperfusión al cerebro. Las dosis IV son del 50-70% de las dosis IM. 3 La intubación traqueal en aves es fácil, debido a que poseen una laringe bien desarrollada, no existe epiglotis y la glotis es grande y accesible, justo caudal a la base de la lengua.12, 16, 23 Las águilas calvas son propensas a desarrollar apnea y arritmia cuando son intubadas.21 Debido a que los anillos traqueales son circulares completos y bastante sensibles, no se debe inflar completamente el bulbo dentro de esta, aunque se debe asegurar muy bien para permitir un control efectivo de la ventilación cuando se necesite.12, 13 La traquea se continúa con bronquios primarios, pulmones y bronquios secundarios, cada uno con sus respectivos parabronquios. Los pulmones no son expandibles y se encuentran firmemente adheridos a las costillas y a la columna vertebral. En los parabronquios es en donde se encuentra la barrera sangre-gas, con una gran cantidad de capilares, similar a los mamíferos, aunque mucho más delgados y por lo tanto mas eficientes.16 Los bronquios primarios y secundarios se comunican con los sacos aéreos pulmonares, estructuras en forma de bolsa, formadas por membranas finas de pared transparente y poco vascularizadas, que en general en las aves son 9 en total: 2 cervicales, 1 clavicular, 2 torácicos craneales, 2 torácicos caudales y 2 abdominales.10, 16, 23 Gran cantidad de bronquios secundarios están comunicados con los sacos aéreos craneales (cervicales, clavicular y torácicos craneales). Este arreglo se conoce coA SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


S E DAC IÓ N

mo sistema paleopulmonar.13, 16 Otros bronquios secundarios y los bronquios primarios comunican con los sacos aéreos caudales, disposición conocida como el sistema neopulmonar. El entendimiento de estos 2 sistemas es importante para comprender el ciclo respiratorio de las aves y su importancia durante la anestesia inhalada.13, 16 Otro aspecto anatómico importante a tener en cuenta durante la tranquilización/anestesia, es la existencia de un tercer párpado o membrana nictitante entre la cornea y los párpados; su movimiento es en sentido dorsonasal o ventro-temporal,10 y puede ser estimulado al tocar delicadamente la cornea con la yema del dedo durante la anestesia quirúrgica (reflejo corneal).18 Así mismo, el 100% de las fibras ópticas de cada lado, pasan al otro lado a nivel del quiasma óptico, provocando esto, la inexistencia de reflejo pupilar indirecto en animales sanos.10, 24 Las aves no poseen diafragma, y al conjunto de cavidad torácica y abdominal se le denomina cavidad celómica.23 Finalmente, el esqueleto de las aves está formado por huesos neumáticos en su mayoría, lo que significa que poseen parte de sacos aéreos dentro de ellos, reemplazando lo que en mamíferos es la médula ósea. Dichos huesos son los siguientes: Húmero, fémur, coracoides, clavícula, escápula, esternón, costillas y sinsacro.10 Los procedimientos quirúrgicos dentro de la cavidad celómica, que involucren el sistema respiratorio o los huesos neumáticos pueden exponer al cirujano y al personal hospitalario a altas concentraciones de gas anestésico. Además, es más difícil mantener un plano consistente de anestesia durante estas cirugías, debido también a la pérdida de gas en el ambiente.11

FISIOLOGÍA El primer aspecto a tener en cuenta es el hecho de que las aves poseen altas tasas metabólicas.16 Esto quiere decir, que los períodos de depresión serán más severos y al mismo tiempo más cortos. No es raro encontrar D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

Y

A NE STE SIA

EN

A V E S R APAC E S

aves que aparentemente se encuentran en un nivel anestésico adecuado y que en unos cuantos segundos se mueven violentamente cuando se manipulan. Por esta razón, es esencial un periodo pre-anestésico rápido, especialmente en aves pequeñas.9 En las aves, la respiración depende de los cambios de presión del aire dentro de los sacos aéreos y de la contracción de los músculos intercostales, serrato, escaleno y abdominal.10, 16 Algunas aves han muerto incluso durante el examen médico, debido a una manipulación agresiva o descuidada, al impedir la entrada de aire o el movimiento de dichos músculos.16 Se debe tener cuidado de no utilizar campos muy pesados durante la anestesia que puedan interferir con la respiración.13 El ciclo respiratorio de las aves es conocido como un ciclo de doble respiración y funciona así:16 •

