Page 1

PORTADA


2


3

Editorial Un año más, nos encontramos inmersos en plena Cuaresma, un período en el que debemos de pararnos a mirar hacia nuestro interior, para así, encontrarnos con nosotros mismos, con Cristo, y reflexionar sobre el gran acontecimiento que viviremos al final de estos días, días de preparación a la gran fiesta de la Pascua, la fiesta de la Resurrección.

ECCE LIGNVM CRVCIS...

Pero también es momento de hacer balance, de recordar y reflejar, mediante una nueva edición de nuestra revista, todo aquello que hemos vivido en el seno de nuestra Cofradía a lo largo del pasado año. Un año cargado de contrastes, en el que hemos visto como se han materializado y hecho realidad, proyectos muy ansiados por todos, pero a la vez, un año marcado por las despedidas de personas muy cercanas a nosotros y a nuestra Cofradía, cuya marcha ha dejado una huella, que difícilmente podrá borrar el tiempo, por mucho que este lo intente.

- Editorial ............................................... 3 - Eco Parroquial ..................................... 4 - Reflexiones .......................................... 6 - Perfiles Montillanos ............................ 8 - Vera Cruz ........................................... 13 - Nuestra Historia ................................ 16 - Noticias .............................................. 18 - Testimonio ........................................ 30 - Semana Santa ................................. 32 - Humanismo ..................................... 39 - Caridad ............................................. 45 Revista informativa de la Cofradía de la Santa Vera Cruz (MONTILLA) Número 13 - Año XII

El regreso a nuestra sede canónica, la Parroquia de Santiago Apóstol, la nueva ubicación de nuestra Titular María Santísima del Socorro, la recuperación de la rifa mensual, la colaboración y profunda implicación en la puesta en marcha del comedor social o el tan esperado inicio de la talla del paso, han sido algunos de los acontecimientos y actividades más destacadas del pasado curso cofrade. Sin lugar a dudas, todos los logros conseguidos, son fruto del esfuerzo, la ayuda y la colaboración de tantas y tantas personas, hermanos y devotos de la Vera Cruz de Cristo, que han encontrado en nuestra Cofradía el lugar idóneo para vivir su fe y seguir avanzando en nuestro compromiso como cristianos, amparados siempre bajo el Santo Cristo de Zacatecas y María Santísima del Socorro. Abramos nuestro corazón en estos días previos a la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, y vivámoslos como verdaderos hermanos, como la gran familia cristiana de la que formamos parte.

EDITA Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, Hermandad del Santo Cristo de Zacatecas y Santa María del Socorro, Madre de Dios y Señora Nuestra Parroquia de Santiago Apóstol - C/ Iglesia, 7 - 14550 Montilla (Córdoba) - ESPAÑA Correo-e: veracruzdemontilla@gmail.com http://www.veracruzdemontilla.com - Dirección, Redacción: Antonio Luis Jiménez Barranco - Coordinación y Maquetación: Francisco Arce Raya - Consejo Asesor: José Félix García - Juan A. Prieto - Rafael Portero - Miguel Navarro - Fotografía: Jaime - González - Rafael Salido - Rafael Portero - María Gallo - Archivo Cofradía Imprime: GAVE Artes Gráficas - 14550 Montilla (Córdoba)

FOTO PORTADA: JAIME DISEÑO PORTADA: GAVE

La Cofradía de la Santa Vera Cruz no comparte necesariamente las opiniones de sus colaboradores Prohibida la reproducción sin permiso escrito de los editores © 2015 Todos los derechos reservados. ISSN 2254-1268 Depósito Legal CO – 232 - 2009


4

Eco Parroquial

José Félix García Jurado y José Luis Moreno Modelo Párroco y Vicario Parroquial

"Pan del cuerpo, pan del alma" Comenzamos la Cuaresma, tiempo de silencio interior, de examen de conciencia, para detectar nuestras sombras e iluminarlas con el perdón, con la misericordia, con la confesión, con la conversión a Dios, en definitiva, tiempo de renovación, de revisar nuestras actitudes, de no caer en una globalización de la indiferencia, como nos dice el Papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma de este año. Se trata de no

olvidarnos de los demás, de interesarnos por sus problemas, de sus sufrimientos y de las injusticias que padecen. Dios no es indiferente al mundo, nos dice el Papa, sino que lo ama hasta el punto de dar a su Hijo por la salvación de cada hombre. En la encarnación, en la vida terrena, en la muerte y resurrección del Hijo de Dios, se abre definitivamente la puerta entre Dios y el hombre, entre el cielo y la tierra. La Cuaresma es un tiempo propicio para dejarnos servir por Cristo y así llegar a ser como Él. Esto sucede cuando escuchamos la Palabra de Dios y cuando recibimos los sacramentos, en particular la Eucaristía. San Juan de Ávila también tiene para nosotros unas palabras en esta Cuaresma. Nos anima a que aspiremos a gozar de la mesa del cielo aunque muchas veces el Señor nos pide que gocemos primero del monte calvario, es decir, comer los cinco panes amargos que nos ofrece. ¿Cuáles son los cinco panes que nos ofrece Dios? Y nuestro santo doctor nos dice que son sus manos, sus pies y su costado. El pan del costado, que es nuestro arrepentimiento del corazón que nos llevará a la confianza en el perdón y la esperanza en el perdón.

Función principal de Regla, D. José Félix en el momento de la consagración del pan y el vino.

El pan de los pies que nos recuerda cuando nos ponemos a los pies del confesor con dolor de corazón y con verdad; pan amargo porque reconocemos nuestros pecados, dulce por el perdón de los pecados. Por último, los panes de las manos. Con


5

hallaremos al Señor. Tengamos un corazón fuerte, cerrado a las tentaciones del maligno y abierto a Dios. Un corazón que se deje guiar por los caminos del amor que nos llevan a los hermanos. Un corazón pobre, que conoce sus propias pobrezas y lo da todo por el otro. Tan sólo quiere Dios que nos fiemos de Él. Con el deseo de que recorramos provechosamente el camino cuaresmal y que nos acerquemos más a Dios con la ayuda de la Virgen Santísima, recibid la bendición del Señor por vuestros sacerdotes.

D. José Luís Moreno Modelo, Vicario Parroquial, ante nuestros Sagrados Titulares.

las manos damos nuestras limosnas y los gestos más hermosos a nuestros hermanos. Por los dolores que sintió Jesucristo cuando le clavaron sus manos, abramos nuestro corazón y perdonemos a quien nos injurió. Quien coma de estos panes de cebada, panes amargos, es bueno para el otro convite, el de la mesa del cielo. Entremos sin temor en las espinas aunque pensemos en que hemos de pincharnos con ellas, que ahí

D. José Félix García, venerando a Nuestros Sagrados Titulares tras la Función Principal de Regla.


6

Reflexiones

Fray Rubén Moreno Camuñas Capellán Castrense de la BRIMZ "Guzmán el Bueno"

Cuaresma en el Líbano Aún brilla la nieve en la cumbre del Hermón. La tierra libanesa, dura y pedregosa en este rincón del país, recibe la cuaresma con serena ilusión, mirando a la Pascua desde semanas antes del lunes de ceniza que los maronitas celebran en masa. La religiosidad del pueblo es tal que casi es mejor expresarlo a la inversa: ser pueblo es rezar como cristiano, practicar la piedad, observar el domingo y confesar una fe que une a los vecinos independientemente de su etnia o país de origen. El Corredor Cristiano es sinónimo de estabilidad y cualidad de vida; los medios lo saben y así se refieren a esta zona en donde el Contingente español está desplegado desde 2006. Desarrollo, pacificación, convivencia, progreso…, palabras asociadas a la labor de UNIFIL en el centro del país y al aprovechamiento de los escasos recursos de parte de la población cristiana.

continua y una responsabilidad constante.Era consciente de la posibilidad de entregar a un compañero a los brazos del Padre por un ataque o una desgracia, más nunca pensé que fuera tan pronto, casi en el ecuador de nuestro despliegue. El Señor camina con nosotros. Como un nuevo Israel deambulando por el desierto, Dios, con forma de columna de nube de día y de fuego de noche, es invisible para casi la mayoría, hasta que tarde o temprano se hace tan patente que cada soldado hace su propia reflexión de lo humano y lo divino, de lo que ama y lo que añora, de cuanto tiene y de lo que realmente necesita para ser feliz.

La iglesia católica se ve enriquecida con las tradiciones y liturgias características de maronitas, ortodoxos, melquitas o romanos; y acompañada por los hermanos ortodoxosy evangélicos. Se abren los oídos a los cantos de ritos en lengua árabe, cuyos sones inevitablemente nos llevan con la imaginación a las más amables imágenes de los escasos tiempos de paz. La misa se hace oasis en un momento convulso para todos. Propios y ajenos hemos vivido muy intensamente la pérdida de un compañero de la Brigada cordobesa durante un ataque israelí a Hezbolá, el Cabo Soria. La «misión» de paz que llevamos a cabo nos recuerda, al contemplar la torre de vigilancia en la que pereció nuestro compañero, que mantener la estabilidad en este país es una labor

Fray Rubén Moreno Camuñas, ante un crucifijo en la Base del contingente español.


7

El Padre Mansur es el párroco y un auténtico líder religioso, un verdadero pastor con la iniciativa y la capacidad suficientes para levantar, casi de la nada, todo un movimiento no sólo religioso sino además social y cultural donde tienen cabida vecinos, forasteros y refugiados. Pasa ya de los ochenta pero sigue teniendo planes a corto, medio y largo plazo; combina al cincuenta por ciento las malas pulgas y el buen humor de un carácter sin el cual nada de lo que ha construido sería hoy una realidad tan beneficiosa para la zona. Mi gran proyecto esta Cuaresma es lograr reunir a los principales líderes religiosos de la zona del Sur del Líbano en la Base para un encuentro fraterno de oración; en la iniciativa se ha implicado de forma personal el propio General D. Antonio Ruiz Olmos que tendrá el papel de anfitrión. Todos hasta el momento han recibido con agrado la idea y avalan el deseo de una paz imprescindible para todos en sintonía con un mensaje único: la convivencia pacífica es posible. Fray Rubén, tras pronunciar la Exaltación el pasado año.

Inevitablemente Dios se hace presente en medio de nosotros, invocado por el deseo de todo corazón que aquí reza a su manera pidiendo lo mismo: hallar la paz. La parroquia de San Jorge en Kleyaà es una de las más importantes de la zona. Toda ella se convirtió en un símbolo del cuidado divino por sus hijos, librándolos de la destrucción por intervención del propio santo a lomos de su caballo blanco en tiempos no tan pasados, según rezan sus vidrieras. Presume de contar con el mejor coro parroquial de todo el sur del Líbano y hasta al arzobispo maronita le gusta dejarse caer y celebrar las grandes fiestas presidiendo personalmente la misa mayor, toda ella musicalizada.

La presencia de militares en cada rincón, en cada cota de la montaña, en cada pueblo, cruce de caminos o estamentos públicos es señal de esta implicación en la guardianía de la paz, sinónimo de seguridad, de combate contra el miedo. Tanto las Fuerzas Armadas Libanesas como el Contingente Internacional aquí desplegado comandado por España trabajan en esta importante misión de Naciones Unidas. Nunca he conocido hombres y mujeres tan valientes, nunca tan abnegados ni tan dispuestos, nunca tan capaces, preparados, firmes en el deber. Como capellán mi recompensa es doble: poder admirar con entregada devoción la alta calidad humana y profesionalidad militar de estos compañeros. La segunda es el privilegio de ponerme al servicio de todos ellos en la noble tarea común de servir a la misma paz que Dios y hombres desean para el mundo.


8

Perfiles Montillanos

Antonio Luis Jiménez Barranco

Antonio González Martínez "El Tallista" (1917 - 1993) Una primera aproximación a su vida y obra En su tarjeta de presentación rezaba: «Antonio González Martínez – Tallista / Escultor / Dorador Restaurador – Sánchez Molero, 6 – Montilla». Un membrete cuyas tres líneas pueden resumirse a una sola palabra: Artista. Se cumplen ahora 70 años del estreno del anterior trono que portó al Señor de Zacatecas y Nuestra Señora del Socorro por las calles de nuestra ciudad. Fue el Martes Santo de 1945 cuando los montillanos presenciaron el gran trabajo ejecutado por el joven hermano de la cofradía, Antonio González, que un año antes le encargara el hermano mayor, Francisco Ruz Salas. Con motivo de tal aniversario la redacción ha dedicado la portada de este número de la revista a uno de los escasos testimonios gráficos de aquel día. Del mismo modo, queremos rendir tributo a su autor, el olvidado Antonio González «El Tallista».

Nacido el 1 de enero de 1917 en Morón de la Frontera (Sevilla), Antonio es fruto del matrimonio de Manuel González Clavijo y Josefa Martínez Muñoz1. Muy pronto se traslada a Sevilla para iniciar su formación en la Escuela de Artes y Oficios, en la que cursa dos años, y más tarde ingresará en la Academia de Bellas Artes, destacándose en las asignaturas de Dibujo Artístico y Lineal. Con tan solo 10 años compagina los estudios reglados con el aprendizaje del oficio en el taller de carpintería del hispalense Rafael Blanco durante cuatro años. Cumplidos los 18 años y tras cuatro años como ayudante de tallista, en 1935, alcanza la categoría de oficial de taller. Un año después irrumpe la Guerra Civil. Avanzada la contienda, Antonio González es llamado a filas por la Comandancia de Morón, su pueblo natal, para incorporarse al servicio militar, siendo destinado al Regimiento de Infantería de Cádiz nº 33. Dada la situación estratégica en que Montilla queda tras los primeros compases de la guerra, nuestra ciudad alberga gran cantidad de tropas que se dirigen al frente. Una de las unidades que permanece es el Regimiento en el que se halla destinado nuestro biografiado. Precisamente, durante sus días montillanos conoce a la que será su esposa y madre de sus ocho hijos, la joven montillana María Josefa Polonio Luque.

