Boletín UR Ambiental Edición N.º 7 | 2021–2

Page 1

EDICIÓN N.º 7 | 2021-2 Agosto a diciembre de 2021

UR Ambiental

Boletín de noticias de los programas de Especialización en Derecho Ambiental y de Maestría en Derecho y Gestión Ambiental de la Universidad del Rosario.

Síganos en nuestras redes sociales @URambiental

Derecho y Gestión Ambiental (Universidad del Rosario) UR Ambiental

Saludo a nuestra comunidad académica A pocos días de que termine el 2021, quiero reiterar nuestro agradecimiento a los estudiantes, egresados y profesores de los programas de Especialización y Maestría en Derecho y Gestión Ambiental por haber alcanzado juntos exitosamente tantos sueños, metas y proyectos durante este año. Su compromiso y entrega para desarrollar con dedicación y rigor sus clases, investigaciones, conferencias, eventos y publicaciones sobre cambio climático, democracia ambiental, áreas protegidas y SINA, entre otros, son el sello que nos exalta y nos diferencia de otros escenarios de formación jurídico ambiental nacionales e internacionales. Gracias por la confianza en nuestros posgrados y por ser parte de esta gran familia Rosarista.

¡Les deseo un feliz y resiliente 2022!

Lina Muñoz Ávila Directora de los programas de Especialización en Derecho Ambiental y de Maestría en Derecho y Gestión Ambiental.


Por Fernanda Sánchez, abogada y periodista. Estudiante doctoral de la Universidad del Rosario.

Entre agosto y septiembre de 2021 se reunieron expertos nacionales e internacionales, convocados por el Foro Nacional Ambiental (FNA), quienes hicieron un balance acerca de los avances y retos del constitucionalismo ambiental en Colombia y su influencia en América Latina. En la primera reunión, expertos colombianos reflexionaron sobre la consolidación del constitucionalismo ambiental a través del articulado de la Constitución Política de 1991. Esto fue posible gracias al interés de la Asamblea Nacional Constituyente, explicó Iván Marulanda, exconstituyente, quien señaló que era trascendental defender los derechos colectivos y tener en cuenta los intereses de las provincias y las regiones. Juan Carlos Esguerra destacó la construcción de los derechos colectivos y haber pensado los derechos ambientales en función de la dignidad humana, que es un principio fundamental en un estado social de derecho como el colombiano. En la segunda deliberación, los académicos analizaron la función social y ecológica de la propiedad, una innovación introducida en el artículo 58 de la Constitución Política colombiana. Carlos Rodado Noriega sostuvo que estas funciones establecieron obligaciones, impusieron límites al ejercicio de este derecho y reafirmaron el deber de solidaridad con la sociedad. Por su parte, Óscar Darío Amaya destacó el rol de los jueces en la defensa de la función ecológica de la propiedad, ya que el estado social de derecho exige salir de la concepción individual del derecho subjetivo -con la incorporación de la función ecológicacomo respuesta a la explotación indiscriminada de los recursos naturales. El tercer encuentro giró en torno a la pregunta: ¿cuáles normas constitucionales requerirían desarrollo? María del Pilar García recalcó la relevancia del texto constitucional y su visión transformadora de Colombia. También señaló que es urgente desarrollar el principio contenido en el artículo 8 si se quiere que el desarrollo sostenible y el imperio de la ley ambiental