Primera inspiración: el aire va de la tráquea, por los bronquios primarios y secundarios hacia los sacos aéreos caudales (sistema neopulmonar), facilitado por la presión negativa toraco-abdominal provocada por el movimiento de los músculos10, 16

Primera espiración: Mediante la contracción de la musculatura abdominal el aire se devuelve a través de los parabronquios neopulmonares desde los sacos aéreos caudales hacia el pulmón.11

Segunda inspiración: El aire sale de los bronquios secundarios (nuevamente por presión negativa y por movimiento muscular) hacia los sacos aéreos craneales (sistema paleopulmonar).10

Segunda espiración: El aire sale de los sacos aéreos craneales dentro de los bronquios secundarios hacia los bronquios primarios y la traquea.16 Por lo tanto, el aire emplea 2 ciclos respiratorios completos para atravesar el sistema respiratorio.10

El resultado de este mecanismo respiratorio es una alta y eficiente capacidad respiratoria, junto con el hecho de que los anestésicos pasen a través de los pulmones 2 veces, lo que hacen a este tipo de animales más susceptibles a los agentes inhalados. Además, un ave que reciba una sobredosis será más difícil de resucitar debido a los residuos anestésicos en los sacos aéreos.9 Vale la pena resaltar que el iris posee un componente 21


P IRAJ ÁN C

muscular mixto (voluntario-involuntario), y por ello, es imposible medir con seguridad estados como miosis, midriasis y respuesta al reflejo pupilar directo, tanto en el examen clínico como durante la tranquilización o anestesia.10, 24

FARMACOLOGÍA En este apartado se hará una revisión de los medicamentos utilizados en la tranquilización y/o anestesia de las aves rapaces, haciendo énfasis principalmente en las particularidades de cada una en distintas rapaces. Anestésicos parenterales usados alguna vez, tales como los Barbitúricos, Medetomidato, Hidrato de Cloral y Alfaxalona/Alfadolona ya no se recomiendad y no serán discutidos aquí.18, 14 El efecto de los opiodes en las aves aún es controversial y se necesita mayor investigación.15 Las dosis reportadas para los medicamentos más comunes y sus connotaciones se incluyen en las tablas 1 y 2. Anestesia Disociativa Producida por fármacos derivados de la Ciclohexalamina como la Ketamina y la Tiletamina y que se caracteriza por producir inmovilidad y un peculiar estado de inconsciencia mejor conocido como catalepsia.3-22 La Kketamina es popular en especies aviares debido a su rápida acción, amplio margen de seguridad y recuperación rápida. Sin embargo, produce poca analgesia y relajación muscular. Además, durante la recuperación se pueden presentar trémores, opistótonos, convulsiones y auto-traumatismos, por lo tanto, es desaconsejable su uso como único agente, por lo que generalmente se combina con Xilacina, Diacepam u otro tranquilizante para producir mayor analgesia, una recuperación suave y una mejor relajación muscular.4, 12, 14, 18, 19 La Ketamina produce aumento de la frecuencia cardiaca, de la salivación, permanencia de reflejos y de ojos abiertos.9 En buitres (Familia Cathartidae) en los que se administra Ketamina es común la salivación, acompañada de excitación y convulsiones sin alcanzar satisfactoriamente un estado anestésico.7 Los búhos son mas sensibles al efecto de este fármaco, especialmente los búhos de 22

R E V IST A

DE L A

orejas cortas, de orejas largas y los búhos listados, animales en los que la dosis IV no debe exceder los 10mg/Kg.3, 20 Alfa-2 Adrenérgicos Son compuestos de origen sintético tales como la Xilacine, Detomidina y Medetomidina.22 Dichos agentes no se recomiendan solos como anestésicos en aves o como tranquilizantes, debido a sus efectos cardiopulmonares profundos (Ej. Bradicardia, arritmias, bradipnea e hipercapnia) y por lo tanto, se usan frecuentemente junto con Ketamina.4, 14, 18 La mayor ventaja al utilizar estos agentes, es la disponibilidad de antagonistas específicos para revertir su efecto: La Yohimbina, el Atipamezol y la Tolazolina compiten con estos por los receptores alfa-2 adrenérgicos permitiendo la liberación de noradrenalina.10, 12, 14, 22 El Doxapram es antagonista fisiológico del Xilacina.22 Benzodiacepinas Son agentes tranquilizantes que producen disminución de la actividad motora y relajación muscular al potencializar el efecto inhibidor del neurotransmisor GABA.22 El Diacepam, el Midazolam y el Zolazepam son las benzodiazepinas que más comúnmente se han usado en aves.7-12 En comparación con Xilacina, sus efectos tranquilizantes son mínimos.22 Su uso más frecuente es en preanestesia, especialmente antes del uso de Ketamina para contrarrestar sus efectos musculares y las recuperaciones bruscas.22, 12 A diferencia del Diacepam, el Midazolam produce dolor e irritación cuando es administrado por vía IM.12 El Flumazenil ayuda a revertir la sedación inducida por las benzodiazepinas.14 El Diacepam se puede utilizar solo o como coadyuvante en el tratamiento para las convulsiones provocadas por enfermedades del SNC y para desordenes comportamentales tales como auto-traumatismos o picaje.7 También se reporta como estimulante del apetito a dosis más bajas que las utilizadas como tranquilizante.6