La hermandad de los Carpinteros en la sacristía de la ermita de San José, junto a su consiliario D. Antonio León, en 1956. De pie, el tercero por la izquierda, encontramos al joven Antonio González. (Foto cedida por Manuel Leiva Garrido)

Finalizada su etapa castrense, Antonio es licenciado en diciembre de 1939 y regresa a Sevilla donde vuelve a ocupar su puesto de trabajo, el cual le había sido reservado.


9

El 7 de diciembre de 1941, en la Parroquia de Santiago, contrae matrimonio con María Josefa, hija de Rafael Polonio y Francisca Luque, que, como hemos referido antes, será la madre de su numerosa prole2. El matrimonio fijará su hogar familiar primero en la calle Don Gonzalo y después en la calle Sánchez Molero nº 6, el mismo edificio donde ubica su propio taller. La posguerra fue un período de exaltación religiosa, habida cuenta del precedente republicano en que la fe católica fue oprimida y perseguida. Fueron los años del retorno de la religiosidad popular a la vida pública, cuya consecuencia se reflejará en las cofradías y hermandades, que recomponen, renuevan e incrementan su patrimonio. Son lustros de infinitas horas de lápiz, papel, carboncillo y gubia en el taller de Antonio González, como ahora iremos desgranando. Dados los numerosos encargos, el maestro no duda en introducir en su taller a varios aprendices, llegando a crear, con el tiempo, una verdadera escuela.

El paso de la Virgen de los Dolores fue el primero, en 1942, de los numerosos que realizaría Antonio González para Montilla y toda la comarca.

Allí continúa hasta septiembre de 1940, fecha en que decide marchar a Montilla para formar una familia junto a su prometida, con la que había iniciado una relación antes de que su regimiento abandonase nuestra ciudad. Una vez en Montilla, se instala en un hostal de la calle antigua Mesones (hoy Hermanos Garnelo) y comienza a trabajar en la carpintería de Alberto Leiva Garrido, quien le ofrece todo tipo de facilidades y es acogido como uno más de la familia. Leiva le ofrece un banco de trabajo en su propio taller de la calle Enfermería, donde nuestro joven maestro acomete sus primeros trabajos artísticos.

El estilo de sus dibujos se fundamenta en las formas emanadas de la tradición barroca andaluza, si bien bucea en otros estilos anteriores (p. ej., el Gótico), tal como lo prueba uno de sus primeros trabajos en nuestra ciudad, cual es la tapa de la pila bautismal de la Parroquia de Santiago, que talla en 1941, completando así la laboriosa carpintería de la pieza realizada por su mentor, el montillano Alberto Leiva. A partir de entonces se prodiga el buen hacer de gubias, escoplos y cinceles. De esta manera, se abre en su trayectoria profesional una larga etapa donde predominan los tronos y pasos para las cofradías montillanas y de la provincia. En todos ellos quedarán plasmados sus inconfundibles altorrelieves, donde el artista materializa su dominio de la proporción, el equilibrio y la anatomía. En nuestra ciudad trabajará primeramente para la hermandad de Jesús Nazareno, en la talla y dorado


10

Al año siguiente de de la fundación de la hermandad de Cristo Resucitado (1948), Antonio González realizó el trono de su titular, siendo la cartela que preside el frontal del paso (busto de Dolorosa) uno de los elementos más sobresaliente de este trabajo, digno de su maestría. Pasados algunos años, la cofradía le encomendaría la restauración del titular, que presentaba problemas estructurales en su parte inferior. Antonio González fue galardonado en numerosas ocasiones. Aquí le vemos recogiendo un premio de manos del concejal Julián Ramírez, en una de las ediciones celebradas de Arte, Industria y Artesanía. (Foto cedida por Antonio Manuel González Polonio)

del paso de palio de la Virgen de Dolores, estrenado en 1942. Un año después realiza la cruz, el trono y faroles para el Cristo de la Yedra, además de restaurar las imágenes del Señor Rescatado, Jesús Nazareno y San Juan. Asimismo, la hermandad de Jesús de las Prisiones le encomendará la restauración de Jesús en la Oración del Huerto en 1944, mismo año en que realiza la talla del nuevo paso y varas de palio de la Virgen de la Esperanza, policromado en verde y pan de plata. Aunque el sello más personal de Antonio González Martínez en la hermandad de El Prendimiento se puede contemplar al inicio del cortejo procesional del Jueves Santo, ya que también realizó la cruz de guía. Como antes anunciamos, para la cofradía del Cristo de Zacatecas –de la que era hermano– realizó la cruz arbórea, el trono, faroles y vara del hermano mayor, todo para ser estrenado el Martes Santo de 1945. La suspensión de esta procesión en 1954 hizo que su patrimonio recalara en otras cofradías de la localidad. En la actualidad la cruz soporta al exánime Cristo del Perdón, el trono porta a Jesús Recatado la mañana del Viernes Santo y la vara del hermano mayor está desaparecida.

Sin embargo, una de sus principales obras se materializó para la cofradía de Nuestra Señora del Rosario: nos referimos a los respiraderos del trono procesional, reciclados como basamento del tabernáculo sito en la zona presbiteral de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol en la actualidad. En ello, el artista desplegará toda su sabiduría, desarrollando en sus cartelas, con destreza, los quince misterios del rosario, ornamentadas por una exuberante talla barroca llena de curvas, hojarascas, volutas y rocallas, resueltas con soberbios golpes de gubia, limpios y certeros, consiguiendo así solventar el horror vacui propio del barroco. Por su parte, en las esquinas del paso el maestro recurre a una imaginada sucesión vertical de nubes y querubines entrelazados a óvalos y hojas de acanto. Al parecer, el paso estaba concebido para ser dorado, pero la falta de presupuesto impidió la realización de esta fase, lo cual no fue óbice para plantear una alternativa estética por parte de González Martínez, cual fue la cubrición de la talla con una base estucada en marfil envejecido y el realce de las cartelas iconográficas mediante su policromía. Finalmente, el paso fue estrenado en el año 1949. Tras el éxito obtenido con aquel soberbio encargo, los trabajos de González para la cofradía mariana no cesarán en este punto, ya que, pronto, se le encomendará la restauración de su valioso camarín, joya dieciochesca del artista lucentino Pedro de Mena Gutiérrez.


11

Los trabajos de factura propia de su taller fueron alternándose con los de restauración que llevó a cabo en varias de las iglesias montillanas. Así pues, con motivo de la segunda venida de la Compañía de Jesús, recibe el encargo de Francisco de Alvear, conde de la Cortina, de la restauración y adecuación de los bienes muebles de la antigua iglesia, popularmente llamada de San Francisco, en 1943. Al concluir las obras del nuevo templo de La Encarnación –hoy basílica menor– le fue confiada la tarea de trasladar los retablos, imágenes, cuadros y demás moblaje a la nueva iglesia, que será consagrada en 1949. Para los jesuitas también realizará el paso del Sagrado Corazón de Jesús, que después fuera adquirido por la hermandad de la Santa Cena, en el que aún sigue procesionando por las calles de Montilla. En 1955 la antigua ermita de San Sebastián, que estaba cerrada al culto, fue rehabilitada integralmente para convertirla en parroquia. En este caso, Antonio González acomete la restauración de los retablos e imaginería, desmontó el retablo mayor y una vez saneado lo volvió a ensamblar.

Entre tanto, su buen amigo, el pintor Ildefonso Jiménez Delgado, restauró las pinturas murales del presbiterio. Antonio González también trabajó para el colegio salesiano. En la iglesia, acometió la decoración del camarín de María Auxiliadora y realizó la peana de la Virgen, tallada y sobredorada, a la que acompañan dos ángeles de bulto redondo, donde dejó retratados a sus dos hijos mayores. Como hemos señalado antes, Antonio González no sólo trabajó para Montilla pues su notoriedad en la restauración y en la talla le hizo recibir encargos de toda la provincia. En Aguilar de la Frontera, realizó para la imagen de Jesús Caído una de magnífica cruz totalmente tallada y calada, en 1945, donde da muestra –una vez más– de su maestría y dominio con la gubia, y dos años después la misma cofradía le encargará el trono para su titular. Dado su éxito en la vecina población, le serán contratados los pasos de la Virgen de los Remedios en 1950 y de Nuestra Señora de la Amargura en 1953. Aunque carecemos de soporte documental, es probable que también interviniera en el trono del Cristo de la Expiración. «El Tallista», como era popularmente conocido, también llevó a cabo una importante intervención en la vecina población de Santaella. Allí acometerá en 1953 la restauración del retablo mayor del santuario de Nuestra Señora del Valle, donde sufrirá una caída del andamio de la que milagrosamente sale indemne. Tan portentoso hecho, hizo que nuestro biografiado viese la intercesión divina en su favor, lo que le llevó, como gesto de desagravio, a bautizar a una de sus hijas -nacida días después- con el nombre de María del Valle, tal como se advoca la patrona de Santaella.

Una de sus obras magistrales fue la cruz tallada y calada que ejecutara para la imagen de Jesús Caído de Aguilar de la Frontera en 1945, a lo que siguió el encargo del trono dos años después. (Foto cedida por la Cofradía de Jesús Caído. Autor: González).

Además del ámbito religioso, Antonio González abordó numerosos trabajos de talla para carpinteros y ebanistas de toda la provincia, entre los que hay


12

que destacar el ornato de muebles domésticos, así como para oficinas, bufetes y bibliotecas de aristócratas, abogados, médicos, etc… En este sentido, cabe recordar el despacho elaborado en madera de olivo por el ebanista Joaquín Salido y tallado por nuestro protagonista, que fue obsequiado por la localidad de Castro del Río al entonces Jefe del Estado, Francisco Franco. Los años del desarrollismo fueron duros para el viejo gremio de artistas y artesanos, ya que el nuevo sistema económico y mercantil evoluciona hacia la fabricación industrial, donde la artesanía parece no tener cabida. Como tantos andaluces, Antonio González y su familia se ven obligados a emigrar. De nada sirvieron los numerosos méritos y reconocimientos logrados en exposiciones y muestras de arte, industria y artesanía.

Sus restos mortales fueron trasladados a Montilla, y descansan en el cementerio de San Francisco Solano, donde recibieron cristiana sepultura tras el funeral oficiado en la Parroquia de Santiago al día siguiente de su óbito3. Agotada la vida del artista nos queda su legado, que aún forma parte del patrimonio de nuestra Semana Santa, principalmente. Dada su sencillez y humildad, el maestro no acostumbraba a firmar sus trabajos, aunque la mejor rúbrica está en la calidad y la personalidad de los mismos. Sirva esta primera aproximación para abrir una ventana a la Historia del Arte y evitar que la extensa labor de Antonio González Martínez caiga en el olvido. Parte de ella ha sido aquí enumerada, pero es preciso ampliar su biografía, catalogar la obra dispersa y estudiarla en su conjunto, ya que este trabajo sólo pretende ser el proyecto de un gran edificio. Esperemos que a la lectura de este breve andamiaje sobre el que se sustenta su memoria surja el interés de profesionales, especialistas e instituciones para recuperar la figura de este «oceánico» artista. La primera piedra ya está colocada. FUENTES: Archivo Parroquial de Santiago Apóstol de Montilla (APSM). Expedientes matrimoniales de 1941. 2 APSM. Libro 44 de matrimonios, f. 200 v. nº 589. 3 APSM. Libro 43 de sepelios, f. 134 v. nº 802. 1

El paso de la Virgen del Rosario, estrenado en 1949, es acaso la obra de ámbito cofrade de mayor calidad artística de todas las realizadas por Antonio González para Montilla.

En 1962 se traslada a Madrid, allí se instala y abre un nuevo taller en sociedad con el tallista Abel Díaz, en la calle Antonio López, donde llevará a cabo numerosos trabajos hasta su jubilación. Sus últimos años los pasa en Madrid, ciudad en la que fallece el 21 de febrero de 1993.

Nota: Este breve artículo no está terminado sin dejar constancia de mi agradecimiento a los hijos del biografiado, Pepi y Antonio Manuel González Polonio, y asimismo a Manuel Leiva Ponferrada, José Galisteo Martínez y Antonio Maestre Ballesteros, por sus testimonios y el material gráfico cedido.


13

José Luis del Corral Gonzalo Coronel de Infantería

Vera Cruz

Semana Santa y Milicia Escribo estas líneas pocos días después de haber despedido al Cabo Francisco Javier Soria Toledo, del Regimiento de Infantería «Córdoba» nº 10, que ha fallecido en acto de servicio, cumpliendo su misión como casco azul de Naciones Unidas en el sur del Líbano. Ocupaba su puesto en la frontera entre el Líbano e Israel cuando un ataque con fuego de artillería segó su vida, sin ninguna opción de refugiarse.

inseparablemente unidas están la vida y la muerte para los creyentes. Se diría que son las dos caras, el haz y el envés, de una misma hoja. Reflexión que nos introduce en el tiempo litúrgico de la Cuaresma. Tiempo que debemos dedicar a la oración y meditación sobre los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, hijo de Dios.