irradien todos los poderes públicos; asimismo, con respecto al artículo 79, dijo que debe avanzarse en la justicia ambiental. Igualmente, reflexionó acerca de la necesidad de darle vida a la Carta Política y no de reformarla. Rodrigo Uprimny resaltó el papel de la Corte Constitucional colombiana en materia ambiental e indicó que hace falta una buena regulación de los deberes del Estado respecto de las generaciones presentes y futuras y repensar el modelo extractivista. Entre tanto, Gloria Amparo Rodríguez sostuvo que es imprescindible la progresividad de los derechos reconocidos, el acceso a la justicia y el cumplimiento de la normatividad existente. Ratificar el Acuerdo de Escazú sería muy significativo para garantizar derechos tales como la participación e información, así como consolidar doctrina y legislación en la temática ambiental. El último encuentro congregó invitados de Chile, Ecuador y Venezuela. Ezio Costa, de Chile, se refirió al reto del proceso constituyente chileno para darle vida a una constitución ecológica debido a que este país es muy vulnerable al cambio climático y hay muchos conflictos socioambientales. En Chile, agregó, aspiran a consagrar como principios la justicia ambiental, ecológica, el deber de protección del ambiente, el buen vivir, entre otros y otorgarle derechos a la naturaleza y a los animales junto con el derecho al ambiente sano. Alberto Acosta relató su experiencia como protagonista del proceso constituyente ecuatoriano que redactó la Constitución de Montecristi de 2008. Afirmó que el proceso constituyente colombiano de 1991 fue referente para ellos. Recordó que los derechos de la naturaleza surgieron de los pueblos originarios y eso fue una gran innovación para el mundo; sin embargo, sostuvo que la constitución por sí sola no resuelve nada, que persisten retos como la búsqueda de la justicia social y ecológica. Finalmente, Allan Brewer señaló que la Constitución Política colombiana influyó en la redacción de la Constitución venezolana de 1999, pues esta recogió parte de su política de desarrollo ambiental y estableció como obligación del Estado proteger el ambiente. Ver evento


ACTIVIDADES Y EVENTOS 2021 – II

EDICIÓN N.º 7 | 2021 - 2

Algunas actividades y eventos que organizamos o en los que participamos

17 de agosto FilBo Digital 2021 Adquirir publicación

4 de noviembre Presentación del libro Gestión Ambiental Empresarial

Miércoles 25 y jueves 26 de agosto

Ver evento

II Encuentro de la Alianza de Clínicas Jurídicas Ambientales de Latinoamérica y El Caribe 2021. Más información

28 de octubre Los Jóvenes en la Agenda 2030 Ver evento

11 de noviembre Conversatorio de investigación en temas ambientales Ver evento

OPINIÓN Corte Constitucional, la última esperanza del pueblo raizal después del huracán Anamaría Sánchez Quintero, Grupo de Acciones Públicas. Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Rosario

Leer artículo


PUBLICACIONES RECOMENDADAS El rol de las instituciones nacionales de derechos humanos de América Latina en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

The landmark Escazú Agreement: An opportunity to integrate democracy, human rights, and transboundary conservation

Leer publicación

Leer publicación

La democracia ambiental y el Acuerdo de Escazú en Colombia a partir de la Constitución Ecológica de 1991

Gestión Ambiental Empresarial Leer publicación

Leer publicación

Revista de Divulgación Científica: Colombia y el cambio climático Leer publicación

El Acuerdo de Escazú sobre democracia ambiental y su relación con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible Leer publicación

RECONOCIMIENTO #ORGULLOROSARISTA

Tenemos el gusto de anunciar los ganadores de la convocatoria Premio a Manuscritos de Reflexión: Contribuciones a la Transformación Social-Ecológica en América Latina y el Caribe. Se recibieron un total de 38 propuestas de diferentes partes del territorio nacional y de América Latina. El jurado evaluador estuvo compuesto por los representantes de las organizaciones aliadas y algunos miembros del comité académico del Foro Nacional Ambiental. Tras varias deliberaciones de evaluación ciega, el jurado llegó a la decisión de declarar como primer puesto al trabajo titulado: ¿Cómo llegamos a la crisis socialecológica actual y cómo podríamos salir de ella?: volver a la utopía. Autores: Luisa Fernanda Madrid Gómez, magíster en Derecho y Gestión Ambiental de la Universidad del Rosario y Christian David Torres Salcedo, candidato a magíster en Derecho y Gestión Ambiental de la Universidad del Rosario.