Propofol Es un agente anestésico intravenoso no barbitúrico del A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


S E DAC IÓ N

Y

A NE STE SIA

EN

A V E S R APAC E S

Tabla 1. Agentes usados en la tranquilización y anestesia de aves rapaces. Agente Ketamina

Dosis y Ruta 5-10mg/Kg I.M. 15-20mg/Kg I.M-I.V. 50-100mg/kg P.O 0,6mg/Kg I.M. 1,25-2,5mg/Kg 0,5-1.0mg/Kg I.M-I.V tid 0,25-0,5mg/Kg IM-IV sid por 3d 0,5-1,0mg/Kg tid IV-IM

Diacepam

Midazolam Propofol

4mg/Kg y 0,5mg/Kg/min IV 3,39-5,57mg/Kg IV y 0,42 0,54mg/Kg/min IV 2,75-4,07mg/Kg IV y 0,41 0,71mg/Kg/min IV 8-10mg/Kg(K), 1-2mg/Kg(X) IV. 15mg/Kg(K), 0,15mg/Kg(X) IM.

Ketamina (K)Xilacine (X)

Ketamina (K)Diacepam (D)

Ketamina (K) – Medetomidina (M)

TiletaminaZolazepam

DE

Tranquilizante menos irritante y menor duración que Diacepam.6, 7 Dosis de inducción y mantenimiento en lechuzas.6, 14 Dosis de inducción y mantenimiento en Buteo jamaicensis11 Dosis de inducción y mantenimiento en Bubo virginianus11 Buen nivel anestésico. Mezcladas en la misma jeringa.18 Bubo virginianus. Precaución con dosis repetidas.14

4,4mg/Kg(K), 2,2mg/Kg(X) IV.

Buteo jamaicensis. Reversión con Yohimbina.14

10mg/Kg(K), 1mg/Kg(X) IM. 10-30mg/Kg(K)IV, 1-1,5mg/Kg (D)IM 8-15mg/Kg(K), 0,5-1mg/Kg(D) IM 3-8mg/Kg(K), 0,5-1mg/Kg (D) IM 30-40mg/Kg(K), 1-1,5mg/kg(D) IV 10-25mg/Kg(K), 1-1,5mg/Kg (D) IV. 3-5mg/Kg(K), 50-100ug/Kg (M) IM 2-4mg/Kg(K), 25-75ug/Kg (M) IV 5-10mg/Kg IM

Cathartes aura. Reversión con tolazolina.14 Buena inducción.6

10-20mg/Kg IM. 10-20-40mg/Kg IM. 40-80mg/Kg PO D E PART AM E NT O

Comentarios Sedante per se ó en combinación con otros agentes.6 ----7, 18 Tranqulizante para capturar aves escapadas, en 30g de carne6, 7 Solo, como sedante en muchas especies aviares.6 Diluido en 120mL de agua. Autotraumatismos-convulsiones.6 Contol de enfermedades nerviosas. Las reacciones varían.7 Estimulante del apetito.6

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

Halcones.6 Águilas.6 Falconiformes. Dosis mayor a 50mg de k aplicar a intervalos.14, 18, 20

Strigiformes. Utilizar el rango mas bajo en búhos listados.20 Buena inducción anestésica. Los búhos son más susceptibles. Se consigue reversión rápida con Atipamezol.6, 14

Buena anestesia en Bubo virginianus y lechuzas.6, 14 ----7 No hubo pérdida de conciencia en Buteo jamaicensis.14 ----7

23


P IRAJ ÁN C

Tabla 2. Medicamentos de emergencia en aves rapaces Medicamento Adrenalina Atipamezol Atropina

Doxapram Flumazenil Tolazolina Yohimbina

Dosis y Vía 0,1mg/Kg IV.

