Profesiones 190

Page 32

PROFESIONES Y RSC

THE GLOBAL COMPACT

PROFESIONES Y RSC

32 g Profesiones

Una política transversal de cuidados Emiliana Vicente Presidenta del Consejo General del Trabajo Social Un nuevo modelo social basado en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres es completamente necesario y pertinente cuando nos encontramos en Occidente y en el siglo XXI. La corresponsabilidad en la conciliación personal, familiar y laborar es un requisito indispensable para tener en cuenta en este nuevo contrato social, con retribuciones equiparables para los/as profesionales que realizan las mismas labores, poniendo el foco en mitigar las arraigadas estructuras económicas que perpetúan la desigualdad, debiendo prestar mayor atención a la economía del trabajo de cuidado no remunerado, así como a las formas de compensarlo, reemplazarlo y profesionalizarlo. El cuidado ha de hacerse en corresponsabilidad, en una relación recíproca, mutua e igualitaria. Esto significa que todas las vidas tienen el mismo valor. Una sociedad que no se implique en corresponsabilidad, que no construya ni facilite espacios para el cuidado de la vida y de las personas, sigue siendo una sociedad injusta y dispar, más para unas que para otros. La multidimensional de los cuidados implica una perspectiva social de interdependencia y supone que todas las personas la sienten en unas u otras dimensiones y con una u otra intensidad; rompe la noción de dependencia/independencia/ autonomía; plantea que todas las personas hemos de cuidarnos en el día a día, que dependemos unas de otras en dimensiones heterogéneas, de distintas maneras y en diferentes momentos de nuestras vidas. Desde ese enfoque, los cuidados deben ser abordados por todos los sistemas de protección social y también por la propia persona con sus relaciones (afectivas, proveedoras de apoyo sociales) y con su entorno socio comunitario. Por lo tanto, a todos los sistemas y servicios de bienestar social les competen los cuidados ya que estos son transversales a todos los sistemas y servicios públicos de protección social. Entendemos que durante años se ha mantenido la acción de cuidar, circunscrita a la familia o a las instituciones centradas en los Servicios Sociales como aquellos que debían proveer de cuidados y de recursos a la población, distorsionando la visión benéfico-asistencial de este sistema. Es urgente una política transversal de cuidados en: Educación, Sanidad, Servicios Sociales, Garantía de Rentas, Vivienda y Empleo.

Avanzar en una sociedad igualitaria Para avanzar hacia una sociedad igualitaria debemos tener en cuenta los siguientes puntos: • Especial atención a la situación de vulnerabilidad de las familias monoparentales ante la falta de reconocimiento y de regulación explícita de medidas dirigidas a ellas. • La segregación laboral existe y son las mujeres en un alto porcentaje las encargadas de realizar las tareas de servicios a la comunidad, limpieza y cuidados, sufriendo las peores condiciones laborales y un índice de temporalidad muy elevado. • Las mujeres registran tasas más altas de pobreza relativa, carencia material severa, baja intensidad de empleo, pobreza extrema y, en general, están en peores condiciones en casi todas las variables relacionadas con el mercado laboral. • La pandemia ha dejado en evidencia que las violencias machistas se agudizan con la crisis. Las mujeres y los/as niños/as menores quedan encerrados/as al haberse quedado confinados/as con sus maltratadores, que se han sentido más impunes por los inconvenientes con los que la mujer se ha encontrado ante esta situación para abandonar el domicilio, romper la relación y dificultades para interponer denuncia. • La violencia de género también es una causa de pobreza. Los y las profesionales del trabajo social en servicios sociales trabajan en primera línea de acción asistiendo a muchas mujeres que son víctimas de violencia de género, con sus hijos e hijas menores de edad.

Algunas líneas estratégicas Por ello, se hace así mismo necesario legislar y desarrollar objetivos y medidas transversales y específicas sobre cuidados, para lo que proponemos avanzar en las siguientes líneas estratégicas: • Firme alianza por el Estado de Bienestar. Consideramos que se requiere de una Ley Integral Transversal de Cuidados, así como el desarrollo de un conjunto de políticas públicas que aborden de manera integral y transversal los cuidados, todo ello mediante un Pacto de Estado por los Cuidados. Colocar en la agenda pública el necesario compromiso político, social y profesional por el fortalecimiento, desarrollo y coordinación de los diferentes sistemas que sustentan el bienestar social y constituyen la base de la cohesión social. nº 190 g marzo-abril 2021