En aquellas lejanas tierras, a poco más de un centenar de kilómetros al norte del mar de Galilea, cuyas orillas vieron como Jesús de Nazaret predicaba la paz y el amor entre todos los hombres, los soldados de la Brigada de Cerro Muriano (Córdoba) se juegan la vida a diario para mantener una paz inestable entre dos pueblos históricamente enfrentados. O al menos que este estado permanente de enfrentamiento afecte lo menos posible a los habitantes de ambos estados, y puedan desarrollar su vida con algo de normalidad y sobre todo esperanza de futuro. No podía por tanto dejar de comenzar esta reflexión con esta consideración y este reconocimiento a todos los componentes de la Fuerzas Armadas españolas que se encuentran desplegados fuera de nuestras fronteras, en zonas de conflicto, con la misión de preservar la paz, así como los derechos y libertades de las naciones y la seguridad de sus ciudadanos. Esta Semana Santa que como cada año nos disponemos a vivir, para ellos será especial al estar lejos del hogar, separados de sus seres queridos y no poder celebrar con sus hermanos la alegría y el gozo de la resurrección de nuestro Señor. Este desgraciado y triste acontecimiento de la muerte del casco azul español nos tiene que hacer reflexionar sobre cuán

Imagen de Nuestros Titulares escoltados por soldados del Regimiento de Infantería Mecanizada "Córdoba" 10.


14

momento con la sana laicidad. En nuestra sociedad hay sitio para ambas posturas, y por tanto en los ejércitos también. No existe contradicción entre ser cristiano, católico y ser militar. No en vano, nuestra vocación es la defensa de la paz, de la libertad y de la soberanía de nuestra Nación; de la seguridad y bienestar de todos los ciudadanos.

El Coronel D. José Luis del Corral Gonzalo durante la salida procesional de Nuestros Sagrados Titulares el pasado año.

No dejemos nunca de olvidar que Cristo venció nuestra muerte con la suya. Los militares mantenemos la tradición y el deber moral de honrar a los que han entregado su vida por España. En cada formación y evento que organizamos llevamos a cabo el homenaje a los caídos, sin distinción de época y procedencia, donde rendimos un sentido recuerdo y reconocimiento a los que un día lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor. De nuestras gargantas salen con profundo sentimiento y respeto las estrofas de «La muerte no es final». Sirva lo dicho hasta ahora para introducirme en la participación de las Fuerzas Armadas en las procesiones de Semana Santa. La presencia de soldados en los desfiles procesionales es tan tradicional como antigua, y siempre ha existido un vínculo emocional entre los militares y el hecho religioso. No es mi objeto analizar a cuando se remonta esta tradición, sino únicamente realizar una modesta reflexión sobre lo que la Semana Santa significa para los que tenemos la milicia por vocación. En un estado aconfesional como es el español de hoy en día, la religión no es un estorbo para la milicia. La profesión militar ha estado y estará íntimamente ligada a la religión, sin estar reñida en ningún

Religión y milicia han estado históricamente unidas. Sólo a modo de ejemplo basta citar el conocido como «Milagro de Empel», que cada año recordamos el 8 de diciembre. La aparición de una tabla con la imagen de la Virgen, no sólo fue considerada un milagro por ambos bandos combatientes, lo que llevó al jefe del Ejercito Holandés a afirmar tajantemente «tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro», sino que fue el origen del patronazgo de la Infantería Española y la vinculación de Nuestra Señora la Inmaculada Concepción con el Ejército. Una persona que está dispuesta y ha empeñado bajo juramento o promesa entregar su vida en defensa de su Patria y de todos sus ciudadanos y lo que estos representan, debe tener una sólida formación moral y una pirámide de principios y valores bien estructurada. Pero sobre todo, debe tener unas creencias religiosas profundas. Nadie entrega su vida por los demás si no pensase que existe un valor superior, que hay algo más, que hay vida después de la vida. Por amor nos dio Dios a su hijo para que con su muerte redimiese nuestra muerte; de igual forma por amor el soldado se entrega al bien supremo de la defensa de los españoles, sin distinción de creencia, signo, raza, religión o procedencia. Escribió San Agustín en una de sus epístolas: «querer hacer bien y no querer que se nos alabe por ello es querer que el error prevalezca, es declararse enemigo de la justicia pública y oponerse al bien general de las cosas humanas, que nunca están mejor establecidas que cuando a la virtud


15

reconocida se le rinde el honor que merece» (De Serm. Dom., 1. II, 8). Traigo aquí estas líneas del padre de la Iglesia San Agustín para, como bien dice, rendir merecido reconocimiento a la labor de nuestros soldados y a lo que simbolizan. Semana Santa se me antoja un tiempo ideal para hacerlo, y la oportunidad de poder hacerlo ante los ciudadanos de mi querida Montilla, una ocasión única. Espero llegar a todos con estas torpes y mal escritas líneas, que bien os aseguro brotan de lo más profundo de mi ser. Se puede ser de Montilla por dos razones. La primera, más sencilla y sin merito aparente, es por haber nacido en esta noble ciudad cordobesa. La segunda sin embargo, tiene más merito, y es por haber nacido Montilla en el corazón de la persona. Y este segundo supuesto es el de los hombres y mujeres del Regimiento de Infantería «Córdoba» n° 10. Cuando por primera vez los soldados de este centenario Regimiento –creado el 27 de febrero de 1566– en una tarde lluviosa de Martes Santo de 2006 desfilaron acompañando al paso procesional de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, de alguna manera empezó a forjarse un vínculo, una unión, que lejos de debilitarse se ha ido haciendo más sólida con el paso de los años.

Las unidades militares dan ese tono de seriedad, orden, disciplina y solemnidad a la vez que sobriedad que la procesión requiere. Por su parte, los ciudadanos con su disposición a esta participación manifiestan una vez más su apoyo y respaldo a la labor del Ejército. Las Fuerzas Armadas Españolas necesitan sentirse queridas y respaldadas por su sociedad, de forma que aumente su motivación para trabajar día a día en mejorar su preparación y con ello la seguridad y defensa de nuestra Nación. Muchas han sido por tanto las vivencias que en Montilla he tenido a lo largo de estos años, y espero que me permitan seguir llevando a Montilla en el corazón, aunque sea de adopción, y poder seguir participando del valor de la Semana Santa montillana. Mis mejores deseos para todos en esta Semana de oración y reflexión interior.

Esta unión entre el Regimiento y la Devota Hermandad del Santo Cristo de Zacatecas y Santa María de Socorro se ratificó definitivamente cuando el 10 de febrero de 2010 se nombró al «Córdoba 10» Hermano Mayor Honorario. Distinción que llevamos con orgullo y profundo sentimiento de devoción. Desde aquí os exhorto a todos a que sigamos trabajando unidos, la sociedad con su Ejército, el Ejército con su sociedad, y continuemos realizando esta cooperación en la salida procesional. Creo que el vínculo entre el Ejército y las procesiones de Semana Santa enriquece mutuamente.

Detalle del Guión del Regimiento de Infantería Mecanizada "Córdoba" 10 que nos acompaña cada año formando parte del cortejo procesional.


16

Redacción

Nuestra NuestraHistoria Historia

El Altar de Nuestra Señora del Socorro El pasado año la Parroquia de Santiago experimentó una importante restauración. El edificio no sólo fue intervenido en los aspectos estructurales y materiales exteriores, también se ha instalado un nuevo circuito eléctrico y la iluminación artística. Además, el templo matriz montillano ha visto cómo se han recuperado espacios y elementos característicos de su ornamentación que fueron eliminados en reformas de épocas anteriores. Cabe destacar la reconstrucción del antiguo baldaquino, que ha permitido la vuelta de la custodia procesional del Corpus Christi, realizada en plata repujada por el orfebre cordobés Manuel de Aguilar en 1809, a presidir la capilla mayor. Igualmente, se han recuperado dos arcos cerrados sobre los muros laterales, enfrentados entre sí. El que se halla en la nave del Evangelio, próximo a la sacristía y de remate ojival, ha sido ocupado por la imagen del Apóstol Santiago. Por ende, el descubierto en la nave de la Epístola – más amplio y acabado en medio punto– está contiguo a la capilla del Señor de Zacatecas, y lo ha pasado a presidir nuestra cotitular Santa María del Socorro Madre de Dios. Si en el primero se ha valorado el primacía del titular del templo, en el segundo ha predominado la razón histórica. Y decimos esto porque ese altar fue el primer espacio que albergó a la originaria imagen de Nuestra Señora del Socorro, una escultura de gloria cuya cofradía le había aderezado su altar y retablo propio en el siglo XVI. Con la propagación del rezo y cofradías del Rosario por los dominicos, aquella primitiva imagen (hoy

Estado de la capilla de la primitiva Virgen del Socorro al ser descubierta durante las obras de remodelación del templo.

desaparecida) fue designada por el clero parroquial para erigir y fundar –sobre ella y su altar– la cofradía del Santo Rosario, como se detalla en la escritura notarial de 22 de agosto de 1580, cuando el predicador Fray Diego Núñez del Rosario «a petición de los muy reverendos señores bachiller Alonso Ruiz Mazuela vicario de la dicha iglesia y el bachiller Antonio de Cárdenas Rector de ella y otras devotas personas erigió y ha erigido e fundado en esta villa en la dicha iglesia la Cofradía devota del Nuestra


17

Señora del Rosario e señaló la Imagen y altar que hasta aquí solía llamarse de Nuestra Señora del Socorro que está a la mano derecha como entramos en el Sagrario de la dicha iglesia y la nombró de nuevo del apellido y devoción del Rosario». La Virgen y cofradía del Rosario ocupó aquel altar hasta 1693, año en que construyen la capilla barroca donde hoy permanece.

dedicaron sus primeros devotos y cofrades montillanos. Perdido el antiguo retablo –y ante la frialdad de la pared mural– ya sólo resta que la devoción y la hermandad ornamenten la histórica arcada con la dignidad que merece tan antigua advocación, otrora de gloria y hoy dolorosa de tan expresiva y clemente belleza.

La imagen titular de la cofradía fue suplantada en 1739 por una nueva de candelero que realizaron las Hermanas Cueto. De los hermanos de la antigua cofradía de Nuestra Señora del Socorro, que hunde sus orígenes en los albores del siglo XVI –cuando esta advocación fue traída de Italia por las huestes del Gran Capitán– parece que hubo un grupo que se resistió a olvidar la italiana advocación del Socorro. Pocos años después de la fundación de la cofradía del Rosario encontramos ya esta devoción vinculada a la Virgen dolorosa existente en la ermita de la Vera Cruz, donde, por la evidencia de los acontecimientos, los hermanos de la cofradía pasionista invocaron a su enlutada cotitular bajo la advocación del Socorro, en cuya ermita tenía altar propio. Así corrieron los siglos, hasta que en 1809 las imágenes y cofradía se trasladaron a la Parroquia de Santiago, empujados los cofrades por la invasión napoleónica y el afrancesado obispo Trevilla. La dolorosa del Socorro permaneció desde entonces a los pies del Cristo de Zacatecas. En diciembre de 2005 es bendecida una nueva imagen de Nuestra Señora del Socorro, obra del maestro Antonio Bernal, de mayores dimensiones que la anterior. Ocupó la hornacina de su predecesora, donde evidenciaba su estrechez. Por ello, surgió la iniciativa –dada la razón histórica– de que la Virgen del Socorro volviera a ocupar aquel altar que siglos atrás

Nuestra Titular, María Santísima del Socorro, preside ya la capilla recuperada en la nave de la Epístola muy próxima al Santo Cristo de Zacatecas. Dos imágenes de Santa Rosa de Viterbo y San Antonio, acompañan a nuestra titular en su nueva ubicación.


18

noticias D. José Félix García, nuevo Rector y Párroco de Santiago El pasado 23 de diciembre el Obispo de Córdoba, D. Demetrio Fernández, nombraba al sacerdote D. José Félix García Jurado, nuevo Rector de la Basílica Pontificia de San juan de Ávila. Además, también fue designado como Párroco de Santiago Apóstol, de San Isidro Labrador, en el Lagar del Pozo, y director del Centro Diocesano de San Juan de Ávila. Don José Félix García nació en Espiel, un pequeño pueblo de la Sierra de Córdoba, hace 34 años, y fue ordenado sacerdote el 23 de junio del año 2007. Desde que terminara sus estudios en el Seminario Mayorde San Pelagioy se consagrara al Señor, la ciudad de Lucena ha sido el lugar en el que hasta ahora ha desempeñado su gran vocación sacerdotal. Comenzó como coadjutor de la Iglesia de Santo Domingo, y tras la institución, en el año 2010, de la Parroquia de la Sagrada Familia, ha ejercido en ella su labor como párroco. Hasta momentos antes de su toma de posesión como Rector de la Basílica y Párroco de Santiago, ha estado también al frente de

Momento de la toma de posesión de los lugares celebrativos de la Parroquia de Santiago.

la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de la Colina de la Virgen (pedanía de Lucena), y como capellán de las Agustinas Recoletas (Lucena). Actualmente es director espiritual del Centro de Orientación Familiar Juan Pablo II. Muchas fueron las personas que quisieron acompañarlo en este importante día, no sólo de nuestra ciudad, sino también de la vecina localidad de Lucena, en la que ha dejado una huella imborrable para muchos debido a su enorme capacidad, a su palpable cercanía y, sobretodo, a su gran bondad.

D. José Félix jurando el cargo como nuevo Rector de la Basílica.

Le deseamos a D. José Félix, consiliario de nuestra Cofradía, que el Señor de Zacatecas y su Madre, María Santísima del Socorro, le ayuden y asistan en esta nueva responsabilidad que acaba de adquirir. Y agradecemos, como no podía ser de otra manera, a D. José Almedina y a D. Carlos Gallardo,su total entrega y dedicación a todos los hermanos y devotos de la Santa Vera Cruz durante todo el tiempo que estuvieron al frente de nuestra feligresía.