Comentarios Arresto cardiaco.7

0,25-1mg/Kg IM-IV 5 veces la dosis de Medetomidina 0,1mg/Kg IM-IV. 0,05mg/Kg IM-IV 10mg/Kg IV o sobre mucosas. 5mg/Kg IV 18-28ug/Kg IV 15mg/Kg IV. 0,10mg/Kg IV.

tipo sedante-hipnótico, que puede utilizarse por si solo en intervenciones cortas o como agente inductor en mamíferos y aves rapaces.11, 22 Su margen de seguridad en aves es estrecho.14 Además, se presentan varios efectos indeseados tales como respiración superficial, hipoventilación y acidosis, especialmente en rapaces diurnas.11 Se dice que la hipoventilación puede ser causada por depresión central de la respiración o por la relajación muscular. Por lo tanto, se recomienda monitoreo respiratorio cuidadoso cuando se realice anestesia con este agente.11 También se deben esperar signos de excitación nerviosa durante la recuperación, tales como movimientos bruscos de la cabeza, mioclonos y opistótonos.11 Ketamina—Xilacina Esta combinación es la preferida para producir anestesia en aves rapaces, por lo que se puede utilizar para realizar procedimientos diagnósticos, inducción (y posterior mantenimiento con agentes inhalados) o para llevar a cabo cirugías cortas.4, 18, 19 El mayor inconveniente es la hipotensión y alteraciones cardíacas y respiratorias, especialmente a dosis altas.10, 12, 22 Por lo tanto, no es aconsejable utilizar mas de 1mg/Kg de Xilacina.19 Como se mencionó anteriormente, la Yohimbina, Atipamezol o Tolazolina reducen la fase de recuperación y el Doxapram actúa bien para la depresión respiratoria.10, 12, 14, 22 En la práctica, se calcula el volumen de Ketamina al 10% y se agrega un volumen igual de Xilacina al 2% 24

R E V IST A

DE L A

En varias especies aviares.14 Tanto por vía IV como IM.6, 14 Preanestésico.7 Períodos de bradicardia antes o durante la cirugía.20 Estimulante respiratorio.7 ----18 Dosis en patos. Antagonista de Midazolam.6 En Cathartes aura para revertir la Xilacine.6, 14 En Buteo jamaicensis para revertir la Xilacina.6, 14

en la misma jeringa. Se administra 1/3-2/3 preferiblemente por vía IV (la vía IM también se puede utilizar) y el resto cuando el animal se encuentre estabilizado. El mantenimiento del plano anestésico se puede llevar a cabo con 50-75% de la dosis original tantas veces como sea necesario.18, 19 No se recomienda esta combinación en Accipiter gentilis, Accipiter cooperii, Accipiter striatus, Bubo virginianus y Nyctea scandiaca. En las tres primeras especies, la mezcla se metaboliza rápido y tienen bajo nivel de tolerancia, por lo que se deben usar dosis más bajas. En las otras dos, el período de anestesia es marcadamente más corto y se presentan movimientos musculares espontáneos y recuperaciones violentas.18 Las águilas calvas presentan una respuesta única al realizar movimientos bruscos de la cabeza y al tratar de respirar con la glotis cerrada; sin embargo, dicho comportamiento cesa después de unos 30 segundos.18 Ketamina—Diacepam Se presenta buena relajación muscular y una recuperación más suave. Sin embargo, la anestesia quirúrgica no es tan buena como con Ketamina-Xilacina, pero se evitan los efectos cardiopulmonares adversos.3 También se debe anotar que con esta mezcla se necesitan menores dosis anestésicas de los dos, se consiguen inducciones suaves, menor concentración de Isoflurano y resultados consistentes.14, 20 De todas maneras, inyecciones muy rápidas por vía IV pueden provocar apneas prolongadas y arritmias cardiacas. Se debe tener cuidaA SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


S E DAC IÓ N

Y

A NE STE SIA

EN

A V E S R APAC E S

do a la hora de calcular el peso en las rapaces, ya que se han presentado sobredosificaciones en animales obesos.3, 20 Esta combinación es la mezcla preferida para Bubo virginianus.19 Tiletamina—Zolazepam El anestésico disociativo Tiletamina se combina con la potente benzodiazepina Zolazepam en proporción 1:1 en productos comerciales para uso veterinario. La Tiletamina es aproximadamente 3 veces más potente que la Ketamina y la recuperación es mas prologada.3, 21 Es un buen anestésico, aunque no hay mucha diferencia con la mezcla Ketamina-Diacepam, además de ser considerablemente más cara que esta última combinación.19 Ketamina—Medetomidina La Medetomidina es un fármaco muy similar a la Xilacina. La mayor ventaja frente a la Xilacina es una mayor estabilidad cardiovascular.19 Al igual que la Xilacina, es posible revertir sus efectos con Atipamezol.10

Emplazamiento de sonda endotraqueal y aguja IO en un gavilán (Buteo spp, FALCONIFORMES) previo a la realización de un procedimiento quirúrgico.