NUESTRO COLUMNISTA INVITADO

Ediciones anteriores del boletín Léalas aquí

Nutrición Sostenible Por: Camilo Prieto Valderrama, Profesor de la Maestría en Derecho y Gestión Ambiental.

2018-2

En el año 2021 existe una pregunta ante la cual la ciencia y la ingeniería siguen buscando repuestas ¿Cómo alimentar a la humanidad sin depredar el planeta? Este cuestionamiento no tiene un enfoque catastrofista sino que busca confrontar un problema serio derivado de los datos que los diferentes estudios han ido presentando. Cada vez que los seres humanos nos sentamos a comer los flujos de materia y energía varían en el planeta. Cerca del 30% de la emisión anual de gases efecto invernadero de origen antropogénico están relacionados con la producción de alimentos. Esta cadena productiva demanda energía, grandes extensiones de tierra y una gran presión sobre la biodiversidad marina para satisfacer los gustos y preferencias humanas. Según los cálculos demográficos de las Naciones Unidas, se espera que, para el año 2050, la población del planeta aumente de los aproximadamente 7700 millones a unos 9700 millones. Esto implica un aumento de la demanda calórica y de recursos energéticos necesarios para alimentar a los nuevos habitantes. Adicionalmente, a medida que las economías de los diferentes países incrementan sus ingresos, su demanda de proteínas aumenta particularmente en carne y pescado. Se espera que el consumo de carne en Asia, por ejemplo, crezca un 44% solo en la próxima década. Igualmente, las revisiones sobre desperdicio de alimentos (aquellos que terminan en la basura sin ser consumidos) evidencian una tasa del 44% , lo que refleja una alta ineficiencia en las cadenas de producción y distribución. El número de

animales de granja se disparó durante el siglo XX y en la actualidad más de 20000 millones de pollos, 1500 millones de cabezas de ganado vacuno y 1000 millones de ovejas forman parte del inventario en los diferentes centros de producción mundial. La evidencia científica describe cómo la cría de animales para consumo humano tiene un importante impacto ambiental a escala global. En efecto, alrededor del 50% de la tierra habitable del planeta está dedicada a las actividades agropecuarias y, de esta área, 77% es usada para el pastoreo de ganado, el cual aporta solo el 18% del total de la oferta calórica global. Así mismo el 71% de las poblaciones de tiburones y rayas marinas han disminuido en los últimos 50 años por causa de la sobrepesca. Es fundamental que el conocimiento que la humanidad ha ido adquiriendo sobre las ineficiencias y diversos impactos de la producción de alimentos sea tenido en cuenta tanto por los gobiernos, los consumidores y los productores. Nos encontramos en un momento de la historia de la humanidad donde el desafío de la alimentación no se puede reducir al problema de satisfacer los gustos y preferencias humanas dejando de lado asuntos como la desnutrición y la sostenibilidad. Necesitamos marcos regulatorios que estimulen la producción sostenible de alimentos y que ajusten el estándar ambiental a la medida de las necesidades ecológicas de nuestro país.

2019-1

2019-2

2020 – 1

2020 – 2

2021 – 1


Cada posgrado es una oportunidad de crecimiento y las oportunidades marcan el transcurso de su vida.

Inicie su posgrados en: Especialización en

Derecho Ambiental SNIES 4317

Formación interdisciplinaria que permite generar un diálogo en beneficio de la protección ambiental.

Inicie ahora

Maestría en

Derecho y Gestión Ambiental SNIES 106796

www.urosario.edu.co @JurisURosario

LO ÚNICO

imposible es aquello

que no intenta Encuentre diferentes alternativas y

FINANCIE SU POSGRADO

con nuestros aliados financieros.

Proyéctese y Trascienda Convenios • Descuentos • Apoyo Financiero *Aplican términos y condiciones.

@Juris_urosario

Cuenta con un enfoque del derecho ambiental que incorpora tres miradas: estatal, social y empresarial.

Inicie ahora