19

noticias La Cofradía de la Vera Cruz reparte suerte entre los montillanos Los pasados meses de noviembre y diciembre fueron tres las ocasiones en que nuestra Cofradía resultó agraciada en diversos sorteos de lotería con los que llevó la suerte a numerosos montillanos, muchos de ellos devotos y hermanos de nuestra Cofradía. La rifa mensual del pasado noviembre, recuperada con el fin de recabar fondos para sufragar las actividades y proyectos en que la Cofradía se encuentra inmersa, entre ellos, la talla del paso en que procesionan nuestros Sagrados Titulares, repartió diversos premios a aquellos boletos coincidentes con las tres últimas cifras del sorteo de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

De lunes a jueves estaban en juego 30 €, los viernes 100 € y el último viernes del mes 500 €, que han ayudado a algunas familias a sobrellevar los gastos extraordinarios de las pasadas fiestas navideñas. Estas fiestas dieron el pistoletazo de salida con el Sorteo Extraordinario de la Lotería Nacional, más conocido como el Gordo de Navidad, el pasado 22 de diciembre, día en el que la Cofradía se fue agraciada con la terminación de las dos últimas cifras del primer premio, que recayó en el número 13.437 y que se hizo esperar hasta las 13.00, poco antes de que finalizase el sorteo. Sin embargo, la espera mereció la pena, puesla alegría y la ilusión con la que la Cofradía puso a la venta el número 88.437 se propagó en pocos minutos entre todos los hermanos, devotos y personas allegadas a la Cofradía de la Vera Cruzque habían adquirido algunos décimos y participaciones. En total,se repartieron más de 66.000 euros en premios, correspondiendo 220 euros a cada décimo y 26,40 euros a cada participación. Un par de semanas después, el Sorteo de El Niño quiso sonreírnos de nuevoal volver a coincidir las dos últimas cifras del primer premio, el 55.487, con el número jugado por nuestra Cofradía, el 96.187. En aquella ocasión, los poseedores de un décimo resultaron agraciados con un premio de 120 euros, lo que permitió a la Cofradía repartir un total de 36.000 euros entre sus hermanos y devotos. La suerte nos ha acompañado y nos alegramos por los agraciados y por todos los que han colaborado en la venta; gracias a ellos tenemos un motivo más para seguirtrabajando por nuestra Cofradía y por Nuestros Titulares, que son la razón de nuestra fe.

Participación de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, con el número premiado, al coincidir con las dos últimas cifras del primer premio del sorteo extraordinario de Navidad.


20

noticias La Semana Santa a través de sus primeros pregoneros

La Cofradía colabora en las visitas nocturnas a la Parroquia

El pasado año la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz inició un nuevo proyecto literario con la publicación de El pregón de la Semana Santa de Montilla 1973-1977, una obra que recoge los pregones de nuestra Semana Mayor pronunciados hace ya cuatro décadas. Con este primer volumen dio comienzo un proyecto más ambicioso, el de recopilar los sucesivos pregones con los daban comienzo los actos de la Semana Santa montillana de los años 70 en adelante.

Un año más, el pasado verano y coincidiendo con la festividad del patrono de España, la Parroquia de Santiago Apóstolvolvió a organizar las visitas nocturnas, con el fin de recaudar fondos con los que costear parte de los trabajos de remodelación a los que fue sometido dicho templo. Bajo el nombre de «La Parroquia, un viaje por el tiempo», se mostró la historia de esta, a lo largo de los siglos, guiados por los personajes protagonistas, e inmersos en un mágico ambiente favorecido por la luz y los sonidos propios de aquella época.

Si bien ya fueron editados en su día, la corta tirada de entonces hizo que estos ejemplares no tuvieran gran alcance, por lo que nuestra Cofradía se propuso recuperar estas pequeñas joyas literarias para disfrute de todos los amantes de la Semana Santa, una vez concedidos los permisos correspondientes por los familiares de los pregoneros, hoy día fallecidos, así como de la Agrupación de Cofradías. El primer volumen recoge el primero de todos los pregones pronunciados, el del recordado Julián Ramírez Pino, que inauguró la Semana Santa de 1973. A este le siguieron en 1974, el de Manuel Luque Velasco; en 1975, el de Enrique Garramiola Prieto; en 1976, el de José Navarro Urbano; y en 1977, el de Alejandro Muñoz Priego. Los beneficios obtenidos con la venta de este primer volumen se destinan a sufragar los cuantiosos gastos ocasionados por las obras de rehabilitación y conservación que se llevaron a cabo el pasado año en la sede de la Cofradía de la Vera Cruz, la Parroquia de Santiago Apóstol.

Más de una veintena de voluntarios dieron vida, entre otros, a la Duquesa de Medinaceli, el Conde de la Cortina, las Camachas o los Hermanos Garnelo, transportando a los numerosos visitantes a siglos anteriores, para hacerlos vivir en primera persona, algunos de los acontecimientos más significativos de este emblemático templo montillano. En esta ocasión, como ya ocurriera en la primera edición, la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz colaboró y participó activamente instalando, por primera vez, una barra solidaria a las puertas del templo, cuyos beneficios fueron destinados a esta misma causa. Asimismo, también colaboró en la iluminación del entorno, con el fin de hacer más amena y atractiva esta actividad que cada año se va consolidando, siendo muestra de ello las más de 500 personas que acudieron a este «solidario viaje».

Con esta iniciativa pretendemos contribuir a este fin benéfico y al mantenimiento del patrimonio material e inmaterial de nuestra Semana Santa. Animamos a todos los montillanos a colaborar con el templo matriz montillano y a recuperar trocitos de la historia de nuestra Semana Santa a través del esbozo de las vivencias de los cinco primeros montillanos que tuvieron el honor de pregonar la Pasión, Muerte y Resurrección del Salvador.

Grupo de voluntarios que dieron vida a los distintos personajes históricos de la Parroquia de Santiago.


21

noticias Don Manuel Peláez del Rosal pronunciará la Exaltación de las Siete Palabras siete frases que según los Evangelios canónicos pronunció Jesús durante su crucifixión. Don Manuel Peláez es natural de Priego de Córdoba y desde hace varios años mantiene un vínculo con nuestra Cofradía por medio de esta revista, en la que ha publicado dos artículos sobre la historia de la Cofradía de la Vera Cruz de su ciudad natal. De su extenso currículum podemos destacar numerosos cargos académicos en varias universidades de España, entre los que se encuentran los de decano de la Facultad de Derecho de Córdoba y vicerrector de la Universidad de Salamanca. Así mismo es miembro de varias Academias, entre ellas de la Real Academia de Historia de España y de la de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba, es presidente de la Asociación Hispánica de Estudios Franciscanos y es Cronista Oficial de Priego de Córdoba.

El Dr. Manuel Peláez del Rosal, exaltador de la presente edición de las Siete Palabras, es historiador especializado en la Orden Franciscana, que tantos vículos tiene con las cofradías y devoción de la Vera Cruz.

Este año la edición de la Revista Vera-Crux se ha adelantado varias semanas, por lo que cuando se escriben estas líneas no ha tenido lugar aún la Exaltación de las Siete Palabras. Este acto está previsto para el día 20 de marzo, y en esta ocasión volverá a celebrarse en la Capilla del Santo Cristo de Zacatecas, tras el paréntesis del pasado año en el que por encontrarse el templo parroquial de Santiago en obras los cultos y actos cuaresmales se trasladaron a la Basílica de San Juan de Ávila. En esta ocasión será el catedrático de derecho procesal y reconocido historiador don Manuel Peláez del Rosal el encargado de reflexionar en torno a las

De su relación con nuestro pueblo cabe destacar la dirección del curso de franciscanismo celebrado en Montilla en julio de 2010 dentro de los actos del Año Jubilar con motivo del cuarto centenario de la muerte de San Francisco Solano. Adémas de ser director de estos cursos, que se vienen celebrando anualmente desde 1994, anteriormente lo fue de otros dedicados al barroco en Andalucía. Con este acto nuestra Cofradía viene recuperando cada cuaresma el antiguo «Sermón de las Siete Palabras» que antaño se celebraba dentro de los oficios de la tarde del Viernes Santo. En la actualidad este «sermón» se ha sacado de la liturgia convirtiéndolo en exaltación, con lo que se abre la puerta a que pueda ser un seglar quien la pronuncie. Desde que se recuperó la Exaltación de las Siete Palabras en el año 2003 cada uno de los exaltadores que nos han acompañado nos ha dejado una interpretación diferente de este pasaje bíblico que en conjunto van constituyendo un riquísimo legado inmaterial que ya conserva nuestra Cofradía.


22

noticias Se recupera el antiguo "escaño de cabildos" La Cofradía de la Vera Cruz continúa en su afán por conocer nuestra historia y recuperar el patrimonio vinculado a ella. En los últimos meses hemos tenido la oportunidad de recuperar una antigua pieza que, aunque no destaque desde el punto de vista artístico, sí que presenta un especial interés histórico y etnográfico, sobre todo para las hermandades y cofradías. Se trata de un antiguo «escaño de cabildos».

Los trabajos de reparación de este enser han estado a cargo de la carpintería «Torneados Luque-Romero». Con la recuperación del «escaño de cabildos» se pone en valor un elemento de interés histórico, no solo para la Parroquia de Santiago, sino para todas las hermandades y cofradías de Montilla. Aparte del arreglo de esta pieza, meses atrás nuestra Cofradía también ha colaborado en la restauración del juego de candelabros del Sagrario de Santiago. Estas piezas de bronce sobredorado y de exquisita factura, tal como indican las inscripciones que aparecen grabadas en sus bases, fueron donadas a este templo por su gran benefactor el VI Conde de la Cortina. La intervención ha consistido en una limpieza que les ha devuelto su brillo original, y para ello cada una de las hermandades establecidas en la Parroquia ha asumido la financiación de uno de los candelabros.

Antiguo «escaño» de cabildos de la Parroquia de Santiago.

Este tipo de mueble consistía en un banco de madera con respaldo y dividido en tres asientos separados por brazos. En siglos pasados se empleaba para presidir desde él los cabildos de hermanos, y en sus tres huecos tomaban asiento el hermano mayor, el mayordomo y el consiliario. El «escaño» se encontraba en dependencias de la Parroquia de Santiago y presentaba un avanzado estado de deterioro, con problemas estructurales y ataque de carcoma. Posiblemente, si no se conociese su origen, tarde o temprano podría haber acabado en algún contenedor. Nuestra Cofradía se comprometió a financiar su arreglo con la condición de poder colocarlo en la Capilla del Santo Cristo de Zacatecas, en la que ya se encuentra ubicado. Como se puede observar en la fotografía que acompaña a este artículo, se trata de un banco de gran sobriedad y sin apenas ornamentación, con tablas de una sola pieza en el asiento y respaldo y Imagen del altar de Santa María del Socorro y de la Capilla del clavos de cabeza abultada. Santo Cristo de Zacatecas, donde se encuentra ubicado el «escaño».


23

noticias Rafael Colomer releva a José Luis del Corral en el mando del Regimiento Mecanizado "Córdoba" 10 El pasado día 19 de diciembre tomaba posesión del mando del Regimiento de Infantería Mecanizado ‘Córdoba’ nº 10 el coronel Rafael Colomer Martínez del Peral, de manos de su homólogo José Luis del Corral Gonzalo, que ha permanecido al frente del mismo durante los dos últimos años. El acto, que tuvo lugar en la explanada Cervantes de la base militar de Cerro Muriano, fue presidido por el jefe de Fuerzas Pesadas, el general de División Miguel Alcañiz Comas. El nuevo coronel, Rafael Colomer Martínez del Peral, recibe la bandera del Regimiento de manos de su predecesor en el cargo, José Luis del Corral Gonzalo.

Previo a la parada militar, donde se efectuó la entrega de la bandera del Regimiento, se llevó a cabo en presencia del jefe de Fuerzas Pesadas el acto de juramento o promesa del cargo por parte del nuevo coronel, así como la firma de la Cédula de Toma de Posesión por los mandos que relevan, verificado todo en la Sala de Honor del laureado Regimiento. El coronel Rafael Colomer Martínez del Peral es diplomado en Estado Mayor, está en posesión de varias condecoraciones, y es caballero de honor y devoción de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta. Ha tenido sus anteriores destinos en el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, en Valencia, y la jefatura de la Unidad de Estudios del Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército, en Madrid.

De izquierda a derecha, Miguel Navarro Márquez (Hermano Mayor de Nuestra Cofradía), Rafael Salas Sánchez (Teniente Coronel Jefe del BICC Málaga IV/10), Rafael Colomer Martínez del Peral (Coronel Jefe del RIMZ "Córdoba"10) y Rafael Villalba Prieto (Subteniente de Infantería)


24

La Cofradia Penitencial de La Santa Vera Cruz Devota Hermandad del Santo Cristo de Zacatecas y Santa Maria del Socorro Madre de Dios y Señora Nuestra Dedica a sus Amantísimos Titulares el próximo 27 de marzo, Viernes de Dolores, a partir de las 20:00 horas, en su sede canónica y Parroquia Mayor de Santiago Apóstol,

Solemne Besapiés y Besamanos Sábado de Pasión, 28 de marzo a las 20:30 horas,

Solemne Vía Crucis de Traslado y Entronización del Señor Crucificado de Zacatecas por las calles del Barrio de la Escuchuela.