Anestesia Inhalada Comparada con los anestésicos inyectables ofrece varias ventajas tales como un más fácil manejo de la profundidad anestésica, incluyendo rápida inducción y recuperación, mejor oxigenación debido al uso concurrente de oxígeno y recuperación no dependiente de las vías metabólicas y excretoras que puedan estar alteradas en el ave enferma. También hay desventajas como la necesidad de equipo especial: fuente de oxígeno, vaporizador, circuito y mecanismo para la depuración de los deshechos anestésicos.4, 13 El Halotano y el Isoflurano son los dos líquidos volátiles mas frecuentemente usados en medicina aviar y producen una depresión del SNC caracterizada por los 4 períodos de la anestesia.19, 22 El Oxido Nitroso es un gas que fue ampliamente usado en el pasado, solo y en combinación con Halotano, pero debido a los buenos resultados del Isoflurano y a los efectos carcinogénicos que posee, ha caído en el desuso.3, 7, 9, 13

http://groups.yahoo.com/group/RedVVS/ La Red de Veterinarios de Vida Silvestre [RedVVS] es un foro virtual para el intercambio de información entre los miembros de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre. En ella también participan profesionales e instituciones relacionadas con la Medicina y Rehabilitación de la fauna silvestre, exótica y no convencional… ¡Participe! Correo electrónico: info@veterinariosvs.org, Teléfono: 4380617 (Bogotá - Colombia). A.A. 361071(Bogotá - Colombia)

El Isoflurano es el anestésico preferido en medicina D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

25


P IRAJ ÁN C

aviar, debido a que a diferencia de Halotano, posee un mayor margen de seguridad, ofrece rápida inducción y recuperación, menor depresión del flujo cardiaco, menor sensibilización del miocardio a arritmias, menor incidencia de hepatotoxicidad y una aceptable relajación muscular. Esto debido a su baja solubilidad lipídica y metabolismo hepático. Sus desventajas son: Caída de la presión sanguínea (vasodilatación periférica) y el mayor costo.3, 7, 12, 13 El Isoflurano se administra en aves enfermas y debilitadas con un mayor margen de seguridad que el Halotano.21

CONSIDERACIONES PREANESTÉSICAS

La inducción con tranquilizantes se usa frecuentemente para disminuir la cantidad de anestésico inhalado necesario para mantener la anestesia, y por lo tanto, reduce la depresión cardiovascular típicamente asociada con altas concentraciones de anestésico inhalado.12, 13, 19, 22

La regurgitación y posible obstrucción de las vías aéreas se previenen mediante ayuno de 12-24 horas en aves de presa, aunque en aves pequeñas, menores de 200g es suficiente con un ayuno de 6 horas. Se debe revisar que el buche no tenga alimento en su interior, y procurar que el alimento ofrecido en horas previas no contenga huesos, pelos o plumas. 1, 7, 13, 18, 21

También está reportada la inducción con Isoflurano mediante máscara facial a un flujo del 5%. Esta durará aproximadamente 1,5 minutos y es bastante suave, exceptuando al halcón peregrino (Falco peregrinus), ya que exhibe movimientos marcados con la boca. Para la mayoría de aves, un flujo de oxígeno adecuado está generalmente entre 750 - 1000mL/min. El mantenimiento varía usualmente entre 1-2,5% en la mayoría de rapaces, sin embargo, el águila dorada (Aquila chrysaetos) y el halcón gerifalte (Falco rusticulis) necesitan mantenimientos con flujos hasta del 4%.4, 10, 12, 18, 21 Los circuitos respiratorios deben ser abiertos o semiabiertos, debido a que ofrecen mínima resistencia para la ventilación del paciente.10, 13

ANESTESIA LOCAL Las aves de presa pueden presentar toxicidad y alta sensibilidad a la Procaína, Lidocaína y Benzocaína, presentándose signos de incoordinación, ataxia, rigidez muscular y opistótonos que responden adecuadamente a la administración de corticoides. Por lo tanto, se aconseja usar estos fármacos con precaución en dilución 1:5 en solución salina fisiológica o en dosis máximas de 4mg/Kg. Aún no existe claridad total en el tema.7, 14 26

R E V IST A

DE L A

Se debe poseer una base de datos mínima que incluya historia, examen clínico, cuadro hemático, química sanguínea para funcionalidad hepática y renal (Ej. Glucosa, ácido úrico y AST) y radiografías.1, 3, 4, 10, 18 Si el ave se encuentra debilitada, deshidratada y/o malnutrida, la cirugía debería aplazarse hasta que se logre estabilizar al paciente, sin embargo, en situaciones de emergencia esto puede no ser posible.1

Se debe iniciar fluidoterapia subcutánea o intravenosa (preferiblemente) antes de la cirugía. Administrar 24 horas antes y cada 12 horas, de manera que la última dosis sea justo antes de la cirugía, siendo el mantenimiento de entre 40 - 60mL/Kg/Día.2, 18 La inducción debe realizarse en un lugar tranquilo, ya que algunas veces las aves estresadas no responden adecuadamente a la anestesia.19 Posteriormente, un se debe colocar un catéter IV ó en su defecto, una aguja intra-ósea (depende del tamaño del animal), esto para la administración de fluidos y drogas de emergencia.3, 10, 12

La temperatura ambiental es crucial en las aves y por lo tanto, se deben mantener en rangos que oscilen entre los 32 y 35ºC.7 Se deben tener preparados diferentes medicamentos que pueden ser de utilidad en caso de emergencia durante la anestesia, tales como Epinefrina, Doxapram, Atropina y Atipamezol, entre otros.14 Al realizar cirugías en las que no sea posible mantener la anestesia mediante máscara o intubación traqueal A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


S E DAC IÓ N

(Ej. Procedimientos en el pico, ojo o tráquea), se puede realizar canulación en los sacos aéreos caudales para realizar perfusión anestésica retrograda. Esto también es valioso durante emergencias.13, 24 Hay que tener en cuenta, que en decúbito dorsal, la respiración es más difícil, por lo que se prefiere el decúbito lateral o esternal.10, 13

MONITOREO ANESTÉSICO La interpretación de la profundidad anestésica puede ser difícil, debido a que la abolición de los reflejos no siempre sigue un patrón definido, sin embargo existen varios parámetros útiles.7 La frecuencia cardiaca en aves grandes se encontrará entre 60 – 80 pulsaciones por minuto (p/min), mientras que en las más pequeñas variará entre 180 – 240 p/min.9, 18 Es de esperar que esta frecuencia no baje de 120 p/min.10 A medida que la anestesia se profundiza, la frecuencia respiratoria disminuye y es más superficial; se espera que no sea menor a la mitad de la frecuencia del animal despierto.10 Los reflejos palpebral, corneal y de flexión son de bastante ayuda. Ni el corneal, ni el de flexión se deben perder durante un episodio anestésico normal. La tensión muscular (boca, cuello, alas), la respuesta a estímulos dolorosos y el color de las membranas también deben examinarse.7, 9, 10, 18 El monitoreo del ave puede ser difícil debido a los campos quirúrgicos, por lo que el uso de campos transparentes se ha hecho más común. De manera particular, la cabeza debe permanecer expuesta.7 Diversos equipos tales como fonendoscopios esofágicos, electrocardiógrafos, monitores de presión sanguínea, de frecuencia cardiaca, de frecuencia respiratoria y de temperatura pueden usarse en aves rapaces.7

EMERGENCIAS ANESTÉSICAS La apnea es la emergencia más común. Lo primero es asegurarse que la boca y glotis se encuentran libres de moco u otro material; el paciente debe colocarse en decúbito esternal. Si la respiración espontánea no aparece, se estimula la respiración halando la lengua y oprimiendo gentilmente la musculatura abdominal por debaD E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

Y

A NE STE SIA

EN

A V E S R APAC E S

jo del esternón. Si no funciona, se debe realizar intubación endotraqueal ó canulación de los sacos aéreos y dar respiración artificial cada 20 - 30 segundos junto con la administración de Doxapram IV ó sobre la superficie de una mucosa.7, 18, 13, 24 Moverle las alas a las aves parece mejorar el movimiento del aire y facilitar el retorno venoso hacia el corazón.3 Movimientos respiratorios exagerados pueden indicar obstrucción de la vía aérea y pueden confundirse con aligeramiento de la anestesia.7 Es posible que ocurra arresto cardiaco, pero ni los masajes cardiacos, ni la adrenalina intra cardiaca han mostrado resultados en aves rapaces.7 Sin embargo, la resucitación aviar sigue el protocolo ABCD de los mamíferos.3

RECUPERACIÓN Es un periodo crítico durante el cual, el paciente debe ser cuidadosamente mantenido en ambiente cálido y tranquilo. Fallas en la restricción física pueden conllevar a auto-traumatismos, aleteo y otras actividades incontroladas que pueden poner en peligro la vida del paciente.3, 7

REFERENCIAS 1.