25

La Cofradia de La Santa Vera Cruz canónicamente establecida en la

Parroquia Mayor de Santiago Apóstol en cumplimiento del Artículo IV.1.b. de su Estatuto y Regla realizará el próximo día 31 de marzo, Martes Santo

Estación de Penitencia acompañando a sus Sagrados Titulares

Santo Cristo de Zacatecas y Santa María del Socorro Madre de Dios y Señora Nuestra

Dará comienzo a las 20:30 horas y tomará el siguiente itinerario: Iglesia, Gran Capitán, Llano de Palacio, Paseo de Cervantes, Coto, Pozo Dulce, Enfermería. 23:00 horas: Santa Ana, Plazuela de la Inmaculada, Corredera, Plaza de la Rosa, Arcipreste Fernández Casado e Iglesia, concluyendo a las 00:00 horas en el templo parroquial de Santiago.


26

noticias Comienza la talla del trono de Nuestros Titulares La principal novedad que el próximo Martes Santo presentará nuestra Cofradía en su salida procesional será sin duda el comienzo de la talla del trono de nuestros titulares. El diseño del trono fue realizado en el año 2005 por los jóvenes tallistas cordobeses Manuel Jurado y Miguel Ortiz, que en aquellos años comenzaban su carrera y que hoy, diez años después, reúnen ya una amplia obra y brillante currículum que confirman el acierto de nuestra Cofradía al apostar por ellos. En este diseño, tal como se les propuso, evitaron las tradicionales formas barrocas de las canastillas para plantear un modelo más clásico y de corte manierista. Para ello se basaron en el estilo de los antiguos retablos del templo de la Compañía de Jesús de Montilla y sobre todo en el Sagrario de nuestra Parroquia de Santiago, obra de Lope de Medina Chirinos de la primera mitad del siglo XVII. La primera fase de este trabajo, que comenzó el pasado verano, ha consistido en la talla de la parte frontal del trono, y ha sido realizada por estos mismos tallistas. La labor de los motivos ornamentales se concentra en los paramentos rectangulares existentes entre las capillitas, en las molduras inferiores, en algunos remates y en otros pequeños detalles.

Pieza delantera del trono sobre la que se están llevando a cabo los trabajos de talla.

Boceto original del trono cuyo diseño de la talla ha sido realizado por los tallistas cordobeses Manuel Jurado y Miguel Ortiz.

A pesar de ello el aspecto general sigue presentando una sobriedad acorde con las imágenes que en él se portan. En los próximos años la intención es continuar con las siguientes fases de la talla, en las que se trabajará en la parte posterior y en cada uno de los laterales, y una vez concluida toda la talla se pasará a otras fases consistentes en el charolado, en la realización de aplicaciones en plata y en el repertorio iconográfico de las capillas. Jurado y Ortiz son también autores de los faroles de guía de nuestra cofradía, para cuyo diseño siguieron la misma línea del trono.

Detalle de una de las capillas laterales de la delantera del trono.


27

noticias Soqui Cruz, la ausencia presente Los incrédulos argumentan que la celebración de la Semana Santa es siempre lo mismo. Por suerte, todas las «semanas santas» prometen ser diferentes y, cuando callan las cornetas de la pasión, ya florecida la pascua vemos que así ha ocurrido. Desde la climatología hasta el adorno floral de un paso todo parece igual, porque todo ocurre en el mismo tiempo, pero las cofradías se encargan cada año de cambiar la música a la letra de un mismo patrón centenario, para volver a rememorar el guión evangélico protagonizado por «un tal Jesús de Nazaret».

Parroquia de Santiago, además de todas aquellas prendas que compuso y arregló para nuestras imágenes y capilla; pero Soqui siempre trabajó en silencio y sin horarios, para que el armario de la Madre de Dios estuviese a punto. Y por incomprensible que fuera su partida hay que recordarla así, generosa, positiva y sonriente, con las puertas de su casa y de su corazón abiertas. Por eso, cuando ahora lleguen los días santos de la primavera y su ausencia invada el templo parroquial, prefiero imaginarla con su cesto de la costura en la regia cámara de la Emperatriz de la Cielos. Y allí, tomándole las medidas para un nuevo hábito que ha de estrenar en la cercana Semana Santa, junto a la Señora de todas las advocaciones, sin lágrimas, gloriosa y radiante, prosigue nuestra querida Soqui en la corte celestial con su callada y eterna labor de aguja y dedal... O, acaso Madre, ¿no la llamaste, antes de la hora, por tal motivo?

Soqui Cruz Luque desempeñó el cargo de camarera de nuestra imagen Titular desde su bendición en 2005.

En otras ocasiones la realidad se impone y, aunque no encontremos explicación a ciertos sucesos, se nos van personas –muy queridas– sin esperarlo. Así ocurre este año en nuestra hermandad, porque desde que Soqui Cruz Luque nos dejó ya nada será lo mismo. La infatigable hermana camarera de la bendita Madre del Socorro, que tuvo por honor ser bautizada bajo esta advocación mariana, se nos fue repentinamente aquel aciago 5 de julio. No dejo de pensar en ella y recordarla cada vez que veo brillar las siete lágrimas de la dolorosa a quien con tanto mimo y dedicación fue componiendo su ajuar, siempre inmaculado. Por eso, esta cuaresma no será igual, y aunque todo resulte como siempre ella no estará. De sus 67 años de vida podríamos escribir varias páginas, donde recordar sus obras sociales y sus cargos en asociaciones caritativas, de las calladas e innumerables labores de aguja y dedal para la

María Santísima del Socorro vestida de riguroso luto y engalanada con el fajín que nuestra hermana Soqui le donara durante sus años como camarera.


28

noticias La Cofradía rinde culto a sus Sagrados Titulares con la celebración del Solemne Quinario La Parroquia de Santiago Apóstol volvió a acoger los cultos en honor a nuestros Sagrados Titulares, el Santo Cristo de Zacatecas y María Santísima del Socorro, tras su reapertura una vez terminados los trabajos de reparación de la cubierta, así como los trabajos de remodelación, a los que también fue sometidoel interior del templo. Don José Félix García, párroco de Santiago y consiliario de nuestra Cofradía, y D. José Luís Moreno, vicario parroquial, han sido este año los encargados de predicar la palabra de Dios en el Solemne Quinario, que como marcan los estatutos de nuestra Cofradía, comienza cada Miércoles de Ceniza, para terminar con la Solemne Función Principal de Regla, el primer domingo de Cuaresma. Ante las imágenes de nuestros Titulares, que han presidido el Solemne Quinario desde el altar de cultos instalado para tal ocasión en el altar mayor, ambos sacerdotes han querido prepararnos para este tiempo litúrgico de conversión que nos marca la iglesia, abriendo nuestros corazones a la oración,

Aspecto del Altar Mayor, presidido durante el Solemne Quinario por Nuestros Sagrados Titulares.

condición indispensable para acercarnos más a Dios y vivir con entera disposición la gran Fiesta de la Pascua. Como viene siendo habitual, durante la celebración de la Función Principal de Regla, solemnizada este año por el Coro de Santiago,y tras el acuerdo alcanzado en sesión de Cabildo de Oficiales celebrado el pasado 20 de enero del presente año, se hizo entrega de las medallas de honor que nuestra Cofradía impone como signo de consideración y reconocimiento hacia la generosa labor prestada con la hermandad. Dicha distinción, en concreto, ha recaído este año en el Ilustrísimo Señor D. Rafael Colomer Martínez del Peral, Coronel Jefe del Regimiento de Infantería Mecanizada «Córdoba» número 10, Sr. D. Rafael Salas Sánchez, Teniente Coronel Jefe del BICC «Málaga» IV/10, Doña Antonia Ruz Panadero, y el Rvdo. José Félix García Jurado, consiliario de nuestra Cofradía.

D. José Félix García, consiliario de nuestra Cofradía, ofició la Función Principal de Regla.

Antes de finalizar la eucaristía, nuestro Hermano Mayor, en su nombre y en el de la junta de gobierno,dirigió unas palabras de agradecimiento a todos los presentes por su apoyo y colaboración, una vez más, animando a seguir viviendo nuestra fe entorno al Santo Cristo de Zacatecas y su bendita madre, María Santísima del Socorro, para que junto a ellos, nuestro compromiso como cristianos se siga haciendo cada vez más sólido.


29

noticias Gracias por todo, amigos El pasado día 23 de diciembre, en vísperas de Navidad y en plena euforia por el premio que nos había dejado la lotería el día anterior, nuestro párroco don José Almedina Polonio nos comunicaba personalmente el nombramiento de don José Félix García como nuevo párroco de Santiago. Por aquellos mismos días, el que era nuestro consiliario desde el pasado verano don Carlos Gallardo Panadero, se trasladaba definitivamente a Córdoba, donde ya venía ocupando el cargo de director espiritual adjunto del seminario desde principio de curso. Concluye así una etapa algo corta pero intensísima tanto para nuestra Cofradía y Parroquia como en la vida de estos dos grandes amigos. Y aunque esto no supone el final de un trabajo, sino su continuación en ambos casos, con nuevas ilusiones, proyectos y deberes, desde estas líneas no queremos dejar pasar la ocasión para recordar y agradecer todo lo vivido junto a ellos durante estos últimos años. Sería imposible resumir en un artículo todo el trabajo realizado y los momentos vividos junto a estos dos curas jóvenes y montillanos. Jose y Carlos llegaron, o mejor dicho, volvieron a su pueblo, allá por el verano de 2010 como rector y vicerrector del templo de la Compañía de Jesús.

Los montillanos Carlos Gallardo y José Almedina.

el impulso a la pastoral en sus distintos ámbitos. Ellos nos han acompañado durante algo más de tres años en este camino y ahora nos dejan continuarlo con toda la ilusión y esperanza junto a don José Felix.

Nuestro obispo les encomendó la tarea de allanar el camino para algo grande que estaba a punto de acontecer en torno a la figura de San Juan de Ávila. Luego fue llegando todo: el anuncio del doctorado en la JMJ, la elevación del templo a Basílica, la proclamación en Roma como Doctor de la Iglesia, el año jubilar, el trienio… y al frente siempre ellos. Y por si fuera poco en 2011 suman a sus responsabilidades las de administradores de la Parroquia de Santiago, y en 2012 toman posesión como párroco y vicario parroquial.

Ha concluido esta etapa cargada de frutos por los que no podemos dejar de dar gracias a Dios, y ahora les toca seguir adelante con nuevos retos en su vida sacerdotal. Pero se da la circunstancia de que José y Carlos ya eran nuestros amigos antes de ser sacerdotes, y tras este paso por nuestra parroquia lo son aun mucho más. Y se da la circunstancia de que ellos siguen siendo montillanos, por lo que siempre se mantendrán en cierta forma junto a nosotros, nuestra parroquia y nuestro pueblo.

Estos años han sido fundamentales para nuestra parroquia por las importantes obras de restauración a las que se ha sometido el templo, y sobre todo por

Contad con las oraciones de esta Cofradía, vuestros amigos, y vaya desde estas líneas nuestro más cordial agradecimiento a los dos.


30

Testimonio

Miguel Rodriguez-Pantoja Márquez Exaltador de las Siete Palabras de 2013

Dos hombres de fe, los "Centuriones" de los evangelios Dos personas de mente y corazón abierto, sin prejuicios religiosos, sin fanatismos, capaces de «oír» y «ver» y de obrar en consecuencia. Uno prestaba servicio en Cafarnaúm, en territorio gobernado por Herodes Antipas, el tetrarca de Galilea. Servía, pues, bajo el gobernador no romano de una zona relativamente poco extensa. Personaje singular, nos ha dejado las palabras con que el cristiano invoca al Señor antes de recibir la comunión; palabras de fe, dichas por un pagano; palabras de humildad, dichas por un militar con mando sobre una compañía, tradicionalmente propenso a la altanería y la soberbia; palabras de generosidad, dichas por quien no pide ayuda para sí, sino para un siervo, un ser sin más derechos que aquellos que le concede la humanidad de su dueño.

Asimismo coinciden al reproducir el comentario de Jesús, que señala la magnitud de este acto de fe, especialmente destacable en un pagano. Según el evangelio de san Mateo «Os digo que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande». El de san Lucas simplifica: «…ni en Israel he encontrado una fe tan grande». San Mateo relata la escena de forma sucinta y con el personaje en presencia de Jesús. San Lucas señala que ni siquiera lo vio: recurrió a intermediarios, gente importante, «ancianos de los judíos», que lo recomendaban por su generosidad, también material, al haberles construido la sinagoga. La razón que aduce el militar aparece intercalada en las palabras que cité antes, y viene a subrayar su humildad: «no soy digno de que entres bajo mi techo, por eso ni siquiera me creí merecedor de salir a tu encuentro».

Los dos evangelios que recogen este pasaje, los de san Mateo (8,513) y san Lucas (7,2-10), coinciden en lo esencial. Primero en las frases del militar, incluido su reconocimiento del poder de Jesús, que se manifiesta precisamente a través de la palabra, del «verbo» (griego lógos, latín verbum): «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo, pero dilo de palabra y /mi siervo/ sanará. Porque también yo soy persona sometida a disciplina, teniendo soldados a mis órdenes, y digo a éste: «Ve», y va; y a otro: «Ven», y viene; y a mi siervo: «Haz esto», y lo Los romanos de Munda visitan, cada Viernes de Dolores, nuestra Parroquia de Santiago. hace».


31

Los "Centuriones" creyentes del siglo XXI son los protagonistas de varios días de la Cuaresma y la Semana Santa montillana desde 1987.

El otro era un centurión romano al servicio de Pilato, con la penosa tarea de custodiar a los ajusticiados. Si el anterior daba fe del poder de Jesús, éste es el primer pagano que, incluso con anterioridad al discípulo acompañante de Pedro en el sepulcro (Jn 20,8), «vio y creyó», proclamando su fe en la divinidad del Crucificado.

San Lucas cambia la fórmula, eso sí, repitiendo, como los otros dos, el mismo verbo «ver» y la referencia directa a Dios, aunque ahora no en las palabras literales del militar, donde aparece el término «justo», normalmente vinculado a personas que respetan y cumplen los designios divinos y obran en consecuencia.

El primero confiaba en conseguir la ayuda del Señor, el segundo simplemente interpretó, con corazón limpio, lo que estaba viendo.

Dice, en efecto: «al ver el centurión lo sucedido, daba gloria a Dios diciendo: «ciertamente este hombre era justo»».

Lo relatan los evangelios de san Mateo (27,54), san Marcos (15,39) y san Lucas (23,47).

Al pie del madero, frente al Hijo del Hombre muerto, aquel militar romano pone voz, por primera vez entre los gentiles, a la fe en la divinidad del Crucificado, fe todavía imperfecta, todavía condicionada por la visión de unos hechos. Roma, occidente, el mundo están allí, e inician un nuevo camino guiados por «la fuerza más potente del mundo», como llamaba a la fe la admirable Teresa de Calcuta.

San Mateo y san Marcos, que también coinciden en la literalidad de las palabras, las ponen directamente en su boca, aun cuando el primero hace partícipes de ellas a los presentes («el centurión y los que estaban con él custodiando a Jesús, al ver el terremoto y estos sucesos, se llenaron de temor, y dijeron: «Verdaderamente éste era hijo de dios»»), mientras el segundo afirma más sucintamente: «al ver el centurión, situado frente a él, que había expirado de esa manera, dijo: «verdaderamente este hombre era hijo de dios»».

Lo había anunciado el Salvador (Lc 13,29): «Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el Reino de Dios».


32

Antonio García Martínez

Semana Santa

Procesiones y bandas de música municipales La Corporación Municipal, como en muchos pueblos y ciudades de España, acompaña desde hace mucho tiempo en la procesión del Santo Entierro y en la del Corpus a las que acudían los miembros del Concejo. En el caso de la primera desde 1653 aparecen algunos datos en las Cuentas de Propios sobre los gastos que se hacían en cera en una procesión a la que acudía el corregidor y regidores, acompañados de los maceros. Tras varios avatares sobre si acompañar o no oficialmente en esta procesión lo cierto es que desde finales del XIX y hasta la actualidad la Corporación ha estado presente. Del mismo modo ocurre con la asistencia a la procesión y octava del Corpus. Desde 1526 en que comienza la documentación municipal hay constancia de la participación del Ayuntamiento y en 1547 se acuerda en cabildo que los oficiales del concejo acompañen en la procesión. Así hasta hace bien poco. Pero también, en los archivos municipales, se hace referencia a otros actos a los que acude este ayuntamiento: funciones religiosas en honor del Patrono, de la Purísima, del Rosario, y de la Aurora; la procesión de la Visita a las cárceles y a los enfermos, recepción de autoridades civiles y religiosas, funciones votivas por terremotos, sequías, cólera…

Banda de cornetas y tambores y banda infantil de la Agrupación Musical Montillana, h. 1960. (Archivo Histórico Municipal)

En estas manifestaciones religiosas durante el siglo XIX acompañaba la capilla vocal e instrumental de la parroquia de Santiago, según atestiguan los «recibí» firmados por los respectivos maestros de capilla don José María Vázquez Cuevas, sus hijos José María y Antonio Vázquez Guzmán. Con anterioridad lo harían los maestros Contreras, Joseph Lucena y Antonio Ferreras, titulares de la única parroquia de la ciudad. En 1891 Manuel Urbano lo será de la nueva parroquia del Santo. No aparecen datos en el archivo sobre una posible «Banda Municipal» hasta el periodo 1823-1833 en unas notas añadidas al estado que manifiesta el armamento, vestuario y demás efectos recogidos a los Voluntarios Realistas (cuerpo que velaba por la seguridad pública en los periodos absolutistas) que tenía esta ciudad y debían ser entregados en la R. Carlota: «…Igualmente se advierte que entre las 110 casacas de infantería se comprendían 16 de músicos con galón de oro y la de gala del Tambor Mayor. Y entre los morriones iban igualmente 16 de músicos con galón de oro y plumero de pelo con sus fundas».


33

Durante el periodo 1854-56 se realiza un contrato con el Músico Mayor señor D. Manuel Mariscal (1855) pero no hay ninguna referencia de otros nombres.

No h a y nombre alguno de estos 16 músicos y su director, pero sí una lista de individuos de los cuerpos de infantería y caballería a los que se requisan armas en 1826 si las tuvieren. Es posible que entre ellos figuren nuestros primeros «bandistas». Agrupación Musical Montillana, dirigida por Joaquín Gutiérrez Ruz, en 1944. (Cedida por José Bujalance, componente de la misma).

Al igual que posteriormente los Voluntarios de la Milicia Nacional (en los periodos en que gobierna el partido progresista) es muy probable que la «Banda y sus músicos» prestaran servicios al ayuntamiento en los actos oficiales a que este concurriera. Obviamente Semana Santa, Corpus con su Octava y Función del Patrono contarían con la asistencia de esta, al parecer primera banda municipal. En 1839 existía una banda dependiente de la Milicia Nacional cuerpo costeado por el pueblo de Montilla. Según los contratos que se hacen con los músicos y que se conservan, estos tenían que asistir a las formaciones del batallón, retretas, academias (ensayos) y a todas las funciones públicas del ayuntamiento. Anotamos aquí los nombres de estos integrantes de la banda y los instrumentos que utilizaban: José Elías Urbano, clarinete. Pedro de Luque (sacristán mayor de Santiago), bombo. Antonino de Blanca, serpentón. Argimiro Jurado (organista de Santiago), bulcén. Francisco Solano Leiva, platillos. Lorenzo Copulini, requinto. Manuel Franco, clarinete. Antonio Polonio, clarinete. Rafael de Soto, chinesco. Francisco López, clarinete. Nicolás Alvarez, clarinete. Antonio Rubio, clarinete. Solano Arce, fagot. Luís Rodríguez, papelera. Y Músico Mayor (director) D. Antonio Serrano.

Sí existen documentos de 1854 confirmando la presencia de una banda militar en el Corpus; de 1856 con la presencia de la banda de música en los días festivos en la plaza de la Constitución; del 1856 también indicando que la banda de música del batallón de la Milicia contaba con 28 instrumentos y señalando que tocaba aires escogidos y piezas de ópera.

Pero con la disolución de esta Milicia Nacional en 1856 el gobernador de Córdoba pide la devolución de todos los efectos pertenecientes a esta, incluidos los uniformes de la banda de música. Y el 18 de Octubre, como petición del ayuntamiento, por considerar que estos han sido costeados por fondos de la ciudad pertenecientes al pueblo y por continuar organizada dicha banda con carácter municipal, costeada por el vecindario, se solicita que estos uniformes se declaren como propiedad de la municipalidad eliminando todo distintivo que pueda revelar su origen. Accede el sr. gobernador con dos condiciones: que la indicada banda sea exclusivamente de carácter municipal sin gravamen de fondo público por costearla el vecindario y que se elimine en ellos cualquier distintivo de la antigua milicia nacional. De acuerdo con ello se recogen por el capitán de la desaparecida fuerza D. Manuel Salas Pérez los uniformes de músicos de la milicia, 26 levitas y 26 chacós en noviembre del 1856. En 1865 la prensa informaba sobre los pagos que hacía el Ayuntamiento en la Semana Santa: función votiva por el terremoto de 1755, Corpus, Procesión de S. Francisco Solano, Procesión de la Purificación, Domingo de Ramos, Santo Entierro y Visita a los enfermos y a las cárceles.


34

Hasta 1871 no hay apenas información sobre una pretendida banda municipal. Pero a partir de ese año se conservan multitud de datos, nombres, directores, integrantes y demás asuntos económicos relativos a una banda municipal que acude a la mayoría de las actividades oficiales del Ayuntamiento. Citaremos nombres de directores y algunos músicos integrantes de esas formaciones, que figuran en los libramientos y nóminas de dichas bandas satisfechos por la caja de caudales y los recursos propios del Ayuntamiento, indicando los actos a los que han acudido, entre ellos las procesiones ya indicadas.

Agrupación Musical Montillana, dirigida por Joaquín Gutiérrez Luque, bajando la calle Ancha, h. 1960. (Cedida por Miguel Estepa Gutiérrez)

Entre 1875 y 1887 son directores músicos Mariano Elías Urbano, barbero de profesión, y Miguel Polonio. En 1887, en octubre, lo es Manuel Molina Rodríguez, nombrado por el ayuntamiento «director de la banda que ha de instalarse en esta ciudad». Para ello se compran instrumentos a diferentes particulares.

individuos de la banda como director, subdirector (en su caso), solistas, músicos de 1ª, de 2ª, de 3ª, educandos, avisador y atizador de los faroles; a veces aparece «el que lleva los atriles». De ahí entresacamos algunos nombres al azar: Amador Salés, Carlos Polonio, José Pedraza, Andrés Caubera, Agustín Enríquez, José de Zafra….

La prensa de la época no parecía muy contenta con sus músicos y asegura «ser una incongruencia que una ciudad como esta no posee una bien organizada banda de música» (La Campiña 1883) o «En la plaza la banda municipal tocó lo que sabe y nada más» (El Aviso 1889). También estaban los que sí comulgaban con ella «La banda municipal con uniforme correcto y adecuado y se puede comparar con cualquiera de una capital» (El Defensor 1907).

En 1890 por concurso oposición frente a Rafael Salés, Basiliano Jara y M. Polonio obtiene la plaza Rafael Muñoz del Castillo. Continúan algunos músicos y aparecen nuevos: José Ureña Ortega, José Salinas, Luís Muñoz, Francisco Cárdenas, Joaquín Gutiérrez Ruz…

En 1888 Mariano Urbano, Juan López Merino y muy brevemente Manuel Urbano Enríquez que dirige una nueva banda que debuta en el Santo Entierro.

Breve sería su directorado porque en el 91-92 vuelven Mariano Urbano y M. Polonio (hay un libramiento por acudir la banda a la inauguración de las casas consistoriales en el 92). Pedro García, José Leiva, José Carmona Rambla, Domingo Leva son músicos de esta banda.

En 1889 lo es Rafael Salés Belmonte. A partir de este momento se conservan las nóminas que recibían los componentes de la banda. En ellas se clasifican a los

En 1895 ocupa la plaza Juan Jiménez Luque hasta septiembre en que lo hace Manuel Urbano Enríquez, uno de los grandes músicos montillanos, hijo de


35

Mariano Urbano, antiguo director de la banda municipal, y nieto de José Elías Urbano que figuraba en la banda de la milicia nacional del 1839. Fue Manuel Urbano un reputado profesor de música hijo de Montilla. Recibe clases de su padre y de D. José María Vázquez, maestro de capilla de Santiago y profesor de música. Organiza orquestas, dirige sextetos, aspira a la plaza de organista de la parroquial de S. Francisco Solano, ejerce de profesor, organiza orfeones… Todos ellos datos extraídos del «Boletín Musical» de Madrid, revista de los músicos profesionales y al alcance de muy pocos.

que servirá de base para los posteriores de 1919 y 1933. En él se indica que la banda asistirá a todos los actos oficiales del ayuntamiento, y en 1915 se amplían los días de actuación de los bandistas. Se reorganiza la banda y en 1919 dimite como subdirector Juan Tamajón y ocupa su lugar Joaquín Gutiérrez Ruz, otro de los buenos músicos en la historia de nuestro pueblo. Rafael López Cerquera en 1919 deja paso a Benito Cabezas Borrego en mayo del 1920, renuncia y en junio es Luís Coma Arteta el elegido hasta 1927, en

Solicita Manuel su baja como director por enfermedad para dedicarse al de organista y a la enseñanza. En 1896 la banda, particular, incluye a Manuel Urbano, Mariano Urbano,Luís Ruz, Joaquín Gutiérrez, Rafael jurado, Antonio Raigón… Así en 1899 la agrupación «Corporación de Música», banda particular, firma un contrato con el ayuntamiento que tan sólo entrega algunos instrumentos que podrá reclamar en su momento, siendo propiedad de la dicha agrupación todos los demás enseres y pertrechos. Figura Juan Tamajón como director hasta 1901 en que el cargo lo ocupa Manuel María Ruiz, con la vicepresidencia de J. Tamajón. En 1905 ante la solicitud de la cofradía de la Aurora decide la corporación no acudir colectivamente pero que sí lo haga la banda. Muere en 1909 el sr. Ruiz e interinamente se ocupan de la banda Enrique Coscollar, otro de los grandes músicos montillanos, y el sr. Tamajón.

Banda salesiana de D. Edelmiro López, año 1929. (Cedida por Rafael Vela, componente de la misma)

que Joaquín Gutiérrez Ruz es designado director interino.

En el 1928 se convoca concurso oposición para proveer el cargo de director: Se presentan Joaquín Gutiérrez Ruz y Antonio García Urbano, insigne músico y profesor montillano, resultando elegido el Juan Manuel Notario es elegido por el pleno en 1909, primero, que desempeñó al mismo tiempo el de renuncia en 1912 y queda en la dirección el concejal director de la asociación «Los Amigos del Arte». Manuel Pino Jurado, hasta que en 1913 es Antonio Coma Arteta quien dirige. En este año se redacta el Durante los nueve años que dura su dirección se primer Reglamento de la Banda de Música Municipal elabora, en 1933, un reglamento de 31 artículos


36

adaptado a los tiempos en el que «los obreros bandistas» ven reconocidas sus pretensiones. El libro capitular correspondiente dice «que si bien el reglamento en su confección no muestra una gran competencia de sus inspiradores (dirección de la actual banda, comisión 2ª del ayuntamiento y secretaría municipal) está sin embargo adaptado con el mejor deseo de acierto a las modalidades que a nuestro juicio demanda en la actualidad» (sic). Músicos del 33 son Rafael Carretero, José Ruz Solano, Luís García Luque, José Jurado Mora, Antonio Zafra Cabello… Se produce la suspensión temporal de la banda en 1936 y su posterior disolución en 1937 según el artículo 4 del reglamento. Hasta 1941 la banda de Falange, dirigida por Antonio García Urbano y la Agrupación Musical Montillana surgida en 1935 bajo la presidencia de Victoriano Navarro, con Antonio Alcaide Morejón como secretario y como vocales músicos Antonio García Urbano, Serafín Maraver Sotelo y Francisco Sánchez Maraver, suplen a la desaparecida banda y reciben las gratificaciones correspondientes por los servicios prestados. Ante la pérdida de la banda municipal se crea un «fondo para gratificar a las agrupaciones musicales de esta localidad»

En 1941-42 ante la entrega de antecedentes para organizar una banda remitida por el director de la A. Musical Montillana, se firma un convenio de prestación de servicios entre el Ayuntamiento y la Agrupación Musical Montillana, dirigida por Ignacio Plá y dependiente del colegio salesiano. Son varios los recibos que se conservan en el archivo por los diferentes servicios que se prestan. Dimite el sr. Pla por motivos de obediencia al sr. inspector de los salesianos que le traslada a otra casa en 1942, en noviembre, y propone como su sustituto a Joaquín Gutiérrez Ruz que lo hará hasta 1952 en que fallece. Músicos del 42 Carretero, Eladio León, Manuel Luque, Miguel Jiménez Urbano, Manuel casares, M. Baena, Pedro Pedraza, Antonio y Manuel Baena…En el 44 Pepe Bujalance, Ignacio Castellanos, Ángel Baena, Pedro Alba… En 1941 el consistorio aclara que «el ayuntamiento solo debe asistir oficialmente a la procesión del Santo Entierro, Corpus, S. Francisco Solano y la Aurora». Le sustituye su hijo Joaquín Gutiérrez Luque hasta 1954 en que cesa el contrato con esta agrupación por la dificultad de prestar servicios, la falta de asistencia a las academias, enfermedad… En 1955 se firma otro contrato entre Ayuntamiento y la misma agrupación. Lo hacen Joaquín Gutiérrez Luque, como director, y Julián Ramírez como concejal encargado de música. Acuerdo prorrogable cada dos años tácitamente. El ayuntamiento entrega uniformes, instrumentos y archivo, que deberán ser devueltos en buen estado, y la agrupación acudirá a los ser vicios

Banda del Grupo escolar San José acompañando el Domingo de Ramos a la Virgen de la Paz en 1957. (Archivo Histórico Municipal)


37

necesarios (fiestas, procesiones, actos oficiales, conciertos…). Se crea una banda infantil en el seno de la Agrupación que dirigirá hasta su disolución Joaquín Gutiérrez. Músicos de esta agrupación Francisco Carmona, José Ruz, José Muñoz, Rafael espejo, Miguel Casado, Rafael Cobos, Ángel Cruz, José Cruz, Rafael Gutierrez… En el 56 Antonio Baena Cabello, Ambrosio Sillero, Manuel Casares…En el 60: José Sánchez Aguilera, Ramón Jiménez, Antonio Comino, Agustín Jiménez Marín, Antonio Ruz, Antonio Salido Márquez, José Campos, Agustín Cruz… En 1962 es Ángel Cruz Pérez el director, siéndolo J. Gutiérrez de la banda infantil. Y será en 1965 cuando la corporación acuerde suprimir la subvención desde 1º de mayo por motivos económicos, aunque deberá mantenerse la academia infantil. En la última nómina figura Miguel Jiménez como director y entre otros Mariano Muñoz Pareja, Ricardo Castilla, José Jiménez Baena… No será hasta 1982 cuando se retome el tema de una banda de música municipal por medio de la asociación «Amigos de Montilla». Miguel Jiménez y Pepe Bujalance dirigen la independiente «Asociación Musical Montillana», germen de la futura banda Pascual Marquina, que en 1988 será amparada por el Ayuntamiento con la subvención y sueldo del director, Amores Molero, a cambio de negociar una serie de servicios. Ante la enorme variabilidad de bandas, directores, músicos y circunstancias que les acompañaron, bien se podría decir que, desde el siglo XIX y hasta casi

Banda infantil del Colegio Salesiano, en la década de 1960. (Archivo AA.AA. Salesianos)

acabado el XX, no hubo procesión alguna ni festejo que se preciara que no contase con la presencia de estos abnegados trabajadores al servicio de nuestro Ayuntamiento. Por supuesto que junto a las bandas municipales existieron en Montilla otras bandas de carácter particular que desfilaron y desfilan en las procesiones de nuestra ciudad, y en muchos casos prestan también sus servicios a la municipalidad. Las bandas de los salesianos se ponen en marcha en el 1902/3 con la formación de una banda infantil de música que tuvo entre sus encargados a un jovencísimo Ignacio Plá, que en el 1941 dirigió la Agrupación Musical Montillana. Hicieron su debut en el Corpus de 1903. Desaparece esta primera banda y en 1914 se crea el Batallón Infantil («soldaditos») con cornetas y tambores. Desfilan en Jueves y Viernes santo y Corpus. En el 1927 Edelmiro López convierte la banda de cornetas en una verdadera banda de música. En 1937 desfilan como banda de cornetas y tambores de flechas (individuos de la sección infantil de Falange).


38

En los 40, 50 y 60 de la mano de Baldomero Berlanga y Luís Lozano Raya, como director musical, la banda se consolida y adquiere renombre visitando diferentes puntos de nuestra geografía.

1928 y 1929 con la cofradía del Preso, y considerada en su momento una de las mejores de España. Integraban esa banda 43 individuos entre músicos de 1ª, 2ª y 3ª., educandos, y soldados de 2ª.

Hubo otras bandas en los diferentes grupos escolares. La de S. José en 1957 y 1960, con instrumentos subvencionados por el ayuntamiento, y posteriormente en 1997-8.

La prensa de la época se deshizo en elogios hacia ella y resalta cómo su director compuso alguna que otra pieza dedicada a Montilla.

La del grupo Gran Capitán, dirigida por J. Gutiérrez Luque. La del grupo «José Priego» constituida por D. José Delgado en 1960 y de corta duración. También se crearon corporaciones de romanos con sus bandas de cornetas y tambores en las cofradías montillanas de Semana Santa: la del Nazareno en 1914 y la del Preso en 1930, que se fusionarán allá por los años sesenta. En 1981 comienza su andadura la banda «Unión Musical Cultural», dirigida por Antonio Jiménez Lao y figurando en algún momento con el nombre Agrupación Cultural de Montilla.

Ante estos datos del archivo municipal sólo cabe concluir que las procesiones en Montilla tuvieron siempre un papel preponderante y que los acompañamientos musicales por las bandas municipales estaban a la orden del día, a pesar de que ciertos sectores no terminasen de aceptar que se trataba de aficionados intentando sacar lo mejor de sus instrumentos y no «tocapitos» que engañaban a sus estómagos y a los oídos de quienes les sufrían y escuchaban. Fuentes: Archivo Municipal de Montilla

A partir de 1996 se autodenomina «Agrupación Musical La Unión» que al año siguiente estrena como director a Miguel Estepa Gutiérrez, biznieto y nieto de directores de la banda municipal de música desde el año 1927 hasta el año 1965, continuando la saga familiar hasta el día de hoy. Y en 1986 surge la Centuria Romana Munda, también de carácter particular y que alegra los días de nuestra semana santa con unos desfiles realmente exquisitos. Como hecho insólito se recuerda la presencia de la banda del 2º regimiento de zapadores minadores, dirigida por Pascual Marquina, en el jueves santo del

Batallón infantil del Colegio Salesiano, h. 1915 (Archivo AA.AA. Salesianos).


39

Juan Antonio Prieto Velasco Doctor en Traducción e Interpretación

Humanismo

La Biblia Políglota Complutense de Cisneros Libri Veteris et Noui Testamenti multiplici lingua impressi

El Renacimiento español ha dado a la historia y cultura hispánicas figuras de la talla de Gonzalo Fernández de Córdoba, en lo militar; san Juan de Ávila, doctor de la Iglesia Universal, en la mística y el ascetismo; o Francisco Jiménez de Cisneros, cardenal arzobispo de Toledo y primadode España, en el humanismo español en su más ampliosentido. Este último guarda una relación con la figura de dos ilustres montillanos: el Gran Capitán, que lo es de cuna, y san Juan de Ávila, de adopción. El cardenal Cisneros, confesor de la reina católica, y tras la muerte de Isabel y de Fernando, regente de Castilla hasta la proclamación de Carlos I, fue el principal impulsor de algunas campañas militares del Mediterráneo encaminadas a desmantelar los puertos de los que partían las incursiones berberiscas del norte de África, como Mazalquivir (hoy Mers ElKebir), campaña en la que el Gran Capitán jugó un papel determinante para la posterior conquista de la vecina plaza de Orán (en Argelia).

ilustres como Quevedo, Vallés de Covarrubias, Nebrija, Lope de Vega o Jovellanos. El proyecto educativo de Cisneros caló hondo en Juan de Ávila, quien más tarde, en 1542 fundaría la Universidad de Baeza gracias a una bula del papa Pablo III datada en 1538. El estudio de las Sagradas Escrituras fue otro punto de unión entre ambos personajes, ya que dedicaron gran parte de sus vidas a avivar su conocimiento: san Juan de Ávila a través de su obra, prédica y sermones; Cisneros a través de la edición de la primera biblia políglota completa: la Biblia Políglota Complutense, entre 1514 y 1517, de la que ahora se cumplen 500 años.

El sueño de Cisneros era la conquista del norte de África para la Corona española y el cristianismo. Por su parte, la relación con el maestro Ávila no fue personal ni directa, pero la figura de Cisneros y su visión humanística forjaron la personalidad de san Juan de Ávila. Cisneros fundó en 1499, gracias a la concesión de una bula pontificia por Alejandro IV, la primera universidad moderna de España en Alcalá de Henares, a partir del Estudio General que ya existía en la localidad madrileña desde hacía dos siglos. En ella realizaron sus estudios santo Tomás de Villanueva, san Ignacio de Loyola, san Juan de la Cruz, san Juan de Ávila y hombres de letras y ciencias tan

Philippe Bigarny. El cardenal Cisneros (s. XVI in.). Talla. Alabastro policromado. 33 x 25,5 cm. Madrid. Colección Patrimonio Artístico. Universidad Complutense de Madrid.


40

Una biblia políglota reúne «los textos bíblicos en muchas lenguas, es decir, el texto original, hebreo y en pequeña parte arameo si se trata del Antiguo Testamento, griego en el Nuevo Testamento, acompañado de todas o algunas versiones antiguas en las que aquél fue difundido a lo largo de la historia de su transmisión» (Pérez Castro 1970: 513). La Complutense fue el magnum opus de Cisneros en la medida en que para el cardenal solo se podrían renovar los estudios universitarios desde la transmisión del conocimiento. La Biblia era pues clave desde el punto de vista del humanismo cristiano. La historia de la traducción bíblica se inicia en el momento mismo de la redacción y composición del canon sagrado; sin embargo, tras las primeras traducciones, como la Vetus Latina o la Septuaginta griega, fue san Jerónimo de Estridón quien con su traducción al latín vulgarlogró un mayor acceso a las Escrituras.

y la francesa Biblia de Olivetán o Biblia de los mártires (1535). El programadidáctico del cardenal Cisneros, iniciado con la fundación su universidad, contemplaba superar el sistema pedagógico de la Baja Edad Media con el fin de «formar a una generación de teólogos y políticos que llevaran a cabo una reforma de la sociedad, de la religión, del gobierno y de la monarquía y para eso creó un plan de estudios donde primaba la teología y el humanismo» (Achiaga 2014). De cara a la formación teológica a través del estudio erudito de la Bibliase propuso crear una biblioteca modélica como las de las universidades más prestigiosas del momento, París o Bolonia, que permitiera acceder a las Escrituras a quienes desconocían las lenguas originales dentro del ámbito académico,donde el latín era lengua vehicular.

Las biblias políglotas clásicas, como la Complutense de Cisneros; la de Heidelberg (1586);la de Amberes (o Regia, 1596), auspiciada por Felipe II, ola de Hamburgo (1596) son producto de la intelectualidad humanística del Renacimiento y sirvieron, muy especialmente la Complutense, de modelo para proyectos posteriores como la Políglota deParís, incoada por el cardenal Du Perron (1645) ola de Londres (1657), editada por el obispo anglicano de Chester Brian Walton. Sin embargo, estas versiones políglotas no incluyen traducciones a las lenguas vernáculas, sino nuevas versiones latinas traducidas directamente de los textos sagrados originales, o bien revisiones de la Vulgatajenonímica, como era la tónica en el s. XVI. Es cierto, no obstante, que es en esta época cuando aparecen las primeras versiones completas traducidas a las lenguas romances derivadas del latín vulgar, como la castellana Reina-Valera o Biblia del Oso (1569)

San Jerónimo. Óleo/lienzo del s. XVII conservado en la Ermita de Nuestra Señora de la Rosa.


41

contiene un diccionario hebreo y arameo, un glosario con las interpretaciones de las raíces de vocablos hebreos, arameos y griegos, una gramática hebrea y un índice latino para el diccionario. El fin era claro: editar un texto lo más depurado lingüísticamente que lo dotase de la mayor veracidad,digno heredero de la hebraica veritas perseguida por San Jerónimo. Según comentaba Nebrija no se trataba de enmendar la plana al Espíritu Santo corrigiendo los libros sagrados, sino de limpiar lo que el Espíritu Santo escribió de las manchas con que lo han afeado libreros y copistas (Carbajosa2014:19). El propio Cisneros relata al papa León X en una carta incluida en la Políglota Complutense que «muchas son las razones que nos han impulsado a imprimir el texto original de la Sagrada Escritura.

Portada de la Biblia Políglota Complutense.

Con ese espíritu humanista,en 1502, se embarcó en la enorme empresa de realizar una crítica filológica para compilar una biblia políglota que recogieralos textos sagrados originales junto a su traducción latina. La Políglota Complutense presenta hasta tres columnas con el Antiguo Testamentoen hebreo en la exterior, la Vulgatade San Jerónimo en la central y la Septuaginta griega en la interior (con traducción latina interlineal). Además de estas tres lenguas, cada página del Pentateuco, incluye en el tercio inferior el texto arameo (el TargumOnkelos) y su traducción al latín anexa. La Políglota fue concebida con una finalidad enimentemente didáctica en la que el latín era la llave para comprender los textos griegos, hebreos y arameos. A modo de ayuda, el sexto volumen

En primer lugar, porque ninguna versión puede trasladar fielmente toda la fuerza y propiedad del original, principalmente cuando se trata de la lengua en que Dios mismo ha hablado, cuyas palabras están, por decirlo así, preñadas de sentidos y llenas de misterios que sólo pueden vislumbrarse o conocerse a través del original en que las Sagradas Escrituras fueron escritas» (cf. Pérez Castro 1970: 515). Esta justificación cobra sentido desde el punto de vista teológico, de acuerdo con el cual las Escrituras constituyen la Palabra de Dios tal como ha sido consignada por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo; no obstante, desde el punto de vista traductológico, existía la necesidad de corregir y revisar las traducciones previas, a menudo corrompidas, a excepción de aquellos pasajes que estuvieran apoyados por el testimonio de manuscritos antiguos, en tanto en cuanto el cardenal «era plenamente consciente del deterioro que habían sufrido las textos sagrados a través de las diferentes versiones que a lo largo del tiempo se produjeron en hebreo, griego y latín» (Monreal Pérez 2010: 219).


42

Brocar)una tirada de 600 ejemplares en seis cuidados volúmenes de los que consta la existencia de 123. Tipográficamente, la Biblia Políglota Complutense está considerada una obra maestra, en particular por la complejidad de su diseño, debida a la laboriosa alineación en paralelo de las columnas y a la coexistencia en una misma página de distintos alfabetos a distintos cuerpos. Así, el texto de la Vulgata está en letra gótica, el griego del Antiguo Testamento en cursiva, y el del Nuevo Testamento en minúscula. Dado que la imprenta no había llegado a Castilla hasta 1472, no existían aún por aquel entonces tipos con caracteres griegos, hebreos ni arameos, por lo que Brocar, mandado llamar por Cisneros desde Logroño en 1511, hubo de tallar y fundirex profesolos tipos griegos más valorados estéticamente y que sirvieron de modelo para la Biblia Regia (Martín Abad 2014). Primera página del Génesis cuatrilingüe.

Así, el principal criterio traductológico era acudir a las fuentes originales de los textos—estén en hebreo, arameo o griego—, y desde éstas hacer las correcciones en latín. Para lograrlo, Cisneros no reparó en gastosfinanciando, según el prólogo, «magnislaboribus et expensis1» la compra y la adquisición en préstamo de preciados códices latinos, griegos, hebreos y caldeos de los que se sirvieron los traductores, algunos traídos de la mismísima Biblioteca Vaticana, otros desde Florencia, Venecia o Rodas2 (de Andrés 1974; VV. AA. 2013). Apenas medio siglo después de que Gutenberg inventara la imprenta, salió del taller del impresor de probable origen francés ArnaldusGuilliermus de Brocario(castellanizado Arnao o Arnaldo Guillén de

La impresión del Nuevo Testamento terminó en 1514, mientras que la del Antiguo Testamento se prolongó hasta 1517, si bien no se distribuyó hasta 1520, tras la muerte de Cisneros, cuando se concedió la autorización de Roma, puesto que Erasmo de Rotterdam, que también publicó en 1516 su Nuevo Testamentobilingüe en latín y griego, habría obtenido del Papa una licencia exclusiva de publicación por cuatro años, privando a la obra complutense de convertirse en editioprinceps. Logró Cisneros ver culminado este proyecto, aunque no alcanzó a ver su repercusión, ya que le sobrevino la muerte en 1517 cuando se dirigía a recibir al príncipe Carlos, futuro Carlos I,procedente de Flandes, donde había sido proclamado rey de Castilla y Aragón. Cisneros se erigió no solo como impulsor, sino como director científico, de un ambicioso trabajo de corte filológico en el que participaron eminentes hebraístas, como los cristianos nuevosPablo Coronel, Alfonso


43

de Zamora y Alfonso de Alcalá, que se dedicaron a los textos hebreos del Antiguo Testamento; helenistas, como Diego López de Zúñiga, Hernán Núñez de Guzmán, Demetrio Ducas y Juan de Vergara, que se dedicaron a los textos griegos del Nuevo Testamento, e incluso Antonio de Nebrija, autor de la Gramática castellana, que abandonó prematuramente su trabajo de cotejo y revisión de diferentes versiones de la Vulgata por negarse Cisneros a que aquel ofreciera una nueva traducción latina (García-Jalón de la Lama 2013). Este plantel de eruditos trabajó durante unos 20 años en el conocido Patio Trilingüedel Colegio Menor de San Jerónimo de la Universidad de Alcalá de Henares, en la que también ejercieron como profesores por el deseo del cardenal de que trasladasen a las aulas su experiencia en el proyecto bíblico cisneriano. Dado que muchos de estos filólogos eran judíosconversos, la Biblia Políglota de Cisneros acabó, a la muerte de este, en el Indexlibrorumprohibitorum toda vez que la Orden dominica se hizo con el control de la Inquisición.

El periplo que inició entonces la Políglota Complutense es controvertido, pues se dice que el escaso centenar de ejemplares conocidos que se conservan son los que pudieron salvarse del naufragio del barco en que el impresor Brocar trataba de llevarlos de Valencia a Roma para conseguir el visado y autorización del romano pontífice. Esta irreparable pérdida fue la que incitó a Arias Montano, con el patrocinio de Felipe II, y gracias a muchos de los códices recopilados por Cisneros, a reeditarla entre 1568 y 1572 en lo que llegaría a ser la Biblia Políglota de Amberes o Biblia Regia. Sin embargo, recientes hallazgos realizados con motivo de la exposición V Centenario de la Biblia Políglota Complutense. La Universidad del Renacimiento. El Renacimiento de la Universidad apuntana que en aquel navío solamente viajaban unos cien ejemplares, por lo que los restantes 500 habrán de estar repartidos por todo el mundo, en bibliotecas o en colecciones privadas.

Imagen del Patio Trilingüe del Colegio Menor de San Jerónimo de la Universidad de Alcalá de Henares.


44

La relevancia del texto complutense es mayúscula si se tiene en cuenta, por un lado, que el Nuevo Testamento sirvió de base para que Erasmo de Rotterdam, icono del humanismo europeo, publicara dos años más tarde, en 1516, suTextusReceptus, base a su vez para el Nuevo Testamento de la Biblia del Rey Jacobo(1611); por otro, sirvió de inspiración para obras posteriores como la Biblia Regia antes referida. De hecho, recientemente, con motivo del V centenario de la publicación de la Políglota Complutense, algunos expertos han reivindicadoque el descubrimiento de los manuscritos del Mar Muerto pone de manifiesto que la Biblia Complutense es de mayor calidad de lo que se había considerado, dado que detalles que habían sido tenidos como errores, inventos o ignorancia no eran tales, sino que los editores complutenses estaban reproduciendo contenidos de manuscritos que se perdieron. En definitiva, tres parecen haber sido las contribuciones que ha legado la Políglota Complutense según Monreal Pérez (2010: 223): en primer lugar, la reivindicación de las lenguas originales de los textos sagrados para corregir las imprecisiones que se hubieran producido en las sucesivas traducciones; en segundo lugar, el retorno a las fuentes clásicas como principal criterio de traducción, propio del espíritu humanista cristiano del Renacimiento; en tercer lugar, la erección del principal monumento editorial, filológico y teológico de la monarquía católica española.

Referencias Achiaga, Paula (2014). «500 años de la primera Biblia Políglota». El Cultural. Disponible en: http:// www.elcultural.es/noticias/letras/500-anos-de-laprimera-Biblia-Poliglota/7084. [Último acceso: 19/02/2015].

Andrés, Gregorio de (1974). «Catálogo de los códices griegos de las colecciones Complutense, Lázaro Galdiano y March de Madrid». Cuadernos de Filología Clásica, vol. VI, pp. 221-249. Carbajosa, Ignacio (2014). «A los 500 años de la Biblia Políglota Complutense». En Carbajosa, Ignacio y García Serrano, Andrés (eds.). Una Biblia a varias voces. Estudio textual de la Biblia Políglota Complutense.Universidad San Dámaso, Madrid, pp. 15-44. García-Jalón de la Lama, Santiago (2013). «¿Qué Biblia usó San Juan de Ávila». En Aranda Doncel, Juan y Llamas Velas, Antonio (eds.). San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia. Actas del Congreso Internacional. Córdoba-Montilla 25-28 abril 2013. Córdoba: Diputación de Córdoba, pp. 315 - 326. Martín Abad, Julián (2014). «Cisneros y Brocar: una lectura tipobibliográfica de la Políglota Complutense». En Carbajosa, Ignacio y García Serrano, Andrés (eds.). Una Biblia a varias voces. Estudio textual de la Biblia Políglota Complutense.Universidad San Dámaso, Madrid, pp. 45-92. Monreal Pérez, Juan Luis (2010). El desarrollo de las lenguas vernáculas, el uso de la lengua y el arte de traducir en la tradición humanista renacentista y en el humanismo reformador europeo. Tesis doctoral. Universidad de Murcia. Pérez Castro, Federico (1970). «Biblias Políglotas y versiones no españolas de la Biblia». ScriptaTheologica, 513-547. VV. AA. (2013). Preparando la Biblia Políglota Complutense: los libros del saber. Ser vicio de Publicaciones de la Universidad Complutense de Madrid.


45

María Gallo Salazar Vocalía de Evangelización y Acción Social

Caridad

Montilla te necesita El Comedor Social San Juan de Ávila es uno de los frutos del Trienio Jubilar otorgado a Montilla por el papa Benedicto XVI, con motivo del nombramiento de San Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia Universal. Con la puesta en marcha de este comedor, se pretende dar respuesta a las diferentes necesidades que han surgido en numerosas familias de nuestro pueblo, debido a la crisis económica y social que estamos atravesando desde hace ya varios años.

En estrecha colaboración con los Servicios Sociales y las cuatro Cáritas Parroquiales de Montilla, se prevé atender a cerca de 80 personas cada uno de los días que funcione dicho comedor. Está previsto abrir los lunes, martes y miércoles de cada semana, con una posible ampliación si fuera necesario. Uno de los pilares fundamentales son los voluntarios, que colaborarán en las tareas diarias necesarias para su correcto funcionamiento: recogida de los alimentos, elaboración y reparto de las comidas a los usuarios, recogida, limpieza… El Comedor Social San Juan de Ávila, que se encuentra en la Plaza de Ángel Sisternes, antigua Casa de Cáritas, dispone de un salón comedor, cocina, cámaras frigoríficas y todo el material necesario para el correcto mantenimiento de los alimentos, así como para prestar el servicio adecuado a sus usuarios. Es, sin lugar a dudas, un proyecto solidario de gran envergadura, que sólo podrá salir adelante con la colaboración y la ayuda de todos.

En la sede de Cáritas de la Parroquia de Santiago está ubicado el comedor social.


46

Ya han sido muchas las empresas, comercios, cofradías y asociaciones, además de particulares que se han sumado a este proyecto humanitario, colaborando en la medida de sus capacidades. Entre ellos cabe citar a la Orden Hospitalaria de Malta, Banco Santander, CajaSur, Cooperativa de Ntra. Sra. de la Aurora, Cooperativa La Unión, Eroski, Panadería Manuel Bellido e hijos, Obrador San José, Farmacia Cabello de Alba, Ríos de Tela, Grupo de Teatro La Columna, Clínica Doggos, Escolanía San Juan de Ávila, Colegio La Asunción, Agrupación de Cofradías y, cómo no, el Excmo. Ayuntamiento de Montilla. A toda esta relación de entidades, hemos de sumar otras tantas empresas y personas que de manera

El comedor cuenta con ochenta plazas como se puede apreciar en la imagen.

anónima trabajan, estando sólidamente implicados para que esta obra social logre su buen fin; a quienes, desde estas líneas, agradecemos el compromiso adquirido. Pero aún falta mucho por hacer. Por ello, si estás interesado en colaborar aún puedes unirte a este proyecto y trabajar desde diferentes ámbitos, bien como voluntario, para llevar a cabo las distintas tareas del comedor, o rellenando el formulario que aparece abajo, donde puedes hacer una donación mensual, destinada a sufragar los múltiples gastos del comedor.

Una instantánea de las instalaciones con las que cuenta el nuevo comedor.

Esperamos tu colaboración. Muchas gracias de antemano.


47


Vera + Crux 2015  

Revista de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Montilla

Advertisement