Aguilar R y Pawlowsky TM. Cirugía Básica en Aves de presa. [Internet]. Zoo Conservation OutReach Group, New Orleáns, LA. http://zcog.org/zcog%20frames/cirugia% 20en%20Rapaces/CIRUGIA%20EN%20Rapaces.htm [2 Jun, 2005].

2.

Aguilar R y Pawlowsky TM. Primeros Auxilios en Aves de Presa. [Internet]. Zoo Conservation OutReach Group, New Orleáns, LA. http://zcog.org/zcog%20frames/Primeros% 20Auxilios%20en%20Rapaces/Primeros%20Auxilios% 20en%20rapaces.htm [2 Jun, 2005].

3.

Altman RB, Clubb S, Dorrenstein G and Quesenberry K (Eds.). Avian Medicine and Surgery. WB Saunders Company, Philadelphia, Pennsylvania., p. 1070, 1997.

4.

Beynon PH y Cooper JE (Eds.). Manual de Animales Exóticos. Harcourt Brace de España S.A., p. 357, 1999.

5.

Birchard SJ y Sherding RG. Manual Clínico de Pequeñas Especies, Vol 2. McGraw-Hill, Interamericana, 1996.

27


P IRAJ ÁN C

6.

Carpenter JW, Mashima T, and Rupiper D. Exotic Animal Formulary, 2nd ed. W.B. Saunders Company. 2001.

7.

Cooper JE. Birds of Prey: Health and Disease, third edition. Blackwell Science Ltd. 2002.

8.

Ferguson-Lees J. Rapaces del Mundo. Ediciones Omega, Barcelona, España. 2004.

9.

Fowler ME (Ed.). Zoo and Wild Animal Medicine. Second Edition. W.B. Saunders Company., p. 1127, 1986.

10.

Grifols J y Molina R. Manual Clínico de Aves Exóticas. Grass-Iatros Edicions, Barcelona, España., p. 217, 1996.

11.

Hawkins MG, Wright BD, Pascoe PJ, Kass PH, Maxwell LK and Tell LA. Pharmacokinetics and anesthetic and cardiopulmonary effects of Propofol in red-tailed hawks (Buteo jamaicensis) and great horned owls (Bubo virginianus). American Journal of Veterinary Research, 6: 677-683. 2003.

12.

Lin HC and Ko JC. Anesthetic Management of Ratites. The compendium on Continuing Education. 9. Abril 1997.

13.

Ludders JW. In: Recent Advances in Veterinary Anesthesia and Analgesia: Companion Animals, Gleed RD, and Ludders JW (Eds.) Ithaca, NY. 2001. Inhaled Anesthesia for Birds. [Online]. International Veterinary Information Service. http://www.ivis.org/advances/Anesthesia_Gleed/ludders2/ chapter_frm.asp [3 Jun, 2005].

14.

Murphy JP, and Fialkowski J. In: Recent Advances in Veterinary Anesthesia and Analgesia: Companion Animals, Gleed RD, and Ludders JW (Eds) Ithaca, NY. 2001. Injectable Anesthesia and Analgesia of Birds. [Online]. International Veterinary Information Service. http://www.ivis.org/ advances/Anesthesia_Gleed/paul/chapter_frm.asp [5 Jun, 2005].

15.

Murphy JP. In: Mayday Conference: A cross-species Approach to pain and Analgesia,2002-Warrenton, VA, Ludders JW, Paul-Murphy J, Robertson S, Gaynor J, Hellyer PW, Wong PL, and Barakatt C (Eds.) Ithaca, NY 2002. Evaluating the Analgesic Effects of Opioids in Birds. [Online]. International Veterinary Information Service. http://www.ivis.org/ proceedings/mayday/paul-Murphy/chapter_frm.asp [5 Jun, 2005].

16.

Orosz SE. The Avian Respiratory System. The compendium. Vol 21. 1999.

17.

Read MR in: Zoological Restraint and Anesthesia, Heard D. (Eds.) Ithaca, NY 2002. Long Acting Neuroleptic Drugs. [Online]. International Veterinary Information Service. http:// www.ivis.org/special_books/Heard/read/chapter_frm.asp? LA=I [5 Jun, 2005].

28

R E V IST A

DE L A

18.

Redig P. Medical Management of Birds of Prey. A collection of notes on selected topics. Second Ed. Published by The Raptor Center at The University of Minesotta. 1993.

19.

Redig P. Resumen de los Medicamentos Utilizados en Urgencias en Rapaces. [Internet]. Zoo Conservation OutReach Group, New Orleáns, LA. http://zcog.org/zcog% 20frames/Clínica%20de%20Aves%20(Birds)/ Medicamentos%20de%20Uso %20Común%2 0en% 20Emergencias%20en%20Rapaces.htm [10 Jul, 2005].

20.

Redig P, and Duke GE. Intravenously Administered Ketamine HCL and Diazepam for Anesthesia of Raptors. JAVMA 169: 886-888, 1976.

21.

Redig P. Anesthesia for Raptors and Swans with General Principles Aplplicable to Other Species of Birds. [Online]. College of Veterinary Medicine. University of Minnesota. http://www.cvm.umn.edu/academics/course_web/current/ CVM6882/ANESTHE.htm [10 Jul, 2005].

22.

Sánchez G. Drogas Depresoras en Medicina Veterinaria. Primera Edición. Fondo Nacional Universitario. Santafé de Bogotá, D.C., 1995.

23.

Sisson S, Grossman JD. Anatomía de los Animales Domésticos. Robert Getty. Quinta Edición. Tomo 2. Masson, S.A. 1999.

24.

Willis AM and Wilkie DA. Oftalmología en las aves. Primera parte: Anatomía, Examen y Técnicas Diagnósticas. Translated and Reprinted with permission from The Journal of Avian Medicine and Surgery (Vol 3, Nº13) [Internet]. Zoo Conservation OutReach Group, New Orleans, LA. http:// zcog.org/zcog%20frames/Oftalmología%20en%20las% 20Aves%201/Oftalmología%20en%20Aves%201.htm [20 Jul, 2005].

A SOCIAC IÓ N

DE

V E TE RINARIO S

DE

V IDA S IL V E ST RE


S E DAC IÓ N

Y

A NE STE SIA

EN

A V E S R APAC E S

URRAS Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres Consulta de animales no convencionales de tenencia legal, tales como hámsteres, curíes, palomas, cacatúas, conejos y gerbos. Horario de atención: Lunes a Viernes 9am - 12m y 2 - 4pm Además ofrece los servicios de hospitalización, procedimientos quirúrgicos varios y rehabilitación de animales silvestres colombianos. Teléfonos: 3165044 o 3165000 extensión 15395 (Bogotá - Colombia). Dirección: Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (Cra 30 # 45 - 02, edificio 501, Bogotá - Colombia). Internet: www.veterinaria.unal.edu.co Correo electrónico: cibrievar@unal.edu.co

D E PART AM E NT O

DE

E DU C AC IÓ N

Y

E XTE NSIÓ N

29


A SOCIACIÓN DE V ETERINARIOS S ILVESTRE (V.V.S.).

DE

V IDA

Teléfono principal: (57) (1) 4380617 Móvil [Celular]: (57) 310 2046735 Fax: (57) (1) 4409087 Revista de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre Rev. Asoc. Vet. Vida Silv. Teléfono: (57) 311 4617954 Correo electrónico: info@veterinariosvs.org A.A. 361071 (Bogota-Colombia)

¡Veterinarios de Vida Silvestre en Internet! http://www.veterinariosvs.org Organización creada con el objeto de fomentar el conocimiento sobre la fauna silvestre, su manejo y conservación.

5 Razones para ser su mejor opción en servicios y productos: 1.

Fortalecimiento corporativo del quehacer veterinario en temas relacionados con la fauna silvestre, exótica y no convencional.

2.

Confianza en el cumplimiento de compromisos.

3.

Un portafolio versátil dirigido a resolver sus necesidades

4.

Disponibilidad y preparación para el trabajo interdisciplinario

5.

Asesoría, respaldo y cooperación en el desarrollo de sus iniciativas para fomentar el conocimiento sobre la vida silvestre, su manejo y conservación.

Profile for Veterinarios de Vida Silvestre

Rev. Aso. Vet. Vida Silv. 2005, 1: 2  

Revista de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre, 2005, volumen 1, número 2.

Rev. Aso. Vet. Vida Silv. 2005, 1: 2  

Revista de la Asociación de Veterinarios de Vida Silvestre, 2005, volumen 1, número 2.

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded